Está en la página 1de 9

 

  Unidad 2: El Yo Social

                                                                                        

En esta unidad se estudiarán tres aspectos interrelacionados del Yo


social, como primer punto el autoconcepto y la cuestión de cómo las
personas llegan a comprender sus propias acciones, emociones y
motivaciones, luego hablaremos
de la autoestima, que es el componente afectivo, y sobre cómo las
personas se evalúan a sí mismas y se defienden en contra de aquellos
que amenazan el autoestima y por último, abordaremos el tema de
autopresentación, una
manifestación conductual del Yo, y sobre la manera en que los
individuos se presentan ante los demás.

Por lo antes indicado recuerde que sus conocimientos previos son muy
importantes para la comprensión de los contenidos de esta unidad.

2.1 El Autoconcepto

Ponga mucha atención a la información que le proporciono, le ayudará a


comprender el tema y a ampliar sus conocimientos.
De acuerdo a los autores Kassin, Fein y Markus (2010) el concepto de
autoconcepto “es la suma total de creencias de un individuo en relación
con sus propios atributos personales”.

¿Qué es lo que conforma de manera específica el autoconcepto?

De acuerdo con Hazel Markus (1977), el autoconcepto está compuesto


de moléculas cognitivas denominadas autoesquemas: que son creencias
acerca de uno mismo que guían el procesamiento de información
individual y relevante para la persona. Los autoesquemas son para el
autoconcepto total de un individuo lo que las hipótesis
para una teoría o lo que los libros para una biblioteca.

Los ejemplos que le proporciono, le aclararán el tema que estamos


analizando.
Ejemplos:
“Soy una persona sociable”
“Puedo resolver cualquier problema”
“Soy poco atractivo”
Yo soy “bueno” o yo soy “malo”.

Muchas cosas pueden inferir en estos ejemplos de autoconcepto, nos


permiten dirigir la atención hacia nosotros mismos, tanto de manera
consciente como inconsciente.

Una vez que ha terminado con el análisis de este tema, continuaremos


con el siguiente tema de estudio.

2.1.1. Elementos del autoconcepto

Es evidente que el Yo es uno de nuestros objetos centrales de atención,


recientemente los psicólogos sociales han marcado nuevos rumbos en
torno al esfuerzo de comprender el Yo Social. Las personas no nacen
pensando en sí mismas como seres temerarios, simpáticos, tímidos, o
extrovertidos.

Entonces, ¿de dónde surge el autoconcepto? A continuación, se le


presenta un organizador gráfico en donde se enuncian los elementos
básicos del mismo.
Figura 3. Elementos del Autoconcepto
Fuente: Kassin Saul, Fein Steven y Markus Rose Hazel. (2010). Psicología social. Col. Cruz Manca, Santa Fe
Elaborado por: Guevara M, S. (2018)

Estos cinco elementos son relevantes en el proceso del autoconcepto,


por la importancia que tienen en las creencias de un individuo.
Como puede ver, hemos recordado los elementos del autoconcepto que
nos indican sobre las influencias, introspección, percepción y los
recuerdos de las personas.
Si le resulta interesante el tema, puede ampliar la información
consultando otras fuentes bibliográficas (textos o internet) inherente al
tema.

Sigamos con otro tema igual de interesante que los anteriores.

2.2. Autoestima
Antes de analizar este tema que es de gran importancia, les comparto una frase muy interesante
y les invito a reflexionar sobre ella.

“No te compares con nadie, ten la cabeza bien alta y recuerda, no eres ni mejor ni peor;
simplemente eres tú y eso nadie lo puede superar”. (lopensaste.tumbir.com)

Con esta reflexión, iniciamos el estudio de la autoestima con la siguiente definición:

“Componente afectivo del Yo, conformado por las autoevaluaciones positivas y negativas de
las personas.”

Con seguridad, esta información le brindó una panorámica general del tema, sin embargo, para
conocer en detalle cómo se define a la autoestima, veamos que nos dicen otros autores. A
continuación, el detalle de algunas definiciones que se han ido dando a través de los años:

DEFINICIONES DE AUTOESTIMA

 Para Block y Robins la autoestima es «el punto en el que uno se percibe a sí mismo
como relativamente próximo a ser la persona que uno quiere ser y/o relativamente distante de
ser la clase de persona que no quiere ser, con relación a las cualidades personales que valora
tanto positiva como negativamente» (1993, p. 911).

 Nathaniel Branden (1994), uno de los especialistas en el estudio de la autoestima la


define como la experiencia de ser aptos para la vida y para las necesidades, y aunque considera
que esta definición aún se puede perfeccionar, también la define como:
La confianza en tu capacidad de pensar y de enfrentar los retos que la vida te presenta.

La confianza de tu derecho a la felicidad, de ese sentimiento que te dignifica y te hace


merecedor de valorarte a ti mismo como persona, y las aportaciones que haces al mundo
como tal.

 Martin (2003) define la autoestima como “un concepto, una actitud, un sentimiento, una
imagen y está representada por la conducta. Es la capacidad que tenemos con dignidad, amor y
realidad”.

 “La autoestima es el sentimiento de aprecio o de rechazo que acompaña a la valoración


global que hacemos de nosotros mismos. Esta autovaloración se basa en nuestra percepción de
cualidades concretas, como la habilidad para relacionarnos con los demás, la apariencia física,
los rasgos de nuestro  carácter, los logros que alcanzamos o las cosas materiales que
poseemos”. (Rojas, 2008).
Luego de leer las definiciones de los autores, es muy probable que surjan en usted algunos
cuestionamientos en relación a lo que es autoestima, estos conceptos le pueden llevar a las
siguientes preguntas.

2.2.1. La necesidad de la autoestima.

¿A qué se deberá que nuestra necesidad de autoestima sea tan fuerte como si fuera el alimento,
el aire, el sueño o el agua que requerimos para vivir?

Para responder a esta interrogante existen dos respuestas psicológicas.

Como ejemplo para entender mejor la necesidad de autoestima: Si de pequeños y de jóvenes no


hemos recibido un grado suficiente de reconocimiento de nuestro entorno, que nos haya
permitido interiorizarlo para amarnos y sentirnos razonablemente seguros y fuertes,
difícilmente disfrutaremos de una buena autoestima, pero seguro que podemos trabajar para
conquistarla.

La autoestima es una cuestión de grado, tener una baja autoestima no es determinante, si no


reversible, y podemos aprender a mejorarla o a construirla.

Una vez que tenemos claro este apartado es importante que, durante el estudio de cada uno de
los temas propuestos en esta unidad, revise las figuras que se muestran, en este caso la figura 5,
en ella se sintetiza la necesidad de la autoestima, la que se encuentran en el texto básico en el
capítulo que estamos estudiando.

Luego de este análisis, vamos a continuar con otro subtema.

2.2.2. Teoría de autodiscrepancia

La autoestima puede definirse mediante la correspondencia entre cómo nos vemos y cómo
queremos vernos a nosotros mismos. Grandes autodiscrepancias se encuentran asociadas a
estados emocionales negativos.

Entre las características de esta teoría tenemos:

 Las discrepancias entre el Yo real y el Yo ideal están relacionadas con sentimientos de


decepción y depresión.

 La discrepancia entre el Yo real y el Yo moral se relacionan con la vergüenza, la culpa


y la ansiedad.

 Estas características son muy fáciles de comprender, sin embargo, visualicémoslos en la


siguiente imagen.
¿Qué les pareció el tema?, interesante, ¿verdad?

Para ampliar sus conocimientos respecto al subtema en cuestión, le sugiero revisar el texto
básico. Le será de gran ayuda para comprender las características de la autodiscrepancia.

Avancemos con otro tema. Recuerde con ánimo y motivado, pensando en la importancia que
tienen estos contenidos para su profesión.

2.3 ¿QUÉ ES AUTOPRESENTACIÓN?


Si no recuerda el concepto de autopresentación, no se preocupe, ahora
lo vemos:

“La autopresentación, es el proceso mediante el cual tratamos de


encarnar lo que los demás piensan de nosotros, y lo que pensamos de
nosotros mismos”. (Schlenker, 2003)

Entonces, podríamos definir la autopresentación como la estrategia que


es utilizada por las personas para determinar lo que los otros piensan de
ellas.
¿Qué le parece esta definición? Compártanos su respuesta, sería muy
interesante estar al tanto de su opinión.

Trate de responder la pregunta expuesta, apoyándose en los


conocimientos e ideas que ya posee sobre el tema. Sería importante que
nos comparta su criterio.

Verdad que es muy fácil responder esta pregunta. Hágalo usted puede.

Bien, con la respuesta que usted dio, en el organizador gráfico que se


presenta, le comparto otras definiciones de algunos autores, con la
finalidad de que usted contraste con el concepto que proponen los
autores del texto. Veamos

DEFINICIONES DE AUTOPRESENTACIÓN
Buss y Brigss (1984) explican la autopresentación como el pretender o
proyectar una imagen distinta de lo que somos.

Baumeister (1982) sostiene que realizamos la conducta de


autopresentación con el único fin de agradar a la audiencia o de hacer
que nuestra imagen pública equivalga a nuestro yo ideal.

Kimble et al (2002) manejo de impresiones; es la conducta cuyo fin es


proyectarnos bajo una luz positiva.

Sabe, lo interesante del tema es que usted vaya descubriendo algo más
de la autopresentación. A continuación, le presento un organizador
gráfico con aspectos muy interesantes que hacen referente a las
motivaciones generales de autopresentación y que servirán para
comprender de mejor manera la temática. 
 AUTOPRESENTACIÓN ESTRATÉGICA :   Consiste en nuestros
esfuerzos por dar la vida a las impresiones ajena de maneras específicas
que nos permitan obtener influencia, poder, simpatía o aprobación.

 AUTOVERIFICACIÓN: El deseo de que los demás nos perciban de


la misma forma en que nosotros lo hacemos.

 AUTORREGULACIÓN: Tendencia a modificar la conducta en


respuesta a la autopresentación, frente a una situación determinada.

Para desarrollar las actividades recomendadas de esta unidad, remítase


al texto básico y otras fuentes bibliográficas que se encuentran en la
bibliografía complementaria. Esta revisión también le servirá para
profundizar los contenidos y ampliar sus conocimientos.

Muy bien, con los aportes que dará al desarrollar las actividades, hemos
concluido con el estudio de la unidad dos. Espero que los temas y
subtemas abordados le permitan comprender El Yo Social.

También podría gustarte