Está en la página 1de 11

COMPARTIR Y DEPARTIR CON NIÑEZ Y ADOLESCENCIAS

(Retos Para El Desarrollo De La Nación 2018)

Por: Jesús Guerra Sánchez

Los Estados Partes garantizarán al niño que esté en condiciones de formarse un juicio propio el derecho de expresar su opinión libremente en todos los

asuntos que afectan al niño, teniéndose debidamente en cuenta las opiniones del niño, en función de la edad y madurez del niño. Con tal fin, se dará en

particular al niño la oportunidad de ser escuchado en todo procedimiento judicial o administrativo que afecte al niño, ya sea directamente o por medio de un

representante o de un órgano apropiado, en consonancia con las normas de procedimiento de la ley nacional.

Artículo 12 de la CDN

RESUMEN

INTRODUCCIÓN

Quiero agradecer primero a la Maestra Karina Licona la posibilidad de invitarme a


compartir mis ideas y trabajo ante compañeras y compañeros de la Universidad. A la
Universidad misma por la posibilidad de retomar estudios académicos en un momento de
mi vida que pensé que ya no podría suceder. A mi familia por acompañar y sostener el
viaje. A Circe y a Inti tripulantes de mi Argos.

De lo que se trata en este comentario, que estoy por iniciar, es poner en la cuerda
floja los decires de este Artículo 12 de la Convención de los Derechos del Niño. Exponer
la práctica dialógica que impera en el campo de juego de las contradicciones intestinas
entre los organismos: Gobierno del Estado de Morelos –saliente- y sus dependencias de
Cultura, Talleristas/Promotores de Cultura Infantil y Niñez (y sus representaciones). Y la
pregunta inquietante e incierta ante el viejo/nuevo escenario que presenta la política
reciente es: ¿Podrán estos tres organismos generar un cuerpo de pensamiento que
articule la intención de vida homeostática, cuyo lenguaje tiene un ethos de “Torre de
Babel”?

Cuando Habermas expone, que el Lenguaje común; es conditio sine qua non es
posible llegar a acuerdos y consensos, seguramente no conocía el sistema de relaciones
que aquí se va a exponer. Aunque el Estado de Morelos –socialmente- tenga normas que
articulan -o condicionan- el contrato social. Es importante hacer ver que la Ética del
Discurso que propone Habermas, es una materia aún embrionaria, que aparece apenas
hace muy poco en Francia. Es entonces que Europa comienza a cuestionarse la
necesidad de tomar en cuenta la opinión y argumentación de todos los sectores
involucrados en un tema en específico. La meta del Maestro alemán es generar una
Democracia deliberativa y desarrollar un pensamiento Crítico y hasta Antagónico con la
Democracia Representativa. Para eso, sin embargo, se requiere estar en igualdad de
circunstancias, tener una Ciudadanía Sustantiva en donde cada individuo se reconozca
como: zoon politikon o zoon logon ekhon y además con la personalidad jurídica necesaria
para vivir en sociedad. De lo contrario es un aneu logou, un sin voz… Un “Infante” del cual
hablaré posteriormente.

¿Qué se necesita para tener una participación eficiente y eficaz? Primeramente


ser reconocido. Pertenecer para ser, formar y tener parte. ¿Los tres actores involucrados:
Gobierno-Niñez-Talleristas se reconocen entre sí? ¿Es la relación a tal grado asertiva
como para poder articular y armonizar una Ética del Discurso; que ayude a generar una
operación óptima en la manera de relacionarse, el Gobierno Estatal y su planta de
Talleristas de Arte? ¿Están los Talleristas de Arte en condiciones laboral y
ontológicamente aceptables como para hacer intervenciones con la diversidad de la niñez
en los municipios de Morelos, México? ¿Qué significa ser un Tallerista de Arte en
contextos comunitarios? ¿La niñez y adolescencias tienen injerencia en las decisiones
que se toman en cuanto a política pública? ¿Las políticas públicas promueven la
participación de las niñas, niños y adolescentes o simplemente las ven como receptáculos
de asistencia en condiciones de inferioridad cualitativa? “Infante”, “Menor”, “Chico” son
palabras que aún hoy se siguen utilizando por los funcionarios encargados de satisfacer
los Derechos enunciados en el Artículo 12 de la Convención de los Derechos del Niño.
Principalmente las dependencias de Salud, Educación y Seguridad Pública. Aunque ya se
hace hincapié en el rimbombante –pero necesario- lenguaje incluyente, la teoría no ha
hecho cuerpo en las prácticas de intervención comunitaria como a las que se podría
llegar.

Tenemos Comunidades de Comunicación dentro y fuera de la Institución que


dialogan sin traductor o en franco antagonismo. Islas que no logran hacer archipiélago.
Existen también asesoras que han dedicado buena parte de su vida al intento de dar
cuerpo de conocimiento al tema de Participación Infantil (sic) y Cultura de Derechos,
como la Licenciada en Comunicación Social María Morfín (diseñadora de La Jugarreta
Asociación. Civil) y la Pedagoga Edaena Mata (directora de contenidos en Canal 11 niños
del Instituto Politécnico Nacional). Pero la pregunta continúa en el aire: ¿Podrán el
Gobierno del Estado de Morelos, los Talleristas de Arte y la diversidad de la Niñez
generar un cuerpo de pensamiento que articule la intención de vida homeostática, cuyo
lenguaje tiene un ethos de “Torre de Babel”? Se antoja la imagen de Sísifo levantando la
gran roca, hasta la cumbre del Acrocorinto, para describir el intento de lograrlo... Este
viejo/nuevo cambio sexenal da para retomar la cuesta de nuevo. Sin más… Comienzo.

CUERPO

El proyecto de implementación que escogí a partir del trabajo de diagnóstico en la


primera etapa de investigación de las Prácticas Profesionales lo denominé: “Compartir y
departir con niñez y adolescencias”. Cuyos objetivos eran: “Diseñar un instrumento que
describa las funciones de Talleristas de Arte en contextos específicos, con el fin de
clarificar el marco normativo y operativo en los momentos de intervención comunitaria con
niñas, niños y adolescentes”. Cuando lo pensé y planteé, lo hice desde mi posición de
Tallerista de Arte. Pensando en la falta de un protocolo o manual de acciones, que
generara una asertivación en el desempeño de los talleristas de arte; en sus
intervenciones en diversos contextos.

Pero ya en la parte de la implementación y mientras más me sumergía en el


organismo institucional, iba identificando el nivel de carencias en la claridad del modelo de
participación, sobre todo, en talleristas nuevos y también en la ausencia de un cuerpo de
conocimiento que ayudara a actuar en casos de contingencias (el terremoto fue una
enseñanza forzosa que aún no se ha sistematizado).

Alcancé a ver también el tinglado formal de la Secretaría de Cultura del Estado de


Morelos y sus dependencias, programas y proyectos, así como la relación que guardaban
con la Secretaría de Gobierno y Hacienda. Ya no decir la relación sui géneris con el Plan
Estatal de Desarrollo. Pugnas intestinas en asuntos como destinación y liberación de
recursos. La contradicción de operar programas y proyectos -ya comprometidos con la
población y con la planta laboral de talleristas- sin recurso monetario liberado y la
problemática que se presenta con talleristas de arte trabajando sin contrato y con pagos
que tardan incluso hasta un año en ser depositados. Programas como el de Formación
Artística en Municipios o el de Desarrollo Cultural Infantil (“Visitas Escolares”, “Sabatinos
Interminables”, “Verano Vecindad” o “Verano Activo” y los “Comunitarios”) operando con
alfileres, no por falta de voluntad de talleristas o funcionarios de las direcciones, sino por
el abominable aparato burocrático imperante. Recurriendo así, la Secretaría de Cultura al
“amor a la camiseta” de Talleristas de Arte que no quieren dejar morir el ya muy vulnerado
proyecto: “La Vecindad”. ¿Pero qué es la Vecindad? Les comparto:

Debo recordar primero que el CONACULTA se transformó en la Secretaría de


Cultura de México y la Secretaría de Cultura Estatal, sustituyó al Instituto de Cultura de
Morelos. Además, esta nueva dependencia ha tenido varios cambios como por ejemplo la
desaparición de subsecretarías que se han transformado de Direcciones Generales y
Subdirecciones. “La Vecindad” opera desde 1996 con la Secretaría Federal a través del
programa “Alas y Raíces” y a nivel estatal es Subdirección de Desarrollo Cultural Infantil
subordinada a la Dirección General de Desarrollo Cultural Comunitario. En su historia ha
capacitado a más de 30 Promotores de Cultura Infantil de Morelos, donde se ha intentado
reflexionar sobre un Marco Conceptual y Teórico de las representaciones de la niñez,
desde un enfoque crítico. La Vecindad revisó participativamente metodologías para
implementar proyectos artístico-culturales. Su objetivo general fue, originalmente, detonar
espacios y tiempos para la exploración de una Democracia Participativa. Desarrollar
resiliencia en niñas, niños y jóvenes en situación de riesgo. La pretensión abarcadora que
enuncia Desarrollo Cultural Infantil de actuar en corresponsabilidad con asociaciones,
grupos, comités, colectivos y gobiernos municipales se fue enrareciendo. Cabe señalar
que el edificio que albergaba a este proyecto era una vieja vecindad –de allí su nombre-
que fue adquirida por el Gobierno del Estado de Morelos y entregada para los fines arriba
expuestos. Allí se comenzó a desarrollar este incipiente modelo de participación, que
incluso ganó un premio en Colombia por su trabajo. Se trataba de generar en la práctica,
una Habermasiana Ética del Discurso que sentara las bases para que la niñez y
adolescencias de Morelos, tuvieran una plataforma verdadera y real –desde las Artes
Escénicas, Visuales y la Literatura- esto, para ejercer ciudadanía sustantiva y una
democracia deliberativa. Tuvo un éxito tremendo un tiempo, pero por falta de
infraestructura de Gobierno, La Vecindad comenzó a albergar oficinas y de pronto tuvo
que compartir su sede con la Escuela de Iniciación Artística cuyo enfoque es convencional
de Educación para el Arte y estéticamente eurocéntrico. Después del temblor ambas
escuelas tuvieron que salir y ahora después de la remodelación, el proyecto de los
Talleristas de Arte de La Vecindad quedó olímpicamente fuera. Quedando sólo la Escuela
de Iniciación Artística. El Modelo de Participación quedó volando y con esto vulnerado el
Artículo con el que comienzo esta ponencia.
Hago un paréntesis para apuntar que mi relación con la Secretaría de Cultura
había sido como prestador de servicios de Talleres de Arte. Mi nuevo rol de practicante de
Desarrollo Comunitario, comenzó a generar un cambio en la percepción de otros
compañeros y también dentro de los funcionarios públicos. Ya desde la aplicación de los
instrumentos –que sólo buscaban recolección de expertise y datos generales y
paerticulares para análisis y sistematización- talleristas comenzaron a ver en mí a alguien
que ya estaba dentro de la institución y que “no iban a darle a la Secretaría ninguna
información”. Los datos que ofrezco hasta ahora fueron recabados con los instrumentos
que diseñé… Pero las relaciones entre talleristas y dependencia no fueron como hubiera
deseado. Y es aquí que regresamos a Habermas, cuando dice que debe haber entre los
interlocutores de cualquier diálogo condiciones mínimas: Legibilidad, Verdad, Rectitud y
Veracidad. El Gobierno del Estado no había pagado a los Talleristas desde hace meses y
se había negado a dar explicaciones generando evasivas y largas rompiendo así los
principios mínimos de comunicación. Varios Talleristas a su vez, rompieron la
comunicación con la población objetivo de la niñez que sería atendida por los programas.
“Si no hay pago, no trabajo”. Se volvió una consigna.

Por otro lado, después de que la Etnóloga Bárbara Martínez Moreno -mi Asesora
Externa y Directora de Desarrollo Cultural Comunitario- leyera el diagnóstico que realicé
me invitó a conformar un Consejo Consultivo para replantear las estrategias de
intervención, hablar del tema laboral y hacer un análisis crítico de la manera de
intervención. Mencioné que el problema que había planteado en mi diagnóstico había
mutado conforme operaba las prácticas profesionales. Mencioné que había un
agotamiento en las relaciones laborales, desconfianza generalizada y una pérdida de
rumbo que se reflejaba en la significancia del término “Tallerista” que había caído en
desvalorización y calidad del trabajo de intervención (chambón). Comenté que la falta de
recurso provocaba que los proyectos se hicieran austeros y que además se notaba la
poca o nula capacidad en los Talleristas en la gestión y obtención de recursos. Incluso se
habían aceptado proyectos que sonaban bien en el papel, pero que no tenían trabajo de
base real. Propuse por estos motivos que se retomara el nombre original que era el de
Promotor Cultural Infantil… que engloba áreas o disciplinas como las siguientes: Gestión
Cultural, Mediación de Conflictos, Participación Infantil, Cultura de Paz, Artes, Ciencias e
Inteligencia Intra e Interpersonal. Razón por la cual se organizó un diplomado para de
alguna manera llenar esos vacíos. La respuesta no fue mala pero nuevamente la
presunción de falsedad –por parte de algunos- vio esto como una estrategia para hacerlos
trabajar de más y no como una estrategia de formación continua. Mientras tanto, los
proyectos en comunidades con la niñez y adolescencias se iban desgastando… ¿Cómo
el grupo focal –niñez y adolescencias- puede participar en un sentido amplio del Derecho,
si no se construyen plataformas para esto?

Pero no he mencionado algo… El cambio de Gobierno que en esta transición


(entrega/recepción) ha removido de sus cargos a varios funcionarios que tenían el
expertise y potencialmente un Estado del Arte para poder potenciar los procesos. Entre
ellos a mi asesora externa. Desde mi punto de vista, había que optimizar la circulación de
recursos materiales y financieros… No remover las redes que mantenían con alfileres los
programas. Pero bueno… ¿Podrán el Gobierno del Estado de Morelos, los Talleristas de
Arte y la diversidad de la Niñez generar un cuerpo de pensamiento que articule la
intención de vida homeostática, cuyo lenguaje tiene un ethos de “Torre de Babel”? ¿Será
posible? Antes mencioné que al comenzar la gestión que ahora sale, el Instituto de
Cultura de Morelos se transformó en Secretaría de Cultura. Esta nueva administración ha
vuelto a cambiarla por: Secretaría de Cultura y Turismo del Estado de Morelos.
“Pensamiento Interrumpido” diría el maestro Le Clézio. La respuesta a mi pregunta es que
al no darse las condiciones mínimas de Lenguaje, Pretensión de mejorar la realidad, Base
de Verdad, Rectitud y Veracidad es difícil generar resiliencia o una autopoiética asertiva
para poder compartir y departir con la niñez y adolescencias en igualdad reconocida de
Derechos. Pero un Desarrollador Comunitario es un Sísifo Contento.

CONCLUSIONES

Explico y termino… A pesar del cambio de figura. Un Desarrollador Comunitario


tiene el Imperativo práctico de visibilizar la Totalidad y sus contradicciones. Identificar y
analizar sus periferias. Observar ¿cómo esa Totalidad incluye, integra o subsume a los
actores de su circunstancia y escenario? Esta vieja/nueva circunstancia o reactivo del
ethos sexenal pone a prueba mi proyecto de Manual o Protocolo. Se problematiza su
campo de acción e intervención y me obliga además a colaborar con nuevos actores
dentro del proceso. La “Nueva Visión” de la administración pasada, da el paso al
“Morelos, anfitrión del mundo”. Será un reto para mí finalizar el proyecto con funcionarios
públicos diferentes. Porque habrá que convencer –primero- de la pertinencia del proyecto
de protocolos de intervención y del cómo ayudaría a hacer más eficiente y eficaz la
armonía entre los tratados internacionales que tiene México signados respecto a la
relación niñez y adolescencias y las política culturales del sector público. ¿Cómo? Tal vez
provocando Rompimientos Epistemológicos que hagan ver que no todo de la
administración saliente es para arrojarlo a la basura. También estudiar cómo serán las
relaciones laborales y si permanecen los proyectos… En fin, este Sísifo que les habla se
prepara para levantar la piedra con las herramientas que la Universidad Abierta y a
Distancia de México ha compartido para este y otros “Retos para el Desarrollo de la
Nación 2018”.

BIBLIOGRAFÍA.

Habermas, Jürgen. Teoría de la acción comunicativa. 1981. Recuperado el

29/10/2918 en: https://zoonpolitikonmx.files.wordpress.com/2014/03/habermas-

jurgen-teoria-de-la-accion-comunicativa-i.pdf

Morfín Stoopen, María, Vélez Andrade, Haydeé. ENTROMETERNOS EN LO QUE

SÍ NOS IMPORTA, LOS NIÑOS Y NIÑAS PARTICIPAN EN LA

TRANSFORMACIÓN DE SU COMUNIDAD. Serie: Participación Social y

Construcción de Ciudadanía. México. Ed. Acude. 2009.

Morfín Stoopen, María. PARTICIPACIÓN INFANTIL Y JUVENIL, UNA GUÍA

PARA SU PROMOCIÓN. Ed. CONACULTA. México, DF. 2012.

Mata Zayas, Edaena. EL CAMPO LABORAL DEL PEDAGOGO EN UNA

TELEVISORA PÚBLICA Y CULTURAL”. Ed. Universidad Pedagógica Nacional.

Unidad Ajusco. MEXICO, D.F. 2004.

Mata Zayas, Edaena. DESARROLLO CULTURAL INFANTIL, UNA PROPUESTA

INTEGRAL. Ed. Propia. Morelos, México. 2013.


Mata Zayas, Edaena, Zárate, Mónica. CREATIVIDAD INFANTIL Y LIBERTAD

ARTÍSTICA. Recuperado el 24/09/2017 en:

http://culturayartemx.tumblr.com/post/30756303859/creatividad-infantil-y-libertad-

art%C3%ADstica

Medina, María Beatriz. Giros y Reveses. Representaciones de la infancia a través

de la Historia. CONACULTA. 2011.

Barrios Nogueira, Andrea, Chaves Zaldumbide, Ángel Patricio. TRANSFORMAR LA

REALIDAD SOCIAL DESDE LA CULTURA: PLANEACIÓN DE PROYECTOS

CULTURALES PARA EL DESARROLLO CON UN ENFOQUE PARTICIPATIVO. Ed.

CONACULTA. Colección Intersecciones. 2014.

Besnard, Pierre. LA ANIMACIÓN SOCIOCULTURAL. Ed. Paidós Educador. Francia.

1980.

Corona, Yolanda, Morfín, María, Quinteros, Graciela Quinteros. EL JUEGO COMO UN

CÍRCULO MÁGICO: EN BUSCA DE SU FORMA DE SER. Recuperado el 24/09/2017 en:

http://www.uam.mx/cdi/derinfancia/9grayoma.pdf

Galea Robles, Carolina. MANUAL DE GESTIÓN PARA COOPERATIVAS EN CULTURA

PUBLICACIÓN PROYECTO TRAMA. Ed. Proyecto Trama. 2016.

Montiel Belmont, Georgina, Mata Zayas, Edaena, Vargas Campos, Maria Alejandra.

EXPLORADORES 5. ACTIVIDADES PARA VACACIONES. PRIMARIA. Ed. Santillana.

2015.
Corona, Yolanda, Morfín, María, Quinteros, Graciela. EL JUEGO COMO UN CÍRCULO

MÁGICO: en busca de su forma de ser. Versión modificada de la ponencia para el

diplomado de cultura infantil, Alas y Raíces a los niños, Conaculta, nov/dic 03.

Recuperado el 24/09/2017 en: http://www.uam.mx/cdi/derinfancia/9grayoma.pdf

Quijano Calle, Ana María. GUÍA PARA EL DIAGNÓSTICO LOCAL PARTICIPATIVO

COMPONENTE COMUNITARIO DE LA ESTRATEGIA AIEPI. Ed. Organización

Panamericana de la Salud Organización Mundial de la Salud. Washington, D.C. 2005.

Soliz, Fernanda, Maldonado, Adolfo. GUÍA 5 • GUÍA DE METODOLOGÍAS

COMUNITARIAS PARTICIPATIVAS. Ed. Clínica Ambiental. 2006.

Ministerio Secretaría de Gobierno de Chile. ELABORACIÓN DE DIAGNÓSTICOS

PARTICIPATIVOS SUBSECRETARÍA GENERAL DE GOBIERNO. Serie: Participación

Ciudadana para una mejor Democracia.

Casas, Ferrán. INFANCIA Y REPRESENTACIONES SOCIALES. Ed. Facultad de

Ciencias Políticas y Sociología. UCM. 2006.

Gaitán Muñoz, Lourdes. EL BIENESTAR SOCIAL DE LA INFANCIA Y LOS DERECHOS

DE LOS NIÑOS. Ed. Facultad de Ciencias Políticas y Sociología. UCM. 2006.

Hart, Roger. DE LA PARTICIPACIÓN DE LOS NIÑOS. DE LA PARTICIPACIÓN

SIMBÓLICA A LA PARTICIPACIÓN AUTÉNTICA. Ed. UNICEF.

Gaitán Muñoz, Lourdes. LA NUEVA SOCIOLOGÍA DE LA INFANCIA. APORTACIONES

DE UNA MIRADA DISTINTA. Ed. Facultad de Ciencias Políticas y Sociología. UCM. 2006.
Krotz, Esteban. CINCO IDEAS FALSAS SOBRE «LA CULTURA». Ed. Antología sobre

Cultura Popular e Indígena. DGCPI.

Reyes Zúñiga, Luisa Emilia. LA IGUALDAD EN LAS INFANCIAS: UN JUEGO DE

CIUDADANÍA. Ed. Alas y Raíces.

Zárate, Mónica, Mata Edaena. CREATIVIDAD. Ed. Alas y Raíces.

IDEOLOGÍA Y APARATOS IDEOLÓGICOS DEL ESTADO EN ALTHUSSER (MARTA

HARNECKER). Programa 100. Escuela de cuadros. Ed. Tropa Marxista. Recuperado el

29/10/2017 en: https://www.youtube.com/watch?v=Erlc3gHV1sI

GRAMSCI: CULTURA Y EDUCACIÓN (IRAIDA VARGAS). Programa 196. Escuela de

Cuadros. Recuperado el 29/10/2017 en: https://www.youtube.com/watch?v=wTren4-5nn8

PIERRE BOURDIEU. GRANDES PENSADORES DEL SIGLO XX. SU TEORÍA DE LA

REPRODUCCIÓN EN LA ESCUELA. Ed. Programa Grandes Pensadores del Siglo XX,

Canal Encuentro. Recuperado el 29/10/2017 en: https://www.youtube.com/watch?

v=_BkO_wjL-LM

Žižek, Slavoj, Fiennes, Sophie. ¿QUÉ ES LA IDEOLOGÍA? FRAGMENTO DE THE

PERVERT'S GUIDE TO IDEOLOGY. 2012. Recuperado el 29/10/2017 en:

https://www.youtube.com/watch?v=EycyMdO4-3Y&t=44s

Orozco, Efrén, PAULO FREIRE CONSTRUCTOR DE SUEÑOS. IMDECAC/ITESO. 2009.

Recuperado el 29/10/2017 en: https://www.youtube.com/watch?v=Id5FUMYA6Lo


PENSAR DE OTRO MODO. SEMINARIO SOBRE USOS DE FOUCAULT EN LA

EDUCACIÓN. Universidad Pedagógica Nacional. Colombia. Recuperado el 29/10/2017

en: https://www.youtube.com/watch?v=LFmkKHPfJ2k

NOAM CHOMSKY: EL OBJETIVO DE LA EDUCACIÓN. Universidad Pedagógica

Nacional. Colombia. Recuperado el 29/10/2017 en: https://www.youtube.com/watch?

v=W9aalxJGy_Y

También podría gustarte