Está en la página 1de 1

MADAME LENORMAND

Ya se ha escrito tanto sobre Madame Lenormand que es difícil agregar algo nuevo
sobre el tema. Sin embargo, este sitio no estaría completo sin alguna información
sobre la mujer que inspiró el Oráculo de Lenormand y generaciones de lectores
de la fortuna en todo el mundo.

Nacida en Alençon (Francia) el 27 de mayo de 1772, Marie Anne Adélaïde


Lenormand fue una adivina francesa muy popular que vivió a finales del siglo XVIII
y principios del XIX. Quizás sea más conocida por los historiadores como una de
las consejeras de Josefina de Beauharnais, quien predijo que Josefina sería criada
por encima de una reina, y que su esposo (Napoleón Bonaparte, entonces un
oficial del ejército francés), incluso más alto que un Rey.

Madame Lenormand dejó bastantes publicaciones (principalmente para


promocionarse a sí misma o en respuesta a sus detractores / críticos, por lo que
gran parte de lo que escribe parece egoísta), pero nada de su colección de
ocultismo sobrevivió. De hecho, la falta de tarjetas o ensayos escritos sobre su
oficio hace que algunas personas duden de que el oráculo que usamos hoy sea el
sistema real que ella usó.

En primer lugar, todos los relatos que hemos dejado mencionan que ella leyó con naipes ordinarios; que estaba bien
versada tanto en el Tarot como en la Astrología; y que tenía una mezcla variada de herramientas de adivinación además
de las cartas y la astrología ... hay informes de que usó un gallo, espejos, huevos, hojas de té ... lo que sea que se pueda
imaginar, Madame Lenormand lo había hecho en algún momento . Incluso comentó que tenía cientos de formas de
interpretar las cartas en una de sus memorias, pero si una cosa nunca se apartaba de su lado… esos eran sus
naipes. ¡Incluso la acompañaron a la cárcel ..!

Si hay alguna duda sobre los oráculos que llevan su nombre, no hay duda en la mente de cualquier iniciado de que las
técnicas funcionan, sean o no de ella. De hecho, tuvo tanto éxito que incluso estuvo bajo el escrutinio de los líderes
revolucionarios de la incipiente República Francesa, así como de la policía (obviamente, predecir sus muertes no ayudó
en nada). Por supuesto, fue encarcelada algunas veces y finalmente fue liberada, pero la atención solo ayudó a impulsar
su popularidad como adivina.

Madame Lenormand vivió la Revolución Francesa, el ascenso y la caída de Napoleón, vivió de su oficio y, finalmente,
murió de vejez en su residencia de París el 25 de junio de 1843. Tenía 71 años.

Su sobrino, heredando sus pertenencias, decidió destruir cada vestigio de su biblioteca oculta. Atrás quedaron sus cartas
astrológicas, sus tarjetas, sus notas… no queda nada - que sepamos - aparte de los registros policiales y las cuentas que
tenemos de algunos de sus clientes y amigos. Los editores de la época, tratando de capitalizar la reputación y el nombre
de Madame Lenormand, publicaron los oráculos que conocemos hoy y que llevan su nombre, poco después de su
muerte ...

También podría gustarte