Está en la página 1de 27
Cristianismo y Revolucion | “El gobierno ha demostrado su repugnancia por el uso de th} la fuerza Guillermo Borda | “Nuestra Institucién no esta | para la represién ee ee - indiscriminada Pouscaletacees “Avanzaremos. Avanzaremos a cualquier costo” Ongania Signos de esta edicion: Los sacerdotes, laicos y organizacione tantes cristian ante en los azontecimientos de mayo. En Corrientes, los sacerdotes Marturet, Tiscornia, Casco y bin compartieron In movilizacién estudiantil; en Resistencia, el Parroco Cuberli facilité la Cat dral como cuartel general de los estudiantes y abri6 sus puertas para que funcionara la olla popular los universitarios catélicos de Cérdoba y Buenos Aires se unieron a la protesta; Ia Juventud Obre- ra Catélica expresé su repudio al gobierno; las organizuciones de Azeién Catélica hicieron cono- cer su solidaridad con los companeros caidos; el obispo de Resistencia interpelé al ministro Borda por su einico mensaje; los obispos de Cérdoba y San Luis también se pronunciaron contra la vio- leneia del régimen; los sacerdotes de Tueumsn y Rosario puntualizaron la responsabilidad del so- bierno en la brutal represién, Pero la vox més autorizaca y comprometida, lx que con mas verdad y valentia expresé su condena fue la del obispo de Goya, monserior Devoto, A’estos testimonios se sumé la declaravidn y la accién de los sacerdotes para el Tercer Mundo, en Buenos Aires, En paginas que siguen se reflejan estos pronunciamientos. S clmiplieron un papel preponde- En América Latina se ha producido un a patecimiento que gravitara fundamentalmente en las relaciones entre la Iglesia Catélica y el gobierno revolucionario de Cuba: obispos de Cuba plan- tean su condenu al bloquco norteamericano en un documento que se reproduce integramente ¥ cn clusive, También en Chile, li Iglesia Joven fija_posiciones: son definiciones contra el i asesind a campesinos en Puerto Montt; este pronunciamiento se jucionarias en el na de la Iglesia latinoamericana, ¥ continental con un operative ny su decision revolucionaria, La ocupa- e publica en version completa, marca el gra- Los tupamaros conmovieron, una vez mas, I opinion naviona de propaganda que demue dad, su imaginacié cién y trasmision del mensaje de los tupamaros, que do mas alto de popularidad de este movimiento revolucionario y su cresiente afirmacion en el pueblo uruguayo @ través de sus luchas obreras y estudiantiles, [in la hora de los hechos, los tu son reconocidos como a tiniea vanguardia de la liberacion, Todo lo que ocurre en China ceso de la Revoluciin Cultural, los inc de fundamental interés p lentes fronter’ * Congreso de! Partido Comunista Chino y ef ascenso de Lin Pino a la etispide del poder junto a Mao Tse-tung son tos que gravitan decisivamente en la politica del mundo. En Documentos del Tercer edicion se incluye el texto completo del informe del Lin Piao al TX° Congreso del Par Cristianismo y Revolucidén Director responsable: JUAN GARCIA ELORRIO Registro Nacional de la Propiedad Intelectual N° 910.110 Correspondencia: Casilla de Correo N° 3119 — Correo Central Buenos Aires — Repiiblica Argentina CRISTIANISMO Y REVOLUCION 3 spta y ofrece canje a publicaciones les como extranjeras, Es libre la reprodueeién periédicas, tanto naci de cualquier material publicado en la revista, Se solicita citar la fuente, Suseripciones a 10 nimeros (revista y Para el interior del pais: $ 1.200 m,n, Para el exterior: Via ordinaria: Tod ises usa Via aérea: Chile, Uruguay, Brasil, Bolivia, Paraguay, Pera: uga 7.— Resto de América? usa 9 Europa: uga 12. — Las suscripeiones deben gestionarse a CRISTIANISMO Y REVOLUCION, Casilla de Correo N¢ 3119 — Correo Central — Buenos Aires — Repiblica Argentina, adjuntando giro © cheque a la orden de Casiana J. Ahumada. dernos) TESTIMONIOS Cristianos vs. Ongania Curas rosarinos ““Conscientes de que In pax: a) supone y exige Ia ins- taurcién de un orden justo en el que los hombres phedan realizarse como hombres, en donde su dignidad sea rospetada, sus legitimas aspiraciones satisfechas, su likertad personal garantizada; b) sole se obtiene ereando un ofden nuevo que comporta una justicia més perfecta entre los seres humanos; c) no es pasividad ni conformismo, ni algo que #¢ adquiere una vez por todas: en el resultado de un continuo esfuerzo de adap- tacién a lag nuevas circunatancias; a) es el fruto del amor, expresién de una real fraternidad humana, ongeientes de que una paz eatitien y aparente puede obtenerse con el empleo de la fuerza, Pero la pax wuténtien implien exfuerz0 constante, eapacidad inven- tiva, conquista permanente, ‘Conscientes de que ‘Ia’ opresién ejereida por los grupos de poder puede dar Ia impresion de mantener in par y el orden, pero en realidad no cs sino el ger- men continuo e inevitable de rebelions”. (Medellin, Paz, 14). “its muestra condicién de sacerdotes responsables de nuestras comunidades eristianas, denunciamos enérgi camente: 1) Ta total falta de respeto por Ia vida hu- mann surgida asi de lae “fuerzas del orden” como de “elementos extremistas”: injusto precio y grave obs- taeulo para la paz, 2) La violencia empleada eontra la expresién legitima y pacificn de los derechos huma- nos. 3) La inadmi dada a los funcio- narios del orden, por el 06 tar, para emplear las armas ante el mag leve 0 supuesto desorden. 4) La falsa y tendenciosa informucién que pretende atribuir- To todo a “elementos extremistas”. “Por el contrario polemox testifienr; 1) La marcha del silencio se realizaba con el apoyo popular, con el orden prefijade y en expresién pacifiea de su dolor. 2) Que el clima de violencia hu sido provocado por las mismus fuerzas policiales, que desde lax 16 ocupaban Ins calles eéntrieas con sux carros de asalto, su caba- Comunicado de la JOC A NUESTROS NILITANTES Y ALOS JOVENES TRATAJADORES, ALA CLASE OBRERA Y AL PUEBLO ARGEN- TINO. Ante los dolorosos hechos que tuvieron como eecena, rio las cludades de Corrientes y de Rosavio STATAMOS que el régimen que ge Tama # af mismo “Revolue Argentina” no so conforma ya con una politiea socio- econémiea que provoea hambre, miseria y opresién: salariog insuficientes congelados y creciente alte nivel erin, sua perros, lanzagases, metralletas y dems cle- mentgs do represién. 3) Que dicho clima de violencia si se presis a ser por algin exteomista, 4) Quo 1a poblacién contemplé ¥ vivid exe clima de ton- sign considerdndolo como una vergtienza nacional. “Como sacerdotes de Cristo —Prineipe de a Paz— que por su muerte y resurceceién nox reconeilié en su cuerpo horrando ay oposiciones de los hombres entre ‘i, decimos con Paulo VIz “No se use la posicién pai fica de lu Iglesia para oponerse pasiva y uctivamente a lag transformaciones profundas que son necesarias. Si —quienes gobiernan— retienen celosamente sus pri- Vitecion, y_——eebre todo alow defienden ‘empleanda ante Ie i cignes exploaivas de In desesperacion”. (Congr. Eucar. Bogota. Agosto 1908). “Decimos con el Episeopado Argent cesaria Ia formacién de una comunidad nacional que refleje una organizacién donde toda la poblacién —pe- ro muy especialmente las clases populare:— tengan a 10: ‘Se hace ne- travéw de estructuray territoriales y fancionales, uw participacién receptiva y activa, creadora y decisiva, en la construecion de una nueva sociedad”. (Declara: cién Epise. Arg. Mayo 1969)” Firman low siguiente sacerdoten: Alonso Quintin “S.J, Armando Amirati, Juan Carlos Arroyo, Miguel Angel Bonino CMLF., Ignacio Canavera, Arnoldo Cla: tio, Néstor Claraello, Antonio Ferian, Jose Fervari, Ricardo Giacone, Juan Larrambebere, Oxcar Lupori, Rubén Malaria, Gerardo Mel SSR, Pedro Medina, Juan Luis Mendoza, Marcelo Mauvisi, Fran- cieeo Parenti, Luis Parents, Hilario Payoto, Julio Pec ei, Enri Praotini, Angel’ Presetto, Nelson Rolundi Angel Sibona, En Natatic Torreri, Fernando Varea, Clemente Rodrigues Medina SCJ. y Eduards Muré 8.0). do} costo do vida, interveneién a lox sgremi iin, encurcelamiento ¥ ai dicales © impunidad de los tropellon patronalen, clerre de ingenios y de fuentes de trabajo, racionalizacién, ete, Ahora, cate régimen quo protege y favoroce los ntereses do la oligarquia econ ¥ lou intoreses foriineos, y por lo tanto, e2 enemiggo del pueblo, & través do su bion nombrado aparato de represién, asesina desearada y cobardemente a los companeros Juan José Cabral, Adolfo Ramon Bello y Lulx Norberto Blanco que se incorporan asf a la larga lista de mar~ rae que eayeron en li lucha usticia y la lie ISTIANISMO Y REVOLUCION © 1 bertad, como aquellos de In Semmna Trigica, como Felipe Vallese, Musi Retamar, Méndez, Santiago Pam- pillén, Hilda Guerrero de Molina y tantos otros héroes andnimes. Como militantes cristianos de un Movimiento Espe- cializado de Iglesia, plenamente identificados con Ins angustias, las esperunzas, la lucha y, hoy, e) dolor de nuestro pueblo por los companeros caidos DENUNCIAMOS estos hechos que violan in dignidad de las personas y el derecho de expresar las opiniones propias y ponen de manifiesto, una vex més, la violencia institucional mada que es “germen continuo ¢ inevitable de rebelio. nes y guervas”, de un régimen en abierta contradieciin con ‘el mensaje de) Evangelio y de una Iglesia que, en Concilio Vaticano Il, expresara: “Cuanto viola Ia integridad de la persona humana como por ejemplo 1g mutilaciones, lax torturas morales o fisieas ofenda a la dignidad humana, como son lax cond infrahumanas de vida, las detenciones arbitrarias... 0 las condiciones Iaborales degradantes que reducen al operario al rango de mero instrumento del lucro. estas ¥ otras pricticas parecidas son en sf mismas i famantes, degradan la civilizacion humana... y son totalmente contrarias al honor debido al” Greador” (Constitueién sobre Ia Iglesia y el muni 27) SER ALAMOS que para lograr «Guillermo Borda Hasta el obispo de Roque Saenz Péfia se sintié en la necesidad de dirigirle una carta a Borda para explicarle que Juan José Cabral no habia muerto por los 30 pesos de diferencia en el aumento del comedor universitario. Pero todo el pueblo ya sabia que Cabral habia muerto asesinado por la violencia represiva, institucionalizada, oligarca, Por algo se pren- dié en Corrientes la chispa de la rebelién po- pular, de la auténtica “explosion de desespera- cidn’” que se fue extendiendo por todas las ciu- dades del interior —especialmente Rosario y Tucumén— para culminar en el paro nacional del 30 de mayo y en las jornadas de Cérdoba, Todavia no se-habfan apagado los ecos. de Jas salvajes torturas a militantes peronistas revolucionarios en Tucumén y en Buenos Aires, cuando la represi6n brutal, absurda y descon- trolada se ensaiié 2 quemarropa contra los es- tudiantes y obreros movilizados en protesta po- pular por reivindicaciones econémicas, sociales ¥ politicas. La tristemente célebre imagen, mundialmente conocida, del policfa asesinando a un comba- tiente del Vietnam, se repitio en Corrientes, en Rosario, en Cérdoba. A pocos metros de un joven desarmado ‘e indefenso una bala asesina liquids uno, dos, tres argentinos, tres patriotas, tres inocentes victimas de la violencia del siste- ‘sta es la nueva imagen de} gobierno cursi- participazionista, Ahora todo el pais sa- be cémo se va a integrar la comunidad en el pro- ceso de Ia “Revolueién Argentina”. Nos van a integrar a balazos, con gases, con perros, con torturas, cor! hambre, con éxodos. Después’ de ‘los asesinatos. del ensafiamiento con el pueblo que acompasiaba sus muertos, que mordia su dolor y su rabia, vinieron las inevi- 24 © CRISTIANISMO Y REVOLUCION tables palabras de los hipéeritas condolidos ¥ amenazantes para descubrir cinicamente que violencia engendra la violencia”, Se vaya 0 se quede Borda, no nos interesa su suerte on el gabinete, quedarén sus palabras se- lladas con sangre de pueblo, de estudiantes y de obreros, y en los hechos represivos més vio- lentos de los ditimos tiempos, quedaré la lee cin que hemos aprendido todos —junto al pue- blo— de lo que entendié por “repugnancia por el uso de la fuerza”. “Nuestra institucién no esta para la represién indiscriminada” = Alejandro Lanusse Mientras el Comandante en Jefe pronunciaba su arenga correspondiente al dia del Ejéreito, Jos obreros y estudiantes salian a las calles de Cordoba para manifestar su protesta politica a los derechos gremiales avasallados sistemé- ticamente desde el 28 de junio de 1966, a la politica més reaccionaria e impotente en la historia de las Universidades; a una economia que por responder obsecuentemente a los mo- nopolios norteamerieanos va creando mis de- socupacion, més miseria, més problemas soci les y a una dictadura que tiene miedo de con- sultar al pueblo y que cada dia debe recurrir mis a las balas, a las leyes represivas, a las amenazas y a toda forma de abuso de poder y de tirania, El mismo dia en’ que el general Lanusse afir- m6 que el Hjéreito “no estd para la represién indiscriminada”, comenz6 en Cérdoba un ope- rativo militar de represién indiscriminada que costé la vida de compaiieros obreros y estudian- ‘tes en proporcién de 10 a 1 con los agentes de las Hamadas “fuerzas del orden”. Fs impor- tante destacar esta proporeién porque siempre el pueblo pone la carne y la sangre y porque esta proporcidn es la-mejor prueba de que en \, Cordoba se atacé a mansalva al pueblo, se lo ® acorralé, se lo ocupé militarmente y se lo con- Gujo a esa “explosion de desesperacién” que seftalan los obispos en Medellin. Lo sucedido en Cordoba corresponde muy bien # una descripcién que un sacerdote hace en st reciente libro Morir por el pueblo: “En fin cuan- do los negadores empecinados en su error s0- cial, recurren a la represién militar, la gran mayoria se siente invadida por un temor casi panico ante toda perspeetiva de enfrentamiento con el poder de los militares, pero también se siente invadir por un sentimiento de odio hacia ellos, capaz de levarla a las reacciones. in- controlables del instinto vital contra los nega- dores, Por eso In minorfa lieida trata de orga- nizar y encauzar esa “explosién de la desespe- racién”, creando cuadros politicos y militares para la lucha armada popular”. (Andrés Lan- son). En Cordoba, el pueblo vivid el odio contra el sistema que lo explota, que le nigga sus dere- chos clementales y que lo reprime cada vez que se rebela, Ese odio se manifests en los incen- dios, en las barricadas, en, todas las explosio- nes del pueblo que no tiene ya otro camino para hacerse escuchar, para hacerse respetar, para reeuperar el poder que le corresponde. Frente al pueblo estuvo el Ejército y’ otras fuerzas de represin, Esta es una alternativa nueva que debemos analizar en todas sus con- secuencins. Los Consejos de Guerra, las conde- pas militares a los compafieros obreros y estu- diantes, las nuevas formas del plan “Conintes” seflalan algo muy distinto a lo que el general Lanusse dijo el dia del Rjército: 1a represién indiscriminada en Cordoba mostré, una vez mas, que los hechos desmienten a las palabras. Por eso es necesario recordar cada una de las pa- labras que los responsables de la represin han pronunciado en los sucesos de mayo. “Avanzaremos. Avanzaremos a cualquier costo” Juan Carlos Ongania ee peo a pte Nada més lamentable y decepeionante que el mensaje del presidente Ongania, Esto no es ninguna novedad, pero los acontecimientos na- cionales merecfan un mensaje mas acorde a los dins que vive el pais. Por contradictorio ¢ in- coherente, este mensaje nos exime de comen- tarios. Pero hay algo que nos preocupa y sobre Jo eval pensamos que todo argentino debe me- ditar: zhacia dénde avanzamos? jcuél es el costo que vamos a tener que pagar? ;qué clase de costo y quiénes vamos a tener que pagario? Segtin el calendario astrolégico del gobierno estabamos en el “tiempo s ial” y justamente ‘Tucumin y Cérdoba habjan sido elegidas como experiencias fundamentales de la “participa- cidn social” y de la “modernizacién” del pats. En ea. estébamos cuando’ legaron los “terroris- tas” de siempre y comenzaron los balazos. Bl costo de sangre, de dolor, de sacrificio, lo paza el pueblo. Lo que ocurre es que ahora todo el pueblo se ha vuelto “terrorista”. Bl “tiempo social” de Ongania se cerré con la vida de los compafieros caidos. Ahora comenz6 cl tiempo de la represién, de los bandos mi tares, de las guerrillas populares enfrentando todo el poder, toda la fuerza, Hasta ayer eran pequefios grupos de “agitado- res” y “extremistas”, insignificantes equipos de “activiatas” y “agentes”, “células subversi- vas”, “delineuentes politicos”: hoy son los es- tudiantes, los obreros, los sacerdotes, los. mili- tantes populares y revolucionarios y toda la co- munidad los que son acusudos de extremistas, de violentos, de subversivos. Esta dificil unidad de los sectores populares para enfrentar todo el sistema de explotacién. de entresa, de miseria, la estd asegurando el CRISTIANISMO Y REVOLUCION © 26 gobierno con su furia represiva y la estén exi- giendo los nuevos mértires de la patria. Es evidente que avanzamos hacia un enfrenta- miento, hacia una lucha, hacia una explosion de los que ya estén hartos de pagar siempre los resultados de la politica econémica imperiali ta, los efectos de la politica social oligarca y de recibjr siempre los sablazos, los tiros, las con- denas: Avanzamos al costo de la sangre del pueblo. Esa sangre que estos hijos de la violencia co- menzaron a derramar desde que Hegaron y de la cual tendran que dar cuentas en el juicio del pueblo, en el juicio de la historia, Los hijos de la violencia, los que legaron sin que nadie los hubiese llamado, los que se ins- talaron sin que nadie los hubiese elegido, los que se mantienen por la fuerza, los que no tie- nen ni siquiera el coraje de consultar al pue- blo, los responsables del hambre de Tucumén, de los pueblos fantasmas del Chaco, de las “vi- Mas de concentracién”, de los salarios congela- dos, de la desocupacién, de todos los derechos cercenados, ahora descubren que la violencia de guante blanco se les manché de sangre, que la viowencia de palabras relamidas se les colmé de insultos, que la violencia disfrazada de civil se les desnud6 militar y represiva, Avanzamos hacia la represin més descarada y total. Se cumplira entre nosotros la adverten- cia de los obispos en Medellin: “Sera muy facil al gobierno “encontrar aparentes justificacio- nes ideolégicas (anticomunismo) 0 practicas (conservacién del orden) para cohonestar su proceder”. Avanzamos en medio de la detencién de diri. gentes gremiales y estudianties, en medio de las condenas militares a los compaiieros/ Tosco y Torres, en medio de la detencién de] compa- fiero Ongaro y los dirigentes de la C.G.T. de los 26 @ CRISTIANISMO Y REVOLUCION Argentinos, que ha mantenido en alto la ban- dera de la rebelién popular. Avanzamps, como en Cordoba, en medio de los muertos del pueblo, Avanzamos con un paro nacional que expresa totalmente el repudio al gobierno. Avanzamos en medio de la violencia institucio- nalizada y represiva. Lo que estos hijos de la violencia no saben es que el pueblo también avanza, que la humani- dad también avanza y que no ha habido en la historia ni ejército, ni dictadura, ni costo de sangre, que haya podido detener nunca a nin- gin pueblo, Nuestro lugar esté junto al pueblo, nuestros intereses son los de la Patria, nuestra bandera es la tinica que flameé en las barricadas, la Gni- ca que se pudo mostrar.en la prensa ¥ en los televisores: la bandera de la liberacién, la azul | y blanca. La otra bandera es la del Pentégono, la del Fondo Monetario Internacional, la del Banco Mundial, la de Krieger Vasena, la de Nelson Rockefeller. Los que avanzan con el gobierno, con la bande- ra de Rockefeller, con el ejército del Pentégo- no; ayanzan contra el pueblo. Los que avanzan contra el gobierno, con la ban- dera azul y blanca, avanzan con el pueblo, Las amenazas de los discursos, de las declara- ciones, de las palabras, ya no cuentan, Para nadie. Ni para el gobierno ni para el pueblo. Los tnicos que cuentan son los -hechos. Estos hijos de la violencia lo saben y lo han dicho, Lo que cuenta es la causa a la que se sirve, por la cual se est4 dispuesto a morir. La nuestra 3 la causa del pueblo ametrallado, | apaleado, permanentemente perseguido, | | La nuestra es la causa del pueblo vengando, luchando, retomando la larga marcha hacia la liberacién, x | Juan Garcia Elorrio Reportaje a un Tupamaro —AQué cree que quiso decir Fidel cuando dijo: “Lo fundamental en el hombre es ser revolucional —Creo que quiso decir que la actitnd del hombre frente al mundo debia ser la de renovarlo permanen- temente. iEs decir que ese pensamiento no ge virsunseribe para usted a lo politico? —En absoluto, creo que “revolueionario’ do en un sentido amplio. —Seria lo esencial en el hombre. fundamental. cn el hombre es transformar con su accidn y su pensamiento el mundo en que Yi ve... sin limitaciones. Hay pintura reyolucionar pintura reaccionaria, porque hay) pintores revolucio: narioy y pintores reaccionarios, —Usted se considera, en ese sentido total de que hadlamos, an revolucionario. .. —Es dificil decir eso de uno mismo, Puedo decir que trato de serlo, —iEn todos los érdenes? Ya que usted hablo de itambién en el arte esti toma- entiendo el arte pero el tema seria largo. —;Si yo le preguntara por qué es’ usted un revo- lucionario, —Yo preferiria que usted me preguntara por qué un hombre se hace revolucionario. Creo que los hom- bres no nacen revolucionarios.... se hacen. Si busea- mos en el fondo de un revolucionario finalmente va- mos a encontrar un rebelde. Pero no alcanza con ser rebelde... —Es'un buen comienzo. . —Si, pero apenas un comienzo. Porque para pasar det rebelde al reyolucionario hay que dar un largo pa- 0 que se Tama anilisis, concientizacién, ete. Sino, pedemos en el mejor de los casox tener un Pancho Villa, un magnifico rebel revoluclonaria. pudo ver —iNo cree usted que puede haber mucho de aven- tara, de logro personal, en In actitud del revolucionario? —Yo tengo el concepto de que es dificil estar en esto si no se tiene en alguna medida cierta atraccién por Ia aventura, Creo que todos fuimos al comienzo un poco aventureros, ~iSe refiere a los iniciadores det MLN? Cuénte- me de esos comien: —Eramos un pui ito de entusiastas, , qué querian? —Sabiamos que habia dos tres cosas que queri mos, zpero usted cree que teniamos una nocién clara del camino a recorrer, de que esto que esti ahora ocu- rriendo era posible? ‘Teniamox nociones generales.... fe. Por ahi se ha dicho que nosotros surgimox como consecuencia del fracaso de la U.P. —iNo es ése-el comienzo? —No, el comienzo hay que ubicarlo antes. De algti- na manera en el Partido Socialista, pero antes del fa- moso fracaso, Yo lo pondria en el momento en que se dio Ia lucha contra la linea de Frugoni; esa lucha que era el fruto del inconformismo frente’a Ia falta de empuje revolucionario del partido. Por supuesto que en aquella época no tenjamos ni idea de In lucha armada, —iEn qué momento legaron a esa idea? —Durante tas medidas de seguridad impuestas en Ja época de Fusco, En exe momento tuvimos la eviden- cin de Ia inoperancia de los partidos existentes y de los sindicaton para hacer frente a una situacion de exp tipo. . “Usted me dijo que en ese momento habia s6lo dos 0 tres cosas que tenian claras. .. Si, sabiamos, por ejemplo, que los partidos exis- tentes’ tal como ‘funcionaban eran ineficaces para lo- grar las soluciones que ellos. mismos proponian, —{No servian? Nunca habian servido? No, no tanto, Habian servido en un sentido im- portante refiore por supuesto a los partidds Socialists ¥ Comunista.. ellox habian politizado amplios sectores que mis tarde la cantera natural del_ movimiento reyolucionario, Eso lo sabiamos; pero también sabia- altura se requeria otra coxa, —Tal vez estaba mis claro para nosotros Jo que no debiamos hacer que lo que debiamos. iQué no debian hacér? —Afirmar nuestra personalidad politiea en el ata- que a los otros grupos de izquierda. La esterilidad de las controversias izquierdistas la teniamos muy pre- sente, Eso no debia ser mis. Era necesario trabajar fen un sentido positive. Extablecida nuestra Tinea, lon elementos sanox se nos atiadi declarar que Ia nuestra era la © no la iimica valida, ya lo hechos lo dirian. iConsidera totalmente estéril 1a polémica entre —Hablemos de algo real, y no de teorias. .. ra posible una polémiea ‘verdaderamente objetiva ¥ constructiva no creeria que ex estéril, pero zeémo se. da Ia polémica en Ia prictiea? Cada sector, tiene “su yerdad” a la que no renuneia, No sive pole no ¢s necesario explicar por qué es estéril. ‘Los iniciadores del movimiento tenian, entonces, mismo origen politico, el Partido Socialista.... No, algunos habiamos pertenecido al Partido So- pero en conjunto constituiamos un verdadero de ideologias, —i,Unidos Gnfcamente por una idea comin en cuan- to a la inefieacia de los partidos ya formados? —No solamente. —1Y por la conviecién de que un partido no pueda afirmar su personalidad en los errores de los: otros, —No solamente... Pronto nos unié algo mas posi tivo, Ia yoluntad de crear un xparato para la lucha armada, —Bueno. .. dicho asi pareceria que In lucha arm fuera un fin en sf mismo, —Yo ya le aclaré que todos proveniamos de In ji auierda. CRISTIANISMO Y REVOLUCION ¢ 27 un claro acuor- Con esto quidre decirme que exi do sobre el objetivo final. —Seguro, ef objetivo final era el socialismo, Ako- + 8 poco andar nos dimos cuenta de que un para In lucha armada necesita una firme disci- pero no impuesta desde afuera, sino Ia. discipli- hha conseiente del individuo que sabe por qué lucha ¥ tiene elaros los fines que periguc. Como ya le dije, componiamos una especie de mosaico ideoldgico. Cada 19, en mayor o menor grado, mantenia el cordém um- lical con el movimiento del que se habia desprendi ao, Habin que reyentar ei mosaics. No podiamos ac- ceder a los fines que perseguiamos sin una idcologia coherente, —iLos acuerdos sobre el objetivo final y sobre la necesidad de 1a lucha armada no eran suficientes a los efectos de esa coherencia? —No,.. ‘Teniamos clara la necesidad de Ia lucha jada; pero hubo realmente coherencia cuando le- mow Aun acuerdo sobre el método... sobre puntos esenciales del método; cuando fue evidente que toda otra forma de lucha tenia que estar supeditada a aquélla. —{Supeditada? En ‘realidad quiere decir “sustitui- da” por aquélla, —No, el trabajo en el frente de masas, por ejem- plo, ya’ fuera politico o gremial seguin siendo funda- mental... Pero, para nosotros ese trabajo tenia qi conducir « formar el gran contingente que pudieta pro- cesar la lucha armada, por eso usé Ja palabra supe- ditar. Ella seria la que conjugara todos: los otros. es- fuerzos, seria Ia principal forma de lucha. —iCudles eran para ustedes los objetivos més visi- bles los més importantes de la accién, directa? —Para nosotros la accién directa cumplia —cum- ple— tres fines: actuar contra cl régimen, propagan- dear nuestra linea politica y formar nuestros hom- —Cuando legaron a este punto elaboraron un pro- grama.,. Sonrie, —Usted quiere de cualquier manera yer Auestro futuro en una pagina impresa que diga Prime- 1a, Sepundo, Tetesro.-- Bue... sl quire... Mei- ‘mos un programita, Ningdn programa a largo plazo, nada de_ rimbombantes planteos 0 cos.-. Creo que esa fue una de lax grandes virtudes de nuestro movimiento en sus comienzos. Se trataba de atenernos @ la realidad, proponiéndonos dnicamente aquello que condecia con él tamafo de nuestras fuer- zas, Sélo nos plantedbamos lo que podiamox hacer tra- tando de adecuarnos a los medios con que contiba mos. Sabiamos que la clase obrera cra micstra cante- ra natural, pero pretender extracr hombres de ella, siendo ta media docena que érarmos, era iluso, Cuando aparecieran los hombres que estaban ya en ese fren iSe refiere a militantes sindicajes que’ ideolégica- mente extarian cerca de ustedes... ? Si... entonces serfa el momento de planificar Ia tarea en conereto, La tarea para ellos, Es initil pla- nificar tareas cuando mo hay quien las leva a cabo. _ —Muchas veces me he preguntado si ustedes traba- Jaban en los sindicatos y en ese caso, e6mo.hacfan dado el cardctor de la organizacion. —Todos, mis o menos, somos individuos con rela- ciones personales. Nos es £3 ubicados en el plano 2¥ son los mis radicalizados en el criterio’ de ustedes Ips que estén bien. ubicados? —Si, cn términos generales si... pero podria decir- Te que ese concepto asi slo no aleanzn,.. es nocesa- rio que ese hombre tenga ademas una yisién’ més 0 28 @ CRISTIANISMO Y REVOLUCION menos clara de que la finalidad altima de la actividad sindical no es la de solucionar problemas. econémicos inmediatos, sino Ja de transformar Ta condicién de ex plotado dei trabajador. Entonces ustedes, i Espere, hay mis todavia. Debe estar eonvencido de que solamente por la lucha revolueionaria que tenga por objetivo aeceder al poder podrd en definitiva cam- biarse esi condicidn. —EL término “radi bastante poco. exp ; Si... usted fue quien lo us6, Es Verdad... En definitiva el ‘contacto ustedes 10 buscan con gente que tiene con el MLN grandes, pun- tos de coincidencia ideolégica, s —Si, nunca derrochamos esfuerzos partiendo de cero. Ahora’ debo decirle que, en general, les resulta muy dificil, x los individuos que tienen aiios en Ia militan- cia sindical, establecer una relacién tebrico-prictica ‘entre xu trabajo y el nuestro. 8 Yo hubiers dicho que era lo contrario. —Por supuesto que tenemos una parte de a corride cuando empezamos a trabajar con un comp Fo que tiene experiencin en lax hichas gremiales.. pero al minmo ticmpo hay una valla dificil de vencer. Nuestro obrero se ha acostumbrado « luchar por me- tas econémicas ¢ insensiblemente ha transformado €s0 ‘en un fin, Nosotros entendemos, por el contrario, que Ia Iueha por la mejora del salario y metas similares ¢s un medio, Un medio para agrupar al obrero. A. par- tir de alli, si la lucha se proces. con una orientacién correcta, si los planteos van adquiriendo un tono cada vez mas radicalizado, legaré un momento en que los trabajadores tomaran conciencia de que el movimie! to obrero tal como esti estructurado no puede enfren- tar Ia violencia desatada por el gobierno y de que los sindicatos funcionan efieazmente slo en _condicion de legatidad. Llegados a este punto la accién sindical se convierte en la antesala de la accién politica, En la respuesta a una de las “Treinta preiwuntas”” ustedes dicen que los hechos reales basicos en que la organizacion funda las Iineas| estratégieas para ese momento son: la crisis, el alto. grado de sindicaliza- cién de los trabajadores, el grado de preparaciin del rio, ete. ; Usted cree que Tas eh cuenta a lox efectos de determinar una estrategia, han sufrido modificacio- nes en @stos dos. afios? —En cuanto a la crisis que sufria el pais en el mo- mento de lax “Treinta preguntas”, sabemos que St curso y que es ahora mucho mas grave que enton- ces yomufcho més grave que lo que aflora realmente. Lax ‘condiciones objetivas se yan dando a una gral Velocidad. Ya el Uruguay no escapa a las circunstan ‘en que el resto de América est inmerso, Vam ndo de ser una isla para entrar en la geograti Jatinoamericana, En ctianto ‘a los movimientos sindicales, ;no. cree que en este sitio aito han sufrido wn cierto ‘deteriora? —Ean alguna medida si, pero a ese punto habia que Hear para contprender la neeésidad de cambiar los ‘esquemas organizativos y lox métodos de lucha. —ZCree que estos dos afios,aportan una experiencia que en algtin sentido puode confirmar el acierto en la cleceién de la ciudad como lngar fisico donde ubicar Ia guerrilla? Creo que estos dos aiios confirmaron el acierto de esa forma de lucha. —1Cémo explica que’ ditimamente haya caido tanta gente? —Hay algo que es obvio. Cuando un organismo co- mo el nuestro crece, y el nuestro enti creciendo muy izado!” me parece, en exe caso, yelozmente, el-mecanismo de seguridad se resiente, da do que el tiempo necesario para Ix preparacién de los fevon quadros es inuuficiente, Por otra parte, a los | mismos Individuos a los que nosotros les echamos el ojo por considerarlos militantes en potencia, también lex echa el ojo la polici —zUsted ‘erve, ontonces, que cl movimiento. esti ereciendo velozmente...? {Le parece que este fené- meno indica que las condiciones subjetivas de nuestro medio e han modifieado? —Es un indice, evidentemente, Lo que usted Hama condiciones subjetivas —el término a mi no me gusta mucho— se han modifieade. Los caminos que perm! tian la amortixuacién estin fraeasando, la gente va Fipidamente tomando vivimos... la crisis. si Jos gobernantes. .. iGree que o\ cabo algén papel al MLN en oste 4. fendmeno de concientizacion? } —Hemos ‘contribuide. Usted no cree que la accién | contra la Financiera Monty, ‘poniendo al descubierto os nexoclados que implicaban u varios personajes de este gobierno, no fue importante? De todox modos, podemios olvidar que Ia accién del gobierno nos ha favorecido tremendamente. Cudl cree usted que es lu opinién mas generali- | ada respecto al movimiento a quo pertonece y al mé- todo de lucha que éste propone? —Yo diria que hay un comicnzo de comprensién de auestra Tinea en el sentido de que la soluelin sdlo la dara Ia lucha armada. Pero... pienso que tenemos | gue hacerle Negar al individue los lineamientos que le permitan comprender el sentido de esa lucha. Hemos creado la expectativa y la avidex de saber quiénes s0- mos y a dénde vamos, Ahora nos toca demostrar que fencmos una idea clara de cimo se leva a cabo uni lucha. revolucionaria. | Usted, como intogrante del MLN, tiene una expe- riencla que puede medirse en afios, ¢sté entre sus ini- siadores.... Si —Mo intoresaria saber sien algin momento \pudo comprobar respecto de usted mismo o de sus compa- fiwros, las graves consecuencias psiquieas que Debray previera para el guerrillor urbano. —éSe refiere, por ejemplo, a lo que el francés la~ | maba “desdoblamiento de personalidad”? —Ss a esa angustiante disocintién que se produce | en el guerrillero urbano, como resultado de alternar Ia vide corriente con la clandestina, ‘ —Por ahora no hemos podido comprobarlo, De todos | modos... Y aun admitiendo el desdoblamiento, In Ja- ‘cha es el Gnico camino y hay que marchar para ade- | ante. Probablemente, las auevas generaciones vietna- | mitas lo tinico que saben hacer es matar. iNo le pas “Fece que eso puede crear traumas muy graves en un ser huniauo, problemas psicoligicos seriesisimos? ;Us- ted leyé a Fanon? —ilos condenados de In tierra? Si, | Bueno, yo le pregunto: aun siendo exacto lo que “Debray prevé, qué podemos hacer? —iEn cuanto a lo que Debray. llama In “neurosis |e suerra”, inevitable, segvin <1, en el guetrifero ur- no? —Sin comprobacién... sin comprobacién. ... —dice mi reporteado con ese aire calmoso que parece conju- Jar, no ya la neurosis, sino toda idea de nearosie—, Hay que leer el “Diario”, zqué es la “cara de corco™ 4 que se refiere ol Che? iQué momento le parece mix dificil para an mi- meiencia de la realidad que remedio... la corrupeién de litanto.... Mas dificiK porque se siente con menos ca- Pacidad para sobrellevarlo? rasca, la nuca;,me mira, se mira las manos... ++. YO me preunto emo ya no gritd: “la tortun Sosegudamente dice: “En mi experiencia...” —iPero usted fue toxturad Ab, ff Bsa es una linda experiencia En mi vida he visto un ejemplo mas acubado de deformicién profesional, —Fxpere un poco... No confundamos./ Ex un mo- mento muy difiel... muy i pero. ayuda. A eonocerse, a entrever la medida quo’ uno tiene de’ au propia resistencia. Yo le diria que ver cact @ un com- Daiiero y to poder hacer madi -Usted diria que se sionte con menos eapacidad para safrir una sitoacién asf... —No sé, no me ha pasado, pero es de las cosas ue me parecen max dificiles de sobrellevar, —Cuando se acerca un aspirante al movimiento, se suporio que hay en él condiciones Ideolbgicas, mora Jes y de cardcter que lo aproximan.... A pesar ie esto, se ine ocurre que Ja organizacion’ tondra que fomen: tar determinados rasgos y batallar contra otros. itn definitive, tratar, de hacer de ese hombre un. mili- tante tif. —Hay wna cosa que ex basica: una revolucin to 1a los hombres como son, no podemos hacerlon a muci- tra imagen y semejanza. Nosotros, los que estamos fn esto desde hace aios, tenemos failas... No hay que olvidar Ja educacién qie mamamos desde nifos. De cualquier modo, se trata de hacer con el compaiero ae se aceres, un trabajo que lamamos de. proletarh zacién... —Consinte... —Consiste en desarroliar en él el espirita de ca: aderia, conciencia de antodiseiplin 4Vor qué le Haman “‘proletarizacion’”? —tisted no me dejé decir lo mis importante... Se trata do crear en el militante un sentimiento de de- pendencia para con cl grupo, La conciencia de que n0 puede bastarse a si mismo, de que Tos otros le son ime prescindibles. Se le lama “‘proletarizaciin™ porque ¢a- te es el sentimiento propio del obrero, El modo de producelén en et régimen capitalista genera en el tra- hajador Ia conciencia de Ia relacion con los otros tra hajadores. El sabe que su producto no es obra de st solo esfuerz0, sino et resultado del estuerzo colectivo. Ex un sentimionto que no existe en cl. pequelio bungais’? Dequetio burgués se siente autosuficiente. Ota cosa que hay que hacer comprender al individwo que pasa a integrar el movimiento, y esta tares es generale mente dificil, es que la revolucion se realiza en instat- ins pequenas y continuas, que cl hecho heroico es un instante; que son mis mumerosos los hechos tediosox aparentemente intrascendentes. Cuando cl militante lid esto, tal vex entendié lo esencial, Cual le‘ parece la condicién de carécter més im- portante para un topamaro? —La voluntad y... ¢Recuerda Jo que decia el Che sobre’ la, honestidad? TS “Be,un hombre honesto se puede hacer un re- volucionario + la yoluntad y In honestidad. Con esas dos cosas se puede hacer un revolucionario, MARCHA MARIA ESTHER GIGLIO Montevideo, mayo de 1969 CRISTIANISMO Y REVOLUCION ¢ 29 OBISPOS Que recién después de diez afios de la Revo- lucién, los obispos de Cuba hayan hablado, co- mo lo hacen en el documento que publicamos a continuacién, demuestra hasta qué punto la Jerarquia Eclesiistica se mantenia al margen de la construccién del socialismo y de la nueva realidad cubana, La inteligente politica del gobierno cubano con la Iglesia Catélica hizo que la Jerarquia reaccionaria se autosilenciara y se encerrara en un aislamiento que la alejaba cada vez mas del proceso nacional y del pueblo. Esta situacién no se agravé gracias a la presencia del Nuncio del Vaticano en La Habana, monsefior Zacchi, Es- te Nuncio es, sin duda, el artifice de las nuevas relaciones entre el gobierno revolucionario y la Iglesia, y un cristiano que ha comprendido pro- fundamente la Revolucién Cubana y que admi- ra personalmente a Fidel y al Che. Otro elemento, el mas fundamental, para comprender que los obispos cubanos Meguen a condenar el criminal bloqueo norteamerieano a Cuba es la incorporacién de cristianos a la dura lucha para la construceién del socialismo y para echar las bases del hombre nuevo. Hay tres aspectos que deben considerarse por encima de la propaganda estupida del im- peridilismo y sus sirvientes locales que han te- nido mucho cuidado en escamotear la informa- cidn de este documento de los obispos de Cuba: a) las excelentes relaciones entre el Nuncio Zacchi, Fidel y el gobierno de Cuba; b) el he- cho de que la Iglesia —como Jerarquia y factor de poder— no pueda, aunque lo intente, “aco- modarse” con la Revolucién y dar ¢} especticulo lamentable que se ve en algunos paises Hama- dos socialistas; c) la admiracién fraterna de los revolucionarios eubanos por Camilo Torres y Por la militancia de los cristianos revolucio- narios en todos los paises de América Latina. (Bastaria decir que los mensajes de Camilo ‘Torres han merecido en Cuba una edicién de 20.000 ejemplares y recordar Ia presencia de li madre de Camilo junto a Fidel en el 10° ani- versario). Podemos decir sin exagerar que los obispos que firman este documento estin con Fidel en 30 © CRISTIANISMO Y REVOLUCION la medida en que la condenacién del bloqueo de Jos yankis Jos coloca, por fin, en una actitud positiva y realista frente a la Revolucién Cu- bana, al pueblo de Cuba y a su lider. En Cuba estar contra el bloqueo, es estar a favor de la Patria y del pueblo, es estar con Fidel. Seguramente el documento decepcionari a nuestros lectores: no se advierte ni la riqueza, ni la fuerza, ni la sencillez y claridad que po- dria esperarse de una Iglesia en una sociedad socialista (1). Pero, de todas maneras, es im- portante destacar este esfuerzo de la Jerar- quia cubana debido, seguramente, a la presién de las bases cristianas comprometidas con Ia Revolucién y a la toma de conciencia que sig- nifica —en las palabras al menos— la Confe rencia Episcopal de Medellin, Colombia. Sefialamos al mismo tiempo dos pronuncia- mientos contra el bloqueo de Cuba: la denuncia de esta injusticia hecha por monsefior Helder Camara durante su viaje a Estados Unidos y la adhesion del R.P. Louis Colonesse, director de Ia divisiGn Jatinoamericana de la Conferen: cia Catéliea de los Estados Unidos quien mani- festé su {otal apoyo al planteo de los obispos para que se ponga fin al bloqueo norteameri- cano. Que la publicacién de este documento sirya para hacer reflexionar a los cristianos y a los hombres de buena voluntad, para movilizarse en repudio al bloqueo yanki a Cuba. Estos obis- pos cubanos pasarin, Iégicamente. a engrosar las filas de los “subversivos” y “extremistas” de América latina. El deber de solidaridad con Cuba, a partir de este pronunciamiento, seré un imperativo tam: bién para los cristianos qye durante estos 10 afios han vivido en Ia ignorancia, en el engane © en el veneno con que se maneja toda infor: macién referida a Cuba y a su heroica Re: volucién, (1) Para comprender la mision de la Iglesia en Id sociedad inta de Cubs, es fundamental meditar ef trabajo del tedloso cubano Arce Martiner, publicada en CRISTIANISMO Y REVOLUCION N° 6/7, abril de 1068, CON FIDEL A nuestros’ sacerdotes ¥ ficles Queriddos hermanos ¢ hijos: Tir el cars tu’ Condfenitewstortor'—esloveae e princoton Ge taaroos semneaecs Va. cafe oo Ted bos doruimeates eazosana dee Seguaa Ovuts- fonda’ General del Eplacopeds.Uatinommtricano, yard fr traducendo en normes prechohe ton, prtnaipia go ovales de rexovselon allt Contenido, ‘Al reanuda® ahora esa. reflexn, eteogies como finn) Contral a harieno dleeutvo’Taiugesal cane a Santo Faire —do visita cn Booth ‘en ocecion del Teigésimo Noveno. ‘Congreso, Bitcaratice -Tntornecio- al, quiso abrir lou ‘debates ou taviocon, luge despete™ por espacio de-onco atés on\ la clatad Golem Binns de’ Modclll Ua’ dtscarso, por elcrto,"pltirico de sabias recomendaciones paternales que abarcan des- de lo que es mas fntimamente nuestro, es decir, las orientacionesrelativas a muesten santifieaciom af tes, Ginomio de vide, al valor 9a lon riengon do la'fey ala oracién y al ministerio de la palabra —deteniéndose ‘especificamente en las orientaciones apostélicas— has- tar ing orientactonesprictieas en torno’al hecho de ta onvivencin en un continents tremecido or ls ar. duos problemas del desarrollo y a las conseeuencias fio de’ elo ee derivin ‘pars. nostra Shiaclots neue igh enla suse etapa’ que aranea Gx medio ene. feeon “Se inaugura hoy con esta visita —exclamaba solem- nemente cl Papa an ‘nuevo. periodo de Tn vide ele. sidstica”. Y agregaba luego: “El porvenir reclama un @sfuerzo, una. audacia, un. sacrifio "que poner a Ta Iglesia en ansia profuida, Hotamos en‘an moments de Teflexién tatal. Nos lavade. como, uns’ ola deabordunte Ta inguietud earaclarstien de nuestro Serpe expec, mente en ‘stor paises proyectades hacia wa deanrvollo tomplste y ggobindes por la concloncla de’ sus decent los sconbinices, sociale. polities y martin Tote bién Tos pastorea ite Ia iglesia —-gno ee. verdad? fa gan. naya’ cl ania de" los, pueblos en esta fase dela Nistor’ de Ia civiisaion” (Doc. Meds Tl, PD. 16405, Haciéndose eco de estan pelabras luminosas de) Sax: to Padre, Ia Conferencia de Medellin sefalaba én su Mensaje a todos log pucblos de Amétics Latin "come pastores, con "una, fesponsabilidad. cama, queremos omproniternos con Ia vida de todos mucstros pocbios en Ja disqueda angustiosa de solucioncs adecuadas pa- Ta Sus mtn prolomas™ “Yeoncaias "Para hon rentimos solidarios con, loa reeponssbilidedes. sre rica Latina” (DM, 11, PD. 32.33); no aee. adver desputes: "Vuesira misiin pasteral es onencaimente, on servicio de inspiracién y de educacién de las concien- Gian de on creyentet, para ayudarley a perelbit lag responsabilidades de su fe, en su vida personal y en su vida social” (D.M., I, 6, P. 64). inde radica In originalidad do este “nuevo perio- do de In vida eclesiasticn” quo destacaba ol Papa y cuiles on las responsabilidades a que nos comprome- te Ia declaracién do Medellin? Entendemos que, junto con. otros aspectos igualmento importantes, esi origi- nalidad reside en una renovada vision do nuestra moral social de acuerdo con las responsabilidades que nos plan- tea el problems del desarrollo. Sobre este tema versa- ron nuestras reflexiones a lo largo de Ja reunidn, euyos resultados procedemos a exponer. Ante todo es evidente que como pastores de la igle- sia —al servicio permanente ¢ irrenuncisble de la sal- vacion de ‘Cristo para todos los hombres— constituye un deber subrayar que “Ia originalidsd del mensaje cristiano, como dice la conferencia de Medellin, no consiste ‘directamente en In afirmacion de la necesidad de un cambio de estrueturas, sino on Ia insistencia en In conversién del hombre, que existe Inego ese cambio”. La eonversién, pues, leva consigo un cambio de con- duecta en busea ‘de una fidelidad mayor a la voluntad do Dios, fidelidad que tiene en cuenta por un lado Ia moral revelida, y por otro, 1a adaptacion de esa moral de acuerdo con'“lox signos de loa tempos”, segin una visién actual de In virtud de la prudencia. Ahora bien, hhay dos “signos do los tiempos” muy claros en nuestros dias: primero, el desarrollo de loz pueblos; segundo, una complieada red de relaciones humanas, tanto-en ef ordén nacional como en el internacional. De todo esto resulta que no hasta, desile Ivego, una moral simple- mente individual, ni tampoco una moral social que pon- a su acento, casi exclusivamente en el uso de Ins cosas externas; se requiere una moral social, que sin desco- nocer Ia realidad objetiva, tenza’ sin embargo camo pun to de partida Ix persona. humans, en su voeacion al desarrollo intogeal Esta moral planten hoy a eada hombre el deber de cumplir su vocacién al desarrollo. Y en el orden pr {ico de Ias realizaciones tal dober crea, indudablemen- te, una solidaridad humans universal, El amor ha de ser. para ol cristiano el alma de esta generosn actitud, Dicho en otros términos: la actitud del eristian pliea una renovacion de su moral social, méxime euan- do esta inmerso en una realidad como la'nuestra en que se afronta como un movil fondamental el problema del desarrollo, Las linoas maestras de esa renovada “moral social” estiin eontenidas en dos documentos del magisterio uni- versal, de la iglesia que deberiun ostar ineluides en la formacién cabal de todos los cristianos; La “Consti- tucién Pastoral Gozo y Esperanza”, del Concilio Vati- cano I, ¥ la Colebrada Encfeliea ‘sobre “el Progreso de los pueblos” de su Santidad Pablo VI. CRISTIANISMO Y REVOLUCION © 31 “En los designios de Dios Jama el Papn en la “Popaloram Progressio” todo hombre exté llamado a promover su propio progreso, porque Ia vida de todo hombre es una vocaciéa dada por Dios para una misién concreta (N. 15). Este desarrollo que “no se reduce al simple crecimiento econémico”, “no es facultative”, “si- no que constituye como un résumen de nuestros debe- res” (N. 16); de tal suerte que, on definitiva, —mer- ged a tina opeién libre ~acreedora de todo respeto— “por su insercién en el Cristo vivo, el hombre tiene el ‘camino abjerto hacia un programa ‘nuevo... que le da su mayor plenitud, tal es In finalidad suiprema del desarrollo personal”. (N, 16). Mas adn —prosigue diciendo el Papa— “no es sola- mente este o aquel hombre, sino que tedos tos hombres estén Namados a este desarrollo pleno”, de manera que “la solidaridad universal que es un hecho y un bene- ficlo para todos, es también un deber” (N. 17). De- sarrollo que “siendo el hombre de la paz” (N. 87), con- sistina, en Altimo término, en el “paso” para cada uno todos, de condiciones de vida menos humanas jones mas humanas” (N, 20). Por su parte, Ia Constitucién Pastoral “Gozo y es- peranza” nos Hama la atencién sobre el hecho de que el desarrollo ha de estar siempre “al servicio del hom- bre” y ha de permanecer siempre “bajo contro! hu- mano”, puesto que cada hombre concreto ¥ todos lox hombres deben ser siempre tos sujetos insustituibles ¢ inviolables del desarrollo integral y volidario (GS. N. 64-65). Claro que no se trata de una empresa fécil, Por el contrario, supone una tarea inmenss, El propio Conci- Mo Vaticano I nos dice: “Los pueblos que estén en ving de desarrollo, entiendan bfen que han de buscar expresa y firmemento, como fin del propio progreso, Ia perfeceién humana de sus ciudadanos”, Yu ren- zlén seguido afirma: “Tengan presente que el progre- 80 surge y se acrecienta, principalmente, por medio del trabajo y Ia proparacién de lox propios pueblos, pro- greso que debe ser impulsado no sélo con las ayudas exteriares, sino ante todo con el desenvolvimiento de lax fueras y cultivo de las dotes y tradiciones (GS, N. 85). La importancia del trabajo en Ia perspectiva de una renovada moral del desarrollo, ha de conducirse for- zosamente a renovar nuestra expiritualidad eon rela- cién al mismo. Aunque deploramos los exce‘ox que puc- dan acompatiar era realidad necosaria para conseguir el desarrollo, y auspiciemos todos los medion legitimos para wuperatios, el trabajo del cristiano tendra siem- pre una motivacién espiritual que le es propia y que nadie podrd arrebatarle, Ninguna sintesis mejor, ni mix autorizada al respeeto, que Ia que nos ofrece Ia misma Enciclica sobre “El' progreso de los pucblos”; “BI trabajo ha sido querido y bendecido por Dios. Creado a imagen suya, el hombre debe cooperar con el Creador en In pérfeccién de la ereaciin y marcary & sa vez, Ia tierra con el cardeter espiritual que el mismo ha recibido”. Porque “todo trabaiador ex un cread Mas atin, viviendo en comin, participando de una mi ma esperanza, de un sufrimiento, una alegria, el trabajo une las voluntades, aproxima Jos espiritay y funde los corazones; al realizarlo los hombres descubren que son hermancs”. Y no obstante “au ambivalencia y los riesgos que conlleva de posible deshumanizacién “el trabajo de los hombres, mucho muis para el cristianismo, tiene todavia Ix mision de colaborar en Ta creacién del mundo sobrenatural, no terminado, hasta que Ieguemos todos juntas a consti- tuir aque! hombre perfecto de que habla San Pablo, que rewliza la plenitud de Cristo”. (P.P, N. 27-28). 32 © CRISTIANISMO Y REVOLUCION No somos ajenos de ias implicaciones y sacrificios ‘que comporta esta actitad eristiana, Pero e! Sefior nor ha dicho: “Vosotros sois ta luz del mundo, No puede estar oculta una ciudad. situada en Ia cima de an monte. Ni tampoco se enciende una lampara para po- nerla debajo del celenin sino sobre el candelabro. para que alumbre a todos los que estén en la casa. Brille ast vuestra luz delante de los hombres, para que vean vue trax buenas obras y glorifiquen @ vuestro padre at ests en los cielos”. (MT, V. 18-16). Por lo demis, ;eudntes exeesos ho son debides a Ia situacién conereta de aislamiento en que venimos vi- viendo desde hace varios allo! :Quién entre nosotros ignora Iss difieultades de toda indole que entorpecen el camino que debe conducir al desarrollo? Dificufta- des internas, originadas en Ia novedad de la preble- matica y em su complejidad téenfea, aunque producto también de las definiciones y pecados de los hombres; pero, en no menor proporcién, dificultades externas Vineuladas a Ja complejidad que condiciona Ins estruc- turas conteporéneas de las relaciones entre los pue- dios, injustamente desventajosas para los paises dé- biles, pequefios, subdesarroliados, ;No es dete el cxso el Hoqueo econémico a que se ha visto sometide nues- tko pueblo, cuya prolongacin automética acumula grandes inconvenientes a nuestra patria? Inconvenien- tes que pesan, principalmente, sobre nuestros obreros de la ciudad y' del campo, sobre nuestras amas de casa, sobre nuestros nifios y Jévenes en proceso de cred miento, sobre nuestros enfermos, en fin, para no alar- gar.los casos, sobre tantas familins afectadas por la separacién de sus seres queridos. Buscando ¢! bien de nuestro pueblo y fieles al ser vieio de los mis pobres conforme al mandato de Je- surristo y al compromiso proclamado nuevamente en ‘Medellin, denunciamos esta injusta situaciin de bloqueo que contribaye a sumar sufrimientos innecesarios y a hacer més difiell la birqueda del desarrollo. Apelamos, por tanto, a Ja conciencia de cuantos estén en condicio- nes de resolverla para que emprendan acciones deci- didas y ofieaces destinadas a conseguir el cese de esta medida, Al concluir estas reflexiones hacemos nuestras Ins Palabras dirigidas por Pablo VI a los obispos de Amé- riea Latina que expresan la actitud del cristiano an el problema de un mundo que sufre y lucha por con- teguir au desarrollo integeal: “La transformacién pro- funda y previsora de la cual en muchas situaciones ac- tuales ‘tiene neeesidad 1a sociedad, In promoveremox ‘ando. mas intensamente y ensefiando a amar, con energin, eon sabidurft, con perseveraneia, con ’acti- tides préeticas, con confianza en los hombres, con se- guridad en la ayuda paterna de Dios y en la fueraa mnata del bien” (D.M. I P. 27). . Todas estax tecomendaciones del Santo Padre ad- quicren an signifieudo especial, dentro de esta octava de la Paxeua de Ja Resurrecciin de! Seftor, en Ia cual confismos para evar a cabo un cambio profundo en nuestra vida cristiana, La Habana, dice de abril de y nueve, il novecientos sesenta Evelio, arzobispo de La Habana, Alfredo, obispo de Cienfuegos. Manuel, obispo de Pinar del Rio, José, obispo de Matanza, Adolfo, obispo de Camaguey. Alfredo, obispo auxiliar de La Habana, Fernando, obispo auxiliar de La Maban: Peciro, aiiministrador apostélico de Santingo de Cuba. Esta ‘comunicucion debord ser leida a los fielew todas las misas del domingo veinte de abril de 1969, { CHILE | . “Iglesia Joven” condena ‘la masacre de Frei 1, — Los fanestos acontecimientos que se han. pro- Jongalo durante largos afos, y a los que sltimamente se han sumado los de Puerto Montt, nos obligan a elovar publicamente nuestra vor, Como chilenos y como cristianos queremos mani- festar adhesin total x quienes han sufrido injusta y “brutal represién. Invitamos a todos los que no han te- nido ocasién de firmar esta carta, para que ve unan & nuestro grito ya muestra accién. Esperamos de la autoridad eclesisstiea que nos representa, una ratifi- cacién péblica y oficial de nuestra opinion y de nues- tra exigencia, Es el motivo de esta carta a la Tylesia de Santiago. ‘Aunque ‘no podemos sor jueces en esta causa, debe- mos sefialar como ciudadsnos representatives. “de un vvasto sector nacional, las responsabilidades de las par- tes que intervinieron’ en el conficto. Aunque “los dos ‘campos ton distintos, de In misma mancra que son soberanos los dos poderes, cl aclesiistico y e civil, ¢ada uno en su terreno”, “lo que cuenta para nosotros ‘es el hombre, cada hombre, exda agrapacion de_hom- hhres, hasta In humanidad entera” (Paulo Vj, “El des arrolio de 108 pueblos”), Queremos expresar con toda sinceridad que en estos dias hemos sufrido hondamente, En nuestra. concien- ‘cia y en horas larygas de diseusion comunitarin, son mos de nievo may fuerte nuestra ausencia vital en los acontweimientos del mundo. Tenemos que decirlo: po- eas veces hemos tenido un dolor tan auténtico, Eu realidad, estamos tan aasentes, que ya nadie se pre- gunté siquiera: “z¥, donde esti Ia Iglesia, donde se refagiaron Jos eristhinos sino los encontramos junto chilenos cubiertos de harro, de légrimas, de ", No hemos estado alli entonces. ‘Tampoco cuando por Io menos podfamos sostener a los dolientes y cuando, de todas maneras, debiamos apos- trofar a fos culpables. No, puede continuar sfendo. hueca Ja palabra. jerér- 2 “el cristiano es pacifico y no se ruboriza de ello, No ¢s simplemente pacifista, porque es capaz de combatiz”. (Documento de la Conferencia de Obispos Latinoamericanos reunidos en Medellin”), Si la Igle- sia prolonga sa ya largo siloncio, necesariamente se compromvte en una aparente o real complicidad, 2. — Condcemos on carne propia la causa primor- sal y permanente de esta agitacién popular, Cuando se nos exige entregar el dinero, que tan dificilmente Jogramos ganar, para depositario en los organismos del Estado! que ‘nos darian opcién’ a un lagar donde vivir, Pero infinidad de veces las casas se entrogan por via del compadrazgo, mientras en las oficinas se nos tramita duranto! meses y afios. ‘Mas adn, ya los hijos y ia familia no constituyen galardén; lox méritos. se asignan por le cantidad de dinero que el postulante puede ofrecer. Sentimos amariamente In burla cuando 108. sitios —prometidos 0 asignados— se convierten en burdas mentiras porque “hay que esperar unos meses mds”, ¥ pargue “esos sitios se los daremos en otro lugar” A pesar del esfuerzo gubernamental, se prolonga el calvario de tantos.afios porque el pueblo Ucbe esealar la montaiia barocritica. Ni la tramitacién ni las con- diciones de las viviendas eonsideran nuestra dignidad de personas, motivo de tantos discursos pasados y al parecer olvidados 3, — Nuestra frustracién es agotadora cuando com- probamos que las casas se asignan de inmediato y sin trduites. como un medio de paliar la reaccién indig- nuda del pueblo. Asi se hizo de nnevo ahora en Puerto Montt, ;Se pretends cfuicamente pagar esas nuove vidas con las 8 casas hurtadas, quizis, a otroa expe- ranzadop trabajadores? Habra que destinar en cada familia dol pueblo un martir que compre con su san- gre lo que no logran los ahorros mezguinados a exi- gies salarios? {Acaso las grandes mansiones, los autos de millonarias patentes que nos desafian diaria- mente en las calles no estén pidiendo que Jos necesita- dos tomen de alli la parte que los poderosos —nacio- ales e internacionales les han robado? 4. — Denunciamos la instrumentalizacién electoral de nuestras necesidades. Los ejemplos son infinitos. Todos los partidos se han mezelado en esta feria, Partidos do gobierno y de oposicién por igual, buscan votos despertando egperanzas que no satisfacen. Olvi- dana un’ pueblo que los eligié, o to tratan de inmadu- 10 9 manipulado cuando se les enfrenta. “No es raro comprobar que estos grupos 0 seetores, con exeepeién de algunas minorias, califican Ge accién subversiva too intento de-camblar un sistema social que favore- co la permanencia de sus privilescios”, (Documento Me- dellin), Organizan ¢ incitan al que no tiene techo, ine cluyendo ain a abusadotes que ya posoen sitio. Des- pués que el pueblo ha recibido Ia racién de golpes y de muerte, unos se disculpan y “lo lamentan®. Otros usan el hecho para presentarse como redentores del lugar, aunque en la accién concreta no estuvieron, vemos saber dénde esté cl dinero del pueblo. rremos saber qué clase de justicia, qué clase de go- bierno, qué clase de legistatura se pretendo hacer con este desorton y esta falta de honrader politica y ad- ‘ministrative, CRISTIANISMO Y REVOLUCION ¢ 33 5. — Se ha insistido, majaderamente, en Ia relati- viracién que la Iglesia ‘ha hocho de la violencia reyo- Jucfonaria, Pero es mis urgente hoy en ‘América, in- sistir en ia condenacién que ha hecho In Iglesia ‘a Ia violencia oculta en legislaciones clasistas, culpable di- recta de muchas mis muertes que aquella. “La paz no es Ia simple ausencia, de 'violencias y dorramamientos de sangre. La opresién ejercida por os grupos dle poder puede dar la impresién de man- tener la paz y cl orden, pero on realidad no es sino el germen continuo e inevitable de rebeliones y gue- ras”, (Ddoc. Medellin y Paulo V1). 8, — Denuneiamos esta desviacién homicida del po- der. Los que fueron elegidos para ejercer la represen tacién popular, lo fueron para administrar y no pera esclavizar. Para nosotros cristianos, toda autoridad sig- nifiea una ‘responsabilidad de SERVICIO. y no de punidad en el desvario, El camino que deben hacer los obernantes CON el pueblo no puede convertirse en tina senda de persecucién y de sojuzcamiento. “Algu-\ ‘tos miembros de lox seetores dominantes reeurren, a Yeees, al uso de Ia fuerza para reprimir drasticamente todo intento de reaccidn. Les seré muy f4cil encontrar aparentes justifieaciones idcoligicas (por Ej. “antico- munismo”) 0 pricticas (por Fj. conservacin del “or- den”) para cohonestar este proceder”. (Documento Me- dellin). Ex imposible encon Ia imagen de un, gobierno po berador. Testis no quiere Ia esclavitud del pueblo, sino su li- beracién, Por tanto, los servidores del pueblo que se transforman en sus verdugos, pierden su autoridad y su vigencia. Deben reconocer ‘su error, Deben_enmen- dar su camino. DE LO CONTRARIO DEBEN IRSE. 7, — No basta lamarse cristiano para serlo. Cau- sa indignacién el usufrueto del nombre de cristiano para pintar la fachada de una organizacién humana donde muchos se declaran exprecamente no cristianoe y. donde otros menosprecian la sangre de sus hermanos. No podemos tolerar que partidos politicos tomen el nombre de Cristo, Exigimos que se-suprima del nombre del partido de gobierno el ealificative de “cristiano”. Rl Evangelio de Gristo es demasindo grande para comprometerlo en la accién de cualquier partido. Hay muchas posibilidades compromiso social y politico nacidos del Evangelio, pe- ro minguno de esos grupos particalares pueden mone- polizar“el nombre de Cristo. En Chile, el uso de “cris- tinno” pura un partido es causa de divisiones en un pue- blo religioso que no identifiea, ni puede hacerlo, su fo con un partido. 8, — Ya no podomos esperar més. “La caridad de Cristo nos urge”. Nos quema Ia Palabra de Dios que se hizo came. Los hechos deben ser desde hoy nuestra does, La sangre de Hungria y Checoslovaquia, del Viet- nam, de los Kennedy y de Luther King; la sangre del Seguro Obréro, de José Marfa Caro, de El Salvador y de Puerto Montt estdn gritando. Proguntan: ;Qué han dicho, qué hacen los de Cristo? Nos quema, la res- puesta porque hoy no Ia tenemos. Tanta traicién, tan- fa mentira ya han condenado este sistema capitalista en que vivimos, asi como todos 10s imporialismos, que se disfrazan en variados colores y latitudes de "*pactos, alianzax” y desarrollos para aplastar y dominar x los pueblos. Hemos dicho: “los pueblos -hambrientos in- texpolan hey, con aconto dramstico, a los pueblos opu- lentos”. (Desarrollo de los pueblo), “No podemos decir “vayan en paz, caliéntense y hér- tos golpes_ a los pobres, Shee ee eeesaclOnarie, te 34 © CRISTIANISMO Y REVOLUCION tense... de qué sirve? Asi también 1a fe, si no tie: ne obras, esté realmente muorta”. “Yo te probaré por las obras mi fe”. (Santiago, 2.15). Urge Ia definiclén cristiana para liberar a los hom- bres. Lax palabras ya estin suficientemente dichas. “La hora de In aceién ha sonado ya... todos los hom- bres y todos los pueblos deben asumir sus responsabi- lidades". (Desarrollo de, los pueblos). “intiéndazenos bien: 1a situaciéa presente tiene que afrontarse valerosamente y combatirse y veneer las Injusticias que trae consigo... Cada uno debe aceptar gererosamente su papel, sobre todo lov que por su educaci6n, su sitoacion y su poder tienen grandes po- sibilidades de accidn, Que dando ejemplo, empiecen com sus _propios haberes, como ya lo han ‘hecho muchos hermanos nuestros en el Episcopado. Responderan asi 4 Ta expectacién de los hombres y serin fieles al espi- ritu de Dios, porque es “el fermento evansélico el que hha suseitade y suscita en el corazén del hombre una exigencia incoereible de dignidad”: (Desarrollo do los pueblos). “Nosotros: nuovo pueblo de Dios, no pode- mos dejar de sentir vu paso que salva cuando so da el verdadero desarrollo, que es cl paso para cada uno ¥ para todos, de condiciones humanas a condiciones més fumanas”.' (Doe. Medellin). Insistimos. A nosotros mismos y a todos nuestros hermanos: “Debemos evitar dos peligros: ‘TODO S0- BRENATURALISMO QUE NOS HAGA EXTRANOS EN LA MESA DE LOS CHILENOS; y un olvido de nuestra personalidad propia como catélicos. En algu- nos pareciera darse un afén de ocultar todo lo que es propio del canicter cristiano, Eso es un mal servicio, tuna posicién inauténtica. Seamos lo que somos y ofrez= amos a todos el don fraternal de Jo que. somos, Palsos y turbios padores no ayudan a lo claridad, condicién exencial para ol didlogo, La gestacién de Chile necesita de nuestra fe y NO DE POSICIONES AMBIGUAS”, ‘Voluntad de ser). jon “el papel de Ia Jerarquia ex el de ensefar e interpretar auténticamente fox principios morales que hay que seguir on este terreno” (Desarrollo de los pueblos), sabemos por Jexin que “por sus fruton los La situacién de hecho ‘es gue la Iglesia pese a la pobreza real de iilgunos de sus ‘Obispos, sacerdotes y religiosos tenemos lo. necesa- rio para Ia vida y una eierta seguridad, miontras los pobres earecen de lo indispensable y se debaten entre a anguatia y In incertidumbre. Y no faltan ensos en que lon pobres sienten que-#as obispos 0 piérrocos y religioeos, no se identifican realmente con ellos, con sus problemas, con sus angustias, que no. siempre apoyan 44 Jos que trabajan con ellos o luchan por su suerte”, El Etangelio nos exige “la urgencia de traducir ese esp ritude pobreza en estos, actitudes 7 sistemas de vida qq o hagan un wigno mds Ticido y auténtico de su or. La pobreza de tantos hermanos ¢lama Justicia, soli- @aridad, testimonio, compromiso, exfuerzo y superacién para el’ cumplimiento.pleno de fa misién salvadora en- comendada por Cristo”. “Bsta es Ia verdadera como- nnidad do los. croyentes, una “Iglesia libre de ataduras temporales de conveniencias indebidas y de prestigio ambiguo”, (Doc, Medellin). CARTA ABIERTA AL CARDENAL DE CHILE marzo de 1969 DOCUMENTOS DE TERCER MUNDO China: habla Lin Piao Con el propésito de realizar un anélisis y estudio critico del informe de Lin Piao ante el IX Congreso Nacional del Partido Comunista de China y, sin que ello importe difusién, sos- tenimiento ni vinculacién alguna con tales apre- ciaciones, es que se publica el texto del referido informe. En las préximas ediciones se publi- Camaradax: El IX Congreso Nacional de! Partido Comunista de Chiou ser un, congreso de trascenden- en In historia do nuostro Purtido, estro Congreso se celebra en momentos en que la revolucién cultural proletaria, iniciada y dirigida personalmente por el Presidente Mao, ha loxrudo ran: des. victorias. “Esta gran tempestad ‘revolucionaria ha demolido ¢) cuartel general burgués acaudiilade por el renegado, agente enemigo y vendeobroros Lin Shao- chi, ha desenmascarado’ ai puiado de renegados, agen- tes’ secrotos y dirigentes seguidores del camino capi talista imponitentes dentro del Partido ‘que tienen a Liu Shao-chi como representante general, ha frustra- do su conspiracién para restaurar el capital ha fortalecido enormemente ta dictadura del pro do de nuestro pais y ha robustecide grandemehte a nues- tro Partido, preparando asi plenas condiciones en lo politico, idéolégico y, orxanizativo para el prosente Congreso. 1. — Preparacién para ia gran revolucién cultural proletaria La gran revolucién cultural protetarin de nuestro sais ex una verdadera revolucién proletaria de gran envergadura, El Presidente Mao ha expuesto on términos conci- sos la necesidad de esta gran revolu “La presen- te ran revolucién cultural proletaria ex completa- mente necesaria y muy oportuna para consolidar Ia dictadura del proletariado, prevenir la restanracién del capitalismo y construir ef socialismo”. Para compren- der a plenitud esta afirmacién cientifiea del Presiden- cardn los anilisis y estudios eriticos correspon- dientes a este problema que ha sido recogido y dado a conocer por la prensa mundial, espe- cialmente con motivo de los incidentes fronte- rizos entre China y la URSS y la actual reunién, en Mose, de la Conferencia Mundial de Par tidos Comunistas. te Mao, debemos compenetrarnos profundain Ia teoria del Presidente Mao sobre la contim la revolucion bajo la dictadura del protetariado, En 1957, poco después de clansurado el VII Con greso Nacional del Partido, el Presidente Mao jmublicé sa jrran-obra Sobre el tratamiento correcto de Iss con tradiceiones en ef seno del pueblo, en In que, a conti nuacién de sn “Informe ante la I Sesién Plenaria del VII Comité Central dg) Partido Comuniata de China’ trata en: todos lox aspectos las contradieciones, clases ¥ lucha de chives en las condiciones de la dictadura del proletariado, formula: integramente la. tesis sobre Ja existencia en la-sociedad socialista de dos tipos de nataraleza distinta: contradicciones osoteos ¥ el onemiga y contradicciones en el seno de] pueblo, y Id grun teoria sobre la continuacion de la revolucién bajo ka dietadura dol proletariado. Ks- ta obra ilumina como un faro brillante ¢l_rumbo de la revolucién y construccin sacialistas de nuestro pais ¥, a Ia vez, sienta la base tedrica para la’ presente gran revolucién cultaral proletari A fin de comprender con mayor profundidad la gran contribucién histériea del Presidente Mao, ex necesa- rio retordar hrevemente la experiencia histériea del movimiento comunista internacional. En 1852, Marx dijo: “Mucho antes que yo, algunos historiadores burgueses habian expuesto ya el desarro- lo historico de esta lucha de clases y algunos econo- mists burgueses, la anatomia econémica de éstas. Lo e 0 he aportado de nuevo ha sido demostrar: 1) que Ja cxistencia de lax clases s6lo va unida a determina- das fases histéricas do desarrollo de la produccién; 2) que la lucka de clases conduee, necesariamente, a la dictadura del proletarindo; 2) que esta mixma dicta- CRISTIANISMO Y REVOLUCION © 35 dura no ex de por si mix que el trinsito hacia In aboliciin de todas xs clases y hacia una sociedad sin clases”. (Marx, Engels: Selécelén de correspondencias, pég. 69, edicién china), La teoria de Marx sobre Ia dic- tadura del proletariado dejo delineados los limites en- tre el socialismo cientifico y el socialismo utépico asi como el seudosocialismo de todos los colores, Marx. y Engels lucharon toda la vida por su teoria y por ha- cerla realidad, Después del fallecimiento de Marx y Engels, casi todos lox partidos do In If Intornacional, a excepeién del Partido bolehevique dirigido por Lenin, traiciona- ron al marxismo, En sa lucha’ contra el revisionismo de Ia II Internacional, Lenin hored6, defendié y des- arrollé el marxismo, El foco de Is lucha fue el proble- ma de In dictadura del proletariado, Fustigando a los viejos revisionists, Tenin sefialé en repetidas ocasio- nes: “Quien reeonoce solamente Ia lucha de clases no es ain marxista”. "“Marxista slo es el que hace oxten- sivo el reconocimiento de In lucha de clases sl recono- cimiento de la dictadura dol proletariado”, (Lenin: Obras complotas, t. XV, pig. 309, edicién china). Lenin dirigié al proletariado ruzo en Ia conquista de In victoria de Ia Gran Revolucién Socialista de Octu- bre yen ¢l establecimiento del primer Estado. socia- lista, Sobre Ja base de su gran prictica revolucionaria en la direccién de Ja dictadura del proletariado, Lenin se percaté del peligro de restauracién del capitalismo: y del cardetor prolongado do la lucha de clases: “El paso del capitalixmo al comunismo lena toda una épo- ca histérien, Mientras esta época histérica no finalice, los explotadores sizuen inevitablemente abrigando es- peranzas de restauracién, esperanzas que se convier- racién”, (Lenin: Obras com pletas, t. XXVIM, pig. 296, edicién ehina), Lenin sefialé: “...cuya resistencia (a do la burgu sia] se ve decaplicada por, su derrocamiento (aunque no sea mis que en un pais) y euya potencin consiste, tal internacional, en la fuerza y Ia solider de los vinculos internacionales de Ia burguesia, sino, ademés, en Ja fuerza de la costumbre, en Ie fuerza de la pequefia produccién. Porque, por desgracia, queda todavia en el mundo mucha, muchisl- ‘ma_pequefia produccién, y la pequeiia produccién en- gendra capitalismo y burguesia constantemente, cada dia, a cada hora, de modo espontineo y, en masa”, Ta conclusion do Lenin fue: “Por todos estos motivos, la dictadura del proletarindo es indispensable”. (Lenin: Obras completas, t. XXXL, pie. 6; edieiin china). Lenin. seals ‘también ‘que una “ouevs. burg surgia de “entre nuestros funcionarios soviéticos”. (Le- nin: Obras completas, t. XXIX, pig. 162, edicién china). Tenin indies que el peligro de restauracién. provent ademas, del cereo del capitalismo: Los paises impe- oportunidad alguna que les mita una intervencién militar, como ellos dicen, 0 asfixiar al Poder soviético”. (Lenin: Obras completas, +. XXXI, pig. 423, edicién ehina). Ta camarilla de renegades revisionistas sovidticos ha traicionado por completo estas brillantes ensefian, zas de Lenin, De Jruschoy a Brezhnev y sus semejan- tes, todos son dirixentes seguidores del camino capita- lista ocuitos en el seno del Partido Conmunista de Ia Unién Sovidtica desde hace tiempo. Una vex en Poder, convirtieron Jas “esperanzas de restauracién’ de la burguesia en “tontativas de restauracién”, usur- paron la direcciin del Partido de Lenin y Stalin, y, mediante In. “evolucién pacifica”, transformaron’ al primer Estado de dictadura del proletariado del man- do en un tenebroso Estado fascista de dictadura bur- guesa. 36 © CRISTIANISMO Y REVOLUCION Fl Presidente Mao ha sostenido una lucha de me- aida por medida contra el rovisionismo contompordneo eayo contro es la camarilla do renegades revisionistas sovidticos, y ha heredado, defendido y desarrollado Ia teoria marxista-leninista ‘sobre la revolucién proleta~ ria y la dictadura del! proletariado, El Presidente Mao ha hecho un balance completo de In experiencia histé~ riea de In dictadura del proletariado en sus aspectos tanto positives como negativos, y ha formulado la teo- ria’ sobre Ja continuacién de Ia revolucién bajo 1a dic- tadura del proletarindo para prevenir In restauracion del eapitalismo. Poco antes de que la revolucién china pasara de Ia revolucién de nueva democrucia a la socialista, 0 sea, en marzo de 1949, el Presidente Mao, en su informe ante la If Sesién Plenaria del VII Comité Central del Partido, ya sefialé explicitamente que, conquistado ¢! Poder en todo ¢! pais por el proletarindo, Ia contradic- eign principal dentro del pais seria Ia’ contradicciém entre la clase obrera y In burguesfx”. El centro de ln Incha seguia siendo In euestién del Poder. El Pres dente Mao nos advirtis en particular: “Después de minadox lox enemigos con fusiles, quedarin atin los enemigos sin fusiles, quienes entablarin, inevitable- mente, una lucha a muerte contra nosotros; jamix de- bemos subestimarlos. Si ahora no planteamos nic prendemos el problema de este modo, cometeremos ‘errores muy graves”. Bl Presidente Ma, previendo el caricter prolongado y complejo de Ia lucha de clases entre el proletariado y la burguesia despuis do osta- dlecida 1a dictadura del proletariado, planted a todo el Partido Ia tarea combativa de luchar contra el im- perialismo, ¢1 Kuomintang y la burguesia en los te- rrenos politico, ideolégico, econémico, cultural y de relaciones. exteriores. A Ia luz do Ia resolueién de Ja II Sesién Plenaria del VI Comité Central del Partido y de Ja linea gene- ral del Partido para el perfodo de transicién trazada por cl Presidente Mao, nuestro Partido se entregs a Intensos combates. Tin 1956 culminé en lo fundamental la transformacién socialist ‘de la propiedad de los medioa de produccién en la ajricultara, Ia artesants, y In industria y comercio capitalistas, Este fue un mo- mento crucial en que se planted si la ravolucién socin~ lista podia. proseguir su avance. Fn vista del desen- freno det revisionismo en el movimiento comunista in- tomacional y de las nuevas tondeneias de la lucha de elutes en nuestro pais, ol Presidente Mao, on su gran trabajo Sobre el tratamiento correcto de las contra- jeciones' en el seno del pueblo, Hamé Ia atencién x to- do el Partido: "En China, aunque en lo fundamental ha culminado Ja transformacién socialista de la pro- piedad”, “subsisten remanentes de las clases derroca- das: In'clase terrateniente y Ia burguesin compradora; subsiste Ia burguesia, y Ia transformaciin de la peque- fia burguesia slo acaba de empezar”. Para replicar, al absurdo propalado en 1956 por Liv Shao-chi de que “en ya esti resuelto ahora el problema de quién vencors: el socialismo o el eapitalis jdente Mao sefalé en particular: resuelta en.definitiya Jn cuentin de quién vencera: él socialismo o el capitalismo”. “La lucha de clases entre el proletariado y 1a burguesia, entre las diferentes fuerzas politicas y entre el proletariado y la burguesia en el terreno ideol6gico, sera ain larga, tortuoxa y # veces incluso muy enconada”. Asi, por primera vez en Ia teorfa y prictica del movimiento comunista inter- nacional, se planted explicitamente que, culminada en Jo fundamental la transformacién socialista de piedad de tos medios de pro‘iscelén, ain ex ¥ lucha do clases, y el proictariad debe continuar ia revolucién. EI cuartel general proletario eneaberado por ol Pro- sidente Mao condajo a las amplias masas a continua: In gran lucha siguiondo el rumbo sefialado por el Pre- sidente Mao. El centro de la lucha —desde la lucha contra los derechistas burgueses en 1957 hasta Ia lu- cha para desenmascarar a la camarilla antipartido de Peng Te-juai en la Reunién de Lushan en 1959, desde el gran debate dcerea de la linea general del Partido para la construceién socialixta hasta 1a Tucha entre las dos Iineas en el movimiento de edueacién socialista— rosidia en la cuestin de seguir el camino socialista 0 el capitalista, on la cucstién de persistir en la dictadu- ra dol proketariado 0 restaurar Ia dictadura burguesa, Todas Ins victorias de In Iinea revolucionaria pro- letaria del Presidente Mao y la victoria de cada ba- talla importante librada. por el Partido contra la. bur- guosia se han logrado sélo desbaratando Ia linea revi- sionista de dereeha, © de ‘‘izquierda” en Ia forma y de derecha en esencia, linea representada por Liu Shao- chi. Ahora esté comprobado que, ya en el perfodo de Ia Primera. Guerra Civil Revolucionaria, Lin Shao-chi re- neg6 del Partido y se entregé al enemigo, convirtién- dose: en agente enemigo y vendeobreros, que es un Iacayo del imperializmo, del revisionismo contempora- neo 'y de los reaccionarios kuamintanistas que ha co- metido innumerables erimenes, y que es el represen tante general de los dirigentes seguidores del cami- xo capitalista, El tenia una linea politica con Ia que intentaba en yano restaurar el capitalismo en China ¥ hacer de ella tna colonia del imperialismo y del, revi- sionismo, Tenia ademas uha linea organizativa al ser- vieio de su linea politica coutrarrévolucionaria, Du- ante muchos afios, reclutando gentes do su calafia, Lin Shao-chi reunié toda una ‘banda de renegados, agentes secrotos y dirigenten sesuidores del camino capitalista, Todos elon ocultaron sus antecedentes po- Vitieos contrarrovolucionarios, se ampararon entre sf se confabularon en sus fechorias, usarparon importan- tes cargos del, Partido y del Estado y contvolaron la Gireccién en muchas entidades tanto. centrales como Tocales, formando as{ un cuartel general burgués clan- dostind en oposieién al cuartel. general proletario en cabezado por el Prosidente Mao, En contabernio con el imperialismo, el revisionismo contempordnco y la re- accién: kvomintanista, ellos desomperiaron un mapel destructive que no podian el Imperialismo nortoameri- cano, cl revisionismo soviétieo y la réacciin mundial, En 1999, cuando ln guerra: de liberacién nacional contra el Japén diriglda por el Presidente Mao se desarrollaba impetuosamente, Lin Sh su injestro libro sobre la “autocultivacion”. to. erencial do este Ubro es la traicion a la dicta dura del. proletariado. En el libro no hablé en ab- soluto de Ix lucha por derribar al imperialismo Japonés, de Ia hucha contra los reuccionarios del Kuo- mintang, y del principio fandamental marxista- Jeninista de tomar el Poder medianto Ja fuerca ‘armada, sino que, por el contrario, exizié a los ¢o- munistas que se apartaran de la gran précticn revolu- “ clonaria y se entregaran a la “autocultivacién” idea~ lista, lo gue cra en realidad exigir a los comunistas que,” mediante la “autocultivacién”, se convirtleran en servidores postrados ante la dictadura contrarre- volucionaria del imperialismo y de los reacclonarios Kuomintanistas, Después de Ia victoria de la Guerra de Resis- tencia contra el Japén, cuando las tropas contra rrevolucionarias de Chiang Kai-shek, pertrechadas por el imperialismo nortoamericano, se ‘disponian a desa~ tar ofensivas en gran escala contra las regiones li- beradas, Liv Shao-chi, respondiendo a las necesida- des de. los reaccionarios norteamericanos y chiang- kaishekistas, lanaS la Minea capitulacionista que sos tenia que “China ha emprendido una nueva etapa, Ta de paz y democracia”, para oponerse.a la linea gencral de “movilizar audazmente a las masas y ro- Dustecer las fucrzas populares a fin de que, bajo Ia direceidn de nuestro Partido, derroten a los, agresores y construyan una nueva China” y a la politica de “responder medida por medida y luchar por cada pulgada de terreno” ante los ataques de los reaccio- nariox norteamericanos y chiangkaishekistas, formu- ladas) ambas por el Presidente Mao, Pregoné que “en estos momentos la forma principal de lucha de Ia revolucién china ya ha pasado de la lucha armada ‘a la lucha no. armada, de masas y parlamentaria”, pretendié suprimir la direccién del’ Partido sobre el ejército popular, integrar en cl “kjéreito Nacional” de Chiang Kai-shek, mediante In “unificacién” al VILL Exéreito y al Nuevo 4? Cuerpo de Ejército, ante- ecsores del Bjéreito Popular de Liberacién, y desmo- vilizar a gran cantidad de soldados de las fuerzas ‘obrero-campesinas dirigidas por ¢] Partido. Con todo ello traté de liguidar de rafe al ejéreito popular, estrangular la revolucién china y ofrecer en bandeja de plata al Kuomintang los frutos de la vietoria con quistados a costa de sangre por cl pueblo chino, En abril de. 1949, es decir, cuando el Ejército Popular de Liberncién de China estaba listo para cruzar ¢l rio Yangtsé y la revolueién de nueva demo- eracia de China se avesinaba a la victoria en todo el pais, Liu Shso-chi fue a Tientsin en donde se lant6 al regazo de los capitalistas. Oponiéndose frenética~ mente a la politica de utilizacién, Umitaciin y trans- formacién de las industrins capitalistas privadas, po- litiea acordada en la I Sesién Plenaria del VI Comité Central del Partido que acababa de clausa- rarse, pregon6 a los cuatro vientos que “hoy dia el capitalismo en China esti ain en su fuventud”, que estuba destinado a jun “gran’ desarrollo” sin. limites; y que “Ia explotacién. capitalist hoy no es un cri- men, sino un. mérito”; alabé descaradamente ala burgucsinafirmando que “cuanto més explote tanto mayor sera su mérito”, y_predieé con gran celo la teoria revisionista de las fuerzas productivas, en un vano intento de Nevar a China ml camino del capi- talismo. En. resumen, en muchas importantes coyunturas historicas de It revolucién de nueva democracia y de In revolucién socialista, Lia Shao-chi y sa banda te ‘opusieron con furia ala linea revolucionaria prole- taria del Presidente Mao e intrigaron” realizando uctividades contrarrevolucfonarias. de zapa. No. obs- tante, siendo ellos contrarrevolacionarios, su _cons- Piracién tenia quo revelarse. Eulos so volvicron ain més desenfrenadox después que Jruschoy subié al Porter, sobre todo cuando los revisionistas soviéticos, coludidos con 105 imperialistas norteamericanos los reaccionarios de la India y de otros paises, de- sencudenaron campafias antichinas en vasta escala, El Presidente Mao fue el primero en pereatarse del peligro de la conspiracién contrarrevolucionaria de Liu'Shao-chi y su banda, En In reunion de’ tra- bajo del Comité Central del Partido celebrada en ene- ro de 1962, el Presidente Mao sefial6 Ia. necesidad de estar alerta contra el surgimiento, del revisionismo. En_ In reunién de trabajo del Comité Central en Pei taije yen In X Sesion Plenaria del VIII Comité Cen- tral dol Partido, celebradas respectivamente en agosto y septiembre de 1962, el Presidente Mao formuld en forma ain més completa la linea fundamental de CRISTIANISMO Y REVOLUCION © 37 nuestro Partido para toda la etapa histériea del so- cialismo, El Presidente Mao sehalé: “La sociedad so- cialista cubre una etapa histérica bastante larga. Durante la etapa historica det socialismo,.aiin existen nes. de clase y lucha de clases; ex jue Vigilancia. Fs necesario realizar Es necesario comprender y t tar de manera correcta el problema de las contradi cones de clase y de la lucha de clases y distinguir acertadamente tas contradicciones entre nosotros. y cl enemizo de las existentes en el seno del pueblo, ¥ tratarlas de manera correcta, De otro. modo, un pais socialiota coma el muestro, se convertiri en su_contra- ». degeneraré, y se producira la restanracion, De ahora en adelante, dehemos hablar de esto cada aio, cada mes y cada dia, de modo que tengamos una com: lativamente clara de este problema y sigs “a_marxista-leninista.” Esta linea marxis- inista formulada por cl Presidente Mao es la arteria vital de nuestro Partido. ‘A continuacién, en mayo de 1963, fue elaborada bajo la direceién ‘del Presidente Muo ta “Decision del Comité Central del Partido Gomunista de China sobre ‘algunos problema en el actual trabajo rural (pro- ecto)” (es decir, 1a, “Decision. de 10. Ppuntos”) en ja cual se establécieron la. linea, prineipios y_ pal cas det Partido para el movimiento de edueacién socialista, Ademds, el Presidente Mao advirtié de nuevo a todo el Partido: De olvidar Ins clases y la lucha de clases, de olvidar ta dictadura del prole- tariado, “entoneés no harin falta mucho tiempo, tal Yex unos cuantos aio, 0 una década, o varias déca- as a lo sumo, para gle ve produjerh fatalmente una restauracién contrarreyolucionaria a escala nacional, ista xe transformara en par- partido fascists, y tods China cambiara de color. Que To piensen ios camaradas: jeuin peligrosa seria esa situacion!” El Presidente Muo mostr6 asf con mayor claridad a todo el Partide yA todo ol pueblo el peligro de restauracion del pitalismo, _ Toilas extax udvertencias y luchas ‘no cambiaron, ni podian cambiar en fo mis minimo, la naturaleza de clase reaccionaria de Lia Shao-chi ¥ su banda, En 1964, en el gran movimiento de educacion socialista, Liu ‘Shao-chi salté a lu palestra para reprimit a las masas ¥ proteger a log dirigentes seguidores del camino capitalists, ataed abiertamenite el método cient marxista propugnado ‘por el Presidente Mao de las condiciones de la sociedad, talificdndolo de “anticuado”, y_disparaté afirmands que quien no soguia Ii Vines de Liu Shao-chi “no est calificado, para ser dirigente”. Ellos desesperaban por restaurar el capitalismo, A finales de 1964, el Prosi- dente Mao convoed una reunién de trabajo del Comité Central, presidié la elahoracién del documento “alu- nos problemas uctuales. planteados en el movimiento de educacién soeialista en el campo” (es decir, el “Documento de ‘23 Puntos”), censurd severamente linea reaccionaria burguesa “de Liu Shao-chi de “ize quierda” en la forma y dé derecha en esencia, critics las peregrinas afirmaciones de Lin Shuo-chi tales. co- mo el “entrelazamiento de las contradicciones internas del Partido y lax de fuera del Partido” y la “contra diccién entre cuatro limpiezas.y cuatro no. Timpiezas”, ¥ por primera vez establecié sin equivoco que “el bi co principal del movimiento actual non aquellos. diri- gentes seguidores del caming capitalista dentro del 38 © CRISTIANISMO Y REVOLUCION Partido”, Esta nueva conclusién a que legé el Pre- sidente Mao resumiendo la experiencia histériea de la dictadura del proletariado en China y en otros paises corrigié ¢l rumbo del movimiento de educacion Socialista y sefialé la orientacién para la gran revo- Jucién cultural proletaria venidera. Pasando revista a la historia de este perfodo, po- demos comprender que, de ningtn modo, es casual esta gran revolucién cultural proletaria cn que han participado lox centenares de millones de integrantes de las masas revolucionarias, Ella es la consecuencia inevitable de la prolongada y aguda lucha entre laz yminos y las dos lineas existentes a. Esta es “una gran revo- lucién politica sostenida por el proletariade contra Ja burguesia y las demas clases explotadoras; es la inuacion de la prolongada lucha entre el Partido Comunista de China y las amplias masas populares: revolucionarias bajo su direeeién, de um lado, y los reaccionarios kuomintanistay, del otro, y es la cone tinuacidn de la lucha de clases entre el proletariado y la burguesia”. El proletariado, los campesinos pobres y campesinos medios de la’ capa inferior, el Bjército Popular de Liberacién, los cuadros revola- clonarios. y los. intelectuales revolucionarios de Chi- na, heroicos y decididos a seguir de cerca al gran lider el Presidente Mao por e) camino del socialismo, ya no poilian contenerse ante las Actividades de res- tauracion de Liu Shao-chi y sa banda, y una gran batalla de clases se hacia inevitable, Justamente como lo sefialé c] Presidente Mao en una conversaciin en febrero de 1967, “en el pasado libramos luchas en las zonas rurales, ‘en las fabricas, en los circulos culturales, y realizamos el movimiento de educacion socialista, Sin embargo, todo esto no pudo resolver el problema, porque no amos encontrado una forma, un medio para movilizar a las amplias masay de manera abierta, en todos los terrenos y de abajo arriba a exponer nuestro Isdo oscuro”. Ahora hemos encontrado tal forma, y ésta es Ia gran revo~ iucién cultural proletaria, $6lo movilizando a cente- nares de millones de intewrantes do las masas en la plena y franea exposicién de opinignes, en el pleno uso del dazibgo y en los grandes debates, se logra desenmascarar’ a Ios renegados, uzentes secretos dirigentes seguidores del camino capitalista infiltra dos en cl Partido, y hacer aficos su conspiracién ue restaurar el capitalivmo, Precisamente con Ia. partici- pacién de las amplias masas, se logrs, identifi verdalera catadura del renegado, agente ene vende-obre 3 Ls esién Plenaria Ampliada del VILL Comité Central del Partido decidié destituir a Liv Shao-ehi de todos sus cargos dentro y fuera del Par- tido y expalsarlo para siempre de él, lo que constituye una gran victoria de los centenms de millones de integrantes de las masas. Esta gran revolueién cal- tural proletaria, que nuestro gran maestro el Presi dente Mao ha in do con lu teoria sobre la continuacién de la revolucién bajo la dictadura del proletariado, en verdad “es com- pletamente necesaria y muy oportuna”, es una nueva ¥ gran contribucién a la teoria y préctica del marxis~ mo-leninismo, II, — Proceso de la gran revolucién cultural proletaria ‘ La presente gran revolucién, cultural proletaria es una gran revolucién politica inicinda y dirigida per- sonalniente por muestro gran lider el Presidente Mao en las condiciones de Ia dictadura del proletariado, una. gran revolucién en la superestructura. Tenemos por objetivo aplastar el revisionismo, recuperar la parte del poder usurpada por la burguesia, ejercer In dicta- dura total del proletariado en Ia superestructara, in- ¢luidos todos los dominios de la cultura, consolidar y fortalecer la base econdmica del socialismo y asegurar que nuestro pais siga avanzando a pasos agigantados por el camino socialista. Hn la X Sesién Plenaria del VIII Comité Central del Partido, celebrada en 1962, el Presidente Mao “Para derrocar el Poder politico es siempre necesario, ante todo, crear opinién piblica y trabajar en el terre: no ideolégico. Asi proceden.las clases revolucionarias, también las clases contrarrevolucionarias.” Con estas palabras cl Presidente Mao ascsté un golpe certero & a camarilla revisionista contrarrevolueionaria de Lin Shao-chi. Fue justamente con el finico objetivo do preparar la opinién pablica para derrocar la dictadura de! proletariado que esta camarilla so esforzé tan fe- brilmente por tomar en sus manos el campo ideo co y Ia superestructura, ejercié una rabiosa dictadura contrarrevolucionaria sobre el proletariado en 10s. di- versos departamentos controlados por ella y difundis ampliamente hierbas venenosas. Para derribarla en lo politico también tuvimos que destruir, en. primer tér- ‘mino, sa opinién piblica’contrarrevolucionaria con la revolucionaria, El Presidente Mao siempre ha coneodido gran im- portancia a Ta lucha ideolyica, Desde la liberacion de todo et pais, ha cmprendido muchas campafias do cr'- tica, como la critica a Ia pelicula La vida de Wu Sin, ‘a In camarilla contrarrevolucionaria de Ju Feng y & Ja obra El estudio de “EI sueso del pabellén rojo”. Bs ta ver, de nuevo fue el Presidente Mao quien condajo 4 todo el Partido a atacar las posiciones de la burgue- ‘sia donde estaban atrineherados Liu Shao-chi ys pandilla, En su famosa tesis De dénde provienen lax iS correetas? y otros documentas, el Presidente Mao critic6 el idealismo y Ia metafisica bungueses de Liu Shao-chi y eensurs a lox departamentos control dos por éste, sefialando quo “hasta hoy, ‘los muertos’ reinan todavia” en los departamentos de arte y litera tura, que el Ministerio de Cultura, “si rehusa transfor- marse, tiene que cambiar su nombre por el de minis terio de emperadores y teyes, generales y cortesanos, de letrados y beldades, 0 de extranjeros de museo”, ¥ que el Ministerio dé Sauidad asimismo tenia que cambiar su nombre por “ministerio de sanidad al ser- Vici de Tox sefiores de Ia ciudad”. Respondiondo al Iln- mado del Presidente Mao, el prolétarindo desaté Ia re- voluciin primero en la dpera de Pekin, el ballet y In miisiea sinfénica, dominios considerades por los. te- rratenientes y In burzuesia como sagrados « inviola- bles, Se trataba de una lucha cuerpo a euerpo. Pese a que Liu Shao-chi y su banda recurrieron a mil y un medios para oponer resistencia y hacor sabotaje, el proletariado obtuvo al fin importantes conquistas a tra- vvés de arduos combates. De este modo, nacieron uns serie de espléndidas obras teatrales revolucionarias mo- delo y por fin se irguicron en el excenario las heroicas imagenes «ie obreros, campesinos y soldados, En segui- da, el Presidente Mao inicié la critica a la picza tea- tral La destitucién de Jai Yui y otras hierbas yeneno- sas, apuntando directamente contra la guarida de Ia camarilla revisionista: el antiguo Comité Municipal del Partido en Pekin, hormético e impenetrable “reino independiente” controlado por Liu Shao-chi, La “Circular” del 16 de mayo de 1966, elaborada bajo 1a direccién personal del Presidente Mao, estable- cié 18, teoria, la linea, los prineipios y Ia politica para esta gran rovolucidn’ cultural proletaria, y constituye un gran programa para todo el movimiento. Bsta “Cir- cular” criticé a fondo el “Informe esquemitico de fe- brero” lanzado por el cuartel general burgués de Liu Shao-chi para reprimir esta gran revolucién, y lamé a todo el Partido y pucblo a apuntar el arco’ contra los representantes de la burguesia infittrados en el Par- tido y prestar especial atencién a descubrir a. tipo Jruschow” que “todavia anida a nuestro lado”. Esta fue una \gran orden de movilizacién dada a todo el pueblo para emprender una gran revolucién politica El Grupo de la Revolucién Cultaral Dependiente del Comité Central, ereado de acuerdo con Ia decisién de la “Cirewlar”, ha ‘aplieado resueltamento Ia linea revolu- cionaria proletaria del Presidente Mao. Guiadas por la Tinea revolucionaria proletaria del Presidente Mao, Jas grandes masas revolucionarias se lanzaron al combate. En la Universidad de Pekin, se escribié un dazibao en respuesta al Hamamiento del Comité Central, y rapidamente se extendieron por to- do #1 pais los dazibao de critica a Ia ideologia reaccio- naria burguesa, Acto seguido, contingentes de guar- dias rojos sargieron en oleadas, y los adolescentes y jovenes. revolucionarios se eonvirticron en_valientes desbrozadores del camino. La camarilla de Lin Shao- chi quedG desconcertada, $6 apresuré a lanzar Ia linea reaccionaria bunguesa y reprimié eraelmente el movi- | mionto revolucfonario de los jévenes estudiantes. Sin embargo, no alcanzé a ganar mucho tiempo para man- tener su precaria existencia. Convocada y presidida por el Presidente Mao, se celebré la XI Sesion Ple- naria del VIL Comité’ Central del Partido. En ella, se aprobé un documento programético: Ia iin del Comité Central del Partido Comunista de China sobre la gran revolucién cultural projetaria” (0 sea, la. “De- cision de 16 Puntos”). El presidente Muo dio & conocer el dazibao “Cafionear cl cuartel general”, en el que Jevanté la tapa al cuartel general burgués do (Lia Shao-chi, En una carta a lox guardias rojos, el Pre- sidente Mao sefialé que las acciones revolucionarias de lox uardias rojos “manifiestan Iain y condenacién’ contra Ia clase terrateniente, Ia burs sia, el imperialisma, el revisionismo y sus nes explotan y oprimen a los obreros,-campesin« telectuales revolucionarios y partidos’ y grupos revo- lucionarios, y testimonian que se justificn Ia. rebelién tra los ‘reacclonarios; les expreso mi caluroso apo- Yo". Acto seguido, en la Plaza Tien An Men de la eapi- tal, el Presidente Mao recibié en & ocasiones a 18 millones de guardias rojos y otros intograntes de las masas revolucionarias venides de todos los lugares del pais, 10 que estimuls In yoluntad de combate revolu- cionaria de todo el pueblo. Los movimientos revolu- cionarios de obreros_y eampesinos y al movimiento de funcionariox revolucionarios de las institueiones ofi- ciales so desarrollaron con rapidez. Cual ardientes Mamas devorando la pradera y cual millares de enfio- nes tronando alu jearon los dazibao; por todo el pais retumbé Ia consigna: “Se justifica 1a rebelién contra los reaccionarios". Asi, los contenares ie millones de Tas masas desplegaron con gran impety el combate para eafionear el cuartel general bargués de Liu Shao-chi, Ninguna clase reaccionaria se retira por su propia voluntad ‘del escenario de Ia historia, Cuando la revo- lucién tocé la parte del poder usurpada por la bur- ‘guesia, 1a lucha de elases se hizo mas aguda, Después de Ia caida de Lin Shao-chi,.su camarilla revisionista ¥ sus agentes en diversos lugares, cambinndo una y otra vez de téctiea; lanzaron la consigna de “sospe- CRISTIANISMO Y REVOLUCION © 39 i char de todo” y “derribar a todos", consigna “izquivr- iste” en la forma y derechista on esencia,” con, el ano intento de continuar atacando a muchos para proteger a un pufiado, a si mismos. Ademés, crearon fivisiones entre las masas revolucionarias, manfpula- von y envaucaron a una parte de las masas’pira prote-) gerse. Y cuando estos complots fueron destrosados por Jog revolucionarios proletarios, emprendieron otra fre- nética contraofensiva: la contracorriente que tuvo lu- gar on el invierno de 1966 y Ia primavera de 1967. Esta contencorrionte estaba dirigida contra el cuar- tel general proletatio encabezailo por el Presidente Mo. Su programa general no perseguia otro propési- to que invalidar las resoliciones aprobadas por la XI Sexién Plenaria del VIIT Comité Centra! del Partido, revocar el justo veredicto sobre el ya derribado cum tel general burgués acaudillado, por Lin Shao-chi y sobre Ia linea reaccionaria burguesa desacreditada por la critica de Ins grandes masas y reprimir y vengarse del movimiento revelucionario de masaa. Sin embarzo, al ser seriamente griticada por cl Presidente Mao y tropezar con la resistencia de las grandes masas revo- lucionarins, esa contracorriente no logré detencr el impetuoso ‘avance de la corriente principal del movi- miento revolucionarig de masas. Los ropetidos zigzagy y voeltas y revueltas en l ‘curso del movimiento revolucionario hicieron compren- der mejor @ las grandes masas Ia importancia del Po- der. Para Liu Shio-chi y sw banda era posible perpe- tear fechorias prineipalmente porque habian usurpado fl poder dei proletariado en. muchas entidades y lu- gares; las masa revolucionarias eran reprimidas prin- Cipalmente porque alli el poder no estaba en, manos del proletariado. Rn wlmunas entidades que aparente- mente eran del sistema de propiedad socialista, In di- recei6n real fue usarpada por un puiiado de renegados, agentes secretes y_ dirigentos seguidores del camino capitalistayo aun extaba en manos. de los antigitos ca pitalistas. Sobre todo, enando los dirigenten seyraidores del camino capitalista desencadenaron el siniestro vien- to del criminal economismo contrarrevolucionario des PUGS que frucasaron en su complot para reprimir la revolucion so pretexto de “empefiarse en la produc- cién”, as amplias maxas egaron a comprender con mayor claridad que sélo recuperanio el poder perdi- do, podrian derrotar radicalmente a los dirigentes. se- guidores del camino capitalista. Dirigida por el Pre- sidente Mao y el cuartel general proletario encabexado por, 1 y con su apoyo, la clase obrera de Shanghai, que pose ‘tradicién revolucionaria, se adelanté valiente- mente y, unida con las amplias mavas y eundros revo- lucionarios, on enero de 1967 arrebats desde abajo el poder a los dirigentes seguidores del camino capitalista dentro dei antiguo Comité Municipal del Partido y el auterior Comité Popular Municipal. Fl Presidente Mao sintetiad oportunamente la expe- riencia do la tempestad revolucionaria de enero en Shanghai y Tanzé a toda la nacién el sigufente lama : jonarios proletarios, uniox para arre- batar cl poder a} pufiado de diri camino capitalista dentro del Parti otra instruccién: “ED Bjéreito Popt debe’ apoyar a las amplias masas de continuaciin, el Presidente Mao sintetizs las experien- cia de Jeilungehiang y de otras provincias y manic pios y formulé los principios y la politica para el ‘establecimiento del comité revolucionario, en que par- Ycipay representantes de los cuadrosrevolucionarios, representantes del Ejéreito Popular de Liberacion y = representantes de las masus revolucionarins, y que constituye una triple integracién revolucionaria, Esto 40 © CRISTIANISMO Y REVOLUCION impuisé la lucha por recaperar el poder on todo el pais, La Jucha entre el proletariads y la burguesia por la toma y la contratoma del ‘poder ex una lucha de vida © inuerte, Durante un aio ¥ nueve meses, desde Ja tempestad revoluefonaria de enero de 1967 en Shanghai husta el establecimiento de los comités re- volucionarios del Tibet y Sinchiang en septiembre de 1968, una y otra ver Iss dos clases y las dos linens midieron fuerras on lo politico, la ideoloygia proleta- rin y Ia ideologia no proletaria’sostuvieron una enco- nada lucha, y na situncién sumamente compliceda hi- 20 su uparicién, Sucedid precisamente como ha sefa- lado el Presidente Muo: “En el pasado, combatimos por el sur y el norte; era relativamente facil hacer tales uerras, pues el encmigo era evidente, Esta gran re- Yolucién cultural proletarian ¢s mucho més dificil que ese tipo de guerra.” “EL problema esti en que se con- funden, los que han cometido errores ideolégicos. y aquellos cuyas contradiceiones con nosotros. son. tas que existen entre nosotros y el encmixo, y es dificil por un tiempo difereneiarios.” No obstante, gracias a la sabia direceién del Presidente Mao, logramos por fin superar esta dificultad. En el verano de 1967, el Presidente Mao efectué una gira de inspeceién por el sur y el norte del rio Yang-tsé, ¥ emitis instrucciones de! suma importancis, que condajeron a las grandes ‘musa revolucionarias a distinguir xradualmente las ciones entre nasotros y el enemigo de las exis ‘el seno del pueblo y a dar nuevos. pasos lianza revolucionaria y Ja. triple aria y"encaminaron a quienes teniun ideas pequeitoburguesas hacia el rumbo de la revolucién proletaria, Como consecuencia de ello, en el curso de esta lucha e} enemigo queds desconcer: tado y lax ampling masas se templaron. E) jufiado de renegades y agentes secretos, de aque- Tos que, entre los terratenientes, campesinos ricos, contrarsévelucionarios, elementos nocivos y derechis tas no ye han transformado, contrarrovolucionarios ac tivos, y arribistas y elementos burgueses de doble faa, ccultos entre las masas, no salen a luz sino en deter minado clima, En el verano de 1967 y lw. primavera de 1968, seniejontes elementos desataron desde la de- recha y' la extrema “izqulerda” otro siniestro viento reaccionario de rehabilitacién, Dirigicron la punta de su lanza contra el cuartel general proletario encabe- zado por el Presidente Mao, el E; Liberaciin y los comités revolucionarios reci dos, y, al mismo tiempo, incitaron a lus manas a pelear entre ‘si y oxyanizaron grupos conspiradores contra- rrevolucionariox con ¢! vane intento de usurpar nue- yamente el poder al proletariado. Sin embargo, al igual que su eabecilla Lid Shaochi, este pusiado de clementos ‘malvados fueron finalmente descnmascarados, Rata fue ‘una importante vietoria de la gran revblucién caltural proletaria, HACER CONCIENZUDOS ESFUERZOS POR CUMPLIR BIEN LA TAREA DE LA LUCHA- CRITICA-TRANSFORMACION El problema fundamental de esta gran ‘revolucién ‘en Ik superestructara es, como el de toda revolucién, In cuestfon del Poder, 1a euestion de cual elaso tiene ‘en sus manos la direcci6n, El establecimiento de los ‘comités revolucionarios de\ las provineias, municipios subordinados directamente al Gobierno central y regio- nes aut6nomas de todo el pais (a exeepeién de la provincia de Taiwin), significa que esta revolucién io 1a. gran victoria decisiva. No obstante, 1a revolucién no he terminado, El proletariado debe’ so- guir adelante, “hacer concienzudos esfuerzos por cum- plir bien Ia tarea de Ia Iucha-critica-transformacién” y Hevar hasta el fin la reyolucién socialista en la, supe: estructura, hha seftulado: “La Iucha-critica- fabricas pasa, on general, por las siguientes fases: establecimiento de los comités revo- puracién de las filas de clase; consolidacién del Pai tido, y simplificacién de In estructura administrativa, de los reglamentos y sistemas irracio- de empleados de oficina a trabajar en Jos niveles bisicos.” Debemos cumplir, de acuerdo con esta instrucciin del Presidente Mao, dichas tareas de manera profunda, minuciosa y apropiada y sobre una Base Glia en cada una de las fébrieas, centros de fensefianza, comunas populares y otras entidades. En sus_multiples labores, el comité revolueionario debe aprehender lo fundamental, es decir, poner en el Primer Ingar el estudio vivo y la aplication viva del pensamiento Mao Tsctung y eolocarlo todo bajo el mando del pensamiento Mao Tsetung. Durante los sl- timos decenios, el pensamiento Mao Tsctung ha guin- do siempre a todo el Partido y pueblo por el camino revol . Pero, debido a que Lin Shao-chi yu camarilla de ‘revisionistas contrarrevolucionarios "bl queaban las instrucciones del Presidente Mao, las gran- des masas revolucionarias dificilmente podian oir de manera directa 1a vor del Presidente Mxo, La tempes- tad de esta gran revolucion arrasé lov reinos inforna- Jes, grandes y vequefios, y permitié que el pensamien- to'Mao Tselung Megara’ directamente a las grandes masas revolacionarias, Esta es una gran victorin, Tat divalgacién tan amplia del pensamiento Mao ‘Teetung en un gran pais con 700 millones de habitantes ex el mayor logro de la presente gran revolucién cultural proletaria, Tn esta gran revolucién, los centenares de millones sel pueblo llevan consigo Citas del Presidente Mao Tsetung y las estudian y uplican a_concienei cada vex que se publica una nueva instruccién del Pre- sidente Muo, inmediatamente la propagan y entran en accién, Debemos afianzar este valiosisimo estilo v per- severar en él, Debemos desplezar en profundidad el movimiento masivo de estudio vive y xplicacién. viva del perisamionto Mao Tretung, continuar organizando bien distintos tipos de cursillos de estudio del pensa- miento Mao Tsetung y, a la lan de la “Instruccién det 7 de Mayo”, impartida’ por el Presidente Mao en 1916, hacer efectivamente de todo nuestro pais una gran escuela del pensamiento Mao Tsetung, Todos lox camaradas revoluefonarios deben tener una lara conciencia de que en modo alguno cesani lt lucha de clases en el campo ideolégico y politico. La lucha entre el proletariado y Ia buryguesia de ninguna manera desaparecers porque hayamos. tomado el po- der, Debemos seuir manteniendo en alto la bandera de la eritica revolucionaria de masts y criticando con el pensamiento Mao Tsetung a In burguesia, el rev sionismo, todas las erréneas ideas de derecha o. de extrema “izquierda” contrarias a In linea revoluciona- ria proletaria, del Presidente Mao, el. individualismo Durgués y el “policentrismo”, o “teoria de ningin cen- tro”. Debemos continuar aplastando y desacreditando mediante la critica Ia filosofia de servilismo ante los extranjeros, propia de la elase compradora, y la teo- ria de avanzar a paso de tortuga, baratijas pregona- 4as por el renegado, agente enemigo y vendeobreros Li Shao-chi, y hacer que arraigue firmemente entre los ‘cuadros 'y las amplias masas el principio formulado por el Presidente Mao de “independencia y autodecisién y de autosostenimiento”, para. asegurar que nuestra ‘causa siga avanzando por el rumbo que ha indicado, et Presidente Mao. FI Presidente Mao ha sefalado: “El comité revol cionario debe ejercer una direccién unifieada, acabar con Ia repeticién de los organismos administrativos, tener ‘menos pero mejores tropas y una administracién mis simple’ y constituirse en grupo dirigente revolucio- narizado que se mantenga ligado a las masas.” Este es un principio fundamental que contribuye a que la su- perestructura sitva mejor a la base econdmica del ialismo. Los organismos administrativos repetidos los de las masas, el escolasticismo que repr me y encadena Ia iniciativa revolucionaria de las ma- aas, asi como la aficién propia de la clase terrateniente ia burguesia por ia pompa y por el formalismo socavan Ia base econémica del socialismo, favorecen al ‘eapitalismo y perjudican al socialismo. De acuerdo con In instruceién del Presidente Mao, los érgunos de Po- der estatal a todos los niveles y ‘otras organizaciones deben vincularse estrechamente con las masas y, en primer kagar, con las masas bésicas: Ta clase obrera ¥ los campesinos pobres y campesinos medios de la ca- pa inferior, Tanto los viejos cuadros como tos nuevos deben, sacarse constantemente el polvo del burocratis- mo y preveninse contra el vieio de “actuar como bu- réeratas y sefiores”, Deben practicar con perseve cia un régimen de ‘economias al hacer Ia revoluci administrar con laboriosidad y economia todas las em- presas ¢ instituriones socialistas, oponerse al lujo y al despilfurro y estar alerta contra el ataque de la guesia con proyectiles almibarados. Deben- pers firmemente en el sistema de la participacién de 1 cuadros en el trabajo colectivo de produccién y preocu- parse por las condiciones de vide de las masax pop: lures, De acuerdo con las enseiianzas del Presiden’ Mao, deben realizar personalmente investigaci estudios, “iisecar uno o varios gorriones” y_sintetizar constantemente las experiencias. Deben practi tantemente la critica y 1a autocritica, y e cinco requisites planteudes por el Presidente Mao pa- va los continuadores de la causa. revolucionaria, “com- batir el egoismo y criticar el revisionismo” y transfor- mar a concioncia su cancepeién del mundo. El Bjéccito Popular de Liheracién es el firme pilar de la dictadura del proletariado. El Presidente Mao ut sefinlado en muchas ocasiones que, segdn el. punto de vista marxista, el principal componente del Estado €s el ejército, Bj Ejéreito Popular de Liberacién de Chi- na, fandado ¥ dirigido personalmente por ) Presidente Mao, cs un ejéreito de los obreros ¥ campesinos, w cjéreito del proletariado. Ha hecho grandiosos ¢ histor cos méritos on la lucha por derribar las tres grandes montafias: el imperialismo, el feudalismo y el eapitalis- mo burocrético, en Ia defensa de la patria, en Ia Guerra de Resistencia a In Agresion Norteameri Ayuda a Corea, asi como on la lucha por f del imperialismo, ef revisionismo y la reaccion. En la gran revolucién cultural proletaria, gran nime- ro de mandos y combatientes han tomado parte en el teubajo de ayudar & la industria y la agricultura, apoyar 4 las grandes masas de In inquierda, ejercer control militar y dar instruccién potitica y militar, y representantes de] ejéreito han participado en la triple integracién, Como resultado de esto, el ejéreito se ha templado en la lucha de clases, ha’ foriado extrechos Yineulos con las masas, promovido su revolucfonari- zacién ideolégica y prestado nuevos servicios meritorios al pueblo. Estos: son los mejores preparativos para enfrentar la yuerra, Debemos desarrollar la gloriosa CRISTIANISMO Y REVOLUCION @ 41 unidad entre el ejército y el pueblo, reforzar la cons- truccién de Ja milicia popular, intensificar 1a construc- cién de lx defensa nacional y'efectuar mejor todas las Jabores. En los dltimos tres aiios, los renegados, agen- tes sceretos, dirigentes seguidores del camino capita- lista impenitentes y elementor contrarrevolucionarios han fracasado on xv tentative de destroir a nuestro uran ojéreite popular justamente porque el pueblo ha apeyado nl ejército y date ha protegide al pueblo, En la superesiractura, osapan lugares muy impor- tantes los departamentos de cultura, arte, educacién, perindismo, sanidad, ete. Ya en ta Ii Sesion Plenaria del VII Comité Central del Partido xe determind la i we establece que “debemox apoyarnos de todo zén en Ia clase obrera”. Esta vez, al lamado de! residente Mao de que “Ia clase obrera debe dirigirlo todo”, esta clase, la fuerza principal de la revolueién wroletaria, y sux firmes uliados, los campesines pobres ¥ campesinos medios de Ia capa inferior han subido al ‘escenario politico de Ta lucha-critien-Lransformacién en Jn superestructura, A partir del 27 de julio de 1968, imponentes contingentes de In clase obrera han venide entrando en los Jagares dominados durante largo tiem- por Jos dirigentes seyuidores del camino capitalista y en todos los Iuyares donde se amontonan, los intelee- tuales. Esta es una gran accién revolucionaria. Fl hecho de que cl proletariade pueda o no tomar firme- mente las posiciones culturales y eduewcionales y- transformarlas con el pensamiento Mao Tsetung, es ¢ problema clave que decide si se puede evar hasta el fin la gran revolucién cultaral proletaria. F te Mao ha prestado gran atencién al trabajo en este terreno y se ha ocupado personalmente en la promocion de modelos al respecte, dindonos asi, un’ brillante ejemplo, Debemos superar Ix errinen’ tendencia de ciertos camaradas de menospreciar #! frente ideolégico, cultural y educacional, y debemos seguir de cerea al Presidente Mao y efectiar un trabajo undue, minucio- so y persistente, “Por su parte, la claxe obrera debe elevar constantemente su. coneiencia politica en el cur- so de la lucha”, y sintetizar las experiencias en la di- reecion de la kicha-critiea-transformacién en la super- estuetura, para conducir al éxito Ia batalla en este frente, -——— IV. LA POLITICA DE LA GRAN REVOLUCION CULTURAL PROLETARIA Para proseguir Ia revolucién en el terreno de la saperestructura, es necosurio aplicar concienzudamente la politien proletaria en los diversos aspectos formu- lada por cl Presidente Mao, En la “Circular” del 16 de mayo de 1966 y en la “Decision de 16 Puntos” aprobada en agosto del mismo aio, ya esta explicitamente estipulada In politica de la gran revolucién cultural proletaria. Las recientes instrucciones del Presidente Mao, ineluida la de que ‘en Ia etapa de Ia lucha-critica-transformacion de la gran revolucién cultural proletaria, hay que prestar seria atencién a Ia politica”, han concretado an mis ia politica en los diversos aspectos, Actualmente, Ja euestion principal consiste en cum- plirla al pie de la letra, La politica del Partido on lox diversos aspectos, inctuida la politica para con lox intelectuales, Ia polf- tiea de cusdros, Ia politica hacia los “ijox que pue- den ser educados” *, Ia politien para con las organiza- 42-@ CRISTIANISMO Y REVOLUCION ciones de_masas, la politica concerniente a la lucha contra el enemigo, In politica econdmicn, etc., se refie- ren a un tema general, el de tratar correctamente los dos tipos de contradiceiones de naturaleza distin las contradicsiones entre nosotros y el enemigo y las existentes en ol seno del pueblo. La mayoria 0 1a gran mayoria de los intelectuales formados en los viejox centros docentes pueden 9 quieren integrarse con los obreros, campesinos. y sol- diados. Deben “ser reeducados”, bajo la guia de la acer tada iinea del Presidente Mao, por los obreros, cam- pesinos y soldados, Hay que estimular a los que al- canzan éxitos en esta integracién y a los guardias rojas y jévenes instruidos que entusiastamente van a las zonas montafosas o al campo, El Presidente Mao nos ha ensefiado muchas. veces: lay que ampilar el radio de educaciin y dismiouir el ensefianza de Marx de humanidad puede y “aplicar que sélo emancipando a toda proletariado aleanzar su propi Al tratar a los que han cometido errores, se debe poner el énfasis en darles edueacién y reeducacién, tun paciente y minucioso trabajo ideoléyico- tre ellox y seguir realmente “Ia orientacién de ‘sacar leeciones de los errores pasados para evitarlos en el futuro, y tratar In enfermedad para salvar al pacien- te’, con el fin de lograr los dos objetivo: acl to ‘ideol6gico los problemas y unir a los camaradas”. En cuanto n los elementos buenos que han comet el error de seguir el camino capitalivta, hay que berarlos” oportunamente cuando hayan elevado su con- ciencia politica y se hayan ganado la comprensién de las maxas, asigharles trabajos adecuados y alentarlos a ucudir a lax musas obrerax y campesinas para trans: formar su propia concepeién del mundo, En cuanto a aquellos que han hecho algiin progreso 'y han comen- vaio a adquirir cierta conciencia politica, hay que pro- ceder seyrin el criterio de unidad y continnar ayudin- dolos. El Presidente Mao ha sefialado rec “BI proletariado es In max grande clase en la historia de Ix humanidad. Es Ia clase revolucionaria mas po- derosa en lo ideoldgico, en lo politico y por su fucrea puede y debe unir en torno suyo a Ia aplastante ma- yoria para aislar al maximo y atacar al puilado de ‘enemigos. in Ia lucha contra los enemigos, se debe aplicar Ia politica de “explotar las contradieciones, ganarse a Ia mayoria, combatir a una minoria y aplastar a los ene- migos, timo por uno”, politica consecnentomente pro- pugnada por el Presidente Mao. “Hay que conceder importancia a las prucbas y a In investigacién y el estudio; esti estrictamente prohibido obtener confe- siones mediante coaccién y fiarse de ellas.” Hay que aplicar la politica del Presidente Mao de “tratar con clemencia @ lox que confiesan sus crimenes y con rigu- rosidad a los que rehusan hacerlo”, y de “dar a salida". Nos apoyamos principalmente en las amplias masas populures para ejercer la dictadura sobre el ene- migo. En cuanto a 10s elementos malvados 0 sospe- chosos, descubiertos durante el movimiento de depura- cidn de las filas de clase, se debe seguir la politien de “no matar a ninguo y no proceder a arrestos en Ia mayoria de lox casos”, excepto los. contrarrevoluciona- rios activos cuyos crimenes, tales como ascsinato, condio 0 envenenamiento, han sido fehacientemente com. probados, y u los cuales hay que tratar de acuerdo a la ley. © Se refiere a los hijos de los que han cometido erro- res ode los que han cometido crimenes. (N. del 7.) En cuanto a Ins autoridades académicas reacciona- s burguesas, se debe criticarlas y observarlas, 0 criticarlas y durles empleo, o eriticariax y asegurarles Jos medios de subsistencia; en resimon, eriticar st ideologia y darles una salida. Tratar esta parte de Jas contradicciones entre nosotros y el enemigo como contradiccienes ene} seno del pueblo fayorece a la consoliducién de la dictadura del proletariado y a la desintegracién del campo enemigo. Hay que estudiar las condiciones especiticas on cada entidad cuando se cumple la politica del Partido en Jos diversos axpectos. En 16s lugares donde In gran Jian2a revolucionarin alin no esta sufisientemente si- Vida, se dobe ayudar a las amplias maxas revolucio- narias a realizar, conforme a los principios revolucio: narios, la gran alianza revolucionaria por campos de trabajo, ramax profesionales o cursos excolares, de modo gue so unan para luchar contra el enemigo, En Tas entidades dondo el trabajo ve depuracién de las filas de ciaxe todavia no tia comenzado 0 acaba de comenzar hay que empunar ese trabajo con firmeza ¥ realizarlo bien siguiendo la. politica del Partido. En Jas ontidades donde ve ha cumplide en lo fundamental ese trabajo, hay que empeiarse firmemente en otros trabajos conforme a lay instracciones del Pt Mao para las diversux fases de la hucha-crit macion, Al mismo tiempo, es necesario prestar pa ticular atencién a las nuevas tendencias de la lucha de uses. ;Qué hacer si los elementos malvados otra ver xe tornan agresivos? El Presidente Mao ha hecho un famosa afirmacién: “Los materialistas consecuentes son inteépidos.” Si lox enemigos de clage vuclven a pro: vocar disturbios, simplemente movilizuremos a las ma sas pura aplastarlos ie nuevo, inte como lo sefula la “Decisién de 16 Pune “la gran revolucién cultural proletarin es una poderosa fuerza motriz para el desarrollo de las fuer- zax productivas sociales en nuestro pais". En los ski ‘mos afios, nuestra agricaltura ha obtenide sucesivamen- fe ricas Cosochus. Una floreciente situaciin se presen ta en la produccién industrial y en la cioncia y Iu técnica, E} entusiasmo “de Tas amplias » jadoras en la revoluciin y la produc vade @ una altura munca antes: conocida. Mu bricas, minas y otras empresas han batiio repetidas veces ‘sus rvcords de produccion, Hevando a ésta a ni- veles nunca vistos en la histori, La revolucion técnica se desarrolia sin cesar, El mercaio es prospero y los, precios, establen, Hasta fines de 1968, hemos saldude toda la deada piiblica. Nuestro pais ha leyado x ser lun pais soeialista libre de deudas tanto internas como externas. pearse en Ia revoluciin y promover ta produ 3 un principio completamente justo, pues ex- pone correctamente la relacién entre In revolucién y 1a produccion, entre lo espivitual y lo material, entre In Superestructura y la base econdmica y entre’ las rela- ciones de production y las fuerzas productivas. El Pr sidente Mao siempre nos ensefa: “EI trabajo politico es Ja arteria vital de todo nuestro trabajo econémico.” Al fustigar a los oportunistas que xe oponian al enfoque politico del problema, Lenin dijo: “La politica no pue- de sino ser colocada’ por encima de Ia economia. Ra zonar de otro modo ¢5 olvidar el abecé del m (Lenin: Obras completas, t. XXX1I, pag. 72, edicién china.) Sefialé, ademés, que colocar cn un mismo plano Im politica y Ia econon vider cel abecé del marxismo”. (Ibid.) La politica es Ia ex- presién concentrada de ‘Ia economia. Sin hacer la re- Volueién en Ia superestructura, sin movilizar a las grandes masas obreras y campesinas, sin_criticar Ia linea revisionista, sin desenmascarar al pufado de re- negados, agentes secretos, dirigentes seguidores del mino capitalixtay contrarrevolucionariox y xin conso- lidar Ia hegemonia del proletarindo, ze6mo se podria continvar consolidando la base econémica del soci lismo y desarrollundo las fucrzas productivas xo tas? Esto no quiere decir reemplazar la produceién por la reyolucién, sino hacer que la revolucién mande, pro- mueva y Move adelante la produccién. Debernos real zar investigaciones y estudios y resolver de manera activa y adecuada y a pasos seguros los numerosos problemas referentes x la politiea en la lucha-eritiea transformarin en el frente econdmico, conforme 2 la Hinea general formulada por ci Presidente Mao de “poner en tenxién todas lax fuerza y pugnar por marchar siempre adelante para construir el sociatis- mo segiin Ia norma de cantidad, rapider, calidad y eco- *, al gran concopto estratégico de “hacer preps ‘os para enfrentar In guerra, hacer preparativos contra as calamidades naturales y hacerlo todo en bien del pueblo” y a tola una serie de prineipios, como el de “tomar lu agricultura como base y la industria co- Dehemos poner en pleno juego cl entusinymo y Ia iniciativa creadora revoluctonarios de lax masas populares do las distintas nacionalidades, empeharnos enérgicamente en Ia revolucién y promo: ver vigorosamente In producciin, y cumplir o sobrepa- sar los pianes para cl desarrollo’ de la economia naci nal. Se puede afirmar que Ia gran victoria de Ia gran revolucién cultural proletaria continuard promoviendo el surgimiento de nuevos saltox adelante en el frente eonémico y en toda nuestra construecién ‘ocialista, V. VICTORIA FINAL DE LA REVOLUCION BN NUESTRO PAIS La vietorin de 1a gran revoluciin cultural prolet china es en verdad grandiosa, Sin embargo, deni guna manera debemos considerar que ya poilemos dor- ir sobre loa Inureles. En una conver: 968, e} Presidente Muo scfialé: “Hemos conqui do grandes victorias. Pero, la clase derrot haciendo forcejeos, Fsos individuos existen todavi también esa clase. Por eso, no podemos hablar de toria final. No podemos hacerlo incluso en los pri ximiox decenios. No debemos perder la vigilancia, Se- ‘gin el punto de vista leninista, Ia vietoria final de un pais socialista no silo requiete lox esfuerzos de su propio proletariado y de sus amplins masa popula- res, sino que depende, ademas, del triunfo de Ia rev lucién mundial y de la aboliciin del sistema de explo- tacién del hombre por el hombre en todo el globo terrestre. 0 sea, Ia emaneipacién de toda la humani. nidad. Por lo tanto, ex erréneo, contrario al lenini mo, y no corresponde a Ia realidad hablar a Ia Tigers de ‘la vieto I de Ja revoluciém en nuestro pais.” La lucha de clases experimentaré vueltas y rovueltas, No debemos olvidar jamas la lucha de clases ni la dictadura dol proletariado. En los actuales momentos fen que se cumple la politica del Partido, todavia exis- te Ia lucha entre lax dos lineas y existe’ la interferen- cia proveniente de la “izquierda” o de la derecha, Para Hovar a feliz término las labores en las diversas fases de la lucha-critica-transformacién, atin debemos hacer ingentes esfucrzos, Debemos seguir de cerea al Presidente Muo y apoyarnos firmemente en las amplins masas revolucionarias para superar las dificultades y zigzags en el camino de avance y conquistar mayores victorias para In causa socialista, CRISTIANISMO Y REVOLUCION © 43 VI, CONSOLIDACION Y CONSTRUCCION DEL PARTIDO La victoria de la gran revolueién cultural pro- letaria nos ha proporcionado valiosas experiencias acerea de cOmo construir el Partido en lax condici nes de In dictadura del proletariado. Justamente como lo ha sefialado el Presidente Mao ante todo el Partido, “la organizacién del Partido debe estar compuesta por los elementos avanzados del proletariado, debe ser una vigorosa organizacién de vanguardia, eapar de dirigir al proletariado ya Ins masas revolucionarias en el combate contra el enemigo de clase”. La instruceién del Presidente Mao ha definido nuestra orientacién politica para In consolidacién y constraccién del Par- tido, El Partido Comunista de China se ha construido con Ia educacion de nuestro gran lider el Presidente Mao. Desde su fundaciin en 1921, nuestro Partido ha expe- vimentado una prolongada Tucha para tomar el Poder y conolidar la dictadura del proletariado mediante la fuerza armada, Dirigido por el Presidente Mao, nuex- tro Partido siempre ha estado en la primera linea det frente en las guorras revolucionarias y las luchas re- ius. Precisamente bajo Ia-guia de la acesta. del Presiiiente Mao, ‘nuestro Partido, frente fa enemigos internos y externos extremadamente pode- rosos y en elreunstancias muy complejas, ha conductdo al proletariado y a las amplias masas’ populares de China a luchar herofcamente eseatiinar sactifi- cio, adhiriéndose firmemento, al principio de indepen- dencia y autodecisién y de autosostenimiento y al in- nacionalismo proletario, y, coma, resultado, nuestro Partido se ha desurrollado desde los primeros grupos comunistas formados solamente por unas decenax de miembros, hasta el grande, glorioso y correcto Pay do que hoy dirige la poderosa Repiblica Popular CI na, Comprendemos profandamente que sin la lucha ax mada popular, no existiria ol Partido Comunista de China de hoy’ ni Ix Repiblica Popular China de hoy. Debemos tener siempre presente In enseiianza de! Pre- sidente Mao: “Ningtin camarada del Partido debe ol- vidar jamais esta experiencia que hemos pagade con sangre. Todos los éxitos del Partido Comunista de China ve han logrado gracias a la sabia direccién del Pro- sidents Mao y constituyen victorias de! pensamiento Mao Tsetung. Durante el ultimo medio siglo, al diri- i al pueblo de las diversas nacionalidades de China en Ia gran lucha por el cumplimiento de la revolueiin de nueva democracia, al dirigir 1a gran lucha de la revolusién y construceién socialistas de nuestro pais, ¥en le gran lucha del movimiento comunista interna” cional de nuestra época contra el imperialismo, el re- visionismo contempordneo y la reacciin de todos los paises, el Presidente Mao ha integrado la. verdad versal’ del marxixmo-leninismo con la prictica concre- ta de Ja revolucién y_ ha heredado, defendido y desa- rrollado e! marxismo-leninismo en los terrenos politi- co, militar, econdmico, cultural, filoséfico, etc., clevan- do asi cl marxismo-leninismo 'a una etapa completa- mente mueva. i pensamiento Mao Tsetung es el mar- xismo-leninismo de la época en que el imperialismo se precipita hacia la ruina total y el socialismo avanza hacia Ia victoria en el mundo entero. Toda Ia historia de nuestro Partido ha confirmado la siuiente verdad: Cada vez que se aparta de la direccién del Presidente Mao y del pensamiento Mao Tsetung, nuestro Partido sufre reveses y derrotus; cada vez que sigue de ceres fal Presidente ‘Mao y sctia conforme al pensamiento 44 © CRISTIANISMO Y REVOLUCION Mao Tsetung, nuestro Partido avanza y triunfa. Debe- mos recordar siempre esta experiencia. En cualquier momento y en cualquier circunstancia, quien se opon- ga al Presidente Mao y al pensamiento Mao Tsetung, sera condenado por todo el Partido y toda la nacién, Refiriéndose a ln consolidacién y construccién del Partido, el Presidente Mao dijo: “Un ser humano tiene arterias y venas, a trayés de las cuales el corazén hace circular la sangre, y respira con los pulmones, expe- no, esto es, desechando lo viejo y Un partido protetario debe también desechar lo viejo y asimilar lo nuevo, pues sdlo asi puede estar Meno de vigor. Sin eliminar lo initil y asimilar sangre mue- va, el partido carecera de vigor.” El Presidente Mao expone con esta vivida metifora la dialéetien de las contradicciones dentro del Partido, “La ley de ta con- tradiceidn en las cosas, es decir, Ia ley de la wnidad de os eontrarios, es Ia ley max fundamental de la dialée- tica materialista.” La oposiciin y Iucha entre las. dos lineas dentro del Partido es el reflejo, en el Partido, de lax contradieciones entre las clases 'y entre 10 vo y Io viejo en la sociedad. Si en el Partido no hubie- ra contradiceiones ni luchas para resolverlas y si no se desechara lo viejo y xe asimilara lo nuevo, la vida del Partido tocaria a su fin, La teoria del Presidente Mao sobre las contradiceiones en el Partido es el pensamien- to guia fundamental para la futura consolidacién y construccion del Partido, La historia del Partido Comunista de China es Ia historia de Ta lucha que sostiene lu linen marxista- Teninista del Presidente Mao contra las linens opor- tunistas de derecha y de ‘izquierda” en el Partido, Bajo Ia direccién del Presidente Mao, nuestro. Par- ido veneié a Ia linea oportunista de derecha de Chen Tu-siu, a las Iinews oportunistas de “izquierda” de Chil Chiv-pai y Li Li-ean, a la lin de Wang Ming, qu’ primero tomé forma de “izquierda” y mas tarde’ de derecha, y a la linea de Chang Kuo-tao de dividir al Kjército Rojo, vencié a la alianza antiparti- do oportunista de derecha de Peng ‘Te-juai, Kao Kang, Yao Shu-shi y otvos, y, después de una lucha prolon- gaa, ha aplastado Ta Tinea. revisionista_contrarrevolo- fonaria de Lia Shao-chi, Nuestro Partido se ha con- solidado, devarrollado y robustecido justamente en la lucha entre las dos lineas, sobre todo, en Ia iucha_por vencer a las tres camarillas de renegados de Chen Tu-siu, Wang Ming y Liu Shao-chi, camarillas que causaron el mayor dao al Partido, Durante el nuevo periodo histérico, el de la dicta- dora del proletarindo, éste ejerce su dictadura y diri- ge todo trabajo a través de su vanguardia, el Partido Comunista, Separadamente de la dictadura del prole- tariado y de la continuacién de la revolucién bajo la dictadura del proletariado, no se podra resolver correc tamente el problema de la construccién de! partido, ¢! problema de qué tipo de partido construir y eémo cons- trairlo, hi acerca de In cisamente la esen- cia misma do la teorfa marxista-leninista sobre Ia die tadura del proletariado y sobre la construccién del do. Bn el momento importante en que la revolu- cin socialista de China se profundizaba y Ia lucha de clases se volvia sumamente enconada, Liu Chao-chi publicé de mevo su siniestro libro sobre la “autocul- tivacién”, y su propésito fue precisamente derrocar la dictadura del proletariads de nuestro pais y restau- rar Ja dictadura burguess. Al reproducir el pasaje de Lenin sobre la necesidad de la dictadura del proleta- riado, que hemos citado més arriba, Liu Shao-chi una ved més omitié intencionadainente la importantisina conclusiéa de que “la dictadura del proletariado es in- dispensable”, descubriéndose manifiestamente su faz contrarrevolicionaria de reneyado de Ia dictadura del proletariado. .Ademas, Lix Shao-chi continu difundien- a absurdos reaccionarios tales como Ia “teoria do Ia extingién do la lucha do clases”, 1a “teoria do ser décil instrumento”, Ia “teoria de que’ las masas son atrusa- das”, In “teorfa de ingresar en el Partido para ser funefonario”, la “teoria de la paz dentro del Partido” ¥ la “teoria ge Ia fusién de los intereses pilicos y los privados” (es decir, “perder poco para ganar much con el vano propésito de corromper y descomponer 2 nuestro Partido, de hacer que nuestros militantes se volvieran revisionistas a medida que ‘se autocultiv ¥ de convertir, por medio de la “evolucién paci- fica”, et Partido marxista-leninista en un partido re- visionista y In dietadura del proletariado, en una di tadura burguesa. Debemos seguir lesplegando la eri tien revolucionazia de muses, y eliminay por completo Jn perversa influencia del conjunto de absardos de Liu Sheo-et En Ia historia de nuestro Partido, esta gran revoli- cién cultural proletaria es el mis amplio y profundo movimiento de consolidacién del Partido. Las organi- zaciones det Partido a los diferentes niveles y la gran masa de militantes han pasado por la enconada Tucha ‘entre las dos eas, por la prueba de la vasta lucha de clases, y por los eximenes de las masas revolucionarias de dentro y fuera del Partido; de este modo, los mili- tantes y cuadros han experimentado la tempestad y enfrentado el mundo, y han elevado su conciencia de clase y su conciencia acerca de la lucha entre las dos Jineas. Esta gran revolueién nos enseia: Bajo la dic- tadura del proletariado, debemos impartir a lax am- pliaxs masas de miembros del Partido una educacién acerea de Ins clases, Ia lucha de clases, 1a lucha entre Jas dos linens y Ia continuncién de In revoluefin, De- bemos realizar, en el sono del Partido y fuera de él, Ja lucha contra el revisionismo; limpiar el Partido de Jos ronogados, agentes secretos y representantes do los intereses de las clases explotadoras, y reclutar pa- ra el Partido a los auténticos elementos avanzados 4 Profetariado probados en las srandes, tempestades. De- 108 esforzarnoa porque Ix direccién de las organi acne tel Pistad/« toaa aval bo hanna rasta, te en manos de los marxistas. Debemos velar porque los militantes de veras vinoulen la teoria con la. priic- tica, forjen estrechas ligazones con las masns y ten- wan la valentin de practicar Ia eriticn y Ia antorriticn Dehemos vigilur porque los militantes mantengan siom. pre el estilo de ser modestos y prudentes y de preve~ nirse contra el engreimiento y la precipitac mio el estilo de trabajar duro, Sélo de esta manera, el Partido puede condueir al proletariado y a las miasas revolucionarias a llevar hasta el fin In revoluct lista, Presidente Muo nos en: “Las experiencias histérieas merecen atencién. Una linea y un punto de vista deben ser expuestos de manera constante y repe- ida. No xe puede exponertos slo a un reducide m mero de personas; se debe hacerlos ra lis am plias masay revolucionarias.” El estudio y la propagan- da de las experiencias fundamentales de esta gran r volucién cultural proletaria, de la historia de la lucha ‘entre las dos lineas, y de la teoria del Presidente Mao sobre la continaseién de In revolucin bajo In distadura del proletariado, no deben efectuarse una sola vex, sino do manera wpstida, cada ao, cada mes y cada dia, S610 de este modo ‘se podré lograr que las Iineas y ‘tendencias errineas, apenas emerjan, sean sometidas fa Ia critlea y al rechazo do las amplias masas de millitantes del Partido y del pueblo, y garantizar que nuestro Partido siempre avance triunfalmente por Ia acertada ruta trazada por el Presidente Mao. Un importante panto en Ia agenda del IX Congreso Nacional de! Partido lo constituye la modificaciin de los Estatutos del Partido, El Comité Central ha sometido a Ja discusién del Congreso el proyecto de Estatuto el Partido, que fue elaborado con In participacion de todo ei Partido y las masas revolucionarias del pais. Después que el Presidente Mao propuso, en noviembre de 1967, que las organizaciones de base del Partido tomaran parte en In eodificaciin de los Estatutos del Partido, el Comité Central recibié varios miles de proyectos. Sobre esta base, la XII Sesién Plenaria Am- piada del VITT Comité Central del Partido elaboré un proyecto de Estatutos del Partido, y luego todo el Par- tido, ¢] ejéreito y las ampliax mass revolucionarins del mais realizaron, una ver més, animadas y concienzudas isensiones. Puede decirse que el proyecto de los nue- ‘vos Estatutos del Partido es un fruto de la integracion iio la sabia direceién del gran Her el Presidente Mao con las amplias masas, refleja la voluntad de todo el Partido, el ejéreito y las amplias masas revoluciona- vias dei pais, y es una vivida expresién del centra- lismo democratico y Ia Tinew de musas en que perviste invariablemente el Partido, Lo que tiene especial im- portancia es que en el proyecto de Estatutos del Par- tido se seafirma explicitamente que In base tedrica que _gufa el pensamiento del Partido es el marxismo- Jeninismo-pensamiento Mao Tsetung. Fsta es una gran vietoria lograia en la gran revolucién cultural prole- taria al pulverizar Ja linea revisionista de’ Liu Shao- chi sobre In construccién del partido, una gran victoria del _marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tsetang. El Comité Central tiene 1a eonviceién de que después de la discusién y aprobacién de lox nuevos Estatutos de! Partido por el Congreso, nuestro Partido, ateniéndose 4 was extipalaciones, so haré mas grande, mis glorioso y mas correcto. VI. LAS RELACIONES DE CHINA CON LOS PAISES EXTRANJEROS Aqui, también quoremos detenernos especialmente en Jas relaciones de Chinn con los paises extranjeros, El proletariado y los pueblos y naciones oprimidos del mundo siempre se apoyan mituamente en sus lu- has revolucionarias, El Partido de! Trabajo de Alba- nia y todos los demas fraternales partidos. y organiza ciones auténticamente marxista-leninistas, las grandes masas vel proletariado y los pueblos revolucionarios de todo el mundo y muchos paises, grupos y personalida- des amigos elogian y apoyan entusiastamente la gran revolucién cultural juoletaria de nuestro pais. Aqui, en jombre de nuestro gran lider el Presidente Mao y en el del IX Congreso Nacional del Partido, les expreso nuestros profundos y sinceros ayralesimientos. P netemos con toda fi sista de China y el pueblo chino cumplirén con su deber inter- nacionalista profetario y, junto con elles, Levarin has- ta el fin la gran lucha ‘contra el imperialismo, el re- visionismo contemporinco y la reaccion mundial. En ia actualidad, Iu tendencia general en el mundo sigue siendo como’ lo ha deserito ei Presidente Mao: “EL enemigo se descompone con eada dia que pasa, mientras que para nosotros las cosas mejoran diaria- mente”. For una parte, Ios movimientos revoluciona- rios del proletariado y de los pueblos de todo el mundo estén en yigoroso ascenso.' Se robustecen dia a dia las CRISTIANISMO Y REVOLUCION © 45 luchas armadas de los pueblos del sur de Viet Laos, Tailandia, Birmania, Malaya, Indonesia, Ini Palestina y de otros paises y regiones de Asia, Africa y América Latina, La verdad de que “el Poder nace del fusil” esta siendo dominada cada dia mejor por las amplias mazas de los pueblos y naciones oprimi: dos, En el Japén, Europa Occidental y América del Norte, regionex “corazén” del capitalismo, han esta- lado ‘movimientos revolucionarios de masay en am tui sin precedentes. Mas y mas pueblos estin desper- tando, Los fraternales partidos y organizaciones autén- ticamente marxista-leninistas se estén desarrollando paso a paso en cl curso de la integracién del marxis- mo-leninismo con la prictica conereta de la revolucién el imperia- jismo revisio- ico, empantanados en una crisis polities y econdmica y acosados por dificultades internas y exter- nas, se encuentran en un callején sin salida, Se con- fabvlan y se dispatan a la vez intentando, en vano, hacer un nuevo reparto del mundo. Se coordinan ¥ s¢ coluden i anticomunistas ¥ antipopulares, en ln represiin de lox’ movimientos de iberacion nacional y en el desencadenamiento de yue- rrag de agresion, Conspiran y pugnan uno contra otro en Ia disputa por materias primas, mereados, paises Aependientes, ligares estratéxicos y esferas de influen- ra consumar cada yao sus ambieiones, se em- n la expansion armamentista y los preparat- peian ‘vos, bélicos. Lenin sefials que el imperialismo significa Ia sue- rra, “Lax guerras imperialistas son absolutamente ine- Vitables sobre “esta” base econdmica “en tanto” sub- sista In propiedad privada sobre los medios de produc- cin.” (Lenin: Obras completas, t. XXII, pax. 182, edi- cion china.) Lenin apunté ademés: “1 ra impe- Tialista ex le vispera de la reyoluciin socialista.” (Le nin; Obras completas, t, XXV, pas. 840, elicidn chi na) Estas tesis cientifieas de Lenin no estén anti- ‘euadas. El Presidente Mao ha seftalado recientemente: “En cuanto al problema de la guerra mundial mo existen mis que dos posibilidades: 0 Ia guerra hace extallar In revolucién, o la revolucion impide Ia guerra.” Esto se explicn porque existen en el mundo cantemporiineo cuatro grandes contradiceiones: la contradiccién entre Jas naciones oprimidas por una parte y el imperialis- mo y el sociulimperialismo por Ia otra; Ia contradic- cién entre el proletariado y la burguesia en los paises capitalistas y los paises revisionistax: la contradic- ‘eign entre lox paises imperialistaa y el pais. socialim- perinlista y entre los propios paises imperialistas, y Ia contradiceién entre los paises socialistas por una par- te y el imporialismo y el socinlimperialismo por la otra, La existencia y el desarrollo de estas contradic- ions necesariamente daran lugar a a revolucion, Semin la experiencia historia de la Primera y la Se- ganda Guerras Mundiales xe puede afirmar que sie! imperialiamo, el revisionismo y la reaccidn imponen una tercera guerra mundial a los pueblos del mundo, ello s6lo sorviri para acelerar enormemente el desarrollo de estas contradiceiones ¢ impulsar a 0 pucblos de! mundo a levantarse en reyolucién y a sepultar a todos Jos imperialistas, revisionistas y reaccionarios. El Presidente Mao nos enseiia: “Todos tos reacc narios son tices de papel.” “Extratézicamente, de mos desdefar a todos nuestros enemigos, pero tictica- mente debemos tomarlos muy en serio.” Esta gran verdad sefialada por el Presidente Mao ha estimulado Ja voluntad rovolucionaria de combate de todos los pueblos del mundo y nos estd guiando de victoria en 46 @ CRISTIANISMO Y REVOLUCION vietoria en Ia lucha contra el imperialismo, el revi- sionismo y la reaccién. La naturaleza de tigre de papel del imperialismo norteamericano ha sido puesta al desnudo hace tiempo por Jos pueblos del mundo. El imperialismo norte- Americano, ¢] enemigo mas feroz de todos los pueblos del mundo, va cuesta abajo a pasos acelerados. Liesado al Poder, ‘Nixon se enfrenta con un tremendo lio y una inextricable crisis econdmica, tropieza con una poderasa resistencia de todos los pueblos del munto ¥ de las masas populares en su propio paix, e encuentra con una situacién diffeil en que reina una desintegra- cidn entre los paises imperialistas yen que el bastén resulta cada vez ineficaz. Incapax de ens inguna solucion a ‘estos problemas, Nixon, como sus antecrsores, no Due: de sivo seguir jugando con la doble tacticn contrarre- volucionaria: eh apariencia finge ser “amante de I pax”, mientrax que en realidad efectiim en mayor es~ caln la expansion armamentista y los preparativos bé- licos. 105. gastos militares de los EEUU. aumentan cada afio, El imperialismo yanqui sigue ocupando hasta ‘nuestra Lerritorio de Taiwiin, Ha despackado nwa agresoras a muchos paises y ha establecido centenares y centenares de bases ¢ instalaciones. mili- tares en distintas Tugares de la tierra, Ma fabricado gran cantidad de aviones, eaiiones, nucleares ¥ Droyectiles teledirigidos. ; Para qué sirve todo esto? Para amedront: ir y masacrar a los pueblos ¥ para dominar e! mundo. Como resultado, se ha conver- tide por todas partes en enemigo de loa pueblos y se ve ascdiado y duramente xolpeado por las grandes masas del proletariado y de lox pueblos-del mundo, ¥ Se produ ‘amplias en todo tigre de papel ve ha venido revelando cada dia con mayor claridad, Avenus afloré el. re mo. jruschovista, nuestro gran Hider ol Presidente Mao advirtié los gra- ves datos qu el revisionismo contempo- réneo ala causa de Ja revolucién mundial, El Presi dento Mao ha conducido a nuestro Partido a librar, Junto con el Partido del Trabajo de Albania encab zado por el gran marxista-leninista el camarada En- ver Hoxha y con los auténticos marxista-leninistas de todo ef mundo, ana resucita lucha en lo ideolixico, tei rico y politico contra el revisionismo contemporaneo, al revisionismo soviético como ventro. Esto ido a lox puehlos del mundo aprender gra- dualmente, a través de la lucha, a distingair el ver- dadero mairxismo-leninismo del falso murxismo-leninis- mo, el verdadero socialismo de] falso socialismo, y ha hecho doclararse en bancarrota al revisionisme jras- chovista. Al mismo tiempo el Presidente Mao ha con. ducige ‘ar resueltamente la Shao-chi de capitulacién an- no y la reacsiin y de in del movimiento revolucionario de todos los paises, a aplaster a la camarilla rovisionista con: rrevolicionarin de Liu Shao-chi. Asi, nuestro Partido ha cumplide con su deber internacionalista proletario. Después que Brezhnev subié al Poder, In camari- Ma de renegados revisionistas soviéticos ha venido aplicande con mayor desenfreno el socialimperialiamo 0, Ya que su bastén de mando es cada 2 ¥ se agravan a diario sus dificultades internas y externas. En el interior, redobla su esfue 20s por reprimir al pueblo sovictico y restaurar en todos os axpectos el capitalismo. En el exterior, acele- ra su colusién con el imperialismo norteamericano, in- tensifiea la represién de In lucha revolucionaria de los pueblos de los diversos paises, refuerza su control y explotacién de pafses de Europa Oriental y la Repi- blica Popular de Mongolia, intensifica su disputa con ‘el imperialismo yanqui por el Medio Oriente y otras zonas y aumenta sy amenaza de agresién contra nues- tro pais. Bl envio de efentos de miles de soladox para ocupar Checoslovaquia y las. provocaciones armadas en Ia isla de Chenpuo, territorio chino, son dos re- dientes actos asquerosamente representados por el re- visionisimo soviético. Para justificar su agresién y ‘queo, predica las lamadas “teoria sobre la soberanin limitada”, “teoria sobre ia dictadura internacional” y “teoris sobre In comunidud socialista”. ;Qué signifi gan estas baratijes? Signitican: Ta soberania ex “lim' tada”, mientras la de 61 no tiene limites, 4No le obe- deces? Entonces, te impondri la. “Actadura interna clonal”, o sea, In :iictadura sobre tos pueblos de diver sos paises, con el fin de formar la “comunidad xocia * bajo el dominio de los nuevos zares, ¢s decir, << del socialimpertalismo, cosa que So. semejn weve orien europeo” de Hitler, ala “csfera de co-prosperidad de ln gran Asia Oriental” del militaris- mo Japonés y a la “comunidad del mundo Hbzo" de Jos EE.DU, Lenin fustig6 a los renegaiios de In Tf Tater cional, califiedndolos de “socialismo de palubra ¢ petialismo de hecho, el “opartunismo convertide en im- Derialismo”. (Lenin: Obray completas, t. XXIX, pi. 458, eicién china.) Esto os completamente. aplicuble 8 la actual camariila de renegades revisionistas sovie- ticos, formada por un putiado de dirigentes seguidores del camino capitalista, Estamos firmemente couvenci dos de que él protetariado y las amplias masas popu- ares de la Unién ea, que poseen una sloviosa tradiclén revolucionarin, se’ levantarin para derrocar & esta mezquina camarilin de renegades, ‘Tal como se. Hale} Presidento Mav, “la URSS fue el primer pai socialista, y ef Partido ‘Comunista de Ia Unién Sovic- ica fue ‘fundado por Lenin. Aunane la direcciin del Partido y del Estado soviéticos ha sido nhora usurpa- da por ‘lox revisionistas, pido a los camaradax que tenzan a firme convieciin de que las amplias masan del pueblo, de militantes del Partide y de cuadros de Ja Unién Soviética son buenas y quieren hacer la. re- olucidn. ¥ auc Ix dominacién revisoninte mo. durard mucho tiempo’ Debido a lus incursiones armadas en la isla de Chenpao, territorio chino, incidentes creados pura y ¢xclusivamente por el Gobierno sovistico, el problema fronterizo chino-soviético ha lamao In utencién de todo el mundo. Este problema, como los problemas fron: terizos entre China y algunos, otros paises vecinos, ha sido legado por la historia, En cuanto a estos pro: blemas, nuestro Partido y nuestro Gobierno siempre han aboxado por realizar negosiaciones por via diplo- de soluciones justas y razonables. An- tes de que sean resueltos, hay que mantener el statu quo de la frontera y evitar conflictos. Partiondo de esta posicion, nuestro pais ha solucionado uno tras otro y de manera satisfactoria los problemas fronteri- 03 con paises vecinos como Birmania, Nepal, Pakis tén, Repabliea Popular de Mongolia y ‘Afganistén. S6- 1o los problemas fronterizon chino-soviétiea y chino- hinda no han sido solucionados hasta ahora, El Gobierno chino sostuyo numeroaas negociaciones ‘con el Gobierno de la India sobre el problema fron- terizo chino-hindd, El Gobierno reaccionario de la In- dia, habjendo hecho suya Ia politica de agrosién del imperialismo inglés, no sblo nos exigié reconocer In legal “linea MeMahon” que no habia sido reconocida nj siquiera por los gobiernos reaccionarios de Ia vieja China, sino que incluso traté vanamente de ocupar Ja regién de Aksain Chin que a estado siempre bajo la Jurisdiccién de nuestro pais, frustrando de esta rm- thera lax negociaciones chino-hindies sobre el problema fronterizo. Esto esta claro para todos E}_ problema fronterizo chino-sovidtico fue creado por la agresion del imporialismo de la Rusia zarivta Contra China. En la segunda mitad de! siglo XIX, cuando Yon pueblos de China y Rusia no estaban en ei Poder, el gobierno zarista emprendié agresiones. impe- ralistas pura desmembrar a China, le impuso una se- rie de tratados desiguales, se anexd grandes exten- Sones de territorio chino y, eobrepasando en muchos lugares Ta Tinea fronteriza estipulada por Ios. tratados desiguales, siguié ocupando mas territorio chino. stos actos gangsteriles fueron condenados. con indigmacien por Marx, Engels y Lenin, El 27 de septiembre de 1920, €) Gobierno sovietico dirigido por el gran Lenin pro- Slamé solemnemente: “Declara’ nulos todos. los. trata- ox que los antiguos gobiernos rusos concluyeron con China, renuncia a todos los territorios chinos. usar- pados’y a todus Ins concesiones rusns on China, y_ de- valve sin compensacign y para siempre a China todo To que usurparon rapazmente de ee puis el gobierno zacista y la burguesia russ,” (Vénse “Declaracion del Gobierno de ln Repiiblica Socialista Federativa Sovit tica de Kusia al Gobierno chino”.) Esta politica pro- letaria de Lenin no wuto bacerse realidad & causa de law condiciones hhistoricas de aquel entonces, Manteniendo su consecuente posicién sobre los pro- biemas fronterizos, dos veces, el 22 de agosto ¥ el 21 de septiembre de 1960, nuestro Gobierno propuse por provia iniclativa al Gobierno sovidtico celebrar ne- i para resolver el problema fronterizo chino- . En 1964, China y la Unibn Soviética empe zaton las nogosiaciones en Pekin. A pesur de que los Gatadon relatives a la actual Frontera chino-soviéticn son tratadoa desiguales impuestos por los zares a) pueblo chino, nosotros, movidos por el deseo de defen- der Ia amistad reyolucionaria entre los pueblos. chine ¥ sovigtico, adn ahogabamos por tomar estos tratados como base para resolver el problema fronterize. Sin embargo, Ia renegada camarilla revisionista, sovittica, traicionanio a la politica proletaria de Lenin e insis- tiendo en la posicién socialimporialista neozarista, se negé a reconocer quo estos tratados son desiguales y exigis. tereamente a China reconoser que los territo- ‘os chinos que ellos habfan ocupado o fntentaban oou- par eh violacién de los tratados eran todos de Ja Uniin Soviética. Esta posiciin chovinista de. xran_po- tenciay socialimperialista del Goblerno soviético hixe fracasar las nogociaciones, Después que Brezhnev subié al Poder, la camarilla de renegades revisioniatas aoviéticos con mayor desen- Treno han, venido violando el statu quo de la fronters, pravosundo en repetidas ocasiones incidentes fronteri- zon, wnesinando @ tiros a nuestros pescadores ¥ eampe- sinos incrmes y-violando la soberania de nuestro. pai Recientemente incluso perpetraron sucesivas incursio: nes armadas 7 Frente a esta sitaas los gunrdias fronterizos chinos respondieron en defensa propia, asestando merecidos golpes a los ayresores.y salvaguardando victorfosamonte el sagrado_tertitorie de nuestro pals. Para librarse de su embarazosa situa- cién, Kosiguin pidi6 el 21 de marzo comunicarse tele- fonicamente con los dirigentes de nuestro pais. Inme- diatamente, el 22 de marzo, nuestro Gobierno contests fen an memoréndum, expresando quo ‘en vista de las relaciones actuales éntre China y la Uniin Soviética, ya no es upropindo comunicarse por teléfono. Si el CRISTIANISMO Y REVOLUCION ¢ 47 tion. algo que decir, que lo pre- Imente al Gobierno ‘chino. por. via diplo- mitien”, BI 29 de marzo, ol Gobierno soviético dio a conocer una declaracion, "en Ia que, por una parte, persiste ain en su obstinada posicion de ngresor 3, yor fa otra, manifiesta xu deseo de reamidar las “contul- tas", Respecto «esto, mucstro Gobierno esti onside rando darle respuesta, polities exterior de nuestro Partido y nuestro Gobierno es consocuente. sta consiste en: desurrollar Jas relaciones de amistad, ayuda mutua y cooperacion con los semis puives socialistas conforme al princ del internacionalismo proletario; apoyar y ayudar’ a todos lox pueblos y naciones oprimidos “en sus li- chas revolucionarias, y, sobre Ia base de los cinco s —respects mutuo x In integridad territo: y la soberania, no agresién reeiproca, vo inter- iin en lox asuntos internos de un pais por parte de igualdad y beneticio reciproco y coexistencia pa- cifiea—, esforzarse por coexistir pacificamente con los aises de sistemas soviales diferentes y oponerse a la politica de agresién y guerra cel imperialismo, Nuestra politica exterior proictaria no es una tictica de con- veniencia temporal sino una polities a largo plazo en que perseveraremos, Procedimos asi en el pasado y persivtiremos en hacerlo en ol futuro. Sostenemos siempre que Tos asuntos internos de todos los. paises deben ser resueltos. por sus respectivos pueblos. Todos los paises y_ partidos, sean grandes 0 Pequeios, deben basar sus relacfones' reciprocas sobre los. prinebpios de igualdad y de no intervencién en los asuntos internos de uno por parte de otro. Es sabido de todos que, en defensa de estos principios marxista- leninistas,'el Partido Comunista de China ha llevado a cabo. vna’ protongada lucha contra el infame chovinis- mo de gran potencia de la eamarilla de renegudos ¥ visionistas soviéticos, Ta camarilla de renegades revi- sionistas soviéticos habla profusamente de “partidos hermanos” y “paises hermanos”, pero en realidad, se considera a si misma como partido padre, como nue- vos zares que pueden invadir y ocupar a’ su albedrio territories de otros paises. Ellos no s6lo realizan acti- viades de sabotaje y subvencién contra el Partido Comunista de China, el Partido del Trabajo de Albania ¥_ otros partidos vordaderamente marxiata-leninistas, Sino que se dan aires feroces con todos los. partidos ¥y con toes tox paises de la Hamada “comuniiad socia- lista” que sostengan opiniones silo azo diferentes a las suyas, levan a cabo represién, labor de zapay subvereién contra cllos, ¢ incluso envian tropas para oeupar sus lamados “paises hermanos” y secuestran 4 miembros de los que llaman “particos hermanos”, cometiendo toda clase de feehorias. Fste bandoleriame faseista los destina a la ruina inevitable El imporialismo yanqui y el revisioninmo soviético intentan' siempre “aislar” is China, y eso constituye uun honor para nuestro pais, Su furiota opesicidn a puede afectarnos en lo minimo, sino. que, wwe a nuestro pueblo a desarrollay expiritu de independencia y autndecision, ovostenimiento y- de lucha. lenaz por Ia pros: peridad de ta patria, y rmuestra ademés al mundo entero China fa desiindado 10s campos eon el imperialis los imperialistas, los revisionistas y los reaecionarios, sivo el proletariado y los pueblos revolucionarios de todos los. paises los que deciden el destino del mundo. Los partidos y organizaciones verdaderamente marxis- tassleninistas de todos los paises, integrado por los elementos avanzados del proletariado, son fuerzas na- 48 @ CRISTIANISMO Y REVOLUCION cientes, que tienen perspectivas infinitamente amplias EI Partido Comunista de China se une y combate re- Itamente junto con ellos, Apoyamos firmemente 1a lucha antimperialista y antirrovisionista del pueblo al- hanés; apoyamos firmemente al pueblo vietnamita en sus estuerzo por Hevar hasta el fin In guerra contra la agresiéa yanqui y por la salvacién nacional; apoya- mos firmemente las Iuchas revolucionarias de los. pue- blos de Laos, Tailandia, Birmania, Malaya, Indonesia, Inia, Palestina y otros paises y regiones de Asia, Afrien y América Latina; apoyamos firmemente al pro. letariado, a los jovenes estudiantes y a Ins masas de negros de los Fstados Unidos en su justa lucha contra Ja camarilla dominante norteamericana; apoyamos fir- memente al proletariado y a todo el pueblo. trab jador de Ia Unién Soviética en sa justa lucha por Mertocar a la camarilla de renegados ‘revisionistas 40- viéticos; apoyamos firmemente la justa. Icha de lox pueblos’ de Checoslovaquia y otros patses conten ol focinlimperi ta ico; apoyamos frmemente las luchas rovolucionarias de’ os. pueblos del Japén y de los paises de Europa Occidental y Oceania; apoyamos firmemente la lucha revoluciona- ia de todos los pueblos del mundo, y apoyamos fir- memente todas las justas luchas contra la agresion y opresion del imperiatismo yanqal y det revisionismo sOviético, Paises y pueblos vielimas ide Ia agresién, control, interveneion © atropello del imperialismo no teamericano y del revisionismo soviético, junimonos y Formemos el ms amplio frente nico para derrocar a nuestros enemigos eomunes! La victoria de ningin modo debe hacernos rel Jar la vigilancia revolucionaria_y pasar por alto el pe- ligro de que el imperialismo norteamericano y el re- jonismo sovistico deseneadenen una guerra de agre- sion en vasta escala. Debemos hacer plenos prepar tivos, estar listos para el caso de que ellos desenca- dened una guerra de gran envergadura y para el easo de que hagan una guerra pronto, Debemos prenararnos bien para enfrentaries no importa qué tipo de guerra desaten: guerra convencional 0 guerra nuclear on gran escala. En resumen, debemos estar preparados. El Presidente Mao dijo hace tiempo: No atacaremos a ‘menos quie seamos atacados; si somos atacados, con- traatacaremox. Si ellos insisten en lanzar una guerra, Jos combatiremes hasta el fin. La victoria de la re. volueién china se ha conguistado mediante la lucha armada, Los centenares de millones de seres del puc- blo chino y ef Ejéreito Popular de Liberacién de Chi na, armados con el pensamiento Mao Teetung y tem plados en la gran revolaciét cultural proletaria, eatii dceidides, con plena eonfianza en la vietoria, a liberar su sagrado territorio de Taiwan y a liquidar resuelta, Gefinitiva, cabal y totalmente «todos los agresores que se aérevan a. atacamos, Nuestro gran lider el Presidente Mao ha, sefalado: EI revisionisma soviético y cl imperialismo norteame- rricano, confabulindose entre si, han perpetrado tantas maldades e infamias que los pueblos revelucionarios del mundo entero no les dojarin impunes. Los pueblos de todos los paises estén levantindose, Se ha iniciado un nuevo periodo histories de hucha. contra el imperialis- 19 norteamericano y el revisionismo soviética.” Sea qe Ia guerra haga estallar la revolucién o Ia revoli cién impida la guerra, el imperialismo norteamericano ¥ el revisionismo soviético no vivirin mucho tiempo. iProletarios de todos Jos paises, unfos! ;Proletariaio y Pueblos y naciones oprimidos del mundo entero, unios! Enterrad al imperialismo yanqui, al rev viético y a sus Tacayos! ARA CONG! VICTORIAS. 1 IX Conureso Nacional del Partiiio nortunte momenty de! desarrolia waestra Partido, de lt con desarrollo del muvimienta 6 a interts Entre Tos delegados an revolucionarios prole viojn "eneracfon yumm gran maeya, EL mimero de delegectos de los anilitantes ols pobres delegadas, es vez delegatos de las ojos asisten x hecho de que tantos delegados hayan Ing Fvcones del pais a Pekin, a esta Tiger el Presidente Muw put di Jos iunporlantes xuntos del Par mmmestia que muestra Congreso ws un ¢ cangrexo Incién y desarrollo « Jan dictadura dei proletariado de maestro pais y de! fas de mayeres victorias ox la I idad de sangre Justriales, dev delegailos de Tox militantes. campe- Y i jos de la capa ército Kojo como nuevos vombatieates, Pur primers ilunles de entre Jos guardias cional del Vartido. Et Hewado te toes al lado del gran gHes0 ale cosas vara Tx casa de la revolucién y la conse de Ta patria, a las amy chinos iS de ultramur y conciudadanos Hongkoox y Macao, 4 ios con Taiwin ori a toils Ins mas que apoyan el v0 jana nnestra de Patria socialista, Estamos segaros de que despues de le este Congreso Nacional gel Partido, ode Tne liversax nacfonalicades de maestro ‘pais, Inj Ta si. sled se feule Nino, 20 sexton os communes. yen 1a. ea vie Tt ma. patina socialists, 1812, el Presidente Mao dijo: “Los proximun 30 yartir de hoy, serin una ‘que estremerer [a tierra, una ép ca cum la que ninguna otra época histirica anterior podria com c. Viviendo en ella, dehemos estar tox para librar grandes Iuchas euyus formas te muchas earacteristicas. van na nuest auténtions, eumito de avanee, ¥ tovios Hxistas-leninistay en su hevaiea lucha mi del eran ideatl det comanisinc, ] Partido ye una Lodo el pueblo wan en alto Ia ran bandera roja del pen to Mao Tsctun, xean resueltos, no teman nit vigor, un cangrese de anidad, un eongreso sie El ‘Presidente Mao nos ensefia: “La unifieacis sacrificio y superen fodas las difieultades para nuestro pais, la unidad de nuestro pueblo y In unidad —— comguistar Ia victoria! de todas nuestras nacionalidades, coustituyen lax garan- iva el gran triunfo de la gran revolueion eultue fias fundamentales para Ja victoria segura de muestra a! proletari causa.” A través de ht grin revolucion cuttin tatia y taj Ia gran bandera roja del pestsan wstra patria ha y anwestre pel io ha forjudo lunishal esti dirigida por ef proielarindo y basada ualianza obvevo-campesina © incluye @ las diversas nas cionalidaues Inert sa las pers Georg Lukdcs LENIN Vo Nguyen Giap EL HOMBRE Y EL ARMA leamzado una uni gran writ sumamente umplia. sta yran iNiva a detacurn el, proitarinet de) atid fra de China Viva ol gran marsismo-te Presidente Mac Ediciones LA ROSA BLINDADA Régis Debray ENSAYOS LATINOAMERICANOS Ho Chi Minh CUADERNOS DE LA CARCEL Juan José Cabral dio su vida por una nueva juventud