Está en la página 1de 2

El transporte por carretera tiene características propias que lo hacen competitivo

para cierto tipo de cargas y de mercados por sus tarifas económicas, por las
distancias y las rutas que recorre
El transporte por vía terrestre es el modo más importante en México, en términos
de producción, volumen y empleo. Más de la mitad del valor del comercio
internacional de México se realiza por vía terrestre, la mayor parte del mismo en la
frontera con Estados Unidos.
Los instrumentos regulatorios más importantes para el transporte terrestre se
relacionan con seguridad, dimensiones de peso y tamaño, la importación de
vehículos usados y las emisiones.
Los transportistas en su caso deberán contar en todo momento al viajar por
carretera con los siguientes documentos de transporte terrestre:
Tipo de licencia correspondiente para conducir vigente
1. Constancia de actitud psicofisica vigente
2. Bitácora de horas de servicio del conductor debidamente requisitada (con
los datos que marca el art. 62 Bis del Reglamento de Tránsito en Carreteras
Federales).
3. Tarjeta de circulación vigente
4. Placas vigentes y engomado
5. Póliza de seguro de daños a terceros, vigente (Seguro de Responsabilidad
Civil por 19,000 días de salario mínimo general vigente en la Ciudad de
México).
6. Certificado de baja emisión de contaminantes vigente
7. Certificado de condiciones físico – mecánica vigente (En cumplimiento a los
Avisos que para tal efecto publique la SCT y a la NOM-068-SCT-2-2000).
Documentación de transporte para el comercio internacional realizada por el
Instituto Nacional de Comercio Exterior y Aduanas (INCEA).

1.- Lista de embalaje. Una lista de empaque puede ayudar en el transporte y la


manipulación de mercancías, especialmente en grandes envíos de artículos
mezclados.
2.- Conocimientos de embarque. En casi todos los casos de comercio exterior
en que los bienes son transportados por contenedor o buque convencional, las
compañías emiten conocimientos de embarque.
3.- Carta de instrucciones para exportación. Los exportadores pueden dar
instrucciones a un tren de carga mediante la carta de instrucciones para
exportación (ECSI: Export Cargo Shipment Instruction), que contiene todos los
detalles del exportador, el destinatario, la mercancía y embalaje y los requisitos del
exportador.
4.- Cartas de porte aéreas. Las cartas de porte aéreas actúan como un recibo
para los bienes “en buen estado y condición aparentes” y también son evidencia
de un contrato entre el exportador y el transportista(s). El portador completa el
formulario.
5.- Cartas de porte marítimas. Son cartas de porte para el transporte marítimo de
carga. Actúan como un recibo por las mercancías “en buen orden y estado
aparentes” y son también evidencia de un contrato entre el exportador y el
transportista(s). El portador completa el formulario.
6.- Cartas de porte de mensajería. Suelen ser mucho más cortas y más simples
que las cartas de porte marítimas o aéreas. No están conformadas por estándares
en particular y son emitidas por los correos individuales para satisfacer sus fines
propios.
7.- Notas de envío estándar. Se completan por el exportador o su representante
para organizar los envíos de mercancías no peligrosas.
8.- Certificados de origen, inspección y salud. Ciertos países de destino
requieren certificados de origen para probar el país de origen de las mercancías.
Muchos países dan un arancelario preferencial para los productos importados de
ciertos países.