Está en la página 1de 4

Tema 1 Introducción a la evaluación de proyectos.

1.1. Espíritu emprendedor


Ser emprendedor trasciende y va más allá de la creación de empresas. Visualizar ideas
innovadoras que impliquen aceptar riesgos, a costa de incluir la seguridad laboral propia,
e insistir en avanzar en la construcción y generación de futuros puestos de trabajo, a pesar
de los obstáculos, también define a los emprendedores.

Diferentes estudios han mostrado relaciones significativas entre las orientaciones o


intensidad emprendedora y diferentes indicadores de desempeño como, por ejemplo,
aumento de las ganancias, en el número de ventas o en el grado de crecimiento de la
organización. Asimismo, las organizaciones empresariales pueden favorecer o responder
adecuadamente a las innovaciones tecnológicas y los cambios en el mercado.

El espíritu emprendedor es una actitud y un enfoque de pensamiento que busca


activamente el cambio, en lugar de esperar para adaptarse al cambio. Es una mentalidad
que abarca el cuestionamiento crítico, la innovación, el servicio y la mejora continua.

El espíritu emprendedor es una forma de abordar situaciones en las que te sientes


empoderado, motivado y capaz de tomar las cosas en tus propias manos.

Paralelamente, el término intraemprendimiento fue utilizado por primera vez por el


periodista británico Norman Macrae en una encuesta sobre The Coming Entrepreneurial
Revolution en The Economist (1976), en la que predijo que las empresas futuras deberían
crear simultáneamente nuevas alternativas para hacer cosas mientras compiten.

El término intraemprendimiento se ha intentado definir como una actividad empresarial


emprendedora desarrollada dentro de las propias organizaciones convirtiéndose así en un
estímulo para impulsar el espíritu emprendedor dentro de las organizaciones.
Actualmente, se argumenta que el término ‘intraemprendedor’ también fue propuesto
por Gifford Pinchot, consultor de gestión, define informalmente el intraemprendimiento
como “el proceso empresarial que permite y alienta a los empleados a iniciar, liderar e
implementar nuevas ideas y / o mejoras radicales dentro de la organización para la que
trabajan”.
Características Del Espíritu Emprendedor
Ahora que hemos analizado algunos de los rasgos generales de un emprendedor,
podemos profundizar en las características del espíritu emprendedor. En esta lista,
discutimos los cinco principales rasgos específicos de aquellos con un espíritu
emprendedor innato.

Toman riesgos calculados


Los riesgos calculados son la esencia de cada decisión que se toma en una empresa. Si
desea ser propietario de una empresa y tomar las decisiones correctas, debe evaluar
internamente cada decisión que tome con la debida diligencia. Si eres una persona
metódica y cuidadosa, estás bien preparado para los riesgos calculados que componen
cualquier negocio.

Están en sintonía con su pasión


La pasión siempre debe ser el punto focal de una empresa: desde la obtención de fondos
hasta la atracción de clientes, un líder apasionado es un componente necesario. Si está
bien versado en su pasión y comprometido con su crecimiento, está listo para explorar ese
tema con espíritu emprendedor. Después de todo, un verdadero emprendedor es
dedicado y diligente con sus pasiones.

Sobre todo, ejecutan


Existe una diferencia significativa entre un inventor y un emprendedor. Un inventor toma
ideas y crea productos innovadores. Un emprendedor, en cambio, toma un producto y lo
convierte en negocio. Si tiene el impulso de tomar una idea o producto y crear un negocio
completamente funcional con todas las facetas que implica una empresa, está listo para
convertirse en emprendedor.

Optimista sobre todas las posibilidades


Desafortunadamente, como empresario, se enfrentará al fracaso y, a menudo,
repetidamente. Por eso, un emprendedor debe ser siempre optimista y estar preparado
para el futuro antes de esos fracasos. Si bien siempre se encontrará con una avalancha de
posibilidades y desafíos potenciales, permanecer optimista y esperanzado sobre el futuro
es la única manera de mantenerse fuerte y alcanzar el éxito.
Siempre se preguntan cómo se puede hacer mejor
Detrás de cualquier producto y negocio está el problema que el creador intentaba
resolver. Los emprendedores rara vez buscan un producto; buscan un problema y crean
una solución que agrega valor al consumidor. Si esta mentalidad se alinea con la suya, está
en camino de implementar el espíritu emprendedor en su propio proceso de
pensamiento.

Descubre Si Posees Un Espíritu Emprendedor


Finalmente, puedes analizar con cuál tipo de espíritu emprendedor te identificas:
Adaptabilidad. Cuando se le presenta un desafío, no tiene problemas para cambiar de
marcha. Los emprendedores adaptables abren el camino con ideas innovadoras que
permiten a las personas ver y hacer cosas de formas que antes no podían. Su capacidad
para estar un paso por delante de la competencia los convierte en activos valiosos para
cualquier equipo empresarial.

Pasión. Sigues tu corazón e inviertes en las cosas que amas. Los emprendedores
apasionados tienen un "apetito insaciable" por sus negocios. Su impulso y motivación los
mantienen dedicados, lo que resulta útil para las largas y duras horas que conlleva una
puesta en marcha. Ese tipo de esfuerzo son infecciones e inspirará a las personas que
trabajan con usted y para usted.

Positividad. Te enfocas en las soluciones, no en los problemas. Buscas lo mejor, incluso en


situaciones complicadas o desafiantes. Los emprendedores positivos proyectan confianza,
algo que atrae a inversores y compañeros de trabajo. Nunca hay un revés en tu trayectoria
profesional cuando tu positividad te ayuda a aprender de ella.

Liderazgo. Estás orientado al equipo y eres un buen profesor. La gente recurre a ti para
tomar decisiones o resolver problemas. Los emprendedores con un liderazgo sólido son
motivadores poderosos y líderes inspiradores. Poseen un "¡puedes hacerlo!" actitud que
estimula a los empleados e impulsa el éxito.

Ambición. Te gusta correr riesgos y está impulsado a tener éxito. Sacas lo mejor de las
malas situaciones para que puedas alcanzar tus metas. Los emprendedores ambiciosos
nunca se rinden. Su determinación y arduo trabajo empujan a una empresa a prosperar y
son muy atractivos para inversores y compañeros de trabajo.

También podría gustarte