Está en la página 1de 11

Claudia Brito: Inicio tardío el lenguaje: Revisión teórica de la conceptualización a los aspectos generales...

INICIO TARDÍO DEL LENGUAJE: REVISIÓN TEÓRICA DE LA


CONCEPTUALIZACIÓN A LOS ASPECTOS GENERALES PARA LA
EVALUACIÓN E INTERVENCIÓN

LATE START OF THE LANGUAGE: THEORETICAL REVIEW OF THE CONCEPTUALIZATION OF


THE GENERAL ASPECTS FOR EVALUATION AND INTERVENTION

Claudia Jimena Brito Torres1

Recibido: 06.11.18 Aceptado: 01.12.18

RESUMEN
La presente revisión tiene como finalidad, describir, analizar y difundir aspectos conceptuales,
evaluativos y terapéuticos en torno al Inicio Tardío de Lenguaje (ITL). Se comienza exponiendo
la importancia de la identificación temprana, así como, un conjunto de investigaciones que
lo abordan, describiéndose también, la perspectiva de manuales de diagnóstico. Luego se
aborda la definición y la caracterización del perfil lingüístico de este colectivo, al igual que
las variables que inciden en el mismo. Posteriormente, se detallan los fundamentos para el
proceso evaluativo, resaltándose la importancia de conocer el desarrollo normativo y tener
claramente identificados, los indicadores con respecto a trastornos severos y persistente del
lenguaje; igualmente, se precisa la significancia de los contenidos teóricos a incluirse en la
evaluación. Se termina mencionando, algunos lineamientos generales para la intervención.
PALABRAS CLAVE: criterios valorativos – evaluación – inicio tardío del lenguaje – intervención.

ABSTRACT
The purpose of this review is to describe, analyze, and disseminate conceptual, evaluative,
and therapeutic aspects of Late Language Initiation (LLI). It begins by exposing the importance
of early identification, as well as a series of investigations that address it, also describing the
perspective of diagnostic manuals. Then the definition and characterization of the linguistic
profile of this group is addressed, as well as the variables that affect it. Subsequently, the
foundations for the evaluative process are detailed, highlighting the importance of knowing
the normative development and having clearly identified, the indicators regarding severe
and persistent language disorders; likewise, the significance of the theoretical contents to be
included in the evaluation is specified. It ends by mentioning some general guidelines for the
intervention.
KEYWORDS: evaluation – evaluative criteria – intervention – late start of language.

1. Instituto Psicopedagógico EOS Perú. Licenciada en Psicología. Segunda Especialidad en Evaluación e Intervención en
Dificultades del Lenguaje Infantil

Rev. Dig. EOS Perú. Vol. 6(2) 2018 Oct-Mar pp. 53-62 117
Claudia Brito: Inicio tardío el lenguaje: Revisión teórica de la conceptualización a los aspectos generales...

INTRODUCCIÓN
El ITL, denominado también “Late Talkers”, “Late Language Emergence”, “retraso inicial de
lenguaje” o “adquisición tardía del lenguaje”, es una demora en la adquisición del lenguaje oral
caracterizado por un vocabulario menor a las 50 palabras (Mendoza, 2016), con expresiones
menores a dos elementos en sus combinaciones alrededor de los dos años (Gallardo, 2016). Su
identificación temprana e intervención precoz, radica en que se incrementa la posibilidad de
generar un pronóstico favorable reduciendo el impacto en las diferentes esferas comunicativa, de
aprendizaje y conducta, en caso se trate de alguna alteración severa de lenguaje o del desarrollo
(Sanz – Torrent, Andreu, Badia y Serra, 2010; Mesa, Tirado y Saldaña, 2012).

Actualmente, respecto a investigaciones internacionales, resalta la de Fisher (2017), quién


realizó una revisión sistemática y metaanálisis acerca de los predictores de lenguaje a un total
de 2134 niños en 20 muestras de hablantes tardíos, concluyendo que la cantidad de vocabulario
expresivo y receptivo, así como el estado socioeconómico son variables predictoras significativas;
en cambio, los factores no relevantes fueron: las frases, el género y la historia familiar. Por su parte,
Blumenfeld, Carrizo, D´Angelo, González, Sadras, Graizer, Macario, y Salamanco (2018) hallaron
en niños de dos años con retraso de lenguaje, problemas de conducta, y familiares que presentaron
una lenta adquisición del lenguaje. Por otro lado, Sanz – Torrent, Andreu, Badia y Serra (2010)
detectaron dificultades en el proceso lector en niños de 11 años con antecedentes de retraso de
lenguaje. Además, Mesa, Tirado y Saldaña (2012) encontraron problemas de comprensión lectora
en un grupo de 74 niños de 7 a 12 años, con retraso de lenguaje en edades tempranas.

En el ámbito nacional, los estudios son escasos, destacando la investigación de Oré, Tito y
Villafuerte (2018) cuyo objetivo fue determinar, en una muestra de 123 preescolares asistentes
a colegios emblemáticos de Lima, la adquisición tardía del lenguaje, a partir del estudio de sus
distintos componentes (uso, contenido y forma), concluyendo que los niños de 6 años evidenciaban
retraso en los componentes de forma y uso.

Respecto a datos sobre la prevalencia del ITL, Gallardo (2016) estima que solo un 10 a 20%
de niños que tienen alrededor de dos años, presentan un desarrollo lento en la adquisición del
lenguaje; por su parte, Paul (1991) indica que, a la edad de tres años, entre el 40 y 50% de los
niños mejoró su desempeño, mientras que, los niños de cuatro años con ITL a edades tempranas,
evidenciaron dificultades persistentes en el proceso expresivo y en las narraciones. Con respecto
a datos epidemiológicos en el Perú, no se han publicado cifras oficiales sobre el particular; sin
embargo, en el informe del Instituto Nacional de Estadísticas (INEI) del año 2013, se infiere que
dicho grupo con ITL podrían hallarse como población oculta en la población con limitaciones
para comprender órdenes (506 mil) y las que evidencian dificultades para hablar o comunicarse
de forma fluida (262 mil).

En la bibliografía actual, el ITL es un constructo incipientemente explorado, no estando


considerado tampoco, dentro de las categorías diagnósticas establecidas por la Organización
Mundial de la Salud (2018) ni de la Asociación Americana de Psiquiatría (2014). Aun así, se
puntualiza que la American Speech – Language – Hearing Association (ASHA) en el año 2011,
recomendó al comité de revisión del manual de Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos
Mentales (DSM - 5), previa a su publicación, incluir dentro de las alteraciones en la comunicación,
al ITL con la denominación de “Late Language Emergence”; no obstante, al año siguiente, dicho
grupo de revisores, estableció que lo propuesto, ya estaba siendo incluido en el trastorno de
lenguaje, trastorno fonológico y trastorno de la comunicación social. A la fecha, la Asociación
Americana de Psiquiatría (2014) y la Organización Mundial de la Salud (2018) consideran como

118 Rev. Dig. EOS Perú. Vol. 6(2) 2018 Oct-Mar pp. 53-62
Claudia Brito: Inicio tardío el lenguaje: Revisión teórica de la conceptualización a los aspectos generales...

criterio evolutivo la aparición de los síntomas durante la primera infancia tanto en el trastorno de
lenguaje (trastorno del desarrollo del lenguaje), el trastorno fonológico (trastorno del desarrollo
de los sonidos del habla) y el trastorno de la comunicación social; agregando que las primeras
palabras y sus combinaciones (frases) se producen tardíamente; de manera similar, precisan como
criterio de exclusión, el deterioro sensorial, afección médica, neurológica, congénita o adquirida,
y que tampoco pueda ser explicado por la deficiencia intelectual, el trastorno del espectro autista,
ni por aspectos sociales, culturales o ambientales; concluyéndose, a partir de lo descrito, que
ambos criterios podrían hacer referencia, aunque de forma general e inexacta, al ITL, de allí que,
sería conveniente incluir esta categoría en distintos manuales diagnósticos, dado que permitiría
difundir con mayor exactitud, sus indicadores lingüísticos, favoreciendo la detección, y por ende, la
intervención en edades tempranas. Por ello, debido al impacto a largo plazo que podría suscitarse
en el individuo que presenta un ITL en la infancia, la cantidad reducida de investigaciones y la
escasez de datos acerca de la población que presenta ITL, es que efectúa esta la presente revisión
teórica.

CONCEPTUALIZACIÓN DEL ITL


En esta perspectiva, según los lineamientos de Mendoza (2016) y Gallardo (2016), el ITL se
define como un retraso en el vocabulario, pudiéndose valorar desde los 24 meses de edad, siendo
los criterios más aceptados en la actualidad, el de especificidad y exclusión (Ver tabla 1).

Tabla 1
Criterios valorativos para el ITL

Criterios Inicio tardío del lenguaje


Especificidad - Emisión menor a las 50 palabras1
- Carencia de combinaciones de dos a más palabras1
Exclusión - Ausencia de un déficit sensorial, neurológico o cognitivo,
trastorno del espectro autista1 2 o privación social1
1. Gallardo (2016); 2Mendoza (2016). Elaboración propia

Cabe puntualizar que, algunos autores varían en lo concerniente al criterio de edad para
realizar la valoración clínica, postulando que sea alrededor de los 18 a 20 meses (Serra, 2002;
Acosta, Moreno y Axpe, 2012); mientras que otros, postulan que sea a partir los 24 meses (Mendoza,
2016; Gallardo 2016); agregando, que esta última propuesta, es el criterio de referencia más usado
(Mendoza, 2016; Gallardo, 2016; ASHA, 2018a; Blumenfeld, Carrizo, D´Angelo, Gonzalez,
Sadras, Graizer, Macario y Salamanco, 2018).

Respecto al perfil lingüístico en esta población, Mendoza (2016) y Thal, Marchman y Tomblin
(2013) en ASHA (2018b), agruparon un conjunto de características a partir de criterios valorativos,
entre los que destacan, el empleo de actos para comunicar, así como el léxico, la sintaxis, la
fonética – fonología y el juego, como se expone la tabla 2.

Rev. Dig. EOS Perú. Vol. 6(2) 2018 Oct-Mar pp. 53-62 119
Claudia Brito: Inicio tardío el lenguaje: Revisión teórica de la conceptualización a los aspectos generales...

Tabla 2
Características lingüísticas en el ITL

Criterios Características lingüísticas


Intención comunicativa - Menos actos comunicativos, debido a menor motivación
para interactuar con los demás1
Gestos comunicativos - Menor uso de gestos simbólicos2
- Tasa de crecimiento reducida1 2
Léxico - Mapeo léxico lento1
- Ausencia del fenómeno de “explosión léxica”1
- Deficiencias para realizar instrucciones verbales2
Sintáctico - Ausencia de frases de dos o más palabras1 2
Fonética y fonología - Repertorio vocálico y consonántico reducido1
- Estructura silábica simple1
Juego - Juego simbólico limitado2
Nota: 1Mendoza (2016), 2Thal, Marchman y Tomblin (2013) en la ASHA (2018b). Elaboración propia

De otro lado, Mendoza (2016) y la ASHA (2018b), reportan dos grupos de niños con ITL: (1)
los “Late bloomers” caracterizados por presentar un desarrollo lento en la adquisición del lenguaje
y no persistente; y (2) los “hablantes tardíos”, cuyo tercio de su población continua con el retraso
o puede desencadenar algún trastorno de lenguaje; mientras que, el otro tercio puede mostrar
algunas mejoras; y el último tercio regulariza su desarrollo en lenguaje. Además, Marchman y
Fernald en el año 2013 (citado en la ASHA, 2018c), detallan que los niños con deficiencias en el
proceso comprensivo y expresivo presentan mayores probabilidades de evidenciar una alteración
en el lenguaje, a diferencia de los que denotan problemas solo en el proceso expresivo.

Etiológicamente, por el momento, no hay la suficiente evidencia científica que explique


el origen del ITL; sin embargo, existen una serie de variables que cumplen un rol significativo
en la identificación y su pronóstico (ASHA, 2018d). Entre ellos, se exponen como factores de
riesgo, el sexo (mayor predominancia en hombres), el aspecto motor: (retraso en ausencia de
trastornos motores), el nacimiento (15% menos de su peso optimo al nacer y que sea antes de las
37 semanas), el lenguaje (retraso a los 12 meses), los antecedentes familiares (padres o hermanos
con problemas de ITL o alguna dificultad en el lenguaje) y el nivel educativo y socioeconómico (el
bajo nivel escolar de los padres y menores recursos económicos está vinculado a la cantidad de
apoyo que tendrá el niño con ITL para mejorar en el lenguaje) según Klee et al. (1998); Rescorla
(1989); Ellis Weismer, Murray-Branch y Miller (1994); Klee et al. (1998); Rescorla y Alley (2001);
Rescorla y Schwartz (1990); Paul (1991); Rescorla y Achenbach (2002); Horwitz et al. (2003);
Zubrick et al. (2007); Reilly et al. (2007); (Zubrick et al., 2007) citados en la ASHA (2018d).

Por otra parte, de acuerdo con los lineamientos del Comité Conjunto Nacional sobre
Discapacidades de Aprendizaje (2007) citado en la ASHA (2018d), se precisan como factores
protectores, las oportunidades de aprendizaje que puede tener dicho grupo, tales como la
exposición a un vocabulario variado, el acceso a materiales didácticos, las actividades lúdicas
estructuras y no estructuradas y el abordaje terapéutico en la estimulación de lenguaje, de ser
necesario.

120 Rev. Dig. EOS Perú. Vol. 6(2) 2018 Oct-Mar pp. 53-62
Claudia Brito: Inicio tardío el lenguaje: Revisión teórica de la conceptualización a los aspectos generales...

Con referencia a sus complicaciones, destacan los problemas subyacentes en los procesos
semánticos de la lectura (Sanz – Torrent, Andreu, Badia, Serra, 2010; Mesa, Tirado y Saldaña,
2012); y también es asociado, a problemas de comportamiento, debido a las dificultades para
comunicarse; en cuanto a los padres, se ha encontrado que evidencian mayores niveles de estrés,
y que la longitud de sus frases pueden ser ser más extensas (Mendoza, 2016).

EVALUACIÓN E INTERVENCIÓN DE LENGUAJE EN LA POBLACIÓN CON ITL


Sobre el particular, Acosta, Moreno, y Axpe, 2012, mencionan que la evaluación, la
intervención y el monitoreo periódico son fundamentales a edades tempranas en los niños con
ITL, ya que incrementa la probabilidad de un pronóstico favorable. A continuación, se presentan
los objetivos, los contenidos y las herramientas para ser empleados en el proceso de evaluación,
de acuerdo con la organización de interrogantes planteadas por Acosta, Espino, Moreno, Quintana
y Ramos (1996):

Objetivos de evaluación (¿Para qué evaluar?)


Se evalúa para detectar indicadores de alerta, Barragán y Lozanos (2011) y Mendoza (2016)
señalaron que esta valoración de los recursos lingüísticos tiene como objetivo principal tomar
una serie de decisiones, a partir de los datos recolectados de diversas fuentes de información. De
igual manera, también se busca determinar el nivel de desarrollo de lenguaje oral y establecer la
presencia o ausencia de un retraso o alteración de lenguaje.

Contenidos de la evaluación (¿Qué voy a evaluar?)


Respecto a los contenidos para valorar el lenguaje oral, la ASHA (2018a) propone la exploración
de los recursos y funciones comunicativas, el vocabulario, las frases y los sonidos, así como, su
desempeño durante el juego (Tabla 3).

Tabla 3
Contenidos para valorar el ITL

Recursos comunicativos Vocalizaciones, palabras, gestos y mirada


Funciones comunicativas Regulación conductual, interacción social y de atención
conjunta o declarativas
Vocabulario Palabras emergentes y aproximaciones de palabras
Tasa de incremente de vocabulario
Variedad: sustantivos, verbos, adjetivos, palabras relacionales
Habilidades
comprensión de ordenes simples
lingüísticas
Combinaciones de palabras
Frases Gramática temprana: oraciones sujeto -verbo y sujeto –
verbo – objeto
Marcadores de tiempo
Presencia de consonantes
Sonidos Balbuceo
Elaboración de sílabas
Habilidades en juego Juego simbólico y de simulación social
Nota: ASHA (2018a). Elaboración propia

Rev. Dig. EOS Perú. Vol. 6(2) 2018 Oct-Mar pp. 53-62 121
Claudia Brito: Inicio tardío el lenguaje: Revisión teórica de la conceptualización a los aspectos generales...

Igualmente, para valorar de manera eficaz el ITL, es de suma importancia dominar dos ejes
teóricos principales: el desarrollo normotípico del lenguaje y el reconocimiento correcto de la
dificultad del lenguaje, para valorarla.

Con respecto al primer eje, a continuación, se presenta una recopilación sobre el particular,
cuya esquematización se elaboró de acuerdo con lo señalado por Chevrie-Muller (1996) (Ver
tabla 4), de tal manera que se incluyen los procesos comprensivo y expresivo, así como los
componentes, pragmático, léxico – semántico, morfosintáctico y fonético – fonológico, agrupados
en rangos de 12 meses, respectivamente. De igual manera, para la selección de cada indicador, se
consideró que todas presenten evidencia teórica, incorporándose los aportes de Acosta, Espino,
Moreno, Quintana y Ramos (1996); Quezada, (1998); Narbona, Chevrie – Muller (2003); Owens
(2003); Mendoza, Carballo, Muñoz y Fresneda (2005); Puyuelo y Rondal (2005); Pérez y Salmerón
(2006); Mariscal (2008); Shelov y Remer (2009); Díez, Pacheco, De Caso, García y García-Martín
(2009); Centro líder para el diagnóstico y educación de niños pequeños con pérdida auditiva
(2013); Huamaní (2014); Mariscal y Gallo (2014) y Susanibar, Dioses y Huamaní (2015).

Tabla 4
Desarrollo normativo de lenguaje

Edad Indicador
(meses)
C16 / P17 Desarrollo pragmático
Comprensión Expresión
Reacciona a emociones y responde ante el llamado Emite sonidos silábicos, mientras señala con el dedo8
de su nombre10 Emplea vocalizaciones en los intercambios con los
0 – 12 Funciones comunicativas: Satisface sus necesidades adultos9
materiales, controla la conducta del otro, interactúa,
expresa sentimientos, busca la identificación
del nombre de los objetos y acciones y recrea la
realidad según su imaginación (9 - 18 meses)13
Alterna turnos comunicativos (18 - 24 meses) 13 Dice hola y adiós, solicita la atención y pide ayuda13
13 – 24 Conduce a los demás hacia un lugar para enseñarles Relata experiencias (18 - 24 meses) 13
algo (21 meses)5 Emplea el “no” (21 meses)5

25 – 36 Responde preguntas13 Relata experiencias (proto¬narraciones) 13


Se adapta a distin¬tos oyentes13 Realiza diálogos cortos e introduce y cambia temas13
C16/P17
Desarrollo Léxico – semántico
Comprensión Expresión
0 – 12 Entiende más o menos tres palabras2 Dice “mamá” y “papá” o exclamaciones como “oh-oh” y
Tiende a generalizar las palabras3 trata de repetir palabras que escucha12
Aparecen palabras sencillas3
Surgen primeras palabras de las categorías: Verbaliza un aproximado de: 16 palabras (15 meses), 200
animales, personas, partes del cuerpo, objetos del palabras (24 meses)5
13 – 24 hogar, juguetes14 y partes del cuerpo5 Emplea “esto”, “eso” y verbos generales como “tener”,
Comprende alrededor de: 149 palabras (15 “hacer”, “ir” 7
meses)14, 200 palabras (20 meses)7 y 400 a 600
palabras (24 meses)
Comprende adjetivos “grande/pequeño”, situaciones Utiliza adverbios “debajo” y “detrás” (30 - 36 meses) 2
25 – 36 e indicaciones que implican objetos y acciones8 Produce alrededor de 400 palabras (30 meses)14
Reconoce objetos por su uso8
Comprende más de 890 palabras (36 meses)2
C16/P17 Desarrollo morfosintáxtico
Comprensión Expresión
Comprende algunas palabras familiares 2 Las vocalizaciones adquieren entonación y ritmo2
0 – 12 Realiza acciones motoras a través de órdenes: Intenta espaciar y acortar sus vocalizaciones para esperar
“dame” y “toma”3 una respuesta del adulto2

122 Rev. Dig. EOS Perú. Vol. 6(2) 2018 Oct-Mar pp. 53-62
Claudia Brito: Inicio tardío el lenguaje: Revisión teórica de la conceptualización a los aspectos generales...

Usa el mismo nombre para elementos con Usa holofrases (15 meses)14, la estructura “Sujeto +
13 – 24 características similares (Sobreextensión semántica)5 verbo/Sujeto + objeto” (19 meses)14, oraciones negativas
Comprende algunos pronombres personales (21 (18 - 24 meses) 7
meses)5 Utiliza el “yo” y el mío (21 meses)5 y preposiciones y
pronombres (24 meses) 5
Aparece el habla telegráfica (24 – 36 meses) 11
Surgen las oraciones coordinadas (30 – 36 meses)2 11 y
25 – 36 Utiliza la relación canónica de sujeto-verbo-objeto6 relativas subordinadas (32 – 33 meses)11
Emplea preposiciones “en” y “sobre” (30 – 36 meses) 2
Usa flexiones de género y número, y las formas
rudimentarias de verbos auxiliares ser y estar2
C16/P17 Desarrollo fonético - fonológico
Comprensión Expresión
Preferencia hacia la voz de la madre15 Juego vocálico 1 9 10 y ruidos consonánticos
0 – 12 Reconoce su lengua materna basándose en la Balbuceo reduplicado o canónico (Consonante – vocal)9,
prosodia15
no reduplicado o variado 9 y modulado 9
Perciben los contrastes fonéticos de las vocales y Emite sonidos consonánticos con “m” o “b”1
consonantes1

Expresión
13 – 24 Oraliza palabras con estructura CVCV9
Pronuncia algunas palabras dentro de su jerga1

25 – 36 Reproduce correctamente todas las vocales15


Verbaliza la <s> al final de palabras en plural, de forma correcta1 3

Nota: 1Bzoch y League (1987); 2Acosta, Espino, Moreno, Quintana y Ramos (1996); 3Quezada, (1998); 4Narbona, Chevrie –
Muller (2003); 5Owens (2003); 6Mendoza, Carballo, Muñoz y Fresneda (2005); 7Puyuelo y Rondal (2005); 8Pérez y Salmerón
(2006); 9Mariscal (2008); 10Shelov y Remer (2009); 11Díez, Pacheco, De Caso, García y García-Martín (2009); 12Centro líder para
el diagnóstico y educación de niños pequeños con pérdida auditiva (2013); 13Huamaní (2014); 14Mariscal y Gallo (2014) y
15
Susanibar, Dioses y Huamaní (2015); 16C: componente; 17P: proceso. Elaboración propia.

El segundo eje, hace referencia a la correcta valoración de la dificultad del lenguaje,


diferenciándolo de alguna alteración en dicha área específica, por ejemplo: trastorno del lenguaje
(TL) o en el desarrollo general (Acosta, Moreno, y Axpe, 2012).

Por ejemplo, algunas de las distinciones entre ITL y TL, son que estos últimos se particularizan
por apuntar a un mayor nivel de severidad; al igual que revela un déficit en la memoria de trabajo
auditiva, ocasionando una reducida capacidad en la manipulación de información verbal de
manera simultánea (Tallal, 1999, en Acosta, Moreno y Axpe, 2012); así mismo, se refleja un
incremento en la omisión de sílabas átonas en posición inicial (palabras función: preposiciones,
pronombres clíticos, determinantes, entre otros) afectando, tanto la morfología como la fonología
(Aguilar, 2002 en Acosta, Moreno y Axpe, 2012). Referente a lo anterior, se concluye que es de
suma importancia, efectuar una adecuada distinción, lo más tempranamente posible, entre el
ITL y TL, ya que, para el examen instrumental y la intervención, también existen fundamentos
diferenciadores (Acosta, Moreno, y Axpe, 2012).

Herramientas para la evaluación (¿Cómo evaluar?)


Artigas, Rigau y García – Nonell (2008) sostienen que, como estrategia, debería recopilarse
información de los antecedentes personales y familiares a partir de la entrevista con padres o
personas que conozcan bien al niño, al menos desde los desde los primeros meses; los informes
de la institución educativa y la realización de actividades, dependiendo de las particularidades
del niño y el contexto evaluativo; dichas tareas pueden ser cuantitativas (estandarizadas) tales
como la administración de test específicos de lenguaje y de desarrollo; así como actividades

Rev. Dig. EOS Perú. Vol. 6(2) 2018 Oct-Mar pp. 53-62 123
Claudia Brito: Inicio tardío el lenguaje: Revisión teórica de la conceptualización a los aspectos generales...

cualitativas (no estandarizadas) como por ejemplo: preguntas al niño, observación del lenguaje
espontáneo o grabaciones, y listas de cotejo sobre desarrollo neurotípico que permitan contrastar
el desempeño del menor, con lo esperado a su edad.

En cuanto a instrumentos específicos del lenguaje para ser administrados directamente al


niño, se aprecia un déficit en el número de pruebas destinadas a dicha valoración e detección
de indicadores de ITL, comenzando todas ellas, en el rango de los tres años (Gallardo, 2016).
En cambio, se cuenta con diversas escalas o listas de cotejo del área de lenguaje y desarrollo en
general, las mismas que pueden ser administradas, mediante entrevista, a los cuidadores, entre
ellas. el Inventario de Desarrollo Comunicativo MacArthur o el Perfil de Desarrollo DP-3 (Alpern,
2018).

Intervención
En cuanto a la intervención, Acosta, Moreno y Axpe (2012) y la ASHA en el año 2018e,
destacan que el pronóstico generalmente es óptimo; inclusive, estos últimos, sostienen que el
abordaje en el ITL, tiene como finalidad estimular el desarrollo de habilidades lingüísticas de forma
integrada, para mejorar la comunicación en el contexto; mientras que, con la familia, se plantea
como objetivo optimizar su apoyo en el proceso terapéutico. Sumado a lo anterior, la terapia a
edades tempranas se convierte en un factor protector, ya que impacta positivamente y disminuye
la probabilidad de aparición de alguna mayor deficiencia de lenguaje; aun así, se recomienda que
estos niños deben ser monitoreados periódicamente, con la finalidad de reestructurar el plan de
intervención de acuerdo con sus necesidades (Gallardo, 2016).

De igual forma, en opinión de Acosta, Moreno, y Axpe (2012), poseer los basamentos
teóricos acerca del ITL, permite un abordaje eficaz y el diseño de una adecuada programación
con procedimientos indirectos (estimulación focalizada o recast conversacional), estrategias
horizontales (trabajar los diversos componentes de lenguaje en forma simultánea) y actividades
menos estructuradas; por el contrario, al tratarse de otro tipo de alteración de lenguaje, el niño debe
requerir procedimientos más sistemáticos, estrategias verticales y situaciones más estructuradas;
además de demandar una intervención más intensiva y con una alta frecuencia; incluso, siendo
no pertinente determinar un pronóstico en particular.

CONCLUSIONES
El ITL es un constructo incipientemente abordado, cuya valoración y perfil lingüístico deben
ser más difundidos. Así mismo, los criterios valorativos para detectar el ITL, no figuran en ninguna
clasificación oficial de alteraciones en la comunicación y de lenguaje, lo que podría repercutir,
en su no detección precoz. Igualmente, existe un número reducido de estudios, lo que conlleva
también, a la ausencia de datos con respecto a su prevalencia en la población, particularmente
en el Perú, y a la disminuida cantidad de instrumentos estandarizados. A partir de lo señalado, se
ratifica la importancia de la identificación a edades tempranas de indicadores, la evaluación usando
como base el desarrollo del lenguaje, la entrevista, la observación y actividades estandarizadas y
no estandarizadas; así como, la intervención adecuadamente enfocada y el monitoreo periódico
permanente. 

124 Rev. Dig. EOS Perú. Vol. 6(2) 2018 Oct-Mar pp. 53-62
Claudia Brito: Inicio tardío el lenguaje: Revisión teórica de la conceptualización a los aspectos generales...

REFERENCIAS
Acosta, V. Espino, O., Moreno, A., Quintana, A. y Ramos, V. (1996). La evaluación del lenguaje:
Teoría y práctica del proceso de evaluación de la conducta infantil. Aljibe, España: Aljibe
Acosta, V., Moreno, A. y Axpe, A. (2012). Implicaciones clínicas del diagnóstico diferencial
temprano entre Retraso de Lenguaje (RL) y Trastorno Específico del Lenguaje (TEL). Universitas
Psychologica, 11 (1), 279-291.
Alpern, G. (2018). DP-3. Perfil de Desarrollo - 3 (Sánchez-Sánchez, adaptación española). Madrid,
España: TEA Ediciones.
American Speech – Language – Hearing Association (2018a). Late Language Emergence.
Assessment. [Emergencia tardía del lenguaje. Evaluación]. Recuperado de: https://www.asha.
org/PRPSpecificTopic.aspx?folderid=8589935380&section=Assessment
American Speech – Language – Hearing Association (2018b). Late Language Emergence. Sings
and Symptons. [Emergencia tardía del lenguaje. Signos y síntomas]. Recuperado de: https://
www.asha.org/PRPSpecificTopic.aspx?folderid=8589935380&section=Signs_and_Symptoms
American Speech – Language – Hearing Association (2018c). Late Language Emergence. Overview.
[Emergencia tardía del lenguaje. Visión general]. Recuperado de: https://www.asha.org/
PRPSpecificTopic.a spx?folderid=8589935380&section=Overview
American Speech – Language – Hearing Association (2018d). Late Language Emergence
Causes. [Emergencia tardía del lenguaje. Causas]. Recuperado de: https://www.asha.org/
PRPSpecificTop ic.aspx?folderid=8589935380&section=Causes
American Speech – Language – Hearing Association (2018e). Late Language Emergence.
Treatment. [Emergencia tardía del lenguaje. Tratamiento]. Recuperado de: https://www.asha.
org/PRPSpecific Topic.aspx?folderid=8589935380&section=Treatment
American-Speech-Language-Hearing Association (ASHA (2011). DSM-V Development ASHA
Comments. Recuperado de: https://www.asha.org/uploadedFiles/June-011-DSM-V-
Development-Comments.pdf
Artigas, J., Rigau, E., y García-Nonell, K. (2008). Trastornos del lenguaje. Protocolos Diagnóstico
Terapeúticos de la AEP: Neurología Pediátrica. Asociación Española de Pediatría. Recuperado
de: https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/24-lenguaje.pdf
Asociación Americana de Psiquiatría (2014) DSM–5. Manual diagnóstico y estadístico de los
trastornos mentales (5 ed). Madrid, España: Panamericana
Barragán, E. y Lozanos, S (2011). Identificación temprana trastornos del lenguaje. Revista médica
química los condes 22 (2), 227 - 232
Blumenfeld A, Carrizo J, D´Angelo S., Gonzalez, N., Sadras, Y., Graizer, S., Macario, A. y
Salamanco, G. (2018). Retraso del desarrollo del lenguaje en niños de 24 meses en un centro
de salud en la Ciudad de Buenos Aires. Sociedad Argentina de Pediatría;116 (4), 242-247
Centro líder para el diagnóstico y educación de niños pequeños con pérdida auditiva (2013).
Etapas de desarrollo auditivo, lenguaje y habla. Los Ángeles. JTC. Recuperado de: https://
www.jtc.org/es/wp-content/uploads/2016/02/Etapas-desarrollo-aud-leng-hablaWEB.pdf
Chevrie-Muller (1996). Evaluación del lenguaje. Modelo psicolingüístico. https://diversidad.
murciaeduca.es/publicaciones/elengua/doc/1.pdf
Díez, M., Pacheco Sanz, D., De Caso, A., García, J., y García-Martín, E. (2009). El desarrollo
de los componentes del lenguaje desde aspectos psicolingüísticos. International Journal of

Rev. Dig. EOS Perú. Vol. 6(2) 2018 Oct-Mar pp. 53-62 125
Claudia Brito: Inicio tardío el lenguaje: Revisión teórica de la conceptualización a los aspectos generales...

Developmental and Educational Psychology, 2 (1), 129-135.


Fisher, E. (2017). A Systematic Review and Meta-Analysis of Predictors of Expressive-Language
Outcomes Among Late Talkers. [Una revisión sistemática y metaanálisis de predictores de
resultados de lenguaje expresivo entre los hablantes tardíos]. Doi: ://doi.org/10.1044/2017_
JSLHR-L-16-0310.
Gallardo, I. (2016). Inicio tardío del lenguaje: revisión general. Revista Mexicana de Comunicación,
Audiología, Otoneurología y Foniatría 5 (3) 89 - 96
Huamaní, O. (2014). Desarrollo de las habilidades pragmáticas en la infancia. Revista digital EOS
Perú, 3 (1), 21-30.
Instituto Nacional de Estadísticas (INEI) (2013). Nota de prensa Nº 178 – 02 diciembre 2013.
http://m.inei.gob.pe/prensa/noticias/en-el-peru-1-millon-575-mil-personas-presentan-alg/
Mariscal, S. (2008). Los inicios de la comunicación y el lenguaje. En Psicología del desarrollo.
Desde el nacimiento a la primera infancia, (129-157) España: McGraw-Hill
Mariscal, S. y Gallo, P. (2014). Adquisición del lenguaje. Madrid, España: Síntesis.
Mesa, G., Tirado, M. y Saldaña, D. (2012). El retraso en el desarrollo del lenguaje y los problemas
de comprensión lectora: una exploración del modelo simple de lectura. Revista de Logopedia,
Foniatría y Audiología 33, 136 - 145
Mendoza, E., Carballo, G., Muñoz, J. y Fresneda, M. (2005). Manual del Test de Comprensión de
Estructuras Gramaticales. Madrid, España: TEA Ediciones.
Mendoza, E (2016). Trastorno específico del lenguaje TEL: Avances en el estudio de un Trastorno
invisible. Madrid, España: Pirámide
Narbona, Chevrie – Muller, (2003). El lenguaje del niño. Desarrollo normal, evaluación y trastornos.
(2da Edición). Barcelona, España: Masson.
Oré, D., Tito, J. y Villafuerte, L. (2018). Retraso del lenguaje en niños de nivel inicial 5 años de
colegios emblemáticos mixtos en la ciudad de Lima, 2015. (Tesis de pregrado). Universidad
Peruana Cayetano Heredia, Lima
Organización Mundial de la Salud (2018). Clasificación internacional de enfermedades-Estadística
de morbilidad y mortalidad (CIE-11). Recuperado de: https://icd.who.int/browse11/l-m/es
Owens, R. (2003). Desarrollo del lenguaje. (5ta Edición). Madrid, España: Pearson Educación.
Paul, R. (1991). Profiles of toddlers with slow expressive language development. Topics in Language
Disorders [Perfiles de niños pequeños con desarrollo lento del lenguaje expresivo. Temas en el
lenguaje] Speech-Language Pathology Faculty Publications 11.4.1-13. Recuperado de: http://
di gitalcommons.sacredheart.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1069&context=speech_fac
Pérez, P. y Salmerón, T. (2006). Desarrollo de la comunicación y del lenguaje. Pediatría Atención
Primaria, 8 (32), 111-125.
Puyuelo, M. y Rondal, J. (2005). Manual de alteraciones del lenguaje: Aspectos evolutivos y
patología en el niño y el adulto. Barcelona, España: Masson
Quezada, M. (1998). Comunicación presentada en el Congreso de Madrid. Recuperado de: http://
www.waece.org/biblioteca/pdfs/d059.pdf
Sanz – Torrent, M., Andreu, Ll., Badia, I., Serra, M. (2010). El proceso lector en niños con
antecedentes de retraso y trastorno específico del lenguaje. Revista de Logopedia, Foniatría y
Audiología 30 (1), 23 – 33

126 Rev. Dig. EOS Perú. Vol. 6(2) 2018 Oct-Mar pp. 53-62
Claudia Brito: Inicio tardío el lenguaje: Revisión teórica de la conceptualización a los aspectos generales...

Serra, M. (2002). Trastornos del lenguaje: preguntas pendientes en investigación e intervención.


Monográfico del lenguaje. Revista de logopedia, foniatría y audiología 22 (2), 63 - 76
Shelov, S. y Remer, T. (2009). Indicadores del desarrollo: Aprenda los signos. Reaccione pronto.
En Caring for baby and Young child: Birth to age 5. (Quinta Edición). Academia Americana
de Pediatría y Bright Futures: Guidelines For Health Supervision Of Infants, Children, And
Adolescents, Recuperado de: www.cdc.gov/Pronto
Susanibar, F., Dioses, A. y Huamaní, O. (2015). Protocolo de evaluación Fonética-Fonológica
Revisado. EOS Perú. Recuperado de: https://franklinsusanibar.com/protocolo-de-evaluacion-
fonetica-fonologica-revisado-peff-r/

Rev. Dig. EOS Perú. Vol. 6(2) 2018 Oct-Mar 127

También podría gustarte