Reconstrucción y corrupción.

Tres miradas al proceso de reconstrucción luego del sismo del 15 de agosto de 2007

Reconstrucción y corrupción. Tres miradas al proceso de reconstrucción luego del sismo del 15 de agosto de 2007

Reconstrucción y corrupción. Tres miradas al proceso de reconstrucción luego del sismo del 15 de agosto de 2007 Esta publicación ha sido posible gracias al apoyo de la Fundación Ford © Proética Consejo Nacional para la Ética Pública (Capítulo Peruano de Transparency International) Teléfonos: (511) 446-8941, 446-8943 y 446-8589 Telefax: (511) 446-8581 Correo electrónico: proetica@proetica.org.pe Manco Cápac 826, Lima 18 - PERÚ www.proetica.org.pe www.transparency.org www.transparency.org/tilac

Impreso en el Perú Primera edición, agosto de 2010 1 000 ejemplares Hecho el Depósito Legal en la Biblioteca Nacional del Perú Nº 2010-11414 Fotos Interiores: Proética Fotos Anexo "Reconstrucción en el sur": Internet Impreso en: Tarea Asociación Gráfica Educativa RUC 20125831410 Pasaje María Auxiliadora 156, Lima 5, Perú Se autoriza su reproducción total o parcial siempre que se informe a Proética y se den los créditos correspondientes.

Índice

Presentación Transparencia y vigilancia ciudadana en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto Glosario Introducción I. Antecedentes 1. El estado de la cuestión 2. La experiencia de Acción Ciudadana

7 11 13 15 19 19 21 23 23 30 68 70 72 76 88 89

II. La intervención de PROÉTICA 1. El diagnóstico 2. La propuesta: Acompañando la reconstrucción IIII. Conclusiones 1. Transparencia 2. Vigilancia ciudadana IV. Recomendaciones: Hacia una estrategia que reduzca los riesgos de corrupción en escenarios post desastre V. Bibliografía VI. Anexos Informe sobre problemáticas de transparencia y corrupción en la reconstrucción de Ica Introducción I. La atención de la emergencia

95 97 100

Reconstrucción y corrupción.
Tres miradas al proceso de reconstrucción luego del sismo del 15 de agosto de 2007

1. Actos de corrupción en el reparto de donaciones 2. El Rol Sistema Nacional de Defensa Civil (SINADECI) II. La reconstrucción 1. La reconstrucción y la re-construcción del Estado: tres veces “la primera piedra” 2. La construcción de viviendas 3. El rol del Fondo de Reconstrucción del Sur 4 Negligencias y corrupción. Algunos casos, más 5. La labor de Contraloría 6. Las acciones de control del Congreso III. Conclusiones 1. Ineficiencia 2. Corrupción 3. Cifras oficiales contradictorias 4. Reconstrucción incierta 5. Esfuerzos de control Desastre y Reconstrucción: la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto de Ica Anexo: Reconstrucción en el Sur. Informe Final I. Antecedentes

102 105 113 113 117 120 127 136 138 138 138 139 140 140 143 151 153 156 156 157 159 162 164 164 172 188 191 198

II. Resumen Ejecutivo En síntesis Cambios a raíz del terremoto del 2007 La reacción de la población III. Objetivo y Metodología IV. Principales Hallazgos 1. Situación actual 2. El proceso de reconstrucción 3. Mecanismos de reacción 4. Expectativas a futuro V. Datos Poblacionales

6

Introducción

Presentación

El 16 de agosto de 2007 el Seguro Integral de Salud compró 219 mil raciones de alimentos a un valor unitario de S/. 34.00. La compra estuvo claramente sobrevalorada hasta en un 30%, pues el precio de mercado de la ración no pasaba de S/. 24.00. La pérdida para el Estado fue de alrededor de $ 700 mil. Este acto de corrupción se produjo un día después de que un terremoto de gran magnitud remeciera la región de Ica, parte de Huancavelica y la zona sur de Lima, trastornando la vida de más de 52 mil familias, mayoritariamente pobres. Según datos oficiales obtenidos a un mes de la catástrofe, 519 personas fallecieron y el nivel de destrucción de viviendas, edificios públicos y vías de comunicación fue considerable: 900 centros educativos quedaron seriamente afectados y más de cien establecimientos de salud redujeron a un tercio su atención por la precariedad de su condición1. Las raciones de alimentos sobrevaloradas que compró el SIS estaban dirigidas a atender a los damnificados en la zona afectada. Con el dinero perdido se hubiera podido comprar 64,700 raciones más. La respuesta del Estado a la tragedia fue, desde que ocurrió el evento hasta ahora, tres años después, patética. Servicios públicos clave, como las comunicaciones y la seguridad ciudadana, además de la electricidad, el agua y la salud, rápidamente entraron en situación crítica o quedaron inutilizados. Los conflictos de competencias, los intereses particulares y en general el cuestionable manejo político de la crisis no se hicieron esperar, y la mirada de conjunto presenta un Estado incompetente, desarticulado, desinformado y débil. Y, en medio de todo eso, actos de corrupción como el señalado. Ante tales condiciones, en Proética nos preguntamos si sería válido tratar de implementar mecanismos de transparencia, acceso a información

1 INDECI. Revisión de portal electrónico el 13 de septiembre de 2007: htp://sinadeci. indeci.gob.pe/UploadPortalSINPAD/COEN_Noticia/Situacionactual.pdf

7

Reconstrucción y corrupción.
Tres miradas al proceso de reconstrucción luego del sismo del 15 de agosto de 2007

pública y rendición de cuentas con el fin de aportar a volver más eficiente el proceso de reconstrucción, en medio de la omnipresente realidad de la urgencia del desastre y la pobreza. La experiencia en otras regiones del país (la costa norte afectada por el Niño de 1997 o los terremotos de Arequipa y Nazca ya en esta década) nos mostraba que siempre hay cosas más urgentes que las autoridades locales deben atender, que la fiscalización es cuestionada y puede llegar a ser considerada hasta una traición, y que la propia ciudadanía se desentiende de la vigilancia para atender sus propias tragedias familiares. La desconfianza no provenía solo de las autoridades, sino también de la población afectada. Pese a ello, optamos por someter a prueba nuestra hipótesis de acción. Para entonces (2008), habíamos realizado seis mapas regionales de riesgos de corrupción, en los cuales verificamos que tres grandes condiciones afectan todas las instituciones públicas: la incapacidad para controlar y sancionar, la falta de transparencia y la incapacidad de las organizaciones sociales para vigilar la gestión del Estado. No teníamos ningún motivo para suponer que tal diagnóstico general no se reproduciría en Ica, aunque pensábamos que los problemas específicos serían distintos, debido a la atención al desastre y los mecanismos puestos en práctica para la reconstrucción. En este volumen reunimos tres productos que pasan revista a la intervención y discuten algunos puntos particularmente relevantes asociados a ella. El primero, Transparencia y vigilancia ciudadana en la atención de desastres, es un trabajo elaborado por Leonardo Narvarte, responsable del proyecto, que sistematiza la experiencia relatando y reflexionando sobre los pasos dados. De esta manera, no solo damos cuenta de cómo nos desenvolvimos, sino que ofrecemos un balance crítico de las dificultades y las posibilidades de introducir elementos de transparencia y vigilancia ciudadana en un contexto de reconstrucción luego de un desastre natural. El segundo producto, Problemáticas de transparencia y corrupción en la reconstrucción de Ica, es un informe preparado por Pablo O’Brien por encargo del Instituto Prensa y Sociedad (IPYS), socio de Proética en este esfuerzo. Este texto presenta el estado de la reconstrucción, a dos años del terremoto, profundizando en la dimensión de control institucional sobre los actos de corrupción. Toma como insumos principalmente informes de la Contraloría General de la República y reportes de prensa local.

8

Presentación

Finalmente, Desastre y Reconstrucción: la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto de Ica es el informe sobre seis grupos focales sostenidos con habitantes de las ciudades de Ica, Pisco y Chincha, las principales afectadas por el terremoto (uno de varones y uno de mujeres en cada sitio). Los resultados son bastante negativos, en el sentido de corroborar la sensación de desamparo que tienen los ciudadanos a dos años y medio del terremoto y el consecuente balance negativo que hacen del proceso de reconstrucción. El estudio fue encargado a la consultora Ipsos Apoyo. La moderadora fue Alicia Pinzás y el trabajo de investigación estuvo a cargo del equipo de Public Affairs, dirigido por Guillermo Loli y Karina Miranda. Cecilia Blondet Directora Ejecutiva de Proética

9

Introducción

Transparencia y vigilancia ciudadana en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e ica luego del terremoto
Leonardo Narvarte Olivares*

11

* leonardo Narvarte Olivares Coordinador del equipo compuesto por Martín Flores Parvina (coordinador en Ica), Javier Uriona Díaz (responsable del portal web y asistente de campo) y los voluntarios universitarios: Ingrid Rimarachín, Luis Muñoz, Rosario Alvites, George Ponce, Fosther Marcani, Juana Gutierrez, Noelia Vasquez, Marleny García, Tatiana Contreras, Gina Pacheco, Daniel Espinoza, Omar Zapata. Y los dirigentes y ciudadanos de los distritos visitados: Haidee Rios, Giannina Lhi, Nila Abregú, Alfredo Peña, Mercedes Acevedo, Andrés Tomateo, Gladys Anicama Quintana, Carlos Olivera, Catalino García, Jorge Vega, Amparo Meneces, Flor Cáceres, Roger Laura, Eduvina Reyes, Agustin Aguilar, Angel Gonzales, Juan Tenorio, Roberto Lapiz, Ana María Bernales, William Jong, Alberto Rejas, Alejandro Peña y Cesar Guillén.

Introducción

Glosario

AMUPAT: Asociación de Municipalidades afectadas por el terremoto del sur. Esta asociación de municipalidades distritales se conformó con la intención de coordinar y ser la representante de los intereses de los distritos afectados por el terremoto. BANMAT: Banco de Materiales S.A.C. Fue creado por el Estado en 1980 para reducir el déficit habitacional y el mejoramiento de las viviendas. Es una entidad pública pero de derecho privado. Bono 6000. Este ha sido un programa de financiamiento para las familias damnificadas por el sismo del 15 de agosto del 2007. El programa consistía en entregar 6 mil soles al jefe de familia para que reconstruya o rehabilite su vivienda. La entrega de esta donación se realizó a través de tarjetas del BANMAT. CNR: Coordinadora Nacional de Radio. Es una asociación civil sin fines de lucro fundada en 1978 que coordina con emisoras y asociaciones de todo el Perú para fomentar la educación y defensa de los derechos humanos. CODEHICA: Comisión de Derechos Humanos de Ica. Es una asociación civil sin fines de lucro que opera en Ica desde 1982, como iniciativa de un equipo pastoral. Actualmente desarrollan los enfoques de derechos humanos, democracia y participación ciudadana, igualdad de género, economía solidaria e interculturalidad. FORSUR: Fondo para la reconstrucción del Sur. Comisión que se creó con la intención de conducir el proceso de reconstrucción luego del sismo del 15 de agosto del 2007. Su labor estuvo encomendada a aprobar, priorizar y coordinar con los sectores y municipalidades para la reconstrucción de las obras públicas afectadas por el terremoto. INDECI: Instituto Nacional de Defensa Civil. Es el organismo rector del Sistema Nacional de Defensa Civil. Para organiza y coordina con la población y las entidades públicas todo lo concerniente a la defensa civil.

13

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

IPYS: Instituto Prensa y Sociedad. Asociación civil sin fines de lucro que fomenta el periodismo independiente, la libertad de prensa, la transparencia y el acceso a la información. Además es integrante del Consejo Nacional para el Ética Pública. MCLCP: Mesa de Concertación para Luchar contra la Pobreza. La MCLCP es una institución del Estado que tiene por objeto promover y coordinar las iniciativas que existen en todo el país para aliviar la pobreza. Para ello convoca a instituciones públicas y privada conformando “Mesas” locales (en cada distrito) a nivel nacional. MEF: Ministerio de Economía y Finanzas. La entidad rectora sobre la política económica y financiera del país. Proética: Consejo Nacional para el Ética Pública. Asociación civil sin fines de lucro que se dedica al estudio de la corrupción y a la lucha anticorrupción. Es la institución que condujo los trabajos de esta investigación. Es el capítulo peruano de Transparencia Internacional. SEACE: Sistema Electrónico de Adquisiciones y Contrataciones del Estado. Es un sistema informático en línea que permite conocer los procesos de adquisiciones y contrataciones que realizan las instituciones públicas. Lo administra el Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE). SIAF: Sistema Informático de Administración Financiera. Este sistema informático permite revisar en línea la información presupuestal de todas las entidades públicas. Lo administra el MEF. SNIP: Sistema Nacional de Inversiones Públicas. El SNIP es un sistema administrativo para la inversión pública. Este sistema cuenta con una base de proyectos que puede ser consultada en línea para conocer el estado de los proyectos.

14

Introducción

introducción

Los desastres naturales son eventos que generan pérdidas invalorables que van desde la vida de las personas hasta destrozos en la infraestructura pública y privada de los pueblos y ciudades afectadas. Por lo general, sus manifestaciones marcan el inicio de una dinámica social que, en relación a sus magnitudes, reordenan el funcionamiento del territorio. Tal como diversos estudios lo han demostrado, es durante este proceso de reordenamiento donde los riesgos de corrupción llegan a sus niveles más críticos. Las grandes sumas de dinero que se utilizan para aliviar la emergencia y atender la reconstrucción, la inmediatez con la que se tienen que utilizar estos recursos, las limitadas capacidades del aparato público para asumir sus responsabilidades en estas tareas, y la gran desigualdad de poder entre la población afectada y sus autoridades son algunos de los elementos que explican las condiciones favorables para la proliferación de los actos de corrupción. La particularidad de la corrupción en un escenario post desastre es que sus efectos tienen consecuencias aún más graves que en situaciones normales. En esos casos, la corrupción genera una dilatación del tiempo que la población damnificada tiene que esperar para que se reestablezcan las condiciones que le permita una vida aceptable: contar con agua potable, con centros educativos y de salud, con comisarías y, sobre todo, con viviendad donde puedan descansar de forma segura. En esos momentos, la solidaridad se entremezcla con la corrupción y las decisiones y políticas de atención al desastre pueden ser mediadas por intereses particulares que no se condicen con la urgencia en que se encuentran las personas damnificadas. Entonces, la priorización de obras, la ejecución de las mismas, los materiales que se utilizan e inclusive las donaciones que se reciben se manejan bajo una lógica contraria a sus propósitos, primando el beneficio indebido por encima del alivio a la población afectada. Esta realidad refuerza el desaliento, la inseguridad y la desconfianza de la población frente a sus autoridades y frente al Estado. La transparencia y el control son valores y mecanismos difícilmente aceptados en situaciones de emergencia. Contrariamente a lo que debiera ser, ni la población las demanda, tiene otras prioridades; ni las autoridades

15

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

las ejercen, tienen otros intereses. De uno y otro lado la ausencia de transparencia y control reducen la eficiencia de la acción pública y privada en los casos de emergencia. Siendo el Perú un país a menudo afectado por sismos y desastres naturales, Proética se propuso contribuir a la reducción de riesgos de corrupción y a generar una conciencia ciudadana sobre la importancia de la transparencia y el control en momentos de emergencia y de reconstrucción, elaborando un texto que a manera de crónica, fuera narrando las dificultades y las posibilidades de introducir la transparencia y la vigilancia ciudadana en un contexto de emergencia y reconstrucción. Para ello, el primer paso fue entender cómo funcionaba el Estado y qué elementos estaban propiciando los actos corruptos en un escenario de crisis. En un segundo momento, a raíz de las conclusiones del diagnóstico realizado, se diseñó una intervención acotada para informar y al mismo tiempo, identificar y probar la efectividad de distintas acciones de promoción de la transparencia y vigilancia ciudadana. Finalmente, elaboramos esta crónica que busca dar cuenta de lo realizado en cada una de las intervenciones, analizando qué funcionó bien y qué no funcionó, y planteando algunas recomendaciones que puedan ser útiles para movilizar a la población y reducir los riesgos de corrupción durante la atención de emergencias producidas por desastres naturales y durante el proceso de reconstrucción que le sigue. Esta iniciativa surgió en el contexto de un desastre concreto: el Terremoto de Pisco de 2007. El 15 de agosto de ese año la provincia de Pisco y sus alrededores sufrieron los estragos de un sismo de 7,9 grados (Mw), uno

FECHA: 15 de agosto de 2007 HORA LOCAL: 18:40:58 GMT: 23:40:58 EPICENTRO: 60 Km. al Oeste de Pisco POSICIÓN: Long. Oeste: 76.85 Lat. Sur: 13.49 PROFUNDIDAD: 40 Km. MAGNITUD: 7.0ML-7.9Mw INTENSIDAD MAX. VII-VIII en Pisco Fuente: INDECI, 2009

16

Introducción

de los más devastadores en la historia del Perú, ocasionando la pérdida de 596 vidas y $ 220,7 millones en infraestructura pública (según INDECI y el Ministerio de Economía y Finanzas, respectivamente). FECHA: 1e agosto de 2007 Las consecuencias de este sismo generaron efectos muy diversos en la población. En algunos casos incrementó la fragmentación social y la proliferación del egoísmo entre los damnificados. En otros, muy por el contrario, fortaleció la organización comunal y provocó casos excepcionales de solidaridad. El proceso de reconstrucción se llevó a cabo bajo los tenores de la inseguridad ciudadana motivada tanto por la destrucción de las comisarías (que nunca contaron con el número suficiente de policías) como por la precariedad en la que quedaron las viviendas, y por la crónica debilidad del Estado que incluso antes de la emergencia prestaba servicios de lamentable calidad. La corrupción estuvo presente desde el primer momento. Un día después del terremoto, el Seguro Integral de Salud (SIS) compró 219 mil raciones de alimentos a 34 soles la unidad ($10,96) cuando su valor real era de 24 soles ($7,74)1. Esta sobrevaloración de aproximadamente el 30% significó para la institución y el país una pérdida de 700 mil dólares o la posibilidad perdida de comprar 64 700 raciones más. Lejos de tratarse de un hecho aislado, junto con la denuncia de este caso comenzaron a aparecer otras en diversos rubros relacionados con la atención a la emergencia, donde estaban implicados funcionarios de distintos niveles e instituciones del Estado (servidores públicos, regidores, alcaldes y hasta al Presidente Regional de Ica) así como empresas y funcionarios del sector privado. A pesar de todo, la transparencia fue un ausente sistemático. Como se verá a continuación, uno de los aspectos más difíciles de esta experiencia ha sido, precisamente, el acceso a información. Este documento presenta la experiencia obtenida durante los trabajos de diagnóstico y de intervención desarrollados entre abril de 2008 y agosto de 2009. Por un lado, el diagnóstico expone la necesidad de una reforma del Estado para futuras situaciones similares. Por el otro, el recuento de las actividades implementadas, para la transparencia y la vigilancia durante el proceso de reconstrucción, iluminan el camino de aquellas organizaciones públicas y privadas que tengan el interés de trabajar en este sentido. Debido a que ya existe una publicación que adelantamos sobre el diagnóstico2, el presente documento pondrá mayor atención en la descripción de la metodología, las oportunidades y los desafíos encontrados en la etapa de intervención.
1 Noticia recogida en Inter Press Service. Investigación realizada por Ángel Páez, 29-9-07 http://ipsnoticias.net/print.asp?idnews=42345 2 Proética, La Respuesta del Estado Peruano al terremoto del 15 de agosto de 2007 en el departamento de Ica, 2008.

17

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

Un primer capítulo presenta el planteamiento de la investigación. Muestra un breve resumen de los principales consensos acerca de los riesgos y medidas anticorrupción que se recomiendan en escenarios de atención de emergencias y de reconstrucción y plantea la hipótesis que condujo el trabajo durante la etapa de intervención. A continuación se exponen las actividades comprendidas dentro de las estrategias de la transparencia y la vigilancia ciudadana. En esta sección se describe el trabajo comprendido en el uso de canales de información (programa radial, página web, prensa escrita y audiencias públicas), el levantamiento de información para el acompañamiento a las obras públicas y la realización de encuestas sobre la reconstrucción de las viviendas. Finalmente, se elaboran algunas conclusiones del trabajo realizado y se plantean recomendaciones que pueden ayudar a disminuir los riesgos y problemas de corrupción que acontecen luego de un desastre, considerando medidas específicas para el momento de la emergencia y para la reconstrucción. PROÉTICA Agosto 2010

18

1

1:
Antecedentes

Antecedentes

1. El estado de la cuestión
La manifestación de la corrupción, del abuso de poder público para fines privados, depende en gran medida de las condiciones de su entorno. En estados democráticos, como el peruano, donde la corrupción está penada, este fenómeno requiere de escenarios oscuros y con bajos niveles de control. Y aunque estas características pueden teñir el funcionamiento normal del aparato público, en contextos producidos por desastres naturales los espacios oscuros suelen propagarse y el control ablandarse, incrementando así los riesgos de que se cometan actos de corrupción. Por un lado, la urgencia de atender rápidamente a la población afectada obliga al Estado a reducir sus controles a cambio de incrementar su capacidad de reacción. Bajo este argumento es que se declaran en Estado de Emergencia zonas que requieren de una atención inmediata. Este régimen de excepción, contemplado en el artículo 137 de la Constitución peruana, implica una exoneración de los procesos de contrataciones y adquisiciones para facilitar la adquisición de bienes y servicios que sirvan para atender el problema ocasionado por el desastre. Lo que aparentemente es una medida inteligente, llega a ser cuestionable cuando no se consiguen los resultados que justifiquen los riesgos que este laxamiento del control generan. Precisamente esto es lo que ha ocurrido en la zona afectada por el sismo de Pisco, donde luego de 2 años los avances son escasos y continúa estando bajo el régimen de emergencia. Si a esto se suma las grandes cantidades de dinero que están en juego, no faltan motivos para temer que la corrupción campee durante todo el proceso que ha significado y que significará la reconstrucción de esta zona. Un documento importante para entender las imbricaciones de la corrupción durante la atención a la emergencia y la reconstrucción es el estudio realizado por el Banco Asiático de Desarrollo (ADB), la Organización Económica para la Cooperación y el Desarrollo (OECD) y Transparencia Internacional (TI) denominado “Reduciendo la Corrupción en las operaciones para la atención del Tsunami” (Curbing Corruption in Tsunami Relief Operations), en el cual se describen las estrategias anticorrupción

19

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

que discutieron estas tres organizaciones internacionales en el marco de los trabajos de emergencia y reconstrucción que se comenzaban a desarrollar luego de los estragos del Tsunami que aconteció en el sureste asiático a finales de 2004. En este informe se da por sobre entendida la existencia de la corrupción en los escenarios post desastre. Los elementos ya mencionados, como la inmediatez de las acciones de emergencia, el laxamiento de los controles y las exorbitantes sumas involucradas crean escenarios sumamente atractivos para los intereses corruptos de personas que pueden encontrarse tanto en el sector público como en el sector empresarial, e inclusive de la población en general. Y esto sucede en todo el mundo, tanto en Perú como en China, donde se hizo público el tráfico de carpas que terminó beneficiando a personas de zonas que no fueron afectadas por el terremoto de mayo de 2008. Asimismo, en China la discusión sobre la relación entre corrupción y el desastre trascendió las etapas de emergencia y reconstrucción incluyendo también la etapa previa referida a la construcción de la infraestructura pública (con especial énfasis en la infraestructura escolar), donde según los reportes periodísticos, luego del desastre se podía diferenciar fácilmente a los edificios públicos de los privados porque los primeros estaban en el suelo mientras que los segundos se mantuvieron en pie. En general se asume que un mayor despliegue del Gobierno es sinónimo de mayores riesgos de corrupción. Pero es cuando los agentes públicos se juntan con los agentes privados donde existe mayor peligro de que los actos de corrupción se materialicen. Uno de los casos más conocidos por la magnitud del dinero involucrado y que aún sigue en investigación es el referido al contrato que el Pentágono de los EEUU hizo con la empresa Kellog & Brown (KBR), hasta hace poco subsidiaria de Halliburton, para el suministro de servicios diversos durante el periodo de estadía en Irak. El contrato ascendió a $150 mil millones por un periodo de 10 años. Se han detectado irregularidades en los sobreprecios de los productos que entregan a los soldados, en la calidad del agua que distribuyen, la cual ha provocado intoxicaciones entre el personal que la ha consumido, e inclusive en las fallas técnicas de las instalaciones en sus bases militares y administrativas, las cuales ya han producido muertes por electrocución. Ahora bien, en relación a las recomendaciones y las cosas que se pueden hacer para reducir estos problemas de corrupción, los expertos que elaboraron esta publicación coinciden en que la voluntad política del Gobierno es la condición indispensable para la implementación de cualquier estrategia anticorrupción. Una vez asegurada esta apertura política deberían de desplegarse actividades que fomenten: i) la participación de la comunidad, ii) el acceso a la información, iii) la transparencia, iv) el monitoreo y la evaluación (de dos tipos interna y externa, ambas independientes), v) canales para la recepción de

20

1:
Antecedentes

quejas, vi) rendiciones de cuenta, vii) fortalecimiento institucional para la gobernabilidad, y viii) coordinaciones con los cooperantes para controlar el flujo de las donaciones y su trabajo en la zona. De este gran menú cada Gobierno podría establecer su propia estrategia. Por ejemplo, en el caso de Indonesia se apostó por reforzar los controles, incrementar los castigos y hacer un trabajo profundo de sensibilización tanto en las instituciones privadas como públicas. La preocupación principal fue tratar de disipar la sensación de anarquía que el Tsunami había dejado a su paso. En el caso de Gujarat, India, luego del terremoto que hubo en el 2001, la estrategia estuvo dirigida al fortalecimiento del tejido social, concentrándose en tres metas: entrenar a la población en construcciones resistentes, informar a la población mediante tiendas de orientación difuminadas en toda la zona afectada por el terremoto, y apoyar a las ONGs y organizaciones locales en su monitoreo a la gestión de las autoridades. La pregunta que surge de manera inexorable -aunque no explícita- luego de revisar este documento es la siguiente: ¿Y entonces, qué se puede hacer para que el Gobierno tenga la voluntad de implementar estos mecanismos? Tal como se verá en el siguiente caso, un gran paso en este sentido será conseguir el compromiso del Presidente de la República, pero inclusive esto no asegura que la voluntad se mantenga durante todo el proceso ni que se haga extensiva a todo el Estado ni a todos sus funcionarios.

2. La experiencia de Acción Ciudadana en Guatemala
Cuando Proética decidió intervenir en la zona afectada por el terremoto de Pisco, aún no se tenía claro por dónde empezar, qué observar o cómo hacerlo. Fue entonces que se decidió contactar a Acción Ciudadana (capítulo guatemalteco de Transparencia Internacional), institución que acababa de realizar un trabajo de auditoría social en el proceso de reconstrucción luego de la destrucción ocasionada por la tormenta tropical STAN a finales del 2005. Según los informes de Acción Ciudadana, la tormenta STAN generó un impacto destructivo que se estimó en $900 millones aproximadamente. Murieron 669 personas y se perdieron alrededor de 9100 viviendas. Desde el primer momento tuvieron el apoyo del Presidente de Guatemala, Óscar Beltrán, lo cual les permitió plantear un proyecto piloto de alcance nacional. La auditoría social la realizaron en 5 departamentos y 36 municipios. Su proyecto tuvo 5 objetivos: i) Fortalecer comisiones ciudadanas para que realizaran auditorías sociales sobre el gasto público en el proceso de reconstrucción, ii) Promover mecanismos de acceso y difusión de la

21

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

información, iii) Monitorear el sistema de quejas implementado por el Gobierno, iv) Monitorear los procesos de compras y contrataciones en el marco de la reconstrucción, y v) Promover la rendición de cuentas entre las autoridades locales. Su primera actividad fue la realización de un diagnóstico sobre la situación en la que había quedado el país tras los estragos de la tormenta. Luego procedieron a entablar las relaciones con las autoridades locales para identificar aquellos municipios donde existían las condiciones para trabajar (sobre todo la voluntad del alcalde). Al mismo tiempo se fueron iniciando las alianzas con organizaciones locales para la conformación de los comités de auditoría (o para la transferencia de la herramienta a grupos de la sociedad civil preexistentes). Estos comités estuvieron integrados por líderes locales y personas interesadas en capacitarse en auditoría social, en promedio entre 2 y 5 personas por municipio. Las herramientas que utilizaron para la auditoría fueron las solicitudes de información, las entrevistas y las visitas físicas a las obras. Estas actividades culminaron en su mayoría con informes locales que luego sirvieron de insumo para el Informe Nacional sobre los avances de la reconstrucción, elaborado directamente por Acción Ciudadana. Un elemento importante de resaltar es que para los informes nacionales utilizaron como fuentes esenciales la información encontrada en los sistemas electrónicos como el Guatecompras, el Sistema de Contabilidad Integrado del Estado (SICOIN) y el Sistema Integrado de Administración Financiera (SIAF). Sin embargo no pudieron capacitar a los comités municipales en la utilización de estos sistemas. Esto se debió a las dificultades para acceder a internet por parte de los que conformaban los comités, pero también por el nivel técnico que, según los funcionarios de Acción Ciudadana, demandaba su manejo. Por ello decidieron facilitarles la información mediante fotocopias o brindándoles la información ya procesada. Sobre la intervención que realizaron, llegaron a las siguientes conclusiones: “la auditoría social no se puede realizar si la ciudadanía no se encuentra organizada, en primer lugar y, en segundo lugar, si las y los ciudadanos interesados en participar no obtienen aquella información que dé cuenta de cómo se está realizando la gestión pública”3. En otras palabras la auditoría social sólo se podría realizar en municipios donde exista voluntad, tanto de la población para participar como de las autoridades para brindar la información. Y tal como en su informe final concluyeron, la falta de una cultura política ciudadana y la cultura del secreto de las autoridades terminaron afectando los resultados de estas auditorías.

3 Acción Ciudadana, en “Sistematización de la experiencia del proyecto: Transparencia y auditoría social en el proceso de reconstrucción nacional de Guatemala”, 2007.

22

2:

2

La intervención de Proética

la intervención de proética

1. El Diagnóstico
Luego de tener una reunión en Lima con los responsables del proyecto de Acción Ciudadana, se determinó que la línea de intervención del proyecto que realizaría Proética sería una de investigación y no un trabajo que buscase incidir de forma directa en el mejoramiento del proceso de reconstrucción de la zona afectada por el terremoto de Pisco. Y aunque en el segundo momento de la intervención se tuvo una injerencia más directa, siempre se hizo con el propósito de enriquecer la investigación. Como ya se mencionó anteriormente, el trabajo se inició con la realización de un diagnóstico que permitió a Proética conocer cómo es que funcionaba el Estado para atender a los damnificados del sismo y cuáles eran los riesgos y problemas de corrupción sujetos a su modo de operar. Debido a que existe una publicación donde se desarrollan los hallazgos de este diagnóstico, en este Informe sólo se mencionarán los datos relevantes sobre la metodología y las principales conclusiones a las que se llegó con este estudio. El diagnóstico estuvo a cargo del antropólogo Ludwig Huber y del sociólogo Leonardo Narvarte. Antes de recabar información en la zona afectada, se tuvieron reuniones en Lima con especialistas en el tema. Concretamente fueron muy importantes los aportes del historiador Antonio Zapata para constatar que nos encontrábamos en un escenario muy parecido a otros anteriores, en el sentido de que el gobierno peruano siempre había preferido crear comisiones ad hoc (en este caso el Fondo para la Reconstrucción del Sur – FORSUR) que utilizar a sus instituciones directamente responsables de llevar a cabo estas tareas, como es el INDECI, creado desde 1972. El espacio de intervención del proyecto se delimitó a las tres provincias afectadas en la región de Ica: Chincha, Pisco e Ica. Cada una de estas se encuentra respectivamente a 3, 4 y 5 horas de Lima en transporte público. Si bien la distancia a la provincia más lejana de estas, Ica, es de solo 300 Km., en Lima es poco lo que se sabe acerca de lo que sucede

23

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

allí. Por ello era importante estar en la zona. En este sentido lo siguiente que se hizo fue buscar contactos en esa región. Fue así como se contactó a la Comisión de Derechos Humanos de Ica (CODEHICA), posiblemente la ONG con mayor presencia en esa zona, la cual posibilitó tener un panorama más claro de lo acontecido en los primeros meses luego del terremoto. Paralelamente se fueron haciendo las coordinaciones para realizar las entrevistas requeridas, tanto con funcionarios públicos como con dirigentes sociales. Es importante señalar que el estudio de Proética recién se empezó en abril de 2008, a 9 meses de sucedido el sismo, cuando la etapa de emergencia ya había culminado y se encontraban en la transición hacia la reconstrucción, por lo que era indispensable recopilar información sobre lo ocurrido durante los meses inmediatos al terremoto. Dentro de la gama de temas que este contexto ofrecía investigar se decidió profundizar en aquellos que los informantes claves consideraron más significativos. De esta manera se decidió enfocar el diagnóstico en el apoyo que daba el Estado para la reconstrucción de viviendas y para la reconstrucción de obras públicas. Otros temas que pudieron ser considerados, pero que finalmente se descartaron, fueron las donaciones recibidas, sobre todo en la etapa de la emergencia, y la reconstrucción de las obras de agua y saneamiento (que fueron las primeras en reconstruirse). La principal fuente de información para el diagnóstico fueron las entrevistas. Se entrevistó a funcionarios del Gobierno en sus distintos niveles (central, regional, provincial y distrital), autoridades locales (gobernadores y dirigentes), organizaciones de la sociedad civil con presencia en la zona y ciudadanos de a pie. Luego de cuatro visitas, por periodos de entre 3 y 5 días cada una, y una treintena de entrevistas en total, realizadas entre la zona afectada y Lima, se concluyó el trabajo. El texto final incluyó lecturas complementarias, básicamente de estudios preliminares sobre el mismo proceso de reconstrucción. Tal como quedó registrado en el diagnóstico que elaboró Proética, la atención que el Estado prestó al terremoto se caracterizó por ser descoordinada (sin cabeza y sin plan), por contar con un aparato incapaz de responder a las directrices erráticas del Gobierno Central y por llevar a cabo el proceso con desinformación y falta de transparencia. Conclusiones que son desarrolladas a continuación: 1.1 El proceso de reconstrucción desordenadamente y sin un plan. se ha llevado

La descoordinación se ha debido principalmente a la acefalía del proceso de reconstrucción. Aunque el Gobierno Central conformó el FORSUR con

24

2:
La intervención de Proética

ese propósito, nunca se le otorgó ni las competencias ni los recursos para hacerlo. Esto generó las primeras suspicacias acerca de las reales intenciones que estaban detrás de su creación, ya que inmediatamente después de su presentación pública se evidenció, sobre todo para los propios funcionarios de esta comisión especial, que FORSUR no recibiría el respaldo del Gobierno. La primera muestra de ello fue que el Gobierno no explicó a la población las reales competencias de FORSUR (las cuales no eran muy superiores a las de una oficina de mesa de partes), ni le permitió contar con los recursos para hacerlo por sí misma. Asimismo, FORSUR significó en la práctica una superposición de 15 pasos burocráticos más al sistema regular de presupuesto e inversión pública, es decir hubo un incremento en vez de una simplificación administrativa. El resultado fue que la población terminó identificando a esta comisión como la gran responsable de la lentitud del proceso de reconstrucción, desviando las críticas que debió haber recibido el Poder Ejecutivo. Para el pesar de los funcionarios de FORSUR existieron otros elementos que también alimentaron los cuestionamientos que recibieron, como el hecho de ser operada desde Lima (y no desde la zona afectada) o por ser presidida por el empresario Julio Favre, importante empresario peruano que fue ministro de Fujimori cuando ya eran conocidos sus delitos de autoritarismo y corrupción. Luego de un tiempo, FORSUR, que estuvo siempre en el ojo de la tormenta de las críticas y desamparado de la protección del Gobierno, decidió alinearse a su estrategia silenciosa. Tal fue así que durante todo el proceso de reconstrucción prefirió evitar las intervenciones públicas, incluyendo las audiencias que se organizaron para hablar específicamente sobre los avances de la reconstrucción. No queda muy claro si fue por esta falta de apoyo, por otros problemas que afectaban su capacidad, o por una mezcla de ambos; FORSUR nunca presentó un verdadero plan de reconstrucción: uno con obras priorizadas, bajo una lógica de desarrollo y que contara con un cronograma de ejecución. Sin embargo, FORSUR sigue asegurando que este plan existe. Proética lo solicitó en varias oportunidades y FORSUR siempre respondió que lo enviaría. Nunca lo hicieron. La inexistencia de un plan de reconstrucción es un tema medular que es demandado tanto por organizaciones privadas como por los propios municipios, los cuales aún desconocen cuánto más durará la reconstrucción. Asimismo, ni FORSUR ni ninguna otra institución ha podido centralizar la información sobre los avances de la reconstrucción. En su defecto, la información se ha mantenido sectorizada y desactualizada. Si en algún momento el INDECI hizo una línea de base para determinar los daños ocasionados por el terremoto, nunca más se utilizó como punto de referencia para evaluar los avances de la reconstrucción. El único indicador oficial conocido, a 2 años del terremoto, es el avance de ejecución de las obras priorizadas a través de FORSUR (las cuales no incluyen a

25

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

las viviendas). Se conoce que de los 762 proyectos de reconstrucción identificados, se han aprobado 462. De éstos se han ejecutado el 60%, lo que ha significado una inversión de S/ 339 millones (un poco más de $110 millones)4. Al cierre del presente documento, las discusiones siguen concentrándose en la permanencia o no de FORSUR (el cual estuvo a punto de desaparecer por presión del Congreso) pero no de cómo lograr que alguna institución se convierta en el conductor del proceso, lo cual es indispensable para que se dé un ordenamiento entre las instituciones públicas y privadas involucradas en la reconstrucción. 1.2 La debilidad institucional de los municipios complicó el cumplimiento de las nuevas responsabilidades que el Gobierno Central les delegó para la reconstrucción. Es sumamente cuestionable que el Gobierno Central no haya querido asumir su responsabilidad frente al fracaso que ha significado el proceso de reconstrucción amparándose en la falta de capacidad de los municipios. Si bien este es un problema real no significó sorpresa alguna, todo lo contrario. Este es un problema de larga data que además ha sido expuesto con mayor claridad desde que se inició el proceso de descentralización en el país. En otras palabras, las carencias de personal capaz, las dificultades para ejecutar sus presupuestos, las limitaciones para cumplir sus funciones, etc. no solo se da en los distritos y provincias afectados por el terremoto, esto sucede en los municipios de todo el país. Lo que más bien sí fue sorpresivo fue que a pesar de conocer estos problemas el Ejecutivo decidiera otorgarles responsabilidades claves para la reconstrucción sin el correspondiente apoyo logístico y presupuestario. A los municipios se les delegó las tareas de constatación de las viviendas damnificadas, a través de sus oficinas distritales de Defensa Civil (las cuales en su mayoría no existían antes del sismo), y la elaboración de perfiles y expedientes técnicos para las obras de reconstrucción en sus jurisdicciones (para lo cual tenían que contratar ingenieros con el mismo presupuesto de siempre). Y como no ha existido ningún plan de reconstrucción que orientara la inversión del Estado, la entrega de los bonos de 6000 soles para la reconstrucción de las viviendas así como la aprobación de obras de reconstrucción, se desplegaron desigualmente de acuerdo a la capacidad
4 Esta noticia recogida de CNR (9-8-09) salió a raíz del informe realizado por la comisión de presupuesto del Congreso de la República. http://www.cnr.org.pe/noticia. php?id=27267

26

2:
La intervención de Proética

logística de cada municipio para cumplir con estas tareas. Fue así que con los fondos públicos para la reconstrucción se beneficiaron a aquellos distritos que sí contaban con los recursos para contratar al personal necesario que realizara las labores señaladas; y no necesariamente a los distritos más necesitados. A estos problemas, anclados básicamente en lo presupuestal, se sumaron las diferencias cualitativas de los alcaldes y otras autoridades de la localidad (como directores de colegios, líderes comunales, responsables de los puestos de salud, gobernadores, entre otros). En este proceso acéfalo aquellos distritos que contaron con autoridades proactivas se beneficiaron más que los que no contaban con estos. El efecto de este desorden generó la competencia (y a veces disputas) entre los alcaldes, directores, dirigentes, etc. por las fuentes de recursos que existieron para apoyar la reconstrucción; lo que a su vez propició la fragmentación intra e interdistrital. Se debe de reconocer que el sector privado, concretamente las ONG, hicieron un mejor trabajo al coordinar entre sí para hacer más eficiente su ayuda social evitando la duplicidad y atendiendo a las zonas de forma más equitativa y focalizada. El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo estuvo coordinando esta iniciativa creando un espacio de diálogo entre las organizaciones privadas que estuvieron interviniendo de manera directa en la zona afectada, sobre todo con aquellas que se han dedicado a la construcción de viviendas. En el caso del aparato público esto no funcionó así. La priorización de los proyectos se estableció por orden de llegada. Mientras que algunos alcaldes buscaban recursos de donde sea para armar y presentar sus proyectos de reconstrucción, otros, como la Municipalidad Provincial de Chincha Alta, que contaba con un equipo de 8 ingenieros, ya había logrado aprobar la remodelación de su Plaza de Armas, la cual no había sido afectada por el terremoto. A pesar de los conflictos que esta dinámica desordenada generó entre los municipios y sus alcaldes, se creó la Asociación de Municipalidades Afectadas por el Terremoto (AMUPAT), reuniendo a los municipios rurales y más pequeños de la zona afectada. Sin embargo les ha sido muy difícil conformar una verdadera plataforma que canalice las exigencias de todos estos distritos y más bien han prosperado las solicitudes individuales y directas de los alcaldes a través de sus contactos en el Gobierno Central.

27

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

1.3 La falta de transparencia con la que se viene trabajando para la reconstrucción alcanza a todos los niveles del Estado. El problema de la desinformación y falta de claridad ha sido una constante desde el momento mismo en que se inició la atención a la emergencia. Desde el Gobierno Central se dieron indicaciones confusas y poco claras sobre cómo se atendería a los damnificados. Promesas que se hicieron con la misma facilidad con la que luego se deshicieron. A pesar que al día siguiente del terremoto se publicó el Decreto de Urgencia 023-2007, donde se estipulaba la entrega del Bono 6000 como una subvención por las pérdidas materiales a aquellos que habían perdido por completo sus viviendas, diversas autoridades (como el Presidente, ministros, alcaldes, entre otros) dieron versiones poco precisas sobre la entrega de este bono. La primera promesa inexacta fue que la entrega del bono sería para toda la población. Luego se aclaró que se entregaría solo a los que habían perdido sus viviendas o que se encontraban en viviendas inhabitables. Asimismo, el Presidente García habló de 6 mil dólares, por lo que muchos optaron por terminar de demoler sus viviendas de adobe con la esperanza de construir en sus terrenos mejores viviendas. Luego el Gobierno aclaró que estos $6 mil se darían en caso de que pudiesen aplicar a un fondo habitacional complementario (Fondo Mi Vivienda), al cual sólo podían acceder aquellos que contasen con su título de propiedad, es decir una minoría. La donación para el común de los damnificados fué de 6 mil soles, con lo cual ya no se trataba de la reconstrucción de las viviendas sino de un incentivo para ello. Finalmente el Ejecutivo, echándole la culpa a la incapacidad y corrupción de los gobiernos locales, decidió cancelar la entrega de los bonos y atender a la población afectada mediante los programas de vivienda preexistentes; programas que no se adaptaron a la realidad informal de los terrenos de la población afectada. La gravedad de estos mensajes confusos e inexactos puede palparse hoy en día, a dos años del terremoto, encontrando personas que aún creen en las palabras de Alan García y esperan que se les entreguen los 6 mil dólares que les prometió. A nivel del Gobierno Central existen muchas reticencias para brindar información. Por más de dos meses Proética intentó, infructuosamente, conseguir la información completa de FORSUR sobre la reconstrucción. Lo mismo sucedió con el INDECI. En ambas instituciones cuando se desistió de la vía formal, a través de solicitudes de información, se tuvo que recurrir a llamadas para gestionar directamente la información requerida. Sin embargo, aún así siempre apareció la pregunta: ¿pero para qué quieren esa información? Contraviniendo lo establecido en la Ley 27806 que regula y establece que para el acceso a la información pública no se requiere una justificación del solicitante. Aunque en más

28

2:
La intervención de Proética

de una oportunidad se prometió verbalmente la entrega completa de esta información, nunca llegó. Por lo cual no quedó otra alternativa que utilizar la información que se encontraba en sus portales web, bajo el riesgo de que no se encontrase actualizada. A nivel local, en las provincias de Ica, se encontró la misma actitud por parte de los municipios, la diferencia fue que en estos espacios el rechazo a brindar información era declarado. Se obtuvieron respuestas como la del Gerente Municipal de la Municipalidad Provincial de Ica quien no quiso brindar información aduciendo que la reconstrucción no era un tema que le competía a su municipio. O como la respuesta del alcalde de Independencia en una entrevista con Proética, quien señaló airadamente que él no tenía nada que informar sobre la reconstrucción. Aunque Proética no considera aceptables estas reacciones, reconoce que en parte la actitud de estas autoridades –resistiéndose a brindar información- se debe a la situación crítica en la que se encuentran en sus distritos. La falta de una respuesta oportuna por parte del Gobierno Central para atender los desastres producidos por el terremoto ha perjudicado a los alcaldes de estos distritos más que a cualquier otra autoridad pública. 11 de los 33 distritos que hay entre las tres provincias de Chincha, Pisco e Ica; pasaron por el proceso de revocatoria. De estos 11, 3 alcaldes fueron vacados. La oposición local, que tiene miras al sillón municipal, está utilizando los desaciertos del Gobierno Central para capitalizar el descontento de la población en sus localidades. Por otro lado, los alcaldes han sentido que la reconstrucción no ha pasado por sus oficinas sino por las del Gobierno Central y los organismos desconcentrados como FORSUR. Esta reflexión, compartida entre los alcaldes, tiene un sustento real, más aún si se considera que para la población el tema central de la reconstrucción es el de las viviendas. El papel de los municipios en esta tarea se ha limitado a certificar a los damnificados con constancias. Se sabe que la mayoría de los municipios culminó satisfactoriamente esta labor. Sin embargo, el resto del circuito para que el damnificado llegase a obtener el donativo de los 6 mil soles, realmente ha estado fuera del alcance los alcaldes y sus municipios. No sólo estuvieron atados de manos para resolverlo sino que ni siquiera contaban con la información oficial sobre lo que había ocasionado la paralización de su entrega. Al no contar con dicha información los alcaldes prefirieron ensimismarse y cortar la comunicación con la población. Por otro lado, en relación a las obras de reconstrucción los municipios requerían de las transferencias presupuestales de FORSUR y del Ministerio de Economía para ejecutar sus obras y muchas de estas transferencias aún no han llegado. Por mencionar un ejemplo, en la región de Huancavelica el

29

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

avance de las transferencias es del 23%, y este porcentaje corresponde únicamente a lo que el Gobierno Central (FORSUR) ha aprobado y no a todo lo que realmente se necesita reconstruir. A los motivos vinculados con la falta de voluntad para llevar adelante gestiones transparentes se suma las carencias de infraestructura y equipos para la sistematización de la información. Aunque a estas alturas resulte increíble, aún muchos municipios carecen de computadoras. En varios casos, informaciones básicas como la relación de damnificados o el estado de las obras que se están reconstruyendo en sus respectivas jurisdicciones, se encuentran únicamente en papeles amontonados o simplemente es información que no está registrada.

2. La propuesta: acompañando la reconstrucción
El diagnóstico dejó una imagen clara de los grandes problemas que el Estado tenía para poder desarrollar un adecuado proceso de reconstrucción. De las tres conclusiones de esta investigación, la falta de transparencia y la limitada información era la que se encontraba más vinculada a los trabajos anticorrupción desplegados por Proética. La pregunta que saltó inmediatamente, después de esta elección, fue la de cómo lograr gestiones más transparentes en este contexto tan complicado. A esta pregunta inicial le siguieron otras igualmente importantes de considerar, tales como: qué tanta importancia podría tener la información referida a la reconstrucción, para quiénes o qué grupos de la sociedad civil, a través de qué medios de comunicación sería mejor difundir la información, qué información sería más importante relevar, cuál sería la voluntad de las autoridades para brindar información, qué tan objetiva sería esta información, etc. Preguntas que además debían de reevaluarse en el nuevo momento en el que se estaba desarrollando esta segunda etapa. Entre el diagnóstico y el inicio de la etapa de intervención hubo un lapso de casi 6 meses. La estrategia de intervención de esta segunda etapa fue elaborada en aproximadamente un mes, entre finales de diciembre del 2008 y mediados de enero de 2009. Ya había pasado casi un año y medio del terremoto y la necesidad de la población era prácticamente la misma. Tal como luego se corroboró, esto generaba en la gente un proceso de desencanto cada vez más agudo frente al proceso de reconstrucción. En contra del sentir de la población, que ya no confiaba en las palabras y sólo quería soluciones, se mantuvo la decisión de mejorar los canales

30

2:
La intervención de Proética

de información con el propósito de reducir las condiciones favorables a los actos de corrupción que existían alrededor de todo el proceso de reconstrucción. De esta manera se pusieron a prueba algunos canales de comunicación para observar cuáles funcionaban mejor para los propósitos de tener a una población más involucrada en el proceso de la reconstrucción y más interesada de poner a raya las gestiones de sus autoridades en esta tarea. La hipótesis detrás de esta iniciativa fue la siguiente: a mayor transparencia de la gestión de las autoridades involucradas en la reconstrucción se tendrá un proceso más eficiente. Se planteó la hipótesis teniendo en cuenta que la implementación de mecanismos de transparencia y vigilancia ciudadana siempre genera desafíos concretos. Con respecto al incremento de la transparencia esta no debía perjudicar al proceso en sí, no lo debía hacer ni más engorroso ni más lento, sino más bien tratar de hacerlo más eficiente. Con respecto a la vigilancia debía ser una actividad que generara un beneficio palpable para el grupo de gente que realizara el monitoreo (no algo abstracto), y además debía ajustarse a la disponibilidad de tiempo y recursos de la misma población. Asimismo, la vigilancia debía ser útil también para las autoridades, por lo que debía estar dirigida al mejoramiento de su gestión y no al juzgamiento de los corruptos, por lo menos no en un primer plano. Se eligieron los siguientes canales para incrementar la difusión de información: prensa escrita, radio, página web y audiencias públicas. Como el tema comunicacional no era uno en el que Proética tuviese experiencia se decidió buscar aliados estratégicos para llevarlo a cabo. Además, debido a que el proyecto debía concentrarse en la investigación, Proética no podía hacerse cargo directamente de estos canales, sino más bien promoverlos y evaluar sus ventajas comparativas. Es importante señalar que para esta etapa del proyecto el equipo de Proética estuvo conformado por un coordinador (el sociólogo que había participado en la elaboración del diagnóstico), y posteriormente se contrataron los servicios de medio tiempo de una persona en Ica y de un asistente en Lima. Por lo que la capacidad de Proética para intervenir también estuvo limitada al equipo de tres personas con el que se contó. En cuanto a la prensa escrita esta fue realizada por el Instituto Prensa y Sociedad (IPYS), ONG que integra el Consejo Nacional para la Ética Pública – Proética y es socia de este proyecto. El trabajo se desarrolló a través del suplemento mensual “Nuevo Sur” publicado en el diario La Voz de Ica. Aunque este diario tiene un tiraje pequeño y no es tan leído como otros diarios locales, se eligió por tratarse de un diario independiente. El

31

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

propósito de esta línea era desarrollar un periodismo de investigación que permitiera profundizar en algunos casos de corrupción claves en el proceso de reconstrucción. Con respecto al programa de radio se decidió trabajar con la ONG Codehica, que ya contaba con una larga trayectoria en la producción de programas radiales y que formaba parte de la red nacional de la CNR. Las radios son el principal medio de comunicación del país, más aún en las provincias fuera de Lima. Por ello era muy importante contar con un espacio radial donde se pudiesen difundir las noticias importantes sobre la reconstrucción. Para el portal web se decidió que la elaboración estuviese a cargo de Proética y que se utilizara como una oportunidad para ordenar la información existente de la reconstrucción, tanto de la que se encontraba dispersa como de la que aún no era pública. En relación a las audiencias públicas, hubo el interés de fomentarlas para acercar a las autoridades con su población. Sin embargo, la realización de esta actividad dependía totalmente de la voluntad de los alcaldes para rendir cuentas y del interés de la población por participar en estas. Las audiencias estaban pensadas para realizarse a nivel provincial y en dos momentos de la intervención: al iniciar el trabajo y al culminarlo. Como estos canales se tendrían que alimentar básicamente de la información oficial, se decidió que también era importante promover una iniciativa que entregara información independiente y que estableciera algún referente para evaluar la objetividad de la información oficial recogida. Partiendo de la experiencia que había tenido el equipo guatemalteco de Acción Ciudadana, se decidió conformar comités de acompañamiento de la reconstrucción. Estos comités estarían constituidos por representantes de las organizaciones de la sociedad civil de los distritos, un representante del municipio y 3 alumnos universitarios. Su trabajo inicial consistiría en visitas mensuales a las obras de reconstrucción que ellos consideraran más significativas para sus distritos. Esta actividad era lo suficientemente sencilla (poco demandante) para generar un primer interés en el tema, el cual luego podría desembocar en trabajos de vigilancia más ambiciosos. Estos espacios servirían para que los representantes de la sociedad civil pudiesen hacer las preguntas que quisieran al representante del municipio (idealmente el gerente de obras) y tendrían el apoyo de los alumnos de último año de la Universidad San Luis Gonzaga (Ica) para mejorar sus criterios de observación de las obras seleccionadas. Todas estas actividades fueron programadas para un periodo de 6 meses. Entre febrero y julio de 2009.

32

2:
La intervención de Proética

Dentro de la zona de intervención, debido a los recursos con los que se contaba (especialmente de personal), se decidió que se trabajaría solo en 9 distritos, 3 de cada una de las provincias comprendidas en la investigación. En Chincha: Chincha Alta, Pueblo Nuevo y El Carmen. En Pisco: Pisco, San Clemente e Independencia. Y en Ica: Ica, Parcona y Los Aquijes. La selección se hizo considerando el tamaño de la población y el nivel de desarrollo, en base al índice de carencias que realizó el Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (FONCODES) en el año 2006, el cual midió los servicios (agua, desagüe y electrificación) y las condiciones de pobreza de los distritos del Perú. De esta manera se obtuvo una muestra que representaba bastante bien la realidad de estas tres provincias.
Departamento Provincia Chincha Población (censo 2007) Chincha Alta 59574 El Carmen 11725 Pueblo Nuevo 52143 Ica 125189 Los Aquijes 16298 Parcona 50349 Independencia 12390 Pisco 54997 San Clemente 19324 Distrito Índice de Carencias 0,04 0,2 0,08 0,02 0,1 0,06 0,24 0,04 0,13 IDH (2004) 0,6625 0,6199 0,6438 0,6716 0,6333 0,643 0,633 0,6646 0,6376

Ica

Ica

Pisco

2.1 El arranque: Las coordinaciones y las convocatorias Para poner en marcha todas las actividades involucradas en una iniciativa de esta naturaleza es importante considerar que se tienen que pactar una gran cantidad de coordinaciones que demandan bastante tiempo. Para este proyecto se tuvieron varias reuniones con el técnico que haría el portal web, con los funcionarios de Codehica, con los funcionarios de la Mesa de Concertación de Lucha contra la Pobreza (MCLCP) y con los funcionarios de la Coordinadora Nacional de Radios (socia de Codehica). Debido a que Proética no había trabajado anteriormente en Ica, casi no se tenían contactos en la región. Por ello se consideró clave utilizar la red construida por la MCLCP para identificar en los distritos seleccionados a las posibles organizaciones de la sociedad civil que pudiesen estar interesadas en conformar los equipos de acompañamiento. La relación de Proética con la MCLCP–Ica se inició durante la elaboración del diagnóstico pero ya existía una comunicación fluida desde antes con su sede central, ubicada en Lima. En enero se iniciaron los viajes a Ica para las primeras coordinaciones de esta segunda etapa. Recién en ese momento se tomó conocimiento que Codehica ya tenía planeado no sólo la elaboración de un programa de radio sino también la creación de un portal electrónico, ambos bajo el

33

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

nombre de “Voces por la Reconstrucción”. Con ellos buscarían difundir las reflexiones y opiniones de los distintos actores involucrados en la reconstrucción. Proética decidió apoyar ambas iniciativas. 2.2 Las líneas de intervención Como ya se mencionó, la intervención estuvo compuesta por dos líneas de acción, una referida a la apertura de canales de información y otra dedicada a recabar y ordenar la información existente sobre el proceso de reconstrucción. A continuación se desarrollarán las actividades comprendidas en cada una de estas. 2.2.1 La apertura de canales de información A casi un año y medio del terremoto el tema de la reconstrucción estaba casi olvidado en los medios locales de Ica y totalmente obviado en los medios capitalinos de Lima. Esto a pesar que era fácil de constatar que el proceso de reconstrucción tenía serios problemas y que no estaba avanzando como el Gobierno Central aseguraba. Sin embargo, nadie quería seguir hablando al respecto. El Gobierno sistemáticamente se había querido desentender de la reconstrucción culpando a los municipios por su ineficiencia y, solo cuando era inevitable, a FORSUR y a sus otros organismos descentralizados. Los alcaldes preferían que el tema no se tocase hasta que tuviesen algo que decir, ya que ellos se encontraban prácticamente en la misma ignorancia que la población. Finalmente, la población ya no reclamaba por sus obras sino que concentraba sus fuerzas en la realización de pequeñas manifestaciones locales (que no superaban el ámbito distrital) para protestar por el incumplimiento de la entrega de los Bonos de 6000 soles. Frente a este vacío de información era necesario impulsar espacios donde se difundiera la información referida a los avances del proceso. • Prensa Escrita: “Nuevo Sur” Nuevo Sur fue el suplemento que trabajó IPYS para desarrollar investigaciones periodísticas sobre casos posibles de corrupción durante la reconstrucción. Para ello se pusieron en contacto con el diario La Voz de Ica, el cual es reconocido por ser el medio escrito más objetivo de la región. Se logró el acuerdo de publicar mensualmente un suplemento de 8 páginas donde se mostrarían los avances de las investigaciones que se fuesen realizando. Se conformó un equipo de tres personas: un coordinador (de Lima) y dos jóvenes periodistas de Ica. Estos dos periodistas se encargaron del

34

2:
La intervención de Proética

recojo de información, y el coordinador de la revisión de la información y la edición final. Los temas que debían investigar fueron seleccionados en equipo. Se consideraron temas diversos como el de las viviendas, el Bono 6000, las obras de agua y saneamiento, las comisarías, las escuelas, entre otros. Se publicaron 4 suplementos: un balance al año del terremoto, otro balance sobre la ejecución de las obras de FORSUR, un resumen del diagnóstico que hizo Proética y el avance sobre la reconstrucción de las comisarías. La salida del coordinador de este equipo terminó por complicar este esfuerzo. Se intentó encontrar a otra persona que se hiciese cargo, pero durante la búsqueda se llegó a la conclusión de que era necesario replantear el trabajo ya que en la zona no se contaba con las capacidades investigativas para el trabajo que se habían propuesto. Por ello se decidió dejar de publicar nuevos suplementos para más bien concentrarse en la capacitación de periodistas locales. A pesar de todas las dificultades que perjudicaron las metas de esta actividad, se pueden sacar algunos aprendizajes sobre la utilización de este medio. En primer lugar es necesario elegir un diario que tenga un público lector masivo. La Voz de Ica aunque es un diario importante lo lee sólo un sector de la población y principalmente sólo en la capital y no en todas sus provincias. Durante los grupos focales que se realizaron para la evaluación del proyecto, nadie tenía conocimiento de estos suplementos. Tampoco ayudó que las publicaciones se hayan hecho sin una periodicidad constante. Asimismo es necesario, sobre todo si se utiliza un medio escrito que no es tan leído, darle publicidad a través de la radio, televisión o volantes para que de alguna manera se genere la expectativa necesaria para su lectura. Pensando en la sostenibilidad es correcto que el suplemento no se haya difundido gratuitamente, pero en circunstancias donde la población no cuenta con los recursos, y la organización a cargo pueda cubrir los costos, se podría considerar hacer una difusión gratuita. En conclusión, la prensa escrita tiene mucho potencial pero demanda una gran inversión y depende de un personal capaz, sobre todo si lo que se quiere realizar son investigaciones periodísticas en profundidad. • Radio: “Voces por la Reconstrucción” La radio es el medio más importante de difusión. Cuando Proética se propuso esta tarea se planteó desde el inicio apoyar la realización de un programa radial. Debido a su poca experiencia en temas comunicacionales

35

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

siempre estuvo presente la idea de trabajarlo con alguna organización que sí tuviese este conocimiento y mejor aún si se encontraba dentro de la zona de intervención. Fue así como se llegó a Codehica. A estos argumentos se sumó el hecho contundente de que la producción de un programa de radio es sumamente costosa, principalmente por el alquiler del espacio radial. Siendo un año preelectoral los espacios se habían encarecido porque ya habían candidatos que estaban alquilando estos espacios. Si a esto se agrega que ninguna emisora tiene cobertura regional, los costos para cubrir el espacio de intervención de Proética (Chincha, Pisco e Ica) se triplicaba. Por todo esto, aunque se hubiese querido, era imposible que Proética produjera un programa de radio por su cuenta. Coincidentemente Codehica se encontraba produciendo, junto con la CNR, un programa llamado “Voces por la Reconstrucción” que calzaba perfectamente con el propósito informativo de Proética. Por ello se decidió apoyarlos alquilando un espacio radial en Chincha para la retransmisión de su programa. El proyecto que ellos tenían con la CNR sólo tenía cobertura en Ica y Pisco, y el presupuesto que manejaban solo les permitía producir el programa en un solo lugar (Ica) y retransmitirlo, un día después, en Pisco. Con el apoyo de Proética la transmisión llegó también a la provincia de Chincha. Como referencia, solo por el pago de 34 programas de 1 hora semanal (los días sábados de 8 a 9 de la mañana) se pagó 6800 soles (casi $2300). Proética decidió que era importante apoyar este espacio porque así podría i) difundir masivamente la información que se fuese levantando,

Cecilia Blondet, Directora Ejecutiva de Proética en Programa Voces por la Reconstrucción

36

2:
La intervención de Proética

ii) porque serviría de plataforma para difundir las otras actividades que se hicieran en el marco del proyecto y iii) para evaluar el medio radial como mecanismo de comunicación en zonas de emergencia. Es decir, tener un programa de radio otorgaba un posicionamiento estratégico que servía para dinamizar las otras actividades que se estaban realizando paralelamente. Voces por la Reconstrucción salió al aire a mediados de marzo de 2009. Y con algún esfuerzo el programa fue tomando forma a medida que transcurrieron los meses. Básicamente fue producido por 3 personas y la conducción estuvo a cargo de Codehica. Así se convirtió en el único programa dedicado a la reconstrucción. Su estructura de semanario los llevó a repasar las noticias de la semana, hacer entrevistas (sobre los temas destacados) y tener enlaces con corresponsales de las tres provincias, quienes hablaban sobre los temas más saltantes de cada una de estas. Los periodistas que asumieron esta labor de corresponsales eran parte de la Red de Periodistas de Ica que Codehica promovía. A pesar de todo el esfuerzo que se puso en sacar adelante este programa hubo varios problemas que limitaron su éxito. En primer lugar, el que no se haya podido transmitir directamente a todas las provincias impedía que se recibieran llamadas del público. Esta desconexión con la población trató de superarse ampliando las entrevistas a dirigentes de las tres provincias, pero realmente siempre fue un lastre el no poder salir en directo simultáneamente. El problema de la cobertura era aún más grave ya que ni siquiera con este sistema de la retransmisión, utilizando 3 radioemisoras, se aseguraba que la señal llegase a todos los pobladores de los distritos de estas provincias. Codehica se encargó de seleccionar las radioemisoras, y esto lo tuvo que hacer utilizando varios criterios como sus precios, su cobertura y su situación legal. Asimismo, la mayoría de las radios de Ica, incluyendo a las que trabajaron en este proyecto, tenían equipos desactualizados que todavía no están acordes con la era digital. Esto impidió que los programas se pudiesen enviar de una emisora a otra vía internet y así eliminar los costos de envío. Cuando se hizo la evaluación, a 4 meses de lanzado el programa, se constató que eran muy pocas las personas que lo conocían. Dentro de los grupos focales realizados, la única persona que lo mencionó espontáneamente lo hizo porque había sido entrevistado en el programa. Asimismo, señaló que antes de la entrevista no conocía el programa pero desde que lo hizo comenzó a escucharlo porque le parecía interesante. Queda la interrogante sobre qué hubiese ocurrido de haberse realizado una mejor campaña de promoción del programa en las tres provincias. También es cierto que, de acuerdo a lo recogido, la población demandaba un programa con un corte más orientador (acerca de cómo conseguir el Bono o cómo reconstruir sus viviendas) que uno político, como finalmente fue conducido.

37

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

• La página web: http://estadistica.vocesporlareconstruccion.org/

Sobre la elaboración El objetivo central de este medio fue el de procesar y centralizar la información existente sobre la reconstrucción y, en la medida de lo posible, incluir información novedosa que contribuyera a tener una percepción más clara de los avances en esta. Este interés surgió al corroborar que la información de las entidades responsables (como FORSUR, Banmat e INDECI) se encontraba desactualizada, dispersa y sin la debida difusión. Si bien internet es un espacio que aún sigue estando acotado a un grupo de la población, las posibilidades que ofrece son muy positivas. Puede ser usado como un canal bastante fértil para informar de manera creativa, detallada y a un bajo precio. Los desafíos pasan más bien por mantener actualizada la página y hacerla conocida. Cuando recién se ideó la página se puso como meta sistematizar toda la información existente sobre la reconstrucción. Esto implicaba no sólo recurrir a las tres fuentes mencionadas sino también a otras instituciones como los municipios y las entidades ejecutoras de las obras de reconstrucción. Asimismo, no solo se quería recoger y mostrar la información dura (presupuesto, número de Bonos entregados, número de damnificados, etc.) sino también las imágenes de las obras y las opiniones de los beneficiarios sobre las mismas. Sin embargo, la elaboración de una página web no es un asunto sencillo. Se trata de un trabajo netamente técnico por lo que se debe contar con un especialista de confianza que evite inconveniencias y demoras. Para el caso de este proyecto, la página demoró en salir al aire y pensando en hacer una pagina que estuviera en los márgenes del presupuesto de las ONGs provincianas, la inversión fue limitada. Con el tiempo reajustado, la página perdió en dos aspectos importantes, por un lado los cuadros estadísticos ya no se autogenerarían y, segundo, sólo se podrían poner hasta tres fotografías por obra, lo cual impedía mostrar el avance de las obras a través del tiempo (como fue diseñada al inicio).

38

2:
La intervención de Proética

El recojo de la información para la página web fue también un trabajo mucho más desgastante de lo que se pudo prever. Contamos con un asistente a medio tiempo. Sin embargo, el trabajo demandaba mucho más tiempo debido a que no bastaba realizar solicitudes por la vía formal o telefónicamente. Las instituciones no daban o no tenían información para dar. Para obtener la información, se tuvieron que realizar visitas a la mayoría de las instituciones consultadas, y hacer el esfuerzo de contar expedientes uno por uno, de buscar registros entre cientos de formularios etc. porque era la única forma para obtener algo de información. El trabajo de recojo de información resultó tan engorroso que se tuvo que acotar las solicitudes de información solo a aquellos nueve municipios comprendidos en el trabajo de acompañamiento. En el ámbito de intervención del proyecto había 33 distritos, algunos de ellos ubicados a varias horas de sus capitales provinciales y sin medios adecuados de comunicación. Aún así, luego de esta focalización, la información recién estuvo completa luego de tres meses de haber iniciado las solicitudes. Lo cual ya dejaba serias dudas sobre la sostenibilidad que podría tener el portal web para la actualización de la información. Finalmente se subió la información recogida a la página web. Este trabajo tomó casi un mes en culminarse. Cuando estuvo todo listo, la página que elaboró Proética fue colgada dentro de la página web de “Voces por la Reconstrucción” (elaborada por Codehica). Se decidió anexarla a esta página con el propósito de que tuviese continuidad aún luego de terminado el proyecto, pero también porque se consideró importante ser coherentes con la demanda que se le hacía a las instancias públicas para que coordinen entre sí. Las páginas se anexaron mutuamente con la utilización de viñetas. Y aunque cada una mantuvo un diseño diferente, se logró generar la sensación de unidad entre ambas. Sobre el contenido La página construida ofrece información de las obras de reconstrucción de las tres provincias (y sus respectivos distritos) que comprendieron el estudio. Para facilitar su utilización, la búsqueda de la información se puede realizar a través de un índice y mediante un mapa interactivo.

39

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

Asimismo, para facilitar el manejo de la página, en el menú principal se encuentra la viñeta de “Cómo usar esta web”, la cual es una guía que explica cómo utilizar el mapa, cómo obtener los cuadros estadísticos de las obras, cómo obtener la lista de los proyectos de reconstrucción y cómo dejar comentarios sobre éstos. Lo primero que el usuario observa al ingresar al distrito o provincia de su interés es una información general sobre la población, sobre el municipio, sobre las viviendas y sobre las obras de reconstrucción. Durante el recojo de datos se detectó que tampoco era sencillo encontrar información básica sobre estas entidades, como por ejemplo los números telefónicos de los municipios, el tamaño de la población, el nombre del alcalde, su partido político, o el presupuesto del municipio. Datos relevantes que eran hasta ese momento desconocidos o difíciles de ubicar.

De igual manera, en este menú de información general se puede acceder a estadísticas que resumen lo referido a las viviendas y a las obras públicas en reconstrucción. Con respecto a las viviendas, se puede observar el porcentaje de damnificados (en relación al total de la población) y el avance de la entrega de las tarjetas Banmat (en relación al total de damnificados). Además, para el caso de las provincias se muestra un cuadro con el avance de las entregas de los Bonos para todos sus distritos, lo cual facilita su comparación.

40

2:
La intervención de Proética

Con respecto a las obras públicas en reconstrucción se muestra la distribución de obras por sectores. Así como los avances según los montos ejecutados (sobre los totales estimados) y según el número de obras concluidas (sobre las obras identificadas).

Además de la información general sobre las viviendas y las obras para cada provincia y distrito, se muestra la lista de los proyectos de reconstrucción. Esta lista tiene la opción de ordenarse por el nombre del proyecto, el monto involucrado, el sector al que corresponde, o por el estado en el que se encuentra (identificado, en expediente técnico, en ejecución o terminado). Los nombres de los proyectos sirven de enlaces para obtener mayor información sobre los mismos. Al ingresar a los proyectos se puede observar la ubicación de la obra, el ente que gestiona la obra, quién lo ejecuta, la fuente de financiamiento, el plazo de ejecución, fecha de inicio y término, y si es que la obra cuenta o no con un cartel informativo.

Por otro lado, se incluyeron los enlaces del SIAF, SEACE y SNIP con la intención de facilitar la búsqueda de información sobre los presupuestos, las adquisiciones y los proyectos de inversión pública. Sin embargo, no fue sencillo encontrar la información específica para cada obra porque cada uno de estos sistemas electrónicos utiliza distintos tipos de codificación para las mismas obras.

41

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

Finalmente, la página también permite el registro de información cualitativa mediante la utilización de fotografías y los comentarios que pudiesen dejar los usuarios de la web.

La página también permite la creación de cuentas de correos electrónicos que lamentablemente, por falta de tiempo, no se pudieron hacer extensivas a los miembros de los equipos de acompañamiento. En síntesis, la página web es un medio que puede resultar muy útil por su economicidad y por el soporte que proporciona para alojar gran cantidad de información. El hecho de que la población sea ajena a este medio es solo un desafío que deberá considerarse como parte de los proyectos que busquen lograr incidencia a través de este espacio electrónico. El ejercicio de la población en la utilización de las computadoras y del internet es un recurso sumamente valioso para el empoderamiento ciudadano. Además en el Perú existen las condiciones para hacer masivo el uso de internet gracias al boom de las “cabinas” (espacios donde se alquilan computadoras con internet) en todo el país. Eso sí, para que este medio sea exitoso es indispensable utilizar estrategias comunicativas que promocionen la página construida y la hagan conocida entre la población. • Las audiencias y rendiciones de cuentas Cuando se consideró promover la realización de audiencias públicas se esperaba contribuir a que exista un mayor acercamiento entre las autoridades locales y su población y, al mismo tiempo, ejercitarlos en la dinámica de la rendición de cuentas para que se realice como un verdadero mecanismo de comunicación directa entre ambos. La debilidad de esta línea es que dependía íntegramente de la voluntad de los alcaldes. Y, tal como ya se ha mencionado en varias ocasiones el escenario era adverso, ya que si los alcaldes no tenían ningún interés en siquiera hablar sobre el tema de la reconstrucción, era aún menor su deseo de rendir cuentas sobre su gestión en este proceso.

42

2:
La intervención de Proética

La población, por su parte, tampoco exigía la realización de audiencias públicas porque a esas alturas, luego de un año y medio de espera, ya no querían más palabras; solo querían que se hiciera efectiva la entrega de los Bonos de 6000 mil soles. Aunado a esto, la población no le daba mayor importancia a la reconstrucción de sus obras públicas. Salvo en Pisco, donde toda la ciudad colapsó, en el resto de distritos no se habían sentido realmente afectados ya que los servicios simplemente se volvieron un poco peores de lo que ya eran antes. Ejemplos como el de Parcona, donde se priorizó la reconstrucción de una capilla por delante de la rehabilitación de las tuberías de agua (porque igual ya estaban acostumbrados a recoger agua de los pozos), explican que el impacto del terremoto en los servicios públicos fue relativamente leve, porque desde antes ya eran defectuosos. Lo mismo ocurrió con el asfaltado, las redes eléctricas, comisarías, etc. Aún hoy, cuando se visita los distritos afectados por el terremoto, lo que más conmociona son el polvo, la basura, el desorden; problemas que no son productos del sismo del 15 de agosto de 2007 sino de un problema mucho más antiguo y arraigado en la gestión del territorio. Aquellos problemas no son exclusivos de estos distritos sino que se manifiestan en gran parte del país, donde luego de casi 200 años de República el proceso de modernización desigual ha ocasionado que muchas zonas se queden relegadas de un desarrollo urbano. Debido a este contexto adverso, se decidió buscar otras estrategias para sacar adelante las audiencias. En esta búsqueda de nuevas alternativas se encontró que la AMUPAT tenía el interés de llevar a cabo una audiencia donde los congresistas y el Gobierno Central dieran una explicación clara de porqué se habían dejado de entregar los Bonos. Si bien no era exactamente lo que Proética tenía planeado servía igual para poner nuevamente el tema en la agenda pública nacional. La audiencia mencionada se celebró el 25 de marzo de 2009 en el Congreso y tuvo la presencia de varios alcaldes, el presidente regional de Ica y cerca de 2 mil pobladores de las zonas afectadas. Estuvieron presentes algunos congresistas, pero solo uno de la región Ica, lo cual es bastante sintomático de la desconexión que estos tienen con sus electores. El resultado de todo este esfuerzo concluyó en una negativa, declarada por el Primer Ministro de ese momento (Yehude Simons) y la que fue Ministra de Vivienda (Nilda Vilchez): ya no se entregarían más bonos. La justificación que dieron fue que los bonos habían sido malversados. A pesar del desenlace negativo, fue rescatable que los alcaldes se pudieron mostrar más cercanos a su gente. Asimismo, se superaron las discrepancias entre ellos y sumando fuerzas se hicieron escuchar. Esto generó una reacción en el Gobierno, que después del primer aniversario del terremoto había entrado en un letargo profundo. Luego

43

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

de las declaraciones del Premier, se conformó una mesa para recoger las denuncias de corrupción que la población damnificada pudiese tener sobre cualquier elemento de corrupción en el proceso de reconstrucción. Sin embargo, esta misma experiencia también generó la sensación de que todo el esfuerzo puesto, en tiempo y dinero, no había producido ningún beneficio concreto sino lo contrario. El efecto fue que la unión conseguida para la audiencia en el Congreso no trascendiera de ese momento y que cada grupo se replegara a sus distritos: la población sin Bonos y los alcaldes con el temor de ser procesados por una supuesta malversación de éstos. Este resultado complicó la posibilidad de algún otro intento de audiencia pública donde participaran las autoridades. Pasaron los meses y efectivamente no había ninguna iniciativa de parte de los alcaldes para realizar algún evento en el marco de los dos años del terremoto. Frente a este vacío Codehica decidió tomar la batuta y promover la creación de un colectivo, compuesto por representantes de organizaciones de la sociedad civil, para realizar un conjunto de actividades que ayudaran a poner a la reconstrucción nuevamente en la agenda regional y nacional. Así se conformó el colectivo de Instituciones por la Reconstrucción, el cual se dividió en tres equipos: uno se encargaría de la realización de la audiencia pública, otro de llevar a cabo foros provinciales que recogieran el sentir de la población, y un tercer grupo que elaboraría los lineamientos que servirían de base para un Plan de Reconstrucción. Proética colaboró en la organización de la audiencia, concretamente ordenando las estadísticas sobre el avance en la reconstrucción. Aunque la iniciativa fue positiva, el trabajo como colectivo fue difícil porque las decisiones tenían que tomarse entre muchas organizaciones. Asimismo, fue imposible involucrar a las autoridades en las actividades del colectivo. Y aunque en un primer momento pareció que la Defensoría del Pueblo se involucraría en la iniciativa al final no participó por tener su propia agenda. Finalmente, se realizaron las actividades y la audiencia tuvo lugar el 14 de agosto de 2009. Hubo una masiva concurrencia de los damnificados de distintas partes de la región, pero las únicas autoridades que se presentaron fueron algunos alcaldes distritales. La audiencia estuvo orientada a que las asociaciones de damnificados pudiesen expresarse. En base a las intervenciones de todos los asistentes se elaboraron algunas conclusiones, que describen muy bien el escenario luego de haber pasado dos años del terremoto5:
5 Estas conclusiones fueron recogidas del comunicado que Codehica elaboró como síntesis de la Audiencia Pública que organizó.

44

2:
La intervención de Proética

• • • • • • • • • •

Aún no existe un diagnóstico fidedigno sobre el impacto del terremoto. El Gobierno aún no logra articular los esfuerzos de sus distintas entidades responsables de la reconstrucción. Aún no se cuenta con un Plan de reconstrucción, el cual debería de ser concertado. No ha habido políticas que apoyen a los pequeños comerciantes a recuperarse. FORSUR ha descuidado el tema central de la reconstrucción: las viviendas. Por ello debe de ser desactivado y transferir sus recursos a los municipios. El mayor aporte para la reconstrucción provino de la cooperación internacional. El Gobierno Central debe de rendir cuentas acerca de las donaciones que recibió durante la emergencia. Se debe agilizar la entrega de los Bonos 6000 y constituir un programa de vivienda para los más pobres. COFOPRI (Organismo de Formalización de la Propiedad Informal) debe acelerar el saneamiento físico y legal de los terrenos. Asimismo, se debe acelerar la construcción de los colegios y hospitales

La reunión terminó con el acuerdo de que el 8 de setiembre se realizaría un paro regional. El cual, a fin de cuentas, no llegó a tener el impacto buscado. En conclusión, con respecto a las audiencias públicas y rendiciones de cuenta existe un dilema. No está claro si es que solo se deberían de promover cuando existen las condiciones básicas (autoridades que tienen voluntad de informar y ciudadanos que exigen la información) o más bien promoverlas con la intención de ir construyendo una cultura de rendición de cuentas. En Ica, como en casi todo el país, no existen aún estas condiciones. El ejercicio político se podría reducir a dos momentos: el primero, cuando el candidato tiene que hacer promesas para ser elegido y, el segundo, cuando ya es una autoridad pública que tiene que distribuir los recursos que tiene en su administración para evitar la vacancia. Esta distribución política de los recursos es aceptada en tanto es lo que la población demanda, más aún en contextos post desastre. El gran desafío que tienen las audiencias es el de convertirse en un espacio importante, donde las decisiones sean de carácter vinculante y tengan consecuencias positivas para la población. Ya existe un espacio participativo que está destacando por sobre los otros, el presupuesto participativo, justamente por esto, porque es útil. Habrá que buscar las estrategias y las medidas que permitan este mismo resultado para las

45

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

audiencias públicas. Así habrá ciudadanos que demanden su realización y alcaldes interesados en llevarlas a cabo. 2.2.2 El recojo de la información El problema encontrado de la falta de información sobre el avance de la reconstrucción no sólo se debía a la falta de espacios y canales sino también a la falta de información que fuese confiable tanto para la población como para las mismas autoridades. Fue por ello que se decidió poner en práctica un ejercicio de acompañamiento a las obras públicas que se estaban reconstruyendo. De esta manera se buscaba recabar información que permitiera corroborar la veracidad de la información oficial sobre la reconstrucción, y, al mismo tiempo, incentivar a la sociedad civil local para que vigilara a sus autoridades. Tal como ya se explicó anteriormente, los criterios que se utilizaron para seleccionar los distritos donde se intervendría fueron el nivel de pobreza, recogido del índice de carencias de FONCODES, y el tamaño poblacional (Censo 2007). También se consideró de forma complementaria el IDH (2004). Asimismo, se descartó la variable “tamaño de la población damnificada” debido a que no se quería trabajar solo en los distritos más afectados sino, más bien, tener el panorama completo acerca de cómo avanzaba el proceso de reconstrucción y cómo funcionarían las líneas de acción planteadas por Proética en las tres provincias. De cada provincia se seleccionaron las capitales (Chincha Alta, Ica y Pisco), un distrito intermedio (Pueblo nuevo, Parcona y San Clemente) y un distrito pequeño (El Carmen, Los Aquijes e Independencia). La selección de las obras que serían monitoreadas se dejó a criterio de los equipos de acompañamiento. Era importante generar condiciones favorables para que los representantes de las organizaciones locales se animaran a participar. En este sentido, las exigencias para su participación serían mínimas, por lo menos hasta que los equipos de acompañamiento cobraran fuerza. Estas consideraciones buscaban anticiparse a la pregunta obligada que la ciudadanía siempre tiene cuando es convocada para que participe: “¿y yo, qué gano con esto?”. Aunque se podría pensar que el solo hecho de que el trabajo consistiera en el acompañamiento de la reconstrucción de sus obras públicas era un motivo suficiente, tal como se pudo corroborar inmediatamente, no fue así. Lo primero que se evidenció fue que entre los convocados no existía un sentimiento de corresponsabilidad o una conciencia de copropiedad en relación a las infraestructuras públicas de sus distritos. Frente a este escenario adverso se volvió aún más importante plantear actividades de vigilancia sencillas, que se adecuaran a sus tiempos

46

2:
La intervención de Proética

y recursos, y que fuesen lo suficientemente motivadoras para que se animen a participar por el propio beneficio que éstas les podrían traer. • Acompañamiento a la reconstrucción de las obras públicas a) La convocatoria: Una vez que se definieron los distritos se empezó la convocatoria para la conformación de los equipos. Los equipos de acompañamiento estuvieron conformados por universitarios, representantes de los municipios y representantes de las organizaciones sociales de base. Cada uno de estos actores implicó una estrategia distinta para su convocatoria, las cuales son desarrolladas a continuación:  convocatoria de los universitarios La Los jóvenes universitarios son un grupo pocas veces considerado para el trabajo de vigilancia social, sin embargo puede ser sumamente útil si es que se sabe cómo motivarlos para que participen. La energía, la creatividad y el idealismo, propias de los jóvenes, son características muy positivas para este tipo de trabajos. Se decidió trabajar con los alumnos de la universidad pública más importante de Ica, la Universidad San Luis Gonzaga. Se revisaron las especialidades de esta universidad y se seleccionaron aquellas que podían servir para el trabajo de acompañamiento. Quedaron así las de Derecho, Ingeniería Civil y Ciencias de la Comunicación. El propósito principal de incluir a los universitarios en el proyecto era que pudiesen fortalecer a los equipos locales de acompañamiento transmitiendo sus conocimientos para perfeccionar los criterios que estos tuvieran para la observación de las obras de reconstrucción que priorizarían en sus respectivos distritos. Los abogados podrían apoyarlos en relación a las leyes y derechos que tienen para informarse y en general para participar en la gestión de sus municipios, los ingenieros brindarían los criterios técnicos para evaluar si se estaban construyendo adecuadamente aquellas obras, y los comunicadores podrían compartir sus estrategias comunicacionales para capitalizar localmente los hallazgos que se pudiesen encontrar. Con estas ideas en mente se tuvo el primer contacto, telefónicamente, con los decanos de las tres facultades. Desde ese momento se pudo constatar que no existía un interés ni de parte de estas autoridades académicas ni de la universidad por involucrarse en un proyecto relacionado con los desafíos planteados por los efectos del terremoto. Esta desconexión de las universidades con la realidad nacional es un problema medular en la educación superior en el Perú. Tampoco es que se haya encontrado una

47

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

actitud de rechazo, pero sí de desidia. Por ello para llegar a los alumnos se tuvo que emplear estrategias diversas, como buscar el ingreso a las aulas mediante el contacto directo con profesores o de alumnos de estas facultades. Entonces se hicieron breves presentaciones del proyecto en los salones de último año de estas facultades, donde se les propuso un trabajo voluntario en el que podrían poner en práctica los conocimientos aprendidos, conocerían de cerca la realidad de su región y los impactos que en esta tuvo el terremoto. Además tendrían la oportunidad de trabajar con compañeros de otras facultades de su universidad. Se averiguó sobre la posibilidad de que los trabajos realizados en el marco de este proyecto pudiesen ser considerados como prácticas pre profesionales pero las exigencias del Ministerio de Trabajo (como un número de horas, salario y seguros) lo hicieron imposible. Se partió del supuesto que se presentarían varios alumnos de las tres facultades y que se haría una selección para trabajar con los mejores. Sin embargo, la realidad fue muy distinta a la esperada y en un primer momento sólo respondieron 4 alumnos de dos de esas facultades. Esto se debió en parte a que las facultades tenían calendarios diferentes (afectados de manera distinta por las constantes huelgas) y, por otro lado, porque es difícil contactar a los alumnos ya que no cuentan con correos electrónicos de la universidad. Los calendarios diferenciados pusieron en riesgo la participación de los alumnos de Ingeniería porque sus clases recién empezaron a mediados de febrero de ese año. Finalmente, fue en base a este núcleo, de 2 comunicadoras y dos abogadas, que se logró completar el número mínimo de voluntarios, el cual contemplaba a un alumno de cada especialidad para cada una de las provincias que comprendían el proyecto. Es decir 9 voluntarios en total. Lo que no se pudo lograr de la forma planeada se alcanzó mediante las amistades de este primer grupo convocado. Esto, no obstante, significó un primer obstáculo ya que no se había podido hacer una debida selección de los voluntarios con los que se iba a trabajar. La primera reunión se celebró en un ambiente cedido por la universidad, lo cual se consideró importante para darles mayor confianza a los alumnos, sobre todo a aquellos a los que no habían sido contactados personalmente. Luego de las presentaciones correspondientes, de parte de Proética y de los voluntarios, se les expuso con mayor detalle el objetivo del proyecto. Lo más importante para ellos era tener claro a qué se estaban comprometiendo. Ellos tendrían que asistir a 6 visitas de campo (una visita al mes) y a 6 reuniones de evaluación donde se compartirían las reflexiones que el trabajo les fuera generando. Proética asumiría todos los gastos desde que salieran y volvieran a sus hogares. Pero sería siempre desde la lógica de un trabajo voluntario, es decir

48

2:
La intervención de Proética

gastando solo lo indispensable. En aquella reunión todos los voluntarios que asistieron aceptaron participar en el proyecto.  busca de la voluntad política En Un componente importante dentro de los equipos de acompañamiento era el representante del municipio, quien además de legitimar la información que se recogiera en las visitas permitiría absolver las dudas de los representantes de la sociedad civil con los que conformaría el equipo. Para conseguir la presencia de estos funcionarios, que idealmente debieron haber sido los Gerentes de Obras o algún funcionario de esa oficina, era necesario convencer a los alcaldes sobre la importancia del proyecto. A comienzos de febrero se tuvieron las entrevistas con los alcaldes de los nueve distritos seleccionados. Sin embargo, por sus abultadas agendas fue muy difícil captar su atención y lograr el cometido. La estrategia empleada fue la de señalarles la escasa información con la que contaba la población acerca de los trabajos que ellos se encontraban realizando para la reconstrucción, lo cual era muy importante revertir. Las presentaciones concluían explicándoles que este proyecto serviría para ese propósito. En los casos donde las entrevistas pudieron alcanzar los 10 minutos también se presentaron los resultados del diagnóstico y los objetivos de toda la iniciativa de intervención. Aunque se logró conversar personalmente con todos ellos (salvo el alcalde de la Municipalidad Provincial de Ica) ninguno mostró gran entusiasmo frente a la idea de hacer un seguimiento a la reconstrucción en sus distritos. En parte este era un efecto generado por los procesos de revocatoria que muchos de ellos tuvieron que afrontar. Entre estos alcaldes existía el consenso de que hablar de la reconstrucción, en vez de beneficiarles, complicaba su imagen pública y por tanto su gestión. Aún en aquellos casos donde se consiguió la voluntad del alcalde para trabajar, existían dificultades que ponían en duda la participación del funcionario delegado en las salidas mensuales con el equipo de acompañamiento. Por un lado, las salidas se realizarían los días sábados (días no laborables) y muchos de ellos no residían en el distrito donde trabajaban. Si a esto se sumaba el hecho de que por el descenso en la recaudación de los municipios a muchos funcionarios se les adeudaba varios meses de trabajo, el desafío de comprometerlos a formar parte de los equipos de acompañamiento era aún mayor.  sociedad civil La Finalmente, todo el esfuerzo puesto en mover recursos y gente tenía un público objetivo: la sociedad civil. El gran reto de este proyecto era lograr involucrar a la sociedad civil en esta experiencia de (exigir)

49

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

transparencia y (realizar) vigilancia ciudadana. Este desafío era una hipótesis en sí misma, o sea que antes de poder determinar si es que la transparencia y la vigilancia contribuían a gestiones más eficientes para la reconstrucción, era necesario corroborar si es que era posible comprometer a la sociedad civil en este tipo de iniciativas, en el marco de un contexto post desastre. La identificación de los representantes de la sociedad civil que participarían en los equipos de acompañamiento se hizo mediante reuniones en cada uno de los 9 distritos seleccionados. La convocatoria para estas reuniones fue hecha a través de dos canales: la MCLCP y los comités de vigilancia de los presupuestos participativos (instancias que se conforman específicamente para velar por la ejecución del municipio de aquellas obras que se priorizan con la participación de la población). Es decir la lista de organizaciones fue recogida mediante estos primeros contactos y luego se realizó el trabajo de convocatoria, con visitas a sus domicilios y llamadas telefónicas. Aquellas reuniones tuvieron un programa muy similar al que se utilizó en las reuniones con los alumnos universitarios. Se esperaba que con los representantes de la sociedad civil se identificaran cuáles eran las obras públicas más significativas que se habían perjudicado con el terremoto y que ya estaban en proceso de reconstrucción. Esta priorización marcaría la agenda de las visitas mensuales que cada equipo distrital realizaría durante los siguientes 6 meses. Además se tenían que elegir a 2

Reunión de coordinación en San Clemente (18/02/09)

50

2:
La intervención de Proética

representantes de sus organizaciones que se comprometieran a realizar estas visitas y luego comunicar al resto lo observado. Los problemas con la convocatoria de la sociedad civil tuvieron distintos tenores. Por un lado, la MCLCP no tenía la misma presencia ni la misma capacidad de convocatoria en todos los distritos. Mientras que en algunos distritos efectivamente eran un actor importante que tenía presencia en las decisiones locales, en otros distritos sus representantes pasaban desapercibidos entre la población. Asimismo, se pudo constatar que este espacio se encontraba politizado. En 2 de los 9 distritos seleccionados, la Mesa estaba siendo conducida por el candidato que no llegó al municipio en las elecciones pasadas y en otro era conducida por el candidato fijo para las siguientes elecciones. Esta situación puso en cuestionamiento la representatividad de las organizaciones que asistieron a estas primeras reuniones de coordinación. Y aunque se trató de superar este problema utilizando, además de la MCLCP a los comités de vigilancia de los , presupuestos participativos (PP), no siempre fue sencillo contar con ellos porque solían estar conformados por ciudadanos de a pie que carecían de recursos y tiempo para desplazarse y participar. Una vez convocados los representantes de las organizaciones locales, el siguiente desafío fue convencerlos para que participaran de manera voluntaria. Aunque se podría pensar que al tratarse del acompañamiento de obras públicas de sus distritos sería motivo suficiente para motivarlos a participar, la realidad demostró que este elemento era insuficiente para asegurar su participación. Aquí es importante mencionar que el contexto generado por la emergencia (y por la asistencia que se dio para aliviarla) dificultó aún más la realización de esta iniciativa porque a diferencia del común de la ayuda proveniente de la cooperación, ésta actividad no les dejaba una donación o un recurso material. Varias autoridades mencionaron el efecto negativo producido por las olas de donativos, las cuales habían socavado el interés de los ciudadanos de participar en los espacios de coordinación de los municipios porque ya se habían acostumbrado a hacerlo solo si recibían algo material a cambio. En general el tejido social que se encontró fue uno muy débil. Salvo en el distrito de Pisco, no se halló ninguna organización de la sociedad civil dedicada a discutir los temas de la reconstrucción. Los representantes que finalmente decidieron participar en los equipos de acompañamiento provenían de espacios como las Asociaciones de Padres de Familia (APAFAS), dirigentes vecinales, profesores, y alguno que otro miembro del comité de vigilancia del PP . Si bien la participación de cada uno de estos actores fue voluntaria (no se les dio ningún tipo de remuneración), sí se cubrieron los gastos de movilidad, refrigerios y almuerzos de los días en los que se salía a

51

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

observar las obras. Queda la interrogante si es que sin ese apoyo se hubiese podido realizar este trabajo. Considerando los recursos limitados que poseían, seguramente se les tendría que haber planteado incentivos mayores para que esos costos fuesen asumidos por ellos mismos. b) La comunicación: Las coordinaciones para llevar a cabo las visitas mensuales se sostuvieron básicamente a través de llamadas telefónicas. La telefonía móvil ha penetrado en casi todos los ámbitos y estratos sociales en el país, lo cual lo ha convertido en el principal medio de comunicación directa. Con los alumnos universitarios se intentó pactar las comunicaciones vía electrónica pero su limitado acceso (en promedio revisan su correo una vez por semana) impedía un diálogo fluido. Esto significó que mes a mes, unos días antes de la salida planificada, se tenía que llamar a todos los integrantes de los 9 equipos distritales. Aún teniendo un cronograma con las visitas programadas para los 6 meses de intervención y realizando las llamadas de confirmación, en cada salida era un enigma saber con cuántas personas se contaría para realizar la actividad. Este era un indicador del débil compromiso que tenían los miembros con sus equipos y con el proyecto en general. La demora en el lanzamiento de la página web también perjudicó la posibilidad de interconectar a los equipos para que se comunicaran directamente entre sí, lo cual hubiese servido para incrementar su motivación. Al lucir sus avances, al comparar lo realizado con lo hecho por los otros equipos, al intercambiar experiencias, etc.; se hubiese forjado cierta identidad que le habría dado más fuerza a la iniciativa. c) El acompañamiento: Las salidas para la observación de las obras se hicieron los terceros sábados de cada mes, entre febrero y julio de 2009. Los alumnos universitarios estuvieron repartidos en grupos de 3, uno para cada provincia. En cada provincia tenían a su cargo, junto con un responsable de Proética, 3 equipos distritales. Para realizar el recorrido para observar las obras se contaba con tres horas en cada distrito. El primer recorrido empezaba a las 9 de la mañana y el último, en el tercer distrito, terminaba a las 6 de la tarde. Aunque siempre se trataba de respetar estos horarios, realmente el trabajo empezaba más temprano y terminaba más tarde para los voluntarios, ya que a estas 9 horas de trabajo se sumaba el tiempo que tomase el traslado desde y hasta sus domicilios en Ica. Para el trabajo de acompañamiento de las obras se elaboró una ficha de observación que ordenaba el registro de lo que se observaba (anexo 1).

52

2:
La intervención de Proética

Esta ficha fue revisada por Codehica y luego evaluada en campo durante la salida piloto que se hizo con todos los voluntarios en el distrito de Pisco. Se eligió este distrito porque se pudo conformar el comité de acompañamiento más rápidamente y porque era el distrito con más obras públicas en reconstrucción. Era importante que esa salida sirviese para enganchar a los voluntarios universitarios y que los motivase a continuar. Esta salida piloto se hizo el 21 de febrero de 2009, una semana antes de salir a todos los distritos. En ese lapso se hicieron las correcciones correspondientes a la ficha. La salida piloto no sólo echó luces sobre cómo mejorar la ficha de observación sino también sobre cómo abordar otros problemas con los que tendrían que lidiar los equipos de acompañamiento. Concretamente en Pisco el Gerente de Obras no quiso caminar con el representante de la sociedad civil porque se insultaban mutuamente. Esta salida también permitió calcular los costos y los tiempos que se emplearían para las visitas en cada disitrito. A partir de allí empezó el trabajo de acompañamiento. Cada distrito tenía una problemática particular teñida principalmente por los intereses políticos que se tejían entre los que estaban en el poder (el municipio) y su oposición. Tal fue el caso de Chincha Alta donde no se pudo conformar el equipo hasta el segundo mes porque los representantes de la sociedad civil con los que se conversó, los agente participantes del presupuesto participativo, no querían observar, ellos querían medidas más severas para vacar al alcalde. La única alternativa que quedó allí fue la de convocar a otras organizaciones que no tuvieran un posición tan confrontacional con el municipio. Así, finalmente, se pudo conformar el equipo de acompañamiento de Chincha Alta.

Entrevista en José Olaya (21/03/09)

53

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

Las primeras salidas de observación fueron básicamente de reconocimiento de aquellas obras que los dirigentes locales habían priorizado. A diferencia de lo observado en Pisco, lo primero que se constató fue que existían muy pocas obras en reconstrucción en el resto de los distritos. Si bien la idea era seguir el avance de la reconstrucción de las obras priorizadas, la realidad hizo que se tuviera que descartar casi de inmediato esa idea. La mayoría de las obras estaban solo identificadas, es decir seguían destruidas y aún no se empezaban a reconstruir, otras pocas (sobre todo las de agua y saneamiento) ya estaban terminadas. En otras palabras, lo que se encontró fue distritos que no experimentaban un proceso de reconstrucción. Las principales razones de esta situación fueron las siguientes: i) las obras de primera necesidad, como los tramos de la carretera y las tuberías de agua potable, ya se habían reconstruido ii) el Gobierno Central no estaba realizando la transferencia presupuestal iii) nunca existieron obras públicas en la localidad. Esta escasez de obras para el ejercicio de la vigilancia fue un hecho que afectó anímicamente a los integrantes de los equipos y especialmente a los voluntarios. Por ello fueron importantes los espacios de evaluación que se tuvo con los universitarios para que reflexionaran sobre lo que se estaba observando. Sin estos, hubiese sido aún más difícil asegurar su compromiso a lo largo de los 6 meses que duró el trabajo. Las reuniones de evaluación se tuvieron a la semana siguiente de cada salida. Estos espacios fueron aprovechándose mejor de forma progresiva. En una de estas reuniones se capacitó a los voluntarios en la Ley de Transparencia y Acceso a la Información. En este caso concreto, el propósito fue que pudiesen retransmitir lo aprendido a los dirigentes sociales con miras a que ellos pudieran recabar la información faltante de las obras que se estaban visitando mediante solicitudes de información. Además, estas conversaciones sirvieron para conocer más a los universitarios y las reflexiones que les suscitaba lo que estaban haciendo. Para la mayoría de ellos esta era su primera oportunidad para intervenir en el proceso de reconstrucción. En parte esto se debía a que la Universidad no tuvo una iniciativa institucional para involucrar a los profesores y a alumnos en las tareas que demandó el terremoto y fueron muy pocos los alumnos que tuvieron una iniciativa propia. Por otro lado, muchos de ellos ni siquiera conocían bien la región ya que varios no eran de Ica, pero estudiaban ahí por ser Ica una ciudad intermedia entre sus respectivas capitales departamentales y sus expectativas para llegar a Lima. A pesar de este desconocimiento aparente, los chicos no se sorprendieron con el escaso avance de la reconstrucción.

54

2:
La intervención de Proética

Las primeras tres salidas sirvieron para explorar los distritos y tener un panorama claro de cuáles eran las obras prioritarias de reconstrucción en cada uno de estos. Sin embargo, las escasas obras que se estaban reconstruyendo en los distritos no daban siquiera para utilizar las 2 horas efectivas de observación. Por ello se tuvo que ampliar la lista de obras con aquellas que habían sido identificadas por FORSUR y los municipios. No obstante, el problema más preocupante era otro: la consistencia de los equipos de acompañamiento. Nunca se lograron consolidar por completo. Inclusive el grupo de voluntarios universitarios tuvo que rearmarse porque los alumnos de Ciencias de la Comunicación terminaron sus estudios y retornaron a sus respectivas regiones. Por lo que tuvieron que ser reemplazados por alumnos de ciclos menores. A los representantes de la sociedad civil fue muy difícil motivarlos para que continuaran a lo largo del proyecto. Mientras que con los representantes de los municipios la situación era peor aún. Esta situación hizo que se evaluaran los aspectos que estaban perjudicando a la actividad de acompañamiento. La conclusión central fue que los integrantes de los equipos no sentían que el acompañamiento fuese importante porque no podían observar los resultados del trabajo. En este sentido la demora en el lanzamiento del portal web fue bastante perjudicial para este propósito. No sólo por la oportunidad que se perdió para incentivar oportunamente a los integrantes, sino que la página web también estaba diseñada para dar el siguiente paso en el acompañamiento y apuntar hacia una vigilancia más efectiva. Algunos hechos que se lograron identificar una vez que se logró activar la página web fueron los siguientes: • En el distrito de San Juan de Yanac, de la provincia de Chincha, se encontró que habían sido aprobadas 6 obras de reconstrucción, todas con el mismo concepto (nombre) y con el mismo monto.

55

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

• En el distrito de Independencia, de la provincia de Pisco, se identificaron varias obras para la IE 22443 José Gabriel Aguilar. Este colegio se encontraba en un centro poblado alejado, Cabeza de Toro. Cuando se visitó el colegio se consultó a los miembros de la APAFA acerca de las obras que se ejecutarían, sin embargo no tenían conocimiento de que el proyecto se hubiese aprobado.

• En Ica se identificó una obra que se denominaba “Reconstrucción del local comunitario Señor de Luren”, por un valor de 328 mil soles. Este local comunal no era otra cosa que la capilla del Señor de Luren.

Se decidió entrevistar al párroco para que explicara cómo era posible que una iglesia sea financiada como una obra pública. Este explicó que la capilla había sido construida gracias a la colaboración de varias instituciones, como el municipio de Ica, el Congreso, personas naturales y por el Vaticano. Su explicación fue la siguiente: “la capilla pertenece a una entidad privada, los Padres Carmelitas Descalzos, pero se cedió el terreno para que esas entidades puedan invertir”. Con esta declaración podemos entender que el municipio, ha camuflado esta inversión como si se tratara de un espacio público, un local comunal. Asimismo preocupa el doble discurso del Obispado de Ica, el cual cuando quiere se ampara en su calidad de entidad privada para

56

2:
La intervención de Proética

no brindar información sobre las fuentes financieras que tiene para reconstruir sus iglesias, pero cuando le conviene sí saca a relucir su rol social para recibir financiamiento público. Los iqueños aún recuerdan cuando el Obispo empezó su discurso sobre la reconstrucción de la iglesia del Señor de Luren señalando que ellos no son elegidos por el pueblo, callando los reclamos de aquellos que le pedían que rindieran cuentas a la población sobre la donación que recibieron del Vaticano y otras entidades privadas.

Entrevista al párroco del Señor de Luren (26/05/09)

Si la intervención se sostuvo a lo largo de los seis meses fue porque siempre se contó con la participación de los voluntarios universitarios. El acompañamiento sólo llegó hasta la quinta visita debido a que se decidió utilizar la última fecha para una actividad diferente: la encuesta sobre el avance de la reconstrucción de las viviendas. Esto se decidió sobre la base de que en las últimas salidas la información que se recogía era la misma y que, por tanto, sería más productivo utilizar la capacidad de los voluntarios para la tarea de las encuestas • La encuesta: La reconstrucción de las viviendas Desde el primer momento, cuando Proética empezó a recabar la información para el diagnóstico sobre la respuesta del Estado, la reconstrucción de las viviendas apareció como el tema que generaba mayor preocupación en la población. Contradictoriamente este era el tema sobre el cual existía menor información y sobre el que ninguna institución pública se quería hacer cargo. La única información estadística existente sobre la reconstrucción de las viviendas era el número de tarjetas Banmat (Bono 6000) entregadas a la población, la cual solo permitía una aproximación indirecta al avance de la de reconstrucción de las viviendas. Esta información cruzada con el

57

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

número de damnificados permitió ver cómo se estaba dando el avance en la repartición de tarjetas a nivel distrital y provincial. Tal como se puede apreciar en la página elaborada por Proética, el avance fue bastante desigual. De acuerdo a lo investigado, el factor primordial que permitió a algunos municipios acelerar la entrega de los Bonos en sus jurisdicciones fue la capacidad de los alcaldes para relacionarse directamente con el Gobierno Central, a través de sus relaciones políticas y mediante sus contactos personales. Nuevamente, con respecto a las viviendas, no hubo una priorización que estuviese regida por la necesidad.
Porcentaje del avance en los distritos de Pisco
250 200 150 100 50 0
A O AY CI N M CA EN U UA N PA R D
81 206 102 65 22 30 53 24

O

S

TE

S

SC

AC A

RE

PI

D

EN

EN

EM

AN

EP

SA

N

(en los distritos de Huáncano e Independencia los porcentajes, que superan el 100%, se deben a que el número de damnificados fue subestimado y luego resarcido durante la entrega de los Bonos)
Porcentaje del avance en los distritos de Chincha
100 80 60 40 20 0
LA AL TO

IN

SA

33 0
N

31

25

20

30

7
EV O

0
CA PA N A

10

TU

D

PA C

H

CL

N

85

AM

H

AR

Sin embargo, tal como ya se ha aclarado anteriormente, la obtención del Bono de 6 mil soles no era suficiente para completar la reconstrucción de las viviendas. Por lo que era necesario recabar mayor información si se quería saber realmente cuál era la situación de la reconstrucción de las viviendas.

58

SA

N

PE

D

N TA AM M PE BO SA D E N M JU O AN RA D E YA N AC

AL TA

JA

AV IN

RA

EN

BA

RM

AD

O

CH

PR

A

A

CH

CH

CA

N

U

CI O

LO

CH

CH

RO

EB

G

PU

RO

D

E

H

UA R

IN

EL

IN

SU

U

0

2:
La intervención de Proética

Porcentaje del avance en los distritos de Ica
100 90 80 70 60 50 40 30 20 10 0

61 41 16 14 19 44 26 3 28

56 39 25 27 10

Fuente: Banmat/INDECI.

Con este propósito Proética decidió poner a prueba una metodología que ayudara a llenar este vacío informativo. Para ello se tenía que visitar las viviendas que habían sido consideradas inhabitables y conversar con las familias de esas viviendas. Para que la información fuese válida, la muestra de damnificados debía ser representativa. Se aplicó la fórmula estadística para la selección del tamaño de muestra, con un 95% de confianza y +/5% de error. El número de encuestas necesarias, que debían de tomarse aleatoriamente en todo el distrito, demandaban un gran desplazamiento de encuestadores. Por ello se tuvo que seleccionar solo algunos distritos, dentro de los 9 en donde ya se trabajaba. Aunque era un desafío bastante ambicioso, para el pequeño equipo de Proética, se decidió trabajar en un distrito de cada una de las tres provincias.
Provincia Chincha Distrito Chincha Alta Pueblo Nuevo El Carmen Pisco San Clemente Independencia Ica Parcona Los Aquijes Nº de viviendas damnificadas 7147 4643 2203 3900 2381 1336 5676 3602 2420 Muestra 365 355 327 350 331 299 360 347 332

Pisco

Ica

La priorización de los distritos estuvo sujeta a las condiciones dadas por la voluntad de los municipios para realizar este trabajo, tanto para entregar la información requerida (la lista actualizada de los damnificados) como para involucrarse en el ordenamiento de la muestra de damnificados por zonas y para participar en la aplicación de la encuesta. Con este propósito se tuvo reuniones con los alcaldes. Así quedaron seleccionadas Pueblo Nuevo (Chincha), San Clemente (Pisco) y Parcona (Ica).

IC A TI N G LO U IÑ S AQ A U IJ ES O CU CA PA CH JE AC U TE PA C RC PU O EB N A LO SA N N U EV JO O SE D SA E LA LO SA S S N O JU LI AN VO S BA U TI ST A SU SA BT NTI AG AN O IA N JA JA LL U A CA D TA EL TE RO SA RI O

LA

59

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

La selección fue sencilla porque en la mayoría de los distritos no existían aquellas condiciones. Por ejemplo, en Los Aquijes ni siquiera existía el registro de damnificados a quienes se les había entregado la constancia para que tramitasen sus Bonos. Por otro lado, ninguno de los alcaldes de las municipalidades provinciales accedió a entrevistarse para este propósito, por lo que estas fueron rápidamente descartadas. La realización de las encuestas fue programada para la quincena de julio, lo cual significó que se empezaran los trabajos de coordinación con los municipios desde principios de junio. El primer paso fueron las solicitudes a las municipalidades para que entregaran las listas de damnificados que habían certificado. Lo que en un primer momento pudo imaginarse como un trámite sencillo no lo fue en lo absoluto. Al parecer esta información era bastante delicada para los municipios, más aún luego de que meses atrás el Congreso había presentado un informe donde denunciaba directamente a algunos alcaldes por el mal uso de los Bonos (entre estos alcaldes se encontraban los de Parcona y Pueblo Nuevo). Por ello el recojo de estas listas implicó nuevas visitas para recoger la información de forma presencial (no se pudo obtener por internet). En este momento se detectó que para el caso de Parcona existía un inconveniente, su lista sólo tenía el nombre de los damnificados mas no la dirección de sus domicilios. Se les dio un plazo para que trataran de conseguir esa información, sin embargo nunca la entregaron a tiempo, por lo que este distrito tuvo que ser descartado de la muestra. En los otros dos distritos, el siguiente paso consistió en la selección de las muestras de los damnificados. Se seleccionaron aleatoriamente el número de damnificados necesarios para tener una muestra representativa, establecidos por la fórmula estadística6, y luego esta lista fue devuelta a los municipios para que ellos se encargasen de identificar sus direcciones y poder reordenar a los seleccionados por zonas que facilitasen el levantamiento de la información. A las muestras de ambos distritos se les incrementó un 10% para reemplazar a las personas que no se encontrasen el día de la encuesta. La elaboración de la encuesta estuvo a cargo de Proética. La encuesta fue revisada varias veces y finalmente terminó con una lista de 15 preguntas (una hoja A4 por ambos lados). Realizar la encuesta debía tomar el menor tiempo posible y para eso tenían que elegirse sólo las preguntas indispensables para indagar sobre los dos puntos centrales: el avance de la reconstrucción de las viviendas y la situación actual en la que se encontraban viviendo las familias damnificadas. La encuesta fue pensada

6 Fórmula para determinar la muestra de una población finita. n= (N*(Z)^2*p*q))/ (d^2*(N-1)+Z^2*p*q)

60

2:
La intervención de Proética

para ser resuelta de dos formas: entrevistando a un integrante de la familia damnificada (de preferencia la persona identificada en el registro del municipio) o simplemente observando la vivienda. Obviamente la segunda opción no era la deseada, pero se pensó como un plan de contingencia en caso no se pudiesen entrevistar la cantidad necesaria de damnificados para que los resultados fuesen representativos. La aplicación de la encuesta estuvo a cargo de los voluntarios universitarios con los que se había estado visitando las obras de reconstrucción. En algún momento se evaluó la posibilidad de hacer una convocatoria en la Universidad San Luis Gonzaga para conseguir un mayor número de voluntarios pero finalmente no hubo el tiempo para hacerlo. Los que sí estuvieron considerados desde el principio fueron los funcionarios ediles que los municipios delegasen para la tarea. Aquí hubo una diferencia sustancial entre San Clemente y Pueblo Nuevo debido a que en el primer distrito se contaba con un Comité Distrital de Defensa Civil (y por tanto con brigadistas activos) mientras que en Pueblo Nuevo no. Esto significó que en San Clemente a los 7 encuestadores llevados por Proética7 se les sumaron 20 brigadistas, mientras que a los 7 encuestadores que fueron a Pueblo Nuevo solo recibieron el apoyo de 7 trabajadores del municipio. Un día antes de realizar la encuesta, se tuvo una breve reunión con los voluntarios para repasar el llenado de la misma y resolver las dudas que pudiesen tener al respecto. Además se revisaron aspectos referidos a la formulación de las preguntas, la interpretación de las respuestas y su llenado. Aunque lo ideal hubiese sido tener una salida piloto para pulir la herramienta, el ajustado tiempo no lo permitió. Para facilitarles el trabajo, las encuestas ya contaban con una codificación que les indicaba las viviendas que debían visitar y los nombres de las personas que debían de entrevistar. Las encuestas se ordenaron en fólderes de acuerdo a las zonas que debían cubrir. Cada distrito se dividió en 7 zonas y por tanto en 7 equipos. Cada equipo contó con un voluntario universitario, que estaba a cargo, y por lo menos con un funcionario del municipio. El 19 de julio se realizó la encuesta. La hora de encuentro con los representantes de los municipios de Pueblo Nuevo y San Clemente fue pactada para las 8:30 de la mañana. La consigna fue tener 30 minutos para una breve presentación y revisión rápida de la encuesta con el personal municipal, pero la capacitación en sí se haría en el campo por cada uno de los voluntarios. A los funcionarios y voluntarios se les había dicho que el trabajo no se extendería más allá de las 2 de la tarde, lo cual dejaba unas

7 En ambos grupos, los siete encuestadores estaban conformados por seis voluntarios universitarios y una persona de Proética.

61

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

5 horas efectivas de trabajo. Sin embargo, fue difícil comenzar a la hora, sobre todo porque los servidores públicos tardaron en aparecerse. Cada equipo de encuestadores contó con un presupuesto que Proética financió para cubrir las movilidades internas y los refrigerios de los encuestadores (alrededor de 20 soles, 7 dólares, para cada equipo).

Brigadistas encuestando en San Clemente

Durante el trabajo de encuestar, lo más complicado fue encontrar a las personas que conformaban las muestras. Principalmente por lo amplio de los distritos, pero también porque las direcciones de las viviendas no eran conocidas ni por los residentes de los vecindarios. Al final del día, los resultados del trabajo fueron desiguales entre los distritos. Mientras que en San Clemente se habían realizado 340 encuestas de 364, en Pueblo Nuevo sólo se habían realizado 250 de las 400 que se tenían que hacer. Definitivamente el mayor número de personas que conformaron los equipos, 27 en San Clemente versus los 14 de Pueblo Nuevo, marcó la diferencia. Esto a pesar que la muestra en Pueblo Nuevo estaba menos dispersa que en San Clemente. Las encuestas de ambos distritos fueron recogidas por los trabajadores de Proética y llevadas a Lima para ser procesadas. Allí se tuvo que tomar una decisión inmediatamente. Con las encuestas realizadas sólo se podían hacer inferencias en el distrito de San Clemente. Pero aún así, lo que se podía decir era muy poco porque de éstas solo en 250 se había podido entrevistar a un miembro de la familia damnificada. Luego de evaluar lo que se estaba obteniendo y lo que se estaba dejando de obtener, se decidió realizar una segunda salida para completar el número de encuestas en San Clemente. Se decidió bajo el hecho de que las variables a evaluar cambiaban en un mediano y largo plazo, por lo que no habría diferencias en las respuestas de estos damnificados

62

2:
La intervención de Proética

encuestados una semana después. Las encuestas de Pueblo Nuevo se dejaron pendientes para más adelante, ya que además del hecho de que eran muchas más las encuestas que faltaban realizarse, existía el desafío de conseguir voluntarios para realizarlas debido a que ya no se contaba con el apoyo de los alumnos universitarios (ya había terminado el tiempo pactado para el voluntariado). Es importante mencionar que el trabajo de la primera salida para la realización de las encuestas en San Clemente motivó tanto a las brigadistas que en la semana salieron a recorrer las zonas alejadas, los centros poblados, del distrito por cuenta propia. Teniendo esto en mente fue bastante sencillo convencerlas de realizar una segunda tanda de encuestas para completar el trabajo. En esta segunda salida varió el día y se realizó el sábado 25. En parte la estrategia era correcta porque el objetivo era encontrar a las personas que no se habían podido hallar el domingo de la semana anterior. Pero al mismo tiempo hacía más complicado encontrarlas porque el sábado es un día laborable. El reducido número de encuestas que se necesitaban para completar la muestra permitió, literalmente, rastrear a las personas hasta poderlas entrevistar. El resultado fue exitoso. Con las encuestas completas, se pasó a la sistematización de la información. Ahí se tuvo un nuevo contratiempo porque no se capacitó adecuadamente a las personas que se contrataron para vaciar la información en la base de datos. El trabajo tuvo que rehacerse, esta vez por el coordinador y el asistente del proyecto, quienes pudieron interpretar de mejor manera las respuestas de las encuestas. Una vez que se tuvieron los resultados procesados se contrastaron con dos datos que sí se conocían del universo para evaluar la coherencia de éstos: la relación de tarjetas entregadas sobre el número de damnificados y la proporción de damnificados que había elegido la utilización de las tarjetas Banmat solas (opción II) o con un programa del Fondo Mivivienda (opción I). Al hacer esta corroboración se descubrió que los datos encontrados no coincidían con los datos reales del porcentaje de avance de entrega de las tarjetas a los damnificados. En San Clemente la diferencia era de 10% (de 40% a 50% según la encuesta). Sin embargo, el dato de la elección de las opciones sí coincidía. Luego de discutir los resultados con otros estadísticos se concluyó que la metodología aseguraba la veracidad del resultado, sin embargo, el problema se encontraba en las respuestas de los entrevistados, quienes no conocían la diferencia entre solo haber recibido la constancia de damnificado y haber recibido el Bono 60008.
8 Realmente se llegó a esta conclusión luego de realizar las encuestas en Pueblo Nuevo, donde la diferencia fue aún mucho mayor, de 7% que era el dato real a 37% según los resultados de la encuesta. Este fue uno de los problemas ocasionados por no poder realizar una encuesta piloto que permitiera la correcta redacción de las preguntas que la componían.

63

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

Las conclusiones más importantes que se hallaron en San Clemente fueron las siguientes: El 51,1% de las familias damnificadas había podido empezar a reconstruir sus viviendas (Gráfico 1) pero sólo el 39,3% de éstos contaban con techo, paredes, piso, puertas y ventanas de forma definitiva. En el Gráfico 2 se muestra cuál era el avance entre los que ya habían podido empezar a reconstruir. Los números del “0” al “4” representan cuántos de estos 4 elementos se encontraban, de forma definitiva, en las viviendas que se estaban reconstruyendo. Mientras que un 96% ya contaba con las paredes, un 63% tenía techo, un 49% tenía piso y sólo un 40% contaba con puertas y ventanas. Gráfico 1. San Clemente: ¿Ha empezado a reconstruir su vivienda?
60

51.36%
50 40 30 20 10 0

48.64%

Porcentaje

No

Reconstruyo Vivienda

Gráfico 2. San Clemente: ¿Cuánto ha avanzado en la reconstrucción de su vivienda?
3 0 1 2 3 4

21.4 39.3

19.6 16.7

Finalmente, tal como se muestra en el Gráfico 3, el 20,8% de la población de San Clemente seguía habitando en viviendas temporales y el 34,1%!

64

2:
La intervención de Proética

se mantenía en las mismas viviendas que fueron dañadas por el terremoto y declaradas por el municipio como inhabitables. Gráfico 3. San Clemente: ¿Dónde se encuentran viviendo actualmente los damnificados?
Vivienda Actual 5%
Vivienda que desea construir

34%

40%

Vivienda Temporal Vivienda Afectada por el Sismo Otros

21%

Estos resultados fueron presentados en el marco de los 2 años de sucedido el terremoto. La presentación se hizo en el municipio de San Clemente, delante de las brigadistas y algunos regidores (aunque el alcalde prometió estar presente nunca apareció). Los resultados sorprendieron inclusive a los propios pobladores, quienes se encontraron con una situación aún más crítica de la imaginada. La principal conclusión que se transmitió fue que los resultados de la encuesta demostraban la urgencia de la implementación de un programa de vivienda que se ajuste a la realidad de su distrito. Quedó demostrado que inclusive aquellos que habían recibido el Bono de 6000 soles no pudieron reconstruir sus viviendas y que fueron muy pocos los que lograron acceder a la donación complementaria del Fondo Mi Vivienda, que les otorgaba 13 mil soles más (sólo el 13,5% pudo acceder). A 2 años del terremoto el avance de la reconstrucción de las viviendas estaba al 20%. Es decir aún 1900 familias no podían terminar de reconstruir sus viviendas y, de éstas, 1150 familias ni siquiera habían podido empezar a hacerlo. Dos semanas después de culminar el trabajo en San Clemente se pudo completar de la misma manera las encuestas en el distrito de Pueblo Nuevo. La falta de encuestadores se superó trasladando a las brigadistas de San Clemente. Lo cual dejó un precedente importantísimo de lo que se podría lograr con una mayor coordinación entre los comités distritales de Defensa Civil. El equipo que se conformó de 20 brigadistas de San Clemente, 8 funcionarios del municipio de Pueblo Nuevo y 2 trabajadores de Proética fue suficiente para completar las 200 encuestas que faltaban realizar. Todo este esfuerzo significó entre las movilidades y la alimentación

65

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

alrededor de 900 soles ($300), costo que se podría reducir aún más si se lograse contar con una mayor cantidad de voluntarios en el distrito. Los resultados de Pueblo Nuevo fueron los siguientes: El porcentaje de las familias que había comenzado a reconstruir sus viviendas era muy parecido al hallado en San Clemente: 52% (Gráfico 4). Sin embargo, entre estos el avance era ligeramente menor, teniendo solo un 35% de familias que ya contaban con viviendas que tuviesen los elementos básicos: techo, paredes, piso, puertas y ventanas (Gráfico 5). Destaca negativamente el gran número de viviendas que ya habían empezado a reconstruir pero que aún no tenían ni siquiera las paredes terminadas. Al igual que en el otro distrito, las paredes son lo primero que se reconstruye (85%), pero la diferencia es que luego se encuentran las puertas y ventanas (62%), seguido de los techos (53%) y finalmente los pisos (44%). Gráfico 4. Pueblo Nuevo: ¿Ha empezado a reconstruir su vivienda?
60.00%

52.19%
50.00% 40.00% 30.00% 20.00% 10.00% 0.00%

47.81%

No

Gráfico 5.Pueblo Nuevo: ¿Cuánto ha avanzado en la reconstrucción de su vivienda?

12.63% 35.26% 0 1 2 3 4

17.36%

16.33%

18.42%

66

2:
La intervención de Proética

Con respecto a la situación en la que estaban viviendo las familias damnificadas de Pueblo Nuevo se encontró que el 45% se encontraba en viviendas temporales (carpas, módulos de madera, etc.). Aparentemente la ayuda que han recibido les ha permitido abandonar las viviendas que estaban declaradas como inhabitables y comparativamente la proporción de familias que permanece en estas viviendas (11%) es mucho menor que en San Clemente. Gráfico 6. Pueblo Nuevo: ¿Dónde se encuentran viviendo actualmente los damnificados?
Vivienda Actual

5% 11% 39%
Vivienda que desea construir Vivienda Temporal Vivienda Afectada por el Sismo Otros

45%

Realizar las encuestas permitió afirmar que es sumamente importante tener un conocimiento veraz sobre la situación en la que se encuentra una población luego de los estragos de un desastre, para así poder implementar las acciones apropiadas para cada distrito. Asimismo, es importante levantar información de forma periódica para ajustar las medidas que sean necesarias para ayudar a los damnificados a recuperarse más rápidamente. Por último, quedó demostrado que es un trabajo posible de realizar. Más aún, que es un trabajo que invita a la población a participar porque es un tema que genera un gran interés.

67

Transparencia y vigilancia ciudadana

3

en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

Conclusiones

Este trabajo de investigación no sólo ha permitido tener una visión más clara sobre el proceso de reconstrucción y la gestión del Estado en esta tarea, también ha dejado muchos aprendizajes que son relevantes para todos aquellos que tengan la intención de implementar medidas de transparencia y de vigilancia ciudadana, más aún si esa pretensión se encuentra enmarcada en un escenario post desastre. Respecto a lo primero ya se ha hecho el trabajo de síntesis (el cual se encuentra desarrollado en el punto III.1 “Sobre el diagnóstico”), por lo que estas conclusiones se centrarán en las lecciones metodológicas referidas a la etapa de intervención y en las reflexiones que contribuyan a iluminar el aún nebuloso camino de cómo luchar contra la corrupción. La conclusión general es que efectivamente sí se pueden implementar mecanismos de transparencia y vigilancia ciudadana, aún en contextos tan difíciles como los que se configuran luego de los estragos de un desastre. No obstante, su aplicación no es sencilla ni mucho menos se produce de forma espontánea. No basta con contar con un marco normativo favorable, se necesitan actores comprometidos en sacar estas medidas adelante. Aunque es cierto que contar con la voluntad política de las autoridades facilita enormemente la posibilidad de implementar medidas de esta naturaleza, también es cierto que esta voluntad raramente aparece (por lo menos de forma natural). Hay que tener en cuenta que cuando se desarrollan iniciativas anticorrupción que son promovidas y se sostienen en la sociedad civil, se deben considerar las capacidades y competencias propias de las organizaciones involucradas. Aunque la lucha contra la corrupción es fácilmente asociada a la idea de una “cacería” (de corruptos), lo cierto es que ésta difícilmente se podrá lograr desde la sociedad civil. Las iniciativas anticorrupción que tienen como propósito colgar las cabezas de las autoridades no sólo suelen ser inefectivas para resolver los problemas de fondo, sino que además consumen muchas energías y recursos que, al no conseguir los resultados esperados, generan un efecto inverso: desesperanza, la sensación de impunidad, etc; la sensación entre la población de que los problemas de corrupción jamás podrán superarse. Por ello el propósito último, de las medidas de transparencia y vigilancia que provengan de la ciudadanía, deberá ser el de contribuir a mejorar la eficiencia de aquello

68

3:
Conclusiones

que se haya elegido como objeto de la vigilancia. El procesamiento y la sanción a los corruptos hay que dejárselas a las entidades competentes (tales como la Contraloría, la Fiscalía y el Poder Judicial) que sobre la base de escenarios más transparentes se encontrarán en mejores condiciones para realizar su trabajo. Bajo esta premisa fue que las acciones comprendidas en este proyecto intentaron contribuir a que el proceso de reconstrucción avanzara de una mejor manera. Sin embargo, definir correctamente el objetivo de la iniciativa que se desea implementar es sólo el primer paso. Existen otros elementos que deben ser tomados en cuenta si se desea garantizar el éxito de la misma. En primer lugar, se debe evaluar la pertinencia de implementar una estrategia anticorrupción. Y esto sólo se puede decidir conociendo adecuadamente el funcionamiento del proceso en el que se quiere intervenir, identificando los problemas que están afectando su eficiencia y evaluando la prioridad que tenga la corrupción dentro de estos problemas. En ese sentido, implementar medidas que mejoren los niveles de transparencia no siempre será suficiente para superar los problemas de gestión que estén perjudicando el proceso de interés. Para evidenciar este punto basta con recordar lo sucedido durante la presente investigación. La vigilancia ciudadana que se quiso poner en práctica sobre las obras públicas de reconstrucción tuvo un inconveniente medular: eran muy pocas las obras públicas que estaban siendo reconstruidas. El diagnóstico elaborado para esta investigación ya había dado cuenta que los problemas de corrupción eran relativamente inferiores frente a los problemas de descoordinación, carencia de capacidades y falta de voluntad política; que dificultaban la elaboración de expedientes técnicos y la transferencia presupuestaria para reconstruir las obras públicas. En otras palabras, de acuerdo al diagnóstico, la estrategia para mejorar el proceso de reconstrucción no sólo debía de incluir el levantamiento y difusión de la información del proceso sino que debió haber incluido acciones de capacitación de los funcionarios (sobre todo a los del nivel distrital y provincial), así como el proponer un reordenamiento al interior del Estado para la atención oportuna y adecuada a la reconstrucción, fortaleciendo de esta manera al ente conductor y simplificando los pasos administrativos que este proceso implicaban. Definitivamente este era un desafío que estuvo por encima de las capacidades de Proética. En este sentido uno de los aprendizajes obtenidos es que la estrategia que se desea implementar no debe iniciarse sin antes revisar qué acciones están realizando o planeando realizar otras organizaciones sobre el mismo tema. La socialización de la iniciativa con organizaciones locales no sólo

69

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

mejorará la propuesta sino que es un excelente medio para la creación de alianzas que beneficiarán los resultados de la misma. Una vez que la estrategia está definida se tienen que contactar a los actores involucrados para poder poner en marcha las medidas de transparencia y de vigilancia ciudadana. Hay que tener en cuenta que en escenarios post desastre la utilidad de estas medidas se encuentra directamente relacionada a la prontitud con la que se implementan. Consecuentemente, el impacto que tengan será mucho mayor si se logran efectuar desde la etapa de la emergencia.

1. Transparencia
Con respecto a la transparencia es indispensable trabajar con los funcionarios públicos, porque son ellos los que poseen la información. Aunque exista un marco normativo favorable para obtener la información pública, hasta que éste no cuente con las medidas coercitivas necesarias (las sanciones) que los obliguen a brindarla, se tiene que obtener el apoyo de las autoridades de las instituciones involucradas por voluntad propia. La única manera de lograrlo es convenciéndolos de que la entrega de la información les será beneficiosa para ellos (ya sea para su imagen o su gestión). Es importante que estos compromisos se hagan de forma pública para que luego se pueda ejercer mayor presión social en caso se retracten y no quieran cumplir su palabra. Cuando se requiere información de muchas instituciones, y con una actualización permanente, deben considerarse mecanismos que sean viables tanto para aquellas instituciones que brindarán la información como para la entidad interesada en sistematizarla. La utilización de sistemas informáticos que recojan la información automáticamente de otras bases es la manera más eficiente, sin embargo esta opción demanda un nivel tecnológico e informático que no es fácil de encontrar. En casos donde por lo menos existe el soporte electrónico (que las instituciones tengan computadoras y acceso a internet) se pueden crear softwares (“aplicativos”) que les sirvan a ellos para ordenar la información y al mismo tiempo que sean útiles para los fines de sistematizar y difundir la información de interés. En los casos donde ni siquiera existan estas condiciones mínimas se tienen que emplear sistemas más “artesanales” para la sistematización de la información. Para ello se pueden crear redes de informantes conformados por representantes de organizaciones locales, periodistas o líderes que tengan interés en el tema que se esté trabajando. Para simplificar los gastos logísticos, debería de considerarse como integrantes de la red a aquellos que tengan un desplazamiento frecuente entre sus localidades

70

3:
Conclusiones

y la capital provincial o regional, donde se centralice toda la información. Por último, luego de acceder a la información deseada el siguiente paso será su difusión. Deben utilizarse medios que tengan llegada y sean accesibles a la población objetivo. En este campo el gran obstáculo son los recursos que se necesitan para poder difundir la información, más aún si se pretende que este trabajo se sostenga luego de que el proyecto, que tiene financiamiento, termine. Al momento de elegir el medio de difusión hay que considerar su cobertura, su costo, los horarios disponibles (si se trata de radio o televisión), su situación legal (los medios piratas pueden cerrar intempestivamente) y los aliados que se tengan (para abaratar los costos). Las radios son el principal medio masivo pero es sumamente costoso si es que se quiere trabajar con aquellas que tienen mayor sintonía. Los periódicos pueden ser utilizados para publicar los resultados progresivos, pero también son bastante onerosos. El medio comparativamente superior a los otros es el portal electrónico (el uso de una página web). No sólo es significativamente más económico sino que permite una dinámica muy positiva entre los informantes y los informados, permitiéndoles intercambiar sus roles con facilidad. El soporte electrónico es el soporte ideal cuando se necesita almacenar gran cantidad de información y difundirla en un ámbito geográfico muy amplio. Sin embargo, aquello que lo hace fuerte y lo hace destacar, se convierte en un reto si es que no se cuenta con una población que tenga acceso y esté familiarizada con el uso de la internet. Esto significa que para poder utilizar este medio se debe desarrollar capacidades básicas en el manejo de la internet en la población objetivo. Lo que podría verse como algo negativo es todo lo contrario. Ya que si se asumen estas capacitaciones como un producto complementario a los objetivos que tenga la iniciativa en cuestión, se entenderá que esta inversión tiene altos réditos para el capital social. Claro, de forma complementaria es recomendable que mientras se instale en la población estas competencias, se utilicen otros medios de difusión de la información más directos y de más fácil acceso, como son las audiencias públicas, los periódicos murales y los boletines. Entonces, los tres grandes desafíos para implementar mecanismos de transparencia son: 1) Conseguir la voluntad de las autoridades (involucradas en el proceso de interés). 2) Implementar un mecanismo de recojo de información que permita una actualización oportuna y que sea sostenible en el tiempo. 3) Contar con una estrategia de difusión que permita a la población permanecer informada.

71

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

2. Vigilancia ciudadana
Para poder impulsar un ejercicio de vigilancia ciudadana lo primero es definir el objeto: ¿Qué se vigilará y cuál es el propósito de hacerlo? Por ejemplo, en este proyecto lo que se quiso vigilar fue el proceso de reconstrucción para evitar que actos de corrupción lo estuviesen perjudicando en tiempo (de espera) o calidad (de las obras reconstruidas). Luego se debe identificar a los actores que realizarán la vigilancia. La idea es que se seleccione a los grupos que le puedan dar sostenibilidad a la iniciativa, es decir que tengan la motivación para llevarla a cabo voluntariamente. Para ello existe el consenso, entre los que promueven este tipo de prácticas ciudadanas, de que tiene que ser realizada por los grupos que tengan un interés directo con el bien o servicio público que se plantea vigilar. Entonces, para vigilar la reconstrucción se hacía evidente que los elegidos para realizarla serían los beneficiarios de las obras públicas que se estaban reconstruyendo. Sin embargo, no siempre lo que es considerado importante por el equipo impulsor tiene el mismo valor para las personas que realizarán la vigilancia. Por ello es imprescindible que el objeto de vigilancia sea discutido entre quienes se espera que lo vigilen. Esta conclusión surgió como aprendizaje al tratar de que los dirigentes de la sociedad civil vigilaran las obras públicas que se estaban reconstruyendo. Lo que para Proética era evidente para ellos no lo era tanto: ¿Qué ganarían ellos vigilando el proceso de la reconstrucción? Por más de que la actividad de vigilancia estaba diseñada para que la demanda de energías y recursos fuese mínima, algo tenían que poner de su parte y por tanto deseaban algo a cambio. Proética, de acuerdo a la teoría, les proponía que su ganancia fuese obtenida a través de las obras públicas que serían reconstruidas oportunamente y bajo estándares óptimos de calidad. Sin embargo, ellos no lo veían de la misma forma. ¿Qué sucedía? Por un lado, las expectativas eran prácticamente nulas en relación al impacto que su trabajo podría generar en la gestión de sus autoridades para la reconstrucción de sus distritos. Esto se explicaba por la falta de voluntad política, las limitadas capacidades de sus autoridades y por los intereses corruptos que estos podían tener. Por otro lado, la población contaba con una precaria conciencia de su ciudadanía y sobre la importancia de contar con determinados servicios públicos (vinculados a las obras que perdieron). Existía un conformismo generalizado en relación a las obras y servicios públicos que recibían, ya que inclusive antes del terremoto estas obras no existían o en todo caso los servicios que brindaban eran muy precarios. Como se ha mencionado a lo largo del texto: comisarías sin policías, redes de agua sin agua, centros de salud con equipos obsoletos o

72

3:
Conclusiones

sin medicamentos, etc. Sobre la constatación de este escenario, el desafío se halló en cómo poder interesar a una población que no sentía que la falta de estas obras públicas afectaba sus vidas. Finalmente, luego de todo este trabajo de reflexión, se llegó a la conclusión de que para los damnificados el proceso de reconstrucción no era fácil de distinguir del proceso de urbanización en el que aún se encuentran inmersos: ¿Por qué la reconstrucción de la red de agua en el casco del distrito va a ser más importante que su ampliación en las zonas periféricas? O ¿por qué la reconstrucción de una plaza va a ser más importante que el asfaltado de un camino o la construcción de un puente que siempre se necesitó?

Vista panorámica de Tallamana, Los Aquijes, Ica. (21/03/09)

El efecto positivo de este fenómeno, en algunas autoridades y ciudadanos, fue la toma de conciencia de las obras y servicios de los que carecían y necesitaban en sus distritos. Para estas personas el terremoto se entendió entonces como una oportunidad para acelerar en algo el lento proceso de desarrollo de su localidad. Tal como el alcalde de Huaytará enfatizó9:

9 Estas fueron las palabras del alcalde, Raúl Paredes, en su intervención en la audiencia pública organizada por el diario El Comercio en Ica, el 23 de febrero de 2008.

73

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

“el terremoto es lo mejor que nos ha pasado” (haciendo alusión a que el gobierno central por fin había puesto atención en ellos). Por su parte el gobierno central encaró las nuevas demandas a través del juego político, con miras a las elecciones municipales del 2010. Lo técnico quedó en un segundo plano, junto con el plan de reconstrucción. En síntesis, es necesario que el objeto de vigilancia se amolde y sea apropiado por los actores que hayan sido identificados para realizarla. Aunque la motivación se puede generar, la actividad tendrá mucho mejor augurio si parte de un verdadero interés de aquellos que se espera realicen el ejercicio. En ese sentido, aquel objeto de vigilancia, construido en la oficina, debe ser lo suficientemente flexible para convertirse en una actividad valiosa para los vigilantes. Por ejemplo, en el caso de este proyecto, quedó como lección que a pedido de los comités de vigilancia distritales también se debió incluir en la lista de obras a vigilar algunas que no fuesen de reconstrucción. Es decir, obras nuevas (como asfaltados, parques, monumentos, etc.) que los actores locales tuviesen la vocación de vigilar. Asimismo, quedó claro que el tema de la reconstrucción de las viviendas pudo haber involucrado mucho más a la sociedad civil en la actividad de monitoreo que el de las obras públicas. Sin motivación no existe vigilancia ciudadana. Ahora bien ¿todo tipo de motivación es válida? Al propiciar un trabajo de vigilancia es inevitable involucrarse en diversos juegos de poder. Están los que quieren deslegitimar a la autoridad de turno, los que se quieren perfilar o consolidar su rol como dirigentes locales, los que buscan algún beneficio material, entre otros. A pesar de esta gran variedad de intereses, la respuesta es que sí; todo tipo de motivación es válida siempre y cuando esas motivaciones no los lleven a desvirtuar el propósito del ejercicio de vigilancia. No obstante, la entidad que se encuentre detrás de la iniciativa tiene la obligación de monitorear a sus equipos vigilantes para velar porque siempre se trabaje bajo los principios de la verdad y que no utilicen su nombre (el de la organización) para legitimar difamaciones. El vigilante ideal (aquel que vive en la zona de intervención, que tiene disponibilidad de tiempo, recursos para trasladarse, con la educación secundaria terminada y con vocación de servicio hacia su distrito y sus vecinos) es muy difícil de hallar. Por ello, la metodología, la estrategia para realizar el ejercicio de la vigilancia, también debe adaptarse al grupo con el que se trabajará, y sobre todo a las personas que lo integran. Tiene que considerarse sus tiempos, sus recursos, sus conocimientos y sus intereses. Si son varios los grupos con los que se trabajará, se deberían de diseñar versiones que se ajusten a las características de cada uno de estos. A un grupo vigoroso con ganas de hacer cosas que se le exige poco, se aburre. A un grupo débil que se le exige mucho, se estresa. Ambos escenarios conllevan a una deserción de los integrantes.

74

3:
Conclusiones

Finalmente, todo lo mencionado anteriormente podría no conducir a nada si es que la actividad de la vigilancia no tiene resultados palpables que motiven a los vigilantes a seguir trabajando. Para lograrlo, en primer lugar se debe de tener muy presente cuál es el propósito de la vigilancia. No se trata de colgar corruptos, se trata de contribuir a mejorar la gestión de las instituciones involucradas en el proceso seleccionado. Si se tiene claro esto, los esfuerzos se concentrarán en buscar acuerdos con las autoridades de los niveles correspondientes para ir implementando mejoras que respondan a los problemas detectados en las actividades de vigilancia ciudadana. Asimismo, es importante para los vigilantes ser reconocidos. En este sentido es importante difundir quiénes son y qué están haciendo. El portal Web es también el medio perfecto para lograr este propósito. De esta manera, los desafíos de la vigilancia ciudadana empiezan por: 1) Definir un objeto de vigilancia y una metodología que sean lo suficientemente flexibles para adaptarse a distintos grupos y a sus intereses. 2) Identificar a los actores que quieran y puedan poner en ejercicio las actividades y adaptar el objeto de la vigilancia a sus propios intereses. 3) Generar las condiciones necesarias, básicamente mediante lobbies (cabildeos) con las autoridades correspondientes, para que los hallazgos que arrojen las actividades de la vigilancia generen cambios en la gestión que sean positivos para los vigilantes y para la población objetivo en general.

75

Transparencia y vigilancia ciudadana

4

en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

Recomendaciones

1. Recomendaciones: Hacia una estrategia que reduzca los riesgos de corrupción en escenarios post desastre.
Introducción Tal como se ha puesto énfasis a lo largo del texto, los desastres naturales dejan tras su paso, además de destrucción, condiciones muy favorables para la aparición de la corrupción. Las grandes sumas de dinero que se invierten para atender la emergencia y la reconstrucción, la inmediatez con la que se tiene que actuar y el laxamiento del control que esta reacción rápida demanda; son los elementos que explican los grandes riesgos de que se cometan actos corruptos. Durante el trabajo que realizó Proética se fueron recopilando ideas acerca de cómo contener estas condiciones para reducir los riesgos de corrupción en los escenarios post desastres. Estas ideas provinieron de las lecturas complementarias que se revisaron y de las reflexiones que el mismo trabajo de campo fue generando. Las recomendaciones que se desarrollan a continuación están ordenadas en tres momentos: i) La Prevención: antes de acontecido el desastre; ii) La Emergencia: desde que ocurre el desastre hasta que se estabilizan las condiciones mínimas para la vida de los damnificados; iii) La Reconstrucción: el periodo que toma reconstruir la infraestructura perdida. Antes de dar paso a estas recomendaciones se tiene que tener siempre presente que cualquier esfuerzo anticorrupción, en este campo de los desastres u otro, tiene un objetivo concreto: mejorar la eficiencia. Por ello, las medidas que se implementen para reducir los riesgos de corrupción deben de ir de la mano de mejoras en la gestión (organización, coordinación, planificación, etc.) de las instituciones públicas y privadas involucradas en los trabajos que impliquen la atención de desastres, sean estos naturales o tecnológicos. 76

4:
Recomendaciones

Muchas veces los problemas de corrupción se esconden tras problemas reales de gestión o se confunden con estos. Por eso es tan importante que junto con identificar las medidas que ayuden a evitar los problemas de corrupción se discutan aquellas que mejoren el desempeño de las instituciones responsables. Prevención: La prevención corresponde al periodo previo al desastre. Es aquí donde existe el tiempo para evaluar, planificar y organizarse con el propósito de estar preparados para enfrentar cualquier eventualidad. Este es el momento más fértil para implementar medidas que contengan los daños que un desastre puede provocar. • Medidas para mejorar la gestión: a) Fortalecimiento y posicionamiento del INDECI. Esta es la principal medida de prevención que el Gobierno tiene que implementar para que el país se encuentre mejor preparado frente a futuras situaciones de desastres. Para lograrlo se necesita un apoyo político y económico. En primer lugar, se deben transferir los recursos necesarios a los Gobiernos Regionales, que ahora son los responsables de estos temas a nivel regional, para poner en funcionamiento los comités en sus tres niveles (regional, provincial y distrital) y contar con una red de comunicaciones que les permita estar interconectados. El mayor desafío al que se debe hacer frente es el de lograr que las oficinas y comités distritales de Defensa Civil se encuentren efectivamente operativas. Es a ese nivel que se tienen que asegurar los recursos para contar con el personal idóneo, tener las herramientas de rescate (en muchos distritos estos comités también realizan las labores de salvataje y atención de incendios), los instrumentos de comunicación y tener las capacitaciones necesarias. Asimismo, en toda la estructura del Sistema Nacional de Defensa Civil, todos los que la integran, deben conocer perfectamente sus roles. La comunicación es clave para la coordinación entre éstos y por eso es necesario el uso de tecnología de comunicaciones (incluyendo tecnología satelital). Las autoridades y la población deben estar capacitadas y deben de contar con sus planes de atención de desastres actualizados. Es tan importante que estos comités estén operativos que algunos recomiendan que la Contraloría se encargue de corroborarlo. Los recursos deben de proveer a los almacenes intermedios los suministros necesarios para la atención oportuna en situaciones de rescate. Debe quedar claro que el Instituto Nacional de Defensa Civil es el ente especializado para tratar todos los temas de prevención, de la emergencia y de la reconstrucción; por ello su fortalecimiento serviría de plataforma para el resto de medidas

77

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

que se deben tomar y que se detallan a continuación. Organigrama del Sistema Nacional de Defensa Civil
JEFE DE ESTADO
PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS COMISIÓN MULTISECTORIAL DE PREVENCIÓN Y ATENCIÓN DE DESASTRES

SECTOR PÚBLICO INCLUYE INSTITUCIONES Y EMPRESAS DEL ESTADO

INDECI
SECTORES
III IV V

OFICINAS DE DEFENSA CIVIL GOBIERNOS REGIONALES

OFICINAS DE DEFENSA CIVIL

DIRECCIÓN REGIÓN DE DEFENSA CIVIL COMITÉS DE DEFENSA CIVIL REGIONALES COMITÉS DE DEFENSA CIVIL PROVINCIALES COMITÉS DE DEFENSA CIVIL DISTRITALES

I

II

GOBIERNOS REGIONALES OFICINAS DE DEFENSA CIVIL MUNICIPALIDADES PROVINCIALES

GOBIERNOS LOCALES

OFICINAS DE DEFENSA CIVIL MUNICIPALIDADES DISTRITALES OFICINAS DE DEFENSA CIVIL

Fuente: INDECI (www.indeci.gob.pe)

b) Ordenamiento territorial. Es necesario elaborar un mapa de riesgos donde se consideren las zonas riesgosas según los posibles desastres naturales y tecnológicos que puedan ocurrir. En este sentido será útil tener también identificadas las zonas donde se puedan instalar viviendas de emergencia y refugios. c) Una base de datos de la población. Para la atención oportuna durante la emergencia y también para evitar que personas inescrupulosas se aprovechen de las emergencias, es necesaria la actualización de una base con los datos de la población de cada distrito. Por lo menos una que cuente con los nombres completos, las edades y las direcciones de los pobladores de cada localidad. d) Inspecciones técnicas a las instalaciones. Un elemento crucial para evitar la pérdida de vidas son las condiciones de seguridad con las que cuentan las viviendas y los edificios de la zona afectada. Por un lado, se deben de evaluar las estructuras de las instalaciones de acuerdo al suelo donde se hallan. Asimismo, que cuente con los espacios y las herramientas que aseguren las condiciones de seguridad en caso de que se produzca un siniestro. Los municipios son los responsables de velar por el cumplimiento de estos estándares a través de sus oficinas

78

4:
Recomendaciones

de Defensa Civil. Las inspecciones deben de realizarse a todas las instalaciones, sean estas de cualquier tipo de propiedad o uso: iglesias, colegios, centros de salud, comisarías, etc. e) Mantenimiento de las obras públicas. El mantenimiento de las obras es importante porque prolonga su tiempo de utilización y porque previene estragos mayores en caso de suceder desastres. Además, hacer mantenimiento siempre es más económico a la larga. f) Fondo especial para contingencias de desastres. Es necesario contar con un fondo específicamente asignado para eventos de desastre. La atención de la emergencia y la reconstrucción implican tareas sumamente costosas y que demandan una reacción inmediata. Teniendo en cuenta que los desastres naturales y tecnológicos son recurrentes, contar con un fondo especial ayudaría a estar mejor preparados para superar estos sucesos. g) Centros de salud equipados. En situaciones de emergencia, como las que se viven luego de un desastre, es cuando más se necesita que los centros de salud se encuentren abastecidos con los medicamentos y equipos de acuerdo a sus categorías de establecimiento. Sobre esta base se puede calcular cuál es el déficit real durante las emergencias y no estimar en base a supuestos que no coinciden con lo que efectivamente se cuenta en estos centros. h) Población organizada. Tal como lo detectó el INDECI, aquellas localidades que se encontraron organizadas antes del sismo supieron superar de una forma más eficiente la emergencia. Es importante que se cuente con delegados de Defensa Civil que conozcan de primeros auxilios y puedan orientar a sus vecinos durante el siniestro. Asimismo, organizándose, deben de identificar las zonas de seguridad donde la comunidad pueda resguardarse. i) Manual que regule la entrega de ayuda. Mucha de la confusión durante la repartición de las donaciones provino de la falta de experiencia de las autoridades para organizarse en la entrega de los víveres que fueron llegando a sus distritos. De igual manera la intervención directa de actores privados complicó la atención equitativa de los damnificados. En ese sentido es necesaria una guía que ordene la repartición de la ayuda a los damnificados. j) Red de comunicadores. Una de las solicitudes del INDECI es que se construya una red de corresponsales de Defensa Civil, que estén capacitados para mantener a la población y a las autoridades debidamente informadas. Para ello sería necesario identificar a los comunicadores (principalmente radiales) que quieran formar parte de esta red. 79

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

• Medidas Anticorrupción a) Autoridades sensibilizadas y con conocimiento de la ley de Transparencia. Es importante que para los momentos de emergencia y reconstrucción las autoridades a cargo tengan no solo conocimiento de las normas referidas a la transparencia y rendición de cuenta, sino que deben de entender su importancia y mantenerlas como doctrinas dentro de su gestión. b) Participación Ciudadana. Para que la población ejerza su ciudadanía es necesario que conozca sus derechos. Concretamente para ganarle espacio a los actos corruptos es importante que la gente también conozca muy bien aquellos derechos que le otorga la Ley de Transparencia. c) Evaluación de riesgos anticorrupción adelantada. Algunos especialistas recomiendan que en los momentos de tranquilidad, se aproveche para hacer diagnósticos que arrojen los riesgos de corrupción vinculados a los procesos de gestión relacionados a la atención de emergencias y a la reconstrucción, considerando además a los actores involucrados en estos trabajos. d) Fortalecer los sistemas administrativos y financieros. Se deben implementar sistemas que faciliten el rastreo del dinero utilizado en la atención de la emergencia y la reconstrucción. Así se facilitará cualquier investigación sobre presuntos actos de corrupción. e) Mejoramiento del sistema de justicia para procesar correctamente las denuncias de corrupción. El principal detractor de cualquier iniciativa anticorrupción es la impunidad y hasta que no se cuente con un sistema de justicia eficiente y probo, principalmente con una Fiscalía y un Poder Judicial correctos, será muy difícil acabar con ella. Emergencia La etapa de la emergencia empieza inmediatamente después de sucedido el desastre y tiene una duración de entre 6 y 12 meses. En este momento el tiempo para planificaciones es casi inexistente (por eso es tan importante la etapa de prevención), por lo que se tiene que actuar de forma automática. En este periodo se realizan las acciones de rescate, la contención de epidemias y, en general, la estabilización de las condiciones básicas para la vida de las personas que se encuentran en la zona afectada por el desastre. La emergencia es el momento más sensible a los actos de corrupción.

80

4:
Recomendaciones

Existe una relación directa entre el grado de necesidad y la proliferación de actos de corrupción. Esto tiene que ver con el laxamiento de los controles para facilitar la atención oportuna a los damnificados. Asimismo, la inmediatez dificulta poder tomar medidas correctivas durante los trabajos de atención a la emergencia, por ello la mayoría de las medidas que se señalarán a continuación deberían de ser por lo menos consideradas con anterioridad al desastre. • Medidas para mejorar la gestión: a) Realizar un catastro inmediato de daños. Esta información es indispensable para poder atender a los damnificados. Debe ser consolidada por los comités distritales de Defensa Civil y luego remitida a las oficinas provinciales, regionales, hasta llegar a la oficina central del INDECI, donde se debe procesar toda la información. Esta es la medida primordial para poder realizar luego una distribución de las donaciones ordenada y reducir el riesgo de que personas inescrupulosas se puedan beneficiar ilegítimamente de la ayuda que se otorga a los reales damnificados. Con este punto se vuelve a evidenciar la necesidad de fortalecer el SINADECI, partiendo desde sus comités locales. b) la ayuda debe de estar bien dirigida y debe ser oportuna. La atención debe ser precisa y diferenciada por el tipo de necesidades que tengan las poblaciones damnificadas. En algunos casos lo primordial serán los alimentos, en otros las viviendas, en otros el agua, etc. Por ello la información sobre los daños debe estar centralizada, así como las decisiones para la distribución de la ayuda. Todo siempre de manera eficiente porque el tiempo se encuentra siempre en contra. Algunos instrumentos que servirán para hacer más precisa la distribución serán, por un lado, las tecnologías audiovisuales, como las fotografías aéreas, y por el otro, mecanismos que recojan la opinión de los beneficiarios (como son los sondeos, las encuestas y las audiencias públicas). c) Contar con almacenes seguros. La necesidad generalizada, como también la inmoralidad de algunos, pueden llevar a algunas personas a perpetrar asaltos y hurtos que directamente afectan la posibilidad de atender a todos los damnificados. d) Evitar la rotación de los funcionarios responsables. Durante la etapa de emergencia se deben evitar todas las medidas que impliquen un gasto de tiempo innecesario que perjudique a los damnificados. Para ello es necesario contar con los recursos para pagarles sueldos que motiven a los funcionarios responsables a trabajar y para costear las capacitaciones que aseguren su competencia para esos cargos.

81

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

e) Coordinación entre todas las instituciones involucradas para hacer más eficiente la atención. El INDECI debe convocar a las organizaciones involucradas en la atención de la emergencia (a todos los integrantes del SINADECI, cooperantes y sector privado) para organizar la distribución de la ayuda. Esto permitirá hacer focalizaciones y evitará la duplicidad, lo que en conjunto permitirá una superación de la emergencia de forma homogénea y más eficiente en toda la zona afectada. f) Reforzar la coordinación con las agencias cooperantes. Por un lado se debe coordinar mejor con ellos para que las donaciones sean más precisas, de acuerdo a los daños identificados. El ingreso de las donaciones tiene que hacerse de manera ordenada y con la documentación respectiva (inventario de los artículos donados, certificados, etc.). g) Atención de la salud mental y sicológica. Una de las secuelas que es menos atendida, y que la población demanda siempre, son los impactos sicológicos que dejan este tipo de desastres en la población. Por ello deben de instalarse programas para la atención de la salud mental de los damnificados. • Medidas Anticorrupción a) El recibimiento de las donaciones debe ser transparentes. Lo ideal es que las donaciones sean centralizadas por una institución, como el INDECI, para inventariar los artículos recibidos y luego, rápidamente, distribuirlos (de acuerdo a las necesidades identificadas) a almacenes intermedios. Toda esta información debe de estar colgada en el portal Web de la institución en tiempo real. De tal forma que los donantes puedan rastrear sus donaciones y la población sepa qué va a recibir de acuerdo a la zona donde se encuentre. b) la entrega de las donaciones debe ser transparente. En la entrada de los almacenes o de las oficinas donde se realicen las distribuciones de la ayuda deberá haber una lista detallada de los artículos y las cantidades que se entregarán (en un formato oficial del INDECI). Asimismo, deberá haber una lista de las personas que han sido consideradas para recibir la ayuda. Para esto es indispensable que se cuente con la información actualizada de la población de la localidad, para así establecer la lista de jefes de hogar. Algunos recomiendan que, en la medida de lo posible, esta labor sea delegada a personal foráneo para evitar la presión social que pueden recibir las autoridades locales. c) Involucrar en el monitoreo de la distribución de las donaciones a los beneficiarios directos. Hay que utilizar a los propios damnificados para

82

4:
Recomendaciones

filtrar en la distribución a las personas que no han sido damnificadas por el desastre. Este trabajo de identificación de personas que se quieren beneficiar ilegítimamente se tiene que hacer de forma ordenada. Para ello pueden utilizarse canales de denuncia, que luego el municipio o el comité distrital de Defensa Civil deberá corroborar. No se recomienda que las denuncias se traten en audiencias públicas porque se corre el riesgo de que se pierda el control y las decisiones se vean parcializadas por el clamor popular. f) Canales de quejas y denuncias. Se deben preparar protocolos para la recepción y atención de las denuncias de corrupción. Asimismo, se debe involucrar a la Defensoría del Pueblo, para aquellos casos donde los derechos hayan sido vulnerados por las autoridades públicas. Para esto será importante que dichos canales de quejas y denuncias cuenten con mecanismos que protejan a los informantes. h) lenguaje apropiado. La transparencia debe ser transversal a todos los trabajos que involucren la atención de la emergencia. Además, para que esta se haga efectiva la información debe estar publicada en los medios y en el lenguaje apropiado según la realidad de la población afectada. j) Audiencias públicas. Es positivo que los gobernantes muestren una voluntad de rendir cuentas acerca de la gestión de las donaciones recibidas y distribuidas. Esto se debe hacer en todos los niveles de gobierno: distrital, provincial, regional y nacional (si es que corresponde). Asimismo, si se ha permitido la intervención directa de otras organizaciones privadas, a estas también se les debe dar un espacio para que rindan cuentas de su trabajo. k) Elaborar un mapa de riesgos de corrupción. Luego de un tiempo prudente en el que ya se hayan atendido las necesidades básicas de los damnificados, puede resultar beneficioso juntar a las instituciones que toman las decisiones sobre el proceso para identificar los riesgos de corrupción. La elaboración del diagnóstico de riesgos de corrupción debe considerar los puntos vulnerables, las prácticas más comunes y los actores involucrados. Reconstrucción De acuerdo al INDECI, la reconstrucción es “la recuperación del estado pre-desastre, tomando en cuenta las medidas de prevención necesarias y adoptadas de las lecciones dejadas por el desastre”. Además, debe considerarse que según los expertos esta etapa dura entre 2 y 8 años. Aunque la mayor parte de la reconstrucción se realiza una vez superada la emergencia, existen obras que tienen que rehabilitarse inmediatamente

83

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

porque son indispensables para reestablecer las condiciones mínimas para la vida en las zonas afectadas, como son aquellas relacionadas con el agua potable, la electricidad o las vías terrestres. Por lo tanto, esta etapa se inicia casi paralelamente con la atención a la emergencia. Durante la reconstrucción el riesgo de proliferación de actos de corrupción disminuye en relación a la etapa de la emergencia. Sin embargo, los montos involucrados atraen ambiciones corruptas, que se concentran principalmente en las licitaciones para la adjudicación de las obras que se reconstruirán. La dispersión de estas obras, a lo largo de la zona afectada, dificulta la supervisión sobre las entidades ejecutoras (esencialmente municipios) por parte de los organismos públicos encargados de velar por una correcta gestión de estos procesos, tales como la Contraloría General de la República y el Órgano Superior de Contrataciones del Estado. • Medidas para mejorar la gestión: a) Plan de Reconstrucción. Esta herramienta de gestión es indispensable para el desarrollo correcto de todo el proceso. Aquí se debe priorizar y calendarizar las obras, además de identificar claramente a las instituciones que estarán a cargo de las mismas y las funciones que tendrá cada una. El Plan debe ser elaborado durante la etapa de emergencia y de forma participativa para que tenga legitimidad entre la población. Asimismo, es sobre este documento que se deberá evaluar el progreso de la reconstrucción, por eso es importante que sea elaborado sobre la base del diagnóstico de los daños causados por el desastre. b) El SINADECI debe contar con los recursos necesarios. Las oficinas regionales, provinciales y distritales deben contar con los recursos suficientes para acompañar el proceso de reconstrucción, certificando que las nuevas construcciones se estén haciendo con las especificaciones técnicas de acuerdo a su uso y a las condiciones del terreno. Estas oficinas dependen directamente de los gobiernos locales, por lo cual deben darse todas las facilidades para que en escenarios post desastre estos puedan reorientar sus presupuestos para fortalecerlas. Las oficinas de Defensa Civil deben de encontrarse en las condiciones de conformar y dinamizar los comités de Defensa Civil de su jurisdicción, los cuales pueden apoyarse entre sí mediante convenios inter-distritales. Para esto es indispensable involucrar a la población. Un proceso de reconstrucción participativo asegura que las nuevas obras se hagan a la medida y de acuerdo al gusto de la población beneficiada. En esta línea deben de realizarse encuestas para medir el nivel de satisfacción de la gente con la reconstrucción.

84

4:
Recomendaciones

c) los municipios y los otros organismos ejecutores deben de contar con los recursos para iniciar la reconstrucción. Un elemento central es el dinero para ejecutar las obras de reconstrucción y para eso es necesaria una reforma del Estado que simplifique los pasos burocráticos para la aprobación y transferencias de estos fondos. La gran cantidad de pasos que actualmente existen se fundamentan en la desconfianza, la cual se sustenta a su vez en la incapacidad que tienen los funcionarios de las municipalidades y de los otros organismos descentralizados para ejecutar correctamente el presupuesto público. Sin embargo, en un escenario post desastre el aumento de controles en vez de contribuir a la eficiencia del proceso, es perjudicial para el desarrollo de la reconstrucción. Por ello se recomienda adoptar medidas alternativas, tales como el envío de equipos de especialistas que los apoyen en la parte técnica (con residencia en la zona mientras duren las obras), la entrega de fondos complementarios para la contratación de más personal capacitado, la capacitación del personal con el que ya se cuenta, o una combinación de todos estos. d) Involucrar al Sector Privado para reactivar la economía local. Es importante coordinar e involucrar al sector privado para trabajar conjuntamente en un plan para la superación del impacto negativo que los desastres tienen en la economía de la zona afectada por el desastre. Los trabajos de reconstrucción pueden desarrollarse desde esta lógica y para eso es importante que se utilicen los materiales locales, tanto para la reconstrucción de las obras públicas como para las viviendas. e) Debe existir un plan de comunicaciones y de difusión de la información. Es indispensable que se identifique la estrategia más adecuada para mantener informados a la población y a las autoridades locales sobre los avances de la reconstrucción (combinación de medios, canales, periodicidad, etc.). Para ello puede servir un trabajo con los comunicadores y medios de comunicación locales para que apoyen en esta tarea. Es importante hacer públicos los avances y logros para levantar los ánimos de la población damnificada. • Medidas anticorrupción a) Facilitar y difundir la información sobre el proceso de reconstrucción. El Estado deberá asegurar que exista una institución pública que sea la responsable de centralizar y ordenar toda la información referida a la reconstrucción. Para ello, dentro de las otras tareas que tenga a su cargo, deberá coordinar con todas las instituciones públicas y privadas, que estén involucradas en este proceso, para así estar al tanto de todas las acciones que se realicen en el marco de la reconstrucción. Asimismo,

85

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

deberá producir información que facilite a la población enterarse sobre el avance de la reconstrucción (gráficos, estadísticas, videos, etc.); información que debe estar desagregada hasta el nivel distrital. Es indispensable que esta institución cuente con una página Web donde difunda estos datos y permita a la población y a las autoridades locales comentarla y complementarla con información que ellos tengan de primera mano. La página debe dar el soporte para subir información en distintos formatos: textos, fotografías y videos. La página también debe servir para establecer una comunicación fluida entre todos los actores involucrados en la reconstrucción. Si bien este medio es clave, no debe de excluir la utilización de otros. Es más, la información difundida en la página deberá ser adaptada a otros canales (paneles, radio, televisión, boletines, audiencias, etc.) para aquellas poblaciones que no tenga la facilidad de acceder a internet. En el caso de que no exista la voluntad política para brindar información, la sociedad civil organizada debe asumir esta responsabilidad. Como estos trabajos de recojo, procesamiento y difusión de la información demandan muchos recursos; es posible que sean las ONGs las que se encuentren mejor preparadas para hacerse responsable de esta tarea. Sin embargo, es indispensable que trabajen coordinadamente con las organizaciones de base, quienes se encargarán de proveer la información del nivel local. Si el escenario es muy adverso, y además de la falta de voluntad el Gobierno tiene reticencias para brindar la información pública, estas organizaciones de la sociedad civil deberán de ampararse en los derechos de acceso a la información establecidos en la legislación. Asimismo, también pueden buscar apoyo de las organizaciones internacionales cooperantes, las cuales tienen interés en que el dinero que han donado sea bien utilizado. El poder que tienen estas organizaciones cooperantes contribuirá a ejercer presión sobre el gobierno para que transparente su gestión de los recursos destinados a la reconstrucción. b) Vigilancia ciudadana. La participación de la sociedad civil durante el proceso de reconstrucción es fundamental para asegurar que el Gobierno cumpla con sus promesas y que sus comunicados sobre los avances sean veraces. Tal como ya se señaló, la vigilancia de la sociedad civil será en base a lo establecido en el Plan de Reconstrucción. Para comprobar que los avances coincidan con la versión oficial dada por el Gobierno, lo recomendable es que se hagan visitas y se tomen registros fotográficos que luego puedan ser difundidos hacia toda la población. Es importante que este trabajo sea objetivo, es decir deben difundir tanto los hallazgos que demuestren un retraso como aquellos que indiquen un real avance. Los comités de Defensa Civil deberán de liderar este trabajo de vigilancia ciudadana, formalizando esta labor de monitoreo a la reconstrucción como parte de sus labores en los

86

4:
Recomendaciones

contextos post desastre. Es importante sincerar la capacidad real de estos comités y buscar la manera de fortalecerlos, tal como ya se debería de haber pensado y resuelto desde la etapa preventiva. Para ello será clave el apoyo de las ONGs y del sector empresarial privado, para otorgarles los recursos técnicos y económicos que necesiten. Por otro lado, los esfuerzos de vigilancia cobran mayor fuerza y tienen mayor dinamismo cuando se cuenta con canales de comunicación que permitan difundir los hallazgos y facilitar la comunicación entre los que la realizan. c) Canales de quejas y denuncias. Además de la utilización de una página Web que también puede servir para este propósito, es necesario diseñar mecanismos específicos que faciliten las quejas y denuncias, sobre todo por parte de la población. Para esto se pueden utilizar líneas gratuitas telefónicas, buzones en las entidades correspondientes, cabildos abiertos, etc. Para su debida atención, serán necesarios recursos y el apoyo de los jueces de paz y los defensores del pueblo, quienes deberán asegurar el respeto de los derechos de los que se quejan y denuncian. En este sentido, serán necesarios mecanismos de protección de los denunciantes. d) Audiencias públicas. Debe existir una voluntad de rendir cuentas que provenga desde el Gobierno Central. Para la población es muy significativo escuchar directamente de sus autoridades los logros, los desafíos y las dificultades que plantea la reconstrucción. Las audiencias públicas deben de formalizarse, señalándose la periodicidad y las sanciones (para las autoridades que no las realicen). Asimismo, el Gobierno Central debe dar el ejemplo programando sus rendiciones con respecto a los balances sobre la reconstrucción (estos podrían coincidir con los aniversarios). A nivel local, estos espacios también deben ser aprovechados para que las organizaciones privadas que estén interviniendo de forma directa, como las ONGs, también rindan cuentas de su gestión.

87

Transparencia y vigilancia ciudadana

5

en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

Bibliografía

Acción Ciudadana. “Sistematización de la experiencia: Transparencia y auditoría social en el proceso de reconstrucción nacional en Guatemala”. Guatemala, 2008. FORSUR. “Balance y plan de reconstrucción del Sur”. Lima, 2008. INDECI. “Lecciones aprendidas del Sur”. Lima, 2009. Ludwig Huber y Leonardo Narvarte. “La Respuesta del Estado Peruano al terremoto del 15 de agosto de 2007 en el departamento de Ica”. Lima, 2008. Transparencia Internacional y otros. “Curbing Corruption in Tsunami Relief Operations” (http://www.adb.org/Documents/Books/Curbing-CorruptionTsunami-Relief/curbing-corruption-tsunami-relief.pdf). Filipinas, 2005.

88

Parte

6:
Anexos

6

Anexos
Anexo 1: Ficha de Observación

Fecha

FIcha Nº

____/_____/_____

Ficha de Observación
Departamento/Región Provincia Distrito

Nombre o descripción de la obra o proyecto Nombre del lugar o localidad donde se realiza la obra o proyecto En el Presupuesto participativo Por decisión de la municipalidad distrital Como fue aprobada la obra o proyecto (Marque X) Por decisión de la municipalidad provincial Por Decisión del Gobierno regional Por decisión del gobierno nacional A través de FORSUR Otro:

la municipalidad distrital la municipalidad Provincial El Gobierno regional Entidad que financia la obra o proyecto El gobierno Nacional: El sector Privado: ONG: la población Otro:

89

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

la municipalidad distrital la municipalidad Provincial El Gobierno regional Entidad que ejecuta la obra o proyecto El gobierno Nacional: Empresa privada: ONG: la población Otro: Presupuesto aprobado Presupuesto Presupuesto ejecutado a la fecha Fecha de inicio Periodo de ejecución Fecha de término Acondicionamiento del terreno Cimentación Etapa en la que se encuentra la obra Estructura Insatalaciones Acabados Culminada Otros: Fuente de Financiamiento Existe Cartel de Publicación de la obra, indicando: Plazo de Ejecución Monto S/. S/.

Fotografías de la obra (con referencias de la ubicación donde se tomaron): Foto 1:_____________________________________________________________ ___________________________________________________________________ Foto 2: _____________________________________________________________ ___________________________________________________________________ Foto 3: _____________________________________________________________ ___________________________________________________________________

90

6:
Anexos

Observaciones generales (tomando en cuenta las opiniones de loes representantes de las organizaciones sociales, del municipio y el expediente técnico de la obra) ________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________ ________________________________________________________________________ ____________________________________________________ Contacto / persona relacionada con la obra: ________________________________ Teléfono/dirección: ___________________________________________________

91

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

Anexo 2: Encuesta de viviendas Nº:_______ I. Se realizó la entrevista II. Sólo se observó (sólo preguntas 6, 7, 8 y 9)

Encuesta sobre el avance de la reconstrucción de las viviendas Esta es una encuesta anónima. Los resultados serán utilizados para conocer cuál es el avance de la entrega de los bonos y la reconstrucción de las viviendas afectadas por el terremoto
Distrito Provincia

1. Cómo quedó su vivienda luego del terremoto: a. Totalmente destruida b. Muy afectada (parcialmente dañada) (Marca con una “X” una

2. ¿Recibió del municipio el certificado de damnificado? opción) a. Sí b.

No (pase a la pregunta 6)

3. ¿Qué opción eligió? (Marca con una “X” una opción) a. Opción I (Bono 6000 + Programa Mi Vivienda) b. Opción II (solo Bono 6000) 4. ¿Ha recibido el Bono o Tarjeta Banmat? (Marca con una “X” una opción) a. Sí b. Sí, pero no tenía fondos c. No (“b” y “c” pasan a la pregunta 6)

5. ¿Qué ha hecho con esta ayuda? (Marca con una “X” una opción) a. La reconstrucción total de mi vivienda b. La reconstrucción parcial de mi vivienda Porcentaje:___% c. Otro:________________________________________ d. Nada

92

6:
Anexos

5. ¿Ha podido reconstruir parcial o totalmente su vivienda? (Marca con una “X” una opción) a. Sí b. No (pase a la pregunta 10 )

6. ¿Cuál era el material predominante de su vivienda antes del terremoto? ¿Cuál es el material predominante de su vivienda reconstruida ¿ (Marca con una “X” una opción)
Material Nórdex Madera Adobe Otro: A.S. D.S. Material Adobe reforzado Ladrillos y cemento Enmallado y cemento A.S. D.S

7. ¿Cuál es el avance de la vivienda que está reconstruyendo? ¿Con qué contaba su vivienda antes del sismo? ¿Con qué cuenta su vivienda después del sismo? (Marca con una “X” las opciones correspondientes)
Elementos Techo Paredes Adobe Puertas y ventanas A.S. D.S. Servicios Agua Desagüe Luz A.S. D.S

8. Área aproximada de la construcción: _______ m2 9. ¿Cuántas personas viven o vivirán con usted en esta vivienda reconstruida?: _____ 10. ¿Actualmente dónde está viviendo? (Marca con una “X” una opción) a. En la vivienda que desea reconstruir b. En la vivienda de un amigo o familiar c. En otra vivienda de su propiedad d. En una vivienda alquilada e. En una vivienda temporal (carpa, módulo) (terminó la encuesta)

93

Transparencia y vigilancia ciudadana
en la atención de desastres: la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica luego del terremoto

11. ¿Cuál es el material predominante de esta vivienda? (Marca con una “X” una opción) a. Nórdex b. Madera c. Adobe g. Otro: ________________ 13. ¿Cómo es la vivienda en la que vive? ¿Qué cosas tiene? (Marca con una “X” las opciones correspondientes) a) Techo (terminado) b) Paredes (terminadas) c) Piso (por lo menos base) d) Puertas y ventanas 14. Área construida aproximada de la vivienda: _______ m2 15. ¿Cuántas personas viven con usted?: _________ e) Luz f) Agua g) Desagüe d. Adobe reforzado e. Ladrillos y cemento f. Enmallado y cemento

94

Informe sobre problemáticas de transparencia y corrupción en la reconstrucción de ica
Pablo O’Brien

1:
La atención de la emergencia

Introducción

Las víctimas del terremoto del 15 de agosto de 2007 recibieron el 13 de agosto del 2009 aún damnificados y como manifestantes. A dos días de cumplirse el segundo aniversario, los pobladores de Pisco, Chincha e Ica bloquearon diferentes tramos de la Panamericana Sur. Eran dos los principales reclamos: acelerar las demoras en la reconstrucción –aún demora– y restablecer la entrega de los llamados bonos 6000 (subsidio de 6000 mil nuevos soles) para levantar las viviendas destruidas o dañadas por el sismo. El pedido es clamor en todo Ica, dado que la población requiere de este beneficio para iniciar las labores de rehabilitación de sus casas y así empezar a volver a la normalidad, la que se quedó estancada el 14 de agosto del 2007, un día antes del terremoto. La protesta fue pacífica y a la Policía no le costó mucho restablecer el tránsito en la carretera. Un año antes, la conmemoración del terremoto fue recibida de una manera similar. Cientos de amas de casa se reunieron en la Plaza de Pisco para manifestar su molestia por la lentitud en la reconstrucción con un sonado cacerolazo. Al mismo tiempo, en Ica, Cañete, Chincha y Huancavelica, los pobladores de estas localidades exigieron apurar labores de rehabilitación de las zonas afectadas. La similitud en las protestas es obvia. A dos años del sismo, las personas siguen habitando en cobijos rudimentarios, sus hijos asisten a colegios que funcionan en módulos de madera en los que el frío y el calor se filtran de manera inclemente, la atención de salud es pobre y se efectúa en carpas de campaña. Nadie está satisfecho con el progreso de los proyectos de reconstrucción. El descontento es generalizado1.

1 A diferencia del 2008, el 2009 no se realizó ninguna encuesta para determinar el grado de satisfacción con relación al avance de las obras de reconstrucción.

97

Informe sobre problemáticas de transparencia
y corrupción en la reconstrucción de Ica

El 15 de agosto de 2007 un terremoto de una duración de 210 segundos (3 minutos y 30 segundos) y que alcanzó los 7,9 grados en la escala de Richter, tronó la costa centro sur del país y las zonas del departamento andino de Huancavelica que limitan con la costa. Al día siguiente las réplicas de mediana intensidad deterioraron más las condiciones de los edificios y pusieron en vilo la salud mental de la población. El sismo causó graves daños en la infraestructura del departamento de Ica, especialmente en las ciudades de Pisco, Chincha e Ica. También golpeó Cañete y Yauyos (departamento de Lima) y al sur de la región Huancavelica (las provincias de Huaytará y Castrovirreyna). El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) calculó –en sus primeras estimaciones– US$ 220,7 millones gastados en la reconstrucción de la infraestructura pública. Los muertos fueron 513 según cifras oficiales, 1.090 heridos y número no determinado de viviendas destruidas. De acuerdo a distintas fuentes –todas oficiales– el número de damnificados varía entre 320.021 y 722.0002. Además, 14 establecimientos de salud colapsaron completamente, 112 quedaron seriamente afectados, al igual que 2.500 colegios. Iglesias, puentes, carreteras, y redes de agua y desagüe fueron totalmente inutilizados. La zona quedó devastada, lo que generó una urgente necesidad de asistencia para los cientos de miles de damnificados, atención médica para los heridos, inicio de las labores de rescate (para aquellos atrapados entre los escombros), recuperación de los cuerpos de los fallecidos para evitar brotes epidémicos, apoyo anímico y moral a los familiares, demolición de los edificios riesgosos y sobre todo, proveer de techo, alimentación, seguridad, servicios sanitarios y asistencia médica y psicológica. Con demoras y desconcierto, el Estado se desplegó en el lugar y canalizó su respuesta a través del Sistema Nacional de Defensa Civil (SINADECI). Desde entonces, la acción estatal, tanto desde la primera asistencia hasta la reconstrucción que se viene produciendo, ha sido seriamente cuestionada. No solo por la ineficacia y lentitud mostrada, sino también por la corrupción detectada y denunciada en medios periodísticos y órganos de control estatal como la Contraloría General de la República.
2 Las cifras de Indeci indican 320.021 damnificados El Balance y Plan de Reconstrucción de FORSUR señala 430 mil, mientras en el documento Política y plan del sector vivienda para la recuperación temprana y reconstrucción. Sismo del 15 de agosto de 2007 del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, se habla de 722 mil damnificados.

98

Introducción

El presente informe describe la situación que encontramos en la región Ica a lo largo del 2009. De alguna manera es una continuación del Informe que presentó Proética el 2008, denominado “El Estado de Emergencia. Ica 2007”, elaborado por Ludwig Huber y Leonardo Narvarte. Al igual que en el citado ensayo, aquí se intenta conocer cuál ha sido la acción del Gobierno y sus funcionarios en la atención de la emergencia y en reconstrucción de la región Ica, pero incidiendo en las acciones emprendidas por instituciones Estatales para frenar, investigar, denunciar las negligencias, irregularidades y actos de corrupción cometidos mientras se efectuaban estas labores. La información que presentamos se sustenta en una revisión de fuentes bibliográficas, periodísticas, informes elaborados por instituciones públicas y observaciones realizadas en visitas a la zona del desastre.

99

1

Informe sobre problemáticas de transparencia
y corrupción en la reconstrucción de Ica

La atención de la emergencia

La Atención de la Emergencia
Apenas se produjo el sismo del 15 de agosto del 2007, se pensó en Lima que la situación no era demasiado grave. Incluso el Presidente de la República, Alan García, en un Mensaje a la Nación, le agradeció a Dios que no se hubiese producido una “gran mortandad” y descartó que el sismo se tratara de una catástrofe. Las declaraciones del Presidente sorprendieron dado que las primeras imágenes televisivas llegadas desde Ica mostraban el horror que se vivía en dicha región. Tras sacudirse del desconcierto inicial, el panorama le planteó al Gobierno un reto imprevisto: la mezcla de empuje y desesperación en la gente de las ciudades afectadas obligó al Estado a controlar la situación. Para ello, declaró el Estado de Emergencia en las zonas devastadas y, a través del Sistema Nacional de Defensa Civil (SINADECI), asistió a la población y organizó logísticamente la ayuda internacional que llegaba. La primera tarea fue evacuar a los heridos y darles asistencia médica, enterrar a los muertos –se subsidió el pago de sepelios a los familiares así como el de distintos medicamentos para los heridos–, remover los escombros y brindar techo, alimentación y vestido a cientos de miles de personas que en segundos se vieron parados en la calle, de noche, sin casa, comida y con miedo. Todas las instituciones públicas, tanto nacionales como regionales y distritales con competencia en las zonas devastadas, atendieron la emergencia. Según Contraloría, las entidades que participaron en esta primera fase de traslado y asistencia de los heridos fueron Indeci, el Ministerio de Salud y Essalud; en el almacenamiento y reparto de donaciones, el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, el Ministerio de Agricultura, el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social, el Programa Nacional Alimentario, los

100

1:
La atención de la emergencia

Gobiernos Regionales de Lima, Ica y Huancavelica, los Municipios Provinciales y Distritales. En cuanto al traslado y custodia de la ayuda, las Fuerzas Armadas, y en el cuidado del orden público3, la Policía Nacional. Para cumplir con estas tareas el gobierno emitió un paquete de normas. Entres las que destacan los Decretos 023-2007, 024-2007, 026-2007 y 027-2007, así como las Leyes 29076 y 29077 (Ver detalle en el siguiente cuadro)4.

Norma DU 023-2007

Fecha 16/08/07

Actividad

Entidad Indeci empadrona y da normas para la entrega del dinero MEF e Indeci

Subvención para pagar: -Gastos de sepelio: S/. 1000.00 -Reconstrucción de viviendas: S/. 6000 DU 024.2007 16/08/07 Aceptar las donaciones de: BID: $ 200,000 CAF: $ 300,000 Se depositan en la cuenta del MEF. Otras medidas: Exonera de reglas fiscales a las zonas declaradas en emergencia. Donaciones al MEF, salvo las de organismos internacionales y gobierno: van a Indeci DU 026-2007 17/08/07 Se crea el Fondo para la Reconstrucción del Sur (Forsur), mediante crédito suplementario de hasta 100 millones de soles DU 027-2007 20/08/07 Entrega de hasta 800 soles a los familiares de los heridos para manutención y atención médica Ley 29076 y 23 y 24 Permite a los gobiernos regionales y Ley 29077 Agosto locales a usar el canon, sobre canon y Fondo Municipal (Foncomun) para tareas de reconstrucción. Permite aplicar el artículo 22 de la ley de contrataciones (exonera de concursos y licitaciones).

MEF

MEF, Indeci MINSA

y

MEF, Gobiernos Regionales, Municipalidades

3 Informe Consolidado Nº 01-2008-CG Control Preventivo de Sistema Nacional de Control ante una declaración de estado de emergencia por Catástrofe. Veedurías en las zonas afectadas por el Sismo del 15 de agosto del 2007. Realizadas del 21 de agosto al 4 de octubre del 2007. p. 005 4 Fuente: “El Peruano”. Agosto del 2007.

101

Informe sobre problemáticas de transparencia
y corrupción en la reconstrucción de Ica

Las medidas fueron efectivas. Especialmente aquellas que se dieron como subsidios a los afectados. Su entrega fue eficiente y no se presentaron mayores reclamos. 1 Actos de corrupción en el reparto de donaciones Los problemas de corrupción surgieron, como se verá más adelante, con el bono para la reconstrucción de viviendas (Bono 6000), con las compras y contrataciones para atender la emergencia, la adquisición de casas temporales (en su mayoría módulos madera) y con el reparto de las donaciones. Fue la prensa la primera en detectar y denunciar las primeras irregularidades y actos de corrupción cometidos durante estas labores. Pero también lo hicieron los pobladores. Una semana después del sismo, los vecinos de la sub-gerente de Defensa Civil de la Municipalidad de La Victoria, María Teresa Rosas García, denunciaron que guardaba en su casa gran cantidad de donaciones. Tras constatar los hechos, el titular de la Undécima Fiscalía Provincial Penal de Lima, Miguel Narro Salazar, formalizó la denuncia penal contra Rosas García y otras cinco personas. Todas ellas fueron acusadas de peculado agravado en agravio del Estado5. Por esos mismos días, se denunció y detuvo a Héctor Roca Morales, chofer de la Región Callao, quien ocultó en su casa 12 frazadas, 10 cajas de leche, 10 bolsas de arroz de diez kilos cada una, y 7 cajas de atún en conserva, entre otros artículos. Los víveres y la ayuda humanitaria se recibían en el Callao para ser entregada a los damnificados de Pisco. 6 En Chincha, el regidor William Man Chun fue denunciado por apropiarse de una parte de las donaciones que se destinaron a esta localidad. El Ministerio Público actuó de inmediato y un juez ordenó su detención. La más escandalosa de las denuncias fue la que emitió el programa televisivo Prensa Libre, conducido por Rosa María Palacios. Allí, el congresista Renzo Reggiardo aseguró que el ex candidato aprista al Congreso y jefe del Sistema Integral de Salud (SIS), Julio Espinoza, aprovechó el Estado de Emergencia para efectuar una licitación digitada que favoreció a la empresa Plamol SRL. Esta, a pesar a dedicarse a la

5 http://www.terra.com.pe/noticias/articulo/html/act942558.htm# 6 http://www.terra.com.pe/noticias/articulo/html/act941521.htm

102

1:
La atención de la emergencia

fabricación de zapatos, vendió al Estado raciones sobrevaluadas de alimentos. Cada una de ellas costó 34 soles cuando en un supermercado costaban siete. A pesar de la reacción para las tareas cotidianas de los primeros días, faltó control político, decencia y respeto, que seguían tambaleándose y perdiendo el buen pie con cada réplica. El Ministerio de Economía desembolsó más de 19 millones para atender a los damnificados del sismo en Ica, a pesar que las solicitudes presentadas por el SIS no cumplían los requisitos.
“Las solicitudes de ampliación presupuestaria fueron tramitadas por el jefe de la Oficina de Planificación y Desarrollo del SIS, Ricardo Corcuera Rodríguez, actualmente en prisión. La primera solicitud por S/. 4’341,760 se presentó al MEF el 16 de agosto. La segunda por S/. 14’938,000 soles, el 17 de agosto. Ambas ampliaciones fueron atendidas de inmediato y sin ninguna constatación por la sectorista del MEF para el sector Salud, Doris Villanueva”7.

La Fiscal anticorrupción, Juana Meza, denunció a 28 implicados, el juez Carlos Morales la acogió inmediatamente y ordenó la detención de los principales involucrados. Entre ellos, Julio Espinoza. Luego del juicio, Espinoza fue condenado, pero al poco tiempo se le indultó8. Hoy está libre. Este último hecho no se ha publicitado y muestra claramente la impunidad con la los dirigentes apristas gozan para acechar en vuelo y sobre tierra los campos devastados donde surgen riquezas. 1.1. Las acciones de Contraloría Para prevenir y detectar nuevos actos de corrupción, la Contraloría General de la República destacó personal a la zona del desastre para que efectúe una serie de veedurías. El resultado de este trabajo es el Informe Consolidado Nº 01-2008-CG: “Control Preventivo del Sistema Nacional de Control ante una declaración de estado de emergencia por Catástrofe. Veedurías en las zonas afectadas por el Sismo del 15 de agosto del 2007. Realizadas del 21 de agosto al 4 de octubre del 2007”. En el citado trabajo, declarado confidencial, se da cuenta de las irregularidades cometidas durante los primeros meses que duró la emergencia.
7 http://www.larepublica.com.pe/component/option,com_contentant/task,view/id,186604/ Itemid,/ 8 Información verbal proporcionada por fuentes del Instituto Nacional Penitenciario y del Congreso de la República.

103

Informe sobre problemáticas de transparencia
y corrupción en la reconstrucción de Ica

Entre sus principales hallazgos se pueden enumerar los siguientes: 1. Defensa Civil no contaba con Comités en todos los distritos, por lo que la ayuda demoró en llegar. 2. No se podía ubicar el lugar de procedencia de la ayuda ni a dónde se la destinaba. El personal que manipulaba las donaciones no contaba con identificaciones. 3. Hubo demora en la descarga de la ayuda. Por ejemplo, se tardó tres días para desembarcar 3000 toneladas de donaciones que llegaron en el carguero de la Marina de Guerra del Perú, “BAP Pisco”. 4. La falta de comunicación entre las instituciones públicas impidió que se use adecuadamente el trasporte aéreo disponible. Cuatro helicópteros de la Fuerza Aérea del Perú desplazados no fueron usados. 5. La limitada capacidad del personal encargado de almacenamiento de la ayuda ocasionó que las donaciones se deterioran o, en el caso de alimentos, se malograran9. En Pisco, los funcionarios de Contraloría fueron testigos de un caso de apropiación de donaciones que involucraba directamente al alcalde de esta localidad, Juan Mendoza. El 30 de agosto, la Contraloría y la Fiscalía constataron que se repartía ayuda en la empresa Textil Cotton Sur. S.A. El alcalde Mendoza adujo que se efectuaban dichas tareas en ese lugar debido a que el gimnasio asignado para esas labores había sido declarado inhabitable por INDECI. Posteriormente se comprobó que el debido informe del INDECI no existía10. El 12 de setiembre, ante reiteradas denuncias de que no se estaba repartiendo las donaciones, personal de la Contraloría y de la Segunda Fiscalía de Pisco ingresó al local de Textil Cotton Sur SA y descubrió que “en los almacenes se guardaban diversos alimentos: menestras, arroz, leche, papas, anchovetas, aceite, cajas de rancho frío, galletas, colchones, zapatos y otros víveres”11.

9 Informe Consolidado Nº 01-2008-CG. "Control Preventivo de Sistema Nacional de Control ante una declaración de estado de emergencia por Catástrofe. Veedurías en las zonas afectadas por el Sismo del 15 de agosto del 2007. Realizadas del 21 de agosto al 4 de octubre del 2007". 10 Ibidem. 11 Ibidem

104

1:
La atención de la emergencia

Ante estos hechos, el Ministerio Público abrió una investigación penal, la cual lleva el código: MP 596-2007-2DA12. En todas las zonas del desastre, la solidaridad entre la población contrastaba con la apetencia de algunas autoridades locales. En Ica, el 21 de agosto, funcionarios de Contraloría se enteraron que se estaba restringiendo el reparto de ayuda en la Municipalidad de Ica debido a que no había más donaciones. Al revisar los almacenes municipales, se descubrió que existían abundantes víveres, colchones, ropa y otros enseres13. Durante las veedurías se constató que la ayuda era depositada en viviendas particulares y a la intemperie. Además, se almacenó la medicina sin ningún registro y se la repartía sin llevar el más mínimo control. Todas estas irregularidades se comunicaron al Ministerio Público y a la Procuraduría Anticorrupción de la Región Ica. Como una tarea pendiente queda averiguar en qué estado se encuentran los procesos y cuál ha sido la actuación del Sistema Judicial en investigar y sancionar estos actos de corrupción. 2. El Rol Sistema Nacional de Defensa Civil (SINADECI) El Sistema Nacional de Defensa Civil (SINADECI), junto a las Fuerzas Armadas, fueron las instituciones que asumieron primero el peso de las labores de asistencia a los damnificados del terremoto del 15 de agosto del 2007. Este primer momento ha sido analizado en el estudio emprendido por Samir Elhawary y Gerardo Castillo y traducido en su informe El rol del Estado afectado: Un estudio de caso de la respuesta al terremoto peruano14 . Los autores efectúan una afirmación sumamente relevante. Dada la bonanza económica que el Perú ha experimentado en los últimos años, al momento de producirse el sismo el “Estado estuvo en una situación financieramente favorable para responder a la emergencia. Además, el Perú ha desarrollado un elaborado sistema de respuesta formal ante situaciones de desastre y emergencia. Sin embargo, durante el reciente terremoto, a nivel regional, el sistema enfrentó dificultades para hacer
12 Ibidem 13 Ibidem 14 Elhawary, Samir y Gerardo Castillo: El rol del Estado afectado: Un estudio de caso de la respuesta al terremoto peruano. Lima: CIES, ODI, HPG (HPG Working Paper, Abril 2008).

105

Informe sobre problemáticas de transparencia
y corrupción en la reconstrucción de Ica

frente a una emergencia de tal escala, y el Gobierno Central, en lugar de apoyar al sistema regional, lo dejó de lado, creando una estructura de respuesta paralela. Esto llevó a una coordinación ineficiente particularmente en las fases iníciales de respuesta luego del terremoto, lo que, a su vez, conllevó a que no se contase con información coherente, a una duplicación de esfuerzos y a una evaluación deficiente de las necesidades de las poblaciones afectadas. La mayor parte de la ayuda se concentró inicialmente en Pisco, a pesar del cuantioso daño y la gran necesidad de ayuda en Chincha y en otras áreas rurales apartadas”15 . Es decir, a pesar de que el país tenía dinero y una estructura formal para hacer frente a este reto, no se coordinó el esfuerzo para enfocarse en el alivio rápido, oportuno y eficaz de quiénes sufrían las consecuencias del desastre. Primó el envío desordenado de ayuda, que duplicó esfuerzos y favoreció la corrupción. El estudio mencionado reconoce que aún con las deficiencias señaladas, “la mayoría de los heridos fue evacuada rápidamente, no se propagaron enfermedades y la mayor parte de la población afectada recibió, eventualmente, alguna clase de ayuda”16. Pero este logro se habría debido “en parte, al resultado de un bien coordinado, rápido y generoso esfuerzo inicial de ayuda de ONG internacionales y el apoyo posterior del sistema de la ONU. También fueron importantes otros factores, como la proximidad de un aeropuerto y de un puerto al área afectada, y el relativo poco daño sufrido por la carretera principal que une la región con Lima, la capital. En otras circunstancias, dichos factores podrían no haber estado presentes, lo que sugiere la necesidad de reflexionar sobre cómo el sistema del Estado y su coordinación con otras partes interesadas podría ser mejorado”17. Sin este apoyo y gracias a las condiciones geográficas y la proximidad de Lima, las penurias sufridas por los damnificados habrían sido más elevadas. Lo ciertos es que una vez producida la emergencia, todas las debilidades y defectos del Sistema Regional de Defensa Civil quedó expuesta, así como la incapacidad de coordinación, conducción, liderazgo e incluso temple de las autoridades locales competentes. Muchos de ellos ni siquiera conocían cuáles eran sus funciones ni las tareas que debían emprender, dado que en enero del 2007 recién había sido elegidos para sus puestos.
15 Op. Cit. p. 4. 16 Ibidem. 17 Ibidem.

106

1:
La atención de la emergencia

Elhawary y Castillo indicaron que “el Sistema Regional de Defensa Civil colapsó tras el terremoto. La respuesta inicial fue caótica: el corte de energía y los problemas con las líneas telefónicas dificultaron la comunicación. Por otra parte, muchos alcaldes fueron afectados personalmente y estaban preocupados por la muerte de parientes y amigos, lo que ocasionó, en la práctica, una falta de liderazgo. Esto fue especialmente evidente a nivel distrital y provincial, pero también a nivel regional, ya que el Presidente Regional estaba de viaje y no regresó hasta varias semanas después del terremoto. Las responsabilidades no fueron definidas claramente. Las autoridades locales sintieron que el INDECI debió asumir un mayor liderazgo y tener una presencia más importante, mientras que los funcionarios del INDECI pensaron que la responsabilidad inicial debía recaer en los Comités Regionales de Defensa Civil”18. Existen dos posibles razones que ocasionaron estos problemas: “(i) la escala de la emergencia, que excedió la capacidad de los Comités de Defensa Regionales, y (ii) que en muchas municipalidades los comités no se habían formado siquiera, no existía una adecuada planificación ni una inversión para el desarrollo de capacidades para implementar una respuesta exitosa ante una situación de desastre”19. 2.1 Una autocrítica del SINADECI En una práctica poco habitual entre las autoridades nacionales, como la del Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI), que el 4 de junio de 2009 presentó las “Lecciones Aprendidas del Sur. Sismo de Pisco. 15 de agosto 2007”. Esta publicación se convirtió en el primer material editorial en su género dentro de esta institución. El texto es brutal en su honestidad. El General de División EP (r) Luis Felipe Palomino Rodríguez, jefe del Instituto Nacional de Defensa Civil, señaló en la presentación: “La atención de la emergencia sólo se pudo llevar a cabo gracias a la férrea voluntad de los damnificados, a la inmediata y admirable cooperación del pueblo peruano, al apoyo de la cooperación nacional e internacional y al trabajo silencioso que realizara el personal de las instituciones del Sistema Nacional de Defensa Civil (SINADECI). Gracias a este esfuerzo conjunto se atendió satisfactoriamente a los afectados y damnificados por el desastre; sin embargo no todo funcionó como hubiéramos querido y, luego de analizar la intervención del SINADECI, encontramos debilidades que deseamos superar, pero también muchos aciertos que podemos mejorar. Queremos que esta experiencia dolorosa se transforme en lecciones que sirvan de guía para que los nuevos actores

18 Op. Cit. p. 10 19 Ibidem

107

Informe sobre problemáticas de transparencia
y corrupción en la reconstrucción de Ica

y los que deban participar en la atención de futuras emergencias, lo hagan con un mejor conocimiento de su función y puedan así desarrollarla con el máximo de eficiencia y eficacia”20. El capítulo más significativo es el de las conclusiones y recomendaciones. En este, el SINADECI no solo reconoce sus errores y equívocos, sino que propone soluciones: “El Sismo de Pisco - 2007 implicó una situación especial para el SINADECI debido a la rápida sucesión de situaciones de emergencia en el país y el cambio de las autoridades del Sistema a inicios de ese año. En tales circunstancias, las conclusiones y recomendaciones de todas las instituciones que han buscado valorar la respuesta posterior al trágico evento constituyeron un aporte valiosísimo para examinar las capacidades que se desplegaron como respuesta a la emergencia y recopilar las lecciones que ésta dejó”21. Las conclusiones están divididas en tres partes: • Respuesta ante el sismo • Rehabilitación y reconstrucción • Preparación y prevención de Desastres Citaremos aquí algunas de las más importantes e interesantes: 2.1.1 Fortalecer las Instituciones científicas
“Las instituciones científicas proporcionaron datos e informes sobre el sismo (reportes, mapas e imágenes satelitales), pero afrontaron dificultades para obtenerlos, procesarlos y difundirlos, debido a la carencia temporal de recursos económicos, a la insuficiente cantidad de equipos y redes, así como a la falta de tecnología apropiada. Estas circunstancias afectaron negativamente la oportunidad y calidad de información22”.

Los escasos recursos económicos y humanos, así como la magnitud del evento, rebasaron la capacidad de estas entidades e impidió una adecuada coordinación entre ellas. La recomendación obvia es que “El Poder Ejecutivo debiera aprobar recursos económicos para las instituciones científicas [Instituto Geofísico del Perú, Dirección de Hidrografía y Navegación, Instituto Geológico

20 El Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI): "Lecciones Aprendidas del Sur. Sismo de Pisco. 15 de agosto 2007. Lima. 2009, p. 2. 21 Op. Cit. p. 161. 22 Ibidem

108

1:
La atención de la emergencia

minero y metalúrgico (INGEMMET), universidades especializadas, entre otros] con funciones en el monitoreo y alerta de desastres, que permitan el establecimiento tanto de una red sísmica y acelerográfica satelital como de sistemas de alerta sobre tsunami, con transmisión de datos en tiempo real al SINADECI23”. Tras el terremoto ocurrido en Chile y el posterior tsunami, volvió a tomar importancia el debate sobre el fortalecimiento de las instituciones científicas encargadas de prevenir los sismos. Fue así como el Ejecutivo, tomó en cuenta estas recomendaciones, y promulgó el 12 de marzo de 2010 el Decreto Supremo en el que se ordenó la transferencia al Instituto Geofísico del Perú (IGP) de S/. 2.186.000, (unos US$ 767.000) para la “Implementación de una Red Satelital para Alerta de Tsunamis en la Costa Peruana”.
“El decreto señala la necesidad de fortalecer la capacidad técnica y operativa del IGP ante la ocurrencia de fenómenos naturales que están generando desastres de gran magnitud en otras partes del mundo, y para salvaguardar de manera inmediata la integridad de aproximadamente 1.600.000 habitantes de la costa peruana”24.

El jefe del IGP Ronald Woodman, no solo aseguró estar satisfecho con , la medida, sino que prometió que la adquisición y el establecimiento del nuevo sistema será realidad en el primer semestre del 2011.
“Los equipos son sismómetros y sistemas de comunicación vía satélite, que resultan importante porque internet y el teléfono colapsan en un sismo. Este nos permitirá saber dónde y si es capaz de generar un tsunami”25, detalló.

Si bien este es un avance importante, nada se dice sobre la forma en que coordinarán las instituciones científicas. 2.1.2. La acción de los Comités de Defensa Civil Tal y como se ha señalado en diversos estudios,26 los Comités de Defensa Civil no estuvieron a la altura de las circunstancias.
23 Ibidem 24 http://elcomercio.pe/noticia/451419/igp-red-alerta-tsunamis-estar-lista-antes-fin-ano 25 http://www.andina.com.pe/Espanol/Noticia.aspx?id=rwOYPa2PQkY= 26 Elhawary, Samir y Gerardo Castillo: El rol del Estado afectado: Un estudio de caso de

la respuesta al terremoto peruano. Lima: CIES, ODI, HPG (HPG Working Paper, Abril
Ludwig Huber y Leonardo Narvarte: El Estado de Emergencia. Ica 2007. Proética, Lima. 208.

109

Informe sobre problemáticas de transparencia
y corrupción en la reconstrucción de Ica

Al respecto, el citado informe de INDECI señala que “la magnitud del evento, el impacto ocasionado y la limitada organización y preparación hicieron que las autoridades regionales y locales demoraran en asumir sus responsabilidades de organizar y conducir las acciones de respuesta”27. El otro problema grave que se reconoce es que “los comités de Defensa Civil de la zona del sismo, en su mayoría no estaban constituidos realmente, y otros, si bien se habían formado, no tuvieron oportunidades de realizar acciones de preparación; por lo tanto, no estaban debidamente capacitados para afrontar el desastre”28. Además, se señala que las instituciones públicas y privadas que forman el SINADECI estaban poco entrenadas para afrontar el desastre y coordinar acciones entre sí. Para evitar esta situación se propone: • “Los comités de Defensa Civil deben conformarse y adecuar su funcionamiento a la normatividad vigente, bajo la responsabilidad de las autoridades regionales y locales correspondientes. • La organización y funcionamiento de los comités de Defensa Civil, en los distintos niveles de gobierno, debe ser objeto de verificación y de seguimiento en los respectivos planes de control anuales de los Órganos de Control Institucional. • El INDECI debe evaluar y proponer la modificación de la normativa referida a la conformación y funcionamiento de los comités de Defensa Civil. • Los gobiernos locales deben impulsar la formación de brigadas operativas en los institutos superiores, universidades e instituciones públicas, y adscribirlos a los comités de Defensa Civil. • Los gobiernos regionales y locales deben suscribir convenios de cooperación y ayuda mutua en casos de emergencias y/o desastres, guiados por el principio de reciprocidad, subsidiaridad y solidaridad. • Los gobiernos regionales y locales deben evaluar la reubicación y/o creación de almacenes adelantados de Defensa Civil, en zonas estratégicas y seguras, como resultado de un estudio técnico. • Deben adecuarse las normas vigentes para promover la creación de
27 El Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI). Op. Cit. p. 164. 28 Ibidem

110

1:
La atención de la emergencia

comités de Defensa Civil hasta el nivel comunitario, respetando las formas tradicionales de participación. • Tiene que fomentarse la intervención de los representantes del sector privado en los comités de Defensa Civil. • Debe impulsarse actividades de capacitación a los integrantes de los comités de Defensa Civil a través de programas eficaces que contengan indicadores de resultados”. Otra crítica efectuada tiene que ver con la asignación de recursos: fue excesivamente lenta. Entre otros motivos, porque la normatividad vigente entorpece la agilidad de las acciones requeridas en estos casos. Nada se sabe sobre los avances o las medidas tomadas para poner en práctica las sugerencias que aquí se han señalado. Entrevistas con el jefe de Indeci y los encargados de los Comités Regionales de esta organización nos darán, más adelante, una idea de cómo se vienen desarrollando estos esfuerzos. 2.1.3. Otros temas logísticos Aún abrumados, a la hora de cuantificar los daños y a los damnificados, se produjo una duplicidad en la captación y entrega información proporcionada por el INEI y los comités de Defensa Civil. Por lo tanto, se duplicaron las actividades de rescate –las edificaciones revisadas no fueron debidamente señaladas–, recursos humanos, uso de materiales y más confusión. Por eso se recomienda que “los procedimientos de búsqueda y rescate deben considerar en principio la señalización de los locales ya revisados, usando los códigos internacionalmente aceptados e integrando un grupo de veedores que supervisen esta actividad. Asimismo se solicita una “mayor cantidad de grupos especializados en búsqueda y rescate en estructuras colapsadas para mejorar la autonomía de las operaciones y ampliar las áreas de acción de los equipos de búsqueda y rescate”. Con relación a este tema se identificó que la Policía Nacional del Perú tiene una limitada capacidad para realizar rescates y evacuar heridos. No cuenta con personal médico ni vehículos (aviones, helicópteros, ambulancias y patrulleros) para dichos fines. También se comprobó que “los equipos y maquinaria para la excavación y/ o remoción de escombros fueron insuficientes. Los equipos de personal especializado internacional iniciaron sus labores después de 72 horas de ocurrido el sismo”.

111

Informe sobre problemáticas de transparencia
y corrupción en la reconstrucción de Ica

Otra deficiencia seria fue descubrir que el Ministerio de Salud no contaba con hospitales de campaña para emergencias complejas. Pero más grave aún fue la constatación de que “los establecimientos de salud existentes en la zona afectada no fueron construidos de acuerdo con la norma sismo resistente establecida en el RNE; no contaban con mantenimiento adecuado, principalmente los de construcción antigua, y carecían de medidas de seguridad, por lo que gran parte de la infraestructura hospitalaria colapsó en el momento del sismo”. El análisis también muestra las condiciones de los puertos y aeropuertos. Según el Informe que se viene citando: “Los terminales marítimos y aéreos, a excepción de Lima-Callao, Arequipa, Piura y Cusco, no están preparados para recibir grandes volúmenes de carga y pasajeros en casos de emergencia, y carecían de implementación para realizar operaciones nocturnas”. Por tal motivo el Indeci sugiere que el Estado debiera disponer la inclusión, en los respectivos presupuestos, de los fondos necesarios para la ampliación de la capacidad de los terminales aéreos y marítimos, y en los casos de los operadores privados, debieran invertir en esa necesidad. Con relación a todos estos puntos poco o nada se ha hecho. Es más, ni siquiera han sido difundidos. Los riesgos son evidentes, si se toma en cuenta que este es un país sumamente expuesto a los desastres naturales. Los más frecuentes son el fenómeno de El Niño, heladas, inundaciones, deslizamientos, sismos, tsunamis, y otros. A pesar de conocerlos, causan estragos por no seguir las recomendaciones de este importante documento poco debatido. Se tendría que exigir que se entreguen los recursos para implementar las atingencias que se realizan en el citado documento. 2.1.4. A pesar de todo Los autores del informe encontraron positivo los programas: “Subvención por Sepelio” (S/. 1 000.00) y “Subvención por Manutención” (S/. 800.00), ya que “permitieron cubrir las necesidades más apremiantes de las familias y fueron un factor de reactivación económica de la zona de desastre debido a su entrega inmediata y directa”. Dado este éxito, sugieren que tome en cuenta “los resultados positivos de las subvenciones por sepelio y manutención y, por tanto, contemple la posibilidad de implementar una subvención para la protección y supervivencia de niños huérfanos como consecuencia de un desastre. Al INABIF le corresponde estudiar su implementación”.

112

1:

2

La atención de la emergencia

La reconstrucción

1. La Reconstrucción y la re-construcción del Estado: tres veces “la primera piedra”
Al estar por cumplirse dos años del terremoto, el gobierno saturó con publicidad las radios de Ica, Pisco y Chincha. El lema para rearmarse no podía ser otro: “la reconstrucción avanza”. La reconstrucción del Hospital San Juan de Dios de Pisco –el cual fue totalmente arrasado– fue uno de los anuncios con bombos y platillos. Un letrero trata de predestinar su anuncio: “Aquí se construye el nuevo hospital de Pisco”. “La primera piedra” se ha puesto tres veces desde la primera vez que se colocó el cartel. Si no fuera por el aviso, nadie se daría cuenta que allí se trata de construir algo. Ni una sola máquina, ni un solo obrero a la vista. Algo similar sucede con los otros dos hospitales que se deben levantar en Ica. De acuerdo a estos anuncios, y a las cifras oficiales, a la fecha se habrían desembolsado unos S/. 850 millones en obras de reconstrucción. Al pasear por Ica, parece una zona de desastre. Casi nada ha cambiado desde el 15 de agosto del 2007. De acuerdo al portal Vocesdelareconstrucción, solo 7 obras avaluadas en S/. 6.715.703,18 se han culminado el último año. Y los supuestos proyectos que se hallarían en ejecución, siempre según esta página web, muestran escasos progresos. Los propios documentos oficiales del Ministerio de Vivienda y Forsur manifiestan que las obras prioritarias no están en marcha. La infraestructura escolar se halla también a la espera de remodelaciones. El Ministro de Educación, Antonio Chang, anunció durante la interpelación en el Congreso, que para el próximo año el 80% de los centros educativos estarían totalmente rehabilitados. Solo 18 colegios han sido entregados hasta la fecha. Y en algunos, las obras no enseñan nada. Un ejemplo, es el centro educativo San Martín de Pisco.

113

Informe sobre problemáticas de transparencia
y corrupción en la reconstrucción de Ica

En lo que sí se muestran algunos avances considerables es en la construcción de red de agua y desagüe. El programa Agua para todos ha conseguido la rehabilitación e implementación de servicios de saneamiento, pero aún faltan muchas zonas que deben ser atendidas.

2. La construcción de viviendas
La tarea pendiente de mayor urgencia es la reconstrucción de las viviendas. Pero las cosas no caminan como debieran, asegura el periodista Gastón Medina: “Mira tú puedes ver como se realizan muchas obras, pero si sigues viviendo en cuatro esteras forradas de plástico, lo único que te va a interesar es cómo y cuándo te van a ayudar a levantar una casa más o menos digna. Pero los ministros, los funcionarios del Forsur, de la municipalidad y de la región están pensando en todo, menos en resolver el principal y más urgente problema que subsiste a dos años del terremoto: ¡la gente no tiene dónde vivir!”. Efectivamente, ese es el principal reclamo. Los damnificados están agotados de tener que hacer la vida de hogar casi en la calle. Las excusas y las largas son inmediatas para aplazar la entrega de las casas. Al plan de subvención Bono 6000 se lo tragó la tierra. El Gobierno dispuso la entrega de S/. 6 mil a quienes perdieron sus hogares, pero en setiembre del 2008 se detectaran una serie de irregularidades en esta subvención. Por lo que se detuvo. Parece que con cada nueva excusa se cambia de Ministro de Vivienda. Durante el sismo, Hernán Garrido Lecca estuvo al frente de esta cartera. Lo sucedió Enrique Cornejo, luego Nidia Vilchez, después Francis Allinson y finalmente, hoy ocupa el mencionado despacho, Juan Sarmiento. En dos años y medio, cinco ministros. Un promedio de cinco meses de duración en el cargo. La rotación de Ministros fue uno de los principales problemas en la construcción de las casas. Así es imposible que el sector camine y menos las obras de reconstrucción. Allison confesó que en su gestión se estaba diseñando un nuevo mecanismo que permita reiniciar la entrega del Bono 6000. Juan Sarmiento Soto, su sucesor, prometió al asumir el cargo en abril –a casi dos años y medio del terremoto–, la construcción de las primeras 400 viviendas, de un total de mil 500 que el presidente de la República ha ofrecido.

114

2:
La reconstrucción

2.1. Las cifras Nadie está de acuerdo con las cifras de viviendas que deben ser construidas. Ni siquiera entre las entidades públicas existe consenso. De acuerdo al documento del Ministerio de Vivienda de fines de abril del 2008, titulado: “Política y Plan del Sector Vivienda para la Reparación Temprana y Reconstrucción del Sismo del 15 de agosto del 2007”, el terremoto destruyó 52,154 casas y afectó a 140,338, de las cuales 23,632 debían declararse inhabitables. Por ello, se calculaba que debían levantarse unas 75,786. Según estos datos, luego de la tragedia, unas 320 mil personas se habrían quedado sin hogar y el Estado debía apoyarlas. Estos datos difieren del Informe elaborado por el Instituto de Defensa Civil (Indeci) del 01 octubre del 2007. Este establece que 88,434 casas se vinieron abajo totalmente, y 44,123 fueron afectadas seriamente. Lo que da un total de 132,557 viviendas destruidas. Es decir, existirían unas 662 mil personas sin techo. Si estos cálculos son correctos, la diferencia es de casi un 100% con la cifra señalada por el Ministerio de Vivienda. Si el INDECI tiene razón, es probable que unas 300 mil personas se queden sin atención de ningún tipo. 2.2. La estrategia del subsidio directo: Los Bonos 6000 Para atender semejante demanda, el gobierno decidió, como se mencionó, subsidiar. Entregar los famosos Bonos 6000. Para acceder a ellos, los pobladores debían, primero, ser empadronados para luego obtener el certificado de damnificado. El portal Vocesdelareconstrucción asegura que en Chincha se dieron, 16271 certificados; en Pisco 8088, y en Ica ,14771. De todos ellos, solo unos 18700, de acuerdo al Ministerio de Vivienda, recibieron bonos hasta el 25 de julio del 2009. La gran incógnita radica en saber cuántas casas se construyeron realmente luego de que se entregaron los 18, 700 bonos. En realidad, son empresas constructoras las que recibían el Bono y a cambio se encargaban de erigir las viviendas. A setiembre del 2009, por esta modalidad, solo 547 hogares han sido terminados, 426 se hallan en ejecución y unos 6860 supuestamente en estado de “proyecto”. Estos números explican porqué tanta gente se siente estafada con este sistema. La ineficacia del Bono 6000 no fue la causa de que saliera de circulación. Fueron las denuncias de malos manejos, corrupción e irregularidades los que lo descarrilaron. Tras hacerse varias denuncias públicas, el Congreso creó una comisión encargada de investigar el funcionamiento del programa. Sus conclusiones,

115

Informe sobre problemáticas de transparencia
y corrupción en la reconstrucción de Ica

presentadas en mayo del 2009, fueron contundentes. Se encontró responsable al ex Gerente General del Banco de Materiales, José Luís Qwistgard Suárez, de no supervisar adecuadamente la entrega del Bono. En el informe se acusa a Qwistgard Suárez del delito de omisión, rehúso o demora de actos funcionales. Además, se sostiene que los alcaldes de Lunahuaná, Cerro Azul y Chilca, en Cañete (Lima); Grocio Prado y Pueblo Nuevo, en Chincha; Parcona y San Juan Bautista, en Ica (Ica), cometieron el delito de abuso de autoridad por haber emitido constancias de damnificados a personas que no cumplían con los requerimientos de Ley. La investigación congresal logró determinar que 402 personas se beneficiaron ilegalmente con la entrega de este subsidio. Y como siempre las pérdidas fueron para el Estado. Estas irregularidades representaron la desaparición de 2 millones 418 mil nuevos soles. En sus recomendaciones, la Comisión sugiere a la Fiscalía que ahonde las investigaciones y le pide que inspeccione los inmuebles favorecidos con el Bono 6000 para que constate que efectivamente lo recibieron y lo usaron adecuadamente. También, solicitó a la Contraloría que efectúe “una auditoria global respecto a la entrega del Bono 6000 y al cumplimiento de las normas administrativas pertinentes”. En esta tarea se halla este órgano de control, el cual ha sugerido que se modifique sustancialmente la forma de entrega del subsidio para evitar que se produzcan más irregularidades. En ese entrampamiento se halla el Ministerio de Vivienda desde setiembre pasado y no sabe o no puede superarlo. Al parecer, en los últimos meses el Ejecutivo ha desistido de continuar con los planes de entrega de dinero en efectivo. A comienzos de abril –como si se tratara de otro cartel como el del hospital San Juan de Dios– el ministro de Vivienda y presidente del Fondo de Reconstrucción del Sur (Forsur), Juan Sarmiento Soto, indicó que “ya tenemos identificados a los verdaderos damnificados(…). Las casas tienen que ser para ellos. Ya tenemos la experiencia del Bono 6000, donde se presentaron cuestionamientos por parte de la Contraloría y no queremos caer en lo mismo”29. Al Bono 6000 se le enterró. Las irregularidades detectadas por Contraloría y la Comisión Congresal le restaron competencia alguna. Es por ello que

29 http://elcomercio.pe/noticia/456558/pisco-sigue-sin-hospital-terremoto-ministro-viviendasenala-que-reconstruccion-cumpleplazos-establecidos

116

2:
La reconstrucción

Sarmiento declaró a El Comercio: “Sabemos que existe un compromiso por parte del Estado con las familias damnificadas, pero también debemos velar por que esta ayuda llegue a las personas que lo necesitan. No podemos permitir que sea aprovechada por inescrupulosos”30. De acuerdo a El Comercio, la construcción de las viviendas saldrá a concurso el 15 de abril: el plazo de entrega de la obra vencería el 15 de agosto próximo31.

3. El rol del Fondo de Reconstrucción del Sur
El Fondo para la Reconstrucción del Sur (Forsur) se creó el 28 de agosto del 2007, mediante Decreto Ley Nº 29078. Como principal función se estableció la de coordinar la reconstrucción. Su norma de creación le asigna las siguientes funciones: “1. Realizar la evaluación general de los efectos del sismo del 15 de agosto del 2007 sobre las zonas declaradas en estado de emergencia. 2. Aprobar los planes y proyectos de rehabilitación, reconstrucción o construcción necesarios para el cumplimiento de los fines del FORSUR. 3. Priorizar las obras e inversión a ser ejecutadas con recursos del FORSUR por la gerencia general, los ministerios, las empresas públicas, los gobiernos regionales, gobiernos locales y terceros en el marco de los planes y proyectos de las zonas declaradas en estado de emergencia. 4. Coordinar y priorizar las obras de rehabilitación y reconstrucción a ser ejecutadas por los ministerios y sus organismos públicos descentralizados, con cargo a sus propios recursos, en el marco de los fines del FORSUR. El FORSUR, entonces, no es un ente ejecutor, sino una coordinadora –lo cual no siempre quedó claro para la población afectada– que sólo prioriza las obras e inversiones que serán ejecutadas para favorecer a los damnificados del último terremoto”32. Quizá su mejor definición sea la que se dio en el Informe de Proética “es la continuación de una vieja costumbre del Estado peruano: crear comisiones especiales en situaciones de emergencia33”. Y como suele ocurrir con este tipo de comisiones, hoy está totalmente desacredita. Lo estuvo con su presidente, el polémico Julio Favre, cuando la institución se mantenía en el centro del debate público y era fuertemente resistido
30 Ibidem 31 Ibidem. 32 Ludwig Huber y Leonardo Narvarte Op. Cit p.33 33 Ibidem

117

Informe sobre problemáticas de transparencia
y corrupción en la reconstrucción de Ica

en la región Ica. Tras su salida, las cosas mejoraron en lo político, pero los problemas de lentitud (no siempre por culpa de la entidad sino las trabas burocráticas propias de la administración pública nacional) y las a veces excesivas exigencias técnicas a Municipios sin capacidades para generar proyectos, ocasionaron un cuello de botella que ha impedido que la reconstrucción avance. Las estadísticas del propio Forsur, recién evidencian un progreso significativo en las obras de reconstrucción entre octubre de 2009 y marzo del presente año. Según estos datos, a octubre del 2008, solo se habían culminado 141 (13.5%) proyectos del total, gastándose en ellos 90 millones de nuevos soles; se encontraban en ejecución 261 (25%), cuyo costo total llegaba a las 208 millones de nuevos soles. Es síntesis, casi el 60% de las obras que el Forsur coordinaba estaban a dicha fecha “por iniciar”. (Ver cuadros adjuntos). A febrero del 2010, esta lamentable situación había mejorado. De los 141 proyectos finalizados se pasó a los 221 y los que se hallaban de ejecución se incrementaron de 251 a 413. A pesar de este evidente progreso, aún el 35% de las obras no se ha ejecutado. A tres años del terremoto estas cifras son inaceptables. Uno de los problemas que explica la demora es la incapacidad de las instituciones públicas para elaborar proyectos y expedientes técnicos. Las razones se hallan en la escasa preparación de los funcionarios, su desconocimiento de las normas, pero también en lo engorroso de los trámites. El dedo de la corrupción no se puede descartar tampoco. Juega un papel importante en la aparente desidia con la que se realizan los proyectos. Para que gane el postor con el que se ha acordado previamente, se demora la confección de las bases, se alargan los tiempos para luego declarar desiertas las licitaciones y así efectuar convocatorias de emergencia (en las que los concursos se eliminan y se elige a dedo). Octubre 2 009
Estado del Proyecto Culminados En Ejecución (*) Por Iniciar Financiados por otra fuente Total general Proyectos Nro 141 261 606 37 1,045 % 13. 5% 25. 0% 58. 0% 3. 5% 100. 0% Inversión Total (en Mill. Soles) 90.66 208.69 575.62 16.04 891.02

(*) Obras en ejecución, Proyectos con Expedientes Técnicos culminados, en elaboración y paralizados, obras paralizadas

118

2:
La reconstrucción

600 500 400 300 200 100 0 Culminados En ejecución (*) Por iniciar Financiados por otra fuente

18.enero.2010
Estado del Proyecto Culminados En Ejecución (*) Por Iniciar Financiados por otra fuente Total general Proyectos Nro 186 435 396 32 1,049 % 17. 7% 41. 5% 37. 8% 3. 1% 100. 0% Inversión Total (en Mill. Soles) 144. 20 526.64 221.95 11.62 904.41

(*) Obras en ejecución, Proyectos con Expedientes Técnicos culminados, en elaboración y paralizados, obras paralizadas

15.febrero.2010
Proyectos Estado del Proyecto Culminados En Ejecución (*) Por Iniciar Financiados pòr otra fuente Con transferencia (**) Total general Nro 221 413 373 43 1 1.051 % 21. 0% 39. 3% 35. 5% 4. 1% 0. 1% 100. 0% Inversión Total (en Mill. Soles) 175.95 458.14 141.71 1367.39 4.57 916.75

(*) Obras en ejecución, Proyectos con Expedientes Técnicos culminados, en elaboración y paralizados, obras paralizadas

Transferencia para el pago de Justo precio de la expropiación de los lotes de la zona Alto El Molino en Pisco.

119

Informe sobre problemáticas de transparencia
y corrupción en la reconstrucción de Ica

500 450 400 350 300 250 200 150 100 50 0 Culminados En ejecución (*) Por iniciar Financiados por otra fuente Con transferencia (**)

4. Negligencias y corrupción. Algunos casos, más
Exponemos ahora casos de corrupción en la reconstrucción que sido denunciados por la prensa, para pasar luego a ver algunos que fueron tratados por organismos públicos como Contraloría. 4.1 Soñando la casa propia imaginada A muchas personas en Ica se les aplica el dicho “Tanto nadar para morir en la orilla”. Las casi trescientas personas que habrían sido estafadas por la empresa Jomenap (según informa el Comité de Defensa de San Clemente), de alguna manera están pasando por esta situación. Obtuvieron lo que parecía más difícil y luego lo perdieron todo. Tras de quedarse sin nada tras el terremoto, consiguieron que las empadronaran, luego lograron que Defensa Civil les proporcione el certificado de damnificados, y, finalmente, con este documento en la mano hicieron que el Banco de Materiales (BanMat) les entregue el polémico Bono 6,000. Luego de seis a nueve meses de trámites, privaciones, reclamos y pataleos, ahí estaban: los seis mil soles en forma de una tarjeta. Era el pasaje para regresar a la normalidad.

120

2:
La reconstrucción

Con la tarjeta del BanMat en su poder comenzaron a escuchar propuestas. En la sede de esta institución en Pisco, diversas constructoras se instalaron para ofrecer sus servicios. Jomenap S.A.C. fue una de ellas. De acuerdo a su folleto publicitario, ofrecía construir una “vivienda madre” de 18 metros cuadrados con material noble (ladrillo y concreto), de tres ambientes (baño, cocina y uno de uso múltiple) y proyectada para un segundo piso y azotea. Muchos se convencieron de su seriedad. Total, contaba con un certificado emitido por el Ministerio de Vivienda. Pero la constructora les falló, cobró los bonos y se levantó las casas. Ante esa situación, unos diez damnificados cobraron valor y decidieron denunciar al gerente general de Jomenap, Enrique Montero Vargas y a Giuliana Carbajal, Gerente del Banco de Materiales. Incluso a los ex Ministros de Vivienda, Hernán Garrido Lecca y Enrique Cornejo. El 29 de setiembre del 2008, la Fiscal Lily Yarmas, abrió investigación contra todos los citados exceptuando a los ex ministros debido a que estos tienen derecho de antejuicio. El BanMat todavía no responde cómo se seleccionaron a estas empresas y qué está haciendo para que los damnificados puedan recuperar sus bonos. Jomenap asegura que el Banco de Materiales no le proporcionó los fondos para efectuar las labores a las que se había comprometido. La causa está abierta. 4.2 El Colegio San Martín: La reconstrucción interminable La remodelación del colegio San Martín de Pisco refleja, de alguna manera, la desidia, incompetencia y probablemente la corrupción, con la que se viene llevando a cabo, salvo honrosas excepciones, el proceso de reconstrucción. A mediados de marzo, la entonces Ministra de Vivienda, Nidia Vilchez, aseguró que a fines de julio último estaría habilitado el colegio emblemático de Pisco. La promesa cumplió el plazo, pero la escuela no estaba lista. Al cierre de la edición, la obra se hallaba paralizada hace más de 120 días. Mientras tanto, los 1200 alumnos que estudian en este plantel deben asistir a un colegio en condiciones indignas: cinco inodoros y un lavadero para todos los alumnos. Los módulos provisionales que se acondicionaron después del terremoto para que fungieran de aulas, son sólo malas imitaciones: no tienen puertas ni ventanas. Muchos de ellos, incluso han perdido las calaminas que servían de techo. El piso es tierra y el mobiliario da pena.

121

Informe sobre problemáticas de transparencia
y corrupción en la reconstrucción de Ica

La reconstrucción del colegio tiene problemas evidentes. Los nuevos pabellones se han erigido sobre un antiguo totoral del que brota agua permanentemente. Las zanjas abiertas para hacer los cimientos están completamente inundadas. A todas luces, no es el mejor suelo para efectuar una construcción que alojará a tantos niños y adolescentes. Y mucho menos para levantar edificios de ¡dos pisos! Para colmo de males, están a menos de 500 metros del mar. La raíz del problema estaría en que no existió una idónea planificación de la obra y una adecuada selección de la empresa encargada de efectuarla. Por la documentación revisada, no se hizo expediente técnico, a lo sumo un perfil. En enero del 2008, el Programa Nacional de Infraestructura Educativa le adjudicó el proyecto valorizado en S/. 9’618,025 a Constructora Luren, una empresa con poca experiencia. Error fatal. Cumplido el año de inicio de la remodelación, el 26 de abril, Luis Huaylinos, jefe de la Oficina de Infraestructura Educativa, tuvo que comunicarle al director del colegio San Martín que se paralizaron los trabajos porque se decidió resolver el contrato con la constructora debido a sus reiterados incumplimientos. Durante la reconstrucción, las réplicas de la poca planificación, preparación y corrupción, han desarmado lo que se avanzó. Los errores, se pagan con creces. Estas deficiencias no solo han ocasionado demoras en la culminación del proyecto, sino un incremento en su precio. El 10 de julio pasado, el Ministerio de Educación solicitó a su par de Economía y Finanzas (MEF) que apruebe un incremento en el valor del proyecto por un monto ascendente a S/. 2’574,598.98, un 23.15% adicional. Los funcionarios del MEF expresaron sus reticencias y consideraron que el aumento no se justificaba. Por ello, “se ha comunicado al Órgano de Control Interno del Ministerio de Educación a fin de que analice las causas que sustentan las modificaciones [al proyecto] o las posibles deficiencias de los estudios de preinversión con los que se otorgó la viabilidad”. Es decir existirían indicios de irregularidades que deberán ser investigadas A los alumnos los han convertido en personajes en un circo con una carpa que se desmorona a merced de bestias salvajes ávidas que fuera de sus jaulas entorpecen el estudio. Las clases en el colegio San Martín ya empezaron, la función debe continuar, mientras se espera a que instalen aulas mínimamente decentes. 4.3 AA.HH. Carmen Rosa Mendoza: compartiendo basura con las ratas “Hace dos años que vivimos rodeados de basura. Por más que nos quejamos, que pedimos al alcalde [Juan Mendoza] que mande a los

122

2:
La reconstrucción

camiones para recogerla, no nos hace caso”, asegura Blanca Vergara, una pisqueña que lo perdió todo con el terremoto y que ahora se ha visto obligada a habitar en la insalubre barriada que se ubicada a ocho cuadras de la Plaza de Armas de Pisco. Los desperdicios, arrojados por los propios pobladores de la zona, se acumulan a vista y paciencia. “Ya no sabemos qué hacer. En las noches las ratas y pericotes no nos dejan tranquilos. Caminan por todo lado y hasta mordisquean a nuestros hijos”, afirma la señora Vergara. Otra vecina del lugar, Carmen Choque, cuenta que “Aquí hay bastantes ratas y moscas. Un montón de bichos. Todo porque no se recoge la basura. A mi hijita, por los olores, por la suciedad será, le han salido unas bolas, unas pelotas en la cabeza que están llenas de pus. No hay derecho. Así no se puede vivir”, reclama indignada. La barriada cuenta con luz gracias a que la empresa eléctrica puso un medidor que es pagado entre todos. Hay, sin embargo, un grupo de pobladores que prefieren “jalar” sus propios cables desde alguna casa cercana. El agua escasea, llega en cisternas o por conexiones directas a la troncal. Una multitud de tubos de PVC cruza las callecitas hasta perderse dentro de las rústicas cabañas. Lo que si no existe es desagüe. “Esto es terrible. No hay baños. La gente hace sus necesidades sobre papeles o bolsas y luego las botan por ahí. Cualquier día, va a ver una epidemia”, advierte Blanca Vergara. Eso no es todo. Desde la noche posterior al terremoto, todos los residentes del lugar viven en absoluta precariedad. Salvo unos cuantos que se beneficiaron con módulos de madera, el resto habita cabañas de seis por cinco metros alineadas una junto a la otra. Casi todas han sido construidas con cartones, plásticos y maderas. El suelo en la mayoría de ellas es de tierra apisonada. Con estos materiales, sus habitantes, son blancos fáciles del viento, el frío y la lluvia. Invocando la conmoción del alcalde de Pisco, la población, desesperada para conseguir ayuda, bautizó el conjunto con el nombre de la hermana del gobernante: Carmen Rosa Mendoza, quien murió en el terremoto. Esto fue hace un año. Hasta la fecha, según la dirigente Carmen Arenas, sólo han obtenido que se les reparta quince módulos de madera para las 144 familias que viven en estas difíciles circunstancias. Dos años después del terremoto, sus condiciones de vida han empeorado considerablemente. En invierno, el frío y en verano, el calor, se cuelan sin misericordia en las rústicas habitaciones. Cercados por la basura, los roedores, los bichos y las enfermedades, los pobladores de “Carmen

123

Informe sobre problemáticas de transparencia
y corrupción en la reconstrucción de Ica

Rosa Mendoza” están arrinconados a la indiferencia e ineptitud de las autoridades encargadas de la reconstrucción. 4.4 Avenida Fermín Tangüis: Pisco sin ruta ni camino La pista de ingreso a Pisco lleva el nombre de Fermín Tangüis, héroe científico nacional que a inicios del siglo XX ayudó al apogeo de la industria textil nacional cuando investigó y halló una cepa de algodón única: fibra que producía más, resistente a las plagas y de calidad: el algodón Tangüis. La reconstrucción de la avenida Fermín Tangüis está plagada de retrasos e irregularidades en el desembolso de los pagos para la ejecución de las obras. Desde hace dos meses, el contratista –Consorcio San Gallán– paralizó las obras aduciendo una supuesta falta de pagos. La historia empezó el 8 de julio del 2008, cuando el Comité Especial de Adjudicaciones de la Municipalidad de Pisco le otorgó la buena pro para la elaboración del expediente técnico y ejecución de la mencionada obra a Consorcio San Gallán. Este quedó como único postor al ser descalificados los otros dos que se presentaron. Por ello, fue aceptada su oferta económica de S/. 10’476,517.03 y la de realizar los trabajos en 195 días. Tras la elaboración del expediente técnico y su aprobación, los trabajos físicos se iniciaron el 5 de febrero y debían culminar en 150 días. Es decir, para los primeros días de julio la reconstrucción de esta carretera debía estar culminada. Pero nada de esto ha pasado. De acuerdo al teniente alcalde, Fernando López Escalante, la ejecución del proyecto debe estar en un 30% o 40%. Aún así, la Municipalidad ha desembolsado S/. 7’163,337.68. Es decir, las dos terceras partes para la ejecución de esta obra. Lo curioso es que estas entregas de dinero se siguieron realizando a pesar de que eran evidentes los retrasos. Actualmente, los regidores de la Municipalidad de Pisco han efectuado una serie de inspecciones y están procediendo a denunciar al Consorcio por el abandono de la obra y a los funcionarios Municipales por este dispendio y mala administración. Tras investigar este caso, en diciembre último, la Contraloría halló responsabilidad en el alcalde de Pisco, Juan Mendoza.

124

2:
La reconstrucción

En el Informe de Verificación de Denuncias n° 372-2009-cg/oric-ar de la Municipalidad Provincial de Pisco-Región Ica se concluye: Se ha determinado que el Alcalde y los Funcionarios relacionados con la obra “Rehabilitación y Mejoramiento de la Av. Fermin Tangüis – Pisco, favorecieron indebida y recurrentemente al contratista “Consorcio San Gallán”, al otorgarle un adelanto de S/. 3.736.970,92 por materiales, suma que no guardaba congruencia con el calendario de necesidades de materiales ni con el calendario valorizado de avance de obra del Expediente Técnico; asimismo, al autorizar desembolsos por S/. 1.002.609,95 por partidas no ejecutadas o realizadas con un menor alcance al informando en las valorizaciones, además de convenir ampliaciones de plazo contractuales para cubrir retrasos injustificados de obra y no aplicar las penalidades por el monto máximo permitido ascendente a S/. 1.020.651,70, hechos que evidencian la existencia de indicios de presunta comisión del delito de Negociación Incompatible con el Cargo, previsto y penado en el Artículo 399° del Código Penal vigente”. Actualmente el caso se ha pasado al Ministerio Público, donde se viene investigando. 4.5 Sin hospitales, no hay dónde caer muerto o ser atendido Un tema que atrajo la atención de la prensa es la reconstrucción de los hospitales. Aunque no se han detectado casos explícitos de corrupción, las demoras, retrasos y negligencias en recuperar los hospitales –tema fundamental– han levanto suspicacias e indignación. No se debe dejar de mencionar que el tristemente célebre empresario dominicano, Fortunato Canaán (protagonista estelar del escándalo de los Petroaudios), le puso la puntería a estas obras. Como se ha detallado, Canaán y su socio-empleado Rómulo León Alegría presionaron a los ministros de Salud, Vallejo y Hernán Garrido Lecca, para hacerse de los contratos para levantar los nosocomios afectados por el terremoto del 15 de agosto del 2007. Incluso Canaán y su comitiva se reunieron en Palacio de Gobierno con el Presidente Alan García en octubre del 2007 para discutir las formas y montos de las inversiones, como el propio mandatario ha reconocido. Lo cierto es que a la fecha, el hospital Regional de Ica sigue en las mismas condiciones en las que lo dejó el terremoto. Sigue atendiendo pacientes, enfermos y heridos en carpas y en condiciones verdaderamente deplorables.

125

Informe sobre problemáticas de transparencia
y corrupción en la reconstrucción de Ica

Un informe de Canal N y del diario El Comercio34 presentados los primeros días de diciembre pasado, dieron cuenta de cómo niños y enfermos deben soportar temperaturas de hasta 42 grados e inclusive los pacientes que se encuentran en cuidados intensivos están en constante riesgo. Los médicos del hospital no tienen condiciones de higiene y esterilidad aceptables para atender a los pacientes: bisturís y agujas son desinfectados en recipientes de plástico con lejía. El informe generó un amplio despliegue sobre el caso en los medios de comunicación. El influyente diario capitalino El Comercio editorializó al respecto.
“Tres ministros han pasado por la cartera de Salud desde que en agosto de 2007 un sismo acabó con la tranquilidad de Cañete, Chincha, Pisco, Ica y parte de Huancavelica. Sin embargo, a pesar de haber contado con un ministro por año, la ineficiencia del Estado sigue prevaleciendo en la lucha inconclusa por elevar el bienestar de localidades que viven en medio de la precariedad y además en una situación infrahumana en lo que corresponde a los servicios públicos de salud. Lo que sucede con el Hospital Regional de Ica por ejemplo, tal y como explicó ayer un reportaje de El Comercio, es simplemente desolador, dramático y patético. (…). Esto es inconcebible, sobre todo en un país que pregona superávit y crecimiento, y donde las promesas de los últimos tres ministros de Salud —Carlos Vallejos, Hernán Garrido Lecca y el actual, Óscar Ugarte— no se han cumplido en lo más mínimo. A más de dos años de la tragedia, las autoridades regionales y municipales también tienen que asumir su cuota de irresponsabilidad, porque si bien el Hospital de Ica depende del sector Salud, nada justifica la inacción y la omisión frente al sufrimiento de los conciudadanos iqueños”35.

El mencionado editorial incide en dos problemas. El primero es el de la incapacidad de las autoridades para hacer frente a las tareas de reconstrucción. Esta incapacidad es absolutamente palpable debido a que, a diferencia de otros momentos de nuestra historia reciente, la caja fiscal está los suficientemente cargada como para hacer frente a estas obligaciones. Lamentablemente, lo que falta es capacidad o voluntad para realizar estas tareas. El otro asunto es él de la conducción política. Tres ministros en dos años y medio impiden que las cosas lleguen a buen puerto. Sin embargo, en
34 http://peru21.pe/noticia/379385/mas-dos-anos-despues-hospital-regional-ica-aun-funciona-carpas 35 http://elcomercio.pe/impresa/notas/dos-anos-despues-hospital-ica-carpa/20091207/378296

126

2:
La reconstrucción

este ministerio la cosa no es tan dramática cómo en el despacho de Vivienda. Una vez que se emitieron estos informes, las autoridades reaccionaron e inmediatamente anunciaron la reconstrucción de los hospitales de Ica y Pisco. Ambos, según el Ministro Óscar Ugarte, estarían listos para el primer semestre del 2011. La inversión destinada supera los S/.280 millones. Al momento de hacer el importante anuncio, el Ministro reconoció las demoras y las atribuyó a la falta de equipos técnicos. Una constante en toda las obras de reconstrucción y que se había señalado anteriormente en el Informe de Proética.
“Después de un prolongado retraso, que —debo reconocer— se produjo por la falta de equipos técnicos capaces en el ministerio para elaborar con prontitud los perfiles y los expedientes técnicos de estos nosocomios, hemos podido culminar todo el proceso de licitación y entregado la construcción de estos tres hospitales a igual número de empresas constructoras(…). Puedo asegurar que entre abril y junio del 2011 deben quedar construidos y totalmente equipados con instrumental médico de última generación. Estos tres hospitales se convertirán en los más modernos del país36”, señaló Ugarte.

La buena noticia no impidió que el decano del Colegio Médico de Ica, Fernando Carranza Quispe, señalara que “si bien se ha comenzado a superar el grave problema de falta de hospitales, es necesario mejorar el deficiente servicio que se sigue prestando en el hospital de campaña de Ica (…). Los pacientes aún soportan las elevadas temperaturas en las carpas y la polvareda que se levanta por la falta de losa. No hay suficientes servicios higiénicos y a eso se suman la falta de agua potable y las constantes fluctuaciones de la electricidad que han deteriorado algunos equipos.37”

5. La labor de Contraloría
Siendo la Contraloría General de la República la institución encargada constitucionalmente de pedir rendición de cuentas a la forma en que las instituciones públicas gastan el dinero del erario nacional que se les asigna, así como evaluar que el gasto sea oportunamente destinado

36 http://elcomercio.pe/impresa/notas/nuevos-hospitales-ica-pisco-estarian-listos-primersemestre-2011/20100125/404047 37 Ibidem

127

Informe sobre problemáticas de transparencia
y corrupción en la reconstrucción de Ica

a los fines para los que fue presupuesto, nos parece vital analizar su comportamiento en su proceso de fiscalización de la reconstrucción. 5.1 El seguimiento contable del gasto Entre el 2008 y la fecha la Contraloría General de la República ha elaborado los siguientes informes. • “Control Preventivo a los Proyectos y Actividades del Estado de los Componentes: Programa Agua para Todos y FORSUR, Período: Jul – Ago.2009”. Informe Consolidado N° 004-2009-CG/CA-COT • Informe Nº 013-2008-CG/CA-VE. Informe de Control Preventivo a las Actividades/Proyectos de los Componentes “Continuidad del Shock de Inversiones”, “Programa Agua para Todos” y “Fondo para la Reconstrucción Integral de las Zonas afectadas por el sismo del 15.Ago.2007 (FORSUR)” al 31.Oct.2008 • Informe Consolidado N° 01-2009-CG/CA-VE “Control Preventivo a los Proyectos y Actividades del Estado de los Componentes: Programa Agua para Todos y FORSUSR, Período: Mar – Abr.2009” • Informe Nº 002-2009-CG/CA-VE: “Informe de Control Preventivo a las Actividades/Proyectos de los Componentes: Continuidad del Shock de Inversiones, Programa Agua para Todos y Fondo para la Reconstrucción Integral de las Zonas afectadas por el sismo del 15.Ago.2007 (FORSUR)”, al 31.Dic.2008” : 6 de marzo del 2009 • Informe de Control Preventivo a las Actividades/Proyectos de los Componentes: Continuidad del Shock de Inversiones, Programa Agua para Todos y Fondo para la Reconstrucción Integral de las Zonas afectadas por el sismo del 15.Ago.2007 (FORSUR)”, al 30.Nov.2008 • Informe de Control Preventivo a las Actividades/Proyectos de los Componentes “Continuidad del Shock de Inversiones”, “Programa Agua para Todos” y “Fondo para la Reconstrucción Integral de las Zonas afectadas por el sismo del 15.Ago.2007 (FORSUR)” al 30.Set.2008.38 En estos informes contraloría realiza un seguimiento de la forma en que se usa el dinero proporcionado por el Estado. El control sigue los progresos en los gastos y la forma en que estos vienen siendo ingresados en el Sistema Contable del Tesoro Público conocido como el Sistema Integrado de Administración Financiera del Sector Público (SIAF-SP).

38 http://www.contraloria.gob.pe/wps/portal/portalcgr/infocontrol

128

1:
La atención de la emergencia

De este análisis solo se puede inferir el avance en el nivel de gasto y si ha sido correctamente registrado en las cuentas públicas. Aún así, Contraloría halla algunas irregularidades, en el Informe “Control Preventivo a los Proyectos y Actividades del Estado de los Componentes: Programa Agua para Todos y FORSUR, Período: Jul – Ago.2009”. Informe Consolidado N° 004-2009-CG/CA-COT. En el capítulo sobre las limitaciones señala:
“El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), al igual que en el año fiscal 2008, pone a disposición de la CGR, las vistas del SIAF – SP correspondientes al Año Fiscal 2009 de los componentes: “Programa Agua para todos y “FORSUR”. Sin embargo, (…), en el caso del segundo Componente, la ausencia del marco presupuestal y su ejecución por las transferencias recibidas de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM): así como a partir de la dación del Decreto de Urgencia N.- 046 -2009, la falta de registros de las trasferencias realizadas por el MEF a las unidades ejecutoras de los proyectos declarados de necesidad nacional y prioritarios. Tales aspectos, limitan el análisis y seguimiento de la ejecución presupuestal de los proyectos y actividades”.

Es decir, por incomprensibles razones, el Ejecutivo no está siendo transparente con los recursos que se destinan para la reconstrucción. Existen dineros que son transferidos a unidades ejecutoras y que no pueden ser fiscalizados, ni siquiera a un nivel meramente contable. Por otra parte, sobre los niveles de gasto se hace la siguiente observación: “Para el Año Fiscal 2008, apreciándose que al 31. Ago. 2009 del Marco Total ascendente a S/. 126 130 437,00, se presenta un devengado [se gastó] de S/. 125 872 372,78 y un giro [se efectuó el pago] de S/. 99 943 650, 58 equivalentes al 99.80% y 79.24%, respectivamente. Asimismo, con la finalidad de mostrar las variaciones mensuales de la ejecución presupuestal de los citados recursos, el cuadro referido, contiene los registros correspondientes al periodo Enero – Agosto 2009; revelándose que en los meses de análisis Julio y Agosto 2009, los registros de recursos del Año 2008 no muestran variaciones39”.

39 http://www.contraloria.gob.pe/wps/portal/portalcgr/infocontrol

129

Informe sobre problemáticas de transparencia
y corrupción en la reconstrucción de Ica

Cuadro N° 16 FORSUR ESTADO DE EJECUCION PRESUPUESTAL, AÑO FISCAL 2008 FUENTE DE FINANCIAMIENTO “RECURSOS ORDINARIOS” -Al 31.Ago.2009MARCO MONTO S/. % COMPROMETIDO MONTO S/. 125,872,372.78 125,872,372.78 125,872,372.78 126,130,437 100 125,872,372.78 125,872,372.78 125,872,372.78 125,872,372.78 125,872,372.78 DEVENGADO MONTO S/. 125,872,372.78 125,872,372.78 125,872.372.78 125,872,372.78 125,872,372.78 125,872,372.78 125,872,372.78 125,872,372.78 GIRADO MONTO S/. 94,020,537.37 96,787,894.56 % 74.54 78.74

PERIODO REPORTADO Al 31. Ene.2009 Al 28. Feb.2009 Al 31. Mar.2009 Al 30.Abr.2009 Al 31. May. 2009 Al 30.Jun.2009 Al 31.Jul.2009 Al 31. Ago.2009

100,110,726.58 79.37 100,110,726.58 79.37 99,943.650.56 99,943,650.58 99,943,650.58 99,943,650.58 79.24 79.24 79.24 79.24

Fuente: Sistema Integrado de Administración Financiera del Sector Público (SIAF)

Se puede señalar que, de acuerdo a estas cifras, el Forsur está gastando todo el dinero que se le asigna, no retorna al Estado cifras significativas de dinero y apenas avanza con las obras. Otro misterio que llama la atención son las fuertes cantidades mensuales de dinero que parecería que se destinan al pago de asesorías. En la ejecución presupuestal de julio del 2009, la Contraloría detecta que “la específica 1 [el rubro de gasto de julio por el concepto de]: “Servicios de Consultoría y similares desarrollados por Personas Jurídicas con un Marco Presupuestal de S/. 1.500.000,00, registra un importe girado de S/. 315.041,61, equivalente al 21% de su marco; y la específica 2: Servicios de Consultorías, Asesorías y similares desarrollados por Personas Naturales con un Marco Presupuestal de S/. 263.539,00 representando el 32.95% de su respectivo marco (ver el cuadro adjunto)”.

130

Cuadro N° 14 FORSUR ESTADO DE EJECUCION PRESUPUESTAL POR ESPECIFICA, AÑO FISCAL 2009 -En soles al 31.Jul.2009TOTAL MARCO (PIM) COMPROMETIDO DEVENGADO GIRADO GIRADO/ MARCO %

CODIGO

DETALLE

SECTOR 01 PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS PLIEGO 001 PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS 583,216.33 387,171.61 401,671.61 22.79

334,536.33

300,341.61

315,014.51 21.00

UNIDAD EJECUTORA PCM- FONDO PARA LA RECONSTRUCCION INTEGRAL DE LAS 014-1279 1,763,539.00 ZONAS AFECTADAS POR EL SISMO DEL 15/08/2007 FORSUR. GENERICA 5-23: BIENES Y SERVICIOS SUB-GENERICA 2 CONTRATACION DE SERVICIOS DETALLE SUB-GENERICA 7 SERVICIOS PROFESIONALES Y TECNICOS AGRUPACION POR ESPECIFICA SERVICIOS DE CONSULTORIA, ASESORIAS 1 Y SIMILARES DESALLADOS POR PERSONAS 1,500,000.00 JURIDICAS. SERVICIOS DE CONSULTORIAS, ASESORIAS 2 Y SIMILARES DESARROLLADOS POR 263,539.00 PERSONAS NATURALES TOTAL 1,763,539.00 248.680.00 583,216.33 86,830.00 387,171.61

86,830.00

32.95 401.871.61 22.79

Fuente: Sistema integrado de Administración Financiera del Sector Público

2:

La reconstrucción

131

Informe sobre problemáticas de transparencia
y corrupción en la reconstrucción de Ica

Para agosto del 2009, el órgano de control señala: “la específica 1: Servicios de Consultoría, Asesorías y similares desarrollados por Personas Jurídicas presenta un Marco Presupuestal de S/. 1.360.985,00, con un importe girado de S/. 334.536,33, lo que representa el 24.58% de su respectivo Marco Presupuestal. Asimismo, la específica 2: Servicios de Consultoría, Asesorías y similares desarrollados por Personas Naturales registra un Marco Presupuestal de S/. 263.539,00, con un importe girado de S/. 113.647,00, lo que representa el 43.12% de su respectivo Marco Presupuestal (ver cuadro adjunto)40”. Cuadro N° 15 FORSUR ESTADO DE EJECUCION PRESUPUESTAL POR ESPECIFICA, AÑO FISCAL 2008

CODIGO

DETALLLE

TOTAL MARCO (PIM) S/.

COMPROMETIDO S/.

DEVENGADO S/.

GIRADO S/.

GIRADO/ MARCO %

SECTOR 01 PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS PLIEGO 001 PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS UNIDAD EJECUTORA PCM- FONDO PARA LA RECONSTRUCCION 014433,483.33 INTEGRAL DE LAS 1,624,524.00 902,406.33 1279 ZONAS AFECTADAS POR EL SISMO DEL 15/08/2007 FORSUR. GENERICA 5-23: BIENES Y SERVICIOS SUB-GENERICA 2 CONTRATACION DE SERVICIOS DETALLE SUB-GENERICA 7 SERVICIOS PROFESIONALES Y TECNICOS AGRUPACION POR ESPECIFICA SERVICIOS DE CONSULTORIA, A S E S O R I A S 1 1,360,985.00 389,336.33 319,636.33 Y SIMILARES DESALLADOS POR PERSONAS JURIDICAS. SERVICIOS DE C O N S U LTO R I A S, A S E S O R I A S 2 263,530.00 413,072.00 113,647.00 Y SIMILARES DESARROLLADOS POR PERSONAS NATURALES TOTAL 1,624,524.00 802,408.33 433,483.33

448,183.33 27.59

334.536.33 24.58

113,547.00 43.12

448,183.33 27.59

Fuente: Sistema integrado de Administración Financiera del Sector Público (SIAF-SP) -Al 31.Ago.2009-

40 Ibidem

132

2:
La reconstrucción

Las observaciones efectuadas por Contraloría invitan a pensar que Forsur cuenta con los recursos suficientes para contratar a técnicos que los asesoren en la elaboración de proyectos. Aunque habría que determinar si las mencionadas asesorías son utilizadas para estas tareas o más bien encubren algún tipo de gasto poco claro o inútil. Es necesario investigar qué empresas y qué personas brindan este tipo de asesorías y sobre qué rubros específicos. 5.2. Los hallazgos y denuncias por casos de corrupción El 16 de diciembre del 2009, la Gerencia Central de Relaciones Institucionales de la Contraloría General de la República emitió un comunicado de prensa en el que se ponía de conocimiento de la opinión pública los hallazgos encontrados durante sus investigaciones de posibles actos de corrupción en la obras de reconstrucción del Sur. En la nota de prensa N° 35-2009-CG/GRI, la Contraloría indicó, luego de realizar 104 acciones de control a raíz del terremoto, que se encontraron indicios razonables para suponer que diversos funcionarios había cometido los delitos de: “apropiación ilícita, peculado culposo agravado, negociación incompatible, aprovechamiento indebido del cargo y omisión de actos funcionales, ocasionando la no distribución de donaciones a los damnificados, responsabilidades administrativas, pagos sin sustento por prestaciones no ejecutadas, inaplicación de penalidades por atraso en la entrega de las prestaciones y contratación con proveedores inhabilitados en la celebración de contratos de alquiler de maquinaria y que no cumplían las especificaciones técnicas, entre otros”. Todos estos hechos, según señala el comunicado, se habían puesto en conocimiento “de las instancias correspondientes”. Además, indica que operativos sorpresa, realizados durante las últimas semanas, identificaron irregularidades por un monto de S/. 2,5 millones en obras de reconstrucción, que denotan indicios de delito de negociación incompatible con el cargo y colusión desleal. En cuanto a las acciones de control preventivo, se reportaron 175 riesgos (posibilidad de ocurrencia de eventos que puedan entorpecer el logro de los objetivos), respecto a la calidad y aprobación de los expedientes técnicos, deficiencias en los procesos de ejecución de obra, asimismo, incumplimiento de la normativa de contrataciones por parte del contratista y demora en las transferencias financieras para el inicio y ejecución de las obras. “Las labores de control ejecutadas en los últimos 24 meses suman 104. Estas se realizaron en los Gobiernos Regionales de Ica, Lima y

133

Informe sobre problemáticas de transparencia
y corrupción en la reconstrucción de Ica

Huancavelica, Municipalidades Provinciales de Ica, Pisco y Chincha, Fondo para la Reconstrucción del Sur – FORSUR, Instituto Nacional de Defensa Civil – INDECI, PRONAA, EMAPISCO, EMAPICA, EMAPA CAÑETE, EPS Chincha, Municipalidad Distrital de Ilabaya – Jorge Basadre, Ministerios de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Agricultura y de la Mujer y Desarrollo Social, Empresa de Administración de Infraestructura Eléctrica S. A. – ADINELSA, y Fondo Nacional de Desarrollo Pesquero – FONDEPES, entre otras. Varias de estas instituciones han sido comprendidas dentro de los resultados mencionados anteriormente”. Según la Nota de Prensa, la Contraloría seguía trabajando en la zona, desarrollando los exámenes especiales al “proyecto Agua para Todos, cuyas obras vienen siendo ejecutadas por el Gobierno Regional de Ica y las empresas prestadoras de servicios de saneamiento de Ica y Chincha. Así también se ha iniciado un programa integral de veedurías en la zona, que implica la visita a 620 proyectos cuya inversión asciende a más de 700 millones de nuevos soles”. Contraloría efectuó informes para cada uno de los casos y los puso a disposición del Ministerio Público a través de su Procurador. Algunos de ellos, cómo el de la construcción de la Avenida Fermín Tangüis, se han expuesto líneas arriba o el caso sobre el robo en el reparto de donaciones. El otro foco de corrupción fue en la adquisición de viviendas temporales o módulos de madera que diferentes instituciones –desde el Ministerio de Vivienda hasta alcaldías distritales– compraron para los damnificados. De acuerdo con la documentación aparecida en la prensa, el órgano de control detectó que el sector Vivienda “adquirió 1,400 módulos de madera de una empresa que no demostró contar con experiencia en la venta de los mismos”. Además, pese a las advertencias sobre esta mala contratación, la cartera ministerial –hoy dirigida por Juan Sarmiento– volvió a contratar a la compañía “no obstante que tenía incumplimiento contractual”. Para la Contraloría, los funcionarios a cargo de esta contratación cometieron delitos de negociación incompatible y aprovechamiento indebido del cargo, por lo que dispone que la Policía inicie las investigaciones. También sucedió con el Gobierno Regional de Ica, presidido por Rómulo Triveño. Se aprovechó la destrucción de las viviendas y locales públicos para favorecer a contratistas a quienes se les compró 157 módulos prefabricados. “El contratista se benefició con un pago indebido de

134

2:
La reconstrucción

hasta S/.376,981.69 por prestaciones no ejecutadas”, refieren los documentos. La Contraloría también detectó que el alcalde de Pisco, Juan Mendoza y varios funcionarios ediles se coludieron para favorecer a la empresa: Sematech Servicios Generales, que fue contratada el 6 de marzo de 2008 para fabricar 725 módulos de vivienda prefabricadas a un costo de S/.870 mil. Según el informe, a esta empresa también le permitió aplazar la fecha de entrega de los módulos sin aplicar las penalidades, a pesar que las entregas fueron incompletas. A pesar de ello, les dieron varios adelantos de dinero.
N° de Informe 002-2008-VMMS-GDU-MPP 002-2008-VMMS-GDU-MPP 007-2008-VMMS-GDU-MPP 001-2008-VMMS-GDU-MPP 005-2008-VMMS-GDU-MPP 008-2008-VMMS-GDU-MPP Fecha 04.Jul.2008 04.Jul.2008 04.Jul.2008 04.Jul.2008 04.Jul.2008 04.Jul.2008 Distrito Tupac Amaru Inca Huancane Paracas San Clemente Humay Independencia Observaciones Los módulos llegaron incompletos. Incompletos Sin techo Incompletos Incompletos Incompletos

Aparte de estas irregularidades para hacerse con la obra, Sematech habría entregado al municipio dos cartas fianzas de la compañía de seguros Mapfre, al parecer, falsas. Dados estos hechos, Contraloría concluye: “El Alcalde Juan Mendoza y el Gerente José Aparcana participaron en la suscripción y ejecución del Contrato de Adquisición de Bienes de fecha 06.Mar.2008, para la “Adquisición de 725 Módulos de Vivienda”, permitiendo que el contratista incumpliera su obligación de presentar las Garantías por Fiel Cumplimiento y Adelantos; otorgando asimismo ampliaciones de plazo indebidas; omitiendo la aplicación de penalidades por S/. 87.000,00; permitiendo que se efectúen pagos por prestaciones no ejecutadas de S/. 30.015,00, sin impulsar ninguna acción contra el proveedor; con relación a la presentación como Cartas Fianzas de documentos que no son ciertos, propiciando que el contratista obtenga un beneficio presuntamente fraudulento ascendente a S/. 117.015,00, en perjuicio de la Entidad, contando para ello con la participación activa del contratista

135

Informe sobre problemáticas de transparencia
y corrupción en la reconstrucción de Ica

quien ejecutó las acciones necesarias para lograr consumar la presunta defraudación provocada al Estado, hechos que evidencian la existencia de un acuerdo colusorio subrepticio celebrado entre los funcionarios ediles y el contratista, para permitir que éste último se beneficie indebidamente en el pago del monto antes indicado. Situaciones que configuran la presunta existencia de indicios de la comisión del delito de Colusión Desleal previsto y penado en el artículo 84° del Código Penal vigente”.

6. Las acciones de control del Congreso
13 de mayo del 2010, la Comisión de Fiscalización y Contraloría del Congreso de la República presentó finalmente su informe sobre la reconstrucción del sur. De acuerdo a este documento se detectaron actos de corrupción, pero sobre todo una enorme ineficiencia en la ejecución del gasto y las donaciones que se entregaron para aliviar las difíciles condiciones de os habitantes de las zonas afectadas por el terremoto del 2007. Entre sus conclusiones más importantes se indica que las donaciones (la mayoría de ellas efectuada para aliviar las precarias condiciones en las que vivían los sobrevivientes), prácticamente no se han usado. Según los reportes, a abril del 2009 se acumuló un fondo por donaciones que llegaba a US$ 109`693,443. De dicha cantidad solo se ha usado US $36, 432, 179.66, lo que representa apenas el 28% del total. Un hecho sobre el que llama la atención los congresistas y que pudiera ser anecdótico, sin embargo refleja bien el manejo demagógico y poco transparente de la información sobre la reconstrucción. El informe hace notar las enormes diferencias de cifras que manejan las diferentes autoridades estatales sobre los montos asignados a las tareas de rehabilitación. Mientras el Presidente Alan García, ha señalado que su gobierno ha destinado S/ 1,123 millones de nuevos soles a estas labores, la ministra de Economía Mercedes Araoz, ha afirmado que solo alcanzarían a los S/ 632, 90 millones de nuevos soles. De este monto, se ha confirmado que solo se desembolsó a enero del 2010 S/ 303`25 millones de nuevos soles. Los Ministerios más criticados por su ineficiencia y por haberse detectado actos de corrupción son los de Vivienda, Educación, Salud y los de la Mujer y Desarrollo Social. En cuanto al Ministerio de Vivienda, se indica que hubo excesiva demora en el uso de los que le fueron asignados. En las conclusiones se señala: “se ha determinado que a la fecha no se ha evidenciado el sustento de

136

2:
La reconstrucción

las transferencias realizadas a las Unidades Ejecutoras responsables de efectuar las obras de saneamiento, por lo cual el Ministerio Público deberá investigar para determinar la posible comisión de delito de Omisión, Rehusamiento y Demora de Actos Funcionales en la modalidad de Retardo”. En el Ministerio de Educación e encontró que hubo “excesiva lentitud en el uso de fondos transferidos” y evidentes actos irregulares en la contratación de las empresas que reconstruirían los colegios de Pisco, José de San Martín y Bandera Perú, el colegio Santa María en Chincha, colegio San Luis Gonzaga de Ica y en la adquisición de 100 aulas temporales compradas con dinero de una donación japonesa. También se asegura que indebidamente se incrementaron de los costos de estas obras y que no se presentaron expedientes técnicos debidamente sustentados. Al Ministerio de Salud se le sindica la demora en la utilización de los que se le transfirieron para la reconstrucción de diversos nosocomios. Entre ellos, el hospital Santa María Socorro de Ica el cual contaba con una donación proveniente de la cooperación internacional. Los congresistas determinaron que injustificadamente se dejó de emplear S/ 13`835,479 de la donación de la AECID de España, ascendente a 8`860,000. Existen también presuntos actos ilícitos en la reconstrucción del Hospital Regional de Ica. La Comisión, además ha encontrado indicios de peculado cometido supuestamente por los funcionarios de la Oficina de Control Patrimonial del Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social (MIMDES). En las conclusiones del informe se indica que “los bienes adjudicados al MIMDES que no fueron distribuidos a la zonas declaradas en estado de emergencia, figuran en los reportes de la Oficina de Control Patrimonial como entregados a diversas instituciones”. Esto ha ocasionado un perjuicio económico de S/ 116, 448.80 al Estado y a los damnificados.

137

3

Informe sobre problemáticas de transparencia
y corrupción en la reconstrucción de Ica

Conclusiones

1. Ineficiencia
La primera constatación de este informe fue que la reconstrucción del Sur sigue siendo una tarea pendiente y que las labores que desarrolla el Estado (Ejecutivo y gobiernos locales) es sumamente ineficiente. A febrero del 2010, de los 141 proyectos finalizados se pasó a los 221 y los que se hallaban de ejecución se incrementaron de 251 a 413. A pesar de este evidente progreso, aún el 35% de las obras no se ha ejecutado. A tres años del terremoto estas cifras son inaceptables. La Comisión Investigadora del Congreso, por ejemplo detectó entre otras cosas una enorme ineficiencia en la ejecución del gasto y las donaciones que se entregaron para aliviar las difíciles condiciones de os habitantes de las zonas afectadas por el terremoto del 2007. Entre sus conclusiones más importantes se indica que las donaciones (la mayoría de ellas efectuada para aliviar las precarias condiciones en las que vivían los sobrevivientes), prácticamente no se han usado. Según los reportes, a abril del 2009 se acumuló un fondo por donaciones que llegaba a US$ 109`693,443. De dicha cantidad solo se ha usado US $36, 432, 179.66, lo que representa apenas el 28% del total. Uno de los problemas que explica la demora es la incapacidad de las instituciones públicas para elaborar proyectos y expedientes técnicos. Las razones se hallan en la escasa preparación de los funcionarios, su desconocimiento de las normas, pero también en lo engorroso de los trámites.

2. Corrupción
Los esfuerzos de reconstrucción están salpicados por una serie de actos de corrupción entre los que se destacan irregularidades en obras como la

138

3:
Conclusiones

construcción de la Avenida Fermín Tangüis, en el reparto de donaciones, en la adquisición de viviendas temporales o módulos de madera que diferentes instituciones –desde el Ministerio de Vivienda hasta alcaldías distritales– compraron para los damnificados, en el alquiler de maquinaria pesada y en varias obras de saneamiento. También hubo evidentes actos irregulares en la contratación de las empresas que reconstruirían los colegios de Pisco, José de San Martín y Bandera Perú, el colegio Santa María en Chincha, colegio San Luis Gonzaga de Ica, y en la adquisición de 100 aulas temporales compradas con dinero de una donación japonesa. Los casos mencionados que involucran a funcionarios de municipios en Lima, de municipalidades locales y del Gobierno Regional de Ica, así como a Julio Espinoza, miembro del Partido Aprista. En las conclusiones del Informe sobre la reconstrucción del sur de la Comisión de Fiscalización y Contraloría del Congreso se señala, con respecto al Ministerio de Vivienda, que: “…a la fecha no se ha evidenciado el sustento de las transferencias realizadas a las Unidades Ejecutoras responsables de efectuar las obras de saneamiento, por lo cual el Ministerio Público deberá investigar para determinar la posible comisión de delito de Omisión, Rehusamiento y Demora de Actos Funcionales en la modalidad de Retardo”.

3. Cifras oficiales contradictorias
El Informe de la Comisión de Fiscalización hace notar las enormes diferencias de cifras que manejan las diferentes autoridades estatales sobre los montos asignados a las tareas de rehabilitación. Mientras el Presidente Alan García, ha señalado que su gobierno ha destinado S/ 1,123 millones de nuevos soles a estas labores, la ministra de Economía Mercedes Araoz, ha afirmado que solo alcanzarían a los S/ 632, 90 millones de nuevos soles. De este monto, se ha confirmado que solo se desembolsó a enero del 2010 S/ 303`25 millones de nuevos soles. Esto revela poca claridad y transparencia en el uso de las cifras por parte de las autoridades. Sorprende que a la feche nadie está de acuerdo con las cifras de viviendas que deben ser construidas. Ni siquiera entre las entidades públicas existe consenso. De acuerdo al documento del Ministerio de Vivienda de fines de abril del 2008, titulado: “Política y Plan del Sector Vivienda para la Reparación Temprana y Reconstrucción del Sismo del 15 de agosto del 2007”, el terremoto destruyó 52,154 casas y afectó a 140,338, de las cuales 23,632 debían declararse inhabitables. Por ello, se calculaba que debían levantarse unas 75,786. Según estos datos, luego de la tragedia, unas 320 mil personas se habrían quedado sin hogar y el Estado debía apoyarlas. Estos datos difieren del Informe elaborado por el Instituto

139

Informe sobre problemáticas de transparencia
y corrupción en la reconstrucción de Ica

de Defensa Civil (Indeci) del 01 octubre del 2007. Este establece que 88,434 casas se vinieron abajo totalmente, y 44,123 fueron afectadas seriamente. Lo que da un total de 132,557 viviendas destruidas. Es decir, existirían unas 662 mil personas sin techo. Si estos cálculos son correctos, la diferencia es de casi un 100% con la cifra señalada por el Ministerio de Vivienda. Si el INDECI tiene razón, es probable que unas 300 mil personas se queden sin atención de ningún tipo.

4. Reconstrucción incierta
El principal padecimiento de los damnificados sigue siendo, a tres años del sismo, la reconstrucción de sus viviendas. Los esfuerzos del gobierno para solucionar este gravísimo problema que afecta directamente a las condiciones de vida de los sobrevivientes de la tragedia del 15 de agosto del 2007 han sido infructuosos. Las soluciones halladas como la del tristemente célebre Bono 6000 no solo eran engorrosas e ineficientes, sino que se convirtieron en un foco de corrupción que determinó su cancelación en medio de un escándalo mediático. Desde entonces, el Ejecutivo y concretamente el Ministerio de Vivienda ha sido incapaz de hallar un reemplazo a este programa de rehabilitación de vivienda. Los cambios de Ministros en esta cartera han sido un obstáculo evidente para encontrar una solución eficaz. Durante el sismo, Hernán Garrido Lecca estuvo al frente de este despacho. Lo sucedió Enrique Cornejo, luego Nidia Vilchez, después Francis Allinson y finalmente, hoy ocupa el mencionado despacho, Juan Sarmiento. En dos años y medio, cinco ministros. Un promedio de cinco meses de duración en el cargo.

5. Esfuerzos de control
La Contraloría y el Congreso de la República han emitido informes señalando irregularidades, estas el Ministerio Público como el Poder Judicial son excesivamente lentos y/o renuentes a denunciar a los culpables directos. La prensa La prensa ha difundido los hallazgos de los órganos de control y ha emprendido algunas investigaciones propias, pero tampoco ha conseguido que los responsables de actos de corrupción se han encausados judicialmente.

140

3:
Conclusiones

La Autocritica del IndecI En una práctica poco habitual entre las autoridades nacionales, como la del Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI), que el 4 de junio de 2009 presentó las “Lecciones Aprendidas del Sur. Sismo de Pisco. 15 de agosto 2007”. Esta publicación se convirtió en el primer material editorial en su género dentro de esta institución. El texto es brutal en su honestidad. El General de División EP (r) Luis Felipe Palomino Rodríguez, jefe del Instituto Nacional de Defensa Civil, señaló en la presentación: “La atención de la emergencia sólo se pudo llevar a cabo gracias a la férrea voluntad de los damnificados, a la inmediata y admirable cooperación del pueblo peruano, al apoyo de la cooperación nacional e internacional y al trabajo silencioso que realizara el personal de las instituciones del Sistema Nacional de Defensa Civil (SINADECI).

141

la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto de Ica
Resultado de los Grupos Focales realizado por IPSOS Apoyo

Desastre y reconstrucción:

1:
Antecedente

Desastre y reconstrucción

“Se cayeron las casas, los espacios tan abiertos. Nosotros ahí a la intemperie. Mi madre, que es anciana; los hijos chicos.” (Chincha, mujeres) “Las zanjas que estaban construyendo se abrían y se cerraban y ahí murió mucha gente. De la tierra salía el fuego, que parecía una anaconda saliendo del fondo de la tierra.” (Pisco, mujeres) Los estragos de un desastre natural son percibidos de manera distinta porque sus efectos son desiguales entre la población. Con el afán de conocer y comprender las actitudes de los ciudadanos de Chincha, Pisco e Ica hacia dos años y medio después de ocurrida la tragedia, Proética encargó a Ipsos Apoyo la realización de un estudio cualitativo que permitiera profundizar en aspectos sensibles del vínculo entre la sociedad afectada y el Estado. Así, entre el 26 y 28 de marzo del 2010 se realizaron seis grupos focales con hombres y mujeres, entre los 30 y 45 años de edad, de las tres provincias mencionadas. Los participantes pertenecían a sectores C y D, según la estratificación de Ipsos Apoyo; y todos habían sido damnificados por el sismo.

Memorias
La información extraida de las conversaciones permitió verificar las secuelas negativas en la subjetividad de los ciudadanos. Así como identificar que estas cubrían memorias en varias dimensiones, y se extendían desde el momento del desastre hasta la reconstrucción, todavía en marcha y mezclada con la vuelta a la normalidad forzada de la vida cotidiana. En términos generales, los recuerdos se enfocan sobre la precariedad generada por la desgracia:

145

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

Pérdidas de empleos por la reorganización de las empresas, por la necesidad de atender directamente a las familias o, en el caso de los pescadores, por cambios en los patrones de comportamiento del mar. Esto habría generado un alza en el costo de vida. Aún así, cuando se trata de identificar la pobreza siempre se señala a otros; no hubo un autoreconocimiento como pobres entre los participantes. Empeoramiento de las condiciones de salubridad por el colapso de los servicios de desagüe y por el amontonamiento de escombros. Los participantes señalaron que poco después del terremoto se pudo refaccionar el desagüe en las tres ciudades, pero que los sistemas operaban mal o no funcionaban. Empeoramiento del servicio de salud por la infraestructura afectada, por el proceso de reorganización del sector para volver a condiciones normales de atención y por el maltrato de servidores públicos producto del estrés de todos los cambios. Aumento de la delincuencia urbana por la precariedad de las viviendas y la desatención del patrullaje policial. En algunos grupos se señaló cómo hay asaltos todos los días, incluso se llega a atrapar a algún delincuente, pero se le deja ir. La desorganización de las familias por la necesidad de que grupos familiares se dividan o junten según el grado de afectación de sus viviendas, por el aumento de embarazos adolescentes y por los cuadros de depresión que surgieron, en especial entre personas mayores. Aspectos legales, como la frustración ante las opciones de titulación, pues algunas familias pudieron conseguir los títulos para sus propiedades, con lo cual pudieron acceder a beneficios de programas de apoyo, pero la mayoría no pudo. El peor rubro, sin embargo, es el de la situación de las viviendas. Hasta la fecha de los grupos focales ningún entrevistado había logrado reconstruir su vivienda. La ley de la oferta y la demanda aumentó el costo de los materiales, haciendo imposible que pudieran hacer alcanzar el poco dinero que pudieron reunir, y al respecto reclamaron un mayor control del Estado sobre los precios. En los seis grupos, por otra parte, solo uno de los entrevistados había logrado hacer efectivo el celebérrimo Bono 6000, a pesar que todos señalaron haberse informado e iniciado los trámites, y que incluso algunos lograron obtener la constancia. La informalidad de las propiedades fue el obstáculo más recurrente, así como el costo de los trámites. Otro obstáculo señalado fue la corrupción, pues solo quienes tenían conocidos en el Estado se beneficiaban. Quien canjeó su bono reconoció que le sirvió para levantar un módulo de 20 m2; y cuando se preguntó si conocían otra gente que accedió al bono algunos

146

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

mencionaron que muchos compraron aparatos eléctricos o muebles en vez de dedicarlos a levantar las viviendas. Pero la investigación, en términos generales, también arrojó que hay opiniones positivas y expectativas en cuanto a algunos aspectos: En el campo del empleo han aumentado las posibilidades de trabajo en el sector construcción. De otro lado, en especial las mujeres creen que pueden acceder a programas de capacitación técnica que les permitan conseguir trabajos mejor calificados. En educación es donde se registró mayor coincidencia en cuanto a los avances, que tienen que ver con la reconstrucción de las escuelas y la entrega de materiales educativos y uniformes, así como el acceso a programas de complementación nutricional (los participantes mencionaron recurrentemente el apoyo de iglesias y cooperación internacional no gubernamental como factores determinantes).

Las responsabilidades institucionales
Los participantes dieron a entender que la población hubiese deseado un proceso de reconstrucción conducido por sus autoridades locales (alcaldes provinciales y distritales), pues ello habría permitido mayor cercanía para que rindan cuentas de los avances y habría facilitado la participación de los ciudadanos en la priorización de la obras a reconstruir. En el caso del Gobierno Regional hubieran esperado verlo en un rol de control, tanto vigilando los fondos, como identificando problemas en las distintas zonas afectadas y promoviendo soluciones. Del Gobierno Central, a través de sus ministerios y programas, esperaban que hubiera cumplido un papel de eficiente coordinador. Y, finalmente, en cuarto lugar, la propia población, dicen, debió haber actuado con más solidaridad en vez de preocuparse solo por sus problemas personales o familiares inmediatos. En cambio, la manera como ha ido ocurriendo la reconstrucción, en opinión de los participantes, fue diametralmente distinta. Recuerdan mucha confusión y conflictos, burocracia inútil, falta de atención, injustica en el reparto y “politiquería”. Eso se tradujo en críticas duras a las autoridades, a quienes recurrentemente se las ha asociado con corrupción. Una constatación general fue que, ante la ausencia de liderazgo y la escasez de acción pública, la población se refugió en la dinámica familiar. Cobraron importancia los “clanes” familiares por encima de las organizaciones sociales y vecinales.

147

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

La queja frente a la inacción de las autoridades fue acompañada de un reclamo por falta de confianza en la capacidad de la ciudadanía. Los participantes lamentaron reiteradamente que ninguna autoridad los buscó ni los acompañó y que, menos aún hicieron caso a sus demandas. En ningún grupo FORSUR ni las empresas privadas fueron mencionados espontáneamente por los participantes. Esto llamó mucho la atención de los investigadores, puesto que el primero fue la entidad más visible creada por el Poder Ejecutivo para guiar la reconstrucción; mientras que las segundas son actores clave en el proceso de crecimiento económico que Ica viene experimentando desde hace algunos años y que el terremoto ni siquiera frenó. Más bien, una vez preguntados, creen que FORSUR ha sido un gran error del gobierno. Sí le reconocieron un trabajo importante durante la remoción de escombros; pero nada positivo más. Por el contrario, tenían claro que sus funcionarios ganaban sueldos muy elevados. Al otro extremo se encuentra la apreciación sobre el papel de algunas ONGs, nacionales e internacionales, así como de iglesias cristianas, las cuales, gracias a que actúan al margen del aparato estatal fueron eficientes en brindar ayuda directa, sea módulos, víveres o apoyo a la reconstrucción de escuelas. Fue notoria la diferenciación que se hizo con respecto a la iglesia católica, la cual no habría sido tan efectiva como sus pares de otras denominaciones. En cuanto a los medios de comunicación se les reconoció un rol importante para informarse y canalizar denuncias. Sin embargo, hubo expresiones entre los participantes con respecto a que la mayoría de medios actúan condicionados, manipulados o se autocensuran por presiones políticas, nacionales o locales.

La reacción de la gente
Las palabras de los participantes entrevistados dan a conocer que la organización social ha sido muy débil en todos los casos. Esta ha sido afectada principalmente por la preeminencia de los intereses individuales y familiares, por las consecuentes estrategias desplegadas por las personas para gestionarlos (generalmente con poco éxito – excepto en Chincha, donde la iniciativa individual/ familiar, sostenida en un empuje más sólido, pareciera haber generado logros más concretos, según lo reportado por los entrevistados) y por la desconfianza. Este elemento, la desconfianza, se ha vuelto muy fuerte en el discurso de los participantes. Se dirige hacia las autoridades inmediatas, por su falta de acercamiento, por su incapacidad para liderar procesos de mejora y su

148

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

ineficiencia; a niveles superiores de gobierno, por la sensación de haber sido abandonados a su suerte; y hacia los otros, de quienes se cree que se aprovechan de sus contactos para sacar adelante a sus familias a costa de los otros. Sí ha habido algunas iniciativas de acción colectiva, principalmente marchas de naturaleza barrial; pero estas han sido esporádicas, muy puntuales y poco efectivas. También ha ocurrido lo mismo con las pocas marchas hacia Lima, incluso aquellas en donde las autoridades tuvieron protagonismo. En todos los casos, las mujeres habrían tenido más presencia que los hombres, debido a que estos priorizaron mantener sus puestos de trabajo. En general la organización no es vista como una alternativa; y si un alcalde no asume liderazgo, nadie entre la población está dispuesto a hacerlo. Con respecto al manejo de información, los participantes señalaron que se informaron principalmente a través de medios de comunicación. Su atención se concentró en las donaciones y recursos que iban llegando. Sin embargo, en todos los casos se quejaron de que nadie les rindió cuentas de cómo se usaron esos fondos y bienes. Solo en Chincha se mencionaron los casos de algunos directores de escuelas que realizaron acciones de rendición de cuentas ante las asociaciones de padres de familia. Asociado a ello, ningún participante reconoció conocer la existencia de un marco legal que garantiza el acceso a la información pública y, por el contrario, consideraron que era imposible conseguir información sobre el avance de la reconstrucción.

El futuro
Para hacer el análisis de cómo veían los participantes el futuro se aplicó un módulo sobre las próximas elecciones locales. Así, aún cuando en todos los grupos estas se veían lejanas, sí hubo claridad y relativo consenso en cuanto a las prioridades de las próximas autoridades: Reconstrucción, para lo cual coincidieron en que es imprescindible elaborar un empadronamiento real, que recoja necesidades y problemas, y que además sea llevado a cabo por una entidad independiente. Al interior de este rubro, la prioridad se le dan a la reconstrucción de las viviendas. En todos los casos se demandaba mayor capacidad de liderazgo de las autoridades y de coordinación con otras entidades públicas y privadas. Fomento del empleo, pues es clara la necesidad de asegurar el trabajo. Sin embargo, y a pesar de su prioridad, los participantes solo fueron capaces de proponer la implementación de programas temporales de empleo, sugiriendo la inmediatez de los horizontes con que se manejan.

149

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

Seguridad ciudadana es la prioridad que mostró mayor dispersión de reacciones de parte de los grupos. Así, mientras en Pisco se pedía la implementación de un sistema de serenazgo, en Ica se le pedía a las próximas autoridades vigilar las zonas “rojas” y en Chincha, las propuestas pasaban por el ordenamiento del servicio de mototaxis, cuya informalidad en la ciudad sería una causa de crímenes. En el caso de la salud tampoco hubo propuestas claras de parte de los participantes. Solo se repetía el llamado a que las cosas funcionen bien y que el sistema sea cercano a la población. Finalmente, educación y valores son temas asociados con la formación moral, como respuesta a lo que los participantes perciben en su entorno y que han sentido con fuerza en todo el periodo desde el terremoto: la desconfianza, el abuso, la búsqueda de sacar partido individual por lo bajo, la corrupción y demás males asignados a sus autoridades y a funcionarios. Por ello, esperan de los candidatos propuestas claras en este sentido. Proética

150

Anexo: Reconstrucción en el Sur Informe Final IPSOS Apoyo

Agradecemos al equipo de la Consultora IPSOS Apoyo, a la moderadora Alicia Pinzas y a los investigadores del equipo de Public Affairs dirigido por Guillermo Loli y Karina Miranda.

1

1:
Antecedente

Antecedentes

La opinión pública frente al proceso de reconstrucción
A un año del terremoto del 15 de agosto, ¿cómo calificarías la reconstrucción de la zona del desastre hasta el momento? (con tarjeta) *
ÁMBITO Respuestas TOTAL % Lima % 1 1 8 53 34 3
2 87 500 49.1%

REGIONES Norte % 2 5 10 32 48 3
7 80 175 21.0%

Interior % 1 2 10 35 48 4
3 83 500 50.9%

Centro % 0 1 9 36 52 2
1 88 100 11.0%

Sur % 0 0 8 34 53 5
0 87 125 12.3%

Oriente % 0 0 17 43 31 9
0 74 100 6.7%

Ha avanzado mucho más de lo esperado Ha avanzado más de lo esperado Ha avanzado lo que se podía esperar Ha avanzado menos de lo esperado No ha avanzado nada No precisa
Mucho más de lo esperado+ más de lo esperado No ha avanzado nada+ ha avanzado menos de lo esperado Total 100% Distribución Base real

1 2 9 44 41 3
3 85 1000 100%

* Informe de Opinión Data- Agosto 2008, Ipsos APOYO

153

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

Pese a estar situados en una zona sísmica, estamos poco o nada preparados para un desastre natural
¿Qué tan preparado está el país/ usted para afrontar un desastre natural?*
El país - Total 1 42 56 1

Lima 1

45

52

2

Interior 2

38

59

1

Usted - Total

8

59

32

1

Lima

11

63

25

1

Interior
0%

6
20%

54
40% 60%

39
80%

1
100%

Muy preparado

Poco preparado

Nada preparado

No precisa

* Informe de Opinión Data- Agosto 2008, Ipsos APOYO

Además, reconocemos la ausencia de una cultura de prevención
Hablando de la cultura de prevención, ¿usted cree que los peruanos tenemos o no una cultura de prevención?*
Total % 21 75 4 1200 100.0% Ámbito Lima % 17 79 4 500 47.9% Interior % 23 72 5 700 52.1% Norte % 19 76 5 280 20.9% Regiones Centro % 16 73 11 100 7.4% Sur % 21 77 2 230 16.5% Oriente % 49 48 3 100 7.4

Respuestas Si tenemos No tenemos No precisa

* Informe de Opinión Data- Febrero 2010, Ipsos APOYO

154

1:
Antecedente

Los medios de comunicación y la escuela se reconocen como los principales agentes de comunicación e información
¿Cómo se debería informar y / o educar principalmente a la población sobre temas de prevención frente a desastre naturales? (con tarjeta) *
Total % 45 Ámbito Lima % 47 Interior % 44 Norte % 47 Regiones Centro % 36 Sur % 50 Oriente % 32

Respuestas A través de los medios de comunicación (radio, televisión, periódico, etc.) con programas especializados Desde la escuela con cursos especializados Por medio de boletines distribuídos por Defensa Civil Otra forma No precisa

42 11 1 1 1200 100.0%

41 10 1 1 500 47.9%

42 12 1 1 700 52.1%

35 17 1 0 280 20.9%

55 6 3 0 100 7.4%

35 14 1 0 230 16.5%

66 0 0 2 100 7.4

* Informe de Opinión Data- Febrero 2010, Ipsos APOYO

155

2

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

Resumenejecutivo

En síntesis
En las tres ciudades se considera que las otras dos han sido beneficiadas y que la suya ha quedado totalmente abandonada. ICA La desconfianza hacia las autoridades, los ha volcado hacia la familia y el esfuerzo personal.

PISCO Anomia social, en espera de asistencia y de empleos temporales ofrecidos por el Estado. Sobre todo para las mujeres.

156

2:
Resumen Ejecutivo

CHINCHA Totalmente críticos hacia las autoridades, más propositivos. Más que ayuda, esperan créditos y proyectos. Ciertas expectativas por la renovación de las autoridades locales.

Cambios a raíz del terremoto del 2007
Aspectos positivos 3 Algunas mejoras en el sector educación. 3 Cierto incremento del empleo en el sector construcción. 3 Algunos pobladores han podido conseguir el título de propiedad de su vivienda. Aspectos negativos 8 No se han podido reconstruir las viviendas ni la infraestructura urbana básica. 8 Alzas en los materiales de construcción. 8 Alzas en los precios solicitados por las constructoras. 8 Pérdida de empleos. 8 Incremento significativo de la delincuencia. 8 Deterioro de las condiciones de salud e higiene y desorganización en el sector salud. 8 Desorganización de la vida familiar.

157

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

¿Qué caracteriza a los involucrados en la reconstrucción?
Los participantesparticipantes de son bastante ciudades son opinar Los de las tres ciudades las tres consensuales al bastante sobre las instituciones… al opinar sobre las instituciones … consensuales
EL CONCEJO EL GOBIERNO REGIONAL EL GOBIERNO CENTRAL FORSUR CORRUPCIÓN POLITIZACIÓN ROBO SISTEMÁTICO CORRUPCIÓN POLITIZACIÓN TOTAL DESCOORDINACIÓN

MEDIOS (mayoría)

EMPRESAS PRIVADAS del extranjero

INDIFERENCIA

ONGs

SOLIDARIDAD de Iglesias no católicas

POBLACIÓN

DESORGANIZACIÓN E IMPOTENCIA

Balance de la reconstrucción Ø En relación al sismo del 2007, los participantes mencionan permanentemente acciones de instituciones diversas, siempre ligadas a la emergencia: distribución de víveres, de ropa, de materiales como esteras y palos, de carpas y módulos.

158

2:
Resumen Ejecutivo

Ø todos los casos, estas acciones han sido insuficientes y para hacer En frente a la emergencia, la población ha tenido que implementar ollas comunes por cuadra o por familia y piquetes de defensa contra la delincuencia. Ø Ninguno tiene presente actividades que se puedan enmarcar en un plan general o proyecto de reconstrucción. Ø Las medidas que hubieran podido formar parte de un proyecto de reconstrucción, como el bono o la intervención de Techo Propio, no han tenido ningún efecto positivo entre los participantes de ninguna de las tres ciudades. Ø Ante las posibilidades de una intervención institucional para un proyecto de reconstrucción que los beneficie, todos los participantes se muestran totalmente pesimistas, aunque ellos rechazan este adjetivo y se definen como “realistas”. Ø Todos coinciden en que el principal problema es la corrupción y la falta de transparencia de las autoridades que traen como consecuencia una total ineficiencia. La reacción de la población Ø Ante esta situación, la población ha reaccionado de manera diferente según la ciudad. Ø Chincha, ha demostrado mayor capacidad de organización y ha En realizado marchas hasta la capital, sin obtener solución a sus reclamos. A pesar de esta frustración, la población chinchana confía más que la de las otras ciudades en la organización y se muestra propositiva. Ø Pisco e Ica, la reacción ha sido menos organizada. En ambas En ciudades, la población se autodefine como desorganizada, con desconfianza entre vecinos y sin capacidad de acciones conjuntas. Ø las tres ciudades se han realizado denuncias ante los medios, pero En estos son percibidos como manipulados por las autoridades. Ø ningún caso, las autoridades habrían ofrecido a la población la En información sobre los recursos recibidos y utilizados a la que están obligados. Así mismo, los ciudadanos no conocen los derechos que los amparan para exigirla. Ø Como consecuencia, las expectativas para solucionar los problemas derivados del sismo se orientan al esfuerzo personal y a los recursos

159

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

que pueda obtener el grupo familiar gracias al trabajo de todos. Por ello, la solución de su problema de vivienda sería un proyecto a largo plazo; entre 3 y 10 años, según las características de cada familia. La reacción de hombres y mujeres Ø Entre los hombres y las mujeres se presentan algunas diferencias que vale la pena señalar. Ø percepción de la problemática de sus ciudades es bastante La semejante entre ambos grupos; sin embargo, las mujeres priorizan algo más los temas de capacitación laboral, de salud e higiene y de posibilidades de empleo para ellas mismas. En cambio, los hombres muestran una especial preocupación por las condiciones del empleo y por los asuntos legales de la reconstrucción (título de propiedad, bono). Ø mujeres interactúan especialmente en el espacio barrial y muchas Las participan en sus organizaciones; son las encargadas de hacer los trámites ante el municipio y otras autoridades, y cumplen un papel fundamental e informado en las APAFAS y otras instancias de los colegios de sus hijos. Ø espacios privilegiados de los hombres son los centros laborales y Los rechazan en gran medida “perder tiempo” en reclamos y protestas. Ø cuanto a las expectativas de reconstrucción de sus viviendas, En actualmente, la mayoría de las mujeres cuenta básicamente con los ingresos del esposo y con sus posibilidades de conseguir empleo. Por esta razón, ellas son muy enfáticas en la necesidad de que un programa de reconstrucción incluya proyectos de generación de puestos de trabajo para las mujeres, de capacitación laboral y de servicios – principalmente de atención infantil – que les permitan trabajar en jornadas largas. Una minoría muestra cierta esperanza ante el cambio de autoridades … Ø Chincha y Pisco, más que en Ica, ya se piensa en personajes En reconocidos que podrían ser una buena alternativa para el puesto de alcalde: q Alcaldes distritales que muestran obras y una gestión más cercana a la población, como el alcalde de Pueblo Nuevo en Chincha y, en menor medida, el de Parcona en Ica.

160

2:
Resumen Ejecutivo

q Opositores al actual alcalde, que han mostrado consistencia en sus críticas y denuncias como el Sr. Meza, dueño de radio Orión, en Pisco. Ø las 3 ciudades existe consenso sobre las prioridades de un plan de En gobierno: q Un proyecto de reconstrucción con mayor participación ciudadana. Solo los participantes de Chincha ofrecen propuestas concretas. q Incrementar las oportunidades de empleo tanto para hombres como para mujeres, a través de programas municipales de trabajo temporal ligados a la reconstrucción o fomentando la inversión privada. q Combatir la inseguridad ciudadana. q Garantizar la higiene y servicios de salud adecuados para la población. q Desarrollar proyectos educativos que incluyan la formación en valores. Este último tema se asocia con la lucha contra la corrupción y por la transparencia de las autoridades.

161

3

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

Objetivo y metodología

Objetivos
Ø Conocer la experiencia de la población de Ica, Pisco y Chincha con relación al terremoto de Pisco del 2007 e identificar el nivel de conocimiento y conciencia respecto a ese tema. Ø Evaluar la situación económica y la percepción de desarrollo nacional, regional y familiar. Ø Identificar la percepción de la población sobre las acciones de las instituciones involucradas en la reconstrucción. Ø Conocer la autopercepción de la población sobre sus reacciones a raíz de los problemas de la emergencia y reconstrucción Ø Identificar las expectativas de la población ante las próximas elecciones municipales y regionales. Ø Tipo de estudio: Cualitativo exploratorio Ø Técnica: Focus groups Ø Tamaño de la muestra: Se realizaron 6 focus groups entre hombres y mujeres afectados por el terremoto del 2007 en Ica, Pisco y Chincha.

162

3:
Objetivo y metodología

LOCALIDAD Ica Ica Pisco Pisco Chincha Chincha

NSE C2/D C2/D C2/D C2/D C2/D C2/D

GENERO Mujeres Hombres Mujeres Hombres Mujeres Hombres

Edad 30 a 45 años 30 a 45 años 30 a 45 años 30 a 45 años 30 a 45 años 30 a 45 años

Ø Instrumentos: Se realizó una guía de discusión, revisada por Ipsos APOYO Opinión y Mercado y aprobada por el cliente Ø Trabajo de campo: Se realizaron entre el 26 y 28 de marzo de 2010.

163

4

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

Principales hallazgos

1 Situación actual
Los participantes son: Ø Mujeres: amas de casa, algunas con trabajos eventuales en fundos de espárragos y alcachofas o en plantas que preparan estos productos para la exportación. Muchas comercializan alimentos o cosméticos. Ø Hombres: la mayoría con trabajo en la construcción, en fundos, en transporte. Una minoría tiene trabajos formales y estables; la mayoría, trabajos temporales. Ø Mujeres: amas de casa, con trabajos eventuales en comercialización al menudeo de mariscos, limpieza y programas de trabajo temporal del Estado. Una docente nombrada. Ø Hombres: con trabajos eventuales en construcción, muchas veces fuera de la ciudad. Desocupados que realizan labores eventuales de pesca al menudeo. Ø Mujeres: amas de casa, con trabajos eventuales en fundos agrícolas, limpieza, actividades de servicio, textiles. Una docente en proceso de titulación, trabajando por horas en un colegio privado. Ø Hombres: con trabajos estables en fábricas textiles o empresas comercializadoras de productos masivos. También con trabajos eventuales en construcción. * Muchas mujeres, además de ser responsables de los hijos, lo son de los ancianos, lo que limita sus posibilidades de trabajo y de superación personal.

164

4:
Principales hallazgos

Todos son damnificados del terremoto de agosto de 2007 y perdieron totalmente o en un gran porcentaje su vivienda. La gran mayoría sigue viviendo desde esa fecha en esteras, una minoría cuenta con un módulo de material ligero y techo de calamina. Una minoría – con trabajos más estables en el sector privado o trabajadores del Estado – ha logrado construir una pieza de material noble, adosada a las esteras o a un módulo. Situación del empleo q Pérdida de empleo por reorganización de las empresas. q Pérdida de empleo por la necesidad de apoyar a la familia en la remoción de escombros y protegerla de la delincuencia. q Pérdida de empleo por los cambios climáticos en el mar (Pisco). q Existe una gran expectativa de las mujeres de conseguir un empleo y, para ello, de acceder a programas de capacitación laboral. q Cierto incremento del empleo y de las remuneraciones en construcción civil.
“- mi esposo pidió 3 días de descanso porque la casa se había caído y cuando quiso regresar, estaba suspendido. – la situación ha hecho que los hombres pierdan un poco el machismo, ahora la mujer trabaja por necesidad” (Chincha, mujeres,) “- las mujeres estamos decididas a apoyar a nuestros esposos, por eso trabajamos. – es que no alcanza el sueldo” (Ica, mujeres)

Sector salud q Agravamiento de las condiciones de salud e higiene por el amontonamiento de escombros, el colapso del sistema de saneamiento y los cambios climáticos. Ciertas zonas están infestadas de ratas e insectos. q Desorganización del sector salud por la destrucción de la infraestructura, la reubicación de los servicios y la dificultad para coordinar y supervisar los distintos departamentos.

165

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

q Mala atención y mal trato a los pacientes por las malas condiciones de trabajo. q Las mujeres son más sensibles a este tema.
“- vivo cerca del cementerio y sacaban la tierra y arrojaban la basura y nuestros bebes se enfermaban, les empezaron a salir ronchas, hongos, hemos llamado a Essalud pero nunca nos hizo caso y nunca vinieron a sacar nada” (Ica, mujeres) “ahora hay ratas por el desagüe. – y el desmonte llama a las pulgas” (Pisco, mujeres)

CHINCHA

PISCO

ICA
PALPA

NAZCA

Inseguridad ciudadana

q Uno de los aspectos que más ha empeorado.

GRADO DE URBANIZACIÓN de 40% -de 40% -de 60% a 60%

q Incremento significativo de la delincuencia urbana.

166

4:
Principales hallazgos

q En un primer momento la falta de iluminación en las noches y la fuga de reos del penal de Chincha obligaron a los vecinos a organizarse en turnos de guardia y muchos hombres tuvieron que abandonar su empleo para proteger a su familia. q Hasta hoy, la precariedad de las viviendas de esteras y de los módulos genera el riesgo permanente de robos y muchas restricciones para que los integrantes de las familias puedan dedicarse a sus actividades. q Contribuyen a facilitar la acción de los delincuentes: el abandono de ciertas zonas (Ica), la construcción de un nuevo paseo peatonal (Pisco), la proliferación de mototaxis (Chincha). Desorganización familiar q Muchas familias tuvieron que dividirse y alojarse donde familiares, así los hijos adolescentes se vieron libres del control de los padres. q Se incrementaron los embarazos adolescentes (Chincha) q Se generaron fuertes cuadros de depresión que incluso causaron la muerte de personas mayores (Chincha) q Las mujeres son particularmente sensibles al tema.
“- hubo bastante depresión. – después muchos han fallecido a causa de la misma depresión. – no solo hubo desorganización en la provincia sino a nivel familiar” (Chincha, mujeres) “- como las casas se han quedado en esteras, es ahí donde se aprovechan porque no hay seguridad” (Ica, mujeres) “- siempre hubo inseguridad y ahora también” (Pisco, hombres)

167

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

“- en los colegios no hay seguridad: hay personas que esperan que salgan las chicas para llevárselas. – y hasta al hombre le quieren hacer daño” (Pisco, mujeres)

Sector educación q La mayoría percibe ciertas mejoras en el sector. q En muchos colegios la infraestructura ya ha sido reconstruida. q Se ha apoyado en materiales educativos y uniformes a cada niño. q Se apoya en programas de alimentación. q Ciertas ONGs han contribuido también con proyectos a largo plazo que incluyen capacitación docente y modernización del material educativo (más visibilidad en Chincha). q Pero dependería de la capacidad de gestión, de intermediación y de coordinación con los padres de familia del director de cada plantel.

q Por otro lado, en Chincha desde que se ha iniciado el proyecto de municipalización de la educación, los profesores están impagos.
“- a mí me parece que la educación sí está más o menos, porque se le ha prestado mucha atención. – pero para algunos colegios, no para todos” (Ica, mujeres) “- en educación es buena la infraestructura, pero no sé cómo darán la enseñanza los profesores” (Pisco, hombres) “- en educación ha sido para mejorar, peor por algunas ONGs. – pero no en todos, en el de mi hijo el director no

168

4:
Principales hallazgos

hace nada. – es porque no se mueve el director, porque la directora de los Próceres trabaja directamente con los padres y está muy bien” (Chincha, mujeres)

Situación de la vivienda q La principal consecuencia del terremoto fue la destrucción de las viviendas, en la mayoría de casos habitadas desde hace más de 20 años o toda la vida por tratarse de predios de los padres, abuelos u otros familiares. q A causa de ello, estas familias viven en ranchos de estera – en muchos casos por primera vez en su vida – o, en el mejor de los casos recibieron la donación de un módulo.

q Hasta la fecha ninguno de los entrevistados ha podido reconstruir su vivienda. q En Ica, la mayoría no ha podido remover los escombros y han instalado las esteras o módulos al lado. En Pisco y Chincha la mayoría de escombros han sido removidos: el ejército los recogía de las calles, pero las familias debían llevarlos hasta allí, si no les era posible estaban obligados a pagar, al mismo ejército o trabajadores del concejo. q En toda la región, los materiales de construcción y las cotizaciones de las constructoras aumentaron abusivamente de precio, sin ningún control de las autoridades.
“- el bono está, aparece en la pantalla pero todavía no viene el apoyo y yo estoy en esteras nomás. – pero para sacar el bono primero pasas por el concejo y después Reniec, Sunat, y pasan los meses…” (Ica, hombres)

169

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

Titulación q El terremoto permitió que algunas familias, ocupantes precarias de sus casas y terrenos, obtuvieran un título de propiedad y por lo tanto sean considerados beneficiarios de las medidas en apoyo a la reconstrucción. q Sin embargo, la gran mayoría no pudo obtener dicho título y estos quedaron eliminados automáticamente de toda posibilidad de las medidas de apoyo. q Los hombres son especialmente sensibles a los aspectos legales y a los gastos que implica este tema.

“- para el bono, te piden que estés al día en el autoavalúo, tu terreno saneado en el sector público; es un gasto. Y demora, prefiero invertir el dinero en la construcción” (Chincha, hombres)

170

4:
Principales hallazgos

La infraestructura pública q Otro cambio importante es el aspecto general de las ciudades. q Además de las viviendas particulares, los edificios públicos (hospitales, algunos colegios, oficinas) se encuentran en el mejor de los casos en construcción, pero muchas veces instalados en módulos. q En las 3 ciudades los desagües colapsaron y aunque se reconstruyeron, no han logrado quedar operativos. q Las condiciones de salubridad empeoraron significativamente con los escombros, desagües colapsados y construcciones inconclusas. q En Pisco, se han construido los llamados “muros de la vergüenza que son simples muros perimétricos, sin cimientos adecuados alrededor de terrenos vacíos, con los que el Concejo busca disimular el fracaso de la reconstrucción. q También en Pisco se ha construido un paseo peatonal que los pobladores consideran poco prioritario y que contribuye con la delincuencia. q En Ica se han instalado las grandes tiendas de departamentos, sin un beneficio muy claro para la población.
“- por las tiendas grandes se podría decir que Ica ha mejorado. – pero favorece solo a los que tienen plata. – los pobres, a mirar” (Ica, mujeres) “- se han hecho pistas y veredas. – y supermercados. – pero si se trata de la realidad de la población, la población no tiene (dinero) para comprar allí” (Ica, hombres)

171

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

2 El proceso de reconstrucción
Los participantes mencionan de manera espontánea instituciones que cumplieron un rol en la reconstrucción de sus ciudades:

El concejo El gobierno regional El gobierno central Las ONGs Las iglesias

es la instituciónmás cercana y que más se asocia con la reconstrucción. solo se menciona espontáneamente en Ica. se menciona indirectamente, a través de algún ministerio o nombrando al Presidente de la República. sobre todo, de cooperación internacional la Iglesia Católica no aparece espontáneamente

En ningún grupo mencionan espontáneamente a: FORSUR EMPRESAS PRIVADAS

Balance de la intervención del Concejo de Ica
LO POSITIVO 3 Se han construido pistas y veredas. 3 Se reconocen algunas obras positivas circunscritas al centro de la ciudad. 3 Es la autoridad mejor evaluada del conjunto de las 3 ciudades.

172

4:
Principales hallazgos

LO NEGATIVO 8 Existe la percepción que estas autoridades se acercan a la población y presentan propuestas solo cuando están en campaña para conseguir votos; posteriormente, no cumplirían con nada de lo ofrecido. 8 No escapa a que se lo considere corrupto.
“- al alcalde yo le pondría un 14. – puede ser. – porque en el centro ha hecho buenas obras” (Ica, hombres)

Balance de la intervención del Concejo de Pisco
LO POSITIVO 3 No se reconoce ninguna acción positiva del concejo. LO NEGATIVO 8 El concejo construyó los “muros de la vergüenza” para tapar los solares, que tendrán que demolerse para reconstruir porque no tienen cimientos. Se utilizaron las donaciones con este propósito totalmente a corto plazo. 8 Se construyó un sistema de agua y desagüe, mal hecho. 8 También priorizó un paseo peatonal que contribuye con la delincuencia. 8 Total falta de comunicación con la población. 8 El alcalde, antes profesor estatal, tendría actualmente varias casas, incluso en Lima. Lo mismo ocurriría con sus regidores y trabajadores del Concejo.

173

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

“- no se ha hecho nada en ningún sector, los muros de la vergüenza los han hecho para tapar nomás, pero es otra la realidad. – fue cuando vino la esposa de Bush. – esos muros pueden dañar a las personas porque no tienen cimientos. – es que están robando. – cuando hay una obra por ejemplo de 25 mil, él dice que se requiere 50 mil y de ahí saca. – eso es robo. – y todos sus regidores comen de allí” (Pisco, hombres) “- entre ellos mismos las cosas se han repartido, pero para los demás no. – ahora el alcalde tiene su buena camioneta 4x4, tiene una casa en La Molina en Lima donde vive su mamá, tiene un departamento, tiene todo” (Pisco, mujeres)

Balance de la intervención del Concejo de Chincha
LO POSITIVO 3 No se reconoce ninguna acción positiva del concejo. LO NEGATIVO 8 Corre la voz entre la población que el Concejo cobraba un cupo para el acceso al programa Techo Propio. 8 El alcalde informó que una donación de un lote de cemento estaba en mal estado y no se podía distribuir; sin embargo, meses después se vieron estas se habrían facturado y utilizado en una obra de infraestructura. 8 Los permanentes conflictos entre el alcalde de Chincha y el Presidente Regional – aunque del mismo partido – entorpecieron la cualquier acción de reconstrucción.

174

4:
Principales hallazgos

8 Las autoridades locales no lograron implementar los proyectos para utilizar los fondos existentes.
“- para ellos el terremoto ha sido una bendición. – se repartían el botín mientras los que necesitábamos solamente mirábamos. – a algunos trabajadores del concejo se le encontraron víveres. – a un regidor le encontraron carpas” (Chincha, mujeres) “- el dinero llegaba pero se devolvía porque no había proyectos” (Chincha, hombres)

Balance de la intervención del Gobierno Regional
LO POSITIVO 3 La mayoría no reconoce ninguna acción positiva.

LO NEGATIVO 8 En Pisco y Chincha no se menciona espontáneamente al Gobierno Regional como actor en la reconstrucción. 8 Se percibe que solo actuó en Ica por provenir de esa ciudad. 8 En Chincha se considera que sus conflictos con el alcalde de esta ciudad han entorpecido la reconstrucción. 8 Estos pobladores lo consideran corrupto. 8 En Ica lo tildan de incapaz, critican a sus asesores y a sus apariciones al lado de vedettes.

175

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

“-nunca se ha identificado con los pobladores de Chincha, nunca ha habido acciones concretas” (Chincha, mujeres) “-la región tenía que ver lo de los escombros. – y nada, han estado escarbando por ahí y por allá, pero nunca terminan los escombros. – yo mismo tuve que limpiarlo” (Ica, hombres)

Balance de la intervención del Gobierno Central
LO POSITIVO 3 El Ministerio de vivienda tuvo algunas acciones efectivas en Pisco en la entrega de materiales a los damnificados..

3 En Pisco, la remoción de escombros se logró con “Construyendo Perú” que daba trabajo y tenía cierta efectividad. 3 La posibilidad de contar con el apoyo del proyecto “Techo Propio” generó expectativas que se fueron diluyendo con el tiempo. LO NEGATIVO 8 Cuando “Techo Propio” se canalizó a través de las constructoras los altos precios perjudicaron a la población que rechazaron trabajar con este sistema. 8 Habrían existido fondos donados por países extranjeros que nunca llegaron a la región. 8 No existió control sobre el alza del costo de materiales y de los precios de las constructoras.

176

4:
Principales hallazgos

8 Se critica la diferencia de actitud del presidente García ante el terremoto de Chile, cuando no habría mostrado ningún interés por estar presente en el sur en el 2007.
“el dinero llegó al MEF pero no acá. – el dinero no se ha perdido, lo tiene el gobierno y los intereses los gana el gobierno” (Pisco, mujeres) “- ha venido el Ministro de Vivienda y dijo que en el mes de junio vienen los bonos; pasó junio, julio, el 2008, el 2009 y hasta ahora, nada…” (Ica, hombres)

Balance de la intervención del FORSUR
LO POSITIVO 3 No se le reconoce ninguna acción positiva a lo largo de la reconstrucción. 3 Los hombres de Chincha le reconocen la coordinación con el Ejército para la remoción de escombros. 3 Últimamente, los vecinos de Ica que viven cerca del cementerio han escuchado hablar de estas institución por sus obras en el cementerio. LO NEGATIVO 8 No se conocen las acciones de FORSUR; esta institución no tiene ninguna visibilidad. 8 Se considera más bien una institución relacionada con Lima, pero no con la realidad de la región. 8 Solo se conocen sus permanentes conflictos con las autoridades locales y regionales. 8 En Ica se considera una institución que trabaja con las instituciones pero no con la población. 8 Igualmente, en Ica, se critican los sueldos elevados de sus funcionarios.
“. Forsur otra estafa. – Forsur recién he conocido porque ahora está arreglando el cementerio. Es una institución

177

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

que tiene mucho dinero pero no apoyan a la gente” (Ica, mujeres) “- la ayuda ha tenido un mal uso. – porque en Forsur los trabajadores son los únicos que llegan a cobrar algo de 4 mil soles de sueldo. – bien pagados pero no hacen nada” (Ica, hombres) “- el Forsur en coordinación con el ejército movían escombros, limpieza y mantenimiento” (Chincha, hombres)

Balance de la intervención de las ONGs
LO POSITIVO 3 En Pisco se valora la acción de las ONGs, en particular una de Turquía que aportaron víveres y módulos para la emergencia. 3 También en Pisco, Cáritas habría aportado víveres. 3 En Ica se reconoce la acción de algunas ONGs, en la etapa de emergencia. 3 En Chincha existe un reconocimiento generalizado por la acción de las ONGs en el sector educación, en coordinación con los directores de los planteles y los padres de familia. 3 También en Chincha se menciona una ONG de China que contribuyó coordinando con la población y sus organizaciones (comedores) y el gobierno de Venezuela que construyó una urbanización.

178

4:
Principales hallazgos

LO NEGATIVO 8 Las ONGs no habrían podido coordinar adecuadamente con las autoridades municipales y regionales por responsabilidad de estas últimas. - del mismo Perú la verdad no hemos recibido ayuda.
Venían de otro sitio” (Chincha, mujeres)

“- las ONGs internacionales creo que ven la necesidad de las personas que más necesitan. – como los mormones. – los testigos de Jehová” (Ica, mujeres) “- yo vivo en un módulo, de los turcos, de un país de Turquía vinieron a dar módulos y en la sierra de Chincha, vino Hugo Chávez con unos módulos” (Pisco, hombres) “- de las ONGs es ayuda directa. – ahí no entra nada de gobierno, nada. – y eso ha funcionado mejor” (Ica, hombres)

Balance de la intervención de las Iglesias
LO POSITIVO 3 Se reconoce la acción de las Iglesias no católicas, sobre todo en el momento de emergencia con donación de víveres, ropa y materiales de construcción. 3 Una minoría reconoce el apoyo de algunas parroquias católicas a sus feligreses.

179

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

LO NEGATIVO 8 La Iglesia Católica no ha tenido visibilidad ni en la emergencia ni en la reconstrucción. 8 Una minoría de participantes – más en Chincha e Ica – considera que la Iglesia no ha dado un buen uso a las donaciones recibidas.
- acá mandaron del extranjero un dinero para las personas y llegó a San Vicente y cuando la gente iba a hablar con el padre, él decía que no había llegado nada. - o sea el dinero llegó pero nunca llegó a los afectados. Se hizo humo” (Ica, hombres)

Balance de privadas
LO POSITIVO

la

intervención

de

las

empresas

3 En Pisco se reconoce el aporte de módulos de parte de Plus Petrol. 3 Otras empresas habrían apoyado a sus trabajadores en el momento de emergencia con maquinaria para la remoción de escombros. 3 En Chincha algunas empresas habrían sorteado 5 módulos entre sus trabajadores. 3 En Ica, se menciona que los bancos habrían ampliado el plazo de pago de deudas, aunque solo por 3 meses. 3 En Pisco se menciona el apoyo de Telefónica al Estado para el sector educación. LO NEGATIVO 8 El apoyo de las empresas privadas no tiene visibilidad en ninguna de las 3 ciudades. 8 Muchas empresas privadas despidieron personal luego del sismo: por un proceso de reorganización o porque estos se ausentaron para colaborar con los problemas familiares. 8 Las empresas ferreteras y constructoras subieron sus precios. 8 Las empresas de transportes subieron el costo de sus pasajes.

180

4:
Principales hallazgos

“- solamente en el momento. – después hubo despido de personal y mi hermano dejó de trabajar. – una indiferencia total” (Chincha, mujeres) “- nos obsequiaron plásticos por ser trabajadores de la fábrica. – el transporte subió; el Soyuz estaba 40, 50 soles. Cualquier empresa se aprovechaba para cobrar más” (Chincha, hombres) “- las empresas no ayudaron, al contrario, el fierro cuánto costaba y ahora mire cuánto cuesta” (Pisco, hombres)

Balance de la intervención de los medios masivos de comunicación
En las tres ciudades se utilizan como medios de información la televisión y radio nacionales, así como los canales y emisoras locales. LO POSITIVO 3 Los medios han sido la principal fuente de información sobre los dispositivos dictados desde el gobierno central para la reconstrucción, sobre los fondos aportados para ella y sobre los problemas que se iban presentando. 3 Han sido también un importante canal de reclamos, ante la inoperancia y la corrupción de las autoridades. 3 Algunos medios locales se convirtieron en instrumentos importantes de denuncia como en el caso de Pisco, la emisora radial Orión, del periodista Meza, que por este motivo fue clausurada. LO NEGATIVO 8 En general, se considera que la mayoría de medios están “condicionados” y “manipulados” por las presiones de las autoridades políticas tanto nacionales como locales o “autocensurados”. 8 Por ello, en muchos casos los medios habrían mostrado logros de la reconstrucción falsos.
“- los medios están condicionados. – ninguno cuenta la verdad. – sentíamos impotencia que salía en televisión que el alcalde estaba ayudando y al final no daban nada” (Chincha, mujeres)

181

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

“- no se llevaban los pedrones de los escombros. – hemos llamado a los canales. – pero nada” (Ica, mujeres) “- aquí había una radio que decía todo y el gobierno mandó cerrar esa radio. – y todavía al señor lo metieron preso” (Pisco, hombres)

Responsables de la reconstrucción
Para los participantes, las instituciones que deberían haber liderado la reconstrucción son:

1 2 3 4

Las autoridades locales más cercanas a la población: municipio provincial y municipios distritales, trabajando juntos de manera coordinada y acompañando a la población. El Gobierno Regional que debería haber velado por la distribución de fondos y solución de los problemas en todas las ciudades afectadas de su jurisdicción. El Gobierno Central, esencialmente a través de sus ministerios y programas, debería haber cumplido un rol de coordinación en el proceso. La población misma, que en muchos casos no mostró solidaridad ni disciplina sino que trató de aprovechar la situación con fines personales.

Sin embargo, primaron la descoordinación y los conflictos entre instituciones
“- el responsable debería ser la máxima autoridad, el alcalde. – por pelear entre ellos, el perjudicado es el pueblo” (Pisco, mujeres)

182

4:
Principales hallazgos

¿Qué se hizo? Se removieron los escombros
El primer paso para iniciar la reconstrucción fue la remoción de los escombros. 3 El Concejo y el Gobierno Regional coordinaron con el Ejército para realizar la remoción de los escombros. 8 Solo se recogían los escombros colocados en las veredas. Las familias con niños pequeños o con mujeres solas no lograron hacerlo a tiempo. 8 En muchos casos, tuvieron que pagar para que el propio Ejército o trabajadores del Concejo se lleven sus escombros. 8 La remoción de escombros ha terminado prácticamente en Pisco; en cambio en Chincha y sobre todo en Ica no se ha logrado remover los escombros y las familias han levantado sus chozas de estera o sus módulos al lado de los escombros. En esta última ciudad la situación es más difícil porque los escombros de las inundaciones de 1998 todavía no han sido totalmente removidos. 8 Además, en las tres ciudades, pero especialmente en Chincha, no se logra reconstruir adecuadamente los desagües y se rehace la obra varias veces por lo que se generan permanentemente nuevos escombros. 8 En conclusión, el primer paso de la reconstrucción – la remoción de escombros – no logró culminarse de manera adecuada.
“- a los mismos del ejército les pagué 100 soles y lo dejaron limpiecito, solo quedó el piso” (Chincha, mujeres) “- yo todavía tengo en mi casa parte del huaico del 98, del lodo” (Ica, mujeres)

183

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

“- la gente sigue viviendo encima de los escombros porque no tienen cómo levantarlos” (Ica, hombres)

¿Qué se hizo? Se creó el “bono”
Se estipuló la entrega de un bono de 6 mil soles para contribuir a la reconstrucción de las viviendas particulares. 3 El bono generó expectativas en la población y todos los participantes se informaron e iniciaron los trámites para obtener el bono. Incluso demolieron lo que quedaba en pie de sus viviendas. 8 La mayoría no contaba con el título de propiedad requerido, aunque unos pocos lo obtuvieron. 8 Se necesitaron trámites que tenían un costo. Muchos no podían enfrentar estos pagos. 8 Varios participantes obtuvieron la constancia del bono; sin embargo, uno solo entre todos los grupos lo pudo hacer efectivo. En todos los demás casos, se presentó algún inconveniente que impidió que se realice el pago. 8 El bono permitiría obtener un fondo complementario de Techo Propio y contratar una empresa constructora, pero los precios de estas eran tan elevados que para tener un espacio techado, el único participante que hizo efectivo su bono solo pudo acceder a una pieza de 20 m2. 8 En conclusión, la mayoría de la población no logró beneficiarse con este bono.
“- para todos los trámites que tenías que hacer, te cobraban. – hasta para el papel que debíamos sacar para los escombros” (Chincha, mujeres) “- el bono dieron, pero solo recibieron las personas que tienen” (Ica, mujeres) “- tengo mi bono y mi carta de presentación, pero todavía no llega. – no hay la plata” (Pisco, hombres) “- los primeros bonos se repartieron en Pisco y se gastaron en tonterías e hizo que el gobierno se

184

4:
Principales hallazgos

molestara, pero hizo lo peor porque le dio la potestad a la constructora” (Ica, hombres)

¿Qué se hizo? Algunas obras de infraestructura pública
El Concejo de cada ciudad destinó parte de los fondos de la reconstrucción para infraestructura pública: 8 La población no habría participado en la concepción ni aprobación de dichas obras. 8 En Pisco se construyó un paseo peatonal que los pobladores consideran no prioritario.

8 En Chincha se han repetido varias veces las obras de reparación de los desagües sin lograr que estos funcionen adecuadamente. Se opina que esto demuestra la corrupción que predomina entre los funcionarios y los contratistas. 8 En las tres ciudades se considera que muchas de estas obras han servido para que se sobre facturen los costos y así el alcalde y su equipo se beneficien personalmente. 8 En conclusión, las obras de infraestructura solo habrían servido para enriquecer a los funcionarios corruptos.
“- los desagües de vez en cuando colapsan. – sabe Dios cómo lo habrán arreglado que a cada rato colapsan” (Chincha, mujeres)

185

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

“- están haciendo las fachadas nomás, mira los muros y adentro está la basura” (Pisco, mujeres)

¿Cómo debió hacerse la reconstrucción?
ICA Ø alcalde y Gobierno Regional deberían haber sido los responsables El de liderar la reconstrucción. Ø hubiera esperado un adecuado empadronamiento, organización y Se fiscalización. Ø Una condición mínima hubiera sido que se complete la remoción de escombros. PISCO Ø Proponen un empadronamiento para verificar las verdaderas necesidades y destinar adecuadamente los fondos. Ø Fiscalización de una consultora independiente. Ø Crear un fondo de materiales para que los precios sean accesibles a la población. Ø Crear puestos de trabajo temporales desde los gobiernos locales y el gobierno central. Ø Solo un participante propone promover la inversión privada para crear puestos de trabajo. CHINCHA Ø Con coordinación de las autoridades entre ellas y con otros sectores y no con conflictos. Ø Censo de las necesidades de vivienda. Ø Apoyo a través del crédito a bajas tasas de interés y fácil acceso para los materiales. Ø Mano de obra de la propia población.

186

4:
Principales hallazgos

Ø Como un proyecto integral que considere también aspectos sociales, proyectos laborales, capacitación y cunas para permitir que las mujeres trabajen.
“- que ayuden en materiales aunque sea en un 10%, nosotros ya vemos nuestra mano de obra” (Chincha, mujeres) “- Pisco es un lugar bien ubicado, deben incentivar, promover la inversión, el gobierno local, Alan García, lo deben hacer” (Pisco, hombres)

¿Cómo debió hacerse la reconstrucción?
La reconstrucción solo dependerá del esfuerzo individual de la población … q La posibilidad de reconstrucción de las viviendas dependerá de la capacidad de ganar dinero de cada familia Ø Pero los sueldos no habrían aumentado como el costo de vida y la mayoría de empleos serían temporales. Ø Muchas mujeres buscan aumentar la cantidad de días que trabajan actualmente: en los fundos y plantas envasadoras de espárragos y alcachofas en Ica y Chincha, en las empresas textiles en Chincha y en trabajos de servicios o comercio en las tres ciudades. Por ello se interesan en programas de capacitación laboral y en servicios que las apoyen en el cuidado de los niños. q Prioridades Ø familias con hijos a punto de acabar la secundaria, priorizarían los Las estudios de estos para que luego contribuyan con la reconstrucción del hogar. Su horizonte es de unos 10 años. Ø familias con hijos pequeños priorizarían la reconstrucción, su Las horizonte sería de menos de cinco años. q Posibilidad de acceso al crédito Ø Algunos participantes esperan poder acceder a un crédito comercial y uno pocos lo han logrado. Ø altas tasas de la banca comercial desaniman a la mayoría. Las

187

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

Ø Chincha, algunas empresas textiles tienen convenios con En bancos para que sus trabajadores accedan a créditos con tasas preferenciales.
- tengo que esperar que mi esposo tenga trabajo y poder construirlo. – va a depender de nuestras posibilidades porque esperanzarnos en las autoridades es bien difícil” (Chincha, mujeres) “- va a depender del esfuerzo de cada uno. – trabajando. – lo más importante es darle trabajo a la gente para que ellos mismos puedan hacerlo” (Pisco, hombres)

3. Mecanismos de reacción
Acciones de la población Los reclamos de la población fueron esencialmente: MARCHAS y PROTESTAS Ø Chincha se realizaron marchas a Lima para reclamar por la lentitud En del apoyo. Ø Solo encontraron indiferencia entre las autoridades. RECLAMOS Ø manera individual o como barrio se presentaron reclamos informales De ante las autoridades locales: los municipios distritales y provinciales. Ø mujeres tuvieron una presencia importante en estos reclamos, La con sus organizaciones barriales o individualmente. Los hombres priorizaron en todo momento garantizar su puesto de trabajo. Ø Nunca obtuvieron respuesta ni solución.
“- fueron hasta Lima para reclamar. – las personas se organizaban pero al ver que no encontraban soluciones, poco a poco fueron dejando eso y ya se abocaron a su trabajo” (Chincha, mujeres) “- tú sales a reclamar acá, nadie te hacer caso. - ¿sabes qué? Mejor me voy a trabajar porque es lo más seguro que voy a tener” (Ica, hombres)

188

4:
Principales hallazgos

Existen ciertas diferencias según la ciudad… ORGANIzACIóN Ø población no logró implementar una acción organizada y conjunta La para reclamar por la inoperancia en el proceso de reconstrucción. Ø Ica y Pisco primaron la desorganización, los intereses individuales En y la desconfianza. Ø Chincha, la población se caracteriza por un mayor empuje para En reclamar y aportar en el proceso. IMPOTENCIA Ø Ante la falta de respuesta a los reclamos la población se sintió impotente y tuvo que dedicar sus mayores esfuerzos a sus actividades laborales y a la solidaridad familiar.
“- los vecinos, en realidad, no se puede contar con ellos, hay mucha desconfianza. – nos dimos cuenta de que solo éramos nosotros. – donde yo vivo existe la maldad” (Ica, mujeres) “- sabíamos que teníamos que luchar ya que a los chinchanos nos gusta emprender. Pero lo que nos mataba era la indiferencia del gobierno, del alcalde, de las instituciones” (Chincha, mujeres) “- hay desunión” (Pisco, hombres) “- a Ica le falta salir al frente” (Ica, hombres) “- el pisqueño es demasiado conformista; los de Chincha fueron a reclamar sus derechos a Lima, pero los pisqueños se quedaron tranquilos” (Pisco, mujeres)

189

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

Acceso a la información
Nadie sabe qué ocurrió con el dinero destinado a la reconstrucción … RENDICIóN DE CuENTAS Ø Los participantes recibieron información – por los medios de comunicación – de fondos de ayuda y de donaciones extranjeras. Ø embargo, las autoridades nunca rindieron cuentas sobre el uso de Sin estos fondos y los participantes no han constatado la realización de obras que justifiquen estos gastos.

Ø información directa es totalmente inaccesible para la población. La Ø Solo en algunos centros educativos de Chincha, los directores respetan el principio del presupuesto participativo y rinden cuentas a los padres de familia sobre los fondos obtenidos para la reconstrucción. Ø Ningún participante conoce alguna acción organizada solicitando la rendición de cuentas de estos fondos de parte de las autoridades responsables. Ø Nadie sabe que existe una Ley de Transparencia y Acceso a la Información.
“- ¡qué nos van a decir! – por esa ley, creo que esa información a las autoridades nomás le darán. – primero ven las caras y hay discriminación” (Ica, mujeres) “- el alcalde nunca tiene comunicación. – discúlpeme la palabra pero te cojudea, te dice que vayas a verlo y al final no está. – nosotros en el colegio ganamos un concurso para hacer un comedor, pero el alcalde nos dijo que ese dinero era para otra cosa, eso demuestra que se agarró el dinero” (Pisco, mujeres)

190

4:
Principales hallazgos

4. Expectativas a futuro
Elecciones municipales Generan cierta expectativa aunque todavía no hay candidatos definidos … Se les reconocen posibilidades a … ICA Ø Algunos proponen al actual alcalde de Parcona donde se habrían llevado a cabo mejores obras. Ø preferiría un candidato nuevo pero con experiencia de gestión Se municipal. Ø opiniones de los participantes están muy divididas al respecto. Las PISCO Ø Meza, el propietario de radio Orión que denunció al alcalde y cuya emisora fue clausurada. Sería fujimorista. Ø También se menciona a Olivares, propietario de una emisora. Ø Para otros todavía no hay un candidato interesante, pero preferirían alguien nuevo. CHINCHA Ø alcalde de Pueblo Nuevo que tiene una gestión bastante reconocida El en su distrito y obras que mostrar. Ø rechaza tajantemente la reelección. Se
“por más que sea nuevo, conocido o por conocer, todo alcalde entra a robar” (Ica, mujeres) “- uno nuevo que conozca la gestión municipal. – un dirigente regional” (Ica, hombres) “yo tengo una esperanza, como el alcalde ya debe salir, de repente Chincha va a mejorar” (Chincha, mujeres)

191

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

Expectativas de la población
En las tres ciudades hay consenso sobre los temas que debería incluir el plan de gobierno de los candidatos.
Más importante

Reconstrucción

Trabajo

Seguridad ciudadana

Salud

Educación y valores
Menos importante

192

4:
Principales hallazgos

Las propuestas para las elecciones locales
EN LA RECONSTRuCCIóN... Ø Todos proponen un censo o empadronamiento que verifique las verdaderas necesidades de la población por una entidad independiente de las autoridades locales. Ø Todos consideran indispensable la organización de la población liderada por sus autoridades locales. Ø manera general, se considera que la reconstrucción de las viviendas De debería ser prioritaria. Ø espera que se proponga la remoción de escombros. (Ica) Se Ø Debe partir de la organización y de un liderazgo que logre superar el problema de desunión del pueblo (Pisco) Ø Hay preocupación por la reconstrucción de las iglesias. (Ica y Pisco) Ø Ica y Pisco no se mencionan propuestas más concretas. En
“- que ayuden en materiales aunque sea en un 10%, nosotros ya vemos nuestra mano de obra” (Chincha, mujeres)

Ø autoridades locales deben coordinar adecuadamente y constituir Las alianzas con Techo Propio, con las ONGs y con las constructoras (Chincha) Ø Chincha resultaría atractiva una propuesta que incluya: En q Creación de un fondo para créditos pagaderos a 15 años, con facilidad de acceso y tasas inferiores a los bancos para la autoconstrucción q Precios realistas de los materiales. q Apoyo a la población en los planos y supervisión de especialistas q No interesa la propuesta de urbanizaciones sino la construcción en las mismas zonas donde vivían antes y siguen viviendo.
“- ya olvidémonos del bono, que se haga un fondo para que se den préstamos pero no con las tasas de los bancos y nosotros mismos nos ocupamos de nuestra reconstrucción” Chincha, hombres)

193

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

Las propuestas para las elecciones locales
PuESTOS DE TRAbAjO Ø Pisco, existe una particular preocupación por la promoción de En puestos de trabajo para hombres y mujeres, puesto que en la mayoría de casos estas son las que sacan adelante a la familia, frente a cierta indolencia de los hombres. Ø Chincha se espera la implementación de proyectos laborales y En de cunas o wawawasis que permitan a las mujeres incorporarse a la actividad laboral.
“- que haya trabajo para hombres y mujeres. programas de empleo temporal que todos puedan beneficiarse. – para todos. – no solo para un grupo, sino para todos, para sacar adelante a Pisco” (Pisco, mujeres)

SALuD Ø situación del sector salud es álgida en las tres ciudades por lo que La se esperan propuestas en este aspecto. Ø Ica se esperan propuestas para acercar los servicios de salud a la En población, como la construcción de postas médicas.
“- no hay atención buena. – mire como está el hospital, ahí en construcción y lleno de ratas” (Pisco, mujeres)

SEGuRIDAD CIuDADANA Ø Pisco, no existe serenazgo, lo que podría ser un punto atractivo En en una plataforma electoral – que además permitiría la creación de puestos de trabajo. Ø Chincha el tema de seguridad ciudadana debería incluir una En propuesta para ordenar a los mototaxis a través de un empadronamiento y formalización. Ø Ica hay zonas que son consideradas “rojas” y que no cuentan con En ninguna vigilancia.
“- es muy importante luchar contra la delincuencia. – los mototaxis, por ejemplo, roban mientras trabajan” (Chincha, hombres)

194

4:
Principales hallazgos

EDuCACIóN y VALORES... Ø superación de los hijos a través de la educación es un anhelo de La todos los participantes, por lo que el tema educativo es siempre fundamental. Ø Chincha sería una zona piloto para el proyecto de municipalización de la educación por lo que se espera una propuesta de coordinación adecuada liderada por el Concejo. Ø También se esperan propuestas en educación laboral de buena calidad. Ø otro lado, a raíz del terremoto, los problemas de corrupción y de Por desorganización familiar han convertido en más relevante la educación en valores. Ø cuanto a valores, se considera que un plan de gobierno que proponga En transparencia, fiscalización y lucha contra la corrupción respondería a las expectativas de los ciudadanos. Ø Para ello, la imagen del candidato debería ser intachable. Ø embargo, la idea de que la corrupción es inevitable está muy Sin interiorizada; ante lo cual se priorizan las obras.
“- se puede proponer muchas cosas, pero si hay corrupción entonces no se avanza, muy importante sería la lucha contra la corrupción. – siendo transparente. – con la fiscalización. – pero yo creo que la corrupción nunca se va a eliminar, lo importante es que trabaje” (Pisco, hombres) “- ya el poblador de Ica, del Perú, está acostumbrado a ver corrupción, desde la cabeza, desde el Presidente, hasta el último…” (Ica, hombres) “- uno siempre quiere que su hijo sea mejor que uno” (Chincha, hombres)

195

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

ELECCIONES REGIONALES Estas elecciones no generan expectativas entre los participantes … No se identifican posibles candidatos … Ø manera generalizada, se rechaza la reelección porque la gestión De actual se considera pésima. Ø recuerda la trayectoria de Triveño antes de que sea Presidente del Se Gobierno Regional y como el poder lo llevó a la pésima imagen que tiene actualmente. Ø critica particularmente los conflictos entre el Gobierno Regional y Se otras autoridades locales y se espera que esto no vuelva a suceder.

ELECCIONES PRESIDENCIALES … Estas elecciones todavía se perciben lejanas … Pero ya se identifican a ciertos candidatos con algunas posibilidades … ICA Ø Ica podría ganar Keiko Fujimori. Se percibe que ser mujer les es una En ventaja para el cargo. Ø Castañeda también tendría posibilidades por las obras hechas en Lima.

196

4:
Principales hallazgos

Ø También se menciona a Jaime Bayly, Ollanta Humala, Alejandro Toledo y Pedro Pablo Kuczynski. PISCO Ø Keiko Fujimori tendría las mayores posibilidades, sobre todo entre las mujeres y en los NSE más bajos. Ø Una minoría menciona que se apoyaría a Castañeda por sus obras y para no avalar la corrupción y la pérdida de empleos por la privatización de la época de Fujimori. CHINCHA Ø Además de Castañeda, se menciona a Toledo; sin embargo, algunos recuerdan que en su gobierno se prometió que Chincha se beneficiaría con las plantas de gas y esto no ocurrió.
“- a Keiko se le debe dar la oportunidad como a su padre. – aparte tiene estudios. – y vino a Pisco con ayuda” (Pisco, mujeres)

197

5
Cod. 01 02 03 04 05

Desastre y reconstrucción:
la voz de los ciudadanos a dos años y medio del terremoto en Ica

DAtOS POblAcIOnAleS

Población de Ica (estimado 2009)*
Provincia Ica Chincha Nazca Palpa Pisco Ica Chincha Alta Nazca Palpa Pisco Capital Población estimada 2009 346,995 211,588 61,188 13,424 136,258 % del departamento 44.90 27.36 8.11 1.81 17.81 Población urbana (%) 91.3 88.6 88.0 66.4 87.8 Densidad (Hab./Km2) 43.96 70.82 11.69 10.89 34.43 Región Costa Sur Costa Sur Costa Sur Costa Sur Costa Sur

CHINCHA

PISCO

ICA
PALPA

NAZCA

Capital Ubicación Superficie Población (Estimado 2009) Densidad (Habitantes/Km2) Participación nacional (%) Tasa de crecimiento anual (%) Población urbana (%)

Ica Costa Sur 21,305,51 769,453 36.12 2.61 1.81 89.2

GRADO DE URBANIZACIÓN de 40% -de 40% -de 60% a 60%

Fuente: Estimación 2009 de la Población Total Ajustada Censo 2007 / Censos Nacionales 2007: XI de Población y VI de Vivienda - INEI. * IGM, Estadística Poblacional 2009, Ipsos APOYO

198

5:
Anexos

Departamentos de la Región Sur: Distribución de Hogares por NSE*
Puno 3% 11% 26% 23% 29% 31% Cusco 9% 15% 22% Arequipa 18% Ica 17% Ayacucho 3% 9% Huancavelica 1% 6% 18% Apurímac 4% 7% 20% 24% 26% Tanca Moquegua 17%

22%

26% 60% 53% 26%

24% 65% 29%

23% 75% 69% 29%

25%

35%

NSE A/B

NSE C

NSE D

NSE E

* Estimaciones con la fórmula de NSE de lpsos APOYO Opinión y Mercado adaptada a la ENAHO

Estimaciones con la fórmula del NSE de IPSOS APOYO Opinión y Mercado adaptada a la ENAHO * IGM, Estadística Poblacional 2009, Ipsos APOYO

199

Se terminó de imprimir en loS tallereS gráficoS de paSaje maría auxiliadora 156, 164 - Breña correo e.: tareagrafica@tareagrafica.com página weB: www.tareagrafica.com teléf. 332-3229 fax: 424-1582 agoSto de 2010 lima - perú

Tarea asociación Gráfica educaTiva

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful