Está en la página 1de 4

Barcelona anunció que Lionel Messi no


seguirá su carrera en el club catalán

“A pesar de haberse llegado a un acuerdo entre el FC Barcelona y


Leo Messi y con la clara intención de ambas partes de firmar un
nuevo contrato en el día de hoy, no se podrá formalizar debido a
obstáculos económicos y estructurales (normativa de LaLiga
española)”, aseguró el club catalán en un comunicado oficial.

Lionel Messi se despide del Barcelona. Télam

elDiarioAR

Cuando todo parecía encaminarse hacia un final feliz, la continuidad


de Lionel Messi en el Barcelona llegó este jueves a un punto de no
retorno. En un comunicado oficial, el club catalán anunció que el astro
argentino “no seguirá ligado al FC Barcelona”.
En su página web y en Twitter, la institución blaugrana aseguró que “a
pesar de haberse llegado a un acuerdo entre el FC Barcelona y Leo
Messi y con la clara intención de ambas partes de firmar un nuevo
contrato en el día de hoy, no se podrá formalizar debido a obstáculos
económicos y estructurales (normativa de LaLiga española)”. Y
agrega: “Ante esta situación, Lionel Messi no continuará ligado al FC
Barcelona. Las dos partes lamentan profundamente que finalmente
no se puedan cumplir los deseos tanto del jugador como del Club”.

Para cerrar, el club le agradeció “de todo corazón la aportación del


jugador al engrandecimiento de la institución y le desea lo mejor en su
vida personal y profesional”.

El capitán del seleccionado argentino de fútbol había arribado este


miércoles a Barcelona tras sus vacaciones en Ibiza luego de obtener
la Copa América con el conjunto nacional. Lo propio había hecho
Jorge Messi, padre del futbolista, que es agente libre desde el 1 de
julio, y responsable de las negociaciones con los dirigentes catalanes.

Con las dificultades económicas que sufre el Barcelona y la obligación


de ajustar al máximo su presupuesto, el acuerdo millonario de La Liga
española con una empresa privada que traerá consigo una inyección
económica potente, parecía dejar el camino allanado para un acuerdo
que se creía inminente.

Sin embargo, nada de eso sucedió en las últimas 24 horas y, por el


contrario, desde temprano, la prensa española anunciaba la cercanía
del final de la relación de Messi con la institución blaugrana, tal como
anticipó el diario Marca.

Dentro de los múltiples y complicados factores que llevaron a Messi y


al Barcelona a romper su vínculo, más allá de los argumentos
expuesto de manera oficial este jueves, estaba una de sus exigencias
para renovar: la contratación del defensor argentino Cristiano Romero.
Según publicó el diario catalán Sport, “para Leo, el fichaje de su
compañero en la selección era decisivo para reforzar el plantel y que
siguiera siendo competitivo en la temporada 2021-22”. Sin embargo,
Romero estaría muy cerca del Tottenham inglés y, esta novedad,
colaboró para sumar un capítulo a la desilusión del futbolista récord
con el club en el que hizo toda su carrera futbolística. Ni los arribos de
su amigo Sergio Agüero y del neerlandés Memphis Depay
consiguieron aplacar la decepción de Messi con el proyecto deportivo
blaugrana y habría sido determinante para que su esfuerzo por
renovar no fuera prioritario.

En el comunicado, el club catalán traslada la responsabilidad a la Liga


Nacional de Fútbol Profesional, entidad presidida por Javier Tebas, y
el fair play financiero que rige en España y por el cual se estableció
que el límite de la masa salarial e incorporaciones de futbolistas por
plantel no puede superar el 70% de los ingresos. Este
condicionamiento, más la dificultad de generar ganancias a raíz de las
trabas impuestas por la pandemia del coronavirus y la deuda
acumulada por el Barcelona (de 746 millones de euros de aumento de
deuda neta de los clubes españoles el último ejercicio,
aproximadamente la mitad correspondían al Barsa), hicieron un
combo letal para la continuidad profesional de Messi en tierras
catalanas.

Ahora, las versiones corren como reguero de pólvora en el mundo del


fútbol, pero lo cierto es que el futuro del astro argentino es una gran
incógnita. Sabida es su amistad con el capitán de la selección de
Brasil, Neymar, por lo que el rumor más fuerte indica que podría seguir
sus pasos en el Paris Saint Germain, de Francia, junto a sus
compatriotas Ángel Di María, Leandro Paredes y Mauro Icardi, y que
dirige Mauricio Pochettino. También hay versiones que lo ubican en
Manchester City, bajo las órdenes de Pep Guardiola, aunque el diario
Sport desmiente que el ex club del Kun Agüero sea una chance cierta;
y hasta se habla del Miami FC, el club estadounidense, propiedad de
David Beckham y donde juegan los hermanos Gonzalo y Federico
Higuaín.
Messi se encontró días atrás con amigos, todos jugadores del PSG: Neymar, Leo
Paredes, Ángel Di María y el italiano Marco Verratti. Twitter

Con el Barcelona, Messi ganó 35 títulos, entre ellos, diez de La Liga y
cuatro de la Champions League, así como siete títulos de la Copa del
Rey.

Es el único futbolista en la historia que obtuvo, entre otras


distinciones, seis veces el Balón de Oro (dos Balones de Oro y
cuatro FIFA Balones de Oro), los cuatro primeros de forma
consecutiva; además de recibir seis Botines de Oro, un FIFA World
Player​y un The Best FIFA. En 2020, se convirtió en el primer futbolista
en recibir un premio Laureus.

Ostenta, entre otros, los récords por más goles en una temporada, en


un año calendario y en un mismo club;​es el máximo goleador de La
Liga, de la Supercopa de España, de la Supercopa de Europa, y es el
jugador no europeo con más goles en la Liga de Campeones de la
UEFA, además de ser el máximo goleador del FC Barcelona y de
la Selección argentina. 

IG