Está en la página 1de 36

UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN AGUSTIN DE AREQUIPA

FACULTAD DE CIENCIAS HISTORICO SOCIALES

ESCUELA PROFESIONAL DE TRABAJO SOCIAL

ANALISIS DEL CONFLICTO

CONFLICTO SOCIO AMBIENTAL PROYECTO MINERO CONGA

SECTOR : EMPRESA MINERO

PRESENTADO POR:

 Ana Paula Rodriguez Manrique

 Dayana Josefina Gonzales Cornejo

 Mireya Estrella Rivera Astulle

 Marcelo Aguilera Gatica

 Rocio del Pilar Concha Castro

DOCENTE: DRA. GLORIA MONZON ALVAREZ

AREQUIPA –PERÚ

2021

1
INDICE
INTRODUCCIÓN
CAPITULO I.
CONTEXTUALIZACION DELCONFLICTO
1. DEFINICIÓN DEL CONFLICTO ……………..............................................................................4
2. NORMAR LEGALES INCUMPLIDAS……………………….....................................................5
3. ORIGEN DEL LOS CONFLICTOS...............................................................................................6
4. FINALIDAD DEL CONFLICTO ..................................................................................................7
5. ELEMENTOR IMPORTANTES ...................................................................................................8
CAPITULO II..........................................................................................
CONFLICTO SOCIO AMBIENTAL PROYECTO MINERO CONGA
7. DESCRIPCIÓN DEL CONFLICTO..............................................................................................9
8. DIMENSIONES DEL CONFLICTO ...........................................................................................15
8.1. Actores del conflicto...................................................................................................................18
8.2. Percepción. .................................................................................................................................18
8.3. Interés y necesidades...................................................................................................................19
8.4. Acciones .....................................................................................................................................19
8.5. Emociones ..................................................................................................................................21
9. DESARROLLO DE CONFLICTO .
9.1. Formación ...................................................................................................................................22
9.2. Surgimiento ................................................................................................................................22
9.3. Escalada ......................................................................................................................................24
9.4. Desescalada ................................................................................................................................24
9.5. Maduración .................................................................................................................................26
9.6. Transformación ..........................................................................................................................27
CAPITULO III
10.ANALISIS SOBRE EL CONFLICTO Y MEDIOS ALTERNATIVOS DE SOLUCIÓN……28
CONCLUSIONES
SUGERENCIAS
BIBLIOGRAFIA

2
INTRODUCCIÓN

En los últimos años vienen presentándose dos procesos paralelos y en constante tensión en
el continente americano, especialmente en América Latina. A partir de los años noventa se
ha promovido la inversión como parte del modelo de desarrollo, lo cual ha aumentado
significativamente las inversiones privadas como consecuencia, entre otros factores, del
fomento hecho por los Estados a través de la desregularización de la actividad empresarial
y la ausencia de estricta fiscalización y supervisión. De otro lado, desde la década de los
noventa, en varios países de la región ha tenido lugar el reconocimiento a nivel
constitucional de derechos de los pueblos indígenas, lo que se suma al rápido desarrollo del
reconocimiento y protección de los derechos de los pueblos indígenas en el plano
internacional y en particular, de sus derechos sobre los territorios ancestrales y recursos
naturales en el ámbito interamericano.El Perú no ha sido la excepción. En efecto, de
acuerdo al último reporte de conflictos sociales de la Defensoría del Pueblo, existen 178
conflictos activos y 45 conflictos latentes en el país, de los cuales, 147 son de tipo socio
ambiental, lo que representa más del 65% de los existentes en el territorio nacional En este
contexto, desde mediados de 2011 el conflicto surgido por el proyecto de explotación
minera “Conga”, ejecutado por la empresa Minera Yanacocha S.R.L., se ha convertido en
el principal conflicto . No es novedad que gran parte de estos conflictos tenga como
protagonistas a pueblos y comunidades indígenas. La falta de atención oportuna a los
reclamos y el total desinterés mostrado por las autoridades nacionales han hecho que
algunas de estas situaciones desencadenen lamentables episodios de violenciasocial en el
país, y ha cobrado incluso la vida de cinco personas. El desarrollo del conflicto se ha
caracterizado por periodos de acercamiento y negociaciones, convocatorias y
recrudecimientos de protestas públicas, declaraciones de estados de emergencia, sin que a
la fecha este conflicto se encuentre cerca de ser resuelto. La compañía Yanacocha inició las
actividades de exploración del proyecto Conga en el 2004 y como resultado de ello, se
decidió desarrollar el proyecto. Sin embargo, la empresa Yanacocha viene desarrollando
otros proyectos mineros en Cajamarca desde principios de los 90, que de alguna manera
han contribuido a generar la situación crítica de este proyecto

3
CAPITULO I

CONTEXTUALIZACION DEL CONFLITO

PROYECTO MINERO CONGA

1. DEFINICIÓN

El Proyecto Conga consiste en una mina de tajo abierto con reservas de cobre y oro,
localizada en la parte norte de los Andes del Perú; en los distritos de Sorochuco y
Huasmín de la provincia de Celendín; y en el distrito de La Encañada en la provincia
de Cajamarca, departamento de Cajamarca; aproximadamente a 73 km al noreste de la
ciudad de Cajamarca y 585 km de la ciudad de Lima. El proyecto se ubica en la
cabecera de las cuencas de la quebrada Toromacho, río Alto Jadibamba, quebrada
Chugurmayo, quebrada Alto Chirimayo y río Chailhuagón, con altitudes entre 3 700 y
4 262 m.

Este proyecto consiste en dos depósitos de mineral a explotar: perol y chailhuagón,


ambos con contenido de cobre, oro y plata mediante métodos de procesamiento
convencional de chancado, molienda y flotación; en una planta con una capacidad
nominal de 92 000 toneladas por día, lo que permitirá procesar mineral por 3,1 billones
de libras de cobre y 11,6 millones de onzas de oro.

La empresa que está a cargo es la MINERA YANACOCHA S.R.L. empresa formada


por la asociación de Newmont Mining Corporation (Newmont), Compañía de Minas
Buenaventura (CMB) y la Corporación Financiera Internacional a través del IFC,
miembro del grupo del banco mundial. (Minera Yanacocha S.R.L. , 2010)

Tienen una inversión Estimada: $ 5 500 mil millones de dólares

4
2. NORMAS LEGALES

 Ley No 29785, Ley del derecho a la consulta previa a los pueblos indígenas u
originarios, reconocido en el C169 OIT, vigente desde los noventa días de su
publicación el 7 de septiembre de 2011 (disponible en:
http://www.mcultura.gob.pe/sites/default/files/doc/Ley%2029785_LCP_castellano.
pdf).
 Convenio Nº 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países
Independientes, es un instrumento jurídico internacional, aprobado por el Estado
peruano mediante la Ley No. 262531 del 02 de septiembre de 1993, y ratificado por
el Congreso el 17 de enero de 1994, el cual se encuentra vigente a partir del 02 de
febrero de 1995. En el art. 3 menciona que “Los pueblos indígenas tienen derecho a
la libre determinación. En virtud de este derecho determinan libremente su
condición política y persiguen libremente su desarrollo económico, social y
cultural.” Y en el articulo 7 nos dice que “Los pueblos interesados deberán tener el
derecho de decidir sus propias prioridades en lo que atañe al proceso de desarrollo,
en la medida en que éste afecte a sus vidas, creencias, instituciones y bienestar
espiritual y a las tierras que ocupan o utilizan de alguna manera, y de controlar, en
la medida de lo posible, su propio desarrollo económico, social y cultural. Además,
dichos pueblos deberán participar en la formulación, aplicación y evaluación de los
planes y programas de desarrollo nacional y regional susceptibles de afectarles
directamente.”
 Declaración de la Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.
 Ley General del Ambiente, Ley N° 28611, artículo 99 inciso 2, manifiesta: Los
ecosistemas frágiles comprenden, entre otros … pantanos, bofedales, humedales,
lagunas alto andinas …) y que en relación a los ecosistemas de humedales señala el
artículo 99, inciso 3, de la misma Ley que el Estado prioriza su conservación en
relación con otros usos”
 Ley de Recursos Hídricos (Artículo 75, Ley N° 29338) que establece que “…las
cabeceras de cuenca son zonas ambientalmente vulnerables donde se originan las

5
aguas (zona de captación de agua), en donde la Autoridad Nacional del Agua, con
opinión del Ministerio del Ambiente, puede declarar zonas intangibles en las que no
se otorga ningún derecho para uso, disposición o vertimiento de agua, prohibiendo
cualquier tipo de actividad”.DS 087 Reglamento de la ZEE
 La Ordenanza Regional N°031-2011-GRCAJ/CR Emitida por el Gobierno Regional
de Cajamarca, declara de interés público Regional la conservación y protección de
las cuencas del Llaucano (Bambamarca), los ríos Quengorío, El Tambillo, Río
Sendamal Las Llangas (Celendín), con sus afluentes, Jadibamaba, Chirimayo, Rejo,
Chugurmayo; En la Encañada los afluentes Chailhuagón – Grande.
 La Ordenanza Municipal N°020-2004-MPC/A Emitida por la Municipalidad
Provincial de Celendín declara área de conservación ambiental, zona intangible,
reserva ecológica, reservada contra la explotación minera las cuencas hidrográficas
y las lagunas en las que se encuentra actualmente ubicado el proyecto Conga de
Minera Yanacocha.

3. ORIGEN

Conga fue, desde su concepción, un proyecto distinto a los esfuerzos anteriores de

Minera Yanacocha. Desde el punto de vista técnico, se trataba de un proyecto de


extracción de cobre y oro, por lo cual requería una forma de producción distinta.
Desde el punto de vista social, el equipo de Conga incorporó la experiencia de la
empresa, mejorando las propuestas que se habían hecho anteriormente. El objetivo
de atender los intereses de las poblaciones vecinas al área de influencia directa e
indirecta, era el mismo, pero el camino emprendido era producto del aprendizaje y
la mejora constante.

Así empezó un intenso plan de participación ciudadana, mucho más amplio del que

6
exige la regulación nacional para los Estudios de Impacto Ambiental (EIA).
Yanacocha había aprendido que, antes de solicitar los permisos formales ante los
organismos del Estado, debía establecer acuerdos de compromiso mutuo con los
vecinos, de tal forma que ellos hicieran suyo el proyecto.

El proceso de consulta identificó dos necesidades fundamentales.

 El Proyecto Conga debía generar más y mejor agua para sus vecinos: Para ser
sostenible, la minería ya no puede limitarse a mitigar o compensar el impacto
negativo que toda industria extractiva produce en su entorno. La forma de conciliar
agricultura y minería, en el caso de Conga, es a través de una gestión inteligente del
agua.
 El Proyecto Conga debía generar oportunidades de mutuo beneficio entre la
empresa y las comunidades vecinas: Para que las zonas alto andinas, que son las
más pobres del país, aprovechen esta oportunidad histórica, Conga debía diseñar
programas de desarrollo sostenible que acabaran con la pobreza y promovieran la
integración de los campesinos a la dinámica económica nacional.

Al finalizar esta etapa, el diseño del proyecto expresaba una oferta madura y,
principalmente, audaz. Pero la crisis política que se inició a fines de 2011
propuso otros temas de carácter regional y nacional que excedieron al modelo
propuesto. (Proyecto Conga, 2011)

4. FINALIDAD

Yanacocha, para lograr su objetivo, debe sacrificar – y reemplazar – cuatro lagunas


en una región donde el suministro de agua es un problema crónico. Además, el 70%
de la actividad económica en Cajamarca es la agricultura. Esto es la razón principal
por la que la población rechaza el proyecto minero.

El agua falta en Cajamarca por muchas razones, una de ellas es que una gran
temporada de sequía afecta al caudal de los ríos Porcón y Grande. Sin embargo, la
minera es la razón más problemática.

7
“La empresa está en altura, es decir, donde nacen las fuentes, y lo que sucede allí
tiene un impacto inmediato en el agua que discurre más abajo”, afirma Reinhard
Seifert, ingeniero alemán que vive en la región desde hace 35 años y es asesor del
Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca.

El proyecto Conga está situado en ecosistemas de alta vulnerabilidad. Si se


implementa, se destruirán las fuentes de cinco ríos, cinco lagunas, y más de 700
fuentes de agua y cientos de hectáreas de vegetación y humedales, cortando así el
suministro de agua de muchas poblaciones locales. Además, hay millones de
toneladas de desechos tóxicos que se derivarán y contaminarán para siempre la
zona.

5. ELEMENTOS IMPORTANTES

Yanacocha – Carlos Santa Cruz (se retira del cargo de vicepresidente, el cuál sería
asumido por Todd White a partir del mes de noviembre del 2012). 38)
Comunidades del entorno a favor del proyecto Conga (San Nicolás, Quengorio
Alto, Lagunas de Combayo, Agua Blanca, Huangashanga, Santa Rosa de Huasmín,
El Tingo, Hierba Buena Chica, Uñigán Pululo., Coñicorgue, Chilac N.º 8,
Quengorio Bajo, El Porvenir y Jadibamba

 Presencia de acciones colectivas de protesta


 Polarización de las visiones respecto el origen, manejo y forma de conclusión del
conflicto, en términos de blanco o negro
 Percepciones estereotipadas del otro
 Canales de comunicación quebrados
 Mensajes altamente confrontacionales
 Uso constante de las amenazas
 Altos niveles de desconfianza entre las partes
 Presencia de fuertes emociones negativas respecto del otro.
 Despliegue de acciones violentas

8
9
10
CAPITULO II

NOMBRE DEL CONFLICTO

Conflicto Socio Ambiental Proyecto Minero Conga

6. DESCRIPCIÓN

Bajo la presidencia de Alan García, en 2004, fue realizado un estudio sobre el


impacto ambiental (EIA) del proyecto Conga. Este fue financiado por Minera
Yanacocha quien lo confió a la Knight Piesold Consultores SA. Este estudio no
estaba completo y no cumplía con el artículo 169 de la OIT sobre la consulta previa
de los pueblos indígenas. Además, ni siquiera fue firmado por el director del
estudio, sino por un consejero, lo que lo convierte en ilegal.

En 2004, fue anunciada la realización del proyecto obteniéndose los permisos para
explotar las lagunas Perol, Chailghuagon y las zonas cercanas. Rápidamente, la
laguna Perol empezó a ser explorada. Entonces la empresa negaba todavía ser parte
de Yanacocha y hasta se permitieron criticar los escándalos de Choropampa y las
persecuciones y asesinatos de líderes sociales en Cajamarca. El alcalde de Celendín,
promulgó una ordenanza ese mismo año sobre la intangibilidad de la laguna Perol.

El estudio del impacto ambiental, obligatorio antes de empezar la explotación


minera, se llevó a cabo el año siguiente, en 2005. Los resultados fueron presentados
el 31 de marzo de 2010. Las personas que asistieron a la audiencia pública
afirmaron no tener libertad para hablar y hacer preguntas. Por otra parte, la
ubicación elegida para la audiencia, Encaña, es la jurisdicción de la provincia con la
menor área de influencia. De hecho, este distrito es de sólo 20% de la superficie
operada por el proyecto Conga. Para mayor transparencia, esta audiencia tendría
que haberse celebrado en Sorochuco o Huasmín (estos dos distritos representan el
80% del área del proyecto).

En 2006, el gobierno de Alan García promulgó un decreto-ley que impide a los


gobiernos locales a promulgar ordenanzas de intangibilidad (la ley no es

11
retroactiva). Es a partir de este momento que la tensión comenzó a hacerse sentir
entre la población. Además, la falta de seriedad del EIA acabó por exacerbar las
tensiones ya presentes. De hecho, el proyecto Conga es un megaproyecto, por lo que
el EIA debería haber sido de clase III (detallado) y no de Categoría II (semi
detallada). El estudio hidrogeológico es incompleto y no garantiza la preservación
de los recursos naturales, considera la zona de influencia indirecta igual a la zona de
influencia directa y no establece un análisis en términos de cuencas. Por otra parte,
la población de Celendín sospechó de actos de corrupción entre el gobierno y
Yanacocha. En este momento, ya se sabía que el proyecto era una extensión de
Yanacocha.

En 2010 también se desarrolló en la región de Cajamarca un plan de Zonificación


Económica y Ecológica (ZEE) con vistas a un futuro plan de ordenamiento
territorial. El plan de la ZEE de Celendín fue aprobado por la población y con la
presencia de funcionarios de Yanacocha. Sin embargo, la empresa minera no tomó
en cuenta en sus acciones.

En 2011, año de las elecciones presidenciales, las infraestructuras del proyecto ya


estaban en construcción mientras que no había sido aprobado por las poblaciones
mayoritarias de las provincias de Celendín, Cajamarca y Hualgayoc. Y, a pesar de
las preocupaciones legítimas por el agua, el proyecto continuó sin tener en cuenta
las demandas populares. Así que el 7 de noviembre, cerca de 14.000 personas
decidieron protestar para oponerse al proyecto. Además, el Gobierno Regional de
Cajamarca y su presidente, Gregorio Santos, se opusieron públicamente al proyecto
el 9 de noviembre, el día de la primera huelga general.

A pesar de la suspensión del proyecto el 29 de noviembre, tras la petición del


Gobierno, la huelga indefinida comenzada el 24 de noviembre siguió adelante
reivindicando una cancelación del proyecto por decreto gubernamental (el poder
Ejecutivo es la única autoridad que puede hacerlo). Los habitantes exigían, además,
la llegada del Presidente.

12
Éste respondió el 3 de diciembre con un despliegue militar en la ciudad de
Cajamarca. Sin embargo, ese día, la manifestación se llevó a cabo en un ambiente
festivo. Conciertos, recitales de poesía estaban en el programa. Al día siguiente, una
sorpresa muy desagradable esperaba los cajamarquinos. El ejército y la policía
habían ocupado la Plaza de Armas. Después de esta demostración de fuerza, con
intención de intimidar a la gente, el diálogo se inició entre una delegación de cinco
ministros, encabezados por el primer ministro Salomón Lerner, y los líderes locales.
Pero, un par de horas después del final de las discusiones, Ollanta Humala apareció
en la televisión y anunció el estado de emergencia en cuatro provincias de
Cajamarca. Su objetivo: restablecer el orden y la paz. De acuerdo con su discurso, la
causa eran los líderes locales y su intransigencia a llegar a un acuerdo. Esta medida
comenzó así el día 5 de diciembre.

En los días siguientes, las cuentas bancarias del gobierno regional fueron
bloqueadas, la zona fue militarizada, hubo detenciones arbitrarias de dirigentes
locales y Oscar Valdés (hombre de la derecha dura, ex militar, operador de la mina
y ex profesor de Ollanta Humala a la Academia Militar) fue nombrado primer
ministro después de la dimisión de Salomón Lerner.

El estado de emergencia, previsto para 60 días, dio por finalizado el 16 de


diciembre. La razón oficial fue el retorno a la calma, pero en realidad fue la presión
ejercida por la población y también varias organizaciones internacionales que
obligaron al gobierno a cancelarlo.

El 19 de diciembre se llevó a cabo una reunión sin éxito. El nuevo primer ministro
Oscar Valdés, acompañado por ministros de Estado, firmó un documento que
incluía dos reuniones y hacía mención a una pericia internacional para poner fin a
los problemas. Así que invitó al presidente regional de Cajamarca a hacer lo mismo,
pero al final, se negó. Gregorio Santos señaló más tarde que la reunión no se había
desarrollado conforme a los principios elementales del diálogo. Por ejemplo, el
primer ministro no permitió la participación de los representantes de las

13
organizaciones sociales y líderes comunitarios con el pretexto de tratarse de
agitadores sociales.

Entre el 1 y el 9 de febrero se llevó a cabo la gran marcha del agua desde Cajamarca
hasta Lima con el objetivo de presentar una lista de demandas sociales y
ambientales consideradas esenciales para la vida y la dignidad de las personas.

No fue declarado ningún incidente mayor. A la cabeza de este movimiento estaba


Marco Arana, defensor del derecho al agua y del medio ambiente, quien, a pesar de
recibir ataques y amenazas regulares, como muchos otros tantos líderes sociales
siguen diciendo alto y claro: ¡CONGA NO VA!

A pesar del alcance nacional, e incluso internacional, de esta marcha pacifista de


800 kilómetros por la defensa del agua, el gobierno reiteró su firmeza a los
manifestantes diciendo que “el Perú seguiría siendo un país atractivo para la
inversión minera”, una manera de tranquilizar a los inversores extranjeros
asegurando que las autoridades no cederán a la presión social.

En cambio, los expertos responsables del estudio no pudieron declarar el proyecto


insostenible. De hecho, sólo debían encontrar soluciones para limitar los impactos
negativos sobre el ecosistema de la zona ofreciendo alternativas para dar prioridad
al agua asegurando que la población podía beneficiar de su distribución. Los líderes
regionales no pudieron participar al proceso, pero designaron a un experto
internacional, Robert Moran quien publicó la conclusión de su informe a principios
de marzo: el proyecto Conga no era viable. El comité gubernamental estableció el
17 de abril un informe estimando la viabilidad del proyecto con la condición de
mejorar varios puntos. Después de dos meses de silencio, Yanacocha lo aceptó y
comenzó las obras. Esto fue demasiado para el pueblo de Cajamarca y en el mes de
mayo se declararon una huelga general indefinida. Manifestaciones y acciones
pacíficas se llevaron a cabo todos los días.

A finales de junio, Yanacocha anunció el inicio de la construcción de un depósito


para reemplazar el agua de una de las lagunas que se utilizará para el proyecto.

14
Desde entonces, se ha señalado una mayor presencia policial y militar en toda la
región.

Julio, la tensión sigue subiendo: El 3 de julio, la tensión se intensificó entre los


militares y la población, víctima de acoso continuo. Más de 1000 personas
marcharon ese día, a Celendín, acusando al alcalde de ser favorable al proyecto. El
descontento se tradujo en lanzamientos de piedras contra los edificios municipales.
La policía respondió con tiros de granadas, gas lacrimógeno y ataques directos. El
día acabó con un saldo de 5 muertos y 20 heridos.

Humala decretó nuevamente el estado de emergencia en tres provincias de la región:


Cajamarca, Celendín y Hualgayoc. Se llevaron a cabo detenciones arbitrarias y
Marco Arana fue encarcelado y torturado.

La paciencia del pueblo había llegado a su fin y a pesar del estado de emergencia,
siguió manifestándose, mostrando así su indignación. Frente a esta reacción,
Humala se vio obligado a contemporizar. Consciente de que ninguna persona de su
gobierno era capaz de ser un buen mediador, pidió al padre Ricardo Cabrejos de
ocuparse de este papel. Esta “comisión de diálogo” ha sido bien aceptada por el
pueblo de Cajamarca. También designó un mediador, el padre Gastón Garatea.

7. DIMENSIONES

Dimensión Positiva

Las posiciones favorables a la minería en Cajamarca provienen principalmente de


instituciones y personas vinculadas al desarrollo de la actividad extractiva tanto en
las operaciones (trabajadores de las empresas mineras, contratistas o personas
vinculadas comercialmente a las mismas) como en las actividades complementarias
a la misma. Esto incluye las organizaciones no gubernamentales (ONG) vinculadas
a proyectos de desarrollo que se desenvuelven bajo el auspicio de las empresas o sus
asociaciones (como el Grupo Norte y la Fundación los Andes de Cajamarca -
ALAC). También, se cuentan entre ellas instituciones de producción y comercio de

15
Cajamarca, como los agremiados en la Cámara de Comercio y Producción de
Cajamarca, además de personalidades y agentes políticos vinculados a partidos
como el APRA y el fujimorismo e, incluso, a algunos movimientos regionales. Para
este conjunto de actores, la minería es necesaria pues genera movimiento
económico y permite o permitirá, en el futuro, el salto necesario para convertir a
Cajamarca en una región desarrollada. Esta contribución se expresaría, en primer
lugar, en los ingresos que la actividad minera suministra al Estado central, al
Gobierno Regional y a las municipalidades por concepto de canon y regalías; lo que
supone una base económica insustituible para el desarrollo de Cajamarca. Así, el
aporte a Cajamarca se mide en términos de la inversión y los ingresos que genera la
actividad minera por los aportes al Estado.

Un aspecto importante es que quienes consideran la minería una actividad necesaria


para el desarrollo suelen defenderla como una opción inevitable, es decir, como un
“mal necesario”. Aun cuando no siempre se formula en estos términos, algunas
opiniones refieren a la necesidad de la minería como actividad que aporta recursos
para el desarrollo regional. Agentes vinculados a proyectos de desarrollo y al
desarrollo rural e, incluso, algunas autoridades locales, estiman que la minería
aporta recursos imprescindibles que no podrían ser conseguidos a partir de otras
fuentes. La minería tendría que ser tolerada y se deben establecer mecanismos de
convivencia porque es necesaria e inevitable. Para estos actores, el reto es
aprovechar la oportunidad para generar procesos y actividades de desarrollo “libres
de minería” para el futuro, que permitan multiplicar las alternativas de desarrollo de
la región.

Dimensión Negativa

La minería como pérdida social. Para los pobladores urbanos de los barrios, no
articulados con la actividad comercial del centro, migrantes del interior del
departamento, representados en juntas vecinales y organizaciones como las rondas
urbanas, la minería es una actividad externa, que deteriora el entorno social y afecta
las condiciones de vida de la población. Todas estas versiones refieren al pasado de

16
la ciudad, a los años anteriores a la mina, cuando Cajamarca era una ciudad
tranquila, apacible, acogedora y segura. Para ellos, la minería ha generado una serie
de efectos indeseables, como la llegada de población externa, que no respeta las
costumbres locales; el incremento de bares y burdeles, por la demanda que genera el
trabajo minero y, a su vez, la abundancia que este implica; y, la inseguridad en las
calles, que deriva de los dos aspectos anteriores. A todo ello, se suma un incremento
sensible del costo de vida, en particular en rubros como la vivienda, el transporte y
los servicios, que afecta las economías de la población ajena a la actividad
extractiva. Una variante de esta visión refiere a las brechas económicas y sociales
que se vienen generando entre los pobladores de Cajamarca, incluso en el seno de
familias cuyos miembros adoptan posiciones divergentes frente a la actividad
minera. El pueblo de Cajamarca, que se concibe a sí mismo como una unidad,
estaría viendo debilitada su fortaleza e integración por efecto de la presencia de la
minería. En consecuencia, hoy, se ve como un pueblo dividido y enfrentado.

La minería como competidora y acaparadora de recursos. El segundo discurso


contra la actividad minera se refiere a la competencia y “acaparamiento” de recursos
por parte de las empresas mineras. Estas últimas compran y acaparan tierras, lo que
afecta a las poblaciones vecinas a las operaciones, ya que sus habitantes deben
migrar de las zonas rurales a las ciudades y esto los obliga a dedicarse a actividades
para las que no están preparados. Además, la empresa utiliza el agua que es un
recurso escaso y esto deja a la población rural colindante como a la población de la
ciudad de Cajamarca desabastecidos y, por ende, con limitaciones para cubrir sus
necesidades básicas. Para terminar, quienes revisan los mapas de las concesiones
tienen una percepción “gráfica” del tema: la minería aparecería como omnipresente
sobreponiéndose y desplazando buena parte de las actividades a las que se dedica la
población, por lo que muchos se consideran “potencialmente afectados”, puesto que
ya no podrían desarrollar sus actividades en el futuro. La minería como
ambientalmente indeseable. Las consecuencias del acaparamiento de recursos, pero
sobre todo la condición predadora de la actividad minera genera efectos ambientales
negativos. Por ello, es enemiga de los procesos de conservación, ya que genera un
deterioro del ambiente: la minería ha producido la desaparición de lagunas en las

17
partes altas; ha dañado la vida silvestre, al acabar con la vida en los ríos y arroyos;
ha perturbado el desarrollo normal de los ciclos climáticos, dado que genera polvo
tóxico y contamina con desechos químicos su entorno; a su vez, ha contaminado los
acuíferos y, en general, ha afectado la vida humana.

8. ACTORES DEL CONFLICTO CONGA

Sociedad anónima Minera Yanacocha:

 Newmont Mining Corporation.


 Compañía de Minas Buenaventura.
 Corporación Financiera Internacional.

Ciudades:

 Celendín.
 Hualgayoc.
 Cajamarca.

9. PERCEPCIÓN DEL PROYECTO CONGA

La percepción hacia el proyecto minero conga, ha sido de fuerte rechazo de parte de


la población involucrada, El conflicto en si tal como lo conocemos, surge
justamente frente a las dimensiones de esta nueva aventura de Newmont, que luego
de los desastres de Yanacocha y del pretendido Cerro Quilish, ha ido creando un
negativo prontuario en la provincia.

Algunas de las cifras del proyecto que aparecen en el cuestionado estudio de


impacto ambiental presentado por la empresa: Constaría de 2 tajos abiertos, uno de
ellos de 2 km de largo y 1 km de profundidad, emplazado sobre la laguna el Perol,
que tiene 15 millones de años.

18
Removería 92,000 toneladas de roca al día por 17 años, depositando los desmontes
(su basura) sobre la laguna Azul. Por otro lado, el promedio de 85,000 toneladas de
relaves tóxicos que generarían al día, durante al menos 17 años, los depositarían en
relaves ubicados en un área de 700 hectáreas que constituyen las nacientes del río
Jadibamba, principal río del distrito de Huasmín del que las comunidades usan para
la agricultura, ganadería y consumo humano.

Evidentemente que el panorama no resulta auspicioso para las comunidades locales,


quienes verán destrozadas y abusadas sus fuentes hídricas (el proyecto utilizaría
gran cantidad de agua porque la separación del metal de la roca se haría mediante
flotación). De hecho, en las inmediaciones del Proyecto Conga existen cerca de 40
lagunas y más de 100 hectáreas de bofedales y humedales, que se perderían para
siempre.

10. INTERÉS POR EL PROYECTO CONGA

Conga ha sido un proyecto de gran repercusión periodística, debido a todos los


conflictos generados debido a este mismo, Según Mirella Gallardo, la controversia
generada por el Proyecto Minero Conga es resultado de una demanda democrática
de la gente que clama legítimamente por ser consultada y participar en los
beneficios de la inversión minera. En este sentido son varios los aspectos de política
institucional, normatividad y participación ciudadana que el gobierno peruano debe
abordar con independencia e inteligencia, por la inclusión social.

11. ACCIONES DEL PROYECTO CONGA

Empieza todo el conflicto del proyecto minero Conga con el estudio de Impacto
Ambiental (EIA) del Proyecto Conga que se aprobó bajo la legislatura de Alan
García por el Ministerio de Energía y Minas. La normativa decía que el MINEM es
el encargado de la aprobación de los EIA, si bien esto resulta contraproducente
porque este ministerio es el que persigue inversiones de este calibre.

19
En noviembre de 2011, se anuncia un paro indefinido en contra del proyecto Conga.
Comienzan las protestas. Pocos días después, el Ministerio del Ambiente da cuenta
de su disconformidad con el EIA. Presenta un informe en el que critica al EIA por
carecer de un enfoque ecosistémico, por ver a las 4 lagunas (las que se perderán con
el proyecto) como reservorios de agua que podían ser usados como botaderos.

En diciembre del 2011, el premier, junto con el ministro del Interior, se trasladó a
las zonas del proyecto Conga para convencer a los dirigentes de que levanten el
paro indefinido. Allí sucedería algo insólito. El primer ministro se encontró con un
agente de inteligencia que era quien tenía la lista de las autoridades capacitadas para
entrar en la mesa de diálogo. Pocos días después un grupo de dirigentes de
Cajamarca (incluido el presidente del Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca)
eran detenidos al salir de una reunión con la Comisión de Pueblos Indígenas en el
Congreso. Fueron recluidos 10 horas en la Dircote (Dirección contra el terrorismo).
El gobierno utilizaría la sombra del terrorismo para atacar a sus disidentes.

Luego el primer ministro presenta su carta de renuncia. Con él cae el primer


gabinete de Humala, pero con él también nace uno nuevo dirigido por Oscar Valdés,
el exministro del Interior y aquel que estuvo de acuerdo desde el principio con la
declaración de estado de emergencia en la zona.

En la nueva etapa continúan las movilizaciones, y el Estado contrata a 3 peritos para


analizar el EIA. La presentación del informe del EIA es positiva. Solo se dan unas
cuantas recomendaciones para su posible ejecución. El presidente en un mensaje a
la Nación ratifica el proyecto, mientras Cajamarca se preparaba para convocar a
otro paro indefinido. Los congresistas, Javier Diez Canseco y Rosa Mavila,
renuncian a la bancada de Gana Perú, luego de que el gobierno acepta continuar con
el proyecto Conga.

A inicios de julio de 2012, en medio de las protestas en contra de Conga, la policía


y las fuerzas armadas mostrarían su capacidad de represión dejando decenas de
heridos y un total de 5 muertos en dos localidades de la región de Cajamarca. Las
muertes fueron debidas a disparos de bala por parte de las fuerzas armadas. Las

20
fuerzas de seguridad del Estado utilizaron para su transporte autobuses con el
logotipo de la minera Yanacocha, dando cuenta de la connivencia entre las
instituciones públicas y la empresa privada

El 3 de julio de 2012 el Ejecutivo se apresuraría a decretar, una vez más, un estado


de emergencia. Al día siguiente la policía nacional detuvo arbitrariamente, y por
espacio de un día, al dirigente del partido Tierra y Libertad, Marco Arana, conocido
por su gran labor de denuncia en contra de los atropellos ambientales por parte de
las empresas mineras.

12. EMOCIONES

Las emociones emergidas de este conflicto se basan en una profunda desconfianza


hacia el proyecto minero, hacia la empresa yanacocha la cual genera un serio
problema de credibilidad, debido a su prontuario , una empresa cuyos “services” de
seguridad actuando como parapolicial han dado hostigamiento a los líderes
ambientalistas (uno de los cuales fue asesinado en circunstancias que aún no han
sido aclaradas), una empresa que empezó con un proyecto que implicaba
desaparecer cuatro lagunas y que ya ha destruido más de 20, cosa que en la
población despierta un profundo sentimiento de desamparo, una empresa que
derramó mercurio y luego sus indemnizaciones claramente no fueron idóneas, lo
que evidentemente hace aflorar en la población un rechazo hacia una empresa que
10 años antes del estallido del conflicto ya habría incurrido en faltas graves al medio
ambiente.

Un sentimiento exacerbado por la larga historia de despojo y aislamiento que han


vivido las comunidades alto andinas referentes a la administración Central del país,
un Estado que ha dejado en sus propias vivencias una implicancia y cercanía con las
mineras que amenazan despojarlos de su bien más preciado, que es la propia
naturaleza, porque las personas afectadas entienden que el futuro de sus familias
está determinado por la cantidad y la calidad del agua producida por las jalcas
ubicadas en la parte superior de las montañas

21
13. DESARROLLO DEL CONFLICTO

FORMACION

Desde mediados de 2011 el conflicto surgido por el proyecto de explotación minera


“Conga”, ejecutado por la empresa Minera Yanacocha S.R.L., se ha convertido en
el principal conflicto social en el país, y ha cobrado incluso la vida de cinco
personas. El desarrollo del conflicto se ha caracterizado por periodos de
acercamiento y negociaciones, convocatorias y recrudecimientos de protestas
públicas, declaraciones de estados de emergencia, sin que a la fecha este conflicto
se encuentre cerca de ser resuelto. La compañía Yanacocha inició las actividades de
exploración del proyecto Conga en el 2004 y como resultado de ello, se decidió
desarrollar el proyecto. Del 2005 al 2007 se realizó el estudio base ambiental y
desde el 2008 se inició el desarrollo de ingeniería del proyecto, mientras se
continuaba con actividades de perforación durante el 2009. En el 2008 se aprobó el
estudio de impacto ambiental semidetallado, el cual pasó por una serie de
modificaciones, para ser aprobado finalmente en octubre de 2010. Sin embargo, la
empresa Yanacocha viene desarrollando otros proyectos mineros en Cajamarca
desde principios de los 90, que de alguna manera han contribuido a generar la
situación crítica de este proyecto.

SURGIMIENTO

La aprobación del proyecto minero por muchas comunidades de la zona de


influencia no obedecía necesariamente a que creyesen en las bondades de la gran
minería, o a que hubiesen leído las casi 18 mil páginas del EIA, sino a que es una —
probablemente la única— forma de salir de la miseria. En lugares donde el Estado
nunca va a llegar, donde nunca va a proporcionar una forma sostenible de
desarrollo, es fácil entender que si una minera llega y ofrece trabajo y un precio
“razonable” (aunque siempre sea poco) por las tierras, la gente va a aceptar lo real,
lo tangible. Los pobladores saben que es imposible luchar contra una minera, pues
el Estado y la minera son uno solo; de modo que, antes de pasarse la vida luchando
contra un imposible, es mejor sacarle todo el provecho posible; además, están en su

22
derecho, porque son sus tierras. Pero, como decimos, de ahí a creerse el comercial
de las bondades de la megaminería, están muy lejos. El eje principal: la necesidad,
un asistencialismo minero que suple el vacío dejado por las autoridades locales,
mayormente promineras, y el Estado, por supuesto.

Los humores andaban alterados; la gente estaba descontenta, porque parecía que no
se cumpliría con todos los cupos laborales; los pobladores de fuera de la zona de
influencia empezaban a reclamar más derechos y beneficios; la verdadera identidad
de Conga, Yanacocha, causaba mucha desconfianza y temor; la preocupación por
las lagunas y el futuro del agua empezaba a ganar terreno; los dirigentes sociales y
los líderes ambientalistas (antes echados) empezaban a ser nuevamente convocados.

A inicios del 2011 se revive en la ciudad de Cajamarca la animadversión contra


Yanacocha debido a las declaraciones del vicepresidente de Operaciones de
Newmont, Carlos Santa Cruz Bendezú, en el Investor Day realizado en Nueva
York, donde señaló que: “En Cerro Quilish consideramos iniciar operaciones
alrededor del año 2016. Necesitamos recordar que Cerro Quilish es uno de los
mejores depósitos mundiales de oro que no está todavía desarrollado”. Y que: “El
proyecto depende de las aprobaciones de autoridades y la comunidad”. El cerro
Quilish fue declarado como zona protegida y libre de minería en el 2004 gracias a la
enorme presión popular, por lo que lo dicho por Santa Cruz en plena campaña
electoral fue tomado como una provocación. Se programaron entonces visitas
conmemorativas al cerro protegido. Lo que se encontró fue sorprendente: “Según
denuncia de los visitantes al cerro Quilish, el domingo 11 de septiembre (2011),
incluyendo al congresista nacionalista Jorge Rimarachín, aguas ácidas ‘tratadas’ de
Yanacocha, a través de cuatro tubos, irían a dar a río Grande, el que abastece a la
planta de tratamiento El Milagro, y que termina en los hogares cajamarquinos”.

Se iniciaban las marchas y la gente volvía tibiamente a las calles. Se cuestionó la


labor de Sedacaj y su cercanía a la empresa minera entre denuncias de contratos de
confidencialidad. Cajamarca padecía de un estricto racionamiento de agua potable.
Toda esa indignación se trasladó, casi por inercia, al caso Conga.

23
ESCALADA

Un proceso de escalamiento se da cuando un conflicto hace crisis, la cual puede


volverse incontrolable y cobrar vida propia, se torna peligrosa y sus consecuencias
son imprevisibles. En este nivel, la hostilidad predomina, los oponentes se
radicalizan, los líderes se tornan o son reemplazados por extremistas.

Esta etapa de acción y reacción en el conflicto de Conga la podemos identificar el 3


de Julio del 2012, que dio paso al estallido del mismo, donde se presenta la etapa
con mayor intensidad del conflicto las mismas que llegaron a su peor momento
durante los días 3 y 4 del mes de julio del 2012, fechas en las que se desarrollaba un
paro indefinido de más de 40 días en el marco de un Estado de Emergencia
decretado por el gobierno nacional en las tres provincias.

Lamentablemente, el 3 de julio, en una protesta en Celendín, se produjo un


enfrentamiento con efectivos del orden, quienes no dudaron en utilizar armas letales
para reprimir a los manifestantes. Producto de este hecho, fallecieron Antonio
Sánchez Huamán, Paulino García Rojas, Faustino Silva Sánchez y el menor de edad
César Merino Aguilar. Un día después, en Bambamarca, fue asesinado Joselito
Vásquez Jambo luego de que la población decidiera respaldar a Celendín saliendo a
las calles.

DESESCALADA

Ello dio lugar a la emisión de un comunicado de prensa de la CIDH en el que


expresó su preocupación por las muertes y la violencia ocurrida en el Departamento
de Cajamarca, en Perú, y urgió al Estado a garantizar la vida, la integridad y la
seguridad de las personas que protestan contra el proyecto minero Conga. Estos
hechos condujeron al reinicio del diálogo, esta vez facilitado por el sacerdote
Gastón Garatea y monseñor Miguel Cabrejos, evidenciando una vez más la
imposibilidad del gobierno de manejar adecuadamente el conflicto. Asimismo, dado
que el Banco Mundial participa en el proyecto a través del IFC que tiene el 5% de la
empresa Yanacocha, en noviembre de 2012 las comunidades afectadas junto con un

24
grupo de organizaciones presentaron una petición al Banco Mundial, firmada por
más de 12,500 personas, en la que se hace un llamado al Banco Mundial para que el
IFC retire sus inversiones del proyecto.

En agosto de 2012 el gobierno y la empresa anunciaron la suspensión del proyecto


hasta fines del año 2013. Sin embargo, esta suspensión no fue respaldada por un
acto estatal, dejando la ejecución de la decisión a discrecionalidad de la empresa.
De hecho, a pesar de haberse afirmado que se suspendería el proyecto, a partir de
octubre de 2012 se conoció que se estarían construyendo reservorios en la zona, los
cuales constituyen medidas de mitigación del proyecto recomendadas por el peritaje
internacional. La supuesta suspensión del proyecto quedaría también desvirtuada
con la Resolución Directoral No. 0482- 2012, emitida por la Autoridad Nacional del
Agua el 9 de agosto de 2012, a través de la cual se permite a la empresa la
construcción del reservorio de Chailhuagón.

Al evidenciarse la continuación de la ejecución del proyecto, en octubre de 2012 las


comunidades y rondas campesinas afectadas decidieron retomar las acciones en
defensa de las lagunas y organizar los denominados “Guardianes de las Lagunas”,
quienes se encuentran permanentemente en la zona aledaña a las lagunas que serían
destruidas por el proyecto.

Esto nos lleva a la reflexión de que conflictos crecen cuando no hay un buen
entendimiento o hay interferencia en la comunicación social entre los diferentes
actores sociales. El desescalamiento necesita un clima favorable para que los
oponentes se decidan a iniciarlo. A veces se da por el agotamiento de uno o de
ambos oponentes y ambos deciden desescalar o buscar un estancamiento en el
ascenso de la crisis y darse tregua para negociar. Otras veces renuncian a la vía
violenta, con la intervención de terceros, que asumen la mediación, la
intermediación, el arbitraje, la interposición. Para la negociación, el diálogo es
esencialmente fundamental, no sólo como herramienta, sino como acompañante de
todo el proceso.

25
MADURACIÓN

Estos hechos de violencia realizados en los días 3 y 4 de julio del 2012 condujeron
al reinicio del diálogo, esta vez facilitado por el sacerdote Gastón Garatea y
monseñor Miguel Cabrejos, evidenciando una vez más la imposibilidad del
gobierno de manejar adecuadamente el conflicto. El pueblo de Cajamarca a través
de su representante el presidente regional Santos, acepto la mediación propuesta por
el gobierno, previa reunión con otras autoridades del municipio la región. Por medio
un comunicado los representantes cajamarquinos propusieron la formación de una
mesa de dialogo con el gobierno donde se puedan “exponer las razones de la
oposición y los reclamos” hacia la ejecución del proyecto, incluyendo las
recomendaciones de los peritajes acogidos por la empresa minera. El presidente
regional de Cajamarca al momento de la suscripción del documento respectivo,
estableció algunas condiciones para que se sostuvieran las conversaciones, planteó
que se aceptara dentro de la mesa de dialogo al Padre Gastón Garatea y que se
levantara el estado de emergencia en Celendín, Bambamarca y Cajamarca. También
se solicitó el retiro de las fuerzas militares y la policía para evitar provocaciones y
más momentos de violencia. Se consideró que estas condiciones no implicaran un
obstáculo a la solución del conflicto, ni a las expectativas sociales de la población
peruana de aceptar consensos que permitan poner fin al conflicto generado en la
región.

En esta etapa se crea las condiciones que sean necesarias para que los actores o
partes en conflicto entren en un proceso de solución definitiva de sus diferencias. La
maduración puede producirse por un acontecimiento repentino o Trabajo realizado
con un mediador propios actores del conflicto que en el caso de Conga fueron el
sacerdote Gastón Garatea y monseñor Miguel Cabrejos.

26
TRANSFORMACIÓN

El proceso de diálogo que se genera luego de la fase de crisis, es otro de los puntos
de inflexión en el ciclo de vida de los conflictos. Se trata de un delicado proceso de
construcción de confianza entre las partes, identificando los puntos en común y
explorando soluciones alternativas; sin embargo, se trata de un camino sinuoso
plagado de aristas, avances y retrocesos, pues debido a la violencia las partes se han
distanciado y confrontado; por ello, la presencia de los medios en los procesos de
negociación debe ser muy bien pensada.

En septiembre de 2012, se conoció la decisión del directorio de la minera Newmont


de reconsiderar la ejecución del proyecto a partir del 2015. Según manifestaron, ello
respondería a que a fines de 2014 se realizarían elecciones regionales, las que
fueron calificadas como claves por el presidente ejecutivo de Newmont, Gary
Goldberg.

A través de una nota de prensa, la empresa Yanacocha decidió suspender el


proyecto minero Conga. En aquel texto se afirma que la decisión se tomó “a
exigencia del Supremo Gobierno y en aras de que se restablezcan la tranquilidad y
la paz social en Cajamarca”.

Sin embargo, desde el 8 de octubre de 2012, Ronderos de Bambamarca (una


institución campesina que proporciona seguridad en las zonas rurales) están
cuidando de los lagos de Mamacocha, Mishacocha, Laguna Negra y Laguna Seca,
mientras que, en Celendín, campesinos, ronderos y maestros están vigilando lagos
de Perol y Azul. Ellos físicamente están impidiendo que la minería se expanda en
sus tierras.

Los maestros en Celendín y los ronderos de Bambamarca son la columna vertebral


del movimiento de justicia ambiental en la región, según varias entrevistas
realizadas a sus miembros.

Hasta la actualidad el proyecto minero Conga se encuentra suspendido.

27
CAPITULO III

ANÁLISIS DEL CONFLICTO Y ALTERNATIVAS DE SOCLUCION

El Estudio de Impacto Ambiental de Conga no toma en cuenta al Centro Poblado El


Tambo de la provincia de Hualgayoc, por ello, es preciso señalar que el problema
del establecimiento del área de influencia debe ser solucionado lo más pronto
posible, ya que existe la posibilidad de la generación de nuevos conflictos a causa
de estas lagunas en las normas mineras y ambientales.

Uno de los principales errores de Minera Yanacocha fue relacionarse con las
poblaciones aledañas a su proyecto minero con mentiras o verdades a medias, es
decir, sin informar acerca de la posibilidad de que sus lagunas, ríos, humedales y
bofedales, los cuales son esenciales para sus actividades de agricultura y ganadería,
desaparecerían. Otro error fue reducir su relacionamiento comunitario a unas pocas
comunidades, lo que impide un diálogo en el futuro. (Reyes, 2018)

El caso de Conga es representativo de las múltiples pugnas que existen hoy en el


país, donde los pobladores reclaman sus derechos ante el Estado y las empresas que
se benefician de sus recursos. La falta de legitimidad del gobierno y de confianza en
la empresa se complementa con los distintos sentidos y significados que los actores
le dan a sus acciones y a sus concepciones del desarrollo, lo cual dificulta una
convivencia de la realidad cajamarquina con la occidental que impone la minera.
Los cambios en los modos de producción, a su vez, complican la situación: los
pobladores, tan enraizados en su modo de vida tradicional, se ven forzados a
adoptar no solo una nueva racionalidad sino también las nuevas relaciones sociales
que se desprenden de dichos cambios.

Conga y el conflicto alrededor de la minería en Cajamarca muestra que el tema del


territorio se ha convertido en un referente determinante para el análisis de los
procesos sociales y económicos, y para la propia reflexión sobre las diferentes
estrategias de desarrollo que se busca impulsar (ver Passuni, 2011). Hoy en día, se
habla con mayor insistencia de procesos de desarrollo que –sobre todo– toman

28
como referencia la variable territorial en lo referido a la diversidad de sus recursos;
la promoción de su uso sostenible; los modos posibles de complementar sus
actividades económicas; y la pluralidad de sus actores y cómo estos se acoplan,
ocupan y respetan el espacio físico. A medida que la preocupación sobre la
problemática ambiental ha ido avanzando, la reflexión sobre el tema territorial
adquiere mayor relevancia. Así, se señala también la necesidad de una ocupación
ordenada del territorio como garantía para el uso sostenible de los recursos, lo que –
por ejemplo– implica una planificación rigurosa de las diferentes actividades
económicas que se desarrollen.

La decisión de nombrar un representante como mediador dentro del conflicto


Conga, se consideró como la más acertada del premier Valdez en su etapa como
ministro. Así su retiro, al hacerse notorio su desgaste, no debía ser visto como una
derrota. Las decisiones adoptadas por el ejecutivo de designar al religioso Miguel
Cabrejos como un facilitador del dialogo entre las partes enfrentadas por el conflicto
Conga, pudieron haber ayudado a Humala a adquirir o generar un liderazgo político
ausente durante los días que se desarrollaron los eventos del conflicto consecuencia
directa de la intensificación de la crisis en la región de Cajamarca por la muerte de
cinco personas. Después de los mensajes dados por el presidente Ollanta y las notas
de prensa efectuadas por la corporación Newmont, junto a las declaraciones de sus
representantes, las actitudes de los gobernantes y líderes del empresariado era que
se había aprobado el proyecto, pero el gobierno a los pocos días paso a cambiar los
sentimientos de victoria iniciales. Juan Jiménez en conversaciones con Monseñor
Cabrejos solicitó a este que propiciara un dialogo que ayude a señalar, en el
laberinto generado en Cajamarca, un camino hacia la senda del entendimiento y la
cordialidad mutua. Considerando acertada su designación, por ser presidente de la
Conferencia episcopal. Monseñor Cabrejos, fue sagaz y prudente en su manejo e
intervenciones de situaciones de alta complejidad, manteniendo un perfil bajo.
Haciéndolo sin la carga que significa haber estado en el centro del huracán. La tarea
encomendada y a la cual debía hacerle frente no era nada sencilla, debía destrabar
situaciones dentro de un contexto muy complejo, de solución casi imposible entre
las partes en conflicto que no se podían mirar a la cara, desde hacía ya seis meses.

29
Las probabilidades de éxito eran bastante escasas. La recomposición del dialogo era
el camino para evitar más decesos en la Región del proyecto Conga y también para
hacer viable el proyecto, ya que los avances hacia una solución serían imposibles si
no se reestablece la calma. Esta convocatoria de Cabrejos representaba para el
presidente Humala, una decisión crucial para impartir liderazgo o adquirirlo. De
cualquier forma, con su intervención y designación Humala resucitó del entierro,
aunque sea por medio de entrevistas telefónicas breves, y lapsos prolongados de
silencio. Bastaron unos pocos comentarios para apocar la gran impresión de que el
conflicto conga se le fue de las manos. Debía de atinar mejor al tiempo que duraran
los silencios, en circunstancias similares por venir, como en el caso del conflicto
Conga. La decisión de solicitar la medición de la iglesia fue certera y en el momento
correcto, significaba además un cambio con la posición que había adoptado al
principio. Teniendo a la iglesia como un intermediario se esperaba apaciguar los
ánimos y evitar más desbordes de violencia y protesta. Tal pausa permitió preparar
ajustes y estrategias a nuevos sucesos eventuales en el futuro.

30
CONCLUSIONES

PRIMERO: Los reclamos contra el Proyecto Conga van más allá del proyecto en sí,
ya que en realidad es una protesta contra la experiencia negativa de la minería en
Cajamarca y el modelo de concesión vigente.

SEGUNDA: La percepción hacia el proyecto minero conga ha sido


concluyentemente negativa por parte de los ciudadanos afectados directamente, el
conflicto generado es por la gran repercusión ambiental que genera esta mina. No se
puede mejorar el estado de este conflicto hasta llegar al dialogo y cambiar esta
percepción de los ciudadanos, esto solo se logrará cambiando las acciones que
repercuten en el ambiente y en la ciudadanía.

TERCERA: La histórica naturaleza del mercado propuesto por el Estado peruano


como proveedor de materias primas y en especial de minerales, una cultura
extractivita, ha determinado la existencia de un marco institucional y jurídico
funcional a los intereses de estos sectores económicos, eso es evidente en el manejo
de los conflicto y predisposición del uso de las fuerzas de orden a ejecutar la
represión como si fueran servicios de protección privada. Ello se vio reforzado a
partir de las reformas introducidas por el gobierno de Fujimori en los años noventa
y se ha ido fortaleciendo a través de los gobiernos posteriores a ese régimen. Se han
adoptado medidas regresivas en los temas ligados a la protección de la propiedad
colectiva indígena, todo esto para favorecer la inversión privada en sus tierras y
territorios. En este escenario, la Ley de Consulta Previa de 2011 viene a abrir un
nuevo capítulo en la relación Estado-pueblos indígenas, o dicho, en otros términos,
es la excepción en un ordenamiento que, en general, ha tendido a la regresión en el
reconocimiento de derechos indígenas. Por lo tanto, el caso Conga nos deja
profundas reflexiones al respecto, a la importancia de este tipo de consultas que son
vinculares al sentir de una comunidad que ven con ojos de desconfianza la
intervención de estos tipos de proyectos mineros que se proponen como el gran
trampolín para salir de la pobreza, pero que en su defecto les entrega devastación a

31
su medio que no sólo representa su sustento económico, sino que además representa
las más fuertes raíces a lo que son como seres humanos.

CUARTA: La violencia en un conflicto social, conlleva consecuencias negativas en


el respeto a los derechos fundamentales, el fortalecimiento de la institucionalidad
democrática, el desarrollo económico y la promoción de una cultura de diálogo y
paz.

32
SUGERENCIAS

PRIMERA: Tanto la consulta previa como los procesos de participación ciudadana


deben ser fortalecidos con la finalidad que sean utilizados como verdaderos
mecanismos que promuevan el diálogo fluido y eficiente entre los actores
involucrados, de manera tal, que la población aledaña al Proyecto recupere la
confianza en las decisiones públicas de la administración pública y en las decisiones
privadas de las empresas mineras.

SEGUNDA: Dentro de este escenario, la brecha entre la población rural


cajamarquina y Yanacocha y el Estado no es únicamente económica; el factor
cultural es clave y solo podría ser resuelto con una inclusión que acepte la
diversidad. Recién cuando el gobierno logre una mejor distribución económica y
articulación administrativa descentralizada, adecuada a la realidad de cada
localidad, encontrarán estos conflictos posibilidad de solucionarse.

TERCERA: La intervención minera en nuestro país requiere urgentemente un apoyo


conciliador con los ciudadanos que están involucrados directamente, mejorar la
comunicación previa entre ciudadanos y empresa. Evitando asi los múltiples
conflictos que son generados por falta de comunicación.

CUARTA: Es necesario avanzar de una economía extractivista hacia una economía


respetuosa con el medio ambiente y las comunidades indígenas. En un país donde la
gran parte de la población vive de la agricultura el discurso pro minero debe estar
legitimado no sólo por el discurso de progreso, si no que con hechos contundentes
en donde las ganancias adquiridas por las empresas y sus eventuales pago de
impuestos (impuestos que han sido exonerados por una casta política corrupta) no
sea el único discurso predominante.

Es cosa de revisar las cuentas para entender que en muchos casos los proyectos
mineros traen consigo más problemáticas que beneficios, sobre todo cuando se
intervienen recursos naturales no renovables y en donde se exponen gravemente la
vida de los pobladores alto andinos que cuyo origen hace pensar que su bienestar no

33
importa lo suficiente o que puede ser reemplazados por el supuesto progreso
económico. Por lo tanto, la diferencia es apuntar hacia una economía eco
sustentable, en donde se pueda potenciar los sectores económicos que realmente
generan empleo, ser respetuoso con la cultura de los pueblos es fundamental para
optar él. Camino del desarrollo sustentable, cosa tan necesaria en contexto de
cambio climático y profundas crisis sociales.

QUINTA: Que toda intervención para restablecer el orden público, en caso que
fuere necesaria, deberá hacerse en el marco estricto del respeto a los derechos
fundamentales, sin embargo, es necesario que antes de llegar a esta escalada
máxima de un conflicto con víctimas mortales, se utilicen mecanismos de
intervención que busquen fomentar una cultura de dialogo y paz, a cargo de los
actores sociales inmersos en el conflicto.

34
BIBLIOGRAFÍA

Minera Yanacocha S.R.L. . (Febrero de 2010). Obtenido de


https://www2.congreso.gob.pe/sicr/cendocbib/con4_uibd.nsf/8945402C7A86188B0
5257A39005AAFCF/$FILE/ProyectoConga.pdf

Proyecto Conga. (2011). Obtenido de http://www.yanacocha.com/wp-


content/uploads/CONGA.pdf

Reyes, I. E. (2018). Conga: ¿Y dónde quedó la consulta previa? Obtenido de


http://tesis.pucp.edu.pe/repositorio/bitstream/handle/20.500.12404/13723/ESCALA
_P%C3%89REZ
REYES_CONGA_Y_DONDE_QUEDO_LA_CONSULTA_PREVIA.pdf?sequenc
e=1&isAllowed=y

RUIZ MOLLEDA, Juan Carlos 2012 “Análisis de la sentencia en el caso Conga: lo


que el Tribunal Constitucional no quiso ver” En: Gaceta Constitucional. Lima,
2012, Tomo 53 de Gaceta Jurídica. file:///C:/Users/DELL/Downloads/12502-
Texto%20del%20art%C3%ADculo-49722-1-10-20150507.pdf.

DEFENSORÍA DEL PUEBLO (2012). Reporte de conflictos sociales Nº 96 [en


línea]. Disponible en: http:// www.defensoria.gob.pe/conflictos-
sociales/objetos/paginas/6/reporte-96.pdf.

SALAS CARREÑO, Guillermo 2008 Dinámica social y minería: Familias pastoras


de puna y la presencia del proyecto Antamina (1997-2002). Lima: IEP Instituto de
Estudios Peruanos. file:///C:/Users/DELL/Downloads/12502-
Texto%20del%20art%C3%ADculo-49722-1-10-20150507.pdf

KNIGHT PIÉSOLD Consultores (2010). Resumen Ejecutivo del Estudio de


Impacto Ambiental del Proyecto Conga [en línea]. Disponible en:
http://www.scribd.com/doc/76664906/ Resumen-Ejecutivo-Del-EIADel-Proyecto-
Conga.

35
36

También podría gustarte