Está en la página 1de 6

administración del color

Cuando estamos creando un diseño para cualquier producto impreso siempre nos surge una pregunta:
¿cómo será impresa la imagen? En offset, si la empresa diseñadora no tiene las herramientas para medir
las características de la impresora, o no conoce su configuración, el problema es resuelto de la siguiente
manera: Cuando se está trabajando con los ángulos de las retículas (tramas), se usarán los estándares
de Adobe PhotoShop, cuando se está trabajando con diseños lineales, se usarán los estándares del
software gráfico, por ejemplo: Adobe Illustrator, Macromedia Freehand o Corel Draw. Los resultados son
más que satisfactorios; pueden ser calificados como "B" o aún "B+". La razón es que el offset es un
proceso bien conocido y estandarizado, facilitando el control de los resultados de impresión. Con algunas
características de impresión, usted aún obtendrá resultados de alta calidad.

Pero todo esto no funcionará con otros procesos de impresión: Flexografía, impresión digital, impresión
por ink-jet, etc. Simplemente usted no puede aplicar los ajustes estándar a una impresora digital e
impresoras de oficina, porque cada fabricante usa tecnologías de impresión ligeramente diferentes. Por lo
tanto, se aconseja encarar los ajustes en una forma individual para cada equipo.

¿Y qué pasa con la flexografía? Este proceso de impresión merece un examen minucioso. Sólo el
profesional puede obtener una impresión de alta calidad con imágenes con retículas (tramas) complejas
¿Por qué? Hablando en general, la flexografía es un proceso versátil para imprimir sobre una amplia
variedad de materiales, desde películas de polímeros hasta cartón y papel. Sin embargo, cuando se usan
medios tonos pueden ocurrir dificultades para lograr una reproducción precisa.

Debido a su naturaleza, la flexografía produce distorsiones considerables en las retículas (tramas) de las
altas luces y las sombras. La razón es que las planchas de impresión están hechas de un polímero blando
que reacciona fácilmente a los cambios de presión. Aún cuando el proceso de impresión sea
cuidadosamente ajustado y estandarizado, sólo entre 15 y 80% de las altas luces se reproducen
correctamente, y la ganancia de punto es usualmente tan alta como de 40 a 50%. Las altas luces no son
reproducidas correctamente debido al pequeño tamaño del punto, el cual se distorsiona si la presión
aumenta ligeramente e incrementa el tamaño del área de impresión. Cada punto se distorsiona a su
manera y el resultado es una impresión sucia. En las sombras profundas bajo alta presión, las diferencias
prácticamente desaparecen. La ganancia de punto en las altas luces y en las sombras puede ser tan alta
como entre 70 y 80%.

Deberíamos tomar en consideración tanto las peculiaridades de la interacción de la tinta con los
materiales de impresión, como las interacciones de las distintas capas de tinta entre sí, ya que esto puede
influir en la reproducción de algunos colores. Esto es obvio cuando estamos reproduciendo sombras
pasteles suaves, consistentes de dos o más colores proceso. Las sombras pueden tender tanto hacia uno
de los colores proceso como volverse sucias con la mezcla de las tintas base agua aún sin secar en algún
lugar. Es preferible evitar tales sombras, reduciendo el número de colores proceso.

¿Cómo enfrentan diseñadores y técnicos estos problemas? ¿Cómo se pueden registrar


todas estas características? ¿Existe algún método universal? Trataremos de responderlo.

¿Qué es la administración de color?

La imagen en la pantalla de la computadora debería ser completamente


idéntica al producto impreso listo. Esto es sumamente difícil de lograr
debido a la naturaleza totalmente diferente de las imágenes digitales frente
a las impresas. Los monitores son dispositivos emisores de radiación,
sumando el negro a los colores aditivos, rojo, verde y azul (modo de color
Los monitores emiten radiación, RGB). Las impresoras reproducen los colores sobre papel y otros
sumando el negro a los colores materiales. Ellas tienen que trabajar con la luz reflejada y usan los colores
aditivos, rojo, verde y azul. sustractivos opuestos: Cian, magenta y amarillo (modo de color CMY).

Cuando se mezclan tintas cian, magenta y amarillo, dan un color gris sucio o un marrón sucio. Por esto se
utiliza un cuarto color, el negro, en la impresión. Con él se logra un negro o un gris claro, brillante y
homogéneo. Existen varios métodos para agregar el negro en las imágenes a pleno color: El método UCR
(under-color removal) y el GCR (gray component replacement). El modelo de color, con el color negro
adicional, se llama CMYK. Este es el modelo de color más popular en nuestros días.

El uso de la tinta negra en flexografía tiene sus peculiaridades. Cuando se procesa una imagen, es
preferible usar tan poco negro como sea posible o aún evitarlo. Por supuesto, en teoría, el negro creado
mediante CMY nunca dará la misma saturación que da el de CMYK. Además, el tono será impredecible.

Existen otras pocas formas en las que la reproducción a pleno color puede ser encasillada en los
diferentes dispositivos. En primer lugar, existe un rango de colores reproducibles distinto para cada
dispositivo. El rango típico de colores de un monitor, basado en la habilidad de los fósforos rojo, verde y
azul, es limitado en comparación con el rango de colores que puede distinguir el ojo humano. Las tintas
CMYK tienen una gama aún más limitada de colores que los monitores. Cuando los colores son
transformados de un modelo de color en el otro, por ejemplo desde RGB a CMYK, es importante prestar
atención a la correcta compresión de los espacios de color. De modo pues que podemos ver una serie de
obstáculos y límites en el camino de la administración del color. Existen dos maneras principales de
abordar este problema.

Cada monitor está calibrado en forma diferente y una imagen que es escaneada y procesada en una
computadora y luego abierta en otra, lo más probable es que se vea diferente. Los ajustes estándar de
Adobe PhotoShop son usados principalmente para offset, mientras que es sumamente difícil administrar
los parámetros de color para obtener una representación adecuada en flexo, debido a los pigmentos
específicos usados en las tintas, la disolución de las tintas para regular su viscosidad y las propiedades
específicas de las superficies de los materiales de impresión. Con el fin de obtener resultados de
impresión satisfactorios, los ajustes estándar deberán ser editados después de algunas medidas.

La segunda aproximación al tema es un método universal y popular de administración de color a través de


todas las etapas de producción, desde el escaneado hasta el producto impreso final. Estos son los
llamados Sistemas de Administración del Color o CMS, por las iniciales en inglés de "Color Management
Systems".

En 1993 se fundó el "Consorcio Internacional del Color", ICC (iniciales en inglés de International Color
Consortium), en el que se unieron los fabricantes de la industria. Las especificaciones de la ICC iniciaron
la creación de sistemas de administración de color abiertos, uno de los cuales es el ColorSync 2.6.

De acuerdo con el concepto de la ICC, el proceso de la transformación del color es realizado por el
sistema operativo de conformidad con reglas universales para cualquier programa con esta función. Los
perfiles proveen la base para la transformación del color. Los perfiles ICC describen el rango de color o
cobertura de color de un dispositivo y la manera que este dispositivo distorsiona la imagen. Los perfiles
describen las características de varios dispositivos en un formato estándar portátil y trabajan en forma
coherente con otros dos componentes del sistema de administración del color, el mecanismo de
transformación de un color desde un dispositivo a otro y el software con perfiles incorporados, por ejemplo,
Adobe PhotoShop, Adobe Illustrator, Macromedia Freehand y Corel Draw.

Cuando uno trata de usar la administración del color, la pregunta clave es cómo crear perfiles. Uno puede
usar siempre los perfiles dados por un fabricante, pero ellos emplean dispositivos idealmente calibrados y
recién fabricados. Para poder obtener resultados es necesario crear los perfiles de los usuarios, con la
ayuda de un software especial para crearlos.

Cualquiera sea el perfil que uno necesita, la creación de ellos implica la comparación del valor medido del
color con los valores estándar. El mercado ofrece varios programas para hacer perfiles compatibles con
los perfiles ICC. Cuando estamos eligiendo un software necesitamos decidir para qué dispositivos
crearemos los perfiles.

Si el objetivo principal es realizar el perfil de un monitor, entonces esto puede ser realizado sin cargo
mediante la ayuda de la extensión Adobe Gamma, proporcionada con PhotoShop 5. En este caso, el ojo
del operador se convierte en la herramienta de medida. Los monitores profesionales son entregados
habitualmente con un colorímetro y el programa para crear el perfil de ese monitor en especial. Un ejemplo
es el software Radius ProSence para los monitores Radius Press View.

Se necesitará, definitivamente, un software para la creación del perfil de un escáner. Algunos escáners
vienen con elementos para crear el perfil. Por ejemplo, el escáner de la compañía holandesa Scan View es
distribuido con ColoQuartet con funciones internas de calibración y perfiles ICC.

La tarea más lenta y complicada en cualquier sistema de administración del color es la creación de perfiles
para los dispositivos de impresión. Los perfiles para las impresoras y las prensas de impresión pueden ser
creados sólo después de medir el color de las muestras con un colorímetro o un espectrofotómetro. Un
programa para la creación de perfiles describe exactamente los límites del espacio de color y las
características de ganancia de punto de un dispositivo concreto, basándose en las medidas de las
muestras. El factor clave en la creación de los perfiles es el número necesario de muestras, las cuales
varían entre 25 y 1400.

Por ejemplo, PrintOpen el software de Heidelberg permite al usuario crear un perfil básico usando 210
muestras de color y otro mucho más exacto, usando 840 muestras. Debería mencionarse que un buen y
caro programa para hacer perfiles puede ser de considerable asistencia en los ajustes del CMYK.
Comparado con el PrintOpen, PhotoShop no tiene funciones tales como el algoritmo de sustitución del
negro, ni un ajuste preciso del balance de grises, ni una limitación del mínimo valor del color, ni ajuste del
brillo y el contraste, etc.

La mayoría de estos ajustes adicionales son útiles si estamos realizando el


perfil de un dispositivo de impresión particular tal como una impresora flexográfica. Nótese que para evitar
los puntos sucios en las altas luces, el color negro debe ser ajustado hasta desde 3% y 5% y en las
sombras él reemplazará preferentemente al cian. El resultado serán tonos más limpios y menos colores
proceso.

Los esfuerzos realizados en crear un perfil de impresión preciso se pagarán cuando se preparen diseños
para imprimir, debido a que estos perfiles influyen el correcto ajuste del color más que los perfiles de los
escáneres y de los monitores.

Ahora repasaremos ambos métodos de administración del color en la práctica ¿Por qué ambos, si el
primero tiene tantos inconvenientes sustanciales? El hecho es que el sistema de administración del color
requiere realizar un correcto y preciso perfil. Para crearlo se necesita equipo muy costoso, así como
software. Esta es la razón por la cual, en algunos casos, se prefieren métodos más baratos.

Uso de los perfiles

Antes de usar cualquier sistema de administración del color, uno debería asegurarse de que el software
del diseñador es compatible con los perfiles ICC estándar. Cualquier imagen escaneada debería tener
incorporado un perfil, describiendo las características del escaneado. Sólo en este caso, la imagen abierta
será idéntica con la escaneada. Más aún, el software para el procesado de la imagen debe identificar el
perfil incorporado y ser capaz de construir el perfil ICC. Entonces su diseño no cambiará en la próxima
etapa de trabajo.

El último paso tecnológico será preparar la imagen para la impresión. Para esto usaremos el perfil ya
creado, el cual describe las características particulares del proceso de impresión. En el caso de que la
impresora sea diferente, tener los dos perfiles a la mano, el nuevo y el perfil incrustado, le permitirán
adaptar fácilmente la imagen necesaria para igualar las características de esta otra impresora. El esquema
de uso de los perfiles ICC, descrito arriba, es en realidad el sistema de administración del color.
Dependiendo de los requerimientos técnicos, uno puede usar perfiles en:

 El editor de pantalla (por ejemplo: Adobe PhotoShop),


 El software gráfico (Adobe Illustrator, Macromedia Freehand, Corel Draw);
 Sotware de diseño (QuarkXpress o Adobe PageMaker),
 RIP

Hablando de flexografía, es necesario repasar los programas de composición para la creación y edición de
diseños en impresión de empaques debido a que los programas de dibujo y procesado de imágenes son
más que suficientes. Las versiones de PhotoShop 5.0 y superiores son compatibles con los perfiles ICC,
brindando la oportunidad de usarlos en un sistema abierto de administración de colores.

Parámetros RGB

El desafío principal ajustando los parámetros RGB es elegir correctamente el espacio de color RGB para la
edición de la imagen. Para elegir el espacio de color se debe usar la ventana de diálogo "RGB Setup". Se
abren varias opciones de espacio de color. Las mejores variantes para crear una imagen impresa son
ColoMatch RGB y Adobe RGB (1998).

Cuando se está calibrando el monitor, deberíamos prestar gran atención al valor Gamma. Muchos
usuarios de Macintosh y aquéllos que preparan imágenes para impresión prefieren el valor 1.8. La mejor
igualación para ellos será el espacio de color ColorMatch RGB. Los usuarios de Windows y los
diseñadores trabajando en la Web seleccionarán el valor 2.2. Estos usuarios deberían seleccionar el
espacio de color Adobe RGB (1998).

Parámetros CMYK

Si usted comienza a ajustar los parámetros CMYK, empieza inmediatamente a afectar la calidad del
producto impreso. Esta es la razón por la cual el correcto ajuste de estas características es muy importante
en flexo. La ventana de diálogo "CMYK Setup" ofrece las tres variantes: Incorporado (?built-in?), ICC y
tablas. Ellos definen cual método de administración de color será usado para la preparación del diseño.

Si usted elige la primera opción, parámetros incorporados o estándar CMYK, se deberá prestar especial
atención a la opción sobre tintas. Seleccione la opción "Custom" en la lista de colores de tintas. La razón
es que en las tintas flexo se usan colorantes específicos. En la ventana de diálogo que aparece, los
valores a ingresar de los colores pueden ser obtenidos con la ayuda de un espectrofotómetro. Use las
coordenadas L*a*b o Yxy para cada color. A continuación, especifique los valores precisos de la ganancia
de punto. Para hacer esto seleccione la opción "Curvas" de la lista de "Ganancia de punto" (Dot Gain). En
la ventana de diálogo que aparece, rellene los valores de las tintas con las medidas realizadas con un
densitómetro de reflexión para cada color proceso. Usted será capaz de realizar esto si en su prueba de
caracterización incluyó una graduación de 14 pasos para los colores proceso. Los densitómetros son
usados en casi cualquier taller de impresión. Salve sus valores en la ventana de "CMYK Setup". Las
medidas deberían ser diferentes para cada combinación de rodillo anilox y sustrato de impresión.

Usted puede ver que las opciones de separación en la ventana de ajuste de CMYK son de carácter
general, pero ellas son también sumamente importantes. Use la opción "Separation Type" para seleccionar
la generación de negro: GCR o UCR. La opción GCR hace posible regular la cantidad de negro en el
diseño, mediante la selección de la opción correspondiente en la lista de generación de negro ("Black
Generation"). Esta característica es realmente importante en flexo, por la forma como influye la interacción
de tintas. La sobreimpresión (traslape o "trapping") de varias tintas aún húmedas sobre un mismo punto
resulta en sombras sucias. Cuando se está preparando la imagen es necesario prestar atención al número
de tintas en el área, tratando de tener la menor cantidad posible. Ejemplo: Las sombras de una manzana
roja deberían incluir cían o negro. Para obtenerla, seleccione en la ventana de generación de negro la
opción ninguna ("none"), pesada ("heavy"), o máxima ("maximum") durante la separación del color.

Nosotros hemos revisado el primer enfoque al tema: Administración del color mediante ajustes estándar
incorporados. Hemos visto que esto no requiere equipos y software costosos, solamente un densitómetro.
Pero tiene sus desventajas.

Por ejemplo: si su monitor está calibrado correctamente, las curvas de ganancia de punto en Adobe
PhotoShop no pueden reproducir el brillo o la densidad de tinta correctamente. De hecho, los resultados
podrían ser más brillantes que el original. Esta tendencia se ve acentuada con mayor ganancia de punto.
El resultado de preparar una imagen para una impresora con alta ganancia de punto será insatisfactorio,
pero será aceptable para una impresora con características similares al offset. Para poder reproducir los
colores correctamente, el monitor debería ser más obscuro que lo usual. Si nosotros cambiamos la
computadora, la imagen aparecerá más obscura. Esto significa correcciones adicionales del color y una
innecesaria pérdida de información digital.

Usted puede usar esta manera de procesamiento de imágenes. A pesar de sus errores, las curvas de
ganancia de punto le permitirán tomar en consideración factores tan desagradables como la incorrecta
graduación de los colores en las altas luces o las sombras. Usted no será capaz de obtener la misma
imagen en el monitor o en el papel simplemente por disminuir el brillo en el monitor.

La segunda variante en el ajuste de los parámetros de separación en el CMYK es usar perfiles ICC. La
opción del modelo CMYK debería ser cambiada a la ICC en la ventana de ajuste de CMYK. Después de
esto hay que definir el perfil para la separación del color. Asegúrese de que el ajuste de CMYK en este
perfil ICC está ya completado (en el programa de perfiles). Si el monitor está calibrado correctamente con
el uso del perfil ICC, el brillo y el contraste de la imagen coincidirán con la de la copia impresa. Los tonos
de color, los saltos de color y la suciedad en la pantalla de la computadora lucirán más exactos que con el
caso del uso de curvas de ganancia, porque estos colores son medidos directamente de las barras de
control impresas.

Los perfiles CMS e ICC tienen una ventaja más: ellos son universales y pueden ser usados en casi
cualquier ambiente. Cualquier imagen puede ser fácilmente adaptada a cualquier proceso de impresión
cuando se cuenta con el correspondiente perfil. Veamos más detenidamente el proceso con el programa
Adobe PhotoShop.

En caso de un conflicto entre los perfiles, la ventana de "Profile Mismatch" aparecerá, permitiendo al
operador convertir la imagen desde un perfil o espacio de color en el otro. Existen muchas maneras
diferentes de hacer la conversión. Suena simple, pero estén atentos de algunas trampas en conexión con
el proceso de transformación del color en un sistema abierto de administración del color.

Es imposible convertir cualquier imagen desde un espacio de color a otro sin pérdida de calidad. Uno
siempre sacrifica algo, ya sea colores o la entrega del color. Este problema es especialmente importante
en el caso del flexo. Tomemos un diseño con una manzana. Después de haber limpiado las sombras del
color negro redundante, lo cual toma un buen lapso y algunos cambios más para esconder los errores del
flexo, usted se encuentra repentinamente que la impresora ha cambiado. Más aún, usted tiene un nuevo
perfil para su imagen. Todo lo que usted necesita es convertirlo desde un perfil a otro. Pero, en este caso,
¡todo el trabajo previo se vuelve inútil! ¡El color ha cambiado, la imagen lucirá diferente y el color negro
aparecerá en las áreas equivocadas!

Cuando usamos la tecnología de los sistemas abiertos de administración, es muy recomendable trabajar
con los diseños, cuidadosamente y con esmero. En el ejemplo con la manzana, yo le advertiría agregar un
nuevo perfil, pero no convertir la imagen, sólo ver cómo cambia. Si los cambios en el color son sutiles, por
ejemplo, la manzana se convierte ligeramente más obscura, entonces puede corregirla con la ayuda de las
herramientas incorporadas para procesamiento de imágenes en PhotoShop.

¿Cómo ajustar correctamente los parámetros en CMYK para flexo? Primero: Abra la imagen en CMYK
preparada con los ajustes estándar y tome nota de los problemas del diseño impreso en una impresora
dada. Segundo: convierta en CMYK desde un espacio de color diferente, obtenga el diseño, tratando de
igualar al máximo su proceso concreto de impresión. Después todo depende de los pasos siguientes:
Elaboración de las planchas y de la impresión.

Software gráfico

Como regla general, los programas de procesamiento de imágenes no son ajustados para flexo. Pero
cuando estoy trabajando con imágenes vectoriales a pleno color yo aconsejo usar los perfiles RGB y
CMYK de PhotoShop. De este modo, usted cambia las paletas de colores así como la apariencia de la
imagen. Ello le dará la oportunidad de seleccionar colores más brillantes e intensos.

Ajuste del RIP

Los procesadores de rasterización de imágenes (RIPs) trabajan con curvas de compensación y perfiles
para convertir los archivos en PostScript en imágenes preparadas para la salida. Es la más universal y
conveniente manera de administrar el color. Pero la aparente simplicidad y flexibilidad conduce a muchos
problemas.

Primero que nada, los ajustes realizados anteriormente en los programas se vuelven inútiles porque se
deben considerar nuevamente en el proceso de salida a película. Un gran número de preguntas surge:
¿Debería el diseño ser preparado sin curvas de ganancia y perfiles? ¿Qué parámetros CMYK deberían ser
usados si el perfil, incorporado en el RIP, tiene sus propios parámetros? ¿Qué debería hacerse si la
imagen tiene opciones del cliente?

Si usamos curvas de ganancia entonces no podemos aplicar al mismo tiempo perfiles a esta imagen,
porque las curvas están ya incluidas en el perfil, por ejemplo, podemos usar ajustes CMYK pero sin tener
en cuenta las curvas de ganancia. De este modo, el proceso completo de preprensa para empaque
requiere ser reexaminado. Es cuestión de sentido común el que si una compañía lleva a cabo un trabajo
específico para propósitos internos, una desviación de los estándares generales de preprensa no tenga
efectos negativos.

La compensación de la ganancia de punto durante la filmación también tiene sus ventajas. Si usamos
corrección del color en un programa de procesamiento de imágenes, tenemos que enfrentarnos con
inconvenientes tales como reducción de los degradados en los medios tonos y las dificultades en las altas
luces. Una impresora flexo ordinaria con alta ganancia de punto en el rango de los medios tonos puede
reproducir entre 7 y 75% del rango; por ejemplo, nosotros usamos sólo una parte de los medio tonos en la
preparación de una imagen.

Además, los puntos del uno o dos por ciento imprimen como un 10 a un 20 por ciento, de modo que para
las altas luces nosotros podemos usar solo degradados en un primer color. Es más fácil ocuparse de estos
inconvenientes en impresoras más sofisticadas de baja ganancia de punto. Otra variante: las modernas
tecnologías de compensación de ganancia de punto en la etapa de filmación. Pero esta tecnología es tema
para un artículo separado.

Existen más ventajas de un sistema de administración del color. Primero que todo, las pruebas digitales
son posibles. Todos nosotros conocemos que una prueba análoga es muy problemática para usar en flexo
debido a las características no lineales del proceso de impresión. Las películas para una prueba análoga
deben ser preparadas con curvas de compensación. Pero sólo con curvas de compensación es difícil
emular el proceso de impresión flexo. En este caso, una prueba digital es mucho más efectiva. Con sólo
dos perfiles, del dispositivo de prueba y de la impresora flexo, nosotros podemos obtener una prueba casi
idéntica al producto impreso.

En comparación con offset, la reproducción de diseños complejos en flexo depende de una gran cantidad
de variables. Numerosas características tecnológicas son únicas para cada prensa de impresión. Además,
para la misma impresora, ellas no son constantes. Y es obvio que. el uso de un sistema de administración
del color no excluye el monitoreo regular y la corrección de los datos. No debemos confiarnos
exclusivamente de las matemáticas para la administración del color. Ella depende en gran medida de la
habilidad y experiencia del diseñador.

Este artículo fue originalmente

También podría gustarte