Está en la página 1de 7

Sangría Acupuntural

Por Dr. Yu Sheng Tze

Generalidades
La Sangría, también denominada Sangría Acupuntural o Sangría de los Colaterales, se
refiere a una maniobra terapéutica que consiste en la microruptura de los vasos capilares
superficiales que se encuentran situados en puntos de acupuntura o zonas tributarias de los
colaterales de los distintos canales energéticos, empleando distintos instrumentos cortantes
y/ o agujas de acupuntura para despertar y estimular la capacidad reactiva inmunológica del
propio cuerpo, eliminando las toxinas del cuerpo que contiene la sangre venosa.
En el siguiente informe se desarrollaran las características y su posición privilegiada dentro
de la Acupuntura, el desarrollo histórico y la actualidad, los distintos instrumentos
empleados y sus correspondientes técnicas y manipulaciones, los puntos y áreas
terapéuticas más empleadas, por último, su alcance clínico en la Medicina Tradicional
China (MTCH).

Capítulo Uno

-Características de la Sangría Acupuntural y su posición dentro de la MTCH-


A lo largo de la extensa evolución que ha tenido la Acupuntura dentro de la MTCH, se
gestaron muchas subtécnicas terapéuticas dentro de ella, con un total estimado de
aproximadamente treinta y cinco, de las cuales, la gran mayoria se gestaron en forma
contemporánea. La Craneopuntura o Acupuntura Escalpeana y la Auriculoterapia son dos
de las más representativas en cuanto a la creatividad, la combinación entre la Medicina
Occidental y la MTCH, y el gran poderío terapéutico demostrado. A pesar de todas ellas, la
Sangría Acupuntural sigue siendo la única y la más antigua, todo gracias a su forma de
estimulación y los efectos notorios a corto y a largo plazo.

1. Características de estimulación
En primer lugar, la dosis e intensidad de estimulación de esta técnica posee distintas
variantes que la caracterizan. Su intensidad puede depender de la necesidad y así alcanzar
la estimulación terapéutica de distintos puntos que a veces es difícil de lograr con otros
métodos acupunturales. Por ejemplo, accionar con la aguja romboidal o pequeño bisturí
acupuntural en los puntos Jing (puntos de inicio de los Wû Shu Shùe o Cinco puntos Shu
Antiguos) o los puntos Shi Xuen (puntos extracanales localizados en la punta de los 10
dedos de la mano) para una crisis de ACV en curso; al mismo tiempo y con la certeza de
efectividad, otorgarle a la dermis una menor estimulación golpeando con el martillito de
Siete Puntas en la nuca y la zona dorsal alta para resolver una crisis hipertensiva. Esta
estimulación, algo menos intensa que la de la aguja romboidal, es también una manera de
exigir la reacción del cuerpo por las pequeñas “lesiones” causadas en la superficie dérmica,
siendo de mayor alcance o quizás mas efectividad que la acupuntura tradicional.
En segundo lugar, los puntos y zonas tributarias para recibir los estímulos son muchos más
amplios que el macrosistema acupuntural. En cambio, la sangría puede realizarse en todo
tipo de puntos y áreas corporales.

Por último, la gran variedad de posibles maniobras también es una característica de ella.
Tomando a la velocidad como parámetro de comparación, se distinguen punciones rápidas
y lentas para la extracción sanguínea; tomando a la superficie terapéutica, se distinguen en
punción puntual o única, punción grupal y punción dispersa; en cuanto a los instrumentos,
se puede diferenciar por la punción única y/ o punción de elevación-extracción de la aguja
romboidal, punción tipo golpeteo con el martillito de Siete Puntas y por último, la punción
cortante del bisturí acupuntural; en cuanto a la intensidad, se puede diferenciar en
estimulación suave, intermedio o fuerte dependiendo de la zona y el requerimiento
terapéutico (cantidad de sangrado).

2. Características de la acción terapéutica


Ya desde la época del Néi Jing que se describian las distintas características de la Sangría
Acupuntural. Haciendo mención al capítulo “Los 12 Principios de las 9 Agujas” del Ling
Shu (NéiJing) se podía apreciar la conocida frase acupuntural de “todo lo antiguo y
estancado se elimina”. Otro capítulo del Ling Shu, “Graduación de los Vasos”
mencionaba: “...la enfermedad que conlleve plenitud y exceso de sangre se elimina
sangrando...”. Queda demostrado que la acción terapéutica principal de la sangría es la
eliminación del éstasis sanguíneo, impidiendo que las toxinas se estanquen en los distintos
canales y/ u órganos (Tratado de la Regulación de los Canales-Sù Wen). Los conceptos
anteriormente mencionados difieren con los “...se dispersa la plenitud, se tonifica en la
deficiencia, se extrae rápido en las situaciones de calor y se deja más tiempo en la situación
de frío...” de la punción acupuntural (capítulo de los Canales y los Vasos-Ling Shu) y
“...cuando hay depresión o fobia se moxibustiona...” (Tratado de los Canales y Vasos-Ling
Shu).
La eliminación del éstasis sanguíneo para alcanzar el efecto terapéutico es su característica
principal y difiere de esta manera de los otros métodos de estimulación física. Primero
eliminando la sangre estancada estamos eliminando las toxinas que contiene, según los
estudios científicos actuales éstas toxinas que se eliminan incluyen los complementos
inmunológicos alterados, exceso de las toxinas propiamente dichas y muchos de los
componentes nocivos ante una situación de sepsia. En segundo lugar la sangría permite la
oxigenación tisular, activa la circulación sanguínea, equilibrando el Yin Yang – Chì y Xûe,
conectando los canales y los vasos, regulando su fluidez energética (Capítulo “Los 12
Principios de las 9 Agujas” del Ling Shu-Nei Jing). Además en el segundo párrafo del
segundo capítulo de éste informe se ampliará los resultados de ensayos clínicos y de
laboratorio que constatan los efectos regulatorios de la sangría hacia los distintos sistemas
orgánicos. Tercero y último, la sangría al disipar las toxinas elimina también las
inflamaciones y/o tumoraciones del cuerpo humano que muchas veces son signos
patológicos que denotan cronicidad y la severidad de la enfermedad, como también activa
la microcirculación que se encuentran alteradas cuando hay una influencia patógena
exógena (viral, bacteriana, Lìou Yín-las seis condiciones climáticas aberrantes).
La rapidez de su acción, por ende su gran aplicación en los casos agudos, también es una
característica importante que difiere de las otras técnicas acupunturales.
En la actualidad aunque hubo grandes avances en la ciencia médica, pero ante una
emergencia la sangría acupuntural sigue vigente y mantiene su prestigio como un método
de resolución natural y efectiva.

3. Posición dentro de la Acupuntura-MTCH


La sangría ocupa una ubicación privilegiada dentro de la MTCH. Por empezar el desarrollo
inicial de la MTCH y sus avances fueron influenciadas notoriamente por ésta. Se conoce en
la actualidad que el primer instrumento acupuntural primitivo fue hallado en la Edad de
Piedra, donde nuestros ancestros las utilizaban para causar hemorragias y así curar y purgar
sus enfermedades. Un cuarto de los capítulos del Nèi Jing hacen mención de la sangría,
además de los nueve tipos de agujas acupunturales descriptos en éste, al menos tres de ellas
son para la sangría. Entonces en cierta forma, la punción acupuntural que ocupa el primer
lugar de importancia dentro de la acupuntura tuvo origen a partir de las distintas maniobras
de sangría.
Otra de las razones, como se mencionó anteriormente, es por su especial y característico
método de estimulación y su gran alcance clínico, especialmente reservado para muchas
urgencias médicas y ciertas patologías crónicas y rebeldes, que son difíciles de resolver o al
menos a corto plazo con la acupuntura tradicional.
Por último siguiendo el desarrollo paralelo de dicha sub técnica y las otras tantas clases
terapéuticas y microsistemas acuputurales dentro de la MTCH, la sangría ya se ha
compenetrado en varios de ellos. Haciendo mención de algunos, en el “Tratado Dorado de
Mil Casos de Emergencia” de la Dinastía Tang ya había mencionado la aplicación en
conjunto de la sangría y la posterior aplicación de cataplasma de los remedios chinos; otro
ejemplo es la utilización de la sangría junto a la extracción sanguínea con las ventosas
descriptas por bibliografías de la Dinastía Song. En la actualidad basándose en los
conceptos y experiencias terapéuticas antiguas se han unificado terapias craneopunturales y
auriculopunturales con la sangría.

Capítulo Dos
-Sangría Acupuntural, su historia y desarrollo actual-

Para hablar de sus inicios debemos retroceder a la Edad de Piedra donde los primitivos en
sus vidas cotidianas a veces se lesionaban accidentalmente cierta parte del cuerpo con
piedras punzantes o ramas espinosas que les causaban mucho dolor y cierta hemorragia
local. Sin embargo, de casualidad registraban la desaparición y/ o mejoría de otras
dolencias o molestias que coexistían en sus cuerpos. Estos acontecimientos después de
reiterados ensayos experimentales (por casualidad o concientemente), los primitivos
comenzaron a prestarle atención a dicho fenómeno. De esta manera, se gestó el primer
instrumento de la sangría medicinal denominado Bîen Shí (piedra punzante).
Según los estudios paleotonlógicos actuales, el uso del Bîen Shí no debe haber sido
posterior a la Edad de Piedra Neolítica.
En 1963, en Mongolia (interna, que pertenece a China) se descubrió por primera vez dicho
instrumento que es una aguja afilada manualmente, que mide 4,5 cm de largo total, 0,4 cm
de ancho (filo), con una punta filosa romboidal y con la otra en forma aplanada (mango).
Su desarrollo histórico como método terapéutico acupuntural oficial dentro de la MTCH
comenzó en la época de las dinastías Chin y Hang, llegando a su momento cumbre en las
dinastías Jing, Yueng y Ming. En el antiguo Egipto e India tuvieron experiencias similares
con el uso de la misma como también lo ha descripto Hipócrates en su tratado completo
sobre medicina. En la Edad Media del Imperio Romano, hasta el inicio del siglo XIX ésta
formo parte de la medicina alopática. La sangría acupuntural fue introducida a Europa a
fines del siglo XVII por el médico francés Louis Barrywatts que en 1812 publicó en la
Sociedad Francesa de Medicina “ Tratado de las técnicas de sangría “.En la actualidad
sigue perfeccionándose las antiguas técnicas de sangría acupuntural como también
ampliando cada vez más sus indicaciones terapéuticas. Cabe destacar entre todas ellas el
estilo propio creado por el difunto médico acupuntor chino-taiwanes contemporáneo, Dr.
Tung Jing Chang, más conocido como Master Tung por la creación de la “Acupuntura de
los Puntos Curiosos de los 14 Canales Regulares”. Ha hecho de la sangría acupuntural
tradicional una nomenclatura especial donde sistematizó los puntos y áreas terapéuticas
bajo conceptos sindromáticos dialécticos de la MTCH. Por ejemplo, utilizaba 3 puntos en la
cercanía de las escápulas para el tratamiento de las gonalgias (dolor de rodilla) crónicas;
sangraba la cara interna de las rodillas para tratamientos ginecológicos; empleaba el ápice
auricular para resolver insomnios rebeldes de los neurasténicos, etc y etc.

- Estudios científicas de su acción terapéutica -

Para poder objetivizar y constatar científicamente los resultados logrados con la sangría
acupuntural, en la actualidad se están realizando dos enfoques diferentes de trabajo de
investiagación:
1. Elevadas observaciones casuísticas. Los casos efectivos individuales poseen su
importancia a la hora de la evaluación, sin embargo puede contener un cierto
porcentaje de casualidad. Por esta razón desde la década ´60 y ´70, China ha ampliado
sus investigaciones acerca de dicha técnica aportando casos clínicos en gran
magnitud. Por ejemplo el tratamiento de sangría para las lesiones de congelación han
aportado trabajos de mas de mil pacientes, con una efectividad total de 96,9%; en el
servicio de dermatología del Hospital Estatal de Sean Gai ha reportado los resultados
de ensayo sobre la sangría auricular para el tratamiento de cien casos de verruga plana
con un resultado de curación del 49% y efectividad total del 51%; el servicio de
cardiología del mismo hospital ha estudiado 50 casos de hipertensos que presentaban
cefaleas donde se logro un 92% de efectividad total. Concomitantemente se observó
en otro grupo (treinta casos)con el mismo diagnóstico que fueron tratados únicamente
con remedios Chinos había solamente un 70% de efectividad total y un tercer grupo
(treinta casos)medicados con antihipertensivos alopáticos con una efectividad total del
67%. En comparación de los tres la sangría acupuntural logro los mejores resultados
(P<0.01).
2. Realizar estudios clínicos comparativo basándose en las grandes cantidades de casos
y agregar la observación en forma comparativa de diferentes grupos, no solamente
puede otorgarle mayor jerarquía a los resultados obtenidos sino que además puede
ayudar a evidenciar los patrones terapéuticos a seguir, por ejemplo la utilización del
martillito de siete agujas para el tratamiento de miopía secundaria, según una serie de
observaciones comparativas constató los siguientes puntos:

A)Los resultados obtenidos mediante la estimulación de puntos acupunturales ortodoxos y/


o experimentales son mucho más efectivos que la estimulación local; B) pacientes con
agudeza visual por encima de 0,5 respondían con alta efectividad, en cambio pacientes con
agudeza visual por debajo de 0,1 respondían con mayor dificultad; C) dicha estimulación
mas acupuntura clásica es aún mas efectiva que la simple estimulación con el martillito; D)
durante el periodo de tratamiento los pacientes que no han utilizado anteojos de corrección
han respondido mejor que aquellos que si lo hicieron. De ésta forma en cierto modo se
estableció un patrón terapéutico clínico con la sangría acupuntural para dicha patología.

-Bases científicas y las indicaciones terapéuticas-

 Cambios Hematológicos: la sangría provoca grandes modificaciones, enormes


cambios hematológicos en los cuadros infecciosos. Por ejemplo la sangría
acupuntural provoca un descenso considerable de los leucocitos de la
eritrosedimentación y aumento de los linfocitos. Además como cambios
hematológicos generales puede regular la concentración de los leucocitos tanto
aumentando como disminuyéndolos, efecto nivelatorio de la concentración de
K+, Na +,Ca++. Su mayor efectividad queda evidenciada en la acción
antitérmica antiflamatoria y analgésica.

 Cambios Vasculares: en los estudios científicos (TC con contraste) realizados


actualmente demostró que la estimulación del punto Da Zhuei (VG14)en
pacientes con isquemia cerebral por alteraciones del tronco basilar puede
vasodilatar las arterias cerebrales, aumentar el flujo sanguíneo y mejorar la
contractilidad de ellas. Estudios del flujo capilar ungueal realizados a pacientes
con éstasis sanguínea han demostrado que la sangría cambió favorablemente la
microcirculación relajando los vasos capilares y corrigiendo el estado hipóxico
tisular presente.

 Cambios Musculares: estudios neurológicos realizados en pacientes con


secuelas post ACV que han sido tratados con sangria en los puntos Jin Jin (Ex-
HN12) y Yù Yì (Ex-HN13) han mejorado su capacidad reactiva muscular,
evidenciando de esta forma los efectos positivos de esta técnica sobre los
cambios fisiológicos, neurológicos y musculares. Estudios electromiográficos
demostraron que la sangria acupuntural puede disminuir y/ o inhibir las
alteraciones musculares involuntarias en los deportistas lesionados.
 Cambios Inmunológicos: la sangría puede elevar la capacidad inmunológica
propia del ser humano y activar diferentes mecanismos de defensa para combatir
las enfermedades. Estudios de OT y PHA dermatológicos realizados antes y
después del tratamiento con sangría en pacientes con HPV (verruga) han
demostrado que los valores del recuento de linfocitos microcapilares, el test de
conversión de los linfocitos, el valor de las inmunoglobulinas y el complemento
C3 han mejorado enormemente, con un alto título de presencia sanguínea y
marcada tendencia al incremento favorable después del mes de tratamiento.

 Cambios Digestivos: la sangría acupuntural posee una elevada estimulación


sobre el peristaltismo y la secreción enzimática del aparato digestivo. A los
niños desnutridos y/ o pacientes con raquitismo, luego de realizar la sangría
especial (eliminación del líquido sinovial) en los puntos S` Fòng (ExUE10) de
ambas manos puede aumentar la concentración plasmática de calcio y fósforo,
favoreciendo enormemente al crecimiento y desarrollo osteoarticular de estos
pacientes. Realizando lo mismo en niños con parasitosis induce el aumento de
las lipoproteinlipasas, las amilasas y las colesterasas.

BIBLIOGRAFÍAS

Chang Ren. Compendio de Sangría Acupuntural. Universidad de Shangai-China. Tzí


Yuên.1995

Yang Wei Jie. Compendio de Terapias Craneopunturales. Taiwán. Lo Cheng. 1989

Tong Jing Tzang (Master Tong). Tong Shí Tzén Jin Chì Shúe Shúe. Taiwán. Tzí Yuên.
1962

Datos sobre el autor:


Especialista en Acupuntura Escalpeana del Dr. Zhu Ming Qing y Sistema de Sangría Acupuntural
de Master Tung
Miembro de la Sociedad Argentina de Acupuntura.
Miembro del Colegio de Médicos Acupuntores de la República Argentina (COMARA)
Representante Oficial del Centro de Acupuntura del Instituto de Ortopedia y Traumatología del
Htal de Clínicas -Facultad de Medicina de la Universidad de Sao Paulo- en Argentina.

cmcjinlin@yahoo.com.ar

También podría gustarte