Está en la página 1de 3

ORIGEN DE LAS MATEMATICAS

Hay gente que siente verdadera fascinación por los números y podría


pasarse horas resolviendo problemas y ecuaciones. Para otros, las
matemáticas son más bien un suplicio difícil de comprender.

Sin embargo, nadie duda de que el mundo en el que vivimos no podría


entenderse sin las matemáticas.

Gracias a ellas podemos conocer mejor el planeta en el que vivimos,


relacionarnos a través del comercio e incluso predecir acontecimientos que
podrán suceder en un futuro.

La aparición de los números


El estudio de las matemáticas ha avanzado mucho desde la antigüedad y hoy
en día existen fórmulas y conceptos mucho más complejos. Pero existe un
elemento fundamental en todas las épocas: los números.

La numeración apareció en lugares distintos del planeta, desarrollada por


civilizaciones que no tenían ningún tipo de contacto, durante más o menos el
mismo periodo de tiempo.

Los símbolos que se inventaron entonces no se parecen a los que usamos


ahora. Por ejemplo, en la antigua cultura egipcia usaban un sistema
numérico en el que el número “1” era un palo, el “10” era una especie de
“U” invertida y el “100” se dibujaba con un espiral.

Los habitantes de la antigua Babilonia utilizaban un sistema similar, pero


con una iconografía distinta.
Precisamente allí se encontraron las documentos matemáticos más antiguos
que existen, las tablillas de Susa y Uruk (en el actual Irak). Los expertos
calculan que fueron creadas alrededor del 2.200aC, ¡hace casi 5.000 años!

El nacimiento de una ciencia


Con el paso del tiempo, los sistemas matemáticos se volvieron más
complejos. Los griegos antiguos fueron los primeros en utilizar letras
como símbolos y relacionarlas con números: la letra alfa era un “1”, la
beta era un “2” y así sucesivamente.

Los romanos fueron un paso más allá y utilizaron los números para tener


un control del tiempo. Tanto es así, que aún usamos su numeración
para escribir ciertas fechas, como los siglos.

Los científicos antiguos comprendieron que los números resultaban muy


útiles para describir el mundo que les rodeaba y empezaron a
desarrollar teoremas: fórmulas matemáticas para calcular el tamaño de
los edificios o la distancia que había entre dos barcos.

La introducción del álgebra significó un salto definitivo, al combinar los


números con letras y variables para realizar cálculos abstractos. El álgebra
fue uno de los legados de la cultura musulmana, de la que también hemos
heredado los números actuales.

El papel de las matemáticas hoy


Desde los primeros teoremas hasta la actualidad, las matemáticas han
sido una de las principales aliadas del progreso humano, dando paso a
grandes logros como el desarrollo de la arquitectura, la química o la física.
Los principales avances en el campo de la tecnología o la salud tampoco se
habrían producido sin las leyes matemáticas más elementales.

En plena era digital, a veces olvidamos que internet empezó con un


puñado de “1” y “0” combinados en un ordenador.

También podría gustarte