Está en la página 1de 3

La triada de sociedad-cultura y educación han de ser la basa de formación del

ser humano porque nos determinan tanto en nuestros comportamientos para


culminar con una formación de nuestra identidad.
Hay cultura donde hay hombre y viceversa la Cultura es el modo común de
pensar organizado de los individuos de una sociedad en orden a producir
actividades sociales coherentes, tanto de acción material como de acción
individual.
La cultura es producto del aprendizaje y no de la herencia. Esta toma sentido a
partir del lenguaje, pues éste representa no sólo un modo específico de equiparar
al individuo con medios simbólicos de relación y comprensión de la realidad, sino
que también hace obtener un conocimiento preciso de la cultura por el hecho de
que en él se incluyen formas de designar las cosas y el comportamiento de los
miembros de una sociedad.
La existencia del hombre siempre ha de ser social; y así socialmente ha creado
su costumbres, creencias, lenguaje y formas de vida, o lo que conocemos como
cultura.

El autor william kil Patrick ha dicho que si la cultura desapareciera por algún mal
milagro repentino- el hombre se moriría de hambre antes de descubrir la forma de
alimentarse. La cultura es ámbito propio de la vida humana.
Las sociedades humanas tiene una atmósfera espiritual, producida por la cultura
social.
En íntima relación con la cultura está el acontecimiento social conocido como
Educación, que es en primer lugar espontánea y luego intencionada; la educación
espontánea está presente desde nuestro nacimiento y continuando con nuestro
crecimiento evolutivo. Aquí el proceso de socialización cumple el rol de la
enseñanza, en este proceso se inculca la cultura a los miembros de la sociedad, a
través de la cultura se va transmitiendo de generación en generación los
individuos aprenden conocimientos específicos, desarrollan sus potencialidades y
habilidades necesarias para la participación adecuada en la vida social y se
adaptan a las formas de comportamiento organizado característico de su
sociedad. los miembros de una colectividad aprenden los modelos culturales de su
sociedad, los asimilan y los convierten en sus propias reglas personales de vida
Según Durkheim
Los hechos sociales son exteriores al individuo.
* Hecho social: modo de actuar, pensar y sentir, exteriores al individuo, y que
poseen un poder de coerción en virtud del cual se lo imponen.
* La educación cumple la función de integrar a los miembros de una sociedad por
medio de pautas de comportamiento comunes, a las que no podría haber accedido
de forma espontánea.
* La finalidad de la sociedad es crear miembros a su imagen.
* El individuo es un producto de la sociedad.

Se puede decir que la sociedad total es el agente de socialización y que cada


persona con quien se entre en contacto es en cierto modo un agente de
socialización. Entre la gran sociedad y la persona individual existen numerosos
grupos pequeños, que son los principales agentes de socialización de la persona.
El comienzo natural del proceso para cada niño recién nacido es su inmediato
grupo familiar, pero éste pronto se amplia con otros varios grupos.
En la historia de la humanidad, la familia ha sido la agencia de socialización más
importante en la vida del individuo.
La sociedad cuenta con una institución para proporcionar la educación
intencionada, formal, sistemática.

Ésta es la escuela, un agente al servicio de la sociedad e inserta en ella, no siendo


otro cosa que su fiel reflejo.
La educación, tarea de toda la sociedad tiende a crear y desarrollar normas de
conducta, difundir la cultura heredada -y la escuela con su tarea propia la
instrucción- prepara para el correcto trabajo y las diferentes funciones de la
sociedad. Ambas se encuentran íntimamente integradas, no existiendo en último
análisis más que un educando -el individuo- y un educador -la sociedad.

La Educación tiene una gran responsabilidad para con la sociedad y, dentro de


ella con las masas populares, que esperan un apoyo sostenido para seguir
venciendo las resistencias y prejuicios que tradicionalmente le han sido adversas y
poder entonces alcanzar mejores niveles de vida con base en la superación
intelectual, cultural, de formación profesional y de madurez ideológica.
Sin individuos, no hay conjunto de relaciones sociales, pero el individuo humano
solamente es tal en esa trama relacional, pudiendo decirse a la vez que es a la
vez resultado –aunque no sólo eso- de ese conjunto en su totalidad. En un sentido
lato de los términos, sociedad e individuo siempre se han mediado entre sí.
El grado de interacción cultural de las sociedades modernas es menor que el de
las primitivas. Así, la afirmación de Durkheim (1928, 157) de que a mayor
primitivismo social, mayor es el numero de semejanzas que pueden advertirse en
los miembros de una sociedad. Esa semejanza los hace ser, social y
culturalmente, más homogéneos, haciendo que el sistema cultural total sea casi
universal a los efectos de la frecuencia de participación de sus individuos en el
mismo a través de grupos sociales y de subsistemas culturales que son
básicamente comunes. Cuantos menos subsistemas culturales existen en una
sociedad, mayor será su integración cultural. En una sociedad urbana, los límites
de desviación del comportamiento individual son, en comparación con las
sociedades primitivas entonces, muy amplios.
Concluyendo la principal función que cumplen sociedad-cultura-educación es
crear la identidad en el individuo y esta surge de la experiencia y la vivencia como
ser social. El proceso de formación de identidades se produce en primer lugar,
porque cada individuo nace en una sociedad que posee una estructura social y
cultural determinada, o sea, cada uno se encuentra insertado en un mundo social
objetivo, a los cuales nos adaptamos, transformamos, mediante la internalización
de valores, normas, interpretaciones de esa realidad. Las identidades se van
formando a partir de un proceso de comunicación, de interacción entre los
hombres que le confieren unidad y cohesión.
El perfil de las identidades encierran un contenido dinámico, en otras palabras, es
un proceso sometido a cambio, enriquecimiento, transformaciones o en otras
palabras, ingredientes históricos, culturales, económico–sociales que permiten que
no se pierda su esencia, sino que se modifiquen.
BIBLIOGRAFIA

www.monografías.com
Asignatura SOCIEDAD, CULTURA Y EDUCACIÓN