Está en la página 1de 7

ORIGEN DEL AGUAYO, TEJIDO TRADICIONAL ANDINO

El  aguayo tradicional  es un tejido,
hecho a mano, utilizado por las mujeres del altiplano de Bolivia y Perú. Se lo puede
hacer a base de lana de llama, oveja o de alpaca y se lo tiñe con tintes naturales.
El aguayo es muy resistente, lo utilizan para cargar a los bebés en la espalda, para
transportar los efectos personales, las mercancías. Además de ser estético y de
simbolizar a una región es muy usado en el cotidiano de la gente del altiplano.

Hoy en día existe el nombre de tejido de aguayo industrial, teñido con productos
químicos. Estos últimos son menos resistentes y más baratos(ver foto de portada).

En ciertas regiones continúan tejiendo el aguayo de manera tradicional: en los


alrededores del Lago Titicaca (incluyendo la ciudad de La Paz), en Oruro, Cochabamba,
Potosí y Chuquisaca. Cada región posee sus propias especificidades: empezando por el
surrealismo del tejido de Potolo en Chuquisaca (oJalq’a), pasando por elegancia del
aguayo de Macha en Potosí y terminado en el extravagante tejido deTarabuco.
E tejido de Jalq’a es considerado el más bello de Bolivia. Se caracteriza por la
predominancia de figuras y por una ausencia casi total de formas simétricas. En colores
oscuros y sin contrastes, los artesanos representan animales salvajes: los khurus. Estos
tejidos nos dan una visión caótica del un universo (continuo, sin ejes, sin iluminación y
difícil de percibir).
Los textiles de Calcha (los más representativos): son piezas donde predomina el negro,
con detalles de « pallai » casi blancos, y con franjas rojas, verdes, lilas y amarillas.
El textil de Amarate: Se caracteriza por la predominancia del rojo con blanco y por la
ausencia de representaciones animales, con algunas excepciones.
El tejido se puede confeccionar de tres formas:
El tejido vertical: los hilos son extendidos verticalmente en relación al sol.
El tejido horizontal: oblicuo o rústico: es la técnica más simple, donde los hilos deben
extenderse sobre una barra en relación al sol.
El telar de cintura: la parte superior del telar está sujeta a un punto fijo y la parte
inferior a la cintura de la tejedora, a fin de controlar la tensión del tejido.
A causa de la falta de interés en estas técnicas y en los diseños tradicionales, más
costosos en tiempo y en saberes, estos tejidos tendieron a desaparecer. Pero, hoy en día
existen muchos proyectos que permiten establecer un equilibrio entre el comercio y el
arte. En favor de un comercio justo y sostenible.

Proceso artesanal
Todo el proceso de elaboración, desde el esquilado de la lana, hasta el tejido se lo
realiza de forma manual. Primero se esquila la lana y luego se hace el trabajo de
selección y lavado.Cuando la lana queda limpia, libre de de impurezas, se procede al
hilado, que se realiza mediante instrumentos cilíndricos de madera que reciben el
nombre de «ruecas». Al pasar la lana varias veces por la rueca, se logra un hilo más
fino. El siguiente paso es el teñido, el aguayo rústico se tiñe con tintes naturales,
utilizando plantas e insectos del lugar. Una vez que la lana está lista se comienza con el
urdido en el telar, es aquí donde se eligen los colores en función al diseño. El diseño y
los colores de cada aguayo dependen del grupo que los elabora, cada uno tiene sus
características propias. Por lo general, las figuras de los aguayos cuentan historias de la
comunidad y muestran representaciones de su cultura (según las regiones).

Existen tres tipos de tejidos:


El tejido vertical (la técnica más difundida): donde los hilos se extienden en forma
vertical, en relación al sol.

El tejido a la cintura: donde la parte superior del telar está sujeta a un punto fijo y la
parte inferior a la cintura de la tejedora, a fin de controlar la tensión del tejido.

El tejido horizontal, oblicuo o rústico: es la técnica más simple, donde los hilos deben
extenderse sobre una barra en relación al sol.

Historia de la tela.
octubre 23, 2017

Tela. Una tela es una estructura laminar flexible, resultante de la unión de hilos o fibras
de manera coherente al entrelazarlos o al unirlos por otros medios. A la industria que
fabrica telas tejidas a partir de hilos se le llama en general tejedurí.
Cómo se fabrica una tela
La tela se fabrica tejida, trenzada o tipo fieltro. Las fibras naturales más utilizadas para
hacer tela son: lino, lana, algodón, y seda. La sintética más empleada es el poliéster.
Las fibras se transforman en hilo (se hilan), enrollado en conos, que luego se ubican
junto al telar para tejer la tela.

El hilado
Para obtener el hilado, las fibras del material son torcidas entre si de forma manual o
empleando un huso. Esta torsión produce cadenas de hebras cortas que unidas forman
un solo cuerpo. La fuerza con que se tuercen determina las características del tejido que
se obtiene. Con poca torsión se consigue una tela de superficie suave. La torsión alta
produce tejidos duros, resistentes al desgaste.Las fibras sintéticas se convierten en hilo
de la misma forma que las naturales.

El telar
Para tejer tela se requiere un telar y rollos de hilo con aquellos colores que se desea
incorporar a la tela.
El telar es un marco de madera (bastidor), que permite fijar un conjunto de hebras
paralelas dispuestas en forma vertical (a lo largo), que se define como urdiembre de la
tela. Para comenzar el tejido propiamente tal, se entrelazan hilos horizontales (a lo
ancho), denominados: trama de la tela. La cantidad de hebras por centímetro cuadrado
utilizadas en el proceso de fabricación determina el tipo y peso de la tela.

Tipos de telas
 Acetato:. Tela artificial con apariencia de seda, fabricada con hilos de fibra de
acetato de celulosa. No encoge, no destiñe, no se arruga.
 Acrílicos. Tela artificial que semeja al tejido de lana. Colores nítidos.:
 Alpaca. Tela fabricada con fibras de lana de Alpaca. Tejido fino, sedoso y
liviano.
 Damasco. Reversible con patrones ondulados.
 Franela. Suave, con la superficie satinada que casi anula la textura del tejido.
Terminación deslucida. Dull finish. Made in a variety of weights. Encoge si no es
tratada.
 Gabardina. Terminación nítida, tejido denso, durable, resistente al desgaste.
Difícil de plachar, brilla con el uso.
 Gasa. Semi-transparente y liviana.
 Mezclilla. Azul, café o gris oscuro, tejido de alta torsión, para ropa de trabajo.
Grueso, delgado y crudo.
 Nailon. Tela de material sintético resistente a la abrasión y acción de químicos.
Es elástica, fácil de lavar, de aspecto lustroso. Recupera su forma con facilidad, no es
absorbente, seca rápido y admite algunos tipos de teñido.
Composición y estructura de los géneros
Todos tienen como base dos tipos de fibras: naturales y artificiales. Los naturales
proceden de plantas o animales; en este grupo están la lana, la seda y el lino. Las fibras
artificiales se producen por procesos químicos; incluyen el poliéster, el nailon y el
acetato.
La combinación de fibras naturales y artificiales produce fibras mixtas que ofrecen las
mejores cualidades de ambas. Existe una variedad muy grande de géneros fabricados
con fibras mixtas y cada uno de ellos se comporta de modo diferente.

Los géneros se clasifican también por el modo utilizado para su fabricación. Todos los
géneros son tejidos, de punto o no tejidos.
El mas común es el tejido liso como la muselina, la popelina y el tafetán. El mahón y la
gabardina están tejidos en diagonal. El satín de algodón es un tejido de raso y los
géneros de punto presentan también estructuras diferentes. El tricot o jersey, es un
ejemplo de género de punto liso. El fieltro es un ejemplo de género no tejido.

Clasificaciones de los tejidos


Según la forma de elaboración
• No tejida (Fieltros)
• Tejida
• Tejido Plano o de urdimbre y trama (por ejemplo Demin, satin, gasa)
• Tejido de punto
• De urdimbre
• Raschel
• De trama
• De Jeans
• De doble fontura (por ejemplo Rib o costilla, Interlock)

Propiedades
Son propiedades de las telas que determinan su calidad y diversos usos.
• Permeabilidad al aire
• Permeabilidad al agua
• Tenacidad (máxima tensión que soporta sin romper)
• Solidez de colores
• Elasticidad
• Densidad (Peso por unidad de área)
• Espesor
• Resistencia a la temperatura

Historia
 Siglo XIII – Se desarrolla en la ciudad y a lo largo del Valle del Bisencio la
industria de la tejeduría. Los laneros pratenses se especializan en sus técnicas y se
dedican al Arte de Calimala (método para suavizar y embellecer los paños).
 Siglo XIV – Los laneros pratenses se reúnen en la Corporación del Arte de la
Lana, regulan su fabricación y el comercio de los paños por medio de Estatutos que se
renuevan constantemente.
Francisco de Marco Datini (1335 – 1410) otorga gran empuje comercial a la actividad
textil de la ciudad. Los tejidos de lana llegan a muchos países de Europa por la red de
sus establecimientos comerciales, mientras, siempre por medio del comercio del Datini,
llegan a Prato lanas preciadas y colorantes.

 Siglo XV – Por el desarrollo comercial iniciado por el Datini y por su reconocida
pericia en la fabricación de los tejidos, Prato goza de un período floreciente y tranquilo.
Las importantes obras de arte que se encargan a los más renombrados Maestros como
Felipe Lippi, Julián de Sangallo y Mino de Fiésole, son testigos del adelanto cultural de
la ciudad.
 Siglo XVI – El saqueo de 1512, perpetrado por las milicias españolas, da un duro
golpe a la economía de Prato.
 Siglo XVII – A pesar de una evolución en las técnicas productivas, en especial
del teñido, hay un período de crisis en la manufactura de la lana.
 Siglo XVIII – La política económica del Granducato de Toscana, bajo el mando
de los Lorena, facilita la actividad textil pratense. Se constituye la Cámara de Comercio
que sustituye las Corporaciones. Sobre el final del siglo surge el primer importante
lanificio por obra de Joaquín Pacchiani y Vicencio Mazzoni que producen gorros rojos
de estilo levantino para los mercados de Oriente Medio. Como apoyo para el Lanificio,
el Granduque establece en 1788 un premio en dinero sobre los gorros enviados. Es esta
la primera asistencia económica para la exportación a favor de los fabricantes pratenses.
 Siglo XIX – Juan Bautista Mazzoni, estudioso y técnico mecánico de gran valor,
perfecciona máquinas de hilandería y proyecta algunas nuevas. Gracias también a su
obra, empiezan a sentirse los efectos positivos de la revolución industrial cuyo hecho
determinante se afirma cuando, a mitad del siglo, empieza a utilizarse el proceso de
regeneración de los retazos de telas de sastrería, de los tejidos y de las ropas usadas.
Este material, proveniente de varias partes del mudo, era seleccionado con cuidado y
transformado mecánicamente en la así llamada “lana regenerada” que permitía producir,
mezclada con lana virgen, telas cardadas de todo tipo a precios de competencia.
Desde los años Sesenta van renovándose en forma decidida las maquinarias y las
tecnologías; el empleo de materias primas regeneradas se dirige hacia materiales de
calidad superior que provienen de reciclaje de retazos nuevos de confección.

También podría gustarte