Está en la página 1de 1

LA HERMOSA COLOMBIA

Colombia es un país bendecido, con una ubicación estratégica y lleno de particularidades


que lo hacen único en el mundo. es una nación con gran variedad de ecosistemas, climas,
regiones y relieves. desde altas montañas y cordilleras hasta hermosas planicies y llanuras.
con selvas y grandes zonas boscosas, hasta costas y bellas playas. Estamos en el país de la
diversidad natural. Colombia, Cuenta con gran cantidad de ríos, es un país lleno de agua,
con hábitats hermosos, el segundo país más biodiverso del mundo y el primero por
kilómetros cuadrados las plantas y animales aportan gran belleza a nuestro territorio y lo
hacen muy especial día tras día.
Son muchos los espacios que nos muestra de un Colombia con una gran diversidad, las
profundidades del océano pacifico, en la isla de mal pelo, la llegada de las ballenas año tras
año arriban al parque natural de Utria, Choco; el vuelo del cóndor en el Cocuy. Los
páramos y el valor que ellos tienen, el Amazonas, los llanos orientales y la isla de
providencia nos rastrearon paisajes y especies de la fauna nacional. Los cangrejos, el oso
perezoso, el titi, el cocodrilo, el jaguar, la mariposa morpho, el colibrí nos logró enamorar.
Colombia es magia ya que en ella en centramos un sin número de especies que sobreviven
sorpresivamente acondiciones difíciles de vida también se torna mágico ya que es increíble
la cantidad de biodiversidad que se encuentra en un pedacito del planeta tierra.
La naturaleza entera se deleita con el don del agua, la vida salvaje de Colombia está llena
de sorpresas, debemos actuar ahora para parar esta tragedia que es acabar con todo lo
hermoso de Colombia, debemos ser conscientes de lo que hacemos e intentar
hacer lo posible para tener un país sostenible. Con un desarrollo sostenible
todos podremos sobrevivir, con pequeñas acciones se empieza, y una de ellas es
cambiar ese pensamiento codicioso y perezoso que muchos de los colombianos tenemos.
Tenemos nuestras necesidades, pero querer algo más que cubrirlas ya es ambición. Cuando
el hombre se haga sabio y sencillo tendremos una vida plena. Todo esto se debe a alguien,
el perturbador del equilibrio: el hombre cuando llega por primera vez a Colombia. Cuando
había indígenas existía une equilibrio natural. Con el tiempo se dejó esa armonía por las
necesidades y codicia. El hombre empezó a contaminar los ríos y mares, ¡El agua! y sigue
ocurriendo hoy. Los recursos naturales, los seres vivos, el bosque y el territorio colombiano
están siendo explotados. La ambición por el oro, carbón, esmeraldas, aceite, café, arroz,
panela parece insaciable. Cada industria deja cicatrices en el paisaje y manchas en las
aguas. La casa de los animales y las plantas está siendo destruida. Los humanos
tomamos más de los que damos.

MARIA JOSE LOPEZ VARGAS