Está en la página 1de 7

Padres presentes, niños felices!

8 junio, 2021

Cocinar, cambiar pañales, hacer las actividades escolares, llevar los niños al
médico también son tareas de un padre. Es por esto que queremos resaltar la
importancia de los papás involucrados en la crianza de los niños; del
protagonismo y la influencia sobre el crecimiento, desarrollo y la vida en general,

de los hijos. 
Y ¿cómo? El padre es clave en la familia y en el desarrollo de los niños, es
una figura de apoyo, seguridad, que permite adquirir mayor autonomía e
independencia en los hijos, de acuerdo con el artículo ‘Apego al padre y salud
escolar’, publicado en la INFAD, Revista de Psicología. 
Desde la disciplina positiva, la presencia del padre dentro de la crianza es
fundamental. La regulación emocional y la enseñanza de herramientas para la
vida no es responsabilidad solo de la madre, también es del padre. Los hijos son

responsabilidad de dos.  

Bien lo dice la   psicóloga y escritora, Valeria Sabater, “el papá que cuida al


bebé no ‘ayuda’, ejerce la paternidad”. Es decir, un padre “no ayuda en la casa,
ni con los niños”, un padre también ejerce su rol. Y este comprende generar un
vínculo que demuestre que siempre estará disponible, que como cuidador se hace

responsable de la seguridad, el cuidado y el amor de sus hijos.  


“Un padre es alguien que sabe estar presente, que ama, que cuida y
se responsabiliza de aquello que da sentido a su vida: su familia”.
Valeria Sabater, psicóloga.
Padres presentes, niños seguros
Estos días en que compartimos más tiempo en casa, invitamos a pensar un
momento ¿cuánto tiempo se ha dedicado a simplemente jugar, sonreír y hacer
actividades juntos?
Cuando los niños sienten que sus necesidades (fisiológicas o afectivas) están
cubiertas también por su padre, tienen más oportunidad para espacios de
aprendizajes, que se traducen en un desarrollo cognitivo superior. Son niños
más seguros, asertivos, que manejan sus emociones y tienen mejores

relaciones sociales. 
Adicional, “los padres promueven en los hijos la capacidad de explorar y asumir
retos. Y lo mejor es que, actualmente, hay un mayor número de padres que
quieren estar presente e involucrados durante el desarrollo de la crianza”, de
acuerdo con el psicólogo Michael Lamb, catedrático de la Universidad de
Cambridge y autor del libro “El rol del padre en el desarrollo del niño”.
Por su parte, el ICBF, en sus pautas de crianza, explica que “haber sido amado
de manera incondicional por el padre, el tío, el abuelo o por otra figura
masculina, influye notablemente en el desarrollo psicológico, social, sexual
y emocional de los hijos”. Estar presente permite a los niños tener una imagen
de cuidado incondicional, que da ejemplo, que ama y deja un sello para toda la
vida. 
Desde el 2011, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar ha estado
desarrollando una serie de pautas, junto con especialistas de la Sociedad
Colombiana de Pediatría, y en estas incluyen una llamada “Paternar”. 
El concepto de paternar es descrito como un modelo de educación familiar, en el
que el padre participa durante la gestación, la crianza y la educación de sus
hijos, en actividades que van más allá de proveer dinero. El ICBF indica que
los padres también hacen parte de las tareas del hogar, juegan con sus hijos, de
manera que ayudan al desarrollo, a la formación de carácter y a la autoestima de

los niños. 

 5 razones por las que debe tener un seguro de vida

 ¡Niños en casa y fuera de peligro!

 5 beneficios de montar en bicicleta


Paternidad activa, padres comprometidos
Como expresamos en el inicio del artículo,    queremos resaltar el concepto y

la vivencia de la paternidad activa.   Y, ¿qué quiere decir paternidad activa? 

Para esto, invitamos a  Alex Castro, padre de Daniel, Álvaro y Amaia, creador


de @papavloggero y referente de la paternidad activa.  
Alex a través de sus redes sociales lidera una iniciativa con el

#involúcratemás,  y nos dejó su mensaje para compartirlo con todos, estas


son sus palabras:
La presencia activa del padre, en la crianza de los hijos, es importante porque así
les enseñamos la definición de familia; una definición real, que se vive, una
definición que va más allá de lo que dicen los diccionarios.
La paternidad activa es la forma de cambiar paradigmas que dicen que la
labor del padre es solo proveer económicamente, dar un apellido y el resto de la
tarea, en cuanto a la crianza, es de la mamá. Algunos crecimos con estas
creencias, la idea es no reproducirlas. 
Cuando los papás ejercemos un rol de forma activa, nuestros hijos aprenden
que la familia es un equipo, que no hay actividades exclusivas para mamá o
papá; salvó lactar o parir, que solo pueden hacerlo las mujeres.
La paternidad activa también es una forma de enseñarle a la sociedad que
las mujeres no tienen que llevar solas la tarea de la crianza, del hogar y el
cuidado de los hijos.
Porque la paternidad activa es más que atender nuestros hijos, es también
atender nuestro hogar, por eso cuando se dice que el hombre ayuda en casa,
para mí, está mal dicho. Ayudar es hacer las cosas de vez en cuando, según se
antoje, y lo ideal no es ayudar, es ejercer un rol de papá 24/7. 
Ese rol incluye trasnochar junto a la mamá, cambiar pañales, bañar a los
hijos, jugar con ellos, ir a reuniones del colegio, dejar que la esposa duerma
tranquila, porque uno está ahí y sabe lo que está haciendo; arreglar la casa,
cocinar, limpiar, lavar la ropa, y aquí me puedo quedar haciendo una lista

extensa.    
“Un hombre que cambia pañales no es un súper papá, simplemente
está ejerciendo su rol, está ejerciendo su paternidad y es un deber
gozoso, un hombre que hace labores del hogar no se convierte en
menos hombre por hacerlo”.
Por eso seguiré con mi lema y mi hashtag, con el sueño de llegar con mi mensaje
a todos los rincones del mundo. La obligación no es solo de la mamá,
#involúcratemás.

¿Qué tener en cuenta a la hora de adquirir un seguro de vida?

 Ejercicios de mindfulness para realizar durante el home office

Consejo final para los padres… y las madres 


@papavloggero también comparte un consejo para todos los papás, y las
mamás. 
Nunca es tarde para ejercer una paternidad activa, “nadie nace aprendido”. Es
solo querer hacerlo, mostrar interés; hacerlo sin temor a equivocarse y si
nos equivocamos que más da, lo hacemos de nuevo hasta que lo hagamos

bien. 
Algunas actitudes suman mucho, por ejemplo, jugar con nuestros hijos; si su hijo
le da comida de mentiras, reciba y dígale que estaba delicioso; si su hija lo quiere
peinar, maquillar, pintar las uñas, incluso vestirlo de hada o de princesa (ya me
ocurrió y fue lo máximo), pues póngase las alas y sea su papá con alas. 

Otro tema muy importante para las mamás. No les de miedo delegar alguna
función a su esposo; enséñele si no sabe, si lo hace mal, no lo juzgue; sean

un equipo, porque muchas veces, los papás entran en una zona de confort   


de la que es difícil salir cuando les hacen todo, cuando no los dejan
participar. Esta es la importancia de ser un equipo e ir en la misma dirección,

un hogar fuerte con un papá activo y una familia feliz. 


Gracias por estas palabras y este hermoso mensaje, @papavloggero. En
definitiva, la presencia activa de los padres dentro de la crianza de los niños
hace la diferencia. La autoestima, la felicidad, el manejo de las emociones y el
desarrollo en general se ve beneficiado con una relación padre – hijo constante
y activa. Cuando pensamos en padres, inmediatamente recordamos al nuestro; la
relación con él, lo que aprendimos con su ejemplo, sus consejos… ahí está la
prueba de la importancia de su rol. 
En Seguros Bolívar queremos agradecer a papá por todos esos consejos que
nos dan tranquilidad. Que estas fechas sean el mejor momento para compartir
en familia y estar siempre presente. 

También podría gustarte