Está en la página 1de 2

Salmo 45

Reflexión

El salmista estructura su salmo en dos puntos, primero, dirige su alabanza, describiendo un


Rey glorioso donde su belleza excede a cualquier hermosura existente siendo su Trono eterno,
y para siempre, y segundo, la descripción de la compañera del Gran Rey, donde describe
aquella hija que es también, hermosa, pero muy gloriosa, por los grandes privilegios que le ha
brindado este gran Rey.

Sin duda, lo que podemos obtener de este salmo, es, el glorioso Gran Rey y su gloriosa
compañera, que es la iglesia. Conocemos, muy bien esos pasajes del N. T. que nos dice como
Cristo ama su Iglesia que se entregó así mismo por ella, para santificarla, al fin de presentársela
a si mismo, una iglesia gloriosa que fuese santa y sin mancha.

Amada iglesia, la exhortación, es que en nuestro corazón debe rebosar alabanza para nuestro
Gran Rey, Jesucristo, nuestro Señor y Salvador.

ORACIÓN

Bendito sea Padre Señor nuestro, grande y digno de suprema alabanza, siendo tu grandeza
inescrutable. Muchas gracias Señor, por el cuidado que nos das para que cada día seamos más
santos y sin manchas. Te rogamos Dios mío, salvador de nuestro ser, que nos ayude a seguir
creciendo para ti para tu honra y gloria. Te pedimos, que sea cada día más deleitoso, ser más a
la imagen de nuestro Señor Jesucristo. Te lo pedimos en el Nombre de nuestro Señor
Jesucristo. Amén.

Mateo 26: 1-13

Los primeros 16 versículos, dicen sobre la pasión del Rey, Mateo nos describe que nuestro
Señor reitera el anuncio de su muerte, el consejo contra Jesús, y el Señor siendo ungido en
Betania, prácticamente, Mateo nos esta diciendo sobre la preparación hacia su muerte en la
Cruz y su punto cumbre, sin duda es el versículo 13, aquella acción de la mujer que unge al
Señor.

Todo indica que esta mujer es María, la hermana de Marta. Y bueno ¿Qué reflexión aplicativa
podemos obtener de esto? El Ejemplo de María sirve para todos los creyentes de todos lo
tiempos. Era una mujer agradecida. Lo que había conocido y creído de Jesus, la llevo a una
entrega, que sin importar el valor, tenía el propósito de glorificar su nombre y tributarle honor
dándole toda la gloria. Una gratitud inmensa debemos tener nosotros en nuestras vidas,
cuando el Hijo de Dios dio su vida por nosotros, debido a la Cruz, no puede haber otra cosa
que no sea gratitud y entrega. Cuando comprendamos la dimensión de su gracia y la expresión
infinita de su amor en su entrega en la Cruz, no queda otra opción que la entrega personal sin
reservas para servirle y glorificarle.

ORACION

Señor, como dice 2 Corintios 5:14-15 (Pues el amor de Cristo nos apremia, habiendo llegado a
esta conclusión: que uno murió por todos, por consiguiente, todos murieron;

15 y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y
resucitó por ellos.) te rogamos Padre que aquellas verdades que cada día nos revelas por
medio de tu Palabra sigan formando aquella predisposición de servirte sin alguna condición de
por medio. Que nuestro servicio ya no siga siendo algo esporádico, algo gradual, sino que siga
siendo permanente, constante, junto con el gozo y el deleite al hacerlo para ti. Ayudanos a
que nuestro servicio sea cada vez más sacrificial como fue el servicio de nuestro Señor
Jesucristo quien dio su vida por nosotros tu pueblo. Te lo pedimos Señor, en el Nombre de
Jesús.

También podría gustarte