Está en la página 1de 8

Si ya soy fundamentalmente libre, entonces ¿por qué no me siento como si

fuera libre?
El único obstáculo es tu creencia de que eres una entidad independiente. Ese
es el único obstáculo. Estás atrapado en esta creencia. Pertenece a una
personalidad inventada por la sociedad, la educación, la experiencia, las
creencias, la información de segunda mano y todo tipo de lecturas. Te has
identificado con este ficticio "yo" y vives desde este punto de vista. Miras y
contactas con el entorno desde este punto de vista. Como la personalidad es
un objeto como cualquier otro, vives en una relación objeto-objeto.
¿Qué sucede cuando te das cuenta de ello? El momento en que te das cuenta
de ello es la oportunidad más importante, una oportunidad de ver cómo actúa
este entendimiento sobre ti. Hasta ahora, tu cerebro ha funcionado con el
patrón de verte a ti mismo como alguien, y cuando este patrón de repente se
derrumba hay una reorquestación de toda tu energía, una transformación de tu
ser. El viejo reflejo, que está tan arraigado, puede aparecer de vez en cuando,
pero ahora eres consciente de él. Ignóralo y luego olvídate de él. ¿Por qué
encerrarte en una pequeña jaula? Tú eres el todo, lo global.
¿Es este entendimiento —en el que uno se ve a sí mismo como alguien— la
iluminación, o es un presentimiento?
Este entendimiento libera a la mente de los pensamientos erróneos. Viene de
tu verdadera naturaleza. A menudo, la mente se apropia de nuevo del
entendimiento, y aparece como un punto, una experiencia en el espacio y el
tiempo. El entendimiento mismo es constante.
¿Es el entendimiento de que no eres la personalidad el rayo de luz en la
habitación oscura?
Sí, pero tú estás todavía en la habitación oscura, aunque haya luz en ella.
Debes darte por entero a esta luz, y te llevará hacia su fuente. Entonces llegará
un momento repentino en que ya no estarás en la oscuridad en absoluto, sino
que serás completamente absorbido por la luz. Esta fue mi experiencia.
La mente se identifica con los objetos, pero ella gobierna. ¿Hay algo más,
aparte de simplemente estar abierto, que ayude a la mente a dejar su dominio?
El estado natural es un no-estado de no-conocimiento, de no-conclusión.
Cuando hay conocimiento, hay un estado. Pero tu verdadera naturaleza es no-
conocimiento. Es una total ausencia de todo lo que crees que eres, que es todo
lo que tú no eres. En esta ausencia total de lo que no eres, hay presencia. Pero
esta presencia no es tuya. Es la presencia de todos los seres vivientes. No
debes tratar de estar abierto. Ya eres abierto. Cuando dices: "Tengo que estar
abierto", estás creando un estado. Cuando dices: "Voy a meditar", haces un
estado de ello. Tú eres meditación. Cuando entras en el estado llamado
meditación o apertura, eres como un burro en un establo.
¿Qué es la inteligencia?
La inteligencia es comportamiento espontáneo. Es creatividad. Cuando te
liberas de la persona, del "yo-concepto", cuando te liberas de la memoria
psicológica, entonces estás abierto a la inteligencia. Esta inteligencia está en ti,
no está fuera.
¿Entonces no existe tal cosa como una persona más inteligente o menos
inteligente?
Cuando eres inteligente, no hay ninguna cantidad o cualidad para esa
inteligencia. Es actuar correctamente. Por actuar correctamente me refiero a
dejar que la situación te diga lo que necesita, no decirle tú a la situación lo que
necesita. Cuando te quedas al margen y esperas pacientemente a que los
hechos se desarrollen, sin duda te sorprenderás por lo que la situación te dice.
Entonces actuarás espontáneamente sin la premeditación que acompaña al
ego. Esta espontaneidad no pasa por la mente discriminatoria. Tampoco puede
confundirse con la impulsividad, que sólo aparentemente no pasa por la mente
discriminatoria, pero que se basa en los viejos patrones de comportamiento,
reacciones. La acción espontánea, inteligente, ocurre de forma natural en el
momento de percepción pura, percepción sin conceptualización.
En muchas de las enseñanzas de las diferentes tradiciones y sistemas
filosóficos, se nos alienta a vivir con una cierta medida en nuestras vidas. Por
ejemplo, nada en excesos, el Camino del Medio y así sucesivamente. O se nos
dice que sigamos una determinada dieta o estilo de vida. ¿Qué piensa usted de
esto?
A nivel fisiológico, se podría decir que somos lo que absorbemos. Tan pronto
como entras más en contacto con el funcionamiento y las sensaciones de tu
cuerpo-mente, verás cómo las cosas que absorbes actúan en ti. Te darás
cuenta de cómo lo que ingieres, no sólo por la boca, sino también a través de la
piel, afecta a cómo te levantas por la mañana, cómo sientes el cuerpo por la
mañana. Estarás interesado en cómo aparece el cuerpo antes de ir a dormir
por la noche, o después de una siesta por la tarde. Pero todo esto requiere de
observación, no la concentración de un perro de caza, sino una observación
relajada sin ninguna intención asociada. Entonces, en esta observación libre de
reacción, actuarás inteligentemente. Cuando sientas una carencia añadirás
ciertos elementos, y donde sientas una pesadez omitirás ciertas cosas, hasta
que llegues al cuerpo orgánico, en que la energía expandida de luz del cuerpo
es liberada. Ningún sistema puede llevarte a conocerte a ti mismo de esta
manera. Sólo la observación sin reacción, viendo los hechos tal como son.
Todo esto está en el nivel de la observación. Simplemente observa con
franqueza, y llegarás a la manera correcta.
¿Cuál es el papel del sexo en la vida?
Cuando amas a alguien y eres, tú mismo, amor, verás en el otro sólo amor. Y
puede llegar un momento, que no puedes proyectar, en que desearías que esta
unidad se exprese también en el nivel de la sensación corporal. Es un acto
puro de amor. Hacer el amor debe ser entendido de este modo; de lo contrario,
es una desviación. Pero no es necesario que el amor verdadero llegue a una
relación sexual. La unidad puede expresarse en una mirada, una caricia, un
olor.
¿Por desviación quiere decir un acto de placer, una especie de escape, y no
una expresión de la alegría de la unidad?
Cuando buscas el placer, también hay dolor.
¿Qué hay de hacer el amor para tener hijos? ¿Es una desviación?
No, si es para hacer que la unidad se concrete de una manera determinada. Un
niño idealmente es el resultado de la unidad donde no hay amante ni amado,
sólo amor.
Si el amor, donde no hay amante ni amado, es atemporal, entonces desde en
el punto de vista final, no social, ¿no puede haber un momento atemporal de
unidad, incluso cuando no existe una relación de larga duración?
Estoy de acuerdo perfectamente. Pero donde hay intención, tener placer o
hacer un niño, la unidad no se expresa, porque todavía hay una dualidad —
alguien queriendo algo. Hay tensión y anticipación. Y es interesante que
muchas veces el niño no aparece, porque se impide que el amor se exprese
plenamente.
¿Qué piensa usted de las tradiciones religiosas que dicen que sólo se debe
hacer el amor para traer niños al mundo y no por cualquier otra razón?
No hay un "debe". Cuando hay un momento para demostrar amor, es un
comportamiento espontáneo, y este comportamiento espontáneo es un
comportamiento correcto.
¿Cuándo es el arte un verdadero arte? ¿Es cuando no tiene un propósito o
causa?
En primer lugar, dejemos claro lo que es el arte. Yo diría que el productor de
arte está en una posición de agradecimiento. Digo una posición de
agradecimiento porque da gracias por permitir estar. Permitir estar en esta
alegría, en esta ecuanimidad, le lleva a producir arte y compartir esta alegría
con los demás. Así que el arte, en cierto modo, apunta directamente a nuestra
verdadera naturaleza.
La ciencia de la creación de arte es liberar nuestra expresión de la parte
material. Con esto quiero decir que la creación debe llevarnos más allá de los
cinco sentidos. Tiene que liberarnos de la materia y también de las ideas. El
arte debe ser concebido de tal manera que se encuentre con el observador.
Para hacer esto, para llegar a este encuentro con otros, tiene que haber
espacio para que el observador participe. Esto significa que uno debe saber
exactamente dónde detenerse. Cuando usted sabe realmente dónde
detenerse, que no ponerse, hay una unión del artista y la persona que lo mira,
porque el observador es invitado a participar, para completar la obra. Este es el
caso de la pintura, la música, la arquitectura, la poesía, la danza. Este
encuentro es el objetivo, si podemos hablar de un objetivo, de la obra de arte.
¿Así que cuando hay demasiadas palabras o imágenes, cuando la obra está
demasiado ocupada, el observador no tiene ningún espacio libre para ser
creativo?
Exactamente. Debe haber espacio en la obra, y este espacio sólo puede
aparecer cuando el artista como "artista" está ausente. Cuando el artista se
pone a sí mismo en la obra, deja de ser arte para convertirse en una pieza de
auto-expresión, a menudo adecuado sólo para su discusión en el diván del
psicoanalista. Cuando no hay nadie escribiendo o pintando, automáticamente
habrá una economía de expresión. Mira cómo un par de imágenes en unas
pocas líneas de la poesía haiku puede evocar todo un mundo de emoción en el
lector. Eso es un ejemplo de lo que quiero decir.
Si podemos dar un ejemplo del teatro, ¿en qué momento debe detenerse el
actor, para tener este encuentro con el espectador?
Depende de qué tipo de obra se trate. Pero, en cualquier caso, el actor debe
ganarse a la audiencia. No debe dominar con su personalidad o su técnica.
Pertenece al gran arte del actor dar la cantidad correcta de estímulo. Si se da
demasiado poco, su papel es suave como un plato insípido. Si se da
demasiado, el público tiene náuseas. El actor da a la audiencia la oportunidad
de que sea creativa para completarlo. En el completar está la alegría de crear
juntos. Así que el miembro de la audiencia se encuentra en un estado pasivo-
activo. Él escucha y al mismo tiempo completa lo que no ha sido
conscientemente revelado. El arte es expresar lo inexpresable.
¿Al no expresarlo… ?
Sí. Cuando no hay interferencia del "yo", hay economía de expresión. Pero
demasiada economía de expresión es también una interferencia, porque hay
demasiada volición en ello. No interferir es interferir.
¿Qué es la felicidad?
Cuando dices: "Soy feliz", no eres feliz, porque en este momento has creado un
estado de felicidad. Cuando eres realmente feliz, no piensas en decir: "Soy
feliz", porque en ese momento de felicidad no hay un conocedor de la felicidad,
y tú estás en tu gloria, tu totalidad, tu globalidad. La felicidad es sin causa.
Crees que tiene una causa —un coche precioso, una mujer hermosa, una gran
cantidad de dinero, una buena casa, un trabajo prestigioso. Pero cuando miras
profundamente, descubrirás que cuando eres realmente feliz, sólo hay felicidad
sin nadie que sea feliz y sin causa de la felicidad. Esta es tu verdadera
naturaleza. Lo que impide que vivas tu verdadera naturaleza, la felicidad, es
que, consciente o inconscientemente, proyectas una causa.
Muchos deseos surgen en la vida diaria y me causan una agitación continua.
¿Qué debo hacer con estos deseos?
Cuando miras muy profundamente en el motivo de tus acciones en la vida
diaria, verás que son generalmente para la supervivencia del "yo-concepto", la
persona. Es importante ser consciente de esto. Cuando realmente sientas en ti
el deseo de ser feliz, sigue totalmente este deseo. Fundamentalmente, todo
deseo conduce a la fuente del deseo, el deseo de ser sin deseos, de estar libre
del deseo. Pero debemos seguir al deseo como seguimos la sombra
proyectada por un árbol. Esta conduce al árbol.
¿Podemos distinguir varios tipos de deseo, o es el deseo uno?
El deseo viene de lo que más deseas. Ser uno mismo viene de uno mismo.
Cuando sigues el deseo, llega un tipo de reorquestación de la energía donde
toda la energía dispersa se centraliza. Así que es inútil decir: "debes ser de
esta manera, debes ser de esa manera". Esta manera o esa manera son el
resultado de la experiencia, profunda experiencia.
Es un hecho que estamos identificados con lo que llamamos el cuerpo denso,
porque si una persona querida para nosotros muere, a menudo no podemos
superar el dolor, la pérdida. ¿Qué puede decir sobre esto?
La persona, antes de morir, debe liberarse del cuerpo-mente. Si la persona no
está, en la vida diaria, realmente libre del cuerpo-mente, es muy difícil estar
libre cuando llega el último momento antes de la muerte. La gente alrededor de
la persona que está muriendo puede ser un obstáculo, porque la familia y los
amigos mantienen un control sobre la personalidad y no dejarán ir al
moribundo. Esto se aplica no sólo a los presentes, sino a los ausentes. Muy a
menudo, la familia es un obstáculo.
A veces, en reuniones como ésta, me surgen preguntas que siguen siendo
incompletas y no pueden ser expresadas. ¿Podría decir algo sobre esto?
Cuando tu pregunta no se formula, simplemente quédate en silencio. Es
solamente en tu quietud que la pregunta puede aclararse.
¿Es importante, entonces, que la pregunta sea claramente formulada?
Sí. Pero no hay que anticipar una respuesta. Quédate con la pregunta,
entonces estarás abierto a la respuesta. La respuesta verbal sólo puede ser
una sugerencia. La respuesta formulada nunca es (…) nivel debe morar en
silencio. Debe morar en la conciencia. Entonces se comprende completamente.
Lo que aparece es la pregunta, pero lo que no aparece será la respuesta. Viva
completamente esta ausencia de formulación. En el plano de la mente usamos
símbolos, pero tenemos que llegar a lo que los símbolos simbolizan. Cuando
tenemos una pregunta, tenemos que vivir con la sensación del cuestionamiento
y no forzar una conclusión.
Si tratamos de entenderla a través de la memoria, el pasado, nunca nos dará la
respuesta total. Cuando vives con la pregunta amorosamente, sin tocarla, ni
forzarla, es como un niño, que un día tal vez te dirá su secreto.
¿Qué es lo que nos puede ayudar a discernir entre la respuesta que viene de la
mente y la respuesta que viene del silencio?
La comprensión que viene de la mente está todavía en conflicto.
Comprendiendo que viene del silencio vuelves a conocerte a ti mismo en el
silencio.
No debe haber ningún pensamiento de deseo en tu escucha. Debes aceptar los
hechos. La solución está en los hechos, y la respuesta está también en los
hechos. Aceptando los hechos significa ver las cosas tal como son. En esta
aceptación sin reservas de los hechos, la verdad se revela. Se revela en tu
aceptación, que es una sensación global. La mente sólo puede ser clara
cuando está fundamentada en tu totalidad, tu globalidad. De lo contrario, la
mente funciona en fracciones. Tú sólo puedes conocer realmente los hechos
desde tu totalidad, donde no hay un conocedor, ni una fracción, sólo hay
conocimiento. A veces el ego aparece y cuestiona la totalidad y te arrastra de
nuevo a la duda. No debemos caer en la trampa.
¿No le parece que la duda, un cierto escepticismo, es una herramienta muy
importante que nos evita caer en las creencias?
No. Escepticismo es anticipación. ¿Cómo se puede llegar a la comprensión
mediante la proyección de un resultado? En la duda nunca se puede ser feliz.
El tener predilección por los sistemas de creencias viene de una mente
perezosa que está buscando una solución rápida. Una mente inquisitiva, no
una mente escéptica, es la única herramienta necesaria.
En muchas escuelas o enseñanzas se dice que debemos ayudar a nuestros
semejantes. A menudo, este "deber" no viene automáticamente a la persona.
¿Cuál es su opinión?
El "deber" nunca es espontáneo. Cuando la vida te pide ayuda, ayuda. Pero no
te conviertas en un "ayudador", un ayudador profesional.
El ideal es ayudar de forma espontánea. Pero hasta que se alcance ese punto,
¿es el "deber" una manera útil de hacerlo?
El "deber" te hace una persona torpe y estúpida. Libérate del "deber". Cuando
un niño tropieza y se cae, no piensas: "¿debo levantarlo?" Simplemente lo
haces. Cuando tienes sed, simplemente tomas una bebida o un vaso de agua.
No hagas un problema en la vida donde no hay ningún problema.
A veces la ayuda supone un coste psicológico.
¿Quién sufre?
Quien trata de ayudar.
Pero, ¿quién sufre? Descubre quién. ¿Quién es este yo? Sólo un objeto puede
sufrir, pero tú no eres un objeto. Tú conoces el sufrimiento, eres el
conocimiento del sufrimiento.
Pero no he alcanzado ese punto en el que soy el conocedor del sufrimiento.
No has comprendido. Tal vez mañana por la mañana lo entiendas.
Por favor háblenos de lo que se conoce como satsang.
Primero dime lo que entiendes por satsang.
El significado habitual de la palabra es que estás en buena compañía, cerca de
alguien que ha sido bendecido.
Pero eso depende completamente de la postura que tomes. Desde el nivel de
la mente, el nivel del "yo", nunca estás en buena compañía. Estás
constantemente en "yo quiero, yo necesito, yo debo". Desde aquí nunca
puedes ser, o tener, buena compañía, porque la buena compañía empieza por
uno mismo. Un maestro no se ve a sí mismo como un maestro. Él o ella dan sin
pedir nada a cambio. Se ve a sí mimo como nada, y de esta manera despierta
la nada en ti cuando dice: "Tú eres nada". Esa es la unión real. Esa es la
compañía perfecta.
Usted dice que el maestro no pide nada. ¿No tiene el maestro entonces
esperanzas o expectativas hacia el discípulo?
Para el maestro todo es posible. Enseña lo que la vida le pide en el momento
mismo. Él no anticipa ningún resultado. Está completamente en el presente.
¿Qué es lo que más quiere un maestro en su discípulo?
Que esté libre de sí mismo. Entonces hay unión en el amor.
¿Y cuáles son las cualidades de un buen discípulo?
Afán. El profundo deseo de liberarse de sí mismo, la personalidad, eso que él o
ella no es. Uno debe estar maduro para buscar la libertad. Mira la cantidad de
energía que gastas en hacer dinero o en complacer a tu amante o en mostrar
tu personalidad. Mira la cantidad de energía que gastas para ser admirado.
Empieza dando una fracción de este afán a la indagación de ti mismo, y verás
qué sabor tan hermoso tiene. Esta belleza te solicitará y te llevará más allá de
todas las expectativas.
¿Está equivocada la persona que quiere hacer muchas cosas en la vida?
¿Cuál es el objetivo de hacer muchas cosas? ¿Cuál es el motivo de hacer
muchas cosas? ¿No ves en este preciso momento lo absurdo que es?
Entonces...
Es posible que quieras hacer muchas cosas porque te gusta hacer muchas
cosas. No es necesariamente una enfermedad.
No es más que un escape, porque no has sido profundamente orientado y por
lo tanto te sientes aburrido.
¿Qué es la avaricia espiritual? ¿La necesidad de aprender más y más?
¿Quieres decir aquí que ciertas cosas no son espirituales? Todas las cosas son
espirituales, y todas las cosas son belleza.
Si lo que el hombre busca está en él, ¿por qué lo ha olvidado? ¿Por qué no es
realizado cada día?
¡Otra vez el por qué! No hay nada espiritual o no espiritual. Todo es espiritual.
Todo se vuelve espiritual en el momento en que se refiere a su trasfondo, al
silencio. Es el silencio lo que hace a un objeto sagrado. Es sagrado cuando se
refiere a la conciencia final. Entonces deja de ser un objeto, debido a que es
una expresión de la consciencia, una extensión de la consciencia. No lo
olvides; no hay dos, sólo hay uno.

También podría gustarte