Está en la página 1de 6

1

APUNTES SOBRE EL ROMANTICISMO

Para comprender en su totalidad el movimiento artístico denominado como


romanticismo, es necesario primeramente tener en cuenta los acontecimientos
históricos que otorgaron a un momento histórico, una conciencia en contra del
Antiguo Régimen.

En este sentido, el romanticismo, no puede ser visto tan sólo como un movimiento
artístico, ya que también fue ideológico y político, fenómeno que en gran medida
es de carácter burgués y extraordinariamente nuevo, ya que otorga especial
importancia al sentimiento. Su característica fundamental fue la ruptura con la
tradición clasicista basada en un conjunto de reglas estereotipadas. La libertad
auténtica es su búsqueda constante: es una manera de sentir y concebir la
naturaleza, la vida y al hombre mismo. Por lo cual, se presenta de manera distinta
y particular en cada país donde se desarrolla; incluso dentro de una misma nación
se desarrollan distintas tendencias en todas las artes.

Respecto a la periodización del romanticismo, es difícil precisar fechas exactas, tan


sólo se puede comentar que inicia a finales del siglo XVIII, y que durante la primera
mitad del siglo XIX se extiende por toda Europa. Pero cabe resaltar, los
acontecimientos que fomentaron una mentalidad de libertad y cambio en los
europeos:

• La Revolución Industrial iniciada en Inglaterra alrededor de 1760, produjo el


crecimiento sin precedentes de una nueva clase social, la burguesía, que
comienza a consolidar su rol económico, al mismo tiempo que empieza a
exigir una mayor acción política y a delimitar los privilegios de la nobleza y
de la iglesia. Se sientan así, las bases del liberalismo político y económico.

• Durante 1789 en Francia se inicia la Revolución Francesa, la cual afirma la


libertad, la igualdad y la fraternidad de todos los individuos que conforman la
sociedad de un Estado, atacando a los privilegios otorgados a la nobleza y la
aristocracia. Como consecuencia de este cambio, se romperá el tipo de
sociedad absolutista estamental del siglo XVIII.

• Ambos acontecimientos, fueron el basamento sobre el que se desarrolla el


ideal de libertad en la sociedad, ideal que da paso al sentimiento, la
exaltación de las pasiones, la intuición y la libertad imaginativa en las artes.

CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL ROMANTICISMO

• De manera casi pareja al neoclasicismo pictórico habían ido surgiendo


tendencias que se han agrupado después bajo la denominación de
Romanticismo. El Romanticismo no fue una escuela, tal como entendemos
este término en el siglo XX; más que otra cosa parece la manifestación de un
determinado estado de ánimo que en pintura, y en escultura, busca en la

Apunte de cátedra, Historia del Arte del siglo XIX año 2010, comisión Marisa Gallo
2

mayoría de los casos la afirmación de la individualidad, la exaltación de la


libertad y la crítica a una realidad que no acaba de convencer.

• Por otra parte, entre los historiadores del periodo existen dos opiniones
fundamentales: la de los que creen que se trata de un movimiento
reaccionario con los ojos más puestos en el pasado que en el presente y la de
quienes piensan que en muchos de sus planteamientos generales se basa el
desarrollo posterior del arte del XIX y el XX.

• Los artistas románticos abarcan un enorme campo de motivaciones de las


que pueden encontrarse antecedentes en la obra del inglés William Blake,
pintor de orígenes neoclásicos, capaz de transmitir a través de sus poemas y
sus dibujos coloreados la insatisfacción del individuo por la pérdida de un
paraíso más pleno que nos ofrece con una iconografía de formas rotundas y
con ansias de intemporalidad; otro pintor que trabaja en Inglaterra en el
cambio de siglo es el suizo Johann H. Fuseli quien realiza composiciones
llenas de fantasías sexuales y de inquietantes monstruos. Pero los monstruos
no sólo estaban en la imaginación; la experiencia de las guerras napoleónicas
había determinado la evolución de Francisco de Goya quien muestra en toda
su crudeza -Dos de Mayo, Fusilamientos de la Moncloa, Desastres de la
Guerra- la desesperación a la que se ven sumidos quienes han perdido la
confianza en la razón y la lógica para transformar la realidad, una realidad
que se muestra cada vez más brutal y así será recogida en las tremendas
Pinturas Negras. Estos artistas son excelentes ejemplos del concepto de
sublimidad que se incorpora a la estética dieciochesca y abre paso a nuevas
concepciones del arte no centradas únicamente en la valoración de la idea de
belleza.

CARACTERÍSTICAS FORMALES Y ESTILÍSTICAS DEL ROMANTICISMO

• El arte deja de regirse por la doctrina del Clasicismo.

• El objetivo principal del arte no es la belleza, sino la expresión y sentimientos


que pueden abrir horizontes mucho más amplios.

• Emerge un deseo de que aparezca lo nuevo, insólito, oculto, reprimido, en


una palabra, lo sublime, lo que está más allá del límite. Esta ansiedad
provoca mucho más placer estético que la belleza.

• Prima la subjetividad en detrimento de lo objetivo. Por medio del arte se


intenta expresar el mundo interior del artista, aunque para ello haya que
recurrir a mundos oscuros, penumbras o sueños.

• Cobra importancia el tema de la magnitud. Se siente el mundo como algo


inabarcable a lo que el hombre es incapaz de llegar. Esto genera un
sentimiento de inferioridad y una angustia ante las fuerzas incontrolables de
la Naturaleza.

Apunte de cátedra, Historia del Arte del siglo XIX año 2010, comisión Marisa Gallo
3

• Impera la Historia Nacional. En el Romanticismo se alza el orgullo de las


lenguas locales, las raíces profundas de los pueblos natales. Se buscan los
orígenes remotos de lo primigenio.

• Amor a la Edad Media y sus valores: ruralización, feudalismo y por lo general,


todo aquello que rechazaba el racionalismo ilustrado.

• Hay una vivencia profunda de la religión.

• Se impone el gusto por lo exótico. Se valora lo distinto, de ahí que la mirada


se fije profundamente en mundos orientales.

EL ROMANTICISMO ESPAÑOL: GOYA

• La aparición del Romanticismo en España se produce como ya se ha dicho,


desde el auge de la burguesía y la valoración que esta clase social daba al
individuo y la subjetividad, como clase que se había hecho a sí misma frente
al dominio de la aristocracia. La burguesía acarreaba una ideología propia: el
liberalismo, así como un sentimiento político muy determinado, el
nacionalismo.

• Este hilo conduce a los factores nacionales que configuraron el Romanticismo


español: por una parte, un romanticismo temprano, popular, más como un
sentimiento que como un sistema de pensamiento. Éste vino determinado por
la invasión de España por las tropas napoleónicas. La Guerra de
Independencia española fue la primera guerra romántica de la Historia,
llevada a cabo por el pueblo, organizado espontáneamente en guerrillas para
combatir al invasor extranjero.

• Curiosamente, este deseo de defender la patria frente al extranjero era una


idea inculcada por el enemigo, Francia, la Ilustración y el propio Napoleón,
que utilizaron este principio para potenciar su propia fuerza, y al transmitirlo
a los territorios conquistados sentaron las bases de la rebelión. Ese
romanticismo popular es de fecha temprana, idealista, liberal y produjo la
primera Constitución española, promulgada en Cádiz en 1812. El mejor
retratista de la época fue Goya, el primer pintor romántico español.

• Y por otra parte, existe un romanticismo histórico como movimiento


intelectual definitorio del segundo tercio del siglo XIX, encaminado a exaltar
los valores nacionales, que se buscan en el pasado español, concretamente
en el Siglo de Oro: cenit de la cultura y el genio español. Unidos a los valores
tomados del Neoclasicismo español, y valores heredados de la Ilustración
francesa.

EL ROMANTICISMO FRANCÉS

Apunte de cátedra, Historia del Arte del siglo XIX año 2010, comisión Marisa Gallo
4

• Francia se deslizó desde los ideales exaltados de la Revolución hacia el


imperialismo de Napoleón, de igual manera que transcurrió el camino del arte
desde el Neoclasicismo hacia el Romanticismo.

• Las guerras napoleónicas fueron las primeras en recurrir al patriotismo del


pueblo como factor militar, puesto que el suyo fue el primer ejército nacional
y no mercenario, contratado por el rey. Los soldados de Napoleón luchaban
por su patria y no por el dinero de un rey extranjero.

• Esto provocó una manera diferente de entender la guerra, en la cual el ardor


de los combatientes era distinto, así como el sentido de su muerte. Por
primera vez el jefe es secundario frente a la figura del héroe anónimo.

• El tema de los horrores de la guerra aparece en el Prerromanticismo,


dominado por las tendencias estéticas clasicistas. Junto a las novedades
literarias románticas europeas, como Tolstoi o Stendhal, que igualmente
retrataron los efectos de la guerra.

• El Romanticismo pleno se sintió a partir de 1830. Se estrenó la obra


"Hernani", de Víctor Hugo, y el teatro terminó siendo el escenario de una
batalla campal entre clásicos y románticos.

• Frente a esta irrupción violenta del sentimiento, el panorama pictórico sigue


rendido a los pies de Ingres y al academicismo. Tendrá que ser Géricault, con
su agitada vida personal, quien sacuda a los jóvenes pintores y los introduzca
de lleno en una estética nueva.

• Los componentes principales del Romanticismo francés fueron el


mantenimiento del canon clásico en las figuras, pero con una mayor libertad
en el uso del color y de la luz, así como en composiciones casi agresivas en
el dinamismo de sus complejos escorzos.

• La mezcla de clasicismo y sentimiento lo aproximan estéticamente al


Romanticismo alemán y al español respectivamente. En paralelo se
desarrolló una Escuela de paisaje, en el cual destacaron Chassériau y
Meissonier, que sientan las bases para el paisajismo que conformaría
posteriormente a la Escuela de Barbizon y el estilo de Corot, precedentes
inmediatos del Impresionismo.

EL ROMANTICISMO FRANCÉS: GÉRICAULT

• Géricault es ante todo, el pintor de la explosión vital que condensa en sus


lienzos. Y de la violencia con que animales o personas (Oficial de cazadores a
caballo, 1812), son sometidos a presiones extremas . Como la escena que
representa en La balsa de la Medusa (1819), su obra más significativa y la
que más escándalo suscitó debido a que reflejaba un hecho real en el que se
llegó al canibalismo. Pero también como en sus estudios de cabezas
guillotinadas o en sus retratos de enfermos mentales.

Apunte de cátedra, Historia del Arte del siglo XIX año 2010, comisión Marisa Gallo
5

• Géricault es también prototipo de artista romántico, muerto joven en un


manicomio, dentro del cual realizó extraordinarios apuntes de los otros
enfermos mentales. Fue el modelo para la generación romántica, en especial
de Delacroix, ambos se rinden homenaje mutuo en sus cuadros (el caso más
conocido es el de la Balsa de la Medusa, de Géricault, y la Barca de Dante, de
Delacroix, en las cuales se copian y retratan recíprocamente).

EL ROMANTICISMO FRANCÉS: DELACROIX

• La figura que mejor representa el romanticismo pictórico es Eugène Delacroix


(1789-1863), compañero de estudios de Géricault y líder indiscutible del
romanticismo después de la prematura muerte de éste.

• Delacroix cultiva casi todos los géneros, incluido el religioso.

• Estaba convencido de la capacidad de las artes plásticas para mover los


sentimientos de mejor modo que las palabras.

• Partidario decidido del color prefiere inspirarse en Rubens y en los


venecianos antes que en cualquier otro antecedente.

• Muy pocos artistas, tuvieron tanta importancia y reconocimiento en el primer


tercio del siglo XIX.

• Sus temas son múltiples, sus obras representan la soledad del individuo
como en Don Juan o La barca de Dante (1822); el espíritu revolucionario de
la burguesía del año treinta, como en La Libertad guiando al pueblo (1831) o
la independencia de los pueblos, como en Matanzas de Quíos; también el
pasado medieval, como en Los cruzados en Constantinopla, o los temas
clásicos, como Medea, o el exotismo (visitó Marruecos en 1832) como en La
muerte de Sardanápalo (1827), Mujeres de Argel (1834); todo esto explica su
reconocimiento como el pintor emblemático del romanticismo, aunque pocas
cosas en su vida concuerdan con la imagen que tenemos de un artista
romántico, tanto por sus dinámicas composiciones como por el uso libre,
aunque riguroso del color, lo que le hizo ser muy apreciado por los
impresionistas y por Seurat.

• Calificado por Baudelaire como el "más moderno de los artistas", Delacroix


despreciaba su época, odiaba el progreso y era conservador en sus gustos y
actitudes; considerado de manera unánime la encarnación del Romanticismo
en Francia, el pintor desdeñaba esta consideración y se reafirmaba como
pintor clásico, respetuoso de la tradición, aunque no del academicismo.
Ferdinand Eugéne Victor Delacroix es la materialización consumada de las
paradojas del movimiento romántico.

• Su familia era un acabado ejemplo de la burguesía del Antiguo Régimen que,


gracias a los cambios revolucionarios, se había visto promovida a los más

Apunte de cátedra, Historia del Arte del siglo XIX año 2010, comisión Marisa Gallo
6

altos cargos de la Administración. Eugène se criará en un ambiente selecto y


cultivado, propio de su clase y de las amistades y familiares que le rodeaban.

• En el Salón, al que se presenta por primera vez en 1822, expone La Barca de


Dante, que causa gran sensación y lo sitúa en la cima de la joven generación
de pintores románticos, junto a Géricault. Desde este momento las miradas
de los grandes pintores que no se alinean en las filas davidianas, se dirigen
hacia él. Este éxito, le animan a adoptar una activa vida social, frecuentando
los teatros y conciertos, siguiendo a su admirado Mozart por encima de los
autores contemporáneos como Beethoven. Con ello demuestra una de sus
más acendradas cualidades: Su gusto por lo clásico, por la razón, por el
sometimiento de la enorme fuerza interior bajo un férreo manto.

• Aunque no toma parte activa en la revolución de 1830, su siguiente obra


maestra, presentada en el Salón de 1831, La Libertad Guiando al Pueblo, es
el compendio de todas las inquietudes políticas y sociales del momento,
comprada por el Estado, que además le otorgó la Legión de Honor.

EL ROMANTICISMO ALEMÁN

Características generales:

- Individualismo

- Insatisfacción ante el entorno

- Amor a la libertad y a la naturaleza

- Simpatía por el nacionalismo

Apunte de cátedra, Historia del Arte del siglo XIX año 2010, comisión Marisa Gallo