Está en la página 1de 13

Señores

Árbitros
Tribunal de Arbitramento
CENTRO DE CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE
Cámara de Comercio de Manizales
Ciudad

PROCESO: ARBITRAL
ACCIONANTE: JUAN BERNARDO BOTERO BOTERO
ACCIONADOS: EMPOCALDAS S.A. E.S.P.

ASUNTO: ALEGATOS DE CONCLUSIÓN.

ANGELA MARÍA ZULUAGA MUÑOZ, identificada como aparece al


pie de mi firma, y conocida en el proceso de la referencia como
apoderada judicial de EMPOCALDAS S.A. E.S.P, de acuerdo al
poder debidamente otorgado por el Doctor JORGE ENRIQUE
ZULUAGA VILLEGAS, en calidad de Gerente, procedo a presentar
los alegatos de conclusión en los siguientes términos:

EL RÉGIMEN DE CONTRATACIÓN DE LAS EMPRESAS DE


SERVICIOS PÚBLICOS DOMICILIARIOS COMO EMPOCALDAS
S.A. E.S.P ES EL PRIVADO.

Las empresas de servicios públicos domiciliarios cuentan con un


régimen jurídico especial, el cual se halla contenido en la Ley 142
de 1994. Específicamente en lo relacionado con el régimen de
contratación el artículo 31 de dicha ley, modificado por el artículo
3º de la Ley 689 de 2.001, señala:

“los contratos que celebren las entidades


estatales que prestan los servicios públicos a los
que se refiere esta ley no estarán sujetos a las
disposiciones del Estatuto General de
Contratación de la administración Pública, salvo
en lo que la presente ley disponga otra cosa”.

Por su parte el parágrafo del mismo artículo señala el único caso


en el cual se contrato se rige para todos sus efectos por el
Estatuto General de Contratación de la Administración Pública:
“Parágrafo.- Los contratos que celebren los
entes territoriales con las empresas de servicios
públicos con el objeto de que estas últimas
asuman la prestación de uno de varios servicios
públicos domiciliarios, o para que sustituyan en
la prestación a otra que entre en causal de
disolución o liquidación, se regirán para todos
sus efectos por el Estatuto General de
Contratación de la Administración Pública”

Así mismo es dable hacer mención que cuando en el contrato se


incluyen cláusulas exorbitantes, “todo lo relativo a tales
cláusulas se regirá, en cuanto sea pertinente, por lo dispuesto en
la Ley 80 de 1.993”, según lo estipula el inciso segundo del
artículo 31 de la Ley 142 de 1994, por lo tanto en los contratos
con cláusulas exorbitantes, lo demás que no se refiera a dichas
cláusulas se regirá por el derecho privado.

De otro lado, el artículo 32 de la Ley 142 de 1994, señala lo


siguiente:

“Salvo en cuanto la Constitución Política o esta ley


dispongan expresamente lo contrario, la
constitución, y los actos de todas las empresas de
servicios públicos, así como los requeridos para
administrar y el ejercicio de los derechos de todas
las personas que sean socias de ellas, en lo no
dispuesto en esta ley, se regirán exclusivamente
por las reglas del derecho privado”.

Acorde con lo anterior, cada entidad dedicada a la prestación de


servicios públicos domiciliarios se regirá por las normas y
parámetros establecidos en cada manual de contratación.

Empocaldas S.A. E.S.P., tiene siempre ha tenido su propio Manual


de Contratación para proveer los bienes y servicios que requiere.

Al concurso de méritos Nº. 0093 – 2007 y al contrato Nº. 000104


“Estudios de factibilidad y diseño para el saneamiento básico de
las aguas residuales de 21 localidades en el Departamento de
Caldas”, por medio del cual se adjudicó el concurso, no le son
aplicables las normas contenidas en la Ley 80 de 1993,
incluyendo el numeral 16 del artículo 25, por lo que no puede
predicarse que hubo un silencio administrativo positivo, toda
vez que los actos contractuales y precontractuales de las
empresas de servicios públicos domiciliarios se rigen por
el manual de contratación de cada entidad y por el
derecho privado, habida cuenta también que en el
capítulo 1, en la información específica de los pliegos de
condiciones, particularmente en el numeral 1.1., “BASES
GENERALES”, se indicó: “El presente CONCURSO DE
MERITOS se abre según lo previsto en la Ley 142 de
1.994, Ley 689 de 2.001 y Manual Interno de Contratación
de EMPOCALDAS S.A. E.S.P, y demás normas
complementarias, teniendo en cuenta que existe
disponibilidad presupuestal.

Empocaldas S.A. E.S.P. adelantó el concurso de méritos Nº. 0093-


2007 cuyo objeto fue la elaboración de “… ESTUDIOS DE
FACTIBILIDAD Y DISEÑO PARA EL SANEAMIENTO BÁSICO DE LAS
AGUAS RESIDUALES DE 21 LOCALIDADES EN EL DEPARTAMENTO
DE CALDAS (AGUADAS, ANSERMA, ARAUCA, ARMA, BELALCAZAR,
FILADELFIA, LA DORADA, MANZANARES, MARULANDA,
MARQUETALIA, NEIRA, PALESTINA, RIOSUCIO, RISARALDA,
SALAMINA, SAN JOSE, SAMANA, SUPIA, VITERBO, KM 41 Y
MARMATO…”.

En desarrollo del proceso se presentó solamente una propuesta,


firmada por el Ingeniero JUAN BERNARDO BOTERO BOTERO, por
valor de $1.085.394.422 antes de IVA.

Después de analizada la propuesta el Comité Evaluador la


encontró ceñida a los requisitos exigidos por la entidad y en
consecuencia recomendó la adjudicación.

En el ítem 1.8 de los pliegos, se estableció que dentro del objeto


de la consultoría se incluían los siguientes estudios:

1.8 OBJETO DEL ESTUDIO

Este concurso tiene por objeto la selección de un consultor ya


sea persona Natural o Jurídica que elabore el Estudio de
Factibilidad y diseño para el Saneamiento Básico de las aguas
residuales en las 21 localidades en el Departamento de Caldas
(Aguas, Anserma, Arauca, Arma, Belalcázar, Filadelfia, La
Dorada, Manzanares, Marulanda, Marquetalia, Neira, Palestina,
Riosucio, Risaralda, Salamina, San José, Samaná, Supía, Viterbo,
Km 41 y Marmato), que contenga los siguiente:
“…
a). Diseños definitivos de las alternativas de trazado de
sistemas de colección y transporte de aguas residuales,
ubicación de los lotes de los sistemas de tratamiento de
las aguas residuales y prediseño del sistema de
tratamiento seleccionado.
b) Elaborar para cada localidad
c) Estudio Geológico y Geotécnico de los corredores por
donde serán construidas las conducciones y del sitio de
ubicación de la PTARS.
e)Estudios de impactos ambientales de la alternativa
seleccionada.
f) Elaborar los planes de saneamiento y manejo de
vertimientos de acuerdo a la resolución 1433 de 2004 y
2145 de 2005 emanadas del Ministerio de Ambiente,
Vivienda y Desarrollo Territorial, teniendo en cuenta que
EMPOCALDAS S.A.E.S.P, entregará la información de las
caracterizaciones de las corrientes, tramo, o cuerpos de
aguas receptores, antes y después de cada vertimiento
identificado.

Es importante aclarar en este aspecto que no se cuenta


con los caudales de las descargas y de las fuentes
receptoras, los cuales deben ser medidos por el
consultor.

En el pliego de condiciones, la entidad hizo una descripción


general de las 21 localidades incluidas en el estudio.

Así mismo, se estableció en los pliegos, “… que el consultor


debía recopilar la información cartográfica y topografía de la red
sanitaria y pluvial existente…”.

Mediante oficio calendado el 18 de febrero de 2.008, el


contratista después de hacer unas observaciones al desarrollo
del contrato (en ningún momento sobre las longitudes a diseñar
de interceptores – colectores), solicita a la entidad se amplié el
plazo y se adicione el valor del citado contrato.

Teniendo en cuenta las disposiciones transcritas y por tanto


sobre el régimen privado que rige la contratación en la entidad,
traeremos a colación la definición de contrato de
consultoría de que trata la Ley 80 de 1993, aclarando que
en el derecho privado no existe definición al respecto:

Contrato de Consultoría:

“… Son contratos de Consultoría los que celebran


las entidades estatales, referidos a los estudios
necesarios para la ejecución de proyectos de
inversión, estudios de diagnóstico, prefactibilidad
o factibilidad para programas o proyectos
específicos, así como a las asesorías técnicas de
coordinación, control y supervisión.

Son también contratos de consultoría los que


tienen por objeto la interventoría, asesoría,
gerencia de obra o de proyectos, dirección
programación, y la ejecución de diseños, planos,
anteproyectos y proyectos…”.

La importancia del objeto del contrato en estudio, radica en que


la entidad contara con los estudios de factibilidad y los diseños
para el tratamiento de las aguas residuales en 21 localidades del
Departamento de Caldas, ya que en la actualidad solamente
contamos con una planta de tratamiento de aguas residuales en
el municipio de Victoria y las Resoluciones 1433 de 2004 y 2145
de 2005 emanadas del Ministerio de Ambiente, vivienda y
Desarrollo Territorial, obligan a que al 22 de mayo de 2008, se
deben tener ajustados, los planes de saneamiento y Manejo de
vertimientos para ser aprobados por la Autoridad Ambiental.

En los pliegos de condiciones (1.9.4) se estableció la longitud de


la red de alcantarillado y el número de pozos y en el contrato Nº.
000104 de 23 de agosto de 2.007.

En los términos de referencia se señalaron las longitudes de las


redes se señalaron las longitudes de las redes de alcantarillado y
su número de pozos y no las longitudes de los interceptores
colectores, debido a que dimensionar la longitud total de estos
componentes hacia parte del objeto del contrato, tal como lo
determinó el perito de la Universidad Nacional al expresar:

“a folio 5 establece “ en los términos de referencia del concurso


de méritos Nº. 0093-2007 se dan cifras sobre el número de
localidades, la longitud de los alcantarillados y el número de
pozos a realizar, entre otros datos numéricos pero no encuentro
referencia numérica sobre la longitud de colectores que
transportan el caudal de aguas servidas a las plantas de
tratamiento. En cambio los segundos( hace referencia a los
interceptores – colectores) van hace definidos en campo y son
productos de muy diversos factores, entre ellos: las
características geológicas, la ubicación de la planta de
tratamiento, la disposición urbana del municipio, los sitios de
descarga, etc”

Empocaldas S.A. E.S.P, suministró un documento no de carácter


oficial, con las longitudes estimadas y/aproximadas (flo. 29.
Cuaderno de anexos entregado), denominado “longitudes
preliminares de interceptores – colectores, debido a que
dimensionar la longitud total de estos componentes hacia parte
del objeto del contrato.

EMPOCALDAS S.A. E.S.P, entregó un documento con las


longitudes estimadas y/o aproximadas de los interceptores –
colectores para que el contratista tuviera una base con la cual
iniciar el trabajo, sin ser esto carga u obligación de la empresa,
tal como se puede colegir de lo dictaminado por el profesor
perito en lo que respecta a que la longitud de lo interceptores –
colectores al expresar que los mismos serían definidos en campo
y que serían producto de muy diversos factores, los cuales no
dependían de la información suministrada por mi representada.

En los términos de referencia se definió el objeto a contratar


como fue “OBJETO: EL CONSULTOR SE OBLIGA PARA
EMPOCALDAS S.A. E.S.P A REALIZAR ESTUDIO DE FACTIBILIDAD Y
DISEÑO POR EL SISTEMA DE PRECIO FIJO PARA EL SANEAMIENTO
BÁSICO DE LAS AGUAS RESIDUALES DE LAS 21 LOCALIDADES EN
EL DEPARTAMENTO DE CALDAS (AGUADAS, ANSERMA, ARAUCA,
ARMA, BELALCALZAR, FILADELFIA, LA DORADA, MANZANARES,
MARULANDA, MARQUETALIA, NEIRA, PALESTINA, RIOSUCIO,
RISARALDA, SALAMINA, SAN JOSE, SAMANÁ, SUPIA VITERBO, KM
41 Y MARMATO” (-sft-), lo que significa que precisamente el
estudio tenía que definir la longitud de los interceptores –
colectores de dichas localidades. Allí mismo se indicó la
descripción general de los sistemas de acueducto y alcantarillado
para que el proponente presentara su oferta basado en esta
información.
Es muy claro que el objeto de la consultoría era realizar en dos
etapas el estudio, la primera era la factibilidad para que luego
sobre los resultados de esta se planteara el diseño de los
proyectos de saneamiento básico de las aguas residuales de las
21 localidades incluidas.

Ello conduce a establecer que no existían estudios integrales


previos de la problemática, el consultor tenía que plantear
conceptualmente la manera óptima de lograr dicho saneamiento
con base en el estudio de factibilidad, el cual permitiría analizar
varias alternativas de solución, para luego así proceder a diseñar
la alternativa seleccionada como la más viable, en cuanto a los
aspectos técnicos, constructivos, económicos y ambientales.

Si hubiesen existido estudios previos integrales de la


problemática, lógicamente EMPOCALDAS los hubiese incluido en
el pliego de condiciones como un documento a ser considerado
en los estudios de factibilidad y diseño, pero ello no ocurrió pues
esa información integral no existía, había que producirla con el
estudio de consultoría a contratar en especial en su fase de
factibilidad. La información que requería el consultor desde el
punto de vista técnico para plantear su propuesta, era
básicamente la descripción de las localidades sobre las cuales se
realizaría el saneamiento básico de sus aguas servidas.

El consultor al proyectar su oferta debió haber analizado en cada


una de las 21 poblaciones objeto del estudio, los aspectos de
localización geográfica, características topográficas,
geomorfológicas y geológicas, comportamientos climáticos e
hidrológicos, caracterización de las infraestructuras de servicios
(vías, transporte, salud, educación, etc.), aspectos demográficos,
sociales, económicos y culturales de las comunidades asentadas
en esa regiones, aspectos ambientales (ecológicos,
arqueológicos, etc.), e información sobre los sistemas de
acueducto y alcantarillado existente. Todas estas
consideraciones preliminares permiten a un consultor planificar
las actividades de los estudios y cuantificar los recursos
necesarios en cuanto a personal y otros gastos.

Realmente no se debe considerar que haya sido relevante en la


estructuración de la oferta económica, el predimensionamiento
(longitudes, diámetros, áreas) de las soluciones de ingeniería
(colectores interceptores, aliviaderos, colectores finales y plantas
de tratamiento) para acometer la problemática ambiental.
Es totalmente imposible haber podido prever con cierta
exactitud, a la presentación de la oferta, la ubicación de las
plantas de tratamiento y mucho menos la de los corredores de
los colectores interceptores y finales, por lo tanto se desconocía
también la longitud de estos y sus características. Estos
dimensionamientos serían realmente el resultado de la fase de
factibilidad luego de seleccionar la alternativa óptima, para luego
ser diseñada en la siguiente fase del estudio de consultoría.

En la fase de factibilidad el consultor se obligaba a buscar y


analizar los posibles sitios de planta de tratamiento y por ende la
ubicación de las alternativas de corredores por donde se
proyectasen inicialmente los colectores interceptores que
recogieran las aguas servidas de los distintos e innumerables
sitios de vertimiento de estos, los aliviaderos para separar aguas
lluvias de aguas servidas, y posteriormente los colectores finales
que conducirían las aguas a los sitios potenciales de ubicación de
planta de tratamiento.

Es técnicamente posible pensar que una localidad pudiese haber


tenido 3 o más sitios potenciales de ubicación de planta de
tratamiento, y para cada una de esas alternativas de sitio
pudiesen haberse investigado por lo menos 2 corredores de
colectores finales. Esta gama de probabilidades es lógica en
desarrollo de una fase de factibilidad que pretende determinar la
alternativa óptima (técnica, constructiva, económica y
ambientalmente) para que luego fuese diseñada en la siguiente
etapa. En factibilidad el nivel de investigación de los estudios de
campo se infieren principalmente de información secundaria
existente: cartografía, hidroclimatología regional, estudios de
suelos y geológicos existentes, estudios ambientales y
socioeconómicos, etc. las visitas de campo son primordiales, se
deben consultar en especial los Planes de Ordenamiento
Territorial POT’s de los municipios en sus respectivas alcaldías y
los Planes de Ordenamiento y Manejo Ambiental de las Cuencas
Hidrográficas POMA en CORPOCALDAS.

En fase de diseño, ya seleccionada la alternativa óptima de


solución, se enriquece la información existente con la obtención
directa en campo por parte del consultor, de información
primaria, que en especial para este tipo de proyectos pudiesen
citarse las siguientes actividades: la ejecución de sondeos
manuales de investigación de suelos y los levantamientos
topográficos, lo anterior, aplicable tanto en los corredores de los
colectores interceptores y finales seleccionados, como en el lote
donde se ubicaría en definitiva la planta de tratamiento.

Otro aspecto fundamental, es que es totalmente claro y expreso


que en el objeto del contrato se estableció que la consultoría era
a PRECIO FIJO, y no a precio variable. EMPOCALDAS realizó el
análisis de la oferta técnica y económica del consultor y aceptó
las diferentes condiciones de la misma, entre ellas la económica,
y pactó un valor fijo o global que sería reconocido al consultor
por la ejecución de los estudios de factibilidad y diseño. En
ningún momento se pactó un precio variable o por costos
unitarios, para ello hubiese sido necesario realizar un
seguimiento de ejecución de recursos, gestión que debería haber
realizado la interventoría de los estudios. En resumen, se hizo
una planificación de recursos por parte del proponente, se
analizó, se aceptó, se globalizó y se pactó contractualmente un
precio fijo e inmodificable.

Otro aspecto importante para resaltar, es la aseveración que


hace el profesor perito en el sentido “… las modalidades de
contratación dependen en gran medida de las determinaciones
de las directivas de una empresa y del conocimiento de las leyes
contractuales de los funcionarios de la entidad. La ley permite
una cierta gama de posibilidades de contratación. Como usted
lo dice, se han realizado contrataciones a precio fijo en los
últimos tiempos, ello es válido de acuerdo a la Ley y es válido a
juicio de los contratantes. Que en aquella época los criterios
hayan dio diferentes no invalida ninguno de los procedimientos.
Mi concepto personal es que hay muchos riesgos que se
trasfieren al consultor con esa modalidad, pero si el consultor los
asume, los asume al firmar el contrato, la modalidad es
perfectamente válida”.

Adicionalmente sobre la responsabilidad del consultor o


contratista, afirma que éste “… al presentar la propuesta es
máxima y perfectamente sabe a ciencia cierta de que está
corriendo unos riesgos razonables, y vuelvo a la palabra
razonable, y la ley, en su equidad, exime de responsabilidades
ilimitadas y de hechos de fuerza mayor al contratista. La ley 80,
en mi humilde concepción, dio un enorme paso, con todos sus
procedimientos, para que el contratista o consultor conocieran
con antelación a la presentación de sus propuestas las
características de la obra y de las condiciones de contratación.
El contratista o consultor que no utilice adecuadamente estas
herramientas dispuestas por el legislador incurre en riesgos que
verán afectados sus intereses en la contratación…”, lo anterior lo
reafirma la respuesta a otro interrogante cuando indica que la
palabra riesgo se toma en un solo sentido, en este caso se (sic)
venido tomando como la posibilidad de aparecer una mayor
longitud de colectores- interceptores. El riesgo también cobija la
posibilidad de que hubiese una menor longitud de colectores-
interceptores. Esa posibilidad es perfectamente posible pero
necesita de comprobación de campo. Un estudio de factibilidad,
previo al diseño al unísono, permítaseme decir que, estoy
corriendo mayores riesgos por el desconocimiento previo de mi
proyecto. La etapa de diseño es una etapa rígida, de parámetros
rígidos, por no permitirse alternativas. Una etapa de factibilidad
técnica y económica permite acercar a las partes a una mejor
contratación, por lo menos a una contratación sin vacíos
protuberantes.

En cuanto al dimensionamiento de la oferta económica, en un


estudio de factibilidad y diseño, el consultor debe planificar
primordialmente el grupo profesional de trabajo que realizará los
estudios diseñando un organigrama detallado donde se ubiquen
los distintos profesionales que participarán en los estudios, como
por ejemplo: el Director de los estudios, los líderes de las
diferentes temáticas: cartografía y topografía, geología y
geotécnica, hidráulica y sanitaria, estructuras, estudios
ambientales, etc, los profesionales de apoyo: ingenieros, otros
profesionales, ingenieros auxiliares, auxiliares de ingeniería,
topógrafos, etc. Debe también proponerse en la oferta el salario
básico para cada profesional teniendo en cuenta los niveles
jerárquicos dentro de la estructura organizacional ù organigrama
diseñado y las especialidades o particularidades que tendrían o
requerirían esos profesionales. El paso siguiente es establecer
un cronograma detallado de actividades del estudio teniendo en
cuenta que lógicamente primero se realizarían las inherentes a la
fase de factibilidad y luego las de diseño. Para proyectar los
COSTOS DE PERSONAL, se utilizan el organigrama de personal y
el cronograma de actividades, estableciendo los cuadros de
dedicación en tiempo del personal del estudio, se acostumbra
con detalle a nivel mensual, y su unidad de medida se denomina
Hombres-Mes (H-M), como ejemplo: una dedicación de 1 H-M es
tiempo completo, una dedicación de 0,5 H-M es medio tiempo.
En los cuadros de dedicación de tiempo de personal se detallan
también los distintos valores de los sueldos de acuerdo con los
niveles profesionales. Todo lo anterior arroja entonces unos
costos de personal a nivel mensual.

Adicionalmente los costos de personal se afectan por un Factor


Multiplicador FM especial, que para esa consultoría fue de 2,50.
Esto quiere decir que sobre los sueldos que se reconocerán
directamente al personal que participe en los estudios, se
percibirán recursos 1,50 veces adicionales para cubrir los costos
de prestaciones sociales (del orden de 0,57 veces el sueldo) y
para manejar los costos de administración, imprevistos y
utilidades (del orden de 0,93 veces el sueldo).

En resumen, el resultado de multiplicar las dedicaciones de


profesionales, por(X) sus sueldos y por(X) el FM, arrojan el valor
ofertado de los COSTOS DE PERSONAL del contrato de
consultoría.

Otro ítem que se considera en la oferta económica es el de los


COSTOS DIRECTOS. Estos contemplan una serie de gastos
inherentes al desarrollo de los estudios, tales como
subcontrataciones, transportes, viáticos, etc. Los costos directos
se afectan por otro factor multiplicador específico, que para este
caso fue de 1,20, lo que quiere decir que el consultor consideró
un 20% adicional del costo directo para cubrir sus gastos de
administración, los imprevistos y las utilidades. Podemos
calificar este valor de FM como “muy alto” pues actualmente es
frecuente observar valores de FM de solo 1,05 o sea el 5%
adicional.

Buena parte del costo de las actividades de ejecución de sondeos


y levantamientos topográficos fueron planteados y manejados
por el consultor como Costos Directos pues estas actividades
normalmente se subcontratan.

En resumen, la multiplicación de las subcontrataciones y otros


gastos directos, por el FM, arrojan el resultado de los COSTOS
DIRECTOS del contrato de consultoría.

Por último la suma de los COSTOS DE PERSONAL y los COSTOS


DIRECTOS, arrojan el valor total de la oferta, que por ser a
PRECIO FIJO será la del contrato de consultoría.

Esta es la forma de realizar una propuesta económica y su forma


de dimensionarla. El presupuesto oficial planteado por
EMPOCALDAS era de $1.261 millones y la propuesta del
consultor fue de $1.259 millones, muy cercanos, lo que permite
deducir que el presupuesto oficial fue bien estimado y
refrendado por el consultor con su oferta.

Cabe resaltar que la propuesta económica involucra unos


importantes porcentajes que deben cubrir los gastos de
administración, los imprevistos y las utilidades.

Superada la fase de factibilidad o análisis de alternativas, en fase


de diseño se debieron establecer los reales dimensionamientos
específicos (longitudes, diámetros, áreas, etc) de la
infraestructura civil apropiada para acometer la problemática
ambiental mediante la implementación futura de los proyectos
de saneamiento básico. El consultor estaba obligado a
establecer, dimensionar y diseñar la solución de
ingeniería en desarrollo de los estudios.

Si el consultor en algún momento obtuvo en EMPOCALDAS


información puntual sobre las localidades, tal como una simple
hoja en la que se registraban algunas dimensiones generales de
colectores de parte de las localidades del estudio, no de todas,
fue su obligación también analizar la fuente de esos datos,
solicitando a EMPOCALDAS los estudios que realmente
respaldaran esa información. Estudios que en ese momento aún
no existían pues eran el objeto de la consultoría que se estaba
adelantando.

No es relevante que se configure un desequilibrio económico


contractual por que el hecho de que el dimensionamiento de la
infraestructura civil que se iba a establecer y determinar
realmente con el desarrollo de los estudios, haya sido distinta a
cierta referencia contenida en unos datos preliminares, ya sea
del consultor o de EMPOCALDAS, que no contaban con un
soporte técnico real.

Además es dable recordar que las partes suscribieron el Acta de


Liquidación Final del contrato Nº. 000104 de 2007, el día 4 de
noviembre de 2.008, tal y como se demuestra en el material
probatorio arrimado a la actuación, en la que se constata que el
contratista efectúo la entrega de los estudios realizados por él en
desarrollo del contrato de la referencia y que en la misma no
mereció cuestionamiento alguno sobre el reajuste económico del
contrato, es decir no dejó salvedades en ella que partiera
posibilidad de discusión en la vía arbitral.

El verdadero esfuerzo conceptual de esta consultoría no era el


hecho de diseñar una longitud determinada de colectores
interceptores, sino de establecer para cada localidad la solución
optima a la problemática ambiental, identificando y diseñando el
proyecto más viable en cuanto a lo técnico, constructivo,
económico y ambiental, ello en beneficio futuro de las
comunidades interesadas y de EMPOCALDAS como cliente del
consultor.

Por lo anteriores argumentos reitero la oposición a todas las


pretensiones por considerarlas desprovistas de los fundamentos
fácticos, técnicos y legales necesarios para su prosperidad.

De su despacho,

ANGELA MARÍA ZULUAGA MUÑOZ


C.C. 30.399. 234
T.P. Nº. 130.607 del C.S. de la J.