Está en la página 1de 9

Indice Lluvia

Y le iré escribiendo más hojas a la sombra de ese


árbol; Imaginando que el otoño nos golpea con sus vientos
Lluvia ............................................................................................................ 03 helados, quizá de esa forma podríamos sobrevivir unas
cuantas noches esperando el sol despierte de nuevo en
Nubes........................................................................................................... 04 abril. ¿Cómo perder algo una vez que se ha ido? Aún no
entiendo el concepto de tu ausencia, las palabras que
Tiempo [I].................................................................................................... 05 forman tu espacio vacío colgando de mi pared, frío como la
misma tarde cuando nos convertimos en direcciones
Espacio....................................................................................................... 06 opuestas. Algunas cosas crecen en las sombras mientras
la brisa sea fuerte y existan temporadas de gotas cálidas.
Etéreo.......................................................................................................... 07 Aun extraño el viento que jamás pude ser, el atravesar el
pequeño pedazo de universo que nos une, cargado de
Mentiras...................................................................................................... 08 galaxias y estrellas de colores, para acariciar tu rostro en
el verano más húmedo de nuestras vidas. Aun quiero ser la
Viento........................................................................................................... 09 lluvia que se supone no deja de mojar tus pies, evaporar tu
cabello, desvestir tus manos en las células más puras que
Estrellas....................................................................................................... 10 la atmósfera haya imaginado. Y le iré poniendo pétalos
rojos a las flores tristes que no pudiste recibir, en sombras
Ahí.................................................................................................................. 11 humedecidas por los labios, que hace tantas noches no
dejo de soñar.
Corazón.......................................................................................................12
Inventarte, como un sol que cruce de extremo a
Hematoma................................................................................................. 13 extremo mi cama, colgarte por las noches, del broche que
olvidaste alguna vez, en mi ventana tratando de forzarte a
Esencia........................................................................................................ 14 brillar; quiero dormir bajo la luna en la que te he
convertido. Sigo perdido,… caminando en círculos por
Tiempo [II]................................................................................................... 15 una almohada cansada de soñarte. Aún así, espero por ti,
en los primeros días de junio, cuando los recuerdos comienzan
Ausencia..................................................................................................... 16 a llover.

02 03
Nubes Tiempo [I]
¿Has visto al cielo en una tarde de otoño algún día de tu Al principio de todo, todo era silencio. Un momento vacío
vida? Cuando todo está bañado de un azul intenso, de una paz de aire; la ausencia de algo, el blanco infinito derramado sobre el
infinita que la calma mece al viento de las cinco y treinta. Esos satín del espacio mismo. Al principio hacía falta algo que llenara,
días hermosos desintegrándose sobre tu rostro sonrojado; el algo que cubriera y algo que desear. Temible, simplemente era
tiempo no importa, ¿sabes? Es extraño mirar el cielo, mirarlo con una ausencia que no parecía tener fin. El tiempo apareció
los ojos tan tristes. primero, proveniente de las gotas frías que nadie dejó caer.
Primero fue, lo que debía ser, porque todo en este universo, o en
El otoño, siempre te cubre de mañanas frías y recuerdos otro, avanza según lo planeado.
soleados, ¿no es así? Y al final del día ¿Qué nos queda?...
Me he puesto a pensar en ti mientras el cielo parece moverse, El tiempo tormentoso, agudo e insensible, casi como si
todo va cambiando de colores, ocultando el sol en oleadas de fuera yo mismo; ese montón de sucesos seguidos de aún más de
vapor condensado. Fueron mis manos dibujando las tardes más lo mismo una y otra vez. El tiempo ausente y el tiempo presente,
largas del año, ¿hasta cuando? si el pasto está cubierto de vacío de esperanzas y lleno de sueños, sueños… sueños azules y
recuerdos amarillos, si mi horizonte es caramelo esponjoso, carmín. Todo revuelto, todo lleno de huecos extraños
quisiera saber cuándo la vida irá igual de lejos que esas nubes. despedazándose en ansias imprudentes. Siempre fueron gotas,
Quisieras que todo fuera un poco menos azul, el gris de tus ojos de algo parpadeante, intermitente y abandonado al caer de su
ha hecho de la tarde el negocio más engañoso. De la vida ¿Amor? misma existencia. El tiempo existe, preciso, existe, repleto y
De la razón más simple para vivir, mi peor recuerdo. Quisieras ser consciente. Somos tiempo yendo a algún lugar insignificante.
una nube blanca que cruza le cielo mientras el otoño se posa en
las estrellas, quisieras morir ¿Evaporarte? Deshacerte en miles de
pedazos monocromáticos.

¿Haz oído el latir de un corazón a las seis y cincuenta? A


veces no basta simplemente ver las nubes desaparecer….

04 05
Espacio... ...Etéreo
Cerrando los ojos el universo parece desaparecer, las Entonces llegamos al vacío emocional, la pérdida de los
pequeñas cosas que dan sentido a una simple existencia parecen sentidos, del camino, de la esperanza mundana, nos tendemos
ir en sentido contrario la mayoría del tiempo, pero aún así sobre el asfalto y esperamos la vida no ahogue en una lluvia de
cualquiera puede intentar seguir intentando. Es verdad que el remordimientos, siendo la mejor puerta el rendirse y echar a un
sentido más puro se encuentra en formas y colores que no se lado los años de autoevaluación y un intento débil de progreso.
pueden percibir, en mañanas sepias, en fuentes de piedra Si, es verdad, el universo se hace más pequeño cuando lo
erosionada, en un sonido entumecido del viento. miramos desde arriba, el alba se hace más opaca con los ojos
rojos y las manos frías, desde unos metros sumergido en la
A veces sólo me pregunto, si el sentido de la vida es tempestad y la confusión, pero se intenta lo imposible, nos mueve
encontrar un motivo, y los motivos son indiferentes las imágenes y recuerdos proyectados en la delgada capa de la
consecuencias, ¿en dónde termina la existencia, el espacio mente, nos invita a fortalecer el retazo de nostalgia con las más
etéreo que nos conquista y nos predispone? Si jugamos a ser disfuncionales penas y heridas infecciosas.
notas en una canción, la melodía nos arrastra por oleadas de
tristeza, en felicidad espontanea y sórdida, mas… seguimos Al final… el espacio no es más que un lugar más al que
inertes precediendo algo igual o mejor a lo se suponía aspiraba tendremos que dejar, en una larga despedida, un manojo de
nuestra alma. lágrimas acuñadas en más vacío, en más frustración. Una hoja
llena de palabras pensadas por labios resecos y ojos cansados,
nos dice que no es momento de caer, pero, aún antes o después,
la existencia se resume a una decisión, un montón de momentos
muertos y una estancia eterna entre sonidos cálidos, melodías
tristes y lo voluble de un amor.

06 07
Mentiras Viento
De pronto las luces se apagan,… de pronto tu pecho se Sueños, hechos de metal pesado. Ligeros trastornos
llena de aire para después vaciar todo su contenido sobre la tallados en la espalda, en la parte más fría de la inmensa noche
atmósfera que suele unirnos, de entre todas las cosas que nos gris. Todo se envuelve sobre las brisas humeantes prediciendo
unen, momentos en un tiempo deshabitado; De pronto tu cabello una especie de amanecer, la hora después de tu piel desnuda…
estalla,… De pronto tus ojos se rompen y comienzas a destilar cuando la luz de la luna entre la ventana y el blanco limpio de tus
tristeza por tus cuencas sonrojadas. Si simplemente dejamos de ojos contempla muda aquella silueta, cubierta de mis labios,
habitar el espacio que este universo no promete no quebrar, si de encarnando simple…. Cálida… sutil… ligera.
pronto fuéramos vida inerte flotando sin rumbo en la infinidad de
tu pecho, para deshacernos lentamente en el cristal que se ha Ondulantes, esas cortinas de encaje vertían sus ojos a las
vuelto esta vaga existencia. caricias que tu pudiste regalarme… fuimos cientos de chispas
estremeciendo la oscuridad incitante, fuimos cielo conteniendo
Y si,… de un momento a otro destruyera todo rastro de la esperanza de redondear la tierra en impactos breves, fuiste
algún sentimiento que hubiera podido habitar en mí corazón, por viento, huyendo fiera de las garras que puse alrededor de ti, y al
más mínimo que fuese. La mínima expresión, de un todo final quedamos apagados, con estrellas en el vestíbulo y la
difundido a través de luces y figuras condensadas. Que tú eres un fuente lunática desahogando las hebras y los encajes… fuimos
instante, lejos de algún otro, difícil coincidencia, somos,… de siempre.
pronto,… Todo.
Dediqué el resto de mi pared a deshojarte con el viento
De pronto tus ojos se caen, miras el techo,… de pronto tus que nace de mi boca, dejando al descubierto la trama en que se
manos se tiñen de rojo, como las nubes de las seis y cuarenta, con había refugiado el trozo vago de tú intimidad, el vacío se llenó con
luces rodeando tus uñas, acariciando tus brazos, dejando cada mi cuerpo, el tiempo se detuvo en tus pies, salpicante de
poro insertado en un recuerdo. De pronto,… Sangran tus labios, segundos, inventando un motivo más para que no pudieras
tu boca sopla palabras de irá que son reflejadas en la pared, doblar las rodillas. Y las estrellas cayeron, en caricias; callaron,
donde yacen las gotas que derramaste por dentro. Y si,… fuera en tenues y opacos comentarios, y al pensar en ti y recordarte, mi
yo un intento de insomnio, rondando la esencia de esta y otras vida no encuentra espacio en esta nube, que has tomado entre
tantas noches que has dejado calladas a la orilla del cristal en el tus hombros, para ti y… para mi.
que has convertido al cielo. Mírame y detén en un sonido la
imagen de mi espalda, mientras,… de pronto, las flores
comienzan a caer,… lejos de ti, de tus pies, de tus ojos, de tus
manos; que en éstas nubes ya no encuentro mentiras que me
hagan vivir.

08 09
Estrellas Ahí
Y entonces, las estrellas golpearon las suaves costas. La ¿Por qué sigo buscando un significado a cada segundo
luna se posó sobre los fríos vientos de un atardecer, con la mirada que pasa? Tratando de encontrar las palabras que yo mismo
puesta en un punto al infinito comenzó a llorar, cristales debería saber. ¿Por qué? Si el tiempo se desgasta cuánto más lo
aterrizaban en un cielo pálido, enrojecido, a media luz… es la pienso, cuánto más lo observo derretirse en el verde de la pared.
calma la que altera y vuelve hermosa esta madrugada, con los Así es… como debería de suceder, como siempre se supuso que
recuerdos flotando y jugando de formas extrañas a lo largo del debería de ser, tú debiste estar ahí para qué yo te pudiera
tiempo. Miré mis horas más tristes y traté de no pensar en ti, pero encontrar, parada en medio de solamente indiferencia. Así debió
llegaste arrastrada por la marea y mis pies probaron el sabor de tu ser, desde el principio. Mi vida se fue vaciando en los momentos
voz. Entre lágrimas, recuerdos tendidos en nubes de colores, hay cuando te obligué a estar ahí, dejando sobre el tiempo la marca
palabras que no alcanzan a ser escuchadas…. Hay cosas que de nuestras equivocaciones, rompí la más delicada capa de un
terminan en el momento en que el sol deja de mirar, y océanos día común… acaricie la briza y con los ojos cerrados… decidimos
enteros de sueños palpitando en formaciones nítidas… del punto hacer a un lado la casualidad.
más remoto en que simplemente te extraño…
Para ti escribí un cielo azul, para nosotros una tarde
¿Si esta noche dejara de respirar, las fragancias situada en el pasado menos próximo, después quise atacar a los
nocturnas que el viento trae a mis oídos, sentirías el placer de rencores, después quise simplemente empezar a desear tu
verme poco a poco recitar tu nombre? Y en la letra, cuando mi voz compañía, convirtiéndote en el único sonido que podría repetir.
se pierda ¿Dónde pondrías tus labios para hacerme callar? No he De entre todas las mañanas insípidas que me han venido
pedido el silencio que comúnmente haces sentir tan profundo, sucediendo, mis colores se distorsionan hasta el punto de
sólo quiero oír el romper de las estrellas sobre mi corazón. dejarte caer, de entre el azul ahogado que te escribo, de entre mi
Recostarme sobre un estrecho sueño hecho de arena, esta noche insistente falta de ti.
sólo quiero cerrar mis ojos. Cobijarme en una ilusión blanda,
desde dónde estés… convertir tu vacio en una razón que me haga Esta tarde esta hecha para nosotros, con cada estrella en
no dejar de abrazar tu recuerdo, aléjame de mi fría realidad. su lugar, las nubes empezaran a desintegrarse, en unas horas el
espacio se hará infinito, se hará una serie de segundos que
seguiré contando en el más profundo verde de mi espera. Estaré
mirando el cielo al oscurecerse y cambiar de colores, embebido
en un campo de flores blancas y amarillas, intentando quemar el
mismo tiempo sobre el pasto que tus pies algún día tendrán que
pisar.

10 11
Corazón Hematoma
¿Cuál es el sonido más calmado que has oído? Alguna vez, El cielo estalló en migajas, la luz blanca del amanecer
cuando el tiempo era más lento, recuerdo oír un reloj cansado, enrojeció al ras de tu suelo desteñido, ensamblando en las piezas
recuerdo un ave diciendo tantas cosas tan extrañas e imposibles de nuestra ausencia, vinieron las nubes a destrozar mi razón en
de repetir, reclinada su sombra se dispersaba en el césped que la miles de preguntas. Quizá extraño el sonido de tu cabello en las
tarde iba quemando con los cansados rayos que suelen arder, tardes frías de tu abrazo, y seguiré pensando en que todo fue sólo
envuelto en las heridas que se entierran al pasar los días. La un sueño más de esos que suelo tener por las mañanas antes de
cabeza recargada en el brazo de lo pareciera ser un instante, poder despertar, sin embargo… el cielo estalló en tu frente
consumiendo oxígeno y pensando en el vacío que dejaste tirado llevando con él las estrellas heridas que no quise recoger.
entre los azulejos del suelo y el techo carcomido reflejado en la
ventana, fugaz escape de ideas recubiertas de nostalgias, de mis Es esta luz blanca, en tu nariz y deslizando su eternidad en
más fríos parpadeos. Era un instante que quedó atrapado, que tu rostro; dejaste de ser atacada por las manchas alrededor de
descompuse en tantos colores y tonos que hasta temí los fuera a una torpe sonrisa. Advertías que tu voz no serviría de nada y que
extraviar; abatido por la falta de razones, intrigando la razón jamás me detendría a escucharte, sin embargo… descolgué
misma de mi letargo. Después de un poco de silencio, recordé rosas de papel y las puse al viento tirando de fragancias frías
que las hojas no hacían ruido al caer, ya otoño, con el viento enredadas entre la piel que toqué con mis dedos. Golpeaste mi
acribillando limpiamente los encajes de una cortina marchitada, cara, desgarraste mi ternura en insultos y palabras que jamás
un sol que se duerme temprano; supongo que a este atardecer le podré olvidar, aún así percibo la estrecha agonía del amor… que
falta algo de vida, algo de tus ojos mirándome en algún otro dejas morir en tu aliento.
instante cuando pudiste ser feliz, y yo pensando de nuevo… el
sonido viejo del tiempo, envuelto en el eco de unos ojos cerrados, Moriremos… quisiera entender el significado más
al sol de las siete y veinte de un día de otoño, intentando dejar de profundo del momento en que quise morir contigo,… mi vida me
olvidar que, es una triste tarde… aquí en mi corazón. atrasó y tú… heriste mis rodillas; sin forma de caminar contemplo
un cielo estallando en migajas que me saben un poco a amargura,
un poco a extravío y un poco a lo que debería mi cerebro creer. Sin
embargo…. Pensado un poco en qué amor extraño… lo pienso y
al mismo tiempo comienzo a desaparecer….

12 13
Esencia Tiempo [II]
Así como el día procura terminarse, de esa misma forma Una mañana, a las siete cincuenta, escuche el cantar de
en la que cierras en este momento los ojos de nuevo y las estrellas las estrellas, estaban ahí, cálidas. Cayendo en suicidas
se encienden sobre tu cabeza aunque no puedas verlas, son las movimientos, siempre cubiertas de verdes. Mis oídos,
mismas estrellas que solía amar, por las noches cuando el cielo despertaron esa mañana rompiendo el hielo del vacio silencioso,
era un libro abierto… que tratábamos de encontrar un sentido, de todo parecía explotar de sabores sobre mis tímpanos recién
eso se trataba ¿no? Porque en este momento cuando el día yace abiertos. Mi noche comenzaba de entre centellas a lunas tristes,
muerto sobre la inmensidad de un recuerdo al que he puesto tu es en el vacio de la noche, dónde las estrellas puntean los
nombre para no perderle el paso, es este mismo instante cuando recovecos amarillentos, de puntas afiladas; con sus manos
por una excusa termine escuchando la tonada que aún conserva verdes de frío, la noche se volvió… mi eterna compañía.
tu esencia, el sabor dulce de no entiendo, aunque es la primera
vez que la escucho. No tengo la menor idea de dónde vienen los árboles, pero
me agrada la paciencia de estar atados a su fiel espíritu terrestre.
Fueron estrellas diluidas en el tiempo, una a una Tersos, mentolados hasta la punta de lo más alto de su cabello.
dejándome, ahora puedes irte con ellas y encontrar el lugar al que De los árboles nace el amor, su persistente creación. Jamás
no extrañarás cuando tengas que morir. Partiste,… un sábado a entenderé… ¿Por qué tan alegres? ¿Por qué tan tristes? Si un
las cinco menos nueve, no pude escucharte, tus pies eran tan poco más de su alma se queda guardada, inmortalizada en el
ligeros, pero sé que fue así. Caminaste unos pasos ¿Qué son un subsuelo de este mi firme universo abandonado. Amor….
par de más lejos de mi?... Ahora mismo cierras tus ojos, que
alguna vez no pudieron ver las azules coincidencias sobre el libro En uno de tantos ayeres. Sin pedírmelo, sin desearlo,
que no pude entender; llegamos tan lejos pero aun así no pudiste tanto o poco más que otro día seco, mi silencio se lleno de tu voz,
decir hasta dónde la vida empieza a perder el color, ahora,…. mi noche perforada entre tus dedos encontró sus estrellas más
suaves de terciopelo, mi vida se enterró en el amor de tus ojos
¿Qué tan lejos,… me encuentro de todo lo que dejé ir? Ese color corteza, llegué al punto clave de las nubes refinadas….
pasado, por el que se supone hemos ya sufrido, ese ánimo para Infinito, en el espacio de mi corazón, tu existencia se volvió
mirar lo que más amaba mirar, y ahora sólo tiende a morir. Las infinito, y en el cielo de tus piernas blancas, llené el calor, llené mis
personas mueren todos los días, lo cuál me importaría si por lo manos, tus labios dieron de comer a mis oídos. Corazón…
menos, en algún punto de mi día alguien me considerara una
persona más en busca de sentirme vivo…. Ahora, te toca partir, si
es que así debe de ser, o así,… lo has prometido.

14 15
Ausencia
Qué extraña manera de pensar en ti,...
A pesar de que a cada momento lo hago,...
De que no hay segundo sin tu fragancia
recorriendo el viento en todas direcciones,...
Hoy pensé en ti y no me dieron ganas de llorar,...
Dibujé una sonrisa en mi cara... de esas...
Que tu sueles dibujar.

Fueron uno a uno cada recuerdo dentro de mi cabeza,...


Como gotas de lluvia que resbalan hacia mi,..
Refrescando mi mente y pensé lentamente,...
Que quizá no ha pasado el tiempo desde que no estás aquí,...
Que cada hora la he guardado,...
Así como cada momento importante de mi vida,...
Como cada nube la guardo,... cada palabra la escribo,...
Algún día volverás y me dirás el significado.

16

Intereses relacionados