Está en la página 1de 5

El origen y consecuencias del Legalismo

El origen y consecuencias del Legalismo


Pr. Juan E. Barrera
Texto : Marcos 7:1 -22
Introducción
En esta ocasión, quiero referirme a un tema que nos incluye a todos, una gran trampa de la vida en
la cual hemos sido victimas y también victimarios.
Esta trampa parece muy espiritual y en algunos círculos hasta despierta admiración. Es tan sutil
que llega a reemplazar la verdadera vida cristiana. Nos roba la libertad, el gozo, la espontaneidad y
a cambio nos deja una vida opaca, taciturna, lúgubre, gris y trueca sequedad por verdor y
frustración por satisfacción.
Muchos son los líderes y creyentes antiguos que propagan esta trampa. En esta mañana me
propongo desenmascarar tal doctrina, aunque se presenta como una tarea imposible de hacer en
tan corto tiempo.
Todos hemos escuchado frases, reglas o chistes tales como: "Poneos vuestras corbatas sin las
cuales nadie vera al Señor""Resistid al diácono y huirá de vosotros"
o "aquí solo cantamos y no permitimos instrumentos" "aquí solo usamos el piano", "aquí solo
usamos guitarra" "las mujeres no deben usar pantalones""los hombres no deben usar barba", “no
se puede ir al templo con chalas” "los creyentes no debemos comer galletas de vino ni dulces de
licor" "un creyente debe ser serio" (ventaja para los introvertidos y depresivos) “no se deben alzar
los brazos, sí se deben alzar los brazos”
( consejos de reglas que "acompañan" a la gracia) ¡no puedo!, ¡si puedo! En su punto extremo es
una herejía porque reemplaza la obra de Cristo y se alza como un medio de gracia. Esta era el
problema que Pablo ataqua en el libro de los Gálatas.
En esta mañana vamos a hablar del LEGALISMO y para ello abramos nuestra Biblia en el capítulo
7 del evangelio de Marcos y su pasaje paralelo en Mt. 15.
El bosquejo de estudio será el siguiente:

I. Origen del Legalismo


II. Características del Legalismo
III. Solución al Legalismo

I. Origen del Legalismo: Mr.7: 5, 8, 9, 13.

1 .El origen del legalismo es la tradición y su normativo para las cosas espirituales. Note como el
texto lo repite 5 veces.
En este pasaje relacionado con los fariseos; la tradición era una interpretación, que según un autor
(Nuevo Diccionario Bíblico) “los fariseos estaban convencidos que tenían la recta interpretación de
la Torá y sostenían que esta "Tradición de los ancianos provenía de Moisés en el Sinaí". No era
fidelidad a la Escritura, sino a la interpretación que ellos habían realizado de la Escritura.
Este comentario nos sirve para escindir el concepto tradición. La tradición se auto-valida en:
a) Convencimiento absoluto de ser la verdad "los dueños de la verdad" y por tal motivo puede
decidir lo que es bueno o malo, puro o impuro, correcto incorrecto. Una persona así te argumentará
hasta torcer el texto, te manipulará. Te hará sentir culpable, pero jamás reconocerá que pudiera
estar equivocado. Una persona así tiene respuestas para todo.
b) Mucho tiempo: La tradición se forma con el paso de muchos años, lo que también supone le da
autoridad para normar "siempre lo hemos hecho así". Esto convierte a la tradición en una ley no
escrita, en un poder fáctico, normador de la conducta, "el peso de la tradición”.
El paso del tiempo trae una confusión nefasta entre forma y fondo. ¿Cuál es la
diferencia?. Para los fariseos el fondo era que detrás de las leyes ceremoniales había una verdad
espiritual profunda dada por Dios mismo, enmarcada en la ley y que tenía por propósito llevar al
hombre al encuentro con el Mesías; esto de acuerdo a la interpretación paulina en el libro de
Gálatas, pero los fariseos perdieron de vista el fondo y se quedaron solo en las formas y su religión
cambió de una religión teológica, basada y centrada en Dios a una religión ética con énfasis en lo
moral, lo externo.
El paso del tiempo trae además otra confusión: la mezcla de lo verdadero, de los principios
fundamentales con lo cultural ¿Cuánto es bíblico y cuánto es cultura en el día de hoy?
Varios son los teólogos contemporáneos que han escrito sobre el evangelio - cultura y sus
influencias, pero es un tema que escapa a mi propósito en esta mañana.

2.- La tradición reemplaza la Palabra de Dios. v. 7


a) Se coloca sobre la Escritura. De manera muy sutil, la tradición comienza a ocupar el lugar de la
Biblia, y la iglesia no tiene que convertirse en una hereje, sino que en cosas muy pequeñas la
tradición se va instalando de manera tal que resulta imposible hacer algo nuevo.
b) Se enseña en lugar de la Escritura y como si fuera la Escritura. Experiencias emocionales,
enseñanzas bíblicas irrefutables, dogmatismos, costumbres, etc.
c) Se transmite esa información errada cf. v. 13 "trasmitido" y se obliga a creerlas y a vivirlas. El
uso le da un poder que cuesta mucho quebrar. Sería muy interesante analizar cuanto de las
costumbres de nuestras iglesia son bíblicas y cuantas provienen de la tradición ¡Nos
sorprenderíamos! Descubriríamos que muchas de nuestras práctica provienen del mundo
anglosajón y no de la Biblia.

3.- La tradición invalida la Palabra de Dios v. 9,13


Esta palabra “invalida" en el original aparece 16 veces y también puede ser traducida como:
desechar, rechazar, quebrantar, violar.
Note la palabrita "para" en el v. 9 No pueden ir juntos tradición y la Palabra de Dios, una elimina a
la otra. Los fariseos habían dejado la Palabra de Dios y se habían quedado en la tradición... y
nosotros ¿Qué hemos hecho?.
Aplicación
La Iglesia de Chile ya tiene bastantes años y hace tiempo que está en la lucha contra el legalismo.
1.- Existen grupos fundamentalistas "dueños de la verdad" que no se juntan con grupos o iglesias
que no responden a su conceptos de verdad, aunque los otros también son creyentes. Son grupos
inflexibles, rígidos, con un sentido de superioridad que no proviene de las escrituras, sino más bien
de un orgullo alimentado en ciertos libros e influencias que en algún momento cumplieron un
propósito específico y definido, pero que la tradición les fue dando una autoridad que no es bíblica.
Estos grupos, por ejemplo, rechazan la inclusión de instrumentos electrónicos en el templo,
rechazan las ciencias sociales, rechazan la participación en política, rechazan la vigencia de los
dones espirituales, rechazan, rechazan , rechazan, ese es su mayor ministerio.
Existen iglesias de línea pentecostal donde el énfasis en la apariencia externa es muy fuerte y
existe todo un listado de cosas que la persona debe cumplir al momento de formar parte de la
iglesia. Si no se lo dicen al entrar, poco a poco le hacen ver, a veces “por revelación directa del
Señor” que no debe cortarse el pelo, que debe dejarse la falda lo más larga posible, que no se
puede pintar, ni cortarse el pelo, ni usar pantalones, etc.
El hombre no puede presentarse sin corbata, ni sacarse la chaqueta dentro del templo, debe dar
“gloria a Dios”, debe pedir permiso al pastor para ir de vacaciones, etc.
2.- Existen iglesias descalificadoras de otras por cuestiones doctrinales, de forma, de costumbres,
de tradiciones:
• Pre-post-a milenialistas
• Pre-post tribulacionistas
• Bautismo por aspersión o inmersión
• Instrumentos electrónicos y solo piano
• Mujer puede hablar en la congregación — mujer calle en la congregación
• Cristianos en política, cristianos no políticos
• Separados vueltos a casar - separados solos sin casarse, etc
• Cena del Señor con vino, cena sin vino, pan con levadura, pan sin levadura.
• La lista podría seguir
¿Qué dice la Palabra del Señor?
Hace mucho Tiempo que corremos el riesgo de fijar la atención en las cosas pequeñas e inútiles e
invalidar preceptos bíblicos como: Amar al prójimo, la humildad, la unidad, la paz, el perdón, la
restauración y olvidar también prácticas fundamentales para la iglesia, de las cuales hablamos
mucho pero hacemos muy poco, el evangelismo, el discipulado, al ayuda a los enfermos, el
compromiso social, la oración, etc.

II. Características del Legalismo.

1.- Condenatorio: v. 1 "... los fariseos... y algunos de los escribas que habían venido a Jerusalén".
v. 2 " los cuales viendo a algunos de los discípulos".
Una de las características mas horribles del legalismo es que supone que todos deberían hacer,
sentir, creer lo mismo y ni no lo hace es un réprobo, esta fuera de, no pertenece a.
El legalismo no se conforma con vivir solo él de acuerdo a ciertas normas sino que "espía", mira,
busca y rechaza a quien vive de manera distinta.
EI apóstol Pablo se queja de lo mismo en el libro de Gálatas Cap. 2 y dice "... a pesar de los falsos
hermanos introducidos a escondidas, que entraban para espiar nuestra libertad que tenemos en
Cristo Jesús" v. 4. La palabra espiar en el original tiene el significado de " observar con malas
intenciones" y en el pasaje que estamos estudiando, observe el v. 1, "fariseos y escribas, que
habían venido a Jerusalén". Recordemos también que existía un grupo de fariseos y escribas que
seguía al Señor para condenarle.
Existe en el día de hoy también otra forma de legalismo y que por supuesto también es
condenatorio. Se trata de lo que algunos llaman “la formación del carácter”. Un pastor o un líder se
auto valida o se auto nombra como el formador del carácter de los hermanos de la iglesia y es él
quien decide que aspectos del “carácter” del hermano o de la hermana es el apropiado o no es
apropiado para él. Aquí también existe una condena, pero se hace en el nombre del “carácter”, de
esta manera, una vez más se coloca toda la responsabilidad en la persona, en estas iglesias casi
se puede leer el letrero”Prohibido pensar”. En estos grupos, con algunas señales de sectarismo,
todos los hermanos se parecen mucho al líder “son cortados por la misma tijera” y claro está, quien
no cumple con el “carácter” instituido pasa a formar parte de la “lista negra”, personas que asisten,
que son fieles, pero que nunca formarán parte del equipo de liderazgo. Esto no es más que otra
versión del abuso y control que algunas personas necesitan ejercer para sentirse importantes y
validarse a sí mismas.

Aplicaciones
¿Tú has sido condenado por algún creyente legalista por alguna cosa que él mismo consideró no
santa? Probablemente sí ¿Cómo te sentiste?.
Sin duda alguna que eso te causó dolor, frustración, desconcierto, y hasta más de alguna lágrima.
(porque siempre estas actitudes producen lo mismo). “Las heridas más grandes que sufre un
cristiano le son causadas por otro cristiano que es carnal ", reza una vieja oración, entre los
creyentes evangélicos. Yo agregaría sin temor que son las heridas causadas por un creyente
legalista.

2. Valora lo externo suponiendo que afecta lo interno:


vv.ss. 2,4 "...viendo a algunos de los discípulos de Jesús comer pan con las manos inmundas no
lavadas... los condenaban".
El legalismo hierra al pensar que algo físico: comida, bebida, ropa, dinero, puede afectar la vida
espiritual o que estas cosas son medios de gracia. El mismo Señor Jesús en Juan capítulo 3 se
encarga de aclarar que `lo que es nacido de la carne, carne es" y no tiene el poder de cambiar o
mejorar al hombre. Las cosas que comemos o que ingerimos, dice el Señor, siguen un proceso
digestivo natural, la letrina. Pero hay algo en nuestra naturaleza caída que casi nos obliga a creer,
algunos podrán pensar en la influencia del catolicismo, que si “hacemos cosas”, casi como
penitencia, tiene más valor. Preciar lo externo es propio del legalismo, pero no necesariamente
existe relación entre lo que se ve y lo que se vive. Una señorita, en público puede no usar jamás
pantalón, pero en lo íntimo mantiene relaciones sexuales con el pololo, otro hermano puede ser el
que siempre danza y va a todos los cultos, pero en lo íntimo golpea a su señora. Otro joven puede
andar siempre muy “arreglado” y parecernos el hermano ejemplar, pero en su trabajo usa un
vocabulario soez, y roba cosas. Estos ejemplos no son antojadizos. El legalismo privilegia la
estandarización y rechaza abiertamente lo distinto, busca y predica la uniformidad y no deja
ocasión para lo distinto. ¿De Nazaret puede salir algo bueno? ¿No es este el hijo de José? “pero
nosotros no somos hijo de fornicación” fueron algunos de los insultos que el legalismo de la época
dijo del Señor. No era de Jerusalén, no venía de una familia rabínica, su nacimiento tenía “mala
reputación”, por lo tanto no podía ser el Hijo de Dios, ¡era distinto!.
Aplicación:
¿Has sido condenado por un creyente que consideró que tu aspecto físico o tu ropa no era
apropiada? Por el largo de tu pelo, de tus uñas, por tus zapatos, por tus opiniones, por tu modo de
ser
¿Has sido condenado por un creyente que estaba convencido que no se puede beber, o cantar
determinadas canciones o leer ciertos libros?
Yo personalmente he sufrido el dolor de ser condenado en base a la suposición del valor de lo
externo. Una señora de esta iglesia, años atrás, pensaba que yo era vulgar porque me gustaban y
entonaba canciones cristianas y ella estaba convencida que solo se debía cantar himnos.
Otra señora una vez llegó con una tijera en la mano para cortar las mangas de mi chaqueta porque
ella estaba convencida en su interior que era impropio que las usara dobladas.
Ahora que ha pasado el tiempo me puedo reír de estas cosas pero en su momento no me
parecieron graciosas. El argumento que defienden estos creyentes es que “para el Señor debe ser
lo mejor". La contradicción de tal argumento consiste en identificar en base
a qué canon se mide lo mejor. ¿Las reglas de la moda y éxito de Walt Street, de un caducado
Yupie?, ¿del cine?, ¿de las revistas de modas? Es mejor recordar las palabras del profeta Samuel
"Dios ve el corazón ".
Otro creyente “maduro” pensaba que yo me vestía como un payaso porque el pasador de mi
pantalón (la tirita donde se pasa el cinturón) tenía una florcita de adorno. Un conocido en otra
ocasión me invitó a predicar a su iglesia y me pidió que usara corbata para hacerlo, antes de subir
al púlpito, cosa que no acepté.
No Tengo dudas que Tu También podrías contar algunas buenas historias, divertidas y no muy
divertidas ¿verdad?

3.- Da seguridad v. 3 “ porque los fariseos y Todos los judíos, aferrándose a la tradición"
Este término “aferrándose” aparece 47 veces en el N. T. y también se traduce como "tomar de la
mano" MT. 9:25, "asir con fuerza ": MT. 18:28, "abrazar, retener, detener en varios pasajes.
Desde un punto de vista psicológico, tal vez, esta sea la característica más importante del
legalismo. La seguridad que otorga a sus practicantes. En torno al legalismo muchas personas
construyen su sentido de vida, su valía, su dignidad, su auto respeto. Esto se debe a que es más
fácil vivir si se conocen las reglas que debo cumplir y todas aquellas reglas que no debo cumplir.
Es mas fácil “aferrarse” ( como lo hace un náufrago a un madero en medio de un mar agitado) que
tratar de nadar solo.
Es más fácil "caminar de la mano de" que caminar solo en un terreno escarpado y desconocido,
que ser libre y responsable de los actos. Esa es la razón por la que el legalismo siempre tiene
adeptos. Existen personas de personalidad dependiente a las que este tipo de religiosidad les
acomoda, pueden ser personas tímidas, introvertidas, seguras o faltas de iniciativa, a las que este
“aferrarse” les arregla la vida. Nada mejor para ellas que tener a alguien que le diga como vivir, que
vestir, que comer, que beber, que creer, como adorar, que leer, que cantar. Es más difícil ser
autónomo, es más difícil tener iniciativa propia y aprender a decidir por sí mismo. Es más difícil,
pero eso en verdad es ser persona.

Aplicación:
1.-¿No te has sentido bastante seguro viviendo de manera legalista?, cumpliendo los “no puedes” o
“sí puedes?
2.- Esto no es el cristianismo verdadero, la vida de Cristo es infinitamente más que preceptos
morales, estéticos o culturales. Es la gracia misma en nosotros, porque él habita en nosotros y el
apóstol Juan da testimonio de El como “lleno de gracia y verdad.”La mujer samaritana, el hombre
ciego, el leproso, la mujer ramera, la viuda de Naín, el hombre bajado por el techo y muchos más
dan testimonio de esta gracia divina, de un Jesús que desciende, que toca. Que abraza, que
perdona, que restaura, que ama sin límites, ¡yo creo en ese Jesús!

4. Carece de realidad espiritual. v. 6 “Este pueblo de labios me honra, mas su corazón está lejos de
mi".
El legalismo puede parecer muy ortodoxo, pulcro, pero no puede dar vida, porque no tiene vida. Es
litúrgico, ceremonial, ritual. El legalismo son los huesos secos sin Espíritu, es una comedia; que es
el significado de "hipócrita“: uno que hace comedia. El Señor rechaza las prácticas de los fariseos
por no provenir del corazón, era una honra exterior y aunque mantener estas ceremonias puede
ser trabajoso y traer mucho orgullo a quien vive de esa manera no puede dar lo que el corazón
humano necesita: vida. No lo puede hacer porque no hay vida en el legalismo, es más bien la ley
del Talión, debes condenar porque a la primera ocasión que tú caigas te van a condenar. No hay
vida espiritual en estas prácticas.
Aplicación
1. Lo que toda persona necesita es la realidad espiritual. Estamos sedientos por ver al Señor. La
vida diaria es dura y no debemos poner más cargas sobre las personas. Debemos aliviar esas
cargas. La realidad espiritual, ver al Señor moverse y actuar en nosotros trae verdadera paz y
gozo, dos cosas que el legalismo nunca va a dar, Por más que nos esforcemos en parecer buenos
y cumplidores, eso no nos traerá paz ni gozo. Estos frutos deliciosos provienen del árbol de
arrepentimiento, la confesión y la gracia del Señor, que todo lo inunda, que todo lo llena, que todo
lo sana, que hace limpio todo y lo convierte y lo transforma para su gloria. Eso es el evangelio,
nada menos. Oremos.

También podría gustarte