Está en la página 1de 2

Bogotá, D. C.

, 5 de marzo de 2011

Doctora
SANDRA MORELLI RICO
Contralora General de la República
Ciudad.
control_ciudadano@contraloriagen.gov.co

Asunto: Derecho de petición

Ref.: Pensiones

Apreciada doctora:

Entre los años de 1993 y 2004 el Banco de la República puso en ejecución un


programa de retiro voluntario de empleados mediante pensión vitalicia, a fin de
solucionar un grave problema de exceso de nómina que se le presentó con mo-
tivo de la expedición de la nueva Carta Política, la cual supeditó las funciones de
la entidad a las de Banca Central.

Desde inicios de 2005 – en forma concomitante con un importante relevo en su


administración - el Emisor, entidad estatal de derecho público, como si fuera de
naturaleza privada ha venido sosteniendo sistemáticamente que en ese plan de
retiro reconoció las pensiones por fuera de la Ley 100 de 1993; esto es, que no
las reconoció al abrigo de la misma, que es marco legal para todo efecto de
índole laboral desde su entrada en vigencia.

Comoquiera que lo expresado por el Banco de la República es nada menos que


confesar que dichas pensiones fueron y son de naturaleza ilegal, a juicio del
suscrito tal hecho, de ser cierto, implicaría que el citado programa de retiro fue
también ilícito. Si no fuera así estaríamos ante el absurdo de que el Banco Emi-
sor está facultado para actuar por fuera de la ley en el ámbito laboral.

En razón a lo anterior y al hecho de que fui beneficiario de una de tales pensio-


nes vitalicias, me interesa que ese ente de control abra la investigación perti-
nente con las consecuencias del caso, sobre lo cual también ruego informar al
suscrito.

A manera de complementos anexo varios documentos que demuestran la certe-


za de lo antes relatado:

1. Oficio SG-A-15690, de fecha 22 de julio de 2005, mediante el cual el Emi-


sor puso de presente que procedió a darles el tratamiento de gravables a
las pensiones en mención, ya que las mismas “se encuentran por fuera
del Sistema General de Pensiones” y “no son reconocidas de acuerdo con
la Ley 100 de 1993”, lo cual equivale a decir que fueron reconocidas por
fuera de la ley; esto es, que son ilegales.

2. Oficio 03883, de fecha 28 de febrero de 2006, en el cual se anota que las


pensiones citadas no se encuentran incorporadas al Sistema de Seguridad
Social Integral; ratifica así la entidad que dichas pensiones fueron recono-
cidas al margen de la ley laboral.

3. Oficio dirigido por el abogado Luis Fernando Álvarez Ospina, apoderado


del Banco de la República, al Juzgado 13 Laboral del Circuito de Bogotá,
dentro del proceso con radicación 2006-0794, en el cual alegó que el artí-
culo 141 de la Ley 100 de 1993 no podía ser aplicado ya que esas pensio-
nes fueron reconocidas por “fuera del ámbito de la Ley 100 de 1993”; de
esa manera nuevamente reitera el Emisor que se trata de pensiones ile-
gales o al margen de la ley laboral.

4. Transcripción del fallo de segunda instancia (29 de agosto de 2008) del


Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, en el cual se hace refe-
rencia a lo dicho anteriormente (numeral 3) por el citado abogado Álvarez
Ospina: “el recurrente refiere que los intereses moratorios reconocidos a
favor de los demandantes, al amparo del artículo 141 de la Ley 100 de
1993, no son aplicables para pensiones reconocidas por fuera del ámbito
de aplicación de la ley 100 de 1993”.

De lo anterior cabe destacar la gravedad de la situación comoquiera que la ma-


nifestación del Banco de la República que motiva la presente carta no sólo la
hizo frente al suscrito y a otros ciudadanos beneficiarios de esas pensiones sino
también frente a un importante órgano del Poder Judicial, a fin de obtener un
fallo a su favor.

Atentamente,

Carlos Alberto Ramírez Domínguez


C. C. 8315023
Cra. 17 núm. 134A-21, Bogotá
caramirezdo@gmail.com

Incl. Lo anunciado (22 hojas)