Está en la página 1de 2

21-01-11

La nueva ciencia de la mente


Iñaki López: Las posturas filosóficas racionalistas y el empiristas son virtualmente
opuestas. Comparándolas como fueron expuestas, se encuentra que por un lado,
el racionalismo pone en tela de juicio a los sentidos, dando importancia
únicamente a las representaciones mentales. Esto se debe a que se asegura que
solamente se puede tener certeza de lo que se piensa, ya que los sentidos no
pueden ser de confianza. Esto es un factor que podría diferenciar a los seres
humanos de los autómatas.

Por otro lado, contraria a la postura cartesiana se puede resaltar la filosofía


empirista, donde filósofos como Locke, Berkeley y Hume aseguran que no puede
haber conocimiento que no haya pasado a través de los sentidos. En estas
aseveraciones se llegó a descartar la existencia de la materia (Berkeley) y de la
mente en sí (Hume). Lo único que era confiable para conocer el mundo eran los
sentidos, ya que se nace como una hoja en blanco.

Immanuel Kant postuló una teoría que al parecer logra conciliar ambos opuestos.
En dicha postura, en efecto, los sentidos son vías de entrada de experiencias y
sensaciones, sin embargo no podrían “ordenarse” si no fuera por esquemas
previamente establecidos, los cuales permiten la generalización de términos que si
bien no son a priori, se puede decir que tampoco es un conocimiento a posteriori,
sino una combinación entre la experiencia sensorial y los procesos mentales.

MARISOL TC: Mente, es un concepto que ha sido cuestionado desde los griegos y
que al parecer no ha podido ser ni creo que logre ser definido por completo; y es
que es muy difícil lograr que se acepte algo como una verdad absoluta ya que
siempre va a existir alguien que cuestione lo impuesto. Además como se puede
saber y estar 100% seguros de lo que es o no, la verdad absoluta de todas las
cosas.

Es por esto que entre empirismo y racionalismo no tomo partido y acepto una
postura como la completa verdad, ya que a mi parecer ambas tienen un poco de
verdad en lo que postulan. Lo que me convence sin embargo, es un punto
intermedio entre ambos, es por eso que estoy más de acuerdo con el pensamiento
de Kant y su intento por combinar ambas concepciones. Esto anudado a lo que
menciona el autor acerca de que entre empirismo y racionalismo se da un
concepto dialecto, en el que los filósofos proponen cuestiones, los científicos las
responden y después los filósofos en base a eso vuelven a plantear: es como un
circulo que no acaba y crea al mismo tiempo una especie de dependencia entre
ambos; si una parte no cuestionara a la otra, no se tendrían una nueva pregunta,
un nuevo descubrimiento. De ahí que lo que pienso que es más parecido a la
realidad sea una combinación entre racionalismo y empirismo.

Manolo E.: La forma en que conocemos la información propuesta por Kant es


una muy actual ya que si se utilizan términos contemporáneos se le puede
entender de una manera menos metafísica.
De acuerdo a Kant conocemos por medio de la experiencia, pero este
conocimiento solo puede darse debido el aparato innato con el que categorizamos
la información. Siendo que el aparato innato es la herencia fisiológica de nuestro
cerebro, cuyas funciones fueron seleccionadas y mejoradas por ser las más
adaptativas para nuestros ancestros, el cual ha servido para que nos adaptemos y
creemos conocimientos a partir de nuestras experiencias, acomodando los
estímulos con base a este molde biológico sumado a lo que cada individuo le
suma.
Otro punto importante de las propuestas de Kant es el de la imposibilidad de la
piscología para ser una ciencia, tomando las razones por lo que lo niega
podríamos decir que ninguna ciencia es ciencia en realidad ya que de ninguna
manera se conoce el fenómeno en sí, sino que lo percibimos de manera limitada,
es decir, alterado por nuestros sentidos; la psicología sin embargo sigue siendo
una ciencia especulativa ya que aún no contamos con los medios suficientes para
conocer los procesos cognitivos.