Está en la página 1de 7

Bogotá, D. C.

, 3 de mayo de 2010 
Señor doctor 
JOSÉ DARÍO URIBE ESCOBAR 
Gerente General 
Banco de la República 
juribees@banrep.gov.co 
Ciudad. 
 
Ref.: Pensión exenta. 
 
Asunto: Derecho de petición. 
 
Estimado doctor: 
 
La  presente  carta  de  derecho  de  petición  expresa  una  serie  de  elementos  legales  y  sus 
consecuencias  que  se  constituyen  en  mis  solicitudes  a  usted  en  su  calidad  de  representante 
legal del BANCO DE LA REPÚBLICA. 
 
 
I. NORMAS INVOCADAS 
 
 
Ley 100 de 1993 (artículos 36 y 141), Código Sustantivo del Trabajo, artículo 260 no derogado 
por dicha ley, y Constitución Política, artículo 53. 
 
LEY 100, ARTÍCULO 36 [ 1 ] (Resaltados y subrayados fuera del texto): 
 
“ARTICULO  36.  Régimen  de  Transición.  La  edad  para  acceder  a  la  pensión  de  vejez. 
continuará  en  cincuenta  y  cinco  (55)  años  para  las  mujeres  y  sesenta  (60)  para  los 
hombres, hasta el año 2014, fecha en la cual la edad se incrementará en 2 años, es decir, 
será de 57 años para las mujeres y 62 para los hombres.  
 
La  edad  para  acceder  a  la  pensión  de  vejez,  el  tiempo  de  servicio  o  el  número  de 
semanas cotizadas, y el monto de la pensión de vejez de las personas que al momento 
de entrar en vigencia el Sistema tengan 35 o más años de edad si son mujeres o 40 o 
más  años  de  edad  si  son  hombres,  o  15  o  más  años  de  servicios  cotizados,  será  la 
establecida  en  el  régimen  anterior  al  cual  se  encuentren  afiliados.  Las  demás 
condiciones y requisitos aplicables a estas personas para acceder a la pensión de vejez, se 
regirán por las disposiciones contenidas en la presente Ley. (Subrayado y resaltado fuera 
del texto) 
 

                                                            
1
 http://www.saludcasanare.gov.co/legislacion/leyes/LEY%20100%20DE%201993.pdf 

 

El  ingreso  base  para  liquidar  la  pensión  de  vejez  de  las  personas  referidas  en  el  inciso 
anterior  que  les  faltare  menos  de  diez  (10)  años  para  adquirir  el  derecho,  será  el 
promedio  de  lo  devengado  en  el  tiempo  que  les  hiciere  falta  para  ello,  o  el  cotizado 
durante  todo  el  tiempo  si  éste  fuere  superior,  actualizado  anualmente  con  base  en  la 
variación del índice de precios al consumidor, según certificación que expida el DANE. Sin 
embargo, cuando el tiempo que les hiciere falta fuere igual o inferior a dos (2) años a la 
entrada  en vigencia  de la  presente Ley.  El  ingreso  base  para  liquidar  la  pensión  será  el 
promedio de lo devengado en los dos (2) últimos años, para los trabajadores del sector 
privado y de un (1) año para los servidores públicos. (Tachado: inexequible) 
 
Lo  dispuesto  en  el  presente  artículo  para  las  personas  que  al  momento  de  entrar  en 
vigencia  el  régimen  tengan  treinta  y  cinco  (35)  o  más  años  de  edad  si  son  mujeres  o 
cuarenta  (40)  o  más  años  de  edad  si  son  hombres,  no  será  aplicable  cuando  estas 
personas  voluntariamente  se  acojan  al  régimen  de  ahorro  individual  con  solidaridad, 
caso en el cual se sujetarán a todas las condiciones previstas para dicho régimen.  
 
Tampoco será aplicable para quienes habiendo escogido el régimen de ahorro individual 
con solidaridad decidan cambiarse al de prima media con prestación definida.  
 
Quienes a la fecha de vigencia de la presente Ley hubiesen cumplido los requisitos para 
acceder a la pensión de Jubilación o de vejez conforme a normas favorables anteriores, 
aun cuando no se hubiese efectuado el reconocimiento, tendrán derecho en desarrollo 
de  los  derechos  adquiridos  a  que  se  les  reconozca  y  liquide  la  pensión  en  las 
condiciones de favorabilidad vigentes al momento en que cumplieron tales requisitos.  
 
PARAGRAFO. Para efectos del reconocimiento de la pensión de vejez de que trata 
el  inciso  primero  (1º.)  del  presente  artículo  se  tendrá  en  cuenta  la  suma  de  las 
semanas cotizadas con anterioridad a la vigencia de la presente Ley, al Instituto 
de Seguros Sociales, a las cajas, fondos o entidades de seguridad social del sector 
público o privado, o el tiempo de servicio como servidores públicos cualquiera sea 
el número de semanas cotizadas o tiempo de servicio.” 
 
CÓDIGO SUSTANTIVO DEL TRABAJO, ARTÍCULO 260 [ 2 ] (Resaltados y subrayados fuera 
del texto): 
 
“Artículo 260: DERECHO A LA PENSION. <Artículo derogado por el artículo 289 de la Ley 
100  de  1993.  El  texto  derogado  continúa  vigente  para  los  trabajadores  sometidos  al 
régimen de transición creado por el artículo 36 de la Ley 100. Su texto es el siguiente:> 
 
1. Todo trabajador que preste servicios a una misma empresa de capital de ochocientos 
mil  pesos  ($800.000)  o  superior,  que  llegue  o  haya  llegado  a  los  cincuenta  y  cinco 
(55) años de edad, si es varón, o a los cincuenta (50) años si es mujer, después de 
                                                            
2
 http://www.iss.gov.co/portal/LEGISLACIONVPRL/Codigo%20Sustantivo%20del%20trabajo.pdf 

 

veinte (20) años de servicios continuos o discontinuos, anteriores o posteriores a la 
vigencia de este Código, tiene derecho a una pensión mensual vitalicia de jubilación 
o pensión de vejez, equivalente al setenta y cinco por ciento (75%) del promedio de 
los salarios devengados en el último año de servicio. 
 
2. El  trabajador  que  se  retire  o  sea  retirado  del  servicio  sin  haber  cumplido  la  edad 
expresada  tiene  derecho  a  la  pensión  al  llegar  a  dicha  edad,  siempre  que  haya 
cumplido el requisito de los veinte (20) años de servicio.” (Resaltados y subrayados 
por fuera del texto). 
 
LEY 100, ARTÍCULO 141 [ 3 ] (Resaltados y subrayados fuera del texto): 
 
“ARTÍCULO  141.  INTERESES  DE  MORA.  A  partir  del  1o.  de  enero  de  1994,  en  caso  de 
mora  en  el  pago  de  las  mesadas  pensionales  de  que  trata  esta  Ley,  la  entidad 
correspondiente reconocerá y pagará al pensionado, además de la obligación a su cargo 
y sobre el importe de ella, la tasa máxima de interés moratorio vigente en el momento 
en que se efectué el pago.” 
 
CONSTITUCIÓN POLÍTICA, ARTÍCULO 53 (Resaltados y subrayados fuera del texto): 
 
“ARTICULO  53.  El  Congreso  expedirá  el  estatuto  del  trabajo.  La  ley  correspondiente 
tendrá en cuenta por lo menos los siguientes principios mínimos fundamentales: Igualdad 
de oportunidades para los trabajadores; remuneración mínima vital y móvil, proporcional 
a  la  cantidad  y  calidad  de  trabajo;  estabilidad  en  el  empleo;  irrenunciabilidad  a  los 
beneficios  mínimos  establecidos  en  normas  laborales;  facultades  para  transigir  y 
conciliar  sobre  derechos  inciertos  y  discutibles;  situación  más  favorable  al  trabajador 
en caso de duda en la aplicación e interpretación de las fuentes formales de derecho; 
primacía de la realidad sobre formalidades establecidas por los sujetos de las relaciones 
laborales; garantía a la seguridad social, la capacitación, el adiestramiento y el descanso 
necesario; protección especial a la mujer, a la maternidad y al trabajador menor de edad. 
 
El  estado  garantiza  el  derecho  al  pago  oportuno  y  al  reajuste  periódico  de  las 
pensiones legales. 
 
Los  convenios  internacionales  del  trabajo  debidamente  ratificados,  hacen  parte  de  la 
legislación interna. 
 
La  ley,  los  contratos,  los  acuerdos  y  convenios  de  trabajo,  no  pueden  menoscabar  la 
libertad, la dignidad humana ni los derechos de los trabajadores.” 
 
 
 
                                                            
3
 http://www.saludcasanare.gov.co/legislacion/leyes/LEY%20100%20DE%201993.pdf 

 

II. HECHOS 
  
 
PRIMERO. Tengo derecho a que el BANCO DE LA REPÚBLICA reajuste mi pensión de jubilación a 
la fecha sobre el 75% de mi salario proyectado mediante la aplicación sucesiva al menos del IPC 
más 2% anual a partir del año de 1998 (año en que tuvo origen mi pensión conciliada): 
 
De acuerdo con el reglamento del Banco de la República, basado en la Convención Colectiva, del 
cual son beneficiarios todos los trabajadores de la entidad sin atender a su nivel jerárquico [ 4 ], 
el incremento salarial anual de los mismos quedó en el IPC más 2%: “A partir del primero (1o) de 
enero de mil novecientos noventa y ocho (1998), el Banco de la República efectuará anualmente 
a todos sus trabajadores, en el mes de enero y con base en el sueldo devengado a treinta y uno 
(31) de diciembre anterior, un aumento de sueldo así: a)‐ Se aplica la meta de inflación para el 
año respectivo, adoptada por la Junta Directiva del Banco de la República, adicionada en dos (2) 
puntos porcentuales”. 
 
Lo anterior en  razón a que: 
 
Mediante conciliación judicial, amparada por la Carta Política, artículo 53, y por las leyes 31 de 
1992  (artículo  41)  y  100  de  1993,  llevada  a  cabo  el  día  28  de  enero  de  1998  en  el  Juzgado 
Décimo  Laboral  del  Circuito  de  Bogotá,  transé  con  el  BANCO  DE  LA  REPÚBLICA  una  pensión 
mensual vitalicia. De conformidad con el Acta correspondiente, “Esta pensión tiene las mismas 
garantías, condiciones y limitaciones que tienen todas las pensiones de jubilación reconocidas 
por el Banco de la República y se reajustará en los términos de ley”.  
 
Dicha Acta también establece lo siguiente: 
 
"En  efecto,  el  doctor  CARLOS  ALBERTO  RAMIREZ  DOMINGUEZ  viene  prestando  sus  servicios 
desde  la  fecha  por  él  indicada.  Sin  embargo  no  es  posible  reconocerle  una  pensión  legal  ni 
convencional plena de jubilación por cuanto si bien reúne el requisito del tiempo de servicio, no 
tiene la edad requerida para tener derecho a esta prestación pues cuenta apenas con 47 años 
de  edad.  No  obstante,  como  el  trabajador  ha  manifestado  su  deseo  de  retirarse  mediante  el 
reconocimiento  de  una  pensión,  según  consta  en  carta  suscrita  por  él  del  17  de  diciembre  de 
1997,  el  Banco  está  dispuesto  a  facilitar  y  convenir  su  retiro  de  la  Entidad  mediante  el 
reconocimiento de una pensión mensual vitalicia de jubilación de carácter especial, aprobada 
previamente por las Directivas del Banco”. (Resaltados y subrayados fuera del texto) 
 
(…) 
 
“Las partes entienden y así lo establecen, que la pensión conciliatoria objeto de este acuerdo es 
incompatible y no concurrente con la que puedan reconocer el Instituto de Seguros Sociales o 
                                                            
4
 Valdría la pena que se constate con los funcionarios del Emisor de alto nivel, por encima del 17, con el objeto de 
validar mi aseveración. 

 

un Fondo privado de pensiones, teniendo en cuenta que el Banco ha efectuado por el trabajador 
cotizaciones  por  concepto  de  pensiones.  En  consecuencia, en  caso  de  que  sea  reconocida  una 
pensión  por  alguna  de  estas  entidades,  el  Banco  quedará  obligado  a  continuar  pagando 
únicamente  el  mayor  valor,  si  lo  hubiera,  entre  la  pensión  que  venía  reconociendo  y  la 
reconocida por una de las entidades mencionadas”. (Resaltados y subrayados fuera del texto) 
 
Teniendo en cuenta que el suscrito se enmarca en el régimen de transición de la Ley  100 de 
1993  y  ya  reunía  el  tiempo  de  servicio  para  optar  pensión  de  jubilación  de  acuerdo  con  el 
Código  Sustantivo  del  Trabajo  vigente,  pero  aún  no  tenía  la  edad  cuando  el  BANCO  DE  LA 
REPÚBLICA me reconoció la pensión, hecho reconocido también por esta entidad en el Acto de 
conciliación, al cumplir mis 55 años se aplicaría lo consagrado en  tal norma. En otras palabras, 
se debería cumplir el numeral 2o del artículo 260 del mismo Código Sustantivo del Trabajo, ya 
enunciado: 
 
“2.  El  trabajador  que  se  retire  o  sea  retirado  del  servicio  sin  haber  cumplido  la  edad 
expresada  tiene  derecho  a  la  pensión  al  llegar  a  dicha  edad,  siempre  que  haya 
cumplido el requisito de los veinte (20) años de servicio. (Resaltado y subrayado fuera 
del texto). 
 
Cabe también añadir que el mismo reglamento de trabajo del Banco (base en la Convención, de 
la  cual  también  son  beneficiarios  los  trabajadores  de  altos  niveles)  ratifica  esa  posición 
(Resaltados fuera del texto: convención colectiva de 1997): 
 
“Régimen de Pensiones 
 
ARTÍCULO 18‐ Los trabajadores que .se retiren a partir del trece (13) de diciembre de mil 
novecientos setenta y tres (1973), a disfrutar de la pensión jubilatoria con los requisitos 
legales  de  tiempo  mínimo  de  servicios  de  veinte  (20)  años  y  de  edad  mínima  de 
cincuenta  y  cinco  (55)  años  si  son  varones,  y  de  cincuenta  (50)  años  si  son  mujeres, 
tendrán derecho a la liquidación, según la siguiente tabla: 
 
        % de liquidación 
Años de servicio       sobre salario  
  20        75 
  21        77 
  22        79 
  23        81 
  24        83 
  25        85 
      26        88 
      27        91 
      28        94 
      29        97 
        30 y  más                 100” 

 

 
No sobra señalar también aquí que mediante sentencia C‐754 del 10 de agosto del 2004 la Corte 
Constitucional determinó  que si bien frente a un tránsito legislativo el derecho a la pensión no 
es  un  derecho  constitucional  adquirido,  sino  una  expectativa  legítima,  sí  existe  un  derecho  al 
régimen de transición de las personas cobijadas por el mismo. 
 
Dijo la Corte: “Una vez entra en vigencia la disposición que consagra el régimen de transición, 
los trabajadores que cumplan con los requisitos exigidos para el mismo  consolidan una situación 
concreta que no se les puede menoscabar”. 
 
En otras palabras, el estar cobijado por el régimen de transición es un derecho adquirido que no 
me puede desconocer ninguna autoridad, entre ellas el BANCO DE LA REPÚBLICA. 
 
SEGUNDO.  Tengo  derecho  a  que  el  BANCO  DE  LA  REPÚBLICA  me  pague  los  excedentes 
correspondientes  a  los  incrementos  de  las  pensiones,  indexados  a  la  fecha  de  mi  pensión 
reajustada desde el día en que cumplí los 55 años, o sea desde el día 22 de mayo de 2005, fecha 
desde  la cual,  de  acuerdo  con  la  ley,  debí  gozar  de  tal  beneficio,  hecho  desconocido  por  mí  y 
que  el  BANCO  DE  LA  REPÚBLICA  dejó  pasar  por  alto  a  pesar  de  saberlo.    Era  su  obligación 
saberlo y actuar de conformidad, como quizás ya lo ha hecho en varias oportunidades lo cual le 
ruego investigar. Por tanto es de aplicación la Ley 100 de 1993: 
 
 “ARTÍCULO  141.  INTERESES  DE  MORA.  A  partir  del  1o.  de  enero  de  1994,  en  caso  de 
mora  en  el  pago  de  las  mesadas  pensionales  de  que  trata  esta  Ley,  la  entidad 
correspondiente reconocerá y pagará al pensionado, además de la obligación a su cargo 
y sobre el importe de ella, la tasa máxima de interés moratorio vigente en el momento 
en que se efectué el pago.” 
 
Es aplicable tal norma dado que de una manera u otra existe moratoria en el pago de fracciones 
de mesadas pensionales desde la fecha anotada. 
 
TERCERO.  Tengo  derecho  a  que  mi  pensión  de  ley  desde  el  22  de  mayo  de  2005  se  hubiera 
pagado (y se esté pagando en la actualidad) exenta de impuestos. Lo anterior porque el Banco 
de  la  República,  con  base  en  el  concepto  tributario  089507  de  2004  emitido  por  la  DIAN, 
asumiendo  falsamente  que  mi  pensión  es  de  naturaleza  indemnizatoria,  ha  ejecutado 
retenciones  en  la  fuente  sobre  las  mesadas  correspondientes  a  partir  de  febrero  de  2005. 
Mucho menos razón habría para hacerlo a partir del 22 de  mayo del mismo año dado que se 
trata de una pensión  de ley atada al Código Sustantivo del Trabajo y a la Ley 100 de 1993 ‐ para 
el suscrito, en calidad de pensionado en el marco del régimen de transición.  En otras palabras, 
el  suscrito  es  un  contribuyente  que  obtuvo  su  pensión  de  acuerdo  con  la  citada  ley  y  en 
consecuencia  su  pensión  está  exenta  de    gravamen  de  conformidad  con  la  Ley  223  de  1995 
modificadora del Estatuto Tributario. 
 
CUARTO.  Tengo  derecho  a  que  el  BANCO  DE  LA  REPÚBLICA,  al  desconocer  esa  situación,  al 
menos  me  reconozca  las  ilegales  retenciones  en  la  fuente  ejecutadas  sobre  mis  mesadas 

 

pensionales desde el día 22 de mayo de 2005, de conformidad con el citado artículo 141 de la 
Ley 100 de 1993, ya que se trata de fracciones correspondientes a mesadas pensionales dejadas 
de pagar al suscrito por esa institución, las cuales afectaron y afectan el poder adquisitivo de las 
mismas en ese grado. 
 
Le  ruego  al  señor  Gerente  General  ordenar  que  sean  acatadas  las  normas  legales  y 
reglamentarias citadas, que me sean canceladas las sumas deducidas y descritas en la cuenta de 
cobro  anexa,  en  calidad  de  exentas  de  impuestos  en  tratándose  de  pagos  relacionados  con 
mesadas pensionales en la categoría anotada, y que asimismo se reajuste mi pensión a la suma 
relacionada en los cuadros anexos a aquella. 
 
No  me  corresponde  manifestarle  recomendación  alguna,  doctor  Uribe,  pero  me  atrevo  a 
hacerlo, tal y como ya lo hice en un mensaje de correo electrónico de tipo personal que situé en 
su buzón del servidor del Banco el día 18  de marzo del año en curso,  en el sentido de que el 
Banco  puede  recuperar  de  la  DIAN  (por  orden  expresa  del  señor  ministro  de  Hacienda, 
presidente de la Junta Directiva del Emisor) al menos las sumas aritméticas de las retenciones 
en la fuente efectuadas desde mayo de 2005 a mis mesadas pensionales, dado que mi pensión 
es exenta cuando menos desde ese mes. 
 
Sin otro particular me suscribo de usted, 
 
 
Atentamente, 

 
CARLOS ALBERTO RAMÍREZ DOMÍNGUEZ 
C. C. 8.315.023 de Medellín 
Pensionado legal del Banco de la República 
 
Anexa: Factura y soportes matemáticos (7 hojas) 
 
Copia: 
9 Familiares varios: Bogotá y Montreal (CA)