Está en la página 1de 2

Oxicorte bajo el agua

El oxicorte bajo el agua es hoy día un procedimiento corriente de destrucción y recuperación de


restos de naufragios, de demolición de diques y otros trabajos submarinos como en las
embarcaciones.

Para asegurar la inflamación de la mezcla oxiacetilénica y la estabilidad de la llama es preciso


alejar el agua de la boquilla. Se puede concebir un pequeño colector adaptado al extremo de la
boquilla de salida de los gases, al cual se hace llegar aire comprimido. Los constructores
franceses han perfeccionado el procedimiento utilizando directamente los productos de la
combustión de la llama para eliminar el agua. La cabeza del soplete va provista de una
pequeña cámara de expansión que concentra los productos de la reacción.

La llama oxiacetilénica de corte, corresponde a la reacción de combustión total del acetileno,


con 2,5 volúmenes de oxígeno, en vez de 1,2 que es el correspondiente a la llama de corte
ardiendo en el aire.

Por otra parte, los sopletes están provistos de una pequeña llama oxiacetilénica, que constituye
una lamparilla para permitir el encendido de la llama bajo el agua.

Los sopletes de corte bajo el agua deben ser de alta presión de acetileno, pero ésta no puede
sobrepasar los 1,5 Kg. /cm2 a causa de su descomposición explosiva. Esto la profundidad de
operación que no puede superar lo 10 metros. Por encima de este límite, el acetileno hay que
sustituirlo pos el hidrógeno, que no presenta estos inconvenientes.

Corte bajo agua

^ Tanto el corte por plasma como el oxicorte pueden realizarse bajo agua.
En ambos casos se obtiene una haz(zona afectada por el calor) más
estrecha.

^ El enfriamiento rápido hace que los cantos cortados mantienen o


alcanzan una dureza mayor que la del material base.

^ En el corte bajo agua se debe usar una velocidad de corte inferior.

^ Pequeñas piezas pueden cortarse sin riesgo de reducción de dureza.

^ El agua refrigera y da una distribución homogénea de la temperatura de


la

chapa, lo cual hace que la misma se mueva menos sobre la mesa.


CALIDAD EN EL CORTE

Los procesos de corte por oxicorte presentan, de forma similar a lo que sucede en otros
procesos como el mecanizado por arranque de material, unos parámetros tecnológicos
críticos que son necesarios controlar para obtener los acabados superficiales y las
tolerancias dimensionales requeridas. Para los procesos menos extendidos como el láser
y el corte por agua, cabe decir que todavía hoy se siguen probando nuevas
combinaciones de parámetros tecnológicos en función de aquellos materiales (ya sean
nuevos o mejorados) susceptibles de ser cortados por estos métodos

En cuanto al oxicorte e incluso el corte por plasma, adecuados para la mayoría de los
aceros de construcción, aceros de fundición y aceros aleados (incluso inoxidables), son
procesos relativamente sencillos con pocas variables a controlar. A pesar de ello, el
número de empresas que optimizan realmente esas pocas variables (parámetros
tecnológicos) es muy reducido, creando una falsa idea de que son procesos donde no se
pueden conseguir buenos acabados ni mucho menos pequeñas tolerancias (del orden de
1 mm)

Las imprecisiones dimensionales pueden ser debidas a trayectorias de corte erróneas, a


movimientos de la chapa o de las piezas durante el corte o a tensiones residuales en la
chapa. Los defectos que se puedan corregir durante la programación del CNC, utilizando
trayectorias idóneas como por ejemplo insertando puentes en los perfiles de las piezas
durante el corte, controlando el sentido de recorrido (figura3), etc., serán tratados mas
adelante. En otros casos se recurre a técnicas externas a la programación, realizándose
el enfriamiento de la ZAT con aire frío inmediatamente después del corte cuando la
chapa aún presente tensiones residuales, utilización del plasma en mesas de agua,
control de las presiones y caudales de los gases, etC,

http://www.logismarket.es/ip/plasmatech-sl-equipo-de-plasma-288789.pdf