Está en la página 1de 2

1. ARTE. EL RENACIMIENTO. S. XIV-XV.

Estilo artístico que se manifiesta en pintura, escultura y arquitectura en toda


Europa aproximadamente desde 1400 hasta 1600. El primer centro donde
surgió el Renacimiento fue en Italia más tarde llego a otras partes de Europa.
Los dos rasgos esenciales de este movimiento son la imitación de las formas
clásicas, originariamente desarrolladas en la antigüedad griega y romana, y la
intensa preocupación por la vida profana que se expresa en un creciente interés
por el humanismo y la afirmación de los valores del individuo. El renacimiento
se corresponde en la historia del arte con la era de los grandes descubrimientos,
impulsados principalmente por el deseo de examinar todos los aspectos de la
naturaleza y del mundo.
Durante el renacimiento, los artistas no eran considerados más que meros
artesanos, al igual que en la edad media, pero por vez primera fueron vistos
como personalidades independientes, comparables a poetas y a escritores.
Los pintores comenzaron a ser más exigentes con el tratamiento del paisaje, por
lo que prestaron mayor atención a la manera de representar los árboles, las
flores, las plantas, la distancia de las montañas y los cielos con sus nubes. Los
artistas estudiaron el efecto de la luz natural, desarrollaron la perspectiva aérea,
según la cual los objetos perdían sus contornos y su color a tenor de la distancia
que los alejaba de la vista. Los pintores del norte de Europa contribuyeron al
desarrollo del arte en toda Europa al introducir el óleo como una nueva técnica
pictórica.
Aunque el retrato se consolidó como género específico a mediados del siglo XV,
los pintores renacentistas alcanzaron la cima con otro tipo de pintura, histórica o
narrativa, en la que relatan pasajes de la mitología clásica o de la tradición
judeo-cristiana.

1.2. LA ESCULTURA DEL QUATTROCENTO.

Las primeras manifestaciones artísticas del renacimiento, en los comienzos del


siglo XV, se dan en el campo de la escultura. Los escultores se interesaron por
representar el cuerpo humano, siguiendo los modelos clásicos en cuanto a
proporciones y al tratamiento del desnudo.
Los escultores más destacados de este estilo fueron: Filippo Brunelleschi que
diseñó la enorme cúpula octogonal de la catedral de Florencia, terminada en el
año 1436. Lorenzo Ghiberti, representa el prototipo de artista de esta primera
etapa renacentista; fue arquitecto, escultor, pintor y, además, comentarista de
arte. Su obra más conocida fueron los relieves de las puertas del Baptisterio de
Florencia. Donato di Niccolò di Betto Bardi, más conocido como Donatello, entre
sus principales obras destacan el bronce del David.

El David de bronce (Donatello)

1.3. ESCULTURAS DEL


QUATTROCENTO.
Relieves de la puerta del
Baptisterio de San Lorenzo
(Ghiberti)

Cúpula de la Basílica de
San Lorenzo (interior-
exterior) (Brunelleschi)

1.4. PINTURA DEL

QUATTROCENTO.

Los grandes pintores del Quattrocento hicieron un uso racional de la


perspectiva, que permitía representar la profundidad en una superficie plana. Se
despertó en ellos el gusto por representar en sus obras la naturaleza y
profundizaron en la psicología de los personajes.
Los pintores más destacados de esta etapa fueron: Masaccio y Sandro Botticelli.
Entre las obras de Botticeli destacan:

El Nacimiento de Venus (Botticeli)