Está en la página 1de 7

APELACIÓN DE SENTENCIA DE AMPARO

EXPEDIENTE 3387-2009
CORTE DE CONSTITUCIONALIDAD: Guatemala, once de marzo de dos
mil diez.
En apelación, y con sus antecedentes, se examina la sentencia de dieciocho
de agosto de dos mil nueve, dictada por la Sala Regional Mixta de la Corte de
Apelaciones de Antigua Guatemala, constituida en Tribunal de Amparo, en la
acción constitucional promovida por Luis Alfredo Castellanos Farfán, contra el
Juez de Primera Instancia Civil y Económico Coactivo del departamento de
Sacatepéquez. El postulante actuó con el patrocinio de la abogada Aída
Odette Morales Guinea.
ANTECEDENTES
I. EL AMPARO
A) Interposición y autoridad: presentado el dieciséis de abril de dos mil
nueve, en la Sala Regional Mixta de la Corte de Apelaciones de Antigua
Guatemala. B) Acto reclamado: resolución de veintitrés de marzo de dos mil
nueve, dictada en el juicio sumario de rescisión de contrato de arrendamiento
y desocupación planteado contra el postulante, mediante la cual la autoridad
impugnada rechazó la nulidad que interpuso contra las resoluciones de fechas
dos del veintiséis de febrero y una de dos de marzo, todas de dos mil nueve. C)
Violación que denuncia: derecho de defensa y principios jurídicos del debido
proceso y seguridad jurídica. D) Hechos que motivan el amparo: lo
expuesto por el accionante se resume: D.1) Producción del acto
reclamado: a) fue demandado en la vía sumaria con la pretensión de
rescisión de contrato de arrendamiento y desocupación, por parte de las
señoras María Estela Espinoza Méndez de De León, Carlota Mercedes Medina
Pellecer de González y María Dolores Marinelli Méndez de Morales, quienes son
las copropietarias de un inmueble que se le dio en arrendamiento en el año mil
novecientos noventa y nueve; b) el veinticinco de enero de dos mil siete, se
dio por notificado de la demanda entablada en su contra y planteó la excepción
previa de demanda defectuosa, que fue declarada sin lugar en auto de cuatro
de febrero de dos mil nueve, el cual le fue notificado el veinticinco de febrero
de dos mil nueve; c) no estando conforme con la resolución anterior, planteó
recurso de apelación mediante memorial presentado el veintiséis de febrero de
dos mil nueve; el día siguiente, es decir, el veintisiete de febrero del mismo
año, replanteó dicho recurso; d) fue notificado de las resoluciones de fechas
dos del veintiséis de febrero y una del dos de marzo, todas del año dos mil
nueve, proferidas por la autoridad impugnada. En la primera, que constituye
un decreto, sin expresar razonamiento fue dejada sin efecto la notificación que
se le hiciera el veinticinco de febrero de dos mil nueve; las siguientes
resoluciones, de fechas veintiséis de febrero y dos de marzo, de dos mil nueve
ambas, fue rechazado “por extemporáneo” el recurso de apelación que
interpuso contra el auto de cuatro de febrero del mismo año; e) interpuso
nulidad contra las tres últimas resoluciones reseñadas, recurso que fue
rechazado de plano. D.2) Agravios que se denuncian: la autoridad
impugnada, al no admitir para su trámite el recurso de nulidad que planteó,
violó sus derechos constitucionales ya que limitó su derecho a que una
autoridad superior conozca y resuelva, por medio del recurso de apelación, la
resolución dictada por el Juez de primera instancia, al mencionar erróneamente
que ya se le había notificado con anterioridad dicha resolución, extremo que
evidencia una forma desordenada de tramitar el expediente. D.3)
Pretensión: solicitó que se declare con lugar el amparo, se deje en suspenso
definitivo la resolución que constituye el acto reclamado y, anulando las
resoluciones de fechas, dos del veintiséis de febrero y una del dos de marzo,
todas de dos mil nueve, dictadas por la autoridad impugnada, se tenga por
planteado el recurso de apelación que interpuso contra el auto de cuatro de
febrero de dos mil nueve. E) Uso de recursos: ninguno. F) Casos de
procedencia: invocó los contenidos en los incisos a), d) y h) del artículo 10 de
la Ley de Amparo, Exhibición Personal y de Constitucionalidad. G) Leyes
violadas: citó los artículos 5, 12, 28 y 29 de la Constitución Política de la
República de Guatemala; 4 de la Ley de Amparo, Exhibición Personal y de
Constitucionalidad; y 4 de la Ley del Organismo Judicial.
II. TRÁMITE DEL AMPARO
A) Amparo provisional: se otorgó. B) Terceros interesados: María Estela
Espinoza Méndez de De León, Carlota Mercedes Medina Pellecer de González y
María Dolores Marinelli Méndez de Morales. C) Remisión de
antecedentes: a) expediente que contiene el juicio sumario cuatrocientos
diez – dos mil seis, del Juzgado de Primera Instancia Civil y Económico Coactivo
de Sacatepéquez. D) Pruebas: a) juicio sumario cuatrocientos diez – dos mil
seis, del Juzgado de Primera Instancia Civil y Económico Coactivo de
Sacatepéquez; b) presunciones legales y humanas. F) Sentencia de primer
grado: el tribunal consideró: “...La Sala del estudio de los antecedentes
establece que la resolución que constituye el acto reclamado, es la resolución
de fecha veintitrés de marzo del año dos mil nueve, obrante a folio ciento
veintidós de la pieza principal, mediante la cual no se admitió para su trámite
la nulidad planteada por el interponente en contra de las resoluciones de
fechas dos del veintiséis de febrero mediante la cual se deja sin ningún valor ni
efecto legal y/o jurídico la cédula de fecha veinticinco de febrero del dos mil
nueve obrante a folio ciento nueve en virtud, de que la notificación contenida
en la cédula de notificación relacionada ya fue realizada como consta en el
folio ciento ocho, y la segunda resolución de fecha veintiséis de febrero del dos
mil nueve en la que se resuelve: ‘I)... II) No ha lugar a lo demás pedido por ser
extemporáneo..’” Y; la resolución de fecha dos de marzo del año dos mil
nueve, en la cual se resuelve: ‘I)...II) No ha lugar a lo demás pedido en virtud
de ser notoriamente extemporáneo el planteamiento de la impugnación que
intenta.’ En tal virtud, quienes juzgamos en esta instancia advertimos que de
conformidad con el artículo 66 literal c) de la Ley del Organismo Judiciales (sic)
rechazo in limine tiene carácter de apelable, estableciéndose en ese orden de
ideas que la presente acción carece del principio de definititividad de
conformidad con los artículos 10 inciso h y 19 de la Ley de Amparo, Exhibición
Personal y de Constitucionalidad, lo que implica la obligación que tiene el
postulante de agotar previamente a pedir la protección constitucional de
amparo todos los asuntos judiciales y administrativos que tengan
procedimientos establecidos en la ley, lo cual obedece a razones de seguridad
y certeza jurídica, en virtud de que el amparo por su propia naturaleza
subsidiario y extraordinaria no puede constituirse en una vía procesal paralela
a la jurisdicción ordinaria o administrativa, por medio de la cual el agraviado
persigue la satisfacción de una pretensión que puede ser tramitada de
conformidad con el procedimiento señalado en la ley. Azas (sic), que la
resolución que constituye el acto reclamado fue dictada arreglada a derecho,
toda vez que a tener del artículo 613 del Código Procesal Civil y Mercantil la
nulidad podrá interponerse contra las resoluciones y procedimientos en que se
infrinja la Ley, presupuestos que no se actualizan en el presente caso, habida
cuenta que a folio número ciento ocho obra la notificación de auto que
resuelve la excepción previa planteada, el que cobró firmeza con fecha
veintiséis de febrero de dos mil nueve, habiéndose interpuesto dos escritos de
impugnación en contra de aquel auto con fechas veintiséis de febrero y dos de
marzo ambos del dos mil nueve, los cuales resultan extemporáneos.
Consecuentemente no se advierte infracción de Ley o Procedimiento al emitir
el Juez A quo la resolución que constituye el acto reclamado, razón por la cual
el rechazo a limine del planteamiento de conformidad con lo regulado en los
artículos 27 del Código Procesal Civil y Mercantil y 66 literal c) de la Ley del
Organismo Judicial, -reiteramos- se encuentra ajustada a derecho.
Consecuentemente la acción intentada deviene improcedente y así debe
resolverse en la parte dispositiva de la presente. Establece la Ley de Amparo,
Exhibición Personal y de Constitucionalidad que al dictarse sentencia ha de
pronunciarse el Tribunal de Amparo en cuanto la condena en costas y
sanciones y que puede exonerar al responsable cuando se basa el amparo en
jurisprudencia constitucional, dudosa interpretación y evidente buena fe. En
este asunto se estima que la parte postulante del amparo no se encuentra en
esos puntos legales, por lo que ha de condenársele al pago de las costas y,
además, imponer al abogado patrocinante del amparo con una multa de
quinientos quetzales que pagará en la forma y modo por indicarse en la parte
resolutiva...”. y resolvió: “... I) DENEGAR el amparo interpuesto por Luis
Alfredo Castellanos Farfán, en contra del Juzgado de Primera Instancia Civil y
Económico Coactivo del departamento de Sacatepéquez; II) Condena a la
amparista al pago de las costas e impone al Abogado patrocinante la multa de
quinientos quetzales que deberá pagar en la Tesorería de la Corte de
Constitucionalidad dentro del plazo de cinco días de estar firme esta sentencia,
bajo apercibimiento de que si no lo hace se le cobrará por la vía
correspondiente...”.
III. APELACIÓN
El postulante apeló.
IV. ALEGATOS EN EL DÍA DE LA VISTA
A) El postulante manifestó que el auto que apeló deviene ilegal, por cuanto
que demostró que la dirección donde se pretende realizar la primera
notificación (donde se realizaría la desocupación) es inexistente; no obstante
ello, el juez declaró sin lugar la excepción previa de demanda defectuosa que
planteó y ahora, de mala fe, pretende haberle notificado antes de la fecha real
(veinticinco de febrero de dos mil nueve) con lo cual le afecta directamente y
en violación a sus derechos reclamados, declarando extemporáneo el recurso
de apelación que en tiempo presentó. Por lo anterior, es procedente que se
declare con lugar el recurso de apelación a efecto de que se le restaure en sus
derechos y garantías constitucionales que le han sido violados, al pretender
haberle notificado en dos oportunidades lo cual es falso. Solicitó que se
declare con lugar el recurso de apelación y se le otorgue amparo. B) La
Fiscalía de Asuntos Constitucionales, Amparos y Exhibición Personal
del Ministerio Público, manifestó que el amparo debe ser denegado al
momento de dictarse sentencia, toda vez que conforme la resolución que
constituye el acto reclamado, se advierte que el postulante fue notificado con
fecha veinte de febrero de dos mil nueve y no el veinticinco, como afirma en su
memorial de amparo. Así las cosas, al haber resuelto la autoridad impugnada
con fecha veintitrés de marzo de dos mil nueve el rechazo de la nulidad
interpuesta, actuó en uso de sus facultades legales y conforme el artículo 66
inciso c) de la Ley del Organismo Judicial, por lo tanto no existe agravio que
reparar a través del amparo. Solicitó que se declare sin lugar el recurso de
apelación interpuesto y en consecuencia se confirme la sentencia de primera
instancia denegando el amparo promovido.
CONSIDERANDO
-I-
Procede el amparo siempre que las leyes, disposiciones, resoluciones o
actos de autoridad lleven implícito una amenaza, restricción o violación a los
derechos que la Constitución y las leyes garantizan, pero su declaración en ese
sentido está sujeta a la evidencia que sobre ese particular se incorpore o
deduzca de los autos.
-II-
El postulante indica que se violaron sus derechos constitucionales al
haberle rechazado el recurso de nulidad que planteó contra tres resoluciones,
(dos de veintiséis de febrero y una de dos de marzo, todas de dos mil nueve),
en las que, en la primera se deja sin efecto una notificación que se le hiciera
del veinticinco de febrero de dos mil nueve y en las dos últimas se rechaza por
“extemporáneo” el recurso de apelación que planteó contra el auto de cuatro
de febrero del año en curso, en el que se declaró sin lugar la excepción previa
de demanda defectuosa que opuso en el juicio sumario de rescisión de
contrato de arrendamiento y desocupación que se promovió en su contra, con
lo cual se le deja en estado de indefensión, motivo por el cual plantea la
presente acción, a efecto de que se dejen sin efecto dichas resoluciones y se
tenga por planteado el recurso de apelación que interpuso en tiempo.
-III-
Del análisis de los antecedentes se establece lo siguiente: a) en del juicio
sumario de rescisión de contrato de arrendamiento y desocupación que se
promovió contra el postulante, se emitió el auto de cuatro de febrero de dos
mil nueve, en el que se declaró sin lugar la excepción previa de demanda
defectuosa que opuso el demandado (postulante); b) se observa dentro del
antecedente del amparo, a folio ciento ocho (108) que por cédula entregada a
“Aída Palencia”, el veinte de febrero de dos mil nueve, se le notificó al
postulante las resoluciones de cuatro y trece de febrero de dos mil nueve; c)
sin embargo, obra a folio ciento nueve (109) del mismo expediente una
segunda notificación con fecha veinticinco de febrero de dos mil nueve, en la
cual se vuelve a notificar las resoluciones anteriores por cédula entregada a
María Elena Argueta; d) asimismo, aparece a folio ciento diez (110), que la
autoridad impugnada emitió el decreto de veintiséis de febrero de dos mil
nueve, en el que deja sin ningún valor y efecto legal la cédula de notificación
obrante a folio ciento nueve en virtud de que ya se había notificado dicha
resolución; e) el postulante indicó que planteó el recurso de apelación en
tiempo, puesto que fue notificado del auto de cuatro de febrero de dos mil
nueve, por medio del cual se declaró sin lugar la excepción previa que planteó,
el día veinticinco de febrero del mismo año, y el recurso de apelación lo
interpuso el veintiséis de febrero de dos mil nueve y lo replanteó el veintisiete
de febrero del mismo año; f) se observa, en el expediente indicado, que la
primera notificación que se le efectuó al postulante, por medio de la cual se le
notifica el auto declarando sin lugar la excepción de demanda defectuosa que
planteó, como se indicó, fue el veinte de febrero de dos mil nueve, por lo que
al presentar dicho recurso el veintiséis de febrero y nuevamente el dos de
marzo, del mismo año, el mismo era extemporáneo como resolvió la autoridad
impugnada, en virtud de que el Juzgado referido dejó sin efecto la segunda
notificación; g) el interponente planteó recurso de nulidad contra las anteriores
resoluciones, mediante las cuales se deja sin efecto la cédula de notificación
que se le efectuó con fecha veinticinco de febrero de dos mil nueve y las
resoluciones de rechazan el recurso de apelación que planteó, manifestando
que fue notificado el veinticinco de febrero de dos mil nueve y que los recursos
fueron interpuestos dentro del plazo legal; h) el recurso de nulidad no fue
admitido para su trámite por la autoridad impugnada, al considerar que obra
en autos a folio ciento ocho que el compareciente ya había sido notificado con
fecha veinte de febrero de dos mil nueve de las resoluciones ya indicadas.
Esta Corte considera, al hacer el análisis correspondiente conforme las
constancias de autos, que la autoridad impugnada resolvió conforme a
derecho al rechazar la nulidad planteada, de conformidad con lo dispuesto en
el artículo 66 literal c) de la Ley del Organismo Judicial, que lo faculta para
rechazar de plano los recursos e incidentes notoriamente frívolos o
improcedentes; razonando la misma, en el sentido de que el postulante ya
había sido notificado, con fecha veinte de febrero de dos mil nueve, de la
resolución de cuatro de febrero del mismo año, que resolvió sin lugar la
excepción previa que planteó.
Esta Corte no comparte el criterio del tribunal de primer grado en cuanto
a la denegatoria del amparo por falta de definitividad, al considerar que era
procedente el recurso de apelación contra el rechazo de la nulidad, ya que
dentro del juicio sumario sólo son apelables los autos que resuelvan las
excepciones previas y la sentencia de conformidad con lo dispuesto en el
artículo 243 del Código Procesal Civil y Mercantil.
Con base en lo antes considerado, es procedente denegar el amparo
solicitado por los motivos aquí manifestados, por cuanto la autoridad
impugnada actuó de conformidad con lo dispuesto por la ley de la materia, sin
ocasionar agravio alguno a los derechos de la postulante que pueda repararse
por medio del amparo, en virtud de que éste procede cuando un acto o
resolución emanado de autoridad se emite sin base legal que lo fundamente,
llevando implícito amenaza, restricción o violación a los derechos que la
Constitución y las leyes garantizan, lo cual no ocurre en el presente caso, por
lo que procede confirmar la sentencia apelada, con la modificación del monto
de la multa impuesta a la abogada patrocinante.
LEYES APLICABLES
Artículos: 265, 268 y 272 inciso c) de la Constitución Política de la
República de Guatemala; 8º., 10, 19, 42, 45, 46, 47, 57, 60, 61, 66, 67, 149,
163 inciso c), 185 y 186 de la Ley de Amparo, Exhibición Personal y de
Constitucionalidad; y 17 del Acuerdo 4-89 de la Corte de Constitucionalidad.
POR TANTO
La Corte de Constitucionalidad con base en lo considerado y leyes
citadas, resuelve: I) Confirma la sentencia apelada, con la modificación de que
la multa impuesta a la abogada patrocinante asciende a un mil
quetzales. II) Notifíquese y, con certificación de lo resuelto, devuélvanse los
antecedentes.

JUAN FRANCISCO FLORES JUÁREZ


PRESIDENTE

ROBERTO MOLINA BARRETO ALEJANDRO MALDONADO AGUIRRE


MAGISTRADO MAGISTRADO

MARIO PÉREZ GUERRA GLADYS CHACÓN CORADO


MAGISTRADO MAGISTRADA

AYLÍN ORDÓÑEZ REYNA


SECRETARIA GENERAL

ACLARACIÓN

EXPEDIENTE 3387-2009
CORTE DE CONSTITUCIONALIDAD: Guatemala, veinticuatro de marzo dos
mil diez.
Se tiene a la vista para resolver, la solicitud de aclaración presentada
por Luis Alfredo Castellanos Farfán, contra la sentencia dictada por esta Corte
el once de marzo de dos mil diez, en la acción de amparo que promovió contra
el Juez de Primera Instancia Civil y Económico Coactivo del departamento de
Sacatepéquez.
ANTECEDENTES
I. DEL PLANTEAMIENTO DEL AMPARO Y RESOLUCIÓN DE PRIMER
GRADO: El acto reclamado consiste en la resolución de veintitrés de marzo de
dos mil nueve, dictada en el juicio sumario de rescisión de contrato de
arrendamiento y desocupación, planteado contra el postulante, mediante la
cual la autoridad impugnada rechazó la nulidad que interpuso contra las
resoluciones de fechas dos del veintiséis de febrero y una de dos de marzo,
todas de dos mil nueve. La Sala Regional Mixta de la Corte de Apelaciones de
Antigua Guatemala, constituida en Tribunal de Amparo, el dieciocho de agosto
de dos mil nueve denegó la acción interpuesta
II. DE LA APELACIÓN PROMOVIDA Y LA RESOLUCIÓN DE
SEGUNDO GRADO: El postulante apeló y esta Corte, en sentencia de once
de marzo dos mil diez confirmó el fallo impugnado.
III. DE LOS ARGUMENTOS DE LA ACLARACIÓN: El solicitante
interpone el remedio indicado, por considerar “...deben aclarar porque
permiten que un juez violente el proceso sin hacer nada y por el contrario,
darle la razón y con ello me dejan indefenso.”
CONSIDERANDO
-I-

El artículo 70 de la Ley de Amparo, Exhibición Personal y de


Constitucionalidad, establece que cuando los conceptos de un auto o de una
sentencia, sean obscuros, ambiguos o contradictorios, podrá pedirse que se
aclaren.
-II-
La figura de la aclaración invocada en el considerando anterior, tiene por
finalidad corregir las ambigüedades, contradicciones y obscuridades que los
términos de un mismo fallo tengan entre sí.
En el presente caso, de la lectura del escrito contentivo del recurso
instado se evidencia que no existe en la sentencia emitida por este Tribunal
ningún punto oscuro, ambiguo o contradictorio que aclarar, por lo que el
remedio instado es improcedente.
LEYES APLICABLES
Artículo citado y, 265, 268 y 272 inciso i) de la Constitución Política de la
República de Guatemala; y 7º, 71, 149, 163 inciso i) y 185 de la Ley de
Amparo, Exhibición Personal y de Constitucionalidad, 1º del Acuerdo 1-2009
de la Corte de Constitucionalidad.
POR TANTO
La Corte de Constitucionalidad, con base en lo considerado y las leyes
citadas, resuelve: I. Sin lugar el recurso de aclaración planteado por Luis
Alfredo Castellanos Farfán. II. Notifíquese

JUAN FRANCISCO FLORES JUÁREZ


PRESIDENTE

ROBERTO MOLINA BARRETO ALEJANDRO MALDONADO AGUIRRE


MAGISTRADO MAGISTRADO

MARIO PÉREZ GUERRA GLADYS CHACÓN


CORADO
MAGISTRADO MAGISTRADA

GEOVANI SALGUERO SALVADOR


SUBSECRETARIO GENERAL