Está en la página 1de 4

O

ENSAYO INTEGRADOR

LA FILOSOFIA ANTROPOLÓGICA MI LABOR DOCENTE Y YO.espeto.


Pero tengo una vida por construir...
r...

EL SENTIDO DE LA VIDA HUMANA

El ser humano es una expresión maravillosa y amorosa de la vida. Nace como un


ser distinto, único, dotado de todo lo necesario para triunfar en la vida. Puede ver,
oír, tocar, gustar y pensar por sí misma. Aún cuando las capacidades lleguen a
ser diferentes, cada quién tiene sus propias potencialidades y limitaciones.
Un ser humano es un ser importante pensante, consciente y productivamente
creadora.
Aunque dentro de todas esas potencialidades, una de las formas de aprendizaje
es el sufrimiento y el dolor, Unas veces en forma de catástrofes de la naturaleza,
como terremotos, inundaciones, huracanes, sequías, rayos, incendios; en los que
poco se puede hacer por evitarlos. En otras es el mismo hombre el que se causa
el sufrimiento y el dolor, como por ejemplo, cuando se droga, cuando permanece
en una relación de dependencia emocional, aunque tiene que ver con factores
externos que le impiden tomar decisiones que no le perjudiquen. El sufrimiento
sea cual fuere, obliga al hombre a vivir en una tensión continua de superación de
él mismo. Además cualquiera que sea el sufrimiento le proporciona la ocasión de
ejercitar innumerables virtualidades que duermen en su psiquismo y de liberar
poderosas energías subyacentes que, sin él, permanecerían inertes. La fortaleza,
constancia, el valor, la paciencia, el sacrificio, la superación, el amor
desinteresado, el recurso a Dios, y tantas otras posibilidades humanas nunca se
ejercitarían, al menos en grado eminente, si no nos afectarán los sufrimientos, si
toda la vida fuera un perpetuo y seguro bienestar. El haber sufrido capacita al
hombre para comprender a los demás, siempre y cuando este se lleve con
fortaleza, será fuente de sabiduría.
También existe otro acontecimiento de la vida que suele ser más dramático y
más decisivo de una persona: la muerte. Es una realidad absoluta ineludible y
desconcertante que no puede menos que hacernos filosofar ¿qué es morir? ¿por
qué morimos? ¿qué significa morir para vivir, cuando morimos ¿nos morimos del
todo?, ¿qué nos espera después de la muerte? El hombre es el único ser que
sabe que va morir y por eso es el único que puede preguntarse por el sentido de
su vida. La certeza de morir y la ignorancia del día y de la hora, da a la
existencia, supuesta inmortalidad, una seriedad y una responsabilidad que de otra
manera no tendría.
Si bien es cierto que la manera de ver la muerte, tiene que ver muchas veces
con la manera en como la hemos aprendido, es decir, desde la cultura de
México, nuestros antepasados veían a la muerte como un privilegio en la que se
festejaba el partir hacia las estrellas como un proceso de transformación y
evolución del hombre cumpliendo así con un ciclo al integrarse a los elementos de
vida . Todo ello hacia fuerte a la familia y sentirse orgulloso .
Sin embargo al imponerse el cristianismo (evangelización) la cosmovisión del
mismo, nos hizo ver que si una persona es buena al morir ira al cielo, pero si no
entonces al infierno , dependiendo del tipo de vida que tuvo y del arrepentimiento
de sus pecados. Propiciando así el miedo por morir.
Generalmente el ser humano no piensa en morir, no ve a la muerte como parte
de su existencia misma, si no fuera de ella, el sufrimiento rebasa en ocasiones
el razonamiento de entender ese proceso. La muerte llegara a todos sin importar
clase social, raza, genero, forma de pensar, de actuar, etc.
Por todos estos motivos se ha dicho que la muerte es la maestra de la vida.
Existen pensadores que dicen que no, que la vida humana no tiene ningún
sentido , porque hay que sufrir, morir para que vivir; hay otros que defienden la
postura de que sí, la vida humana tiene un sentido, que los seres humanos
nacemos para ser felices, y que para llegar a esta felicidad muchas veces duele,
desde el punto de vista de que el sufrimiento nos permita el crecimiento interior
como seres humanos. Reconocernos a nosotros mismo y reconocer a los otros
como las criaturas perfectas capaces de amar y ser amados.

En la actualidad se observa que existen pocos los momentos en los que el ser
humano reflexione acerca de ¿Quién soy? ¿Qué hago aquí y ahora? ¿Cuál es mi
misión?¿Qué quiero? ¿ Hacia donde voy? Llegando a caer en la desmotivación
para vivir, repitiendo solo patrones de generación en generación sin dale ningún
sentido a la existencia vivir por vivir solamente, sin maravillarse y asombrarse
por la belleza de la naturaleza: un atardecer, la lluvia , las estrellas, las flores, los
animales, aunado a esto la indiferencia ante los problemas de los
otros.OOOOOOOOTRA FORMA D
Hoy en día con la modernización se va dando menos importancia al humanismo,
la vida hay que vivirla en estos tiempo con apresuramiento; dice una madre a su
hijo – apúrate que se nos hace tarde, pronto, apúrate – ¿a dónde vamos? –dice el
hijo - No lo se, pero apúrate – contesta la madre.
¿ Por qué hemos llegado a este punto? Surgen interrogantes, que algunos
estudiosos de la antropología filosofía se han hecho desde hace mucho tiempo,
contestándola de acuerdo a su época o a su experiencia.

Desde el campo de la educación es bien cierto que se hace notorio estos


cuestionamientos porque a los alumnos responden de acuerdo a los que sus
padres y maestros les van transmitiendo, esto es, si les preguntamos ¿por qué
vienen a la escuela? –responden – Mis papás me dicen que tengo que venir a la
escuela. Por otro lado a los profesores cuando se le cuestiona sobre la
importancia de ver a los niños y niñas como seres humanos únicos, con
necesidades diferentes , que cada uno de ellos tiene un estilo de aprendizaje,
para ellos lo importante es terminar su programa de estudio aunque los alumnos
se queden a la mitad, dando prioridad en el cumplimiento de dicho programa y
queriendo que todo el grupo sea homogéneo, los que no pueden es porque son
burros o porque en casa sus padres los descuidan, buscando a quien echarle la
culpa. Entonces la pregunta surge para esos dos ámbitos: la escuela y la familia.
¿Tienen una visión de que quieren para esos seres humanos que están en sus
manos? que sean felices o infelices. Porque para cualquiera que sea la respuesta
nuestras acciones se dirigirán hacia ella, sea en forma consciente o inconsciente.
Si bien es cierto que la forma de aprendizaje que como padres y profesores
tuvimos no nos obliga a repetirla cuando de manera consciente nos damos cuenta
que no fue la mejor, que en estos tiempos tenemos la oportunidad de buscar la
información necesaria para cambiar, claro siempre y cuando queramos.
En mi labor cotidiano mi principal propósito es fortalecer el proceso de
integración educativa de los alumnos con necesidades educativas asociadas o no
a discapacidad, para lo cual constantemente estoy en contacto con personas de
distintos funciones como son supervisores, directores, profesores, padres de
familia, alumnos y alumnos de los diferentes niveles de educación básica
incluyendo personal de mi mismo nivel, la relación para con ellos es inter e intra
personal . El conocer infinidad de personas me ha permitido observar diferentes
actitudes que van desde las que están en la mejor disposición de innovar, retomar
las sugerencias tanto en lo referente a lo técnico pedagógico, como en lo personal
para el mejoramiento de una educación mas humana que eduque para que el
alumno se enfrente a la vida y la disfrute.
En reuniones de zona nos percatamos de que mis compañeros de las tres
USAER (Unidad de Servicio y Apoyo a la Educación Regular) ubicadas cada una
de ellas en diferente población, localidad y municipio ( apoyando
aproximadamente 30 escuelas incluyendo preescolar, primaria y secundaria),
refieren que cuando algún niño con n.e.e y además con alguna discapacidad no
es aceptado como un ser humano con capacidades diferentes la principal barrera
es el profesor. De ahí que las actividades vayan enfocadas a la sensibilización de
la comunidad en general, a la actualización permanente, a propiciar que se de una
respuesta educativa a las necesidades de aprendizaje de los alumnos y
proporcionar los apoyos técnicos y materiales de los alumnos con discapacidad.
Asesorar, orientar a través de talleres, en forma individual a los antes
mencionados con la finalidad de que el beneficio sea para los alumnos no solo
los que presentan n.e.e. con o sin discapacidad, sino también a todo el grupo en
general y a su vez a la escuela misma..
En la práctica vamos encontrando obstáculos, uno de los principales es el sentido
que cada uno de estos actores le dan a su vida, por lo que creo que toda persona,
tenemos una historia, un sufrimiento que se ve reflejado en nuestra forma de
actuar, en nuestra forma de vivir la vida, en nuestro semblante, en la alegría o
no alegría, por lo tanto en ocasiones no nos comprendemos a nosotros mismos y
por lo tanto como podremos comprender a los alumnos.
Sin embargo sabemos que en la actualidad la vida nos exige ir más de prisa, los
alumnos son inquietos ( en ocasiones tiene que ver con diferentes factores como
la dinámica familiar: divorcio, madre soltera, ambos padres trabajan o han
emigrado a EE.UU., y la alimentación: comida chatarra, colorantes,
conservadores, etc.), presentan mayor dificultad en su aprendizaje a veces
ocasionado por la escuela misma por su rigidez, por la desarticulación entre el
colegiado, por la falta de liderazgo del directivo.
Este es mi gran reto, es con y con quienes trabajo, para lo cual primero es
necesario estar bien para que los otros estén bien, de que manera, pues
haciendo uso de mi libertad, es ser libre como persona aceptarme con todos mis
defectos, mis virtudes, amarme, reconocer mis limitaciones, para aceptar a los
otros, amarlos y respetarlos con sus diferencias.
Lo voy a lograr, pues manteniendo ese contacto con los demás, trabajando y
haciendo todo lo necesario para ser feliz, inyectando en cada una de las personas
con las que interacciono actitudes positivas que les permitan abrir su corazón y
dar gracias al creador por lo que tienen, porque a veces solo pedimos y pedimos,
de antemano sabemos que cuando agradecemos al creador sea en la forma que
cada quién decida se nos dará lo que necesitamos.
El sufrimiento y el dolor no los podemos evitar, pero si podemos aprender de él,
para ser fuertes y hacer fuertes a los que están junto a nosotros: nuestra familia y
nuestros alumnos.
Se que no es tarea fácil, porque al estar enfrente de un ser humano que te solicita
afecto, comprensión se lo brindas y no hay problema, pero cuando niega esa
necesidad entonces sacamos las mil y un formas para hacer que se de cuenta de
esa necesidad. Han pasado y pasaran por mi camino muchas más personas y tal
vez en algunas de ellas pueda dejar un poquito de mi, para mejorar su vida en
algún aspecto.
Para ello mi preparación esta en varios aspectos como son manejar todos los
elementos necesarios en cuanto a lo técnico pedagógico así como en el
conocimiento del ser humano, porque su forma de pensar de actuar, sabiendo que
todo tiene un porque y eso me lo da la antropología Filosófica y de esa manera
realizar mi trabajo desde mi trinchera, que es muy bella e importante para mi.
Esta última parte creo que es la que me faltaba para completar mi labor al
trabajar con seres humanos, conocerlos y comprenderlos.

LIC. EN PSIC. MARIA LUISA NESTOR VAZQUEZ.