Está en la página 1de 6

Disponible en línea en www.sciencedirect.

com

ScienceDirect

Procedia - Ciencias sociales y del comportamiento 237 (2017) 169-174

VII Congreso Internacional de Educación Intercultural “Educación, Salud y TIC para una
Transcultural World ”, EDUHEM 2016, 15-17 de junio de 2016, Almería, España

Liderazgo: su importancia en la gestión de la convivencia escolar

Sara Conde Vélez *, Mª Carmen Azaustre Lorenzo y Juan Manuel Méndez Garrido

Departamento de Educación, Universidad de Huelva, Av. Tres de Marzo S / N, Huelva 21071, España

Resumen

Este artículo analiza el liderazgo educativo en la gestión de la convivencia escolar. Para ello, examinamos una serie de variables que pueden incluirse en un modelo de
liderazgo comprometido y transformador que propicie un clima positivo de convivencia. Se siguió una metodología tipo encuesta. La muestra incluyó 46 centros de
secundaria de Andalucía integrados en la red «Escuela: Espacio para la Paz», teniendo como entrevistados a 46 profesores y 46 familias. La principal conclusión a la
que se llega con el modelo propuesto en esta investigación muestra que un liderazgo comprometido con una cultura de paz ejerce cierto grado de influencia en la gestión
de la convivencia escolar y la promoción de medidas preventivas.

©
© 2 2 0 0 1 1 7 6 T T Utah
h h mitumi
h tUNA
o h rUNA
o s. rs PAG . tu PAG segundo tu li segundo sh li mi s re él segundo re y segundo mi y lse mi v l yo s mi mi r v L es decir td r . L T t h re yo . s es un artículo de acceso abierto bajo la licencia CC BY
( PAG h mi tt mi pag
he tu
r :C rr o
- /norte
r/C mimi norte
mi yosmi
rer vmetro s metro
pag
una mi. towo r norte gramo s / l yo yo segundo C yo mi l norte eso s y es o / segundo F y th - norte mi C o - norte r re gramo / una 4 norte . 0 iz / ) yo . ng comité de EDUHEM 2016.
Peer-review bajo la responsabilidad del comité organizador de EDUHEM 2016.
Palabras clave: Convivencia escolar; liderazgo; gestión de la convivencia; cultura de paz; tema de la convivencia; comportamiento contrario

1. Introducción

La comunidad científica reconoce que gestionar la convivencia en las escuelas es un proceso complejo, multidimensional y global (Suárez, Roldá, &
Calvo-Mora, 2014). En este sentido, podemos identificar trabajos enfocados al estudio de factores específicos con influencia directa en la convivencia.
Como ejemplo, los estudios de Álvarez, Del Río, Vila, & Praiz (2014), demuestran la correlación positiva del liderazgo (factor que otorga relevancia a
través de estudios como Campo,
& Grisaleña, 2011) con otros factores como la gestión de recursos, la programación ... y otras variables que favorecen
un clima positivo de convivencia. Contribuciones como las de Tuvilla (2013) resaltan el sentido de comunidad, mostrando la influencia de la
motivación docente en el liderazgo educativo y el estilo de gestión. La literatura identifica el liderazgo como uno de los factores críticos de éxito
que deben asumir los responsables de la mejora de las escuelas

* Autor correspondiente. Tel .: 959219239 ;.


Dirección de correo electrónico: sara.conde@dedu.uhu.es

1877-0428 © 2017 Los Autores. Publicado por Elsevier Ltd. Este es un artículo de acceso abierto bajo la licencia CC BY-NC-ND ( http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/
).
Revisión por pares bajo la responsabilidad del comité organizador de EDUHEM 2016. doi: 10.1016 /
j.sbspro.2017.02.059
170 Sara Conde Vélez y col. / Procedia - Ciencias sociales y del comportamiento 237 (2017) 169-174

y sus programas. Esto exige una gestión competente, que implica claridad en la toma de decisiones y coherencia para adoptar las acciones
más valiosas para incentivar la transformación de los centros y el desarrollo de proyectos de mejora (Bolívar 2010; Muñoz & Marfán, 2011).
El desarrollo de las iniciativas de mejora aplicadas en las escuelas depende de la capacidad de coordinación y estilo motivacional del líder,
para que el programa pueda ejecutarse bajo el auspicio de una cultura y clima de colaboración, donde todos puedan verse como miembros
activos y creadores de significado. en la comunidad educativa. Esta tarea es la base de la gestión del liderazgo, logrando el compromiso de
otras organizaciones,

2016). Al estudiar la relación entre liderazgo y clima escolar, analizar las actividades de los directores
liderar los centros ayuda a descubrir, según Tirado & Conde (2016), el 'estilo organizacional' que el líder
espera ayudar a crear. Y si este fuera el caso, se podría pensar que los líderes escolares no solo tienen sus propias creencias sobre el tipo de
organización que lideran, sino que estas creencias podrían constituir una influencia significativa en el ambiente y clima que se desarrolla en la
institución. En resumen, si bien reconocemos las diferencias entre los diferentes tipos de liderazgo, también debemos reconocer la importancia de
mantener un grado de ímpetu para aprovechar su influencia en el clima de las escuelas. Como señalan Murillo y Hernández-Castilla (2015), son los
líderes quienes determinarán de manera clara y significativa la receptividad de la organización a las interpretaciones alternativas y propuestas de
cambio.

2. Objetivos e hipótesis del estudio

El objetivo general de esta investigación consiste en analizar la importancia del liderazgo educativo en la gestión de la convivencia escolar. Los
objetivos específicos propuestos son los siguientes:
Validar el constructo de interacción de factores asociados a un liderazgo comprometido con la cultura de paz. Confirmar la influencia del
liderazgo en la demostración de su compromiso con la cultura de paz en la gestión de la convivencia escolar y promoción de medidas
preventivas.
Confirmar la influencia que tiene la gestión de la convivencia escolar en la promoción de medidas preventivas. Conocer en qué
medida la gestión influye en la reducción de conductas contrarias.

El modelo teórico sometido a pruebas empíricas se presenta a continuación (ver figura 1):

Figura 1. Hipótesis probadas

Siguiendo el modelo propuesto, las hipótesis planteadas son:


Hipótesis 1 (H1): El liderazgo que demuestra su compromiso con la cultura de paz influye directamente en la gestión de la convivencia.
Sara Conde Vélez y col. / Procedia - Ciencias sociales y del comportamiento 237 (2017) 169-174 171

Hipótesis 2 (H2): El liderazgo que demuestra su compromiso con la cultura de paz incide directamente en la promoción de medidas preventivas.

Hipótesis 3 (H3): El liderazgo involucrado en la gestión de la convivencia en las escuelas tiene una influencia directa en la promoción de medidas preventivas.

Hipótesis 4 (H4): El liderazgo implicado en el gestor de convivencia influye en la reducción de conductas contrarias.

3. Método

3.1. Participantes

Se utilizó un muestreo intencional para seleccionar a los participantes, tomando como criterio objetivo años de servicio y experiencia. En concreto, la muestra
estuvo formada por 46 centros de secundaria de Andalucía integrados en la red «Escuela: Espacio para la Paz» durante un período superior a 8 años.

Para la recogida de datos se optó por contratar a 46 profesores y 46 familiares como entrevistados para formar parte de los comités de convivencia de las
escuelas secundarias seleccionadas.

3.2. Instrumento y variables

El instrumento consistió en el diseño de un cuestionario ideado para evaluar la importancia del liderazgo educativo
en la gestión de la convivencia en las escuelas. El cuestionario consta de cuatro escalas ad hoc: 'Compromiso con la Cultura de Paz', paz y mejora de la
compuesto por cinco variables, valorando cómo el equipo directivo demuestra visiblemente su compromiso con la cultura de
convivencia; 'Gestión', que consta de cuatro variables, estimando cómo se respeta la convivencia escolar, fomentando la cultura de paz y la resolución
comité canaliza iniciativas de todos los sectores de la comunidad educativa para mejorar la convivencia y el mutuo
pacífica de conflictos; 'Medidas preventivas', que consisten en
tres variables, donde evaluamos cómo el comité de convivencia fomenta las medidas preventivas necesarias para asegurar
los derechos de todos los miembros de la comunidad educativa y el cumplimiento de las reglas de convivencia de la escuela; y 'Resultados del Plan de
Convivencia', compuesto por 14 variables, evaluando los efectos del Plan de Convivencia en términos de
la reducción de la conducta contraria. Cada una de estas variables se analiza mediante una escala Likert con valores de 1 a 4,
donde 1 es 'Nada' y 4 es 'Mucho', que también incluye la opción 'No sabe / No responde'. El instrumento fue
desarrollado siguiendo las directrices dictadas por la Administración Regional de Andalucía, en las que se establecen las medidas de fomento de la Cultura de
Paz y Mejora de la Convivencia adoptadas en las Escuelas (Orden de 20 de junio de 2011; Decreto 19/2007), así como las referencias consultadas y la revisión
del cuestionario por parte del grupo de expertos, valorando la relevancia de los indicadores de convivencia en cada una de las escalas.

3.3. Análisis de los datos

Primero, es necesario estudiar la validez interna del modelo. Para ello, aplicamos dos procedimientos. El alfa de Cronbach se encuentra en cada una de las
escalas propuestas y en segundo lugar se evaluó la unidimensionalidad de las diferentes escalas utilizadas en esta investigación, realizando un análisis factorial en
cada escala por el método de extracción de componentes principales.
Finalmente, realizamos un análisis confirmatorio utilizando un modelo de ecuaciones estructurales para verificar la idoneidad del modelo,

incluyendo como variables latentes aquellos factores que alcanzaron las puntuaciones más altas en las diferentes escalas.

Todos estos análisis se realizaron con el programa SPSS 17.0. El análisis de la ecuación estructural se realizó en AMOS 18.0.

4. Resultados

4.1. Análisis de validez interna del modelo

Aplicando el alfa de Cronbach para estimar la consistencia interna de las escalas en una muestra de 92 sujetos se obtuvieron puntuaciones bastante altas en todos los

factores.
172 Sara Conde Vélez y col. / Procedia - Ciencias sociales y del comportamiento 237 (2017) 169-174

Tabla 1. Fiabilidad de la escala Alpha de Cronbach

Escala total Alfa Numero de elementos

Compromiso 0,645 5

administración 0,936 4

Medidas preventivas 0,910 3

Resultados del plan 0,898 14

Para evaluar la unidimensionalidad de diferentes escalas, se realizó un análisis factorial utilizando el método de extracción de componentes principales. El
análisis es relevante dados los altos índices KMO de las escalas, con valores que oscilan entre
0,729 y 0,831, admitiendo la idoneidad del análisis factorial. De manera similar, la prueba de esfericidad de Bartlett, que evalúa la aplicabilidad del análisis factorial para
todas las escalas, tiene un índice de significancia de <0.001, por lo que se pueden aplicar los análisis factoriales.

4.2. Análisis de ecuaciones estructurales

Luego de los análisis factorial y de correlación, incluimos en el modelo aquellos factores que parecían tener un mayor nivel explicativo (Figuras 2 y
3). La ausencia del resto de variables en el modelo se debe a la inclusión en él de aquellas
que presentó fuertes correlaciones. Los factores seleccionados fueron: 'Cultura de paz'; 'Administración'; 'Medidas de prevención' y 'Reducción de
conductas contrarias'. El factor cultura de paz está definido por tres indicadores: VC2-La
El equipo directivo define un modelo de convivencia; VC3-Management Team genera los cambios necesarios en actitudes y comportamientos y VC4-Management Team facilita las

actividades de mejora continua. El factor de gestión se explica por los siguientes indicadores: VG6-El Comité de Convivencia elabora el método e instrumentos de recolección de

información; El Comité de Convivencia VG7 recopila y discute información de todos y con todos los sectores de la comunidad educativa; VG8-Comité de Convivencia establece los tiempos

y designa a los responsables del análisis de convivencia; VG9-Comité de Convivencia identifica los recursos humanos y materiales requeridos. A su vez, las Medidas de Prevención fueron

las siguientes: VMP10-Existen procedimientos para explicar y difundir el plan de convivencia (diarios informativos, tutorías, reuniones, etc. ) entre el personal de la escuela; VMP11 Existen

procedimientos para explicar y difundir el plan de convivencia (revistas de actualidad, tutorías, reuniones, etc.) entre los alumnos; VMP12-Existen procedimientos para explicar y difundir el

plan de convivencia (revistas de actualidad, tutorías, reuniones, etc.) entre las familias y su entorno; el factor de Reducción de Comportamientos Contrarios se explica por: VR21-El plan de

convivencia ha ayudado a frenar el grave deterioro de las instalaciones, recursos y materiales escolares; VR24-Mejora de las relaciones alumno-alumno; VR18-Reducir el daño a las

instalaciones escolares, recursos materiales o documentos; VR23-Mejora de las relaciones entre maestros y familias; VR19-Minimizar los daños a las pertenencias de los miembros de la

comunidad educativa. reuniones, etc.) entre los estudiantes; VMP12-Existen procedimientos para explicar y difundir el plan de convivencia (revistas de actualidad, tutorías, reuniones, etc.)

entre las familias y su entorno; el factor de Reducción de Comportamientos Contrarios se explica por: VR21-El plan de convivencia ha ayudado a frenar el grave deterioro de las

instalaciones, recursos y materiales escolares; VR24-Mejora de las relaciones alumno-alumno; VR18-Reducir el daño a las instalaciones escolares, recursos materiales o documentos;

VR23-Mejora de las relaciones entre maestros y familias; VR19-Minimizar los daños a las pertenencias de los miembros de la comunidad educativa. reuniones, etc.) entre los estudiantes;

VMP12-Existen procedimientos para explicar y difundir el plan de convivencia (revistas de actualidad, tutorías, reuniones, etc.) entre las familias y su entorno; el factor de Reducción de

Comportamientos Contrarios se explica por: VR21-El plan de convivencia ha ayudado a frenar el grave deterioro de las instalaciones, recursos y materiales escolares; VR24-Mejora de las relaciones alumno-alu

Los índices de bondad de ajuste del modelo se muestran a continuación, en términos de las diferentes hipótesis planteadas:
- Hipótesis 1 (H1): El liderazgo que demuestra su compromiso con la cultura de paz influye directamente en la gestión de la convivencia.

- Hipótesis 2 (H2): El liderazgo que demuestra su compromiso con la cultura de paz influye directamente en la promoción de medidas
preventivas.

- Hipótesis 3 (H3): El liderazgo implicado en la gestión de la convivencia en las escuelas tiene una influencia directa en la promoción de medidas
preventivas.

Los índices de bondad de ajuste para las hipótesis 1, 2 y 3, en este caso, indicaron que el modelo estaba bien ajustado a los datos. (Tabla 2). Los datos de
bondad de ajuste más bajos se encontraron en el índice NFI, dada su naturaleza sujeta al tamaño de la muestra.

Cuadro 2. Tasas de ajuste del modelo en respuesta a las hipótesis 1, 2 y 3

Índice de ajuste Valor recomendado Valor observado

Índice de ajuste absoluto Chi-cuadrado / grados de libertad ≤ 3,00 1,44; p <0,001


Sara Conde Vélez y col. / Procedia - Ciencias sociales y del comportamiento 237 (2017) 169-174 173

Ajuste comparativo IFI (índice de ajuste incremental) NFI (índice ≥ 0,90 0,96

de ajuste normalizado) CFI (índice de ajuste ≥ 0,90 0,88

comparativo) ≥ 0,90 0,95

Error de aproximación RMSEA (error cuadrático medio de aproximación) 0,06 ≤ 0,08 0,1

Este modelo analiza cómo se interrelacionan los diferentes factores asociados al liderazgo.
Los índices de ajuste muestran que el modelo se ajusta bien a los datos. Los índices de regresiones significativas (p <0,001) que componen el
modelo permiten aceptar las hipótesis 1, 2 y 3.
El modelo se organiza en tres variables latentes exógenas, a saber, «cultura de paz», «gestión» y «medidas de prevención». Cada una de
estas variables expresa altos niveles de sus respectivas variables de regresión observadas o endógenas; valores que van desde 0,62 hasta 0,94.
La hipótesis postula el efecto directo que tiene la presencia de un liderazgo comprometido con la cultura de paz sobre la gestión y gobernanza
del plan de convivencia. En esto
Al respecto, se manifestaron tasas de regresión positiva para el factor 'cultura de paz' sobre el factor 'gestión' (H1) (β = 0.38; p = 0.034), así
como en la promoción de 'medidas preventivas' (H2), aunque a en menor grado (β = 0,13;
p = 0,39). El liderazgo involucrado en la gestión de la convivencia escolar incide directamente en la promoción de medidas preventivas (H3);
esta tercera hipótesis presentó tasas de regresión positivas y significativas para el
Factor de «gestión» sobre el factor de «medidas de prevención» (β = 0,55; p <0,001).
Hipótesis 4 (H4): El liderazgo implicado en el gestor de convivencia influye en la reducción de conductas contrarias. Los índices de bondad de ajuste, en
este caso, indicaron que el modelo estaba discretamente bien ajustado a los datos (Tabla
3). Los datos de ajuste más bajos se encontraron nuevamente en el índice NFI, por su naturaleza, sujeto al tamaño de la muestra.

Cuadro 3. Tasa de ajuste del modelo en términos de hipótesis

Índice de ajuste Valor recomendado Valor observado

Índice de ajuste absoluto Chi-cuadrado / grados de libertad ≤ 3,00 1,46; p <0,001

Ajuste comparativo IFI (índice de ajuste incremental) NFI (índice ≥ 0,90 0,92

de ajuste normalizado) CFI (índice de ajuste ≥ 0,90 0,78

comparativo) ≥ 0,90 0,91

Error de aproximación RMSEA (error cuadrático medio de aproximación) 0,06 ≤ 0,08 0,1

La cuarta hipótesis introduce un nuevo factor latente en la ecuación, la reducción de conductas contrarias a la escuela.
coexistencia. Este factor está compuesto por las variables observadas 'El plan de convivencia ha contribuido a frenar el grave deterioro de las instalaciones,
recursos y materiales escolares' (β = 0,84; p <0,001); VR24. 'Mejora de las relaciones alumno-alumno' (β = 0,67; p <0,001); VR18. 'Reducción de daños a
instalaciones escolares, recursos materiales o documentos' (β = 0,97; p <0,001); VR23. 'Mejora de las relaciones maestro-familia' (β = 0,6; p <0,001); VR19.
'Minimizar el daño a las pertenencias de los miembros de la comunidad educativa' (β = 0,75; p <0,001), con altos niveles de varianza en cada uno de los mismos.
Asimismo, un
Se incorporó la regresión que intenta medir la influencia del liderazgo involucrado en la gestión de la vida escolar en la reducción de
conductas contrarias.

5. Conclusiones

El propósito de esta investigación fue analizar la importancia del liderazgo educativo en la gestión de la convivencia escolar, examinando aquellas
dimensiones que pueden ser predictoras de un modelo de liderazgo comprometido y transformador que favorezca un clima positivo para la convivencia. La
principal conclusión a la que se llega con el modelo propuesto en esta investigación muestra que un liderazgo comprometido con una cultura de paz ejerce
cierto grado de influencia en la gestión de la convivencia escolar y la promoción de medidas preventivas.

Pensar en un liderazgo comprometido con la cultura de paz es un aspecto esencial como base para la construcción de la convivencia escolar,
identificada con un equipo ejecutivo que define un modelo de convivencia que genera los cambios.
174 Sara Conde Vélez y col. / Procedia - Ciencias sociales y del comportamiento 237 (2017) 169-174

necesario en actitudes y comportamientos y que facilita actividades de mejora continua. (Orden de 20 de junio de 2011; Decreto 19/2007).

El comité de convivencia escolar aparece como un elemento fundamental en la gestión y canalización de las iniciativas de todos los sectores de la
comunidad educativa para mejorar la convivencia y el respeto mutuo, fomentando una cultura de paz y resolución pacífica de conflictos; (Orden de 20
de junio de 2011; Decreto 19/2007; Campo y Grisaleña (2011).
Aquí, el liderazgo del comité de convivencia en la gestión de la vida escolar parece incidir en la instauración de medidas preventivas.
medidas. Aunque no se encontró influencia directa en la reducción de estas conductas contrarias, estas medidas pueden entenderse como una dimensión
moderadora en la reducción de este tipo de conductas. En este sentido, no debería sorprender
que la influencia directa que ejerce la dirección del comité de convivencia tiene poco peso en la reducción
comportamiento, debido a los múltiples factores que pueden incidir en este aspecto y teniendo en cuenta que esta investigación solo abordó la influencia de
una sola faceta, el liderazgo involucrado en la gestión de la convivencia en las escuelas, entre los diversos elementos que también pueden influir.

Referencias

Álvarez, J., Del Río, M., Vila, M. y Praiz, JA (2014). Relación de dependencia entre los factores críticos de calidad y el impacto social. RAE-
Revista de Administração de Empresas, 6 ( 54), 692-705. doi: http://dx.doi.org/10.1590/S0034-759020140609.
Bernal, A. e Ibarrola, S. (2015). Liderazgo del profesor: objetivo básico de la gestión educativa. Revista Iberoamericana de Educación, 67, 55-70. Bolívar, A. (2010). El Liderazgo
Educativo y su Papel en la Mejora: Una Revisión Actual de sus Posibilidades y
Limitaciones. Psicoperspectivas, 9 ( 2), 9-33, doi: org / 10.5027 / psicoperspectivas-Vol9-Issue2-fulltext-112.
Campo, A., y Grisaleña, J. (2011). Las Direcciones Escolares y la Práctica Docente. Organización y gestión educativa . Revista del Fórum Europeo
de Administradores de la Educación, 6 ( 19), 1001-1008.
Decreto 19/2007, de 23 de enero, por el que se adoptan medidas para la promoción de la Cultura de Paz y la Mejora de la Convivencia en los
Centros Educativos sostenidos con fondos públicos. Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, 25, 2 de febrero de 2007.
Muñoz, G. y Marfán, J. (2011). Competencias y formación para un liderazgo escolar efectivo en Chile. Pensamiento Educativo. Revista de
Investigación Educacional Latinoamericana, 48 ( 1), 63-80.
Murillo, FJ y Hernández-Castilla, R. (2015). Liderazgo para el aprendizaje: ¿Cuáles son las tareas de los directores que más impactan en el aprendizaje de los estudiantes?

ALIVIO, 21 ( 1), doi: 10.7203 / relieve.21.1.5015.


Orden (2011), 20 de junio, por la que se adopta medidas para la promoción de la convivencia en los centros docentes sostenidos con fondos
públicos y se regula el derecho de las familias a participar en el proceso educativo de sus hijos e hijas. Boletín Oficial de la Junta de Andalucía,
132, de 7 de julio de 2011

Sans-Martín, A., Guàrdia, J. Triadó-Ivern, X. (2016). Liderazgo educativo en Europa: un enfoque transcultural. Revista de Educación, 371 - 106. Suárez, E., Roldán, JL y Calvo-Mora,
A. (2014). Un análisis estructural del modelo EFQM: una evaluación del papel mediador del proceso
administración. Revista de Economía y Gestión Empresarial, 15 (5), 862–885, doi: 10.3846 / 16111699.2013.776627.
Tirado, R. y Conde Vélez, S. (2016). Análisis estructural de la gestión de la vida comunitaria en la escuela en los centros de buenas prácticas de Andalucía
(España). Educación XX1, 19 ( 2), 153-178, doi: 10.5944 / educXX1.14220.
Tuvilla, J. (2013). De la política a las prácticas educativas: enfoques para construir la cultura de paz en los centros educativos. En C, Martínez y S,
Sánchez (Eds.), Escuela, espacio de paz. Experiencias desde Andalucía ( págs. 79-124). Granada: Universidad de Granada.