Está en la página 1de 72

See discussions, stats, and author profiles for this publication at: https://www.researchgate.

net/publication/327702158

Lógica Cuántica Clásica: Aproximación desde algunas nociones clásicas de


proposición.

Book · August 2018

CITATIONS READS

0 2,728

1 author:

Marcen Laguna
Universidad del Rosario
2 PUBLICATIONS   0 CITATIONS   

SEE PROFILE

Some of the authors of this publication are also working on these related projects:

Classical Quantum Logic View project

All content following this page was uploaded by Marcen Laguna on 17 September 2018.

The user has requested enhancement of the downloaded file.


LÓGICA CUÁNTICA CLÁSICA:
APROXIMACIÓN DESDE ALGUNAS
NOCIONES CLÁSICAS DE PROPOSICIÓN

MARCEN EDUARDO LAGUNA SANTOFIMIO

Trabajo de grado para optar al tı́tulo de Matemático

FACULTAD DE CIENCIAS EXACTAS Y NATURALES


DEPARTAMENTO DE MATEMÁTICAS Y ESTADÍSTICA
NEIVA-HUILA
2018

1
LÓGICA CUÁNTICA CLÁSICA:
APROXIMACIÓN DESDE ALGUNAS
NOCIONES CLÁSICAS DE PROPOSICIÓN

MARCEN EDUARDO LAGUNA SANTOFIMIO

Trabajo de grado para optar al tı́tulo de Matemático

Asesor
MSc. GUSTAVO LONDOÑO BETANCOURT

UNIVERSIDAD SURCOLOMBIANA
FACULTAD DE CIENCIAS EXACTAS Y NATURALES
DEPARTAMENTO DE MATEMÁTICAS Y ESTADÍSTICA
PROGRAMA DE MATEMÁTICA APLICADA
NEIVA-HUILA
2018

2
A alguien importante para ti.
Índice

1. Introducción 7

2. Una breve historia de las estructuras cuánticas por IQSA (International


Quantum Structures
Association). 9

3. Interpretaciones de Proposición 13
3.1. Ludwing Wittgenstein: ¿qué es una proposición? . . . . . . . . . . . . . 13
3.2. Alfred Tarski: Lenguaje-objeto y metalenguaje. . . . . . . . . . . . . . 14
3.3. Roland Bartles . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14
3.4. Mario Bunge . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14
3.5. Raúl Gómez Marı́n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15
3.6. Luis Villoro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15
3.7. Newton da Acosta . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16

4. Lógica Clásica 17
4.1. Lógica proposicional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18
4.1.1. El árbol de una fórmula . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19
4.1.2. Deducción Formal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19
4.1.3. Semántica; Valuaciones, validez . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22
4.2. Lógica de predicados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
4.2.1. Predicados, cuantificadores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 25
4.2.2. Sintaxis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 26
4.2.3. Deducción formal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27
4.2.4. Semántica y completitud . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28
4.3. Aclaración sobre el origen histórico del ((Principio del Pseudo-Escoto)) . 30

5. Lógicas no clásicas o divergentes, y lógica cuántica 31


5.1. Introducción a la lógica cuántica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 35
5.2. Teorı́a cuántica y estructura electrónica de los átomos . . . . . . . . . . 37
5.3. Estructuras algebraicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 40
5.4. Espacios de Hilbert . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 46

6. Propiedades en fı́sica clásica 53


6.1. El espacio de estado de la fı́sica clásica . . . . . . . . . . . . . . . . . . 54
6.2. La Estructura lógica de la Fı́sica Clásica . . . . . . . . . . . . . . . . . 57

7. Axiomatización de Teorı́a Cuántica Ortodoxa QT 60


7.1. ¨Isomorfismo¨ entre C(H) y el conjunto de todos los operadores proyección
de H, Π (H) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 63
7.2. La ¨lógica” de los eventos cuánticos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64

8. Conclusiones 68

9. Bibliografı́a 69

4
* Resumen:
Se presenta una construcción de la lógica cuántica, la cual, la consideramos cuántica
clásica, porque es la etapa mas básica en la concepción matemática. Para llegar a dicho
objeto, consideramos observaciones puntuales de relevantes filósofos, hacemos también
breves inspecciones en matemáticas, fı́sica y quı́mica. El ambiente general es el de las
lógicas no clásicas.

Palabras Clave: Álgebra de Boole, conectivos proposicionales, espacios de Hilbert,


lógicas no clásicas, lógica cuántica, pragmatismo, proposición, retı́culo.

* Abstract:
In this work we try to show the quantum logic as classical quantum logic.This
justificatión must be valued, becosue the mathematical framework is apparently the
most basic. To fulfill this purpose, we will consider observations of relevant philosophers,
We also do brief inspections in mathematics, physics and chemistry. The general
environment is that of non-classical logics..

Keywords: Booleans algebras, propositional conectives, Hilbert spaces, non-classical


logics, quantum logic, pragmatism, proposition, lattice.

5
*Figuras:
Figura 1: Clasificación desde las ciencias exactas. Mario Bunge [4]. . . . . . . . . . . . . 15
Figura 2: Diagrama de árbol. Xavier Caicedo, [5]. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20
Figura 3: Tablas de verdad, [5]. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 23
Figura 4: Relaciones entre las diversas clases de cadenas. Hofstadter Douglas. . . . . . . 31
Figura 5: Lógicas no clásicas(o lógicas filosóficas). Autor: Maldonado & Gómez. . . . . 35
Figura 6: Teorı́a cuántica. Autorı́a. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36
Figura 7: Esquema general. By Georgia state University. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 37
Figura 8: Teorı́a cuántica. Rama izquierda de fig 6. Autorı́a.. . . . . . . . . . . . . . . . . . .37
Figura 9: Fórmula molecular y estructural y modelos moleculares (...). . . . . . . . . 38
Figura 10: Isomorfismo entre P (4) y el orden de los conectivos(...). . . . . . . . . . . . . 44
Figura 11: Clasificación de espacios usuales, [32]. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50
Figura 12: Esquema general. By Georgia state University. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 53
Figura 13: Falla de la bivalencia en QT [7]. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67

*Cuadros:
Cuadro 1: Desarrollo de simbolización en lógica, [3]. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17
Cuadro 2: Simbolización de conectivos lógicos [5] . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18
Cuadro 3: Resumen de formulas [6]. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 40
Cuadro 4: Espacios de estados en fı́sica clásica [8]. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 56

6
1. Introducción
This is the reason why the notion of
truth is so precious to us: it is one
of the means by which finite minds
are able to apprehend the infinite.
(W. O. Quine, Philosophy of
Logic.)

Cuando se habla de lógica cuántica debemos remitirnos al primer tercio del siglo
pasado, periodo clave que representa la transición de grandes paradigmas: Mecánica
cuantica, Lógicas no clásicas [22] (lógica de Pierce, lógica trivaluada de Lukasiewicz,
lógica modal,...[26, 27, 28, 33]), un hecho muy conocido es que Wassily Kandinsky crea
la abstracción en la pintura; muchos fenómenos simultáneamente. En este contexto,
Birkhoff, G; Von Neumann, J (1936) [2, 23, 24], son claves porque en primer lugar
resuelven parcialmente el culturalmente conocido sexto problema de Hilbert, que trata
sobre la axiomatización de la fı́sica matemática, y de ahı́ para la creación de una lógica
al paradigma que mas impacto ha causado; mecánica cuántica [23].
Es difı́cil pensar la lógica a modo Ab inito, es decir, llevar al extremo, su comportamien-
to cronológico; por eso es útil considerar los paradigmas mas sobresalientes, para
luego creando un “continuo”, considerar desde una perspectiva mas global, las diversas
interacciones de conceptos y teorı́as (mas particulares) que aparentemente son incompati-
bles, por la naturaleza de su propia composición. No obstante, esta es perspectiva valida,
porque a priori, la perspectiva global podrı́a considerarse como una metafı́sica, y ahı́ la
discusión ya es otra cosa.
En este trabajo tipo monografı́a, se consideran ya conocidos gran parte de aspectos
de lógica clásica. Sin embargo haremos una breve incursión (quizá muy profana) de
muchos conceptos, que van desde opiniones muy puntuales de eminentes filósofos hasta
conceptos de análisis funcional, con el fin de pensar el contexto en el que nos encontramos
hoy (o tal vez ayer, que es lo mas probable), respecto al concurrir en lógica, después
de mas de dos mil años cuando aparece la gargantuesca obra de Aristóteles y sus
amigos. También, se abordaran conceptos de la fı́sica, con el animo de captar el la idea
generadora, la idea central. Los demás conceptos estrictamente fı́sicos pueden verse en
los primeros capı́tulos de cualquier texto introductorio de mecánica cuántica.
Usualmente este tipo de trabajos se desarrollan de manera sistemática por el motivo
perceptible de no caer, como permiten las licencias poéticas, en nebuloso laberinto. Por
tanto, aquı́ no difiere de esa perspectiva.

7
Cuando se estudian con rigurosidad los principios que rigen alguna disciplina [12],
tarde o temprano se llegará a una de las cuestiones mas difı́ciles que es propia de la
filosofı́a [30]; el principio de identidad1 . Tal vez dicho principio verse sobre la naturaleza
primaria de los entes y sus limites, y es por esto considerar con radical importancia
dichos linderos. Aceptando dicha generalidad, se abordarı́a la intrigante pregunta sobre
el origen del lenguaje [36, 39, 40]. Cuando se establecen los respectivos alcances, se
formalizan lenguajes bastantes enriquecidos que son modos de intentar responder a
dicho enigma. Por ejemplo, la concepción semántica de verdad es trabajada por Alfred
Tarski [37] y ha sido un faro en el que hacer matemático.
Se reitera que las notas de aquı́ en adelante serán muy superficiales, en el sentido
que quedarán atrapadas entre exterioridad-interioridad de las propiedades de la lógica
cuántica. En continuación a la identificación de lenguajes que capten con mayor agudez
la realidad aparece el calculo de predicados, que es representado mediante algunos
artilugios [5,28,35], con un álgebra booleana. De esta manera las proposiciones que
versen sobre propiedades u objetos de la fı́sica clásica, serán fielmente descritos por la
lógica clásica [8].
La lógica clásica, cuya estructura algebraica es un ortoreticulo distributivo [7], difiere
de la representación de las proposiciones que versan sobre la naturaleza de la fı́sica
cuántica. Por esto, Birkhoff, G; Von Neumann, J (1936) [2] y otros, identificaron la
respectiva estructura algebraica en la cual no se da la propiedad distributiva y es
la adecuada para mostrar la existencia de una lógica cuántica, que en este trabajo
será considera como lógica cuántica clásica, porque no desconocemos la existencia de
modernos avances en lógica cuántica [7].
En general, mostraremos un camino asequible para la comprensión primaria de
la lógica cuántica clásica, para aquellas personas cuyos conocimientos no sean muy
avezados en filosofı́a, matemáticas, fı́sica y quı́mica. Y para aquellas que si lo tienen y
puedan referenciarse, motivarsen y aportar a esta área tan humana.

1
Para mirar la definición estándar de identidad véase; http://dle.rae.es/?id=KtmKMfe

8
2. Una breve historia de las estructuras cuánticas
por IQSA (International Quantum Structures
Association).
El nacimiento de la mecánica cuántica. La IQSA fue fundada en 1990. La Asociación
Internacional de Estructuras Cuánticas (IQSA) es una sociedad para el avance y
la difusión de estructuras basadas en la mecánica cuántica, en sus aspectos fı́sicos,
matemáticos, filosóficos, aplicados e interdisciplinarios, incluidos los aspectos relevantes
de: estructuras convexas, estructuras lógico-algebraicas, estructuras ortomodulares,
lógicas cuánticas, lógica empı́rica, estructuras operacionales, estructuras realistas, medida
cuántica, geometrı́a cuántica, estadı́stica cuántica, probabilidad cuántica, topologı́a
cuántica, tiempo espacial cuántico, teorı́a de conjuntos cuánticos, información cuántica,
comunicación cuántica, computación cuántica, lógica cuántica difusa .
El siguiente fragmento es exclusivo de la pagina web de la IQSA, la respectivas citas
se muestran en la bibliografı́a alterna.
Fue el 7 de junio de 1925, cuando Werner Heisenberg partió hacia la isla de Helgoland,
en el Mar del Norte, queriendo descansar después de un ataque de fiebre del heno.
Heisenberg estaba trabajando en ese momento en las lı́neas espectrales de hidrógeno,
tratando de encontrar una manera de calcular estas lı́neas de una manera consistente.
En Helgoland, aunque fue allı́ a descansar, se obsesionó por completo con el problema,
y apenas dormı́a, dedicando su tiempo entre trabajar en su problema, practicar el
alpinismo y aprender de memoria los poemas del West Osticher Divan de Goethe.
Fue una de esas noches que Heisenberg “inventó”la mecánica cuántica moderna.
Más tarde escribió en su libro “Der Teil und das Ganze”[1]: “Eran aproximadamente
las tres de la noche cuando tenı́a a la vista el resultado final del cálculo. Al principio
estaba profundamente conmocionado. Estaba tan emocionado que No podı́a pensar en
dormir, ası́ que salı́ de la casa y esperé el amanecer en la cima de una roca”.
El 9 de junio, Heisenberg regresó a Gotinga y envió una copia de sus resultados a
Wolfgang Pauli, comentando en la carta que lo acompaña: “Todo sigue siendo vago y
poco claro para mı́, pero parece que los electrones no se moverán en órbitas”.
El 25 de julio, el documento de Heisenberg que anuncia la invención de la mecánica
cuántica es recibido por Zeitschrift fur Physik [2]. Antes de eso, también le habı́a
entregado una copia del trabajo a Max Born comentando “que habı́a escrito un papel
loco y no se habı́a atrevido a enviarlo para su publicación, y que Born deberı́a leerlo y
aconsejarle sobre él”.
Born menciona que al principio estaba completamente asombrado por la extrañeza
de los cálculos que Heisenberg propone en el periódico. Pero entonces, una mañana,
el 10 de julio, Born se dio cuenta de repente de que el tipo de cálculo que propone
Heisenberg corresponde exactamente al cálculo matricial inventado por los matemáticos
mucho tiempo atrás, entonces Born reformula, junto con uno de sus estudiantes Pascual
Jordan, los resultados de Heisenberg en el lenguaje matricial formal, para dar lugar a la
primera formulación formal de la nueva mecánica cuántica [3].
Es sorprendente saber que poco después Born recibió una copia de un artı́culo escrito
por un joven fı́sico británico que él no conocı́a, Paul Adrien Dirac, que contenı́a muchos

9
de los resultados que Jordan y él acababan de sacar de los cálculos de Heisenberg [4].
Dirac ya habı́a presentado en este primer artı́culo sobre mecánica cuántica un lenguaje
matemático mucho más abstracto que la mecánica de matrices, fueron los primeros
pasos que finalmente condujeron a la formulación espacial de Hilbert de von Neumann.
Cuando Heisenberg escribió el primer artı́culo sobre mecánica cuántica, no habı́a
sabido nada sobre las matemáticas matriciales, pero rápidamente lo alcanzó y comenzó
a trabajar junto con Born y Jordan en la elaboración de los aspectos matemáticos de la
teorı́a, y también Pauli quedó atrapado en el nuevo fı́sica. Por otro lado, en el otoño de
1925, derivó por primera vez la fórmula completa de Balmer para el átomo de hidrógeno
(el conjunto de niveles de energı́a discretos de un electrón unido en hidrógeno) [5].
Erwin Schroedinger no sabı́a nada de todos estos acontecimientos. También estaba
trabajando en el problema del átomo de hidrógeno, pero comenzando desde un enfoque
completamente diferente. Schroedinger fue, ya mucho antes de que viniera con la
“segunda’ invención de la mecánica cuántica, activamente interesado en el problema de
la descripción del átomo. Fue inspirado en su enfoque por el trabajo de Louis de Broglie
y Albert Einstein, considerando los aspectos ondulatorios de las partı́culas cuánticas. Su
objetivo era formular la mecánica cuántica como parte de la mecánica de ondas clásica,
donde el comportamiento de las partı́culas de las entidades cuánticas corresponderı́a al
comportamiento de las singularidades de las ondas.
Y ası́, Schrödinger logra presentar un modelo ondulatorio del átomo y también
derivar la fórmula completa de Balmer, como lo hizo Pauli al mismo tiempo por medio
de la mecánica de la matriz: se establecieron los fundamentos de la mecánica ondulatoria
de Schródinger [6]. Durante el siguiente medio año, el documento de Schrodingers sobre
los fundamentos de la mecánica de las olas fue seguido por otros tres documentos, que
contienen elaboraciones de los aspectos matemáticos del formalismo y las aplicaciones a
nuevos problemas [7, 8, 9]. Quedó claro que los mecanismos mecánicos de onda y la
mecánica de matrices dieron resultados idénticos, también en problemas distintos a la
descripción del átomo de hidrógeno. Y, por supuesto, surgió la pregunta: ¿qué tienen
en común estas teorı́as, fundadas en supuestos conceptuales completamente diferentes?
Schrodinger [10] investigó las similitudes de la mecánica de matrices y la mecánica
ondulatoria,
El misterio de cómo tales teorı́as conceptualmente completamente diferentes, expresa-
das en formalismo formuladas por medio de un aparato matemático completamente
diferente, podı́an dar lugar a resultados idénticos, solo se entendı́a completamente, sin
embargo, después de que John von Neumann formuló la versión de álgebra operador de
mecánica cuántica en 1932 [11]. Ese es también el lugar donde el espacio de Hilbert,
como estructura matemática, se introdujo en la formulación de la mecánica cuántica.
A continuación se muestra un revelación muy particular que trata de los tópicos
modernos fundamentales en el estudio y desarrollo de la lógica cuántica. Esos tópicos
no se trataran aquı́, sin embargo si se aclara que de este trabajo, el contexto general
si será superado, faltarı́a llenar determinadas lagunas en lógica y teorı́a de modelos,
nociones de de estructuras algebraicas más potentes. Dicha revelación es en efecto una
pieza musical, cuyo fin, es exaltar o identificar a la ISQA, pero revelando las estructuras
necesarias para abordar la lógica cuántica. Esta manera muy pertinente de trasmitir
conocimientos, es sin duda alguna de nuestro absoluto respeto y admiración.

10
Lattice Love Song
Hymn of the International Quantum Structures Association
By Dirk Aerts (Arranged by Marisa Dalla Chiara)
Once u - pon a time we saw a char - ming la - ttice,

6 œ œ œ œ œ œ .. œ j
œœ œœ œœj œ . j j j œ
Games are played and won. Some-times they are lost.

b
& 8 œ œœ œ œœ œœ œœ œœ œ .. œœ ..
œ.
Piano p
? b 68 œ œ .. œ œ œœœ œœœœœœ œœœ œœœ œœœœœœ
œ œ œ œ œ
hi - ding in the sun hi - ding in the sun. Flo - wers all a -

j j j j j
la - ttice la - ttice sweet, why weren't you com - plete? A - toms in your

& b œœ œœ œœ œœ ˙˙ ..
6

œœ œœ œœ œœ ˙˙ .. œœ œœ œœ œœ
J
?b œ œ œœ œ œœœœ œ œ œ œ œ œ œ
œ œ œ œ œœ œœ œ œ œ œ œ œ
round beau - ti - ful with trea - sure. La - ttice la - ttice sweet,

j j j
hair co - vered up with dia - monds. Jo - ining all the meets,

& b ˙˙ .. œœ œœ œœ œœ ˙˙ ..
11

œœ œœ œœ œœ œœ .. œœ .. J
?b œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ
œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ
œ œ œ œ
œ

why aren't you com-plete? Ort-ho-mo - du -la - ri - ty! Ort-ho-mo - du -la - ri - ty!

j j 3 .. 68
mee - ting all the joins. O - per - a - tion-a - li - ty! O - per - a - tion-a - li - ty!

& œœ œ œœ œœ ˙˙ ..
b
16

œ 4 œœ œœ œœ œœ œœ œœ ˙˙ .. œœ œœ œœ œœ œœ œœ ˙˙ ..
f
?b œ œ
œ œ œ œ œ œ 3 œ
4 œœ œœœ œœœ œœœ œœœ œœœ œœœ œœœ œœœ ˙˙˙˙ ... .. 68
œœ œ œ .
2

j j
& b 68 œœ œœ œœ œœ ˙˙ ..
j j
œœ œœ œœ œœ œœ .. œœ œœj œœ œœ œœ œœj œœ . j
22 La - ttice, la - ttice sweet, why are you so sad now? You were so crisp and sharp, and

. œœ œœ
J
p
? b 68 œ œ œ œ œ œœ œœ œœ œ œ œ œ œ œœœ œœœœ œ
œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ

jœ j
now you are so
U j j
un - sharp! But don't be a - fraid,
j j
soon the sky will clear up.
œ œ j
Fo - ggy rain will

&b œ œ
28

œœ œœ œ œœ œ . œœ œœ œœ œœ œ . œ . œœ œœ œ œœ œœ .. œ . œ œ œ œ
nœ. # œ. œ. œ. œ œ. J
ƒ Ï p
?b œ œ œ œ œ œ # œœœ ...# n œœœœ .... œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ
u

U
œ. U
Al - ge-bra!

jUœ .
stop. The E - ffect will be Al - ge - bra! Stress - ful gates to pass,

j j œœ œœ œœ ..
b œœ œ œœ œœ
n œ œ. œ œ 42 œœ. œœ. œœ œœ
35

œ œ œ
& œ . œ œ œœ ..
. ˙˙
Sprechstimme

J This was
. .
ƒ Ï U F
œ. œœ œœ œœ ..
Liptowsky-dream.

œ . œ .
? œœ .. œœ .. œœœ ... œœ œœœ œœ œœ œœœ ..
But, then,

œ J œ œ œ œ œ. 2 œœ œœ œœ œœ
b . 4 œœœ œœœ œœœœœœ
all vanished

J J
in QUBITS!
œ œ. œ. œ.
. . . . .

6 œœ j j j
pa - ra -llel and ma - ssive

œœ œœ
How it came a - bout our li - ttle la - ttice sweet?

& b œœ œœ œœ œœ œœ. œœ œœ .. œœ œœ œœ œœ ˙˙ ..
42

œœ 8 œœ ..
. . . . . J
p
? b œœ œœ œœ œœ œœœ œœœ œœ œœ 68 œ œ œ œ œ œœ œœ œ œœœœœœ
œ. œ. œ. œ. . .
œ. œ. œ œ œ œ œ œ œœ
Cal - cu cal - cu cal - cu - late! Cal - cu cal - cu cal - cu - late!
U
j j j j j j œ. ˙˙ .
&b œ
48 rit. rit.

œ œœ œœ œœ œœ œœ œœ .. œœ œœ œœ œœ œœ œœ œ . .
! U
? ˙˙ ..
b œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ œ
œ œ œ œ
œ œ œ œ
œ œ œ ˙˙ ..
3. Interpretaciones de Proposición
3.1. Ludwing Wittgenstein: ¿qué es una proposición?
Sin perder objetividad hacemos referencia a alguien cercano a Bertrand Russell como
lo fue Ludwing Wittgenstein (26 de abril de 1889, Viena, Austria. 29 de abril de
1951, Cambridge, Reino Unido), indagó valientemente en temas muy diversos, muy
complicados, dando paso a naturalezas distintas, de aceptación, de controversia; en
filosofı́a, lógica, metalógica, metaxiomas, etc [39]. Observaremos pues que ideas jugaron
papel fundamental en su tiempo. Ası́ pues, dice Ludwing Wittgenstein [39]: “¿Qué es
una proposición? ¿de qué distingo yo una proposición? O ¿de qué la quiero yo distinguir?
¿De partes de la proposición de su sistema gramatical, o de todo lo que no llamamos
proposición, esto es, de esta silla, de mi reloj, etc.? Pues que haya imágenes o patrones
de sonidos que son particularmente similares a las proposiciones es algo que realmente
no nos incumbe”. Y más adelante continua: “Con la palabra proposición pasa lo mismo
que con la palabra objeto, y con otras: son permitidas solo cuando se aplican a una
esfera limitada y allı́ son naturales. Si la esfera tiene que expandirse, de modo que el
concepto se convierte en uno filosófico, entonces se evapora el significado de las palabras
y se vuelve una sombra vacua. Tenemos que abandonarlo y volverlo a emplear dentro
de sus lı́mites”.
En la misma obra, L. Wittgenstein reflexiona: “una proposición es todo aquello por
medio de lo cual digo algo”. Y si me preguntan: “¿Qué significa ese decir algo?”, darı́a
ejemplos. (p. 91).
Después de pensar en cantidad de ejemplos sobre, la palabra evento, experimento,
plantas,. . . hace una bonita sugerencia (p. 99):
“Es esencial a la lógica trazar lı́mites, pero limites ası́ no se han trazado en el lenguaje que
hablamos. Pero eso no significa que entonces la lógica este representando equivocadamente
al lenguaje o que represente un lenguaje ideal. Su tarea es dibujar una colorida realidad
borrosa como un dibujo a pluma fuerte”.
Y observamos que páginas más adelante insiste:
“En la lógica no existe una conexión oculta. Detrás de las reglas no se puede penetrar,
ya que no hay un detrás.” (p. 310).
De lo anterior podemos hacer unas breves consideraciones, que son de todavı́a ( al menos
para nosotros) motivo de investigación, nos referimos a la aversión de L. Wittgenstein
hacia el prefijo meta.
La intensidad reflexiva de L. Wittgenstein que ha obligado a estudiantes de filosofı́a a
no ignorarlo, se aprecia a cada pagina de su obra. En este sentido, una de las principales
preocupaciones del hombre es sobre el significado y significante, y demás tipos de
elaboraciones conceptuales universales, se nota en la obra de este particular personaje,
una cuestión que nos compete y es heredada de él, en Observaciones sobre fundamentos
de la matemática [40]; y que posiblemente ya ha encontrado su respuesta en áreas
actuales como la etnomatemática2 , dicha cuestión, enunciada tal cual, versa de la
siguiente manera:
2
simplemente recomendamos cualquier obra de Ubiratan D’Ambrosio.

13
¿Son las proposiciones de la matemática y la lógica, proposiciones antropológicas, que
dicen cómo inferimos y calculamos nosotros, los hombres? [40].

3.2. Alfred Tarski: Lenguaje-objeto y metalenguaje.


Alfred Tarski (14 de enero de 1902 en la ciudad de Varsovia, Polonia, y murió el 26
de octubre de 1983 en Berkeley, Estados Unidos.) alumno destacado de Lukasiewicz,
quien como ya se expuso anteriormente, fue Tarski figura relevante para el desarrollo
de la lógica, teorı́a de conjuntos y demás en matemáticas, es pues sin duda obligación
tener sus aportes en cuenta. Según él en una controvertida publicación del año 1944 a
la que se refiere sobre semántica de la verdad. En esta dirección, mostramos un corto
fragmento donde opina sobre Lenguaje-objeto y metalenguaje [37]:
Al primero de estos lenguajes es el lenguaje acerca del que “se habla”. Al segundo es el
lenguaje en que “hablamos acerca del” primer lenguaje. Obsérvese que ambos términos,
solo hacen referencia a un sentido relativo. (p. 29-30) c.s.d.v.3

3.3. Roland Bartles


Por otro lado nos parece muy curioso la interpretación de un académico “lejano” a
temas matemáticos como lo fue Roland Bartles (12 de noviembre de 1915, 26 de marzo
de 1980), escritor, filósofo, semiótico y crı́tico francés, que un su libro Ensayos Crı́ticos
[1], nos ofrece un panorama de lo que considera como lenguaje y metalenguaje, veamos
pues lo que dice:
“LITERARURA Y META-LENGUAJE
La lógica nos enseña a distinguir debidamente el lenguaje-objeto del meta-lenguaje.
El lenguaje-objeto es la materia misma que está sometida a la investigación lógica;
el meta-lenguaje es el lenguaje, forzosamente artificial, en el que se lleva a cabo esta
investigación. Ası́ – y ésta es la función de la reflexión lógica - puedo expresar en
un lenguaje simbólico (meta-lenguaje) las relaciones, la estructura de una lengua real
(lenguaje- objeto)”. (p. 139).
En la continuación de este texto, observamos que hace una muy sutil, inteligente, astuta,
descripción de la historia de la literatura, y como ésta es ya vista como un lenguaje, y
de cómo debe ser estudiado e interpretado. Recomendamos a los lectores acercarse a
dicho texto. Y tratar de establecer isomorfismo con la cantidad de temas que puedan
surgir de ahı́.

3.4. Mario Bunge


Mario Bunge (21 de septiembre de 1919 (edad 98 años), Florida Oeste, Argentina), ilustra
en el libro Racionalidad y Realismo [4], en el capı́tulo cuatro llamado antirrealsimo,
sobre proposiciones fácticas y formales, enseña como puede entenderse con algo de
prudencia todo lo relacionado a “licencias poéticas” que surgen del lenguaje común, de
la ciencia, la filosofı́a, teologı́a, y demás. En la p. 61, dice algo muy cierto que muchas
La concepción Semántica de la verdad y los fundamentos de la semántica. 1972 por ediciones
3

Nueva Visión SAIC Viamonte 494, Buenos Aires, Rep. Argentina

14
veces es perjudicial para el proceso de aprendizaje: “. . . la percepción puede ser inducida
a error por la ideación”. Mario Bunge, ilustra sobre la dicotomı́a leibniziana de los
constructos y sobre la superación de esta a la de Kant.
Algo fundamental en la obra de Bunge que hemos de mencioanar es que reformula
o esclarece las nociones de causa y efecto ayudando a comprender de manera formal
el principio de causalidad , todo desde un enfoque probabilista pero reconociendo – y
eso es lo más importante- la insuficiencia de estas teorı́as porque estas pasan por alto
rasgos ubicuos del devenir: el azar y la espontaneidad.
Todo este capı́tulo viene al caso por el siguiente motivo; se está gestando metodológicamente
y de manera no anacrónica las ideas fundamentales para entender lógica cuántica4 . Es
una manera de forzar a abrir el entendimiento, una forma vulgar de alteridad, una
reflexivilidad entre cognoscibilidad y cosmovisión, entre aceptación y rechazo, verdad y
más allá de las cuasiverdades, negaciones fuertes y negaciones débiles.
Un sencillo esquema aportado por Mario Bunge:

Proposiciones

Fácticas Formales

Hipótesis datos protocolos reglas lógicas Matemáticas semánticas

Figura 1: Clasificación desde las ciencias exactas. Mario Bunge [4].

3.5. Raúl Gómez Marı́n


Y en continuación al concepto de proposición, una visión enriquecedora que encontramos
en el libro lógicas no clásicas [12] de Raúl Gómez Marı́n5 : “A la noción de proposición
la limitaremos a aquello que se enuncia y aserta en un enunciado, y no se refiere por
tanto al acto de enunciar o asertar”.

3.6. Luis Villoro


Luis Villoro Toranzo (Barcelona, España, 3 de noviembre de 1922 - Ciudad de México,
México, 5 de marzo de 2014) fue un filósofo, investigador, profesor y diplomático
mexicano. En un maravilloso ensayo titulado “La significación del silencio”6 , Luis
Villoro con todo el enfoque antropológico, se encamina a una de las preguntas mas
fundaménteles que toda disciplina ha experimentado, y es sobre el lenguaje, sus alcances
y significaciones.
4
Importantes caracterizaciones surgen de conceptos tales como: eventos, observables,...
5
En el libro lógicas no clásicas principios y fundamentos hay una detallada exposición de la lógica
trivaluada de Lukasiewicz y sobre lógica multivaluada.
6
La significación del Silencio.Luis Villoro.2016 Fondo de Cultura Económica

15
En dicho ensayo [36], la perspectiva de Villoro esta sustentada bajo su erudición
filosófica que de golpe le merecen tanta fama. Empezando por aclarar que los muchos
filósofos empiezan estudiando el lenguaje desde la proposición y limitando el habla
al lenguaje predicativo de acuerdo a las reglas de la lógica, lo que es “obvio”para los
matemáticos. Pero para captar la perspectiva global de dicha “problemática”, Villoro
justifica que para que todo esto tenga sentido, debe haber algo que precede al lenguaje
ya discursivo, es decir, él sugiere que existe una referencia significante al mundo que es
anterior al lenguaje predicativo.
Pues bien, Villoro insiste en [36]; “Antes del discurso, estamos en contacto directo
con las cosas, las experimentamos y las manejamos, nos conmovemos con ellas o en
ellas actuamos, pero siempre necesitamos de su presencia. Con la palabra aparece la
posibilidad de desprendernos de las cosas y referirnos a ellas sin contar con su actual
existencia. La palabra pone a distancia las cosas y a la vez mantiene nuestra referencia
a ellas”. A todo esto, el principal énfasis de Villoro radica en identificar el momento
histórico exacto de la aparición de la palabra, y de cómo - sobretodo influenciado Villoro
por Heidegger- los impactos metafı́sicos de altı́sima abstracción que se experimentan
entorno al hablar y callar. Quiere mostrar como bien llama su ensayo la significación
del silencio, y completar aquella tarea de entender si el silencio es un lenguaje. Es
importante la obra de Villoro en muchos sentidos, uno de ellos tiene que ver, por
la “manı́a”, necesidad, de los matemáticos al nombrar los objetos matemáticos con
complejı́simos nombres, de apariencia y naturaleza complicados, siquiera de recordar.
Ese señalar del que hablan los filósofos y filólogos, que fue el primer detonante de lo
que es ahora leer estas páginas. En conclusión, Villoro complementa el nivel “exosférico”
de lo que en matemáticas llamamos proposición.

3.7. Newton da Acosta


A continuación, un exponente importantı́simo en el desarrollo de lógicas no clásicas y en
particular uno de los primeros creadores de la lógica paraconsitente y de sus variantes;
Newton da Costa (16 de septiembre de 1929 (edad 88 años), Curitiba, Estado de Paraná,
Brasil). Aquı́ expondremos de manera breve, uno de los aportes mas significativos de la
escuela lógica latinoamericana, encabezada por da Costa, y el peruano Francisco Miró
Quesada- quien fue el que introduce el termino Para-consistente78 .

LOS PRINCIPIOS PRAGMÁTICOS DE LA RAZÓN O DIMENSIÓN


PRAGMÁTICA DE LA RAZÓN [3].
1). Principio de la sistematización:

La razón siempre se expresa por medio de una lógica.


Nótese que este principio, incluso si la razón en su ejercicio lı́cito y principal solamente
se expresase a través de una lógica, permanecerı́a válido. Además, tal vez fuese mejor
7
Según articulo La heterodoxia de las lógicas de da Costa. Matemáticas: Enseñanza Universitaria.
Vol XVI, N°1, Junio. Escuela regional de Matemáticas [31].
8
una muestra de la riqueza de esta logia se presenta en el articulo titulado LÓGICA DE LOS
MITOS: LÓGICA PARACONSISTENTE una alternativa en la discusión sobre la lógica del mito.
Guillermo Páramo Rocha. UNAL [34]

16
formularlo aseverando que en los contextos racionales se encuentra siempre, de modo
explı́cito o implı́cito, un sistema lógico.

2). Principio de la unicidad:

En un contexto dado, la lógica subyacente es única.


Hablando metafóricamente, este segundo principio nos asegura que, una vez fijadas las
reglas del juego, ellas no deben ser alteradas. Una alteración modificarı́a inmediatamente
el juego inicial, transformándolo en otro. De modo más exacto, las modificaciones de la
lógica subyacente en un contexto racional lo convierten en un contexto distinto.

3). Principio de adecuación:

La lógica subyacente a un contexto dado debe ser la que mejor se le adapte.


Lo que significa el principio precedente se resume ası́: “al estudiar determinado dominio
de objetos, reales o ideales, se debe escoger el sistema de categorı́as racionales y de leyes
universales que las reglamenten que mejor se ajusten a esos objetos”. (p. 370-371).

4. Lógica Clásica
Una de las definiciones populares de lógica es que es el análisis de métodos de
razonamiento. Para llegar a esta popular conclusión los matemáticos, lógicos y filósofos
han enfrentado problemas metodológicamente complicados; paradojas9 , dicotomı́as,
conjeturas [25].
Iniciamos con una tabla que aparece en libro Inconsistencias ¿por qué no? de Andrés
Bobenrieth Miserda [3]; en ella se ilustra el desarrollo de la simbolización de lógica.
Personalidades como De Morgan, Schröder, Fregue, peirce y Peano, fueron los artı́fices de
la lógica moderna. También es bien conocido que varios de los nombrados anteriormente
trataron de manera independiente, hacer una fundamentación de la lógica matemática
[29].
Ası́ tenemos:
General Rusell-Post Lewis Hilbert-Kolmogorov Lukasiewicz-Jáskowski
Negación ¬p ∼p ∼p p Np
Conjunción p∧q p.q pq p&Q Kpq
Disyunción p∨q p∨q p∨q p∨Q Apq
Implicación material p→ q p⊃ q p⊃ q p→ Q Cpq
Equivalencia p↔ q p≡ q p=q p∼ Q Epq
Sı́mbolos de agrupación {[( :.:. :.:. {[( No tiene
Cuadro 1: Desarrollo de simbolización en lógica, [3].

Antes de continuar se recuerda no ignorar el tema clásico de discusión sobre


proposiciones analı́ticas y sintéticas, pues allı́ se apreciará la dificultad a la hora
de nombrar algo en lógica.
9
famosas: Paradoja de Russel (1902), paradoja de Cantor(1899), Burali-Forti (1897), paradoja del
mentiroso, paradoja de Richard (1095), paradoja de Berry (1906), paradoja de Grelling (1908).

17
4.1. Lógica proposicional
El cálculo proposicional se basa en proposiciones que son tautologı́as, antilogı́as y de
tipo contingente, construidas con las operaciones de disyunción, conjunción, y negación,
ası́ como con el llamado condicional para trasladar los enunciados condicionales. Con
todo ello se obtiene una estructura de álgebra de Boole, que permite equiparar el cálculo
proposicional al cálculo algebraico booleano. En parte, la simplificación conceptual
que se obtiene resulta de ser el orden parcial del álgebra equivalente a la afirmación
del condicional material. Además, con tal metodologı́a cabe ver qué partes del cálculo
proposicional clásico pueden trasladarse, aun con limitaciones, a estructuras más débiles
y, a la vez, más generales, como son los ortoretı́culos no booleanos o las álgebras de De
Morgan [7, 8, 28].
Las proposiciones pueden ser compuestas o ser combinación de proposiciones más
sencillas, este análisis nos llevara a ciertas proposiciones atómicas que no se dejan
descomponer mas y la unión o conexión entre estas se debe a unos elementos denominados
enlaces o cenectivos, que forman las tradicionales proposiciones moleculares.
En esta capitulo las definiciones serán de [5] y algunos comentarios que complementen
las definiciones serán exclusivamente de [14, 25, 35]. Muchas expresiones del lenguaje
ordinario conectan proposiciones para formar nuevas proposiciones, pero desde cierto
punto de vista todas son substituibles por los siguientes conectivos cuya simbolización
es la siguiente:

Negación ¬
Conjunción p∧q
Disyunción p∨q
Implicación material p→ q
Equivalencia p↔ q

Cuadro 2: Simbolización de conectivos lógicos [5]

El alfabeto del lenguaje del cálculo de proposiciones consiste de los siguientes sı́mbolos.
Conectivos proposicionales: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ¬, ∧, ∨, →, ↔
Paréntesis: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ( )
Letras proposicionales: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . p, q, r, s, t, u, v, w
Los conectivos lógicos se llaman respectivamente negación, conjunción, disyunción,
implicación y equivalencia. Los paréntesis se distinguen como paréntesis izquierdo.
Si V se denota al conjunto de sı́mbolos del alfabeto, llamaremos V* al conjunto de
todas las cadenas o sucesiones finitas de sı́mbolos de V, con posibles repeticiones [5].
entre todas esas cadenas especificaremos por medio de la definición siguiente ciertas
expresiones que llamaremos fórmulas bien formadas o fbfs. la definición es constructiva
ya que da instrucciones para construir fbfs.

Definición .1. Una cadena de sı́mbolos es una fbf si y solo si puede obtenerse por medio
de las reglas siguientes.

18
F1. Las letras proposicionales son fbfs.
F2, si α es fbf entonces ∼ (α) es fbf.
F3. si α y β son fbfs, entonces (α) ∧ (β) , (α) ∨ (β) , (α) → (β) , (α) ↔ (β)
Llamamos a = al conjunto de las fbfs. Para cada conectivo proposicional podemos
definir una operación en V*.
F∼ : α 7−→∼ (α)
F∧ : α, β 7−→ (α) ∧ (β)
F∨ : α, β 7−→ (α) ∨ (β)
F→ : α, β 7−→ (α) → (β)
F↔ : α, β 7−→ (α) ↔ (β)

Nota: Es importante observar (de manera profana) como la combinatoria puede


incursionar en la lógica, Por ejemplo, el numero de sı́mbolos en toda fbf es de la forma
3n+1; esto es:
sea L : = 7−→ N, tales que:
I. Si α es una letra proposicional, L [α] = 3n + 1 = 3 ∗ 0 + 1 = 1.
II. Si L [α] = 3n + 1, entonces L [¬ (α)] = 3 + (3n + 1).
III. Si L [(α) (β)] = 5 + 3n + 1 + 3k + 1 = 3 (n + k + 2) + 1.
donde L [α] = 3n + 1 y L [β] = 3k + 1.

O también es posible calcular el número de paréntesis o el número de conectores


de una fbf;
sea C : = 7−→ N, tales que:
I. C [α] = 0.
II. C [¬ (α)] = C [(α)] + 1.
III. C [(α) (β)] = C [(α)] + C [(β)] + 1.

4.1.1. El árbol de una fórmula


Podemos descomponer una fbf en todas sus subfórmulas, es decir aquellas fbfs que
entran en su formación, como lo indica el ejemplo siguiente:
El árbol de de una fórmula es mas fundamental que la fórmula misma pues indica la única
forma como esta es combinación de operaciones aplicadas a las letras proposicionales, y
es independiente del tipo de notación que se use.

4.1.2. Deducción Formal


Uno de los temas de la lógica es el de explicar lo que es una demostración; y como
sugiere Carlos Ivorra [14]; “¿hasta que punto tiene esto interés y hasta que punto es una
perdida de tiempo?”. Pues bien, hasta aquı́ sabemos que los conectores o términos de
enlace determinan la forma de la proposición. Conocidas las formas de las proposiciones
y teniendo en cuenta su simbolización, entramos a una parte sumamente importante y
aparentemente natural que es la inferencia y deducción.
Las reglas de inferencia son esquemas básicos de inferencia deductiva que se suelen
escribir poniendo cada premisa en una lı́nea y la conclusión en otra lı́nea al final. Estas

19
Figura 2: Diagrama de árbol. Xavier Caicedo, [5].

reglas rigen el uso de los términos de enlace. Toda regla, como toda inferencia deductiva,
tiene que estar basada en la implicación de la conclusión a partir de las premisas. Entre
tanto, el paso lógico de las premisas a la conclusión es una deducción. La conclusión
que se obtiene se dice que es una consecuencia lógica de las premisas si cada paso que
se da para llegar a la conclusión está permitido por una regla.
Algunas de las reglas más conocidas:

1). Modus Ponendo Pones


p ⊃ q, p.
Entonces, q.

2). Doble negación (DN)


p, ¬¬p o también, ¬¬p, p

3). Modus Tollendo Tolles


p ⊃ q, ¬q.
Entonces, ¬p.

4). Modus Ponendo Tolles


¬(p ∧ q), p.
Entonces,¬q.

5). Modus Tollendo Pones


p ∨ q, ¬p.
Entonces q.

Es importante notar, que es suficiente escoger alguno de los anteriores modos de


razonamiento junto con algunos axiomas, para generar algún tipo de lógica. Usualmente

20
se elige el Modus Pones, además, los principios lógicos son los fundamentos que
determinan dichas reglas a seguir, para lograr la coherencia y sistematicidad de los
pensamientos en sus formas y contenidos.
Es un hecho culturalmente conocido, la bella historia interrogativa; ¿la flecha que
surca el espacio está donde está, o está donde no está?, y su respuesta griega: la flecha
no puede estar donde no está, en consecuencia la flecha está donde está; y si está donde
está, no hay movimiento, el movimiento es aparente. Esta concepción es el germen del
pensamiento que da vida a la lógica formal (lógica rı́gida, que ha sobrevivido por más
de dos mil años) y están internamente representados con los siguientes principios:
principio de identidad
Este principio expresa la igualdad de la idea consigo misma, es decir α = α
principio de no contradicción
Este principio afirma la imposibilidad de concebir dos juicios contrarios y verdaderos
con relación a un mismo objeto, es decir ∼ (α∧ ∼ α)
principio del tercero excluido
Dados dos juicios contradictorios entre sı́: (A es B); (A no es B) , es decir α∨ ∼ α.
Notase lo siguiente:

Aquı́ no se ha hecho la distinción y precisión sobre el sentido de lo que es una


afirmación.

No se ha precisado el sentido de “demostrar”.

Tampoco sobre esas afirmaciones que llamamos axiomas.

Además una cuestión interesante, ¿ como puede razonarse de forma rigurosa fuera
de toda teorı́a axiomática?

¿Que tipos de razonamientos podemos sostener sin el apoyo de una teorı́a


axiomática?

Definición .2. cualquier fbf que tenga una de las siguientes formas es un axioma
proposicional:

A1. α ⊃ β ⊃ α

A2. (α ⊃ (β ⊃ γ)) ⊃ ((α ⊃ β) ⊃ (α ⊃ γ))

A3. (¬α ⊃ ¬β) ⊃ (β ⊃ α)

A4. α ∧ β ⊃ α

A5. α ∧ β ⊃ β

A6. (α ⊃ β) ⊃ ((α ⊃ γ) ⊃ (α ⊃ β ∧ γ))

A7. α ⊃ (α ∨ β)

21
A8. β ⊃ (α ∨ β)
A9. (α ⊃ γ) ⊃ ((β ⊃ γ) ⊃ (α ∨ β ⊃ γ))
Definición .3. Una sucesión de fbfs α1 , ..., αn se llama una deducción formal si cada
αi , (1 ≤ i ≤ n) es un axioma proposicional o resulta de formulas anteriores de la sucesión
por la aplicación de la regla de de deducción siguiente, Modus pones, (MP).
Definición .4. Una fbf es un Teorema Formal si aparece como la última fórmula de una
deducción formal; este hecho lo expresamos escribiendo ` α.
Cuando se usa una regla de inferencia para pasar de un conjunto de proposiciones a
otra proposición se demuestra que la última proposición es consecuencia lógica de las
otras. Esto se puede expresar de muchas maneras. Se puede decir que se ha derivado
la conclusión de las premisas, que la conclusión se infiere de o es implicada por las
premisas, que la conclusión se deduce de las premisas, y otras. Todas estas palabras o
expresiones significan lo mismo: Dadas ciertas proposiciones, si una regla de inferencia
nos permite pasar a otra proposición, entonces esta proposición es una conclusión lógica
de las proposiciones dadas [35].
Teorema 1. ` α ⊃ α (cualquiera que sea α).
Lo que sigue es una deducción formal de α ⊃ α.
1. (α ⊃ ((α ⊃ α) ⊃ α)) ⊃ ((α ⊃ (α ⊃ α)) ⊃ (α ⊃ α)) A2
2. (α ⊃ ((α ⊃ α) ⊃ α)) A1
3. (α ⊃ (α ⊃ α)) ⊃ (α ⊃ α) MP 1,2
4. (α ⊃ (α ⊃ α)) A1
5. α ⊃ α MP 3,4

4.1.3. Semántica; Valuaciones, validez


El sistema deductivo que se ha venido exponiendo es puramente sintáctico. El ser un
teorema o una consecuencia formal de ciertas premisas es una propiedad que depende
solamente de la forma y las relaciones estructurales entre fórmulas. Entonces, ¿es posible
que existan inferencias proposicionales válidas sin que las reglas dadas sean suficientes
para apoyarlas?.
Las reglas mostradas hasta ahora dejarı́an una duda al respecto sobre si la validez
de ellas es absoluta, es decir; desearı́amos demostrar la validez o la no validez de las
mismas. Lo que se necesita en estos casos es un método general para demostrar dicha
necesidad. Por lo tanto, se empieza con la idea de que cada proposición ha de tener un
valor de certeza, sea falso o cierto.
Se centra la atención en los valores de certeza de una proposición atómica dentro
de una proposición molecular, para ası́ poder determinar los valores de certeza de las
proposiciones moleculares.
Si P es un conjunto de letras proposicionales, =(P ) es el conjunto de fbfs cuyas letras
proposicionales están en P. Sea {V, F } un conjunto de dos elementos distintos que
llamamos valores de verdad.

22
Definición .5. Una valuación de P es una valuación v : P → {V, F }

Definición .6. Cada valuación v de P puede extenderse a todo =(P ) de la manera


siguiente, donde llamamos v : =(P ) → {V, F } a la función extendida:

1. v [α] = v [α]

V si v [α] = F
(
2. v [∼ α] =
F si v [α] = v

si v [α] = v [β] = V
(
V
3. v [α ∧ β] =
F de lo contrario

si v [α] = v [β] = F
(
F
4. v [α ∨ β] =
V de lo contrario

si v [α] = V y v [β] = F
(
F
5. v [α ⇒ β] =
V de lo contrario

Independiente de la longitud y lo complicada que sea una proposición molecular, se


pueden hallar sus valores de certeza si se conocen los valores de certeza de sus partes.
Se empieza con las proposiciones atómica y luego con la proposición molecular. Mas
allá de saber si una proposición en particular es cierta o falsa, el sentido es deducir
si un conjunto de proposiciones es consistente o inconsistente. Para demostrar que
unas premisas son inconsistentes se deduce una contradicción. Hay que tener en cuenta
que cuando se intenta deducir una contradicción y no se logra, el hecho de no poder
probar la inconsistencia deduciendo una contradicción no es una demostración de que
las premisas son consistentes [35]. El método de asignación de certeza es la técnica
apropiada, para ello, se resume en gran manera dicho análisis en las tablas de valores:

Figura 3: Tablas de verdad, [5].

Definición .7. Tautologı́a

α es una tautologı́a, |= α si, v [α] = V para toda valuación (definida en sus letras
proposicionales).

Definición .8. Consecuencia válida

23
α es una consecuencia válida de σ1 , ..., σn si para toda valuación v tal que v [σ1 ] , ..., v [σn ] =
V , se tiene v [α] = V . Este hecho se denota por σ1 , ..., σn |= α.

Definición .9. Teorema de completitud (Emil Post 1921)

Si |= α, entonces, ` α.
Ordinariamente no se usan las tablas de certeza para comprobar la validez de un
razonamiento. Por un lado, porque, excepto las inferencias más simples, una tabla de
certeza es muy grande y tediosa de construir. Ya las tablas de certeza que contienen
mas de de cinco proposiciones atómicas distintas, entonces la tabla de certeza adecuada
ha de tener 32 lineas [5], y se necesitarı́a mucho tiempo. Por otro lado, el método de
la tabla de certeza sólo es adecuado para demostrar la validez de una cierta parte de
posibles razonamientos lógicos.

4.2. Lógica de predicados


En el calculo de proposiciones se consideran solamente combinaciones de proposiciones
por medio de los conectivos, sin entrar a analizar la estructura interna de los enunciados,
es decir; solo se ha estudiado la estructura lógica de proposiciones moleculares. Nos
podemos plantear la siguiente cuestión: ¿son suficientes las reglas de inferencias para
hacer todas las inferencias y deducir todas las conclusiones que se pueden pensar como
válidas?, algunos ejemplos de [25] que responden a esto serı́an:

Cualquier amigo de Martin es un amigo de John.


Peter no es amigo de John.
Por lo tanto, Peter no es amigo de Martı́n.

Todos los humanos son racionales.


Algunos animales son humanos.
Por lo tanto, algunos animales son racionales.

El sucesor de un entero par es impar.


2 es un entero par.
Por lo tanto, el sucesor de 2 es impar.

Se observa que lo máximo que se puede hacer en calculo de proposiciones es


representar dichos enunciados de la forma p entonces q, ya que no es ni negación,
conjunción o disyunción, etc.
Para entender la lógica de las proposiciones anteriores se necesitará analizar su
estructura mas interna.

24
4.2.1. Predicados, cuantificadores
Se empieza el análisis de las proposiciones atómicas buscando lo que son términos
(algunos libros como [35] lo llaman de una vez sujeto). Las proposiciones mas sencillas
posibles son del tipo sujeto-predicado. Por ejemplo:
“Sócrates es sabio”
Sabemos que ((Sócrates)) es el sujeto. Lo que se puede decir de la frase ((es sabio)) es que
dice algo sobre Sócrates. Ası́ la frase ((es sabio)) es un predicado.
En gramática es útil distinguir entre predicados formados simplemente con un verbo
y aquellos que tienen una estructura más complicado porque utilizan nombres comunes
u otras partes del lenguaje. En lógica esta distinción no tiene importancia. Lo que es
importante es la distinción entre términos (o sujeto) y predicados. Recuérdese que los
predicados no nombran objetos pero si dicen algo acerca de ellos.
Una fórmula atómica es un predicado solo, junto con el numero apropiado de términos
unidos al mismo.
Podemos simbolizar el sujeto por letras minúsculas y el predicado con mayúsculas.
Ası́ lo anterior quedarı́a S(s). Cuando consideramos proposiciones mas complejas:
“Todos los hombres son mortales”
El sujeto es pues un individuo indeterminado que recorre el conjunto de los hombres.
Podemos revelar la identidad del sujeto haciendo:
“Para todo x: si x es hombre, entonces x es mortal”
además se introduce el sı́mbolo ∀, llamado cuantificador universal para abreviar la
expresión “para todo”, y los sı́mbolos de predicado H y M, entonces podemos representar
lo anterior:
∀x (H (x) ⊃ M (x))
Se enfatiza que las expresiones mas comunes para expresar el cuantificar universal
son: Para cada x, cada, para todo x, todo, cualquiera.
Análogamente, la proposición:
“Algún hombre es mortal”
Puede reescribirse:
“Existe x: x es un hombre y x es mortal”
Introducimos el sı́mbolo ∃, llamado cuantificador existencial para abreviar la expresión
“Existe-tal que”. Entonces podemos representar lo anterior:
∃ (H (x) ∧ M (x))
Las grandes ventajas de la simbolización es que revela de manera precisa las relaciones
de definibilidad entre ciertos conceptos. Ası́ se determina claramente el significado de
un discurso. En este punto es necesario tener en cuenta el dominio o el universo sobre
el que se mueven las variables respecto al cuantificador. Por ejemplo:
Universo: N, el conjunto de los número naturales.

25
Predicados primitivos: x < y; se representa R(x,y)

Funciones primitivas:x + y, x ∗ y; se representa f(x,y), g(x,y)

Individuos primitivos:0, 1; se representa a, b

Algunos predicados definidos:

• x es positivo; se representa R(a,x)


• x es par; se representa ∃y (f (y, y) = x)

4.2.2. Sintaxis
El alfabeto del lenguaje del calculo de predicados consiste en los siguiente sı́mbolos:

Sı́mbolos Lógicos
Conectivos Proposicionales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ¬, ∧, ∨, ⊃, ↔
Cuantificador universal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ∀
Cuantificador existencial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ∃
igualdad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . =
variables . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . x1 , x2 , x3 , ...
Sı́mbolos técnicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . () ,

Sı́mbolos no Lógicos
Sı́mbolos de predicado:
Monadico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . P11 , P21 , P31 , P41 , ...
Binario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . P12 , P22 , P32 , P42 , ...
Ternario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . P13 , P23 , P33 , P43 , ...
etc
Sı́mbolos de función:
Monadico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . f11 , f21 , f31 , f41 , ...
Binario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . f12 , f22 , f32 , f42 , ...
etc
Sı́mbolos de constante:. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .c1 , c2 , c3 , c4 , ...

Ejemplo 1. Sea L = {p1 , R2 , f 1 , g 3 , c}

La finalidad primera de los lenguajes formales es construir afirmaciones con sus


signos. Ası́ un lenguaje L (o léxico) de primer orden es un subconjunto del conjunto de
los sı́mbolos no lógicos. En dicho lenguaje L, los términos y formulas serán las que se
puedan construir utilizando solamente los sı́mbolos de relación, función y constante de
L. Una cadena de signos de L es una sucesión finita de signos de L repetidos o no y
en un cierto orden. Naturalmente como en el calculo de proposiciones, las cadenas de
signos como “p¬q¬¬ ∧ r ∨ (p) q ⊃↔↔” y “c1 ∃ ↔↔ c2 ∧ c3 c4 ∀” no sirven para nada.
Por lo tanto las cadenas que tienen sentido se clasifican en dos casos: a las cadenas
que nombran objetos se llaman términos, y a las que afirman algo se les llama fórmulas.
Esta idea no es la mejor porque puede producir imprecisiones.

26
Términos:

i). Las variables y sı́mbolos de constantes son términos.

ii). Si t1 , ..., tn son términos y f es un sı́mbolo de función n-aria entonces f (t1 , ..., tn )
es término.

Fórmulas

i). Si t1 y t2 son términos, t1 = t2 es fórmula atómica.

ii). Si t1 , ..., tn son términos y R es un sı́mbolo de relación n-aria entonces R (t1 , ..., tn )
es una formula atómica.

iii). si φ y ψ son fórmulas, entonces ¬φ, (φ ∧ ψ) , (φ ∨ ψ) , (φ ⊃ ψ) , y (φ ↔ ψ) son


fórmulas.

iv). Si φ es fórmula y x es variable, entonces ∀xφ ∃xφ son fórmulas.

Observación: Toda fórmula comienza por un relator, el negador, el implicador o el


cuantificador universal. Todo término comienza por una variables, una constante, un
funtor(sı́mbolo de predicado). Un lenguaje L(o léxico) de primer orden es un subconjunto
del conjunto de los sı́mbolos no lógicos.

4.2.3. Deducción formal


Un sistema deductivo formal sobre un lenguaje formal L, viene determinado por una
colección de fórmulas de L, llamadas axiomas de dicha teorı́a y una colección de reglas
primitivas de inferencia, que determinan cuando una fórmula de L es consecuencia
inmediata de otra u otras fórmulas de L.
Los axiomas y reglas de inferencia son, en principio, arbitrarios. Si se toman otros
axiomas o determinados de otro modo la noción de ((ser consecuencia inmediata))
tendremos un sistema deductivo formal distinto a cualquier otro previamente definido.
Por ejemplo, podrı́amos tomar todas las fórmulas de L como axiomas de un sistema
deductivo formal, pero tal sistema resultarı́a trivial.
Para simplificar nuestro sistema suponemos que los únicos sı́mbolos lógicos son:
¬, ⊃, ∀. Los demás son abreviaciones, en la forma siguiente:

α ∨ β abrevia ¬α ⊃ β

α ∧ β abrevia ¬ (α ⊃ ¬β)

α ←→ β abrevia (α ⊃ β) ∨ (β ⊃ α)

∃xα abrevia ¬∀x¬φ

Definición .10. Axiomatización.

Un axioma del calculo de predicados es cualquier fórmula que tenga ua de las formas
siguientes:

27
A1. φ ⊃ (ψ ⊃ φ)

A2. (φ ⊃ (ψ ⊃ ρ)) ⊃ ((φ ⊃ ψ) ⊃ (φ ⊃ ρ))

A3. (¬φ ⊃ ¬ψ) ⊃ (ψ ⊃ φ)

A4. ∀x (φ ⊃ ψ) ⊃ (∀xφ ⊃ ∀xψ)

A5. ∀xφ (x) ⊃ φ (t), si t libre para x en φ (x)

A6. φ ⊃ ∀xφ, si np ocurre libre en φ

A7. t = t

A8. x = t ⊃ (φ (x) ⊃ ψ (t)), si t libre para x en φ (x)

Definición .11. Sea Γ una colección de fórmulas, una Γ − deducción es una sucesión
de formulas φ1 , ..., φn talque cada uno de ellos es un axioma, es una fórmula, o viene
por Modus Pones (M P ) de dos fórmulas anteriores. Si φ es la ultima fórmula de una
Γ − deducción, escribimos Γ ` φ.

Una formula φ es un teorema si es la última fórmula de una demostración por medio


del sistema deductivo. Se expresa mediante ` φ.

4.2.4. Semántica y completitud


Estructuras:
Una escogencia de universo, y de predicados, funciones o individuos primitivos en
dicho universo se llama estructura si el universo es un conjunto no vacı́o. Se nota como
tuplas:
D E
< = A, R1< , ..., Rk< , f1< , ..., fr< , c< <
1 , ..., cs

Donde A es el universo, R1< , ..., Rk< , las relaciones primitivas, f1< , ..., fr< , las funciones
primitivas y c<
1 , ..., cs , los individuos distinguidos primitivos.
<

Ejemplo 2. < = hZ, <, +, ∗, 0, 1i

Dado un lenguaje L, se dice se dice que una estructura es de tipo L si sus conceptos
primitivos se pueden simbolizar utilizando (todos) los sı́mbolos de L. Por ejemplo la
estructura anterior es de tipo L = {R2 , f 2 , g 2 , c, d} .
En general, una sentencia φ sobre un léxico dado L no es verdadera ni falsa, pero
si se fija una estructura < de tipo L y si se interpreta el rango de los cuantificadores
de φ lo mismo que de sus sı́mbolos no lógicos por el universo, relaciones, funciones y
constantes de <, respectivamente, la sentencia adquiere un significado preciso, y por lo
tanto resulta verdadera o falsa. En caso de ser verdadera escribimos;

< |= φ

28
y decimos que < es un modelo de φ (< satisface φ, φ es verdadera en <). En caso
de que no resulte escribimos < 3 φ.

Ejemplo 3. El lenguaje L = hR12 f12 f22 , 0i de la aritmética de Peano.

Se le conoce como modelo natural de L a la estructura < = hN, n+ , +, ∗, 0i


Validez:

Definición .12. Una sentencia φ sobre L es lógicamente válida si y solamente si para


toda estructura < de tipo L, < |= φ. Esto se denota por: |= φ

Definición .13. Si φ tiene forma de tautologı́a entonces |= φ.

Es decir, la validez lógica extiende la noción de validez del calculo de proposiciones,


es decir las tautologı́as deben ser lógicamente validas.
Una de las cuestiones centrales de la lógica es el de determinar las formulas
lógicamente válidas. Pues si, Γ = {ψ1 , ..., ψn } un conjunto de axiomas, los teoremas de la
teorı́a serán aquellas sentencias ψ tales que (ψ1 , ..., ψn ) ⊃ ψ sea valida. Se puede pensar
que para determinar la validez de una sentencia serı́a necesario examinar todas las
estructuras. Incluso , para una estructura fija, de universo infinito, puede ser imposible
determinar una sentencia es verdadera o falsa.

Teorema 2. Isomorfismo

Sea F un isomorfismo entre estructuras < y = de tipo L, y sea φ (x1 , ..., xn ) una
fórmula sobre L, entonces para cualesquiera elementos a1 , ..., an del universo de <:

< |= φ [a1 , ..., an ] ⇐⇒ = |= φ [f (a1 ), ..., f (an )]

Colorario: Si < ≈ = entonces para toda sentencia φ :

< |= φ ⇐⇒ = |= φ.

Definición .14. Sea < un modelo de un lenguaje formal L y sea Γ una colección de
fórmulas de L. Si < |= y Γ ` α, entonces < |= α.

Teorema 3. Validez

Si Γ ` φ entonces Γ |= φ

Definición .15. Teorema de completitud (Gödel 1930)

Si |= φ entonces ` φ.

29
4.3. Aclaración sobre el origen histórico del ((Principio del
Pseudo-Escoto))
En el desarrollo de la lógica han ido acumulándose una lista muy grande de elementos
y muletas conceptuales, filosóficas, que son utilizadas a diario en el desarrollo de muchas
disciplinas como por ejemplo en el derecho. Ası́, de esa espesa cantidad de falacias
lógicas, verdades lógicas y modos de razonar, una de importantı́simo valor en la
lógica es el ((Principio del Pseudo-Escoto)), que en palabras dice algo mas o menos;
De una contradicción sigue cualquier cosa, o algo mejorado de [3]; “Consecuencia es
una sentencia hipotética compuesta de antecedente y consecuente por medio de una
conjunción condicional o racional que significa que, en caso de que ellos (antecedente y
consecuente), se formen simultáneamente, es imposible que el antecedente sea verdadero
y el consecuente falso”.
Esto se prueba de la siguiente manera:

1. (p ∧ ¬p)

2. P

3. ¬p

4. (p ∨ q)

5. q

Se parte de una contradicción, esto es de la conjunción de dos proposiciones contrarias,


entonces podemos afirmar por separado cada una de ellas, porque de una conjunción
se puede deducir cada una des sus partes; luego, si tomamos la parte afirmativa
(p), podemos juntarla con cualquier otra proposición en una disyunción, porque una
disyunción es implicada por cada uno de sus disyuntos; y tendrı́amos entonces una
una disyunción y la negación de uno de sus disyuntos, por lo que se sabe que se puede
deducir el otro q, que en este caso es cualquier proposición.
Andres Bobenrith Miserda en una obra [3] ya mencionada aquı́, hace una aclaración
de grandioso valor histórico. Este tipo de revelaciones son sin duda fundamentales para
el desarrollo de la filosofı́a y por supuesto para la lógica, por esto se referencia tal cual
esta magnifica recopilación, que sin duda demandó mucho trabajo:

“Se habrá observado que hasta ahora sólo se ha mencionado la referencia histórica
que Lukasiewicz hizo sobre Duns Escoto, con respecto al criterio según el cual, si dos
oraciones contradictorias eran verdaderas, entonces todo era posible; sin embargo, para
hablar de lo mismo se ha usado la designación de ((principio del Pseudo-Escoto)). Esto
se debe a que, actualmente, al principio según el cual de una contradicción se sigue
cualquier cosa, se lo conoce usualmente con este segundo nombre. La confusión surgió al
atribuirse le por error a Juan Duns Escoto -Jo(h)annes Duns Scotus en latı́n- la autorı́a
de dos textos de comentarios sobre los Primeros analı́ticos, de Aristóteles. El error fue
cometido por el editor de la primera edición de las obras completas de Duns Escoto, y
se reprodujo en la segunda versión de finales del siglo pasado. Esta equivocación hizo

30
que se asumiera que el teólogo escocés era el autor de los dos libros que nos interesan,
junto con otros que tampoco eran de su autorı́a. Ası́ lo tomó Vailiati y, en consecuencia,
Lukasiewicz; sin embargo, alrededor de 1936, un estudioso de Duns Escoto, llamado
E. Longpré, descubrió esta situación, lo que serı́a dado a conocer por J. M. Bochenski,
quien fue discı́pulo de Lukasiewicz. Dado que sólo a finales de los años treinta se fue
haciendo clara esta situación, he reservado esta aclaración para ahora, evitando ası́
romper la continuidad histórica de cómo se fueron revelando los distintos aspectos del
problema.
Esta historia es bastante confusa y son pocos los autores que han sido rigurosos al
respecto, pero actualmente se acepta que esos textos fueron atribuidos erróneamente
y que los habrı́a escrito no Juan Duns Escoto, que vivió de 1266 a 1308, sino un
lógico medieval, alrededor de 1350. A falta de certeza, se habla del Pseudo-Escoto
(Pseudo-Scotus), aunque la hipótesis más probable es que haya sido Juan de Comwall,
como sugieren los Kneale (1980: p. 695) ”.

5. Lógicas no clásicas o divergentes, y lógica cuántica


Podemos suponer que una parte de extrema fragilidad en matemáticas se ubica en el
seno de la lógica. Si cambiamos el enfoque semántico o siquiera ontológico de un sistema
lógico, es posible obtener un sistema totalmente no clásico o heterodoxo o extendido o
alterno.

Figura 4: Relaciones entre las diversas clases de cadenas. Hofstadter Douglas.

31
“Este diagrama de las relaciones existentes entre las diversas clases de cadenas
concentra un grado considerable de simbolismo visual. El rectángulo mayor representa
el conjunto de todas las cadenas; el que lo sigue en tamaño, el conjunto de todos
los enunciados. Ahora las cosas se ponen interesantes. El conjunto de los teoremas
es dibujado en forma de árbol, cuyo tronco representa el conjunto de axiomas. El
árbol sı́mbolo fue adoptado a causa del modelo de crecimiento recursivo que exhibe:
ramas nuevas (los teoremas) que se gestan constantemente a partir de las más viejas.
Las ramas delgadas sondean los rincones de la región comprimida (el conjunto de
verdades), pero nunca los podrán ocupar por completo. La frontera divisoria entre
el conjunto de verdades y el conjunto de falsedades ha sido diseñada para sugerir
una cosa caprichosamente serpenteada; por más detalladamente que se le examine,
siempre aparecerán en ella niveles estructurales más sutiles, por lo que resulta imposible
describirla con exactitud aplicando métodos finitos (véase el libro de B. Mandelbrot,
Fractals). El árbol en negro representa el conjunto de negaciones de teoremas; éstos,
pese a ser falsos en su totalidad, no pueden cubrir, como conjunto, el espacio de los
enunciados falsos”.Una Eterna Trenza Dorada; [11].
Según múltiples posibilidades sobre lógicas no clásicas se señalan algunas observaciones.
Se afirma en [23] que con respecto a la lógica intuicionista10 , ésta se separa de la lógica
clásica al no aceptar todas las tesis que figuran en ésta. Por otra parte, también se
distingue de la lógica clásica en tanto que acepta tres valores de verdad, en lugar de los
dos únicos valores, caracterı́sticos de la tradición clásica. De esta manera, tenemos un
aumento en valores de verdad y esto es algo que Lukasiewicz elabora, a partir de 1917,
esto es, una lógica multivaluada, Por ejemplo [12]; Raúl Gómez Marı́n en dicho texto
desarrolla formalmente este tipo de lógicas. y, de esta manera, se abre la posibilidad
de ampliar y generalizar el estudio de estas lógicas hasta llegar a sugerir el estudio de
lógicas infinitamente valuadas.
En 1918, C. 1. Lewis11 introduce una noción de implicación más fuerte que la
material, la implicación estricta, relacionada con la implicación de Diodoro, según se
señaló en su momento y, con ello, presenta un sistema de lógica modal, que amplı́a el
repertorio de la lógica clásica.
Por el año de 1956 Gregario Klimovski y, más adelante, Héctor Neri Castañeda,
Carlos Alchourrón y Andrés Raggio comienzan, en América Latina, a hacer uso de la
lógica de manera creativa, en el caso de la teorı́a de los conjuntos, el primero, en el caso
de lógica deóntica, Castañeda y Alchourrón y en el estudio de funciones recursivas y
pruebas constructivas el último.
En 1963, Newton C. A. da Costa crea un nuevo sistema de lógica [31], denominado
actualmente lógica paraconsistente, que ha despertado el interés de muchos lógicos
contemporáneos. En estos avances de la lógica, post Principia Mathematica, se
puede hacer la distinción señalada por Susan Haack entre lógicas que son rivales o las
que son ampliaciones de la lógica clásica.
Hacemos aquı́ voz y eco del talento latinoamericano. Se afirma que es a Vicente
Ferreira da Silva como el primer autor de un libro de lógica moderna editado en
10
Ver Enciclopedia Iberoamericana de Filosofı́a, Lógica Vol 7. Se enfatiza que [23] también pertenece
a esta enciclopedia.
11
Por ejemplo ver la Genialisima obra de Andrés Bobenrith Miserda.

32
Latinoamérica, Elementos de lógica matemática (Sao Paulo, 1940) y a Francisco
Miró Quesada [31] como el iniciador de los estudios de lógica simbólica en el Perú y en
Iberoamérica, con la publicación de su Lógica (1946).
En México, Javier Sánchez Pozos ha realizado trabajos importantes en lógicas
no clásicas, especialmente en lógicas relevantes; Adolfo Carcı́a de la Sienra ha hecho
aplicaciones de la lógica a teorı́as económicas y Raúl Orayen, además de dedicarse a
trabajar en la enseñanza y la investigación en lógica ha publicado un importante libro
de teorı́a lógica.
En España es posible mencionar nombres destacados del pasado inmediato y del
presente que dedican su atención a esta disciplina; entre ellos están Alfredo Deaño,
Jesús Mosterı́n, Manuel Sacristán, Lorenzo Peña, quien también realizó su trabajo en
Iberoamérica, etc.
En el desarrollo de este trabajo, se encuentra uno con una cantidad de artı́culos
que asechan y en gran esfuerzo tratan de asir o de capturar con mayor refinamiento lo
relacionado con lógica cuántica, pero de manera muy superficial y la labor es insuficiente;
deja tal vez al imaginario del lector que hay un trabajo muy arduo, apenas en sus inicios.

Para complementar un marco de referencia de las lógicas no clásicas, ponemos una


clasificación de Antonio negro [26]:
- Clasificación 1 (Haack [13]):

- Lógica tradicional: silogı́stica aristotélica

- lógica clásica: cálculo de oraciones de 2- valores; cálculo de predicados

- Lógicas extendidas: modal, tensa, deóntica, epistémica, preferencia, lógica erotética

- Lógicas divergentes: lógicas de muchos valores, intuitivas, cuánticas y libres

- Lógica inductiva

- Clasificación 2 (Dalla Pozza [9]):

- Lógica estándar: lógica clásica

- Lógicas no estándar: lógicas complementarias:

- extendido: lógica modal, epistémica, deóntica, tensa


- integrativo: lógica pragmática

Lógica desviada:

- multivaluada: 3-valores, lógica difusa


- no-clásico de 2 valores: intuicionista, cuántico, lógica paraconsistente

Lógica substructural: no monótona, relevancia, lineal, Lógica básica

33
- Clasificación 3 (Palladino [32]):
- Lógica clásica

- Lógica extendida: lógica de Kripke, modal mı́nimo, aletica, deóntica, epistémica y


tensa

- Lógica alternativa: lógica de muchos valores, relevancia, condicional, intuicionista


y paraconsistente

- Lógica de inteligencia artificial: lógica no monótona, difusa, logica lineal

De todo esto, los principales impulsadores de la Lógica cuántica (LQ); G.Birkhoff,


John von Neumann dicen: “One of the aspects of quantum theory which has attracted
the most general attention, is the novelty of the logical notions which it presupposes ”. y
continua explicando por qué; “It asserts that even a complete mathematical description
of a physical system S does not in general enable one to predict with certainty the result
of an experiment on S, and that in particular one can never predict with certainty
both the position and the momentum of S”; The Logic of Quantum Mechanics
[2], y esto no es más que Heisenberg’s Uncertainty principle, y que por cierto según
algunos sugieren, debe ser llamado Principio de indeterminación de Heisenberg [10],
para evitar la mucha mistificación que se da en el mala divulgación. En [23] se afirma
que la mecánica cuántica constituye la teorı́a más revolucionaria y fundamental de
la fı́sica moderna. Tal es su impacto que se han sugerido propuestas radicales en los
fundamentos de la teorı́a de la probabilidad, la lógica, y filosofı́a en general.
En adición a lo anterior se observa también que Charles Sander Pierce aporto sistemas
de lógicas trivaluadas como se observa en [29] y aportes a la semiótica. Cronológicamente
Pierce se anticipa por un lado a lukasiewicz y por otro a la descendencia francesa de
Nathalie Sausarre y al estructuralismo francés. Es decir; en la historia de la semiótica
el aporte de la matemática es considerable. Y además fortalece ya el moderno hecho de
que la matemática es enfoque interdisciplinar y lo que sigue de esto.
De esto afirma Basarab Nicolescu lo siguiente:
“El escándalo intelectual provocado por la mecánica cuántica consiste en el hecho de
que los pares de términos contradictorios que ella puso en evidencia son efectivamente
mutuamente contradictorios a través de la tabla de lectura de la lógica clásica. Esta
lógica está fundada sobre tres axiomas:
1. El axioma de la identidad: A es A.

2. El axioma de no contradicción: A no es “no-A”.

3. El axioma del tercero excluido: No existe un tercer término T que es a la vez A y


no-A.” [27]
Ası́ aparece un reto genial que consiste en la unificación entre la lógica de la mecánica
clásica y la lógica de mecánica cuántica, Carlos E Maldonado [20] y Antonio Negro [26]
lo argumenta ası́: “So, for example, CL is best applicable to macroscopic phenomena,
quantum logic to microscopic ones”. Nuevamente se trae a consideración las inquietud
¿Lógica cuántica o lógicas cuánticas?.

34
Figura 5: Lógicas no clásicas(o lógicas filosóficas). Autor: Maldonado & Gómez.

5.1. Introducción a la lógica cuántica


Aaron O’connel:12
“Antes de Aristóteles, cuando las personas pensaban en la lógica, pensaban que
todas las cosas en el futuro eran verdaderas en el pasado. El argumento es el siguiente:
si supones que va a haber una pelea mañana, entonces necesariamente en el pasado
también habrá una pelea ese dı́a, por lo tanto tiene que suceder, porque cualquier cosa
en el pasado es verdad, tiene que ser verdad Y luego llegó Aristóteles y dijo: “Ustedes
están todos locos, hombre”. Dijo que estos eventos no son ni verdaderos ni falsos. No son
verificables hasta que el evento realmente suceda. Tienes que esperar hasta el evento
para ver cuál se convierte en realidad. Entonces, eso fue lógica clásica, pero luego
la mecánica cuántica obligó a las personas a pensar de manera diferente. Entonces
tienes estas dos posibilidades, podrı́a haber una pelea o no podrı́a haber una pelea, y
Aristóteles dijo que tenemos que esperar. La mecánica cuántica dice que tienes que
esperar hasta el resultado, pero puedes influenciarlo ahora, porque ambas posibilidades
son cosas reales en el presente. No son solo un concepto abstracto, pero existen ahora”.
El tema de la Lógica Cuántica —situada en algún lugar de confluencia de matemáticas,
fı́sica y filosofı́a— tiene una historia larga y complicada y ha generado una literatura
grande, dispersa y turbulenta. La lógica cuántica concreta trata de la estructura lógica
12
Fı́sico estadounidense, creó la primera máquina cuántica del mundo, una pieza de metal vibrante
(llamado resonador mecánico).

35
de las proposiciones generadas por la estructura semántica de la mecánica cuántica.
Ası́ la lógica cuántica surge a partir del desarrollo de una analogı́a entre la estructura
reticular de la lógica clásica y la estructura reticular de las proposiciones sancionadas
por la mecánica cuántica.
El álgebra proposicional cuántica es una estructura (reticular) cerrada bajo la
operación de intersección en H, pero no es cerrada ni bajo la unión de conjuntos, ni
bajo la operación de complemento relativo (que corresponde a la negación exclusiva).
No obstante, la lógica cuántica tiene definiciones alternativas de operaciones algebraicas
cerradas que pueden pensarse como las operaciones lógicas correspondientes a la negación
y disyunción cuántica. Estas operaciones son la ortocomplementación y la operación de
junta (el resultado de la cual es el ((extremo superior)) de un par de elementos) en el
retı́culo de los subespacios de H.
Note que H es el espacio complejo separable de Hilbert. Las sentencias elementales
corresponden en este caso a subespacios (cerrados) del espacio H, y hay subconjuntos
de H que no son subespacios. En secciones adelante se desarrollará la idea para la fı́sica
clásica, de ahı́ se espera hacer el análogo estructural a fı́sica cuántica.
En 1920 Lukasiewicz publicó un articulo de dos paginas que titula lógica trivaluada.
Para Lukasiewicz,..

1. Bivalencia implica determinismo.

2. Determinismo contradice nuestra intuición básica sobre necesidad y posibilidad.

3. La bivalencia debe ser rechazada.

A continuación se expresa el camino a seguir, que como resultado será una (de las
muchas) axiomatización de la lógica cuántica.

Quntum Theory (QT )

Sharp QT unSharp QT

Von Newmann, George Mackey,... Reticulo de Kleene

Figura 6: Teorı́a cuántica. Autorı́a.

La rama izquierda será la expuesta en este trabajo, porque corresponde a las consideraciones
clásicas de lógica cuántica dadas por Von Neumann. La rama derecha corresponde a
axiomatizaciones modernas que no se tratarán aquı́. Se advierten la naturaleza de las
estructuras algebraicas necesarias para su comprensión:

36
Figura 7: Esquema general. By Georgia state University.

Quntum Theory (QT )

Álgebras de boole (QT ) Retı́culo ortomodulares (QT ) Cuasi-álgebras (QT )

Conjunto de todas las proyecciones Π (H) Axiomas de Mackey Emergencia de eventos fuzzy
Figura 8: Teorı́a cuántica. Rama derecha de fig 6. Autorı́a.

5.2. Teorı́a cuántica y estructura electrónica de los átomos


Para contextualizarnos, a continuación se expone un resumen general de ideas y
conceptos que surgieron en el cambio de paradigma, dicho resumen aparece en cualquier
texto de quı́mica general, en particular utilizamos [6]:
La masa de un átomo depende del número de electrones, protones y neutrones que
contiene. El conocimiento de la masa de un átomo es importante para el trabajo en el
laboratorio. Sin embargo, los átomos son partı́culas extremadamente pequeñas, incluso
la partı́cula mas pequeña de polvo que puede apreciarse a simple vista contiene 1 ∗ 1016
átomos.

37
Figura 9: fórmula molecular y estructural y modelos moleculares de cuatro moléculas [6].

Hechos y conceptos:

1. La teorı́a cuántica desarrollada por Planck explica plenamente la emisión de


radicación por los sólidos calentados. La teorı́a cuántica establece que los átomos y
moléculas emiten energı́a radiante en cantidades discretas (cuanta) y no en forma
continua. Este comportamiento está gobernado por la relación E = hv, donde E
es la energı́a de la radiación, h es la constante de Plank y v es la frecuencia de
la radiación. La energı́a se emite siempre en múltiplos enteros de hv(1hv, 2hv,
3hv,...).

2. Con la teorı́a cuántica, Einstein resolvió otro misterio de la fı́sica: el efecto


fotoeléctrico, Einstein propuso que la luz se comportaba como una corriente de
partı́culas (fotones).

3. El espectro de lı́neas del hidrógeno, que aún era un misterio para los fı́sicos del
siglo XIX, también se explicaba con la teorı́a cuántica. El modelo que desarrolló
Bohr para el átomo de hidrógeno suponı́a que la energı́a de su único electrón está
cuantizada, es decir, limitada a ciertos valores definidos de energı́a por un entero,
el número cuántico principal.

4. El estado de energı́a más estable de un electrón es el estado fundamental. Se


dice que un electrón que se encuentra en un nivel de energı́a superior al de su
estado más estable está en un estado excitado. En el modelo de Bohr, un electrón
emite un fotón cuando pasa de un estado de mayor energı́a (un estado excitado)

38
a otro de menor energı́a (el estado fundamental u otro estado menos excitado).
La liberación de cantidades especificas de energı́a en forma de fotones explica las
lı́neas del espectro de emisión del hidrógeno.

5. De Broglie amplió la descripción de Einstein del comportamiento onda-partı́cula


de la luz a toda la materia en movimiento. La longitud de onda de una partı́cula
en movimiento, de masa m y velocidad u, se expresa con la ecuación λ = h/mu
formulada por De Broglie.

6. La ecuación de Schrödinger describe los movimientos y energı́as de partı́culas


subatómicas. Esta ecuación revoluciono la mecánica cuántica y abrió una nueva
era para la fı́sica.

7. La ecuación de Schrödinger expresa los posibles estados de energı́a del electrón de


un átomo de hidrógeno y la probabilidad de hallarlo en cierta región alrededor del
núcleo. Estos resultados son aplicables con una exactitud razonable a los átomos
polielectrónicos.

8. Un orbital atómico es una función (ψ) que define la distribución de densidad


electrónica (ψ 2 ) en el espacio. L os orbitales se representan con diagramas de
densidad electrónica o diagramas de contorno de superficie.

9. Cada electrón presente en un átomo se define por cuatro números cuánticos: el


número cuántico principal n, que identifica la capa o nivel de energı́a principal
del orbital, el número cuántico del momento angular `, que determina la forma
del orbital; el número cuántico magnético m` , que especifica la orientación del
orbital en el espacio; y el numero cuántico de espı́n electrónico ms , que indica la
dirección del espı́n del electrón en su propio eje.

10. El orbital individual s de cada nivel de energı́a es esférico y está centrado alrededor
del núcleo. Cada uno de los tres orbitales p presentes en el nivel n=2 y superiores
tienen dos lóbulos; los pares de lóbulos forman ángulos rectos entre sı́. A partir de
n=3, hay cinco orbitales d, de formas y orientaciones complejas.

11. La energı́a del electrón del átomo de hidrógeno está determinada sólo por su
número cuántico principal. En los átomos polielectrónicos, el número cuántico
principal y el número cuántico de momento angular determinan la energı́a de un
electrón.

12. Dos electrones de un mismo átomo no pueden tener los mismos cuatro números
cuánticos (principio de exclusión de Pauli).

13. La distribución electrónica más estable en un subnivel es la que tiene el mayor


número de espines paralelos (regla de Hund). Los átomos que tienen uno o
más espines desapareados son paramagnéticos. Los átomos que tienen todos los
electrones apareados son diamagnéticos.

14. El principio de Aufbau es la guı́a para la construcción de los elementos. La


tabla periódica los clasifica según sus números atómicos y, por tanto, por las
configuraciones electrónicas de sus átomos.

39
Ecuaciones clave
u = λv Relaciona la velocidad de una onda con su longitud de onda y frecuencia.
E = hv Relaciona la energı́a de un cuanto (y de un fotón) con la frecuencia.
En = −RH ( n12 ) Energı́a de un átomo de hidrógeno en el estado enésimo.
∆E = hv = RH ( n1i 2 )( n1f 2 ) Energı́a de un fotón emitido cuando un electrón experimenta una transición desde el nivel ni hasta el nivel nf.
λ = mu
h
Relaciona la longitud de onda de una partı́cula con su masa m y su velocidad u.
∆x∆p ≥ 4Π
h
Con esta expresión se estima la incertidumbre en la posición o en el momento de una partı́cula.

Cuadro 3: resumen de formulas [6].

Pues bien, aquı́ ya se empieza a percibir un nivel intermedio o mesoscópico, y es


aquı́ donde el cambio de estructuras lógicas empiezan a variar, pues aparecen múltiples
interpretaciones a una palabra, nuevas circunstancias experimentales que a priori nunca
habı́an sido imaginadas.

5.3. Estructuras algebraicas


Algunas caracterı́sticas muy importantes de la teorı́a cuántica ( y lógica cuántica,
como veremos mas adelante) son representadas en particular por estructuras algebraicas,
además, juegan un papel relevante en ambas sharp y unsharp QT . Las siguientes
definiciones son de la obra de Maria Luisa Dalla Chiara en [7], los ejemplos son de [8,
23, 28].

Definición .16. Conjunto parcialmente ordenado

Un conjunto parcialmente ordenado (o poset) es una estructura hB, ≤i, donde B es


un conjunto no vacı́o y ≤ es una relación de orden parcial en B. En otras palabras, ≤
satisface las siguientes condiciones para todo a, b, c ∈ B:

i). a ≤ a (reflexividad)

ii). a ≤ b y b ≤ a implica a = b

iii). a ≤ b y b ≤ c implica a ≤ c.

Definición .17. Poset acotado

Un poset acotado, es una estructura hB, ≤, 0, 1i, donde:

i). hB, ≤i es un poset

ii). 0 y 1 son elementos distintos y muy especiales de B: El mı́nimo y el máximo con


respecto a ≤. En otras palabras, ∀b ∈ B:

0 ≤ b y b ≤ 1.

Definición .18. Retı́culo

Un retı́culo es un poset hB, ≤i en que cualquier par de elementos a, b tiene un


¨encuentro¨ (llamado ı́nfimo) y una ¨unión¨ (llamado supremo) tal que:

40
i). a ∧ b ≤ a, b, y ∀c ∈ B que c ≤ a, b implica c ≤ a ∧ b

ii). a, b ≤ a ∨ b, y ∀c ∈ B que a, b ≤ c implica a ∨ b ≤ c.


En cualquier retı́culo la siguiente condición se mantiene: a ≤ b sii a ∧ b = a sii
a ∨ b = b.
Alternativamente se puede representar un retı́culo como una estructura hB, ∧, ∨i,
donde ∧, ∨ son operaciones binarias que satisfacen las siguientes condiciones:

L1. a ∧ a = a; a ∨ a = a (idempotencia)

L2. a ∧ b = b ∧ a; a ∨ b = b ∨ a (conmutatividad)

L3. a ∧ (b ∧ c) = (a ∧ b) ∧ c; a ∨ (b ∨ c) = (a ∨ b) ∨ c (asociatividad)

L4. a ∧ (a ∨ b) = a; a ∨ (a ∧ b) = a (absorción).

Suponga que los elementos del retı́culo representas eventos (o propiedades o proposiciones).

Nota: observe que cuando X es un conjunto con elementos del retı́culo hB, ∧, ∨i,
y si existen, el ı́nfimo X y supremo X tales que son elementos de B, que satisfacen
V W

las siguientes condiciones:


i). ∀a ∈ X : X≤a
V

ii). ∀c ∈ B : ∀a ∈ X[c ≤ a] implica c ≤


V
X

iii). ∀a ∈ X : a ≤
W
X

iv). ∀c ∈ B : ∀a ∈ X[a ≤ c] implica X ≤ c.


W

Definición .19. Poset de involución acotado


Un Poset de involución acotado (BIP ) es una estructura hB, ≤, 0, 0, 1i, donde:
i). hB, ≤, 0, 1i es un poset acotado

ii). 0 es una operación unaria (conocida como involución o complemento generalizado)


que satisface las siguientes condiciones:

• a = a00 (doble negación)


• a ≤ b implica b0 ≤ a0 (contraposición).

Nota: observe que hB, ≤, 0, 0, 1i también satisface:


1. a0 ∧ b0 = (a ∨ b) 0

2. a0 ∨ b0 = (a ∧ b) 0
estas condiciones son usualmente llamadas Leyes de Morgan.

La presencia de esta operación ¨negación¨ nos permite definir una relación de ortogonalidad
⊥, que puede mantenerse entre dos elementos de un (BIP ).

41
Definición .20. Ortogonalidad

Sea a y b pertenecientes a un poset involutivo acotado. El objeto a es ortogonal a el


objeto b (a⊥b) sii a ≤ b0.
Un conjunto de elementos S es llamado un conjunto ortogonal por pares, sii ∀a, b ∈ S
tal que a 6= b, a⊥b.
Un conjunto Máximal de elementos por pares ortogonal, es un conjunto de elementos
por pares ortogonal si no es subconjunto propio de cualquier conjunto de elementos por
pares ortogonal.

Nota: podemos interpretar ≤ y 0 como una relación de implicación y una operación de


negación, respectivamente. Entonces, la relación de ortogonalidad ⊥ resulta describir
una relación LÓGICA INCOMPATIBLE.

a es ortogonal a b sii a implica la negación de b.

Definición .21. Keene poset

Un poset acotado involutivo es un Kleene poset (o un Poset regular) sii el satisface


la condición de kleene; para cualesquiera par de elementos a y b:

a⊥a, y, b⊥b implica a⊥b

Definición .22. Retı́culo acotado involutivo

Un retı́culo acotado involutivo (BIL) es un Poset acotado involutivo que también es un


retı́culo.

Definición .23. Kleene Retı́culo

Un Kleene Retı́culo(o retı́culo regular), es un poset kleene que es también un


retı́culo.13
Para la sharp QT , se utilizan estructuras donde situaciones ambiguas (que dan lugar
a violar el principio de no contradicción) están prohibidas. Importantes ejemplos de
sharp estructuras (que satisfacen el principio de no contradicción) son representados
por ortoposets y por ortoretı́culos (Birkhoff, 1967)[2].

Definición .24. Ortoposets y Ortoretı́culos

Un ortoposet (OP) es un poset acotado involutivo hB, ≤, 0, 0, 1i que satisface las


condiciones:

i.) a ∧ a0 = 0 (Principio de no contradicción)


13
Generalmente, un Retı́culo acotado involutivo y un Kleene Retı́culo pueden violar el principio de
contradicción y el del medio excluido. En otras palabras; a ∧ a0 =
6 0 y a ∨ a0 = 6 1.
Esto significa (según nuestro contexto) que contradicciones no son necesariamente falsa, y que la
disyunción entre proposiciones y sus negaciones no son necesariamente verdad. Como consecuencia ,
KLEENE RETÍCULOS representan una adecuada herramienta que nos permite modelar unsharp y
ambiguas situaciones. en tales situaciones, la operación involución 0 es llada complemento fuzzy.
Ası́, los Kleene retı́culos juegan un papel importante para unsharp QT .

42
i.) a ∨ a0 = 1. (Principio del medio excluido).
Un ortoretı́culo (OL) es un ortoposet que también es un retı́culo.
La operación involución 0 de un ortoposet (ortoretı́culo) es llamada ortocomplementación
Otra importante categorı́a de retı́culos es que satisfacen la propiedad distributiva.
Definición .25. Retı́culo distributivo
Un retı́culo hB, ∧, ∨i es distributivo sii el encuentro ∧ es distributivo sobre la unión
∨, y viceversa. En otras palabras:
i). a ∧ (b ∨ c) = (a ∧ b) ∨ (a ∧ c)
ii). a ∨ (b ∧ c) = (a ∨ b) ∧ (a ∨ c)
Un retı́culo acotado de involución (BILD) distributivo es llamado Retı́culo de Morgan.
Ası́, en este marco, el álgebra clásica Booleana puede ser definido como un ejemplo
particular de un Retı́culo de Morgan.
Definición .26. Álgebra Booleana
Un álgebra de Boole(BA) es una estructura hB, ∧, ∨, 0, 0, 1i, que es al mismo tiempo
ortoretı́culo y un retı́culo de Morgan.
En otras palabras las álgebras de Boole son ortoretı́culo distributivos.
Como podremos notar, la posibilidad de violar los principios de la lógica clásica
(no contradicción y tercero excluido) son caminos para desarrollar sistemas de lógica
para la QT , pero también respetándose estos, y simplemente violando la distributivas
también se desarrollan estructuras lógicas para la QT , tales sensibilidades encajan en
las diversas interpretaciones de los fı́sicos hacia la QT .
Ejemplo 4. Conjunto potencia
hP (B), ∧, ∨, 0, 0, 1i, donde P(B) es el conjunto potencia de B. Y donde ∀X, Y ∈
P (B):
∧ se identifica con la intersección de la teorı́a de conjuntos: X ∧ Y = X ∩ Y
∨ se identifica con la unión de la teorı́a de conjuntos: X ∨ Y = X ∪ Y
0 es el complemento con respecto a U . Es decir: X0 = Xc = U − X
0 es el conjunto vacı́o, y 1 es el conjunto total U .
Ejemplo 5. ¿Cuantos conectivos binarios hay en la lógica proposicional clásica?¿como
ordenar los conectivos proposicionales binarios?
Si ellos se identifican con tablas de verdad de cuatro reglones, hay 24 = 16 conectivos,
de los cuales en la práctica solo se conocen y mencionan algunos. A la siguiente cuestión;
ası́ como la conjunción ∧ esta relacionada de manera profunda con la intersección de
subconjuntos ∩, a los conectivos corresponden todas las posibles operaciones binarias
con dos subespacios de un conjunto. Si estas operaciones se ordenan por inclusión, el
resultado es un retı́culo isomorfo al conjunto P (4) de los subconjuntos de un conjunto
de cuatro elementos, que a su vez es isomorfo a un álgebra booleana14 .
14
Ejemplo tomado de [28] Arnold Oostra, Álgebras Booleanas.

43
Figura 10: Isomorfismo entre P (4) y el orden de los conectivos proposicionales [28].

44
Definición .27. Poset ortomodular y retı́culo ortomodular
Un Poset ortomodular (OMP) es un orthoposet hB, ≤, 0, 0, 1i
que satisface las siguientes condiciones:
i). ∀a, b ∈ B, a⊥b implica a ∨ b ∈ B

i). ∀a, b ∈ B, a ≤ b implica b = a ∨ (a ∨ b0 )0 .


Un retı́culo ortomodular (OML) es un Poset ortomodular que es también un retı́culo.
Definición .28. Grupo:
Un grupo es una estructura hG, +, −, 1, 0i, donde + es una operación binaria, − es
una operación unaria, 0 es un elemento especial. las siguientes condiciones se mantienen:
i). hG, +, 0i es un monoide. En otras palabras,

• La operación + es asociativa: a + (b + c) = (a + b) + c.
• 0 es el elemento neutro:a + 0 = a.

ii). ∀a ∈ G, −a es el inverso de a: a + (−a) = 0.


Definición .29. Monoide abeliano
Un monoide abeliano (Grupo) es un monoide (Grupo) en que la operación + es
conmutativa: a + b = b + a.
Ejemplo 6. El más simple grupo no-trivial es uno con dos elementos.
Por ejemplo, considere el conjunto cuyos elementos son el par de matrices

0 1 1 0
! !
e := y e :=
1 0 0 1

Tal que en (X,•) es la multiplicación usual. De lo cual se tiene ee = e, ea = a,


ae = a, aa = e es decir; a−1 = a
Ahora consideramos el conjunto de dos números reales {−1, 1} . Es un grupo, con
respecto a la multiplicación usual.
El grupo del que los anteriores son casos concretos del que se conoce convencionalmente
como Z2 (grupo cı́clico de orden 2).
Definición .30. Grupo parcialmente ordenado
Un grupo parcialmente ordenado (o, po-grup) es una estructura hG, +, 0, ≤i que
satisface las siguientes condiciones:
i). hG, +, 0i es un grupo

i). hG, ≤i es un poset

i). el el grupo de traslaciones es isotono; en otras palabras, ∀a, b, c, d ∈ G : c ≤ d


implica a + c ≤ a + d y c + b ≤ d + d.

45
Definición .31. Anillo
Un anillo es una estructura hD, +, ∗, −, 1, 0i, que satisface las siguientes condiciones:
i). hD, +, 0i es un Grupo abeliano
ii). la operación ∗ es asociativa: a ∗ (b ∗ c) = (a ∗ b) ∗ c
iii). la operación ∗ es distributiva sobre + en ambos lados; es decir, ∀a, b, c ∈ D:
• a ∗ (b + c) = (a ∗ b) + (a ∗ c)
• (a + b) ∗ c = (a ∗ c) + (b ∗ c)
Si existe un elemento 1 en D que es neutral para ∗; es decir, hD, +, 1i es un monoide.
Entonces el anillo es llamado Anillo con Unidad.
Un anillo es trivial en caso que solamente tenga un elemento, en otro caso es no
trivial.
Por otra parte, un anillo conmutativo es un anillo en que la operación ∗ es
conmutativa.
Definición .32. Anillo de división
Un anillo de división es un anillo D no trivial con unidad tal que cualquier elemento
no cero es invertible; en otras palabras, para cualquier a ∈ D|a 6= 0,hay un elemento
b ∈ D tal que a ∗ b = b ∗ a = 1.
Definición .33. Campo
Un campo es anillo de división conmutativo15 .

5.4. Espacios de Hilbert


La palabra vector aparece inicialmente, en la fı́sica, para hacer referencia a magnitudes
tales como velocidad, aceleración, etc., las cuales se diferencian de magnitudes como
longitud, área, volumen, masa y otras, que los fı́sicos optaron por llamar magnitudes
escalares para diferenciarlas de las primeras, a las cuales dieron el nombre de magnitudes
vectoriales.
Para trabajar una magnitud escalar, (por ejemplo. la longitud), se toma un patrón
o unidad (por ej. el centı́metro) y los demás valores quedan determinados por un
numero real que indica la relación con el valor escogido como unidad. Con una magnitud
vectorial, una vez se ha fijado el patrón, además del numero que da la relación con esta
unidad se necesitan dos elementos mas que son la dirección y el sentido. Por lo tanto,
usamos como guı́a de definiciones [7, 8, 17].
Definición .34. Espacio vectorial.
Dado un cuerpo (K, +, •) un espacio vectorial sobre K es un triplete (V, +, •) donde
V es un conjunto, (cuyos elementos se llaman vectores) +, son operaciones:

15
Un ejemplo de un anillo de división donde ∗ no es conmutativo es el de los cuaterniones Q.

46
+:V ×V →

V •:K ×V → V
→ ax
(x,y) x+y (a,x)

de adición vectorial y multiplicación por escalares que satisfacen las leyes vectoriales
siguientes:

1. ∀x, y ∈ V, x + y = y + x.

2. ∀x, y, z ∈ V , tal que x + (y + z) = (y + x) + z .

3. Existe un vector en V , llamado vector nulo y que se denotará por 0, tal que
x + 0 = x, para todo x que pertenece a V .

4. ∀x ∈ V , tal que x + y = 0 .

5. ∀a, b ∈ K y cada x ∈ V, (a + b) · x = a · x + b · x.

6. ∀a ∈ K, ∀x, y ∈ V, a · (x + y) = a · x + b · y.

7. ∀a, b ∈ K, y cada x ∈ V, (ab) · x = a · (b · x).

8. ∀x ∈ V, 1 · x = x.

Ejemplo 7. El conjunto de todos los vectores v usados en fı́sica mecánica es un espacio


vectorial real, con adición de vectores y multiplicación por un numero real.
Ejemplo 8. Si X es cualquier conjunto y V es cualquier espacio vectorial, entonces
el conjunto Map (X,V) de todos los maps de X en V es un espacio vectorial con las
operaciones
(λψ)(x) = λ(ψ(x)), y, (ψ + ϕ)(x) := ψ(x) + ϕ(x)
∀x ∈ X, ∀ψ, ϕ ∈ M ap(X, V ), ∀λ ∈ C
Ası́ en particular sea x ∈ Rn , V= C, el conjunto de todas las funciones de onda
ψ : Rn → C en mecánica de ondas lleva la estructura de espacio vectorial. Desde esta
perspectiva, el uso de espacios vectoriales en teorı́a cuántica en general es una extensión
natural de la estructura matemática de mecánica de ondas.
Definición .35. Subespacio vectorial
En un espacio vectorial interesan particularmente los subconjuntos en los cuales se
pueden efectuar las operaciones de V . Asi pues, un subconjunto no vació W de V se
llama subespacio si se satisfacen las siguientes condiciones:

1. Si x, y ∈ W , entonces x + y ∈ W .

2. Si a ∈ K y x ∈ W , entonces a · x ∈ W .

Estas dos condiciones son equivalentes a la siguiente:


Para todo a, b ∈ K y todo x, y ∈ W , se tiene que

a·x+b·y ∈ W

47
Se puede generalizar la condición anterior de la siguiente forma: W = 6 0 es un
subespacio de V , si y sólo si, para todo número natural n ≥ 1, siempre que

a1 , ..., an ∈ K y x1 , ..., xn ∈ W

entonces también se tiene

a1 x1 +, ..., +an xn ∈ W .

Tal vez la caracterı́stica más importante de los subespacios sea la siguiente: Si (Wi )iI
es una familia (o colección) de subespacios de V , entonces W = ∩ wi es también un
iI
subespacio de V .

Ejemplo 9. Sean Y, Zsubespacios de un espacio vectorial X, mostramos que Y ∩ Z es


un subespacio de X, pero Y ∪ Z no necesariamente.

Esto es; sea x, y ∈ Y ∩ Z, para cualquier α, β ∈ K; αx + βy ∈ Y ∩ Z.


para ver que Y ∪ Z no siempre es un subespacio vectorial:

Y = {(x, 0) /x ∈ R}

Z = {(0, x) /x ∈ R}

por lo tanto, si x ∈ Y, y ∈ Z
x + y = (x, 0) + (0, y) = (x, y) ∈ R2 , y no a Y ∪ Z.
En otras palabras, la propiedad de ser subespacios se conserva por intersecciones.
Esto permite construir subespacios, a partir de un conjunto cualquiera de elementos de
un espacio vectorial V , de la siguiente manera:
Si A ⊂ V, se considera la colección (A) de todos los subespacios de V que contienen
al conjunto A; claramente V ∈ (A). La intersección L(A) = ∩{W |W ∈ (A)}
goza de las siguientes propiedades:

1. L(A) es un subespacio de V .

2. A ⊂ L(A)

3. Si W es subespacio de V tal que A ⊂ W, entonces L(A) ⊂ W

Al subespacio L(A) se le llama el subespacio generado por el conjunto A. De las tres


propiedades anteriores se deduce que L(A) es el menor subespacio de V que contiene
el conjunto A, en el sentido de que está contenido en cualquier otro subespacio que
contenga a A.

Teorema 4. Todo espacio vectorial V tiene una base.

Demostración:
Sea (V, +, •) un espacio vectorial distinto del espacio nulo. Sea también un conjunto
A = {A ⊆ V /AesL.i} = 6 ∅. En A se define la relación A1 - A2 ⇔ A1 ⊆ A2 .
Sea { una cadena en (es decir, dos elementos cualesquiera en los puedo comparar).
Recuérdese que una cadena de A es un subconjunto de A totalmente ordenado por

48
la relación de orden inducido por -. Recuérdese que un elemento máximal de A con
respecto a la relación de orden -, es aquel que no es sucedido por ningún otro elemento
de A, es decir, B ∈ A es un elemento máximal de A con respecto a la relación de orden
- si ¬ (∃Y ∈ A) (B - Y ) ∧ (B 6= Y ).
La demostración se sigue aplicando el Lema de Zorn:Como A es un conjunto
ordenado por la relación -, tal que la cadena { de A es acotada superiormente en A,
entonces A posee al menos un elemento máximal. y este elemento es la base de V .
Definición .36. Espacio con producto interno.
Un espacio con producto interno (o espacio pre-Hilbert) es un espacio vectorial X
con un producto interno (o producto escalar) en X
h.|.i : X × X → K
tal que para cualquiera ψ, ϕ ∈ X, y cualquiera α ∈ K, satisfacen las siguientes
condiciones:

i. hϕ|ϕi ≥ 0

ii. hϕ|ϕi = 0 si y solo si ϕ = 0

iii. hαϕ|ψi = α hϕ|ψi


¯
iv. hϕ|ψi = hψ|ϕi

v. hϕ|ψ + χi = hϕ|ψi + hϕ|χi


q
Un producto interno en X define una norma en X; kϕk = hϕ|ϕi, y una métrica
q
en X dada por; d (ϕ, ψ) kϕ − ψk = hϕ − ψ|ϕ − ψi.
En iv. la barra denota el complejo conjugado cuando K = C.
Por otra parte, dos vectores ψ, ϕ ∈ X son llamados ortogonales sii hϕ|ψi = 0.
Definición .37. Conjunto de vectores ortonormales
Un conjunto {ψi }i∈I de vectores es llamado ortonormal sii sus elementos en pareja
son ortogonales y son vectores unitarios. Es decir;
i. ∀i, j ∈ I (i 6= j) : hϕi |ψi i = 0

ii. ∀i ∈ I : kψi k = 1
Observaciones:
Una sucesión {ψi }i∈N en un espacio normado X, es convergente si X contiene un
x tal que: lı́mn→∞ kψi − ψk = 0 Entonces escribimos ψi → x y decimos que x es
limite de {ψi }i∈N .

Una sucesión {ψi }i∈N en un espacio normado X, cumple la propiedad de cauchy


si para cada  > 0 existe un N tal que:
kψn − ψm k = 0, para todo m, n > 0.

49
Figura 11: Clasificación de espacios usuales, [32].

50
Definición .38. Métrica completa en espacio con producto interno

Un espacio con producto interno X (o pre-Hilbert) es métricamente completo con


respecto a la métrica d inducida por h.|.i si cada sucesión de cauchy en X converge a
un vector en X.

Definición .39. Espacio de Hilbert

Un espacio de Hilbert H es un espacio con producto interno X (o pre-Hilbert)


métricamente completo.
Por lo tanto un espacio con producto interno es un espacio normado,y un espacio
de Hilbert H es un espacio de Banach.
Un subespacio Y de un espacio de un espacio de Hilbert H es definido como un
subespacio de H, considerado como un espacio con producto interno. Esto es porque Y
necesariamente no es de Hilbert, pues Y no necesariamente es completo.

Definición .40. Caracterización de subespacios de H

Sea Y un subespacio de un espacio de Hilbert H entonces:

Y es completo si y solo Y es cerrado en H.

Si Y es de dimensión finita, entones Y es completo.

Si H es separable, también lo es Y . Mas generalmente, cada subconjunto de un


espacio con producto interno separable es separable.

El conjunto de todos los subespacios cerrados de H se denota como C(H)16 .

Definición .41. Operador

Un operador de H es un mapeo A : Dom (A) −→ H donde el dominio Dom (A) es


un subconjunto de H.

Definición .42. Operador lineal

Un operador lineal A es un operador talque:

i). El dominio Dom (A) de A es un espacio vectorial y el rango Rag (A) es un


subespacio vectorial.

ii). Para todos ϕ, ψ ∈ Dom (A), y escalar α

A (ϕ + ψ) = Aϕ + Aψ
A (αϕ) = αAϕ

También satisface:
Este conjunto es fundamental para la interpretación de la lógica cuántica dada por V. Neumman.
16

Aquı́ será fundamental.

51
La suma de un par de operadores A, B es el operador A + B definido como:
(A + B) ϕ = Aϕ + Bϕ, para todo ϕ ∈ H.
El producto de A, B es el operador AB definido como:
(AB) ϕ = A (Bϕ), para todo ϕ ∈ H.

Definición .43. Operador lineal acotado

Sean X e Y espacios normados y A : Dom (A) −→ Y un operador lineal, donde


Dom (A) ⊆ X . A se dice acotado si existe un número real c tal que kA (ϕ)kY ≤ ckϕkX .
kA(ϕ)k kA(ϕ)k
n o
Donde para ϕ 6= 0, kϕk Y ≤ c, c es una cota superior del conjunto kϕk Y , ϕ ∈ Dom (A) , ϕ 6= 0 .
X X
Ası́ el Sup de este conjunto es el valor mas pequeño para el cual se satisface kA (ϕ)kY ≤
ckϕkX .
kA(ϕ)kY
Por tanto; kAk = Sup kϕkX
.
ϕ∈Dom(A),ϕ6=0
Es decir, con c = kAk, kA (ϕ)kY ≤ kAk kϕkX .

Definición .44. Operador adjunto-Hilbert A∗17

Sea A : H1 −→ H2 un operador lineal acotado, donde H1 , H2 son espacios de Hilbert.


Entonces el operador adjunto-Hilbert A∗ de A es el operador:

A∗ : H2 −→ H1 , tal que para todo ϕ ∈ H1 , ψ ∈ H2 , hAϕ, ψ ϕ, A∗ ψi.

De esto podemos definir tres clases de operadores muy importantes.

Definición .45. Operador auto-Adjunto, Unitario, y Normal

Un operador lineal acotado A : H −→ H de un espacio de Hilbert H es llamado:

auto-Adjunto ó hermitiano si A∗ = A

Unitario si A es biyectivo y A∗ = A−1

Normal si AA∗ = A∗ A.

Definición .46. Operador proyección

Un operador lineal acotado P : H −→ H en un espacio de Hilbert H es una


proyección si y solo si P es auto-Adjunto e indepotente (esto es; P ∗ = P, P 2 = P ).

17
Note, que el operador adjunto para cualesquiera espacios normados no corresponde con A∗ . En
general se define ası́: Definición: Sea A : X −→ Y un operador lineal acotado donde X, Y son espacios
normados. Entonces el operador adjunto es; Ax : Y 0 −→ X 0 , donde X 0 , e, Y 0 son los espacios dual de
X, e, Y respectivamente.

52
Figura 12: Esquema general. By Georgia state University.

6. Propiedades en fı́sica clásica


El anterior esquema representa el escenario mas amplio posible en el que podremos
trabajar. En esta sección trabajaremos particularmente [7 y 8]:
En general, cualquier área de la fı́sica contiene inevitablemente términos que forman
parte del marco cientı́fico general que culturalmente ya están muy arraigados. El
significado y aplicabilidad de tales términos son usualmente considerados obvios. Pero
de cuando en cuando nuevos conceptos surgen que retan el orden pre-establecido de
verdades y obligan a una reevaluación radical de los fundamentos de dichas áreas. En
la fı́sica del siglo XX, dos ejemplos de mayor ejemplo de este cambio de paradigma
son la teorı́a de la relatividad y la teorı́a cuántica. El primero causó una importante
reevaluación de los conceptos de espacio y tiempo; el último desafı́a nuestras ideas de la
existencia misma.
Ejemplos de términos aparentemente inocuos que surgen en las discusiones de
la teorı́a cuántica incluyen “sistema”, “observable”, “propiedad”, “cantidad fı́sica”,
“medición”, “estado”, “causalidad”, “determinismo”. Cualquier discusión seria de tales
conceptos conduce de inmediato a cuestiones profundas en la filosofı́a general de la
ciencia, tales como:

El objeto materia de las investigaciones cientı́ficas;

El estado de los términos teóricos y las entidades postuladas;

53
La relación de los modelos matemáticos con el mundo fı́sico;

La cuestión de si y cómo se pueden verificar o falsificar declaraciones cientı́ficas

La naturaleza del espacio y el tiempo;

El significado de probabilidad.

Cuestiones de este tipo nos llevan a aumentar nuestra lista de términos “inocuos”
con palabras problemáticas como “realismo”, “instrumentalismo”, “operacionalismo”,
“empirismo”, “reduccionismo”, etc. Correctamente hablando, todos estos necesitan una
cuidadosa consideración.
Tal investigación estarı́a más allá del alcance previsto de estas notas. Sin embargo,
algo debe decirse para que la naturaleza revolucionaria de la teorı́a cuántica se pueda
apreciar completamente. En fı́sica clásica, la interpretación de términos “inocuos” está
en lı́nea con la visión de la realidad de “sentido común” y, por lo tanto, su significado
podrı́a ser considerado como obvio y relativamente poco sensible. Sin embargo, en la
teorı́a cuántica la situación está radicalmente alterada, y el cambio acumulativo en
el significado de estas ideas básicas ha tendido hacia una visión de la realidad que es
profundamente diferente. Para facilitar la comprensión de este cambio fundamental, es
útil comenzar con una breve exposición de lo que es realmente la posición conceptual
de la fı́sica clásica. De particular interés aquı́ es la forma en que las herramientas
matemáticas especı́ficas utilizadas para describir un sistema fı́sico pueden codificar una
posición filosófica bastante definida hacia el mundo fı́sico.
Comencemos con la palabra sistema, que simplemente se refiere al objeto cuyas
propiedades -tı́picamente los valores de cantidades fı́sicas como la energı́a, la carga, etc.-
están siendo estudiadas. ¿Pero qué se entiende por “objeto”? ¿Y qué es una “propiedad”?
o una ¿“cantidad fı́sica”? ¿El significado de estos términos es realmente tan obvio?
Nos enfrentamos aquı́ con la pregunta cuya aparente inocencia es tan singularmente
engañosa:

¿Qué es una “cosa”? o ¿Qué significa ser?

Esta espléndida pregunta lanzó filosofı́a occidental dos mil quinientos hace años y,
junto con la consulta complementaria “¿cuál es la naturaleza de nuestro conocimiento
de las cosas?”, continúa acechándonos hoy.

6.1. El espacio de estado de la fı́sica clásica


Una respuesta de sentido común a “¿qué es una cosa?” Podrı́a enfocarse en tres tipos
de entidades. El primero son los “objetos”: cosas que están a mano (o que se vuelven
ası́ después de usar un microscopio o un telescopio), y presumiblemente son la principal
preocupación de las ciencias fı́sicas. Sin embargo, también hablamos de cosas como
estados de cosas: preguntamos “¿cómo van las cosas contigo?”, O respondemos “las
cosas no van bien en este momento” y, como uso extremo de la palabra “cosa”, puede
significar cualquier cosa que no sea nada; en este sentido, el número siete es una cosa,
como lo es “azul”, “belleza”, “un vicerrector”, etc. En lo que sigue, nos ocuparemos

54
solamente de la primera de estas clases -el objeto-cosas- y, por lo tanto, puede restringir
nuestra investigación de la cosa de las cosas a este caso especial.
¿Qué es una “cosa” (o “sistema fı́sico”) en este sentido fı́sico especial? El enfoque de
la fı́sica clásica da por hecho la “cosa en sı́” y se concentra en el conjunto de propiedades,
o atributos, que se adhieren a la cosa y la convierten en lo que es. En este contexto, una
“propiedad”se refiere a los valores de una clase especı́fica de cantidades fı́sicas que se
encuentran en rangos especificados. Por lo tanto, hablamos de la masa de un electrón,
su carga eléctrica, su posición y su velocidad; o hablamos de la posición del lápiz sobre
un escritorio, su longitud y la dirección en la que apunta.
Tenga en cuenta que la masa o la carga son ejemplos de valores fı́sicos internos cuyos
valores se refieren a la constitución de la cosa en sı́, mientras que la posición, dirección,
velocidad son cantidades fı́sicas externas cuya cantidades numéricas especifican cómo
aparece el objeto en, o se relaciona con, el marco de espacio y tiempo. En la práctica,
gran parte de la fı́sica clásica se divide en el estudio de partı́culas- asociadas a grupos de
propiedades que están espacialmente localizadas; y campos- asociados a propiedades que
varı́an suavemente a través del espacio-tiempo continuo. En el último caso, la distinción
entre propiedades internas y externas se vuelve bastante borrosa ya que las propiedades
de un campo están ı́ntimamente ligadas a la estructura del espacio y el tiempo.
La noción de un objeto como portador de determinativas propiedades yace en el
corazón del realismo, que es una de las principales posiciones filosóficas occidentales,
de “sentido común”. De hecho, nuestros propósitos, la frase “interpretación realista”
significará principalmente una en la que;

Se considera apropiado hablar de cantidades fı́sicas que tienen “valores” en


cualquier momento; y

Las proposiciones sobre tales valores poseı́dos pueden manejarse usando las
herramientas de la lógica proposicional convencional18 .

En este contexto, debemos tener en cuenta que la idea de un objeto teniendo


propiedades está codificada en la estructura de nuestro lenguaje en sı́: la forma
sujeto-predicado de oraciones simples (por ejemplo, “el escritorio tiene dos metros
de ancho”) refleja la idea de propiedades adheridas a las cosas, y por lo tanto nuestra
comprensiva comprensión de la pregunta “¿qué es una cosa?”.
Desde una perspectiva, el desafı́o central para un fı́sico teórico es encontrar los tipos
de estructura matemática que puedan codificar con éxito esta visión, esencialmente
filosófica, del significado y la estructura de las propiedades de un objeto. En particular,
debemos entender cómo las operaciones lógicas usadas instintivamente para manejar
proposiciones sobre tales cosas están relacionadas con, o son consistentes con, el marco
matemático empleado para describir el sistema.
En la práctica, los conceptos de cantidades fı́sicas y propiedades se codifican
cientı́ficamente en la noción del espacio S de los estados de un sistema, con el
entendimiento de que, en cualquier momento dado, un miembro único de S puede
18
El escenario no es tan fácil, requiere cierta madurez en lógica matemática de primer orden.
Ingredientes como por ejemplo;Variables libres, variables ligadas cuyas definiciones se basan en
cierta clase de funtores sobre conjuntos ligados a enumeraciones

55
asignarse al sistema. Gran parte de la posición filosófica subyacente de una teorı́a se
refleja en el papel preciso desempeñado por sus estados. En el caso de la fı́sica clásica,
se supone que la asignación del estado satisface los siguientes condiciones:

Una especificación del estado en cualquier momento es suficiente para determinar


los valores en ese momento de todas las cantidades fı́sicas pertenecientes al sistema.
Es decir: A cada cantidad fı́sica A de un sistema (por ejemplo, velocidad de esta
partı́cula, posición de ese, energı́a total) es correspondida por una función;

fA : S −→ R, tal que fA (s) es el valor que A posee cuando el estado es s.

El estado en cualquier momento t2 es determinado únicamente por el estado en


cualquier momento anterior tl . Este principio de causalidad es cómo el determinismo19
estricto encuentra su camino en la fı́sica.
Esta aclaración implica la existencia de una familia de dos parámetros de mapas
“dinámicos” Tt2 tl : S −→ S tal que si el estado del sistema en el momento tl es
s ∈ S, el estado en algún tiempo (posterior) t2 será Tt2 tl (s). Se puede observar
que;
• Ttt = identidad, ∀t ∈ R,
• Tt3 t2 = Tt2 tl = Tt3 t1 con t1 ≤ t2 ≤ t3 .

Una pregunta muy buena que puede plantearse de manera significativa en este
contexto, y uno que es de interés fı́sico directo, es: “Si, en el momento t = tl una
cantidad fı́sica A tiene el valor a, ¿cuál será su valor en algún momento posterior
t = t2 ?”.
Esta pregunta solo puede responderse si el estado en el que A tiene el valor a es
único, es decir, existe s ∈ Stal que fA−0 ({a}) = {s}. En este caso el valor de A en T2 es
justamente, fA (T2 T1 (s)). En general fA−0 ({a}) puede tener mas de un elemento.
Esta pregunta se puede generalizar mas. Sea una A1 , A2 , A3 , ..., An de cantidades
cuyos valores a1 , a2 , a3 , ..., an . Entonces,
fA−01 ({a1 }) ∩ fA−02 ({a2 }) ∩ fA−03 ({a3 }) ∩, ..., ∩fA−0n ({an }) = s.
Es decir, si existe un estado único s ∈ S con las propiedades dadas. En este caso, el
valor de cualquiera de las cantidades Ai en el tiempo t2 está dado porfAi (T2 T1 (s)).
Ejemplo 10.
Espacio de estados S Sistema (de partı́culas) Cantidad (observable) Valor

R2 Una partı́cula, movimiento unidimensional Posición, momento x (t) , p (t)

R6 Una partı́cula, movimiento tridimensional ... ...

R6N N partı́culas, movimiento tridimensional ... ...

Cuadro 4: Espacios de estados en fı́sica clásica.


19
Acá no se desconoce los resultados de la teorı́a del caos.

56
En la discusión anterior, la masa m no se ve como una función en el espacio de
estado. Más bien, su valor, junto con la forma funcional de la fuerza F , constituye
parte de la especificación del sistema en sı́. Más precisamente, el valor de la masa es
una propiedad “estructural”, es decir, una que es independiente del estado del sistema,
mientras que los valores de x y p son “contingentes” ya que dependen del estado (y
por lo tanto, en particular, puede depender del tiempo). Sin embargo, ambos tipos de
propiedad se consideran como propias por el sistema. Para cualquier sistema fı́sico de
esta naturaleza, allı́ puede darse ser número de cantidades estructurales de este tipo.

6.2. La Estructura lógica de la Fı́sica Clásica


Las implicaciones de conceptos como “cantidad fı́sica”, “propiedad” y “espacio de
estado” se captan muy bien por la estructura del conjunto de proposiciones asociadas
con un sistema clásico. Con una ”proposición”nos referimos a una afirmación sobre las
propiedades del sistema que es verdadera o falsa: por ejemplo, la afirmación de que la
energı́a se encuentra entre 1,2 y 1,7 ergios, o que una partı́cula es un protón en lugar
de un neutrón, o que la posición de la partı́cula es de 4.9 cms a lo largo de algún eje.
Ası́, una proposición tı́pica es de la forma en que el valor de alguna cantidad fı́sica A se
encuentra en algún intervalo ∆ de los números reales (después de permitir una elección
apropiada de unidades),es decir, el sistema posee esta propiedad. Las proposiciones de
este tipo se pueden combinar para dar proposiciones adicionales. Por ejemplo, un par
de cantidades A1 y A2 determinan la proposición compuesta de que los valores de A1 y
A2 se encuentran en ∆1 y ∆1 respectivamente.
Como habı́amos definido anteriormente, si S denota el espacio de estado, y si la
cantidad fı́sica A es representada por fA : S −→ R, entonces la propiedad de que el
valor de A se encuentre entre ∆, es asociada al subconjunto

SA∈∆ := fA−0 ({a}) = {s ∈ S, talque, A (s) ∈ ∆}

de todos los estados en S para el que la proposición de que el sistema tiene esa
propiedad es verdad. De manera más general, para cualquier proposición T sobre
propiedades de el sistema existe un subconjunto correspondiente ST de estados para el
cual la proposición es verdadera.

Cualquier subconjunto E ∈ S determina una función caracterı́stica especial en S


definida;

1,
(
si s ∈ S
χE (s) :=
0, en otro caso

Si T es cualquier proposición, escribiremos χT por χST , es decir, χT es la función


en S que toma el valor 1 si T es verdadero, y 0 en caso contrario. En particular, χA∈∆
denota la función caracterı́stica asociada con la proposición A ∈ ∆ de que el valor de A
se encuentra en ∆. Por lo tanto, χA∈∆ : S −→ R se define por;

1, si A (s) ∈ ∆, i.e., s ∈ SA∈∆


(
χA∈∆ (s) :=
0, en otro caso

57
Notemos que visto como una función de S a R, una proposición20 puede ser pensada
como un tipo especial de cantidad fı́sica, es decir, una cuyos valores numéricos están
restringidos a ser 0 y 1.

Está claro que, en cierto sentido, cualquier subconjunto E de S determina una


proposición particular: a saber, que el estado del sistema se encuentra en E.
La asociación de clases de equivalencias fı́sicas de proposiciones con subconjuntos
del espacio de estados S tiene implicaciones muy importantes para la estructura lógica
del conjunto de proposiciones. Por ejemplo, sea T y U dos clases de equivalencia de
proposiciones con subespacios correspondientes ST y SU respectivamente. Entonces:

i). La (clase de equivalencia) de la proposición T ∧ U ( conjunción; o T y U )


es representada por la intersección de teorı́a de conjuntos ST ∩ SU ; es decir,
ST ∧U = ST ∩ SU . Cuya función caracterı́stica asociada es,

χT ∧U = χT χU .

Si χT (s) χU (s) = 1 es porque χT (s) = 1 y χU (s) = 1; en otro caso χT (s) χU (s) =


0

ii). La proposición T ∨U (disyunción de T y U ) es representada por la unión ST ∪SU ;


es decir, ST ∨U = ST ∩ SU . Cuya función caracterı́stica asociada es,

χT ∨U = χT + χU − χT χU .

Si χT ∨U = χT + χU − χT χU = 0, es porque χT (s) = 0 y χU (s) = 0; en otro caso


χT ∨U = χT + χU − χT χU = 1.

iii). La proposición ¬T (no T ) es representada por el complemento de la teorı́a de


conjuntos S − ST := {s ∈ S|s ∈ / ST }; es decir, S¬T = S − ST . Cuya función
caracterı́stica asociada es,

χ¬T = 1 − χT .

iv). La implicación lógica. Se muestra que la proposición T implica U , si para todos


los estados por el cual T es verdad, U también es verdad. En teorı́a de conjuntos
esto es ST ⊆ SU o equivalentemente, χT ≤ χU .
Podemos escribir esta relación entre proposiciones como T - U , y obviamente se
cumple las propiedades de un orden parcial:

• Para cualquier proposición T, T - T ;


• Para cualquiera tres proposiciones T, U, yV , si T - U y U - V , entonces
T -V;
• Si T y U son tales que T - U y U - T , entonces T = U .
20
En cualquier evento, podemos decir que dos proposiciones T1 y T2 son fı́sicamente equivalente si
determinan el mismo conjunto de S, es decir; ST1 = ST2 , o equivalentemente, χT1 = χT2 .

58
Debemos observar que la proposición ∅ que es siempre falsa, es identificada con
el conjunto vacı́o, y la proposición I que es siempre verdad, es identificada con todo
el espacio S. Ası́, para cualquiera clase de equivalencia de proposiciones T , tenemos
∅ - T - I.
En particular , la estructura lógica de las proposiciones es distributiva21

T ∧ (U ∨ V ) = (T ∧ U ) ∨ (T ∧ V )
T ∨ (U ∧ V ) = (T ∨ U ) ∧ (T ∨ V )

Notase que de esta manera, todas las propiedades del álgebra de proposiciones,se
identifica con el álgebra conjuntista. Más precisamente, es una estructura Booleana
hC, +, ∗, 1, 0, 0i.

Nota: La función caracterı́stica puede ser naturalmente generalizada a función caracterı́stica


fuzzy22 .

Se debe tener en cuenta no hay distinción entre sistema y observador, ontológicamente hablando,
21

ambas entidades existen en un ¨todo¨ y son perfectamente determinables.


22

Definición .47. función caracterı́stica fuzzy

. Sea U cualquier conjunto, dicha función definida sobre U es,

f: U −→ [0, 1] .

Generalmente, una función de este tipo determina una partición del conjunto original U en tres
subconjuntos:
1. El conjunto de objetos X1 (f ) = {x : f (x) = 1}
2. X0 (f ) = {x : f (x) = 0}
3. Xp (f ) = {x : f (x) 6= 1, y, f (x) 6= 0}
Los tres conjuntos X1 (f ) , X0 (f ) , Xp (f ) son llamados también; dominio positivo, dominio negativo,
dominio posibilidad de f , respectivamente. Por supuesto, Xp (f ) será vacı́o en el particular caso donde
f es la función caracterı́stica clásica .Desde un punto de vista intuitivo, el conjunto Xp (f ) puede ser
imaginado como un tipo especial de nube que separa los dos conjuntos clásicos positivo y negativo.

59
7. Axiomatización de Teorı́a Cuántica Ortodoxa QT
En mecánica de ondas dos de las ideas básicas que gobiernan la mecánica de
ondas son [7]:

1. Dos funciones de onda pueden ser sumadas y dará una nueva función de onda.

2. observables pueden ser representadas por operadores (diferencial) que son lineales
y que respetan el principio de superposición.

Sin embargo, hay muchos ejemplos de mecánica cuántica que pueden ser representados
por funciones de onda, incluso sistemas cuyos estados pueden ser representados ası́,
pero también admiten representaciones que no son de este tipo. Sin embargo, en todos
los casos siempre hay una precisa analogı́a de la idea central de superposición lineal y
es modificado matemáticamente en el concepto de espacio vectorial. La importancia
fundamental de un espacio vector para teórica puede ser vista pensando en general
sobre los tipos de estructuras matemáticas que pueden ser usadas para representar
probabilidades. Por ejemplo, considere algún sistema fı́sico que tiene un observable
(magnitud fı́sica) A cuyo posible rango de valores sobre un conjunto finito a1 , ..., an .
¿Que opciones están abiertas para nosotros cuando intentamos construir una teorı́a
que asocia a cualquier estado s de el sistema, un conjunto de probabilidades Prob(A=a1 ;
s); i=1, 2,... N, para obtener el mismo resultado a; al medir A?
Para cualquier teorı́a, la colección de números Prob(A=a1 ; s); i=1,..., N debe
satisfacer:

i. 0 ≤ Prob(A=a1 ; s) ≤ 1

ii. P rob(A = a1 ; s) = 1
P

El camino clásico para construir numero que satisfagan 1 y 2 involucra el uso de


volumen generalizado o teorı́a de la medida. por ejemplo suponga que X es algún
N-dimensional, entonces el volumen estándar de X es definido como

Vol(X)=
R R
1 ... N dx1 dx2 ... dxN

Si X1 y X2 son distantes, entonces se deduce la definición de integración

V ol(X1 ∪X 2 )= V ol(X1 ) + V ol(X2 )

En particular, esto implica que


V ol(X1 ∪X 2 )
V ol(X)
= V ol(X1 )
V ol(X)
+ V ol(X2 )
V ol(X)

Lo importante aquı́ es la propiedad de aditividad de la integral. Por lo tanto,


diferentes elecciones de el espacio X y de a función P (Función densidad de probabilidad),
dará diferentes modelos para la distribución de probabilidad de A.
A continuación se presentan los axiomas mas generales de la Teorı́a Cuántica. Aquı́
no hablaremos absolutamente nada sobre el origen de ellos ası́ como tampoco lo hicimos

60
con los axiomas de la lógica clásica, pues esto demandarı́a otro enfoque, sin embargo,
insistimos que se presentan como axiomas. partiremos de algunos mas básicos de
entender para explicar una estructura algebraica que corresponderı́a a la lógica cuántica
ortodoxa [2 y 8].
[Axioma 1:] Sistemas Fı́sicos.
La interpretación matemática de el sistema S (ya sea una sola partı́cula o un sistema
compuesto de muchas partı́culas) es un espacio de Hilbert H complejo separable.
[Axioma 2:] Estados Puros y Mixtos.
Cualquier estado puro de un sistema S es matemáticamente representado por un
único vector ψ 23 de el espacio H. Los estados que no necesariamente corresponden a la
información máxima son llamados estados mixtos ( o mezclas). ellos son matemáticamente
representados por el operador densidad ρ de H. Aparentemente, estados puros resultan
ser un caso- limite de los estados mixtos: Cualquier vector unitario ψ determina
una proyección P [ψ] (la proyección asociada al subespacio cerrado [ψ] 1-dimensional
correspondiente a ψ).En consecuencia, uno además puede decir que cualquier estado
puro es representado por una proyección P [ψ]. Operadores densidad que no pueden ser
representados en la forma P [ψ] son llamados operadores mixtos.
[Axioma 3:] Eventos.
Cualquier evento que pueda mantenerse por S es matemáticamente representado por un
operador proyección P de H. Por la correspondencia 1 − 1 entre el conjunto Π (H) de
todos los operadores proyección y el conjunto C (H)de todos los subespacios cerrados X
de H, los eventos resultan ser equivalentemente representado por subespcios cerrados
de H.
[Axioma 4:] Observables.
Cualquier observable (o cantidad fı́sica) que pueda ser medida en S es matemáticamente
medida estimada de la proyección M de H (o equivalentemente, por el correspondiente
operador auto-adjunto AM ). Para cualquier medida estimada de la proyección M y
cualquier conjunto de Borel 4 la pretendida interpretación fı́sica de la proyección M (4)
será el evento: .El observable representado por M tiene un valor que se encuentra en 4”.

[Axioma 5:] The Born Probablity.


La probabilidad p (ρ, P ) que el sistema S en el estado ρ satisface un evento P es
determinado por la siguiente regla (llamada Born-rule):
p (ρ, P ) := T r (ρP ), donde T r representa el funcional traza.
Uno puede mostrar que para cualquier estado ρ y para cualquier proyección P :
p (ρ, P ) ∈ [0, 1].
Además, para cualquier estado puro ψ y cualquier proyección PX (asociada a el
subespacio cerrado X):
 
p P[ψ] , PX = 1 si, y solo si ψ ∈ X si, y solo si PXψ = ψ.
Por lo tanto, un estado puro ψ y cualquier proyección ciertamente verifica un evento
correspondiente a el subespacio cerrado X (i.e. ψ asigna a X un valor de probabilidad
23
Notación de Dirac no la utilizaremos.

61
1) si, y solamente si ψ es un elemento de X.
Un interesante caso surge cuando un estado puro ψ puede ser representado como
superposición de otro estado puro ψi , donde cada ψi es un unit-eigenvector de un
observable dado (operador Auto-adjunto) A. En otras palabras:

Cada ψi es un vector unitario.

Cada ψi es un eigenvector de A con correspondiente eigenvelue ai , ( Aψi = ai ψi ).

ψ= i ci ψi , donde |ci |2 = 1.
P P
i

En
 tal caso, tenemos:
  
p P[ψ] , M A ({ai }) = T r P[ψ] M A ({ai }) = |ci |2
En otras palabras, el número |ci |2 representa la probabilidad que el sistema en el
estado ψ tiene para el observable A si, y solo si ψ es un unit-eigenvector de A con un
eigenvalue ai .
En este marco de referencia, uno puede definir la noción de valor esperado (o valor
medio ) y la varianza de un observable dado, considerando un observable M y un estado
ρ.

Definición .48. Valor Esperado

El valor esperado de M con respecto a el estado ρ, Exp (M, ρ), definida como sigue:
Exp (M, ρ) := −∞ xT r (ρM (dx)), siempre y cuando la integral exista.
R +∞

Definición .49. Varianza.

La varianza de M con respecto a el estado ρ, V ar (M, ρ), definida como sigue:


V ar (M, ρ) := −∞ [x − Exp (M, ρ)]2 T r (ρM (dx)), siempre que Exp (M, ρ) y la
R +∞

integral exista y sean finitos.


Desde un intuitivo punto de vista, V ar (M, ρ) describe la dispersión de los valores
de el observable M alrededor de valor de medida.
Observables especı́ficamente cuánticos (posición, momento, spin,...) en una dirección
dada son definidos como particulares operadores auto-adjuntos.
Una relación cuántica crucial entre observables es representada por COMPATIBILIDAD.
Desde un punto de vista intuitivo, dos observables M y N son compatibles cuando ellos
son simultáneamente medibles.

Definición .50. Observables Compatibles

Dos observables M y N son compatible si, y solo si para cualquier par de conjuntos
de Borel 4 y Γ, las dos proyecciones, M (4) y M (Γ) conmutan:
M (4) M (Γ) = M (Γ) M (4).
Resulta que, dos observables M y N son compatibles si, solo si para cualquier par
de conjuntos de Borel 4 y Γ, el operador M (4) M (Γ) es una proyección.
La existencia de pares de observables incompatibles puede ser probada. Ejemplos
canónicos son representados por los pares:

62
Posición en una dirección dada d y momento en la misma dirección.
Spin en una dirección dada d y spin en una diferente dirección e.
pares de incompatibles M y N satisfacen la forma general de Heisemberg uncertainty
principle:
∃ε > 0 tal que para cualquier estado ψ, V ar (M, ψ) V ar (N, ψ) > ε.
Como consecuencia : Estados no-Puros pueden asignar un valor exacto a ambos
elementos de un par de observables incompatibles.
[Axioma 6:]La ecuación de Schrödinger.
El espontáneo tiempo-evolución de los estados de un sistema cuántico S es determinado
por la ecuación de Schrödinger. Conforme a esta ecuación, para cualquier intervalo
de tiempo [t0 , t1 ] (donde cualquiera t0 ≤ t1 o t1 ≤ t0 ), allı́ donde existe un operador
unitario U[t0 ,t1 ] que mapea el estado puro de S entre estados puros de S. Para cualquier
estado puro ψ, U[t0 ,t1 ] ψ representa el estado de el sistema en el tiempo t1 , siempre que
el sistema es un estado ψ en el tiempo t0 . Tal mapeo puede ser además extendido a el
caso de estados mixtos.
[Axioma 7:] The postulate- reduction24
Supongamos que el observador mide un observable representado por la medida
espectral M en el sistema S durante el intervalo de tiempo [t0 , t1 ], por medio de un
proceso de medición no-destructivo. Sea ρ representa el estado de S en un tiempo inicial
t0 . Supongamos que el resultado de la medición es el conjunto de Borel 4. Luego, poco
después de la medición en el tiempo t1 , el observador asociará el sistema el siguiente
estado:
ρ́ = MT (4)ρM (4)
r(ρM (4))
.
Uno puede mostrar que ρ́ asigna probabilidad de 1 al evento M (4) ( “El observable
tiene un valor en 4”). En otras palabras, la realización de una medición, induce un
estado-transformación que toma en cuenta la información obtenida por el proceso de
medición.
[Axioma 8:] Sistemas Compuestos.
Supongamos que tenemos un sistema Cuántico compuesto S, consistiendo de dos
subsistemas S1 y S2 , (por ejemplo, sean S1 y S2 , corresponden a los dos electrones
de un átomo de Helio). Sea H1 un espacio de Hilbert representando la interpretación
matemática de S1 , mientras H2 representa la interpretación matemática de S2 .Entonces,
el producto tensorial H1 H2 representa la interpretación matemática de el sistema
N

compuesto S.

7.1. ¨Isomorfismo¨ entre C(H) y el conjunto de todos los operadores


proyección de H, Π (H) .
Como se enfatiza en los axiomas de Von Neumann, para cualquier subespacio
cerrado X de un espacio de Hilbert H, la correspondiente proyección es denotada por
PX , mientras XP denota el subespacio cerrado correspondiente a el operador P [8].
24
colapso de la función de onda. Función de onda: onda de probabilidad asociada a cualquier
partı́cula; la partı́cula estará en algún lugar donde la función de onda tenga una amplitud apreciable.

63
Pues bien, para cada subespacio cerrado X y para cualquier proyección P , las
siguientes condiciones se mantienen:

XPX = X

PXP = P

En este sentido, el retı́culo de C(H) puede ser transferido a el conjunto Π (H) de


todas las proyecciones de H. Obteniendo la siguiente estructura:

hΠ (H) , ≤, 0, 0, 1i, donde:

∀PX , PY ∈ Π (H), PX ≤ PY si y solo si X ⊂ Y

∀PX ∈ Π (H), (PX )0 = PX 0

0 y 1 son el operador nulo y el identidad respectivamente.

Para cualquier conjunto {PXi }i∈I ⊆ Π (H),


{PXi }i∈I = P∩{Xi }i∈I
V

{PXi }i∈I = PW {Xi }i∈I


W

La relación de orden ≤ también puede ser expresada en términos de operación


producto, porque, PX ≤ PY sii PX PY = PX . El ortocomplemento también puede ser
expresado como (PX )0 = 1 − PX .
La intersección se representa:PXP Y = PX PY . La unión se representa:PX ∨ PY =
P X + PY − PX P Y .
Como consecuencia, el conjunto de todos los subespacios cerrados y el conjunto
de todas las proyecciones en un espacio de Hilbert da lugar a dos reticulos isomorfos.
Debido a esto, la estructura hΠ (H) , ≤, 0, 0, 1i es llamada Retı́culo de Hilbert.

7.2. La ¨lógica” de los eventos cuánticos


Como bien hemos visto, acorde a la axiomatización de Von Neumann-Birkhoff [2],
los eventos cuánticos son matemáticamente realizadas por operadores proyección de un
espacio H de Hilbert. Por lo tanto, cualquier proposición experimental con respecto a
un objeto cuántico corresponderá a una proyección en un conveniente espacio de Hilbert
H. Debido a que existe
11
T : Π(H) −→ C(H)

En este marco, las propiedades experimentales resultan ser equivalentemente representadas


por subespacios derivados de un espacio de Hilbert H.
Una pregunta natural que surge:
¿Por qué los meros subconjuntos de H no es la representación matemática adecuada
para eventos cuánticos?
La respuesta como se ha venido sugiriendo, radica en que la estructura algebraica
que se asocia a dichos subconjuntos cerrados de H no son distributivos, tal como el

64
álgebra de bool para el conjunto de proposiciones de la lógica clásica, o el conjunto de
partes de un conjunto cualquiera.
Como oposición a la mecánica clásica, en mecánica cuántica, cualquier vector
unitario, que es una combinación lineal de estados puros, es también un nuevo estado
puro. Supongamos dos estados puros Ψ1 , Ψ2 ortogonales y supongamos que en un estado
puro Ψ es una combinación lineal de Ψ1 , Ψ2 , es decir:

Ψ = C1 Ψ1 + C2 Ψ2 donde |C1 |2 + |C2 |2 = 1

como por axioma5 cada Ψi de un conjunto ortogonal, como en el ejemplo anterior,


tiene probabilidad 1. Entonces Ψ también tiene probabilidad 1 para una proposición
experimental P dada.
Dejando a un lado el formalismo de la fı́sica cuántica, se afirma; que la representación
matemática de proposiciones experimentales pueden ser cerradas bajo combinación
lineal finita o infinita-sı́ el objetivo aquı́ fuese explicar la naturaleza fı́sica de dichas
proposiciones, esta afirmación es un salto gigante.
Ası́ por axioma2, cada estado puro Ψ puede ser representado por un operador
proyección P [ψ] sobre 1-dimensional correspondiente a ψ, se sigue que la representación
matemática de una proposición experimental P , que contiene el vector ψ, debe también
contener cualquier vector aψ (con a ∈ C). Los subespacios cerrados de H son justamente
el objeto matemático que puede realizar este papel [7 y 8].
Ahora, ¿Que significa la negacı́on, conjunción, disjunción en este contexto?

la Negación : La representación matemática de la negación de cualquier proposición


experimental es el complemento ortogonal de la representación matemática de la
proposición misma.
Por simplicidad consideraremos la estructura de todos los subespacios cerrados. Asi,
el complemento ortogonal X ⊥ de el subespacio X, es definido;

X ⊥ = {ψ ∈ H, ∀ϕ ∈ X, hψ, ϕi = 0}

Una propiedad muy importante que se observa; para cualquier evento X y para
cualquier estado ψ:
 
p (P [ψ] , X) = 1 sii p P [ψ] , X ⊥ = 0
 
p (P [ψ] , X) 01 sii p P [ψ] , X ⊥ = 1

Asi como en la negación clásica.

Para conjunción: Esta puede representarse por la intersección de teorı́a de conjuntos


(como en caso clásico). La intersección de dos subespacios cerrados X ∩ Y es nuevamente
un subespacio cerrado. Por lo tanto, obtenemos la usual tabla de verdad para el conectivo
y:

ψ verifica X ∩ Y sii ψ verifica ambos miembros.

65
Para la Disyunción: No puede ser representado por la unión de teorı́a de conjuntos.
Por lo general, la unión X ∪ Y de dos subespacios cerrados no es un subespacio cerrado,
excepto en circunstancias especiales. A pesar de esto tenemos a disposición una buena
representación para el conectivo (( o)): El supremo (en el retı́culo de el conjunto de
todos los subespacios cerrados) de X ∨ Y dos subespacios cerrados, que es el subespacio
cerrado mas pequeño que contienea X, e,Y .
Como consecuencia, obtenemos la siguiente estructura:

hC(H), ∧, ∨, 0, 0, 1i

Donde ∧ es la intersección de la teorı́a de conjuntos, ∨, 0 son definidos arriba;


mientras 0 y 1 representa, respectivamente, el subespacio nulo y el espacio total H.
La estructura C(H) resulta simular un (( comportamiento cuasi-Booleno)), sin
embargo, no es un álgebra de booleana. Y como se habı́a venido anticipando, algo muy
esencial falla: conjunción y disyunción nos son distributivos,
X ∧ (Y ∨ Z) 6= (X ∧ Y ) ∨ (X ∧ Z)
Se puede demostrar que C(H) pertenece a la clase de retı́culo ortomodular(que es
no necesariamente distributivo), aquı́ hay que tener cuidado con la dimensión de H.
La falla de la distributividad esta conectado una caracterı́stica de la disyunción en
QT . Como oposición a la clásica semántica (bivalente), una disyunción cuántica X ∨ Y
puede ser verdad incluso si ninguno de sus miembros no es verdad. En efecto, puede
pasar que un estado puro ψ pertenezca a el subespacio cerrado X ∨ Y , incluso si ψ no
pertenece a X, ni a Y .

Ejemplo 11. El espacio de hilbert R2

El vector ψ no pertenece a ningún 1-dimensional subespacio cerrado X, e Y . Al


mismo tiempo ψ pertenece a el supremoX ∨ Y que coincide con el espacio total R2 .

Hemos visto en gran parte de este trabajo, cómo surgió la lógica cuántica a partir del
desarrollo de una analogı́a entre la estructura reticular de la lógica clásica concreta
(generada por la fı́sica clásica) y la estructura reticular de las proposiciones fı́sicas
sancionadas por la mecánica cuántica. Aquı́ [Sergio F Martı́nez] indica que la mecánica
cuántica es supuestamente la teorı́a más confiable y general que tenemos. Esto sugiere
que la lógica cuántica es la lógica del mundo empı́rico.

El camino hace mucho que esta abierto,...

66
Figura 13: Falla de la bivalencia en QT [7].

67
8. Conclusiones
A continuación se presenta conclusiones que de manera aproximada tratarán de
mostrar las dificultades a nivel conceptual para una introducción a la lógica cuántica,
que cualquier otro tipo de sugerencia positiva, para el avance de esta teorı́a.

Es de importancia superlativa tener un mı́nimo marco histórico y filosófico en cual


se podrá asimilar y sensibilizar cualquier tipo de teorı́a. Usualmente en lógica los
sistemas de razonamiento aparentemente son a priori; inasibles, ininteligibles, y
quizá esto se deba a la falta de arquetipos clásicos que sean los guı́as para empezar
a generar ((macroposiciones)) y una coherencia un poco mas global correcta y
clara.

La lógica cuántica(o en general, la teorı́a cuántica) no es la única en no satisfacer


algunos de los principios de la lógica clásica, ejemplos de ellos son la lógica
intuicionista y la lógica modal. En efecto en la lógica intuicionista aparece Heyting
(alumno de Brouwer), con sus álgebras de Heyting, en ellas no se satisface el
principio de no contradicción, doble negación. También analizan de manera
contraria la noción continuidad. Es más, cronológicamente la lógica intuicionista
precede la axiomatizavion de Von Neumann- Birkoff las cuales darán paso a la
lógica cuántica.

Es difı́cil resolver la cuestión de si la lógica cuántica es una lógica en el sentido


de la lógica clásica es una lógica. Especialmente en la solvencia (Soundness) y
completes. Además no se debe ignorar el hecho de que este trabajo corresponderı́a
a la solución parcial del problema número seis de Hilbert.

La lógica cuántica en realidad no es singular. Se afirma que en la actualidad hay


diversas maneras de axiomatizar la lógica cuántica, y la riqueza que ha generado
están y repercutirán la realidad. Ejemplo de ello Mladen Pavicic, tiene bastante
publicaciones sobre lógica cuántica, computación cuántica.

A modo de arbitrariedades; en una introducción a lógica cuántica se puede estudiar


por dos caminos (Teorı́a de reticulos y fı́sica cuántica). Estos son paralelos y se
reflejan. Pero no es obligatorio conocer a perfección cualquiera de ellos. A la
vez el concepto de medir es absolutamente imprescindible, por tanto para una
comprensión global, es necesario ajustar las herramientas suficientes de la teorı́a
de la medida, y los resultados básicos pero muy importantes de análisis funcional.

68
9. Bibliografı́a
[1] Barthles, Roland (2003). Ensayos Crı́ticos. Editorial Seix Barral, los tres mundos
mundos.

[2] Birkhoff, G; Von Neumann, J (1936). The logic of quantum mechanics. The annals
of mathematics. Vol 37, No 4.

[3] Bobenrieth, Andres (1996). Inconsistencia ¿por qué no? . Editores Tercer Mundo,
Colcultura Colombia.

[4] Bunge, Mario (1985). Racionalidad y Realismo. Alianza Editorial.

[5] Caicedo, Xavier (1990). Elementos de lógica y calculabilidad, Bogotá: Universidad


de los Andes.

[6] Chang, Raymond (2002). Quı́mica, séptima edición. Williams College.

[7] Chiara, Maria Luisa; Giuntini; Greechie (2004). Reasoning in quantum theory.

[8] Chris J Isham(1995). Lectures on Quantum Theory, Mathematical and structural


foundations. Imperial College press.

[9] Dalla Pozza C. (2002), Logiche devianti e logiche substrutturali: aspetti filosofici,
University of Genoa.

[10] Deligeorges, Stéphane (1995). El Mundo Cuántico. Ciencia y tecnologı́a, El libro


universitario. Alianza Universidad.

[11] Douglas, R; Hofstadter (1982). Gödel, Escher, Bach: una eterna trenza dorada,
Consejo Nacional de Ciencia y Tecnologı́a de México.

[12] Gómez Marı́n, Raúl (2006). Lógicas no clásicas principios y fundamentos, Fondo
Editorial Universidad EAFIT.

[13] Haack S. (1978), “Philosophy of Logics”, Cambrdige University Press, Cambridge.

[14] Ivorra Castillo, Carlos (2011). Lógica y teorı́a de conjuntos. Autoedición.

[15] Kurt Gödel (1981). La suficiencia de los axiomas del cálculo lógico de primer
orden 1930. Obras completas. Alianza Universidad.

[16] Kurt Gödel (1981). La consistencia del axioma de elección y de la hipótesis


generalizada del continuo con los axiomas de la teorı́a de conjuntos 1938. Obras
completas. Alianza Universidad.

69
[17] Kreyszig, Erwin (1978). Introductory functional analysis with applications. University
of Winston.

[18] Lungarzo, Carlos (1977). La función de la lógica clásica en la llamada lógica


cuántica. Universidad estatal de Campinas, Brasil

[19] Maldonado, Carlos Eduardo (2007). Compresión positiva de las lógicas no clásicas.
Revista de la Universidad Externado de Colombia. Facultad de finanzas, gobierno y
relaciones internacionales.

[20] Maldonado, Carlos Eduardo (2007). Lógicas no clásicas, Lógica Cuántica. Revista
de la Universidad Externado de Colombia. Facultad de finanzas, gobierno y relaciones
internacionales.

[21] Maldonado; Gómez (2010). El mundo de las ciencias de la complejidad, un estado


del arte. Facultad de administración. Universidad del Rosario.

[22] Maldonado, Carlos (2017). Pensar: Lógicas no clásicas. Universidad del Bosque.

[23] Martı́nez, Sergio F (2005). La lógica cuántica. Enciclopedia iberoamericana de


filosofı́a.

[24] Mejı́as, Alberto (2003). Lógica Quántica operatoral. Universidad de los Andes
(ULA). Mérida, Venezuela.

[25] Mendelson,Elliott (1997). Introduction to mathematical logic. University of New


York. Chapman and Hall.

[26] Negro, Antonio (2010). Quine’s chanllenge and logical pluralism. ILLC. Universite
van Amsterdam.

[27] Nicolescu, Basarab (1994). La interdisciplinariedad Manifiesto. Ediciones Du Rocher.

[28] Oostra, Arnold ; Dı́az, Daniela (2016). Álgebras booleanas libres en álgebra,
topologı́a y lógica. UN-EMAT

[29] Oostra, Arnold (2002). El concepto de número natural según Charles S Pierce.
Memorias XIII Encuentro de geometrı́a y I de aritmética. Universidad del Tolima.

[30] Ortega; Gasset, J (1993). ¿Qué es filosofı́a?, Revista de occidente en alianza editorial.

[31] Ortiz, Guillermo (2008). La heterodoxia de las lógicas de da Costa. Matemáticas:


Enseñanza Universitaria. Vol XVI, N°1, Junio. Escuela regional de Matemáticas.

[32] Ortiz, Alenajdro (2010). ϕ-Espacios de Funciones. Algunas contribuciones. PUCP-UNT.


Lima-Perú.

70
[33] Palladino D. - Palladino C. (2007), “Logiche Non Classiche”, Carocci, Roma.

[34] Páramo Rocha, Guillermo (1989). Lógica de los mitos: lógica paraconsistente.
Universidad Nacional de Colombia.

[35] Suppes, Patrick (1988). Primer curso de Lógica matemática. Ed Reverté colombiana,
S.A.

[36] Villoro, Luis (2016) La significación del Silencio y otros ensayos. Fondo de Cultura
Económica.

[37] Tarski, Alfred (1972). La concepción semántica de la verdad y fundamentos de la


verdad.Ediciones Nueva Visión SAIC.

[38] Trillas, Enric; Garcia-Honrado, Itzar (2013). ¿Hacia un replanteamiento del cálculo
proposicional clásico?. Agora Vol 32. European centre for sotf computing.

[39] Wittgenstein, Ludwing (2014). Escrito a Máquina [the big typescript]. Editorial
Trota,s.a.

[40] Wittgenstein, Ludwing (1987). Observaciones sobre los fundamentos de la matemática.


Alianza Editorial.

Bibliografı́a alterna

[1] W. Heisenberg, ”Der Teil un das Ganze”, Piper, Munich, (1969).


[2] W. Heisenberg, Zeitschr. Phys., 33, 879, (1925).
[3] M. Born y P. Jordan, Zeitschr. Phys., 34, 858, (1925).
[4] PAM Dirac, Proc. Roy. Soc. A, 109642, (1925).
[5] W. Pauli, Zeitschr. Phys., 36, 336, (1926).
[6] E. Schrodinger, Ann. der Phys., 79361, (1926).
[7] E. Schrodinger, Ann. der Phys., 79489, (1926).
[8] E. Schrodinger, Ann. der Phys., 80437, (1926).
[9] E. Schrodinger, Ann. der Phys., 81109, (1926).
[10] E. Schrodinger, Ann. der Phys., 79734, (1926).
[11] J. von Neumann, Mathematische Grundlagen der Quanten-Mechanik, 1932.

Sitios de internet:
[1] http://www.filosoficas.unam.mx/ sfmar/publicaciones/Logica
[2] https://blog.ted.com/struggling-with-quantum-logic-qa-with-aaron-oconnell/
[3] http://www.vub.ac.be/CLEA/IQSA/
[4] http://hyperphysics.phy-astr.gsu.edu/hbasees/hframe.html
[5] http://www.dif.unige.it/epi/con/dallapozza.pdf
[6] http://www.claymath.org/millennium-problems

71

View publication stats

También podría gustarte