Está en la página 1de 10

Interrogantes y Respuestas sobre

Por Bill H. Reeves

¿ES FALTAR A LAS REUNIONES PERDER COMUNIÓN CON DIOS?

PREGUNTAS: “¿Cuando un hermano deja de venir a la reunión de la iglesia por 3


o 4 semanas, ¿ha perdido comunión con Cristo? I Corintios 10:16 ¿De qué depende
nuestra comunión con Dios? I Juan 1:6-7 dice que depende en andar en luz o sea
practicar la verdad. ¿Todo pecado nos separa inmediatamente de nuestra
comunión con Dios? Si la repuesta es no ¿por que? ¿Qué pecado nos separa de Dios?
Cuando un hermano está desanimado y no se congrega, ¿peca, pierde su comunión
con Dios? ¿El desanimo es pecado? Cuando un hermano falta por un mes a la
reunión de la iglesia, ¿este tiene que confesar su falta como dice santiago 5:16 y
pedir la oración de los justos? Si el hermano no lo hace, ¿está bien ante Dios?
¿Puede éste llegar a oración a Dios? ¿Podemos justificar la práctica de abandonar
la reunión de la iglesia con Hebreos 10.25 cuando dice que es una costumbre
dejarse de congregarse? ¿Pierde éste su comunión con Dios?”
---
RESPUESTAS:
1. Los pecados nos separan de Dios (Isaías 59.2).

2. Dios da tiempo para que la persona se arrepienta (Apocalipsis 2.21). No es


cuestión de estar la persona constantemente saliendo de la gracia de Dios al pecar, y
entrando de nuevo en ella al arrepentirse y confesar su pecado, y esto
mecánicamente. El pecado es malo y Dios no lo acepta, pero no quiere que nadie se
pierda y por eso es bondadoso, dando tiempo para el arrepentimiento (Romanos
2.4).

3. El desánimo no es virtud; no caracteriza al que sigue al Señor. Pero no es el


desánimo lo que sea pecado sino lo que él produce, que es el pecado de no
congregarse con los santos (Hebreos 10.25; 1Corintios 11.18; Hechos 20.7).
4. Cuando un hermano falta por un mes a la reunión de la iglesia, y esto por
negligencia y falta de amor por Cristo, seguramente peca y necesita arrepentirse y
confesar públicamente este pecado que públicamente ha cometido.

5. Hebreos 10.25 no dice que dejar las reuniones está bien por ser una costumbre,
sino que algunos por costumbre dejan de reunirse y que no debemos seguir su
ejemplo tan malo. El autor dice no hacer según la costumbre de algunos, sino
exhortarnos en cuanto a ser fieles en las reuniones. No la primera cosa, sino la
segunda.

6. “¿Puede éste llegar a oración a Dios?” El que persiste en su pecado no será oído de
Dios cuando ora (1Pedro 3.12). Si se arrepiente, debe orar a Dios y pedirle perdón
(Hechos 8.22).

FALTAR A LA REUNIÓN POR CUIDAR AL ENFERMO

PREGUNTA: “Si un hermano falta a la reunión del domingo porque su hijo o nieto
está delicado de salud y lo quieren exponer a una recaída, ¿es pecado?”
---

RESPUESTA:
Alguien tiene que cuidar del pariente enfermo. No es pecado faltar a la reunión por
ello. No es correcto arriesgar al enfermo, sino ver que se restaure de salud con toda
prontitud. Se procura salvar vida (Lucas 6.9), no exponer a recaídas.

¿NO REUNIRSE POR CUIDAR DE UN ENFERMO?

PREGUNTAS: “Solo quería que me aclara hermano su parecer en relación a no


reunirse por cuidar de un enfermo. (interrogantes y resp. 1400). Mi entender,
hermano, es que cuando alguno no cumple lo que Dios manda entiendo que peca y
para eso Dios hizo provisión, pero si no tomo la cena del señor, ofrendar y otras
actividades del culto yo entiendo que peco y debo pedir perdón según la voluntad de
Dios. No creo que alguna circunstancia suspenda la ley de Dios. Necesito que me
aclare hermano, para sujetarme a 1ra corintios 1:10.”
---
RESPUESTAS:
1. Es cierto que cuando uno no cumple con lo que Dios manda peca. Pero la cuestión
tiene que ver con si faltar a las reuniones por cuidar de un enfermo es pecado.
El enfermo mismo no se reúne con los santos en día de servicio; ¿cumple él con lo
que Dios manda? ¿Peca? Si no peca él, tampoco peca el que se queda al lado del
enfermo que no puede ser dejado solo.

2. Dios no solamente deseaba sacrificios de los judíos bajo la Ley de Moisés, sino
también la misericordia. Considérese Mateo 12.1-8. La expresión, Esto lo deseo y no
aquello es un modismo, o manera de expresarse, propiamente de los hebreos. En
Hebreos 10.5-7 vemos otro ejemplo de esto. Claro es que Dios autorizó los sacrificios
pero no querría solamente ellos sino también un cuerpo para el Mesías. 1Pedro 3.3-4
es otro ejemplo de este modismo: no (solamente) el adorno exterior, sino (también)
el adorno incorruptible.

3. La persona que pierde el servicio de la iglesia por cuidar de un enfermo que no se


puede dejar solo, muestra la misericordia que Dios quiere de la persona, y no
solamente que ella esté en el servicio de la iglesia. El mandamiento de no dejar de
reunirse con la iglesia en las horas de servicios ¡no excluye el mandamiento de
mostrar misericordia al enfermo inválido!

¿ESTAR FUERA DE LA ADORACIÓN POR ENSEÑAR UNA CLASE DE


NIÑOS?

PREGUNTAS: “¿Puede un hermano o hermana estar fuera de la adoración


cuando la iglesia está reunida un primer día de la semana y regresar solo a
participar porque tiene el privilegio de dar clase a los niños durante el momento de
la adoración? Le pregunto hermano: ¿es correcto que la iglesia Cristo haga o
practique esto, dejar que un miembro salga en el momento de que toda la iglesia
ora, cuando se canta, cuando escucha la palabra todos juntos y después de esto
entra solo en el momento de la participación, esto lo hace por el privilegio que tiene
de dar clases a los niños?”
---
1. Una iglesia local representa un acuerdo mutuo entre los miembros que la
componen. Para la hora del culto cada miembro responsable va a participar en ello.
No se ausenta a propósito para algo solamente suyo del miembro. El culto consiste en
varios actos de adoración, y ¿con qué justificación puede un miembro asistir algunos
de los actos y no los otros? Eso es ridículo.

2. ¿Cómo es que haya clases para niños a la misma hora del culto (dado que la
persona se ausenta de todo el culto para enseñar una clase de niños?
Si la iglesia tiene tal horario de actividades, necesita dejar las clases para una ocasión
fuera de la hora de culto. Hay tiempo para las dos cosas.

3. Si un miembro puede hacer de la manera que hace la persona señalada, todos los
miembros pueden hacerlo, y resulta que no hay culto completo de parte de la
congregación.

4. Lo que se me indica al saber de este caso local es que uno de los miembros no se
siente responsable como miembro de la congregación por tener más interés en algo
propiamente suyo. Tal persona necesita hacerse un miembro responsable en la
congregación. ¿Qué está enseñando ella a los niños por su ejemplo?

NO REUNIRSE EL DOMINGO POR CIERTA EXIGENCIA DE TRABAJO

PREGUNTA: “Una hermana va a Estados Unidos de compras para luego vender


aquí en ______, pero no se congrega porque al lugar donde va no hay iglesia
cerca, así que deja de congregarse. Yo le he explicado que no está bien, pero hay un
hermano que dice que si es por trabajo no cree que se vaya a ir al infierno por 3 o 4
veces al año que falte a la reunión del primer día de la semana. ¿Qué me podría
explicar usted al respecto?”
---
RESPUESTAS:
1. El cristiano que de veras está andando por fe (2Corintios 5.7) muestra su fe por
depender de Dios y no de su propia sabiduría. Si no hay manera para poder dicha
mujer conseguir su mercancía sin faltar en la adoración a Dios el domingo, entonces
debe cambiar de negocio, y Dios le cuidará, le bendecirá (Mateo 6.33; 1Pedro 5.7).

2. Hay manera de ganar la vida sin que pongamos a un lado, o de segunda


importancia, la adoración a Dios el día domingo.

3. El consejo del hermano mencionado sigue la filosofía que Pablo condena en


Romanos 3.8, que dice que está bien hacer mal para que vengan bienes.

NO REUNIRSE EL DOMINGO POR EL DESEO DE AYUDAR A OTRO

PREGUNTAS: “También otra hermana se fue a Estados Unidos a cuidar a su hija


que iba dar a luz, duró 3 meses sin congregarse porque no hay iglesia cerca, sino a
3 horas, se le planteó a la hija que proveyera los gastos para que su mamá se
reuniera pero no quiso y aún así la hermana se quedó a cuidarla sabiendo que no se
iba a congregar. Yo le dije que estaba mal porque el mandamiento de Dios es no
dejando de congregarse, pero otro hermano dice que no hay pecado en dejarse de
congregar mientras sea para hacer un bien, dice que Dios entiende y que a veces es
necesario dejar de cumplir un mandamiento para hacer otro y argumenta: que los
apostoles hacían viajes largos por mar y que no se congregaban en cada primer día
de la semana porque andan en el mar o en lugares donde no había iglesia y si no
hay iglesia ambulante entonces no se reunían. Y pregunta ¿pecaban los apóstoles?
También presentan el caso de David cuando comió los panes de la preposición el
cual nadie podía comer, y pregunta ¿pecó David al comer? También presenta el
caso de Jesús cuando sanaba en día de reposo y cuando sus discípulos comieron
espigas en día de reposo. Todo el punto es que en ocasiones Dios comprende las
circunstancias y la necesidad de quebrantar un mandamiento con tal de obedecer
otros. Hermano ¿Qué me puede explicar sobre el particular?”
---
RESPUESTAS:
1. Yo veo otras maneras de lograr un cuidado necesario para la hija encinta, pero si la
persona no ve nada sino su propia sabiduría y conveniencia en el asunto, no va a dar
debida importancia a la adoración en la iglesia local el domingo. De nuevo debemos
pensar en Romanos 3.8.
La persona que no anda por fe, no confiando en Dios que provea lo necesario para la
vida, va a justificarse en sus medios en base a lo justo del fin deseado. Esto se ve en
los argumentos falaces del hermano que habló de los apóstoles, de David y de Jesús.
Con esa clase de argumentación errónea no hay práctica que no se pueda justificar
dado un fin o propósito considerado bueno. Notemos:

2. No, no pecaron los apóstoles que viajaban en una compañía de personas que el
domingo podía reunirse para culto. Siempre iban en misiones dirigidas por el
Espíritu Santo, pero el caso de la hermana no se compara con aquél.

3. David no hizo mal para que viniera algún bien; no pecó. Lo que hizo no fue
violación del mandamiento respecto al pan de la proposición. Dijo Jesús: “Y si
supieseis qué significa: Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenaríais a los
inocentes; porque el Hijo del Hombre es Señor del día de reposo” (Mateo 12.7-8).

El mandamiento con respecto al pan de la proposición no excluía el ejercicio de


misericordia. Dios es el Autor de las dos leyes (Mateo 9.13; 12.7 más 12.4. No hay
contradicción alguna entre ellas.
4. Al sanar Jesús y al comer espigas los discípulos en día de reposo según Jesús en
nada fueron pecado. No fueron actos de quebrantar un mandamiento de Dios. La
observancia del día sábado no excluía actos de misericordia o de simplemente comer.
Se excluían actos de trabajar secularmente para ganancia en lugar de reposar. Jesús y
sus discípulos “quebrantaron” solamente los conceptos erróneos que tenían algunos
con respecto a la observancia del día sábado. Jesús nunca pecó (1Pedro 2.22). Aquél
hermano con sus excusas no ha presentado caso bíblico de lo que quiere justificar.

5. No es necesario quebrantar un mandamiento de Dios para cumplir con otro. Dios


no ha dado mandamientos para que sean quebrantados. El hombre se pone ridículo
al argumentar según la conveniencia frente a algún mandamiento de Dios. Dios no es
glorificado por excusas humanas, empleando el hombre la llamada “ética de
situación” de los modernistas.

MÁS PREGUNTAS SOBRE NO REUNIRSE EL DOMINGO POR VIAJES

PREGUNTA: “¿qué texto se pueden presentar para probar que los apóstoles
viajaban en compañías de personas en misiones dirigidas por el Espíritu Santo?”
---
RESPUESTA: Hechos 16.6 y sig.

PREGUNTAS: “si los apóstoles viajaban en una compañía de personas que el


Domingo podía reunirse para culto en cualquier lugar, ¿no sería una especie de
iglesia ambulante? ¿rompieron entonces con el mandamiento de reunirse en una
iglesia local, ya que ellos no eran una iglesia, sino solo un grupo de hermanos
viajando? Y alguno podría decir: si esto es así, podemos juntarnos varios hermanos
y viajar y en donde nos sorprenda el domingo allí hacemos el culto.”
---
RESPUESTAS:
1. No. Iban en comisión del Señor, no de vacaciones. Heb. 10:25 no manda “reunirse
en una iglesia local (al estar viajando como de va-caciones),” sino condena la práctica
de algunos que dejaban totalmente de reunirse en la igle-sia donde eran miembros.

2. No eran “sino solo un grupo de hermanos viajando”. Iban por dirección del
Espíritu Santo.

3. No hay paralelo entre un viaje dirigido por el Espíritu Santo y uno que por querer
viajar se sorprenda el domingo en donde no hay iglesia local a qué asistir.
HEBREOS 10.25

PREGUNTA: “Un hermano no se puede congregar todos los domingos, él lo hace


solamente una vez al mes porque él trabaja los domingos. ¿Es pecado?”
RESPUESTA: El hermano que escoge trabajar tres domingos y alabar al Señor
solamente uno de los cuatro (en el mes) ama a su trabajo más que a Cristo. Cristo no
es servido de segunda lealtad.

PREGUNTA: “Las dos enseñanzas anteriores que yo le envié, son de dos hermanos
que dicen que no es pecado, porque según la enseñanza que ellos presentan sobre
este tema de Hebreos 10.25 no es pecado dejar de congregarse para las personas
que trabajan los domingos y se pueden congregar solamente los domingos que
tengan libre (a veces una sola vez al mes).”
RESPUESTA: Véase mi comentario arriba. Faltar una vez por una situación
eventual (como por ejemplo una de enfermedad o de horario singular de trabajo) no
es pecado. Poner el trabajo secular antes que a Cristo sí es pecado.

PREGUNTA: “Es punto de opinión decir que un hermano que trabaja los
domingos y no se congrega es una falta.”
RESPUESTA: Depende de las circunstancias, como explicado arriba.

PREGUNTA: “Si yo enseño que es pecado dejar de congregarse por trabajo, que
esto es pisotear la sangre de CRISTO, y es necesario disciplinar al que no se
congrega por trabajo ¿estaría haciendo mal?”
RESPUESTA: La pregunta no explica el por qué en un caso en particular falta el
hermano por trabajo secular en asistir la reunión de la iglesia local.

“Enseguida le envío la parte final de una de las enseñanzas de uno de los hermanos.
Le agradezco su análisis hermano.”
RESPUESTA: Cito la parte y comento.

“Es importante en este punto entender por el contexto por qué algunos no se
congregaban: a) No se trata de hermanos que estaban privados de libertad por
causa de su fe. b) No se trata de hermanos que estaban enfermos y había que ir a
orar con ellos en su lecho de reposo físico (Stg. 5:14).
c) No se trata de hermanos fieles que por la naturaleza del trabajo, profesión u
oficio que ya tenían cuando llegaron a la fe, sus horas de labor (guardias, turnos
rotativos), algunas veces tocaban el horario de reunión.”
RESPUESTA: Al llegar a ser cristianos, las personas no adaptan los mandamientos
del Señor a sus condiciones normales de antes, sino como nuevas criaturas en Cristo
adaptan sus condiciones normales de vida a los mandamientos del Señor.

“d) Se trata de hermanos:


(1) Que pecaban voluntariamente con pleno conocimiento de la verdad, “después de
haber sido iluminados” (10:32), “17 y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es
pecado” (Stg. 4:17), a ellos Dios les dice mediante el escritor, “26 Porque si
pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad
ya no queda más sacrificio por los pecados” (10:26).”
RESPUESTA: Se trata de hermanos judíos que para evitar la persecución de parte
de los judíos incrédulos ya iban dejando de congregarse en la iglesia local.

“(2) Eran cristianos que:


* pisoteaban a Cristo
* tenían por inmunda la sangre de Cristo
* deshonraban al Espíritu Santo, “¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el
que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual
fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?” (10:29).
* les faltaba la fe y convicción de los hijos de Dios (11:1).
* que habían retrocedido para perdición (10:39).”
RESPUESTA: Los tales que escribo arriba sí eran culpables de tales acusaciones.

“(3) En beneficio de una sana y correcta interpretación del texto de Hebreos 10:25,
vamos a considerar algunas cosas:
a) Este texto no enseña ningún procedimiento disciplinario para cortar la
comunión a ninguno hermano que esté en pecado.”
RESPUESTA: ¿Y qué? Tampoco enseña nada sobre el bautismo. Pero sí hay textos
que se dirigen a la necesidad de disciplinar a los que no andan ordenadamente
(2Tesalonicenses 3.6).

“b) Mucho menos da lugar para aplicar la “suspensión” de actividades a algún


hermano fiel en el servicio a Dios por opiniones o conceptos que algunos miembros
de la iglesia se hagan.”
RESPUESTA: La “suspensión” de actividades en el culto de la iglesia local por un
tiempo designado es un falso concepto de lo que es la disciplina en la iglesia. Es más
bien un castigo impuesto sobre un hermano que en realidad no ha sido
descomulgado.
“c) Todos los hermanos deben conocer las causas bíblicas de disciplina, y si hay
algún implicado y no se arrepiente debe ser cortado por la iglesia de la comunión
para su corrección. “Le basta a tal persona esta reprensión hecha por muchos” (II
Cor. 2:6).”
RESPUESTA: Bien dicho. Pero un hermano que pone al trabajo secular primero y a
Cristo y su iglesia en segundo lugar, merece la disciplina.

“d) Hacer la “suspensión” parcial de un miembro, quitándole la participación en las


actividades (predicar a la iglesia, dirigir la reunión de adoración), y exigir el
cumplimiento de sus “deberes” (congregarse, ofrendar) es pura práctica sectaria,
no es asunto de la iglesia de Cristo, no hay Biblia para probar tal herejía (II Ped.
2:1).”
RESPUESTA: La llamada “suspensión parcial” no es nada bíblica. La frase “no es
asunto de la iglesia de Cristo” es lenguaje denominacional, como si la iglesia de Cristo
fuera una organización mundial con poderes de legislar.

“e) Si hubiere algunos miembros fieles, que cuando llegaron a la fe tenían alguna
profesión como militares, policías, médicos, ingenieros, obreros especializados, etc.,
que por la naturaleza de su trabajo (actividades de 24 horas continuas) les tocare
trabajar por guardias en turnos rotativos, y alguna guardia le cayere en el horario
de adoración del primer de la semana, y no pudieren hacer cambios para
congregarse, aunque lo procuraren, y tampoco tuvieren la opción de otro trabajo
que pudiera suplir las necesidades materiales de la familia, no deberían ser
acusados de:”
RESPUESTA: Toda esta frase larga es ridícula, pues ignora por completo el poder
de Dios de suplir al converso sus necesidades físicas (1Pedro 5.7; Mateo 6.33). ¿No
está Dios en el cielo? Todo se deja a los esfuerzos del individuo de lograr cambios
necesarios para poder asistir los servicios de adoración de la iglesia local.

“1) tener la costumbre de no congregarse, pues, siempre que les es posible se


congregan y también participan en reuniones de estudio y visitas en los hogares.”
RESPUESTA: El que escoge trabajar secularmente tres domingos al mes y asistir
solamente uno sí tiene la costumbre de no congregarse, y no busca primeramente el
reino de Dios y su justicia.

“2) pecado voluntario.”


RESPUESTA: El que acabo de mencionar sí de su propia voluntad pone primero a
su trabajo y no a Cristo, y busca primeramente el bien material que el reino de Dios.
“3) Infieles (quizás haya algún compañero convertido por su testimonio en el
trabajo).”
RESPUESTA: ¿Convertido a qué? ¿A poner a Cristo primero y antes que todo?

FALTAR A REUNIONES DE ENTRESEMANA

PREGUNTA: “Yo sí estoy de acuerdo con las clases bíblicas que se acuerdan en la
iglesia y trato de asistir a ellas. Los hermanos han enseñado que es pecado si uno
llega a fallar a una de las clases. Yo pregunto: ¿Están en pecado los hermanos y
hermanas que trabajan o estudian y por ello no pueden asistir?”
---
RESPUESTAS:
La iglesia local se pone de acuerdo sobre reuniones de entre semana, sabiendo que
posiblemente en algunos casos habrá hermanos que no podrán asistirlos todos, dado
a horarios de trabajo, clases escolares programados ya, la vejez del individuo,
debilidades físicas, y otros factores semejantes. En tales casos no es pecado no
asistirlos; es caso de no poder hacerlo. Debe saberse de antemano que ningún día y
hora de entre semana puede convenir a todo miembro de una iglesia de gran número
de miembros, mayormente siendo una iglesia urbana.

Ahora, no hablo del caso en que la persona falte a algún servicio de entre semana,
dado a desinterés, flojera, y falta de espiritualidad. El hermano concienzudo
procurará asistir a toda reunión de la iglesia local.

Seleccionado de la serie Interrogantes y Respuestas del hermano Bill H. Reeves.


(Derechos de Autor Reservados). Visite su sitio web: www.billhreeves.com
Compilación y diseño por Jesús Briseño Sanchez

También podría gustarte