Está en la página 1de 4

PRE EXPRESIVIDAD

Antes de empezar a hablar sobre pre expresividad, hablemos sobre la


expresividad en el arte.

Expresividad, es la cualidad de lo expresivo, o la fuerza expresiva. Es la


manifestación con gran viveza de los sentimientos o pensamientos;
especialmente en el arte, a través de todo tipo de manifestaciones de las
formas o medios de expresión, cada una en su particular lenguaje: mímica,
oral, escrita, musical o plástica. En contextos artísticos, "medio de expresión"
es el material (piedra, madera, arcilla, pigmentos) o la técnica (fresco, óleo,
terracota, fundido en bronce) con la que un artista realiza su obra, el "vehículo"
con el que se expresa.

Expresar es manifestar de forma perceptible hacia el exterior lo que se


encuentra en el interior (lo psíquico o anímico) La condición de inexpresivo es
la de lo que carece de expresión, que es incapaz de expresarse, o que no lo
hace voluntariamente En contextos artísticos, la "expresión" es tanto la del
artista que realiza la obra como la de la figura representada o de los
propios rasgos de expresión más o menos acentuados de las propias formas
artísticas.

Etimológicamente la palabra “expresión” proviene de expressionem (expressio,


en nominativo) que en latín tardío significaba “Viveza” y en latín
clásico "prensado, proyección", construido a partir del participio pasado del
verbo exprimere, literalmente "presionar, exprimir", con el sentido figurado de
"representar, describir"

Pero esto que tendría que ver con el trabajo del actor, en qué medida él podría
expresar lo interior hacia el exterior. En una palabra él es el instrumento y la
obra de arte, inseparables. Como poder ser al mismo tiempo las dos cosas
Primero (como nos dice Cardona) todos hemos sido culturizados por una
sociedad particular, por una determinada época, por un ambiente específico.
Mental y corporalmente estamos condicionados y reaccionamos a través de
conductas gestuales, que son compartidas colectivamente. Para encontrar
nuestra individualidad, es preciso desembarazarse de los reflejos que
determinan nuestro comportamiento cotidiano. Este rompimiento permitirá
entonces descubrir nuestras posibilidades motoras.

Esta aculturación tanto mental y física se puede ver en una serie de


estereotipos, modelos de comportamiento automáticos que llamamos:
espontaneidad o natural. Acciones que realizamos sin mayor, o ninguna
reflexión. Quiere decir que mientras más cómodos nos sintamos al ejecutar
estas acciones, más espontáneos nos percibimos a nosotros mismos. Si
queremos liberarnos de estos automatismos “naturales” hay que inventar un
método para frenar los condicionamientos.

A partir de sus investigaciones el director teatral Eugenio Barba se avocó al


estudio de las técnicas de distintas manifestaciones teatrales para encontrar
aquellos principios comunes a todas. Son los principios de la preexpresividad,
los que rigen al organismo viviente, los que permiten la vida misma. Y no se
trata de un asunto de formación, sino de deformación, de renunciamiento a la
manera funcional y habitual de moverse.

Estas técnicas no cotidianas, crean un nuevo tono muscular, es decir, un


cuerpo dilatado, que al final será él vehículo de expresión de diversos etilos
teatrales y dancísticos. Pero antes es preciso dominar aquellos principios que
garantizan la vida escénica, el bios escénico, que es sino la energía que se
irradia a nivel diferente del cotidiano. Para lograr esto hay que hacer morir al
cuerpo, a la cultura que lo ha modelado para que pueda renacer mediante un
cuerpo dilatado, más cálido, dueño de la totalidad de sus posibilidades de
irradiar vida y contagiarla al espectador. En toda deformación consciente y
controlada del equilibrio, hay una relación de tensiones corporales, cambios de
energía, hay movimiento continuo, hay una asimetría imprevisible que
sorprende. Esto garantiza la presencia física total, esto produce el cuerpo en
vida. Todo se enmarca dentro de un juego de oposiciones. El arte es una
relación de tensiones.

Se cree que la naturaleza del actor depende de su expresividad y que esta


deriva de las intenciones del actor, en realidad sucede lo contrario: el actor
plasma su cuerpo según determinadas tensiones y formas, y son estas
tensiones quienes desencadenan rayos en el espectador. De ahí la paradoja
del actor no emocionado capaz de suscitar emociones. ¿Cómo llamar a ese
nivel de tensiones y formas del actor? Todo organismo tiene diversos niveles
de organización, el actor también y según la antropología teatral postula un
nivel base de organización, común a todos los actores que no diferencia
culturas definido como preexpresivo.

Para un actor trabajar su nivel preexpresivo es modelar la calidad de su propia


existencia escénica. Sin eficacia a nivel preexpresivo, un actor no es un actor.
Funcionará dentro de determinado espectáculo, pero, será solo un material
funcional en manos de un director o de un coreógrafo. Podrá vestir prendas, los
gestos, las palabras y los movimientos de un personaje, pero sin una acabada
presencia escénica es solo prendas, gestos, palabras. La eficacia del nivel
preexpresivo de un actor es la medida de su autonomía como individuo y como
artista.

Y como se conecta el trabajo preexpresivo a todo el trabajo teatral:

1. Es un trabajo que prepara al actor para el proceso creativo del


espectáculo.
2. Es el trabajo mediante el cual el actor incorpora el modo de pensar y las
reglas del género de teatro al cual ha elegido pertenecer.
3. Es un valor por sí mismo-una finalidad, no un medio- que a través de la
profesión teatral encuentra una de sus posibles justificaciones sociales.

El nivel preexpresivo es un nivel operativo, no es un nivel que pueda ser


separado de la expresión, sino es una praxis que durante el proceso intenta
desarrollar y organizar el bios escénico del actor y hace aflorar nuevas
relaciones e inesperadas posibilidades de significados. Para finalizar ¿hay un
nivel preexpresivo de la literatura? ¿De la pintura? ¿De la música? No. EL
concepto de preexpresividad sirve para algo solo si está relacionado con el
actor, una persona que utiliza una técnica extracotidiana del cuerpo en
situación de representación organizada.
Referencias:

Barba, E, Saravse, N. (2010) El arte secreto del Actor. Diccionario de


antropología teatral. Lima: San Marcos.

Barba, E. (2017) La canoa de papel. Perú: Ensad

Cardona, P (1989) Los principios de la preexpresividad….

https://cdigital.uv.mx/bitstream/handle/123456789/3806/198921P26.pdf?
sequence=2&isAllowed=y

https://es.wikipedia.org/wiki/Expresividad

Redalyc.MERLEAU-PONTY: EL CUERPO COMO APERTURA ...


www.redalyc.org › pdf

También podría gustarte