Está en la página 1de 24

UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE LOS ANDES

FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS, CONTABLES Y SOCIALES

ESCUELA PROFESIONAL DE DERECHO

DERECHO PENITENCIARIO

TEMA : BENEFICIO PENITENCIARIO (SEMI - LIBERTAD)


DOCENTE : DR. SALUSTIO ROLANDO HUANCA TORRES
ESTUDIANTES : - SANTOS CESINARIO INGRID YAJAIRA
- ROMÁN TINTAYA JESSY SHARELLIS
- CARRASCO RAMOS CRISTIAN GABRIEL
- LEVIZACA MALDONADO FREHENSH OMAR
- MOREANO BEJAR GIAN MARCO. E
SEMESTRE : 2020 – II

ABANCAY – APURIMAC

2021
DEDICATORIA

Este presente trabajo está dedicado a cada uno


de los integrantes del grupo, que contribuyeron
de la mejor manera posible en la realización de
la monografía. A nuestro docente que nos
designó este tema importante y nos orientó y
guio en la realización del mismo, por medio de
sus pautas y enseñanzas.
INDICE
INTRODUCCIÓN...........................................................................................................................5

DESARROLLO...............................................................................................................................7

CAPÍTULO I...................................................................................................................................7

1. BENEFICIOS PENITENCIARIOS............................................................................................7

1.1 CONCEPTO..................................................................................................................7

1.2 NATURALEZA JURÍDICA.........................................................................................8

1.3 CLASIFICACIÓN DE LOS BENEFICIOS PENITENCIARIOS ...............................9

1.3.1 Beneficios que permiten una libertad anticipada............................................9

1.4 LOS BENEFICIOS EN LA LEGISLACIÓN PENITENCIARIA................................9

CAPÍTULO II................................................................................................................................10

2. SEMI LIBERTAD.....................................................................................................................10

2.1 CONCEPTO ...............................................................................................................10

2.2 IMPORTANCIA DE LA SEMILIBERTAD...............................................................11

2.3 MODALIDADES........................................................................................................11

2.3.1 La Semilibertad con el cumplimiento de un tercio (1/3) de la condena (plazo

ordinario)...............................................................................................................12

2.3.2 La Semilibertad con el cumplimiento de las dos terceras partes (2/3) de la

condena (plazo especial)........................................................................................12

2.4 REQUISITOS PARA SOLICITAR LA SEMILIBERTAD........................................13

2.5 TRÁMITES PARA LA SEMILIBERTAD.................................................................13

2.5.1 Fase Administrativa. -...................................................................................13

2.5.2 Fase Judicial. -..............................................................................................14


2.7 OBLIGACIONES DE UN BENEFICIADO CON LA SEMILIBERTAD.................16

2.8 SEGÚN EL REGLAMENTO DE EJECUCION PENAL...........................................16

2.9. SEGÚN EL CÓDIGO DE EJECUCIÓN PENAL......................................................17

REVOCATORIA DE LOS BENEFICIOS DE SEMILIBERTAD Y LIBERACIÓN

CONDICIONAL............................................................................................................................18

Revocatoria Por Incumplimiento De Reglas De Conducta Y Sus Efectos........................18

Revocación Por Comisión De Nuevo Delito Doloso Y Sus Efectos.................................19

CONCLUSIONES.........................................................................................................................23

RECOMENDACIONES................................................................................................................24

BIBLIOGRAFÍA...........................................................................................................................25
INTRODUCCIÓN
El presente trabajo de investigación busca dar a conocer más acerca de los beneficios
penitenciarios, pero en esta oportunidad nos vamos a referir exclusivamente al beneficio
penitenciario de Semi- libertad, que será desarrollado más delante de manera explícita. Como
modo introductorio podemos destacar que la ejecución de las penas en el Perú se encuentra
regulada en el Código de Ejecución Penal- Decreto Legislativo 654, así como en el
Reglamento de dicho Código.

Dichas normas se encuentran inspiradas en los avances de las investigaciones


criminológicas y la Ciencia Penitenciaria, así como en las reglas mínimas para el tratamiento
de los reclusos. El objetivo primordial de la regulación de la ejecución de la pena, es lograr la
reeducación, resocialización y reincorporación del penado a la sociedad; objetivo que
responde a lo normado por nuestra carta magna y que se encuentra específicamente señalado
en su artículo 139 numeral 2, y que es congruente con el artículo 10, numeral 3, del Pacto
Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

En el que se señala claramente que el régimen penitenciario consistirá en un


tratamiento cuya finalidad esencial será la reforma y readaptación social de los penados; es sí
que inspirados además en la institución de la prevención especial que destaca como fin de la
pena la resocialización y reincorporación del penado en la sociedad, dentro de nuestras
legislaciones, que regulan la ejecución de la pena se han desarrollado instituciones que
contribuyan con dicho objetivo, como es el caso de los beneficios penitenciarios.

Hay que tener en cuenta además que el interno de un establecimiento penitenciario,


no es una persona eliminada, excluida o separada de la sociedad, sino que, por el contrario,
sigue siendo parte de ella, tal es así que incluso la ley, no le impide el goce de los mismos
derechos que el ciudadano en libertad, sino que sólo no podrá ejercerlo plenamente en algunos
casos, cuando la misma ley le restringa o cuando la sentencia que lo condena, así lo señale.

Por los tanto y ando todo lo expresado anteriormente, los aludidos beneficios
penitenciarios, sin duda, tienen como propósito estimular en el interno el ánimo de
5
readaptación social, que es el fin del tratamiento penitenciario, desde que la comisión y
sanción de un hecho ilícito probado no puede constituir una muerte civil total y definitiva del
delincuente, encontrándose, por el contrario.

El Estado en la obligación moral y jurídica de otorgarle condiciones adecuadas para


el cambio de su comportamiento, en procura de cimentar una comunidad solidaria y
progresista, que se engrandezca a sí misma con actitudes positivas a favor de quienes
equivocaron en algún momento el camino de su vida. En esta oportunidad de manera concisa
podemos dar a conocer que, el beneficio penitenciario de Semi-libertad permite que el interno
con primera condena efectiva egrese del establecimiento penitenciario para efectos de trabajar
o estudiar.

6
DESARROLLO

CAPÍTULO I

1. BENEFICIOS PENITENCIARIOS
Haciendo énfasis podemos decir que, 1los beneficios penitenciarios son incentivos, no
pueden estar considerados en la categoría de derechos, pues están sujetos al cumplimiento y
evaluación del órgano técnico del establecimiento penal. El Código de Ejecución Penal
establece en el Capítulo Cuarto los siguientes beneficios penitenciarios: Permiso de salida,
2
Redención de la pena por el trabajo y educación, Semi-libertad, Liberación condicional,
Visita íntima y otros beneficios penitenciarios.
Pero en la presente monografía sólo trataremos del beneficio penitenciario de Semi
Libertad, considerado como un mecanismo para el egreso anticipado; en otras palabras,
consiste en excluir el cumplimiento de la pena privativa de la libertad impuesta al condenado
a cambio de que trabaje o se eduque, esto se manifiesta cuando el Juez asume que no es
probable que el beneficiado en libertad cometerá posteriormente un nuevo delito.

1.1 CONCEPTO
Los beneficios penitenciarios son mecanismos que promueven la resocialización del
privado de libertad a través de su participación en actividades laborales, educativas, y los
servicios psicológicos, legales y sociales que ofrece la administración penitenciaria, así como
a través de las actividades que los propios internos implementan con tal finalidad.

[ CITATION MIN20 \l 3082 ]“Los beneficios penitenciarios son también


mecanismos jurídicos que permiten reducir la permanencia en prisión de un
condenado a pena privativa de libertad efectiva, así como a mejorar sus condiciones
de detención” [CITATION MIN20 \p 21-22 \n \y \t \l 3082 ]

En este caso vamos a definir a la semi libertad como un beneficio penitenciario en este
caso que va estar dentro de los beneficios que permiten la libertad adelanta, y a su vez viene a
ser un mecanismo. Contribuyen también, de manera importante, a mantener la gobernabilidad

1
[CITATION GUT \p 1 \l 10250 ]
2
La redención de la pena es un beneficio penitenciario a través del cual un interno puede reducir los días de prisión
efectiva de su condena mediante el trabajo o la educación
7
de los establecimientos penitenciarios, pues al promover la participación del interno en
actividades terapéuticas, laborales y educativas, generan espacios de producción, capacitación
y de distensión, que en la vida cotidiana de una prisión se traduce en la reducción de la
violencia interna, así como en mayores niveles de convivencia ordenada y pacífica.

1.2 NATURALEZA JURÍDICA


Es importante esclarecer claramente la naturaleza jurídica de los beneficios
penitenciarios, toda vez que existe una gran controversia sobre si deben ser considerados
como derechos o como incentivos, al respecto se tiene que 3Small Arana en su libro Situación
carcelaria en el Perú y beneficios penitenciarios, señala: “Los beneficios penitenciarios son
verdaderos incentivos, concebidos como derechos expectativos del interno, que le permitirán
observar las normas de conducta en el campo penitenciario, tendientes a lograr menor
permanencia en el establecimiento penitenciario mediante los mecanismos de la redención de
la pena por el trabajo y la educación para luego alcanzar la Semi libertad y la libertad
condicional, accediendo paulatinamente a la libertad”. 4

Por otro lado, tenemos la definición dada por el Tribunal Constitucional Peruano que
señala lo siguiente: “En estricto los beneficios penitenciarios no son derechos fundamentales,
sino garantías previstas por el derecho de ejecución penal, cuyo fin es concretizar el principio
constitucional de resocialización y reeducación del interno. En efecto a diferencia de los
derechos fundamentales, las garantías no engendran derechos subjetivos, de ahí que puedan
ser limitadas. Las garantías persiguen el aseguramiento de determinadas instituciones
jurídicas y no engendran derechos fundamentales a favor de las personas. Por otro lado, no
cabe duda de que aun cuando los beneficios penitenciarios no constituyen derechos, su
denegación, revocación o restricción de acceso a los mismos, debe obedecer a motivos
objetivos y razonables, por lo que la resolución judicial que se pronuncia al respecto debe
cumplir con la exigencia de la motivación de las 5resoluciones judiciales”.

En definitiva, y en relación con la última definición dada por el máximo intérprete de


la constitución, se tiene que los beneficios penitenciarios, no son derechos, sino que son

3
DOCTOR EN DERECHO Y CIENCIA POLITICA, UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS
Decano de la Facultad de Derecho y Ciencia Política
4
[CITATION SMA08 \p 67 \l 2058 ]
5
Las resoluciones judiciales son actos procesales que emanan del tribunal de oficio o a petición de parte, cuyo
objeto es resolver el asunto debatido
8
incentivos a los que pueden acceder los internos que se encuentran recluidos en los
establecimientos penitenciarios cumpliendo una pena privativa de la libertad, a efectos de que
puedan salir del establecimiento penitenciario antes de que cumplan su pena efectiva, siempre
y cuando observen los requisitos que se encuentran bien definidas en las leyes pertinentes,
debiéndose tener en cuenta además la naturaleza del delito cometido, ya que existe la
prohibición del goce de estos beneficios por lo internos que han cometido determinados
delitos.

Por otro lado, es necesario considerar la conducta del interno dentro del penal, esto es,
si éste ha cumplido con las reglas de disciplina que señala el Código de Ejecución Penal,
aplicables dentro de los establecimientos penitenciarios y que facilitan la convivencia entre
todos los recluidos; así también es necesario evaluar la personalidad del agente, esto es si se
trata de un habitual, de un reincidente, de un primario, y otros aspectos relevantes a tener en
cuenta

1.3 CLASIFICACIÓN DE LOS BENEFICIOS PENITENCIARIOS 6


1.3.1 Beneficios que permiten una libertad anticipada
Son beneficios que posibilitan el cumplimiento de una parte de la condena en libertad,
y constituyen una expresión avanzada en la progresión del tratamiento penitenciario. Es el
caso de la Semilibertad y la Liberación Condicional, que también se denominan beneficios
“extramuros”, por cuanto permiten la libertad del beneficiado.

1.3.2 Beneficios que mejoran las condiciones de vida del interno

Es el caso del permiso de salida, la visita íntima y un conjunto de recompensas que se


conceden al interno, visitas especiales, entre otros beneficios. Se denominan también
beneficios “Intramuros”, pues, con excepción del permiso de salida, se conceden en el interior
del penal.

1.4 LOS BENEFICIOS EN LA LEGISLACIÓN PENITENCIARIA


De acuerdo con el artículo 42 del Código de Ejecución Penal (en adelante, CEP), una
persona privada de libertad podrá acceder a los siguientes beneficios penitenciarios:

 Permiso de salida
6
Carolina Rodríguez, profesora de la Facultad de Derecho de la PUCP y miembro del Grupo de investigación y
estudio de Derecho Penal y Criminología de la PUCP
9
 Redención de la pena por el trabajo y la educación
 Semilibertad
 Liberación Condicional
 Visita íntima
 Otros beneficios o estímulos que la autoridad penitenciaria considere conveniente otorgar.

CAPÍTULO II

2. SEMI LIBERTAD
2.1 CONCEPTO 7
La Semilibertad es un beneficio penitenciario que permite a un interno sentenciado
egresar del establecimiento penal para efectos de trabajo o educación, y cumplir en libertad
una parte de su condena, con la obligación de observar determinadas reglas de conducta, y
siempre que no tenga proceso penal pendiente con mandato de detención.

Es de importancia aclarar que hasta antes de 1997, la Semilibertad se otorgaba sin


excepción al interno que había cumplido un tercio de su condena y acreditaba que en libertad
desarrollaría alguna actividad laboral o educativa. Sin embargo, tras las sucesivas
modificaciones al Código de Ejecución Penal han introducido cambios sustantivos en los
términos siguientes:

 El tiempo de carcelería mínima para obtener la Semilibertad, depende ahora del tipo de
delito por el cual el interno ha sido sentenciado.
 Se ha suprimido como requisito para su concesión, la acreditación de una futura actividad
laboral o educativa en caso de que obtenga la libertad.

Sin embargo, podemos connotar que el artículo 48° del Código de Ejecución Penal se
ha mantenido en la definición del beneficio el propósito de trabajo o educación, aun cuando
ya no sea un requisito indispensable acreditar una u otra actividad. Por otro lado, hay mayor
posibilidad de obtener el beneficio cuando el interno sustente su solicitud en la necesidad de
trabajar o estudiar. Por ello, se recomienda fundamentar la solicitud en tal propósito, y

7
“Pleno jurisdiccional distrital sobre beneficios penitenciarios”. En: Dialogo con la Jurisprudencia Gaceta Jurídica,
Lima, octubre 2005. p. 219.
10
acreditarlo mediante un contrato de trabajo o inscripción en un centro educativo, para óptimos
resultados.

2.2 IMPORTANCIA DE LA SEMILIBERTAD


En consideración al concepto de este Beneficio Penitenciario, su importancia radica
que mediante este beneficio se busca poner a prueba al interno luego de aplicársele el
tratamiento penitenciario; por lo que durante el tiempo que goza de su libertad se encontrará
sujeto a control, y a reglas de conducta por lo que es denominada comúnmente como “libertad
vigilada”.

[ CITATION Acu12 \l 3082 ] menciona que: “Por lo tanto se puede destacar que este
beneficio también constituye un incentivo al interno a seguir su tratamiento con
disciplina, y cooperando de este modo a la convivencia pacífica con los demás
internos”[CITATION Acu12 \p 13 \n \y \t \l 3082 ]

2.3 MODALIDADES
En nuestra legislación vigente podemos diferenciar dos modalidades o tipos de este
beneficio:

 Semilibertad ordinaria. - Exige un tercio de la pena cumplida, a la que pueden


acogerse todos aquellos condenados que no tienen restricciones para solicitarlo.
De este modo, si alguien es condenando a 18 años de pena privativa de libertad, a los 6
años de pena cumplida un tercio (1/3) puede tramitar este beneficio. Pero si este interno
laboró los primeros 4 años de su encarcelamiento habrá logrado redimir 2 años de pena
que, adicionado a sus 4 años de pena efectiva, se le computará como 6 años de carcelería,
pudiendo entonces a los 4 años efectivos de pena privativa de libertad acogerse a este
beneficio.
 Semilibertad extraordinaria o especial. - Exige dos tercios (2/3) de pena cumplida, así
como el pago previo de la reparación civil y de la multa respectiva en su caso, o señalar
fianza si es insolvente.
En este caso, un condenado a 18 años de privación de libertad, podrá solicitar este
beneficio a los 12 años de pena cumplida (2/3). En el supuesto que también se acoja a la
redención de penas tendrá que ser en la modalidad del 5x1, y si ha trabajado desde el
primer día de carcelería, a los 10 años de pena efectiva habrá logrado redimir 2 años, que
11
adicionados a los años efectivos se le contará como 12 para acogerse a la semilibertad, de
tal modo que con sólo 10 años de pena privativa de libertad efectiva se le puede otorgar
este beneficio.

2.3.1 La Semilibertad con el cumplimiento de un tercio (1/3) de la condena (plazo ordinario)8


El primer párrafo del artículo 48° del Código de Ejecución Penal establece que el
beneficio de Semilibertad puede ser concedido al sentenciado que ha cumplido por lo menos
una tercera parte de su condena, criterio que es aplicado para la mayoría de los delitos, con la
excepción de los delitos mencionados en el numeral 6.4.

El plazo mínimo de detención de una tercera parte de la condena que se exige para
solicitar la Semilibertad, puede acreditarse con el cumplimiento de prisión efectiva por dicho
período. Puede resultar también de la suma de dicho período con los días que el condenado
haya redimido su pena por trabajo o educación.

2.3.2 La Semilibertad con el cumplimiento de las dos terceras partes (2/3) de la condena (plazo
especial)
El segundo párrafo del artículo 48° del Código de Ejecución Penal señala que en los
delitos que a continuación se indican, el sentenciado que solicite la Semilibertad deberá haber
cumplido las dos terceras (2/3) partes de su pena:

 Exposición o abandono de menor o persona incapaz, si resulta lesión grave o muerte y


éstas pudieran ser previstas (artículos 125° y 129° del Código Penal)
 Exposición o peligro de persona dependiente, si resulta lesión grave o muerte y éstas
pudieron ser previstas (artículos 128° y 129° del Código Penal)
 Trata de personas (artículo 153° del Código Penal)
 Asociación ilícita para delinquir, cuando los hechos materias de condena estén
relacionados con atentados contra la Administración Pública, contra el Estado y la
Defensa Nacional o contra los poderes del Estado y el Orden Constitucional (artículo
317° segundo párrafo del Código Penal)
 Atentado contra la seguridad nacional y traición a la Patria (artículo 325° a 332°del
Código Penal); Rebelión (artículo 346° del Código Penal)
 Concusión en todas sus modalidades (artículo 382° a 386° del Código Penal)

8
ANTÓN VIVES, TOMÁS, Régimen penitenciario y Derecho penal:
12
 Peculado en todas sus modalidades, excepto la forma culposa (artículos 387° a 392° del
Código Penal)
 Corrupción de funcionarios. Todas las modalidades, incluidas las cometidas por
particulares (artículo 393° a 401° del Código Penal).

2.4 REQUISITOS PARA SOLICITAR LA SEMILIBERTAD 9


Según el artículo 49° del Código de Ejecución Penal dispone que para iniciar el
trámite del beneficio de la Semilibertad se debe contar con los siguientes requisitos:

 Copia certificada de la sentencia

 Certificado de conducta

 Certificado de no tener proceso pendiente con mandato de detención

 Certificado de cómputo laboral o de estudio, si los hubiere

 Informe sobre el grado de readaptación del interno de acuerdo con la evaluación del
Consejo Técnico Penitenciario

 Certificado policial que acredite domicilio o lugar de alojamiento.

Se trata entonces de un conjunto de requisitos que permitirán la formación de un


expediente de Semilibertad para el trámite judicial correspondiente. El cumplimiento de tales
requisitos no supone la obtención automática del beneficio, pues corresponde al Juez
otorgarlo o denegarlo, aunque dicha decisión deberá adoptarse sobre la base de fundamentos
objetivos y razonables, tal como lo ha señalado el Tribunal Constitucional

2.5 TRÁMITES PARA LA SEMILIBERTAD


De acuerdo a la norma vigente; el trámite se inicia en el centro penitenciario y luego
se envía al Juez Penal, Se dan por medio de las siguientes fases:

2.5.1 Fase Administrativa. - Dentro del centro carcelario.

 Esta fase se inicia de oficio a cargo del consejo Técnico Penitenciario, o bien a pedido
del interno interesado.

9
BALAGUER SANTAMARÍA JAVIER. “Derechos humanos y privación de libertad: en particular, dignidad,
derecho a la vida y prohibición de torturas
13
 La organización del expediente de Semi-libertad debe contener todos los requisitos
enumerados en el rubro anterior.
 El plazo para organizar el expediente es de hasta diez días.

2.5.2 Fase Judicial. - El encargado de conceder este beneficio es el Juez que conoció el
proceso.

 El Juez Penal recibe el expediente de Semi-libertad, debe correr traslado al Fiscal


Provincial respectivo para que emita dictamen.
 El Fiscal Provincial debe emitir dictamen respectivo, dentro del tercer día de recibido el
expediente.
 El Juez una vez decepcionado el expediente con el dictamen fiscal, debe resolver la
solicitud de semilibertad dentro del tercer día.

Es muy importante aclarar que si en el caso que el Juez conceda el beneficio de la


semilibertad debe señalar las reglas de conducta establecidas por el artículo 58º del Código
Penal, “en cuanto sea aplicable”. De tales reglas creemos que son imprescindibles:

 Prohibición de ausentarse del lugar donde reside sin autorización del juez
 Comparecer personal y obligatoriamente al juzgado, para informar y justificar sus
actividades.

2.6 DELITOS EN LOS QUE NO PROCEDE LA SEMILIBERTAD

 Secuestro (artículo 152° del Código Penal)


 Forma agravada de trata de personas (artículo 153°-A del Código Penal)
 Violación de menor de edad (artículo 173° del Código Penal)
 Violación de menor de edad seguida de muerte o lesión grave (artículo 173°-A del
Código Penal)
 Comercialización y cultivo de amapola y marihuana, así como la siembra compulsiva
(artículo 296°-A del Código Penal)
 Tráfico ilícito de insumos químicos y productos (artículo 296°-B del Código Penal);
Formas agravadas de tráfico de drogas (artículo 297° del Código Penal)
 Genocidio (artículo 319° del Código Penal); Desaparición forzada (artículo 320° del
Código Penal); Tortura (artículo 321° del Código Penal)

14
 Tortura cometida con la participación de profesionales de la salud (artículo 322°del
Código Penal)
 Discriminación (artículo 323° del Código Penal); Terrorismo (Ley N.° 29423)

 Lavado de activos cuando los recursos provengan del tráfico ilícito de drogas, terrorismo,
secuestro, extorsión, trata de personas o delitos contra el patrimonio cultural, previsto en
los artículos 228° y 230° del Código Penal (párrafo final del artículo 3° de la Ley N.°
27765, modificado por la Ley N.° 28355 y el Decreto Legislativo N.° 986).

En el caso de los reincidentes y habituales que adquieran dicha condición a partir del
23 de octubre de 2010, de conformidad con los artículos 46°-B y 46°-C del Código Penal,
modificado por la Ley N.° 29604, tampoco podrán acceder a la Semilibertad en los siguientes
delitos:

 Delito de homicidio calificado o asesinato (artículo 108° del Código Penal)


 Delito de lesiones graves cuando la víctima sea menor de 14 años, y el agente sea el
padre, madre, tutor, guardador o responsable (artículo 121°-A del Código Penal)
 Delito de lesiones graves por violencia familiar (artículo 121°-B del Código Penal)
 Delito de secuestro (artículo (artículo 152° del Código Penal)
 Delito de trata de personas (artículo 153° del Código Penal)
 Delito de formas agravadas de trata de personas (artículo 153°-A del Código Penal)
 Delito de violación sexual de menor de edad (artículo 173° del Código Penal)
 Delito de violación sexual de menor de 14 años seguida de muerte o lesión grave
(artículo 173°-A del Código Penal); • Delito de hurto agravado (artículo 186° del Código
Penal)
 Delito de robo agravado (artículo 189° del Código Penal)
 Delito de extorsión (artículo 200° del Código Penal)
 Delito de tráfico ilícito de drogas en modalidades agravadas (artículo 297° del Código
Penal)
 Delito de genocidio (artículo 319° del Código Penal)
 Delito de desaparición forzada (artículo 320° del Código Penal)
 Delito de tortura (artículo 321° del Código Penal)
 Delito contra la integridad nacional (artículo 325° del Código Penal)

15
 Delito de participación en grupo armado dirigido por extranjero (artículo 326° del Código
Penal); entre otros delitos más.

2.7 OBLIGACIONES DE UN BENEFICIADO CON LA SEMILIBERTAD


En definitiva, podríamos mencionar que el beneficiado con una Semilibertad tiene la
obligación de trasnochar en su domicilio y está sujeto a control e inspección de parte de la
autoridad penitenciaria, así como del representante del Ministerio Público, tal como lo
dispone el artículo 51° del Código de Ejecución Penal.

Además, deberá cumplir con las reglas de conducta que el Juez establezca en la
resolución que le concedió el beneficio, como la prohibición de frecuentar determinados
lugares, de ausentarse del lugar donde reside sin autorización del Juez, comparecer
personalmente al Juzgado o a las oficinas de Medio Libre del Instituto Nacional Penitenciario,
para informar de sus actividades cada 30 días, etcétera. El control de las reglas de conducta
corresponde al Área de Medio Libre de la Administración Penitenciaria.

De conformidad con la Ley N.° 29499, la persona privada de libertad que ha sido
beneficiada con una Semilibertad, y a quien se le ha impuesto un mecanismo de vigilancia
electrónica personal a su solicitud o por mandato judicial, tiene la obligación de cumplir las
reglas de conducta señaladas por el Juez, las cuales están relacionadas con el buen uso y
conservación de los equipos electrónicos que integran el sistema, así como respetar el radio de
acción y desplazamiento establecido como regla de conducta. El control de estas obligaciones
corresponde a la Administración Penitenciaria.

2.8 SEGÚN EL REGLAMENTO DE EJECUCION PENAL


Como bien sabemos el Reglamento de Ejecución Penal es como una ayuda o
aclaración a lo tipificado en el Código de Ejecución Penal; en relación al Beneficio
Penitenciario de Semilibertad, lo podemos encontrar en el siguiente capítulo y siguientes
artículos, los cuales estipulan lo siguiente:

CAPÍTULO IV: SEMILIBERTAD Y LIBERACION CONDICIONAL

Artículo 183.- Para acogerse al beneficio de semilibertad, además de los requisitos


establecidos en el artículo 49 del Código, el interno deberá presentar una declaración
jurada afirmando que solicita la semilibertad con la finalidad de realizar una actividad

16
laboral o educativa. Dentro del plazo de treinta días de obtenida la semilibertad, el
interno está obligado a acreditar la actividad laboral o educativa que realiza. En todo
caso, deberá demostrar haber efectuado acciones con tal propósito. En este último
supuesto, la administración penitenciaria prorrogará por el mismo plazo el
cumplimiento de este requisito.

Artículo 184.- Si el interno beneficiado con la semilibertad optara por una jornada
laboral nocturna, deberá poner en conocimiento de dicha situación a la autoridad
penitenciaria correspondiente para el control respectivo.

2.9. SEGÚN EL CÓDIGO DE EJECUCIÓN PENAL10


SECCION III (SEMI-LIBERTAD)

Artículo 48.- Semi-libertad. - El beneficio penitenciario de semi-libertad permite que


el interno con primera condena efectiva egrese del establecimiento penitenciario para
efectos de trabajar o estudiar, siempre y cuando:

1. Cumpla la tercera parte de la pena.

2. No tenga proceso pendiente con mandato de detención.

3. Se encuentre ubicado en la etapa de mínima o mediana seguridad del régimen


cerrado ordinario.

4. Cumpla con pagar los días multa fijados en la sentencia.

5. Cumpla con pagar total o parcialmente la reparación civil fijada en la sentencia


atendiendo al criterio del juez basado en la capacidad de cumplimiento de pago que
tiene el interno. En ningún caso el monto parcial debe ser menor al 10% del monto
total.

Ante la existencia de un monto pendiente de pago, el interno garantizará su


cumplimiento mediante procedimiento legal aprobado por el juez.

Artículo 49.- El Consejo Técnico Penitenciario, de oficio o a pedido del interesado,


en un plazo de diez días, organiza el expediente de semi-libertad, que debe contar
con los siguientes documentos:
10
ANTÓN ONECA, JOSÉ. Derecho Penal.
17
1.- Testimonio de condena.

2.- Certificado de conducta.

3.- Certificado de no tener proceso pendiente con mandato de detención.

4.- Certificado de cómputo laboral o estudio, si los hubiere.

5.- Contrato de trabajo con firma legalizada o documento que acredite ocupación, o
constancia de matrícula en Centro Educativo.

6.- Informe sobre el grado de readaptación del interno, de acuerdo a la evaluación


del Consejo Técnico Penitenciario.

7.- Certificado Policial que acredite domicilio o lugar de alojamiento

REVOCATORIA DE LOS BENEFICIOS DE SEMILIBERTAD Y


LIBERACIÓN CONDICIONAL
De conformidad con los artículos 52° y 56° del Código de Ejecución Penal, el beneficio
de Semilibertad o Liberación Condicional puede ser revocado en los siguientes supuestos:
Revocatoria Por Incumplimiento De Reglas De Conducta Y Sus Efectos.
La Semilibertad y la Liberación Condicional pueden ser revocadas, cuando el liberado no
cumpla alguna de las reglas de conducta establecidas en la resolución que le concedió el
beneficio penitenciario, así lo dispone el artículo 192° del RCEP. Para ello, el Juez Penal deberá
previamente requerir al liberado el cumplimiento de la regla inobservada, bajo apercibimiento de
su revocación. En caso de que se mantenga el incumplimiento dispondrá la revocatoria de
conformidad con los artículos 192° y 193° del Reglamento del Código de Ejecución Penal.

El Juez Penal competente para revocar la Semilibertad o Liberación Condicional por


incumplimiento de reglas de conducta, será aquel que concedió el beneficio. Revocado el
beneficio por dicha causa, el tiempo transcurrido entre el momento de su concesión y la
revocatoria; es decir, el período en que el interno estuvo en libertad, se computará como parte de
su condena, razón por la cual, al ser recluido nuevamente en un establecimiento penitenciario por
efecto de la revocación, deberá permanecer en prisión sólo el tiempo restante de su condena. Así
lo dispone el segundo párrafo del artículo 193° del RCEP.

18
Revocación Por Comisión De Nuevo Delito Doloso Y Sus Efectos.
La Ley dispone que en caso de que un sentenciado (liberado) cometa un delito doloso
mientras se encontraba gozando del beneficio penitenciario de Semilibertad o Liberación
Condicional, dicho beneficio deberá ser revocado por el Juez que dicte sentencia por el nuevo
delito cometido (artículos 192° y 193° del Reglamento del Código de Ejecución Penal).

Para esta revocatoria se requiere de una determinación judicial efectiva de la


responsabilidad penal; es decir, de una sentencia condenatoria consentida o ejecutoriada, razón
19
por la cual, para revocar un beneficio, no será suficiente un mandato de detención preventiva o
una sentencia condenatoria en primera instancia que haya sido impugnada.

De acuerdo con el primer párrafo del artículo 193° del Reglamento del Código de
Ejecución Penal, el tiempo transcurrido en libertad entre la concesión del beneficio y la
revocatoria no será considerado como parte del cumplimiento de la condena, lo que obligará al
liberado a cumplir el tiempo de la pena pendiente al momento de su concesión.

Artículo 194° del Reglamento del Código de Ejecución Penal). Dichos beneficios podrán ser
solicitados durante el cumplimiento de la segunda condena.

20
APRECIACIÓN CRÍTICA

La imposición de una pena privativa de libertad, tiene por finalidad la reeducación


rehabilitación y reincorporación del penado a la sociedad (inciso 22 del artículo 139°
de la Constitución Política del Estado y artículo II del Título Preliminar del Código
de Ejecución Penal – Decreto Legislativo N° 654 ), lo que significa que nuestro
sistema penal sigue la filosofía de las teorías utilitarias de la pena, por cuanto están
dirigidas a promover actitudes positivas del condenado, con miras a su reintegración
a la sociedad. En tal sentido, el régimen penitenciario establece el conjunto de
normas esenciales que regulan la disciplina, los derechos y obligaciones del penado,
así como los beneficios penitenciarios a los cuales puede acceder.

Los beneficios penitenciarios, son instituciones de prevención especial; su


inspiración descansa en la preparación para la libertad del interno y la mitigación del
aislamiento producido por la pena de prisión, que no puede sino fundamentarse en la
orientación constitucional de las penas privativas de libertad a la reinserción social.

Basándonos en la teoría de la prevención especial, los beneficios penitenciarios,


deben darse luego de la aplicación de los programas resocializadores, que permitan
reconciliar a la comunidad con sus integrantes desviados que se apartaron de las
reglas de respeto a las normas jurídico-penales, en una suerte de reencuentro
solidario y aceptación del principio de corresponsabilidad entre la sociedad y el
delincuente por los delitos cometidos.

En nuestro país, existe un conflicto entre quienes siguen el postulado de la


reinserción social del condenado, cuestionando la prevención general, con la
finalidad de dar paso a medidas que estimulen actitudes positivas del sentenciado a
través de penas proporcionales y no discriminatorias, dentro de cuyo contexto se
encuentra la promoción de los beneficios penitenciarios.

21
CONCLUSIONES
PRIMERO. - Los beneficios penitenciarios son mecanismos que promueven la resocialización
del privado de libertad a través de su participación en actividades laborales, educativas, y los
servicios psicológicos, legales y sociales que ofrece la administración penitenciaria, así como a
través de las actividades que los propios internos implementan con tal finalidad.

SEGUNDO. - Los beneficios penitenciarios son también mecanismos jurídicos que permiten
reducir la permanencia en prisión de un condenado a pena privativa de libertad efectiva, así
como a mejorar sus condiciones de detención.

TERCERO. - La Semilibertad es un beneficio penitenciario que permite a un interno


sentenciado egresar del establecimiento penal para efectos de trabajo o educación, y cumplir en
libertad una parte de su condena, con la obligación de observar determinadas reglas de conducta,
y siempre que no tenga proceso penal pendiente con mandato de detención.

CUARTO. - El plazo mínimo de detención de una tercera parte de la condena que se exige para
solicitar la Semilibertad, puede acreditarse con el cumplimiento de prisión efectiva por dicho
período. Puede resultar también de la suma de dicho período con los días que el condenado haya
redimido su pena por trabajo o educación.

QUINTO. – El plazo será no menor de las dos terceras partes cuando, se trate de los delitos de
Trata de personas, asociación ilícita para delinquir, concusión en todas sus modalidades, etc. Ello
de conformidad con el segundo párrafo del artículo 48º del Código de Ejecución Penal.

22
RECOMENDACIONES
PRIMERO. – Los beneficios penitenciarios deben de otorgarse con un propósito principal, la
RESOCIALIZACIÓN del sentenciado en la sociedad que lo vio delinquir.

SEGUNDO. - Si bien es cierto es necesario los requisitos formales exigibles para poder acceder
a los beneficios penitenciarios, ello no implica la burocracia del trámite del mismo, prefiriendo el
fondo a la forma.

TERCERO. – Del mismo modo, ha de tenerse en cuenta que, el beneficio penitenciario de la


Semi libertad, ha de atender principalmente a la contribución de la reeducación, rehabilitación y
reinserción del penado a la sociedad.

23
BIBLIOGRAFÍA
Acuña Perez, R. L. (2012). Los beneficios penitenciarios de semilibertad y liberación
condicional en el Penal de Picsi. Chiclayo: Editorial Sicán S.R.L.

GUTIÉRREZ GUTIÉRREZ, C. G. (s.f.). Semi Libertad Y Liberación Condicional. Obtenido de


Congreso del Perú :
https://www2.congreso.gob.pe/sicr/cendocbib/con2_uibd.nsf/769201B7BCA2047C05257
7C200768EF2/$FILE/articuloabril-autorCarlosGutierrez.pdf

Justicia, M. d. (s.f.). Manuel de Beneficios Penitenciarios y de Lineamientos del modelo procesal


acusatorio. Obtenido de Defensa Pública:
https://www.minjus.gob.pe/defensapublica/contenido/publicaciones/manual_beneficios.p
df

MINISTERIO DE JUSTICIA Y DERECHOS HUMANOS . (2020). MANUAL DE


BENEFICIOS PENITENCIARIOS Y LINEAMIENTOS DEL MODELO PROCESAL
ACUSATORIO. Lima : Printed in Perú- reimpresion .

SMALL ARANA, G. (2008). Situación carcelaria en el Perú y beneficios penitenciarios. Lima :


Comentarios a la jurisprudencia y praxis jurídica Editorial Grijley.

24

También podría gustarte