Está en la página 1de 8

Problemas y desafíos en el Perú actual

100000G26T
Carreras para Gente que Trabaja

Material de trabajo de la semana 6

Indicaciones:
 Este material debe ser resuelto de manera grupal.
 Debe ser llevado a la sesión presencial, porque en base a este se desarrollará la sesión.

Integrante:

- David Enrique Pineda Canales 1511251


- Shirley Chavez Cangahuala u20310875
- Maritza Stephany Palomino Leon U20310457
- Liz Yanet Rojas Rivas U20309733

Tema El surgimiento de SL, el MRTA y el accionar del estado frente a la violencia terrorista

1. A partir de la lectura del siguiente texto, responda a la siguiente pregunta: ¿Cuáles son las causas que
explican el surgimiento de la violencia terrorista en el Perú durante la década de 1980?

“La causa principal y directa es la decisión política del Partido Comunista del Perú Sendero Luminoso, de
Guzmán, su jefe máximo, de iniciar la lucha armada. Y en segundo lugar, de orientarla según una ideología por
la cual ellos no solo, y no principalmente quizá, estaban buscando el poder del Estado peruano si no estaban
buscando retomar las banderas de un comunismo universal.
Pero, ¿cómo un grupo pequeño y mal armado pudo arrástranos a la guerra interna y permanecer activo
durante más de 10 años? En el Perú siempre hubo, tanto en los planteamientos políticos de izquierda como en
los de derecha, una lógica de confrontación, una actitud de enfrentamiento visceral. Los discursos de ambos
lados proclamaban el uso de la violencia o eran excluyentes. Esa intolerancia en la política era resultado de la
falta de una cultura o tradición democráticas en nuestro país.
Recuérdese en ese sentido, como así consta en el informe final de la CVR, que en los 50 años previos al inicio
del conflicto armado solo existieron 14 años de gobiernos democráticos. A un Estado y sociedad
históricamente autoritarios, se sumó el problema del centralismo. Por ejemplo, entre 1961 y 1972 se produce
el más alto crecimiento poblacional en Lima. En mayor medida determinada por esa cima en la ola migratoria.
Pero esa migración no trajo consigo la ciudadanía para todos (según el censo Nacional de 1981, existan 2
millones de peruanos sin documento de identidad).
En ese momento [el retorno a la democracia con el gobierno de Fernando Belaunde] todos los sectores
políticos de izquierda habían decidido participar en las elecciones y se iniciaba un proceso democrático que
podía dar la imagen de expandirse y de consolidarse. Justamente SL estaba convencido de que si solo la
guerra era la solución, había que frustrar precisamente esa posibilidad, que quizás era de las mejoras que
había tenido históricamente el Perú, y había que actuar en se momento dando la contra, no solo a los otros
partidos de izquierda, sino dando la contra al movimiento social popular que habían conseguido una serie de
ventajas.
Si bien es cierto que la guerra interna se inició en Ayacucho, uno de los departamentos más pobres del Perú,
ese factor, la pobreza, no explica por si solo el estallido de la violencia en el Perú. El abandono del campo era
un problema nacional entre otras causas por una virtual inexistencia del Estado expresada en la falta de
políticas de desarrollo social o la presencia abusiva del mismo, en este caso evidenciada en la actuación de
jueces y policías corruptos.
Problemas y desafíos en el Perú actual
100000G26T
Carreras para Gente que Trabaja

Otros factores que son imprescindibles consignar al hablar de causas del fenómeno violentista son la
discriminación, el racismo y la exclusión social. Ramón Pajuelo, investigador de la CVR, plantea que en el Perú
la relación de discriminación étnica y racial hace parte de una malla, casi arborescente, de relaciones entre
desiguales. Quien es desigual frente a otros puede ser insultado como indio, como cholo, como serrano.
Cuando uno va a las comunidades y pregunta dónde están los indios, siempre el interlocutor se asume así
mismo como, mínimo, mestizo y dicen que los indios están más allá.
En el Perú, el acceso a la educación era y es casi la única posibilidad de ascenso social, pero el Estado la
abandonó manteniendo marcos pedagógicos tradicionales y autoritarios y frustrando las perspectivas de
progreso personal de muchos peruanos. Sendero Luminoso mostró también que la escuela pública peruana
está habituada a una formación vertical. Por lo tanto, lo que ellos hicieron fue cambiar los contenidos. Los
muchachos tienen la idea que la verdad científica la puede conocer el profesor o la pueden conocer los
instruidos y que esa verdad se enseña y uno tiene que aprenderla. Además, si encuentro a un buen profesor,
tengo que seguirlo porque él sabe.
En el abandono de la educación, Sendero encontró terreno fértil para la imposición de su ideología como
verdad absoluta. En base a una especie de sueño fundamentalista, una especie de fe religiosa. Es ideología
pura y organización vertical, pero eso también expresa que grado de frustración podría haber en esos
muchachos para que creyeran una cosa tan arbitraria.” (Revista Ideele Radio 2008)
Las principales causas que manifiestan el surgimiento de la violencia terrorista en el Perú durante la década de
1980 fueron en primer lugar la decisión de Abimael Guzmán de comenzar la lucha armada para implantar la
ideología de un comunismo universal, asimismo en el momento que anunciaron las elecciones vieron que la
democracia podría consolidarse y ser impedimento a su proyecto por lo cual vieron la oportunidad para irse en
contra. En segundo lugar, el centralismo en Lima, la inminente migración a la costa incrementó la población en
Lima pero muchos de los inmigrantes no eran considerados ciudadanos.
También se debe considerar, el abandonó del campo por parte del Estado ya que no se contaba con políticas
de desarrollo social y a su vez su presencia era abusiva.
Por otro lado, el Estado abandonó la educación esta era tradicional y vertical, es decir, los alumnos seguían los
discursos de quienes consideraban buenos profesores, es así como Sendero Luminoso aprovechó en implantar
su ideología en las universidades y escuelas.
Además, en el Perú se vivía mucho el racismo, la discriminación y la exclusión social.

2. A partir de la lectura del siguiente texto, responda a la siguiente pregunta: ¿Cuál fue el sustento histórico
e ideológico que planteó Abimael Guzmán para Sendero Luminoso?

Sendero se autoproclamaba marxista-leninista-maoísta. De Marx tomaron la concepción de la historia como


una lucha entre polos opuestos. En el Perú, esta lucha sería la de los campesinos y el proletariado industrial
contra los explotadores, es decir, el Estado, los hacendados en el campo y los capitalistas en las ciudades.
Lenin sirvió de inspiración para la construcción, siguiendo el modelo ruso, de un “partido de cuadros, selectos
y secretos, una vanguardia organizada que impone por la vía de las armas la ‘dictadura del proletariado'”
(Informe Final, II, 14). En Mao creyeron encontrar especificaciones que guardarían correlación con la situación
peruana. En la Europa de los siglos XIX y XX el campo había cedido a las industrias de las ciudades. No así en la
China de Mao que era aún eminentemente campesina o, en palabras de Mao, semifeudal. Para adaptar el
comunismo a la situación china, Mao pensó que la lucha debía iniciarse en el campo teniendo en los
campesinos y no en el proletariado los actores principales de la revolución (Informe Final, II, 14). Sendero
Luminoso adoptó, en gran parte, esa ideología.

Pero tomó, sobre todo, la convicción maoísta de que la violencia es inevitable para logar la revolución. Esta
convicción distingue a SL de otros partidos de izquierda peruana que siguieron la línea rusa. En 1956, a tres
años de la muerte de Stalin, el partido comunista ruso emprendió un viraje fundamental, criticando el culto a
Problemas y desafíos en el Perú actual
100000G26T
Carreras para Gente que Trabaja

la personalidad establecido por Stalin. Además, postuló que el tránsito al comunismo era posible por la vía
pacífica.

Este viraje motivó una escisión en la izquierda peruana que, a partir de entonces, se dividiría en facciones pro
soviéticas y pro chinas. Con la revolución cubana de los años 50 también se establecen movimientos pro
cubanos como, por ejemplo, los guerrilleros peruanos de los años 60’s liderados por Luis de la Puente Uceda.

Dentro de la tríade marxismo-leninismo-maoísmo Guzmán asignaba especial importancia al maoísmo como “la
tercera, nueva y superior etapa” (entrevista). El maoísmo servía para justificar la violencia y el “pensamiento
Gonzalo” modificaba el maoísmo supuestamente para aplicarlo mejor a la realidad peruana. “Camarada
Gonzalo” era el alias de Abimael Guzmán dentro de Sendero Luminoso. A diferencia del maoísmo, el
“pensamiento Gonzalo” o “pensamiento guía” no buscaba una lucha que se iniciara en el campo y luego
pasara a la ciudad. Guzmán pensaba que la ciudad era parte de la lucha “siendo el campo lo principal y la
ciudad complemento” (entrevista).

El sectarismo de Sendero Luminoso


Pero más allá de todas las especificaciones doctrinarias hay un hecho fundamental sin el cual no es posible
entender a Sendero: Guzmán reclamaba para sí nada menos que la verdad universal. Él se creía poseedor de la
verdad que, como tal, no permitía críticas ni alternativas. Así, entre 1979 y 1980, el discurso senderista
adquiere matices religiosos concibiendo la militancia como “purificación y renacimiento” (Informe Final, II, 23).
SL se convierte en una secta en tanto la militancia trasciende todos los ámbitos de la vida.

Ser senderista implicaba renunciar a todo lo demás, renunciar incluso a la propia individualidad y aceptar la
sumisión absoluta a la doctrina y jerarquía del partido. El sectarismo de sendero exige la disolución total del
individuo en la comunidad. El paso a la militancia es el hecho decisivo. Es un proceso de conversión, el
militante senderista convertido se pretende un hombre iluminado, sin fisuras; alguien salvado de las
iniquidades de la vida al haber encontrado la verdad definitiva (Portocarrero 1998, 59).

El discurso de Sendero es, pues, un “discurso salvacionista”. Estaban tan convencidos de su superioridad moral
e intelectual que ni siquiera concebían la posibilidad de poner en duda lo que creían. Esta ceguera hace que
Portocarrero califique a SL como un movimiento arcaico y “profundamente fundamentalista”. La modernidad,
en cambio, implica filosofía, implica dudar de lo que se presume cierto.

El culto a Abimael Guzmán


Dentro de la ideología senderista, Abimael Guzmán no solamente era visto como líder máximo e indiscutido.
Su reconocimiento alcanzaba niveles mesiánicos. Los senderistas se referían a él como “el más grande marxista
viviente del mundo” o “la cuarta espada del marxismo” (Informe Final, II, 75). Por otro lado, Guzmán “estimula
su endiosamiento de manera que el partido lo proclama como una suerte de titán o semidiós” (Portocarrero
1998, 23). En la misma entrevista, Guzmán se autodefine como un ser casi divino, una suerte de intelecto puro
que no se ve afectado por las pasiones humanas.

Sendero y la violencia
Otro aspecto clave es la relación de SL con la violencia. Ya hemos visto que, a diferencia de otros movimientos
peruanos de izquierda, SL consideraba inevitable el uso de la violencia. Es sintomático que Sendero iniciara el
conflicto armado en 1980. Era el año del retorno a la democracia, la izquierda se había comprometido con el
proceso democrático y acudía a las elecciones bajo el techo de la “Izquierda Unida”. Pero Sendero nunca creyó
en la democracia. Más bien, creyó en la “fecundidad de la violencia” basada en la “impostación de moralidad y
cientificidad” (21-22). La violencia era concebida como motor del cambio.
Problemas y desafíos en el Perú actual
100000G26T
Carreras para Gente que Trabaja

El culto a la violencia explica por qué Guzmán concebía al maoísmo como “etapa superior”. Mientras Marx
había sido un intelectual que buscaba marcos teóricos para explicar la historia, Mao era un líder político que
creía que, a la hora de la lucha, “el poder nace del fusil” y no de la razón. Convencido de que la historia le daría
la razón, Guzmán apeló a la violencia desbordante. Para él, no había excesos injustificados a la hora de la
revolución.

En la entrevista habla de la masacre de Lucanamarca ocurrida el tres de abril de 1983. Según refiere la
Comisión de la Verdad y Reconciliación, alrededor de 60 senderistas ingresaron ese día al pueblo de
Lucanamarca armados con hachas, machetes, cuchillos y armas de fuego. Asesinaron a 69 campesinos,
hombres mujeres y niños, por haberse rebelado contra el terror de SL (Informe final, VII, 43-52). Guzmán
pretende justificar la masacre con las siguientes palabras:

“Si a las masas les vamos a dar un conjunto de restricciones, exigencias y prohibiciones, en el fondo no
queremos que las aguas se desborden; y lo que necesitábamos era que las aguas se desbordaran, que el
huayco entrara, seguros de que cuando entra arrasa, pero luego vuelve a su cauce…Pero, insisto, ahí lo
principal fue hacerles entender que éramos un hueso duro de roer, y que estábamos dispuestos a todo, a
todo”.

Fue finalmente esa fe ciega en la doctrina y la fecundidad de la violencia la que hizo fracasar el proyecto
senderista. SL calculaba que el incremento de la violencia terminaría por incrementar la rabia de los
campesinos hacia el Estado y los “opresores”. Pero sucedió lo contario. El mundo andino empezó a volcarse
contra SL, aliándose con las Fuerzas Armadas en rondas campesinas y comités de autodefensa. (Krehoff 2006)

Para la creación de Sendero Luminoso, Abimael Guzman tomo el resultado de una gran depuración de las tres
más grandes ideologías.

 De la ideología Marxista, tomo el concepto de la lucha entre polos opuestos, la cual asemejo en el Perú, a
la lucha de los campesinos y el proletariado industrial contra el Estado, los hacendados en el campo y el
proletariado en las ciudades.
 De la ideología Leninista, siguiendo el modelo ruso, construyo “un partido de cuadros, selectos y secretos,
una vanguardia organizada que impone por la vía de las armas la ‘dictadura del proletariado'”

 De la ideología Maoísta, siguió el ejemplo de adaptar el comunismo en Perú a la de China que situaba a
que la lucha debía iniciarse en el campo teniendo a los campesinos actores como principales de la
revolución e impartiendo que la violencia era inevitable para lograr la revolución, es decir que la violencia
era concebida como motor del cambio. Creyó en la “fecundidad de la violencia” basada en la “impostación
de moralidad y cientificidad”. Esta convicción es la que distingue a Sendero Luminoso de los partidos
izquierdistas.

Por otro lado, también tomo discursos de matices religiosos en la cual él decía ser poseedor de la verdad
absoluta, por lo que no permitía criticas ni alternativas. Indicaba que ser senderista era renuncia a todo y
sumirse absolutamente a la doctrina total del partido.

3. A partir de los videos revisados, establezca las características para cada uno de los periodos del conflicto
armado interno planteado por la Comisión de la Verdad y Reconciliación.

 INICIOS DE LA VIOLENCIA ARMADA (1980 - 1982)

Oficialmente el terrorismo dio inicio a sus acciones en la localidad de Chuschi Ayacucho. Ahí realizo la
quema de ánforas electorales el 17 de mayo de 1980, dando brote inicial del movimiento subversivo
sendero luminoso en cuya develación participo la policía nacional con escasos resultados esto llevo a una
intensificación de la lucha que implico la entrada de las fuerzas armada a finales del año 82 donde se
Problemas y desafíos en el Perú actual
100000G26T
Carreras para Gente que Trabaja

declara a zona de emergencia buena parte de la centro y sur andino una época de desmanes de ambos
bandos como los senderistas y las fuerzas armadas y se producen muchas faltas a los derechos humanos, a
partir del año 1986 al 1989 sendero luminoso sale de esas regiones donde estaba atacando se despliega a
nivel nacional incluso a Lima y parte de la selva y ceja de selva, cambiando su campo de acción también se
mantiene la violencia de sendero luminoso y también de las fuerzas armadas.

 MILITARIZACIÓN DEL CONFLICTO (1982 - 1986)

Para fines del año 1982 era imposible evitar la entrada de las fuerzas armadas en el conflicto armado
interno no estaban muy de acuerdo luchar con sendero luminoso porque no daban la cara a campo abierto
eso podía generar muchas bajas no deseadas en la población civil, cuando los militares llegaron a luchar
contra sendero en la de Región de Ayacucho en un contexto de estado de emergencia sucedieron cosas
casi inevitables varias perdidas de derechos individuales y el aumento dramático de la violencia en la
Región, las autoridades civiles fueron dejado de lado y las autoridades políticas en ese territorio fueron
básicamente los militares por varios años, la violencia ejercida sobre la población en esos años está ligada a
perjuicios étnicos en la mayor parte de las fuerza armadas vienen de las costas y veían a la población
indígena como otros culturalmente y los veían como enemigos porque los militares ya no sabían a quien se
enfrentaban si era la población o los de sendero luminoso.

Entre los años 83 y 84 son dos años muy complicados donde se presenta un gran cantidad de atentando a
los derechos humanos hay un gran número de asesinatos y un gran número de desapariciones forzadas
sobre todo de campesinos quechua hablante de la región andina la población había quedado en el medio
de 2 fuerzas los militares y los de sendero luminoso.

 DESPLIEGUE NACIONAL DE LA VIOLENCIA (1986 - 1989)

Después de que aumentaran las operaciones del PCP- SL, las Fuerzas Armadas ingresaron a la lucha
antisubversiva, y las operaciones del MRTA comenzaron a provocar el proceso de militarización, se creó un
trasfondo para que los actores armados formularon sus propias estrategias, Sin embargo, para 1986 está
claro que el conflicto había salido del departamento original donde se desarrolló el operativo los primeros
años, se había extendido en todo el país. Se desplego fuera de Ayacucho y otras partes del Perú y siguió
existiendo durante varios años.

El PCP-SL incrementó gradualmente sus acciones, acentuando su presencia en distintos frentes fuera de
Ayacucho como Puno, Junín y el valle del Huallaga. En las zonas urbanas, principalmente Lima, el PCP SL
optaría por una política de asesinatos selectivos de autoridades para sembrar terror y debilitar al Estado

Sendero Luminoso dirigió sus ataques contra dirigentes del partido de gobierno. El primero de estos casos,
también en Lima, fue el de Rodrigo Franco en 1987, buscando obstruir la consolidación del "modelo
burocrático del fascismo aprista". El MRTA cortó la tregua concedida a García y abrió un frente guerrillero
en el departamento de San Martín en 1987

Sendero Luminoso realizó en tres partes, entre febrero de 1988 y junio de 1989, su primer congreso
partidario. Entre sesiones apareció en El Diario una entrevista a su líder Abimael Guzmán quien ofreció la
versión directa más completa acerca de su organización y sus fines conocidos hasta el momento. Con ello,
además, disipó las dudas sobre su supuesto fallecimiento, anunciado periódicamente por las autoridades y
la prensa, a lo largo de los años.

Al producirse el descontrol de la economía y la aceleración del ciclo de hiperinflación, el gobierno perdió la


iniciativa política en manos de la oposición de derecha luego de la estatización y abandonó sus intentos por
Problemas y desafíos en el Perú actual
100000G26T
Carreras para Gente que Trabaja

controlar la política contrasubversiva, dejando el terreno libre a las FFAA en las zonas de emergencia. Sin
embargo, mantuvo un trabajo especializado de inteligencia e investigación policial, principalmente en Lima
y otras ciudades, que tuvo logros como la captura ya mencionada de Osmán Morote. La situación se hizo
más difícil al iniciarse un ciclo de huelgas de diversa índole.

El ataque a la base policial de Uchiza en marzo de 1989 fue una de las mayores operaciones militares
realizadas por Sendero Luminoso, aun cuando fuese en alianza con narcotraficantes. La falta de respuesta
estatal en apoyo a los policías sitiados debilitó todavía más la imagen del gobierno de García y lo obligó a
crear un comando político militar en la zona, a cargo del general de brigada Arciniega quien puso en
práctica una nueva estrategia del Ejército para aislar a Sendero de los campesinos.

 OFENSIVA SUBVERSIVA Y CONTRAOFENSIVA ESTATAL (1989 - 1992)


1989 fue el año más difícil en la historia de nuestra República, fue el punto culminante y el inicio de un
período de crisis extrema que se prolongó hasta 1992, durante el cual se intensificaron los conflictos
armados internos.
El l PCP-SL, durante su I Congreso, definió como nuevo objetivo de su plan de  guerra popular  que el
"equilibrio estratégico" remeciera todo el país. Para ello, planteó considerar como eje central de acción,
acentuar su ofensiva en las zonas urbanas, principalmente el Lima. Así, el PCP-SL incrementó notablemente
sus niveles de violencia, forzando su relación con la población en la sierra rural y en la selva, por un lado, y
movilizando sus bases urbanas hacia la realización de ataques y atentados más violentos, frecuentes y
visibles, por otro. Con esta decisión se iniciaba el segundo "pico" estadístico de víctimas en la guerra
interna.
Las FFAA aplicaron su nueva estrategia "integral", que contemplaba la comisión de violaciones de los
derechos humanos menos numerosas, pero más premeditadas. Se toman dos grandes decisiones
estratégicas que enmarcaron y condicionan el accionar militar durante todo el resto de la guerra. Primero,
la organización de las Fuerzas Armadas para la Defensa Interior en Zonas y Subzonas de Seguridad Nacional
se cambia por una organización en frentes contrasubversivos, los cuales no se derivan de las regiones
militares sino de una zonificación especial obtenida mediante el análisis del despliegue y el accionar del
PCP-SL. Segundo, en los Frentes donde hay narcotráfico se establece como misión separar a la subversión
del narcotráfico y combatir a los narcotraficantes que apoyen a la subversión o reciban protección de ella.
El MRTA queda atrapado en una espiral de violencia de la cual no logrará salir fácilmente. En abril de 1989,
un mes después del ataque senderista contra el puesto de Uchiza, el MRTA decidió realizar una operación
militar de grandes proporciones en la sierra central: la toma de una ciudad importante para efectos de
propaganda armada de repercusión nacional.
El PCP SL, muy golpeado en las áreas rurales, creció sorprendentemente en Lima en medio de la crisis
existente. El MRTA intentó un diálogo con el gobierno, luego de la fuga de sus dirigentes de Castro Castro,
mediante el secuestro de un diputado fujimorista, pero fue rechazado. En 1991, más de la mitad de la
población peruana vivía bajo el estado de emergencia. Ese mismo año se da una ofensiva del MRTA en
diversas zonas del país, dando una imagen de recomposición luego de la fuga del túnel. En noviembre, el
Ejecutivo promulgó el paquete de Decretos Legislativos y el debate de estos en el Congreso, iniciándose la
cuenta regresiva para la justificación del próximo golpe de Estado.
El asesinato de María Elena Moyano por parte de Sendero representó una situación límite por el grado de
crueldad de SL y la fragilidad de las organizaciones populares que se le enfrentaban a inicios de los 90.
Mediante atentados terroristas con coches bomba en Lima (siendo el más grave el de Tarata en julio de
1992) Sendero aceleró su ofensiva sobre la capital, mientras calculaba la posibilidad de una intervención
norteamericana que desatase una guerra de liberación nacional en el país.
 DECLIVE DE ACCIÓN SUBVERSIVA (1992 - PRESENTE)
Problemas y desafíos en el Perú actual
100000G26T
Carreras para Gente que Trabaja

El escenario posterior a la captura de Abimael Guzmán y otros importantes dirigentes estuvo marcado por
la derrota de Sendero Luminoso, iniciada tres años antes cuando fue expulsado de varias de sus zonas de
tradicional influencia por la acción de las fuerzas del orden y los comités de autodefensa. La falta de una
conducción nacional que cubriera el vacío provocado por la captura de Guzmán se hizo evidente en la
disminución de acciones terroristas. El principal objetivo de la organización en esta fase fue, inicialmente, el
de presentar la imagen de no haber sido afectados mientras que se concentraban en campañas como la de
"salvar la vida del presidente Gonzalo”. La propuesta de acuerdo de paz hecha por Guzmán y la dirigencia
senderista brindó réditos políticos a Fujimori y rebajó la tensión en los penales, pero no liquidó a la
organización. Vladimiro Montesinos tuvo a su cargo la conducción personal de las conversaciones y tratos
con Guzmán e Iparraguirre y demás dirigentes senderistas, en tanto "interlocutor académico", las cuales
estuvieron enmarcadas por intereses políticos coyunturales del gobierno, administrados por el asesor y que
se disiparon hacia 1995.

Ni Fujimori, ni el General Hermoza Ríos (entonces la figura de mayor poder en las fuerzas armadas) se
reunieron con los jefes senderistas. Tampoco se promovió reunión alguna con miembros de la DINCOTE,
en buena parte desarticulada después de la captura de Guzmán, o expertos de inteligencia del Ejército
trabajando en el SIN, como Fournier.

Las incansables denuncias contra las violaciones de los derechos humanos tuvieron un nuevo impulso a
partir del hallazgo de las fosas de La Cantuta en julio de 1993. El gobierno de Fujimori no asumió
responsabilidades.

Las últimas acciones de gran impacto de la guerra interna concluyeron en éxitos explotados por el
gobierno. Por ejemplo, el asalto a la residencia del embajador japonés en Lima por un comando del MRTA,
encabezado por su líder máximo Néstor Cerpa, que mantuvo cautivos a 72 rehenes, concluyó con la
operación de rescate Chavín de Huántar, ampliamente celebrada por el gobierno y las fuerzas armadas.
Luego del revés militar sufrido en el conflicto del Cenepa de inicios de 1995, el gobierno convirtió los
festejos por la exitosa liberación de los rehenes en una epopeya militar. Por otro lado, en julio de 1999,
luego de un enorme y publicitado operativo militar para cercarlo, fue capturado cerca de la ciudad de
Huancayo el líder senderista disidente Oscar Ramírez Durand, Feliciano, quien había rechazado la
propuesta de acuerdo de paz de Abimael Guzmán y mantenía vigente la guerra popular iniciada en 1980.
Ramírez Durand era el último de los altos dirigentes del PCP SL que seguía libre.

Bibliografía:
Krehoff, B. (2006). La ideología de Sendero Luminoso. Recuperado de http://www.perupolitico.com/?
p=356&page=4

Revista Ideele Radio. (2008). Causas. Lima: IDEELE. 7:34 min. Recuperado de
https://www.youtube.com/watch?v=bopu6RVxLrk

Santillán, P. (2017) Sendero Luminoso, evolución histórica y relevancia actual. Recuperado de:
https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=6130214

Coronel, J. (2016) Violencia Campesina y respuesta campesinas en Huanta. Recuperado de:


https://repositorio.iep.org.pe/bitstream/handle/IEP/588/degregori_lasrondascampesinas.pdf?
sequence=2&isAllowed=y#page=25
Problemas y desafíos en el Perú actual
100000G26T
Carreras para Gente que Trabaja

Best, U., K. (2011) Reseña del libro “Qué difícil es ser dios. El partido comunista del Perú-Sendero Luminoso y
el conflicto armado interno en el Perú: 1980-1999" de Carlos Iván Degregori. Revista Aletheia. Recuperado de:
http://sedici.unlp.edu.ar/handle/10915/67903

También podría gustarte