Está en la página 1de 45

LOS MISTERIOS

LUMINOSOS
(jueves)
LA SEÑAL DE LA SANTA CRUZ

Por la señal de la Santa Cruz,


de nuestros enemigos
Líbranos, Señor, Dios nuestro,
En el nombre del Padre y del
hijo y del Espíritu Santo, Amen.
CREDO DE LOS APÓSTOLES

Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo


y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo,
Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia
del Espíritu Santo; nació de Santa María Virgen;
padeció bajo el poder de Poncio Pilato; fue
crucificado, muerto y sepultado; descendió a los
infiernos; al tercer día resucitó de entre los muertos,
subió a los cielos, y está sentado a la derecha de
Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a
juzgar a los vivos y a los muertos.
Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la
comunión de los santos, el perdón de los pecados, la
resurrección de la carne, y la vida eterna. Amén.
🗣Cierre sus ojos un instante
y recuerde todas las cosas
(hechos, palabras,
pensamientos, omisión) con
que ha ofendido al Señor.
Profundamente arrepentido
digamos…
¡Señor mío Jesucristo!, Dios y Hombre verdadero,
Creador Padre y Redentor mío; por ser quien eres
y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa
de todo corazón haberte ofendido y no haberte
amado. Propongo firmemente no volver a pecar,
confesarme y cumplir la penitencia que me fuere
impuesta. Te ofrezco mi vida, obras, y trabajos, en
satisfacción de todos mis pecados. Así como te lo
suplico, así espero y confío, que en tu bondad y
misericordia infinita me perdonarás y me darás
gracia para enmendarme y para perseverar en tu
santo servicio, hasta el fin de mis días. Amén.
🗣OFRECIMIENTO DEL ROSARIO
• En honor y gloria a la Santísima Trinidad.
• Vamos a pedirle a Dios que nos ayude en este
momento tan duro que estamos pasando que nos de
Fortaleza y que esta epidemia se DETENGA y no llegue
mas a la humanidad.
• En agradecimiento por los beneficios recibidos.
• Por las Benditas Almas del Purgatorio.
• Por el Papa y la Santa Madre Iglesia Católica; por los
sacerdotes y las vocaciones.
• En expiación y reparación por todos nuestros pecados y
los del mundo entero.
•Por la conversión de los pecadores.
•Por los agonizantes, encarcelados y enfermos.
•Para pedir las virtudes de la humildad, pureza,
obediencia, fidelidad, oración y la caridad.
•Por la paz del mundo y en especial, la de
nuestro país.
•Por la perseverancia para que el Señor les
infunda Celo Apostólico.
•Por las intenciones del Inmaculado Corazón de
María y súplicas e intenciones personales.
ven por medio de la
poderosa intercesión del
Inmaculado Corazón de
María tu amadísima esposa.
[3 veces]
🗣Oremos: ¡Oh Dios!, tú único Hijo
nos ha conseguido con su muerte y
resurrección los bienes de la
salvación eterna: concédenos que,
venerando estos misterios en el Santo
Rosario de la Virgen María, imitemos
aquello que contienen y obtengamos
aquello que prometen. Por Jesucristo
nuestro Señor. Amén.
En el
primer misterio luminoso
se contempla El Bautismo de
Jesús en el Jordán:
Por entonces llegó Jesús desde Nazaret de
Galilea a que Juan lo bautizara en el Jordán.
Apenas salió del agua, vio rasgarse el cielo y al
Espíritu bajar hacia Él como una paloma. Se oyó
una voz del cielo: “Tú eres mi Hijo amado, mi
preferido.”
Señor, Dios nuestro, cuyo Hijo se manifestó en la
realidad de nuestra carne; concédenos el poder
de transformarnos interiormente a imagen de
aquel que hemos conocido semejante a nosotros
en su humanidad.
Padre Nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal. Amén.

María es Madre de gracia y Madre de misericordia. En la


vida y en la muerte, ampáranos Madre Nuestra.
Dios te salve María
llena eres de gracia
el Señor es contigo;
bendita tú eres
entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto
de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la ahora
de nuestra muerte. Amén. [10 veces]
Gloria al Padre, al Hijo
y al Espíritu Santo.
Como era en el principio,
ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.
Amén.
• Sea amado y adorado en todo momento Jesús
en el Santísimo Sacramento.
• ¡Oh Jesús mío perdona nuestros pecados,
líbranos del fuego del Infierno, lleva al Cielo a
todas las almas y especialmente a las más
necesitadas de tu misericordia!
• El Rosario de María nos libre de todo mal,
alabemos noche y día a la Reina Celestial.
• Ven divina voluntad, ven a reinar en los
corazones de Lazos de Amor Mariano y en los
del mundo entero. Amén.
En el
segundo misterio luminoso
se contempla La Autorevelación
de Jesús en las bodas de Caná:
Faltó el vino, y la madre de Jesús le dijo: “No les queda
vino.” Jesús le contestó: “Aún no ha llegado mi hora.”
Su Madre dijo a los sirvientes: “Hagan lo que Él les
diga.” Así, en Caná de Galilea, Jesús comenzó sus
signos, manifestó su gloria, y creció la fe de sus
discípulos en Él.

Señor, Padre Santo, quisiste que la Virgen interviniese


en los misterios de nuestra salvación; concédenos te
rogamos, que dóciles a las palabras de la misma Madre
de Cristo, hagamos todo lo que tu Hijo enseñó y ordenó
en su Evangelio.
Padre Nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal. Amén.

María es Madre de gracia y Madre de misericordia. En la


vida y en la muerte, ampáranos Madre Nuestra.
Dios te salve María
llena eres de gracia
el Señor es contigo;
bendita tú eres
entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto
de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la ahora
de nuestra muerte. Amén. [10 veces]
Gloria al Padre, al Hijo
y al Espíritu Santo.
Como era en el principio,
ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.
Amén.
• Sea amado y adorado en todo momento Jesús
en el Santísimo Sacramento.
• ¡Oh Jesús mío perdona nuestros pecados,
líbranos del fuego del Infierno, lleva al Cielo a
todas las almas y especialmente a las más
necesitadas de tu misericordia!
• El Rosario de María nos libra de todo mal,
alabemos noche y día a la Reina Celestial.
• Ven divina voluntad, ven a reinar en los
corazones de Lazos de Amor Mariano y en los
del mundo entero. Amén.
En el
tercer misterio luminoso
se contempla El Anuncio del Reino
de Dios invitando a la Conversión:
Después que Juan fue encarcelado, Jesús se dirigió
a Galilea, a predicar la buena noticia del Reino de
Dios. Decía: “El tiempo ha llegado y el reino de Dios
ya está cerca. Conviértanse y crean en el Evangelio.”
Señor Dios nuestro, que en la Bienaventurada Virgen
María, nos diste el modelo del discípulo que
fielmente guarda las palabras de vida; te rogamos
que abras nuestros corazones para escuchar las
palabras de la salvación, y así, por el poder del
Espíritu Santo, resuenen a diario en nosotros y
produzcan abundantes frutos de conversión y
santidad.
Padre Nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal. Amén.

María es Madre de gracia y Madre de misericordia. En la


vida y en la muerte, ampáranos Madre Nuestra.
Dios te salve María
llena eres de gracia
el Señor es contigo;
bendita tú eres
entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto
de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la ahora
de nuestra muerte. Amén. [10 veces]
Gloria al Padre, al Hijo
y al Espíritu Santo.
Como era en el principio,
ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.
Amén.
• Sea amado y adorado en todo momento Jesús
en el Santísimo Sacramento.
• ¡Oh Jesús mío perdona nuestros pecados,
líbranos del fuego del Infierno, lleva al Cielo a
todas las almas y especialmente a las más
necesitadas de tu misericordia!
• El Rosario de María nos libra de todo mal,
alabemos noche y día a la Reina Celestial.
• Ven divina voluntad, ven a reinar en los
corazones de Lazos de Amor Mariano y en los
del mundo entero. Amén.
En el
cuarto misterio luminoso
se contempla La Transfiguración
del Señor:
Y sucedió que, mientras Jesús estaba orando, cambió
el aspecto de su rostro, y su ropa se volvió de una
blancura resplandeciente...De la nube salió una voz,
que dijo: "Éste es mi Hijo amado, mi elegido.
Escúchalo a Él.”
Oh Dios, que en la Transfiguración de tu Unigénito
confirmaste los misterios de la fe con el testimonio de
los profetas, y prefiguraste maravillosamente nuestra
perfecta adopción como hijos tuyos; concédenos, te
rogamos que, escuchando siempre la palabra de tu
Hijo, el predilecto, seamos un día coherederos de su
gloria. Por Jesucristo nuestro Señor.
Padre Nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal. Amén.

María es Madre de gracia y Madre de misericordia. En la


vida y en la muerte, ampáranos Madre Nuestra.
Dios te salve María
llena eres de gracia
el Señor es contigo;
bendita tú eres
entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto
de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la ahora
de nuestra muerte. Amén. [10 veces]
Gloria al Padre, al Hijo
y al Espíritu Santo.
Como era en el principio,
ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.
Amén.
• Sea amado y adorado en todo momento Jesús
en el Santísimo Sacramento.
• ¡Oh Jesús mío perdona nuestros pecados,
líbranos del fuego del Infierno, lleva al Cielo a
todas las almas y especialmente a las más
necesitadas de tu misericordia!
• El Rosario de María nos libra de todo mal,
alabemos noche y día a la Reina Celestial.
• Ven divina voluntad, ven a reinar en los
corazones de Lazos de Amor Mariano y en los
del mundo entero. Amén.
En el
quinto misterio luminoso
se contempla La Institución de la
Eucaristía:
Durante la cena, Jesús tomó pan, dio gracias a Dios,
lo partió y se lo dio a sus discípulos, diciendo.
“Tomen y coman, esto es mi cuerpo.” Tomó luego en
sus manos una copa, dio gracias a Dios y lo pasó a
sus discípulos, diciendo: “Beban todos de ella,
porque esto es mi sangre.”
Oh, Dios, que en la Santa Eucaristía nos dejaste el
memorial de tu pasión; te pedimos nos concedas
venerar de tal modo los sagrados misterios de tu
Cuerpo y de tu Sangre, que experimentemos
constantemente en nosotros el fruto de tu redención.
Padre Nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal. Amén.

María es Madre de gracia y Madre de misericordia. En la


vida y en la muerte, ampáranos Madre Nuestra.
Dios te salve María
llena eres de gracia
el Señor es contigo;
bendita tú eres
entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto
de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la ahora
de nuestra muerte. Amén. [10 veces]
Gloria al Padre, al Hijo
y al Espíritu Santo.
Como era en el principio,
ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.
Amén.
• Sea amado y adorado en todo momento Jesús
en el Santísimo Sacramento.
• ¡Oh Jesús mío perdona nuestros pecados,
líbranos del fuego del Infierno, lleva al Cielo a
todas las almas y especialmente a las más
necesitadas de tu misericordia!
• El Rosario de María nos libra de todo mal,
alabemos noche y día a la Reina Celestial.
• Ven divina voluntad, ven a reinar en los
corazones de Lazos de Amor Mariano y en los
del mundo entero. Amén.
🗣ORACIÓN POR EL PAPA Y LAS BENDITAS ALMAS DEL PURGATORIO

• Un Padrenuestro, un Avemaría, y un Gloria por las


intenciones del Santo Padre Francisco y para ganar
las indulgencias de este Santo Rosario.
• Ánimas del Purgatorio quién las pudiera aliviar, que
Dios las saque de penas y las lleve a descansar.
• [Padre Nuestro, Avemaría, y Gloria]
• Concédele Señor, el descanso eterno y brille para
ellas la luz perpetua. Que las almas de los fieles
difuntos por la misericordia de Dios, descansen el
paz. Amén.
🗣VAMOS A SALUDAR A LA SANTISIMA VIRGEN CON LA SALVE

• Dios te salve, Reina y Madre, Madre de misericordia,


vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve, a ti
clamamos los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos
gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. ¡Ea, pues,
Señora abogada nuestra! Vuelve a nosotros esos tus
ojos misericordiosos, y después de este destierro,
muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh
clemente! ¡Oh piadosa! ¡Oh dulce Virgen María!
• Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que
seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro
Señor Jesucristo. Amén.
🗣ORACIÓN A SAN JOSÉ
• San José, que tu poder se extienda sobre todas nuestras
necesidades, tú puedes hacer posible lo que parece
imposible. Protege con paternal amor todas nuestras
familias e intereses. Amén.
• San José, Padre adoptivo de Nuestro Señor Jesucristo y
verdadero esposo de la Santísima Virgen María, ruega
por nosotros y por los agonizantes de esta noche. Amén.
• San José varón prudente y justo, intercede por nosotros
ante el Santo de los Santos, La Trinidad Santísima. Amén.
🗣ORACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL
• San Miguel Arcángel, defiéndenos en la pelea. Sé
nuestro amparo contra la maldad y las asechanzas
del demonio. ¡Reprímele Oh Dios, como
rendidamente te lo suplicamos!
• Y tú, Príncipe de las Milicias Celestiales, armado del
Poder Divino, Precipita al Infierno a Satanás y todos
los espíritus malignos que para la perdición de las
almas, vagan por el mundo.
• San Miguel Arcángel, con tu luz ilumínanos. San
Miguel Arcángel, con tus alas protégenos. San
Miguel Arcángel, con tu espada defiéndenos. Amén.
🗣ORACIÓN AL ÁNGEL DE LA GUARDA
Santo Ángel de mi guarda, mi dulce
compañía, no me desampares ni de
noche ni de día, hasta que me
pongas en el cielo en paz y alegría,
junto con todos los santos, con
Jesús, José, y María, a quienes doy
el corazón y el alma mía. Amén.
BENDICIÓN FINAL
Contigo voy virgen pura, y en tu poder voy
confiado, pues yendo en ti amparado mi alma
volverá segura. Dulce Madre, no te alejes, tu
vista de nosotros no apartes; ven con
nosotros a todas partes y solos nunca nos
dejes y ya que nos amas tanto como
verdadera madre haz que nos bendiga el
Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. Amén.