Está en la página 1de 33

MONOGRAFÍA

TEMA
Factores y complicaciones asociados a la obesidad en tiempos de
pandemia por Covid-19 en el Perú

Integrantes:
➔ ROMERO ARIZOLA,MARIA
➔ ROSALES TENORIO,DEIBIE
➔ RUGEL LACHIRA,SANDRA
➔ SAENZ ZULUETA,FERNANDA
➔ SEMINARIO FLORES,DIANA
➔ TERRANOVA REYES,ANEL
➔ VALDIVIEZO VALLADOLID,GULNARA
➔ VERGARA GARCIA,LUIS
➔ VILELA BENITES,MARIA
➔ ZAPATA FLORES,JAVIER
Docente:

VILLACORTA ZAVALETA DE BUENO MARLENI ENMA

Curso:
Farmacología Básica
NRC:
3426

Piura - Trujillo
ÍNDICE

INTRODUCCIÓN
OBJETIVOS
a) Objetivos generales
b) Objetivos específicos
CAPÍTULO I: OBESIDAD
1. Definición
2. Etiología
2.1 Factores Genéticos
2.2 Factores Psicológicos
3. Fisiopatología
4. Clasificación
4.1 Obesidad Grado I
4.2 Obesidad Grado II
4.3 Obesidad Grado III
5. Síntomas
6. Manejo y Tratamiento
CAPÍTULO II: COMPLICACIONES DE LA OBESIDAD
1. Digestivos
2. Renales
3. Pulmonares
4. Cutáneos
5. Osteomusculares
6. Sexuales
7. Neurológicos
8. Hematológicos
9. Psicológicos
10. Sociales
CAPÍTULO III: OBESIDAD RELACIONADO A PANDEMIA COVID 19
1. Alimentación y dieta
2. Falta de sueño
3. Consumo de redes sociales e internet
4. Estrés
5. Actividad física
CAPÍTULO IV: OBESIDAD COMO FACTOR DE RIESGO A COVID 19
1. COVID 19
2. Respuesta inmunológica
CONCLUSIONES
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
ANEXOS
INTRODUCCIÓN

Actualmente estamos atravesando una fuerte crisis sanitaria, debido al virus del
Covid-19, es por ello que junto a esta enfermedad se hacen presentes otras, como
por ejemplo es el caso de la obesidad, tema que será tratado a lo largo de esta
monografía.

Como ya sabemos la obesidad es una enfermedad crónica que se encuentra


prevalente y en aumento tanto en los adultos, adolescentes como en los niños. A
partir de nuestra propia experiencia como estudiantes universitarios,a la gran
mayoría de nosotros nos afectó de manera negativa el cambio de rutina, debido a
que antes solíamos estar en constante movimiento debido a que teníamos que salir
de nuestro domicilio para poder ir a la universidad y pues había un gasto calórico,
mientras ahora se come de la misma manera que antes pero llevando una vida
sedentaria por lo mismo de que las clase son virtuales, ahí consideramos que
empieza un problema.

Otro problema también identificado sería la ansiedad,que es un mecanismo de


defensa del organismo ante lo desconocido, como en este caso es la pandemia. La
ansiedad se traduce en autosatisfacerse con comida. Ya que mientras más
ansiedad se puede sentir, más comida se va a ingerir.

Hay evidencia actual, que la obesidad es un factor de riesgo clave para severidad
por SARS-CoV-2. El Sistema Informático Nacional de Defunciones (SINADEF), y el
órgano del Ministerio de Salud (MINSA), informó que en Perú el 85.5% de los
pacientes que han fallecido por COVID-19 eran personas obesas, lo que que
permitió a los trabajadores del Ministerio de Salud manifestar que la obesidad va a
incrementar el riesgo de muerte y las posibles complicaciones.
OBJETIVOS
a) OBJETIVOS GENERALES
- Conocer los factores implicados en la obesidad en tiempos de
pandemia
- Conocer las complicaciones de la obesidad asociado al Covid-19

b) OBJETIVOS ESPECÍFICOS
- Comprender la fisiopatología de la obesidad
- Conocer la sintomatología, clasificación, y tratamiento de la obesidad
CAPÍTULO I: OBESIDAD

1. DEFINICIÓN
La obesidad se determina como una acumulación anormal o excesiva de
grasa que puede ser dañina para la salud, esta es la enfermedad metabólica
más predominante del mundo occidental y es fuente de una gran
morbimortalidad. El aumento del peligro de mortalidad en relación a la
obesidad está, en parte, asociado a las alteraciones que constituyen el
denominado síndrome metabólico, además de alterar la condición de vida de
quienes la padecen.(1)(2)
La obesidad suele comenzar en la infancia y adolescencia, y que tiene su
origen en una interacción genética y ambiental, siendo de más interés la
parte ambiental o conductual, que se fija por un desequilibrio entre la ingesta
y la pérdida energética.(3)

2. ETIOLOGÍA
2.1 Factores Genéticos
Cada día la obesidad se está transformando en epidemia en muchos países,
esto incluye zonas urbanas del Perú. Muchos estudios buscan aclarar qué
factores contribuyen a esta peligrosa pandemia, que tiene un evidente
componente genético. Según la etiología consideraremos tres tipos de
obesidad.

- Obesidad común o multifactorial

Es el primer grupo de obesidad y el más frecuente, en donde la mayoría


de los miembros de una familia tienden a ser obesos, unos más que otros.
Además de los genes comparten malos hábitos alimenticios,
sedentarismo, y una dieta inadecuada. El hecho de contar con familiares
obesos aumenta el riesgo de desarrollar obesidad. Esto demuestra lo
importante que es el factor genético en esta enfermedad.

En estudios poblacionales y de gemelos, se estima que el rango de


heredabilidad es del 50%, esto quiere decir que la mitad de la contribución
en la obesidad común está dada por los genes. Estos son los llamados
casos de herencia multifactorial que son el resultado de la convergencia
de múltiples factores, tanto genéticos como ambientales.

Con estudios más amplios sobre el genoma (GWAS) se logró identificar


578 genes que intervienen en el control de los hábitos alimenticios y en la
regulación del peso corporal.

- La obesidad monogénica no sindrómica.

Causa aproximadamente un 5% de casos de obesidad severa. Tiene una


importancia relevante porque permite identificar genes que se heredan en
forma mendeliana y determinan formas extremas de obesidad, los cuales
sirven para la comprensión de los mecanismos involucrados en el
comportamiento alimentario.

El comportamiento es controlado por un complejo sistema formado por


dos tipos de neuronas en el núcleo arcuato hipotalámico que secretan el
neuropéptido y el péptido relacionado a Agouti, u hormona estimulante de
α melanocitos que se produce a partir de la propiomelanocortina. La
función que cumplen estas neuronas del núcleo arcuato es controlada por
diversas hormonas: leptina, insulina, grelina, polipéptido YY,
glucocorticoides, adrenocorticotrofina y la hormona liberadora de
corticotropina, así como los sistemas neurotransmisores del cerebro:
dopaminérgico, serotoninérgico, GABAergico y adrenérgico.

Hasta el momento han sido identificados 11 genes que están relacionados


con los productos que interactúan en este complejo sistema, cuya
mutación es causa de obesidad extrema, hereditaria, no sindrómica.

- La obesidad sindrómica.

Se refiere a aquellos casos en los que la obesidad extrema o moderada


es una característica más dentro de todo el conjunto que conforma el
síndrome. La causa es siempre genética, también puede ser
monogenética o una alteración cromosómica u otras formas más
complejas de herencia y todas cursan con retraso mental. Se han
identificado 25 causas sindrómicas de obesidad, tales como:

Sindrome de Prader-Willi, es el más frecuente de los síndromes de


obesidad, el recién nacido presenta dificultad para alimentarse, pero
después el niño comienza a comer vorazmente y se desarrolla una
conducta adictiva por la comida. Las personas que presentan este
síndrome no tienen sensación de saciedad

El Síndrome de Cohen presenta igualmente obesidad y retardo mental.


Esto se debe a la presencia de mutaciones en ambos alelos del gen
COH1, situado en el cromosoma 8p.

En el Síndrome de Bardet-Biedl se muestra distrofia de la retina y otros


graves problemas oculares que conducen a la ceguera a partir de los 20
años a la mayoría de los afectados.(4)(5)

2.2 Factores Psicológicos


Existen varios factores psicológicos relacionados a la obesidad infantil,
además, la población diagnosticada con esta problemática muestra el doble
de alteraciones psicopatológicas que la población con normo peso. Entre
estas alteraciones, muestran mayor prevalencia los trastornos de ansiedad,
depresión, trastorno por déficit de atención e hiperactividad, trastorno
negativista desafiante, trastornos del espectro autista y trastorno de estrés
postraumático.
Afirmando que dichos trastornos tienen un rol bidireccional respecto a la
obesidad, ya que incrementan la posibilidad de desarrollarla, mantenerla
como también pueden ser consecuencias de la misma.
Por su parte, se ha localizado que la ingesta de alimentos tiene la facultad de
modular los estados afectivos, especialmente en los adolescentes con
obesidad, quienes manifiestan mayor ansiedad, emotividad, baja respuesta
emocional y pérdida de control, y en algunos casos la inhabilidad de expresar
verbalmente señales internas. En esta misma línea proponen que los
adolescentes obesos tienen mayor inclinación a la depresión, aislándose y
mostrando menos relaciones con pares que los no obesos, proponiendo una
relación entre depresión, autoestima y problemas de adaptación social.
La autoestima es considerada un factor psicológico fuertemente ligado a la
obesidad infantil y adolescente, esto es debido a que el tamaño y forma de su
cuerpo difiere con el modelo de delgadez que representa la belleza,
distinguiéndose que las mujeres con un mayor IMC suelen presentar baja
autoestima y un incremento en el índice de depresión en comparación con los
varones.
Los niños con obesidad muestran un pobre concepto de sí mismos, hallando
una relación entre la autoestima y el apego infantil, ya que una mayor
dependencia hacia la madre y una imagen corporal distorsionada, cobran
mayor importancia durante la adolescencia, etapa en la que prevalece el
desarrollo del auto concepto, originando un malestar psicológico y emocional
que da paso a la presentación de la depresión.(6)

3. FISIOPATOLOGÍA
La obesidad se ve reflejada en desbalance que ocurre al momento de
secretar adipocitos, debido a la alteración en el ratio
leptina/adiponectina.Debido a un aumento de leptina y una disminución de
adiponectina, lo cual conlleva a una lipoinflamación, sabemos bien que el
papel que desempeña la leptina como inmunomodulador es vital, mientras
que la adiponectina, desempeña el papel de antiinflamatorio y sensibilizador
de la insulina, con relación a esto, podemos saber que al verse alterado este
perfil secretor todo lo anteriormente mencionado se traduce a un síndrome
metabólico, en cual encontramos a la obesidad, que se traduce a una
inflamación de bajo grado

Está claro que en el tejido adiposo encontramos células del sistema inmune.
Las células del sistema inmune presentes en el tejido adiposo, si hablamos
funcionalmente, tienen la capacidad de secretar componentes químicos para
la inflamación, al comenzar la segregación inducen al incremento de
citocinas, como por ejemplo IL-6, TNF-α, lo cual conlleva a una desregulación
de la respuesta inmune tanto innata como adaptativa. En los casos de
personas con obesidad, encontramos que las citoquinas de perfil
pro-inflamatorio son emitidas por macrófagos M1 presentes en el tejido
adiposo, este aumento se relaciona con un incremento en la infiltración de
monocitos circundantes, los cuales son atraídos debido a la proliferación
local.
La hiperplasia que vamos a ver presentes en los adipocitos, vienen a ser el
resultado de un umbral máximo, donde el tamaño del adipocito resulta crítico,
al darse este mecanismo vamos a estimular a la célula precursora para así
generar un nuevo adipocito, este mecanismo de hiperplasia está
estrechamente relacionado con el aumento de factores inflamatorios que
conllevan a la alteración de la sensibilidad a la insulina
Como se mencionó anteriormente la obesidad es una inflamación de grado
bajo y todo proceso, tiene estadios, el primer estadio siempre es transitorio,
este es considerado como necesario, inclusive puede llegar a ser saludable,
el problema radica cuando este es en exceso, debido a que induce a la
modificación del metabolismo y genera adaptaciones que dan como resultado
la apoptosis y como se explica esta hiperplasia induce a la hiperplasia de
células adiposas y con ello a la apoptosis sucesiva, al salirse de control este
mecanismo, se ve relacionado con el incremento de de la infiltración de
células inmunes que están en relación con el perfil proinflamatorio y como
consecuencia la lipoinflamación que es una inflamación sistémica de bajo
grado. Cuando la angiogénesis se ve alterada se va a reflejar en una
situación de fibrosis e hipoxia, lo cual va a favorecer a la inflamación.
El mayor tamaño del adipocito, condiciona su funcionamiento:
a) Aumento en la producción de leptina y disminución de adiponectina esta
última inhibe su expresión por factores inflamatorios como el TNFα.
b)Menor sensibilidad a la insulina.
c) Disfunción mitocondrial
d)Incremento del estrés del retículo endoplasmático
e) Incrementa la lipólisis basal
f) Alteración del citoesqueleto celular
g) Disminución de la lipogénesis de novo.
El incremento en la lipólisis basal, es reconocida como la lipotoxicidad y
resistencia a la insulina, al darse este incremento de ácidos grasos libres que
van acorde a los factores inflamatorios, agravan la situación pasan a ser un
estadio mayor, por ejemplo la resistencia a la insulina pasa a ser sistémica y
la inflamación que inicialmente era inflamación de bajo grado, pasa a ser
crónica. Se caracteriza por ser una hiperplasia limitada, presentar su
desarrollo por hiperplasia/ hipertrofia esta última es la que genera la
respuesta inflamatoria, así mismo la mayor respuesta en catecolaminas y
disminución en la respuesta inhibitoria que presenta la insulina ante la
lipólisis, en este caso el tejido adiposos visceral, es la primera opción como
almacén de TAG, cuando no encontramos respuesta del tejido adiposo
subcutáneo para almacenamiento del excedente de energía, por ello se ve el
incremento de la deposición de grasa a nivel central, este se considera como
factor de riesgo y por ello la incidencia de este síndrome metabólico es alta.
Cabe resaltar que la obesidad, se encuentra estrechamente relacionada con
la DM 2, Cardiopatías, HTA, entre otros.(7)

4. CLASIFICACIÓN

La obesidad la vamos a clasificar de acuerdo al Índice de Masa Corporal


(IMC), por la relación que presenta este indicador con la grasa corporal y
riesgo para la salud a nivel poblacional. El IMC va a ser resultado de la
relación entre el peso que es expresado en kilogramos y la altura elevado al
cuadrado, y se expresa en metros.(8)

Como sabemos en la actualidad la obesidad es un alto factor de riesgo para


Covid-19, muchos de los casos de pacientes que presentan Covid-19, según
investigaciones nos demuestran que personas con un IMC mayor de 35
kg/m2 se asocia con mayor riesgo de hospitalización, ingreso a UCI y requerir
ventilación mecánica invasiva, especialmente en personas menores de 65
años.

4.1 Obesidad Grado I

En este tipo de obesidad el Índice de Masa Corporal se va a situar entre 30 a


34,9 kg/m2. En estos casos los riesgos de poder padecer enfermedades
aumenta de una forma notable en comparación con los casos específicos de
sobrepeso, sobre todo en aquellas personas que son de baja estatura.
4.2 Obesidad Grado II

En este tipo de obesidad el Índice de Masa Corporal se va a situar entre 35 y


39,9 kg/m2. La probabilidad de adquirir complicaciones y/o alteraciones
cardiovasculares, o metabólicas o musculoesqueléticas se van a incrementar
aún más que en la obesidad de grado 1.

4.3 Obesidad Grado III

En este tipo de obesidad el Índice de Masa Corporal viene a ser igual o


mayor a 40. La obesidad mórbida nos va a conllevar a un mayor riesgo de
sufrir trastornos como los que hemos mencionado anteriormente como las
alteraciones cardiovasculares, metabólicas,etc ; por ello es muy importante
introducir cambios en la dieta y en la actividad física , especialmente en esta
pandemia ya que como hemos visto la obesidad es uno de los tantos factores
de Covid-19 y uno de los más importantes.(9)

5. SÍNTOMAS

● Dificultad respiratoria , ya que el exceso de grasa debajo del diafragma y en


específico, la pared torácica puede ejercer presión en los pulmones, de esta
manera va a provocar dificultad para respirar y posible ahogo, incluso ya sea
con un esfuerzo mínimo(Síndrome de Pickwick)
● Dolores en el pecho
● Insomnio.
● Somnolencia durante el día
● Problemas ortopédicos, es decir, dolor en la zona inferior de la espalda y
agravamiento de la artrosis, especialmente en las caderas, rodillas y tobillos.
● Trastornos cutáneos ,esto es explicado porque las personas con obesidad, no
pueden eliminar el calor del cuerpo de forma eficiente, por lo que sudan
mucho más que las personas delgadas.
● Edema de los pies y los tobillos
● Disminución de la líbido, frigidez e impotencia.
● Cefaleas.
● Pérdida de la autoestima
● Tristeza e infelicidad.
● Ansiedad
● Depresión

6. MANEJO Y TRATAMIENTO

6.1 Dieta

La dieta puede ayudarte a perder peso a corto plazo.Por lo cual trata de


cambiar tu estilo de vida general, para mantenerlas durante más tiempo y no
volver a aumentar de peso.
● Reducir las calorías.
● Evaluar los hábitos alimenticios y de bebida típicos para ver cuántas
calorías consumes normalmente y dónde puedes reducir el consumo.
● la cantidad normal de consumo de calorías deben de ir 1200 a 1500
para las mujeres y entre 1500 y 1800 para los hombres.
● Elegir opciones más saludables.
● Elegir más alimentos vegetales, como frutas, verduras e hidratos de
carbono provenientes de cereales integrales.
● Elegir fuentes magras de proteínas ,como frijoles, lentejas ,soja y
carnes magras.
● Limita la sal y el azúcar agregada.
● Comer poca grasa y asegúrate de que provengan de fuentes
saludables, como los aceites de oliva, la canola y los frutos secos.
● Restringe ciertos alimentos.
● los alimentos que tienen un contenido alto de carbohidratos y grasas.
● Las bebidas con un alto grado de azúcar van a ser una manera segura
de aumentar calorías, por lo que eliminarla el consumo de estas
bebidas, es una buena idea para empezar a reducir el consumo de
calorías.
● Reemplazos alimenticios, se puede sugerir que reemplaces una o dos
comidas por sus productos (batidos o barritas de bajas calorías) y
hacer una tercera comida equilibrada, con un contenido bajo de grasas
y de calorías. (10)

6.2 Ejercicio y actividad física

a) Ejercicio.
● Hacer al menos 150 minutos de actividad física de intensidad
moderada semanales , para poder prevenir un mayor aumento de
peso o para mantener la pérdida de una cantidad modesta de peso.
● Hacer 300 minutos o más de ejercicio por semana para lograr una
pérdida de peso mucho más significativa.
● Hacer cambios en tu día ,una buena meta recomendada es tratar de
alcanzar los 10.000 pasos todos los días.

6.3 Medicamentos
Se recomienda medicamentos para bajar de peso si otros programas como la
dieta y el ejercicio no han funcionado y cumples con uno de estos criterios:

● Si tu índice de masa corporal (IMC) es de 30 o más.


● Si tu IMC es de más de 27 y se tiene complicaciones médicas
producto de la obesidad, ya sea diabetes, presión arterial alta o apnea
del sueño.

Se debe interrumpir en caso de que se presenten determinados efectos


adversos como aumento de la presión arterial o si, a los 4 meses del
tratamiento, no se ha perdido, al menos, un 5% del peso corporal inicial.

● Orlistat

Su mecanismo de acción principal es una reducción a nivel intestinal


del 30% de la absorción de la grasa consumida. Sus posibles efectos
adversos que puede presentar los pacientes, son digestivos como
flatulencia y heces oleosas.
● Liraglutide .

Su mecanismo de acción es ser un agonista del GLP-1 humano con


una mayor vida media comparado con el que es secretado por el
organismo, tiene efectos anorexígenos, lo que permite regular el
apetito. Los posibles efectos adversos pueden ser náuseas, diarrea,
vómitos, disminución del apetito y posible disminución de los niveles
de azúcar en la sangre.

● Bupropion/naltrexona .

Su mecanismo de acción es que va a actuar sobre zonas del cerebro


que van a controlar la ingesta y el equilibrio calórico y reducir la
sensación placentera asociada al consumo de alimentos.

6.4 Cirugía
Esta intervención ayudará a perder hasta un 35 % o más de su sobrepeso.
Consiste en limitar la cantidad de comida que puedes ingerir cómodamente,
disminuyendo la incorporación alimentos y calorías.

Las condiciones:

● Se sufre de obesidad extrema (IMC de 40 o más)


● Si el IMC está entre 35 y 39,9 y teniendo un problema de salud grave
relacionado con el peso, como diabetes o presión arterial alta
● Se asume el compromiso de hacer los cambios de estilo de vida
necesarios para que funcione la cirugía.

Algunas cirugías pueden ser:

● Cirugía de bypass gástrico: Se va a cortar el intestino delgado a poca


distancia por debajo de la parte principal del estómago y se va a
conectar al nuevo saco. La comida y los líquidos van a fluir
directamente del saco a esta parte del intestino, y omiten así la mayor
parte del estómago.
● Colocación de banda gástrica ajustable: Se va a separar el estómago
en dos sacos con una banda inflable, al ajustar la banda como un
cinturón, el cirujano va a crear un pequeño canal entre los dos sacos.
La banda evitará que la abertura se expanda y estaría diseñada para
quedar colocada en forma permanente.
● Derivación biliopancreática con cruce duodenal: Se va a retirar gran
parte del estómago ,dejando la válvula que permite el paso de la
comida hacia el intestino delgado, y conserva la primera parte del
intestino delgado (duodeno). Luego, el cirujano va a cerrar la sección
media del intestino y conecta la última parte directamente al duodeno.
La sección de intestino separada vuelve a ser conectada al final del
intestino para permitir que la bilis y los jugos digestivos fluyan a esta
parte del intestino.
● Manga gástrica. Se retira parte del estómago y se crea un espacio
más pequeño para la comida.
CAPÍTULO II: COMPLICACIONES DE LA OBESIDAD

1. DIGESTIVOS
En esta parte el aparato digestivo tiene repercusiones mórbidas que causan
una serie de problemas con respecto a este, origina la obesidad.

Obesidad y estómago
El estómago del obeso se distingue tanto en su función como en su
morfología.Se dice que esta alteración contribuya una baja síntesis de un
péptido de la familia del glucagón (GLP-1); se genera en las células distales
del intestino delgado, colon y participa en la fisiología humana de forma que
inhibe o evita el vaciamiento gástrico en respuesta a la llegada de nutrientes
a esos segmentos del intestino.
Un vaciamiento gástrico, se relaciona con una disminución de la sensación
de saciedad; se correlaciona de forma mayor absorción de glucosa y con
secreción de insulina, circunstancias observadas frecuentemente en los
sujetos obesos.

2. RENALES
En individuos que presentan obesidad, se daría una hiperfiltración
compensatoria que sería necesaria para poder alcanzar la alta demanda
metabólica secundaria al aumento del peso corporal. El aumento de la
presión intraglomerular es posible que pueda generar daño renal y de esta
forma elevar el riesgo de desarrollar enfermedad renal crónica a largo plazo.
Algunas de las posibles consecuencias renales deletéreas de la obesidad
pueden estar mediadas por condiciones comórbidas asociadas como la
diabetes mellitus y la hipertensión; sin embargo, existen también efectos de la
propia adiposidad que pueden complicar directamente sobre los riñones,
inducidos por la actividad endocrina del tejido graso, mediante la producción,
entre otros, de adiponectina, leptina y resistina. Estos incluyen el posible
desarrollo de inflamación, o estrés oxidativo y metabolismo lipídico anormal,
también una activación del sistema renina-angiotensina-aldosterona, además
del incremento de la producción de insulina y una mayor resistencia.(11)

3. PULMONARES
Las alteraciones respiratorias relacionadas con la obesidad abarcan con
alteración de la función ventilatoria, sin consecuencias sobre el intercambio
gaseoso, insuficiencia respiratoria hipercápnica característica del síndrome
de obesidad hipoventilación.
La hipoventilación en el sujeto obeso resulta de complejas o distintas
interacciones que implican a las alteraciones de la mecánica ventilatoria y
anomalías del control ventilatorio en la persona.
Las presiones bucales pueden encontrarse disminuidas en los casos de
obesidad masiva muy similar es el caso de la resistencia de los músculos
respiratorios, que se ve alterada. (12)

4. CUTÁNEOS
Manifestaciones cutáneas, dermatosis pueden presentarse en pacientes
obesos, incluyendo: acantosis nigricans como principal y
excrecencias/papilomas; hiperandrogenismo; estrías debidas a
sobreextensión; adiposis, hiperpigmentación; linfedema; celulitis y dermatitis
perineal con cambios morfológicos de la anatomía del pie.

5. OSTEOMUSCULARES
El alto peso corporal determina un trauma prolongado para las articulaciones,
sobre todo las que soportan la mayor carga, esto puede ser determinante
para acelerar el desarrollo de osteoartritis, una enfermedad articular no
inflamatoria, degenerativa.
Al entender que las alteraciones musculoesqueléticas es el conocimiento del
equilibrio virtual que, originado genéticamente, se establece entre los
determinantes de los depósitos grasos y los de los contenidos musculares a
este nivel.
Factores:
● Miostatina
● Gene del receptor de Ryanodina
● El Locus callipyge

6. SEXUALES
Ya no resulta nada extraño las diversas complicaciones que trae consigo la
obesidad debido a su alta prevalencia y comorbilidades, es por esto que se
ha convertido en un verdadero problema para todos los países. Esta
enfermedad no solo ocasiona trastornos médicos, también trae consigo otras
complicaciones sociales y psicológicas, tales como baja autoestima, estado
de salud y funcionamiento sexual.
En la conducta sexual humana coexisten varias dimensiones complejas
íntimamente interrelacionadas: la psicológica, la biológica y la sociocultural.
La sexualidad es una realidad bio-psico-social, que se ve alterada por la
obesidad y produce alteraciones como:
- Deseo sexual inhibido (relacionado con la imagen corporal).
- Disfunción eréctil: de acuerdo al grado de obesidad en los varones,
estos no llegan a verse los genitales debido a la adiposidad abdominal
y se le dificultan ciertas posiciones coitales. Las variables metabólicas
están desajustadas en estas personas y la respuesta eréctil tiene un
componente vascular importante.

Tanto la obesidad como el sobrepeso no solo representan un problema


estético, también influyen y duplican el riesgo de padecer disfunciones
sexuales. Las personas con obesidad son 25 veces más propensas a
padecer problemas sexuales que las que tienen un peso normal.
La sexualidad se deteriora a medida que el sobrepeso aumenta; este efecto
es más importante en las mujeres que en los hombres. Personas que siguen
regímenes hipocalóricos tienen un aumento de receptores α2 adrenérgicos, y
los receptores β adrenérgicos tienden a disminuir, y esto ocasiona un
aumento de la unión de insulina en la región glúteo femoral, provocando un
aumento antilipolítico gluteofemoral y mayor visceroabdominal. La
progesterona produce un aumento de la actividad de la lipoproteinlipasa
(LPL) en la región gluteofemoral y esto impide el efecto glucocorticoideo
femoral y visceral por competencia, de este modo disminuye la grasa
abdominal y favorece la lipogénesis gluteofemoral.
Durante los periodos de ganancia de peso, se ha reportado una disminución
de la actividad y satisfacción sexual, y durante la pérdida de peso un aumento
de las mismas.
La testosterona también tiene responsabilidad en el desempeño sexual, tanto
masculino como femenino y en la obesidad aparecen alteraciones entre los
estrógenos y la progesterona por esto es que la sexualidad se encontrará
disminuida.
Estas alteraciones entre la progesterona y estrógenos ocasiona que no se
presente la ovulación, incluso altera el ciclo menstrual y puede llegar a
desaparecer o presentar lapsos muy largos entre ciclo y ciclo.
La dehidroepiandrostenediona en personas con sobrepeso, ocasiona mayor
síntesis de estrógeno lo que disminuye la síntesis de testosterona. Esto
provoca una dificultad en la irrigación del pene y el clítoris, lo que lleva a
rechazar la idea de tener relaciones sexuales, sufriendo una apatía absoluta
que se convierte en un círculo vicioso.

7. NEUROLÓGICOS
Otra de las complicaciones que acarrea la obesidad son problemas
neurológicos, incluso se ha relacionado con aumento de la mortalidad y
morbilidad en pacientes sometidos a diferentes tipos de intervenciones
quirúrgicas. Son muchos los problemas que inciden en la cirugía neurológica
de un paciente obeso. Imaginemos el caso nada inusual de una mujer de 63
años de edad con una radiculopatía lumbar causada por una herniación
discal L5-S1 que no responde a manejo médico. Pesa 90 kg, con una IMC de
40. En contraste con una cirugía de mínima invasión, exitosa, de rápida
recuperación, este caso puede representar todo un reto anestesiológico, de
posicionamiento, con un riesgo alto de prolongarse el tiempo quirúrgico, con
mucha dificultad en la disección de tejidos, retardo en la cicatrización y
aumento de la estancia hospitalaria.
Otra patología neuronal que podría provocar el sobrepeso es el pseudotumor
cerebri, también conocido como hipertensión intracraneana benigna o
idiopática, caracterizada por aumento de la presión intracraneana, sin causas
sistémicas o estructurales subyacentes. Esta patología se presenta en los
adolescentes como cefalea y simula una migraña, con compromiso visual.
Con excepción del edema de papila y una posible parálisis del sexto par, el
examen neurológico suele ser normal. La etiología es desconocida, pero
estudios sugieren que la obesidad es un factor de riesgo.

8. HEMATOLÓGICOS
Dentro de las patologías inflamatorias, en la actualidad la obesidad ha
destacado por su amplia distribución y prevalencia en la población, donde el
exceso de grasa corporal se ha asociado con un incremento de la mortalidad
y el riesgo de varias comorbilidades como la anemia de las enfermedades
crónicas. Se ha mencionado que la obesidad está asociada a bajas
concentraciones de hierro sérico y con aumento de la expresión de hepcidina
en el tejido adiposo. Un aumento en la producción de hepcidina en la
obesidad, la convierte en una buena causa para explicar la anemia e
hipoferremia. Existe una relación inversa entre el nivel de hierro y la
adiposidad ya que se ha encontrado una concentración mucho menor de
hierro sérico en pacientes obesos en comparación con los no obesos. Un
estudio reciente describe a la masa magra como un factor predictivo negativo
de hierro sérico. (13)

9. PSICOLÓGICOS
Dentro de las complicaciones psicológicas tenemos que los efectos de la
obesidad en la calidad de vida de los adolescentes podrían ser severos,
siendo la más importante la depresión. Las personas con sobrepeso tienden
a manifestar síntomas como aplanamiento afectivo, ansiedad, fatiga,
dificultad para dormir y somnolencia diurna.

- Baja autoestima: es mayor en preadolescentes y adolescentes que


en jóvenes mayores obesos, pero incluso ya a los 5 años de edad algunos
niños se preocupan por su propia gordura, lo que impacta en la
percepción que tienen de su apariencia, competencia social, habilidades
atléticas y autoestima. Esto se hace evidente en la adolescencia porque la
confianza y autoimagen va muy ligada al peso y a la composición corporal
a esta edad.

- Ansiedad y depresión: estos síntomas suelen incrementarse a


medida que aumenta el peso en adolescentes. Dentro de las personas
con obesidad severa, cerca de un 50% tienen síntomas depresivos
moderados a severos y 35% refieren altos niveles de ansiedad. Además,
se descrito que las mujeres obesas tienen mayor probabilidad de tener
intentos de suicidio que las no obesas.
----------

10. SOCIALES
Un persona que presenta obesidad, puede sufrir discriminación social, baja
autoestima y depresión.(14) Esto se explica porque siempre se ha visto los
estereotipos, ya sea en televisión, redes sociales, grupos de amigos, que
intentan imitar a otras personas, porque consideran que es el modelo de
belleza a seguir, perdiendo así el cariño y amor a uno mismo, por lo que se
repercute en muchos aspectos de su vida cotidiana, por ejemplo, la angustia
por la presión social frente a su obesidad, o la frustración de querer adelgazar
rápidamente puede llevar a un aislamiento social. puede tener también
dificultades para vestirse, usar transportes públicos. Además de una posible
ruptura del núcleo familiar o algunos casos de la pareja.
CAPÍTULO III: OBESIDAD RELACIONADO A PANDEMIA COVID 19

1. ALIMENTACIÓN Y DIETA
La alimentación es un factor importante que debe tenerse en cuenta. Las
personas que presentan obesidad, específicamente en esta pandemia de
covid 19, se relacionan a que no consumen alimentos adecuados y lo hacen
en algunas ocasiones, de manera excesiva, siendo la comida rápida, la más
común. Nos referimos a comidas procesadas, papas fritas, pizza,
hamburguesas, hot dog, pollo frito, sushi, tacos, shawarma, entre muchas
otras frituras. Lo particular de este tipo de comida, es que suele ser
preparado a menudo con ingredientes que además de cambiar la forma
original del alimento, es que las técnicas de cocción usadas dan el nombre
característico de una “comida chatarra”, ya que usan productos más baratos,
como por ejemplos, carne con alto contenido de grasa, granos refinados,
azúcar, grasas añadidas; en lugar de consumir productos nutritivos como
proteínas magras, o por granos integrales, o frutas frescas y verduras. Lo que
nos indica que no deben ser ingeridas con tanta frecuencia, ni mucho menos
antes de ir a acostarse, como suele ser consumido. (15)
Las causas de porqué en esta pandemia se ha visto una gran acogida de
estos alimentos, es debido al precio bastante económico y la rapidez de
cocción. Además que por las clases virtuales y trabajo remoto, se hace poco
factible cocinar, por lo que las personas compran este tipo de comidas.
También hay que tener en cuenta, que también se consumen gaseosas, que
resultan con un alto contenido de azúcar. (16)
La mala alimentación genera en el organismo un aumento de colesterol,
triglicéridos, hipertensión arterial y diversas enfermedades que han sido
mencionadas en el capítulo anterior.

2. FALTA DE SUEÑO
El sueño es clave en el crecimiento y mantenimiento del estado de salud,
pues se ha visto implicado en la regulación de procesos de aprendizaje,
desarrollo cerebral, y diversos patrones endocrinos. Se ha propuesto que la
relación entre sueño y la obesidad en esta pandemia de Covid 19, podría
relacionarse con un desbalance en el patrón neuroendocrino que regula el
apetito y el balance energético..(17)
El proceso de la alimentación inicia por el apetito, por eso existe un
mecanismo que nos explica la fisiología y la relación con la obesidad.
Teniendo como involucrados al centro de control del hipotálamo, y diversas
hormonas, que en una anomalía o alteración puede conllevar al aumento de
peso.
El hipotálamo integra un número de señales periféricas que modulan la
ingesta de alimentos y el gasto energético. El apetito es regulado por un
complejo sistema de realimentación que implica señales endocrinas originado
en los tejidos periféricos y péptidos intra hipotalámica. (18)
La región lateral del hipotálamo (LH) que es considerada el centro del apetito,
su estimulación eléctrica genera hambre voraz. Una restricción del sueño
conlleva a la liberación de orexinas que induce tanto un estado de hambre y
búsqueda de alimento, como a un estado de vigilia y alertamiento. Estas
células son activadas por la grelina y son inhibidas por la leptina y la glucosa.
La actividad nocturna y el desvelo promueven la activación de este sistema
orexinergico, en momentos en que las señales del reloj biológico del
hipotálamo indican dormir. Esta activación podría ser la causa de un estado
de hambre y deseos de comer por la noche, que en los núcleos hipotalámicos
ventromedial y paraventricular originan hiperfagia y obesidad.(19)

3. CONSUMO DE REDES SOCIALES E INTERNET


El ser humano desarrolla toda su vida en diversos grupos sociales, siendo
esta la interacción donde se propician los procesos de individualización,
integración grupal y construcción de su identidad. Las redes sociales y el
internet han sido y son una gran herramienta de ayuda desde que fue creada,
además de una mayor comunicación con todo el mundo, también ha ayudado
a la telemedicina y diversos aspectos. Sin embargo, en esta pandemia covid-
19, este puede ser un factor importante para la obesidad.
Las largas horas en clases virtuales, en posición monótona todo el tiempo,
facilita el sedentarismo. También se ha visto que los niños y adolescentes
han encontrado en este aislamiento una nueva forma de divertirse además de
las clásicas redes sociales como facebook, twitter, instagram, snapchat, entre
otras; a los videojuegos en línea.
Estos resultan ser un problema, cuando hay una dependencia, los
comportamientos adictivos así como el abuso de las redes sociales virtuales
puede facilitar problemas psicológicos y sociales como el aislamiento de la
familia, el bajo rendimiento en clases, el desinterés por otros temas, los
trastornos de conducta; y problemas físicos como el sedentarismo y la
obesidad. Por eso se deben tener en cuenta medidas de prevención como
limitar el uso de estas redes y estimular la actividad física.(20)

4. ESTRÉS:
Este se definiría como un estado en el que el organismo pone en alerta a la
persona frente a situaciones que consideran de amenazas. Según la OMS se
considera una enfermedad silenciosa que afecta de manera negativa la salud
física y psicológica de las personas . El desarrollo que tiene difiere en cada
persona así mismo los efectos que generan en cada persona son diferentes,
en personas como nosotros estudiantes esto repercute creando
comportamientos no habituales, daño en el estado físico y psicológico . (21)
Entre las principales consecuencias del estrés tenemos a la ansiedad que
repercute en el estado físico de la persona desencadenar una serie de
trastornos alimenticios, consumir más alimentos de los necesarios y en horas
que no son las acostumbradas, como consecuencia de todo esto se llega al
sobrepeso y al final a la obesidad. En pocos palabras el experimentar un
apetito voraz sería una manera de lidiar con la ansiedad que se presenta
frente a todo este contexto de la pandemia, mediante de un mecanismo de
regulación que se ha denominado enmascaramiento (21)(22)

Estas personas superan su ansiedad a través de un patrón denominado


dietante crónico, que involucra ciclos recurrentes de
restricción-sobrealimentación, los cuales contribuyen a la reducción de la
ansiedad que siente la persona asociado a la situación/ contexto estresante,
enmascarando como ansiedad por romper la dieta o por la imagen
personal(sobrepeso). (22)

5. ACTIVIDAD FÍSICA:
Se define según la OMS la actividad física como cualquier movimiento
corporal producido por los músculos esqueléticos que exija gasto de energía
y es también considerado un factor de riesgo mundial para muchas
enfermedades incluidas la obesidad.(21)

Está difiere de lo que es hacer deporte ya que constituye los movimientos


corporales para consumir energía, la cual debe ser un hábito diario y el hacer
deporte se considera un actividad que está enfocada en hacer un
entrenamiento, que está sujeta a normas y que nos demanda mayor esfuerzo
físico.(21)

La actividad física se considera también un factor protector ya que al


realizarla con habitualidad disminuye el riesgo de enfermedades crónicas y
de la obesidad que al final también sería un factor de riesgo para el Covid 19,
pero en este contexto de la pandemia donde las personas tienen que aislarse
en sus casas y disminuir sus salidas, se dificulta mucho hacer actividad física.

CAPÍTULO IV: OBESIDAD COMO FACTOR DE RIESGO A COVID 19


1. COVID 19:
En pacientes que presentan Covid 19, la obesidad además de ser
considerada un factor de riesgo para la mortalidad, lo es también para la
presentación de manifestaciones clínicas que presentan mayor severidad
como lo es el síndrome de distrés respiratorio agudo, necesidad de
ventilación invasiva o en últimas instancias el ingreso a UCI.(22)

Las bases fisiopatológicas por las cuales los pacientes con infecciones
respiratorias y con obesidad evolucionan a un diagnóstico negativo estarían
asociadas a procesos inflamatorios y de respuesta inmune. La obesidad
refuerza la síntesis de citoquinas proinflamatorias como el IFN- gamma y las
interleucinas, más sus cascadas de reacciones y todo llega a generar
afectación funcional del sistema inmune innato y humoral. La sobrecarga de
citoquinas producidas por la infección viral más la síntesis de citoquinas
generadas de la obesidad resulta nocivo para los pulmones y bronquios, y
conduce a variadas complicaciones respiratorias. Para el COVID-19 se suma
un mecanismo adicional, esto es por que el virus utiliza de receptor a la
enzima convertidora de angiotensina II para poder llegar a replicarse en
células humanas; la importancia de este mecanismo reside en el hecho que
ACE2 es responsable de funciones cardiacas y pulmonares, lo que podría
explicar en gran parte la progresión a complicaciones.(23)

2. RESPUESTA INMUNOLÓGICA:

El coronavirus SARS-CoV-2, es un virus que genera una enfermedad


respiratoria en los seres humanos. Esta infección afecta tanto pulmones
como órganos vecinos.
La obesidad es una enfermedad crónica que se caracteriza por un acúmulo
excesivo de tejido adiposo generado por una ingesta de calorías que supera
las recomendaciones diarias.

Se suele usar el Índice de Masa Corporal (IMC), para saber el estado


nutricional de una persona. Una persona con un IMC comprendido entre 18.5
y 24.9 kg/m2 se considera como una persona que está en un buen estado
nutricional, pero si se está en un rango de 25 a 29.9 kg/m2 se le denomina,
una persona con sobrepeso, y si su IMC es igual o mayor a 30 kg/m2 se le
denomina obesa.

Las hormonas secretadas por el tejido adiposo, o también llamadas


adipocitoquinas. Son hormonas que comprenden un considerable número, las
más estudiadas son las adiponectinas.

Estas se caracterizan por tener propiedades antiinflamatorias y también por


generar un aumento de sensibilidad a la insulina.

Ahora, ¿qué pasa en una persona obesa? Esta hormona está disminuida en
la obesidad.
La leptina, el cual su efecto fundamental es el de controlar el apetito, en los
obesos se observa una incrementada resistencia a la leptina, es por esto que,
está incrementada en el plasma.
La resistina, hormona que al parecer está relacionada con la inflamación y la
resistencia a la insulina.
La proteína quimiotáctica de monocitos 1 (MCP-1), actúa como un factor
proinflamatorio que atrae a los monocitos los cuales se transforman en
macrófagos.
Por otra parte hay información que evidencia que, en el tejido adiposo de las
personas con obesidad o sobrepeso, que liberan Interleuquina 6 (IL-6),
Interleuquina 8 (IL-8), Interleuquina 10 (IL-10), Interferón gamma (IFN-γ),
Factor de Necrosis Tumoral alfa (TNFα), etc.

Es por ello, que se da a saber que la inflamación generada por la obesidad


sea lo que causa la tormenta de citoquinas que se observa en los pacientes
con COVID-19 y sumándole el riesgo de formar coágulos en los pacientes.

¿Qué es lo que realmente pasa en un paciente obeso que lo hace tan


vulnerable a tener complicaciones en caso de contraer COVID 19?
1. En la zona del abdomen, debajo de la piel, existe una capa de grasa, a
mayor obesidad la capa de grasa resulta cada vez más gruesa. En obesos,
esta grasa acumulada, genera una deficiencia importante en la respiración de
las personas; en condiciones de distrés respiratorio (como en caso de una
neumonía), su capacidad de acomodación está disminuido. Lo que impide
que los pulmones se extiendan de manera correcta frente a una infección.
2. Las ECA-2 (Enzima convertidora de Angiotensina), una enzima que
utiliza el virus, a nivel microscópico, la utiliza para poder ingresar a los
pulmones. Este ingreso se genera en el tejido adiposo que es grasa,
consecuentemente, el obeso tiene más llaves de acceso en sus alveolos
pulmonares.
3. La infección puede generar una neumonía viral. La segunda fase de
esta neumonía viral ya no sólo es por la presencia de virus. Sino es la
reacción inflamatoria que ocurre, lo que termina por dañar de forma
irreversible a los pulmones, llevando al paciente a la necesidad de
respirador, para poder tener una fuente de oxígeno.
4. Los pacientes obesos con estas condiciones llevan las desventajas
asociadas de una mala reparación vascular y de los tejidos afectados, los
pacientes que sufren hipertensión arterial y diabetes mellitus son llamados
también pacientes vulnerables a sufrir complicaciones ante el COVID 19.
(23)

CONCLUSIONES
1. La presencia de obesidad en pacientes no solo tiene impacto en la mortalidad
debido a esta enfermedad, sino que también sería un factor de riesgo para la
presentación de manifestaciones clínicas de severidad como el síndrome de
distrés respiratorio agudo y tendrían necesidad de ventilación invasiva o
ingreso a UCI, que actualmente es una clínica que se observa en pacientes
Covid-19.
2. Respecto a las variables psicológicas, puede reconocerse una relación con
los trastornos mentales o con sus consecuencias sobre la autoestima y la
aceptación social, las cuales han demostrado correspondencia directa con la
obesidad, ocasionando en el individuo insatisfacción corporal y el repudio por
parte de los pares, lo que conlleva al progreso de conductas inadecuadas
como las dietas restrictivas o las conductas compensatorios, convirtiéndose
en un fundamental factor de riesgo para el desarrollo de alteraciones de la
conducta alimentaria, las cuales podrían proceder como barrera para la
pérdida de peso, perpetuando la obesidad u ocasionando mayores costos
para la salud de quien la padece.
3. La sexualidad es un factor integral poderoso de la individualidad de todas las
personas y ha tenido una notable repercusión en nuestra sociedad. Interviene
en el bienestar tanto mental como físico de cada individuo. Por esta razón la
obesidad no debe ser una condición que impida realizar una conducta sexual
satisfactoria.
4. Podemos concluir que en la actualidad la obesidad es un alto factor de riesgo
para Covid-19 , tanto la edad, la etnia y la masa muscular afectan la relación
entre el Índice de Masa Corporal y grasa corporal, podemos destacar que
aquellas personas menores de 65 años con un IMC mayor a 35 kg/m2
(obesidad grado II) sufren mayor riesgo de ser ingresados a hospitalización.
5. Podemos concluir que las personas que se restringen del sueño pueden sufrir
repercusiones, como lo es la obesidad, debido a procesos metabólicos,
donde está implicado la fisiología del apetito, es decir, mientras menos se
duerme, más hambre se tendrá. Así mismo, la alimentación es importante
para poder prevenir la obesidad y posibles complicaciones, pues la comida
rápida, es preparada muchas veces, con productos con alto contenido de
grasa poniendo en riesgo la salud de todos los consumidores.
6. El estrés no solo afecta de manera psicológica a la persona sino que lleva a
la ansiedad que al final desencadena una serie de trastornos alimenticios,
consumir más alimentos de los necesarios y en horas que no son las
acostumbradas, como consecuencia de todo esto se llega al sobrepeso y al
final a la obesidad que sería uno de los factores de riesgo más perjudiciales
para pacientes con Covid 19.
7. La obesidad juega un rol muy importante en la respuesta del Covid-19, ya
que esta condición patológica se asocia a un grave avance para la
enfermedad. Esto aumentó el riesgo de muerte y complicaciones.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
1. Organización Mundial de la Salud. Obesidad y sobrepeso. Nota descriptiva
no. 311. Consultado 15 de agosto de 2015 Available from: :
http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs311/es/index.html.
2. Wyatt SB, Winters KP, Dubbert PM. Overweight and obesity: prevalence,
consequences, and causes of a growing public health problem. Am J Med Sci
2006; 331(4):166-174. Available from:
https://www.redalyc.org/pdf/1812/181244353001.pdf
3. Guh DP, Zhang W, Bansback A, et al. The incidence of comorbidities related
to obesity and overweight: a systematic review and meta-analysis. BMC
Public Health 2009; 9:88-90. Available from:
https://www.infosalus.com/enfermedades/nutricion-endocrinologia/obesidad/q
ue-es-obesidad-104.html
4. Ogden CL, Carroll DM, Curtin LR, McDowell MA, Tabak CJ, Flegal KM.
Prevalence of overweight and obesity in the United States, 1999-2004. JAMA.
2006; 295: 1549-55. Available from:
https://www.medigraphic.com/pdfs/bmhim/hi-2008/hi086e.pdf
5. Oelsner KT, Guo Y, To SB, Non AL, Barkin SL. Maternal BMI as a predictor of
methylation of obesity-related genes in saliva samples frompre-school age
Hispanic children at-risk for obesity. BMC genomics. 2017 Jan 9;18(1):57. doi:
10.1186/s12864 016 3473 9. Available from:
http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1025-558320170
00200014
6. Cebolla, A., Baños, R., Botella, C., Lurbe, E. & Torró, M. (2011). Perfil
psicopatológico de niños con sobrepeso u obesidad en tratamiento de
pérdida de peso. Asociación española de psicología clínica y psicopatología
(16, 2). 125 – 134. Available from:
https://repositorio.ucp.edu.co/bitstream/10785/4122/1/DDEPCEPNA51.pdf
7. Fisiopatologia : Suárez Carmona W, Sánchez Oliver A, González Jurado J.
Pathophysiology of obesity: Current view [Internet]. SciELO - Scientific
Electronic Library Online. 2017 [citado el 15 de Mayo 2021].Disponible en:
https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-7518201700
0300226#B14
8. Moreno M. Definición y clasificación de la obesidad. Elsevier. Vol 23. Núm 2 .
2012. Disponible en:
https://www.elsevier.es/es-revista-revista-medica-clinica-las-condes-202-artic
ulo-definicion-clasificacion-obesidad-S0716864012702882
9. Medical assistant. Conoce los tipos de obesidad y cómo afectan tu salud.
Disponible en :
https://ma.com.pe/conoce-los-tipos-de-obesidad-y-como-afectan-tu-salud
10. Csaba P. Kovesdy.Obesidad y enfermedad renal: consecuencias ocultas de la
epidemia. [Disponible en]
https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0211-699520170004
00360
11. Claudio Rabec, Pilar de Lucas Ramos, Daniel Veale. Complicaciones
respiratorias de la obesidad. [disponible en]
https://www.archbronconeumol.org/es-complicaciones-respiratorias-obesidad-
articulo-S0300289611000494
12.https://repository.unimilitar.edu.co/bitstream/handle/10654/7636/PIC%20Resp
onsabilidad%20Social%20y%20Empresarial%20Frente%20al%20Fen%C3%
B3meno%20de%20la%20Obesidad%20.pdf?sequence=2&isAllowed=y
13. Ximena Raimann T. Obesidad y sus complicaciones. Revista Médica Clínica
Las Condes [Internet]. 2011 Jan [cited 2021 May 16];22(1):20–6. Available
from:https://www.elsevier.es/es-revista-revista-medica-clinica-las-condes-202-
articulo-obesidad-sus-complicaciones-S0716864011703893
14.TENORIO-MUCHA, Janeth y HURTADO-ROCA, Yamilée.Revisión sobre obesidad
como factor de riesgo para mortalidad por COVID-19. Acta méd. Peru [online]. 2020,
vol.37, n.3, pp.324-329. ISSN 1728-5917. Disponible en:
http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1728-591720200
00300324
15. Consecuencias de la obesidad en el niño y el adolescente: un problema que
requiere atención. Reyna Liria. Instituto de Investigación Nutricional. Lima,
Perú. Scielo. Revista Peruana de Medicina Experimental y Salud Pública.
Disponible en:
https://scielosp.org/article/rpmesp/2012.v29n3/357-360/#ModalArticles.
16. La falta de sueño favorece el desarrollo de la obesidad. Infosalud. IMEO.
Disponible
en:https://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-falta-sueno-favorece
-desarrollo-obesidad-20190313142349.html
17. Fisiología del apetito y el hambre.Carranza Quispe. Vol. 1 Núm. 3 Sep (2016):
ENFERMERÍA INVESTIGA: Investigación, Vinculación, Docencia y Gestión.
Disponible en:
https://revistas.uta.edu.ec/erevista/index.php/enfi/article/view/754
18. ESCOBAR, Carolina et al.La mala calidad de sueño es factor promotor de
obesidad. Rev. Mex. de trastor. alimento [online]. 2013, vol.4, n.2,
pp.133-142. ISSN 2007-1523.
19. Adicción a las nuevas tecnologías y a las redes sociales en jóvenes: un
nuevo reto.Echeburúa, Enrique, de Corral, Paz. Adicciones [en línea]. 2010,
22(2), 91-95. ISSN: 0214-4840. Disponible en:
https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=289122889001
20. https://www.clinicaalemana.cl/articulos/detalle/2021/obesidad-y-cuarentena-q
ue-rol-juega-el-estres
21.Rodrigo-Cano, Susana; Soriano del Castillo, José Miguel; Merino-Torres,
Juan Francisco;Nutr. clín. diet. hosp. 2017; 37(4):87-92. Disponible en:
https://revista.nutricion.org/PDF/RCANO.pdf
22. Dr. Emilio Guija Poma, Mg. Henry Guija Guerra. La Obesidad como factor de
riesgo para COVID-19. Facultad de Medicina Humana, Universidad de San
Martin de Porres. 30 octubre 2020. [Disponible en:
https://medicina.usmp.edu.pe/noticias-y-eventos/1178-obesidad-covid19.html
23. Fernadno Salazar Muente. Cuatro razones por las que la obesidad es un
factor de alto riesgo para COVID-19. 1 septiembre 2020 [Disponible en:
https://www.crp.com.pe/noticia/cuatro-razones-por-las-que-la-obesidad-es-un-
factor-de-alto-riesgo-para-covid-19/

También podría gustarte