Está en la página 1de 68

Décimas

Ronnie Reyes Arriagada - Roberto Matamala Elorz


“Hermosa combinación entre arte, ciencia y cultura para resaltar la

Marinas
diversidad de vida, geografía e historia natural de la fauna acuática
chilena. Esta original obra nos invita a explorar la naturaleza en sus
distintas formas usando como hilo conductor el agua. Se apela al
atractivo visual y enganche de la ilustración, con el rescate cultural de
las décimas como un medio para encantar y comunicar entre líneas,
contenido memorable del patrimonio natural chileno.”
Carla Christie, Magister en Comunicación de la Ciencia, autora del
libro El delfín chileno.

Autores

Ronnie Reyes Arriagada


Roberto Matamala Elorz

Ilustraciones

Décimas Marinas
Isabel Guerrero Schiappacasse
Valentina Cáceres Zavala
Simón Catalán Molina
Décimas
Marinas
Autores

Ronnie Reyes Arriagada

Roberto Matamala Elorz

Ilustraciones

Isabel Guerrero Schiappacasse

Valentina Cáceres Zavala

Simón Catalán Molina


Décimas Marinas
Autores
Ronnie Reyes Arriagada
Roberto Matamala Elorz

Ilustraciones

Décimas
Décimas Costeras, Portada - Isabel Guerrero Schiappacasse
Décimas de Humedales, Décimas Antárticas - Valentina Cáceres Zavala
Décimas Insulares, Décimas Oceánicas - Simón Catalán Molina

Diseño
Trafun Ediciones

Marinas
Dirección de Arte
Isabel Guerrero Schiappacasse
Diagramación
Sebastián Alvear Chahuán

Este libro fue financiado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación
a través de subsidio directo para el desarrollo de proyectos, actividades y/o productos de
divulgación y socialización del conocimiento dentro y fuera del sistema educativo.

Primera edición 2021


Impreso por Imprenta América

ISBN Versión digital: 978-956-404-269-5


ISBN Versión papel: 978-956-404-270-1

No se permite la reproducción total o parcial de este libro ni el almacenamiento en un sistema


informático, ni la transmisión de cualquier forma o cualquier medio, electrónico, fotocopia,
registro u otros medios sin el permiso previo y por escrito de los titulares del Copyright.

Valdivia, Chile ©2021

TRAFUN
EDICIONES

2 3
Prefacio
Este libro nace de la gesta y elaboración del Concurso de texto muestra no solo poesía acerca de la biodiversidad marina,
fotografía “Ojo de Pez”, para el cual un grupo de investigadores y sino que incluye, además, poemas sobre la que muchas veces
divulgadores científicos trabajamos poniendo en valor en un libro pasa desapercibida ante nuestros ojos, pero es más cercana de
de fotografías, una selección de las mejores imágenes del citado lo que creemos o queremos ver: la biodiversidad exultante de los
concurso. humedales.
Para cada imagen se trabajó contenido específico sobre la historia Los humedales y el mar, ese mar de infancia, de abundancia, del
natural de cada especie fotografiada, desde la cual se elaboró un jurel tipo salmón, de las siete familias, del paseo con huevo duro,
resumen con lo más destacado. de las conchitas multicolores, de pájaros con sus graznidos, trinos
y gorjeos, de poetas y fogatas, de manos agrietadas por la sal, de
Sin embargo, esas narrativas quedaron como en el aire, flotando salmones que escapan de las jaulas, del agua que besa los glaciares
en poblaciones de palabras que parecían configurar un paisaje, y que guarda plomo y cadmio en sus playas, ese mar que en su
pero que por sí solas no alcanzaban a conformar siquiera una infinidad de versiones, junto con los ríos y los lagos, conforman
comunidad, en el anhelo de perseguir el logro de construir una todos un escenario plenamente interconectado que sostiene toda
historia ecosistémica. nuestra biodiversidad acuática, configuran un eslabón esencial de
Faltaba un conector, uno que pudiera complementar lo que el este gran ciclo del agua que se repite como un bucle hipnótico de
poder de la fotografía había logrado con aquel libro, pero que, múltiples estados.
intuíamos, las palabras podrían llevar a otro nivel. No solo con Los humanos tendemos a clasificar los fenómenos naturales
contenido científico, no solo con una descripción técnica, sino para organizarnos, pero olvidamos muchas veces lo artificioso y
utilizando un lenguaje que apele a la emoción, la evocación, la reduccionista de este encasillamiento, sometiendo el ejercicio
reflexión, la búsqueda de nuevo conocimiento en un espacio a mirar en vez de observare, que revela el “mirar con atención”.
dialógico y dialéctico. Y es en esa intuición de potenciación que Por ello, queremos partir, junto con nuestro entorno más cercano,
se nos aparece la décima espinela del canto popular, con sus iniciando un viaje que esperamos pueda transmitir no solo
juguetones versos octosílabos y rimas consonantes. conocimientos, sino, además, crear afectos, rememorar vivencias
Desde su portada este libro se vislumbra como un engaño, el y fomentar la reflexión sobre nuestra humilde posición en la
que, a medida que avanzan las páginas, se va transformando naturaleza y el gran deber que tenemos con ella…
para llegar a certezas irrefutables. Y decimos engaño porque este Ronnie

4 5
Para que la comunicación de la ciencia se convierta en una
Exordio instancia memorable, debe contener al menos cuatro elementos
esenciales: experiencia, identidad, narrativa y emoción2. En este
marco, formatos y metodologías que incorporan enfoques
Los sistemas acuáticos de Chile, que consideran humedales, ríos, creativos provenientes del mundo del arte admiten un cruce
lagos y zonas costeras y oceánicas, conforman un patrimonio de conocimientos, una transversalidad de lenguajes y un
natural de incalculable valor. Constituyen hábitats que albergan una enriquecimiento de perspectivas que refrescan las miradas sobre
rica biodiversidad y brindan una serie de servicios ecosistémicos a el mundo en que vivimos, gatillando ideas innovadoras y nuevos
las comunidades a lo largo y ancho de todo el territorio nacional, horizontes simbólicos para el desarrollo cultural de la sociedad.3
incluyendo también las zonas insulares. La inmanente capacidad desveladora de la poesía4 permite
En los últimos años, y de manera cada vez más urgente, se ha capturar y expresar lo esencial de la información científica que
puesto de relieve la importancia de proteger y conservar estos se quiere difundir; jugar con el lenguaje para transmitir ideas,
sistemas sometidos a impactos antrópicos de múltiples orígenes, destacando conceptos esenciales; atraer con su estética particular
acelerados por efectos del cambio climático. La Estrategia Nacional a los lectores que no acostumbran a consumir información
de Biodiversidad tiene como visión para 2030“…que la sociedad técnico-científica en formatos tradicionales5, y conectar con la
chilena comprenda, valore, respete e integre la biodiversidad y los emocionalidad del lector.
servicios ecosistémicos del país como fuente de su propio bienestar, Tanto ciencia como poesía se desarrollan mediante la creatividad,
manteniendo las posibilidades de satisfacer las necesidades de la imaginación, la prueba y el error, la experimentación, la
las generaciones futuras de protección y conservación de este perseverancia y el gozo del hallazgo. La poesía crea mundos
patrimonio natural”1. Para esto, debemos concebir instancias que paralelos e interiores y revela hechos imposibles de observar
promuevan y comuniquen el conocimiento científico que se en condiciones normales de la vida cotidiana. Al igual que un
genera en torno a nuestro patrimonio natural a amplios sectores experimento científico, es el poema el que los suscita o los replica.6
de la sociedad, especialmente a aquellos con poder de opinión o
decisión y a las jóvenes generaciones. 2. Davies, S. et al. (2019) Science stories as culture: experience, identity, narrative and emotion in
public communication of science. Journal of Science Communication 18: A01.
3. Opermanis, O. et al. (2015) Merging science and arts to communicate nature conservation. Journal
for Nature Conservation 28: 67-77.
4. Zambrano, M. (2016) Filosofía y poesía. México D.F.: efe. Pág. 19 y ss.
5. Januchowski-Hartley, SP. et al. (2018) Poetry as a creative practice to enhance engagement and
learning in conservation science. Bioscience 68: 905-911.
1. Ministerio del Medio Ambiente (2017) Estrategia Nacional de Biodiversidad 2017-2030.
6. García, A. (2018) Poesía y Ciencia: simpatías y diferencias. ¿Cómo ves? 230: 1-4.

6 7
Exordio

En Latinoamérica, la décima es un fenómeno cultural que ha


A través de esta obra queremos exponer
sobrepasado los límites de la literatura, y en particular de la
poesía y el canto popular chileno7. La décima es una concreción y valorar la belleza de la biodiversidad
asombrosa de la capacidad creadora de nuestra comunidad. marina y acuática y las amenazas que
Los diez versos octosílabos que la componen y la singular y
juguetona disposición de sus consonancias llevan al lector a
enfrentan estos ecosistemas en Chile
un momento de prístina pureza en que recién el ser humano
parece maravillarse en el reconocimiento del mundo natural, en
un encuentro admirable de la profundidad y de la sencillez, de la
sensibilidad y de la inteligencia, del respeto a la tradición y de la
temeridad innovadora8.
En nuestro caso, y en fecundo encuentro con la poesía, la
ilustración, con su poder visual representando narrativas, se
constituye en un enriquecedor lenguaje gracias a la forma y estilo
Agradecimientos
usados para comunicar, que se desarrolla en el ambiente de sus
elementos formales y comunicativos y tiene la ventaja de ser
versátil y libre de acercarse a cualquier disciplina para cumplir su Queremos agradecer a las instituciones que aportaron con la
objetivo, que es agradar, informar y generar conocimiento9. Por distribución de este material entre sus públicos beneficiarios:
ello, poesía e ilustración son un buen maridaje, ya que originan Servicio Nacional del Patrimonio Cultural del Ministerio de las
el espacio dialógico necesario, íntimo y reflexivo, que permite no Culturas, las Artes y el Patrimonio a través del Sistema Nacional de
solo incorporar el conocimiento específico, sino también forjar Bibliotecas Públicas, Secretaría Regional Ministerial de Educación
una actitud que promueva la valoración de lo transmitido. Región de Los Ríos, Instituto Antártico Chileno, PAR Explora Los
Ríos, PAR Explora Los Lagos, PAR Explora Aysén, Fundación Oceana,
Por intermedio de esta obra queremos, por una parte, valorar Fundación Acción Cousteau, Fundación Oceanósfera y WWF Chile.
la belleza de la biodiversidad marina y acuática, exponer las
amenazas que enfrentan estos ecosistemas en Chile, crear
conciencia de su gran importancia en la ciudadanía y, por otra,
mostrar su fragilidad y resaltar la obligación que tenemos de
protegerlos por su valor intrínseco y por los beneficios que
brinda a la sociedad, los que, lamentablemente, ¡tantas veces!
son invisibles a nuestra capitalista mirada.

7. Tala, P. (2011) La cultura popular, la poesía popular y la décima. Revista Chilena de Literatura 78. 28 pp.
8. Sepúlveda, F. (1994) De la raíz a los frutos. Santiago de Chile: DIBAM, Archivo de Cultura Popular.
Pág. 21-22.
9. Menza, A. et al. (2016) La ilustración: dilucidación y proceso creativo. Kepes 13: 265-296.

8 9
Índice

Décimas de Humedales 12

Décimas Costeras 38

Décimas Oceánicas 74

Décimas Antárticas 96

Décimas Insulares 108

Glosario de términos 122

10 11
Décimas En el hermoso humedal
flora y fauna se han aliado

de Humedales en un paisaje soñado


de ecología esencial.

12 13
Parina grande
Soberana del salar
En el Salar de Atacama
filtrando con experticia
aquellas aguas nutricias
vive entre alpacas y llamas.
Con derecho así reclama:
¡Este altiplano es mi hogar!
¡Es mi milenario lar!
Parinacota en el norte
hasta Atacama por corte Cuando no se reproduce,
es mi espacio tutelar. visita suelo peruano,
argentino y boliviano
en migración que conduce.
Presenta un patrón que luce
distinto de otros parientes;
a un amarillo evidente
dan sus zancos elegía,
pese a la ruin minería
que les perturba el ambiente.

14 15
Trile La hembra de gris color
y estrías negras notorias.

Loor al bautizo de Chile Su canto, cuenta una historia,


viviente en nuestro folclore,
que a Chile nombró en honor
con dulce onomatopeya
¡Qué cosa, sin duda, bella
recibir la identidad
de un trino que en levedad
dejó en nuestro nombre huella!

Volando entre pajonales


sobre los espejos de agua,
mientras observa una tagua
la construcción de nidales
en láricos humedales.
En Sudamérica habita;
en un juncal que lo invita,
puede verse el dimorfismo:
macho negro, como abismo,
parche ocre que palpita.

16 17
Blanco, negro y amarillo
azul y también celeste.

Sietecolores Verde y rojo en fina hueste,


colorido pajarillo.
Fino Arlequín del pantano El macho luce, el muy pillo,
ante la hembra modesta.
Aunque joven aún no muestra
sus lucidos esplendores
ya prepara sus colores
para su galana apuesta.

Visitante de humedales,
va tragando invertebrados
más insectos desmembrados.
Mientras desde los juncales
con materiales vitales
construye un nido especial;
forma de taza nupcial
enangostada en el fondo,
cobijando a los redondos
huevos de prole crucial.

18 19
El humedal, la laguna
y el río manso, también;
y el juncal, le ocultan bien.
Sudamérica es su cuna
fragmentada cual ninguna:
once patrias lo adoptaron
y hasta Chiloé llegaron.
Peces y anfibios su dieta,
que es sabrosa y es completa
¡Y por doquier se adaptaron!

Esta ave fotografiar


constituye un desafío:
“¡Yo de ustedes desconfío!”

Huairavillo
Tímido habitante aviar
se oculta sin anunciar
en vegetal locación.
El sigilo es mi defensa Sigiloso es en la acción,
posición de pie erecto,
semejando un junco recto,
arriba ¡el pico en torción!

20 21
Verrugosa rana endémica Tu no enfermas al tocarla,

Rana chilena
por el centro y sur de Chile; pero microbios transmites.
hasta un kilo en su desfile Su cuerpo no debilites;
lucen su estampa “no anémica”. porque puedes enfermarla.
La luna verde de Chile Mimesis de piel polémica, Mal negocio capturarla
son lunas de agua que habitan por su carne apetecible
en pozas bajas que orbitan y por la rana invencible
y en variados humedales, africana es derrotada.
siempre en tierras con caudales, Suma zona urbanizada…
miles de ovas depositan. su extinción es muy posible.

22 23
Pidén
Fantasma tornasolado

Oculto entre juncos secos Es sanguíneo su apellido


de su laguna minada, por sus patas escarlatas.
él huye de la mirada ¡Atención a cualquier gata
del hombre bajo los yecos. que se atreva con su nido!
Escurriéndose por huecos, ¡Salgan ya despavoridos
solo va y crepuscular; quienes quieran depredar!
andar más que volar. ¡Vengan los que han de estar
Pisa en zonas inundadas, en el mar y en cordillera,
con sus patas reflejadas promoviendo la quimera
va evitando así el nadar. de este pidén conservar!

24 25
Rana de hojarasca
de Oncol
Una levedad del ser

Cuidando parentalmente De alta sensibilidad


vive en Selva Valdiviana; por su hábitat alterado,
de la humedad es guardiana. que da como resultado
Del Parque Oncol residente no tener inocuidad
en agujeros ¡prudente! al microbio y su maldad.
En sectores inundados Especie ya condenada
con endemismo extremado, con otras doce hermanadas;
solo esta zona es su hogar con pobladas en descenso
y es lo que hace peligrar en Cono Sur hay consenso
su existir…pronto esfumado. ¡Qué deben ser conservadas!

26 27
Pato
Acuáticas zonas son
lar del pato de humedal;
cordillera a mar igual

jergón
para su amplia población.
Color oscuro, una banda
Arman en ocultación,
corre en su pico amarillo;
En los suelos nidos nuevos.
su plumaje es más sencillo,

grande
Ponen de cuatro a diez huevos
aunque su estampa se agranda.
por entre agosto y febrero.
La bandada en zarabanda
Si no sale ni uno güero,
forma una gran Ve en su vuelo;
son de sus padres renuevos.
Un señor del humedal hierbas, semillas del suelo
forman su alimentación.
¡Evita la inanición!
¡Come estas algas polluelo!

28 29
Elegante caballero
de crepuscular mirada,
en agua dulce y salada
es solitario llanero.
El humedal es alero
para el grácil juvenil,
que con mirada gentil
pasa de objeto a sujeto
y configura el boceto
plasmando imagen sutil.

De amplia distribución,
en Chile, el diverso, habita;
África y Asia visita;
América, gran nación;
y a Europa con emoción.
Si de noche al natural
siente un boche gutural

Huairavo cerca de un curso de agua


escondido en las pataguas
¡Es el huairavo genial!
El llanero solitario

30 31
Garza chica
Hemos visto tu alborada

Majestuoso sobrevuelo Garza como nieve albina


sobre el Río Calle-Calle su tamaño es diferencia:
atenta siempre al detalle. es más pequeña en esencia
Ya amanece sobre el cielo… y, aunque quiera, no combina
se alimenta sin revuelo: —es una ambición supina—
invertebrados y peces; con la grande y es quimera:
un buen anfibio otras veces, amarilla a su manera
son su selecta delicia es su pata y no morena
(que captura con pericia) y su pico bien estrena
que el fértil caudal le ofrece. en negrura lisonjera.

32 33
Excelsa ave pescadora Es un rayo al sumergirse

Martín
del sur de Chile habitante; en pos de ranas y peces
hasta Navarino andante y de un cangrejo que, a veces,
por Sudamérica explora no demora en engullirse

pescador
ríos y aguas cantoras. y del hambre prevenirse.
Firmes sus tarsos en ramas En la gran piscicultura
hasta donde se encarama es la pesca menos dura:
La belleza del relámpago posando muy ufanado al salmónido lo acecha
solitario o acompañado y con eso que cosecha
de su esplendorosa dama. su población se asegura.

34 35
Elegante en aguas quietas
como el humedal Tres Puentes.
Magallanes una fuente

Flamenco chileno de invertebrados: su dieta.


Luce rosada chaqueta;
Petimetre de humedales usa un muy fino tamiz,
sus lamelas de nariz
para ingerir su sustento
sorbiendo que es un contento
y nutriéndose feliz.

Abundante en los extremos,


nidifica en el verano
en nuestro bello altiplano.
Por eso, orondo le vemos
y en billete le tenemos.
Un orgullo en los salares,
los inhóspitos lugares
donde construye sus nidos,
lejos de algún forajido
en esos tórridos lares.

36 37
Décimas Con su muy larga extensión
nuestra costa es variedad

Costeras casi infinita, en verdad,


de marina población.

38 39
Cormorán yeco
De ribera, el arbolaje
El guanero gentilhombre es un buen estercolero.
Pero, para ser sincero,
no es un bonito paisaje.
Mas al guano hay homenaje
por ser gran fertilizante:
aunque ya no haya bastante
por la mucha explotación
y el ave —su población—
sufre una baja constante.

Ave marina frecuente


en costa, estuarios y ríos,
en Norteamérica bríos
y en la tierra austral presente.
Conocida entre la gente,
habitual de áreas urbanas,
de las despensas cercanas:
caletas, muelles y ferias
¡Nada de pasar miserias
con tanta menestra humana!

40 41
Comiendo en el sur austral,

Playero ártico
Tierra del Fuego hasta Alaska,
en un verano sinfín; nidificando en el norte.
se alimenta en el confín Bahía Lomas, soporte

y zarapito de
hasta que al cuerpo le plazca. para el ritual ancestral.
La gran bandada se enfrasca Y en una danza teatral,
en reponer energías; preparando ya su viaje,

pico recto
cada pájaro elegía portando gran equipaje
un bendito invertebrado. dejan un sitio importante
El playero está colmado manteniendo la constante
y el zarapito es vigía. de volver a este paraje.
La danza del fin del mundo

42 43
Cormorán imperial
Los falaces porvenires

En la zona austral de Chile Los nidos bien alejados


(Chiloé a Diego Ramírez) construidos con basura,
sabe bien de porvenires. reflejando la amargura
En bandadas su desfile de un ecosistema ajado.
para que el cuerpo asimile Con los hilos enredados
el frío de los canales. en el cuello del adulto,
Paisajes meridionales, el buceo se hace insulto
que cobijan sus mesnadas para tan hidalga empresa:
en rocas escalonadas: llevar al hogar la presa
cantiles tetragonales. para los pollos ocultos.

44 45
Lile
¡Otra especie depredada!

Promontorio en Pilolcura: Lile, especie depredada.


Valdivia en selva se hunde. Si no cambia nuestro hacer
El cormorán se confunde ya va a desaparecer
en bordemar y agua oscura. entre las aguas saladas.
Quien visita sin premura Su vida está amenazada
un refugio ornitológico, culpa de unos pescadores
—sacro sitial ecológico— que —descuidados actores—
verá esta especie endémica dejan sus redes trenzadas:
¡sus poblaciones dinámicas unas mortales celadas
son patrimonio biológico! ¡Hasta cuándo, mis señores!

46 47
Gaviotín monja
Una monja colorida

Sus colores son cantares Las grietas de acantilados


y en su rostro son festín albergan sus tibios nidos
de este hermoso gaviotín. para huir de forajidos
Habita costeros mares y sus asaltos malvados.
del Perú y Chile, sus lares. Nacen del huevo incubado
De Humboldt es su Corriente. nuevos polluelos hambrientos.
Si no lo tiene presente, Los peces son su alimento,
como mostacho unas plumas aquellos de superficie.
a su elegancia le suma: ¡Qué el nuevo nidal se inicie
¡lo distingue fácilmente! sin extinción en su intento!

48 49
Erizo negro
Siniestro luto erizado

Alojado entre mareas, Con ambos sexos presentes


por “hatuke” es conocido; dentro de un mismo ejemplar
recurso crudo o cocido; no hay problema al desovar
cogerlo no es odisea, ¡Fertilización potente!
aunque a veces se bucea Cuidando los descendientes,
en pascuense mar ligera. que navegan varios meses,
Presenta púas severas para que al fondo regreses
de negra noche sombría. y así convivas simbionte
No hay color, no hay alegría con moluscos polizontes:
en su erizada manera. ¡y en tus tripas los apreses!

50 51
Jaiba corredora
La asechadora asechada

Agazapada mirando El peligro siempre acecha:


en rocas intermareales, toda la costa vigila
como si fueran nidales ¡una nutria no cavila!
—sucios desechos rodeando— La captura ya está hecha
y en hendijas acechando. y de la presa aprovecha
Pozones de agua salvajes: todo el valor de esa prenda.
no da tregua el oleaje; Extremo norte la ofrenda;
de algas suaves la comida presente hasta Biobío,
de las rocas ingerida aunque también con desvío
sin andar un largo viaje. a alta mar islas arrienda.

52 53
Chungungo
La delicada belleza

Peligro de extinción grave Los perros depredadores;


corre esta nutria pequeña. la captura incidental;
Del mar costero la dueña, la suciedad ambiental:
de norte a sur es su enclave. los desperdicios mayores
De los peligros ya sabe de la industria y los menores
por el antrópico impacto: del uso domiciliario,
las construcciones de facto son estos (más otros varios)
su estrecho hábitat reduce los factores que sumados
y el turismo no se luce al chungungo tan menguado
si no reduce el contacto. lo tienen en un calvario.

54 55
Gaviota dominicana
El guerrero sin descanso

El cleptoparasitismo Exhibir adaptación


utiliza la agresión; en el sureño hemisferio
aprovecha la ocasión, lo mandata un gran criterio.
da ventaja al organismo, Sobrevivir la presión,
que robando sin cinismo competir cada ocasión
se alimenta en pleno vuelo por hábitat o alimentos,
¡Señor gaviota un pilluelo! los constantes elementos
Carroñando los ambientes, que limitan a los nidos.
—basurales evidentes— Su ubicación: protegidos;
todo sirve a los polluelos. devenires sin tormentos.

56 57
Grandes grupos sumergidos Muy densas algas vegetan
en la franja litoral; las rocas del submareal.
entremedio del coral Este gran paisaje irreal

Bilagay
asómase uno perdido; mil especies lo concretan.
se cuelga al tren recorrido A veinte metros repletan
buscando algunos crustáceos, profundidades someras;
poliquetos oliváceos. revelan una lumbrera
Un tímido de profundis
Algas y moluscos suman que cuesta fotografiar:
para que todos consuman ¡es difícil acertar
los cirripedios violáceos. a lo que el buzo quisiera!

58 59
Trombollito
Un okupa de los mares

Corriente de nuestra costa,


que Humboldt fue bautizada,
cobija vida atestada
junto a nuestra tierra angosta.
Allí tiene sitio y posta
el trombollito, que agita
cachitos como antenitas. Se protege bien del medio

Allí, sus ojos alertan usando conchas vacías;

todo lo que se le advierta mejor opción parecía

y a su alrededor orbita. habitar un cirripedio…


Picoroco es el remedio
para bloquear con empaque
el depredador ataque.
Esta recia fortaleza
que, provista de belleza,
deja al enemigo en jaque.

60 61
Langostino
de los canales
Roquero del mar fecundo

¡Larga vida al rocanrol! Cuarenta veces más grande


con su baile va diciendo que el kril ¡enorme biomasa!
y sus pinzas va moviendo la comida no es escasa
¡frenético descontrol! cuando esta masa se expande
Muy ufana de su rol, y al mismo piélago mande
junto al krill son alimento mudar su color en rojo.
de aves, lobos y sustento La Patagonia es su alojo
de ballenas y de peces y en Polinesia hay lugares
y sus masas son, con creces, donde establecer sus lares
de esos seres el contento. cómo le plazca a su antojo.

62 63
Miman un frente dentado,
Sus nasales cirros rojos;
en los bentos busca alojo
y allí oculto, agazapado,
su alimento es atrapado.
Te advierto que nunca debes
consumirlo y si te atreves
se hará el tóxico patente
pa’ desgracia del doliente
que sufrirá mal aleve.

Son algas leves su dieta;


Si no hay verdes, serán rojas
las que en la emergencia coja:
para una ingesta completa

Borrachilla consúmase esta receta.


Y para un buen porvenir,
huevos hay que producir
Una borracha intragable antes de la senescencia.
Y un buen disco de adherencia
hay que, fachoso, lucir.

64 65
Desde Chome sale viva

Camarón de roca
en la pesca artesanal,
que grita en el ventanal:
¡Aquí mismo se cultiva!
Un manjar que hay que cuidar Actividades unidas
para mantener la especie
y la familia comercie
a mercados extranjeros;
sustento bajo el alero
de un manejo que se precie.

De Bahía San Vicente


a Perú en Lobos de Afuera
y bénticamente alguera
pastorea sutilmente.
Un tesoro de nutrientes
ya consume, que no alumbra
entre rocas en penumbra.
Brega por reproducción.
Todo el año es su misión
y asincronía acostumbra.

66 67
Fiesta del Changai y Chome Cuatro centímetros mida
sinónimos de festejo; el cangrejo porcelana,

Cangrejo changai
visítela, es mi consejo, que a nuestra costa engalana
esta delicia se come. y con parientes decida
Lo invito ya que se asome su abundancia en libre vida.
a la costa en Bíobío Viviendo en asociación
Sabroso manjar de fiesta
y empine un brebaje frío, son macroalgas su opción:
que acompañe este manjar, con huiro y con cochayuyo
que es fiesta del paladar. un refugio hace de suyo
¡Qué cosa rica, Dios mío! este estratega en acción.

68 69
Lobo marino común
Un sultán en su serrallo

Llegando en las Navidades


a las playas solariegas
los machos y sus colegas
dominan las unidades
¡Combatiendo sin piedades
en guerra por territorio!
Y los partos se suceden
Alistando su amatorio
en temporada estival.
con las hembras ya preñadas,
La lobera ¡un festival!
hasta veinte son sumadas
Machos, hembras, crías hieden;
en el harén provisorio.
solo pozas de agua pueden
minimizar tal “aroma”.
Jugar al nado es axioma
de los cachorros crecientes.
La meta: ser eficientes;
de adultez es el diploma.

70 71
Cangrejo Decápodo tropical
llega migrante hasta Arica.
En sus arenas se implica

fantasma y en zona alta vertical.


Del Lluta obrero cabal,
El obrero presumido en la desembocadura
limpia el detritus basura,
que es muy abundante afuera
de su oculta madriguera,
comiéndolo con premura.

Carroñero o carretero,
como es también conocido,
de anaranjado vestido,
enchapado en fierro fiero,
—al adulto me refiero—.
Sin duda, que es conocido
por sus óculos salidos
que vuelan del entrecejo.
Y recuerda, Don Cangrejo,
que no hay que ser presumido.

72 73
Décimas Nerítico más pelágico,
demersal rumbo a abisal:
ecosistema especial

Oceánicas que cobija seres mágicos.

74 75
En el agua hace piruetas Doce meses en el vientre
este marino elegante, en cobijo de la madre
cosmopolita habitante ¡Quince kilos! dice el padre

Delfín nariz con su graciosa silueta.


Muy vestido de etiqueta
nada en la isla Chañaral,
cuando de cerca la encuentre.
Dos años pa’ que se adentre
en su naciente existencia,

de botella su residencia habitual.


Para capturar los peces
durante todos los meses
mientras la leche en esencia
le ayuda por veinte meses.
Luego el piélago le ofrece
Pepe Botella elegante
la Reserva ¡es genial! luminosa efervescencia.

76 77
Dos acróbatas del mar Peculiar apareamiento,
en Chañaral van danzando de promiscua relación,
y en aguas quietas van dando con los machos en acción
épicos saltos sin par aprovechando el momento
¡Y no puedes no mirar! del rápido casamiento.
La banda lateral clara, Es la cohesión social
la aleta dorsal en cara, una cuestión esencial.
grisácea y negro pizarra, Cuando se llega a enredar
que el aire sutil desgarra de la red debe escapar
como si al mar alegrara. ¡Porque es celada mortal!

Delfín oscuro
Los acróbatas del mar

78 79
Actinias
Coloridos organismos
en colonias submarinas
se conocen como actinias;
Los Tomás Moro marítimos son perfecto socialismo.
El sustrato da lo mismo:
biogénicos o rocosos,
en gastrópodos hermosos,
gorgonias o cirripedios,
cholgas, esponjas con tedio;
estos pólipos famosos.

Reproducción asexuada:
un simple desprendimiento
forma un nuevo asentamiento.
Sin cesar colonizando
va dominios conquistando:
de la madre original
nace su expansión vital.
Las esponjas asociadas
son sempiternas aliadas
en un áureo carnaval.

80 81
Un moteado tiburón Su frágil conservación

Pintarroja
una mala fama carga se asocia a la pesquería;
resultando que, a la larga, a su fatal cacería
no ataca a la población. y su nula protección.
Cartílago en formación Resultado es de la acción
Buen muchacho,
en aguas subtropicales, de la flota comercial,
mala fama.
bentónicas, demersales. que en un error demencial
Carnívoro de excelencia desconoce el gran impacto
cualquiera es de su incumbencia de este incoherente acto
entre sus piezas dentales. que mata al pez esencial.

82 83
En Chile, comercialmente
se pesca en el litoral.
Al tableado cabezal
un par de ojos ornamente:
adaptado ser viviente.
Barcos cerqueros capturan
¡Y así, señores, no duran!
Está bien el exportar…

Lenguado
Hay que entonces cultivar,
que el futuro lo asegura.

El sonámbulo discreto

Las especies de lenguado


son en Chile tres parientes,
que habitan como durmientes
bajo un formato ovalado.
Presentan cuerpo aplanado,
que les permite esconderse
y casi apenas moverse
en el fondo de la arena;
en modalidad serena
puede sagaz precaverse.

84 85
Octocorales
La gran belleza escondida

Bajo veinticuatro metros Del calamar la postura


con incontables retoños, delicadamente frágil;
tonalidades de otoño, cuan globos de peso ágil
blandos corales con cetros, los huevos moran la altura.
simbiontes familias retros Una chance, la aventura
habitan vivo sustrato: va perpetuando la especie;
ocho ramas en estratos, sin que el coral menosprecie
arboladas sobre rocas, la responsabilidad,
brindan sus butacas pocas queda en la posteridad
en recurrente contrato. reinicia el ciclo que aprecie.

86 87
Ballena franca
austral
La gigante singular

Para esta madre y su cría De setenta años longeva


sereno hogar es Quintay; nada por aguas sureñas.
saboreando el kril que hay La distingue clara seña:
con natural alegría. un gran chorro al aire eleva,
Nutricia sopa a porfía patrón en Ve que ella lleva.
por sus barbas es filtrada. Cada animal carné tiene;
De peso, cien toneladas; de su cabeza lo obtiene;
de largo sesenta pies allí viven sus parásitos
—un poquito más tal vez— con un propósito tácito:
con sus formas bien torneadas. propia identidad contiene.

88 89
Delfín austral
Compañero navegante

Acompaña el navegar De macroalgas sus bosques


de embarcaciones chilotas son su hogar preferencial;
como si fueran devotas de su historia natural
de las barcas y su andar. poco hallarás que te valga.
Una treintena al nadar Pero pa’ que mal no salgas
por los sureños canales debes cuidar este ambiente.
son maravillas visuales. Promociona entre las gentes
En los mares interiores que su irracional captura
es la dieta de señores como carnada, es usura
de aquellos mares australes. que sólo hace el inconsciente.

90 91
La pelea por recursos En variopintas mesnadas
es hábito en el océano, son socias de pesquerías
la fardela color ébano y esperan las porquerías
es acosada en su curso que ofrecen como carnada
—no vale nada el discurso— los espineles que nadan.
por albatros imponentes. Mas, antes de sumergirse,
Aunque lucha fieramente engancha al ave pa’ hundirse,
por el pescado del día, dando muerte innecesaria
en corrientes de agua fría y pérdida millonaria
magnánimas en nutrientes. ¡Esto debe ya prohibirse!

Albatros de ceja negra


y fardela negra grande
Una lucha sin cuartel

92 93
De Rapa Nui habitante
y en mar de Salas y Gómez;
la mente se nos carcome:
¿Qué, qué es eso? ¿Un pez volante?
¿Del aire un pez habitante?
¡Veinte metros en su vuelo
por el traslúcido cielo!
Sus aletas son sus alas
al cruzar las leves salas
y esos sus prístinos velos.

Aerodinámica tal
presenta su anatomía
que le permite la huida

Pez volador
del depredador fatal
y de su fauce mortal.
Aunque en vuelo queda expuesto

de Rapa Nui
a un carnicero funesto,
cuál es el ave marina,
que con mirada asesina
experticia muestra en esto.
Fugaz señor de los cielos

94 95
Décimas La biomasa bajo cero
la debemos conservar,

Antárticas
so pena de incinerar
a nuestro planeta entero.

96 97
Pingüino papúa
Amor constante más allá de la muerte (Quevedo)

Inconfundible pingüino Nidifica en sus colonias


con su color escarlata Usando secos guijarros,
en el pico y en las patas cual colillas de cigarros
muy distinto a sus vecinos. juntadas con parsimonia.
Su triángulo blanquecino Sus patas en ceremonia
sobre la cabeza oscura dos huevos blancos florecen.
buscando una alta aventura A la colonia embellecen
para atrapar a su presa; aportando nuevas vidas;
finalizando su empresa con sus cabezas unidas
¡regurgita sin censura! ambos padres se enaltecen.

98 99
De playas eres gigante;
probóscide narizota.

Elefante marino
Imponente eres, se nota,
aunque no eres elefante.
Depredador importante
El carnicero apresado de grandes peces diversos,
se produce el rol inverso
frente a la orca temible
que, trampa y diente terrible,
es carnívoro perverso.

Gran dimorfismo sexual:


la hembra mitad del macho
¡cuatro mil kilos, muchacho!
forma su harén habitual.
Defiende su trono real
librando épicos combates:
piel y huesos en embates
para lograr descendencia.
El mar frío es su querencia
para sentirse un magnate.

100 101
Una foca solitaria La hembra más grande que el macho;
agotada aún descansa. quinientos kilos de peso;
El alimento en su panza incluye grasas y huesos;
¡gracias formación dentaria! cuatro metros sin empacho.
Toma presas necesarias: ¡No cualquiera se hace el lacho!

Foca leopardo peces y lobos marinos;


kriles y ricos pingüinos,
chupa del agua y los traga
Ya viene el natal ayuno.
para su crío oportuno.
Solitaria nuevamente
La guerrera poderosa recibiendo rica paga con una cría creciente:
de su gélido destino. mamón sin miedo ninguno.

102 103
Pingüino de barbijo
Un sabio de luenga barba

Luce nombre por barbilla; Mamihlapinatapai


es propio de su figura el título de esta foto.
pecho blanco que fulgura Concepto más bien ignoto:
y el dorso en bella negrilla. un suspenso de aire hay.
Reta al frío que acuchilla La armonía de un bonsái
formando densas colonias. plasmada en cándida imagen.
De piedras las ceremonias A la vista es un paisaje
de tu vasta población, esperando por la acción,
mas con su disminución que congela la emoción
yerro humano testimonias. de un recíproco mensaje.

Nota de autores: Mamihlapinatapai es una palabra del idioma yagán que significa
“una mirada entre dos personas, cada una de las cuales espera que la otra comience una
acción que ambos desean pero que ninguno se anima a iniciar”, considerada la palabra
más concisa del mundo y una de las más difíciles de traducir.

104 105
Salteador polar y
pinguino papúa
La vida es cruel, hijo mío.

La vida es dura en el polo De las gaviotas pariente


y en sus fríos devenires la agresión le da ventaja;
y antes de que tú suspires ninguna valla lo ataja
puedes “oler a gladiolo”. y de manera ferviente
Ser presa, si quedas solo, le proporcionan la fuente
del cazador solapado, en favor de su nidada.
que es depredador premiado Dos pollos son la camada:
por selección natural sobrevivirá solo uno;
y que, de modo crucial, para evitar el ayuno
equilibra el entramado. en la cruel encrucijada.

106 107
Décimas Por Chile van navegando
como joyas naturales:

Insulares de norte a mares australes


su endemismo van mostrando.

108 109
Isla Chañaral
Un recuerdo para el sabio

Una joya en la Corriente El delfín juega con brío;


es árida todo entera. chungungos superficiales
Pero el curiosillo espera más especies ancestrales.
ver el tesoro viviente. Del yunco el nido vacío
Reserva, tres componentes: ya es parte de lo perdido
Chañaral, Choros y Damas ¡Sólo túneles inertes
son las marineras camas donde circula la muerte!
de aquel pingüino del sabio Debemos recuperar
—Humboldt, presente y resabio— las criaturas del mar:
entre otras variadas gamas. ¡De esto pende nuestra suerte!

110 111
Archipiélago de
Juan Fernández
Un santuario consagrado

Con tu increíble endemismo De la biósfera reserva,


eres meca del buceo, de tres islas te compones.
equilibrio en balanceo Lobos de mar a montones;
y en constante paroxismo. y en bravas costas conservas
La extinción no es espejismo las fardelas que tú observas.
en tu aislado ecosistema. Fuiste presidio en pasado
Toda flora y fauna es gema de patriotas condenados.
por tu mar y tierra entera; Hoy se unen la libertad
picaflor es tu bandera; con natural hermandad
fulgor rojo hay en tu lema. en santuario consagrado.

112 113
Isla Mocha
El sueño del bucanero

En pleistoceno emergida Especies concatenadas


aflora en lecho marino, dan poder a los afluentes,
fósil raudal diamantino que nutren a los yacentes
canta voces escondidas y que del monte alineadas
y así protege la vida. abastecen las jornadas
Erario de especialistas: de todos sus habitantes,
buscando la mejor vista que miran al mar constante
consiguieron: la Reserva, y cuidan viejos tesoros,
que alba fardela conserva de naufragios plenos de oro
y que el olivillo exista. de míticos navegantes.

114 115
Isla Guafo
Portal de ambición y sueño

Portal de entrada a ballenas Fardelas negras: millones:


azules —esas magníficas— más especies de pingüinos;
yendo en ruta a ser prolíficas. también dos lobos marinos,
Aguas de alimento plenas erizos, lapas, chitones…
en el Corcovado suenas ebullendo desde eones.
cual Galápagos Austral. Hoy no existe una tuición
La fría luz espectral de la sobreexplotación,
a las crías iluminan que alguien quiere sin control.
y al remo que determina ¡El lafkenche juega un rol
a la canoa ancestral. y exigimos protección!

116 117
Isla
Navarino
Reserva meridional, Tal no hay un bosque en el sur
subantárticas especies, en toda faz del planeta,
la tierra refugio precie le otorga magna jineta;
Pureza en formas vitales de manera excepcional. enamorarse es albur
Con límite más austral en este mágico tour.
hay más especies botánicas Un montón de ecosistemas;
y conexiones gondwánicas; sus aves: pintadas gemas,
los bosques en miniatura pureza en formas vitales
a lo diverso texturan y yaganes ancestrales
con amalgamas orgánicas. forman prístinas diademas.

118 119
De América en el confín, Albatros, petreles miles,
en la nada un puñado pingüinos y loberías.
de promontorios soñados (Que cuiden las pesquerías
y montes de agua sin fin; que en accidente mutiles
de oníricos seres, jardín. y evita que los exilies).
De la Antártica antesala; Más seres crepusculares;

Islas aves de mar hacen gala;


Armada con mucho tino
algas espectaculares,
que coronan su riqueza,

Diego
guarda este parque marino dan hábitat con certeza
y hermana especies con alas. a diversos insulares.

Ramírez
Confín del poeta
romántico

120 121
Glosario de términos

Actinias: organismos denominados Cirripedio: tipo de crustáceos sésiles Decápodo: tipo de crustáceo que presenta Dimorfismo: condición de las especies
comúnmente anémonas de mar. que presentan un caparazón formado por cinco pares de patas o apéndices locomo- de animales o plantas que exhiben dos
Pertenecen a la clase de los corales. Son placas calcáreas duras que se adhieren tores y un caparazón bien desarrollado. Los aspectos o formas anatómicas diferentes,
animales carnívoros que se desplazan muy a superficies rugosas, como rocas, algas, camarones, langostas, cangrejos y jaibas usualmente basados en el sexo de los
poco (semisésiles). Viven adheridos a algún cascos de embarcaciones o piel de grandes pertenecen a este grupo. individuos.
sustrato, como rocas, algas o conchas. animales, como ballenas o tortugas, y
forman mantos de individuos. A este grupo Demersal: que habita en la columna de Endémica: término referido a la distribu-
Antrópico: se refiere al efecto de la acción pertenecen los picorocos. agua cercana al fondo marino. ción de una especie o grupo de especies
originada por el ser humano sobre la biodi- que está circunscrita a un área geográfica
versidad o los ecosistemas. Cirros: apéndices o estructuras delgadas Desovar: acto de postura de huevos por limitada y que no es posible encontrar de
filamentosas que sobresalen del cuerpo de parte de las hembras de algunos animales, forma natural en ninguna otra parte del
Bentónico/a: que habita el bentos, zonas un animal, usualmente de utilidad sensorial. particularmente peces, anfibios e insectos. mundo.
donde los organismos viven o excavan el
fondo del lecho marino. Crustáceos: animales artrópodos inverte- Detritus: también llamado detritos, Fardela: tipo de ave marina pelágica
brados, con exoesqueleto articulado, que son residuos, usualmente sólidos y emparentada con el grupo de los albatros,
Biogénico: hace referencia a cualquier respiran por branquias y que habitan prin- permanentes, que provienen de la descom- petreles y golondrinas de mar. Pasan todo
material o proceso producido o inducido cipalmente ambientes marinos, aunque posición de fuentes orgánicas, las cuales se su ciclo de vida en el océano, excepto en
por organismos vivos. también en agua dulce y salobre. Algunas disgregan en partículas más pequeñas. el período de nidificación, que lo pasan en
especies, como el chanchito de tierra, islas e islotes alejados del continente.
Chitones: tipo de moluscos marinos, se encuentran también en ambientes
también llamados quitones, que se carac- terrestres.
terizan por presentar un gran pie muscular
y una concha formada por varias placas
que les permite amoldarse a superficies
irregulares.

122 123
Glosario

Gastrópodo: grupo de moluscos nume- Macroalgas: tipo de algas multicelulares, Piélago: parte del océano que se ubica Probóscide: apéndice alargado y tubular
roso, común y variado. Incluye caracoles y usualmente de tamaño visible, que se dife- en la parte superior de la columna de agua que se sitúa en la cabeza de un animal.
lapas, todos de una sola concha, además rencian de las microalgas, las cuales son de ubicada geográficamente desde la línea de Usualmente la usa como aparato bucal
de babosas de mar. Un organismo típico tamaño microscópico y unicelulares. marea baja. para la obtención de alimento.
consta de una masa de órganos encerrada
por una concha dorsal. La concha descansa Mimesis: capacidad de un organismo Pólipos: los pólipos de coral son pequeños Simbionte: organismo que tiene una rela-
sobre un pie muscular que opera por desli- de asemejarse con su entorno o con otro organismos sésiles con cuerpo blando que ción de cooperación con otro organismo
zamiento, de ahí el término “gastrópodo: organismo para obtener alguna ventaja presentan tentáculos dirigidos hacia arriba. de diferente especie. Se benefician el uno
estómago con pie”. Por otra parte, las funcional, como escapar de depredadores La base está formada por un esqueleto del otro.
babosas de mar han perdido su concha u obtener alimento. duro calcáreo que se conecta con otros
completamente. pólipos, creando una colonia que funciona Submareal: corresponde a la zona del
Octocorales: son un tipo de coral blando como un organismo individual. mar que se ubica por debajo de la línea
Gorgonias: también llamadas abanicos que se caracteriza por presentar ramifica- de marea más baja en la plataforma conti-
de mar, son animales que pertenecen al ciones de ocho tentáculos y una cavidad Poliquetos: son un tipo de gusanos nental. Se le denomina también zona
grupo de los corales. Se conforman por una gastrovascular dividida en ocho cámaras. marinos comunes y diversos presentes sublitoral.
colonia de organismos, llamados pólipos, en todos los océanos. Tienen el cuerpo
que se presentan en ramificaciones, las Ornitológico: se refiere al estudio o segmentado, y cada porción cuenta con Subtropical: se refiere a la zona templada
cuales le dan un aspecto arbolado, con una ámbito relacionado con las aves y su un par de extensiones aplanadas a ambos que se encuentra próxima a los trópicos
base fijada al sustrato. historia natural. lados, provistas de cerdas filamentosas terrestres.
rígidas.
Cleptoparasitismo: forma de alimenta- Ovas: denominación que se les da a los
ción de un organismo que consiste en el huevos que depositan en forma agrupada
robo de recursos de un animal a otro que las especies de peces, anfibios o reptiles.
los había obtenido previamente.

124 125
Bibliografía

Listado de especies
Nombre común Nombre científico Nombre común Nombre científico
Actinia Parazoanthus elongatus Huairavillo Ixobrychus involucris
Albatros de ceja negra Thalassarche melanophris Huairavo Nycticorax nycticorax
Ballena franca austral Eubalaena australis Jaiba corredora Leptograpsus variegatus
Bilagay Cheilodactylus variegatus Langostino de los canales Munida sp.
Borrachilla Scartichthys viridis Lenguado Paralichthys sp., Hippoglossina sp.
Camarón de roca Rhynchocinetes typus Lobo marino común Otaria flavescens
Cangrejo changai Allopetrolisthes punctatus Martín pescador Megaceryle torquata
Cangrejo fantasma Ocypode gaudichaudii Octocorales Octocorallia
Chungungo Lontra felina Parina grande Phoenicoparrus andinus
Cormorán imperial Leucocarbo atriceps Pato jergón grande Anas georgica
Cormorán lile Poikilocarbo gaimardi Pez volador de Isla de Pascua Cheilopogon rapanouiensis
Cormorán yeco Nannopterum brasilianus Pidén Pardirallus sanguinolentus
Delfín austral Lagenorhynchus australis Pingüino de barbijo Pygoscelis antarcticus
Delfín nariz de botella Tursiops truncatus Pingüino papúa Pygoscelis papua
Delfín oscuro Lagenorhynchus obscurus Playero ártico Calidris canutus
Elefante marino Mirounga leonina Rana chilena Calyptocephalella gayi
Erizo negro Echinometra insularis Rana de hojarasca de Oncol Eupsophus altor
Fardela negra grande Procellaria aequinoctialis Salteador polar Stercorarius maccormicki
Flamenco chileno Phoenicopterus chilensis Sietecolores Tachuris rubrigastra
Foca leopardo Hydrurga leptonyx Tiburón pintarroja Schroederichthys bivius
Garza chica Egretta thula Trile Agelasticus thilius
Gaviota dominicana Larus dominicanus Trombollito Hypsoblennius sordidus
Gaviotín monja Larosterna inca Zarapito de pico recto Limosa haemastica

126 127
Sobre los autores e ilustradoras/es
Isabel Guerrero Schiappacasse
Ronnie Reyes Arriagada Estudió Artes Visuales y Comunicación tras haber pasado algunos años por la escuela de
Biólogo marino y Doctor en Ciencias, su trabajo se enfoca en el desarrollo de diversas medicina. Su experiencia transdiciplinaria la vuelca en la ilustración y en el desarrollo de
iniciativas de comunicación social del conocimiento al alero de Explora Los Ríos y de proyectos y productos que buscan poner en valor nuestro patrimonio natural y cultural.
la Dirección de Vinculación con el Medio de la Universidad Austral de Chile. Lo anterior, En la actualidad dirige Trafun Ediciones y es una de las directoras de la ONG Alerce,
motivado por lograr mayor vinculación entre el conocimiento científico y la comunidad organización valdiviana dedicada a la educación ambiental.
en general como una herramienta para alcanzar una mejor calidad de vida. Inicialmente,
su trabajo se focalizó en la conservación de aves en sistemas insulares mediante la
ejecución de proyectos de investigación, con publicaciones en revistas de corriente Valentina Cáceres Zavala
principal, capítulos de libros e informes técnicos, en los que enfatiza la socialización de Licenciada en Artes e ilustradora de la Pontificia Universidad Católica de Chile, su labor
los resultados con las comunidades insulares asociadas a través de diversas actividades. se ha enfocado en promover la educación ambiental a través de sus ilustraciones.
Trabaja principalmente la acuarela. Realiza ilustraciones naturalistas de aves, plantas
Roberto Matamala Elorz y hongos, así como también ilustraciones infantiles de la misma temática de manera
independiente para su venta. Hace trabajos por encargo para particulares y también
Doctor en Teoría Literaria y Literatura Comparada por la Universidad Autónoma de en asociación con distintas entidades; por ejemplo, en proyectos de conservación y
Barcelona, fue, hasta 2020, profesor del Instituto de Lingüística y Literatura de la Facultad difusión con la ONG Micófilos, de la cual forma parte.
de Filosofía y Humanidades de la Universidad Austral de Chile, donde, además de sus
tareas docentes, de gestión y de extensión, desarrolló una línea de investigación relativa al
drama chileno nuevo y a la literatura regional. Dedicado desde 1970 al teatro universitario Simón Catalán Molina
e independiente y a la literatura, especialmente infantil y de temáticas científicas, ha Artista visual y educador. Ha desarrollado su trabajo en las disciplinas de la gráfica, la
recorrido desde Putre hasta Tierra del Fuego con sus obras, con las que ha obtenido ilustración y el cómic. Se ha desempeñado como educador en escuelas, universidades
diversas distinciones. Es autor de los libros Juanito Madera, Los Cuentos de Pedro Urdemales, y centros culturales facilitando talleres artísticos, realizando mediaciones y diseñando
Kallfú Chau ñi üll, CaiCai y TenTen Vilú. Elogio de la catástrofe, El Discurso dramático, Los poetas programas educativos. Ha participado en diversos proyectos y muestras de arte
dramáticos del cambio de siglo, Viajes a la belleza del espíritu. Cuatro textos dramáticos para contemporáneo. El dibujo es el eje principal de su trabajo.
la difusión de la ciencia, Clásicos sin vergüenzas, La escena temblorosa. El teatro en Valdivia
1960-1990 y La luna austral. El teatro en Valdivia 1990-2010. Actualmente impulsa, como
director académico, el diplomado en teatro “Educación y creatividad” en el Centro de
Educación Continua de la UACH y está ejecutando un nuevo proyecto de investigación
dedicado al Teatro Luna.

128 129
Listado de autores fotografías referenciales.

Este listado incluye a participantes del Concurso de Fotografía Ojo de Pez, cuyas imágenes
contribuyeron como fuente de inspiración para la creación de los textos literarios y
referencia para la elaboración de las ilustraciones. Expresamos nuestro agradecimiento
por retratar parte de la biodiversidad acuática de Chile.

Agustín Torres Born, Alejandra Fabres Contreras, Camila Medina Saavedra, Cesar Cárdenas,
Cristian Sepúlveda Cortés, David Letelier Pardo, Diana Flores Fica, Diego Bravo Gómez,
Diego Ponce Cerda, Eliseo Fica Rojas, Enrique Ziehlmann Mena, Ernesto Gutierrez Maier,
Esteban Villanueva Ortiz, Fernando Ruz Rain, Harold Gillibrand Guerra, Helmuth Villarroel
Contreras, Ivonne Esparza Flores, Javier Mardones Klein, Javiera Abarzúa Montenegro,
Jonathan Poblete, Jorge Ramírez Alvarez, José Yakasovic Queirolo, Juan Condeza Parra,
Karina Vásquez Navarrete, Marcelo Rojas González, Marcelo Marchant Urzúa, Mauricio
Altamirano Yáñez, Natashja Haddow Brown, Nicolas Escobar Herbozo, Nicolás Muñoz
Echeverría, Nicolas Provoste Díaz, Pablo Aránguiz Muñoz, Patricia Medina Andrade, Paulina
Brüning Pacheco, Pedro Aguilera Ahumada, Roberto Caballero Salazar, Rodrigo Molina
Uriarte, Rodrigo Ortega Hernández.

130
Décimas

Ronnie Reyes Arriagada - Roberto Matamala Elorz


“Hermosa combinación entre arte, ciencia y cultura para resaltar la

Marinas
diversidad de vida, geografía e historia natural de la fauna acuática
chilena. Esta original obra nos invita a explorar la naturaleza en sus
distintas formas usando como hilo conductor el agua. Se apela al
atractivo visual y enganche de la ilustración, con el rescate cultural de
las décimas como un medio para encantar y comunicar entre líneas,
contenido memorable del patrimonio natural chileno.”
Carla Christie, Magister en Comunicación de la Ciencia, autora del
libro El delfín chileno.

Autores

Ronnie Reyes Arriagada


Roberto Matamala Elorz

Ilustraciones

Décimas Marinas
Isabel Guerrero Schiappacasse
Valentina Cáceres Zavala
Simón Catalán Molina