Está en la página 1de 2

Sumalao, Valle Viejo, 21 de julio de 2021

Los trabajadores y trabajadoras del INTA Catamarca, rechazamos el


proyecto de Cesión de Tierras de INTA e instamos a la Cámara de
Diputados Nacionales a rechazarlo.
El proyecto de cesión de tierras con la excusa de urbanización, para realizar
un “polo social y educativo sin grandes inversiones edilicias para que sea un
espacio verde de paseo” (Senador Mera en entrevista a Radio Valle Viejo),
avasalla la historia, el compromiso y rol social que la Estación Experimental
Agropecuaria de INTA Catamarca ha cumplido desde su creación para el desarrollo
de la Provincia. Esto nos genera gran preocupación y profundo malestar ante la
clara intención de avanzar con todo el predio del INTA en Sumalao.

El INTA conforma una gran familia inserta en el departamento Valle Viejo desde el
año 1956, constituyéndose en una de las primeras experimentales del país. Muchos
de nosotros somos ciudadanos de este departamento y nos desempeñamos desde
hace varias generaciones en las instalaciones de la institución.

Como empleados de INTA, tenemos un patrimonio de valor incalculable que


resguardar, y que ha llevado décadas de investigación, entre ellas banco de
germoplasmas de los principales cultivos que se realizan en la Provincia (Nogal,
Vid, Olivo, Higueras, Cítricos, Almendros, Aromáticas, Pasturas, etc.). Estos
trabajos de rigor científico continuamente contribuyen al sector productivo de los 16
Departamentos de Catamarca y de otras Provincias. También contamos en el predio
con importantísimas instalaciones edilicias y laboratorios reconocidos a nivel
nacional e internacional como los Laboratorios de Aceites y Grasas, Suelo y
Protección Vegetal. Somos referentes destacados en varias líneas temáticas a nivel
nacional que trabajamos en articulación con instituciones nacionales y provinciales.

Cuando surgen estos tipos de proyectos ambiguos sin propuestas concretas para
el sector Agropecuario Agroindustrial y Agroalimentario de la provincia nos genera
zozobra. Como empleados de esta institución somos conscientes del crecimiento
de las áreas urbanas y por ello trabajamos en el desarrollo de la agricultura
periurbana y asistimos a pequeños productores. Motivo por el cual requerimos un
mayor compromiso social, institucional y político de los actores locales en estas
temáticas.

Estamos convencidos, y por ello defendemos nuestro lugar de trabajo, que la


solución a las problemáticas se co-construyen, se analizan, se debaten entre los
involucrados. Es la manera de generar cambios genuinos y no oportunidades
políticas que dañan a las instituciones y dividen a la sociedad.

En síntesis:
Rechazamos el proyecto por intempestivo, inconsulto y apresurado, que se realizó
de manera tan atípica y en un contexto de emergencia sanitaria. En medio de
nuestro desconcierto apelamos a la racionalidad y a la mesura de los legisladores
nacionales de quienes esperamos un análisis exhaustivo de las propuestas que
como en este caso, se plantean como “innovadoras, enriquecedoras y constructivas
para toda la sociedad”; según lo trascendido por los diversos medios.

Somos especialistas en innovación. ¿Cómo no vamos a participar de las


discusiones innovadoras que a nosotros nos competen, si precisamente está en
juego nuestra propia casa?

Creemos que por misión, experiencia, incumbencia y antigüedad tenemos


derecho a participar de las discusiones en las que se trata nuestro pasado, presente
y futuro, personal, profesional, social y ciudadano.

Invitamos a las autoridades involucradas y preocupadas por el desarrollo del sector


a interiorizarse de la labor que desempeña el INTA desde la EEA Catamarca, la cual
constituye un aporte, respaldo y pilar para los productores agropecuarios.

Solicitamos a las autoridades incluirnos en esta discusión con el respeto que nos
merecemos.

Trabajadoras y trabajadores de la Estación Experimental Agropecuaria INTA Catamarca

También podría gustarte