5antìllana

Å
LA EDUCACION
SUPERIOR EN
COLOMBIA
©
De los autores:
202, Jorge Yace, Calos Mario Lopra e Iván Francisco Pacheco
De esta edición:
202, Distribuidora y Editora Aguilar, Altea, Taurs, Alfaguara, S.A.
Calle 80 No. 10-23
Bogotá, Colombia
Teléfono (571) 6 35 12 0
Telefax (571) 2 36 93 82
202, Instituto Interacional de la Unesco paa la Eucación Suprior
en América Latina y el Caribe (Ielsalc/nesco)
ISBN: 958-70-022-8
Impreso en Colombia-Printed in Colombia
© Cubierta: Nacy Beatriz Crz Sánchez
Todos los derechos reserados.
Esta publicación no puede ser
reproducida, ni en too ni en pare,
ni registada en o tasmitida por
un sistema de recuperación
de inforación, en ninguna fora
ni por ningún medio, sea mecánico,
fotouímico, electrónico, magnético,
electoóptico, por fotoopia,
o cualquier oto, sin el pniso previo
por escrito de la editorial.
æ
Indice
PALABRAS DE CLAUDlO RMA. DICTOR DEL ISALC +++++++++•+ +•+++++++++++++++++++++ 9
PALABRAS PRL IIARES . . +•++++++•+++++++++••+++++•++•++•++++•++++++++++++•+ +•+++ ••++++•++••++•++++ 1 3
PRS ENTACIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 5
PARA SOÑAR EL FUTURO
EVOLUCiÓN, REALIDADES Y EXPECTATIVAS DE LA EDUCACiÓN SUPERIOR EN COLOMBIA
Por Jorge Yaree y Carlos Mario Lpera . . . . . +. . . . . . . . . . . . . . . . . . . +. . . . . . +. . . . +. . . . . . ++. . . . . +. . 1 7
RCONOCI MINTOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 9
IRODUCCIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21
DESARROLLO HISTÓRCO DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR +•++++++++•++•++ +•+++ +•+•++++ 25
1 . La universidad colonial ( 1 605- 1 826) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 25
2. La universidad republicana ( 1 826- 1 842) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27
3. Inicios de la moderidad en la universidad ( 1 842- 1 920) . . . . . . . . . . . . . 28
4. El reformismo de la moderdad en la universidad
colombiana ( 1 920- 1992) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 30
ESTRUCTURA y FUNCIONAMINTO DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR . . . . . . . . . . . . . . . . . . 35
1 . Tipología de las instituciones de educación superior +. . . . . . . . . . . . . . . . . . 37
2. Tipología institucional . . . . . +. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . +. . . . . . 38
3. Caracterización de las lS privadas y públicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ++. . . . . . +. 40
4. Normas y leyes que rigen la estctura y el funcionamento
de la educación suprior . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41
5. Organismos de coordinación de l a educación superior . . +. . . . . . . . . . . . . 41
6. Estudios de pOS grado . . . . . . . . +. +. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 46
7. Sistemas de evaluación y acreditación +. . . . . . . . . . . . . . . . . . ++. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 46
EL ACC ESO A LA EDUCACIÓN SUP ERIOR Y SU COB ERTURA DEMORFICA . . . . . 5 1
1 . Requisitos y prácticas de acceso a la educación superior . . . . . . . . . . . . 5 1
2. Acceso mediante examen de ingreso a nivel nacional
e institucional . . ++. . . .+. . . +. . +. . . . . . . ++. +. . . . . . . . . . . . . ++. . . . . . . . . . . . . . . +. . . . . . . +. . . . +. . . . +. . . 52
3. Coberura demográfca +. . . . . . . . . +. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . +. . . . . . . +. . +. . .+. . +. 54
5
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMBIA
GOBIRNO y GES TIÓN DE LA EDUCACIÓN SUPEROR................................... 65
1. Tipos de gobiero de las instituciones de educación superior . . . . . . 65
Los ACTORS PRICIAES DE LA EDUCACIÓN SUPEROR............................ 69
1. Estudiantes, características y evolución ....................................... 69
2. Personal docente y de investigación .......... ............................ ....... 79
3. Personal de apoyo ......................................................................... 84
SIS TEMAS DE APOYO A LA EDUCACIÓN SUPERIOR ...................................... 87
1. Bibliotecas ++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++ 90
2. Centros de documentación ++++.................... .......... ......................... 90
3. Editorales universitaias .............................................................. 91
4. Redes telemáticas ......................................................................... 91
5. Grado de conectividad de las lS a la Interet .............................. 91
FIANCINTO DE LA EDUCACIÓN S UPERIOR .................................. ....... 93
1. Fuentes de fnanciamento de las lS ............................................ 94
2. Asignación de recursos a las lS públicas .................... ........ ......... 96
3. Estategias de gestión y utilización de recursos fnancieros
a nivel institucional y nacional .............................. ....................... 96
4. Fondos nacionales de fnanciamento de la educación superior ... 97
5. Tarifas promedio del costo de la matícula en las instituciones
públicas y privadas de educación superior . . . . . . . . . . . +. . +. . +.. . . ...... ....... 102
6. Presupuestos paa la educación superor desde 1990 .. .......... ....... 103
LAS lS Y E MRCADO DE OFERTA Y DEMA DE EDUCACIÓN S UPERIOR... 109
1. Estategias de las l y competitividad en el mercado de ofera
y demanda educativa +. . . . +++. +. +.............. ................................ .......... 113
2. Nuevas ofers educativas nacionales e interacionales . . ++. . .++. +. .+. 116
LA ITIGACIÓN EN LA EDUCACIÓN SUPERIOR ...................................... 117
1. Investigación sobre la educación superior .................................... 118
2. Investigación científca, tecnológica y humanística
en la educación superor . . . . +. +. . . +. +. ++. . . . +. +++. . +++++. . . +++++. . +++++. +. +++++. +++++++ 121
3. Volumen de los recursos institucionales y nacionales
dedicados a la investigación +++. . . . +++. . . ++. . ++. . +. +++.+. +. ++++++. . .+++. .+. . . ++. . ++. . 121
4. Financiamiento de investigaciones en
y sobre educación superor . . . . . . . +. +..++. . .++++. . +. .+. . . . . +. . ++. ++. . .+. .+.+. .+. +. +. ++ 123
NUEVAS TECNOLOÍAS DE LA IORMACIÓN Y LA COMUNCACIÓN
EN EDUCACIÓN SUEROR .............. ......................................................... 125
1. Volumen de programas de educación virual a distncia
en la educación superor y su relación con la educación
personalzada . +. . . . . . . . . . . . +. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . . . . . . . .. . 129
6
ÍICE
2. Tipos de programas en los cuales se realiza educación virtual
según área de conocimiento y nivel académco (licenciatura,
pos grado ) ................. ................................ ....................... .............. 129
3. Estimación del volumen de estudiantes que siguen procesos
de foración a través de medios virtuales y de profesores
destinados a esta modalidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ............... .... 131
4. Metodologías y recursos utilizados en la educación virual . . . . . . . . . 131
5. Plataforas inforáticas de enseñanza y aprendizaje
utilizadas con preferencia en la educación virtual . . . . . ......... ......... 131
6. Servicios telemáticos utilizados con preferencia en la
enseñanza virtual ++++++++. +++++++++++++++++++++++++++++++++++++. ++++++. . . +.+++++++. ++++. +++ 132
7. Relación entre la educación presencial y no presencial .+. +++. ++++. +++ 132
RELACIÓN DE LA EDUCACIÓN S UPERIOR CON LA SOIDAD........................ 135
1. Relación con el resto del sistema educativo . . . . . . . . . . . . +++++++++++++++++++++ 135
2. Relación con el sistema económco ++++++++. +++.................... ..... ......... 136
3. Relación con el sistema social y cultural . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 138
GLOBALIZACIÓN, IRNACIONALlZACIÓN
y COPERACIÓN IERISTUCIONAL +••••••••••••••••+••••••••••••••+•••••••••••••••••••••• 139
1. Oferta educativa de instituciones colombianas en el extanjero +++ 143
2. Oferta educativa de instituciones extanjeras en Colombia . . . . . . . . . . 143
3. Interacionalización, reconocimiento y acreditación de títulos +++ 144
INoVACIONES y RFORS EN LA EDUCACIÓN S UPEROR ••••••••+••••••••••••••••• 145
1. Movilización de la sociedad en toro de su
educación superior . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 146
2. Políticas de calidad +++++++++++++++++e +++++++e+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++ 147
3. Estrctura del sistema ++++. +++++++++++++++++++++++++++++++. +++++e ++++++++++++++++++++++++ 153
TENDENCIAS EVOLUTVAS, PERSPECTIVAS
Y PLANES DE DESAROLLO FURO •••+••••••••+•••+•••••+••••••••••••+•+•••••••••+•+••••••• 155
NOAS +•++++++++•++++++++++++++++++++++++++++++•+++++++••++++++++++++++•+++++++++++++++•++•++++•••+++++ 159
BmLIOGRAFA ••+•+•+•+•••+•+•+•+•+•+•••••••+•+••••+•+•+•••••+•+•••+•+••••••+••••••+•••••••••••••••• 191
Axos ............................................................................................... 197
1. Directorio de instituciones a nivel nacional +++++++++++++++++++++++++++++++++ 199
2. Programas académicos de pregrado que han obtenido
acreditación voluntaria mediante resolución del Ministerio
de Educación Nacional ++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++. ++++++++++++ 225
3. Asociación de Editoriales Universitarias de Colombia (Aseuc).
Lista de centros editoriales afliados ++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++ 235
7
LA EDUCACIÓN S UPERIOR EN COLOMBIA
4. Grupos y centos de investigación sobre educación registrados
en COLCINCIAS . . . . . . . . .............. .......... .......................... ..... ........ ........ 241
5. Direcciones electónicas de los organismos citados
en el presente informe ............ ...................................................... 247
EDUCACIÓN CULPABLE, EDUCACIÓN REDENTORA
Por Iván Francisco Pacheco ++++. ++++++++++++++++++. ++++++++.+++++++++++++++++..+++.++++++++++. ++.++. +++++ 249
NaA ITRODUCTORIA . . . . . . . . .. . . . . . . . . . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . 251
EVOLUCIÓN LEGIS LATIVA DE LA EDUCACIÓN S UPERIOR EN COLOMBIA ......... 253
Vireinato y Colonia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 253
Patria Boba . . . . . . . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . .. . . . . . . . . . . .. . . . . . 254
La Gran Colombia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . .. . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 256
La República de la Nueva Granada . . .. . . . . . . . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . . . . ...... 259
La supresión de las universidades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . +. +. +. . . . +. . . . +. . . . . . . . . 263
Confederación Granadina . . . . . . . . . . . .. .. . . . . . .... . . . . .. . . . . . . ... .. . . . .. . . . . . . . ... .. .. . 264
La restauración de la universidad . . . . . . . . . . . : ..................................... 265
Reforma radical de 1870 .............................................................. 265
La Regeneración . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . . . . . . . ... . . . . .. . . .. . . . . 267
La refora educativa de los años veinte . +. +. +. . . . +. . ++. . . . +. +. . . . . . . . . . . . . . ++ 271
El Plan Básico de la Educación Superior de 1967 ....................... 281
La reforma constitucional de 1968...................... ......................... 284
La refora universitaa de 1980 .............................. ................... 288
La Ley 30 de 1992.......................................... ................ .............. 294
Autonoma universitaria ... . . . . . . . . . . . . .... . . .. . . . . . . . . . .. . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 297
Tipología de instituciones . +. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .............................. 299
Educación a distancia y educación noctura . . . . . . . . . . . . . . . .. . . .. . . . .. .. . . . . 301
Programas académicos . . . . .. . .. . . . . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . .. . . .. . . . .. . . .. . . . . .. .... . 302
El Consejo Nacional de Educación Superior ( CES U)
y la Comisión Consultiva de Instituciones
de Educación Superior .+. . +. +. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . . . ... . . . . . . . . . . . . . . . 304
Inspección y vigilancia .. . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . ... . . . . . . . . .. . . . .... ........... .. ......... 307
Acreditación ++. ++++++++. ++. . . . . +... . +. +. . +.. . .. .+++. . +. +. . +. +. . . . +. . . . .. . +. . . .+. . .+. +. . +. . . .+ 308
NaAS +++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++ 311
B
IBLIOG
R
+++. . +.. +. . . . +. . . . . +. . . . . ... . . .. +++.+. +. ++. . . ++. . . . . . ++. . . . . . +. . +. +. . . +. . . . . +. ... +. .++ 317
8
C
on el propósito de contribuir al conocimento de la educación superior
en la región de América Latina y el Caribe, el ISAC ha puesto en mar­
cha un Programa de Estudios Nacionales sobre la evolución, situación actual
y perspectivas de la educación superior en todos los países de América Latina
y del Caibe, los cuales están siendo elaborados en este momento con diver­
sos grados de avance según las fechas en que feran iniciados.
Dichos estudios se realizan con mras a un estudio comparativo integral
sobre la evolución, situación y perspectivas de la educación superior en la
región que, con posterioridad, se llevaá a cabo bajo la supervisión y coordi­
nación del Instituto.
Este libro contiene dos documentos especialmente preparados que se in­
sertan en el Programa del Observatorio de la Educación Superior de la re­
gión, y que esperan constituir incentivos para promover un fuerte debate que
enfoque la problemática del sector en el marco del nuevo contexto de la glo­
balización y los cambios tecnológicos y sociales que prefguran la conforma­
ción de una sociedad del conocimento.
El trabajo de Jorge Yarce sobre el estado de la educación superior en
Colombia, como el de Iván Pacheco sobre la evolución legislativa y sus ten­
dencias, constituyen en este sentido importantes insumos para la discusión y
puesta al día de los enfoques, las políticas y las prácticas en el sector.
Estamos al fn de un ciclo de la educación superior marcado por la mul­
tiplicación y diferenciación de las instituciones, la creciente participación del
sector privado, la ampliación y diversificación del cuerpo docente y el au­
mento del número y variedad de los graduados. Sin embargo, los niveles de
cobertura son aún extremadamente bajos en compaación a aquellos de los
países en los cuales se está conformando la nueva sociedad de la informa­
ción; la calidad de nuestra educación da mucho que desear y no existen en
todas partes los mecanismos de evaluación necesarios; la pertinencia es tam-
9
LA EDUCACIÓN S UPERIOR EN COLOMBIA
bién un área compleja: la migración profesional sigue aumentando y los de­
mandantes de profesionales manifestan críticas a la calidad de los egresados;
la equidad en el acceso, sobre todo en el sector público, claramente indica la
existencia de amplios sectores populaes que no acceden a ella; fnalmente,
asistimos a la continua reducción de los presupuestos públicos así como a
bajos niveles de producto bruto destinados a la educación en nuestras socie­
dades.
La educación superior es hoy una de las variables más importantes del
desarollo. En el proceso de globalización y de búsqueda de la equidad, el rol
de las instituciones terciarias y de nuestras universidades adquiere una pre­
ponderancia dominante, en tanto que sólo el conocimiento es la fuente perdu­
rable del desar ollo. La comprensión de estas instituciones y la construcción
de nuevas políticas de educación y tecnología es, entonces, la variable cental
del desar ollo donde deberían estar puestas las energías de nuestras socie­
dades.
Tomando en cuenta los antecedentes mencionados, se realizó un semina­
rio' para conocer el estado de avance de los estudios nacionales sobre la edu­
cación superor, actualmente en proceso de ejecución en varios países de la
región, así como para determinar las difcultades encontradas en diversos as­
pectos de la realización de dichos estudios y emitir sugerencias que permitan
superarlas, taea que sólo es posible una vez se han identifcado los proble­
mas, las tendencias y perspectivas de desarollo que se perflan en los diver­
sos países, a partir de lo realizado hasta el presente. El objeto de este diagnós­
tico es senta las bases para la discusión de las difcultades que existen en
materia de información estadística, sin la cual es imposible fundamenta con
objetividad los estudios y cimentar la confrontación comparativa de las fuen­
tes informativas.
El propósito de dicho seminario ha sido, pues, el de intercambiar ideas
sobre un posible esquema y estategia para la elaboración de un estudio com-
¯ Atendiendo a la convocatoria del JC y del ÜA. el seminario se llevó a cabo en
Caragena de Indias (Colombia), los días 18 y 19 de abril del 202, y contó con la paticipación
de especialistas de once países de los catorce de América Latina en los cuales se están realiza­
do infores nacionales sobre la educación superior.
La fnalidad de este seminario fe analiza y evaluar el estado de avance de los infores
nacionales y señala lineamientos paa el tabajo futuro. El Programa de Informes Nacionales
se insera en el programa del Obseratorio de la Educación Superior de América Latina y el
Caribe, que implementa el ISAC y que incluye también infores temáticos y subregionales,
así como dento de las actividades de seguimiento de la Conferencia Mundial de Educación
Superior (CMS) y de la Reunión Interacional de Evaluación CMS ¬ 5, que tendrá lugar en la
sede de la UCO en París, en junio de 203.
10
P
ALABRAS DE
C
LAUDIO
R
A
parativo regional, que se efectuaía posteriorente a parir de los resultados
de los informes nacionales, y conocer sugerencias en materia de mejoramen­
to de la información estadística con la perspectiva de alcanzar un buen grado
de comparabilidad interacional, condición necesaria paa concretar un estu­
dio comparativo regional sobre la base de los diagnósticos nacionales, sin
emitir juicios valorativos.
C
LAUDIO R
Director Instituto Interacional de la UNESCO par la Educación
Superior en América Ltina y el Caribe
11
Palabras preliminares
E
s muy necesaio para un sistema de educación superior el conocimiento
propio de sus procesos, protagonistas, debilidades y posibilidades de de­
sar ollo, confone las tendencias de la última década y la confontación esta­
dística.
É
sta ha sido la principal motivación que ha llevado al Instituto Co­
lombiano paa el Fomento de la Educación Superior ( ICFS) a promover este
estdio, el per terinado pr u país de Aérica Lata y el Cab atendien­
do la invitción cursada por IA en el segundo semeste del ao 20 1 .
El esquema del trabajo originalmente fe consultado con todos aquellos
investigadores, gremios y asociaciones nacionales directamente relacionados
con el desar ollo de nuesta educación superior. Ellos feron convocados a
paricipar en una reunión de análisis del borador que, fnalmente, fue enri­
quecido con los apores de más de una veintena de investigadores en educa­
ción superior del continente reunidos por ISAC y por el ICFS en la ciudad
colombiana de Cartagena de Indias en abril de 202.
Los investigadores Jorge Yarce y Calos Mario Lopera
P
., quienes han
venido participando como analistas de las diferentes acciones del Estado y de
las instituciones de educación superior, además de realizar una compilación
objetiva y necesaria donde el análisis se fundamenta en infonación estadís­
tica lo más actualizada posible, con este estudio han logrado trazar una pano­
rámica tansversal de las áreas neurálgicas del sistema educativo colombiano
con el objeto de poner en evidencia los lineamientos sobre los que debe edi­
fcase una educación superior de calidad.
La recolección de datos y la actualización estadística en educación supe­
rior es uno de los aspectos más determnantes para que gobieros y socieda­
des tomen decisiones oportunas en esta materia. Si bien la presente obra lo­
gra, en algunos casos, incluir datos de 202, en otos apenas llega a cifras
consolidadas en el año 200 . Sin embargo, compaado con el resto del conti­
nente, podríamos afnar que el desar ollo del Sistema Nacional de Infona-
1 3
LA EDUCACiÓN SUPERIOR EN COLOMBIA
ción de la Educación Superior en Colombia (SNS) es actualizado, pues la­
mentablemente otos países cuentan con notorios retrasos en la recolección
de datos. No obstante, la comunidad académica colombiana demanda mayor
agilidad en la estructura de recolección y pertinencia de la inforación, as­
pecto que espera ser mejorado con el rediseño del SNIS, que desde el ICFES se
viene impulsado y que espera enta en funcionamiento el próximo año.
Más allá de los logros señalados, también se muestra claamente que en
Colombia existen problemas de baja cobertura en educación superior, preo­
cupantes atasos en el desar ollo investigativo, poca paricipación del sistema
público en la matrícula total, incipiente desarollo de programas de doctorado
y eróneas interpretaciones de los alcances de la autonomía universitaria. No
obstante, y con la consideración especial de que el momento histórico en que
se escribió, corigió, presentó e imprimó este infore nacional corespondió
a un cambio de gobiero, se puede afma con confanza que las políticas
nacionales en educación superior han venido ajustándose en la última década
a criterios técnicos que tascienden las consideraciones políticas, por lo que
el país puede señala con altos niveles de certeza que está construyendo un
proyecto de educación superior de calidad en el mediano plazo.
14
PATRICIA AS MAR AR
Directora general del ICFS
Presentación
A
mediados de 201 visitó Colombia el director de ISALC, doctor Clau­
dio Rama, y nos propuso la elaboración de un infore que contibuyera
a la consolidación de los estudios sobre la educación superior en América
Latina, a modo de observatorio del sector. Acogimos con entusiasmoJa idea,
por su bondad misma y porque coincidía con lo que hemos creído que es
msión del lCF: serir de obseratorio de la educación superior en Colom­
bia.
Paa cumplir con el objetivo contábamos con el Sistema Nacional de
Información de la Educación Superior (SNs), al que hemos dado un ferte
impulso en el período 1998-202, sometiéndolo a un rediseño que lo hiciera
má efciente. Este sistema elabora las estdísticas ofciales sobre la educa­
ción superior en Colombia, prestndo así un sericio indispensable a la co­
munidad educativa y a la sociedad entera, sobre la base de que son las institu­
ciones de educación superior las que alimentan el sistema, y su actalización
depende de ellas. Podemos decir que a la fecha el SN brinda estadísticas
confables y sistematizadas.
ISAC fjó el esquema de trabajo para la elaboración de los infores
nacionales. El lCFS encomendó el trabajo de preparación del informe a un
equipo del Instituto Latinoamericano de Liderazgo dirigido por el doctor
Jorge Yarce, quien en los últimos años ha vivido muy de cerca todos los
procesos relacionados con la educación superior. Y desde ese mismo mo­
mento solicitamos a todos los organismos relacionados con el sector, of­
ciales y privados, su colaboración con el equipo encargado del estudio. Hubo
una respuesta positiva y efectiva, que agradecemos sinceramente. Su aporte
ha sido imporantísimo para llevar adelante el proyecto. A pesar del corto
tiempo disponible para su elaboración, según el cronograma señalado por
ISALC, dispusimos en enero de 202 del primer borrador y en los meses
sucesivos de nuevos borradores, el último de los cuales fue sometido al
15
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMBIA
análisis de un grupo de expertos del país antes de la redacción fnal, que
sería llevada a Cartagena.
Nuestra esperanza es que esta contibución, como la de los otos países,
se convierta en algo periódico y sistemático, que sirva para disponer de una
base común de estadísticas y análisis de la educación superior en América
Latina, como existe en otros sectores.
16
PATCIA MARTEZ BARROS
Ex director generl del /eFEs
M
PARA SONAR El fUTU RO
LvO|uCiÓO, |Oa|iOaOOsy OxOOClallvas
OO|aOOuCaCiÓOsuOO|iO| OOLO|OnOia
|1992-2002ì
JOlQ6YBlC6 N.
LBlÌOS NBlÌO LOO6lB
Reconocimientos
E
ste infone sobre L educación superior en Colombia -ue abaca el
período comprendido entre 1991 y 201-fe prepaado por un equipo
del Instituto Latinoamericano de Liderazgo, bajo la dirección de Jorge Yace
y la coordinación de Calos Mario Lopera, y contó con el auspicio del Institu­
to Colombiano paa el Fomento de la Educación Superior, ICF. Ante todo,
agradecemos de manera muy destacada a su directora general, Paticia Matí­
nez Barrios, quien impulsó desde el comienzo el proyecto, lo secundó cons­
tantemente, aportó su experiencia en múltiples aspectos y lo vio llega a feliz
térino al concluir su período (1998-202) como directora del ICF.
Colaboraon con el equipo de investigación y redacción de modo muy
especial Caren Luz Pretelt, asesora de la Dirección General del ICFS. Y del
mismo Instituto: María Patricia Asma, subdirectora de Fomento y Desar o­
llo de la Educación Superior, Magdalena Mantilla, subdirectora de Asegura­
miento de la Calidad, y Lilia Eugenia Ortiz, subdirectora de Monitoreo y
Vigilancia. Del Sistema Nacional de Infonación de la Educación Superior
(SN), particulaente merecen mención dos personas muy relacionadas con
su fncionamiento: Francisco Reyes, asesor de la Dirección General, y Darío
Clavijo, de la División de Estadística. Igualmente paiciparon vaios orga­
nismos y entidades relacionados con la educación superior: ICETX, COLCI­
CIS, FODESEP, Comisión Nacional de Acreditación, Comisión Nacional de
Maestrías y Doctorados, y Consejo Nacional de Educación Superior. Quere­
mos tmbién agradecer a Diana Soto Arango de la Universidad Pedagógica y
Tecnológica de Colombia, quien se hizo cargo del capítulo "Historia de la
educación superior en Colombia", y a entidades gremiales como ASCU (Aso­
ciación Colombiana de Universidades, ACI (Asociación Colombiana de Ins­
tituciones Universitarias Privadas), ente otras. A
to
dos ellos, y a quienes in­
voluntiamente hayamos dejado de mencionar, nuesto reconocimiento y
gratitud.
19
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMBIA
A Claudio Rama, director del Instituto Interacional para la Educación
Superior en América Latina y el Caribe (ISALC-UNSCO) nuestras felicitacio­
nes por la idea de poner en marcha el Observatorio de la Educación Superior
en América Latina, respecto al cual este estudio constituye una contribución
de Colombia, y por haber aceptado a este país como sede de la reunión de
expertos paa el análisis de los avances de los estudios de las diferentes na­
ciones, evento que tuvo luga ente el 1 8 y el 20 de abril de 2002 en Cartagena
de Indias y que contó con el auspicio del ICFES.
20
Introducción
E
n agosto de 201 la directora general del ICFS, Patcia Martínez Ba­
rrios, confó al Instituto Latinoamericano de Liderazgo (IL) la prepara­
ción del infone sobre L educación superior que Colombia debía presenta
a ISAC-USCO como contibución al Observatorio de la Educación Superior
en América Latna. Aceptamos el encargo como un desafío atayente a pesa
de las difcultdes, sobre todo el escaso tiempo disponible paa cubri todos
los aspectos del esquema indicado por ISAC. Pero creíamos en la idea y en
que valía la pena acometer un estudio de este tipo porque podría llega a ser
un buen precedente para disponer periódicamente de estadísticas confables y
de un estado del arte del sector, lo que faciltaría la consulta a los interesados
en el tema.
Nos pusimos a la tarea, con la colaboración de Carlos Mario Lopera Pa­
lacio como coordinador del equipo redactor, cuyo papel ha sido de gran im­
porancia para los resultados alcanzados. Seguimos en la fona más rigurosa
posible el esquema común de ISAC paa facilitar el posible tabajo compaa­
tivo ente los países, salvo en algunos puntos en los que encontramos que la
nonatividad o la experencia del sector no nos hacía posible seguir al pie de
la leta el esquema. Fue vital paa nuestro trabajo el apoyo inmediato de los
fncionaos del ICFS y de las entidades y organismos del sector a los que
pedimos colaboración. Nos encontramos con algunas versiones estadísticas
que ofrecían diferencias, en algunos casos debido a que se trataba de proyec­
ciones y no de estadísticas reales. En cualquier caso, dimos prevalencia a las
ofecidas por el Sistema Nacional de Infonación de la Educación Superior
(SNS).
El presente infone recoge los principales desarrollos de la educación
superior colombiana en la última década -omo lo solicitó ISAC-, espe­
cialmente a partir de la Ley 30 de 1992, que es el punto de patida de la
revolución educativa de este período. Colombia ha logrado avances signif-
21
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMIA
cativos en organización del setor, en cubrimento y calidad de la educación
superior, en efciencia de los organismos y entidades del sector y de las insti­
tuciones de educación superior, por citar apenas unos aspectos básicos. Pero,
igualmente, subsisten desafíos muy grandes, no satisfechos adecuadamente,
como, por ejemplo, todo lo relativo a la fnanciación de la educación superor
pública y privada, la falta de cupos para los cientos de mles de estudiantes
que se quedan por fuera del sistema, la falta de crédito para la ofera y la
demanda, la confusión existente en la tipología de las instituciones y otros
más. Dicho de otro modo, este infore refeja los avances en el sector, sus
fortlezas, pero también sus debilidades y los corespondientes desafíos que
ellas conllevan. Los progresos alcanzados en la década son alentadores y
macan la posibilidad de un futuro sostenible en campos como la calidad, la
acreditación, el monitoreo y vigilancia, la formación de los docentes o la
intemacionalización de la educación superior.
El inorme relata los principales acontecimentos ourdos en el setor
durate la década, sin quedarse en una simple relación de los msmos. La lim­
tación de espacio, lógica en un doumento de este tip, nos obliga a la síntesis,
en la que puede habr algunas omisiones involuntas. Además, hay capítlos
que, por su imporcia, ha oupado más atención y espacio. Otos, como el
relativo a los desar ollos de la tecnología inforática y de telecomunicaciones,
en los que la inforación dspnble es escasa o est dispra y en tomo a los
cuales no se cuenta con sufcientes estadstcas. Per hemos puesto todo el es­
fero posible en no deja vacíos en los temas más determinantes del infore.
No sobra advertir que la responsabilidad del contenido de este doumen­
to compete exclusivamente al equipo redactor del msmo. Lo ofecemos a la
discusión de la comundad académica y de todos los actores sociales de la
educación superior como un punto de partida paa un debate que nos prmita
avaza no sólo en la conciencia de los problemas y en los diagósticos, sino
en las soluciones viables, soporadas en la oporuna voluntad política que
apoye los cambios. Creemos que hay madurez y responsabilidad en los prn­
cipales actores del sistema de la educación superior y que se ha progresado en
el clima de diálogo y conceración. Hay que avanza hacia las reforas de la
Ley 30 de 1992 y hacia la búsqueda de una ley maco de la msma que no esté
sujeta a los continuos cambios circunstanciales. En la pare fnal del infore
se resumen los puntos que consideramos básicos paa el inediato futuro en
los escenaos de la educación suprior colombiana, no desligada de nnguna
manera de su suere en los demás países de Latinoamérica.
JORGEYACE
Presidente del Instituto Ltinoamericano de Liderazgo (la)
Director del infore para IESAC-UNESCO
22
Nombre
Extensión terestre
Población
Moneda
Cambio a dólar
Capital
Religión mayoritaria
Idioma
Crecimento Pf
Desempleo
Infación
Fora de gobiero
Jefe de Estado
Constitución vigente
LeIembia
Aspectos descriptivos del país
República de Colombia
1. 141. 748 k2
38 millones de habitantes
Peso colombiano
2. 500 pesos por dólar Uulio de 2002)
Bogotá
Catolicismo
Español
1,6 (en 2001)
18%
7,5%
República unitaria presidencialista, con dos cá­
maras legislativas y elecciones generales cada
cuatro años
Andrés Pastana Arango (1998-2002)
Á
lvaro Uribe Vélez (2002-2006)
4 de julio de 1991
23
Desarrollo histórico
de la educación superiorl
E
sta síntesis da una visión de la evolución de la educación superor co­
lombiana en cuato etpas, tomando como base las reformas educativas
y políticas que marcaon pautas importantes en su desarollo, especialmente
referdo a la universidad (sobre todo en las tes primeras etapas).
1. La universidad colonial (1605-1826)
En la Colonia se destacan dos períodos: el de formación (1580-1736) y
el ilustado (1736-1826).
En 1580 se inician los estudios superores y en 1736 ingresa el movi­
miento ilustrado en el Vireinato de la Nueva Granada con la Expedición
Geodésica. Sin embargo, la enseñanza ilustrada en la universidad santafereña
se da propiamente a partir de 1757. El segundo período empieza en 1826,
cuado se estructura la universidad republicana2•
En la Real Audiencia, en 1550, se hallan los antecedentes de las funda­
ciones universitarias Las universidades eran las únicas que podían otorgar
grados. La primera universidad que se organizó fue la de Santo Tomás en
Santa Fe de Bogotá (1580) bajo la dirección de la comunidad de Santo Domn­
go. Los jesuitas organizaron la Universidad Javeriana (1623) y los agustinos
calzados fundaon la Universidad de San Nicolás de Mira (1703). Cada una
de estas universidades administró, a su vez, un colegio. Dentro de los colegios
mayores se destaca el de Nuestra Señora del Rosario (1645), creado en la
administración del arzobispo-virrey Caballero y GÓngora. Entre las universi­
dades que se organizaron fuera de la capital y que funcionaron en el período
colonial, está el Colegio-Universidad de San Pedro Apóstol (1806), localiza­
do en la Villa de Mompox, administrado por el Cabildo Civil.
La universidad colonial se orientó a forar a la elite criolla y española.
Se dio primacía a la formación de abogados y sacerdotes. El clero administra-
25
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMBIA
ba las universidades aplicando el método de la flosofía escolástica. Las uni­
versidades Santo Tomás y Javeriana otorgaban grados a civiles que recibían
los estudios en los colegios mayores del Rosario y San Bartolomé, respecti­
vamente. El estudio se basaba en la clásica división de trivium y cuadrivium3•
Sólo a comienzos del siglo XIX se restituyó la enseñanza de la Medicina en el
Colegio Mayor del Rosario. Los niveles de enseñanza eran: Primeras Letras
y Gramática. Los estudios superiores se concebían a parir del grado de ba­
chiller en artes o flosofía (tres años). Este título era indispensable para acce­
der a los estudios de bachiller en cánones y leyes (tres años) y al de doctor
(dos o tres años).
Con la Ilustración (siglo xvr) se presentaron grandes transforaciones.
Desde 1767, el sector civil buscó, a través del fscal Moreno y Escandón, la
primera universidad pública para el Virreinato. Con esta universidad el Esta­
do, por primera vez, tendría el control sobre la educación superior en la admi­
nistación y supervisión de los estudios que se impartieran. La propuesta de
Moreno se aplicó durante cinco años (1774-1779). Los contenidos y el méto­
do escolástico se reformaon con el nuevo Plan de Estudios. Sin embago, la
comunidad de los dominicos ganó est disputa y logró conseguir el monopo­
lio educativo en la capital por ser la única institución que otorgaba grados a
los civiles, regresando de este modo al método escolástico.
Conviene citar las Constituciones y el Plan de Estudios que elaboró el
ilustrado criollo Eloy Valenzuela para el Colegio-Universidad de San Pedro
Apóstol en la villa de Mompox. Se considera que estos documentos, inspira­
dos en el pensamiento ilustado, junto con el Plan de Moreno, son el inicio de
la moderidad en la universidad. También ejerció infuencia el grpo de la
Expedición Botánica liderada por el gaditano José Celestino Mutis, quien
asesoró a la elite criolla neogranadina y a los vireyes, y se enfentó con los
domnicos al tratar de introducir en el Colegio Mayor del Rosao las ideas de
Copérico y Newton.
Los estudios para la formación de abogados y sacerdotes continuaron
dentro del método escolástico con la variante que se dio en la formación de
los médicos gracias a las propuestas que para la enseñanza de esta disciplina
hicieron Mutis y el padre Isla a comienzos del siglo XIX y a la transformación
de la concepción de universidad que señaló la propuesta de Valenzuela apli­
cada a Mompox. La universidad colonial no logró institucionalizar la univer­
sidad pública ni las reformas ilustradas, pero sí alcanzó, con profesores ilus­
trados, junto con la Expedición Botánica y las tertulias, una nueva mentalidad
sobre la necesidad de los estudios "útiles y prácticos", lo cual repercutió en la
elite criolla neogranadina en el proceso de Independencia4• En la América
colonial éste fue el único virreinato que logró aprobación local, por la Junta
26
PA SOÑAR EL FRO
de Temporalidades, para la aplicación de una refora ilustrada y con ésta el
control del Estado en los estudios superiores y la dirección del sector civiP.
A comienzos del siglo X había tes universidades con derecho a otorga
grados al sector civil: Santo Tomás (Santa Fe), San Pedro Apóstol (Mompox)
y Mira (Santa Fe), que lo realizaba paa los clérigos de su orden. La pobla­
ción estudiantil hacia 1 81 0 era aproximadamente de doscients personas
6

Los catedráticos ingresaban bajo rigurosas oposiciones, a partir de la refora
de Moreno. La cátedra se convirtió en medio paa que la elte criolla accedie­
ra a los cargos de la administación vireinal. La fnanciación era privada, y
los aportes provenía sobre todo de comunidades y donaciones. La adminis­
tación la hacía la comunidad (Santo Tomás y Mira), el Cabildo Civil (Mom­
pox) o se realizaba por medio de estatutos autónomos (El Rosaio y San Bar­
tolomé después de 1 767).
2. La unversidad republicana (1826-1842)
El modelo borbónico de Calos III, de control de la universidad por parte
del Estdo, continuó bajo el modelo napoleónco con la refora de Santander
( 1 826) con los objetivos de forma "buenos" ciudadanos y construir la nueva
nación. Con la Independencia, la elite organizó el nuevo Estado y, adscrita a
la corriente de la Ilustación, fjó como objetivo fndamental impulsar una
educación donde las "ciencias útiles" macaan la pauta dentro de la concep­
ción de la "educación pública y ofcial". No obstante, la universidad investi­
gativa no entró al territorio colombiano.
El modelo napoleónico se cristaizó a pair de la concepción del general
Fracisco de Paula Satder, refejada en el Decreto del 1 8 de mao de 1 826,
que disponía el establecimiento de universidades centaes del Estado colom­
biano en Caacas, Bogotá y Quito. También ordenaba la creación de universi­
dades seccionales. Las universidades se organizaon en las facultades de Fi­
losofía, Medicina, Teología, Ciencias Naturaes y Jurisprdencia7•
La universidad se vio infuida por la contoverida vida política, a tal
punto que la anhelada enseñanza de las "ciencias útiles" se desar olló en for­
ma paalela a la universidad. Es el caso de la msión cientfca de Zea, que
vio a cristaliza la primera academa de las ciencia en lo que paa algunos
fe la continuación académica de la Expedición Botánica.
Este período no logró cambios signifcativos en la enseñanza colonial.
Los estdios de Derecho, Teología y Medicina continuaba siendo básicos
paa la nueva generación. Se centraron en tes años de colegio, tres de bachi­
lerato, de cinco a seis paa una car era profesional y dos de doctorado, el cual
era obligatorio paa ejercer la profesión8• La "universidad santanderina" re­
presentó el contol del Estdo con los intentos de un curulo modero den­
to de cier liberd de cátedra paa los profesores de Literatura y Ciencias
27
LA EDUCACIÓN SUEROR EN COLOMIA
Naturales, y trminó con el monoplio de las comunidades rligiosa. Se pr­
Itieron colegios-semarios con contol curicula ejercido por el Estado. Est
etpa se ciera al trma la presidencia de Satander, en 1 837. En esa fecha
había 3.01 2 estudiantes locaizados en las tes universidades, veinte colegios
públcos paa vaones y seis casa de educación. El mayor número de cursos s
concentaba en Lenguas; le seguían los de Filosofía, Leyes y Teología.
3. Icios de la moerdad en la univeridad (182-1920)
Un cambio fndamental se realiza con el presidente Pedro Alcánta
Herrán ( 1 841 - 1 845), en 1 841 , quien encaga a su secretio del Interior, Ma­
riano Ospina Rodríguez, la tarea de reforma la universidad. Así se gesta la
refora de Ospina Rodríguez que da luga a un nuevo concepto de universi­
dad9 ( 1 842), fnanciada por el Estado.
Este período se caracteriza por las luchas paridistas que introdujeron
grandes cambios en la universidad, sometida a los gobieros de tumo. Fue así
como de vio bajo el control del Estado y la dirección del sector civil y debió
someterse a un bajo presupuesto, a los debates de la moral laica opuesta al
contol de la Iglesia, a los de la enseñanza de Bentham y a la rígida disciplina
necesaia para contolar la institución.
Buscó prncipalmente orenta la educación hacia "lo práctico y lo útil"
con la inclusión de la enseñanza de las Ciencias Naturales. Se ordenó paa
cada universidad una Facultad de Ciencias y Matemáticas (lo prioritaio era
fora en "asuntos industiales y ciencias útiles"). Hubo apoyo paa impair
esta foración en los antiguos colegios sataderinos, pr la iniciativa facasó
por falta de dinero. Se impulsó una severa disciplina. La educación estuvo
controlada por el Estado, pero infuenciada por el clero. El modelo napoleó­
nico continuó con el centalismo de la Junta de Instucción del Gobiero.
Otos aspectos de dicha refora feron: exigencia de un examen de peba
para el ingeso, fn de las oposiciones paa el cargo de profesor universitario
(cuyos nombraIientos quedaon centralizados con la nueva medida), aunque
se atavesó una crisis por falta de profesores. Los títlos que se otorgaban
eran los de bachiller, licenciado y doctor.
Con José Hilarlo López ( 1 849- 1 853) predoInó el laicismo. Con la Re­
solución del 1 9 de agosto de 1 853 se eliIinó el requisito del títlo profesio­
nal paa ejercer una profesión liberal, excepto la Faacia. Y con la Ley del
1 5 de mayo de 1 850 las universidades se convirtieron en colegios nacionales
y se consideró al Ejército una institución inútil y la Ingeniería muy costosa.
Se eliInó la Escuela Militar creada por Tomás Cipriano de Mosquera ( 1 845-
1 849, 1 861 - 1 864, 1 866- 1 867).
Nuevamente el cambio político dio un viraje a la universidad, y el Con­
greso Nacional aprobó la refora universitaia de José María Samper en 1 867.
28
PAR SOÑA EL FO
Es la época en que el positivismo entró en el ambiente educativo y las in­
fuencias francesas e inglesas se pusieron de moda. Se creó la Universidad
Nacional de los Estados Unidos de Colombia en 1 867 con el criterio de ofe­
cer educación gratuita paa hacerla más democrática.
Se rescata la educación técnica impulsada por Ospina y el currículo
se centra en las facultades de Derecho, Medicina, Ciencias Naturales, Inge­
niería, Ates y Ofcios, Literatura y Filosofía. A la Universidad quedaron ads­
crts la Biblioteca Nacional, el Obseratorio Astronómico, el museo de la
Escuela de Ciencias Naturales, el laboratorio químico y los hospitles de la
Caridad y el Militar. También se vinculó el Colegio de San Batolomé. Carac­
terizó a la universidad la dependencia respecto del gobiero, que determinó
los reglamentos, el currículo y el nombramiento de profesores y fncionarios
en la primera etapa. Posteriormente sólo se requeriría de la ratifcación presi­
dencial.
En 1 870 se dio una refora educativa, resultado de una fuerte polémica
con el clero, especialmente en lo referente a la educación primaria. Se retomó
el principio del contol del Estado sobre la educación con reforas como la
de la educación primaria gratuita y obligatoria. La universidad entó a depen­
der de la Secretaría General del Interior y Relaciones Exteriores. El contol se
manifestó tmbién en la obligatoriedad de textos como los de Tracy y Ben­
tham. Por entonces la universidad contaba con un total de 356 estudiantes.
Los ajustes continuaron en 1 872 con reforas en el plan de estudios.
Con Aquileo Para ( 1 876- 1 878) se decidió que el Ejecutivo nombrara al rec­
tor pero los profesores y fncionarios quedaran bajo la autonoma del Gran
Consejo 1 0. La universidad, en 1 868, inició clases con 31 5 estudiates (228 en
Filosofa, seguida de Ciencias Naturales con 35). En 1 876 había 435 alumnos
y 51 catedráticos. Para 1 877 había 5. 509 alumnos formados la mayoría en
Medicina, seguidos de Jurisprudencia e Ingeniería. La mujer aún no tenía
ingreso a la universidad, aunque en 1 872 se fndó la primera Escuela Normal
Femenina.
En los períodos descritos, con cada cambio de gobiero se dieron refor­
mas en la universidad. Rafael Núñez ( 1 880- 1 882, 1 884- 1 888, 1 892- 1 894)
restableció la relación Iglesia-Estdo, aprobó la Reforma Constitucional de
1 886 y el Concordato en 1 887. Una nueva concepción de universidad entó
en vigencia. Núñez y Miguel Antonio Cao ( 1 892- 1 898), presidentes de core
centralista de fn de siglo, señalaon que la inestabilidad política era conse­
cuencia de los gobieros radicales, federalistas. Nuevamente el Presidente se
hzo cargo del nombramiento de rector, profesores y funcionarios mediante el
estudio de una tema propuesta por el Consejo Académico. El siglo terminó
con el Plan Zerda ( 1 892), que continuó con el contol estatal de la universi­
dad y prvilegió la educación profesional.
29
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
A comienzos del siglo x la universidad tató de realizar cambios en su
concepción con la paicipación activa de los estudiantes. La Guera de los
Mil Días obligó al ciere de la Universidad Nacional de Colombia hasta 1 93.
En ese año reinició labores con la Ley 39, que tuvo como objetivo que "la
instucción universitaa fese profunda, severa y práctica". En 1904 (Decre­
to 491 ) se empieza a poner en práctica la autonoma universitaia a tavés del
fncionamiento de las facultades (A. 1 56).
Una universidad "científca, modera, experimental, actual y evolutiva"
planteó el general Rafael Uribe Urbe al Congreso de la República en 1909.
É
l mismo reforó la Universidad Nacional en agosto de 1 91 1 , dándole auto­
nomía a esta institución.
4. El rformo de la moderdad en la unveridad colombiana
(1920-1992)
4. 1 . Ls prpuestas estudiantiles de refora
El Manifesto de Córdoba de 1 91 8 incitó el discurso de los estdiantes
colombianos en aas de la reorganización del sistema. La pérdida de Panamá,
la crisis fscal y económica, el proeso de industrialización y urbaización, la
producción y comercialización del café, la masacre de tabaadores al seri­
cio de extanjeros en la región bananera, la apaición de movimientos socia­
les y políticos, contibuyeron a determina el nuevo ambiente. La educación
primaria y secundaria constituyeron la prioridad y la universidad fe requer­
da para la formación técnica. El país tenía más de cuato millones de habitan­
tes, ocho universidades públicas y tes privadas, concentadas ests últimas
en Bogotá. En este contexto se organizó el movimiento estudiantil! ! , ligado al
movimiento latinoamericao.
Con el movimiento estudiantil colombiano ( 1 920 a 1924) hubo tece con­
fictos representativos. La declaación del n Congreso Nacional de Estudian­
tes, en 1 924, señaló que "son los estudiantes quienes deben lleva a cabo la
reforma universitaria y ellos tienen el derecho de proclamar los nuevos rm­
bos que deban orientr las actividades de cada facultad, y la obligación de
ponerlos en práctica". Los planteamientos del Movimiento de Córdoba se
cristalizaron en el gobiero liberal de Afonso López Pumarejo ( 1 934- 1938,
1 942- 1945) Y el movimiento estudiantil estuvo ligado a los patidos políticos
Liberal y Conserador. Hecho relevante fe la creación del Ministerio de
Educación y de la Facultad de Ciencias de la Educación (Decreto 1 353 de
1931 ) de la Universidad Nacional, cuyo antecedente se encuentra en la Es­
cuela Normal de Tunja ( 1 872).
4.2. L prfesionalización y apertura ideológica (1935)
Tras la Primera Guera Mundial, Colombia entró en un período que llevó
a pensar en la moderización del Estado. Los cambios se iniciaon a partir de
30
PA SOÑA EL FO
lo que se denominó la República Liberal con la política conocida como la
Revolución en Macha ( 1 930- 1 940), con una elite reformsta. Los liberales
habían vuelto al poder con Enique Olaya Herera ( 1 930- 1 934), y fe con
López Pumaejo cuando entraron a controlar la educación.
López unifcó las facultades de Educación (Decreto 1 91 7 de 1 935). Con
la Ley 39 de 1 935 se creó la Escuela Noral Superior, que fncionó con
autonomía ente 1 936 y 1 95 1 , constituyéndose, junto con la Universidad N a­
cional, en "la cúspide del sistema educativo", en palabras del presidente Da­
río Echandía.
El mnisto de Educación Gerán Arciniega propuso al Congreso, en
1932, la Ley Orgánica de la Universidad Colombiana, en la que se cimentó la
aprobada en 1935. Con la Ley 68 de 1935 se acogieron las recomendaciones
de la Misión Alemana y se consagraon algunos de los elementos del Movi­
mento de Córdoba.
Con esta refora llegó la autonomía académica y administativa; pero la
interención del Estado se mantenía a través de sus delegados en el Consejo
Directivo, y el rector era elegido por el Ejecutivo a partir de una tera presen­
tada por el Consejo Directivo
l
2• Con la Ley 68 de 1 935 se intentó estecha
laos ente la universidad y la sociedad forando recursos técncos para el
modelo de industialización, y foraleciendo la libertad de cátedra y la auto­
nomía universitaria. Sin embago, la reforma se centró en la Universidad
Nacional y no en un sistema universitaio estatal.
En 1936, cuando la mujer tiene acceso a la educación superior, se fndan
universidades regionales como la Pontfcia Bolivariana, de Medellín, priva­
d ( 1 936) y las ofciales del Atlántico ( 1 941 ) ; Cadas ( 1 943), Valle y Tolima
( 1 945) e Industial de Santander ( 1 947).
Paa 1935 l a sola Universidad Nacional concentraba el 43% de las ma­
tículas ofciales. Est relación se mantiene hasta 1 945, cuando se da un au­
mento considerable en la matrícula de estudiantes (6. 5 12; de éstos, 4. 730
ofciales) \3 •
4. 3. Interención estatal (1948-1957)
El "Bogotzo", nombre dado a los desórdenes nacionales provocados
ta el asesinato del líder liberal Jorge Eliécer Gait el 9 de abril de 1 948,
macó una rptura política en el país de la que la universidad no fe ajena.
Este período llega a su fn con la dictdura de Gustavo Rojas Pinilla ( 1 953-
1957). Los niveles de la primaria y secundaria se expandieron, la universidad
pública fue intervenida por el gobiero y se derogó el Estatuto de 1935. Se
creó un nuevo organismo regulador de la universidad: el Fondo Universitaio
Nacional ( 1 954).
3 1
LA EDUCACIÓN SUPEROR EN COLOMIA
La reacción contra la dictadura del general Gustavo Rojas Pinilla se aglu­
tinó en tomo de un movimiento universitario nacional que se presentó al país
como "defensor de las instituciones y del orden democrático para conducilo
por una fase de progreso y desarollo técnico-científco e industrial". Los
hechos del 8 y 9 de junio de 1 954 son reconocidos como el inicio del fn de la
dictadura de Rojas. El Día del Estudiante, que se venía celebrando desde
1 929 de cada 8 de junio, marcó en 1 954 un hito político de asesinatos de
estudiantes y detención de profesores y ex rectores de la Universidad Nacio­
nal. Al fnalizar el período en 1957 los estudiantes dirigieron once protestas
de las teinta que realizaron diferentes sectores.
La universidad entró en un proceso de moderización. Por ejemplo, las
universidades Industrial de Santander y Tecnológica de Pereia se constituye­
ron en modelos de "educación profesional". Las universidades privadas cre­
cieron en relación con la universidad pública. La transformación universita­
ria se unió a la incorporación de una educación tecnológica para favorecer el
proceso de industrialización del país.
4.4. Privatización y moderización de la universidad (1957- 1970)
En 1 957 se creó la Asociación Colombiana de Universidades (ASCUN) y
en 1 958 (Decreto 1 36) se defnió la universidad como "una entidad autóno­
ma, con personería jurídica, esencialmente apolítica". Se estableció como
máximo órgano de dirección la Conciliatura, conformada por nueve miem­
bros, con delegados de los ministerios de Educación y Hacienda.
También fueron signifcativos para la universidad colombiana la Revo­
lución Cubana, el marismo y el Infore de Rudolph Atcon, a quien en 1 961
se l e envió a América Latina como emisario de l a Alianza paa el Progreso
con el objeto de contrar estar la infuencia de la Revolución Cubana en los
ámbitos universitarios. También tuvo injerencia en los cambios académicos
universitarios el Infore de Nelson Rockefeller ( 1 969)14.
En 1 963 (Ley 65) se volvió a defnir la universidad como "establecimiento
público, de carácter docente, autónomo y descentralizado, con personería ju­
rídica, gobiero, patimonio y rentas prpia". El rector de la Universidad Na­
cional, José Félix Patiño, estableció su propuesta de refora denominada
Universidad paa el Desarollo, que intentaba converir a esta institución "en
u efectivo instmento del cabio económico y soial de nuesto pas". L r­
forma logró la articulación académica y admnistratival 5•
Debe considerarse el efecto de la disminución de la población rural, que
pasó de 61 ,3% en 1 95 1 a 40% en 1 973. La población total pasó de 1 1 . 548.000
en 1 95 1 a 1 7.485.000 en 1 964 y a 22. 900.00 en 1 973. La universidad tam­
bién presentó un crecimiento acelerado, pasando de 14 ml estudiantes en
1 958 a 20 mil en 1 974. El sector privado creció más que el ofcial. Este creci-
32
PARA SOÑAR EL FTRO
miento en la cobertura estudiantil fue rápido: en 1945 comprendía el 27%; en
1958 ascendió al 38% y en 1 970 alcanzó el 45%. Hay otra diferencia impor­
tante en esta etapa, y es el número de car eras ofrecidas, que pasó de 32 a 63.
4. 5. Reorganización de la educación superior (1968-1992)
En este período se crea el Instituto Colombiano para el Fomento de la
Educación Superior, lCFS ( 1 968). Surgieron intentos de reforma, como, por
ejemplo, la del mnistro de Educación Luis Carlos Galán, en 1 971 . El "Pro­
grama mnimo de los estudiantes colombianos" de 1 971 resumió la respuesta
estudiantil a la reforma planteada por el ministro. Este proceso de gran agita­
ción estudiantil se ve refejado en la baja del número de matrículas en las
universidades del Estado. Las propuestas de vincular la universidad al desa­
rollo del país no consiguen ponerse en práctica en la universidad pública y
los grupos guerlleros hacen sentir su infuencia en estos centros educativos.
Se unifca el Sistema Nacional de la Educación Postsecundaria ( 1 980-
1992). En el gobiero del presidente Turbay Ayala se expidió el Decreto Ley
80 de 1980 que establecía los requisitos que debe tener un establecimento de
educación superior y defnía las funciones del lCFS frente a las universida­
des. Se institucionalizó el control y vigilancia y se inició la evaluación perió­
dica de instituciones, reafrmándose la investigación como actividad de la
educación superior. El poder de las universidades se concentra en el rector y
en los consejos superiores que, en la práctica, son asesores. Se consagra la
autofnanciación y las universidades privadas siguen en crecimiento acelera­
do. Esta etapa fnaliza con el cambio de Constitución, en 1 991 , y la expedi­
ción de la Ley 30 de 1992, que constituye un hito importante en la evolución
de la educación superior en el país. Los siguientes capítulos del presente in­
forme detallarán los impactos de la Ley 30, los desarollos institucionales y
del Sistema Nacional de Educación Superior, hasta llegar a los retos y refor­
mas propuestos recientemente al mismo texto de ley.
33
ÏältuOlutuy lunOtOnumtcnlO
dc ÍucduOuOtÓn äupcttOt
"
C
olombia es un Estado social de derecho, organizado en forma de
república unitaria, descentalizada, con autonomía de sus entidades
territoriales, democrática, participativa y pluralista, fndada en el respeto de
la dignidad humana, en el trabajo y la solidaridad de las personas que la inte­
gran y en la prevalencia del interés general" (Aículo 10 de la Constitución
Política de Colombia, 1 991 ) . La Core Constitucional explicó este concepto:
"El Estado soial puede ser defnido como el Estado que garantiza estándares
mínimos de salario, alimentación, salud, habitación, educación, asegurados
para todos los ciudadanos bajo la idea de derecho y no simplemente de cai­
dad" (Sentencia T-406).
La Constitución de 1 991 establece también que "la educación es un de­
recho de la persona y un sericio público que tiene una fnción social"; que
"el Estado garantiza las libertades de enseñanza, aprendizaje, investigación y
cátedra"; que "coresponde al Estado regular y ejercer la suprema inspección
y vigilancia de la educación", y que "se garantiza la autonomía universitaria.
Las universidades podrán dase sus directivas y regirse por sus propios esta­
tutos, de acuerdo con la Ley"1 6
.
La educación superior colombiana está defnida en la Ley 30 de 1 9921 7•
A tavés de esta norma se "organiza el servicio público de la educación supe­
rior, inerente a la fnalidad social del Estado".
En Colombia la educación superior opera con las siguientes caacterísti­
cas específcas:
• Su contexto normativo está dado por la Constitución Política y la
Ley 30 de 1 992, de Educación Superior. Posteriormente, tiene de­
sar ollos en la Ley 1 1 5 de 1 994 o Ley General de Educación. A pair
de allí, el marco norativo se completa con decretos reglaentarios
y con sentencias de la Core Constitucional.
35
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMBIA
• Es ofrecida tanto por el Estado como por particulaes1 8, y se realiza
con posterioridad a la educación media, como lo muestra el siguiente
esquema:
Gráfco 1
Estructura del Sistema Educativo Colombiano
POSGRO
PREGRAD
EDUCACIÓN MDIA
EDUCACIÓN BÁSICA
Posdoctorado
i
Doctorado
`

i
Maestría
i
Especialización Especialización
- - i - - - i- - - - - - i - -
Pogamas
técnicos
F
Programas
técnológicos
i i
æ æ æ æ æ æ æ 1 æ
Media voacional
`
- - - - - - - i - - -
Básica secundaria
i
Básica primaria
- -
i
- æ -
Programas
universitaios
i
EDUCACIÓN PRESCOLAR
Preescola
• El Estado es garante de la calidad del sericio educativo a través del
ejercicio de la suprema inspección y vigilancia de la educación supe­
rior.
• Las políticas y planes paa el desar ollo de la educación superior son,
inicialmente, propuestos por el Consejo Nacional de Educación Su­
perior (CESU), organismo con fnciones de coordinación, planifca­
ción, recomendación y asesoría, integrado por representantes de to­
dos los estamentos relacionados con la educación superior.
36
PA SOÑA EL FO
• Dichas instituciones, con diversos alcances según la naturaleza de
su labor y conocimiento, abarcan los programas de pregrado y ps­
grado.
• Existe un Sistema Nacional de Acreditación (SNA) basado en la ca­
lidad, de carácter voluntaio y temporal, para programas e institu­
ciones.
• Se consagra la autonomía universitaia19, con la que el Estado reco­
noce a las universidades el derecho a dase y modifca sus estatutos,
designar sus autoridades académcas y administativas, crea, orga­
nizar y desarollar sus programas académicos, defnir y organiza
sus labores forativas, académicas, docentes, científcas y cultura­
les, otorgar los títulos corespondientes, seleccionar a sus profeso­
res, admitir a sus alumos y adoptar sus corespondientes regímenes
y establecer, arbitrar y aplica sus recursos para el cumplimiento de
su misión social y de su función institucional20•
• En desarollo de dicha autonoma universitaia, las Instituciones de
Educación Superior (Is) proponen y el Estado analiza la creación de
seccionales en ciudades diferentes a la de origen, 10 cual contibuye
con la coberura educativa.
• Con el fn de divulga inforación para orienta a la comunidad so­
bre la calidad, cantidad y características de las instituciones y pro­
gramas del sistema, existe el Sistema Nacional de Información de la
Educación Superior (SN) bajo la Coordinación del ICFS, heramenta
importante paa todo el sistema a nivel nacional e interacional pues
canaliza toda la inforación sobre la educación superior, generada
por las instituciones mismas y por los organismos guberamentales
relacionados con ellas.
1. Tipologa de las instituciones de educación superior
La tipología del esquema sumnistrado por ISALC (autónomas, empresa­
riales, técnicas, militares, religiosas, centralizadas, descentralizadas y de otro
tipo) no coresponde a la fora como están organizadas las instituciones en
Colombia, pero puede decirse que se dan dento de oto esquema organizati­
vo, de acuerdo con la norma principal vigente sobre la educación superior en
el país (Ley 30). Antes de exponer ese esquema, se dará una idea somera de
acuerdo con la enumeración solicitada por ISALC.
1 . 1 . Autónoms
La autonomía universitaria, como se explicó antes, está consagrada en la
Constitución y la Ley. Todas las universidades gozan de esa autonoma, que
tiene diferentes caracterizaciones según se trate de la universidad pública
(estatal, ofcial) o de la universidad privada, básicamente por su dependen­
cia presupuestal del Estado, en el caso de las primeras, y por su indepen-
37
LA EDUCACIÓN SUEOR EN COLOMI
dencia económica en el caso de las segundas. El caso de la Universidad Na­
cional de Colombia, con sede principal en Bogot, es muy singula frente a
todas las demás universidades estatales, porque posee un régimen orgánico
especial (A. 1 35 de la Ley 30).
1 . 2. Empresariales
Muchas de las universidades privadas han sido promovidas por grupos
de empresaios y están vinculadas a estos ámbitos a través de prácticas, pa­
santías, asesorías e investigaciones, lo cual facilita los nexos ente la univer­
sidad y la empresa. Dento de ellas hay unas específcamente más dedicadas
a la formación profesional en el campo de la administación de empresas y de
aspectos relacionados con los negocios (fnanzas, desarollo humao, pla­
neación estratégica, gerencia de sericios, etc. ).
1 . 3. Técnicas
Véase más adelante su situación en el sistema junto con las tecnoló­
gicas.
1 .4. Militares
Existen en diversos niveles institucionales y jurídicamente se identifcan
dento de las que el Estdo reconoce como de régimen especial.
1 . 5. Religiosas
El capítulo "Desar ollo histórico de la educación superior" muestra la
estrecha relación ente la Iglesia y las instituciones religiosas en las primeras
universidades, algunas de la cuales subsisten hoy.
1 . 6. Universides centralizas y
1. 7. Descentralizads
No existe en Colombia esta caacterización. Lo que se da es la concen­
tración, sobre todo a nivel estatal, la tendencia a la centralización del sistema
como tal en tomo al Gobiero y sus organismos en Bogot, capital del país.
Pero, a la vez, existe un movimiento cada vez más fuere hacia la descentai­
zación y regionalzación de la educación superior, que busca fortalecer la
autonomía operativa y fnanciera de las universidades públicas de cada re­
gión del país y establecer subsistemas de educación regional que permit
auna esferzos y capacidad instalada de las instituciones ofciales y privadas
a ese nivel territorial.
2. Tipologa intitucional
En Colombia, la tipología institucional se ajusta a la siguiente tabla:
38
PA SOÑA EL FO
Tabla 1
lES según tipología y origen (año 201)
Origen I
Universidaes
Istituciones Insttuciones Insttuciones �gn
To
tiplogía universitaias21 tecnolóicas tnc espia
101
Ociales 4 19 14 10 14
32,47%
210
Privadas 57 65 46 42 Û
67,52%
101 84 6 52 14 31 1
Total
32,47% 27,0% 19,29% 16,72% 4,5% 10%
Fuente: [eFE
El número total nomina de l es menor porque estos datos incluyen
seccionaes de la misma universidad en ciudades diferentes. Por ejemplo, la
Universidad Nacional de Colombia, cuya sede principal está en Bogotá, tiene
seccionales en Medellín, Manizales, Leticia y Pala. En total son realmen­
te 269 l más 42 seccionales.
Universidad
Gráfco 2
Comparativo de las lES principales
(año 201)
Instituciones
universitarias
Instituciones
tecnológicas
Instituciones
técnicas
profesionales
Instituciones técnicas profesionales. Las facultadas para ofecer progra­
mas de foración en ocupaciones de caácter operativo e instrmental y de
especialización en su respectivo campo de acción, sin peIuicio de los aspec-
39
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMIA
tos humanísticos propios de este nivel. Estos programas tienen una duración
promedio de cinco a seis semestes.
Instituciones tecnológicas. El Decreto Ley 80 de 1 980 incluía en la tipo­
logía institucional las "instituciones tecnológicas", desaparecida de la enu­
meración de la Ley 30, pero recuperada en la Ley General de Educación (Ley
1 1 5 de 1 994): "las actuales instituciones tecnológicas y las que se reconozca
con ar eglo a la Ley son IS" (A. 21 3). Están facultadas para ofrecer progra­
mas técnicos, tecnológicos y profesionales, así como especializaciones en
dichos niveles, con una duración de ocho semestes.
Instituciones universitarias. Las facultadas paa adelanta programas de
formación en ocupaciones, programas de formación académica en profesio­
nes o disciplinas y programas de especialización técnica y tecnológica22• Los
programas de formación tecnológica tienen una duración promedio de ocho
semestres, mentras que los profesionales se extienden a nueve y diez se­
mestes.
Universides. Instituciones que acrediten su desempeño con criterio de
universalidad en: investigación científca o tecnológica y formación acadé­
mca en profesiones o disciplinas, y la producción, desarollo y tansmisión
del conocimiento y de la cultura universal y nacional. Sus programas tienen
una duración de diez semestres, que generalmente se extiende a once y doce
para el caso de los programas noctuos. Estas instituciones están facultadas
paa adelanta programas de formación en ocupaciones, profesiones o discipli­
nas, programas de especialización, maestrías, doctorados y posdoctorados.
3. Caracterización de las lS privadas y públicas
Por razón de su origen, las IS se clasifcan en estatales u ofciales, prva­
das y de economía solidaria23• Las lES estatales u ofciales, organizadas por
ley como un sistema, deben en gra medida su fncionamiento a la fnanciación
que reciben del gobiero cental, departamental o municipal. Abarcan cerca
del 30% de la cobertura total. Por su parte, las l privadas captan el restante
70% de la matícula gracias a un esquema de libre mercado para la ofert y
demanda de cupos. No reciben ayuda fnanciera del Estado para su funciona­
miento. Hay catorce lES consideradas como de régimen especiaP4, que operan
como oficiales en las diversas tipologías25• Pese a la signifcativa participa­
ción del cooperativismo en el sector fnanciero, las instituciones de economa
solidaia representan un bajo porcentaje en la matrcula universitara. Sólo
existe una gran institución en cuanto a volumen de alumos se refere, con un
estimado de participación cercano al 4%26 de la matrícula nacional (Universi­
dad Cooperativa de Colombia). Excepto su origen, por su comportamiento,
este sector obedece tal cual al de IS privadas.
40
PA SOÑA E FO
Las lS ente 1 990 y 201 (tabla 2), pasaon de 242 a 3 1 1 , ló que repre­
senta un incremento del 22%27.
Tabla 2
lES según tipología y origen (1990-2001)
Inst. Téc. Ist.
Inst. Univer. Universides To
Año Total
Pf. Tecnológ.
Oc. Pv. Oc. Pv. Oc. Priv. Oc. Piv. Oc. Priv.
1990 242 10 50 1 6 31 1 8 4 30 43 74 1 68
.

1991 246 49 1 6 32 1 8 47 30 4 74 1 72
1 992 247 10 48 1 6 33 1 8 47 30 45 74 173
a
1
a .=
1993 255 10 42 1 7 38 14 47 36 5 1 77 178
1994 258 1 1 42 1 7 41 1 5 46 36 50 79 1 79
1995 265 1 1 4 1 8 43 1 3 47 38 5 1 80 1 85
1996 266 1 1 41 1 7 41 14 50 39 53 8 1 1 85
1997 269 1 1 41 1 8 41 14 5 1 39 54 82 1 87
1998 278 1 1 41 1 9 42 1 7 53 40 55 87 1 91
1999 281 1 1 42 20 43 17 53 40 55 88 1 93
200 291 1 1 42 22 42 21 57 40 55 94 1 972
201 3 1 1 1 1 42 22 46 23 65 45 57 1 01 210
Fuente: [eFES
4. Normas y leyes que rigen la estructra y el funcionamiento de la
educación superior
En el presente infore se detallan las principales noras que rigen el
sistema, aunque toda la noratividad puede consultarse en Pacheco 2001 .
5. Organismos de coordinación de la educación superior
En Colombia se ha constido paulatinamente un Sistema de Educación
Superior del cual foran pate todos los actores que intervienen en ella.
5. 1 . Organismos guberamentales
En el gráfco 3 se presenta el organigrama del Sistema Colombiano de
Educación Superior.
El principio de la calidad inspira todo el proceso de aplicación de los
instmentos que responden a la tarea de la vigilancia y monitoreo a las lS, a
la luz del mandato legal sobre "fomento, inspección y vigilancia29 [gráfco 4]
de la enseñanza", que coresponde a la Presidencia de la República (A. 3 1
Ly 30), orientado a:
41
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
Gráfco 3
Organigrama del Sistema Colombiano de Educación Superior
¸ :a

Ministerio de Educación Nacional

I
Dirección de �ucación Consejo de Educación Suprior
Supenor

(CEU)

r- - - - - - - � - - - - - -I
I
Instituto Colommano para el
I
I
Consejo Nacional
I
Fomento de la Educación
de Acreditción (CNA)
I
Superior (ICFS)
I
æ - - - - - - - -
ICEF
r
i
Comisión Consultiva de l

I
I
Comités Regionales
LCINCIAS

¯1
de Educación Superior (CR)
L
i
Comisión de Maestrías y Doctor ados l
J
I I
Subdirección Subdirección Subdirección de
de Monitoreo de Fomento Aseguramiento
y Vigilancia y Desar ollo de la Calidad
I I I
Instituciones de Eucación Superior
Fuente: [eFES
a) Proteger las liberades de enseñaza, aprendizaje, investigación y cátedra.
b) Vgila que se cumpla e impere plena e integralmente la gaantía constitucio­
nal de la autonomía universitaria.
c) Gaantiza el derecho de los particulares a fndar establecimientos de educa­
ción superior confone a la Ley.
d) Adopta medidas paa foralecer la investigación en las Ü y ofrecer las condi­
ciones especiales para su desarollo.
e) Facilitar a las personas aptas el acceso al conocimiento, a la ciencia, a la técni­
ca, al ae y a los demás bienes de la cultura, así como los mecanismos fnacieros que
lo hagan viable.
f) Crear incentivos paa las personas e instituciones que desarollen y fomenten
la técnica, la ciencia, la tecnología, las humanidades, la flosofía y las ates.
g) Fomentar la producción del conocimiento y el acceso del país al dominio de la
ciencia, la tecnología y la cultura.
h) Propender por la creación de mecanismos de evaluación de la calidad de los
programas académicos de las Üe
42

PA SOÑA EL FO
Gráfco 4
Sistema Integrado de Inspección, Vgilancia
y Control de la Educación Superior

Presidente de la República
`
Diección de Ministerio de �
Educación Superior Educación Nacional
r - -
CU
I
æææææ1 ææ1
Comsión Consultiva
ææææ
CNA
1 ,

ICF
`
L _ , C
NI
1
I
Subdirección Subdirección Subirección de
de Monitoreo de Fomento Aseguramiento
y Vgilancia y Desarollo de la Calidad
Fuente: del libro de L. E. Orozco, Bases par una política de Estado en mteria de
educación superior
i) Fomentar el desar ollo del pnsamiento científco y pedagógico en directivos y
doentes de la Ü.
La inspección y vigilancia es delegada por el Pesidente de la República
en el ministo de Educación Nacional, quien cuenta con la asesoría del Con­
sejo Nacional de Educación Superior (CEU) (Ley 30, At. 34 a 36 y Decreto
1 1 76 de 1999) y del IcF.
Paa apya a misto de Eucación N�cional en labores de promoión,
desar ollo e interención diecta en diversas áeas de la plítica de educación
suprior, en el ao 200(Decreto 088) se creó la Dirección de Educación Sup­
rior con la fnción de cordina el ejercicio de las fnciones de ispcción y
vigilacia sobre las l, que competen al IC Y al ministerio.
La Ley 30 contempló comités aesores paa apya al ministo en sus deci­
siones de plítica fente a la tiplogía institucional, los cuales desapaecieron y
s fsionaon en la Comisión Cons de l (to 1 176 de junio de 199)3.
El ICF, entidad técnica, oprativa, de fomento y de control, está enca­
minada a ejecuta las políticas en materia de educación superior (Ats. 37 a
47, Ley 30), con el fn de . . .
. . . ppnder pr la caldad del Sistma Eucavo Colombiao a tvés de la iple­
mentción d prosos de evauaión del Sistma Eucatvo en toos sus nveles y moa­
lides, aí como la viglacia dl Sistma de Eucaión Supror, de auerdo con la
plítca t p el Mistero de Eucaión Naiona, con el f d consolda U
43
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
cult de la evaluación y la cucaión d la educación en Colombia de acuerdo con sus
fnes y objetvos, bajo prcipios étcos y pacipatvos, en la búsueda de la euidad.
Para garantizar el funcionamento del Sistema Nacional de Acreditación
(A. 53 a 56 de la Ley 30), de naturaleza ofcial, el Estado creó el Consejo
Nacional de Acreditación (CNA), integrado por membros de la Academia con
dedicación de tiempo parcial, cuya misión es adelanta el estudio de los pro­
cesos de acreditación de programas y de acreditación institucional según las
reglamentaciones expedidas por él msmo y poner a consideración del minis­
tro de Educación la aprobación corespondiente.
Para velar por la calidad de las maestrías y los doctorados eX,iste la Co­
msión Nacional de Maestrías y Doctorados (CNMD).
Con el fn de optimizar los recursos humanos, físicos, técnicos y fnan­
cieros, impulsar la tansferencia de estudiantes, el intercambio de docentes,
la creación o fsión de programas académcos y de investigación, la creación
de programas académicos conjuntos y crea condiciones paa la realización
de evaluación en las instituciones perenecientes al sistema, la misma Ley
(A. 81 ) creó el Sistema de Unversidades del Estado (SUE), integrado por
todas las universidades estatales u ofciales.
Para contibuir con la cobertura educativa y los sistemas de crédito, be­
cas y ayudas económicas, el Estado tiene constituido desde 195 1 el primero y
más novedoso sistema de crédito educativo de América Latina, el Instituto
Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior (ICE­
TX), entidad que determina las modalidades de subsidio parcial o total del
pago que, por concepto de derechos pecuniarios, hagan efectivos las lS (más
detalles en el capítulo "Los actores principales de la educación superior").
Para impulsar programas de desarrollo humano y bienestar universitario
se creó el Fondo de Bienestar Universitario de las lS (A. 1 1 7 de la Ley 30),
administrado por el ICFS, responsable de fomentar programas, proyectos y
actividades que adelanten las lS, tendientes al desarollo físico, sicoafectivo,
espiritual y social de los estudiantes, docentes y personal admnistativ03) .
El Instituto Colombiano de Investigaciones Científcas y Proyectos Es­
peciales Francisco José de Caldas, COLCINCIS, aunque no es una entidad
adscrita al Ministerio de Educación Nacional sino al Departamento Nacional
de Planeación, es la responsable de coordinar la ejecución de las políticas de
ciencia y tecnología (el capítulo "La investigación en la educación superior"
detalla sus actividades).
El Sistema Nacional de Infonación de la Educación Superior (SNs)
suminista la infonación necesaria para todo el sistema de educación supe­
rior y es muy importante paa los procesos de acreditación. Este sistema ha
recibido el reconocimento del Banco Mundial por su organización.
4
PA SOÑA EL FO
5. 2. Organismos no guberamentales
Constituidos libremente como asociaciones privadas de fomento de la
educación superior, básicamente laboran en tomo al estudio sobre el sistema
educativo, los parámetros de calidad en sus áreas y los mecanismos de ejerci­
cio profesional. Básicamente, estos entes están confgurados de acuerdo con
la tipología institucional y los campos del conocimiento.
La Asociación Colombiana de Universidades, ASCU, es la mayor agre­
miación privada y reúne a más del 80% de las universidades. Paa las demás
l funcionan, entre otas: la Asociación Colombiana de l con Educación
Tecnológica (ACIT), Asociación Colombiana de Insttuciones Universitarias
Privadas (ACIU), Asociación de l de Antioquia (ASISDA), Asociación de l
de la Costa Atlántica (ASISCA) Asociación Colombiana de Instituciones Téc­
nicas Profesionales (ACICAI), y Asociación Colombiana de Instituciones de
Educación no Foral (ASENOF).
Los programas académcos, a su vez, están organizados en asociaciones
profesionales (tabla 3), que han interenido activamente en la prepaación de
los decretos de estándares mnmos paa las careras expedidos por el Minis­
terio de Educación Nacional.
Tabla 3
Asociaciones de facultaes según áreas del conocimiento
Nob Pweb
Asoiación Colombiana de Facultades d Ingeniería, ACOF www.acof.edu.co
Asoiaión Col. de Facultaes d Medicina, ASCOFAM www.ascofame.org.co
Asoiación Col. de Facultades de Enferería, ACOFAE www.acofaen.org.co
Asoiación Colombiana de Faultades de Odontología, ACO
Asoiación Colombiana de Facultaes d Educación. ASCOFADE
Asoiación Colombiana de Ingenieros de Sistema www.acis.org.co
P. Col. de Facultades de Educación Preescolar, ACDEP
Asoiación Col. de Facultades de Psicología, ASCOFAPSI www.ascofapsi.org.co
Asoiación Col. de Facultades de Fisioteraia, ASCOFAF
Aso. Col. de Facultades de Terapia Ocupacional, 8
Aso. Colombiaa de Facultades d Fonoaudiología, ASOFON
Asoiación d Pogramas de Bateriología, APOBAC
Aso. Col. de Facultaes de Nutción y Dietética, aCOFAND
Aso. Col. de Facultades de Comunicación Soial, AFACOM www.afacom.org
Consejo N al. paa la Educación en Trabajo Social, CONS
www.encolombia.comleducaciónlasociacionel
conets.ht
Asoiación de Facultades de Contaduría Pblica, ASFACOP
! Asoiación Colombiana de Facult. de Administación, ASCOLA www.acolfa.edu.co
Asoiación Colombiana de Facultades d Arquitectura, ACA
www.aquitecturcolombia.org.co/
ctaacta.htm
Asoiación Colombiana de Facultades de Economía, AFADEO
Consejo Técnico Nacional de Optometía, C
Asoiación Colombiana de Fault. d Optometía, ASCOFAOP
I Asoiación Colombiana de Ingeniers d Sistemas, ACS www.acis.org.co
45
LA EUCACIÓN SUPERIOR E COLOMI
5. 3. Organismos mitos de coordinación de la educación superior
Se entienden como orgasmos mixtos los que integra niveles de deci­
sión y capital compaido ente el Estado y los paiculaes. Se pueden señala:
Fondo de Desar ollo de la Educación Suprior (FODEEP) (A. 89 de la
Ley 30). Organizado bajo los principios de la economía solidaia, reúne a
todas las instituciones, privadas y estatales u ofciales, que deseen promover
el fnanciamiento paa proyectos especícos de las l y plantea y promover
programas y proyectos económicos en concordancia con el desar ollo acadé­
mico paa su benefcio.
Como una fora de contibuir a la integración de las lS, confore su
cercanía regional y sus criterios de perinencia, el ICFS cuenta con organis­
mos asesores como los Comités Regionales de Educación Superior (C)
(A. 1 33 de la Ley 30).
6. Estudios de posgado
Segú la Ly 30, son pg de psgado la espiaiones, la ms­
ta, los dotordos y los psdotordos. L maesta no es condición pa acce­
der a los programas de doctorado. El ofecimento de maestas, dotorados y
posdoctorados está restingido a las universidades. En desar ollo de la auto­
nomía universitaria, las l están en condiciones de proponer sus especializa­
ciones paa que el Estado, a tavés del ICFES, las evalúe y registe en el Siste­
ma Nacional de Información, mentras que la aprobación de maestrías,
doctorados y posdotorados deben someterse a evaluación previa del Conse­
jo Nacional de Maestrías y Doctorados (CNM), el cual emite un concepto
paa aprobación o no del ministro.
A fn de unifcar los requisitos y procedimientos para los programas de
maestría y doctorado, el Gobiero Nacional expidió el Decreto 91 6 de 201 ,
con el cual se establecen las condiciones mínimas para que estos programas
puedan operar.
7. Sistemas de evaluación y acrditción
7. 1 . Noras, instrumentos y estrategias
La cultura de la autoevaluación se incentivó con la acreditación. La Ley
30 con su Arículo 53 crea "el Sistema Nacional de Acreditación (SNA) paa
las lS cuyo objetivo fndamental es garantizar a la sociedad que las institu­
ciones que hacen parte del sistema cumplen los más altos requisitos de cali­
dad y que realizan sus propósitos y objetivos". La autoevaluación también se
ha constituido en un proceso exigido de manera peranente a todos los pro­
gramas e lS a tavés de los procesos de acreditación previa obligatoria y de
Registro Califcado (que más delante se explican).
El Consejo Nacional de Acreditación, CNA (Acuerdos CESU 2904 de 1994
y Acuerdos 0 y 06 de 1995, del CESU) es un organismo independiente aunque
4
PA SOÑAR EL FRO
con fnanciación estatal, integrado por siete reconocidos académicos del sec­
tor público y privado, elegidos paa períodos de cinco años.
El proceso de autoevaluación con fnes de acreditación se inició para
programas de pregrado y luego se extendió, en el año 201 , a las institucio­
nes, las cuales debn tener previamente acreditados un representativo núme­
ro de programas de pregrado según las áreas del conocimiento en las que se
desempeñe la institución, sea cual sea su tipología.
Por su pae, los gremios profesionales, por ejemplo el de los ingenieros
(ACOF) y el de las facultades de medicina (ASCOFAM) y otos programas de la
salud, han tabajado con modelos similaes de autovaluación.
7. 2. L autoeva
l
uación y
l
a eva
l
uación exter
Tanto en las universidades públicas o estates como en las privads, la
autoevaluación y la evaluación extera estn relacionadas ente sí. A conti­
nuación se explicaán y describirán los objetivos, caacterísticas y el proceso
de la acreditación.
7. 3. Sistema Naciona
l
de Eva
l
uación: objetivos de
l
Sistema de
Acreditación de Co
l
ombia
El fndaento del Sistema Nacional de Acreditación es la promoción de
la calidad del sericio educativo superior. Integramente considerado, el pro­
ceso de acreditación tiene como objetivos:
• Ser un mecanismo paa que las instituciones rindan cuentas ante la
sociedad y el Estado sobre el servicio educaivo que prestan.
• Ser un instmento mediate el cual el Estado d fe pública de la
calidad de las instituciones y de los programas de educación supe­
rior.
• Brindar inforación confable a los usuarios del sericio educativo
del nivel supror y aiment el Sistema Nacional de Inforción crea­
do por la ley.
• Propicia el mejoramiento de la calidad de la educación superior.
• Propicia la idoneidad y la solidez de las instituciones que prest el
sericio público de educación superior.
• Ser incentivo paa que las instituciones verifquen el cumplimiento
de su misión, sus propósitos y sus objetivos en el maco de la Cons­
titución y la Ley, y de acuerdo con sus propios esttutos.
• Propicia el autoexamen peranente de instituciones y programas
académicos en el contexto de una cultura de la evaluación.
• Ser un incentivo paa los académicos en la medida en que objetiven
el sentido y la credibilidad de su tabajo y se propicie el reconoci­
mento de sus realizaciones.
47
LA EDUCACIÓN SUPEROR EN COLOMBIA
Características de la acreditación. Tanto la de programas como la insti­
tucionap2 se caracterizan por:
• Ser voluntaias. Todas las lS, libremente deciden si someten sus pro­
gramas a la mrada evaluadora de pares exteros.
• No tener carácter punitivo. Ninguna institución puede ser sanciona­
da por no pertenecer al sistema o porque sus programas no alcanzan
la acreditación.
• Ser temporal. La acreditación de programas se da como mínimo por
tres años y máximo por diez. La institucional opera mínimo por cin­
co años.
• La naturaleza de los procesos evaluativos es emnentemente acadé­
mica.
• La confdencialidad prima en el proceso respecto a la decisión de
acredita un programa así como en cuanto a los detalles del mismo.
Una vez estudiada la petición, se envían a la institución las recomen­
daciones pertinentes para su mejoramiento.
• El proceso no jeraquiza instituciones ni programas.
• No pretender la homogeneización de instituciones. Se busca preser­
var características propias de cada una según su naturaleza, misión y
proyecto educativo.
• No reñir con otros procesos de acreditción gremial o interaciona,
pero básicamente reconoce la autoevaluación adelantada bajo el mo­
delo sugerido por el CNA.
Etapas del prceso. El proceso de acreditación se cumple en las siguien­
tes etapas:
a) Apreciación de condiciones iniciales. Para adelantar con éxito la acre­
ditación de un programa académico es necesaio que la institución reúna unas
condiciones iniciales33•
b) L autoevaluación. La realiza la institución que desea acreditar pro­
gramas.
Paa la autoevaluación, la institución debe utilizar las guías, factores,
características, vaables e indicadores defnidos por el Consejo Nacional de
Acreditación34• Pate de la defnición de la propia institución sobre su natura­
leza, misión y proyecto educativo.
c) L evaluación extera. Es realizada por paes académicos.
É
stos eva­
lúan la calidad, organización, funcionamiento y cumplimiento de la función
social de los programas; compreban la objetividad y veracidad de la au­
toevaluación realizada por la propia institución; tienen en cuenta las caracte­
rísticas universales de calidad que rigen paa la educación superior, las carac­
terísticas del tipo de institución y su campo de acción.
48
PA SOÑA EL FUO
d) L evaluación fnal. Realizada por el CNA, con base en la autoevalua­
ción y en la evaluación extera.
e) El acto de acreditación. Proferido por el mnisto de Educación, está
basado en la recomendación del CNA. Si el concepto no es favorable, el CNA,
de manera confdencial, hace recomendaciones a la institución paa su mejo­
ramiento, con el fn de que, si así lo desea, se someta a un nuevo proceso de
acreditación tanscuridos al menos dos años.
Estado actual de la acreditación. Según el lCFES, a enero de 2002 estaban
registados 5. 961 prgamas de pregado, de los que sólo 1 08 se habían acre­
ditado con calidad35 (casi el 2%), y menos de 500 habían aprobado condicio­
nes iniciales paa la acreditación. La tabla 4 muesta, por tipología y área de
conocimiento, el estado actual de la acreditación en Colombia.
Según la Ley 30, "las instituciones que se acrediten, disftaán de las
prerogativas que para ellas establezca la Ley y las que señale el Consejo
Nacional de Educación Superior (CESU)" (A. 53). Este impacto se ha sentido
y ha permitido consolida una platafora paa la investigación, especialmen­
te en lo relacionado con estímulos fscales paa quienes respalden fnanciera­
mente programas e instituciones acreditadas36•
Tabla 4
Programas acreditados según tipología y área de conocimiento
(a diciembre de 201)37
It. It. It.
Á del conoimiento Pog Pbücas Pva Unv.
Univ. Teno!. Téc
Agonola, Veterinaria y
9 7 2 7 1 O 1
afnes
Ciencias de la Educación 3 3 O 3 O O O
Ciencias de la Salud 26 1 6 1 0 24 2 O O
Ciencias Soiales, Derecho y
1 5 4 1 1 1 4 1 O O
Ciencia Políticas
Econola, Administación,
1 2 2 1 0 9 3 O O
Contaduría y afnes
Humanidades y Ciencias
3 1 2 3 O O O
Religiosas
Ingeniería, Arquitectura.
32 1 7 1 5 30 2 O O
Urbanismo y afnes
Mamticas y Ciencias
8 5 3 8 O O O
Naturales
Total 108 55 53 98 9 O 1
Porcentajes 50,9 49, 1 90,7 8,3 O 1
Fuente: Consejo Nacional de Acreditación (CNA)
49
ÏÍ uOOcäOu ÍucduOuOtÓn äupcttOt
y äuOObctlutudcmOµtúDOu
1. Requiitos y prácticas de acceso a la educación superior
E
l acceso a la educación superior en Colombia es libre y abiero a quie­
nes cumplan, como mínimo, con los requisitos académcos contempla­
dos por la Ly38:
• Paa todos los programas de pregrado, poseer título de bachiller9 o
su equivalente en el exterior y haber presentado el Examen de Estado
paa el ingreso a la educación superior.
• Para los programas de especialización referidos a ocupaciones, po­
seer el título en la corespondiente ocupación u ocupaciones afnes.
• Para los programas de especialización, maestría y doctorado, referi­
dos al campo de la tecnología, la ciencia, las humanidades, las artes y
la flosofía, poseer título profesional o título en una disciplina acadé­
mica.
Igualmente, podrán ingresa a los programas de formación técnica profe­
sional en las l facultadas paa adelantar programas de foración en ocupa­
ciones de caácter operativo e instrmental, quienes reúnan los siguientes
requisitos:
• Haber cursado y aprobado la educación básica secundaria en su tota­
lidad.
• Haber obtenido el Certifcado de Aptitud Profesional (CA) expedido
por el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA)4.
• Haber laborado en el campo específco de dicha capacitación por un
período no inferior a dos años, con posterioridad a la capacitación
del SENA.
Adicionalmente, la autonomía universitria permite la defnición de me­
canismos propios de selección de alumnos, paa 10 cual se prevé la posibili-
51
LA EDUCACION SUERIOR EN COLOMBIA
dad de incluir como requisitos de ingreso unos adicionales propios en cada
institución.
2. Acceso mediante examen de ingreso a nivel nacional e institucional
Los Exámenes de Estado son pruebas académicas de carácter ofcial que
comenzaron a aplicase en 1 9684
1
, Y que tienen por objeto:
• Comprobar niveles mínimos de aptitudes y conocimientos.
• Verifcar conocimentos y destezas para la expedición de títulos a
los egresados de programas cuya aprobación no esté vigente.
• Expedir certifcación sobre aprobación o desaprobación de cursos
que se hayan adelantado en instituciones en disolución cuya perso­
nería jurídica ha sido suspendida o cancelada.
• Homologar y convalidar títulos de estudios de educación Superior
realizados en el exterior, cuando sea pertinente a juicio del Consejo
Nacional para la Educación Superior (CESU).
La prueba busca evaluar las competencias o el saber hacer de los estu­
diantes en los diferentes contextos. La anterior prueba42, que hacía énfasis en
el análisis, fue sustituida por una en la que se pretenden evalua de diversas
formas la capacidad real intelectual del aspiante, teniendo en cuent varios
rangos:
• En las pruebas de núcleo común (tales como Física, Químca, Cálcu­
lo, Biología y Español, más la opción de Inglés, Francés o Alemán) y
en una preba interdisciplinaria (Medio Ambiente; Violencia y So­
ciedad; Medios de Comunicación y Cultura) se evalúan numérica­
mente entre O y 10, en los rangos de bajo, medio y alto.
• Según la agrupación de preguntas, éstas se evalúan en escalas de
desempeños: signifcativamente alto, alto, medio, bajo y signifcati­
vamente bajo.
• Según los niveles de competencias, se evalúa alto, medio y bajo, se­
gún la capacidad de interpretar situaciones, establecer condiciones y
plantear y agumenta hipótesis y regularidades.
• La profundización se evalúa en grados: grado básico, grado 1, grado
1
y grado m43•
La mayor pate de inscritos en el Examen del Estado son bachilleres de
último año, conforme el calendario de sus colegios4• Adicionalmente, el exa­
men da la posibilidad de ser repetido por quienes, voluntariamente, deseen
mejora su rendimento para busca mejores opciones de acceso a la educa­
ción superior.
La tabla 5 muestra la evolución en número de estudiantes que han pre­
sentado el Examen de Estado en la década de 1 990.
a) Valorción dierenciad del Examen de Estado. No todas las l pon­
deran por igual los resultados de esta prueba, que es la msma para todos los
52

Tabl 5
Inscritos para prsentar el Emen de Estado entre 1991 y 201
1991 1 992 1993 1 994 1 995
A 242.032 253.574 265. 596 288. 571 3 19. 715
B 66.504 65. 220 72.938 91 .256 1 13. 530
T 308. 536 3 18. 794 338. 534 379.827 433. 245
.
Fuente: JCFE
A: Bachilleres inscritos y que culminaban estudios ese a.
B: Bachilleres inscritos y de años anteriores.
T: Total.
1 996 1 997 1 998 1 999
369.813 405.223 426.422 427.961
1 10.446 104.971 1 1 6.976 140. 271
480.259 510. 194 543. 398 568. 232
200
453.962
128.860
582.822
201
420. 392
108.879
529. 271

t


¡

LA EDUCACION SUERIOR EN COLOMIA
bachilleres que egresan en cada período escola.
5
y que hasta 1 999 se calif­
caba numéricamente hasta 40 puntos, constituyéndose 21 3 el valor mínimo
paa aprobase. Actamente son numersas las vaiables que se evalúan. Como
la Ley sólo habla de "haber presentado el Examen de Estado paa el ingreso a
la educación superior, algunas l han optado por reconocer el examen, inde­
pendientemente de su resultado, como un requisito básico. Otas, y según el
áea de conocimiento a la cual se opte, valoran no el puntaje total del examen
sino los subtotales según áeas
4

Un alto puntae en la preba de Estado ayuda al acceso a las más presti­
giosas lS. Algunas de ellas ofecen programas de becas y estímulos a los
mejores bachilleres.
b) Examen prpio para el ingreso. Además del Examen de Estado, mu­
chas lS realizan prebas de aptitud, orientación voacional, cultura general y
habilidades, según el área de estudios. Como resultado de su régimen espe­
cial, la Universidad Nacional de Colombia no reconoe el Examen de Estdo
para su acceso y, por su cuenta, desarolla una preba académica sobre la cual
hace la selección
47

c) Otrs. Las l pueden defnir los criterios adicionales de selección de
estudiantes, siempre y cuando se informe de ellos y se apliquen a todos los
estudiates con universaldad, impacialdad, equidad y debido proes0
48
• Ente
los requisitos que se tienen en cuenta están: colegio de orgen; declaración de
renta de los padres del potencial alumo (paa efectos de matrícula), exáme­
nes médicos y constancias de tabajo.
Tanto las lS ofciales como un signifcativo número de las privadas, ofre­
cen una serie de benefcios4
9
como:
• Subsidios económicos por excelencia en los resultados del Examen
del Estad0
50

• Prioridad en el ingreso paa hijos de seridores estatales en educa­
ción y defensa
5
! .
• Descuentos paa particulaes interesados en ingresa y que cumplan
con el ejercicio democrático del sufagio.
• Admsión especial a estudiantes indígenas y mejores bachilleres de
municipios pobres.
3. Cobertura demográca
3. 1 . Tasas de escolaridad de la población del grupo cuya edd oscila entre
1 7y 24 años
Según el ICFS (tbla 6), la coberra en Colombia en el año 200fe de
1 3, 82%, que equivale al porcentaje de población ubicado entre los 1 7 y 24
años. No especifca si dento de la matícula base se incluyen alumnos que no
coresponden a esas edades
52

54
PA SOÑA E FO
Por su pae, el Consejo de Educación Superior (CEU) cita en uno de sus
doumentos de tabajoS3 que "el país alcanzó un nivel máximo de coberura
de 21 ,4% en 1 998 que se redujo a 21 ,0% en 1 999". Más adelante el mismo
doumento señala que "una pare imporante de este resultado se origina en el
rápido crecimiento de las l del sector privado, que ha incrementado su
matícula 58, 6 veces desde 1 960, mentas que la matcula pública se ha
multiplicado diecinueve veces".
Tabla 6
Tasas de escolaridad en educación superor (1985-201)
Ta d
Ma E. Pn
Polaón t
A
escold sup 17-2a
%
Maa en Pn Pc ió dl
p p
y
e U¯
1 985 6,94 383.60 5. 526. 51 3 31 .685. 71 5
1 99 8, 14 473. 747 5. 81 8. 61 5 34.969.650
1991 8,5 1 498.082 5. 849.629 35. 686.285
1 992 8,86 5 1 9. 729 5.868. 81 6 36.406.21 1
1 993 9,02 530. 561 5.881 .752 37. 1 27.295
1 994 9,36 552. 528 5. 903.278 37. 849. 1 50
1 995 1 0,2 60.506 5. 944.943 38. 541 . 631
1 996 1 0,47 630.205 6. 01 8.36 39.295. 798
1 997 1 1,75 71 8. 684 6. 1 1 5.203 40.06.093
1 998 1 3,41 833.387 6. 214. 223 40. 826. 81 6
1 999 1 3, 1 8 832.548 6. 31 5.528 41 . 589. 01 8
200 1 3,82 878. 1 74 6.407.268 42.321 . 386
Fuente: JeFE
Son diversas las interretaciones y las cifas que sobre la cobertura del
sistema se han hecho, pero coinciden todas en el bajo nivel con respecto a las
proyecciones y en comparación con países de paecido desar ollo socia, his­
tórico y cultura simla.
Visto el crecimiento de la matícula [señala U documento de estudio del CU]
en relación con el potencial de población que debería ingesa a la educación suprior,
se puede concluir que la matícula no ha tenido una gran expasión, hecho este muy
signifcativo, pues denota que las instituciones, y en general el sistema, no han respon­
dido a las expectativas ni proyecciones, ni a las necesidades de desar ollo del país, en
donde se espera que la educación superior llegue a un mayor número de personasss.
Debe señalase que quienes forman pae del sistema pertenecen a g­
pos disímiles, no siempre con las msmas oportundades de estudio, de cali-
55
LA EDUCACION SUPERIOR EN COLOMIA
dad, dedicación y ejercicio académco. La descripción que se da en este infor­
me, la matcula por joradas (tabla 7) y la diferencia marcada por la acredi­
tación, son pruebas de ello.
Tabla 7
Población estuiantil segúnjomada (1990-200)
Diuo Nocto Distancia
Aos Total
No. % No. % No. %
1990 286. 01 1 58,7 145.476 29,8 55.961 1 1,5 487.448
1991 301. 242 59,0 152.274 29,8 57. 133 1 1,2 5 10. 649
1992 323.929 60,5 162.999 30,4 48. 392 9,04 535. 320
1993 333. 417 60,9 165.862 30,3 48. 189 8,8 547.468
1994 340.540 59, 1 173. 417 30, 1 62.583 10,9 576. 540
1995 386.845 60, 1 191. 498 29,7 65.845 10,2 644. 188
1996 402. 412 59,8 208.692 3 1,0 62. 249 9,24 673. 353
1997 461. 567 59,8 232. 791 30, 1 77.933 10, 1 772.291
1998 522. 459 59,4 279.293 30,6 88. 088 10,0 879.840
1999 537. 917 61, 3 263.798 30,0 76. 229 8,7 877.94
2000 604.882 64,7 252. 502 27,0 76.701 8, 3 934.085
Fuente: [CFES
En la compaación de datos de coberura debe tenerse en cuenta que si se
incluye como coberura en educación superior la matcula en posgrado, au­
mentara el número real de colombianos que en condiciones de ingresar a
un pregrado no lo hacen, disminuyendo el porcentaje de cobertura real. En
efecto, y como lo muesta la tabla 8, si se compaa ente 1 991 y 200 se
obsera que progresivamente el pregrado tuvo un incremento en su matcula
del 76,3 1 %, en tanto el posgrado lo hizo en 46,43%.
3. 2. Evolución de la escolarización en la educación superior desde
1990 hasta el presente
Aunque no reciben subsidio de parte del Estado, es interesante el fenó­
meno del crecimento de programas, instituciones y matcula en pregrado y
posgado de las l privadas, a diferencia de las ofciales (tabla 8). En los años
noventa las lS ofciales perdieron, porcentualmente, cinco puntos en su ma­
trícula, que fueron capturados por las lS privadas.
Frente a la matrícula en pregrado por áreas de conocimento, ésta se ha
mantenido estable en su progresión numérica y tendencias, siendo Economa,
56
V
..
Tabla 8
Prgrsión del total de alumnos mtriculados (199-200 )
Pgdo Posg To ofcia
Años
Ocia Pivado Ocial Piva
No. %
No. % No. % No. % No. %
1 990
a a a « a a « « a a
1991 192. 203 38,6 305. 879 61 ,4 4. 645 37, 1 7. 879 62,9 1 96. 848 38, 6
1 992 1 86. 355 35, 9 333.374 64, 1 5. 1 79 33, 2 10.41 2 66,8 1 9l . 534 35,8
1 993 1 84. 585 34,8 345.976 65,2 6. 269 37, 1 1 0. 638 62, 9 1 90. 854 34,9
1 994 192. 533 34,8 359.995 65,2 8. 216 34,2 1 5.796 65, 8 20.749 34,8
1 995 199. 263 32,9 407.243 67, 1 12.790 33, 9 24.892 66, 1 21 2. 053 32,9
1 996 200.424 31 ,8 429. 781 68,2 12. 5 1 7 29,0 30.63 1 7 1 ,0 21 2.941 3 1 ,6
1 997 234. 1 24 32,6 484.560 67,4 1 2. 51 7 31 ,5 36. 728 68, 5 25 l .03 32,5
1 998 294. 823 35,4 538.56 64,6 12.485 29,6 33.968 73, 1 307. 308 34, 9
1999 28l .980 33,9 550. 568 66, 1 12.41 8 27,4 32. 978 72, 6 294. 398 33,5
2000 322.23 1 36,6 555.943 63,7 14. 1 60 25,4 4l . 751 74,6 336. 391 36, 1
Fuente: JCFE
Ls porcentajes coresponden al incremento anul.
Total pva
To5
No. %
a a a
3 1 3. 758 61 ,4 5 10.69

343. 786 6,2 535. 32
356. 614 65, 1 547.468
¡


375.791 65,2 576.540
432. 1 35 67, 1 64. 1 88
!
l
460. 41 2 68,4 673. 353
52l . 288 67,5 772.291
572. 532 65,0 879. 840
583.546 66,4 877. 944
597.694 63,9 934. 085

LA EDUCACION SUERIOR EN COLOMIA
Administración, Contaduría y afnes, al igual que Ingeniería, Arquitectura,
Urbanismo y afnes, las áreas de mayor concentración de matícula, casi con
el 60% del total (tabla 9). En el extemo se encuentran las áreas de Matemá­
ticas y Ciencias Naturales, Agronoma, Veterinaria y afnes, y Humanidades
y Ciencias Religiosas, con apenas algo más del 4%. Al respecto, caben algu­
nas consideraciones:
A
1 99
1 91
1 992
1 993
1994
1 995
1 996
1 997
1 998
1 999
200
• La matícula en los programas de Economa, Administación y Con­
taduría coresponde, mayoritariamente, a l privadas y su auge tiene
explicación, en pae, a que son programas de relativo bajo costo de
operación e infaestctura y a los estudios de mercado.
• Con respecto a los programas de Ingeniería, de alta demanda estu­
diantil pero proporcionalmente poca ofera o con escasos cups en
las l, Colombia está a la espera de conocer los resultados del proce­
so de Registo Califcado de estos programas, confore el Decreto
792 de 20 ¡
S7
.
Tabla 9
Prgresión del total de alumnos matriculados en pregrado,
según áreas del conocimiento (1990-200)
1 2 3 4 S 6 1 8 9 To
15. 86 1 3. 3 1 1 9.96 41 . 1 80 53.576 1 23. 724 2.979 1 23. 1 59 8.988 473.747
1 6.20 14. 574 89.5 17 42.278 54.843 1 37.920 3.454 1 30. 16 9. 1 30 498.082
1 5.087 1 6. 013 85.248 4. 1 72 6. 839 149.666 3. 09 1 36. 332 9.273 519.729
14. 881 17. 128 78. 847 45.376 58.495 1 60.920 3. 586 141. 719 9. 6 530.561
1 5.536 16.785 80.244 47.66 58. 81 8 172. 523 3.423 147.671 9.868 552.528
1 3.942 1 7.67 75. 832 54.685 69.720 193. 1 26 3. 578 1 66.698 1 1 . 31 8 6.50
1 1 . 857 18. 1 27 79.638 52. 172 73. 778 202.447 2. 869 176.543 12.774 630.205
1 2.742 20.534 99.027 61 .234 86.848 224.521 3. 919 197.780 12.079 71 8.684
13. 229 22.546 1 1 0.980 68.450 102. 1 82 269.270 4. 1 56 226. 1 89 16. 385 833. 387
14.07 20.732 96.772 69.030 1 12. 103 267. 35 1 4. 1 51 230.786 17.556 832.548
15.455 22.259 10. 814 76.797 1 1 5. 739 261 .823 5. 1 90 259.719 20.378 878. 174
1 0
4,9
4,2
2,0
4,0
8,7
3,9
18,4
7,3
- 1 ,0
5,48
Fuente: [eFES
l. Agrnomía, Veterinaria y afnes.
2. Bellas Ares.
3. Ciencias de la Educación.
4. Ciencias de la Salud.
5. Ciencias Sociales, Derecho y Ciencias Políticas.
6. Economía, Administración, Contaduría y afnes.
7. Humanidades y Ciencias Religiosas.
8. Ingeniería, Arquitectura, Urbanismo y afnes.
9. Matemáticas y Ciencias Naturales.
JO. Aumento anual (%).
58
PA SOÑA EL FO
• Pese a ser un país considerado agrícola por sus cuantiosos recursos
naturales y grandes campos, la situación de orden público y la vio­
lencia, especialmente en las zonas rrales, justifcan en gran medida
estos resultados.
• El nivel de matícula paa las áreas de Matemáticas y Ciencias So­
ciaes puede ser resultado del precario desarollo científco y tecno­
lógico del país
58

Paa el caso del posgrado (tabla 10) sigue siendo el áea de Economía y
Administración la de mayor matrícula, a la par que Ciencias de la Salud
y Educación (las tes cubren más del 77%). A extemo, como las áreas con
Tabla 10
Alumnos matriculados en posgrado, según áreas
del conocimiento (1990-200)
A To % 1 2 3
19 13.701 99 21 2.417
191 12.567 -9,0 156
~
2.031
192 15. 591 19,4 159
~
2. 146
193 16.97 7,8 1 30
~
3.402
194 24.012 29,6 208
~
7.302
195 37.682 36,3 173
~
1 2.284
196 43. 148 12,7 1 71 81 1 7.574
197 53.67 19,5 224 140 22.240
198 46.453 12,6 259 1 1 8 16.469
199 45.396 2,32 229 67 1 6.942
200 55.91 1 23, 1 6 25 1 21 8 1 7. 243
Fuente.- [eFE
l. Agrnom(a, Veterinaria y afnes.
2. Bellas Ares.
3_ Ciencias de la Educación.
4. Ciencias d l Salud.
4 S
2.525 2.035
2.237 2.207
2.774 2. 551
2.540 2.760
2.969 3. 65
4. 01 4.742
3.579 4.827
4.63 6.51 6
4.07 5.033
4.862 4.31 5
6. 1 76 7.437
5_ Ciencias Sociales, Derecho y Ciencias Po[(ticas.
6. Econom(a, Administración, Contaduria y afnes.
7. Humniddes y Ciencias Religiosas.
8. Ingenieria, Arquitectura, Urbanismo y afnes.
9. Matemticas y Ciencias Naturales.
% Aumento anual.
59
6 1
4.410 459
3.966 368
5.68 %
5.7 1 1 410
6.784 477
10.732 654
1 1 .070 468
14.346 743
14.549 556
1 3.357 542
17.650 691
8 9
1 .031 70
95 1 651
1 . 302 561
1 .438 51 6
1 .733 894
3. 614 1 .282
4.439 939
3. 844 9 1 1
4.243 1 1 29
4. 10 978
4.658 1 .587
LA EDUCACION SUPERIOR EN COLOMIA
menor demanda, están Agronoma y Veterinaria y Bellas Artes (menos del
1 %). A respecto también hacemos algunas consideraciones:
• Las áreas de mayor desar ollo tienen un signifcativo desempeño la­
boral en el sector guberamental, en el cual los títulos tienen directa
incidencia en el factor salarial.
• Las estadísticas posteriores a 1 997 muestran un decremento en la
matrícula en pregrado y pos grado de Educación como consecuencia
del Decreto 272 de 1 998, o de Acreditación Previa Obligatoria, con
el cual se evaluaon condiciones mínimas de calidad y fncionamento
y con la cual se redujo a menos de la mtad el número de programas,
muchos de ellos creados como respuesta a la demanda de los educa­
dores de primaia y secundaria, quienes encontraron en rápidas espe­
cializaciones una opción de ascenso pronto en el escalafón salariaP
9
.
El incremento numérico de la matrícula se entiende, entre otros motivos,
por el impacto social y laboral del pregrado, el mejoramiento en la cobertura
de la educación secundaria y una claa intencionalidad de retoro a la educa­
ción superior de quienes preliminamente habían desertado de ella por moti­
vos académicos o económicos. La demanda de potenciales estudiantes en el
sistema de educación superior es mayor que los cupos en oferta
6
(véase tabla
1 1 ), y la disponibilidad de cupos a primer semestre nunca se cumple al 1 0%.
Tabla 11
Relación entre inscritos par Pruebas de Estado ¡eFES, par ingreso a la
educación superior cupos, solicitudes y matrícula total en primer curso
( 1993-2000)
Itos
% matcula
Aos Cupos Solicitudes Matrculas con rspecto a
IC
cupos
1 993 338. 534 266. 210 480. 8 1 1 1 87. 948 70,60
1 994 379. 827 3 10. 658 472.665 221 . 360 71 ,25
1 995 433. 245 372. 01 5 5 1 8. 5 1 1 257. 239 69, 14
1 996 480. 259 389. 1 25 501 . 890 263. 91 1 67,82
1 997 5 1 0. 1 94 439. 428 586. 1 82 298. 1 28 67,84
1 998 543. 398 479. 81 9 552. 990 267. 866 55, 82
1 999 568. 232 421 . 81 9 494. 1 84 230. 221 54,57
2000 582. 822 491 . 793 588. 523 267. 950 54,48
Fuente: [eFES
60
PA SOÑAR EL FRO
De un comportamiento cercano al 70% entre los años 1 993 a 1 997, baja a
nenos del 50% para el año 200. Algunas de las probables causas son:
• No hay restricciones para el ofrecimiento de cupos por parte de los
programas, siempre y cuando, como se contempla en los requisitos
para la apertura, exista la capacidad instalada y académica para aten­
der la demanda. Las lES pueden ofrecer un número mayor de cupos
de los que realmente pueden atender, pensando en que no todos los
que se inscriben se matriculan. Los aspirantes también juegan a las
probabilidades inscribiéndose en dos y tres lES, para ver en cuál
aprueban.
• Inadecuada distribución geográfca de las lS. En sólo Bogotá, capi­
tal del país y del departamento de Cundinamarca (que cubre a la
capital), está ubicado el 37% de las l. En los cinco principales de­
partamentos del país está ubicado el 73% de las lS, mientas que en
24 de ellos se halla el 27% restante.
• Crisis económca que impide costear la matrícula para el primer cur­
so. Adicionalmente, el cupo en las lS ofciales, con valores de matí­
cula mucho más económicos que en las lS privadas, son escasos en
algunas áreas. Los datos del leFS muestran, por ejemplo, que en la
Universidad Nacional, la relación de inscritos y cupos era 1 1 , 3 a 1 en
1 991 ; 1 1 , 8 a 1 en 1 997; 1 0,9 a 1 en 1 999 y 7, 3 a 1 en 2000.
• Poca oferta noctura en algunas áreas.
• Falta de igualdad de oportnidades entre los distintos estratos econó­
micos: cerca del 73% de los estudiantes maticulados en la educa­
ción superior proviene de los quintiles N y v (el 40% más rico de la
población) ; el quintil II aporta apenas el 1 5%, el quintil
1
e1 8% y el
quintil I (el 20% más pobre) el 4%. Al respecto, las diferencias entre
las universidades ofciales y privadas no son tan protuberantes como
podría pensarse: 63, 1 % vs. 70,7% (quintiles N y v), 1 6, 8% Y 1 0,9%
(quintiles I y
1
)6
1
.
• Predilección por programas universitarios, en descrédito de los téc­
nicos y tecnológicos. La tabla 1 2 refeja la gran diferencia numérica
entre los programas técnicos y tecnológicos con los universitarios.
• La evolución de las lS y la demanda de sus programas (tabla 1 3)
confrma este hecho. Las instituciones técnicas, 60 en 1 990, se redu­
jeron a 52 en 1 999 (- 1 3, 33%); las instituciones tecnológicas pasaron
de 47 a 62 (3 1 ,91 %); las instituciones universitarias, de 62 a 70
( 1 2,90%) Y las universidades de 73 a 95 (30, 1 3%).
61
LA EDUCACION SUERIOR EN COLOMIA
Tabla 12
Cupos, solicitudes y matrcula total en primer curso
según tipología institucional (200 )
Tiplogía Cups Solicitudes
Matrícula a
prmer curso
233. 662 426. 042 148. 274
Universidades
10% 1 82, 33% 63,45%
Instituciones
95. 673 73.434 56. 823
universitaias
10% 76,75% 59,39%
Instituciones
54.052 36. 703 24.770
tecnológicas
1 00% 69,75% 45,82%
Instituciones
3 1 .403 20.269 1 2. 964
técnicas
profesionales 1 0% 64,54% 41 ,28%
Fuente: leFES
Hay dierencia entre prgrams activos, reporados por las lES y pr­
grams registrados en el SNS (código y registr ofcial), que no quie­
re decir que están tods fncionando realmente62•
Las l no universitarias tienden a transformase de manera ascendente
63
,
buscando su ubicación como universidades, a pesa de que las áreas técnicas
y tecnológicas tengan mayores posibilidades en el mercado laboral
6
.
3.4. Exigencias de escolaridad
3. 5. Tiempo promedio de estudio
La educación foral en Colombia, anterior a la superior, se desar olla
por ciclos didácticos a tavés de tes niveles (Artículo 1 1 de la Ley 1 1 5 de
1 994), así:
a) El preescola. con mínmo un grado obligatorio;
b) La educación básica con una duración de nueve (9) gaos que se desar olla en
dos ciclos: la educación básica primaia de cinco (5) gados y la educación básica
secundaria de cuato (4) grados, y
c) La educación media con una duración de dos (2) grados.
Así msmo, señala la msma ley que en todos los establecimientos ofcia­
les o privados que ofrezcan educación foral es obligatorio en los niveles de
la educación preescola, básica y media, cumplir con:
62
PA SOÑA E FO
a) El estudio, la comprensión y la práctica de la Consttución y la instcción
cívica.
b) El aprovechamiento del temp libre, el fomento de la diversa cultus, la
práctca de la educación fsica, la recreaión y el depre forativo.
c) L enseña de la protección del abiente, la ecología y la preseración de
los recusos nates.
d) L educación paa la justicia, la pa, la demoracia, la solidadad, la confa­
terdad, el coprativismo y, en general, la foración en los valors humaos, y
e) L educación sexual, impada en cada cao de acuerdo con las necesidades
psíquica, fsica y afectva de los educados según su edad.
L educación suprior de prgrado dura cinco años, las licenciaturas diur­
nas también cinco años, en tanto que la notas seis; la fonación tecnoló­
gica generaente dura cuato años y la técnica profesional de tes a tes años
y redio.
Los estudios de posgrado tienen diversa duración: las espcializaciones
ente 1 y 1 ,5 años, las maestas ente 1 ,5 Y 2 años y los dotorados ente 2 y
5 años.
Tabla 13
Evolución de prgramas académicos de pregrado
y posgrado activos (1991-200 )
Aueza65 1 990 1991 1993 1995 1997 1999
Pegado técnico
31 9 31 2 31 9 369 41 9 327
profesional
Pegrado
372 376 423 575 61 7 505
tecnológico
Pegado
1 . 1 1 9 1 . 1 32 1 . 285 1 .534 1 .91 2 1 . 777
universitaio
Subtotal pregrados 1 . 81 0 1 . 820 2. 027 2.478 2.948 3. 068
Fuente: JCFES
63
2(6
539
860
2. 752
4. 1 51
Gobiero y gestión de la educación superior
1. Tipos de gobiero de la intituciones de educación superior
C
omo se vio en el capítulo "Estrctura y fncionamiento de la educación
superior", hay liberad para desar olla modelos de gestión de la educa­
ción superior. El Aículo 28 de la Ley 30 de 1 992 reconoce la autonomía a
las lS paa actua de manera libre y responsable, organizase interamente y
ofecer programas de formación superior bajo los más altos estndaes de
calidad.
El gobiero de las I67 est determinádo básicamente por dos aspectos:
la autonomía univeritia y el orgen estt o prvado de la insttción. L au­
tnoma permite confgura estuctras organizacionales acordes con la idio­
sincrasia, administración y crecimiento de la academa, siempre y cuando las
decisiones favorezca y no contadigan los objetivos de la educación supe­
rior, contemplados por la misma Ley 30
68 •
La autonomía universitaria se refeja en las siguientes librdes de la institu­
ción: elabora sus propios estatutos, defnir su régimen itero, esttir los mecanis­
mos referentes a la elección, designación y príodo de sus directivos y administado­
res, señala las reglas sobre selección y nominación de profesores, establecer los
programas de su propio desar ollo, aproba y maeja su presupuesto y aproba los
plaes de estudios que regiá la actividad académica6•
El incumplimento de ests disposiciones da luga a la iniciación de las
acciones administativas corespondientes y, previa obserancia del debido
proceso, a la imposición de sanciones tales como a) amonestación privada,
b) amonestción pública, c) mults sucesivas hast de cien veces el salario
mínimo legal mensual vigente en el país, d) suspensión de programas acadé­
micos y de admsiones por el término hasta de un año, e) cancelación de
65
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
programa académicos, t suspensión de la personería jurídica de la institu­
ción, y g) cancelación de la personería jurídica de la institución70•
La naturaleza estatal o privada de la institución incide fundamentalmen­
te en la fente de los recursos y la posibilidad de administalos (véanse más
detalles en el capítulo "Financiamiento de la educación superior"). Confone
la tadición y el mercado educativo, las lS colombianas generalmente agru­
pan su administación y estructura orgánica en tomo a centos de costos, ob­
jetivos de desar ollo institucional, programas por facultades, dirección aca­
démica centralizada o no, núcleos de dirección alrededor de la docencia,
investigación y extensión, ente otos. La difcultad de medir los desar ollos
académicos y los objetivos del sistema con criterios universales y de consen­
so nacional ha hecho que las l no sean ajenas a confictos de interés de la
autoridad académica, pugnas con la administación, expectativas por resulta­
dos y opciones de reinversión de ingresos o de excedentes operacionales.
Tanto las l públicas (dependientes presupuestalmente de los aportes
del Estado aunque algunas tienen también fondos propios) como las prvadas
(sin subsidio estatal y dependientes de los cupos) ven con preocupación la
difcultad práctica de ejercer con rigor una planeación prospectiva que les
permita ordena rigurosamente sus metas.
1 . 1 . Gobiero colegiado o no colegiado
Como sistema, la educación superor colombiana depende, en sus políti­
cas generales, de las decisiones de instancias guberamentales, especialmen­
te del Ministerio de Educación Nacional y de los organismos coordinadores
del sector (véase capítulo "Estuctura y fncionamiento de la educación su­
peror") que generalmente toman sus decisiones con base en estrctras pa­
ticipativas donde están presentes los diferentes actores de la educación supe­
rior (ICFS, Comsión Consultiva, CESU, SU, CNA, CN).
A su vez, las lS deben conta con cuerpos colegiados en su dirección, no
obstante exista la fgura de rector o representante legal como fgura jurídica
representativa en los asuntos nonativos.
1 . 2. Nombramiento y elección de autorides de las lES
La elección de autoridades en las lS privadas se rige por la propia nor­
matividad intera, reunida en sus estatutos, sin injerencia alguna del Estado u
otas instituciones. La costumbre es que esta elección se lleve a cabo por
parte del máximo cuerpo colegiado de la institución (consejo superor, claus­
tro de electores, asamblea de fndadores . . . ).
En las lS ofciales, la elección del rector se hace a través de un proceso
de elecciones entre la comunidad académca de la propia institución7! .
66
PA SOÑA EL FO
1 . 3. Prcedimientos y prácticas de rendición de cuentas de las lES al
Estado
No existe nona alguna que especifque la manera como las l deben
rendir cuentas al Estado. Es, al contario, el Estado quien solicita a las l que
rindan cuentas a la sociedad a tavés de mecanismos que comenzaon a toma
ferza desde la segunda mtad de la década de los noventa, alineados en dos
grandes verientes: inspección y vigilancia, y acreditación.
El primero, el Plan de Inspcción y Vgacia, es orientado y ejecutado
ent el IC y el Ministero de Educación Nacional, y consiste en exigir el
cumpliento de los requisitos legales míos paa opra y obtener el rgis­
to de los programa en el Sistema Nacional de Infonación (SN), además de
aunciadas o sorresivas visitas de fncionarios del Estado pa cerca, en­
te otos, la legalidad de la acciones de la l, su maejo facier y la serie­
dad de los posos académicos. En otos téros, vela paa que -n el caso
de las l prvad, constitid como prsona judica de utdad comÚ­
conseren y apliquen debidamente sus rntas y que en too lo esencial se cum­
pla con la voluntad de sus fndadores (literal e, Aículo 32, Ly 30)72.
Estas visits se adelatn en todas las l del pas, y se realzan de ofcio
o motivadas en denuncias de la comunidad en general. Paa da una idea de
los resultados de estas acciones, un balace prelimina de visitas realizada
en desar ollo del Plan Estatégico de Inspección y Vgilacia, a mediados de
201 , a 3 1 l, ar ojó que seis de ellas no tenían representación democrática
de los estudiates en los órganos de gobiero; en siete sucedió algo simila
respecto de la representación de docentes; en otas siete los estatutos no esta­
ban ratifcados; paa el caso de docentes de tiempo completo, se encontó que
oho no tenían vinculado a nadie con esta caacterística; fente al requisito de
cont con el Examen de Estado como condición paa el ingreso de estudian­
tes, cinco no contaban con esos papeles, en tanto que en seis no había actas de
grado de estudiantes; las instalaciones de quince l feron evaluadas como
regulaes; seis estaban desar ollando programas sin registo y, fnalmente,
ocho no cumplían con los requisitos mínimos para la publicidad de sus pro­
gramas.
Este Programa de Inspección y Vgilancia se relaciona con los requisitos
mínimos de operación (véase el capítulo "Innovaciones y refonas en la edu­
cación superior"). Las institciones privadas son creadas como fndaciones
o corpraciones 73; su organización administatva de dirección y contol se
encuentra determinada en sus estatutos, y el contol intero, administrativo,
académico y fnanciero está ordenado en su esquema administativo y de
contol intero; clao está, sujeto a los contoles guberamentes especial­
mente fjados en el aspecto tibutario a estas instituciones.
67
LA EUCACIÓN SUEOR E COLOMI
Las prácticas de rendición de cuentas de las lS ofciales se orient a que
ésts se organicen como entes universitarios autónomos, en el caso de las
universidades (Artículos 28 y 5714 de la Ley 30), con régimen especial y vin­
culados al Ministerio de Educación Nacional en lo que se refere a políticas y
planeación del sector educativo, y en el caso de las demás instituciones esta­
tales y ofciales que no tienen el caácter de universidad (A. 29, Ley 30), a
que se organicen como establecimientos públicos del orden nacional, depa­
tamental, municipal o distital. En ambos casos deben adoptar en sus estatu­
tos generales una estctura que comprenda, ente otros, la existencia de un
consejo superior universitaio y un consejo académico cuya integración y
fnciones serán las contempladas en los Artículos 6, 65, 68 y 69 de la Ley
30 de 1992, y en corespndencia con dicha organización, deberán sujetase
al contol fscal al que se encuentan sometidas todas las organizaciones est­
tales paa el manejo de sus recursos a través de la Contaloría General de la
República en sus competencias del orden nacional, depaamental y munici­
pal pero, clao está, sobre la base de la amplia autonomía que prite el
Artículo 28 de la Ley 30.
En las instituciones religiosas75 y en las de desar ollo social y comunita­
rio no hay paticipación del Gobiero.
É
stas generalmente se organizan como
l privadas. La segunda vertiente mencionada, la acreditación, corespnde
al ejercicio volunto que hacen las l paa que sus programas sean acredi­
tados con alta calidad ante la soiedad como dignos, perinentes, coherentes y
de avanzada en su disciplina (véase el capítulo "Estuctura y funcionamiento
de la educación superior").
1 .4. Otros actores que intervienen en el gobiero de las lES
La ley no exige la participación de miembros diferentes a los directa­
mente implicados en la comudad académica; éstos son, además de directi­
vos académicos y administrativos, representantes del personal docente, estu­
diantil y de egresados (Decreto 1478 de 1 994).
La paticipación de personas a nombre de asociaciones empresarales,
culturales, políticas, comunales o afnes, e incluso guberamentales, en las
l privadas se da por autónoma decisión de la institución. En las públicas, las
directivas y su representatividad está defnida por ley, y existe obligatoredad
de impacialidad. La realidad tanto en l públicas como privadas es que la
representatividad de estamentos exteros y de estudiantes, profesores y egre­
sados, estblecida por estatutos, no siempre coresponde a un clao, partici­
pativo y descentalizado ejercicio democrático. "Puede existir gobiero, mas
no goberabilidad, si la universidad no entiende adecuadamente y no asegura
oportunamente las diferentes formas de participación a la aplicación de la
democracia"76
.
68
Los actores principales de la educación superior
E
n el año 200 el Sistema de Educación Superior colombiano cobijaba a
1 .070. 328 personas, ente profesores (85. 743), estudiantes (934.085) y
personal admnistativo (50. 500).
Mientas el sistema de educación superior recibe y gradúa semestal­
mente a miles de jóvenes, pare de su personal de apoyo, sericio y admi­
nstación tiene escasa rotción labora (compaado con la empresa privada).
El ICFS ha adelatado programas de capacitación paa directivos, administa­
tivos y docentes, en alianza con instituciones nacionales y extajeras, inclu­
yendo la elaboración de materiales audiovisuales como el Pograma Maesto
1 .0 (de capacitación en nuevas tecnologías en la educación superior), el Plan
Nacional de Doentes, programas de foración de directivos universitarios
(algunos de ellos con el apoyo de la UCO) según áreas de desar ollo profe­
sional -a tavés de los CRS-, Programa de Diplomacia Educativa, acuerdo
con Francia paa pasantías de investigadores, y otos.
1. Estudiantes, características y evolución
1 . 1 . Población estudiantil clasicada por sexo, especialidd o carrera de
estudio y nivel
1 . 2. Evolución de la población estudiantil
La participación de estudiantes en las lS y en sus planes de estudios no
est determinada por un programa de orientación vocacional predetermna­
do. La orientación profesional la realizan los centos escolaes de enseñanza
básica y secundaia a tavés de diferentes mecanismos: prebas sicotécncas,
cursos de orientación, entevistas con profesionaes de las diversas áreas, con­
sejería, etc. Algunas lS también cuentan con programas de apoyo en este
sentido, para los estudiantes, o tienen programas de estudios generales que
permiten a los estdiantes orientarse a los programas con los que se sienten
más afnes. Noralmente los alumos se inscriben paa estudia donde ten-
69
-.
o
A
1 990
1 991
1 992
1 993
1 994
1 995
1 996
1 997
1 998
1 999
200
Fuente: JCFE
Tabla 14
Total de alumnos mtrculads en prgrado según nivel, modlidd educativa y orgen institucional
(199-200 ). Prmer período académico
To Dvel
P
473.747
498.062
5 1 9.729
530.661
552.528
636. 506
630.205
71 8.684
833. 387
832.548
878. 1 74
a
Téco pn
Tot
37.91 8
40.497
43.728
38. 279
32. 1 6
34.085
30.46
34.924
36.396
34.982
41 .639
a
Ocia
4. 321
4.080
4. 152
3.948
3.62
4. 30
4. 939
5. 1 86
6.5 1 6
6. 1 27
9. 1 71
a÷ aa a
Pva
33.597
36.41 7
39. 576
34.33 1
28. 522
29.781
25. 525
29.738
29. 880
28. 855
32. 468
&~~.
Pgos

Tecnológico Universitaro
Totl Ocial Pivado Total Ocial
72.459 38. 325 34. 1 34 363. 370 145. 874
79. 1 74 39.90 39. 270 378.41 1 148. 21 9
81 . 613 37. 884 43.729 394. 388 14. 3 1 9
8 1 .23 1 34.208 47.023 41 1 .05 1 146.429
89.67 40.8 1 3 48. 834 430.71 7 148.078
93. 324 41 . 1 28 52.796 478.497 1 53. 83 1
87. 383 34. 720 52.663 51 2. 358 1 60.765
92.737 35.620 57. 21 7 591 .022 195. 41 6
1 20. 5 10 55.063 65.47 676.48 1 233. 24
1 1 3. 294 50. 1 26 63. 1 73 684.267 225.727
1 1 2. 269 55. 371 56.898 724.266 257. 689
÷
Para efectos de titulci6n, l institciones universitaris y l universiddes d por igualforci6n prfesionl universitara.
Pivado
217.496
230. 192
¯

250.069
f

264.622 U
282. 639
324.686 ¦
35 1 .593

397. 60
43. 237

468. 540
5
466.577
PARA SOÑAR EL FO
gan mayores posibilidades de acceso según resultados académicos en el Exa­
men de Estado, capacidad económica, cupos disponbles en ciertos progra­
mas, la existencia o no de jorada nocta o a distacia, el crédito estudiantil
o la región de procedencia.
Los estudiantes de la Educación Superior (tablas 14 y 15) acceden al
mercado laboral en condiciones disímles. La aproximación de las lS al sec­
tor productivo generalmente se da en tomo a proyectos e investigaciones,
pero el mercado laboral es libre de escoger su personal, más aún en un medio
con alto desempleo (ente el 1 2% y el 1 9% en la última década). De igual
manera, egresar de una institución tecnológica o universidad, pública o pr­
vada, no es factor infuyente paa buscar empleo. En algunos casos las em­
presas tienen políticas de selección defnidas. Por 10 demás, y ante la inexis­
tencia de compromisos forales de las instituciones con sus ex alumnos, la
ubicación laboral termina dependiendo de las habildades de los egresados.
Sin embargo, en muchas lS del país hay programas de ubicación de sus alum­
nos, bolsas de tabajo y convenios con las empresas paa la contatación de
sus egresados.
Respecto a los estudiantes de pregrado y pos grado, en la década de los
noventa (véanse en las páginas siguientes las tablas 16 y 1 7), Y a la matículas
en los mismos niveles y modalidades, según áeas de estudio (tablas 9 y 1 0),
se obsera de manera signifcativa la alta participación de la mujer. Así mis­
mo, hay mayor continuidad y terminación de estudios en pos grado que en el
pregrado.
1 . 3. Organismos representativos de los estudiantes y profesores en el
ámbito institucional y nacional
Ofcialmente se reconoce la participación de representantes de los estu­
diantes y de los profesores en los cuerpos colegiados de dirección, tanto pú­
blicos como privados. En las lS ofciales la Ley 30 de 1 992 señala la impor­
tancia de que en sus órganos de dirección haya representación del Estado y de
la comunidad académica (Artículo 63). En el Artículo 68 de esa ley se señala
como máxima autoridad académica de las lS públicas al consejo académco,
que deberá conta con representantes de docentes y estudiates, elegidos se­
gún los estatutos de cada institución?? En las lS privadas no existe represen­
tación estatal pero sí representación de profesores y estudiantes en la direc­
ción académica o administativa de la institución (Decreto 1478 de 1 994)78.
En el caso de la representación estudiantil en lS privadas, la Ley 30 (Art.
10) exige que ente los documentos necesarios para el reconocimiento de
personería jurídica debe fgurar "el régimen de participación democrática en
la diección de la institución"?9. Algunas instituciones aplica est nora dando
paricipación a representantes estdiantiles y profesorales en los consejos
71
..
N
Año
1 990
1991
1 992
1 993
1 994
1 995
1 996
1 997
1998
1 999
200
Fuente: JeFE
Tota nive
posgraoS
1 3. 701
12. 567
1 5. 591
1 6. 907
24.01 2
37. 682
42. 148
53. 607
46.453
45. 396
55. 91 1
Tabla 15
Total de alumnos mtriculs en posgrado según nivel,
modlidd educativa y origen institucional
(1990-200 ). Primer penod académico
Posgos
Espa Mat
Tot Oa Pa Tot Ofcia Pva Tot
8. 01 3 2. 799 5. 214 5. 661 2.01 6 3. 65 27
7. 550 2. 556 4.996 4. 982 2. 1 23 2. 859 35
10. 1 1 8 3. 1 35 6. 983 5. 410 2. 00 3. 410 63
1 1 . 1 65 3. 686 7.479 5. 71 8 2. 569 3. 149 24
17. 698 5. 245 1 2.453 3. 238 2. 900 338 76
30. 420 9. 435 20.982 7. 205 3. 269 3. 936 87
37. 331 9.794 27. 537 5. 691 2. 61 1 3. 080 1 26
47. 1 36 15. 928 33. 208 6. 366 2. 859 3. 507 1 05
41 . 324 10.41 7 30. 907 4.972 1 . 943 3. 029 1 57
40. 885 10. 685 30. 20 4. 33 1 1 . 601 2. 730 1 80
49. 773 1 1 . 356 38.41 7 5. 793 2. 538 3. 255 345
Tot au
Dto
d p Y
psgo
Ofcia Pva
8 19 487.448
¯


10 25 610. 649

4 19 535. 320
14 10 547.468
l
71 5 576. 540

83 4 644. 1 88
1 12 14 673. 353

>
92 1 3 772. 291
1 25 32 879. 840
132 48 877.94
266 79 934. 085
PA SOÑAR EL FO
académicos, que son órganos de dirección académica, no en los consejos su­
periores, directivos o salas de gobiero, que son los cuerpos colegiados don­
de se toman las decisiones y que representan la más alta dirección de la insti­
tución.
En cuanto a la representción estudiatil en las l públcas, el texto legal
es clao en indica la presencia de representantes de los doentes, egresados y
estudiantes en el Consejo Superior Universitrio como máximo órgano de di­
rección de la universidad80• El Consejo Nacional de Educación Superior (CESU)
tiene ente sus integrates a un representate de los prfesores unversitios y
a un estudiante de los últimos años de unversidad. Asimismo, incluye la pa­
cipación de un representnte de la comunidad académica de unversidad estatal
u ofcial, del cual no espcifca si es profesor o estudiante8! .
A lo lago de la década de los noventa se han organizado diferentes agru­
paciones estudiantiles, unas de tipo general y otas por facultades. Actual­
mente la Asociación Colombiana de Estudiantes Universitarios (ACEU) tiene
mayor constancia en su actividad, dedicada especialmente a la defensa de sus
intereses y a la crítica del sistema de fnanciación de la universidad pública82•
También debe destacase, entre otras, la Asociación de Estudiantes de Econo­
ma, al igual que las asociaciones de ex alumnos y egresados que, con un
carácter de apoyo y sericios, generalmente son impulsadas desde las mis­
mas lS.
Los profesores, por su parte, están agremiados a tavés de la Asociación
de Profesores Universitarios (ASPU) y de la Federación Nacional de Profeso­
res. Estas asociaciones fundamentalmente tienen paicipación de docentes
del sistema de educación pública, el cual como cuerpo profesoral tiene mayor
identidad que el profesorado de la educación privada. Tienen una gran capa­
cidad de convocatoria y respuesta frente a los problemas que directamente les
afectan, tales como la violencia hacia sus afliados y todo lo relativo al siste­
ma salaal. Por ejemplo, la reacción de estas asociaciones al decreto que
modifcó el régimen de salaios y prestaciones de los profesores estatales
(Decreto 291 2 de 3 1 de diciembre de 2001 ) llevó al Ministerio de Educación
Nacional a dialoga con ellos paa busca salidas a algunos aspectos confic­
tivos del decreto (más adelante se detallan las caacterísticas de la norma).
1 . 4. Prgramas de asistencia al estudiante
Además de los programas de crédito educativo desar ollados por el ICE­
TX o individualmente por instituciones fnancieras, y por algunas l que han
creado sus propias líneas de crédito educativ083, la asistencia al estudiate de
la educación superior también es prestada por algunas otras instituciones del
sistema fnanciero8• Según un estudio de la Asociación Panamericana de Ins­
tituciones de Crédito Educativo (APICE), en Colombia, además de la fnancia-
73
Tabla 16
Distribución del total de alumnos matrculados según áreas del conocimiento y géner (1990-2000). Primer período académico
Aa
. Ci � .
�.
lf

y
To p g Vetna y BeD As
Cas d la Csd l S. As.
y Ci
Aua
Cii
EJ Su �y C . . Ct y . Urs y
A To an
.
Ps a
R-.
a
Ns
Fem. M« Fem. M. · Fer. M- F. M. Fm. M. F M . . F
. .
M
. . F
M. Fe. M. F. M.
487.48 250.554 236.894 5. 013 10,950 8. 248 5.084 6.481 28.922 27.456 16.249 33. 374 22.237 67.01 61 . 133 1 .774 1. 6 38.970 85.220 4.257 5.435
1990
1 0% 51 ,4 48,6 1 2,2 1,7 1 13,2 5,9 5,6 3,3 6,8 4,6 1 3,7 12,5 0,4 0,3 8 17,5 0,9 1 , 1
510.69 261 .237
1991
249.41 2 5. 158 1 1 . 20 8.980 5. 594 61. 843 29.705 28.071 16.44 34.538 22.51 2 75.06 66.620 1 .935 1 . 887 41 . 354 89.757 4.292 5.469
10% 51 ,2 48,8 1 2,2 1, 8 1, 1 12, 1 5, 8 5, 5 3, 2 6,8 4,4 14,7 1 3, 1 0,4 0,4 8, 1 17,6 0,8 1 , 1
536.620 271 . 837 263.483 5. 175 10.071 9.574 6.439 58.491 28.903 30507
1992
16.439 38. 553 24.837 80.5 19 74.755 1 . 542 1 .957 42.983 94.651 4.493 5.43 1
1 0% 50,8 49,2 1 1, 9 1, 8 1 ,2 10,9 5,4 5,7 3, 1 7,2 4,6 15 14 0,3 0,4 8 17,7 0,8 1
547.468 277.70 269.76 4.990 10.021 9.947 7. 1 8 1 55.754 26.495 32. 302 15. 614 35.455 25. 80 88. 896 77.735 1 . 76 2.230 43. 893 99.26 4.701 5.424
1993
10% 50,7 49,3 0,9 1, 8 1,8 1 ,3 10,2 4,8 5,9 2,9 6,5 4,7 16,2 14, 0,3 0,4 8 1 8, 1 0,9 1
1994
576.540 298.578 277.962 5. 33 1 10.41 3 9.888 6. 897 58.429 29. 1 17 34.899 1 5.730 38. 256 24.207 97.946 81 .361 1 .950 1 .950 4.65 102.759 5. 234 5. 528
1 0% 51 ,8 48,2 0,9 1, 8 1 ,7 1 ,2 10, 1 5, 1 6, 1 2,7 6,6 4,2 17 14, 1 0,3 0,3 8, 1 17, 8 0,9 1
644. 188 334.20 309.984 4. 64 9.471 9.814 7.993 59. 125 26.991 40.979 17.707 45.082 29.380 1 1 1 . 321 92.537 1 .954 2.278 55. 321 1 1 5. 191 6. 1 6 6.436
1995
1 0% 51 ,9 48, 1 0,7 1, 5 1,5 1 ,2 9,2 4,5 6,4 2,7 7 4,6 17,3 14,4 0,3 0,4 8,6 17,9 1 1
673.353 351 .571 321 . 782 4.208 7. 820 9.824 8. 384 63.579 33.633 39.879 16. 872 47.410 3 1 . 195 1 1 8.24 95.273 1 .483 1 . 854 6.438 1 20.548 6.508 7.20
1996
10% 52,2 47,8 0,6 1 ,2 1, 5 1 ,2 9,4 5 5,9 2,4 7 4,6 17,6 14, 1 0,2 0,3 9 17,9 1 1 , 1
772.291 4.65 365.68 4.886 8.280 10. 531 10. 143 82.598 38.669 46.68 19.269 54.984 383. 80 1 33. 1 20 1 05. 747 2.248 2.414 65. 61 2 1 36. D12 6.258 6.732
1997
1 0% 52,7 47,3 0,6 1 , 1 1 ,4 1 ,3 10,7 5 6 2,5 7, 1 5 17,2 1 3,7 0,3 0,3 8,5 17,6 0,8 0,9
879.840 437. 108 42.732 6.252 7.236 1 1 .238 1 1 .426 6.257 63. 192 34.707 37.84 49.852 57.363 141 . 1 73 142.66 2.294 2.41 8 1 1 8. 1 51 1 12.281 9. 1 84 8. 330
1998
10% 46,7 50,3 0,7 0,8 1,3 1 ,3 7,3 7,2 3,9 4,3 5,7 6,5 16 16, 0,3 0,3 1 3,4 12,8 1 0,9
877.944 457.595 420.349 5. 168 9. 128
1999
10.04 10.755 71 . 141 42.573 51 .625 22.26 68.39 48.028 153.49 127.29 1. 891 2. 802 86.265 148.65 9.599 8.935
10% 52, 1 47,9 0,6 1 1 , 1 1 ,2 8, 1 4,8 5,9 2,5 7,8 5,5 17,5 14,5 0,2 0,3 9,8 16,9 1 , 1 1
934.085 452. 1 1 5 481 .970 10. 120 5. 586 1 1 .584 10.893 43.578 74.479 24.67 58.366 49.740 73.436 1 22.657 1 56. 816 3.495 2. 386 175. 548 88. 829 10.786 1 1 . 179
200
1 0% 48,4 51 ,6 1 , 1 0,6 1,2 1 , 1 4,7 8
..� L��_
5,3
. ,
?
,9 13, 1 16,8 0,4 0,2 1 8, 8 9, 5 1 , 1 1 , 2
PA SOÑA EL FO
ción del ICETX existen 41 modalidades de crédito y fnanciación paa estu­
dios universitarios, que van desde las modalidades ofecidas por las mismas
l hata los programas de fomento de las empresas y las cajas de compensa­
ción familia.
Las becas o descuentos defnitivos, paciales o totales, de los valores de
matrícula en las lS privadas no tienen reglamentción y su administación
queda a discreción de cada institución. Las más comunes obedecen a becas
por rendimiento académico, concedidas como un estímulo de pae de la l a
sus mejores alumnos. Su normatividad se incluye en el reglamento estudian­
til y generalmente se aplican sobre semestes terminados, paa lo cual se re­
embolsa el dinero cancelado anteriormente, se abona al pago de la siguiente
matícula o se traslada a una beca para posgrado. Además de las becas, las l
han creado líneas diectas de crédito educativo, con diversas modaidades de
pago.
La segunda clase de becas o auxilios económcos son los adjudicados
libremente por la institución, especialmente por colaboración en tabajos ad­
ministativos, monitorias académcas o paricipación en grupos deporivos y
culturales de bienestar universitari085• En desar ollo de su autonomía, las l
privadas acostumbran da descuentos o becas completas a estudiantes que, a
su juicio, cumplen otros requisitos adicionales, siguiendo un reglaento o
noras fjadas para el efecto, buscando favorecer a alumos de menores re­
cursos de acuerdo con su situación económica famlia. También las institu­
ciones fnacieras ha establecido líneas de crédito paa fnancia la matícu­
la a intereses más bajos y en los últimos años se ha vendo estudiando la
propuesta de crea un fondo de aoro educativo paa la educación y una
línea de crédito má favorable que las actales paa fnancia la demada, al
msmo tiempo que se buscan soluciones paa fmacia la ofer (crédito a las
istituciones paa inversión y paa fncionamiento). Este tema se ha consti­
tuido en núcleo de la discusiones de la reuniones de rectores, congresos
nacionaes de educación y de la Movilización Socia por la Educación Sup­
rior (de la que se hablaá más adelante), dada la preoupación pr el impacto
que tienen sobre la cobrura los gravosos costos de la educación suprior y
el resgo paa las fnaas de las l, sobre todo de las prvadas.
L Ley 30 de 1992 creó el Fondo de Bienest Universitao a fn de
orgaza con autonoma oprativa una sere de actvidades faciad por
ese fondo al cual apor los estdiates a matrculase. Desde la Subdirec­
ción de Fomento del ICF se promueven prgaas de bienesta que facilitan
el desar ollo de esta áea dento de las universidades.
Adicionamente a los progaa de bienest tadicionaes (actvidades
lúdicas, forativas y comptitvas en las áreas deportva y cultal), las l
públicas y privadas ofrecen un considerable número de servicios asistencia-
75
Tabla 1 7
Distribución de graduados según áreas del conocimiento y géner (1990-2000). Primer período académico
Aa
To To D¡
Vy
Å a_
F. M» F. Ma.
59.448 3 1 .07 27.976 489 1 .420
199
10% 52,9 47, 1 0,8 2,4
72.678 39.971 32.707 638
l
. 515
1991
10% 55 45 0,9 2, 1
67.681 37.676 30.03 b 1 .06
1992
10% 55,7 4,3 0,8 1 ,6
72.4 39.948 32.458 686 1 .412
1993
10% 55,2 44,8 0,9 2,0
91 .087 49.872 41. 215 715 1 .40
1994
10% 54,8 45,2 0,8 1, 6
92. 219 5 1.454 40.765 745
l
.533
195
10% 55,8 4,2 0,8 1,7
102.31 2 56. 176 46. 136 678 1 . 168
19
1 0% 54,9 45, 1 0,7 1 , 1
122. 147 70.284 51 . 865 634 1 . 1 79
197
10 57,5 42,5 0,5 1 ,0
1 1 1 . 177 54.298 56.879 786 910
198
10% 48,8 51 ,2 0,7 0,8
10.755 58.6 48.01 540 938
199
10% 55,0 45,0 0,5 0,9
130.540 6. 31 3 70.227 987 529
200
10% 46,2 53,8 0,7 0,4
Fuente: ÎLÍÁ
BeU M A
F. M=
1 . 337 603
2 1 ,0
1 .563 61
2,2 1 , 1
l
.549 820
2,3 1 ,2
1 .622 885
2 1 ,2
1.976 778
2,2 0,9
1.39 822
1,5 0,9
1.426 97
1 ,4 1 ,0
1 .783 883
1,5 0,8
1 . 105 1 .336
1,0 1 ,2
1. 1
4
99
1. 1 0,9
1.58 1. 613
1,2 1 ,2

CdJa
BI
F.
8.49
14,3
1 2.47
17, 1
10. 865
16, 1
1 1 . 1 10
15, 3
12.654
13,9
13.437
14,6
15. 9
15,6
25.480
20,8
10.705
9, 6
12.925
12, 1
5.374
4, 1

M-
3. 681
6,2
5.220
7,2
4. 14
6, 1
4.358
6,0
4.897
5,4
5.292
5,7
6.485
6,3
9.538
7,8
10.417
9,4
6.039
5,7
10.698
8,2
C Bo a
Hue
y
Ing.
C d la S. Â,
Ca
At
S
D YC. Cíy
Urs
²
Pu aI
Rg
a_
F. M- F. M» F. M« F. Ma. F. Mu.
3. 874 2. 341 4.263 2. 886 6.62 7.665 161 125 3. 710 8.544
6,5 3,9 7,2 4,9 14,5 12,9 0,3 0,2 6,2 14,4
4.51 8 2.638 5. 141 3. 394 9.870 6.265 263 1 85 4.538 9.985
6,4 3,6 7, 1 4,7 13,6 1 1 ,4 0,4 0,3 6,7 13, 7
4.051 2.722 5.539 3. 1 54 10. 278 8.673 237 16 4. 129 8.74
6,0 4,0 8,2 4,7 15, 2 12,8 0,4 0,2 6, 1 12,9
4. 1 31 2. 3
6
5.265 3. 337 10.729 9.01 253 246 5.574 10. 153
5,7 3,3 7,3 4,6 14,8 12,5 0,3 0,3 7,7 14
5. 236 2.472 5.882 4. 179 14.569 12.751 217 242 8. 0 1 3.585
5,7 2,7 6,4 4,6 16,0 14,0 0,2 0,3 8,8 14,9
5. 826 2.461 6.474 4.04 14.951 12.756 303 275 7. 518 12. 802
6,3 2,7 7,0 4,4 1 6,2 13,8 0,3 0,3 8,3 13,9
6.527 2.451 6.41 5. 126 16.99 13.983 241 369 8.021 14.630
5,4 2,4 6,3 5,0 16,6 1 3,7 0,2 0,4 7,8 14,3
6.9 3. 013 8.033 6. 338 19.226 16.022 30 235 7. 1 87 13.74
5,7 2,5 6,6 5,2 15,7 13, 1 0,2 0,2 5,9 1 1 , 3
4.526 6.397 6.495 7.253 18.50 18.238 1 86 229 1 1 .036 1 1 . 1 6
4, 1 5,8 5,8 6,5 16,7 16,4 0,2 0,2 9,9 10,0
7. 514 3.379 7.5
9
5.202 19.40 15.59 297 373 8.369 14.758
7,1 3,2 7,1 4,9 1 8,2 14,6 0,3 0,3 7,8 13, 8
3.295 8.824 6.986 10.487 22.426 Z.V 326 175 1 8.375 9.751
2,5 6,7 5,3 9,0 17,2 20,6 0,2 0,1 14,0 7,5
�²
O
Na
F. M»
546 7 1 1
0,9 1, 2
595 70
0,8 1 ,0
480 486
0,7 0,7
576 62
0,8 0,9
b 871
0,7 1, 0
751 740
0,8 0,8
879 97
0,9 0,9
752 8 1 1
0,6 0,7
856 935
0,8 0,8
773 6
0,7 0,8
96 1 . 19
0,7 0,9
PA SOÑA E FO
Tabla 18
Evolución en la distribución de prfesoreS por género
(J 981-1999)
Ao
87
1981
1 985
1 990
1 991
1 994
1 995
1 996
1 997
1 998
1 999
2000
Fuente: JCFES
60.00
5.00
40.00
30.00
20.00
1 0.00
o
1 99
Hombs Mujes
No. % No. %
27. 708 79,5 7. 1 36 20,5
32. 999 76,3 1 0. 228 23,7
38.480 73,4 1 3. 965 26,6
40.090 74,0 1 4.074 26,0
40. 907 72, 1 1 5. 825 27,9
47. 005 72,0 1 8. 31 3 28,0
5 1 . 529 70,5 21 . 5 1 1 29,5
55. 896 70,3 23. 636 29,7
57.080 66,7 28. 520 33, 3
57. 1 47 66,3 29. 01 9 33,7
58. 5 17 68,2 27. 226 3 1 , 8
Gráfco 5
Comparativo de los prfesores según género
( 1994-200)
1 995 1 99 1 997 1 998 1 999
77
T
No.
34. 844
43.227
52. 445
54. 1 64
56. 732
65. 3 1 8
73. 040
79. 532
85. 600
86. 1 66
85.743
200
..
0
Tabla 19
Prfesores del Sistem de Educación Superior colombiano, según titulación (1981 a 200 )8
Año Total
Incremeto Téico
Tecnólogo Lcenciao Pfesiona Especialista Magíster
au (%) profesional
1981 34. 844 527 581 6. 355 20. 325 3. 1 79 3. 259
1 985 43. 227 24,05 976 872 7. 650 20.962 5. 81 5 5.739
1 990 52. 445 21 ,32 1 . 207 1 . 230 8. 369 26. 809 6. 836 6. 728
1 991 54. 1 64 3,20 1 . 265 1 . 352 8. 172 27. 565 7. 1 28 7. 1 63
1 992 54.414 0,50 4. 3 1 2 1 .460 7. 550 25. 653 7. 557 6. 659
1 993 55. 796 2,50 2. 022 1 . 349 6. 950 27. 884 8. 223 8. 207
1 994 56. 732 1 ,60 1 . 225 1 . 379 7. 096 28. 934 9. 026 7. 806
1 995 65. 3 1 8 1 5, 1 0 1 . 1 67 1 . 898 8. 343 30. 928 1 2. 506 8. 671
1 996 73. 040 1 1 ,80 1 .435 1 . 848 8. 730 34. 596 14. 725 9. 971
1 997 79. 532 8, 80 1 . 3 1 5 1 . 607 7. 534 37. 1 65 1 8. 629 1 1 . 21 7
1 998 85. 60 7, 60 1 .445 1 .73 1 7. 1 64 39. 298 22.080 1 1 . 863
1 999 86. 1 66 0,70 1 . 354 1 . 597 6.020 40. 61 7 22. 81 8 1 1 . 878
200 85. 743 -0,50 1 . 3 1 7 1 . 159 5. 675 36. 841 26.232 1 2. 608
Fuente: JCFE
Doctor ]
61 8
1 . 21 3
1 . 266
1 . 51 9
¯
¡
U
1 . 223
1 . 161
¦
1 . 266

1 . 805
1 . 735
2. 05 i
2. 01 9
1 . 882
1 . 849
PA SOÑA EL FO
les, como planes médicos, descuentos en cafetería y cubrimiento de salud
extensivo a famliaes de los tabajadores admnistrativos, ente otos.
Muchas de las l privadas han inciado programas de apoyo para identi­
fca la realidad cultural y social de sus alumnos frente a los entoros cultura­
les en los que se desenvuelven. La manera como los estudiantes obtienen el
dinero paa la matrícula, la alimentación, el vestido, la vivienda y el tanspor­
te coresponde a realidades que cada vez merecen más la atención de los
directivos y de los organismos de servicio a los estudiates.
Un áea de sericio que se ha orazado es la médica, concrtent paa el
cao de emergencia. L Ley 30 prtó que la l incluyera en sus cobrs u
rbr destado a mtner el sericio médico asistencia pa los estudiates
(paágafo 1 , Arculo 122), sobre la base de la neesidad de prst atnción en
cao de urgencia médica. L l, de acuerdo con la nor legales (Ley 10
d 1993, o de Segurdad Soial) debn ibir a sus estudiates en u seguro
coletvo de saud pa cubrr eventuales accidents y enferedades, que les es
cobrao a los estudiates con la matcula.
2. Personal docente y de investigación
2. 1 . Personal docente y de investigación
2. 2. Evolución desde 1990
Frente a la situación de los profesores, es interesante señala el progresi­
vo aumento en la paicipación de la mujer en las labores de docencia (tabla
1 8), como resultado de los desplazamientos de la mano de obra y del ascenso
social del sexo femenino.
El análisis sobre la foración profesoral muestra cómo ésta ha ido en
aumento (tbla 19), especialmente en especialización y algo en maestía, pero
ha presentdo un decremento en la formación doctoral, lo que explica el esta­
do del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología (véase el capítulo "La in­
vestigación en la educación superior"). Mientras que ente los años 1 990 Y
1 999 la paricipación de profesores con especialización se duplicó, pasando
del 1 3,03% al 26,48%, la paticipación de profesores con maestía pasó del
1 2,82% al 1 3,78%, y la participación de doctores bajó del 2,41 % al 2, 1 8%.
Respecto a las exigencias sobre l a calidad de los docentes, el Consejo
Nacional de Acreditación, al describir las características para ingresar al Sis­
tema Nacional de Acreditación y optar por la acreditción de calidad (docu­
mento Lineamientos para la acreditación), exige "contar un núcleo profeso­
ral que sea apropiado en cantidad, calidad y dedicación, a la naturaleza de la
institución y del programa que se aspira a acredit".
Esa "naturaleza de la institución" de la que habla el CNA condiciona fuer­
temente el número, dedicación y estilo de trabajo de la planta de docentes.
79
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
a) De la docencia en las lES públicas89
Estos profesores se rigen, paa efectos de remuneración salarial, por el
llamado régimen de salarios y prestaciones contenido en el Decreto 291 2 del
3 1 de diciembre de 20 1 , que establece una evaluación periódica de méritos.
Los profesores de la unversidades públicas, a diferencia de los demás fun­
cionarios del Estado, devengan su ingreso a tavés de un sistema de puntos
cuyo valor lo fja el Gobiero Nacional9• Los puntos por profesor vaían de
acuerdo con los factores salariales establecidos y es una sumatoria de ellos.
El régimen del personal docente y administativo de las demás insti­
tuciones estatales u ofciaes que no tienen el caácter de universidades -se­
gún la Ley 30 de 1 992-es establecido en el Estatuto General y reglamentos
respectivos, preservando exigencias de foración y calidad académica, lo
mismo que la realización de concursos paa la vinculación de los docentes91 •
El Decreto 291 2 ajusta las inconsistencias ocasionadas por el Decreto
144de 1 994, o Régimen Docente del Profesorado Universitaio del Sector
Pblico. A dicho decreto se sumó una erónea interpretación de la autonomía
universitia, generando un perso paa el exceso presupuestal y la inequi­
dad salarial en el sector público. En efecto, cada lS libremente reglamentó la
aplicación de la nora, a tal punto que se dieron casos de profesores con
apenas título profesional de pregrado devengando más que los de otras l
con niveles de maestía y doctorado; así mismo, se validaon cientos de a­
tículos y publicaciones en impresos no conocidos o creados exclusivamente
para buscar la consecución de puntos. De esta fora, el Estado comprobó que
en muchas instituciones no se creaon mecanismos de evaluación de la pro­
ducción docente. El decreto no actuó como motivador de la calidad académi­
ca sino como simple mecanismo de promoción salarial por la aplicación in­
discriminada de los máximos puntajes, o casi los máximos; se aceptaon
numerosas publicaciones, revistas o impresos universitaios, o simplemente
arículos de muy bajo rigor cientíco, técnico o académco, en el afán de
mejora los salarios sin contaprestación académica; hubo laxitud en algunas
instituciones en la defnición de lo que es una publicación impresa o un libro
de texto o de investigación, lo que originó la consecución de puntajes altos.
É
stas y otas situaciones indujeron a emitr el Decreto 2912, que fja como
principales aspectos:
• Ingreso con bae en títulos, categoras, prouctvidad aadémica y ex­
priencia investgativa, doent o profesiona, con critrios explícitos
y tops paa las aignaciones pr prouctividad académica, así como a
la evaluación de pas iteros o exteros de lo que el profesor consi­
der como su mejor tabajo, a fn de fja el puntaje pr prouctividad.
• Criterios homogéneos sobre los productos académicos paa la totali­
dad de universidades públicas, a cambio de la asignación autónoma
80
PA SOÑA EL FO
que se venía haciendo. De esta fora, COLCINCIS enta a defnir
cuáles son las revistas del orden nacional e interacional que mere­
cen puntje.
• Cambio en el sistema mediante el cual, por ejemplo, un docente reci­
bía dento de su puntaje paa salario permanente, la valoración de
artículos publicados tiempo atás. El nuevo decreto cambia esta mo­
dalidad por la de bonifcaciones anuales por distintos productos, sin
que éstos se convieran en factor salaal.
• Creación de la evaluación periódica de méritos paa los incrementos
salariaes y cabio de categoría, paa lo cual se establecen concursos
periódicos y se determina el tope máximo de benefciarios por cate­
goría (el 33% de cada una).
• Igualdad de oporunidades paa la docencia y la investigación. Se
incentiva la car era docente en aquellos profesores que no hacen in­
vestigación, mejorándose también las condiciones para los docentes
de cátedra.
• Opción de que los docentes que ejerzan cagos administrativos pue­
den elegir el salao del cago o el que tenían como docentes, si éste
es más alto. Pero no hay pagos extras por ocupa esos cargos ni eso
incide en el salario permanentemente.
• Una vez ingresado el profesor al sistema hay tres formas paa au­
mentar el salao: nuevos títulos, cambio de categoría (auxilia, asis­
tente, asociado y titla) y por gana algún concurso de evaluación
periódica de méritos.
b) De la docencia en las lES privadas
El panorama paa los docentes privados es considerablemente diferente
al de los públicos, lo cual no signfca una mejor o peor situación laboral y
profesional.
A diferencia de los profesores públicos elegidos mediante convocatoria,
en las l privadas noralmente se procede por designación de los decanos o
directivos, siguiendo noras del reglamento intero, escalafón o Estatuto del
Profesorado, mediante el cual cada insttución defne autónomamente las ca­
tegorías docentes, sistemas de selección, remuneración, capacitación, ascen­
so y dedicación.
A psa de las diferencias en ambas modalidades -ontato en lS públi­
ca o privadas-, la estabilidad de los profesores es relativamente alta. En el
sctor público se aseguran contatos a término indefnido, no necesaiamente
determinados por el número de horas de clase, pues existe dedicación a la
ivestigación. Las plazas docentes paa profesores de hora cátedra en las l
pivadas en compaación con las públicas es elevada y se ha demostado en
acenso durante los últimos años (tabla 20). Muchos de los profesores de este
8 1
LA EDUCACIÓN SUEOR EN COLOMI
sistema son profesionales que laboran en otas actvidades y dedican ua
horas a la cáteda. Con este maco de acción, el sistema de contatación, el
valor de remuneración y las actividades vaían considerablemente en el sec­
tor privado. Tanto en lS públicas como privadas se estima en 40 el número de
horas de dedicación a la semana por pare de los profesores de tiempo com­
pleto (tabla 21 ).
Tabla 20
Relación numérica entre las plazas docentes ofecids en los sistemas
público y privado en 1990, 1995 Y 2000
1990 1995 200
Dición
Público Pvado Público Privado Público Prvado
Tiempo completo 9. 644 3.570 9. 530 6. 1 41 1 1 .448 7. 836
Tiempo pacia (30h) 2. 206 3.01 1 2. 267 4. 228 3. 624 5.452
1 a 5 horas 4. 581 1 2. 537 4. 809 1 6. 3 1 5 4.271 16. 874
6 a 10 horas 3. 1 23 7. 842 3. 546 9. 1 22 3. 73 1 14. 839
1 1 a 15 horas 547 2. 890 1 .698 4. 248 3. 143 9. 61 1
16 a 25 horas 501 1 .41 1 . 214 2. 594 1 .499 5. 208
Más de 26 horas 276 276 1 . 1 1 5 1 .706 899 3.023
Total 20. 878 3 1 .567 24. 179 44.714 28. 61 5 62. 843
Fuente: [eFES
La modalidad de medio tiempo se mantiene, aunque se ha creado una
categoría de tiempo pacial, corespondiente a 30 horas de dedicación.
En las instituciones privadas el sistema salaial no siempre obedece a un
estatuto, reglamento o escalafón (no obstante así se contemple en los linea­
mientos para la acreditación). L únco defnido por la Ley es el valor míni­
mo que debe reconocerse por hora de cátedra
92
; aun cuando hay notbles
diferencias ente los tiempos cronológicos reales de la hora cátedra, tiempos
que son defnidos por las lS.
También se constata la existencia de docentes que laboran simultea­
mente en lS públicas y privadas, incluso con contatos de tiempo completo o
medio tiempo. No necesaiamente el incremento en el número de docentes
está directaente relacionado con el crecimiento del sistema. A veces tiene
que ver con la disminución progresiva de las contrataciones de tiempos com­
pletos y medios tiempos y con el aumento de profesores de hora cátedra.
2. 3. Progrmas de mejormiento y desarrollo del personal docente
El ICFS ha sido la entidad que, desde el Estado, se ha responsabilizado
de esta función, cuyo principal logro se aprecia más claramente desde el año
82
PA SOÑA E FO
Tabla 21
Evolución de la contratación del prfesorado en activo (1981-1999)
Año
% Tiempo
% Medio tiemo % Hor cát
completo
1981 32,9 1 1 , 8 55, 3
1985 27,9 1 1 , 1 60,9
1 990 25,2 9,9 64,9
1991 25,7 1 0,0 64,3
1 994 25,2 1 1 ,6 63,1
1 995 25,3 1 1 ,2 63,4
1 996 24,2 1 1 ,5 64, 3
1997 22,5 1 0, 1 67,4
1 998 21 ,5 9, 9 68,6
1 999 21 ,2 9,6 69,2
200 22,5 1 0,5 67,0
Fuente: JCFES
70
60
50
40
30
20
10 _/
o
Gráfco 6
Comparativo porcentual de los prfesores según dedicación
(1994-200 )
1 994 1 995 1 996 1 997 1 998
% Tiempo completo
• % Medi o ti empo
O % Hora c tedra
83
1 999 200
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
200con la puesta en macha del Programa Nacional de Foración de Profe­
sores de la Educación Superor, a tavés del cual se busca la creación de espa­
cios de mejoramiento del conocimiento y la práctica pedagógica de los profe­
sores de las lS. El programa ha desarollado, entre otras actividades, la
publicación de dos documentos de análisis sobre el tema9
3
, el establecimiento
de la Primera Cátedra ICFES "Agustín Nieto Caballero" (pedagogo de grata
recordación en Colombia), vinculación de docencia universitaria conducen­
tes a título, estructuración de cursos de educación continuada e iniciación de
estudios sobre factores asociados a la calidad del docente, educación vitual,
catálogo de investigaciones y estudios en educación superior.
Las instituciones privadas elaboran su prpio plan de capacitación, apro­
vechando, entre otas, aquellas actividades promovidas por el ICFS nacional
y regionalmente (por medio de los Centros Regionales paa la Educación
Superior, CRES).
3. Personal de apoyo
Es aquel que hace parte de la nómina de las lS y que no coresponde al
cuerpo docente o investigador. Es decir, los directivos, profesionales, perso­
nal auxiliar y asistencial y de servicios generales (mantenimiento, servicios
generales y seguridad).
Un signifcativo número es contratado directamente por las instituciones
con carácter indefnido y de tiempo completo; no obstante las altas cagas
prestacionales, la caacterística del tabajo operativo universitario de perío­
dos defnidos de tiempo y la no detallada exigencia de cagos predefnidos
por parte de la Ley, han incentivado la adopción de contatos de naturaleza
temporal. De todos modos, el incremento numérico de este personal de apoyo
se ha dado también de manera progresiva, al igual que el aumento en la po­
blación matriculada y en las plazas docentes (tabla 22).
Este personal no está regido por la misma normatividad de los docentes,
sino por los reglamentos interos de tabajo, conforme la Ley 50 de 1993 y el
Código Sustantivo de Trabajo. El personal del sector ofcial se somete al régi­
men de inhabilidades de los funcionarios públicos
94

A diferencia del cuero docente, el personal administativo no tiene las
msmas posibilidades de capacitación, aunque ésts han mejorado en la últi­
ma década. Hay "defciencias en la gestión admnistrativa y concepciones
obsoletas de la administación universitia que entorpecen los cambios, dif­
cultan la investigación, la fexibilidad académica y la movilidad de los acto­
res universitarios en el sistema educativo; así como la falta de sistemas orga­
nizados de información, comunicación y de evaluación institucional", señaló
la Misión de Ciencia, Desar ollo y Tecnología en el año 1994.
Las universidades tienden a hacer partícipes de los estudios en sus pro­
gramas (de pregrado y pos grado ) al personal de apoyo. También existen es-
84
PA SOÑA EL FO
pecializaciones en constucción de indicadores de gestión, gestión de la aca­
demia y una maesta en Dirección Universitaria. El leS promueve progra­
m paa capacitar a diectivos y admnistativos de las lS a tavés de la
Subdirección de Fomento.
En la tabla 23 se muesta la progresión según los niveles de responsabi­
lidad de los cagos admnistativos.
Con la apación del Sistema Nacional de Acrditación se consolidó la
necesidad de fora y espcializ este personal e identifca necesidades, tec­
nica el tabajo y crea indicadors de gestón. A lo lago de la década feron
tomado fora nuevas instancias de apyo a la academa y diensión del ejer­
cicio de la educación suprior, tes como las ofcinas de rlaciones interacio­
nales, mercadeo, imagen, comunicación, relaciones públcas, educación cont­
nuada y, clao est, de autovauación y acreditción, ente otas.
Tabla 22
Relación entre plazas docentes y personal administrativo
en el Sistema de Educación Superior colombiano (1990-1999)
Personal anistrativo Plazas docentes
Aos Tota
No. % No. %
1 981 20. 647 37, 2 34. 844 62,8 55.491
1 985 25. 1 79 36,8 43. 227 63, 2 68. 406
1990 30. 284 36,6 52. 445 63,4 82. 729
1991 32.429 37,4 54. 1 64 62,6 86. 593
1 992 32. 440 37,4 54.414 62,6 86. 854
1993 32. 275 36,6 55. 796 63,4 88.071
1994 33. 204 35, 3 60.772 64,7 93. 976
1 995 35. 862 34,2 68. 893 65,8 1 04. 755
1 996 39. 644 34,4 75. 568 65, 6 1 1 5. 21 2
1 997 40.435 34,3 77. 566 65,7 1 1 8. D1
1 998 42.507 34, 1 82. 323 65,9 1 29. 528
1 999 45. 266 34,2 87.021 65, 8 1 32. 287
200 50. 5D 33,6 91 .45895 66,4 1 41 . 958
Fuente: JCFE
85
LA EDUCACIÓN SUEOR E COLOMI
Tabl 23
Evolución del personal administrativo, por niveles (1981-200 )
Año Ditivo Pofesional
Auxi l i ar o
Servicios
asistente
198 1 8, 2 14,4 39,6 37,8
1985 10,5 1 2,2 43,7 33,7
1990 1 2, 1 15,2 42,0 30,8
1991 1 2,6 1 8, 1 40,8 28,5
1994 14,4 20, 1 39,0 26,6
1 995 1 2,2 20,3 38,4 29,2
1996 1 2,2 1 8,3 41 ,3 28,3
1 997 1 2,5 1 8,4 42,6 26,4
1 998 1 2,5 20, 3 42,7 24,5
1 999 1 2,9 21 ,0 42,0 24, 1
200 1 3, 8 23,2 39, 8 23,3
Fuente: [
86
Sistemas de apoyo a la educación superior
E
n Colombia, la Ley y la tadición académca han impuesto la necesidad
de contar con bibliotecas, centos de documentación, editoriales y redes
telemáticas de inforación y comunicación, concebidos como recursos e ins­
tmentos de apoyo al tabajo académico e imperativos paa la calidad edu­
cativa.
La Ley 30 de 1 992 dice al respecto: "Las lS tendán la obligación de
proporciona a los estudiantes servicios adecuados y actualizados de bibliote­
cas"
9
(A. 108). Se han establecido progresivamente parámetros aplicables
a bibliotecas y centros de documentación, sobre mínimos necesarios en cuan­
to a volúmenes
9
7, bases de datos, áreas físicas constidas o equipos informá­
ticos y ternales de búsqueda, ente otas. Pero se presenta una dismnución
de la lectura frente al aumento del uso de la televisión e Interet: "Las gran­
des universidades vieron disminuir el número de libros por estudiante entre
1960 y 200, aparentemente, entre unos 25 títulos por alumno hasta la cifra
actual de cuatro, con excepción de dos o tes universidades privadas . . . para
el año 200los 60 mil alumos universitarios tienen menos de 25 millones
de libros en sus bibliotecas", señala Jorge Orlando Melo.
La ponderación actual del uso y efectividad de estos recursos está dada
en la prudente relación que debe existir ente el número de estudiantes y el
desar ollo bibliográfco y de investigación de cada programa. La administra­
ción de los fondos de libros ha estado, en gran medida, sujeta a la buena
voluntad de los diectores de bibliotecas.
La preocupación surgida por la insufciencia en volumen y calidad de los
sericios en estas áreas, así como los excesos (como por ejemplo el cobro
ilegal del acceso a Interet como valor adicional a la matrícula), llevó al Es­
tado a exigir la sufciencia y calidad en la prestación de estos servicios, me­
diante los decretos de registro califcad09
8
(2802, 91 7 y 792).
87
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
Según el decreto:
. . . el programa deb gaantiza a sus alumnos y profesores condiciones que favo­
rezcan el acceso peraente a la inforación, experimentción y práctica profesional
necesarias, paa adelata procesos de investigación, docencia y proyección soial.
Paa tal fn, las lS deben contar al menos con:
1. Una biblioteca que cuente con libros, revistas y medios inforáticos y tele­
máticos sufcientes, actualizados y especializados en el campo de foración del pro­
grama.
2. Sufcientes y adecuadas tecnologías de información y comunicación, con ac­
ceso a los usuarios del programa.
3. Procesos de capacitación a los usuaos del programa para la debida utiliza­
ción de los recursos.
4. Laboratorios de Ciencias Básicas de Ingeniería y de Ingeniería aplicada, así
como de sus corespondientes equipos, instumentos e insumo s (para el caso de la
Ingeniería y en Salud detalla los laboratorios necesarios por área de conocimiento9).
5. El programa debe conta con condiciones logística e institucionales sufcien­
tes paa el desar ollo de las prácticas profesionales. Cuando fuere necesario, la institu­
ción deberá contar con los convenios pertinentes, para el respectivo programa.
El paágrafo del citado artículo, con respecto a los programas desarolla­
dos en la modalidad a distancia, indica que éstos . . .
. . . deben demosta la existencia de los recursos y estrategias propias de esta me­
todología, a tavés de las cuales atiende el acceso peranente de los estudiates y
profesores a la inforación. Igualmente, paa este tipo de programas se debe demos­
tar la existencia de procedimentos y mecanismos de creación, producción, distibu­
ción y evaluación de materiales de estudio, apoyos didácticos y recursos tecnológicos
con soporte digital y de telecomunicaciones. Así mismo, debe demosta el acceso a
laboratorios para las prácticas que lo requieran.
Estos decretos tienen como antecedente el Decreto 1478 de 1 994, por el
cual se establecen los requisitos y procedimientos para el reconocimiento de
personería jurídica de lS privadas, la creación de seccionales y se dictan otras
disposiciones que, en su Atículo 6° pide a las lS un estudio de factibilidad
que incluya, entre otros aspectos,
El planteamento de un proyecto educativo que contemple: la infraestctura y
dotación necesarias que garanticen el adecuado desarollo institucional, cultural, téc­
nico, tecnológico, recreativo y deporivo, con indicación del inmueble donde fncio­
naría la entidad, acreditando a qué título se tansfriere o recibe, con la correspondiente
constancia de registo, si a ello hubiere lugar; y los recursos bibliográfcos y de heme­
roteca, conexión a redes de inforación, laboratorios, tlleres y centos de exprimen­
tación y de prácticas adecuados y sufcientes según el número de estudiantes y acordes
con el avace de la ciencia y la tecnología.
88
PA SOÑA EL FO
La acreditación de calidad, tnto la de programas como la institucional,
ha impulsado el proceso de adecuación y actualización de bibliotecas, cen­
tos de documentación y redes informáticas, solicitadas como condiciones
imperativas para que el conocimento impartido por los programas académi­
cos corespondan a los criterios de universalidad y perinencia. La participa­
ción de profesores en redes nacionales e interacionales es ota de las exigen­
cias fndamentales para la investigación.
En los documentos del CNA sobre lineamientos paa la acreditación insti­
tucional como de programas, se refuerzan estos aspectos. Allí se habla de la
"investigación en sentido esticto", la calidad de infaestructura investigativa
(laboratorios, instrmentos, recursos bibliográfcos, recursos informáticos) y
del tipo de publicaciones especializadas según su caácter nacional o intera­
cional, y si están o no indexadas.
A hablar de "recursos de apoyo académico", se insiste en la necesidad de
que la institución cuente con bibliotecas, laboratorios, recursos inforáticos,
equipos audiovisuales, computdores y otos medios biblográfcos y tecnoló­
gicos, sufcientes y adecuados, que serán utlzados apropiadamente en docen­
cia, investgación y demás actividades académicas. Además, se pide que dis­
pnga de sitios adecuados paa práctcas. Paa elo, se requiere considera.
a) Colecciones bibliográfcas y documentales. Revistas. Grado de perti­
nencia en relación con las taeas académicas docentes, investigativas y de
extensión o proyección social.
b) Grado de efciencia y actualización de los sistemas de consulta biblio­
gráfca; acceso de estudiantes, profesores e investigadores a esas fuentes; sis­
temas de alera, etc.
c) Pertinencia y calidad de los laboratorios paa las tareas académcas de
la institución (docencia, investigación, extensión o proyección social). Dis­
ponibilidad de reactivos. Acceso de estudiantes y profesores a los laborato­
rios y equipos. Mantenimiento y renovación de equipos.
d) Recursos didácticos, equipos didácticos, grado de empleo de los equi­
pos didácticos, mantenimiento y renovación, acceso de estudiantes y docen­
tes a los equipos didácticos.
e) Sitios de práctica acordes con las necesidades de la doencia y la ivesti­
gación. Convenios interinstitucionales, convenios docentes-asistenciales, re­
portes de práctica.
f Presupuestos de inversión en equipos de laboratorio, bibliotecas y re­
cursos didácticos.
Por su parte, en los Lineamientos para la acreditación de progrmas, se
dedican cuatro de las 66 caractersticas a este tema.
La característica 32 indica si en el programa se promueve el contacto del
estudiante con los textos fundamentales relativos a los contenidos básicos del
89
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMIA
mismo y con los materiales en los cuales se recogen los desarollos más re­
cientes relacionados con dichos contenidos y con el campo de ejercicio de los
egresados.
En la caacterística 41 se pretende aprecia la sufciencia, actualidad,
accesibilidad y adecuación de los recursos bibliográfcos disponibles por la
institución y necesaios paa el desar ollo de las actividades previstas en el
programa académico.
A su vez, la característica 42 busca conocer la sufciencia, calidad, canti­
dad, actualidad, adecuación y accesibilidad de recursos y sericios inforáti­
cos que la institución pone a disposición de la comunidad académica. Ade­
más, se consideraá el interés institucional por la utilización de heramientas
como la Interet y nuevas tecnologías (telemática, multimedia e hipermedia),
para los fnes del programa.
1. Bibliotecas y
2. Centros de doumentación
La mayoría de l dedica menos del 2% de su presupuesto a las bibliote­
cas 1
0
.
É
ste es un dato que tiende a vaiar en la medida en que las instituciones
se dan cuenta de su imporncia paa la acreditación.
En las grandes ciudades los universitrios utilizan con mucha frecuencia
las bibliotecas públicas, cuyo incremento es notorio en los últimos años. En
Bogotá hay dos grandes bibliotecas abiertas a la consult general, fnanciadas
por el Estado: Biblioteca Nacional (www.bibliotecanacional.gov.co -ue
coordina la Red Nacional de Bibliotecas Públicas-) y la Biblioteca Luis
Á
ngel Aango (www.banrep.gov.collaa). En Medellín está la Biblioteca Pú­
blica Piloto, auspiciada por la USCO y adscrita al Ministerio de Educación
Nacional, y en otras ciudades de mayor o menor tamaño van surgiendo bi­
bliotecas municipales utilizadas para consulta estudiantil.
Uno de los principales centros de documentación sobre educación supe­
rior lo ofece el IeF
l
O1 a tavés de la Hemeroteca Nacional Universitia
Calos Lleras Restepo, ubicada en Bogotá, que presta apoyo a estudiantes,
investigadores y docentes, con diferentes recursos bibliográfcos, bases de
datos interacionales en diferentes áreas del conocimiento, algunas con acce­
sos ilimitados
l
O
2
, e información en redes telemáticas, lo que la convierte en
una fente de información única en el país. Cuenta con un catálogo colectivo
nacional de publicaciones seriadas superior a los 38 mil títulos en 140 unida­
des de información del país, y actualiza el Directorio Nacional de Bibliotecas
e lS, así como un centro de documentación especializado en educación su­
peror.
90
PA SOÑA EL FO
3. Editoriales universitarias
Con respecto a las editoriales universitaias, éstas han cobrado importan­
cia en la medida en que las instituciones que han decidido producir publica­
ciones de diferente índole cuentan con la sufciente capacidad (tanto de mate­
rial informativo y promocional como resultados de investigaciones) para
autofnanciar la dedicación de personal y equipo a esta labor. No constituye
un requisito indispensable para evaluar la calidad de las lS, pero es un ren­
glón de actividad que demuestra la madurez de una institución.
El anexo 3 presenta la list de las lS, públicas y privadas, reunidas en la
Asociación de Editoriales Universitarias de Colombia (AsEue).
4. Ree telemáticas
5. Grado de conectividad de las lS a la Interet
La gran mayoría de l colombianas, tato públicas como privadas, cuen­
tan con sericio de Interet paa el tabajo de su comunidad académica. Ade­
más de favorecer el tabajo del estudiantado, la Interet se ha converido en
una indispnsable opción paa los trabajos de investigación y capacitación
del prsonal docente.
El capítlo "Nuevas tecnologías de la inforación y la comunicación en
educación suprior", que versa sobre nuevas tecnologías de la inforación y
la comunicación, detlla estos aspectos.
91
Financiamento de la educación superior
L
a Ley 30 (Aículo 98) señala que "las instituciones privadas de educa­
ción superior deben ser personas jurídicas de utilidad común, sin ánimo
de lucro, organizadas como corporaciones, fundaciones, o instituciones de
economa solidaia".
La Ley también alude a la fnanciación pública. "El gasto público en la
educación hace pare del gasto público soial, de acuerdo con lo dispuesto en
los Artículos 350 y 366 de la Constitución Política de Colombia 103". Esto, en
el entendido de que los servicios públicos administados por el Estado no
tienen intencionalidad económica, sino exclusivamente social10• Es decir, a
tavés de la educación superior el Estado cumple, especialmente, con quienes
tienen menores posibilidades económicaslO5, paa que se foren en centros
del Estado, de tl manera que se busque la equidad social, la generación de
extemalidadesl O , la igualdad de oportunidades y la formación de recurso
humano en áreas prioritaias paa el desar ollo regional.
No obstante la tipología, las lS, tanto públicas como privadas, hacen
pare del mercado de la oferta y la demanda, con similaes condiciones de
competitividad, más allá de las grandes diferencias que hay en cuanto a fen­
tes de fnanciación, infaestuctura, gestión y, en algunos casos, de calidad
académica 107.
Según estimativos del Ministerio de Hacienda, en 1 998 el valor prome­
dio anual por estudiante en pregado en la unversidad pública era de 5, 5
mllones de pesos (según las universidades era de $3,5 millones), de los cua­
les el alumno sólo pagaba 93. 602 pesos, lo cual implicaba que la universidad
subsidiaba el 98,3%. El costo promedio por estudiante en pos grado era de
nueve millones de pesos, de los cuales el alumno pagaba 62 ml pesos, lo
que implicaba un subsidio del 92, 8%1 08.
93
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMIA
1. Fuentes de fnanciaiento de la instituciones de educación superior
El Estado Colombiano fnancia con partidas del presupuesto nacional la
unversidades estatales. La universidades teritorales, a su vez, recibn aprs
de los depatamentos, y las municipales, del Distrito Especial o de los mun­
cipios. Todas las l públicas buscan recursos propios como, por ejemplo, con
venta de sericios y matículas. Las lS privadas sólo cuentan con parida
ofciales mediante los contratos de investigación o asesoría. En algunas oca­
siones, mediante préstamos condonables o recibiendo benefcios tibutarios
paa quienes hagan donaciones a ellas.
Las lS privadas depnden de sus ingresos por matrícula. En desarollo
de su autonoma pueden maneja libremente sus presupuestos. Los demás
ingresos provienen de támites académcos (constancias, cerifcaciones, ca­
netización . . . ), rendimentos fnancieroslO, arriendos de propiedades a terce­
ros y venta de servicios de asesoría, consultoría, investigación, cursos de edu­
cación continuada y donaciones.
Paa la aprobación de estas instituciones se debe demosta que el fncio­
namiento estaá fnanciado con recursos diferentes de los que se puedan obte­
ner por concepto de matículas, al menos por un tiempo no menor a la mitad
de la terminación de su primera promoión
Î ÎÛ
°
La Ley 30 (At. 85) es claa fente a los conceptos que defnen los ingre­
sos y patimonio de las l estatales u ofciales.
a) Las partidas que le sean asignadas dento del presupuesto nacional,
depaamental, distital o municipal.
b) Los bienes muebles e inmuebles que actualmente posean y los que
adquieran posteriormente, así como sus frtos y rendimentos.
c) Las rentas que reciban por concepto de matículas, inscripciones y
demás derechos.
d) Los bienes que como personas jurídicas adquieran a cualquier título.
Esta norma, ampliada por el Artículo 86, contribuyó a que en el país se
estableciera "un sistema de asignación de recursos inercial que asoia el cre­
cimiento de los aportes de la Nación a las universidades a su comportiento
histórico de los presupuestos y no a los resultados y a la gestión de las univer­
sidades"l I I .
A diferencia de las l privadas, en las estatales es muy bajo el retomo de
los dineros por concepto de matículas. Según el Depamento Nacional de
Planeación, "los recursos provenientes del pago de matículas fnancian sólo
un poco más del 1 0% de los costos de las universidades públicas. Sería desea­
ble alcanza un nivel del 66% en la recupración de costos a tavés del pago
de derechos de matícula, lo cual signifcaría un aumento gradual en un p­
ríodo de cinco años del 53% real anual entre 1 997 y 201 "1 1 2. A 202 la si­
tuación no ha cambiado.
94
PA SOÑA E FO
La aparción de problemas fnancieros en la educación pública y la inje­
rencia política en su adminstación (sobre todo en los nombramientos de los
rectores) han abiero la discusión en tomo de la posibilidad de generar hera­
mientas que permitan evalua con indicadores la rendición de cuentas a la
sociedad. Así se determinaría de otra fora la asignación presupuestl para
cada año, bajo la caacterística de premio o castigo por productividad, a fn
de sanear el hueco fscal refejado, por ejemplo, en el cumplimiento de las
obligaciones pensionales.
En 201 el Sistema de Universidades del Estado (SU) presentó una pro­
puesta de 38 indicadores de gestión paa las universidades públicasl l 3 -aún
en estudio por la comunidad nacional-, a fn de:
a) Involucrar conceptos de perinencia, calidad, productividad, equidad,
efciencia y efcacia.
b) Disponer de programas y proyectos estatégicos que incororen la
planeación en los procesos académicos y admnistativos de la institción.
c) Moderza la administación y fortalecer las fnanzas.
d) Racionaliza el uso de los recursos.
e) Consolidar el contol intero y la autoregulación.
f Perfecciona los instmentos de seguimiento y contol de la gestión.
g) Aprpia con fmeza los conceptos y procesos de sistematización y
de orden y constrir verdaderos sistemas integrados de información.
h) Hacer de la investigación el eje rector de la actividad académca.
i) Lograr el fortalecimento de las lS como organizaciones competitivas
dento de las exigencias de la comunidad académca interacional, y
j) Alcanzar cada vez un mayor compromiso con la solución a las múlti­
ples y complejas necesidades y sociales del país.
El segundo elemento de discusión gira sobre la posibilidad de que sean
las l las que reciba indirectamente los dineros, mediante un subsidio cr­
zado. Es decir, el Estado fnanciaría la demanda y no la oferta, de manera que
sería el estudiante quien libremente seleccionaría la institución de educación
superior -pública o privada-paa entegarle a ella el crédito que el Estado
le facilitaría. "Introduciremos un mecanismo de subsidio a la demanda, que
ha probado su utilidad en países como Inglatera y Estados Unidos. El nuevo
sistema de crédito contempla la condonación por méritos académcos", afr­
mó el Presidente de la República en 1 999, en la presentción de la Moviliza­
ción Social por la Educación Superior, en presencia de representantes de todo
el sistema educativo. A 202 este mecanismo no ha sido utilizado.
El Gobiero Nacional, "considera que el costo por estudiante/año en la
universidad pública es más del doble que el de la universidad privada. A im­
plementar un esquema con base en la demanda podría casi doblase el cupo
de estdiantes en la universidad pública por año"
1 I
4. Este factor es, a juicio de
95
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
las l públicas, riesgoso dada la asimetía de inforación en la ofera educa­
tiva1 I 5, y también riesgoso para programas académicos de indudable valor
paa la Nación pero con escasa demanda estudiantil como, por ejemplo, Esta­
dística, Filosofía, Literatura, Lingüística, Artes Plásticas, Química e Historia,
ente otosl 1 6•
Aún no cesa esta discusión. Se ha buscado una aproximación en las posi­
cionesl l 7 con miras a la defnición preliminar de indicadores de gestión para
la unversidad pública.
2. Asignación de rcuros a las l públc
a) Por tansferencias automáticas. La asignación presupuestal para las
l públicas autónomas está defnida por la Ley 30 de 1992, que en su Aícu­
lo 86 afra que . . .
. . .Ios presupuestos de l a universidades nacionales, deparamentles y municipa­
les estaán constituidos por apores del presupuesto nacional paa fncionamiento e
inversión, pr los aportes de los entes teritoriales, por los recursos y rentas propias de
cada institución. Las universidades esttes u ofciales recibián aualmente apores
del presupuesto nacional y de la entidades territoriales, que signifquen siempre un
incremento en psos constante, tomado como base los presupuestos de rentas y gas­
tos, vigentes a par de 1 993.
Los presupuestos nacen de los cálculos de cada lS confore sus nveles
de desar ollo histórico, sin tener en cuenta indicadores nacionales ni estanda­
rizados paa todo el conjunto.
b) Apores incrementales paa universidades, asociados a indicadores.
En desar ollo del Aículo 87 de la Ley 30, que señala que . . .
. . . a pair del sexto año de la vigencia de la ley, el Gobiero Nacional incremen­
tará sus apres paa las universidades estatales u ofciales, en un prcentaje no infe­
rior al 30% del incremento real del producto intero brto. Este incremento se efectua­
rá en conformidad con los objetvos previstos paa el sistema de universidades estatales
u ofciales y en razón al mejoramiento de la calidad de la instituciones que lo inte­
ga
l l
8

3. Estrategias de getión y utilización de rcuros fnancieros a nivel
ititucional y nacional
Según el Artículo 57 de la Ley 30 de 1 992:
Las universidades estatales u ofciales debn organizase como entes universita­
rios autónomos, con régimen espial y vinculados al Ministerio de Educación Nacio
nal en lo que se refere a la políticas y la plaeación del sector educativo. Los entes
universitarios autónomos tendrán las siguientes caacterística: prsonería jurídica
autonomía acadénca, administativa y fnaciera, patimonio indepndiente y podá
96
PAR SOÑA EL FO
elabora y manejar su presupuesto de acuerdo con las fnciones que le coresponden.
El caácter espcial del régimen de las universidades estatales u ofciales comprenderá
la organización y elección de directivas, del personal docente y administativo, el sis­
tema de las universidades esttles u ofciales, el régimen fnaciero y el régimen de
contatación y control fscal, de acuerdo con la presente ley
1
l9
.
El mismo artículo aclara que "las instituciones estatales u oficiales de
educación superior que no tengan el carácter de universidad según lo previsto
en la presente ley, deberán organizarse como establecimientos públicos del
orden nacional, deparamental, distital o municipal". Esto es, a diferencia de
las universidades, los establecimientos públicos tienen el control administra­
tivo de ministros o directores de departamento administrativo, bajo la ins­
pección y vigilancia de la Presidencia de la República; son controlados fis­
calmente por la Contraloría General de la República, políticamente por el
Congreso de la República, y presupuestalmente por el Ministerio de Ha­
cienda.
Como se puede apreciar en las tablas 24 y 25, los ingresos corrientes
porcentualmente son altos, lo que genera un alto nivel de dependencia de las
matrículas y una escasa paricipación de actividades diferentes a la docencia
tradicional del pregrado y pos grado. Los datos indican que las l privadas en
Colombia deben desarolla estrategias comerciales en cuanto a venta de ser­
vicios.
Con respecto a los egresos, el peso de nómina de personal, docente y
administrativo, supera el 30%, quedando en menos del 1 5% el recurso para
inversión.
4. Fondos nacionales de fnanciamiento de la educación superior
Se ha mencionado cómo el único mecanismo de tansferencia de recur­
sos entre el Estado y el sistema de educación superior ofcial se realiza con
asignaciones de presupuestos anuales.
Adicionalmente, las l pueden obtener indirectmente recursos adiciona­
les del Estdo a tavés de los créditos estudiatiles que otorga el Insttuto Co­
lombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior (I
C
)120.
Su misión es facilitar el ingreso a las l a personas de escasos ingresos
económcos (A. 1 1 1 de la Ley 30), tanto paa pregado como posgrado, en
Colombia y en el exterior. Actúa como gaante de los préstaos otorgados
por el sector fnanciero (A. 1 1 3 de la Ley 30) y ha cubiero a más de tres
millones de benefciarios (véase la tabla 26 y el gráfco 7).
Los créditos se tramitan una vez el estudiante se encuentra registrado en
una lS, independientemente de si ésta es pública o privada, y se caacterizan
por tener una tasa de interés más baja que la que, por concepto simlar, ofece
el mercado bancario.
97
\
0
Concepto
Matrculas
Otros derechos académicos
Ventas de servicios
Educación continuada
Recursos de créditos
Rendimiento fnanciero
Donaciones
Otros ingresos
Total ingresos
Fuente: JeFE
Tabla 24
Rubrs d ingresos del total de lE prvadas (1994-1999)
Paticipación Paicipación Paicipaión Paticipación
1 994 (%) 1 995 (%) 1 996 (%) 1 997 (%)
73, 3 73,45 74,22 69,94
8,74 5,92 4,91 5, 1 6
0,94 3,42 3, 81 3,96
0,53 3,9 3,24 2,99
4,23 3,79 5,09 6,55
1 ,46 5,93 5,26 4,69
0,02 0,49 0,41 3, 21
1 ,28 3, 1 5 3,06 3, 5 1
1 0 1 0 1 0 1 0
Participación Participación
1 998 (%) 1 999 (%)

70, 39 65, 1 9
5, 1 4 4,95 �

3, 3 3,22

2,66 2,3 1
5,72 6,09
6,43 6,75
U
¦

1 ,72 7,01
4,64 4,49
1 0 10
.
>
PA SOÑA E FO
Tabla 25
Estructura general de egresos de las lES privads (1994-1999)
Co
Pcipció PpÓ
Pa Pa Pa Pa
1994 (%) 1995 (%) 19 (%) 19 (%) 19 (%) 199(%)
Ser. prsonales de
dia extensión 34,54 34, 14 35,51 33,38 32,2 30,95
e investigación
Ser. prsonales
18,9 17,4 1 7,7 15,5 17,5 16,8
administativos
Gatos gees 21,78 22,86 21 ,21 19,59 23,03 22,97
Impuestos 0,6 0,91 0,9 0,72 0,79 0,83
Gatos fnacieros 2,0 2, 1 2,4 2,0 2, 1 2,2
Trasferencia 1, 8 2, 1 1 ,9 2,9 2,6 3,0
Sericio de la deuda 2,2 2,4 2,4 3, 3 4, 8 6, 1
InveIlión 14,41 14,77 14,93 1 8,59 12,47 12,35
L egesos 3,8 3,36 3,01 3,97 4,5 4,76
Total egesos 10 10 10 10 10 10
Fuente: JCFES
Grdjco 7
Sericios ofecidos por el lCE (por décads).
Benefciarios atendidos en 50 años de fncionamiento
Z.Û .Û T . ÏZb.W
T .b.Û
T .Û .Û
b.Û
D
-
æ
TÛbZ-TÛbÛ TWTWÛ TÛÏÛTÛÏÛ TWTÛÜÛ T ÛZÜ
Fuente: JCE
99
LA EUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
Tabla 26
Estdiantes benefciados por el lcE, por dcad
N6 de bi0
C d s
A A A A A
19S2-19S9 1 9-19 190-19 1 980- 1 989 1 920
To
CRI PAÍs 748 1 5.781 1 23.493 250.081 465. 719 855. 822
Pg 748 1 5.781 1 1 91 6 231 71 3 372147 739.553
Postgado o o 4.329 1 8.368 52. 1 36 74.833
Crédito con M0T
O O O O 41 .436 41 .436
CRI EOR 681 3.981 3.523 5.931 7.529 21 .65
Pg O O O O 414 414
Postgado 681 3981 3336 486 5979 1 8. 841
Capacitación en idom O O O O 635 635
Beca-to O O O 347 1 28 475
Traspe estudiatl O O 1 87 720 373 1 .280
BEAS E E PAÍs O O 231 .505 1 30.720 24.70 66.931
Ecación pa D O O 28. 1 97 4.799 O 72.96
Eucación secundaa y PM" O O 1 86.027 85.921 244.70 51 6.654
Pofesionaión magisteo O O 17. 281 O O 17.281
BEAS E E EOR
4 1 .084 6.744 7.971 1 1 .540 27.383
Beca coración
34 81 2 6. 141 6.693 6.93 20.583
intiona
Bella P O 42 107 507 32 688
Extnjeros en Colombia 1 0 230 496 771 3.227 4.734
Residencia
O O O O 1 80 1 80
Miguel Antonio Ca
Intercampus
O O O O 1 . 198 1 . 198
aOS PROYS | O O O O 32.575 32. 575
Capac.
O O O O 10.239 10.239
asistencia t6cnica
Comunidaes negas (ey 72)
5. 856 5. 856
Asistencia comunidades
O O O O 3. 297 3.297
indígena
Asistencia astas colombiaos
O O O O 286 286
Re de Solidarida
O O O O 1 2.897 12.897
Fondos en astción
624 3.435 3 1 .820 58. 287 293.349 387.51 5
P IpId f
O O O O 21 .295 21 .295
A drr O O 6. 1 1 9 1 .263.36 1 9.39 1 .459.878
AcÓIs M exterior
475 1 6.230 1 5.348 9.596 1 91 .651 233.30
¯
2.572 40.51 1 41 8.552 1 .725.946 1 .458.763 3.66.34
Fuente: División de Crédito, Estadfsticas Ocin de Plneación (ICE en Cias­
/nfone d lbors), /5 de arl de 202
* El prgram PACE se inicia en 1992.
10
|
PA SOÑA EL FO
Esta entidad adjudica los créditos y las becas teniendo en cuenta (A.
1 14 de la Ley 30): excelencia académica, escasez de recursos económicos del
estdiante, distibución regional en proporción al número de estudiantes y
distbución adecuada paa todas las áeas del conoimiento.
Un factor adicional que no tiene incidencia en el estudio del crédito está
dado por el tiemp de terminación de los estudios. A fnales de la década
apnas el 50% de los estudiantes universitos que iniciaban car era logra­
ban graduarse en el tiempo previstol 21 •
Ente 1994 y 1 999 el ICETEX tvo la mayor asignación presupuestal de su
hstoria (tbién fe la épa de mayor demada estdiantil), sustentada en
las premisas de inversión determinadas en el Doumento CONPES (Consejo
Nacional de Planeción Económica y Social) de Educación Superior. El que
la demanda fera mayor que las previsiones hizo que no se apreciaa el es­
ferzo por atender la coberral 22•
Así se pretende contbuir a la coberura, en el entendido de que los be­
nefciarios deberían hacer pare de la población de escasos recursos con posi­
bilidades académicas de acceso a la educación superior.
Así msmo, el crédito no alcanza la cifra esperada. Según cálculos éste
sólo llegó al 1 1 ,38% de la población matculada en educación superior en
1999, al 1 2, 38% en 200 y al 9,26% en 201 , debida esta última cifa a la
creación de un fondo paa padres de famlia morosos por cuenta del Ministe­
rio de Educación Nacional.
L l, tto públicas como privadas, tbién pueden recibir algunos re­
cursos a tavés del Fondo de Bienestar Unversitao, los cuales, aunque no son
de mayor cuantía, representan un alivio y apoyo presupuestal en el desar ollo
de prgramas, generalmente interinstitucionales, de bienest institucional.
Con el fn de serir como entidad promotora de fnanciamiento para pro­
yectos espcífcos de las lS, tanto públicas como privadas, y plantea y pro­
mover programas y proyectos económcos en concordancia con el desar ollo
académco para benefcio de las l, la Ley 30 creó el Fondo de Desarollo de
la Educación Superior (FODESEP) (A. 89).
Con este Fondo se han adelantado estudios sobre deserción estudiantil y
crédito educativo ofrecido directamente por las l. Dicho fondo, que cuenta
con la paricipación volunta de cerca de 1 10 l, es capitalizado con apor­
tes anuales del presupuesto nacional y de las instituciones (A. 90 de la Ley
30). En el año 202 el Gobiero Nacional está gestionando un mllonario
crédito con el Banco Mundial paa invertilo en esta área.
Las lS han insistido peranentemente en que el Estado aumente los re­
cursos destinados al crédito. Estas propuestas han sido respondidas con pro­
yectos puntuales y temporales, como por ejemplo la inyección de capital o
líneas de crédito especiales con el respaldo del Fondo Nacional de Gaantías,
1 01
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMBIA
con el que se inició, en 2001 , un proceso de apoyo a más de 24 mil estudian­
tes por cinco años; adicionalmente está propuesta la capitlización de un ban­
co de segundo piso paa crédito educativo, con el fn de minimza los riesgos
de posibles inequidades asoiadas a un sistema de crédito educativo basado
en la banca comercial (aquí son signifcativas las experiencias de Colfturo,
la Fundación Central de Seguros, las asociaciones profesionales y coopera­
tivas).
Aparte de estas propuestas no se ha defdo una reestrcturación com­
pleta en tomo a un verdadero sistema nacional de crédito educativo. Vuelve,
entonces, la discusión sobre la manera de fnancia la educación superior pú­
blica. "Si el país quiere expadir adicionalmente la educación superior y
mejora su calidad, debe modifcar la fora de fnanciación y monta un sis­
tema de crédito en el cual los recursos del Estado principalmente se canalicen
no mediante tansferencias presupuestales de bloque hacia las instituciones
sino vía los estudiantes", concluyen los estudios del CIE123•
5. Taras prmedio del costo de la matrícula en las intituciones
públicas y privadas de educación superior
El ICFS sugiere anualmente el porcentaje máximo autorizado a las lS
paa incrementar sus valores de matícula en cada período, el cual general­
mente está ceñido al
Í
ndice de Precios al Consumidor (I), que refeja el
indicador naciona de infación de la economía, y al mercado educativo. El
Decreto 1 10 de 1 994 fja los criterios paa la inspección y vigilancia del ICF
con respecto a los derechos pecuniaios en las lS privadas.
Ya se ha mencionado la sustancial diferencia nominal que media ente
las matículas de las l privadas y las ofciales (esto en gran medida implica
la alta relación ente solcitudes y cupos en el sector ofcial). En ests últimas,
por ejemplo, el promedio de matícula semestral, en 1997, era de apenas 0,9
salarios mínimos.
L Ly 30 detla los conceptos que debn cobrae pr matcula (A. 122):
Los derechos puniaios que por raones académcas pueden exigir las Ü son
los siguientes:
a) Derechos de inscripión.
b) Derechos de matcula.
c) Derehos pr realización de exámenes de habilitación, supletorios y prepaa-
torios.
d) Derechos pr la realización de cursos espciales y de educación praente.
e) Derechos de grado.
f Derehos de expdición de cerifcados y constancia.
La ley señaa en el msmo aículo que "las l estatales u ofciales p­
dá, además de los derechos contemplados en este arículo, exigi otros de-
1 02
PA SOÑA EL FO
rechos denominados derechos complementarios, los cuales no pueden exce­
der del 20% del valor de la matrícula".
Los alumnos maticulados en primer curso pagan un valor más alto que
los antiguos (gráfco 8). Dicho valor, cuando supera el I, es sustentado por
las l privadasl 24 con argumentos tales como inversión en infaestctura,
investigación o laboratorios, etc.
30 -
25
Gráfco 8
Comparativo de los incrementos de matrículas para
alumnos nuevos y antiguos y su relación con el ¡pe
( 1995-2(0 )
- - - - - - - - - - - - - - .
..
20 - -
1 5 -
1 0
5
o -
1 995 1 996
Fuente: ¡CFES
-
-
-
-
- .
--- - �'. r ::_-,-------
"
.
.
.
-- .-
1 997 1 998
Nuevos (%)
Antiguos (%)
I PC (%)
1 999
.
.
"
2000
6. Presupuestos para la educación superior desde 190
La mencionada diferencia de fnanciación ente institciones públicas y
privadas, deja este capítulo en manos de la fnanciación estatal para las lS
públicas u ofciales.
Ente 60% y 80% de recursos de estas institciones proceden de fentes
guberamentales, bien sea en el ámbito nacional, departamental o muncipal.
En la tabla 27 se muestra cómo la mayoría coresponde directamente a los
aportes de la Nación.
103
LA EDUCACIÓN SUEOR EN COLOMI
La tabla 28 expone la distibución de ingresos de las universidades del
Estado paa 1 998. Allí se observa (con una pequeña diferencia numérica res­
pecto de las cifas de la tabla 27 paa el año 1 998) que 67, 1 % de los recursos
estaban dados por la Nación, los depaamentos o municipios, mientas que el
30,7% restante obedecía a recursos propios.
Tabla 27
Composición porentual de los ingresos de las universidades públicas
(1992-201) (en miles de millones de pesos)
A Nai6n % Do. % Ppios % Otros % Total %
1 992 148.77 73,3 9. 802 4,8 29. 147 14,4 1 5. 1 58 7,5 202.877 10
1 993 209. 1 80 70,4 14. 731 5,0 5 1 .40 17, 3 21 .939 7,4 297.253 1 0
1994 289.084 69,8 17.483 4,2 71 .957 1 7,4 35. 913 8,7 414.437 10
1 995 376. 809 67,9 18. 912 3,4 1 10. 633 19,9 48. 931 8,8 555.284 10
1 996 491 .961 8 1 ,4 25. 092 3, 1 197.297 24,6 86.61 8 10, 8 80.968 10
1 997 61 4. 51 6 60, 1 30. 867 3,0 248.255 24,3 1 29.348 1 2,6 1 . 022.986 1 0
1998 765.476 62,2 34. 663 2,8 287. 83 1 23,4 141 . 856 1 1 ,5 1 . 229. 826 10
1 999 921 . 753 63,5 82. 990 5,7 323.086 22,3 1 22. 944 8,5 1 .450.772 1 0
200 1 .054. 022 63,4 lO8.709 6,5 349. 330 21 1 49. 91 3 9,0 1 . 661 .973 10
201 1 . 103.024 64,8 10. 707 5,9 363. 267 21 ,3 1 35. 872 8,0 1 . 702.936 10
Fuente: JCFES
Algunas de ellas dependían en más del 90% de los recursos estatales (por
ejemplo, la Universidad del Pacífco, la Universidad de la Amazonía y la
Universidad Tecnológica de Pereira). Esta tendencia aún se mantiene.
El Estado ha contibuido al proceso de saneamiento prestacional de la
mayoría de lS, conforme lo dispuesto por las Leyes 4 y 30 de 1992 y la Ley
100 de 1 993 (de Seguridad Social, con la que se cambió el esquema de reco­
nocimiento salarial de cesantías y pensiones a los empleados públicos del
sector educativo). El pasivo pensional sigue siendo muy elevado, a la vez que
compromete, además del Estado, a los departamentos y a las propias univer­
sidades, convirtiéndose en un agravante de la situación fnanciera de muchas
de estas lS. Dicho valor llegaba a un billón de pesos en 1 993 y en el año 200
ascendía a 3,7 billones. De esa suma a la Nación le coresponden 2,5 billones,
a los departamentos 30 mil millones y a las universidades más de 90 mil
millones de pesos1 25•
104
PA SOÑA E FO
Tabla 28
Estrctura de ingresos de las universidades públicas en 1998
(en miles de millones de pesos)
Universidades Naión Popios Tot
Nai6n Ppios
(%) (%)
Universidades nacionales 41 4. 71 8,80 1 06.210,0 520.928,80 79,6 20,4
Nacional de Colombia 207.955,30 62.240,6 270. 1 95,90 77,0 23,0
Del Cauca 28.672,50 7. 826,60 36.499, 10 78,6 21 ,4
Pedagógica 18. 340,70 4.31 7,50 22.658,20 80,9 1 9, 1
De Caldas 23. 642,50 3.445,0 27.087,50 87,3 1 2,7
De Tunja 32.778, 1 0 9. 1 28,0 41 .90, 1 0 78,2 21 ,8
De Córdoba 28.435,50 4. 350,40 33. 1 78,0 86,9 1 3, 1
Del Chocó 1 0.435,50 1 . 354,0 1 1 .789,50 88,5 1 1 ,5
De los Llanos 7.722,20 2. 1 66,80 9.889,0 78, 1 21 ,9
De Pereira 22. 1 1 9, 1 0 1 . 36,20 23.483,30 94,2 5,8
Popo Cesa 5.890,30 1 .234,40 7. 1 24,70 82,7 1 7,3
Surcolombiana 1 4. 193,20 5. 61 3,0 19.806,0 71 ,7 28,3
Aan 5. 749,20 620 6.369,20 90,3 9,7
Col. Mayor de Cundinamaca 5. 774,0 2. 549,50 8.323,50 69,4 30,6
Del Pacífco 2. 61 8,60 O 2. 61 6,60 10 O
Uni versidades territoriales 299. 53 1 ,80 220. 303,30 543.492,30 55, 1 40,5
De Antiouia 80.933,0 53. 385,60 1 34. 318,60 60,3 39,7
De Cartagena 22.706,50 7. 843,30 30. 546,80 74,3 25,7
De Nariio 1 7.0,40 3. 787,0 20.791 ,40 81 , 1 1 8,2
De Pamplona 7. 1 78,30 7. 326,70 14.545,70 49,3 50,4
Del Atlático 32.027,70 6.208,50 38.236,20 83,8 16,2
Del Quindío 14.238,20 1 1 . 576, 1 0 26.781 ,30 53,2 43,2
Del Tolima 1 1 .06,20 1 1 . 559,60 22.655,80 49,0 51 ,0
Del Valle 57. 599, 10 5 1 . 398,00 125.473, 1 0 45,9 41 ,0
Distritl 4. 356,70 20.081 ,0 24.437,70 17, 8 82,2
Industal de Santander 25.459,40 21 . 380,90 52. 5 1 1 ,40 48,5 40,7
Del Magdalena 9. 1 05, 1 0 3.026,30 12. 1 3 1 ,40 75, 1 24,9
De Cúcuta 7.626,70 8. 1 63,00 1 6.292,0 46,8 50, 1
De Ocaia 1 . 303,80 266 1 .569,0 83, 1 16,9
De Sucre 3.254,80 1 .872,70 5. 1 27,50 63,5 36,5
De la Guajira 3. 849, 10 1 .474,60 5. 323,70 72,3 27,7
De Cundinamarca 1 . 792,80 10.953,90 12. 746,70 14, 1 85,9
Total uni versidades 7 1 4. 250,70 326. 5 1 3,30 1 . 06.42 1 , 1 0 67, 1 30,7
Fuente: Ministerio de Hacienda y Crédito Público
1 05
Año G. Pers. %
1 992 1 28. 01 0 62,4
1 993 1 84. 800 62,3
1 994 23 1 . 856 54,5
1 995 298. 987 55,0
1 996 41 5. 883 52,7
~

1 997 543. 652 50,6
1 998 701 . 007 57,0
1 999 892.085 60,4
2000 950.691 60,0
201 1 . 035.793 60,2
Fuente: JeFES
Tabla 29
Composición porental de los egresos de las lES públicas (1992-201)
(en miles de millones de pesos)
G.
% Te.
.
%
G.
: %
Tot •
%
S .
%
Ges. Com F. D
1 6. 361 8,0 36. 847 1 8,0 427 0,2 1 81 .64 88,5 3. 830 1 ,9
23. 339 7,9 53. 30 1 8,0 642 0,2 262.082 88,4 7.996 2,7
28. 260 6,6 109. 950 25,9 1 . 259 0,3 371 . 325 87,3 10.484 2,5
45.280 8,3 1 22. 236 22,5 4. 1 31 0,8 470.633 86,5 1 1 .240 2, 1
62.057 7,9 1 65. 385 21 ,0 6.067 0,8 69. 392 82,3 19. 382 2,5
103. 648 9,6 207.445 19,3 7. 105 0,7 681 . 850 80,2 60. 737 5,7
1 12. 388 9, 1 233. 216 19,0 1 51 . 14 1 ,2 1 .061 .724 86,4 40. 143 3, 3
148.466 10, 1 1 83.599 1 2,4 10. 881 0,7 1 . 235.032 83,6 60. 332 4, 1
1 54. 192 9, 7 221 .620 14,0 6.996 0,4 1 . 333.498 84, 1 60.293 3, 8
1 62.080 9,4 245.256 14,3 8. 366 0,5 1 .451 .495 84,4 61 .777 3, 6
..
Iveón %
19. 666 9,6
26.51 2 8,9
43.479 10,2
62.080 1 1 ,4
1 20.478 1 5,3
1 51 . 832 14, 1
1 27. 038 10,3
1 81 .239 1 2, 3
1 91 . 550 12, 1
207. 301 1 2,0
To
Gsts
205. 141
296. 590
426. 288
543.953
789.251
1 .074.419
1 . 228. 90
1 .476. 602
1 . 585. 342
1 .720.572
¯

f

l

(
¡
5
PA SOÑA EL FO
De los egresos (tabla 29), se aprecia un alto porcentaje en gastos de fn­
cionamento (del 88, 5% en 1992 al 84, 1 % en el ao 200), con un incremento
constante en la participación del sericio de la deuda ( 1 992: 1 ,9% a 3, 8% en
el año 200 ), quedando solamente un 1 2% promedio paa inversión, con el
agravante, según el IeF, de que se prestaron sericios que eran atendidos
pr personal de la institución y que pasaon a ser contatados con exteros
(vigilancia, aseo . . . ), y que contablemente fern castigados como inversión.
Cabe señala también cómo a pesar de que la inversión en educación, en
todos sus niveles, aún no llega a los niveles lnOS propuestos paa fnales
del siglo x, según los diversos encuentos de representantes guberamen­
tales en vaios pases durante los años ochenta y noventa, es signifcativo el
hecho de que la educación, compaada con la salud y seguridad socia, con la
defensa y seguridad y con la justicia, se matenga alrededor del 3% del Pf
(tabla 30).
Este panorama explica, en pate, la intención del Gobiero Nacional de
que el sistema universitario estatal ente al Plan de Saneamiento y Vabilidad
de la Educación Superior Pública, diseñado desde el Ministerio de Educación
Nacional en el período 200-202.
Tabla 30
Presupuesto General de la Nación en educación y otrs sectores
(1998-200 ), en porentaje del PIB
Sectores 1 998 1 999 200
Detalle GF GI GT GF GI GT GF GI
Educación 2,61 0,59 3,2 3, 24 0,09 3, 33 2,95 0, 1 2
GT
3,07
Ciencia y
O,o¡ 0,03 0,04 0,01 0,020 0,03 0,00 0,02 0,02
tcnología
Salud y
seguridad 2, 81 0,65 3,46 3, 30 0,57 3, 87
soia
Defensa y
2, 1 3 0,23 2,36 2,03 0,24 2,27
seguridad
Justicia 0,95 0, 1 4 1 ,09 0,89 0, 1 5 1 ,04
Fuente: Datos del Deparamento Nacional de Planeación
GF: Gastos de fncionamiento.
G/: Gastos d inversión.
GT: gastos totales.
1 07
2, 1 6 0,22 2, 38
0, 28 0,25 0,53
0, 1 8 0,08 0,26
Las lS V el mercado de oferta y demanda
de educación superior
C
omo se dijo, Colombia es un Estado Soial de Derechol 26 donde la Cons­
titución deterna los límites y referentes de la acción comunitia. La
educación superior es un sericio público que, además del Estado, es ofeci­
do por paiculaes que pueden crear l.
Conceptos como publicidad, mercadeo, aianzas estatégicas, ferias uni­
versitaias, imagen o sistemas de crédito directo con la institución, eran poco
conocidos al inicia los años noventa. La proliferación de programas, la apa­
rición de nuevas l, el movimento de la demanda juvenil hacia programas
que ofecen mayores posibilidades de rentabilidad, la irrupción de grandes
centos académicos en ciudades pequeñas y provincias en donde no existían
espacios de foración superior, y la autonomía universitaria, incitaron a la
publicidad y al mercadeo como alterativas fundamentles paa gaantiza,
más allá de la calidad académca, la búsqueda de la subsistencia económica
mediante el ingreso por matculas.
A comenzos de los años noventa, las lS ofciales tenían aseguradas sus
paridas presupuestales anuales que les entegaba el Estado, independiente­
mente del cumplimiento o no de cupos, a la vez que las solicitudes superaban
ampliamente los cupos disponibles, de fora tal que las instituciones, inclu­
so las privadas -aentes de subsidio alguno del Estadcpodían seleccio­
na a quienes estimaban mejores y el sistema se inforaba en tomo de la
publicidad en prensa, con carácter más informativo que publicitio. Según
datos del ICS, en 1991 todo el sistema (privado, ofcial, en pregrado y pos­
gado) tenía una relación de 2,0 solicitudes pr cada cup dispnible (223. 282
cupos contra 457.40 solicitudes).
No obstante, el crecimiento de lS y de programas, y el lento pero pera­
nente aumento de la demanda de alumos, aunados a elevados costos de la
matrcula universitara, conforaon una mezcla de varables de difícil con-
109
LA EDUCACIÓN SUPEROR EN COLOMIA
jugación, que terminó por incorpora el mercadeo educativo, dada la necesi­
dad de supervivencia fnanciera. Paa 1 999 la relación de solicitudes y cupos
en todo el sistema había bajado de 2,04 a 1 , 1 7 (421 . 81 9 cupos contra 494. 1 84
solicitudes).
Esta lógica comercial (publicitar paa conseguir "clientes" con el fn de
mantener o incrementar el número de matrículas) no tiene el mismo compor­
tamiento que se presenta con las inversiones. Llama la atención que las lS
ofciales, que desar ollan una política de austeridad del gasto y que disminu­
yeron proporcionalmente sus cupos disponibles (36, 83% en 1991 a 24,78%
en 1 999) tuvieron mayor demanda de potenciales estudiantes, pasando las
solicitudes del 52, 35% en 1 991 a 58, 82% en 1 999. Por su pare, las l priva­
das, a pesa de la inversión publicitaria y de haber aumentado su capacidad en
cupos (del 63, 17% en 1 991 -141 .038-al 75,22% en 1999 -3 17. 271-),
disminuyeron en las solicitudes recibidas (baj aron de 47, 65% en 1 991
-217.920a 41 , 1 8% en 1 999 -203.475-). Según estimativos, en el año
2001 , la inversión publicitaia en televisión, radio, prensa y revistas superó
los 1 2 millones de dólaes (tabla 31 ), sin incluir inversiones no cuantifcadas
en material publicitaio (plegables, agendas . . . ).
No existe relación ente el crecimiento del sistema y las políticas paa
publicidad e inversión y promoción de las l. Esto ha llevado a un mercado
asimético en el cual los mensajes sobre programas académicos, l, ofeci­
mientos y benefcios se acomoda a los intereses de cada instituciónl 21• Un
elemento adiciona de análisis es el hecho de que coresponde a un mercado
basado en la confanza, donde las elecciones de los potenciales compradores
no siempre son racionales, y las posibilidades de reversa la "compra" son
escasas.
Los legisladores de la Ley 30 ya preveían en 1 992 esta tendencia, por lo
cual se creó el Sistema Nacional de Información de la Educación Suprior
(SNIs), con el "objetivo fndamental de divulga inforación para orienta a
la comunidad sobre la cadad, cantidad y caacterísticas de las instituciones
y prograas del sistema 1 28". Dicho sistema, operado por el ICFS 129, ha venido
consolidándose como heramienta paa todo el sistema, permitiendo conto­
les a las instituciones a tavés de la Subdiección de Monitoreo y Vigilancia.
Falta mayor hábito de los padres de familia y estudiantes para consulta sobre
instituciones y ofera de programas, a fn de toma acerdas decisiones.
La noratividad al respecto, corresponde al artículo 1 del Decreto 1 225
de 1 996, según la cual . . .
. . .la ofer y publicidad de los prograas académicos, además de ser claa y
comprensible deb contener la siguiente inforación:
1 . Nombre de la institución de conformidad con el reconoimiento ofcial, núme­
ro y fecha de prsonera.
2. Nombre del programa y título al cual conduce.
1 10
PA SOÑA E FO
Tabla 3]
Ls mores inversiones publicitarias de lES en el año 20]13
T Rio P Rv To
R M
S � S � S � S � $ �
1 U. Sa Man 158 7 1 34 6 1 .934 84 79 3 2.30 8
2 U. de Ls Ands 88 6 1 Û 1 .275 82 195 1 3 1 .559 6
3 U. de la Saaa 3 Û 14 1 1 .089 87 141 1 1 1 .247 4
4 U. Javeriana 16 1 6 1 802 73 273 25 1 .07 4
5 U. Autónoma del Carib 68 70 281 29 10 I 959 3
6 U. Exterado de Col. 21 2 2 Û 850 84 1 34 13 1 .07 4
7 U. S. Buenaventra Cali 45 7 81 13 391 62 1 1 3 1 8 630 2
8 U. Nal. de Colombia 22 2 Û 890 96 14 I 926 3
9 U. del Rosario 6 8 27 4 447 61 203 28 738 3
10 U. Coprativa de Col. 6 12 84 16 353 68 21 4 522 2
1 1 U. Sato Tomás 143 20 10 I 50 69 76 10 729 3
12 U. Autónoma de Col. 36 5 626 87 59 8 721 3
13 U. Sergio Arleda 16 2 650 92 38 705 3
14 U. Libre 6 12 28 5 452 83 Û 544 2
15 Fud. U. Mauela Beltrán 267 58 12 3 178 39 4 1 4 2
16 Politéc. Gncolombiao 21 4 20 4 297 61 146 30 484 2
17 U. del Noe 51 1 0 2 Û 370 71 96 1 8 51 9 2
1 8 U. del Á Andina 232 54 3 1 1 84 43 8 2 427 2
19 U. L Gn Colombia 2 8 53 19 202 71 6 2 286 1
20 U. E 3 1 1 8 4 362 89 22 5 405 1
21 U. UE 23 6 21 6 339 89 383 1
22 U. Antnio Nariño 19 5 1 8 4 341 87 1 6 4 393 1
23 U. Satiago de Cai 26 7 16 4 326 88 1 Û 369 1
Z U. del Valle 47 1 1 368 88 5 1 420 1
25 U. Simón Bolíva 222 67 12 3 95 29 3 1 332 1
26 Politcnico Sala 79 88 1 1 1 2 90 Û
27 U. d Antiouia 59 1 8 8 3 262 79 3 1 333 1
28 U. Jorge Tadeo Lozo 2 1 3 1 348 99 353 1
29 U. Sa Buenaventur 98 32 2 I 1 57 52 47 16 303 1
30 U. Cental 10 4 3 1 220 81 37 14 271 1
Os 1 .029 12 534 6 6.386 75 542 6 8.491 30
Tot 3.537 13 1 . 1 93 4 20.987 75 2.292 8 28.0 10
Fuente: 1BOPE, rcolectad de agencias de publicid y medios de comunicación
1 1 1
LA EDUCACIÓN SUPEROR EN COLOMIA
3. Duración del programa.
4. Número de código de registo del programa en el Sistema de Inforación
Nacional de la Educación Suprior con la expresión número de registro ¡C.
A pair del año 201 se empezaon a aprecia acciones efectivas al res­
pecto. En efecto, decretos impulsados desde el ICFES y el Ministerio de Edu­
caciónI 31 , orientados a defender la calidad, son insistentes en el factor de la
oferta y la publicidad de programas académcos:
a) Decreto 792, de mayo de 2001 , mediante el cual se deterinan unos
requisitos mnimos para el funcionamiento de los programas de Ingeniería.
Entre los dieciséis requisitos mínimos exigidos, hay uno que obliga a unifor­
mar la denominación de los títulos con uno de los catorcel32 que, a juicio del
Ministerio, e interacionalmente reconocidos, son sólo paa la foración pro­
fesional1 33• Así, podrán lleva el nombre de ingeniería aquellos programas
universitarios con contenidos curriculares y tradición reconocida a nivel in­
teracional, a fn de gaantizar que la denomnación oriente adecuadamente a
los estudiantes y a la sociedad y facilite la convalidación y homologación de
títulosl 34. A la fecha de la expedición del decreto, y según el Consejo Nacio­
nal de Acreditación, en el año 2001 había en Colombia 73 1 programas de
pregrado en Ingeniería con un total de 1 10 denominaciones I 3
S
.
b) Además del Decreto 792, el Ministero expidió los Decretos 91 7 y
2802, también de 201 , para Ciencias de la Salud y Derecho, respectivamen­
te, en los cuales no se busca unifora denominaciones pero sí se defnen los
estándares de calidad o requisitos mnimos con los que deben funcionar los
programas si desean continua operando. Paa ello, se les da un plao de dos
años paa realizar un proceso de registo califcado, con el cual deben demos­
tra, ente otos aspectos, que la promoción, publicidad y difsión sobre el
programa expresan con veracidad las condiciones reales de fncionamento,
así como las de la institución. De no demostar todos los requisitos, no po­
drán recibir estudiantes.
c) También en 2001 el Ministerio de Educación Nacional y el ICF ini­
ciaon una campaña de televisión tendiente a motivar a la ciudadanía, padres
de famlia y estudiates, a elegi las lS con base en la calidad de las mismas.
Los mensajes concluyen con una imagen muy diciente, en la que apaece, a
manera de título universitario, un cartón viejo, roído en los lados, en el cual
se lee "Universidad el Túnel otorga el título de . . . ", con 10 cual se quiere dar a
entender que debe tenerse cuidado en la elección del centro educativo, a fn
de no entrar en una universidad cualquiera o "universidad de garaje", como
en Colombia se denomina a algunas instituciones identifcadas por la opinión
pública como de mala calidad. La fora como se maneja el nombre de la
institución y de sus programas es uno de los aspectos que se evalúan en las
visitas de inspección y vigilancia.
1 1 2
PAR SOÑAR EL FO
1. Estrategias de las l y competitividad en el mercado de ofert y
demanda educativa
Las l han contatdo agencias de publicidad para promocionase. Como
resultado de esto se ha observado un giro en el mensaje con el cual se llega a
la opinión pública, que además de estar relacionado con la calidad académca
lo está también con el nombre de la institución, su naturaleza, ubicación,
convenios, campus, tecnología . . .
A comenzos de los años noventa, el medio de promoción de las lS era,
básicamente, la atención directa y los avisos en prensa.
É
stos aún tienen gran
incidencia en el total de la inversión publicitaria (75% del total de la pauta
publicitaria), concretamente en periódicos nacionales, aunque desde fnales
de la década comenzaon a abrirse paso los mensajes en otros medios de
comunicación que anteriormente no eran considerados escenarios apropia­
dos paa el ofrecimiento de programas académicos.
Se pueden citar los siguientes casos como parte de la "ofensiva publici­
taria" que ha venido extendiéndose entre lS, fndamentalmente privadas:
• Ofecer excelentes programas académicos, ubicación, formas de cré­
dito o tecnologías de punta, ente otros, como los aspectos determi­
nantes en la institución.
• Aparición de noticias-avisos dirigidos a causar impacto entre los lec­
tores. Los avisos de publicidad tienen un diseño que claramente los
diferencia de la inforación noticiosa. Se acostumbra llama publi­
reporaje a la publicidad que paga un cliente y que es diseñada y
presentda como noticia. Ha hecho carera la publicación de separa­
tas especiales de programas de pregrado, de pos grado y de educa­
ción permanente.
• Ferias universitarias que, organizadas por particulares, ha creado
una industia (impresión de plegables, manufactura de camisets, cal­
comanías, lápices, carteles, llaveros, puestos de información . . . ). En
estos eventos se reúne en un solo colegio, pabellón o feria exposi­
ción a todas aquellas lS que generalmente deben paga la inscrip­
ción, y al evento asisten grupos de bach
l
1leres invitados por los orga­
nzadores.
• Paricipación en radio y televisión. En comerciales (por ejemplo, en
paridos de ftbol) o en espacios completos de televisión.
• Cambio en los procesos de información, inscripción y matrícula. Di­
fusión en páginas web, formulaios de inscripción que dejan de co­
brarse y hasta se envían directamente a la casa del aspirante, pagos
de matrícula diferidos, descuentos por recomendación de nuevos es­
tudiantes, y exención de asignaturas de los primeros semestres según
los resultados del Examen de Estado, entre otras.
1 1 3
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
• Pblicidad no convenciona, como reparición de volantes en semá­
foros y centos comerciales, caeles en cigar erías y panaderías, pa­
tcinio de actvidades lúdicas y deporivas, y regalo de discos com­
pactos, ente otos.
La tabla 32 retoma las l presentadas en la tabla 3 1 y relaciona la inver­
sión total en medios que hcieron en el año 201 y las solicitudes y cupos de
las mismas en los años 1 991 , 1 997 Y 1 9991 36• La tabla 33 incluye la progre­
sión en la relación de solicitudes y cupos de l que pautan poco con respecto
a las anteriores o no tienen presencia pagada en medios de comunicación; así
Tabla 32
Comporamiento histórico de solicitudes y cupos de las lES
que 1 publicitarn en 201
m0
mw0 Sts 0 Solicituds 0 Solici 0
Ocial W
M #Î '
O ¡VÎ
¯
Î 9
¯
199 cup Z
Fud. U. Sa Mar (&) 2.30 4,78 1 ,32 1 ,0 0,81
Univ. d Los Andes 1 .559 1,75 1 ,58 0,93 0,86
Univ. de ÏSabana 1.247 1 ,32 1,24 1,32 1 ,35
Univ. laveraa (&) 1 .07 2,56 1,23 1 ,36 1,43
Univ. Exterao 1.07 1 ,32 1 , 1 3 0,83 1 ,23
U. Autónoma del Carib 959 2,43 0,86 0,89 0,6
U. Nacional de Colobia (&) 926 1 1,3 1 1 ,85 10,98 7,32
M
Univ. dl Rosario 738 1,94 1,43 0,83 1 , 1 5
Univ. Santo Tom4 (&) 729 1 ,2 1 , 1 6 1 ,35 0,73
U. Autónoma de Colombia 721 2,75 1 , 1 7 0,54 0,42
Unv. Sergio AIlea 705 1. 8 1 . 1 1
.
0,72
U. Sa Buenaventur (&) 630 1 , 1 8 0,82 0,98 0,5
Univ. Libre (&) > 1 ,82 1 ,4 0,82 0,63
U. Coprtva d Col. (&) 522 0,65 1 , 1 3 1 ,28 0,77
Univ. del Nore 51 9 1,97 1,0 0,95 0,57
Politécnico Golombiao 4 1 ,36 1,02 0,71 0,6
Fud. U. Manuela Be\t (&) %
.
0.51 0,83 0,77
Univ. Áa Andina (&) 427 1.45 0,32 0,68 0,57
Univ. del Valle 420 1,4 1,43 2,02 1 , 1
N
Univ. E 405 1,22 1 ,73 0,63 0,92
Univ. Antonio Naro'39 (&) 393 1 .81 0,77 0,59 0,42
Hl. Univ. U 383
.
0,6 0,58 0,63
U. Satago de Cali 369 1 ,9 0,98 0,73 0,95
U. 10rge Tade Lozo (&) 353 1 ,87 0,9 0,68 0,97
Univ. d Antouia 333 10,46 13, 18 17,41 12,36
N
Univ. Simón Bolva 332 0,6 0,82 0,9 0,4
U. La Ö Colombia (&) 286 1 ,9 0,91 0,81 0,5
Univ. Cental 271 2,31 0,8 0,27 0,55
CNA'¯
N
N
M
N
N
N
N
N
Fuente: Análisis realizao con dtos tomados de boletines JCF, CNA, [BOPE, medios
de comunicación y agencias de publicidd
(&) L inversión correspond a publicidd nacional, per l relación de soli­
citudes y cupos obedece a los dtos de la sed ubicad en l capital del país.
¯ Universiddes que tienen prgramas acreditados.
1 14
PA SO
Ñ
A E FO
mismo, en ambos cuadros se señala cuáles tienen programas acreditados con
alta calidad a diciembre de 20 1 .
En lo conceriente a da a conocer las l colombianas en el extanjero,
el JeF a tavés del proyecto Diplomacia Educativa ha contibuido a posicio­
na en el exterior a las l colombianas, como pae del proceso de globaiza­
ción. Son ya varios los países con los que Colombia ha suscrito, además de
los tadicionales convenios de intercambio, un efectivo y puntual crce de
inforación y propuestas de acción paa que se genere en una doble vía la
relación ente instituciones, profesores y estdiates y el conocimiento e in­
tercambio de experiencias ent organsmos ofciales de pacidas fnciones.
Según el JC, 32 l colombianas, todas con prograas acreditados, se be­
nefcian de este programa.
Tabla 33
Comporamiento de solicitudes y cupos en 1991, 1997, 1999 Y 200
de lES que poco o n publicitaron en 201
SolicitJ cup SolicitJ SoIicitJ SolitJ
O
C¯¯
ü
1991 cup ¡V c ¡V cup 20
u. Pedagógca Naional 4,76 2.98 5,42
. •
Univ. Inca 1 , 1 8 0,57 0,41 0,25
Univ. Distital 6,9 2,49
.
4, 14
Inpu 1 1,0 0,4 0,9
Univ. Piloto d Colombia (&) 3,68 0,95 1 , 1 1 0,74
Univ. d L Salle 2,42 1,89 2,19 1 , 1 3
U. Industial d Std (U) 2,71 2,95 1 ,9 2,79
• +
Ecuela d Ad. d Negoios 2,02 1 ,01 0,77 0,55

U. Calólica d Colombia 3,82 1 ,45 0,98 0,87
U. Pontifcia Bolivariaa (&) 1 ,62 0,9 0,86 0,84
+
Inst. Ciencia d la Salud (C) 2, 19 1 ,4 0,74 1 ,62
+
Instituto Técnico Centrl 1, 5 1 , 1 9 0,37
.
Corr. Univ. de Col. Id 1 ,01 0,2 0,35 0,5
Universidad Surolombiaa 1,46 1 , 1 7 1 , 1 6 1 ,42
+
Ecuela Col. d Ingeniera 1 ,65 1 ,08 1,24 1 a83
Co. Univ. Ircaa 0,89 0,82 0,69 0,51
Univesida Ammca 1 ,37 1 ,22 0,86 0,79
Fuente: boletines del /cFE
(&) Corresponde a la relación de solicitudes y cupos de la sede ubicad en la
capital del pa(s.
¯ Universiddes que tienen prgrams acrditados.
1 15
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
2. Nuevas ofer educativa nacionales e interacionale
El esquema de pregrados y pos grados se mantiene con gran incidencia
en la demanda estudiantil. Si embago, las exigencias de actualización em­
presaial, las nuevas tendencias del conocimiento y la globalización, han ja­
lonado la educación no foral en las l.
Los depamentos o vicerectoras de educación contuada, prent,
extensión o pryección social han asumido est tea ajustándose a las dema­
das de mercado y al desar ollo de la academia y la investigación. Los cuos
de educación no formal, tes como semnaios, tlleres, congresos y los d­
plomados141 , constituyen una alterativa de ingresos económicos.
Otra áea en la cual ha ingresado la educación suprior tiene que ver con
la asesoría y consultoría empresaal. Algunas l no lo hacen prque no cuent
con la infaestctura paa ello o por política (no competir con sus egresa­
dos). Otas han encontado un nuevo mercado en el que es la universidad la
que va a la empresa, y no al contaio. Por su pae, las empresas ha obserado
que la investigación y los estudios contratados con las lS, sin afecta la cal­
dad, son más favorables en costos.
Con el apoyo de las dependencias de bienesta estdiantil, otas l ha
optado por incorpora en sus procesos de formación a públicos más jóvenes y
más adultos que los tadicionales, ofeciendo jardines infantiles, colegios y
educación no formal como, por ejemplo, cursos de manualidades y are paa
amas de casa y para personas de la tercera edad.
Finalmente, el desafío viual no ha sido dimensionado ni cuantifcado
por el sistema. Apare de lo que va a exponerse aquí sobre el tema142, el mode­
lo presencial sigue imperando en la educación superior colombiana, y es un
tema que requerirá legislación al respecto en todas sus áreas, así como en la
participación de instituciones foráneas en tertorio colombiano.
1 1 6
La investigación en la educación superior
L
a investigación en educación superior puede verse desde dos ópticas: la
que tiene que ver con la investigación como taea esencial de la fora­
ción de alto nivel paa la producción de nuevo conocimento, y, en segunda
instancia, la acción propia de la educación superior paa investga sus pro­
pias realidades y responder a sus retos.
"Coresponde al Estado promover y orienta el adelanto científco y tec­
nológico y, por lo mismo, está obligado a incorpora la ciencia y la tecnología
a los plaes y programas de desar ollo económco y social del país y a foru­
la planes de ciencia y tecnología tanto paa el mediano como paa el lago
plazo", afrma el A. 1° de la Ley 29 de 1 990 (de Ciencia y Tecnología143).
Posteriorente, esta intencionalidad se ratifcó en la Constitución Política de
1991 (A. 69: "El Estado fortalecerá la investigación científca en las univer­
sidades ofciales y privadas y ofecerá las condiciones especiales paa su de­
sar ollo") y en la Ley 30, en donde señaló la investigación como pae indis­
pensable en el cumplimiento de los objetivos de la educación superior y de
sus institucionesl4•
Además de los innegables benefcios de la investigación como vocación
propia de la educación superior, en Colombia ésta se puede relaciona con
tes grandes aspectos:
a) Primero, como característica ineludible de la universidad. Las univer­
sidades son las únicas institciones en condiciones de desar olla "investiga­
ción científca o tecnológica [ . . . ] con criterio de universalidad" (A. 19 de la
Ley 30), razón por la cual tienen el privilegio de ofecer maestías y doctora­
dos145, siempre y cuando demuesten las condiciones mínimas a la Comisión
Nacional de Maestías y Doctorados (CN)l4.
Las instituciones universitias que deseen ofecer programas de maes­
tía deberán acredita su investigación147; esto es el reconocimento público
que se hace de los grupos y centos de investigación de cada institción de
1 1 7
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
educación superior a tavés del Instituto Colombiano de Investigaciones Cien­
tífcas y Proyectos Espciales Francisco José de Cadas, Colciencias 148, respn­
sable de fomenta la investigación, defnir estándares de calidad, admnistra
los recursos estatales para la msma 149 y orienta las líneas de investigación
perentorias en el desar ollo nacional'so .
b) En segunda instancia, la investigación tiene directa relación con la
acreditación de calidad. Hasta antes de la aparición del Sistema Nacional de
Acreditación, la investigación en educación superior estuvo sujeta a los es­
ferzos de unas pocas personas y escasas l. Con el desarollo de los linea­
mentos paa la acreditación se aumentó el nivel de conciencia sobre la res­
ponsabilidad social de la educación superior con la ciencia. De forma tal que
para subvenciona estas actividades, las lS comenzaon a desar olla sus es­
tructuras y personal califcado paa la investigación, a tal punto que desapa­
reció la signifcativa ventaja que, en el tema de investigación, poseía la un­
versidad pública con respcto a la privada. Una de la prncipales caacterístca
que se identifcan en los programas acreditados por el mnisterio como de alt
calidad es, precisamente, la demostación de rigurosidad, inversiones, tadi­
ción y respaldo a la investigación de ato nivel.
En el primer documento de Lineamientos para la acreditación de pro­
gramas de pregrado (CNA, 1 998) se esbozaban condiciones imperativas sobre
investigación. El documento Lineamientos para la acreditación institucionl
(CNA, 2(1 ) es aún más exigente'
S
' en su deseo de ubicar la investigación
como fundamental labor misional de la educación superior.
Adicionalmente, en los decretos sobre "Estándares Mínimos de Calidad"
paa programas académicos de pregrado'
S
2, se incluye, como obligatoria, la
foración investigativa.
c) El tercer aspecto en cuestión tiene que ver con la investigación como
una opción rentablemente económica paa los investigadores y paa las l.
En desar ollo de los estímulos contemplados por la Ley 30 paa la acre­
ditación de calidad, el Estado aprobó la exención tibutaia paa quienes con­
tribuyeran con sus apores a investigaciones de instituciones o programa
acreditados.
1. Invetigación sobre la educación superior
Un estudio desarollado por las investigadoras Elba Maínez de Dueri y
Mara Vagas de Avella, titulado Balance de las investigaciones universita­
rias que tienen como objeto de estudio la educación superiorls3, y del cual se
extaen varios párrafos paa este numera, ratifcó la afmación de la investi­
gadora venezolana Carmen Gacía Guadilla, en el sentido de que en Colom­
bia, como en Costa Rica, Venezuela y Argentina, existe investigación sobre la
educación superior, pro no centros y unidades específcas que la impulsen y
1 1 8
PA SOÑAR EL FRO
aiculen la producción del conocimiento; pese a esta realidad, las autoras
evidencian que en Colombia el tema de la educación superior se consolida
como campo de estudio propio con comunidades académicas emergentes,
con un desar ollo creciente de la investigación y un acervo documental repre­
sentativo del interés por el tema.
Si bien existen programas de especialización y maestía paa la fora­
ción de los profesores universitaros y han surgido doctorados en educación
que contbuyen a la cualifcación al más alto nivel, estos esferzos, sin em­
bargo, no son sufcientes fente a las estadísticas que inforan sobre la nece­
sidad de una mejor prepaación de los profesores universitarios, especial­
mente en los aspctos relacionados con la calidad de su práctica pedagógica.
Volviendo a Gacía Guadilla, estos estudios no han incidido en el forleci­
miento de la institcionaización de la educación suprior como campo de es­
tudio, debido a la multiplcidad de espacios desde donde se hace ivestigación
a respcto y la falta de conexón ente ellos. En Colombia se reconoe la exis­
tencia de investigaciones sobre educación superior desde los años ochenta. El
tabajo de Gonzalo Abro Rveral5 hace una compaación con los estdios de
la década de los setenta, destacando avances en la investigación sobre educa­
ción superior en lo atinente a las dimensiones pedagógica e interdisciplinaia.
Un complemento de inforación sobre las investigaciones en el área es
la compilación realizada por Myriam Henao Wilches y Jorge Orlando Casto
V. , Estados del arte de la investigación en educación y pedagogía en Colom­
bia, desar ollado por !cfes, Colciencias y la Sociedad Colombiana de Peda­
gogía (Soolpe). Se recogen los desar ollos de la última década en Enseñan­
za de las ciencias, ética y desarrllo moral, histora de la práctica pedgógica,
competencias comunicativas, infortica educativa, educación matemática,
innovación educativa, estudios sociales de la educación, y educación supe­
rior (tabla 34). Este último tabajo, dirigido por Ricado Lucio y María Mer­
cedes Duque, tomó las veintiún investigaciones sobre el tema, fnanciadas
por Colciencias entre 1 991 y 1 999, Y concluyó que las universidades que
cuentan con maestrías en educación concentran la mayoría de las investiga­
ciones, publicaciones y grupos académcos que adelantan los estudios sobre
la educación superior, sin que por ello se pueda decir que la "universitología"
se haya desar ollado como tema de investigación.
El estudio identifcó "nichos de comunidades académicas" sobre educa­
ción superior, ubicados en los siguientes centros educativos: Universidad de
los Andes (privada, magíster en Dirección Universitaria); Universidad Peda­
gógica Nacional (pública, maestía en Educación, énfasis en Docencia Uni­
versitria); Universidad Javerana (privada, Facultad de Educación, Pogra­
ma de Formación Docente y Asesoría Curicular Universitaria); Universidad
Industrial de Santander (pública, Vicerectoría Académica; Universidad de
1 1 9
LA EDUCACIÓN SUPERIOR E COLOMIA
Tabla 34
Programa Nacional de Estudios Cientícos en Educación.
Grupos de investigación según área tertica (año 200 )
N" L tca GB GpC
G
DI SS
1 Educación matemática, desarollo cognitivo y didáctico 2 3 4
2 Lenguaje, compntecias comunicativas y didáticas 1 12 4
3 Formación ética, valores y democracia O O 5
4 Historia de la educación y de la pedagogía O 2 2
5 Innovaciones educativas 1 6 10
6 Nuevas tecnologías aplicadas a la educación O 2 2
7 Enseñanza de las ciencias O 1 4
8 Estudios soiales de la educación O O 6
9 Educación superior O 1 1
Fuente: Co/ciencias
Antioquia (pública, doctorado en Educación); Universidad del Valle (pública,
Instituto de Educación y Pedagogía); Universidad de Caragena (pública,
Centro de Investigaciones Científcas); Universidad del Nore (privada, Rec­
toría)156. Las instituciones técnics y tecnológicas tienen una participación
reducida en la investigación sobre sí mismas y la educación superior.
Sobre la existencia de lo que se denominan comunidaes coyunturles
de investigación (aquellas que se reúnen cuando hay recursos importantes y
alcanzan un buen nivel de producción académica, pero tienden a desapaecer
cuando se agotan los recursos exteros o deja de existir el interés de los in­
vestigadores), se identifcaron, en lo relacionado con educación superior:
Universidad Nacional (Bogotá)-Instituto de Estudios Políticos y Relaciones
Interacionales (Iepri) (el grupo de investigadores sobre educación superior
se disolvió en 1 997) y Fundesarollo, en Baranquilla.
Frente a grupos de investigación institucional se reconocen los confor­
mados por el Consejo Nacional de Acreditación, la división de Fomento del
Iefes, Ascun y Co1ciencias. Si bien el coñtexto de políticas sociales y educa­
tivas es poco propicio paa el desarrollo de la refexión de la universidad
sobre sí misma1 57, las posibles reformas de la educación superior han permi­
tido el surgimiento de temas que han suscitado refexión universitaria.
La carencia de acciones de aticulación de los resultados de tales estu­
dios y de difsión de los mismos impide una repercusión directa en la conso­
lidación de un cuerpo de conocimientos sobre la educación superior y de
condiciones para el fortalecimiento de comunidades académicas en el tema.
Por tal razón, se percibe que la investigación es dispersa, repetitiva y con un
valor de uso y generalización restringido.
1 20
PA SOÑA E FO
2. Ivetigacón cientc, tecnológc y humanítica en la educacón
supror
2. 1 . Centrs y grpos de investigaciónl58
Según Colciencias, en 1 998 había 16 gpos y un cento de investigación
en el Pograma Naciona de Estdios Cientícos en Educaciónl59• En 200
era 77 los gpos y 1 2 los centos (tablas 35 y 37) (véase aexo 4).
Tabla 35
Programa Nacional de Estudios Cientícos en Educación.
Grpos y centros escalafonados en Colciencias
Gp escalaoads Cents escaao
Año
Tot A B e D SE To A B e D
200 77 o 4 28 37 8 1 2 o 4 8 o
1 998 1 6 2 1 4 9 o 1 o o o 1
Fuente: Co/ciencias
La mayoría de integrantes del número de grupos escalafonados en el
Pograma Nacional de Estudios Científcos en Educación han sido forados
en l nacionales, pues los becarios de Colciencias paa cursa estudios de
maesta y doctorado en centos académicos extanjeros están concentados,
principalmente, en los programas de Ciencias Básicas (tabla 36).
3. Volumen de los rcursos institucionales y nacionales dedicados a la
investigación
La crisis fscal y la disminución en la demanda de alumnos en lS priva­
d han hecho que tanto éstas como las ofciales encuenten en la investiga­
ción, además de una oportunidad para fortalecer la calidad, una posibilidad
de ingresos diferentes a los de matícula. Como producto de ello han surgido
nuevas relaciones entre la educación superior y el sector productivo, revisión
de las escalas salariales de profesores investigadores y la entrada en el merca­
do de la consultoría.
Frente al tema presupuestal, los recursos destinados a ciencia y tecnolo­
gía provienen principalmente del Estado (gráfcos 9 y 1 0), mediante Colcien­
cias y otas entidades públicas. Adicionalmente en los últimos años muchos
de los recursos han llegado de créditos del Banco Interamericano de Desar o­
llo (BI).
Esta situación, según el Depaamento Nacional de Planeaciónl6, "su­
giere que la inversión en ciencia y tecnología depende de manera fndamen-
1 21
LA EUCACIÓN SUPERIOR E COLOMIA
Tabla 36
Númer de becaros de Colciencias por año y prgram
19 1993 1994 195 1996 1997 20 To
P d C Y Tea
N
o. N. No. N
o. No. No. No. No.
Biotecnologa 5 8 3 6 5 2 29
Ciencia y Tecnología de la Salud 5 12 4 26 20 17 I 85
Ciencia y Tecnologa del Mar
I I 2 3 7 6 I 21
Ciencias Básicas 25 29 27 38 36 55 210
Ciencias del Medio Ambiente y el Hábitat
7 5 2 19 12 JO 55
Ciencias Soiales y Humaas 7 5 1 1 26 37 2 88
Desar llo Tecnológico Industial y Calida 3 8 7 6 J O 26 1 61
Electónica, Telecomunicaciones e Infonnátca 7 J O 1 5 7 15 1 4
Estudios Cientfcos de la Eucación
1 2 4 7
Investgaciones de Enería y Minería
3 16 3 10 1 4 37
Ciencia y Tecnologa Aguaria
4 3 1 6 9 16 2 41
Total general 6 9 55 1 3\ 1 35 192 8 680
Dotorados
59 96 55 127 120 151 6 614
Maestías 1 3 O 4 15 41 2 6
Fuente: Colciencias (afebrr d 2(1)
t de la disponibilidad de recursos públicos. Esta dispnibilidad est deter­
minada a su vez pr la situación de las fma públicas y de la economía en
general".
Gráfco 9
Porentaje del PIB destinado a ciencia y tecnolog(a (1998-200 )
0.0

0.035

0.03 �
0.025

0.02 �
0.015 �
0.01 '
0.05

o

��
F
F
F
1
F
F
i
&.

1998 1999 200
. ;
1

1

Fuente: Datos del Deparamento Nacional de Planeación (DNP)
1 22
c % PI
ô%
PA SOÑA EL FO
Gráfco 10
Composición de la inversión del Gobiero Nacional
en ciencia y tecnología (1995-2000)
~U%I-,-I
¿U%
U% �
l VVJ Î VVó l VV1
Æ Integación de ciencia y tecnología colombianas.
Æ Medio ambiente yhábitat.
D Ciencia ydesaroUo social
ÎVb
| Innovación. comptitividad ydesarollo tecnológico.
c Foralecimiento de la capacidad nacional de ciencia ytecnología.
Î V
Fuente: dtos del Departamento Nacional de Planeación (DNP)
¿U
4. Financiamiento de investigaciones en y sobr educación superior
Según Marínez de Dueri y Vargas de Avellal
6
1 , las investigaciones en y
sobre educación superior se realizan con presupuesto propio o con auspicio
de entidades ofciales, asociaciones y fundaciones nacionales e interaciona­
les. Las entidades que mayoritariamente patocinan o coauspician la investi­
gación en las l ooJ públicas y tienen ente sus objetivos el fomento y la
promoción de la investigación. La vinculación de fndaciones y diferentes
organizaciones no guberamentales, así como la de las asociaciones de facul­
tades y de otos organismos de representatividad profesional, ha incrementa­
do los recursos paa la actividad investigativa de las l. En el áea de educa­
ción suprior y radades institucional, naciona e iteracional, las referencias
documentales señalan como principales entidades patocinadoras a las si­
guientes:
a) Ministerio de Educación Nacional
b) Icfes
c) Ascun
d) Acof
e) Fundación Berad van Leer
f Fundación Restepo Baco
g) Fundación Corona
h) F
i) Corrodic
j) Editorial Libros y Libros
En el caso de Colciencias, principal ente estatal patocinador de la inves­
tgación, el apoyo económico en los años 1999 y 200fe de aproximada­
mente 220 mil dólaes.
123
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMIA
Tabla 37
Prgrama Nacional de Estudios Cientícos en Educación.
Instituciones con grupos y centrs escalafonados en Colciencias
(año 200 )
G
L
m L
A B e D A B e
U. Pedagógica Nacional (Ofcial) Bogotá 3 1 0 1
U. Disttal (Ofcial) Bogotá 4 1 1
U. Nacional (Ofcial) Bogotá 1
SO Bogotá 1 1
U. de los Andes (Privada) Bogotá 2 1
U. Antonio Nao (Privaa) Bogot 1 1
U. Cental (Pivada) Bogotá 1
U. Javeraa (Privada) Bogotá 1 1
U. Exterad (Prvada) Bogotá 1 3
Escuela Colombiaa de Ingeniería
Bogotá 1
(Pivada)
Fundación Hemisferio (Privada) Bogotá l
Universidad de Antonia (Ofcial)
Medellin 1 4 5 1
Fund. Univ. Luis Amigó (Pivda)
Medellin 2 1
Universidad del Valle (Ofcial)
Vale 3 2 4 1
Univ. Católica de Maes (Pivada) Mazles 1 2
Univ. de Caldas (Ofcial)
Mazles 1 l
Univ. Nacional (Ofcial)
Mazles 1
Univ. del Nore (Privada)
Baanquilla 1
Coión de Estudios e Invstigaiones
Banquilla 1 1
Educatvas
Cor. Euct. Mayor del Desar llo
Baquilla 1 1
Simón Bolív (Privada)
Univ. del Quindío (Ofcial)
Aena 1
U niv. Pedagógica y Tecnológica
Tunja 1
(Ofcial)
Univ. Industial de Satander (Ofcial)
B/manga 1 1
Fund. Caminos de Identdad (Pvada) Fusagasugá 1
Univ. de Los Llanos (Ofcial) Villavicencio 1 1
Univ. del Cauca (Ofcial) Popayán
1 1
Total
O 4 28 37 O 4 8
Fuente: Colciencias
1 24
D
O
Nuevas tecnologías de la información
y la comunicación en educación superior
N
i la Ley 30 ni la nonatividad posterior incluyeron el tema como motivo
de legislación. Colciencias e Iefes ya habían diseñado un prmer esque­
ma común a tavés de una estctura nacional de comuncación (Corporación
Intered). En 1990 ya existía la Red Universitaa Nacional (Runcol), integra­
da por las unversidades de Los Ades, Eat y del Valle, más Colciencias,
que dio los primeros pasos paa la conexión a Interet.
El sistema de educación superior se constituyó en uno de los mayores
ipulsores del acceso a la red. En agosto de 201 se hizo el primer diagnós­
tico real del nivel de desar ollo de infraestuctura de las lS, con el estudio de
la empresa Emtelsa, paa el Iefesl 62, con mras a la posibilidad de constituir
una nueva red universitaria nacional.
Según los resultados del estudio, que indagó a 149 de las 1 86 l ubica­
ds en las seis ciudades que, en conjunto, cuentan con más centros universita­
rios (Bogotá, Medellín, Cali, Bar anquilla, Bucaamanga y Manizales), exis­
te interés por mejora la capacidad tecnológica, no obstante los esferzos
eonómicos que conlleva la adquisición de equipos, instlación de cableado
y actualización de softwae.
La estctra diseñada por la gran mayoría de l pretende facilitar a sus
estdiantes la navegación en Interet, el uso de mensajes escritos y la produc­
ción y diseño de hpertextos y páginas. Hay muchas expectativas por nuevos
desar ollos tecnológicos (anchos de bada, videoconferencias, etc. ) que se
rferzan por la necesidad de equipaarse tecnológicamente con centros de
ivestigación y universiddes extrajeros.
El infone indica que sólo 45 lS cumplen con requisitos reales para
enentar un sistema de conectividad nacional, que son, entre otos: a) poseer
conexión a Internet, b) contar con cursos a distancia o cursos virtuales,
1 25
LA EDUCACIÓN SUEOR EN COLOMBI
c) poseer más de cien computadoras en red, y d) conta con algún sistema de
seguridadl
6
3.
Las velocidades de conexión son bajas, además de la disparidad en seri­
cios y proveedores, por lo cual se complica la posibilidad de lograr interco­
nexión e interacción continua ente las lS, con la consecuente difcultad paa
labora conjuntamente, por ejemplo, proyectos de investigación, y hacer fuir
por la red contenidos y desar ollos académicos.
También se admitió la necesidad de incentiva, a través del Estado, con­
tenidos y cursos viruales en educación superior, pues los poos existentes
coresponden a etapas primaias de desar ollo, más aún si se tiene en cuenta
que en el país el acceso a sistemas informáticos no supera el 5% de la pobla­
ción (33,4 computadores por cada mil habitantes)I6.
Además del apore socia y académico del proyecto, el benefcio econó­
mco también es posible dada la opción de reducir costos de interconexión y
gestión. En la actualidad los que se pudieran llama centrs de conexión están
básicamente organizados en tomo a las prncipales ciudades, con lo que que­
dan por fera la mayoría de ciudades pequeñas, pues la geografía colombiana
es muy vaiada al contar con todos los pisos térmcos, situación que difculta
la interconexión.
Son varios los proyectos que se pueden destaca de asociación ente uni­
versidades. Ente ellos, por ejemplo, el proyecto de Red Universitaria de Ata
Velocidad (RUAV), desar ollado por siete l del occidente del país con la Cá­
maa de Comercio del Valle.
Mención apa merece el Pga Psidencial pa el Dsar llo d la
Tecnología de la Inforación y de la Comunicaiones (to 127 de 19 d
ene de 2(1 ), identifcado como Agenda Conectividad (www.agenda.gov.co),
a través del cual se busca involucrar a la comunidad, el sector productivo
y el Estado. Ente los proyectos por desar ollase se destacan el fortaleci­
miento de la infaestctura de telecomunicaciones, telefonía, Interet paa
261 ciudades (25% del teritorio nacional) y estuctura educativa (nuevo sis­
tema escola, programas de inglés, aprendizaje colaborativo, red escolar na­
cional y red de universidades y bibliotecas, este último mediante el Iefes y
Emtelsa)1
6
5 .
En 1 992, el Instituto Colombiano paa el Desar ollo de l a Ciencia y la
Tecnología Francisco José de Caldas (Colciencias), lanzó el proyecto Red
Caldas como un instmento de comunicación paa el intercambio de conoi­
mientos cientícos y tecnológicos entre los investigadores colombianos que
se encuentran fera del país y la comunidad cientíca nacional, con el fn de
vincularlos a las actividades de ciencia y tecnología del pas. La Red Caldas
es una estategia nacional enmacada en las políticas de interacionalización
de la ciencia defnidas por el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología. Los
1 26
PA SOÑA EL FO
objetivos de esta política son facilita el establecimiento de una comunidad
virtual del conocimento, liderada por científcos e investigadores colombia­
nos dento y fera del país, y la puesta en macha de un programa de patici­
pación y aprpiación pública de conocimento científco y tecnológico en
Colombia.
En 201 Colciencias inició el proyecto de reestructuración de la Red
Caldas paa dale mayor contenido temático, con el objeto de consolida los
vínculos ente la comunidad científca colombiana en el exterior y los proble­
ma del país y permitirle evoluciona en una red de aprendizaje y tansferen­
cia de conocimento que a su vez reprduzca conocimento.
Aprovechado los avances de las Tecnologías de Iformática y Comun­
caciones (Tcs), Colciencias desarolló una nueva platafora tecnológica que
pertirá promover debates virtuales utilizando las heramientas electrónicas
de foros, cuaos de chalas, listas de coreo electónico y publicaciones en
línea de documentos base y resultados de los debates. Las redes temáticas
daán a la Red Caldas mayor valor agregado y pertirán vincula grupos de
investigadores asociados alrededor de temas estatégicos, y recoger sus co­
nocimientos y experiencias que, sin luga a dudas, contribuirán al desar ollo
del país. Hoy en día la Red Caldas constituye un capítulo imporante en el
por Interet de Colciencias, desde el cual se tendrá acceso a redes temáti­
cas, propuestas hechas por los msmos miembros de la comunidad científca
y académica nacional, que se sustentarán en la adscripción de investigadores
aociados alrededor de temas de interés común, quienes a tavés de los deba­
tes viuales y las publicaciones en línea generaán, progresivamente, conoci­
mientos.
Paa dale mayor vitalidad y ferza a esta propuesta, Colciencias puso a
disposición de la comunidad científca y académca, la plataforma técnica de
la Red Caldas paa el desar ollo de los cuato Diálogos Estatégicos Colom­
bia: Medio Ambiente y Desar ollo; Teritorio, Región y Ciudad; Ciencia, Tec­
nología y Sociedad; y Comunicación y Cultura, abriendo un espacio paa el
debate sobre estos temas, que buscan apropia y proyectar los debates y las
iniciativas surgidas del Diálogo de la Expo 200Hannover.
La Red Mutis está constituida por un grupo de universidades colombia­
na que decidieron auna esferzos, abrir canales de comunicación y fortale­
cer las relaciones horizontales paa cumplir con los siguientes objetivos:
• Desar olla el convenio celebrado ente la Universidad Vual del
IM y la UA.
• Establecer programas académcos conjuntos en pregrado, pos grado
y dotorado.
• Fomentar el intercambio de profesores y alumos mediante pasa­
tías, prácticas y otas experiencias de movilización y estancia.
127
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMBIA
• Gestionar la cooperación nacional e interacional paa consecución
de recursos e impulsa proyectos de desar ollo tecnológico, académico
y de investigación.
• Cooperar en el desar ollo de procesos de Acreditación Universitaia
en los órdenes nacional e interacional.
• Intercambiar información concerente a planes de estudio, planif­
cación docente, material bibliográfco, entre otros.
• Compartir experiencias en el área administrativa y fnanciera.
• Promover las relaciones de la Red Mutis con universidades nacio­
nales e interacionales y con otas redes similares en el ámbito mun­
dial.
• Organizar actividades de extensión universitaria sobre temas de inte­
rés común.
• Impulsa el crecimento de la red mediante la vinculación de institu­
ciones no necesariamente adscritas al sector educativo, que compa­
tan los objetivos formulados en la presente actal6•
Cinco grandes universidades del país han tenido experiencias con este
sistema.
Es de destaca los apoyos a la infraestructura nacional del Sistema de
Tele-Educación Educatel, con el apoyo de la Empresa Estatal de Telecomuni­
caciones (Telecom), el cual desar olla las aplicaciones que permiten la reali­
zación de una verdadera clase, utilizando recursos multimedia, sin impor
la ubicación geográfca, ya sea desde la casa, ofcina o universidad, gracias a
una conexión a red (o sobre Interet) y a un computdor dotado de elementos
de multimedia, con el cua el alumno paicipa activamente con el profesor en
el desar ollo de la clase, compartiendo gráfcos, texto, sonido e imágenes en
tiempo real.
Algunos aspctos comunes sobre la expriencia en nueva tecnologías son:
• Todos los centos educativos se han cuestionado sobre la vinculación
de nuevas estrategias de foración virual en el aula.
• Más del 1 0% cuenta con biblioteca virtual.
• Cerca del 20% está trabajando en realidad viral.
• Aproximadamente el 30% de las universidades estn preocupadas
por capacitase y ofecer programas en esta área.
• El porcentaje paa desar ollos de trabajo en foración virual mues­
ta un panorama positivo pues un total de 60% de instituciones está
trabajando en alguna propuesta, y el 40% por lo menos están plan­
teándose la necesidad y urgencia de desarolla propuestas.
• Las universidades están involucrando en sus cátedras el paadigma
de formación virtual (71 %), a pesar de que algunas preferen inicia
haciendo pequeños prototipos de seminarios, talleres y juegos, ente
otos.
1 28
PA SOÑA EL FO
• Los primeros benefciarios de estas experiencias son los estudiantes
universitrios (74%), seguidos por los docentes ( 1 0%).
• Ninguna de las experiencias contactadas posee u documento públi­
co en el que se deje sentado el proeso de capacitación a docentes
que se viene desar ollando.
• Las l no acostumbran registar en Interet la inforación sobre la
capacitación a docentes en educación virtual.
• La mayoría de instituciones educativas contactadas que imparen a
los maestros cursos forales sobre educación virtual manifestn que
hay mucha deserción por parte de los partcipantes, debido especial­
mente a la gran cantidad de tiempo que estos cursos requieren y a los
paadigmas frente al uso de las nuevas tecnologías.
Con el propósito de caacterza la infaestuctura nacional de tecnología
inforática y de comunicaciones en la educación superior, el DA, en asocio
con el !cfes, tiene proyectdo adelantar una encuesta sobre el particular. El
proyecto ya cuenta con una versión prelimna del instmento que se ha de
aplicar, a través del que se indagaá acerca de temas tales como infaestuctu­
ra y coberura, aprovechamento y usos, y acceso y conexión.
1. Volumen de prgrama de educación virtual a distncia en la
educación superior y su relación con la educación peronalzada
Hay que aclara previamente que hast hoy la educación vitual se pre­
senta más como una metodología de la educación a distancia que como algo
distinto. En la educación a distancia, en opinión del profesor de la EA Maco
Elías Conteras, hay tes aspectos básicos: la sepaación ente alumno y pro­
fesor en tiempo (la mayoría de las veces asincrónicamente) y de lugar; existe
una institución que crea las condiciones logísticas y de contenido, centrándo­
se más en el estudiante que en el profesor; y las comunicaciones se realizan
esencialmente a tavés de medios de comunicación.
La educación llamada "viual" lo que hace es privilegia el medio (bási­
camente la Interet) utilizando aulas vituales que, igua que las físicas, al
simula el espacio físico prmten la interacción alumno-profesor. Hay que
tener en cuenta también que la educación a distancia es foral en cuanto
conduce a títulos y grados como la presencial, y que no necesariamente tiene
que desar ollase en tiempo real (sincrónicaente). Hay quienes tatan de
sepaa educación no foral y a distancia, olvidando que la virualidad es una
metodología o una fora de realiza educación a distncia.
2. Tips de prgaa en lo cuale se r eucación va sg
ár de conoient y nivel acdémco (icenciatura, psgrado)
El Icfes regista los programas de educación a distancia independiente­
mente del medio tecnológico que éstos utilicen. Enta a identifca cuáles
1 29
LA EUCACIÓN SUEROR E COLOMI
son "virtuales" y cuáles no, rsulta más difícil. Habra que sepaa los que
fndaentalmente usa sólo Interet de los que combina nuevas tecnolo­
gías y tecnología tadicionales.
Pede afmase que u pqueño porcentaje de los prograas se realiza
sólo con base en nuevas tecnologías. Algunas universidades usa medios vir­
tuales en los proesos de comunicación, sin eliminación completa de los ma­
teriales escritos como complemento.
Tabla 38
Programs d pregrad y posgrado de educación a distancia
P
Administión 32
Ciencias de la Inforación y la Doumentación 6
Comercio Interacional 1 8
Comunicación Soial 6
Contaduría Pública 4
Desar ollo Familia l
Dirección y Proucción de Cine y Televisión 1
Educación Básica con énfasis en Matemática, Humanidades y Lnguas l
Enfenería l
Filosofa 1
Gerontología 2
Gestión Agropcuaria (por ciclos) l
Hotelería y Tismo l
Ingeniería Civil 1
Ingeniería de Alimentos 1
Ingeniería de Sistemas 3
Licenciatura en Educación Básica 1 22
Licenciaturas en Ciencias 14
Licenciaturas en Administación 7
Licenciaturas en Artes
1
Licenciatras en Comercio 2
Licenciatras en Educación Preescola 1 9
Oas Licenciaturas 55
Postgrado
Especializaciones en Administación 9
Espcializaciones en Educación, Enseñanz y Pedagogía
56
Especializaciones en Gestión y Gerencia 35
Especializaciones en Infonática y Sistemas 7
Oas Especializaciones
43
Fuente: lfes
1 30
PA SOÑA EL FO
3. Estimación del volumen de etdiante que siguen presos de
foración a travé de medos virtuales y de prfesor destinados a
eta moalidad
Por lo expuesto anterionente hay que hacer const que no se dispone
de estadísticas en este tereno. No porque entidades como el Iefes no taten de
recopilalas sino porque las mismas universidades no hacen sepaación de los
programas de educación fonal a distcia de aquellos que usan prepnde­
rante o exclusivamente las nuevas tecnologías. Lo que sí se sab es que hay
unas cuantas universidades que tienen ese tipo de programas. L que puede
d una idea es precisa qué númer de alumnos apaecen registados en la
educación presencial y no presencial, porque se supne que dento de la cifa
de la no presencial debn estar los de educación a distancia que se inscriben
en programas de grado o posgrado que usan exclusiva (escasísimos) o pre­
pnderantemente (más fecuentes) nuevas tecnologías.
4. Metoologas y ruro utdos en la educación virtual
El modelo tadicional de educación a dstcia utliza muy poo las nue­
vas tecnologías, y en este camp se inscriben la mayoría de los prograas
existentes en las universidades colombianas. El modelo que combia nuevas
y tradicionales tecnologías es cada vez más fecuente (interacción profesor­
alumo, chats y foros en Interet, exámenes, envío de materiales audiovisua­
les, clases). El modelo completo de tipo viual es muy escaso debido, en
pae, al acceso limitado de la población estdiantil a la Interet.
En cuanto a los recursos, se emplean textos, videos, audios, multime­
dios, teléfono, Interet, videoconferencias (casi siempre a tavés de líea
Redsi) o teleconferencias multipunto, en diferentes grados de fecuencia e
intensidad.
s. Plataforas informáticas de eneñana y aprndaje utiliadas con
prferncia en la educación vrtual
Leang Space de mM fe la primera platafona que se utilizó en las
universidades colombianas. Luego han ido ocupando luga WB e, que tiene
mucho éxito, entre otras cosas por su interfase en español (la emplean univer­
sidades como la Nacional, de los Andes y EA); Blackbad, que aunque cuenta
con interfase en inglés, tiene buena acogida en varias universidades (W c
es utilizada por unas tres mil universidades a nivel mundial y Blackboard por
unas dos ml); Fist Class, que hace hincapié más en el concepto de campus
virtual que en el pedagógico, es preferida por otas; Equam y Cognos On
Une constituyen otra opción empleada por algunas l. Hay universidades
que usan varias platafonas a la vez, según su campo de interés. El Ceipa de
Antiouia utiliza, pr citar oto ejemplo, la platafona de la Universitat Obera
de Catalunya.
1 3 1
LA EDUCACIÓN SUEOR E COLOMI
6. Servicios telemáticos utlizados con prferncia en la eneñanza
virtual
Se están utilizando todos: coreo electónico, grupos de discusión, chats,
world wide web, comunidades virtuales. Hay que precisa que no por utiliza
alguno de estos medios se confgure una enseñanza realmente virual. El uso
de las plataforas antes citadas implica la posibilidad del uso de todas estas
heramientas y de otas. Pero una cosa es la utilización esporádica de algunas
de ellas y ota el uso sistemático, que debe responder a un plan serio sobre la
metodología virtual dento de la educación a distancia.
7. Relación entr la educación prencial y no prencial
El más alto porcentaje de alumnos y profesores se encuentan adscritos a
la enseñanza presencial tadicional (véase la tbla 39). Apae de las limita­
ciones en el acceso por pae de los alumos de estatos soiales baos o me­
dios, hay todavía reseras sobre la efcacia de las metodologías no presencia­
les. Tal vez porque la presencial se convierte en paadigma de la no presencial,
cuando ésta debería pensase sobre unas bases distintas y propias. Por eso no
puede juzgase la educación a distancia a pair de los paadigmas tadiciona­
les que son típicos y exclusivos de ese tipo de enseñanza.
Tabla 39
Alumnos mtriculados en prgrams presenciales
y no presenciales (año 2(0 )
Á dl conoto To Psencial No pencial
Agonomía, Veterinaria y afnes 1 5.706 1 3. 764 1 . 942
Bellas Artes 22.477 22.399 78
Ciencias de la Educación
1 1 8. 057 84. 832 33. 225
Ciencias de la Salud
82. 973 82. 03 970
Ciencias Sociales, Derecho
1 23. 1 76 1 1 5. 087 8. 089
Y Ciencias Políticas
Economía, Administación,
279.473 258. 91 2 20.561
Contaduría y anes
Humaidades y Ciencias Religiosas
5. 88 1 5. 853 28
Ingeniería, Arquitectura y Urbanismo
264. 377 253. 561 1 0. 81 6
Matemáticas y Ciencias Naturales
21 . 965 20.973 992
Total
934.085 857. 384 76.701
Fuente: lfes
1 32
PA SOÑA EL FO
Además, la mayor pare de los programas que hoy se ofecen como no
presenciales o como educación a distancia se iniciaon como presenciales.
Son muy pocos los casos de programas que empezaron siendo no presencia­
les. El uso de las nuevas tecnologías invita a eliminar las distancias, no a
mantener una dualidad entre presencial y no presencial, como en la práctica
pasa actualmente en muchos de los programas de educación a distancia. Si en
la presencial el profesor juega un papel primordial, en la no presencial el
centro es el alumno, pero se requiere en los profesores un cambio de mentali­
dad para usa las nuevas tecnologías provechosamente y siempre como un
medio para logra los objetivos de la enseñanza y del aprendizaje.
1 33
Relación de la educación superior
con la sociedad
1. Relación con el rto del sistema educativo
os estudiantes de educación media prestán un sericio social obliga-
orio durante los dos (2) últimos grados de estudios" (que son los que
anteceden al ingreso a la educación supriorl
6
7; véase el gráfco 1 ), señala el
Atículo 97 de la Ly General de Educación ( 1 1 5 de 1 994). Con esta modali­
dad de pasantía, alfabetización o sericio social obligatoro, la ley ratifca el
caácter social de la educación, bajo los postulados de compromso y solida­
ridad.
La educación superior tampoco es ajena a est responsabilidad, la cual
realza en sus propios objetivos "Profndizar en la formación integral de los
colombianos, dentro de las modalidades y calidade� de la educación superior,
capacitándolos paa cumplir las fnciones profesionales, investigativas y de
servicio social que requiere el p
a
s
"
1 68
.
La Constitución Política y la Ley 30 exigen el estudio, en todas las insti­
tciones de educación, ofciales o privadas, de la Constitución y la Instuc­
ción Cívica. Así mismo se fomenta prácticas democráticas paa el aprendi­
zaje de los principios y valores de la paicipación ciudadaa. Adicionalmente,
en educación superior se exige la formación en ética profesionaP
69. Los linea­
mentos paa la acreditación, institucional y de programas, desar olla estos
conceptos en tomo a la pertinencia como criterio de calidadI 7
0
y condición
paa evaluar el proceso formativo. El objetivo del Sistema Nacional de Acre­
ditación es garantizar a la sociedad que las instituciones cumplan los más
altos requisitos de calidad así como sus propósitos y objetivos (A. 53 de la
Ley 30 de 1 992). Al respecto, algunos de los aspectos que se evalúan y que
han sido demostados con éxito por las más de cuaenta lS que han logrado
acredita programas, son:
135
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMBIA
• Que la comunidad reconozca los campos de tabajo de los estudian­
tes de últimos año y de los egresados, porque este trabajo satisface
las expectativas sociales.
• Que la institución y sus programas cuenten con sistemas que permi­
tan hacer el seguimiento de los egresados para establecer, entre otros
aspectos, su ubicación, desempeño profesional como expresión ade­
cuada de los fnes y del compromiso social de la institución, así como
la contribución de los egresados en la renovación curricular.
Existe una serie de prácticas obligatorias paa el grado en la mayoría de
programas profesionales, algunas en el sector empresarial y otras en el cam­
po social humanitario, tales como las de servicio de asistencia social en los
programas de salud y en los consultorios psicológicos y jurídicos para aten­
der a la población que no está en condiciones de consultar a profesionales
particulaes. Mediante estos ejercicios un signifcativo número de egresados
se ubica laboralmente.
2. Relación con el sistema económico
Existe u gran número de programas de administración en las l priva­
das, nacidos de la iniciativa de personas asociadas en corporaciones. Esto
demuestra la vigencia de la libertad que otorga el Estado a los particulaes
para fndar lS, pero también del interés recíproco entre la educación superior
y el sector productivo de busca salidas conjuntas tanto para la construcción
de conocimento específco en áreas productivas, como para enfrentar el crí­
tico problema de la ubicación laboral de los egresados en un medio con gra­
ves problemas de empleol71 •
Precisamente, ente las fnciones del Ministerio de Educación Nacional
se encuentan las de . . .
. . . dirigir las relaciones intersectoriales, en paicula con aquellos sectores que
desar ollan alguno o algunos de los sericios relacionados con la educación, o cuya
planeación, noratización, vigilancia y contol, coresponda al Ministerio, y fomen­
t la realización de estdios paa determina la demanda y la ofera de educación
superior y tecnológica, y diigir, en coordinación con el Iefes, el SENA y el sector pro­
ductivo, el diseño y operación del sistema de orientación profesional y ocupacional 172•
Los legisladores previeron la imporancia de esta unión (academa-sec­
tor productivo), por lo cual noralizaon la participación de representantes
del sector productivo en los órganos de gobiero del sistema de educación
superior.
El Consejo de Educación Superior (CESU) cuenta entre sus integrantes
con dos representantes del sector productivo1 73, elegidos por el msmo Con­
sejo de entre los postulados libremente por las agremaciones nacionalesl 74•
1 36
PA SOÑA EL FO
Igual acontece con la representación en el Consejo Superior Universitario
1
75,
de las lS públicas.
Desde varias instancias, como la Movilización Social por la Educación
Superior, se ha insistido en la necesidad de replantea las relaciones educa­
ción superior-sector productivo paa que apunte a mayores logros en benef­
cio de ambosl7
6
, y son varios los escenarios que se han constuido paa favo­
recer dicha integración.
La matcula por áreas de conocimento permite situa esta relación, paa
ponderar la relación de la academia con las necesidades del sector productivo
(tablas 40 y 41 ).
Tabla 40
Total de alumnos matriculados en primer período
por áreas de conocimiento en el
Sistema de Educación Superior en el año 1999
Área Matrculas %
Economía, Administación, Contaduría y afnes 267. 35 1 32, 1
Ingenieóa, Arquitectura, Urbanismo y afnes 230. 786 27,7
Ciencias Sociales, Derecho y Ciencias Políticas 1 1 2. 1 03 1 3,4
Ciencias de la Educación 96. 772 1 1 , 6
Ciencias de la Salud 69.030 8,2
Bellas Artes 20.732 2, 4
Matemáticas y Ciencias Naturales 1 7. 556 2, 1
Agronomía, Veterinaria y anes
1 4.067 1 ,6
Humanidades y Ciencias Religiosas
4. 1 5 1 1 ,2
Total 832. 548 10
Fuente: lefes
Las empresas, por su pare, han confgurado depaamentos de capacita­
ción y de vinculación con la universidad paa alianzas estatégicas y forma­
ción del propio recurso humano. La educación superior, como sistema, no
tiene asiento en los consejos directivos de dichas instituciones, excepto en
aquellas esttales que la ley lo exige.
La ley permte a las lS establecerse en sitios diferentes a su sede princi­
pal y organizar seccionales para ofrecer pregrados y posgrados. En algunos
casos esto se logra mediante convenios suscrtos con la autoridad pública
regional respectiva 1 77 y con sectores gremales o de la productividad. El desa­
rollo tecnológico y la globalización, con los consiguientes retos paa la ac­
tualización académca, han encontrado un nicho de tabajo conjunto ente
universidades y empresas especialmente para ofecer educación peranente,
1 37
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMIA
Tabla 41
Población ocupad según rams de actividd económica en 1999
Á Matculas %
Sericios comunales, soiales y prsonales 3.932.086 25,6
Agricultura 3.621 .81 1 23,6
Comercio 3.409.840 22,2
Industia
1. 893.884 1 2,3
Traspore 869.235 5,6
Servicios fnancieros 737. 195 4,8
Constcción 66.995 4,3
Minas 96.328 0,6
Electicidad, gas, agua 75.050 0,4
No infora 16.288 0, 1
Tot
15. 318. 712 10
Fuente: Deparamento Nacional de Plneación
mucha de la cual se organiza por la academia pero se desar olla de manera
vial o fera de los elaustos universitios.
Los depaamentos de extensión o proyección social son los que han li­
derado el proeso de contacto con sectores sociales y económicos, con el fn
de contbui al desar ollo de la comunidad. No se ha dimensionado exacta­
mente su labor. En 202 el Jefes, con el apoyo de la Asociación Panamericana
de Istituciones de Crédito Educativo (Apice) (www.apice.org. co). inició el
estudio del impacto de estas actividades en el desarollo social de la comu­
nidad.
3. Relación con el sistema soial y cultural
En pate hay actividades que fguran relacionadas en el acápite anterior y
que tienen que ver con el desarollo social y comunitario. De todos modos en
las instituciones y en los organismos de fomento como el Jefes se realizan
actividades que buscan el desar ollo en este campo y en cultura (divulgación
literaria, artística, musical, promoción de eventos regionales de folelor, etc. ).
Se realizan concursos científcos y se fomenta la paticipación estudiantil en
visitas a museos, en semnaros y conferencÍas, en talleres de literatura. Tam­
bién existen progamas específcos para el fomento de la paricipación ciuda­
dana y de conocimiento de la cultura política, a nivel nacional y regional.
A través de los departamentos de educación continuada y de extensión a
la comunidad se realizan planes que tienen que ver con la contibución de la
universidad a procesos sociales, como el de la paz, por ejemplo. Desde los
centos de educación superor se promueve en las comunidades del entoro
este tipo de iniciativas.
1 38
Globalización, intemacionalización
y cooperación interinstitucional
E
l capítlo "Nuevas tecnologías de la infonación y la comunicación en
educación suprior" dio un indicio de la aperura de la educación supe­
rior al conoimiento global, como parte de la car era de la tecnología de la
infonación y la comuncación. Este juego de variables (globalización, cono­
cimiento universa, investigación y desar ollos tecnológicos) conguran el
entoro en el cual ha comenzado a moverse el concepto de interacionaliza­
ción de la educación.
El maco legal vislumbró la necesidad de dinaza las relaciones inter­
nacionales de la educación suprior colombiana. La Constitución Política de
1991 atibuyó al Estdo la respnsabilidad de promover "la intracionaliza­
ción de las relaciones polítcas, económcas, soiaes y ecológicas, sobre ba­
ses de equidad, reciproidad y convivencia nacional" (Artículo 226)178.
Ademá de la labor del Icetx (véase el capítulo "Financiamiento de la
educaión suprior"), la década vio apacer a Colfturo (www.colftro.com).
entidad sin áimo de lucro constituida con apores de empresas del sector
público y privado, que patoina el estdio de colombianos especialmente
capacitdos, que han logrado previamente su ingreso en universidades ex­
tanjeras de prestigio. Est entidad, a tavés de su sistema crediticio espcial,
prite la espcialización de un signifcativo número de colombiaos (tablas
42 y 43).
La Ley 30 de Eucación Superior tmbién incluyó dentro de los objeti­
vos de la educación suprior y de sus instituciones, la promoción de la fona­
ción y la consolidación de comunidades académicas, y la homologación a
nivel interacional (A. 6°, literal h).
Oto elemento que incide positivamente en el reconocimiento de la ges­
tión interacional es la casi obligada fonación de profesionales bilingües,
1 39
LA EUCACIÓN SUPERIOR E COLOMI
Tabl 42
Distribución de créditos educativos otorgados por
Coltur según ára de conocimiento (1992-201)
Total
Ps
Solicitdes Oionados Beneficiados
1
Administación
836 340 262
2 Arquitectura 238 63 4
3 Aes
1 41 57 42
4 Agropcuarias 1 83 57 4
5 Ciencias Básica 1 67 49 30
6 Ciencias de la Salud 578 1 14 69
7 Ciencias Sociales 388 1 1 1 80
8 Derecho y Ciencias Polítcas 289 1 50 1 1 5
9 Economía 1 68 65 34
1 0 Educación 68 29 30
1 1 Ingenieóa 467 1 71 1 25
3.523 1 . 20 873
Total
1 0% 34,2% 24,78%
Fuente: Coltur
Tabl 43
Tpos d prgram cursas por prfesionles apoyads
por Coltr (1992-201)
9 93 94 9 9 f 98 9 0 01 To
Maesta 3 1 38 3 1 34 68 141 1 19 88 63 91 70
Dotorado 6 8 1 5 1 3 6 20 1 3 1 1 8 1 8 1 1 8
Espiaizión 9 6 5 1 10 8 3 4 4 1 51
To 4 52 5 1 48 8 169 1 35 1 03 75 1 1 0 873
Fuente: Coltr
%
SO,7
1 3,5
5,8
1 0
De ls 873 benefcis, m dl 50% (481) prvienn d l capital, Bogot
especilmnte d universis prvas. 58, 2% son hmbrs y 41, 8% son
mujers.
14
PA SOÑA E FO
con lenguaje universal y habilidades paa desempñase en los más variados
contextos multculturales. La acreditción de calidad lo ha impulsado. Los
lineamientos paa la acreditción son incisivos en la necesidad de confont
el conocimiento a la luz de estándaes interacionales. De allí la urgencia de
conta con paes nacionales e interacionales, redes de intercabio de infor­
mación de material académico, grupos de discusión, publicaciones indexadas
interacionalmente y diálogo con escenaios diferentes de los colombianosl79•
La Ley 3 1 8 de 1 996, "por la cual se establecen los mecanismos paa el
manejo de los recursos fnancieros destinados al cumplimento de compromi­
sos fnacieros interacionales", dio paso a la Agencia Colombiana de Co­
opración Interacional (www.acci.org. co). organismo ofcial del gobiero
colombiao, adscrito al Ministerio de Relaciones Exterioresl 8o, que tiene por
objeto coordina y promover políticas de coperación interacional, técnica
y fnaciera no reembolsable, en los más diversos camps del conocimento,
confore la política exterior del país. Prest los sericios de asistencia técni­
ca en copración, capacitación en forulación de proyectos, evaluación de
proyectos de copración, negoiación con las fentes, administación de re­
cursos de cooperación e inforación sobre programas educativos en conve­
nio con el Icetex.
Gracias a este empuje normativo, con logros destacables, cerca de un
centenar de l han estcturado sus deparmentos, diecciones, jefaturas u
ofcinas de relaciones interacionales, las cuales han encontado eco en la
Red Colombiana de Cooperación Interacional (RCI), organización no guber­
namental sin fnes de lucro que tiene la misión de estimula, promover y faci­
lit la interacionaización de la educación superior a tavés de la coopera­
ción ente instituciones colombianas, y de ellas con el resto del mundo.
Est red, que cuent con 95 instituciones afliadas, surgió como resulta­
do del for L Relaciones Interacionales de la Univeridad en el Mundo Ac­
tal, realizado en 1 994 y desar ollado por iniciativa del Iefesl 81
e Icetexl82 con
el apoyo de las lS, Ascun, la Comisión Fulbright, Colciencias, Colfturo y
los Ministerios de Educación y Relaciones Exteriores.
Desar olla proyectos en cuatro áreas: foración y capacitación en ges­
tión interacional, inforación y difsión de oporunidades de copración,
movilidad e intercambio universitario, y mercadeo y promoión de la educa­
ción suprior colombiana en el exterior.
Algunos de los logros de la red son: la creación de un Manual de movili­
d estudiantil, elaborado por el Nodo Bogotá de la Red Colombiaa de Co­
opración Interaciona (RCI), tabién de un Manual de movilidd docente,
una Guía para estudios intercionales; la fnanciación de conferencistas
interacionales paa la Tercera Asablea de la Red llevada a cabo en !bagué
en noviembre de 200 y la realización, durante el segundo semeste de ese
1 41
LA EDUCACIÓN SUPERIOR E COLOMI
año, de un seminario itinerante en todos los Centos Regionales de Educación
Superior Colombiaos (C), titulado La Interacionaización de la Educa­
ción Superior, diigido a rectores, vicerectores y directores y/o respnsables
de las relaciones interacionales, el cual contó a escala nacional con aproxi­
madamente 220 paticipantes. En las labores de incentivo paa la coperación
con l extanjeras, se han constituido en principaes contactos de Colombia
Cuba, México, España y los Estdos Unidos.
El Iefes ha publicado en el primer semeste de 202 una Guía para la
intemacionalización de las lES de Colombia, que ofrece una visión muy com­
pleta de est área: historia, políticas, planes, gestión y evaluación. Este docu­
mento recoge las experiencias de las instituciones que ha venido trabajado
es este tereno y también del Iefes, que en el príoo 1 998-202 ha dado un
gra impulso a todo lo relacionado con la interacionalización.
L comunidad educativa nacional, prepaada por las medidas que en fa­
vor de la calidad ha expddo el Miisterio de Eucación, se dispne a la
adopión del sistema de créditos académicos como instmento que viabiliz
la fexibilidad curicula, la interacionalzación de los planes de estudio y
facilita los procesos de homologación con los sistemas de educación suprior
de Europa y los Estados Unidos.
Muesta del interés gubramentl en el tema es el programa de intera­
cionalización de la educación colombiana Diplomacia Educativa! 83 impulsa­
do por el Iefes, que cuenta con la paicipación de representtes de to la
moalidades, tipologías, regiones y estctura de la educación suprior, quie­
nes ha paticipado en vaiados eventos dento y fera del país con homólo­
gos universitarios y guberamentaes paa intercabia exprencias y pro­
pender pr la suscripción de convenios a favor de la movilidad educativa
interacional, comenzando pr la homologación de títulos universitarios.
Agunos de los convenios suscritos o continuados pr el Gobiero Na­
cional, como pae de esta estategia de búsqueda de unidad interacional en
criteros académicos, son:
• Paa el reconocimiento mutuo de cerifcados, títulos y grados aca­
démicos de educación primaia, media y superior, con Argentina,
desde 1 992; con Perú, desde 1 994; con Panamá, desde 1997; con
Bolivia, desde 1 999, y con Costa Rica.
• En términos similaes, paa intercabios culturales y cientfcos existe
un conveno de coopración con la República de Chipre.
• Paa favorecer intercambios culturales y deporivos y foment acuer­
dos entre centos de educación superior para desar olla investiga­
ciones comunes e intercambia nuevas tecnologías en educación su­
perior, con la República
Á
rabe de Egipto (200-203).
• Paa los años 200-202 se renovó el convenio con la Federación
Rusa paa intercabio cultural y cientíco.
142
PA SOÑA EL FO
Ente los aspectos destacados de esta gestión guberamental se pueden
cit, ente otos, el Programa de Cooperación Interacional paa la Fona­
ción de Investigadores con el proyecto Ecos Nord, con el cual se ha facilitado
la movilidad de aproximadamente 48 investigadores franceses y colombia­
nos con el fn de foralecer la capacidad investigativa de las l que se inscri­
bieron en el programa.
En el año 201 el Iefes gestionó más de cuaenta misiones diplomáticas
y seis pasatías en el exterior. Tres estdiantes de doctorado desar ollaon su
pasatía en Francia. Se realizó la capacitción de 85 directivos de 28 lS pú­
blicas en el Programa de Gestión Estatégica Financiera, con la metodología
a distancia y la asesoría de IP-Unesco, País. Paa 202 se hizo el lanza­
miento del Pograma de Franquicia Educativa, con el cual se abre una puerta
paa que más colombianos tengan acceso, a precios más favorables, a progra­
mas de alta calidad existentes en otras naciones.
El Decreto 088 de 200mejoró la organización de este sistema de rela­
ciones interacionales, con la consolidación de la Ofcina de Cooperación
Interacional del Ministerio de Educación Nacionall8•
1. Oferta educativa de intituciones colombianas en el extranero
Las l colombianas operan fndamentalmente en el tertorio nacional y
su campo de acción no tasciende, en el ámbito de los programas, las fronte­
ras geográfcas en 10 relacionado con programas fonales de pregrado o pos­
grado. En cambio, sí hay presencia de profesores y algunos prgramas espe­
cífcos en países andinos y centroamericanos en actividades de educación
continuada y consultoría organizacional.
2. Oferta educativa de instituciones extraneras en Colombia
Para que una lS extanjera pueda desar olla progamas educativos, debe
constituirse fonalmente y cumplir con todos los requisitos legales en igual­
dad de condiciones con las instituciones nacionales.
Hasta el momento ninguna l extranjera ha solicitado prsoneríajurídi­
ca. Se pueden celebrar convenios con instituciones del exterior paa obtener
apoyo académico y ofecer colaboración, pero el título debe ser otorgado por
la institución colombiana, aunque puede indicar el convenio y el apore de la
institción extanjera
Î ð3
Existen centros de educación extranjeros que, en convenio con lS co­
lombianas, ofrecen asignaturas comunes y la posibilidad de cursa semestres
académcos en el exteror. Pero aunque fncione la titulación doble, el go­
biero colombiano sólo reconoce las cerifcaciones otorgadas por institucio­
nes con personera reconocida por el país. Agunas lS extranjeras sí han par­
ticipado con centros culturales y progamas de educación no fonal.
143
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
3. Intemacionalación, rconoimiento y acritación de título
El lcfes homologa y convalida títulos de estudios cursados en el exterior
(Ley 30 y Decreto 2662 de 1 999)
1 8
6
, bien sea mediante aálisis de los plaes
de estudio o con la aplicación de Exámenes de Estado, cuando el Consejo
Nacional paa la Educación Superior (CESU) 10 estime conveniente (A. 27 de
la Ley 30).
Para ejercer la profesión o la cátedra universitia en empresas y unver­
sidades privadas no se requiere homologa o convalida el título de pregrado
o posgrado otorgao por una l extanjera, siempre que ésta tenga la aproba­
ción del Estado donde esté localizada. Se excluyen de esto las ciencias jurídi­
cas y de la salud (Decreto 21 50 de 1995). Así mismo, se suprimió la exigen­
cia de registra cualquier otro diploma registrado por una l legalmente
reconocida en Colombia. En las empresas del Estado y en las universidades
públicas sí se exige la homologación y convaidación de títulos y materias.
Han existido algunos problemas cuando l extanjeras, en convenio con
l colombianas, han venido al país a dicta prograas de pos gado paa do­
centes, ya que los títlos otorgados no han podido ser convaliddos porque
estos progamas feron organizados contraviniendo las noras prinentes.
14
Innovaciones y reformas
en la educación superior
L
a principal refona a la educación superior colombiana en la última dé­
cada se hizo mediante la Ley 30 de 1 992, que a su vez refonó el Decre­
to Ley 80 de 1 980, y se sancionó un año después de la actual Constitución
Política de 1991 .
Las prncipales acciones y ajustes, más que refonas, a la Ley 30, po­
drían agrupase en tres etapas, confone, igualmente, a los mandatos presi­
denciales que cubrieron la década.
En la primera etapa se expide y sanciona la ley, y se socializa en el medio
académico. En la segunda proliferan los programas académcos, dada la falta
de reglamentación de la ley y la autonomía universitaia. En la tercera se
consolida una política de calidad paa la educación superior y se fortalece el
Sistema Nacional de Acreditación. En esta etapa se incentivaon comsiones
nacionales de experos en educación para analiza la problemática del sector
y elabra recomendaciones al gobiero. Se realiza, por iniciativa del Iefes,
la Movilización Social por la Educación Superior, que pone de presente las
preoupaciones centales del sector ( 1 999-200) y en la última fase de este
príodo (200 -202) se expiden nonas concretas paa eleva los paámetos
de calidd y realiza un monitoreo y una vigilancia efectivos.
Vaos aspctos aún se mantienen como problemas críticos paa el sis­
tema. Entre los factores de preocupación nacional se pueden enumerar: la
baja coberura del sistema, la inexistencia de sistemas masivos, blandos y
fexibles de crédito estudiantil; el ft de la universidad pública, de con­
tinuarse los modelos de gestión y fnanciación históricos; los excesos en la
interrtción de la autonomía universitaa por pae de algunas I1
8
7; la lenta
incorración de instituciones y programas a los procesos de acreditción de
alt calidad; la gran independencia ente el sistema de educación media con
145
LA EDUCACIÓN SUEOR EN COLOMI
el superior y el de éste con el mercado laboral1 88; el estancamiento de la inver­
sión esttl en educación superior y en investigación, debido a la crisis eco­
nómica y fsca.
Paa enfrent parte de esta problemática se ha impulsado medidas con
u alto grado de partcipación de la comunida nacional, no sólo de la educa­
tiva, en el planteamento del sistema deseado, teniendo como referentes la
responsabilidad social, la necesidad de gaantizale a la sociedad su inversión
en educación y la actalidad y pertnencia unversal del conocimiento y los
modelos de gestión del sistema. De esta manera, se destacan los siguientes
puntos:
1. Movilización de la soiedad en tomo de su educación superior
Esto se inició con el proceso llamado Movilización Social por la Educa­
ción Superior, fomentado por el gobiero del presidente Pastana, y a través
del cual se propuso "hacer de la educación el proyecto público por excelencia
que responda a las necesidades de toda la nación"1 89 . Ls objetvos de est
encuento nacional, que se desar olló activamente ente los años 1999 Y 200,
feron:
a) Encontar salidas viables, operativas y satisfactorias a la problemática
de la educación superior, en el menor tiempo posible y con el concurso de los
sectores educativos.
b) Foment la creación de un clima de confanza ente los sectores de la
educación superior y dinamza las relaciones ente ellos, paa que el sistema
empiece a constituirse, desde ya, en un verdadero motor de cambio de sí
mismo y de la sociedad.
c) Asegurar el reconocimento de las dimensiones regional y local frente
al papel de la educación superior y al replanteaento del Sistema de Educa­
ción Superior.
d) Incorpora a la movilización experiencias ateriores como las msio­
nes de Ciencia y Tecnología; de Ciencia, Educación y Desar ollo; de Moder­
nización de la Universidad Pública y la Misión para el Desar ollo de la Edu­
cación Superior.
En este escenario fue posible sentr en la msma mesa a representtes
de los más vaiados sectores, tipologías institcionales y "maginados" del
sistema; por llama de alguna forma a quienes no habían podido acceder al
diálogo directo con los protagonistas del sistema.
Como consecuencia de dicha movilización, en 1 999 se realizó el Primer
Congreso Nacional de Eucación Superior. Allí se reabrió el encuentro ente
profesores, estudiantes, investigadores, organsmos privados y entidades es­
tataes, en tomo de temas crticos paa el sistema. Dos años después, en 201 ,
se realizó un segundo congreso, en las ciudades del eje cafetero, abos even-
146
PA SOÑA EL FO
tos con amplio respaldo del Sistema Universitario Esttal y con apoyo de
instituciones privadas.
Tal entoro prepaó el camino paa que, desde el Icfes, se impulsaan
tabajos con las diversas asoiaciones de lS y de gremos profesionales, en la
búsqueda de consensos paa las medidas que se han venido adoptado con
respcto a evaluación para la calidad.
2. Poltc de cdad
Así se puede identifca el conjunto de acciones que, desde el Ministerio
de Educación, mediate decretos, y resoluciones del CEU, se han dirigido
concretamente a verifca la calidad de los programas y de las instituciones,
mediante acciones de evaluaciónl9 y constcción de indicadores de medi­
ción y de gestión.
La evaluación ha cubiero un amplio especto del sistema: exámenes de
igreso a la educación suprior (capítulo "El acceso a la educación suprior y
su cobrra demográca"), proeso de notifcación de prograas paa su
fncionamiento1 91 , condiciones mínimas institucionales y de prograas de
pregrado y psgrado, y evaluación de próximos egesados del sistema de pre­
gado en algunas áreas. A continuación se presentan las caacterísticas de las
novedades más destacadas respcto a la caidad.
2. 1 . Estándares de calid para la creación y fncionamiento de
programs de pregrado, o estánres mínimos de calid
Se aplican obligatoriaente a los programas académicos universitarios
de pregrado y "constityen un mecansmo novedoso de verifcación de las
condiciones de calidad en que se debe ofecer u prograa de educación
suprior, paa satisfacer las expectativas y necesidades de la sociedad"
1
92.
Estos lineamientos pretenden gaatiza a la soiedad que los pregrados
no sólo cumplen las condiciones operativas y reglamentias deternadas
pr la ley, sino que tmbién se adapt al maco epistemológico y de contexto
de la ciencia respctiva
1
93.
A la fecha de redacción de este infore, el Estado había expedido decre­
ts paa los programas de Ingeniería (792 de 2(1 ), del áea de la salud (91 7
de 2(1 ) (Concretamente los programas de Medicina, Enferería, Odontolo­
ga Fisioterapia, Fonoaudiología, Terapia Ocupaciona, Optometía, Bacte­
rología, y Nutición y Dietética) y Derecho (2802 de diciembre de 2(1).
A comienzos de 202 el CEU aprobó estdaes mínimos de calidad paa
los programas de Comunicación e Información, Arquitectura, Psicología,
Contduría y Administación, que deben ser refrendados mediate decreto
del Ministerio de Educación.
En esencia, todos los decretos señalan que, para asegura la calidad de
los programas académcos de pregrado, las l deben apora, previa a la crea-
147
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
ción, oferta y funcionamiento de los programas, infonación que se refera a
resultdos académicos, medios y procesos empleados, infaestuctra instit­
cional, dimensiones cualitativas y cuantitativas y condiciones en que se desa­
rolla cada institución.
Para ello, y con algunas diferencias propias de cada programa, éstos
deben reportar, en un período no mayor a dos años desde la sanción del
decreto, si quieren continua operando nonalmente y recibiendo alumnos,
documentación sobre: a) justifcación del programa; b) denominación aca­
démica del programa; c) aspectos curriculares básicos; d) créditos acadé­
micos; e) fonación investigativa; f proyección social ; g) sistema de selec­
ción; h) sistemas de evaluación; i) personal docente; j) dotación de medios
educativos; k) infraestructura física; 1) estrctura académico-admnistrati­
va; m) autoevaluación; n) egresados; o) bienesta universitario, y p) publi­
cidad del programa.
2. 2. Exámenes de Estado de Calidd de la Educación Superior (ECES)
Con los Decretos 1 71 6, de agosto de 20 1 , Y 2233 de octubre del mismo
año, el Ministerio reglamentó los Exámenes de Estado de Calidad de la Edu­
cación Superior, de estudiantes de pregrado de Medicina y de Ingeniería
Mecánica, respectivamente.
Estos exámenes abrieron el camno paa la posterior nonatización de
prebas en los demás programas, y constituyen oto elemento de medición de
la calidad de la fonación impartida por las l.
Estas prebas, constuidas con el apore de facultades y asoiaciones
profesionales, buscan identifca el nivel de conocimientos de los estudiates
de último año de car era, confone las exigencias espradas en cada área, así
como la homologación y convalidación de títlos de estdios realizados en el
exterior.
Los resultados son públicos, así como el reconoimiento que hace el
Gobiero Naciona de los diez mejores puntajes y de los tres mejores proga­
mas. Así mismo, se tienen en cuenta los resultados paa la asignación de re­
cursos que paa la promoción de la investigación científca y tecnológica pre­
supuesta el Estado, y para el otorgamiento de becas de cooperación
interacional, becas de intercambio y las demás becas interacionales que
ofezcan a los colombianos, a tavés de las distint entidades públicas del
orden ofcial.
2. 3. Acreditación de prgramas e institucionl
Ya detallada en el capítulo "Estctura y fncionamento de la educación
superior" .
1 48
PA SOÑA EL FO
2. 4. Nomenclatur
Con el fn de no causar confusión ente la ciudadanía y gaantiza que los
programas académicos de pregrado obedezcan realmente a la nomenclatura
con la cual son identifcados, el Ministerio determinó que, para el caso de las
ingenieras, que es la primera áea de conocimiento . . .
. . . 1os títulos paa los programas profesionales, deben coresponder a s u conteni­
do curicula y a una tadición universitaria reconoida a nivel interacional, a fn de
gaatiz que la denominación oriente adecuadamente a los estudiates y a la soie­
dad y facilite la convalidación y homologación de ttulos.
Con esa fmaidad, la denominaciones académica serán de tes tipos: básica,
integación de dos o más básicas, y ota denomiaciones; los cuales prmiten identi­
fca progams que satisfacen los mismos estándares de calidad.
a) Denominaciones académicas básicas. Corespnden a los progamas que deri­
va su identidad de un cap básico de la Ingeniería. Estas denominaciones como
tles no requerirán una sustentción. A esta categoría coresponden los progaas de:
Ingeniería Agcola, Ingeniería Civil, Ingeniería Eléctica, Ingeniería Electónica, In­
geniera Químca, Ingenería Industal, Ingeniería de Sistema o Inforátca, Inge­
niería Meáca, Ingeniera de Materiales (incluye Metalugia, Ingeniería de Teleco
municaciones, Ingenería Abiental, Ingenería Gológica, Ingeniería de Minas e
Igenería de Aientos).
b) Dnomnaciones aadémica que intega dos o más básica. Corespnden a
los proga que deriva su identidad de la combiación de dos o más camps bási­
cos de la ingenera. En la inorción que presente la insttución de educación sup­
rior debrá incluir una sustentción acerca de la validez de la combinación propuesta,
la cual será evalu mediate un proedimento de caácter académico por pae del
Consejo Nacional de Acreditación.
c) O denomnaciones acaémicas. Corespnden a los prograa que aplica
los conoimentos de la ciencia nataes y la matemátcas a caps diferntes de
los contmplaos en los literaes a) y b). En la inoraión que prsente la insttción
de eucaión suprior debrá iclui una sustentción acerca de la vadz de la de­
nomaión propuest en trnos de su corespndencia con el concepto de Inge­
nera"
l
9 .
2. 5. Maestrías y doctorados
Como pae del paquete de decretos orientados a fomenta la calidad, en
201 el mistero expidió el Decreto 91 6 pr el cual se unifcan los requisi­
tos y proedimentos paa los prograas de doctorado y maestía, en el en­
tndido de que éstos debn mantener vigentes los conoimientos disciplina­
ro y profesional imparidos en el pregrado y constituirse en espacio de
rnovación y actualización y, así mismo, deben responder a las necesidades
d foración de comunidades científcas, académcas y del desar ollo tecno­
lógco del setor prctvo, y debn respnder en fora sistemátca, aiculada
y efciente a los retos que caacterizan el mundo globalizadol95•
149
LA EDUCACIÓN SUEROR EN COLOMIA
El decreto da un año paa que estos programas entreguen a satisfacción
la doumentación exigida, o de 10 contaio no podrán seguir oprado. L
constatación in situ de la documentción y la realidad presentada se hace con
paes académcos y miembros de la Comisión Nacional de Dotorados y
Maestrías.
Según el decreto, los requisitos mnimos con los que debn fnciona las
maestrías, son:
a) Grupos de investigación con docentes investigadores de tiemp com­
pleto, proyectos de investigación en ejecución y publicaciones en el cap
de la maestía propuesta.
b) Recursos físicos, tecnológicos y fmacieros que pritn el desar o­
llo y difsión de la actividades docentes e investigativas, de conformidad
con la naturaleza de la propuesta.
c) Respaldo de programas académicos que sian de apoyo al proyecto y
tener contactos y convenios con grupos nacionales e interacionales que pr­
mitan el desar ollo de planes de copración, intercambio de doentes y estu­
diantes, la evaluación de la investigación, la confontación de los resultados
de la misma y el aprovechamiento de los recursos humanos y físicos.
d) Organización admnistativa y un reglamento adecuado paa estudios
de posgrado.
e) Defnición del número de estudiantes que pueden atender la maestía,
las joradas, así como defnición de la infaestctura y los recursos reque­
ridos.
Paa el caso de los programa de dotorado, éstos deben demosta:
a) Capacidad investigativa en el áea del doctorado propuesto, según re­
sultados obtenidos por sus profesores en los últios tes años. Esa capacidad
investgativa debe refejase en publicaciones, libros o revistas cientícas in­
dexadas, especializadas en el campo del saber en el cual se desar ollaá el
dotorado, en el registo de patentes u otas foras de propiedad intelectual o
en la comercialización de productos resultantes del tabajo investigativo, en
exposiciones de obras, en sus diferentes manifestaciones.
b) Grupos consolidados de investigación, cuya calidad sea reconoida
por su respectiva comunidad académica y demuesten tadición investigati­
va. En cada grup de investgación debe fgura por 10 menos un investigador
activo, vinculado y dedicado de tiemp completo al programa y que tenga
título de doctor. En los grupos podrá haber investigadores de otas institucio
nes que, por convenios, paicipen en el prograa.
c) Políticas, programas y proyectos de investigación en ejecución que
estén respaldados por las instancias académicas y adminstativas de la insti­
tución y con un compromso de los profesores investigadores paricipates
que garantice la contnuidad de su tabajo científco y académico.
1 50
PA SOÑA EL FO
d) Disponibilidad de recursos físicos, bibliográfcos, tecnológicos y f­
nacieros que pnitn el desar ollo y difsión de las actividades docentes e
ivestigativas, la vinculación a redes de comunicación nacionaes e intera­
cionales y el libre acceso a ellas de los estudiantes y profesores.
e) Capacidad de autovaluación institucional, la existencia de procesos
conables paa llevala a cabo y la asimilación de la evaluación extera.
f Desar ollo adecuado de programas académicos que sirvan de apoyo a
la propuesta y la existencia de contacto con grupos e instituciones nacionales
e interacionales que penita el desar ollo de proyectos o convenios de co­
opración, el intercabio de docentes y estudiantes, la conontación de los
resultados de las investigaciones y el aprovechamiento de los recursos huma­
nos y físicos de la institución.
g) La existencia de una orgaización académico-administativa adecua­
da y de una reglamentación de los estudios de dotorado en la que se defnan
los requisitos y exigencias paa el ingreso, prmanencia, evaluación acadé­
mica, aprobación de la tesis y obtención del título.
2.6. Plan estratégico de inspección y vigilancia
En desar ollo del mandato legal, el Ministerio de Educación Nacional y
el !cfes, con el apoyo del CEU, pretenden verifca el cumplimiento de las
noras generales de la educación superior, la coherencia de los progamas
con los principios, la visión y misión que orienta la institución y evalua el
estdo actual de las lS, en sus aspectos académico, administrativo, fnancie­
ro, de infraestrctura física y de desar ollo de los programas que ofrece, den­
to de la política estatal de vela por la calidad de la educación superior en
Colombia.
A través de las visitas de verifcación se ha logrado hacer presencia del
Estdo en las l, confront las condiciones reales en las que se desar olla el
servicio educativo, la actualización del Sistema Nacional de Iformación' 9 y
promover el mejoramiento cualitativo de la educación superor
l9
7

A fnales del año 20 1 , Y en desar ollo de la Ley 30 (A. 48), el ministe­
ro sentó un precedente al sanciona a la universidad prvada con mayor nú­
mero de alumos (más de 25 ml en 49 sedes), por comprobadas ir egulada­
des, con la suspensión de actividades y admisión de alumos por todo el año
202 en todos sus programas y sedes en el país
l9
8

Además de las innovaciones citadas, son vaos los desar ollos regla­
mentaos de la Ley 30 que han ocupado la atención del sistema; entre ellos se
pueden destaca:
a) Rediseño del Sistema Nacional de Infonción de la Educación Supe­
rior (Snies)' 9. Específcamente en la actualización de su platafora tecnoló­
gica, promoción y publicidad y actualización, vía Interet, de programas aca-
1 5 1
LA EDUCACIÓN SUEROR EN COLOMIA
démicos2° y realización a tavés de la red de los tátes ante el Iees. Ma­
tener penanentemente actalizado el Sistema es la base "paa la toma de
decisiones en el proceso de mejoramiento de la calidad de la educación"2
01 .
b) Sistema de créditos académicos. Es una medida de tabajo académico
del estudiante. Hay l que ya tienen incorporado el sistema y han apreciado
sus bondades en cuanto a fexibilidad, modifcación de la estctura de matí­
culas y estrategias pedagógicas.
c) Consolidación del Fondo de Bienestar Universitario. Especialmente
a partir del Acuerdo 03 de 1 995, del CESU, se fortaleció el trabajo en áeas de
investigación en nuevos desafíos de este campo y la fonación de los profe­
sionales responsables2
0
2.
d) Diplomacia educativa. (Fue detallada en el capítlo anterior). Busca
propiciar la intemacionalización de la educación colombiana promoviendo el
intercabio educativo tendiente a mejora la calidad de la educación y am­
plia las relaciones de nuesto país, generando nuevas fuentes de divisas a
tavés de la exportación de servicios educativos.
e) For de innovaciones en la educación superior. El Icfes incentivó la
presentación de propuestas de novedades en el desar ollo de programas, mo­
delos de gestión y nuevas alterativas de fonación educativa. A comienzos
de 202, se presentó la Bolsa Concursable de recursos de inversión, a través
de la cual se busca asigna recursos ente las lS que presenten proyectos
dirigidos al mejoramento de la gestión académica e investigativa del sis­
tema.
t Estándares de calidad de las bibliotecas del sistema de educación
superior. Se identifcaon modelos de gestión y organización, estrcturas de
sericio, tecnología y calidad.
g) Indicadores de gestión y fnanciación par las universidades del Es­
tado. (Tema tatado en el capítulo "Financiamiento de la educación supe­
rior"). Constituido en uno de los principales retos del sistema público, el Es­
tado ha desar ollado una intensa labor de acercamento con las universidades
públicas, de tal manera que, en conjunto, se logren diseñar políticas de sanea­
mento, viabilidad y desar ollo. Algunos de los resultados logrados con ello
muestran que universidades como Atlántico, Valle, Cartagena, Córdoba, Bo­
lívar e Industral de Santander estén buscando opciones para su saneamento,
y se haya superado una crisis de goberabilidad en la Universidad de Caldas.
h) Plan de foración nacional del prfesorado. Representa la culmina­
ción de un trabajo de vaos años y que representa una visión integrada de lo
que debe ser la capacitación del docente.
i) Sistema de fanquicias educativas. Busca la optimización de los recur­
sos logísticos y académicos de las lS, la cooperación interinstitucional y la
sinergia entre el sector real y el sistema educativo.
1 52
PA SOÑA EL FO
3. Estructura del sitema
Para garantiza el fncionamiento del sistema bajo las condiciones que
se han venido dando, así como la organización de procesos de reglamenta­
ción, política y operatividad, el Sistema de Educación Superior ha sufrido
modifcaciones en su aquitectura, de las cuales se pueden destaca como
desarollos en los últimos cuatro años:
3. 1 . Creación de la Dirección de Educación Superior en el Ministerio de
Educación Nacional
(Véase el capítulo "Estuctura y fncionamento de la educación supe­
rior ). Con ella se buscó afana las relaciones ente el Ministerio y el Sistema
Universitario Estatal, a fn de trabajar procesos de calidad y de evaluación.
3. 2. Refors al Jfes (Decretos 2662 y 2663 de 1999)
Tienen por fn prestar un mejor servicio al sistema. Se organizó en tomo
a sus tres tareas msionales: evaluación y calidad, fomento y desarrollo de la
educación superior, y monitoreo y vigilancia. En el tiempo que ha tanscuri­
do con la nueva refora, adicionalmente se han realizado o consolidado pro­
gramas tales como:
• Examen de validación de primaria y bachillerato.
• Pruebas para saberes específcos en determinados grados de bachi-
llerato.
• Concepto a las propuestas de maestías y doctorados para la CN.
• Apoyo a la Comisión Consultiva de l.
• Proceso de interconexión de las instituciones dento de la Agenda de
Interconectividad.
• Promoción de centros pilotos de formación técnica y tecnológica.
• Fortalecimiento de los departamentos de bienestar universitao.
• Proyecto Integración Caribe componente Educación Superior.
• Descentralización de los Comités Regionales de Educación Supe­
rior, CRSo
• Educación superior a distancia (recopilación de normativa y expe-
riencias para un nuevo proyecto legal).
• Foralecimiento de la dimensión ambiental en la educación superior.
• Foración de pares académicos.
• Formación y capacitación en valores para todo su personal intero.
• Estudio interacional de cívica y democracia.
• Pruebas para la selección de docentes.
• Porafolio de sericios de educación superior.
• Consolidación de sistemas municipales de evaluación de la educa­
ción.
• Monitoreo del incremento de costos de la educación en el sector pr­
vado.
1 53
LA EDUCACIÓN SUEOR E COLOMI
• Actualización de índices de costos de la educación suprior.
• Optimización de procesos de notifcación y registo de prograa de
pregrado y posgrado.
Además, El Iefes actúa como secretaría técnica del CESU, de la Comisión
Consultiva y de la Comisión Nacional de Maestías y Dotorados CNM.
3. 3. Comisión Consultiva de lES
(Véae el capítulo "Estctura y fncionamiento de la educación sup­
rior"). Origiamente el texto de la Ley 30 de 1 992 contemplaba la existencia
de comités asesores del CEU y del Iefes, constituidos en "espacio pranente
de refexión paa el estdio y sugerencia de polítcas apropiadas que prmit
el logro de los objetivos de la educación suprior y el de los espcífcos de las
instituciones que agrupa"2
0
3. Dichos comités -ran tes-estban organi­
zados según tipología institucional, de t manera que obedecían a un comité
paa el análisis de los temas relativos a las instituciones técnicas profesiona­
les, ota paa las instituciones universitas o escuelas tecnológicas y un ter­
cero paa las universidades. Transitoriamente existió un comité paa las insti­
tuciones de caácter tecnológico. En los comtés se contaba con la presencia
de representantes del sector productivo.
Con el Decreto 1 176 de 1 999 se fsionaron dichos comités en la Comi­
sión Consultiva de lS, en la que se restngió el número de integrantes y se
aumenton los requisitos paa su paticipación, quedando en una vocería
personal como expertos y no a nombre de l.
Ente las funciones que corespondían a los comités y pasaon a ser res­
ponsabilidad de la Comsión Consultiva (Decreto 2320 de 1999) están las de
evalua y conceptuar previamente sobre la creación de lS y la ratifcación de
reforas estatutias, ente otas.
Fialmente, no puede deja de enumerase en esta lista de acciones signif­
cativas paa el sistema la peranente refexión en toro a las propuestas de
refora de la Ley 30. Como toda iniciativa dejada a la discusión pública, se ha
elevado solcitdes de toa ídole, desde mantener la ley t cual hata la que
piden la revisión de la autonomía universitia, la aquitctura del sistema, la
fexibilidad del msm020, la goberabilidad universitaria, las inhabilidades,
la tansferencia de recursos, e incluso se ha mencionado la psibilidad de fsio­
nar instituciones del Estado. También se ha discutido mucho en toro a la nece­
sidad de una ley maco paa la educación suprior que represente una norati­
va fndamental no sujet a cambios fecuentes, y que sea como el cimiento
básico del sistema. Los temas por revisa se van clarifcando pero, hasta ahora,
prevalece una tendencia de opinión según la cual más que una refora de la ley
el verdadero reto está en la interpretación de su espíitu, en la reglaentación
de sus decisiones y en el cumplmiento de sus noras.
1 54
Tendencias evolutivas, perspectivas
y planes de desar ollo futuro
E
l Ministerio de Educación Nacional y las instituciones que hacen parte
del sistema gubrament han fjado una política paa los próximos años
con el lema "Por una educación superior responsable y de excelencia". Las
mets señaladas paa 202 son:
• "Elabora estándes mínimos de calidad en los programas académi­
cos": decretos sobre estándares mnimos de calidad paa programas
universitos de pregrado en Derecho, Psicología, Economía, Ar­
quitectura y Administación.
• "Acreditación voluntaa de l", como una política de foment020
5.
• "Realiza Exámenes de Estado de Calidad de la Educación Superior
(ECE)", como continuidad de los iniciados con Ingeniería Mecánica
y Medicina.
• "Prograa de inspección y vigilancia" denominado "Vigilancia To­
tal paa las l", en continuidad de lo ya iniciado.
• "Saneamiento, viabilidad y desar ollo de universidades públicas", a
fn de procura mayor efectividad en sus modelos de gestión.
Ests medidas estarían complementadas con:
• Decreto paa establecer una medida del tabajo académco -rédito
académico, que facilitará el traslado de estudiantes a nivel nacio­
nal e interacional y contibuirá a agilizar los procesos de homolo­
gación y convaidación de estdios y títulos.
• Regulación sobre la educación a distancia.
• Unifcación y actualización de los reglamentos sobre registo de pro­
gramas.
• Reglaentción sobre el Sistma Nacional de la Eucación Suprior.
Dichos propósitos fueron ajustados en febrero de 202, cuando se def­
nó, además, incentivar programas de foralecimiento de la educación técnica
155
LA EDUCACIÓN SUEROR EN COLOMBIA
y tecnológica, y fortalecer la cobertura, especialment del sistema público,
para lo cual se gestiona un acuerdo de crédito con el Banco Mundial paa
apoyar estudiantes de estatos bajos y en programas técnicos y tecnológicos.
Estas metas a 202 coresponden a la continuidad de lo que se ha venido
haciendo y en lo cual el sistema ha trabajado en la última década. No estn
planteadas metas a más largo plazo, sencillamente porque el sistema demo­
crático colombiano no contempla que estas proyecciones se constituyan en
exigencias para un nuevo gobiero.
Adicional a las intenciones ofciales, y con la difcultad propia que con­
lleva aventurar el pronóstico de proyecciones y la difícil lectura de tenden­
cias, más que los programas anunciados, vale presentar, a manera de retos
paa el sistema, aquellas acciones que la tradición de la última década y los
muchos doumentos de aálisis de todos sus protagonistas, ha esbzado como
desafíos a la Nación:
• Defnr una política integral de Estado para la educación suprior
que lleve a elabora una ley maco paa la educación superior.
• Constrir una sociedad del conoimento2•
• Da soluciones efectivas a la fnanciación de la educación suprior.
• Poner en macha los indicadores de gestión paa la educación públi­
ca, como pae de una efectiva rendición de cuents de la educación
superior a la soiedad.
• Foralecer la cobrtra con calidad y demoratiza la cobrura.
• Estuctura una efca relación ente el nvel medio y el superior.
• Amplia las oporundades de foración de los doentes.
• Avanza en los proesos de interacionalización de la educación.
• Aument la capacidad instada y de atención al sistema de educa­
ción superior estatal.
• Optimz
a
la cultura del sistma de educación superior paa el uso,
actualización y consulta del Sistema Nacional de Inforación de la
Educación Superior.
• Ofcializa, de manera praente y como política de Estdo, un sis­
tema integado de crédito estudiantil paa los sectores menos favore­
cidos de la soiedad.
• Genera mecanismos que incentiven, priortiamente, la foración
de posgrado en maestas y dotorados.
• Replantear los alcances reales de la autonoma universitria y los
controles a los desaferos de algunas lS.
• Integra en un solo plan los esferzos, recursos y protagonistas en un
sistema nacional de investigación.
• Ajustar el sistema a modelos más fexibles de transición entre los
diversos programas y tipologías institucionales28•
1 56
PA SOÑAR EL FO
• Propender por una unión cada vez más estructurada, permanente y
productiva entre la empresa y el sistema de educación superior.
• Acelerar los procesos de globalización y de implementación de la
tecnología informática en educación superior.
• Seguir impulsando los procesos de regionalización y descentraliza­
ción de la educación superior.
• Hacer de la pertinencia un concepto vital en la proyección y contacto
de la educación superior con la soiedad.
Colombia se encuentra frente a un gran reto en la educación superior: amplia su
coberura y gaantiza la calidad de los programas que ofece; pro la calidad cuesta,
exige un enore esfero fnanciero, y tmbién, sobre too, una tansforación en los
moos de pensa, los hábitos mentales, en la escalas de valores y en las actitudes que
aumamos: es hora de poner en práctica el dictamen de Delors, conjuga la compten­
cia, la coopración y la solidaidad20•
1 57
NOluä
1 . Este capítulo ha sido redactado a patir de l a investigación y colaboración sustan­
cial de Diana Soto Arango. directora del proyecto Historia y prospectiva de la
universidd ltinoamericana. código: 905-092. IA-Universidad Pedagógica y Tec­
nológica de Colombia. Recoge inforación del subproyecto Historia de la univer­
sidd colombiana 1 774-1992. Hasta el momento no se ha realizado una historia
general de la universidad colombiana. En este propósito trabaja el grupo Rudeco­
lombia desde 1996.
2. El espacio gegco de la actual Colombia en el siglo Ä. es deir. durate el prío­
do colonial. hacía pa del Vrr einato de la Nueva Ganada. y la capital era Santa Fe. El
sistema plítco-eonómico vaó en el cuso de dicho siglo con el gobiero del realis­
mo brnico y la icidencia de la Dustción. en espcial en el reinado de Calos il.
3. Los planes de estudio de Gamática Latina. Filosofía. Teología y Jurisprdencia se
impaían bajo el métoo escolástico de enseñaza con la dictatio y la disputatio.
4. Conviene tener en cuenta el apore de las publicaciones Papel Periódico y Semna­
rio de la Nueva Grana en la difsión del pnsamiento ilustado.
5. Ente lo que se ha loalizado doumentalmente hasta el momento. la refora más
avanzada. paa su époa. se dio en el Colegio-Universidad de la villa de Mompox.
Resulta signifcativo que a fnales del siglo A se iniciaa la enseñanza en español
cuando el idioma predominate paa tales fnes era el latín.
6. Se incluyen los colegios mayores del Rosario y San Baolomé en Santa Fe. San
Fracisco en Popayá y la universidades de Mira en Sat Fe y Sa Pedro Apstol
en Mompox.
7. L teorías económicas y políticas inglesas pnetaon los claustos universitios.
Conviene destacar los textos de Jeremías Bentham. que feron motivo de polémca
hasta fnaiza el siglo A.
8. L enseñanza de las Ciencias Natales no se logró cristizar. a pesar de los esfuer­
zos de Lino de Pombo y José María Céspedes. ente otos académicos interesados en
intoduci estas materias.
1 59
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
9. La refona de Ospina Rodríguez ( lo de diciembre de 1 842) se desarolló a pair de
criterios que consideraban la relación educación-economía, la expansión de la esco­
laridad, la diversifcación del curículum, así como la tansmisión del conocimiento
originado en otas paes.
10. Hay que subraya que con la Ly 106 de 1 880 se centalizó aún más la educación en
la capital. La Universidad Nacional impairía la educación secundaria y profesional
y el Poder Ejecutivo volvería a nombrar a profesores y fncionaios de la institución.
1 1 . Uno de sus líderes más notables, Genán Aciniegas, hizo un diagnóstico de la edu­
cación universitaria. Cieramente, sus escritos recuerdan las ideas del fscal Moreno
y Escandón y de la elite ilustada, que propugnaban por el cambio de los estudios
superiores. Había pasado siglo y medio y los ideales ilustados continuaban en el
papel. Los estudiates querían una universidad investigativa. En palabras de Acinie­
gas, "no se hallaba atmósfera favorable a la investigación científca [con un] pénsum
que limta los estudios universitarios y paaliza la investigación".
12. He aquí otos apctos dignos de menciona: se estableció la prfesionalizión del
profesor universitio con dedicación exclusiva cuyo ingreso empzó a defnirse pr
concursos; los estudiantes debía present examen de asión; nuevas corients del
pnsamiento ingresaon a la unversidad, ente ella el maxismo y el psicoaálsis.
1 3. Paa 1 943 la Universidad Nacional concentaba el 70 por ciento de las matrículas del
sector ofcial.
14. Ls reuniones interamericaa se desarollaon en el contexto de un pla de moeri­
zación de la universidad latinoamericaa orientado al mercado del tabajo. Mediate
este proceso la universidad fe vinculada al plan de moderzación. Paa Atcon, la
educación suprior constituía la verdadera clave del desar ollo latinoamericao; pero
paa que estuviera apta para afontar este reto debía ser "modifcada la orgaizción
académico-admiistativa", lo que signifcaba despolitiza al estudiantado y desar o­
lla estudios generales para su selección. La autonomía estaba reserada a la univer­
sidad privada, que contaba con indepndencia fnaciera y legal respecto del Estado.
Un punto clave consistía en elimina la representación estudiatil de los consejos
superiores.
1 5. El lema que se tabajó fe el d la integración como un mecanismo paa alcaza las
mets de desar ollo. En palabras del rector, se tataba de "la unión de los grupos de la
universidad paa un objetivo común de supración y progreso". En defnitiva, la au­
tonomía universitaria se platea como respuesta a la necesidad de moderización de
la estctura académica y administativa. Los paámetos adoptados son los del mo­
delo de universidad noreamericana, propuestos en nuesto país por el Plan Básico y
por el /nfore Atcon.
16. Constitución Política de Colombia, apares de los As. 67, 68 Y 69.
17. El texto de la Ley y la nonatividad nombrada se encuentan en Iván Pacheco, Nuevo
compenio de nons sobre l educación superior, M-ICF, Bogotá, 201 . Tam­
bién puede consultarse en www.icfes.gov.co.
18. Según la Constitución Poltica, " . . . los paculaes p fnda establecimientos edu­
catvos. La ley establecerá las condiciones paa su creación y gestión . . . " (Ar. 68).
19. Art. 69 de la Constitución Política y 28 de la Ley 30 de 1 992.
1 60
PARA SOÑAR EL FRO
20. A su vez, "L autonoma de las institciones universitaras o escuelas tecnológicas y
de las instituciones técnicas profesionales estaá detennada pr su campo de ac­
ción y de acuerdo con la presente ley, en los siguientes apctos:
»a) Dase y modifca sus estatutos.
»b) Designa sus autoridades académicas y admnistativas.
»c) Crea, desar ollar sus progaas académicos, lo msmo que expdir los cores­
pndientes títulos.
»d) Defnir y organiza sus labores forativas, académcas, docentes, científcas,
culturales y de extensión.
»e) Seleccionar y vincula a sus docentes, lo mismo que a sus alumos.
»f Adopta el régimen de alumos y docentes.
»g) Arbita y aplica sus recursos paa el cumplimento de su misión soial y de su
fnción institcional" (A. 29 de la Ly 30 de 1 992).
21 . También existe la modalidad de escuelas tecnológicas. Actualmente sólo existe
una.
22. Según el Decreto 1 21 2 de 1 993, ente los requisitos paa reconocer como universi­
dad a una institución universita está el de que ofezca "al menos tes programas en
diferentes campos de acción de la educación superior y un programa de ciencias
báicas que le siran de apoyo".
23. A. 23 de la Ley 30 de 1 992.
24. Según el A. 1 37 de la Ley 30, "L Escuela Suprior de Administación Pública
(EA), el Institto Tecnológico de Electónica y Comunicaciones (I), el Institto
Cao y Cuero, la Universidad Milita Nueva Graada, las escuelas de foración de
las Fuerzas Milites y de la Policía Naciona que adelaten programas de educación
suprior, y el Sericio Nacional de Aprendizaje (SENA), continuaán adscritos a las
entidades respectivas. Funcionaán de acuerdo con su natraleza jurídica y su régi­
men académico lo ajustán conforme lo dispuesto en la presente ley".
25. Las institciones en mención son: Sericio Nacional de Aprendizaje (SENA) (en seis
seccionales); Escuela de Policía Judicial e Investigación; Escuela de Subofciales de
la Fuerza Aérea Colombiaa Andrés M. Día; Escuela Milita de Aviación Maco
Fidel Suárez; Escuela Militar de Cadetes General José Maía Córdova; Escuela Na­
val de Cadetes Almante Padilla; Escuela de Ingenieros Militaes; Instituto Cao y
Cuero, Semnario Andrés Bello; Instituto Técnico de Electónica y Telecomunica­
ciones (I).
26. Según inforación de la Dirección Nacional de Estadística de la Universidad Coo­
prativa de Colombia, en el segundo semeste de 201 este cento educativo contaba
con 34.505 estdiantes en 22 seccionales.
27. En 1960 existían 29 instituciones de educación suprior; en 1 980, 193, Y en el año
201 , 3 1 1 .
28. Aquí se suma una sola escuela tecnológica privada.
29. La Movilización Social pr la Educación Superior, programa impulsado por el go­
biero del presidente Andrés Pastrana y coordinado por el IeF, impulsó la paticipa­
ción ciudadana en tomo a la refexión sobre la educación superior. A respcto con­
cluyó que "La educación superior es un servicio público de naturaleza cultral
1 61
L EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
(Constitución Política, A. 365 Y Ly 30, A. 2) ofecido pr el Estao y los pacu­
laes. L ley y sus decretos reglaentaos constituyen su maco jurídico inmediato.
En consecuencia el compromso del Estdo en la prestción del msmo con cald,
prinencia, equidad y efciencia es una respnsabilidad ineludible. De aquí la im­
porancia de su intervención en dos gades campos: fomento y suprisión (inspc­
ción, vigilacia y contol)".
30. Ente sus fnciones prncipales están las de evaluar y concepta, previamente, las
decisiones que compten al msto de Educación Nacional en relación con la crea­
ción de instituciones ofciales y el reconoimiento de prsonería jurídica de institu­
ciones privad, así como la creación de secionales de estas últmas; aí msmo,
ratifca la refora esttutaia que implquen moifcación de caácter académi­
co, recupra o lquida instituciones y aplica las sanciones prevista en la Ly 30.
3 1 . Decreto 2589 de 1993.
32. A la fecha ninguna l ha sido acreditada institucionalmente por el CNA, pro varia
ya ha presentado sus condiciones iniciales.
33. Son doe las condiciones iniciales que, como mmo, deb cumplir cualquier pro
grama de pregado que apire a ingresa foralmente al SNA. Como se obsera, pse
a corespnder con la acreditación de prograas de pregado, éstas tienen un alto
componente istitucional. Dichas condiciones son:
a) Esta debidamente autorizada para opera como una institución de educación su­
prior y paa otorga títulos en el programa que se propne acredit.
b) Cumplir con las noras legales establecidas paa la educación suprior y, en pa­
ticula, las que coresponden a las institciones de su tipo.
c) Tener una misión claamente forulada, que sea coherente con su naturaleza y su
defnición institucional, y que sea de conoimiento público. Como la misión deb
refejase en la actividades académica de la institución, sus logros debn ser sus­
ceptibles de evaluación.
d) Haber forulado un proyeto institucional que le sia como referencia fnda­
mental en los proesos de toma de decisiones.
e) Conta con un núcleo profesoral que sea apropiado, en catidad, calidad y dedica­
ción, a la naturaleza de la institución y del programa que se apira a acredit.
f Contar con estatutos y reglaentos de profesores y estdiantes que incluya plí­
ticas claa de selección y vinculación de profesores y de admisión de estudiantes.
Estas nora debn defn los debres y derechos de unos y otos y el régimen de su
paricipación en los órgaos directivos de la institución.
g) Tener una tradición en el progama que m espra acredit, refejada en su inciden­
cia efectiva en el medio y en la existencia de vaias promoiones de egresados, de
cuyo desempño profesional haya psibilidades de seguimiento.
h) Contar con una estctura organizacional y con sistemas de administación y ges­
tión que corespondan a la naturaleza, tamao y complejidad de la institución y del
programa.
i) Disponer de una infaestctura locativa y logística que satisfaga las necesidades
de la institción y del progama.
1 62
PA SOÑA EL FO
j) Matener una comprobada estabilidad faciera y utliz adeuadaente los rur­
sos de que dispne, en corespndencia con su natuez, su misión y sus objetvos.
k) Cont con un ambiente institucional apropiado y con plítcas e instalaciones
orentada a matener el bienesta de toos sus miembros.
1) No habr sido objeto de saciones en los últmos cinco años pr el incumplimento
de las dispsiciones legales que rigen la educación suprior, ni esta interenida en el
momento en que se hace la solicitud.
34. El moelo de autovaluación del CA s baa en criteros de calidad, factores, caac­
terística, vaiables e indicadores con los cuales s busca que el progma goe de un
buen sopre institucional.
Los criterios de aálisis sobre los cuales opr el Sistema Nacional de Acreditación
constituyen un maco étco que orienta e ilumina la acción de toos sus actores. Son
diez: universaldad, itegdad, euidad, idoneidad, rspnsbidad, coherencia, ts­
paencia, prencia, efcacia y efciencia.
Los factores y caacterísticas corespnden a los compnentes o gdes temas de
aálsis del discur d instituciones o prgrama. Ls factores del Moelo de Acre­
ditión paa progama de pregado son siete:
a) Poyeto institucional (con 10 caacterística, 25 vaables y 30 indicadores).
b) Estudiates y profesores (con 17 caacterístca, 42 vaiables y 82 indicadores).
c) Proesos académicos (con 16 caacterística, 67 vaables y 9 indicadores).
d) Bienesta institucional (con 5 caacterísticas, 12 vaiables y 1 8 indicadores).
e) Organizción, administación y gestión (con 6 caacterístcas, 18 variables y 22
indicadores).
t Egesados e impacto sobre el medio (con 5 caacterstca, 23 vaiables y 24 indi­
cadores).
g) Recursos físicos y fnancieros (con 7 caacterstica, 15 vaiables y 30 indica­
dores).
Del tota de 66 caacterstica, el CA estima que 4 corespnden directaente al
progama y las restates 20 a la istitución.
Un esquema simila se mantene en la acreditción institucional. No obstate, el
Consejo desar olló un instctivo con 33 caacterstcas, repad en 10 factores
(misión y proyecto institcional, estudiantes y profesores, proesos académicos, in­
vestigaión, pnencia e impacto soial, autovaluación y autorgulación, bienes­
t insttucional, organización, gestión y astción, recursos de apyo académi­
co y de plat fsica, y recusos fmacieros), con 76 descrptores.
35. El aexo 1 presenta la lista completa de los pogama aceditaos con alt calidad.
36. L Ly 633 de diciembre de 200, o Refora Tbuta, señala: "A. 12. Moca­
se el aículo 1 58-1 del Estatuto Trbutaio, el cual quedaá así:
»'A. 158- 1 . Deducción pr inversiones en desarollo cientíco y tecnológico. L
prsona que realicen inversiones directente o a tavés de centos de investga­
ción, centos de desar ollo tecnológico, constitidos como entddes sin áo de
lucro, o centos y gps de investigación de insttuciones de educación supior,
reconoidos pr COLCI, en proyectos califcados como de caácter cientíco,
1 63
LA EDUCACIÓN SUPEROR E COLOMIA
tecnológico o de innovación tecnológica, por el Consejo Nacional de Ciencia y Tec­
nología, o en proyectos de foración profesional de instituciones de educación sup­
rior estatales u ofciales y privadas, reconoida pr el Minstero de Educación Na­
cional, que sean entidades sin ánimo de lucro y que en un proeso voluntio hayan
sido acreditadas u obtenido acreditación de uno o varios programas, tendrán derecho
a deducir de su rent el 1 25% del valor inverido en el prodo gravable en que se
realizó la inversión.
» ' Los proyectos de inversión debrán desarollase en áreas estatégica paa el país
tales como ciencias básica, ciencias sociales y humaas, desar ollo industrial, cien­
cia agropecuaria, medio ambiente, hábitat, educación, salud, electónica, teleco­
municaciones, inforática, biotecnología, minería y energía.
»' Esta deducción no podrá exceder del 20% de la rent líquida, deterinada antes de
resta el valor de la inversión. Cuando la inversión se realice en proyectos de fora­
ción profesional desar ollados por instituciones de educación suprior señaladas en
el inciso aterior, ésts deberán demostar que la inversión se destinó al programa o
prograa acreditados.
» ' También recibián los mismos bnefcios los contbuyentes que realicen donacio­
nes e inversión paa adelanta proyectos de inversión agroindustal califcados pr
la entidad gubraental comptente, siempre y cuando sean desar ollados pr enti­
dades sin ánimo de lucro, reconoidas como tles por el Ministerio de Agicultura.
Esta deducción no podrá exceder del 20% de la renta líquida determinada ates de
resta el valor de la inversión.
»' El Gobiero reglamentrá los proedimientos de contol, seguimiento y evalua­
ción de los proyectos caifcados' .
»Ar. 14°. Descuento por donaciones. Modifcae el aículo 249 del Estatuto Tri­
butaio, el cual quedaá así:
»'Ar. 249. Descuento pr donaciones. Los contribuyentes del impuesto sobre la ren­
ta podrán desconta del impuesto sobre la renta y complementarios a su cago, el
sesenta pr ciento (60%) de la donaciones que haya efectuado durante el ao gra­
vable a las instituciones de educación superior estatales u ofciales y prvadas, reco­
noidas por el Ministerio de Educación Nacional, que sean entidades sin ánimo de
lucro y que en un proeso voluntaio haya sido acreditada u obtenido acreditación
de uno o vaios prograa.
»' Con los recursos obtendos de tales donaciones las institciones de educación su­
prior podrán: a) consttui un fondo patimonial cuyos rendimentos se destinen a
fnacia la matícula de estudiates de bajos ingresos, cuyos pades demuesten
que no tienen ingresos superiores a cuato (4) salarios mínimos mensuales vigentes,
o b) destinalos a proyectos de mejoramiento educativo de la institución acreditada o
de sus prograas académicos acreditados de manera voluntaria. En este último caso
la institución deberá demosta que la donación se destinó al programa o progama
acreditados.
»' El gobiero reglamentaá los proedimientos paa el seguimiento y control de tles
donaciones. Este descuento no podrá exceder del teinta por ciento (30%) del im­
puesto básico de renta y complementios del respectivo año gravable. Los donantes
no podrán tener pacipación en las entidades sujeta de la donación.
1 6
PA SOÑAR EL FRO
»' Paágrafo tansitorio. El requisito de la acreditación de la instituciones de educa­
ción suprior o de la acreditación voluntaia de uno o varios de sus programa, como
condición paa acceder al descuento por donaciones de que tata el presente aículo,
comenzaá a regir a parir del 1° de enero del año 202' ' ' .
37. A la fecha de entrega de este infore (abril de 2002) el número de programas acredi­
tados había subido a 1 1 3.
38. Ar. 14 de la Ley 30 de 1 992.
39. El título de bachiller es el resultado de habr cursado, como mínimo, 12 años de
estudio de educación foral, en tes grades niveles (Ar. 1 1 , Ley 1 1 5 de 1 994), aí:
a) el preescola, que comprenderá mínimo un grado obligatoro; b) la educación bá­
sica con una duración de nueve grados, que se desar ollaá en dos ciclos: la educa­
ción básica primaria de cico grados y la educación básica secundaia de cuato gra­
dos, y c) la educación media, con una duración de dos grados.
4. El Sericio Nacional de Foración SENA tiene representación en todo el país, y tadi­
ción y expriencia en la foración, principalmente de ofcios y disciplna de caác­
ter técnico de gran demanda en el mercado labral.
41 . L Subirección de Aseguramento de la Caldad del lC, antes Sericio Nacional
de Pebas, es la responsable de esta labor. Esta preba se hizo oblgatoria a parir de
1980 mediate el Decreto Ly 80 de 1 980, y se reglamentó mediate el Decreto 2342
de 1980.
42. El Plan Nacional de Desarollo Económico y Soial del presidente Eresto Samper,
denomnado El Salto Soial, desar ollado en el períoo 1994- 1 998, ya había pro­
puesto reorienta el Sericio Nacional de Prueba.
43. Los resultados del Exaen de Estado en el ao 201 muestan que, en promedio, el
9% de los bachilleres que presentaon la preba tienen resultados de, máximo, 55
sobre 10 puntos en la área de Biología, Matemática, Filosofía, Física, Historia,
Química, Lenguaje, Geografía e Inglés.
4. En Colombia básicamente existen tes calendaios escolaes: A, B Y L. según el mes
del año en que icia y termna labores.
45. L exprencia del lcF en la aplcación de esta clae de preba le prmitió al Mi­
nisterio de Educación Nacional diseña el Sistema Nacional de Evaluación de la Ca­
lidad de la Educación que, pese a que no se ha ofcializado legalmente, luego de la
expición de la Ly General de Educación se ha consoldado con preba (llaadas
Sabr), en los gados 3°, 5°, 7° Y 9°, en las áreas de Matemática, Lenguajes y Cien­
cias Soiales.
4. . . . las instituciones de educación suprior que tienen en cuenta, en ejercicio de su
autonomía, el Exaen de Estado dento de sus crterios de admisión, cuentan con un
sopre impacial y objetvo de medición de los conoimentos de quienes ha cul­
nado sus estudios de nivel secundao, paa lo relacionado con el acceso a la educa­
ción superior" (Core Constitucional, Sentencia C-420 de 21 de septiembre de 1 995).
47. Los detalles de est preba se pueden encont en htt:/asiones.unal. edu.co.
48. A respcto, la Cor Constitucional de Colombia recordó a las l que "la gaanta de
acceso al sistema educativo no consiste, pues, en que too apirate deba ser admiti­
do, ni en la ausencia de criteros de selección, sino en la posibilidad de llega a ser
165
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMIA
aceptdo en igualdad de condiciones con los demá apirates y dento de la regla
de juego prdeterada pr el mismo establecimiento. En el fondo, estmos ate
un desar ollo espcial del prncipio de igualdad plamado en el aculo 1 3 de la
Constitución que incorora un derecho fndamental de to la prsona a goz del
mismo tato y protción, de los mismos derechos, librades y oprunides, sin
ninguna discrmación pr raones de sexo, ra, orgen nacional o familia, lengua,
religión, opinión pltca o flosófca" (Sentencia T-0294).
L instituciones de educación supror debrán tener un reglamento estudiatil que
regule al menos los siguientes apctos: requisitos de inscripión, admisión y mat­
cula, derechos y debres, distnciones e incentivos, régimen disciplnao y demá
apctos aadémicos (A. 10, Ly 30).
49. Paa la l estatales también proede alguna interención en lo relacionado con la
pltica de ingeso de sus apirates, establecida por la entidad educativa, en la
medida en que la Ly 70 de 1993, en concordacia con los A. 7 Y 13, numeral 2 de
la Ca Magna, que establece que "el Estado promoverá la condiciones paa que la
igualdad sea real y efectiva y adoptaá medida a favor de gps discriminados o
magiados", decide a tvés del Dcreto 1 627 de 1996 "gaantiza, a tavés de la
concerión previa con la unversidades estatles, un prcentaje mínimo de cups
paa estudiates de la comunidades negas y paa los bnefciaros de los prog
de reinserción con el objeto de aegura ua paricipación equitatva de dichas comu­
ndades a esta istituciones".
50. "A los cicuenta (50) estudiates del último gado de educación media que anual­
mente obtenga los más altos puntajes en los Exámenes de Estado realizados pr el
Insttto Colombiano paa el Fomento de la Educación Supror (IC), se les gaan­
tzá el ingreso a prograas de educación supror en insttuciones del Estado. De
igual bnefcio gozán los estdiates de último grdo de educación media que ou­
pn los dos prmeros lugaes en cada uno de los depaentos, según las msm
preba.
»D toos éstos, quienes comprebn escasos recursos económicos seá, además,
bnefciaos de subsidios educatvos espciales, otorgados pr la Nación" (A. 9,
Ly 1 1 5 de 1 994; Decreto 1421 de 194).
5 1 . "Los hijos del prsonal de educadores, directivo y administativo del sector educati­
vo estatal y los de los membros de la Fueras Aada y de la Policía Nacional
mueros en sericio atvo, tendrán proridad paa el ingreso y estdio gratito en los
establecimentos educatvos esttes de educación básica, meia y supror" (A.
1 86, Ly 1 1 5 de 194).
52. El investigador Víctor Manuel Gómez (200) explica cómo ... . . debido al ingeso
temprao a la educación prmaa, en los últimos años ha aumentado signfcativa­
mente el número de jóvenes de 1 5 a 1 7 años que demada oprnidades de educa­
ción supror, lo cual ampla signifcatvaente el grp de edad escolaizable, redu­
ciendo proprcionalente la taa de escolardad en el nivel supror".
53. Comisión de estdio del LÊðU sobr fnnciación y coberura de l educación supe­
rior en Colombi, "Intoucción y diagnóstco", 20 1 .
54. DA, Pryección según el Censo Nacionl de 1993.
1 66
PA SOÑA EL FO
55. CEU, Importancia, retos, debilidades . . . 2001 . Víctor Manuel Gómez 200, p. 73:
"A fnales de l a década de los ochenta el 52% de l a juventud ente 1 2 y 1 8 años no
estaba escolarizada, siendo en su mayor pae jóvenes de bajos ingresos, en quienes
recaen tmbién las altas tas de deserción escola. A mayor grado escola se reduce
signifcativaente la ta de cobrra. De mil estudiantes que ingresa a primer
grado, sólo 301 acaban noveno gado y 236 se gradúa de la educación media (salto
educativo), de tl maera que sólo fnaliza el nivel medio uno de cada cinco jóvenes
en esa edad escola, dando pr resultado el bajo porcentje de 6,5 graduados de se­
cundaa pr cada cien habitates".
56. El Depaamento Nacional de Planeación difere en las cifas de 1 998 (830.960) y de
1 999 (895. 892), y proyectó paa el año 200la cifa de 968.02 (fente: DN, bletín
Indicadores de Coyuntura Económica, abrl de 201 . Conviene acla que el DN
tabaja con pryecciones).
57. Más detalles en el capítulo "Innovaciones y refora en la educación supror" de la
presente obra.
58. CU, Imporancia, retos, debiliddes . . . 201 .
59. En 1 998 existían cerca de 1 . 50 programas de Educación. Después de la aplicación
del decreto se encuentan en vigencia, a diciembre de 201 , 61 4 programas en Edu­
cación (386 universitios, 1 técnico, 3 en maestía, 224 espcializaciones). (Datos:
¡CF).
60. Esta inforación se amplía en el capítulo "L l Y el mercado de ofera y deman­
da . . . " del presente infore.
61 . DA, Encuesta de calidd de vid 1997, citado por Hugo Lópz Castaño (Corora­
ción para el Desar ollo de la Investigación y la Doencia, CE) en su interención en
el Congeso de Educación Suprior. Universidad de los Andes, junio de 201 .
62. Cab sefalar que cada programa, independientemente de si es diuro, noto, a
distcia, mixto, etc. , tiene un registo diferente.
63. Las asociaciones gremiales directamente relacionadas con el tema (ACIT 3 ACICAPI)
ha sido reiterativas en el diagnóstico sobre su situación:
a) Su caácter ternal, que impide a sus egresados la continuación de estudios uni­
versitios.
b) El concepto prevaleciente de educación técnica como foración paa ofcios que
sólo requieren dominio práctico e instmental y po conoimiento de ciencias y
sabres generales, en contavía de la exigencias de califcación en la estctura ou­
pacional modera.
c) Se reconoe que aún la foración práctica ofecida es reducida y que poos do­
centes han tenido expriencia laboral, pr lo que la mayoría desconoe las dinámicas
y tasforaciones en el mundo del tabajo.
d) La ataada e insufciente dotación de talleres, laboratorios, insumos, materiales,
bibliotecas e infaestctura técnica y pdagógica requerida paa ofecer una educa­
ción de calidad. Así mismo, la ausencia de comunicación e intercambio con institu­
ciones de investigación y desar ollo tecnológico. En general, desvinculación con la
proucción y circulación de conoimientos científcos y tecnológicos.
1 67
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMI
e) La escasa diferenciación en el mercado de tabajo ente los niveles técnico y tec­
nológico que dé luces a los empleadores sobre qué tipo de aspirante debn vincula
paa determinados cagos y que sirva de guía para fja su remuneración. Esta dife­
renciación ayudaría signifcativamente a la promoión de los egresados de estos ni­
veles.
f Este mismo punto está estechamente relacionado con la poca diferenciación ente
la foración técnca y la tecnológica. Esta última sólo se diferencia de la primera por
el número de semestes adicionales, mas no por la fndamentación científca que
requiere ni por resultados visibles, como la creación o innovación tecnológica, la
proucción de patentes o de prototipos.
g) L ofera se ha concentado en el área admnistativa, de Economía y Contaduría,
dejando descubieras otas áreas en donde se están produciendo las mayores tansfor­
maciones tecnológicas, como en el campo de las telecomunicaciones, el metalmecá­
nico, de la electónica y de la agroindustria.
h) Así msmo, la mayor ofera de programas técnicos y tecnológicos se ha concentra­
do en las grandes ciudades, desatendiendo a las regiones, que por su gran riquez
natural y por el escaso desar ollo socioconómico en que suelen encontrase brinda­
rían excelentes oporunidades de foración del recurso humano, que podría dedica­
se a atender problemas básicos como los de saneamiento ambiental, nutrición, vías
de comunicación, producción agropecuaria, etc.
i) Finalmente, un tratamiento discriminatorio de los organismos guberamentales
hacia las instituciones técnicas y tecnológica, plasmado en escasa fnanciación paa
sus proyectos de inversión e investigación, el establecimiento de tops salaiales a
sus docentes y el mantenimento de tibutos e impuestos, eliminados paa otra insti­
tuciones de educación superior. (ACIT-ACICAPI 1 996).
6. H. López 1 994.
65. La duración defnida paa los programas de pregado es de tres aos paa los técnicos
profesionales, de cuato paa los tecnológicos, de cuato para las licenciaturas y cin­
co paa los profesionales. Por su pae, los posgrados duran ente un año, y año y
medio para las especializaciones, año y medio y dos años para las maestrías, en tanto
que los doctorados pueden dura de cuato a cinco años.
66. Es imporante aclaa que las cifas coresponden a programas registrados por el
ICFS que no necesariamente están en fncionamiento, pues ésta es una inforación
que no es reporada ofcialmente al ICFS. Los programas activos son todos aquellos
reporados por las Ü al ICFS, en tanto que los programas registrados en el Sistema
Nacional de Inforación de la Educación Superior (SNIS) son todos aquellos que
tienen código y registro ofcial. Sin embargo, esto no necesaiamente signifca que
estén fncionando.
67. Se entiende como gobiero, en educación superior, el estilo propio con el que las
instituciones deterinan la organización, así como las relaciones de autordad, es­
tctura y administación, a partir de la comprensión que hacen de sus fnciones
sustantivas y de las estategias necesarias paa loga sus objetivos misionales.
68. L Core Constitucional aclaró los alcances de la autonomía cuando afró que "la
autonoma universitaria de manera alguna implica el elemento de lo absoluto. Dentro
1 68
PA SOÑA EL FO
de un sentido general, la autonoma universitaria se admite de acuerdo a determina­
dos paámetos que la Constitución establece, constituyéndose, entonces, en una ver­
dadera relación derecho-deber, lo cual implica una ambivalente reciproidad, por
cuanto su reconoimento y su limitación están en la msma Constitución" (Senten­
cia T-574/93).
69. Core Constitucional, Sentencia T- 7/93.
70. A. 48 de la Ley 30. A su vez, en el A. 49 se dice que las sanciones a que se referen
los literales d), e), f y g) del aículo anterior sólo porán imponerse previo concepto
del Consejo Nacional de Educación Superior (CEU) por el mnisto de Educación
Nacional, mediante resolución motivada en los siguientes casos:
"a) Por desconocer, incumplir o desviase de los objetivos señalados a la educación
suprior en el artículo 6° de la presente ley.
»b) Por incumplir o entorecer las facultades de inspección y vigilancia que cores­
ponden al Gobiero Nacional.
»c) Por ofecer programas sin el cumplimento de las exigencias legales. Contra los
actos admnistativos impositivos de saciones procederá el recurso de reposición
que deberá interponerse en la fora y términos previstos por el Código Contencioso
Administrativo" .
71 . "El rector es el representate legal y la primera autoridad ejecutiva de la universidad
estatal u ofcial, y será designado por el Consejo Superior Universitario. Su designa­
ción, requisitos y calidades se reglamentaán en los respctivos estattos" (A. 66 de
la Ley 30). En su Paágrafo señala que "la designación del rector de las instituciones
esttales u ofciales que no tienen el caácter de universidades, de conformdad con la
presente ley se efectuaá por pae del Presidente de la República, el goberador o el
alcalde, según el caso, de temas presentadas por el Consejo Diectivo. El Estatuto
General determnaá los requisitos y calidades que deben reunir los candidatos y los
proedimentos paa la integración de esta tema, en los cuales deberá preverse la
paricipación demorática de la comunidad académica".
72. En cuanto a la inspección y vigilancia del Presidente sobre los bienes y rentas de las
institciones de utilidad común, la Core Suprema de Justicia, Sala Constitcional,
en 22 de septiembre de 1980, ha dicho que "al Presidente de la República, en relación
con instituciones de utilidad común, sólo le atañe ejercer su inspcción y vigilancia
para que sus rentas se conseren, y no para que no se constitya, paa que sea
debidaente aplicadas según el querer del fndador y no en su contra, y paa que, ' en
todo lo esencial se cumpla con la voluntad de los fndadores' , incluida la de paici­
pa en la decisión, dirección y contol de la institución fndada".
73. La organización de las Ü privadas se da en corporaciones, fndaciones o entidades
de economa solidaa. La tercera orgaización coresponde a las orgazaciones co­
perativas, cuya situación ya se analizó en el capítulo "Estctra y fncionaiento
de la educación superor" de este infore, y que paa efectos fnacieros opera de
manera simla a las Ü privadas. Las corporaciones, por su pare, obdecen a la libre
y voluntaria agrupación de persona que fnda una Ü cuya existencia se determna
por la msma voluntad de los asociados. La fndación también coresponde a la aso­
ciación libre y voluntaria de personas que destinan un capital paa opra, y su exis­
tencia legal está deterinada por la duración de ese capital.
1 69
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMIA
74. L universidades estatales u ofciaes debn orgaiz como ents univesitos
autónomos, con régmen espia y vinculados al Misto de Eucación Nacional en
lo que se refer a la plítca y la plaeación del setor educatvo. Ls ents universi­
tos autónomos tendrá la siguients cacterstca: psonera jurdica; autonoma
académica, astatva y fmaciera; patimonio indepndiente; prá elab y
maeja su presupuesto de acuerdo con la fnciones que les corspnden. El catr
espcia del régimen de la universidades estatles u ofciaes compender la ogai­
zción y elección de directva y del prsonal donte y astativo. El sistma de
la universides esttes u ofciales, el régmen fnacier y el régmen de contat­
ción y contl fscal de la mismas, se ajust a lo pesrito pr el A. 67 de la Ly 30
de 192.
75. L insttuciones de educación suprior creada pr la Iglesia católica se regirán pr
los térinos del Concordato vigente y pr la demá nor de la presente ley" (A.
1 05, Ley 30).
76. "Gobiero y gobrabilidad", palabras del rector de la Universidad de Antiouia,
Jaime Restep Cua, en el congeso Eucación Suprior: Desafío Global, Res­
puesta Nacional, Universidad de los Andes, Bogot. 201 .
77. "El consejo académico es la máxima autordad académica de la institución, y está
integado por el rector, quien lo presidirá, por una representción de los decanos de
facultes, de los directores de prograa, de los profesores y de los estudiates. Su
compsición será determinada por los estatutos de cada institución" (Ly 30 de 1992,
A. 68).
78. El Decreto 1478 de 1 994 habla de los siguientes doumentos: "El régimen de prso­
nal doente, el cual debrá contempla al menos los siguientes apctos: objetivos,
claifcación de los doentes, selección, vinculación, evauación, capacitción, dis­
tnciones académicas, estíulos e incentivos, situaciones labrales, derechos y deb­
res, régimen de paicipación demorática en la dirección de la institución, régimen
discipliaio y retiro de la entidad, promoión, grados, tasferencia, derechos y
debres, sanciones, recursos y aptos académicos".
79. A la solicitud de reconoimiento de personaía jurídica debrán acompaase los
siguientes doUmentos:
a) Acta de constitución y hojas de vida de sus fndadores.
b) Estatutos de la institución.
c) Estudio de factibilidad socioconómica.
d) Doumentos que acrediten la efectividad y seredad de los apores de los fnda­
dores.
e) Régimen del prsonal doente.
f Régimen de paricipación demorática de la comunidad educativa en la diección
de la institución.
g) Reglaento estdiantil (Ly 30 de 1 992, A. 1 0).
80. El Consejo Suprior Universito es el máximo órgano de dirección y gobiero de la
unversidad, y está integrado por:
a) El ministo de Educación Nacional o su delegado, quien lo presidirá en el caso de
las institciones de orden nacional.
1 70
PA SOÑA E FO
b) El gobrador, quien prside en la universidades depaamentales.
c) Un miembro designado pr el Pesidente de la República que haya tenido vínculos
con el sector universitrio.
d) Un representante de las directiva académicas, uno de los doentes, uno de los
egesados, uno de los estudiates, uno del sector prouctivo y un ex rector universi­
tio.
e) El rector de la institución, con voz pro sin voto (Ly 30 de 1992, A. 6).
81 . El Consejo Naciona de Educación Suprior (CU) está integrado pr:
a) El ministo de Educación Nacional, quien lo presidirá.
b) El jefe del Depamento Nacional de Planeación.
c) El rector de la Universidad Nacional de Colombia.
d) El diector del Fondo Colombiao de Investigaciones Científcas y Poyectos Es­
pciales Fracisco José de Caldas, COLCI.
e) Un rector de la universida estatl u ofcial.
f Dos retores de universidades privad.
g) Un rector de universidad de economía solidaia.
h) Un rector de una institción unvesitaia o escuela tecnológica, estatal u ofcial.
i) Un retor de institución técnca profesional estatal u ofcial.
j) Dos representates del sector prouctvo.
k) Un representante de la comunidad académica de universidad estatal u ofcial.
1) Un profesor universitao.
m) Un estudiate de los últimos años de universidad.
n) El director del Instituto Colombiao paa el Fomento de la Educación Suprior
(IC), con voz pro sin voto (Ly 30 de 1 992, A. 35).
82. Má detalles en el capítulo "Finaciamiento de la educación supror" del prsente
infore.
83. En este aspcto la novedes no paa de la psibilidad de cacela el semeste en
cuot mensuales, con tareta de crédito, pr aignatura o descuentos en la matícula
pr remisión de nuevos estudiates o famaes. En el capítulo "Finaciamiento de
la educación suprior" explcaos la caacterística de la fnaciación pública y lo
referente a créditos a estudiates de educación suprior.
8. COLO (véa el capítulo "Globalizción, iteracionalización y copración in­
trlnstitucional") y corraciones prvad como Fundación Cental de Seguros, tam­
bién se caaterz pr prest est clae de apyos.
85. L Asoiaión de Universidades (A) cuenta con vaia divisiones, ente la cua­
les están ASC Cult AC Pomoión y Dsar ollo HÜo y ASC Depres.
Sus actividades están dirigidas especialmente a las acciones que las l adscritas
-o universides-digen a sus estudiates, generaente a tavés de sus de­
paentos de bienest universitaio. Un buen número de esta l paicipa prió­
dicaent en juegos nacionales universitos, paa lo cual destina bca pa los
estudates selectos que loga llega a esas compticiones.
86. El término "pla dontes" se refere al número de puestos de tabajo, en tato que
"prfesores" indica el númer real de doentes.
1 71
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
87. L cifas de los años 81 , 85, 9 Y 91 están tomadas del Boletín de estadísticas de la
educación superior, 1 991 , p. 43, Y el resto del Consolid de estadísticas, "Resu­
men de la década 90-99", p. 72, Y se referen a plaza dispnibles, no a profesores
activos, distinción que no se hacía estísticamente en esa épca. Téngae en cuenta
este dato en el momento de hacer la compaación.
88. Los datos de la anterior tabla corespondientes a 1 992- 1 993 estn tomados de Oroz­
co Silva 201 , p. 157. Supnemos con fndamento que se se hace referencia al nú­
mero de profesores reales del sistema.
89. Más detalles en el capítulo Ü de la Ley 30 de 1 992, "Del personal docente y adminis­
tativo".
9. Minstero de Educación Nacional-IcF, "Pntos a favor de todos" (véase la biblio­
grafía).
91 . Ley 30 de 1 992, A. 80.
92. El arículo 1 06 de la Ley 30 de 1 992 señaa que "la instituciones privadas de educa­
ción superior podrán vincula profesores por horas cuando su carga doente sea infe­
ror a la de un profesor de medio tiempo en la misma universidad, bien sea mediante
contatos de tabajo o mediate contatos de sericios, según los períodos del calen­
dario académico, y su remuneración en cuato a honoraos se refere, coresponderá
a lo pactdo por la paes; pro que en ningún caso podrá ser inferior al valor de
cómputo hora resultnte del valor totl de oho (8) salarios mínimos dividido por el
número de horas laborables mes".
93. Mario Día Vlla 201 y Osca Armado !bar a, Elba Mainez et al. 201 .
94. El texto original de l a Ley 30, en su arículo 79, decía que "el estatuto general de cada
universidad esttal u ofcial deberá contener como mínimo, y de acuerdo con la
noras vigentes sobre la materia, los derechos, obligaciones, inhabilidades, situacio­
nes administativa y régimen disciplinrio del personl administrativo". El texto en
cursiva fe posteriorente derogado por el aículo 77 de la Ly 20 de 1995.
95. Es imporante señala que este dato coresponde a plaas doentes, cuya cifa difere
de los profesores que realmente tabajaon y que feron 85.743 (tbla 1 8). De toos
moos se obsera la progresión en las cifas.
96. L Ley General de Educación (1 1 5 de 1 994) dedica dos aículos a tera. El 41
afra que "los estblecimientos educativos que ofezcan el sericio por niveles y
grados, contán con una biblioteca, infaestctura paa el desar ollo de actividades
aística y deprivas y un órgano de difsión de caácter académico". Por su pae,
el aículo 207 señala que "las empresa que presten el sericio de telefonía loal o de
laga distancia nacional o interacional, incluida la Empresa Nacional de Telecomu­
nicaciones, Telecom, daán priordad en la utilización de sus redes a las instituciones
del sericio público educativo, estatales o privadas paa que puedan acceder a las
bases de datos y sistemas de inforación de bibliotecas, nacionales e interaciona­
les. L comisión de regulación del Ministero de Comuncaciones fjaá tifas esp­
ciaes pr este sericio".
97. Según Jorge Orlando Melo, en "Mensaje de eror: la educación suprior y las biblio­
teca", ponencia en el congreso Educación Superior, Desafo Global y Respuest
Nacional (Universidad de Los Ades, junio de 201), "el IC defnió desde 1974
unos niveles mínimos de bibliotecas para las universidades, que nunca se ha LÜܬ
1 72
PA SOÑA E FO
plido: desde la década de los setenta el gato de la biblioteca debía ser al menos del
5% del presupuesto total de las universidades, y ésta debía tener al menos diez
títulos por alumno".
98. Más detalles en el capítulo "Innovaciones y refora en la educación suprior".
99. El decreto sobre registo califcado en salud señala como medios educativos especí­
fcos, adicionales a los arba enumerados:
"Los programas del área de Ciencias de l a Salud debn cont con escenaios de
práctica universitaios que prmitan desar olla las áreas del conoimiento y desem­
pño profesional a tavés de convenios institucionales en los distintos niveles del
setor salud y otos sectores, de conformidad con las disposiciones legales vigentes,
en espcial la relativas a la relación doente asistencial en el Sistema General de
Seguridad Soial en Salud. Igualmente, se debrán tener en cuenta dichas normas
paa el aseguramiento de la protección y bioseguridad de estudiates y profesores. El
progama deb hacer explícito el proeso doente asistencial que comprenda los ob
jetivos, duraión, intensidad, contenidos, metodología y sistema de evaluación.
»De acuerdo al progama de las Ciencias de la Salud que se pretenda crea, la institu­
ción de educación suprior debrá cont al menos con:
»a) Programas de Medicina: labratorios paa doencia e investigación, de aatomía,
histo-embriología, biotero, biología molecula, fsiología y biouímca, faacolo­
gía, patología; instalaciones paa cigía exprimental y labratorios dedicados a la
investigación.
»b) Pograas de Enferería: laboratorios paa docencia e investigación, de cien­
cias básicas paa la foración en biología, microbiología, biouímica y faacolo­
gía; ciencias básicas clínicas en áreas de aatomía, patología y fsiología; enferería
paa la enseñanza de procedimientos y técnica básicas y de otos proedimientos
que requieren habilidades previa al desar ollo de las prácticas de camp.
»c) Programas de Odontología: laboratorios para docencia e investigación de cien­
cias básicas: anatoma, fsiología, microbiología, biología, química y bioquímica,
histología y patología; técnicas básicas odontológicas, preclínicas, clínicas, áreas
quirúrgicas, de radiología e imágenes diagnósticas. Los laboratorios, las preclíni­
cas, clínicas, áreas quirúrgicas, de radiología e imágenes diagnósticas y campos de
práctica que deben cumplir con las noras establecidas de bioseguridad, seguridad
industrial y salud ocupacional.
»d) Programas de Fisioterapia: laboratorios paa doencia e investigación, de histo­
logía, biouímica, morofsiología, biomecánica, equipos y elementos necesaios paa
la aplicación y práctica de las modalidades ciéticas, eléctica y de fuidos, mecáni­
cas y neumáticas y gimnaio o laboratorio paa las prácticas de acondicionamiento
físico.
»e) Prograas de Nutición y Dietética: labratorios paa doencia e investigación,
de biología, química, bioquímica, fsiología, microbiología, quíca de alimentos,
prepaación o tasforación de alimentos o coina exprimental, atopometa y
compsición corral.
»f Prograa de Fonoaudiología: laboratorios paa doencia e investigación de voz,
habla, lenguaje, audiología y miofncional.
1 73
LA EUCACIÓN SUEOR E COLOMI
» g) Pogaas de Terpia Ocupacional: labratoros paa doencia e investgación
de férla, tecnología, juego y actividades de la vida diaia.
»h) Pogama de Optometía: labratorios paa doencia e investigación, de biolo­
gía, quíica, anatomía y morfofsiología, óptica fsica, ofálmica y fsiológica y
consultoros de optometía.
»i) Programas de Bacterología: labratorios paa doencia e investigación de cien­
cias báica: químca, física y biología, microbiología, paaitología, hematología
inunología, biotecnología, toxicología y genética".
10. Jorge Orlado Melo, op. cit.
1 01 . Ente las fnciones del IC, la Ly 30 señala la de "constituirse en cent de infor­
mación y doumentación de la educación suprior, pa lo cual la insttuciones
suministaá los iores académicos, fmancieros y administativos que se les
soliciten" (A. 38, litera d).
1 02. Ente la bases de acceso ilimitado se encuent: Busiess ad Compay Resource
Centr (BCRC) (única bae de datos en tema eonómicos y asttvos que agpa
a 1 .750 revista, de la cuales 1 . 225 son de texto completo; incluye tbién ot
fentes de inoración); Expaded Academic Asap Interational (prncipal ba de
datos paa los investigadores de t la disciplina académca y ciencia huma­
na; da acceso inmediato a 2. 250 publicaciones, de la cuales 1 . 225 son de texto e
iagen completos); Dgdex ® System de Micromedex (sistema de inforión
sobre droga basado en la evidencia); Infore (primera base de datos en español
que reúne a má de setenta publicaciones reonoida de América Latina, de la
cuales cuaenta son de texto completo y versan sobre Ciencia Soiales, Medicina,
Medio Ambiente, Economa, Polítca, notcia hispaoaercaa y tema de inte­
rés general).
Ente la baes de datos de acceso restgido se encuenta: Joumals@ovid (seri­
cio de acceso a una colección de más de 420 revista de la ciencia de la salud con
inforación retospctiva desde 1 992); Wlson Education (Wlson Education Full­
Text) es una fente de inforación paa los educadores; se basa en la más impr­
ttes revist interacionales, auarios y monogafías espcializados en educa­
ción; se puede acceder a 470 títulos de texto completo referenciados desde 1 983
hat el presente, y a 19 desde 1 996; su actalizción es semanal.
1 03. "A. 350. La Ly de Apropiaciones debrá tener un compnente denominado gato
público soial que agpaá la parida de tal naturaleza, según defmición hecha
pr la ley orgánica respctva. Excepto en los casos de guera exterior o pr raones
de segudad nacional, el gasto públco soial tendrá prioridad sobre cualquier ota
asignación.
»En la distbución teritorial del gato público soial s tendrá en cuenta el número
de prsona con necesidades báicas insatisfecha, la pblación, y la efciencia fs­
cal y administativa, según reglaentación que haá la Ly.
»El presupuesto de inversión no se porá disminuir prcentalmente con relación al
año anterior respcto del gasto total de la corespndiente Ly de Apropiaciones".
"A. 366. El bienesta general y el mejoramiento de la calidad de vida de la pbla­
ción son fnaidades soiales del Estado. Será objetivo fndamental de su actvidad
la solución de la necesidades insatisfechas de salud, de educación, de saeamiento
174
PA SOÑA E FO
ambient y de agua ptable. Paa tles efectos, en los plaes y presupuestos de la
Nación y de la entidades teritoriales, el gato público soial tendrá prioridad sobre
cualquier ota aignación".
10. L Ly 30 (A. 2) señala que "la educación supror es un sericio público cultral,
inherente a la fnaidad soial del Estado". A su vez, la Constitución Poltica (A.
67) señala que "L educación es un derecho de la prsona y un sericio público que
tiene una fnción soial; con ella se busca el acceso al conoimiento, a la ciencia, a
la técnica y a los demás bienes y valores de la cultura. L educación foraá al
colombiano en el respto a los derechos humaos, a la paz y a la demoracia; y en la
práctca del tabajo y la recreación, paa el mejoramiento cultral, científco, tecno­
lógico y paa la protección del ambiente. El Estdo, la soiedad y la familia son
respnsables de la educación, que será obligatoria ente los 5 y los 1 5 aos de edad
y que comprenderá, como míimo, un año de preescola y nueve de educación bási­
ca. L educación será gratuita en la instituciones del Estdo, si peruicio del cobro
de derechos académicos a quienes pueda sufagalos. Corespnde al Estado regu­
la y ejercer la suprema inspección y vigilancia de la educación con el fn de vela
pr su calidad, por el cumplimiento de sus fnes y pr la mejor foración moral,
intelectual y física de los educados; gaatiza el adecuado cubrimiento del seri­
cio y aegura a los menores las condiciones necesaras paa su acceso y pranen­
cia en el sistema educativo. La Nación y las entidades teritoriales paicipaá en la
dirección, fnaciación y administación de los sericios educativos estatles, en
los términos que señalen la Constitución y la Ley".
Paa la Core Constitucional, el presupuesto de las universidades ofciales proviene
casi en su totidad del Estado, y así debe ser, pues la educación superior es un
sericio público a su cago (Sentencia C-220/97). Véase tbién el pronunciamien­
to del Consejo de Estado Acu-579/99.
1 05. Preliminarente, se asume que la educación pública tendría prelación paa los es­
tratos más bajos. Mientas la Universidad Nacional de Colombia calcula que en
1 997, el 71 ,6% de su matícula corespondían a los estatos 1 , 2, Y 3, el Depaa­
mento Nacional de Plaeación estima que el 70% de los benefciarios de la educa­
ción pública prenecen a los estatos 4 y 5.
106. L generación de exteralidades representa los benefcios indiectos generados por
la educación y que benefcian a toda la comunidad. Ejemplos de ello son, ente
otros, la dismnución en la tasa de violencia, la generación de canales de paicipa­
ción, la aparición de pqueñas y medianas empresas, el ejercicio demorático, la
ampliación de actividades de cultra ciudadana y la aparición de nuevas imágenes
de conceración, creación y evolución soial.
107. Según el estudio de Ferando Uricoechea ( 1999), "las úncas universidades dentro
del sistema de educación superior colombiano que califcan como verdaderas un­
versidades de excelencia por cont con niveles elevados o medios de profesorado
de tiempo completo y con niveles elevados o medios de profesorado con alta titla­
ción, vendría a ser la Universidad Nacional, la Universidad de Atioquia, la Uni­
versidad del Valle y la Universidad de los Andes" (única insttción prvada de la
lista).
175
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMIA
1 08. Periódico Portafolio, "u. pública: hacia su sostenimiento", 1 5 de octubre de 1 998.
109. Generalmente, las matículas se prcibn por adelantado, es decir, antes de que tas-
cura el príodo normal de labores.
1 10. A. 102 de la Ley 30 de 1 992.
1 1 1 . Ministerio de Educación Nacional, Plan estratégico de educación 200-202.
1 12. Comisión de Racionalización del Gasto y las Finanzas Públicas 1 996 (véase biblio­
grafía), citado en el Doumento de Trabajo de la Comisión paa el Estudio de la
Reforma de la Educación Superor, Universidad Nacional de Colombia, septiembre
de 1 999.
Por su pae, en 1 996 la Misión Nacional para la Moderzación de la Universidad
Pblica, en sus materiales de tabajo ya insinuaba recomendaciones como, por ejem­
plo, el "incremento de matículas gradualmente hasta llega a cubrir los costos tota­
les de la educación y sustituir el apore directo que hace la Nación por créditos
blandos a los estudiantes de la universidad pública".
1 1 3. Sistema de Universidades Estatales 2001 (véase bibliografía). La propuesta recoge
la orientaciones de los documentos "La Universidad Nacional ate el reto de cons­
tui un sistema de indicadores paa la educación suprior", "Propuesta paa la cons­
trcción de indicadores de gestión de la universidad pública a pair de la expren­
cia de la Universidad Nacional de Colombia" y "Metodología paa la constucción
de indicadores de gestión", de la Universidad de Antiouia. La constcción de
indicadores la establece la Constitución Política, que ordena la organización de un
sistema de evaluación de gestión y resultados de la administración pública (A.
347), y obliga a ejercer el contol de la gestión sobre la base de indicadores paa
evalua el cumplimiento de la metas y los objetivos (A. 209 Y 269).
1 14. Presidencia de la República y Ministerio de Hacienda y Crédito Público, El presu­
puesto de la verdd (véase bibliografía). Este documento es continuidad del bora­
dor de 1996 ariba citado (Comisión de Racionalización del Gasto y las Finanzas
Públicas, Finnciamiento de la educación . . . 1 996) en el que se señala que "el Go­
biero Nacional trasferá directamente un monto decreciente de recursos a las
universidades, los cuales se distibuirán con base en indicadores de efciencia y
productividad [ ø . . ] per el grueso de los recursos paa la educación superior que el
Gobiero Nacional apore se caalizaán a tavés del crédito educativo paa pago de
derechos académcos y sostenimiento, es decir, fnanciaán ya no a las instituciones
sino a los estudiantes".
1 1 5. "En la lógica del mercado con fecuencia se tiende a confndir la efciencia con la
calidad . . . Se supone que una institución es de mejor calidad ente más demada
tenga sus prograas. Aunque esto pueda ser cierto en algunos casos, la mayoría de
las veces los demandantes de educación superior no se compor como consum­
dores racionaes típicos. En este campo existen fancas asimetía en la infora­
ción. El conocimento de los demadantes sobre el 'producto' generalmente es es­
caso y difuso, sus parámetos de calidad son poco claos y, con frecuencia, su
expectativa se concenta en la obtención de un título en el menor tiempo posible. De
est fora, el 'producto' puede ser de la peor calidad y, sin embago, conta con una
demada desbordate", afra el profesor de la Facultad de Medicina de la Univer­
sidad Nacional de Colombia, Maio Herández
Á
lvaez, en su aículo "La lógica
176
PA SOÑA EL FO
de lo público paa el mejoramiento de la calidad de la educación suprior" (véase
bibliografía).
1 16. Según las estadísticas del ICF, en el año 200las matícula para primer semeste
de pregrado, por área de conocimiento, teniendo en cuenta el conjunto de institucio­
nes ofciales y prvadas, tuvo el siguiente comporiento:
a) Ingeniería, Arquitectura, Urbaismo y afnes: 85. 638
b) Economía, Admnistración, Contaduría y afnes:
c) Ciencia Sociales, Derecho y Ciencias Polfticas:
d) Ciencias de la Educación:
e) Ciencias de la Salud:
f Matemática y Ciencia Naturales:
g) Bellas Ares:
71 . 898
40. 362
24. 152
23. 00
8. 399
7.286
31 ,96%
26, 83%
15,06%
9,01 %
8, 58%
3, 1 3%
2,71 %
h) Agronomía, Veterinaia y afnes: 5. 1 51 1 ,92%
i) Humanidades y Ciencia Religiosas: 2.06 0,77%
1 1 7. Algunas de ellas feron: Comisión paa el Desar ollo de la Educación Superior (o
Comsión de los Cuaenta), Misión Nacional paa la Moderzación de la Universi­
dad Pública ( 1 996), y Comisión para el Estudio de la Refora de la Educación
Supror. (Universidad Nacional de Colombia, septiembre de 1 999).
1 1 8. Así mismo, dicho aículo declaa en su Parágrafo: "El incremento al que se refere
el presente aículo se haá paa los sistema que se creen en desarollo de los As.
8 1 y 82, Y los dineros serán distbuidos por el Consejo Nacional de Educación
Supror (CESU), previa reglaentación del Gobiero Nacional".
1 19. Este régimen especial -ue contempla la autonomía académica, administativa y
fnanciera, además del patimonio indepndiente de las universidades públicas-lo
establece la Ley 4& de 1992, que señala noras que el Gobiero debe seguir en lo
referente a la fjación del régimen salaal de los seridores públicos; la Ley 1 00 de
1993, que refere el compromso del Gobiero de sanea el paivo pnsional de las
universidades estates del orden teritorial; el Decreto 144 de 1 992, o Régimen
Doente; el Decreto 15 de 1 996, que amplía el W 144; el Decreto 2337 de 1 996,
que aplía lo dispuesto por la Ley 10 sobre pasivo pensional y por el Decreto
1 202 de 1 998, y los Decretos 033 y 2653 de 1 999, por los cuales se expiden bonos
paa atender cesantías de docentes no acogidos por el Decreto 144 ni por el Decre­
to 2912 de 201 .
120. Esta entidad (según el Ar. 1 1 2 de la Ly 30/92) se fnancia con recursos provenen­
tes de:
a) Rentas propias del Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técni­
cos en el Exterior (ICEX).
b) Apores del presupuesto nacional.
c) Recursos del ahoro educativo.
d) El producto de las multas cobradas a las Ü sacionadas por ireguladades.
e) Línea de crédito nacional.
f Líneas de crédito interacional con el aval de la Nación.
1 77
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMIA
1 21 . Hugo Lpz Cato, membro de la Corraión paa el Desar ollo de la Ivestga­
ción y la Doencia Económica (CIE), en su presentción en el congeso Eucación
Suprior, Desafío Global y Respuesta Nacional, Universidad d los Ades, Bogotá,
201 . Según el autor, cuado los alumnos son objeto de créito en mayor número,
esa tas se eleva hata u 70% y 80%.
1 22. José Joaquí Baón (presidente de FDEE) 1 999 (véase bibliogafía).
1 23. Hugo Lópz Castaño, op. cit.
1 24. Según el Decreto 1 10 de 1 994, "Ls instituciones de educación suprior de cat
privado que hayan incrementado o pretendan increment el valor de los derechos
pecuniarios pr encima del ídice de infación del año inediatente anteror,
debrán present al Instituto Colombiao paa el Fomento de la Educación Sup­
rior, ICF, un infore que contenga la justifcación precisa de los factores en los
que se fndaenta el aumento. Con bae en esta inforación el ICF, dento de los
teinta (30) días siguientes, establecerá si el alza está o no en consonancia con los
fnes y objetivos de la educación suprior consagrados en la Ley, y aí lo comunca­
rá a la institución respectiva".
1 25. Cifas del analsta económico Hugo Lópz Castaño (200).
1 26. La Core Constitucional explicó más el concepto (Sentencia T-406): "El Estado So­
cial puede ser defnido como el Estado que gaantiza estándaes mínimos de salario,
alimentación, salud, habitación, educación, aegurados paa toos los ciudadanos
bajo la idea de derecho y no simplemente de caidad".
1 27. Pecisaente, el Premio Nobel de Economía de 201 , profesor Joseph Stiglitz, fn­
damenta su teora en las consecuencias que acar ea para una economía la infora­
ción incompleta, pues ésta afecta el mercado cuado no existen los adecuados con­
toles que gaanticen la integridad sobre lo que se comunica. L educación suprior
es paa el nobl un clao ejemplo de esta situación, paa lo cual sugiere, ente otas
cosas, que el Estado defma con cladad las reglas que rigen la comptencia y el
adecuado fncionaento de los mercados. Más detalles en Joseph Stiglitz 1 997.
1 28. Ley 30 de 1 992, A. 56. Al mismo se señala que "la reglamentación del Sistema
Nacional de Información coresponde al Consejo Nacional de Educación Suprior
(CU)". Al respecto no se ha expdido ninguna nora complementaa o aclaato­
ria, pero el ICF ha tenido a su cargo el fncionamiento de dicho sistema. En el
Decreto 2662, pr el cual se reestctua el ICF, se asigna como taea de la Subi­
rección de Monitoreo y Vigilancia la de "orenta y desar olla el Sistema Naciona
de Inforación de la Educación Superior, confore a la reglamentación que para el
efecto expida el Gobiero Nacional".
1 29. Decreto 2662 de 1 999.
1 30. La cifas están dadas en millones de pesos. A diciembre de 201 el cambio se pre­
sentaba a razón de 2. 30 pesos por dóla. Todas las instituciones enumeradas en los
29 primeros puestos son privadas, excepto las que aparecen en el séptimo luga,
Universidad Nacional de Colombia, la Universidad del Valle (24) y la Universidad
de Antioquia (27), cuyas inversiones coresponden no exactamente a publicidad
sino a convocatorias docentes, avisos a la opinión pública y resultados del proeso
de admisiones.
178
PA SOÑA E FO
1 31 . Más detalles en el capítulo "Innovaciones y refona en la educación suprior".
1 32. Según el Decreto 792, corespnden a los programa que derva su identidad de un
camp báico de la Ingeniería, y que pr ende no requiern sustentación de su deno­
minación, y son los siguientes: Igeniería Agícola, Civil, Eléctca, Electónica,
Qímica, Industial, de Sistema o Ionática, Mecánica, de Materiales (incluye
Metalurgia), de Telecomunicaciones, Ambiental, Geológica, de Mas y de Alimen­
tos.
1 33. Según el dereto en cuestión, "ningún programa de nivel técnico profesional o te­
nológico porá contener el térmno ingeniería dento de la denominación del pro­
gaa o título que se expide".
1 34. Consejo Nacional de Acreditción, Criterios y prcedimientos . . . , 201 (véase bi­
bliogafía). Allí mismo se señala que "nigún progama de nivel técnico profesio­
nal o tecnológico pdrá contener el término de ingeniería dento de la denomina­
ción del progama o título que se expide".
1 35. A enero d 202 el repre de la página ofcial del IC ar oja un dato de 76 progra­
mø Ente la denominaciones existentes, y no incluidas en el texto del decreto,
apaecen, pr ejemplo, Bioigeniería, Ingeniería Admstativa, Ingeniería Bio­
médica, Ingeniera Cattal y Geoesia, Ingeniera Comercial, Ingeniera de Acui­
cultura, Ingeniería de Biorecursos, Ingeniería de Cie y Televisión, Ingeniería de
Contol Electónico e Instmentación, Ingeniera de Diseño de Poducto, Ingenie­
ra de Mercaos, Igeniería Digital, de Diseño y Are Tridimensional, Ingeniería
Hospitalaa e Ingeniería Pesquera, ente otos.
1 36. Aunque el cuadro de inversión publicitaia realizado pr el Instituto Brasileño de
Opinión Pública y Estadística (moPE), con representción en Colombia, es del año
201 , tadicionalmente ésta son las insttuciones que se han caacterizado por su
presencia en medios desde hace varios aos.
1 37. En mllones de psos colombiaos.
138. CA indica que la institución en mención tiene, por lo menos, un progama acredita­
do con alta calidad. Ninguna l en Colombia tiene aún acreditación institucional.
1 39. En el ao 201 esta universidad fe sacionada por el Ministero de Educación Na­
cional con la suspnsión de toa su actividad académica pr un año, pr graves
ir egulaidades, como, pr ejemplo, publicita proga acaémcos sin el debido
registo.
140. CA indica que la institución en mención tiene, pr lo menos, un progaa acreita­
do con alta calidad. Ninguna l en Colombia tiene aún acreditación institucional.
141. E Colombia se conoe como diploms a los cursos de mayor duración que un
semiaio y menor que un semeste académico de un prgaa de espialización,
con una duración aproxmada de 80 a 1 50 horas de clase. Ls diplomados prmten
a la l tabaja áea ajena a la de sus progas ticionales e, incluso, ataer
público diferente al corente (no necesaaente profesionales). No otorga título,
m sí cerifca, y tampo tiene efecto salaal en la l públicas y privada, que
icluyen la forión como factor de califcación.
142. Vé el capítlo "Nueva tenología de la infonación y la comunicación en edu­
cación suprior" del presente infone.
179
LA EDUCACIÓN SUERIOR E COLOMIA
143. En la obra de Iva Pacheco Nuevo compendio de nors sobre la educación supe­
rior se encuenta el texto completo de la ley.
144. El aículo 6° de la Ly 30 de 1 992 señala como los primeros dos objetivos de la
educación suprior y de sus insttuciones:
a) Pofndiza en la foración integral de los colombiaos, dento de las moalida­
des y calidades de la educación suprior, capacitándolos paa cumpli las fnciones
profesionales, investigativas y de sericio soial que requiere el país.
b) Trabaja por la creación, el desar ollo y la tansmisión del conoimiento en to
sus fora y expresiones, y promover su utilización en toos los campos paa solu­
cionar la necesidades del país.
145. El A. 1 2 de la misma ley señala que "Los programas de maesta, dotorado y
posdotorado tienen a la investigación como fndamento y ámbito necesaos de su
actividad" .
146.
É
stas son:
a) Gupos de investigación con doentes investigadores de tiempo completo vincu­
lados al programa, proyectos de investigación en ejecución y publicaciones en el
campo propuesto.
b) Recursos físicos, tecnológicos y fnancieros que prmitan el desar ollo y difsión
de la actividades doentes e investigativa de conformdad con la naturaleza del
prograa.
c) Existencia de contactos y convenios con grps nacionales e interacionales paa
planes de copración e intercambio de doentes y estudiantes, aí como la evalua­
ción de la investigación, la confontación de los resultdos de la misma y el aprove­
chamiento de los recursos humaos y físicos.
d) Conta con una organización administativa y un reglamento adecuado paa estu­
dios de pos grado.
147. Pese al valor de la investigación paa diferencia las l, la estdísticas muesta
que de los 1 .409 proyectos fnaciados por COLCINClS ente 1 991 y 1998, las uni­
versidades ejecutaon 883. Pero tan sólo diecisiete de ella tuvieron al menos oho
proyectos de investigación (un mnimo de uno por año durate el períoo). De las
94 universidades existentes, sólo doe satisfacen de manera aceptable, a menos,
tes de los cuato interogantes planteados en tomo a complementaedad del cono­
cimiento, posgrados, recursos para la investigación y docentes preparados y con
dedicación de tiempo. "Si bien la gran mayoría de universidades colombianas son
puramente de nombre y no ofecen psibilidades paa el surgimiento de la comuni­
dades acaémcas, existe no obstante un puñado de ellas, que pdría denominase
con más justicia como unversidades, porque ofrecen condiciones adecuada paa el
desar ollo y la consolidación de comunidades aadémica" (Myriam Henao Wlles
y Jorge Orlado Casto 201).
148. COLCINClS fe establecida en 1 968 mediante el Decreto 2869 y reorganizada pr el
Decreto 585 de 1 991 , a tavés del cual se creó el Sistema Nacional de Ciencia y
Tecnología (SNCY) y se asignó a COLCINClS la Secretara Técnica y Admiistativa
del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, organismo de diección y cordina­
ción del sistema.
1 80
PA SOÑA EL FO
149. Según el A. 1 26 de la Ly 30, " . . . el Gobiero Nacional destinaá recursos presu­
puestes paa la promoión de la investigación científca y tecnológica de la uni­
versidades estatales u ofciales, privadas y demás instituciones de educación supe­
rior, los cuales serán asignados con criterios de prioridad social y excelencia
académca" .
150. En 1991 , con el Decreto 585, el Gobiero Nacional crea el Consejo Nacional de
Ciencia y Tecnología.
1 51 . L caacterística 15, "Investigación en sentido esticto", señala: "De acuerdo con su
naturaleza, su msión y su proyecto institucional, la institución ha plateado políti­
cas claas y un compromiso explícito con la investigación. Dichas polticas inclu­
yen el fomento y la evaluación de la actividad investigativa de los profesores, la
difsión de sus productos, el establecimento de líeas y proyectos, la defnición de
una estctura organizacional para la actividad investigativa en Ciencias Natura­
les y Formales, Ciencias Sociales, Humanidades, Pedagogía, Filosofía, Artes o
Tecnologías y la disponibilidad de recursos bibliográfcos, inforáticos, de lab­
ratorio y fnancieros necesaios paa el efecto.
»Aspctos que se pueden considera:
»a) Campos de investigación y prioridades investigativas.
»b) Calidad de la infaestctura investigativa: laboratorios, instumentos, recursos
bibliográfcos, recusos inforáticos, etc.
»c) Califcación académica de los investigadores.
»d) Existncia y grado de desar ollo de grpos, centos, redes, progama, línea de
investigación.
»e) Estabilidad de los grps de investigación y de los investigadores.
»f Tiempo dedicado a la investigación por el personal académico; tiempo reconoi­
do pr la institución paa teas investigativas.
»g) Vínculos con paes nacionaes e interacionales.
»h) Tip de publicaciones especializadas según su caácter nacional o interacional
y si están o no indexadas. Cits y referencia en tabajos de investigación de la
institución.
»i) Patentes, registos, desar ollos tecnológicos (si fere perinente).
»j) Pemios y distinciones por tabajos de investigación.
»k) Progama de psgado vinculados a la investigación (dotorados, maestías).
Temática de tesis y tabajos de grado; su afdad o dispersión temática.
»1) Foración de escuela.
»m) Pesupuesto de investigación propio; fanciación extera nacional o intera­
cional.
»n) Grado de interdisciplinariedad de la investigación.
»0) Intensidad y continuidad de tabajos de campo; estciones y obseratorios (si
fere prinente).
»p) Régimen de propiead intelectua".
152. A comenzos de 202 se habían expedido los Decretos 91 6, 91 7 Y 792, de mayo de
20 1, relacionados con reuisitos mínimos paa el fncionamiento de programas de
maestía y dotorado, así como de pregrados en Ingeniería y Salud.
1 81
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
1 54. Elba Maez d Dueri y Maha Vagas de Avella 2.00.
1 54. El doumento se denoma "Notcia sobre el estado de la doumentión eucativa
en Colombia durate el príoo 1980- 1 986", publicado en la Revista Colombian
d Eucación � 19, UN-I, 1988, pp. 1 33-14.
155. El ordenamiento de gps en A, B, e, D (siendo A el má representativo) obdece a la
expriencia del grp en la líea de investigación y a las hoja de vida de los inves­
tigadores.
1 56. L gra mayoría de est universidades hacen pae de la que ha pido acredita
con alta calidad un signifcativo número de prograas de pregrado.
157. Una de la conclusiones del estudio de Marínez de Duer y Vaga de Avella es que
"el apyo de la entidades del Estado que tienen dento de su misión insttucional el
apyo a la investigación sobre la educación supror, como IC, COLClS y el
Ministerio de Educación, no respnde a una política estatal de fomento a este tip
de investigación, en raón de lo cual este apoyo resulta atomizado, esprádico e
insufciente, fente a los esferos que hacen la istituciones".
158. Los estíulos y criteros adoptados pr el Gobiero Nacional paa los investgao
res se halla en el Decreto 1 742 de 1994. L convoatora de grps y centos, en el
año 200, dejó, en to la áea, escalafonados 734 grps y 102 centos de inves­
tigación.
1 59. En el anexo 4 se listn los 69 gps y centos de investigación registaos en el
Pogaa Nacional de Estudios Científcos en Educación.
1 60. Boletn Inicadres de Coyuntura Económica, Depamento Nacional de Plaea-
ción, otubre de 201 .
1 61 . Op. cit.
162. Mayores infores en la Subección de Fomento y Desar ollo del lC.
1 63. L distibución de la 45 l se repae, pr ciudades, aí: Bar aquilla 2, Bogot 22,
Bucaaaga 4, Cali 3, Maes 4 y Medellí 10.
1 6. Según el estdio realizado pr ivestigadores de la Universidades Nacional y de
Antiouia, José Ismael Peña Reyes, Donna Zpata Zpata, Beatz Helena Día
Pinzón y Aída Eleonora Zuleta ( 1 999), con fentes de la revista electónica Diner
(¼ .dinero.com.co). "vaios factores ha ifuido en esta tendencia, ente ellos el
aumento signifcativo del uso de computores en los hogaes colombiaos que a la
fecha según infore del Baco Mundial están en 33,4 computadores pr caa mil
habitates, aunque toavía muy pr debajo de países como Chile (con 54, 1), Argen­
tina (39,2), México (37,3), Venezuela (36,6) y Estos Unidos (4,7). Ahora bien,
que Colombia tuvo durate 1 999 el mayor crecimento en númer de seridores
paa Interet que el resto de países latinoaericanos, lo que prite condiciones de
psibilidad paa el uso de tecnología en la educación".
165. El Decreto 1 27 de 19 de enero de 201 , pr el cual se crea la consejera y proga­
mas presidenciales en el Depaamento Administativo de la Pesidencia d la Re­
pública, señala como fnciones del Pogama Pesidencial pa el Desar ollo de la
Tecnologías de la Ioración y de la Comunicaciones:
a) Asesor, diseña, forula y propner plítica, plaes y proga que gaati­
cen el acceso y la implatación de nueva tcnología de la inforión y de la
1 82
PA SOÑA E FO
comunicaciones, con el fn de fomenta su uso, como sopre del crecimiento y
aumento de la comptitividad.
b) Forula plíticas, plaes y programa que gaantcen a tavés del uso de nueva
tecnologías de la inforación y de las comunicaciones el acceso a mercados paa el
sector prouctivo como esfero paa la política de generación de empleo.
c) Foment el uso de la tecnologías de la inforación y las comunicaciones, para
mejor la calidad de vida de la comunidad, ofeciendo un acceso equitativo a opr­
tunidades de educación, tabajo, justicia, cultura, recreación, etc.
d) Apoya al Estado en el desar ollo de la conectividad a las redes de comunicacio­
nes, paa facilit y optimiza la gestión de los organismos guberaentales y la
contatción administativa.
e) Asistir al Pesidente de la República en el diagóstico de necesidades y de siste­
mas y redes de comunicación paa la defnición, coordinación y difsión de planes
y programa del Gobiero Nacional.
f Evalua de manera peraente la fora como se suminista la inforación sobre
la gestión del Gobiero, con el fn de logra que ésta sea taspaente, oporna y
confable.
g) Cordinar, de acuerdo con las instcciones que le impa el Presidente de la
República, el suministo de la inforación que se produzca en los ministerios, de­
paramentos administativos y establecimientos públicos y efectua las recomenda­
ciones que considere indicadas paa logr que ésta se presente en forma ágil y
opruna.
h) Coordina, hacer seguimiento y propner ajustes y nuevos proyectos paa la eje­
cución de la agenda de conectividad.
i) Las demás que corespondan con la naturaleza de la depndencia.
1 66. Toa esta inforación se puede amplia en el poral de Interet de COLCICIS
www.colciencias.gov.co .
167. "L educación suprior es un proeso prmaente que posibilita el desar ollo de la
ptencialidades del ser humano de una maera itegal, se reaiza con posterioridad
a la educación media o secundaia y tene por objeto el pleno desar ollo de los
alumos y su foración acaémica o profesional" (Ly 30 de 1 992, A. 1°).
168. Litera b del A. 6° de la Ly 30 de 1 992. Igualmente, ente las fnciones de los
prograas de bienesta (A. 177 de la Ly 30) está el de orienta al desar ollo
físico, sicoafectivo, espiritual y social de los estudiates, doentes y prsona admi­
nistativo.
169. Constitución Política, aículo 41 y Ley 30, A. 1 28 Y 1 29.
170. El CA concib la perinencia como "la capacidad de la institución o programa paa
respnder a necesidades del medio. Necesidades a la que la institción o prograa
no responde de maera pasiva, sino proactiva. Proactividad entendida como la preo­
cupación por transfora el contexto en que se opra, en el maco de los vaores que
inspira a la institución y la defnen" (Lineamientos para la acreditación, 1 998).
1 71 . L Ley Genera de Educación ( 1 1 5 de 1 994) abre una compuera paa la vinculación
labral a tavés de instituciones técncas y tecnológica de caácter labraista. En
1 83
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMIA
el arículo 26 señala que "el estdiante que haya cursado o validado toos los ga­
dos de la educación básica podrá acceder al sericio especial de educación laboral
proporcionado por instituciones educativa o instituciones de capacitación laboral,
en donde podrá obtener el título en el are u ofcio o el cerifcado de aptitud ocupa­
cional corespondiente". Así msmo, en el paágrafo del citado artículo aclaa que
"el Ministerio de Educación Nacional, en coordinación con el Instituto Colombiao
paa el Fomento de la Educación Superior, ¡CF, el Sericio Nacional de Apren­
dizaje, SENA y el sector productivo, establecerá un sistema de inforación y orien­
tación profesional y ocupacional que contibuya a la racionalización en la forma­
ción de los recursos humanos, según los requerimentos del desarollo nacional y
regional".
1 72. Decreto 1 953 de 1 994.
173. Ley 30 de 1 992, A. 35, literal j .
1 74. Decreto 1 229 de 1 993.
175. El Consejo Superior Universitario es el máximo órgano de dirección y gobiero de
la universidad y estará integrado por:
a) El mnistro de Educación Nacional o su delegado, quien lo presidirá en el cao de
las instituciones de orden nacional.
b) El goberador, quien preside en las universidades deparamentales.
c) Un miembro designado por el Presidente de la República, que haya tenido vícu­
los con el sector universitio.
d) Un representante de las directivas académicas, uno de los doentes, uno de los
egresados, uno de los estudiantes, uno del sector productivo y un ex rector universi­
tio.
t El rector de la institución con voz pero sin voto.
1 76. "El hecho de que los profesionales hoy día estén casi que obligados a realiza tareas
para las que no han sido forados nos está mostrando la necesidad de repensar las
profesiones, su naturaleza, su identidad, sus límtes, su impacto social, los conoi­
mientos y prácticas implicados en ellas, sus modelos de foración y, especialmen­
te, los estándares de calidad paa la creación y fncionamiento de sus programa
académicos", señaló la directora del ¡CF, Patricia Martínez Bar ios, en la intoduc­
ción del texto ar iba citado Estánres mínimos de calidd para la creación y fncio­
nmiento de prgramas universitarios de pregrado.
1 77. Decreto 837 de 1 994.
1 78. Son vaos los retos nacionales que, en materia de integración continentl, tiene
Colombia en la era de la globalización. Por citr algunos casos, conjuntamente con
Bolivia, Ecuador, Perú y Venezuela confora la Comunidad Andina, que se reorga­
nizó en 1 997 como la Comunidad Andina de Nacionales y el Sistema Andino de
Integración. En ese marco se ha tatado la necesidad de unifca sistema eucati­
vos.
Igualmente, desde 1 999 Colombia hace pae del Grpo de los Tres (G3), con Méxi­
co y Venezuela, del cual debe surgir un tratado de libre comercio. En la actualida
Colombia forma parte de las negociaciones paa el área de libre comercio del Alca.
Del mismo modo, Colombia es activo paicipante de las cumbres iberoamericana
1 84
PA SOÑA EL FO
de jefes de Estado. En la realizada en 200 en Panamá se incitó a la coopración
iterniversitaia.
179. L "Caacterística 25" de los Lineamientos para la acreditación (CNA, 3& edición,
1998), resume muchas de estas exigencias. Al respecto, la característica dice: "Los
profesores matienen interacción con comunidades académica del orden nacional
e interacional. Ests interacciones son coherentes con los objetivos y necesidades
del prograa.
»Descripión: se concib como valiosa la interacción del profesorado al sericio del
prograa con las comunidades académicas corespondientes en el plao nacional y
en el interacional, poniendo el énfasis en los vínculos que sean especialmente per­
tinentes a las necesidades y a los fnes del programa.
» Variables:
»a) Existencia de relaciones del profesorado del programa con comunidades acadé­
micas nacionales e interacionales.
»b) Existencia de vínculos de académicos de otras instituciones con el programa.
»Inicadores:
»a) Número y proporción de profesores del programa que perenecen a asociaciones
nacionales e interacionales de orden académico o profesional.
»b) Número y proporción de profesores al servicio del programa que han participa­
do en congresos, seminarios, simposios y talleres, nacionales e interacionales, de
orden académico, en los últimos dos años.
»c) Número de profesores visitantes en las actividades del programa en los últimos
dos años.
»d) Número de profesores del programa que ha actuado en calidad de profesores
visitantes en otas instituciones de educación superior en los últimos dos años.
»e) Porcentaje de profesores del programa que utilza activaente redes interacio­
nales de información".
1 80. Es, precisamente, desde este ministerio que se está incentivado la adopción de una
cátedra de Negocios Interacionales, orientada a incentiva la cultura exportadora
del país.
1 81 . La Ley 30, en su A. 38, literal d, es explícita al indica que una de las funciones del
JCF es "Estimula la cooperación ente las instituciones de educación superior y de
éstas con la comunidad interacional".
1 82. Por su pare, el aÍulo 1 1 5 de la misma Ley 30 especifca que el Instituto Colom­
biano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior (JCE) "será la
entidad encargada de selecciona los benefciarios de las becas de cooperación in­
teracional, becas de intercambio y la demás beca interacionales que se ofezca
a los colombianos a través de las distintas entidades públicas del orden ofcial".
1 83. Ente las muchas acciones que ha realizado el proyecto Diplomacia Educativa du­
rante los dos últimos años, se destacan: paricipación en la Feria Interacional de
Educación Superior de Cuba; envío de una msión académica a Panamá, Venezuela,
Honduras y Guatemala; desarollo de misiones de estudio con destino a Per, Ecua­
dor, Bolivia, Jamaica, Trinidad y Tobago, Barados, Guyana y República Domini­
cana; paricipación en el Diálogo Global Hanover; asesoras a gobieros centro-
1 85
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
americanos; realización de siete seminaios regionales paa la foración de capitl
humao de las l en la insttucionalización de la plítica de interacionalización de
la educación suprior, y paicipación de nueve l en el Congreso Convergente de
Latinoaérica y México.
1 84. En complemento del aculo 6 de la Ly 489 de 1 998, que defne las fnciones de
las unidades ministerales. Según el Decreto 088, son fnciones de est ofcina:
a) Defnir la ofer y la demada educativa en los plaos bilateral y multilateral,
dento del maco de las proridades señaladas en el Pla Sectora de Desar ollo.
b) Forular y aplica criteros que rija la dinámica de la ofera y la demada de la
coopración interacional del sector.
c) Infora, asesora y acompañar en la forulación de instmentos interaciona­
les, proyectos, programa, paicipación de nacionales en escenarios interaciona­
les y capacitción en tema relativos a la copración interacional.
d) Negoia prgramas y proyectos de coprción interacional y realiza el segui­
miento a la ejecución de aquellos que haya sido aprobados.
e) Ejercer el órgao sectoria de enlace ate organismos interacionales y países
extajeros, y secreta de la comisiones pÎentes y accidentales que se creen
con el propósito de loga mayor efciencia de la copración técnica en el sector.
f Ejercer la Secretaa Ejecutiva de la Comsión Nacional de Copración con la
UCO y la Secretaría Nacional del Conveno Andrés Bello.
g) Representa al ministo en comtés, juntas, reuniones y eventos de caácter nacio­
nal e interacional, cuado aí se delegue.
h) Da cumplmento a las normas legales y decisiones de gobiero sobre compra­
miento insttucional fente a organsmos interacionales y pases extjeros.
i) Asesora al ministo, a la depndencias del mnisterio y a la entidades del sector
en los auntos de copración interacional en materia de educación.
j) Vela por el cumplimiento de los compromsos adquidos pr la Nación-Ministe­
rio de Educación Nacional con orgaismos interacionales o países extajeros.
k) L demás que les fjen las leyes y reglaentos.
1 85. Algo simila acontece con las maestías y los dotorados. El Decreto 91 6 de 201
señala que "sólo pueden desar ola prograas de mastía y dotorado en Colom­
bia, las instituciones de educación suprior colombianas legalmente reonoidas
como tales, de confordad con la Ley 30 de 1992. Si embago, estas instituciones
podrán celebra convenos con instituciones extanjeras paa obtener apoyo acadé­
mco y ofecer, en colaboración, prograas de maesta y dotorado en el país.
Estos prograas debrá cumplir con los requisitos establecidos en el presente de­
creto y la institución nacional no podrá ser un mero administador del progama".
1 86. El Decreto 2662 de 1 999, con el que se modifcó la estctura del IC, defnió ente
las fnciones de la Subdiección de Montoreo y Vigilacia (Ar. 1 5), ente otas:
" 1 1 . Evalua, en coordinación con la Ofcina de Copración Interacional del Mi­
nsterio de Educación Nacional, los aspctos académicos de los convenios interins­
titcionales que sia de sopre paa la ofera de progrÜ académcos, así como
de los convenios que pert la ofera de estos programas pr instituciones ex­
tajeras.
1 86
PA SOÑA EL FO
»12. Cordina y desar olla los proesos conducentes a la convalidación de títulos
de educación supror obtenidos en el exterior y a la homologación de estudios
paciales de educación supror cursados en el exteror. de acuerdo con la reglamen­
tción estleida; prtiendo u uso discrecional que facilite los proesos actual­
mente en táte.
»1 3. Efectua la legalización de los doumentos expdidos pr instituciones de edu­
cación supror del país paa ser acreditados en el exterior".
1 87. "Está el desbrdado creimento de la catidad de istituciones y de programa de
escaa o nnguna calidad. el mal uso o la incorecta interretación que la propia
institciones ha vendo haciendo de esta autonomía. Esta situación. sumada a la
falta de cladad sobre los líites oprativos de la autonomía y a la debilidad del
Estdo paa ejercer cabalmente su fnción de inspcción y vigilacia. h dado pie
paa que sea la cores quienes en la práctca. y a tavés de casos paiculaes.
haya venido precisado t concepto". afó el minist de Eucación Nacional.
Fracisco José Lloreda. en el prólogo de Estándres mínimos a a a • 201 .
1 88. "El país va pr un lado y la instituciones por oto. Ls empresaos son más acadé­
micos que los msmos aadémcos". se a en los atecedents de la Moviliza­
ción social por l educación superior (Pesidencia de la República-Ministerio de
Eucación Nacional-Je. 1 999).
1 89. Presentación de "Nación educadora" (una de la líneas del Ministerio de Educación
Nacional paa el cuatenio 1 998-2(2). en el maco de la Movilzación Soial por
la Eucación Supror. 1 999.
19. El aculo 31 de la Ly 30 de 1 992 señala que. de confordad con los A. 67 Y
1 89. numerales 21 . 22 Y 26 de la Consttución Política de Colombia. y de acuerdo
con la presente ley. el fomento. la ispcción y vigilacia de la enseñanza que co­
respnde al Pesidente de la República estn orientdos. ente otos. a "h) Pro­
pnder pr la creación de mecaismos de evauación de la calidad de los programa
aadémcos de la instituciones de educación suprior".
191 . El Je describ este proeso como la solicitud de registo de un prograa de pre­
gado o psgrao en el SN. que hacen la l pr interedio de su rector o repre­
sentte legal. El registo del progaa y la asignación de cóigo representa paa el
ciudado la cerifcación del Estdo sobre el cumplimento de la condiciones ac­
tales y básica de coherencia. calidad y prnencia pr pae del programa. lo que
acredita a las l paa ofecer. desar olla y otorga los títulos corespondientes.
192. Estáres mínims de calidd a a a • op. cit.
193. Alguna caacterística de los estándaes de calidad:
"a) Son condiciones a pa de la cuales se pueden derva juicios sobre los niveles
d calidd o efetividad de un progama de foración.
»b) Se fndaentn en referentes. dimensiones y práctca que actan selectiva­
ment sobre su claifcación.
»C) Obdeen a la necesidad de delinea los aspctos y nveles básicos inherentes a
la calidad de un progama y a la calidad de su implementación.
»d) Son u medio provisto pr el Estado paa establecer el cumplimiento de condi­
ciones de calidad espcícas pa que un programa tenga existencia y vigencia.
187
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMIA
»e) Penten asegura que el programa cumple o supra las condiciones estblecida
de común acuerdo ente el Estado y la diferentes instituciones paicipantes en su
forulación.
»f Peniten identifcar la potencialidad de un programa con referencia a todos los
insumos posibles para su existencia y fncionamento.
»g) Conducen a una acción regulativa o norativa del quehacer institucional y re­
presentan un compromso social con paámetos de calidad establecidos.
»h) Penten identifca u amplio conjunto de vaiables relevates direct o indi­
rectamente rlacionadas con la naturaleza y calidad de un programa.
»i) Deben ser concebidos de tal fora que aeguren que un programa cumple con la
nora legales y éticas que psibiliten un sericio de calidad a sus interesados (es­
tudiantes, aspirates y otas audiencias)".
(Estándres mínimos . . . , op. cit. ).
1 94. Decreto 792 de 201 .
1 95. Véanse los A. 3 Y 4 del Decreto 9 1 6 de 201 .
1 96. "El actual Sistema Nacional de Inforación de l a Educación Superior no provee
inforación relevante sobre el sistema que perita a las entidades estatales res­
ponsables gerenciar el sector", concluyó la Movilización Social por la Educación
Superior. Ante ello, el ICF ha venido foraleciendo en estos dos últimos años el
sistema de modo que cada día preste un servicio más efcaz a toda la educación
superior en tiempo real.
197. Los decretos relacionados con la inspección y vigilancia son:
a) El Decreto 1 21 1 de 1 993, que le asigna al ICF la taea de colabora con la
insttuciones de educación suprior paa estimula y prfecciona sus proedimen­
tos de autovaluación, defnir las pautas sobre nomenclatura de los progamas aca­
démcos y proponer al CEU los estádaes de calidad paa la creación y fnciona­
miento de los programas en la educación suprior.
b) El Decreto 1403 de 1 993, mediate el cual se exige a la instituciones matener
informado al ICF sobre aspctos relativos a los pregrados, tanto los existentes como
los que están en proeso de creación, tales como nombre, título, perfl, plan de
estudios, duración, estategia metodológica, jorada, perodicidad de la admisión,
justifcación, convenios, recursos, prsonal docente, número de alumnos, valor de
la matícula y recursos fmacieros.
c) El Decreto 837 de abril 27 de 1 994, que moifca y aplía los requerimentos
anteriores, reitera el ejercicio de inspcción y vigilancia del Estado a tavés de ins­
tacias como el CEU y el ICF, y redefne el papl de la autovaluación y la impr­
tancia de la inforación claa y taspaente como gaates de un sericio público
de calidad. También establece la necesidad de alimenta, estctura y matener
actualizado el Sistema Nacional de Ioración con la ioración suministada y
notifcada por las instituciones de educación suprior; present un doumento de
autovaluación y actualiza la inforación de los prograa cada cinco años, aí
como de too cambio que oura en ellos Gorada y cups). Así mismo reglamenta
la extensión de prograa a otas localidades.
d) El Decreto 2790 de 1 994, que foraliza como fnciones del ICF-u-Ministe­
rio de Educación Nacional la verifcación de la inforación aporda por las institu-
1 88
PA SOÑA E FO
ciones a través de visitas de paes nacionales o extajeros. En el decreto se consi­
dera que si en el proceso de verifcación se establece que no exsten las condiciones
básica paa el ofecimiento de los programas, se tomaán la medidas corectivas
necesaria, que pueden incluir la negación de su registo.
e) El Decreto 1 225 de julio de 1 996, mediante el cual se adicionan nuevos requeri­
mentos tasitorios en materia de nora intera de creación; loalidad, ubicación y
caacterísticas del inmueble; descripión del contenido de las asignaturas; objeto
soial del programa y su relación con la misión y el proyecto educativo de la insti­
tución; previsión de proesos de autovaluación; sistema de evaluación de estu­
diantes; planta doente y administativa con dedicación; reglaento estudiatil y
docente.
f El Decreto 2662 de 1 999, mediante el cual se modifca la estctura del Instituto
Colombiao paa el Fomento de la Educación Suprior. Con esta última reforma se
le señala al JC la tea fndament de da expresión a la suprema vigilancia del
Sistema de Educación Suprior y de propender por la calidad de éste a tavés de la
implementación de proesos paa su evauación en todos sus niveles y modalida­
des, de acuerdo con las plíticas taadas por el Ministero de Educación. Las taeas
encomendada al JC no tienen oto fn que el de consolida una cultura de la
evaluación y la cualifcación de la educación en Colombia de acuerdo con sus fnes
y objetivos. (A. l°).
g) El Decreto 088 del 2 de febrero de 200, que modifca la estctura del Ministerio
de Eucación Nacional y crea la Diección de Educación Supror. El Decreto 1 41 3
de 201 reemplaó al aterior y defnió paa el Ministerio de Educación Naciona,
ente otos, los siguientes objetivos: vela por la calidad de la educación mediante el
ejercicio de la fnciones de regulación, inspección y evaluación, paa logra la
formación moral, espitual, afectiva, intelectual y física de los colombiaos.
198. L institución sacionada es la Universidad Antonio Naiño, mediate la resolución
2087 del 10 de septiembre de 20 1 Y 3087 de 1 1 de diciembre de 20 1 .
199. El sistema fe creado por la Ley 30, aículo 56: "Créase el Sistema Nacional de
Inforación de la Educación Suprior, el cual tendrá como objetivo fndament
divulga inforación paa orientar a la comunidad sobre la calidad, cantidad y ca­
racterística de las instituciones y progaas del sistema".
20. El Decreto 837 de 1994, por el cual se establecen los requisitos paa notifcar e
infora la creación y desar ollo de prograa académicos de pregrado y de espe­
cialización de educación suprior, señala en su arículo 5° que "las instituciones de
educación superior debrán, priódicamente, actualiza la inforación de todos sus
prograas según el forato establecido por el ¡eF, paa efectos de mantener ac­
tualizado el Sistema Nacional de Inforación de la Educación Superior y paa el
ejercicio de la fnción de inspección y vigilacia. Dichos foratos deberán est
acompañados de un documento de autoevaluación".
201 . Decreto 2662 de 1 999, pr el cual se moifca la estctra del JC.
202. Agnos de los programas de capacitación desar ollados son: fndamentos del bien­
est integral en la educación suprior, proyecto ético-pdagógico de bienesta de
diectores y vicerectores de bienesta del Caribe colombiano, liderago basado en
valores, plan institucional de bienest universitaio, prevención del consumo de
1 89
LA EDUCACIÓN SUEOR EN COLOMI
droga en la l, gestón del jefe de Bienesta, habilidades prsonales y destez
administativa. Así osmo se ha adelatado la confguración de redes de bienes­
ta según CR, bletines inforativos auales y el apyo de proyectos a tavés del
Fondo de Bienest Universito.
203. A. 4 de la Ly 30 de 192.
20. El estudio sobre prospctva de ASC Colomia 2020 (véase biblioga) recuerda
cómo el Infore de la Misión de Ciencia, Educación y Tecnología (Misión de Sa­
bios) señalaba como uno de los problemas aoiados a la educación supior, la
"débil ariculación ente la universidades y los demás componentes del sistema
educativo: aislanento conceptual, acadéoco, psicológico, regional y admnista­
tivo".
205. Una de la novedades propuestas a sistema de acreditción de calidad se refe
concretamente a los programas del área de la salud, en los cuales se sugiere acredi­
ta los centos doentes asistenciales o lugaes de prácticas.
20. "Es necesao que el esquema que se propnga prta establecer una mejor identi­
dad de las instituciones, mayor cladad en el usuao del sericio educatvo acerca
de la nomenclatura de los progaas y de los títulos, de moo que este últmo pueda
dstngui con mayor precisión insttuciones y prog acadéocos", fe una de
las conclusiones de la Movilización Soial pr la Educación Suprior, 200.
207. "Constir una soiedad donde se desar ollen capacidades humanas, institcionaes,
de caácter colectivo que prtan utiliza el conoioento como fera que enri­
quezca la cultura nacional, consere y agegue valor a las riquezas natrales, sea
deternante del crecioento econóoco, dinance el cambio soial e incida en el
cambio de las costmbres e insttuciones plíticas", señala el estudio citado de AS­
C Colomia 2020 .
208. "Mantenemos un sistema aunque muy diferenciado, po o nada diversifcado en
sus moalidades acadéocas, po fexible, con problema de cobrura, de equi­
dad y efciencia, y muy po aiculado ente sí y con los otos niveles de educa­
ción" (Luis Enrque Oozco Silva 2o1 ).
20. Conclusión de Ferado D' Jaón Roríguez en el aculo sobre "Incoherencia ente
plítcas, propsitos y meta nacionales de la educación suprior", en desar ollo del
estdio de prospctiva de ASC Colomia 2020.
19
Utb!tOµtulíu
ACI-ACICAPI, Propuesta para fortalecer l educaci6n superior técnica y tecnol6gica en
Colombia, Comisión paa el Forlecimiento de la Educación Técnica y Tecnológi­
ca, IC, 1996, Bogot.
Avia Ranez, Mauricio, Reseña crftica de ls prpuestas de refor a l educaci6n
superior en Colombia, 1988-1996.
Amaya, Pedro, Colombia, un país pr constir, Universidad Nacional, Bogotá, 200.
Arias Osorio, Eduado, El potencial humno de alto nivel en Colombia, Ministerio de
Educación Nacional-Asociación Colombiana de Instituciones Universitaias Priva­
d, Bogotá, 1 998.
Asoiación Colombiana de Universidades (ASCU), Colombia 2020, Estdio prspectivo
de la educaci6n superior colombian, Bogotá, 20 1 .
-, Memrias del prgram Financiamiento de l Educaci6n Superior 1996-1997, Cor­
ea, Bogotá, 1 997.
Aubad, Rafael (director grupo de tabajo), Hacia un mro de desarrollo de l universi­
dd estatal, visión y acci6n desde la perinencia (doumento síntesis), IC-COrpo­
ración Calidad, Bogotá, 1 998.
Banco Mundial, "Educación y adiestento", en Desarrllo econ6mico de Colombia,
problemas y perspectivas, Biblioteca del Baco Popula, Bogotá, 1 972.
Baón, José Joaquín, "L constcción de un sistema nacional de fmanciaento de la
educación suprior, una decisión inaplaable", ponencia paa el Primer Congreso
Nacional de Educación Superior, Bar anquilla, diciembre de 1 999.
Borero, Afonso (s.J.), Seminario pernente de l educaci6n superior, IC, Bogotá,
200.
Bricall, Joseph, Universidd 200 , infore sobre l universidd español.
Cárdenas, Jorge Hemán et al. , Altertivas para la forción doctoral en Colombia,
IC, Bogotá, 20 1 .
Castillo Hemández, Mario et al. , Caracterfsticas de calidd: hacia una universidad auto­
rregulad, Imprenta de la Universidad de Atioquia, Medellín, 1 996.
Cato V. , Jorge Orlando, Estados del arte de la investigaci6n en educaci6n y pedgogfa
en Colombia (2 tomos), IC-COLCCIAs-Soiedad Colombiaa de Pedagogía (so­
COLP), Bogotá, 201 .
1 91
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
Comisión de Ciencia Educación y Desar ollo (Comisión de Sabios), Colombia, alflo de
la oporunidd, Bogotá, 1 994.
Comisión de Racionalización del Gasto y las Finanzas Pblicas, Financiamiento de la
educación superior en Colombia: crédito estudiantil y asignción directa según in­
dicadres (borador paa discusión prepaado por UDS-DE-DN), Bogotá, diciembre
de 1 996.
Comisión Nacional paa el Desar ollo de la Educación Suprior, Hacia un agen de
trnforción de la educación superior: planteamientos y recomenciones, Bo­
gotá, 1 997.
Comisión paa el Estudio de la Refora de la Educación Superior, Universidd Nacionl
de Colombia, Bogotá, 1 999.
Comsión paa la Moderización de la Unversidad Pblica, Estudios de base e infore
fnal (doumento), Bogotá, 1 997.
Congreso de la República, L universidd estatal u ofcial, elementos para el debate,
Bogotá, 200.
Consejo Nacional de Acreditación, Criterios y prcedimientos del registro calicado de
prgramas académicos de Ingeniería (versión prelimna), Coreas Impresores, Bo­
gotá, 2o1 .
-, L evaluación extera en el contexto de la acreditación en Colombia, colección Do­
cumentos de Refexión, N° 1 , ASCU, Bogotá, 1 998.
-, Lineamientos para la acreditación, Coreas, Bogotá, 1 998.
-, Lineamientos para la acreditación institucional, serie Documentos CA, N° 2, Coreas,
Bogotá, 20 1 .
Consejo Nacional de Educación Suprior (CEU), Políticas de fnanciamiento de la educa­
ción superior en Colombia (documento), Rionegro, 200.
-, Financiación y cobertura de la educación superior en Colombia (doumento), Grpo
de Estudio, Bogotá, 201 .
-, Importancia, retos, debiliddes y fortalezas de la educación superior (doumento),
Grpo de Estudio, Bogotá, 200 1 .
Core Constitucional, Sentencias T-406, C-022/96, C-420, T-02/94, T-574/93, T- 7/93,
C-220/97, T-406, Bogotá.
CRA, Plan de acción: para la transforción de la educación superior en América
Ltin, Caacas, 1 998.
Cubillos Reyes, Constaza, Saldo rjo, crisis en l educación superior, Plaeta, Bogotá,
1998.
Curie, Lauchn, Bases de un program de fomento para Colombia (auspiciado por el
Baco Interacional de Reconstucción y Fomento en colaboración con el Gobiero
de Colombia), Imprenta del Baco de la República, Bogotá, 1950.
Depatamento Administativo Nacional de Estadística (DA), Proyección según el censo
nacional de 1993, DA, Bogotá, 1993.
Deparmento Nacional de Planeación, "La Revolución Pacífca (Gobiero Gaviria)";
"El Salto Educativo (Gobiero Samper)"; "Cabio paa Constir la Paz (Gobiero
Pastrana)", en Documento Conpes de la educación superior, DN, Bogotá.
-, Inicares d Coyuntra Eonómica, bletes de abril y otubre d 201 , Bogotá, 201 .
Día Aenas, Pedro Agustín, Compilción de nors sobre la educación superior (la
Colonia, el federalismo, la refora de 1 886, la reforma de 1936, el régimen milita,
el Frente Nacional), Ofcina Jurídica del JCFS, Bogotá, 1 974.
1 92
PA SOÑA EL FO
-, Tras l universidd, Editoral El Búho, Bogotá.
Día Vlla, Mario, L forción d prfesores en l educación superior colombian:
prblems, conceptos, políticas y estrategias, IC, Bogotá, 201 .
Duae Agudelo, Jesús Herado y Calos Lonado Villa Arcila, Hacia un nuevo esque­
H de fnanciación de la universidd pública colombian, Bogotá, 1 996.
Ekong, Donald, "Calidad de la educación superior", en Conferencia Mundial sobre la
Educación Suprior, 201 (foro electónico de discusión sobre las política de edu­
cación suprior 201 -202, Orgaización de las Naciones Unidas para la Educa­
ción, la Ciencia y la Cultura, París.
El Tempo, "Interet ¿privilegio de grandes ciudades?", Bogotá, 4 de febrero de 2002,
pp. 3-6.
Federación Nacional de Profesores Universitarios, Prpuesta de fnnciación de l uni­
versidd estatal (doumento), 20 1 .
Frco Arbláz, Augusto y Carlos TneÎ Blenhen, L educación superior en Co­
lombia, Fundación paa la Educación Suprior-Cali, Tercer Mundo, Bogotá, 1 978.
Gacel-
Á
vila, Joelyn, lnterionlización de la educación superior en América Ltin
y el Caribe, refexiones y lineamientos, México, 1999.
Gacía Guadilla, Caen, Conocimiento, educación superior y sociedd en América L­
tina, Nueva Soiedad, Caaca, 1 999.
-, Situción y principales dináicas de tranforción de la educación superior en
América Ltin, UNECO, Caacas, 1 996.
Gacía Ramez, Ricado, Universid y educación, Corración Educativa del Oriente,
Cúcuta, San Cristóbal, 1 99.
Gacía, Antonio, L crisis de la universid: l universid en el prceso de la sociedd
colombian, Plaa & Janés, Bogotá, 1 985.
Gómez Buendía, Herado, Perspectivas de las fnnzas universitarias en Colombia,
IC, Bogot 1993.
Gómez, Víctor Mauel, Cuatr temas críticos de la educación superior en Colombia:
Estado, instituciones, pertinencia, equidd social, AscU-Alfaomega-Universidad
Nacional, Bogotá, 200.
Gómez, Víctor Manuel et al. , Estudio comparativo de foÏ de gobiero universitario,
gobiero y gobemabilidd en las universiddes públicas, COLCINCI-ACUN, Bogo­
tá, 200.
Grp d Refexión sobre Calidad de la Educación Superor, Experiencias de autoeva­
luación y acreditación, ASC, Bogotá, 1 999.
Gutiérez A.,
Á
lvao, L universidd: realiddes y perspectivas, Unversidad de Caldas,
Maizales, 1986.
Henao
Á
lvaez, Octvio, Vsión y perspectivas de la incororación de nuevas tecnologías
de la inforción y la comunicación al prceso educativo, Universidad de Atio­
quia, Medellín, 200.
Henao w, Myra, Políticas públicas y universidd, Universidad Nacional de Colombia­
Fundación Ford-IPR-ASCU, Bogot, 1999.
Henao Willes, Myra y Jorge Orlado Casto V. , Estaos del are de la investigación en
educación y pedagogía en Colombia, ICFES-COLCINCIAs-Sociedad Colombiana de
Pedagogía (SOOLPE), Bogot, 201 .
193
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
Herández
Á
vaez, Mario, L lógica de lo público paa el mejoramiento de la cadd
de la educación suprior", recogido en el doumento de tbajo de la Comisión paa
el Estudio de la Refora de la Educaión Supror, Bogotá, septiembre de 199.
Iar,
Ó
sca Armando et al. , Forción de profesores de l educación superior prgra­
m ncionl, IC, Bogotá, 201 .
ICDIASEI, Crisis en l educación superior (memoria de la Reunión Anual Conjunta del
capítulo ICIASEI, Situación Colombiaa), Bogotá, 8- 1 1 de abrl de 1986.
IC, Evolución histórica de l educación superior en Colombia, 1960-1999 (doumento
de tabajo), IC, Bogotá, 200.
-, "Expros busca saida a la crisis pr la que ataviesa la educación suprior", Noti­
IC, W 2, Bogot, julio de 1996.
-, Lforción de inestigares y l realización de pryectos de investigación y seri­
cios en l universid, seminrio peÎente sobre calid, efciencia y equidd de
l educaión superior colombin (memora), IC, Bogotá, 5-8 de mao de 19.
-, Lfofión y capacitación dcente en Colombia (memorias), (C, Bogotá, 1987.
-, L incidencia de l forulción de políticas y d l dirección de las intituciones
(memoria del Seminao Peraente sobre Calidad, Efciencia y Equida de la
Eucación Supror Colombiaa), Bogotá, 2-6 de otubre de 1989.
-, L incidencia de l planeación, del fnnciamiento y de l administración de rcursos
(memoria del Semaio Peranente sobre Calidad, Efciencia y Equida de la
Educación Suprior Colombiaa), Bogotá, 14- 1 7 de noviembre de 1989.
-, Estad(sticas para la educación superior, IC, Gp de Proesos Editoriales, Bogo
tá, 1999.
-, L educación superior en Colomia, dcumntos báicos para su plneamiento (dos
volúmenes, versión en inglés, información: From the Consultant Corssion of the
University of Califora), Bogotá, 1 970.
IC-Corración Calidad, L educación superior en Colombia, un diagnóstico cunti­
tativo (doumento), Bogotá, 1 998.
IC-Ministerio de Educación Nacional, Estándres m(nimos de calidd para l crea­
ción y fncionmiento de prgrams universitarios de pregra, (C, Bogotá, 201 .
-, Indicaores de base para asignar l transferencias del presupuesto ncionl de l
universiddes ofciales (documento), Bogotá, 1 998.
Lopra Palacio, Calos Mario y Francisco Javier Ocampo Villegas, Cumplimiento, pro­
moción y alcance de los derechos fndmentales en los reglamentos estudiantiles de
instituciones de educación superior, Mu-Universidad de los Andes, Bogot, 20l .
López Casto, Hugo, "El hueco universitio", en revista Diner, Bogot, 24 de no
viembre de 200.
-, Necesidades de un sistema de crédito estudiantil y altertivas para su montaje, CE,
Medellín, 20 1 .
López, Acesio, El carácter neocolonial de la investigación en la universida colomia­
n (Doumen1 de Divulgación N° 33), IeF, Bogotá.
Lópz, Hugo, Educación superior y mercado laboral de los profesionales en Colombia,
Misión paa la Moderización de la Universidad Pública, Medellín, 1994.
Martínez de Dueri, Elba y Matha Vagas de Avella, Balance de las investigaciones uni­
versitarias que tienen com objeto de estuio la educación superior, Pogama Na-
1 94
PA SOÑA EL FO
cional Fonación de Pofesores de la Educación Suprior, ICF, Bogot, diciembre
de 200.
Ministerio de Educación Nacional, L planeación educativa en Colombia 1950-1986,
Pograma de Educación Educativa Regional (PL), Bogotá, 1986.
-, Pln estratégico de educación 200 -202 (doumento ofcial), Mq Bogot.
Ministerio de Educación Nacional-IC, "Puntos a favor de toos" (aviso de prensa), El
Tempo, Bogotá, 20 de enero de 202, p. 21A.
-, Conferencia 1ntercional de Educación a Distancia la Solución Eucativa para el
Sigl À. Bogot, 1 999.
Ministerio de Educación Nacional-lcF-Foesep, Memrias del Congreso Nacionl de
Educación Superior, tomos 1 , 2 Y 3, Bar aquilla, 1 999.
Ministerio de Educación Nacional-Ocina de Planeación del Sector Eucativo, Un siglo
de educación en Colombia, 1 886- 1 986, Mq Bogotá, 1988.
Msión de Ciencia, Educación y Desar ollo, Colombia al flo de la oporunid, Bogotá,
194.
Moeno de
Á
gel, Pla, Biograf de Satander, Plaet, 1 989.
Mosuera Mesa Rcado, Eucación superior en Colomia, IC, Bogot 201 .
Noguera Calderón, Camilo y Paticia Linaes Peto, El prceso d contrcción d las
bases d la educación superior compilción nrtiva comntad, Asoiación
Colombiaa de Unversiddes-IC, Bogot 1998.
Oozco Silva, Luis Enque (compilador), Baes para un polftica d Estao en mtera
de educación superior, Ministerio de Educación Nacional-IC, Bogot, 201 .
Pan, Nohora, L acreditación en Colomia: ¿ esferos e impacto intitucionales o
ncionles?, ASC-OLClAs-Red l, Bogotá, 201 .
Pacheco Iván, Nuevo compendio de nor sobre la educación superior, M¯IC, Bo­
got, 201 .
Peña Reyes, José Ismael y Donna Zpata Zpata, Pln para desarllr la lfnea de ines­
tigación de forción continuad de mestros mediante estrategia que inolucren
el paradigm deforción virtual, Universidad de Atiouia, Medellí, 1 99.
Pérez Cifentes, J. , Sistem colombino de acrditación: contetos, descripción y visión
analítica, Universidad Javeriaa, Bogotá, 200.
Perióico Porafolio, "u. pública: hacia su sostenimiento", Bogotá, 1 5 de otbre de
198.
Polo, Pedro, "El sistema colombiano de acreditación en 1998", en Asoiación Colombia­
na de Universidades, Cuaderos ASC, N 6, Bogotá, 1 998.
Porafolio Consultores ET, Sistemas de forción en Llena, virl y a distancia (CD),
htt:/teleducacion.net .
Pesidencia de la República, Estudio sobre las condiciones de desarrllo de Colombia
(tomos I y r), Comité Nacional de Planeación-Dirección Ejecutiva, Misión Econó­
mica y Humanismo, Louis Lbret, Bogotá, 1958.
-, L refor administrativa de 1968, Imprenta Nacional, Bogotá, 1 970.
Pesidencia de la República-Ministerio de Educación Nacional-lcF, Movilización social
por la educación superior primera y segunfase, IC, Bogotá, 200.
Pesidencia de la República y Ministerio de Hacienda y Crédito Público, El presupuesto
de la verd, presupuesto general de la nción 200 , Ministerio de Hacienda y
Depaamento Nacional de Planeación, Bogotá, 1999.
195
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
Restep Cua, Jaime, "Gobieo y gobrabilidad", en Pensamiento Universitario,
N° 4, ASCU, Bogot, noviembre de 200.
Roríguez Crz, Agueda Maía, Histora de las universiddes hispanoaericanas, inst­
tuto Cao y Cuero, Bogotá, 1 973.
Sebastián, Jesús, L intercionlización como instrmento para el desarrllo intitucio­
nl de ls universides, Universidad de los Andes, Bogotá, 201 .
Sera Gómez, Humbro y Eloísa TrélIez Solís, L calidd en la educación superior
aprximción y prpuesta, IC, Bogotá, 1985.
Sistema de Universidades Estatales (SU), Indicadores de gestión para l universiddes
públicas, Ediciones Antops, Bogotá, 201 .
Stiglitz, Joseph, An Agendfor Deelopmentfor the Twent-First Centur, Baco Mun­
dial, 1997.
UCO, Documento de política para el camio y el desarrllo de la educación superior,
1 995.
Universidad Nacional, Estadísticas e indicadores de l Universidd Nacionl de Colom­
bia, N° 4 (revista de la Ocina Nacional de Plaeción), Unbiblos, Bogotá, 200.
¯, Resumen de estudio sobre la transorción educativa del país, Minstero de Euca­
ción Nacional-oA, Bogotá, 1 968.
Urcochea, Ferando, L prfesionalización académica en Colombia, historia, estrct­
ra y prcesos, Tercer Mundo Editores-Instituto de Estdios Polticos y Relaciones
Interacionales, Bogotá, 1 99.
1 96
Anexos
Cg
VÎ ¡ ¿
48Û¡
48¿!
J¡ Û!
JJÛ¿
J¿Ü
J!ÛJ
J!Î ¡
J!ZÛ
J8Û¿
J1¿¿
J8Û!
J8ZÛ
w
Ii
Sericio Nacional de
Aprndizje (SEA)
Corprción Academia
Supror de As
Corión Eucativa
Insttuto Ténico
Suprior de Aes
Insttuto Tenológico
Pascual Bravo
Instituto Tenológico
Metoplitano
Tecnológico de
Antouia
Fundación Escuela
Colombiana de
Mercadotecnia (EL)
Fundación Tecnológica
Politécnico Nacional
Fundación Eucativa
(EU)
Cento Educacional de
Cómputos y Sistemas
(CEIST )
Politécnico Aobisp
Salaza y Herra
Escuela de Tenologías
de Antouia (EA)
Corración Academia
Tecnológica de
Colombia (AT)
. ..
R
Tulio Arláez
Gómez
Javier Cadavid
Lpz
Á
va Serno
Sero
Maía Consuelo
Morno Or go
José Mauk
Sánchez
Castañea
Nelson Ceballos
Maya
Maio Ruiz
Vélez
Jua Calos
Cadavid Boter
Luis Ferado
Escoba Rz
Á
va Gil Gil
Monsefor
Gustvo Calle
Giraldo
Lucía Duque de
Vagas
Nora del
Rosao Gar
Sánchez

PncXO Î
Diectorio de institciones a nivel nacional
D
Antouia
Antouia
Antouia
Antouia
Antouia
Antouia
Antouia
Antouia
Antouia
Antouia
Antouia
Antouia
Antouia
....
Mo
Meelli
Meelli
Mell
Meelli
Medelli
Meelli
Meelli
Meellin
Medel
Melli
Meelli
Meelli
Meelli
� . .
..w
www.sen.eu.co
www.c.eu.c:
www.utbrvo.eu.c
www.it.e.c
www.t.eu.c:
pl.eu.co
www.esu.eu.c:
.�
Dc
Cl. å¡ N å1-1Û
O. 4J N 18-%
Cr 4ZN%-åå
O. 1J N 1JA-ZZb
stor d Pca
Cl. 1J N 1bA-Jå4
O. 1öb
N1ZA-ZZÛ
O. åÛN%-JV
Cl. J4A N1b-Jå
O. 1bN 8Û-¡Zb
Roble
Cr. 4JN å4-+
Cl. 4ZL Nöb-¡1
L. åb N4¡-11
O. 4V Ayaucho
N4J-JÛ
Te TeOl
Fa
R de C
1 2
o ac
¿å¡ ¡ZZZ Zå¡VZ1J Zå¡4JJ¿
Ocial.
Régimen
Naional
espial
4¡ Z48å¡ 4¡ J¡4J8 4¡ Zå8Û
No ofcial.
Ténica
Corrión profesional
No ofcial.
Ténica
Z¡1ååV Z¡bZbZZ Z¡ MVå¡
Corraión profesional
ZJ4åÛ8Z Zå ZÓ1å11
Ocial.
Insttución
Naional
tenológica
Ocial.
Institución
4Z¡1111 ZJ4b¡åÛ
Municipal
tecnológica
+ZM¡ 44Z+ +¿¿VZV
Ocial.
Insttución
Depaamental tecnológica
No ofcial.
Institución
Z¡b¡1Û ZJV48å4
Fundaión
tecnológica
ZåÛJ4ö¡ ZåÛJå Z4¡ ¡48å
No ofcia.
Institción
Fundación tecnológica
Zô¡ ¡ ZôM ZôV8åå
No ofcial.
Institción
Fundación
tecnológica
No ofcial.
Institción
Z¡böZZZ Z¡ b8ZJZ
Coión tecnológica
No ofcial.
ZåZM 4VMZÛ¡
Institución
Fundaión tenológica
Z¡b8Ûå ¡ Z¡bZåV1 ZJV8V8Z
No ofcial.
Institución
Corración tecnológica
No ofcial.
Z¡18åÛ1 Z¡1¡Ûå ¿¡1¡Ûå
Insttución
Corrción tenológica
Código Institución Rector
Fundación Teodorus
2736 Universitaia Seminaio Gerardus
Bíblico de Colombia Donner
Corporación
Humberto de
2838 Colegiatura
Jesús Palacios
Colombiana
Escuela Superior de
Nelly Gómez
21 1 1 Administración Pública
Giraldo
(EA)
2 1 1 0
Colegio Mayor de Ana Lucia
Antioquia Incapié Flórez
Politécnico
Juan Camilo
2209 Colombiano Jaime
Ruiz Pérez
Isaza Cada vid
2708
Instituto de Ciencias de José María
la Salud Maya Mejía
Institución Carlos Mario
2302 Universitaria de Rarez
Envigado Velásquez
Fundación
Próspero José
2721 Universitara María
Cano
Posada D' myer
Fundación
Marino Maínez
I
27 1 9 Universitaa Luis
Pérez
Amigó (fNM)
2727
Fundación Antonio Mazo
Universitara (CEIPA) Mejía
Corporación
Gamaliel Flórez
281 5 I Universitaa
Gómez
,
Adventista

· . Carlos Felipe
I
28 1 3
Escuel

de Inge
m
e
n
a
Londoño
1

d, A""ID'
Ál�,
Corporación César Augusto
2820 Universitaria Lasallista Femández
de Medellín Posada
--
Dp. Mo P w Dc ión
Teéfo Telfo
Fa
Rón d Ca
1 2 oge ao
No ofcial. Institución
Antioquia Medellín Cl. 76 N 87-63 2645643 2640303
Fundación universitara
Kilómeto 7, No ofcial. Institución
Antioquia Medellín
vía Las Palmas
266078
Corpración universitaria
Cl. 56 (Bolivia) Ofcial. Institución
Antioquia Medellín www.esap.edu.co
N 45-34
2543780 2549772 254022
Nacional universitara
Antioquia Medellín
Cl. 65 N 77- 1 26
2344335 421 2466 2344335
Ofcial. Institución
Robledo Nacional universitara
Cra. 48 N° 7- 1 5 1 Ofcial. Institución
Atioquia Medellín www.politecjic.edu.co
El Poblado
266570 2661 622 2663635
Departamental universitaria
Antioquia Medellín www.ces.edu.co
Cl. l OA N 22-0
268371 1 26691 87 2666046
No ofcial. Institución
El Poblado Fundación universitaria
Trans. 34B
Ofcial. Institución
Antioquia Medellín N° 3 IE-66, Bario 33 1 6261 33 16361 33 16361
Municipal universitia
José F. Restepo
No ofcial. Institución
Antiouia Medellín Cra. 42 N° 50-69 21 66624 2392583 2393602
Fundación universitaria
Tras. 51 A No ofcial. Institución
Antioquia Medellín www.agomed.edu.co
N 67B- 1 34
260666 2608074
Fundación universitaria
Antioquia Meellín www.ceipa.edu.co Cra. 43 N° 49-57 21 60 2391 977 2396896
No ofcial. Institución
Fundación universitaria
I
Cra. 84 No ofcial. Institución
Antiouia Medellín www.unac.edu.co
N 33A-OI
2508328 41 1 2676 2507348
Corpración universitaria
Cl. 25 Su
No ofcial. Institución
Antiouia Medellín www.eia.edu.co N° 42-73, 331 7850 33 1 7848 331 785 1
Corración universitaria
Envigado
Cl. 54A No ofcial. InstiUción
Antiouia Medellín
N° 30-01 , piso 5
21 75276 21 68375 2397595
Corración univeritara
....1----..=..= .-¬==¬=- ----J
Cóigo Institución Rectr
D
o. Muicipio P we Dció
Tel�fO Te�fO
Fa
R d C
Î Z og Næo
2833
Cororación Jorge Vásquez
Antiouia Medllí wrmo .e.c Cra. 46 N 47-6 5 1 1 100 5 1 37892
No ofcial. Insttción
Univeritaia Remingon Posada Corración univerita
l l02
Universidad Naciona Víctor Mauel
Antouia Medellin www.unalme.edu.co
o 65 Cra. 6,
20 2l l 2302029
Ocial.
Univeridad
de Colombia Moncayo Crz Autopist Nore Naciona
Universidad Jaie Restp
Cl. 67
Ocia.
1201 Antouia Medllí www.udea.edu.co N 5-108, Ciud 210500 210505 21 1072 Univeridad
de Atouia Cua
Univeritia
Dpent
Universidad de Sa
Pa Luis
Cro 56 No ofcial.
1 71 7
Buenavent
Javier Urib Antouia Medellí www.usb-med.edu.co
N 51 -9
5 1 1 360 2312812 231 507
Fundión
Univeridad
Muñoz
Universidad Pontfcia
Pr. Gonzalo Cirula 1
No ofcial.
1 71 0
Bolivaaa
Restpo Antouia Medellí www.upb.eu.co N 79-01 , 415901 5 41 59 41 1 2372
Fundión
Universidad
Restp Lurles
Universidad Escuela
Juan Felip
de Administación, Cra. 49 No ofcial.
1 71 2
F y Tecnologías
Gavia Antiouia Medellí www.eat.edu.co
N 17 su-50
26324 2650 266284
Fundación
Universidd
(E)
Gutiérez
1 81 6
Universidad Coopratva Césa Pérez
Antouia Medellí www.ucc.edu.co Cl. 50 N 41 -70 2399685 2391 10 2175617
No ofcial.
Univeridd
de Colombia Garía Corrión
1 81 2 Universidad de MedeIJí
Néstor Hincapié
Atouia Medellí www.udem.eu.co
Cra. 87 N 30-65,
238390 2383886 341491 3
No ofcial.
Universidad
Vagas Los Aps Corraión
Universidad Autónoma
Jairo Urbe No ofcial.
1 81 4 Latinoaercana
Arago
Antouia Medellí www.unaula.edu.co Cra. 55 N 49-51 5 1 1 8898 3817163 51 2341 8
Corporción
Universidad
(UAUA)
Universidad de Jame Restepo
K. 4 saida
Ocial.
1 220 Antouia Andes www.udea.edu.co Medellí, vereda 841 8052 841 7855 8417855 Universidad
Antoquia Cuaas
Campaent
Depaament
Fundación de Estudos
2739
Supriores Universitaos E Magarita
Antoquia Apaadó
Cra. 10 F
82821 60 8286992
No ofcial. Insttución
de Urbá Antonio Maez Acosta N 10-6 Fudión universita
Roldán Betancur (FU)
Corporación
Elizabeth Loaiza No ofcial. Insttución
2840 Universitara Empresaal
Roa
Antouia Armenia Cra. 14 N 23- 1 5 74149 7410173
Corporación universita
A1exader von Humboldt
Politécnico Mao Fidel
Orlando de
No ofcial. Institución
381 2
Suárez
Jesús Aenas Antoquia Bello Cl. 48 N 50-30 451230 4517740 7722897
Corporación tecnológica
Tayo
Cgo Institución Rector
D. Mo
Pw Dc
Teléfono Teléfono
Fa
Razón de Car
¡ Z orgen aadémco
ÎZZÎ
Universidad Jaime Restep
Antiouia Caucasia www.udea.edu.co
Liceo Muncipa
8JV3J3Û 8JV3J4V 8JV3J3Û
Ofcial.
Universida
de Antiouia Cuaas de Caucaia Depaental
ÎZZZ
Universidad Jame Restep
Antiouia
Puero
www.udea.edu.co
Said a Medellín,
8JJJ3ZZ 8JJ¡ 3/3 8JJÎ 3/4
Ofcial.
Universidad
de Antiouia Cuas Ber o bar o Cacique Depaental
Politécnico Colombiano
Francisco
Ofcial. Institción
ZZÎU
Jaime Isaza Cadavid
Guillero Mejía Antiouia Rionego www.plitecjic.edu.co Cl. 3Î N 3 ¡ - ¡ J Z/Î Z8ZJ Z/Î 38V8
Depaental universitia
Mejía
Î ZÎ V
Universidad Jame Restep
Antiouia Rionego www.udea.edu.co Cr. 3¡ N 3ô-ZÛ 3J¡ ¡ Î // 3J Î Z8Î 3 3ôÎ8/8Z
Ofcial.
Universidad
de Antiouia Cuaas Deparamental
Î/ZÓ
Universidad Católica Osca Aníal
Antiouia Rionego www.uco.edu.co
Cr. 4 N 4B-
3J ¡ôM 3J¡ JV3Î 3JÎ JV/Z
No ofcial.
Universidad
de Oriente Ma Galo 3Û, sector J Fundación
Z/JZ
Fundación Universitaria Hugo Albro
Antouia
Sata Rosa
www.ucn.edu.co
Cl. Real N Z8-34
99
No ofcial. Institción
Católica del Norte Tores Maín de Osos (.L) Fundación universitaia
ÎZZJ
Universidad Jame Restep
Antiouia 1 www.udea.eu.co
Cl. Î Ü
8Z/Z388 8Z/4Û/Z 8Z/4Û/Z
Ofcial.
Universidad
de Antiouia Cuaas ent ¡ 8Ay Î V Dpaental
Corpración Instituto Reynado Benito
Cl. 38N 33-Z4,
No ofcia. Técnica
48Î 8
de Ates y Ciencias Pérez Sánchez
Atlántco Bar uilla Eifcio C, J+ /ZÛ J+V J+8ô8
Corpración profesional
bloue CT
48Î/
Corración Educativa José Maía
Atlántco Bar uilla
Cl. /V
J43JV4V J388ôZÛ J388ZÜ
No ofcial. Técnica
del Litoral Mendoza Guer N 4Z- Î ¡Û Corración profesional
Corpraión Técnica
Calos Felip Cr. 3J No ofcial. Técnica
48J/ Pofesional de Educación
Fraco Casto
Atlántco Bar quilla htt:/corud.cjb.net
N 33-Z3/
J48Z8W J48Z8V3 J48Z8Vô
Corración prfesional
y Salud (CRAU)
Escuela Nava
Cap. de navío
Euela Nava
JÎ Î4 de Subfciales AC
Gilbro
Atlántco Barlla ww.d ÆC B/i1a, J+ÎÛ J4¡4¡Û J4JôZ8
Ofcial. Institución
Rengfo Nacional tecnológica
Bar uilla
Sánchez
vía % Cl. 38
Corprción Politécnico
Osvaldo
Cm. 3J No ofcial. Insttución
J8ZÎ Saave Atlántco Bar quilla www.pa.eu.co J/8Û¡Z/ J38/¡V/ J/8ÛZÎ4
de la Costa Atlántica
Ballesteros
N 8Z- ¡ ¡4 Corración tecnológica
Corpración
Ramiro Morno No ofcial. Institución
Z8l U Universitaria de l a Costa
Noriega
Atlántco Bar quilla biblo@cuc.edu.co C. 38N 33-M J4ÎV/4 J44V3Î J J44Zô/Û
Corpración universitaria
(cuc)
¹P
gO lM R
D M0
Paw DD
Te Teo
F
Rd C
1 2
o
æmícO
LOmtæíówucMVa !OæLuwíO
NOOhcíal. ¡näbmcíÓn
2805 �ayOt dl �llO Loäucm Ambo Bæ lla e. 59 N 59-76 35893 329178 482892
LOmmcíÓn uníVcnítæa
bímÓn BOlíVm BOlíVm
1202
UníVcníædl !uæ KOmm
Ambo Bæ lla www.ínk.mLcOnVcní Lm. 43 N 5053 3599 359874 3599
Ucíal.
UníVcnídad
AdánbcO �æ U ntal
1713
¡unæíÓn UníVcníæ !cäúä Fr
AmbcO Bælla www.unínm.ou.cO
K« 5 cra
3598526 350350 3598852
NO Ohcíal.
UníVcnídad
dl NOm BayOna P. LOlOmbía tíÓn
180
UníVcníæAuKnOma mOCbl o
Ambo Bæa www.uNOnOma.æu.cO Ll. 9 N 461 1 2 37809 3780328 57379
NOOhcíal.
UníVcnídad
dl Lwb Amú|O LmíÓn
F
Víc|aæ a
1 808 UníVcníæLb
mquc
AmbcO Bæ wlla www.unílíbm.cdu.cO P. LOlOmbía, 598987 598331 598922
NOOhcíal.
UníVcnídæ
O'|æ On
k. 7
LmíÓn
KOgucz
UníVcnídad

NO Ohcíal.
1 824
�cuOplítæa
MancíäcO AtlánbcO Bæ quílla www.unímuO.cdu.cO Ll. 76 N 42-78 362624 356510 3583378
LíÓn
UníVcnídad
AcOäta Bcndk
3 1 17
¡näbmtO1ccnOlÓzícO LmlOä !aVíct
AtlánbcO bOlo Ll. 82 NO 42- 10 359639 3780393
Ucíal. ¡nätítucíÓn
dc bOlcdæ AtlánbcO Mca �uãOz NacíOnal tccnOlÓzíca
häcuclad ¡nzcníNä
T. cncl. WO
BOgO Lta. 50 N 1 8., Ucíal. Kczímcn
9107 AnkníO BOzOU O.L. 41365 4136136 4136136
�tæä
�Ontaña�cäa
O.L. Fucnk A NacíOnal cäpcím
9108
¡näbtutO Lam y LucÞO ¡míOLmVcä BOzOlá
BOzOU O.L. Lm. 11 N 6-37 2814408 2557753 2170243
Ucím. Kczímcn
bcmO Anmä BcllO LucVæ O.L. NæíOnal cäpcíal
Läcucla �Wdc Bz. Uabncl
BOzO Ll. 80 NO 38-0, Ucíal. Kczímcn
910 Læctcä Ü!Oäc bO BOzOO.L. www.cämc.cdu.cO 2258205 2255020 2254228
�míaLÓmOVa LOnmm ObOa
O.L. AV. buba NacíOnal cäpOím
91 10
bcÞícíONacíOnal LmlOä OZ BOgOU
BOzOU O.L. ww¤ O.Od O Ll. 57 M 8-69 21 1 8010 21 16328 2125953
Ucíal. Kczímcn
dcApmndíza|c(SEA) ÏNædz O.L. NacíOnal cäpOím
¡näbtutO1onOlÓzícO !Oäc Ab
BOgOtá Tr. 49 Ucíal. Kczímcn
910 dcLlccmnícay UalcæO BOzOlá O.L. bm.llítcc.tclccOm-cO.nct 2536 25360 2536266
LOmunícacíOncä <r) R
O.L. N 105-84 NacíOnal cäpím
Läcucladc FOlícía
T. cml.
BOzOtá Ucíal. Kczímcn
9101 ÏcmdO BOzOU O.L. Ke 20 Víabíbatc 7250 7250 7250
!udícíal c ¡nVcäbzacíÓn
Lænaä V clcz
O.L. NacíOnm cäpOíal
LÓ0 II ' R
D. .o ".
. Dc
T T
Fu
Rd C '
1 2 op a:
H. ¡äìm
BOzOtá Ucìm. 1ccnìca
4ÎÛ8 ¡näbt0tO1ccnìcOLcnul Oæìcl Lmz BOzOtá O.L. w .ìtc.cdu.cO LI. ÎJ M ÎÓ-!4 J4Z!Óå! J4ZVÎ ÎÛ J4ZUÎ!
KOzucz
O.L. NacìOnal ptOlcäìOnal
ÏundacìÓnLcnuO dc
wucæìÓn buptìOt,
LmlOä A BOzOtá NO Ohcìal. 1ccníca
4!Ûå ¡nVcätízæìÓn V BOzOtá O.L. ccdìnptOW.multìnct.cO Ll. ÓJAM Î Ó-J8 J4åÛ1Û1 ZJåÛå4! å4Z!JåJ
ÏOlcäìm
B0tìbcáUìtmdO O.L. ÏndacìÓn ptOlcäìOnal
(CIO)
ÏundæìÓn FN la
OìczO bætæa BOzOtá AV. Lw NO Ohcìal. 1ccnìca
4!U wucacìÓnbupOtKcm BOzOtá O.L. Z4åJÓZZ Z8!4U! Z888Û8
dc LOlOmbìa
bìcn O.L. M 4!-88 ÏndacìÓn ptOlcäìOnal
ÏundacìÓndc LducacìÓn
Gl e BOzOtá Ll. Ó! M Î4-åV NOOhcìal. 1ccníca
4!ÛZ bupOtbæ!Oäc BOzOtá O.L. JÎ ÛJ!8å Z4V48ZÎ Z48Ûå4J
|HA0)
HOVOä UÓmz O.L. V Î4-!Î ÏunæìÓn pmlcäìOnm
¡nätímtOdcl OìäcãO V la Ïclìp AuzuätO
BOzOtá LI. JVA NO Ohcìal. 1ccnìca
4!ÎV LXpmäìÓn LOlOmbìæa Vcláæucz
O.L.
BOzOtá O.L. ìdccUÎWIabnO.nct.cO
M Î4-V4, ¡nt. Z
JZÜZÛÎÓ J4ÛåÎ ÎÛ Z88Î 8åÛ
ÏndacìÓn pOlcäìOnal
(I) ¡tazm
ÏundacìÓa Läcucla
c�s A BOzOtá AV. ÎJ (AutmìäM NO Ohcìal. 1ccníca
4!Û8 LOlOmbìæa dc HOtclctía BOzOtá O.L. w.ccOtct.cOm ÓÎ 84!ÎÛ ZJÓ!ZV ZJÓ!4Ó
V 1utíämO (Ear )
Unzaza O.L. NOnc) M ÎÛ-ÓJ ÏundacìÓn ptOlcäìOnal
ÏundæìÓn
!wLOndOãO BOzOtá NO Ohcìal. 1ccnìca
4!Î4 ¡nkcæa1ccnìca BOzOtáO.L. LI. !4 M ÎZ-ÎZ ZJåVJ8å ZÎU!Î Z ZÎUÓ!Î
(F)
UaVìna O.L. ÏundæìÓn pmlcäìOnal
4!Î Î
ÏundacìÓn dc LdcæìÓn Oæìcl 1nllOä BOzOtá
BOzOtáO.L.
C. Î Ó
ZååÛ8Û! ZååÛ8Z! ZååÛ8Û!
NO Ohcìal. 1ccnìca
bupnOt (EA1) Uualkm O.L. M ÓJB¬Z ÏundacìÓn ptOlcäìOnal
Läcucladc A Y
VìtclìOUmía BOzOU NO Ohcìal. 1ónìca
4!ÎÛ OìäcãOdcAmuìkcMac
Hm Obo O.L.
BOzOtáO.L. C. Î åM 30 Z4ååVÓ8 Z88ÓZM
ÏundacìÓn ptOlcäìOnal
¡nzcnìNa
ÏundæìÓn ¡nätìmtO
ww Ab BOzOtá NO Ohcìal. 1ccníca
4!ZÎ bupOtdc Læ BOzOtáO.L. mäutoWzætæìnk.nct.cO C. V M 48-JV Z88JJÎÛ å!Û!J4J Z4ååÛ
1ccnìcæ (ISU)
LäpìbaBuìuazO O.L. ÏundæìÓn pOlcäìOnal
48ÛJ
LOmcìÓn FOlìtccnìcO ÁlVæ!ìmcncz BOzOtá
BOzOtáO.L. ww.ple.c
AV. ÎV M J-ÎÓ,
Z8JZ84å Z¾ Z8ZÓVZÓ
NO Ohcìal. 1ccnìca
LOlOmbAndmO Vclcz O.L. pìäO Z LOtptacìÓn ptOlcäìOnal

Códi
J
InstituciÓD R Depco. Municipio �web DciÓD
Teltfono Tellfono
Fa
RazÓd C
1 2 origen �mico
Hno. Isidro
Bogotá Ocial. Tlcnica
4108 Instituto Tlcnico Cental Daniel C Bogotá D.e. www.itc.cdu.co CI. 13 M 16-74 3427657 34291 10 342017
Roguez
D.C. Nacional prfesional
Fundación Cent de
Educación Suprior,
Calos A Bogotá No ofcial. Tlcnica
4705 Investigaión y
Buritcá Giraldo D. C.
Bogotá D. C. ccdinpr@. multnet.co CI. 63A M 1 6-38 3450707 2350547 5427353
Fundación prfesional
Profesionión
(Clo)
Fundación Paa la
Diego Satana Bogotá Av. Caca No ofcial. Tlcnica
470 Educaión Suprior Real Bogotá D.C. 2453622 287407 288808
de Colombia
Siera D.e. M 47-88 Fundación prfesional
Fundación d Educación
Guilleno Bogotá Cl. 67 M 14-59 No ofcial. Tlnica
4702 Suprior San Jos\ Bogotá D. e. 3103785 2494821 2480543
(FSAJOS)
Hoyos Gómez D.C. y 14-71 Fundación prfesional
Insttuto del Diseio y la Felip Augusto
Bogotá Cl. 39A No ofcial. Tlcnica
4719 Exprsión Colombiana Velásquez
D.C.
Bogotá D.C. idee01 @latino.net.co
M 14-94, Int. 2
3202016 345 1 10 2881 850
Fundación profesional
(I) lagorri
Fundación Escuela
Clsa A Bogotá Av. 13 (Autopista No ofcial. Tlcnca
4708 Colombiaa d Hotelerfa Bogotá D.e. www.ecotet.com 61 84710 236729 236746
Y Turismo (1)
Onzaga D.C. Nor) M 10-63 Fundación profesional
Fundación
Jaime Lndoio Bogotá No ofcial. Tlcnica
4714 Interericaa ncnica Bogotá D.e. Cl. 74 M 1 2- 1 2 2359385 21071 2 210671
(F)
Gaviria D. C. Fundaión profesional
471 1
Fundación d Educación Daniel Trillos Bogotá
Bogotá D.C.
Cra. 16
2550807 2550827 2550807
No ofcial. Tlcnica
Suprior (BA1) Gualtero D.C. M 63B-42 Fundación profesional
Escuela de A y
Vitelio Ga(a Bogotá No ofcial. Tlcnica
4710 Diseio de Arquitectura e
Herros Ohoa D.C.
Bogotá D.C. Cr. 15 M 34-0 2455968 288629
Fundación profesional
Ingeniera
Fundación Instituto
Ewin Albero Bogotá No ofcial. Tlcnica
4721 Suprior de Car ra Bogotá D.e. insutec@gaita.interd.net.co Cra. 9 M 48-39 2883310 5707343 245509
Tlcnicas (ISU)
Espitia Buitago D.C. Fundación profesional
4803
Corporación Politlcnico
Á
lvaro Jiménez Bogotá
Bogotá D.e. ww.plcla.c.co
Av. 19
2832845 2840 2826926
No ofcial. Técnica
Colombo-Andino Vllez D.C. M 3-16, piso 2 Corporación profesional
Fundación paa la
4726
Educación Supro Sa Maa Luisa Bogotá
Bogotá D.e. Cl. 34 M 21 - 1 5 323669 2856538 285695
No ofcial. Tlcnica
Mateo Fundación San Acosta Triviio D.C. Fundación profesional
Mateo
Cóigo II R
D Mo "-

Teo TeOl
Fa
R d Ct
1 2 Onzcn �mico
Corporación Técnica de
Ferdo
BOzOtá No ofcial. Técnica
48Ûâ Chaucero Bogotá D.C. Cl. 4V M ÎJ-Ó Z8åÎ N8 ZJZZ8ZÓ Z8åZÓJV
Colombia (COR)
Bohórquez
O.L. Cororción prfesional
Corración Cent de
G Gómez Bogotá No ofcial. Técnica
48ÎZ Nuesta Señora de las
Riveros O.C.
BOzOtá O.L. ww.mi o.cdi Cl. !J M Î Î-VZ ZÎZV4ZÓ ZJâ!ZJV ZÎZV4ZÓ
Corporación profesional
Mercedes
Corpraión de
Luz SteUa Roja BOzOtá Av. Caa M No ofcial. Técnica
48ÎÛ Educación Nacional de BOzOtá O.L. w .plcOla.cOm.cOVcnda Z4åJZÎÓ Z4åVÎ!Û J4Üå!Z
Administación (CA)
Lu O.C. Jå- Î 8 Corración prfesional
Corración Cent de
AllOnäO BOzO No ofcial. Técnica
48Ü LämdíOä AíäbcOä y BOzOtá O.L. Cl. Ó8 M Ó-JV Z4V!WV J Î4Ó8V! J4Î åÎ 8Ó
Técnicos (CT)
Montoya O D.C. Corrción prfesional
Corración Unifcaa Victoa
BOzOtá No ofcial. Técnica
48Î J Nacional de Eucaión Eugenia Chaves BOzOtá O.L. Cr. å M ÎZ-Ó Z4JVåZå Z8Îå!8Û JJ4!ÎÛÎ
Suprior (C) Montago
O.C. Corrción profesional
Corración Escuela de Ardo
BOzOtá Cl. åÛM Î4-!Ó No ofcial. Técnica
48ZJ Diseños Industales RabUy BOzOtá O.L. Z48Z8åÓ ZJâåZåÎ ZÎZ8ÛÎ
(ACr) Vásquez
O.C. Î+!Û Cororación prfesional
Corración Escuela d Edga Ignaio BOzOtá
L. !ÛM ÎZ¬,
No ofcial. Técnica
48ZZ
Artes y Lt Día Satos O.C.
BOzOtá O.L. æO Quínta ZÎ!åJZ! ZÎ !åJÓ! Z4V88ZÎ
Cororación prfesional
LamacbO
48ZÎ
Escuela Colombiaa de Ferado A BOzOtá
BOzOtá O.L. w .ocí.æu.cO
S pnncípal,
Z8!ZU Z4åå!8V Z4åÎ Z!Î
No ofcial. Técnica
Car era Industales Soler Lz OaC. Cr. ÎV M 4V-ZÛ Cor�ión profesional
Corión ¡näbmtO
Miguel AntOníO BOzOM No ofcial. Técnica
48JZ Suprior de Eucaión BOzOtá O.L. Cr. ZJ M bJ-Jb å+å!J å4ÎJ88 Z8!4ZZÛ
Soial (IF)
Á vila Ïím O.C. Corración profesional
Corrión LducabVa Alejad
Bogot
AutOpíätaNore
No ofcia. Técnica
48Jâ Taller å Cent d Álvaz de BOzOtá O.L. w Mlcm.cdu.cO k. ÎV Ó!N8 Ó!NZÓ8 Ó!NZÓ8
Disño Cat
O.C.
(VíaaLbía)
Corración profesional
Fundación
UuíllcmO bílVa BOzOtá No ofcia. Insttución
J!ZJ Eurolombiaa de BOzOtá O.L. Cr Z! M 4óbV 32 J+8Z!V ZÓV!ó84
Eucación Suprior
Sáchez O.C. Fundación tecnológica
Corraión de
Calos Fedo BOzOM No ofcial. Institución
J8Zå Educación Suprio
FæÏcm O.C.
BOzOO.L. Ll. !ÓM Î Z-38 ZÎZVJZÎ ZÎ!ÓVJÓ ZJåÎå4Î
Corración tecnológica
(U)
ÏundacíÓn 1onOlÓæca A Ïmcíäca
Bogotá No ofcial. Institución
J7Û2 Autónom de BOgOU Manez Bogotá D.C. c-m:lt@u.e.c Cra. Î4M 8U-J3 ÓVÎ4Î Î 3 ÓVÎ JV8Î ÓVÎ4Û!Î
(FA) Qinter
D.C. Fundación tecnológica
LótRO lU8It0UI0n Hc
D.
NuBÍCIpÍ0 W W60 Di
Te�OI ¯c�Í0
t8X
Ñ8Z0B d LM
1 2 0ORcB 8C80ctuÍC0
ÏuUd8CI0B LcB0 dc
J!¡Z
ÏBVc8lIR8CI0B LcBCI8 y ÌO8Ó LuI8 Á VIl8 Ü0ROl8
Ü0ROl8 L.L. Lm. ¡ öM Jö-¡V JZÛ¡ ¡ JJö¡3V3 Z433WJ
M0 0ÜCI8l. ÎB8lIluCI0B
L0B8ull0tÍ8 L0µZ LIBm8 L.L. tuB08CI0B lcCB0l0RIC8
PdmBI8u8lÎV8 (CA)
ÏuBd8I0B L8Cucl8 J8Imc PlbH0
Ü0R0l8 M0 0ÜCI8l. ÎB8UluCI0B
371 3 buµtÎOt ÎtoÍc8IOB8l N0NB0 ÜOR0M L.L. WWMo.O PV. JVM ¡3-3ö JJZJ3Ü J4ÜJ4¡
|ÏBµ8hu) ÎMm0
L.L. tuu08CI0B lcB0l0RIC8
371 9
ÏuBd8CI0B LBI0U L8UB8 LuIücHO Ü0ROl8
Ü0R0M L.L. Ll. 4 M¨J-b3 Zö!VZ¡ Zö!VZ4 J4ÛZöZ
M0 0ÜCI8l. ÎB8UmCI0B
(U TA) Ü8uU8l8 L.L. tuB08CI0B lcCBOl0RIC8
371 7 ¯cCBOl0RICO (IPO)
Ït8BCI8C0 MùùcZ Ü0ROM
Ü0R0M L.L. PV. JZN¨ ¡!-JÛ Z43JÛ! ZJZ!V3J Z43bZö
M0 0ÜCI8l. ÎB8UluCI0B
L8µIt8 L.L. tuB0I0B lcCu0l0RIC8
ÏuBd8CI0U ¯oUOl02IC8
LduMdO
Ü0R0l8 M0 0ÜCI8l. ÎB8UluCI0B
3714 Î8l8CIO8 ÜOR0l8 L.L. Ll. ÎÛ M ¡ ö-!3 ZÛ¡3¡4!
dc LM cI88 ÏMÓ0IC88
b8BChcZ
L.L. tuB0I0B lcCB0l0RIC8
ÏB8UlulO buµtIOt dc
3809
LIcBCI88 b0I8lc8y NM8 LuRcBI8 ÜOR0l8
Ü0R0l8 L.L.
Ll. !VM¨¡4-JJ,
b¡Û¡33Û b¡ÛJ4b b¡ ¡ Z3VV
M0 0ÜCI8l. ÎB8UmCI0B
LCOU0mICO Ï8mIlI8tc8 LucWO b8lCcdO L.L. LÜC. 4ÛZ L0Ht8CI0B lcCB0l0RIC8
(ICSE)
LOHt8CI0B ¯cCBOl02IC8
PlbH0
Ü0R0l8 M0 0ÜCI8l. ÎB8UluCI0B
3808 Ït8BCI8CO Ü0ROl8 L.L. Lt8. Z¡ M 34-b! Z4ö3¡3ö J¡ ÛZ334 Z¡!3!34
dc ÜO2Ol8
L0mcZ¯ÓllcZ
L.L. L0tµt8CI0B lcCBOl0RIC8
LOIµoI8CI0U ÏU8lIlulO ÌOtRc PlbcHO
ÜOROl8 M0 0ÜCI8l. ÎB8UluCI0B
3824 ¯cCBOl0RICO dc l8 HIV8dcBcIt8
L. L.
Ü0R0l8 L.L. hmJD.µlC0l8C0m.C0mRR Ll. JZ M¨ ¡b-34 Z43J4bö Z43¡Û ZZ¡ VJöÛ
L0Ht8CI0B lcCB0l0RIC8
bc2utId8d (IE) H8mmZ
LUI0B PmctIC8U8 dc
N8tÍ8 Î88bcl Ü0ROl8 M0 0ÜCI8l. ÎB8UluCI0B
3823 LduC8CI0B buµtIOt ÜOR0l8 L.L. Lt8. ¡3M¨J3-34 3!ÛÛö! Z433Vö! 3!ÛÛö!
\BI0B PmctIC8B8
L8lIBdO Î8cZ L.L. L0Ht8CI0B lcCB0l0RIC8
LOtµoI8CI0B ÎB8lIlulO
3822
LOlOmbO Plcm8B Î8t8 l8
ÝOlÍR8BR Ü8Îct
Ü0R0l8
Ü0ROl8 L.L.
Lt8. 3Z
b!bZ¡ !Û b!bZ¡ ¡ ! b!bZ¡ ¡ !
M00ÜCI8l. ÎB8UluCI0B
ÏOH8CI0U ¯cCBOl0RIC8 L.L. M"Z¡ ö-ö3 L0tµt8CI0B lcCB0l0RIC8
(ICA)
381 9
LOtµOt8CI0B ¯cCBOl02IC8 L8tlO8 ÌulIO ÜOR0l8
ÜOR0l8 L.L. Ll. 4ZM" ¡b-öb Z43!Ü Zö3¡ 3¡ Z Zö3J43ö
M0 0ÜCI8l. ÎB8UluCI0B
ÏBdu8UI8l LOlOmbI8B8 L88l8ùcd8 PtI88 L. L. L0U0t8CI0B lcCB0l0RIC8
LOtµot8CI0B LBIVct88l
A tclIµ
3830
dcÎBVc8UR8CI0U y
LMIllO
Ü0R0l8
ÜOR0l8 L.L. WW.OVOIK.o.O Ll. J3 M ¡3-J! ZööÛV4V Z43JöbZ ZööÛV3¡
M0 0ÜCI8l. ÎB8lIluCI0U
¯cCUOlO2Í8
HOtÍRucZ
L. L. L0Ht8CI0B lcCBOl0RIC8
(CORUSITC)
.I
Código Institución R
D. MI
�w DcÓI
TeOl TcO
Fu
Rd
C I
1 2
o
la
3829
Corporación John F. Feres E. Said Bogotá
Bogotá D.e.
Cra. öZP N 4A-
43Û3Z¡ ö 43Û3Z¡ ö ZVJÛ¡Z3
No ofcial. Institución
Kennedy Cataño D.C. Z! Sur Corración tecnológica
3827 Politécnico de Bogotá
Fabio Roíguez Bogotá
Bogotá D.e. plit pb.e.co Cl. 4! N ¡ J-JZ Zö3¡ JöÛ Zö3ÛVbJ Zöö3!34
No ofcial. Institución
Cedeño D.C. Corración tecnológica
Cororación
3826
Interacional para el Rafael Enrique Bogotá
Bogotá D.e. Cl. 4¡ N Z! P-3Z JböVb¡ ö ZböÛ3JÛ ZböÛ3bb
No ofcial. Institución
Desarrollo Educatvo U1loa Baros D.C. Corración tecnológica
(eE)
2740
Institución Universitaria Debra Lynn Bogotá
Bogotá D.C. Cl. ¡VN J-Û3 Z4Jbööö Z4J4¡bb J4ZJ44Z
No ofcial. Institución
Colombo Americana Mcknney D.C. Fundación universitaa
Fundación Universitaa Maa Feranda
Bogotá No ofcial. Institución
2738 Empresaa de la Camp Bogotá D.C. Cra. V N ¡ b-Z¡ Jö¡ÛJJ3 Jö¡ÛJJb Jö¡ÛJJ3
Cáara de Comercio Saavedra
D.C. Fundación universitaria
2733
Fundación Universitaria Luis Calos Bogotá
Bogotá D.C. Cl. J! N ZZ-4! Z443Û3J ZböJöbJ
No ofcial. Institución
Sa Alfonso (FSA) Jaime Murillo D.e. Fundación univeritara
2904
Escuela Superior de Henry Medioa Bogotá
Bogotá D.e.
Cr. l1 N ¡ÛZ-
Z¡ ZZ3Z3
Régimen Insttción
Guera Urib D.C. 33 espcial universitaa
2905
Cento de Educación Wlaislao Bogotá
Bogotá D.C.
Cr. I I N ¡ÛZ-
bZÛ3Ü bZÛ3Ü
Régimen Institución
Militar Reynoso Mar D.C. 3Û espcial universitaia
2902 Escuela de Logística
Guillero Bogotá
Bogotá D.C.
Cl. I I Sur N lO
JJ!ÛZÛ! Z40JÛZ¡ JJ!ÛZöö
Régimen Insttución
Granados Mejía D.C. 3Û este espcial univeritaria
Corpración
Ferando Téllez Bogotá No ofcial. Institución
2837 Universita Bogotá D.C. Cra. ! N ¡V-Jö ZöbZJö4 ZöJ33% J4ZZ!!¡
Republicana
Lombana D.C. Corración univeritaia
.�
-&uela de Inteligencia y
Maurcio
2901
Contrainteligencia
Ferando Luna
Bogotá
Bogotá D.e. ww.zec.m.c
Diag. ZZZ N 34-
b!b¡ ÛJ! b!0b b!b¡ÛJ!
Régimen Institución
Brigadier General D.C. JÛ espcial univeritaria
Ricado ChrSolano
Jiménez
2707
Fundación Escuela de Jorge Piñeros Bogotá
Bogotá D.e.
Av. Corpas k.
bö¡ JbJ! bö¡JÛö3 böJ4ö¡
No ofcial. Institución
Medicina Jua N. Corpas Corpas D.C. 3, Suba Fundación univeritara
28 1 1
Escuela Colombiana de Calos Roado Bogotá
Bogotá D.e. ww.el.e.c
Autopista Nore,
b!bZJ3Z b!bZ4J b!bZJ4Û
No ofcial. Institución
Ingeniería Julio Garavito Noriega D.C. k. ¡J Corpración univeritara
Código Institución Re
D
o. Mc
PI"
Dc
Te10 TeWo
Fu
R d C
1 2 org Ic
Universidad Nacional
Betty Góngora Bogotá Ocial. Isttción
21 02 Abiera y a Distacia Bogotá D.C. www.unad.eu.co CJ. 53 M 14-39 2120159 346088 2553497
(UAD)
Pe D.C. Naciona univeritaa
Escuela Nacional de Brig. Héctor
Bogot L. 4 Ocia. Isltción
21 0 Policía Genera Dao Casto
D.C.
Bogotá D.C. ww.plgv.c
M 45 A 15 sur
2381 674 2703732 7108692
Naiona unverita
Santander Car
f--
Escuela Supror de Luis Frcisco
21 0 Administración Pblica Jor
Bogotá
Bogotá D.C. www.esap.eu.co
Diag. 40
222470 2220579 2224356
Ocia. Isttción
(FAP) Peñada
D.C. M4A-37, CAN Naiona unveita
I
270
Colegio de Estudios Mao Fidel
Bogotá No ofcial. Isttción
Supriores de Roha Bogotá D.e. www.cesa.edu.co Diag. 35 M 5-41 285348 2851026 2885974
Administación (CA) Roguez
D.C. Fundión unveita
I 2702
Fundación Universitara
Robro
Bogotá
Cl. 10 M 1 8-75,
No ofcial. Insttción
Jalo Bogotá D.e. hospita de Sa 2019158 2779685 351 3375
de Ciencia de la Salud
Urcochea
D.C.
José
Fundción univerita
¡-
2701
Colegio Universitaro Jorge Heado Bogotá
Bogotá D.C. Cr. 9 M 1 3-4 341 51 41 341 567 24361 9
No ofcial. Insttción
Colombiao Argo Mejía D.C. Fundaión universitaia
Fundación Univeritaia
Jaime
Bogotá No ofcia. Insttción
270 Villamiza Bogotá D.C. www.sn.eu.co CJ. 61 A N 14-28 3451 5 1 1 236015 635039
San Martín
Laus
D.C. Fundión univeritaria
2716
Insttuto Universitario Antonio Cacua Bogotá
Bogotá D.C. Cra. 9 M 9-52 282531 6 2825336 282531 6
No ofcia. Institución
de Historia de Colombia P D.C. Fundión univeritaa
¡---
Fundación Universitaia Guillero Bogotá Cra. 16 No ofcia. Insttción
271 3
los Libertadores Hoyos Trjillo D.C.
Bogotá D.e. www.ulibradores.edu.co
M 63A-68
3482424 54231 34 3 145965
Fundación universitaria
271 2
Fundación Universitaia Luis Ferado Bogotá
Bogotá D.C. www.fl.eu Cl. 73 M 1 0-45 347231 1 2354942 24947
No ofcia. Insttción
Konrad Lorenz Fajao Forro D.C. Fundión univeritria
2710
Fundación Universitaia Bera Revollo Bogotá
Bogotá D.C. CJ. 72 M 1 1 -41 2553226 2494959 217491 2
No ofcial. Insttución
Monserrate Bravo D.C. Fundaión universitia
Fundación Universitaria
Fidel Antonio Bogotá No ofcia. Insttción
2723 Agraa de Colombia Bogotá D.e. ww.uie.co Cl. 1 70 M 50-9 6706 6708032 6723773
(UAGRA)
Huer Beral D.e. Fundación universitaria
2725
Politécnico Pablo Michelsen Bogotá
Bogotá D.e. ww.plig.eu.co
Cl. 57
2170768 21 79777 217614
No ofcial. Isttución
Grancolombiano Niño D.C. M 3-0 este Fundación universitaia
Código Isttció R
D. Mo
Fundación Escuela
Ana Lucía Cely Bogotá
2730 Colombiana de
Bogot D.C.
Rehabilitación
Amézquita D.C.
Fundación Universitaria
Sauel Eduardo
Bogotá
2728
Salaza Bogotá D.C.
del Áea Andina
Echeverry
D.C.
Fundación Universitaria
Alejandra
Bogotá
2726
Acosta Bogotá D.C.
Manuela Beltrán (U)
Henquez
D.C.
Escuela de Luis Ferando
Bogotá
281 2 Administación de Rodguez Bogotá D.C.
Negocios (EN) Naanjo
D.C.
Corporación
281 9
Universitaria de Ciencias Germán Anzola Bogotá
Bogotá D.C.
Aplicadas y Ambientaes Montero D.e.
(VA)
Corporación
Jairo Tapia Bogot
2824 Universitaria de
Bogotá D.C.
Colombia Ideas
Ospina D.C.
Escuela Suprior de Herando
Bogotá
2822 Ofalmología, Instituto Camacho Bogotá D.e.
Barraquer de América Acevedo
D.C.
Corración
Jaime Albro Bogotá
283 1 Universitaria de Ciencia
Bogotá D.C.
Y Desar ollo
Leal Afaador D.C.
Corración Mercedes
Bogotá
2830 Universitaria Frncisca Patiño Bogotá D.C.
Iberoamericana Posse
D.C.
Corraión Pad Cailo
Bogotá
2829 Universitaria Minuto Jorge Bem Bogotá D.C.
de Dios Had
D.C.
Corporación
Balaha Henao Bogotá
2834 Universitaria Nueva
Bogotá D.C.
Colombia
Hoyos D.e.
1 1 01
Universidad Nacional Víctor Mauel Bogotá
Bogotá D.C.
de Colombia Moncayo Crz D.C.
pw Dc
¯
1
Cra. 30
www.ecr.edu.co 21 6996
M 152-40
W.No.O CI. 71 M 1 3-21 36
Av. Circunvaa
www.ub.edu.co 540
M 0
www.ea.edu.co CI. 72 M 9-71 3472737
www.udca.edu.co CI. 222 M 54-25 676267
CI. 70 M 10-75 2558321
Av. 10
21 87077
M 1 8A-51
u@cl.1cc CI. 74 M 1 5-73 34086
corb@inet.co CI. 67 M 5-27 3 10229
Dag. 83
www.uuto.edu 4367242
M 72-55
CI. 74 No 1 1-67 3459252
W.m.w.o.O
Ciud
3681 50
Univeritaa
TeOI
Fa
2
627036 614139
346692 21 15477
546087 5438
540330 3 146757
6761434 6761 132
2553716 217973
· 21 88323 2563305
217816 2178195
2493146 2103553
4308140
3459257
3681 61 3 2219891
R d
og
No ofcia.
Fundación
No ofcia.
Fundación
No ofcia.
Fundación
No ofcia.
Corporación
No ofcial.
Cororación
No ofcia.
Cororaión
No ofcia.
Corraión
No ofcia.
Corración
No ofcia.
Corción
No ofcia.
Coión
No ofcial.
Corración
Ofcia.
Naciona
.
C
ac
Institución
univeritaa
Institución
universitaa
Institución
universitaria
Institución
universitaria
Institución
universitaria
Institución
universitaria
Institución
universitaa
Insttución
univeritria
Institción
univeritaria
Istitución
univeritaa
Institución
univeritaria
Universidad

Có¡
II R
D. M
Univeridad Peagógica
Gustvo
BogO
Î ¡Û3 Antonio Tcllez Bogod D.C.
Nacional
Irgui
D.C.
Î ¡ Z¡
Univer.ida-Colegio Alicia Moyao BogO
Bogo D.C.
Mayor de Cda Irgui D.C.
May. Gn. (R)
Î Î Î/
Univer.id Mlt Mauel Bogad
Bogod D.C.
Nueva G Saguel D.C.
Buenaventura
Î /Ü
Univer.idad Santo Fry Euaro BogO
Bogod D.C.
Tomás Gonzlez Gil D.C.
Î!ÛJ
Univer.idad IDeea de Luis Gem BogO
Bogod D.C.
Colombia Pachón Ovale D.C.
Pontfcia Univeridad
P Gero
Bogad
Î/ÛÎ Remolna Bogod D.C.
Javeriana
Vagas S.J.
D.C.
Univer.idad Distit
M Antonio
Bogod
¡JÛÎ Panzón Bogod D.C.
Fracisco Jose d Cd
Castiblaco
D.C.
Á
lvaro Mcndoz Bogod
¡/Î Î Univer.idad de la Sabana Bogod D.C.
Rz D.C.
¡/ÛV
Fundaión Univer.idad Rubn Amaya Bogad
Bogod D.C.
Centl Rcyes D.C.
Fundación Univer.idad
Jaime Pinzón Bogod
¡/Û/ dc Bogod Jorge Tadeo Bogod D.e.
Lozao
Lpz D.C.
Univer.idad Exterado
Ferdo
Bogod
¡/Û Hinestsa Bogod D.e.
d Colombia
Forero
D.C.
Î /¡ 8
Univer.idad de Sa Fray Lis Javicr Bogod
Bogod D.C.
Buenaventura Uribe Muñoz D.C.
¡/¡3
Fundación Univer.idad
Jaie Posada
Bogod
Bogod D.e.
de América D.C.
"w
ww.pagogca.cu.co
ww.umng.cu.co
ww.ust.c.co
ww.uc a.cu.co
ww.javeraa.cu.co
ww.udsttal.cu.co
ww .ua c.c
ww.uccnt.cu.co
ww.ut.eu.co
ww .cna.cxt
ww.ub.e.c
ww.lie.c
..... ... ....
Dc
Cl. 1JN ¡ ¡ -1J
Cl. ZöN bÛZ
Cr. ¡ ¡
N ¡Û¡-öÛ
Cr. ¡J N å¡-¡b
C. ¡ JN Z4- ¡å
Cr. 1 N %-bZ
Cra. ¡å N å1-4J,
piso J
Pente del
Comón,
vía a Chía
Cl. 1å N ¡b-1¡ ,
piso ¡
Cra. 4 N ZZ-b¡
Cl. ¡ Z
N ¡-¡/cste
Trs. 2
N ¡1Z-Û8
Av. Ciunvalar
N ZÛ-3J
. . . .
To ¯6KÍw

Ra de Cater
1 2 orgen �mico
Ocial.
J¡Û¡ ¡ ¡ Û Z¡/JJÛ¡ J4/J3J3 Univer.idad
Nacional
JJ%Zå1 Z4åb1Jb Z84¡1¡1
Ocial.
Univer.idad
Naional
Z¡åWöV Z¡41343 Z¡åWöV
Ocial.
Univer.idad
Nacional
Z¡ ¡Ûöå Z¡ ¡ bJ48 Z¡ ¡ bJb8
No ofcial.
Univer.idad
Fundión
ZöbåZÛ JJ4/Û/8 Z8Z4VJZ
No ofcial.
Univer.idad
Fundación
No ofcial.
Z81å1V¡ Z88¡ 3¡ ¡ Z83JJ48 Univer.idad
Fundación
Ocial.
Z3åöZåZ J ¡Û¡ JÛ3 J¡ Û3ZJ3 Univer.idad
Municipal
No ofcial.
b/bÛ8Ü b/NJ// b/N8Û8 Univer.idad
Fundaión
Z848Z4V J4¡ 83Ó Z8¡ ¡ bÛ8
No ofcial.
Univer.idad ,
Fundación
No ofcia.
JJ4¡111 JJM Z8Zb¡V/ Universidad ¡
Fundción
No ofcial.
Z4¡J484 Z8ZbÛb Z84J/bV Universidad !
Fundación
b//N// b//3/¡/ b//JÛJ
No ofcial.
Universidad
Fundación
J¡Z/V1Û JJbZV4¡ J¡ Z/WV
No ofcial.
Univer.idad
Fundación
Cóg Ii R
D. Mo P w Û
¯MM 1
Îæ
R d Ca
1 2 orge
ac I
Colegio Mayor de
Raael Riveros Bogotá
No ofcial.
¡!¡4 Nuesta Señora del
Dueña D.C.
Bogotá D.C. www.urosario.edu.co Cl. ¡4M b-Z3 ZV!ÛZÜ ZöZÜöö Zö¡ ö3öJ
Fundación
Univeridad
Rosao
¡!¡V
Universidad Católica d Edwin de Jesús Bogotá
Bogotá D.C. ww.uca.e.co Cra. ¡3 M 4!-J¡ Zö3JV¡Z Zö!¡Ûöb Zöö3öZö
No ofcial.
Universidad
Colombia Hort a V áquez D.C.
Fundación
Fundación Universidad J086 Gregorio
Bogotá Cra. 3 M ¡ ¡-4J, No ofcial.
¡!Z3 Autónoma de Colombia Herdez
D.C.
Bogotá D.C. www.fac.eu.co
piso J
Z4J3VÛ3 Z4J3öZV Z4Jb34Û
Fundación
Univeridad
(FAC) Galindo
¡ öÛJ Universidad de L Salle
Hno. Fabio Bogotá
Bogotá D.C. www.laalle.edu.co Cra. Z M ¡Û-!Û ZöJÛ Zö4Zb ZöböJV¡
No ofcial.
Universidad
Gallego Aria D.e.
Corración
¡ öÛ¡
Universidad L G José Galat Bogotá
Bogotá D.C. www.macromeios.comdirectorio Cra. b M ¡ J-4Û J4JöÛ! J4ZVVÛ¡ ZöZöJöb
No ofcial.
Universidad
Colombia Noumr D.e.
Corpración
¡!ZV Universidad El Bosque
Jaime Ecoba Bogotá
Bogotá D.C. www.unbsque.edu.co
Tr. 9A bis
Z!4JÜb Z3öZJM bZ3ZÛJÛ
No ofcial.
Universidad
Triana D.e. M ¡JJ-Z3 Fundación
Universidad Sergio
Rogo
Bogotá
No ofcial.
¡!Zö Noguera Bogotá D.C. www.rromeios.comdirectoro Cl. !4 M ¡4-¡4 J¡Û!ö¡ ¡ J4bZ3¡V J4!¡Û3V Universidad
Aleda
Labrde
D.C.
Fundación
¡ öÛ Universidad Lb
Víctor Herdo Bogotá
Bogotá D.C. h://w.u.e.c Cl. ö M 3-öÛ ZöZÛJöV J4¡ Zb3V ZöZJ3öÛ
No ofcial.
Universidad
A1vaado Arla D.e.
Corpración
¡ ö¡ J
Universidad Calos Angulo Bogotá
Bogotá D.C. www.unades.eu.co Cr. ¡ M ¡ öP-!Û Zö4ö¡4J ZöbVZ¡ ¡ Zö4¡ öM
No ofcial.
Universidad
d los Andes Galvis D.C.
Corpración
¡ ö¡ ö
Univesidad Copratva Juan Calos Bogotá
Bogoá D.C. www.ucc.eu.co
Av. Caa
JZÛ¡0! Zö33V3Z Zö!4Û¡Û
No ofcial.
Univeridad
d Colombia Pérz D.C. M J!-¡ 3 Corración
¡ ö¡ 3
Corión Univeridad José María Bogotá
Bogotá D.C. w .intt c' Cra V M43P¬ Zö3b3Û Z43bJ3Z JZÛ¡ !Û
No ofcial.
Univeridad
Piloto d Colombia Cifentes P D.C.
Corpraión
¡ öZb
Univeridad Antonio Mar FaI d Bogotá
Bogotá D.C. ww.u.e.c Cl. 3V M Jö-Ûö Z!Z4bJÛ ZZ¡4¡J3 ZÜJööö
No ofcial.
Universidad
Naiño La D.C. Corración
Escuela Nava d Cont.
Bosue Ocial. Régimen
V¡Û3 Cadetes At Frand Elía Boliva Cargena ht:/su.e.e.c
Malo
bV4ZV3 bV4!ö bbV43ZÛ
Nacional espcial
Padilla Ror Camps
Cóigo InstihM:iÓD R
D.
Mlpio ..web Dc
T TeWOI
Fax
Ruón de C
l 2 orgen aa
Corración d
Eucación Supror
4826
Insttuto d Katty Tinoo
Bolíva Caragena
Pie del Cer, Cl.
66 72 6682 66 77
No ofcial. T�nica
Admistción y Ta 30 N 1 8B-17 Corraión prfesional
Fin d Caagena
(le)
Colegio Mayor
Maela
O. de la Fatoa Ofcial. Insttución
3 103 Magata Bolíva Caena 64 62486 60 71 7
de Bolívar
Ji�nez Malos
N 35-95 Naional tenológica
371 0
Fundación Tenológica Dionicio V �Iez
Bolíva Cagena www.tena.eu.co
O. del Cuael N
68352 6071 60253
No ofcial. Institución
Antonio de �valo White 36-54 Fundación tenológica
Fundación Insttuto
Zgoilla Cl. 30
Tecnológico Corenalco Augusto Covo No ofcial. Institución
3705
Cagena (Tecnológico Tors
Bolíva Caagena N 30B-I , El 698210 620880 698338
Fundación tenológica
CMA)
Ca
Corión Ceilia Magay
No ofcial. Institución
2839 Univeritaria del Sinú Cogollo de Bolíva Caagena Cl. 30 N 20-71 6562403 656792 6562403
Corraión universitaria
(cus) P�rez
Escuela Suprior de
Sa Nader Cl. 39, Plaa d Ofcial. Institución
221 1 Bella Ares Caagena
David
Bolíva Caagena
San Diego
60 391 669707 62346
Depaental universitia
d Indias
Corración
Sofía Leonor
Capus d
No ofcial. Institución
280 Universitaria Tecnológica
Trillos Siera
Bolíva Caagena www.cutb.edu.co Teera, vía a 61 91 61 661 9163 6619240
Corpraión universitaria
d Bolívar Ta K. 1
Corión
Rosario Lópz Cl. Don Sancho No ofcial. Institución
2825 Universitaria Rafael
Guerer
Bolíva Caagena
N 36-70
601 1 1 8 667578 6601 34
Cororación universitaria
Núñez
Universidad de
Sergio
Cento, Cr. 6 N Ofcial.
1 205
Caagena
Hemández Bolíva Caagena
36- 1 0
6076 66080 60380
Depaental
Universidad
Gamr a
Universidad de San
Pae Luis Cl. Re de
No ofcial.
1724
Buenaventura
Javier Uribe Bolíva Caagena www.usb.eu.co Teera, 6539594 6539595 653959
Fundación
Universidad
Mufoz Caagena
Fundación Universidad
Evaisto
Cr. 4 N 38-40,
No ofcial.
1708 de Bogotá Jorge Tadeo
Obrgón Gac�s
Bolíva Caagena ww.u.e.c plaza de la 660578 660 639 664714
Fundación
Universidad
Lozao Merced
Instituto Universitario Luis Felip
Tras. 2E-
No ofcial. Institución
2720 Boyacá Tunja N 58A-235, 43 1590 4381 39 401541
Juan de Castellaos Sánchez Apont
Semo Mayor
Fundación universitaria
........L.
Cógo Ii R
.. Ma
paw
2729
Fundación U ni versitaria Osmar Coreal
Boyacá Tunja www.uniboyaca.edu.co
de Boyacá Cabral
Universidad Pedagógica
Olmedo Vargas
1 1 06 Y Tecnológica de
Hemández
Boyacá Tunja www.uptc.eu.co
Colombia
U ni versidad Pedagógica Carlos Albero
Chiquinqui -
1 1 09 y Tecnológica Sandoval Boyacá

de Colombia Fonseca
U ni versidad Pedagógica Carlos Albro
1 1 07 Y Tecnológica Sandoval Boyacá Duita http:/www.uptc.edu.co
de Colombia Fonseca
Universidad Pedagógica Carlos Albero
1 1 08 Y Tecnológica Sandoval Boyacá Sogamoso
de Colombia Fonseca

1 1 03
Universidad Nacional Víctor Manuel
Caldas MaizaIes www.unal.edu.co
de Colombia Moncayo Crz
1 1 1 2 Universidad de Caldas
Carlos Enrique
Caldas MaizaIes www.ucaldas.edu.co
Ruiz Restepo
1 722
Fundación Universidad Hugo Salaza
Caldas ManizaIes www.we.e.co
de ManizaIes Garcfa
Universidad Católica de
Hna. Gloria del
1 827
Manizales
C. Torres Caldas ManizaIes www.ucatolica.edu.co
Bustamante
1 825
Universidad Autónoma Francisco Césa
Caldas MaizaIes www.autonoma.edu.co
de ManizaIes Vallejo Mejía
Colegio Integrado
Alfonso
41 1 2 Nacional Oriente
Rarz Gómez
Caldas Pensilvaia
de Caldas
Universidad de la
Ósca
1 1 1 5
Amazonia
Villaueva Caquetá Florencia unten@hahateleuetcom.co
Rojas
4836 Corporación UClCA
Julio César
Cauca Popayán
Vidal Medina
Ü
1W 1MW
1 2
Cra. 2 este
45055 4500
N 64- 1 69
Carretera Cental
del Norte
74221 73 74221 74
Cl. 14A N 2-37 262598
Cra. 18 Cl. 23 601 0 6021 8 1
Cl. 4 sur
N 1 5- 1 34
701 693 701 71 3
Cra. 27 N 6-60 862733 8 100
Cl. 65 N" 26- 10 85 1 71 2 855240
Cra. 19 N 19-03.
841 450 841 545
Campheroso
Cra. 23 N" 6-63 8601 9 86022
Antigua Estación
I 881 050 881 0278
del Ferrocarril
Cra. 5 N" 6-30 555026 55506
Av.
Circunvalación. 435295 4353947
barrio Porvenir
I

Cl. 4 N" 1 - 1 4 1 241 228 240550
Îæ

o
4504
No ofcial.
Fundación
Ofcial.
742431 1
Nacional
Ofcial.
262598
Nacional
Ofcial.
601 790
Nacional
Ofcial.
701 623
Nacional
863220
Ofcial.
Nacional
862520
Ofcial.
Nacional
841443
No ofcial.
Fundación
No ofcial.
860575
Corporación
881 029
No ofcial.
Corporación
Ofcial.
555308
Nacional
Oficial.
435823 1
Nacional
242 1 20
No ofcial.
Corporación
Cacter
ao
Institución
universitaria
Universidad
Universidad
Universidad
Universidad
Universidad
Universidad

Universidad
Universidad
Universidad
Técnica
profesional
Universidad
Técnica
profesional
. ..
Cóigo InsttuciÓD R
D. M
plw Ü
1ðKw 16�W
ÎM
Ñ de Cater
I 2 og �mico
Instituto Tecnológico de
Lina Urib No ofcial. Institución
3831 Educación Suprior de
Cora
Cauca Popayá Cl. 4 N 8-30 8220517
Corración tecnológica
COMACAUCA
31 0 Colegio Mayor del Cauca
Ruth Cepda
Cauca Popyá Cr 5 N 5- 241 10 22022
Ocial. Institución
Vaga Naional tenológica
Fundación Univeritaria
Gael Albro
L Roble, No ofcial. Institución
2715 Zbrao Cauca Popayá ht:w.fp.eu.co 8238025 823820 2480
de Popayán
Caicedo
k. 8 v al sur Fundación univeritaria
1 1 10 Universidad del Cauca
Dao Reialdo
Cauca Popayá www.ucac.eu.co Cl. 5 N 4-70 241 893 243020 241972
Ocial.
Universidad
Viva Raos Naional
Fundación Cent
P Ver No ofcial. Institución
2722 Universitario de Haleh A Cauca 282412 282413 553691
Bienestar Rura
Tejaa Perconego Fundación universitaa
1 1 20
Universidad Popula Robro Da
C Valleupa
S Bao
745081 70896 743878
Ocial.
Univesidad
del Cesa Suáz Huo Naional
Corrción Cecilia Magaly
No ofcial. Istitución
280 Universitaria del Sinú Cogollo de Córoba Monta Cra. 3 N 29-26 83 840225 84077
Corración universitaria
(cs) P�rz
Víctor Hugo
Ka 3 Ocial.
1 1 1 3 Universidad de Córdoba Hemández Córdoba Montría ww .ub e.c
vía a Cer�
8630 863278 86054
Nacional
Universidad
Pérez
1727
Universidad Pontifcia José María
Córoba Montería www.uph.eu.co
Ka 8 vía a
8661 860267 861 2
No ofcial.
Universidad
Bolivariaa Hoyos Regio Cer� Fundación
1731
Universida Católica Edwin de Jesús
Cundinaa Chía www.ucalica.edu.co
K+ 21 vía Cra.
67671
No ofcial.
Universidad
de Colombia Horta V ásquez 7, L Ca, Chía Fundación
2903
Escuela de
Á
varo Viveros
Cundina Facatatvá
Baro
8422655 8422727
R�gimen Institución
Comunicaciones Castellanos D Caos espcial universitaria
1214
Universidad de Alfonso Satos
Cundc Fsagaugá
Díag. 1 8
214 3273 3826
Ocial.
Universidad
Cundinamaca (uE) Montero N 20-29 Depaamental
Universidad de
Ferado
Ocial.
1 21 5 Antonio Tor es Cundc Got Cl. 16 Cra. 16 3823 3273 91 86738 Universidad
Cundinamaca (uE)
Gómez
Depental
Código Institución
Rectr
D.
Municipio
Escuela de Subofciales
ºÎ Û¿
de la Fuerza Aérea
José Enrique
Cundinamaca Madrid
Colombiana Andrés
Pinzón V ásquez
M. Díaz
J¯¿4
Fundación Tecnológica
No Reportado Cundinamaca Madrd
de Madrid
º Î Î J
Servicio Nacional de
No Reporado Cundinamaca Mosquera
Aprendizaje (SEA)
Escuela Militar de
Francisco José
JºÛ¿ S ubofciales Sargento
Cundinamarca Nilo
Inocencio Chincá
Ardila Uribe
Universidad de
Ferando
Î ¿Î Ó
Cundinamarca (UE)
Antonio Tores Cundinamaca Ubat
Gómez
Universidad Tecnológica
William Murillo
Î Î Î 8 del Choó Diego Luis
Chocó Qu
Córdoba
Lópz
Corporación
Virgilio Barrera
¿ö¿8 Universitaria del Huila
Huila Neiva
( CRl)
Cast
Î Î Î 4
Universidad
Jesús Antonio
Huila Neiva
Surcolombiaa
Mona Maque
Î ¿Î 8
Universidad de
Luis Robro
L Guajia Riohacha
La Guajira
Alguero Amaya
Instituto Nacional de
4Î Û¿
Foración Técnica
Calos Albro
L Guajira
San Jua
Profesional de San Juan Cujia Mejía del Cesa
del Cesar
Î ¿Î J
Universidad del
Calos Eduardo
Magdalena Sata Maa
Magdalena
Caicedo Orar
Î 8¿Û
Universidad Cooprativa Cesar Pérez
Magdalena Santa Maa
de Colombia Garcla
Página we Drción
Teléfono
Î
Madrid 8¿åUÛå
Cl. 4 N 4-ÓJ 8¿å4JJ8
Ko Î Óvía
¿Ó¯4Î 8J
Bogotá-Mosquera
Tolemaida 4å¿Û¯¯
Cl. ÓA N V-8Û 8åå¿Ó8¿
Cra. Z N ¿å-Z¿ ¯Î Î ÓÎ Ó
L. ZÎ N Ó-ÛÎ ¯åUÓÓ
ww .uloc
Av. Pastana
¯å4¯åJ
Borro-Cra. I
K= å vía
¯¿8åZV¿
a Maicao
Baro Veinte
¯4Û8
de Julio
icvo:05
Av. del
4JÛÎ ÓVZ
Ferarl
ww.uc.e.co Cl. JZN Z- Î4 ¿J¯U¿
Teléfono
Z
¿Ó¯¿¯4J
ZÓ¯4Î 4J
4å¿Ó¯¯
8ååJÜ
¯Î ίJå
¯åJåJZ
¯åVÎ ¿4
4JÛÎ ZV¿
ZJZÓÛ8
Fa
K8 d
orgen
8¿åUU
Ofcial.
Nacional
No ofcial.
Fundación
ZÓ¯4Î 8J
Ofcal.
Nacional
Régimen
V8¿4åÛ
espcial
Ofcial.
8ååJÛåå
Deparamental
Ofcial.
¯Î ¿ÛVV
Nacional
No ofcial.
¯å4¿8V
Corración
¯å88VÛ
Ofcial.
Naional
Z¯¿ååÎ
Ofcial.
Dparamenta
¯4Û
Ofcial.
Naional
4JÛZÛåÛ
Ofcial.
Dpental
4¿J¯UZ 1
No ofci

.
Corración
L
acadmico •
Régimen
espcial
Institución
tecnológica
Régimen
espcial
Institución
tecnológica
Universidad
Univeridad
Insttución
universitara
Univeridad
Univeridad
Técnica
prfesiona
Univeridad
Univeridad
Código Institución Rector Depto. Municipio Página web Dirción
Tel�fono Tel�fono
Fax
Razón de C !
1 2 orgen �mico ;
Instituto Naciona de
Juana del Cl. 10 N 1 2-22.
Foración Técnica Ofcial. Ténica
41 1 1
Profesional Humbro
Caen Maín Magdalena Ciénaga pla del 24080 241 589 24080
Naiona profesional
Velázquez Gacía
de Car asquilla Centenaio
Corración
Ferado No ofcia. Institución
2836 Universitaria Empresaal
Navar o Sibaja
Magdalena Ciénaga Cl. 7 N 1 1 -73 4242225 4242226
Corrión unveritia
de Salamaca
Corpraión Rafael María
Cr. 32
No ofcial. Institución
2827 Meta VilIavicencio N 34A-31 . bar io 621 825 621 81 6 621 827
Universitaia del Meta Mojica Gaía
Sa Ferado
Corrción universita
1 1 1 9
Universida de Islena Pérez de
Meta VilIavicencio
K. 1 1 vía
36537 31 291 34892
Ofcial.
Univerid
Los Llanos Parado Pero Lpz Naciona
Cento de Estudios
Padre Evaristo Cra. 20A No ofcia. Insttución
3708 Supriores María Goretti
Acosta Maest
Naño Pato www.cesrag.edu.co
N 14-50
21 6535 21 207 212314
Fundación tnológica
(CMAG)
Corporación Autónoma
Tito Jame
No ofcial. Institución
381 7 Colunge Naiño Pasto Cl. 19 N" 27-80 232452 291 789 291758
de Nariño (AUA)
Benavides
Corrción tecnológica
1 206 Universida de Naño
Edgar Osejo
Naiño Pato
www.caima.univale.- Torobajo. Cra. 22
235652 235654 235652
Ofcial.
Universidad
Rosero edu.coscfuaino N 1 8- 1 09 Depaamenta
Hna. Miriam
No ofcial.
1 720 Universidad Maiana Stella Alzate Naiño Pasto Cl. 1 8 N 34- 10 294923 230873 230874 Universidad
López
Fundción
Fundación Cento Hna. Eucli via
No ofcial. Técnica
4725 Superior Profesional Herández Naiño Ipiales Cra. 4 N 1 3-23 25265 254779 254779
Filipense Bermúdez
Fundación prfesional
4838
Corraión Técnica Luis Albero Nore de
Cúcuta Av. 4 N 1 3-87 71 2025 71 4240
No ofcial. Ténica
Bolivaana Santaella Ayala Santander Corraión profesional
Corración Educativa Claudia Yelisa Nore de
I
4804 Cúcuta ce.cucutcol.n.co Av. 4 N 1 5-88 833957 71 5 149 83509
No ofcial. Ténica
i
del Oriente Pinto Tolosa Santander Corración profesional

Fundación de Estudios
Saturino Flórez Nore de No ofcial. Institución
I
371 8 Supriores Coraore
Coredor Santander
Cúcuta Cl. 9 N 0-95 731 207 71 9544 71 499
Fundación tecnológica
(Fc)
Cógo Ii R
D.
Muá Pw Dc
T Teo
Fu
R d Cr

1 2 orgen aaémico
Universida Francisco de Héctor Miguel Nore de
Av. G
Ofcia.
1209 Cúcuta Colombia 753172 752452 753893 Universidad
Paula Santander Par a Lópz Santander
M 12E-96
Depaental
Ferado
Av. Caal
1 81 0 Universidad Libre
Enque Nore de
Cúcuta Bogot, magen 781238 781 037 791 867
No ofcial.
Universidad
D'janon Satder Cororación
Roríguez
izquierdo, It.
Universidad Francisco de
Gustavo Adolfo
Noe de Ofcial.
1210
Paula Satander
Casadiego
Satder
O Cra. 9 M 10-52 610125 610161 6106
Depantal
Universidad
Angaita
Instituto Superior de
Tulio Enrique
Nor de Ofcial. Institución
31 02
Educación Rural (ISE)
Vilaz
Satder
Pamlona Cl. 8 M 8- 155 682597 682578 681736
Nacional tecnológica
Solao
1 21 2 Universidad de Pamplona
Ava Nore de
Pamplona
Cl. 6 M 2-102,
681 995 68296 680581
Ofcial.
Universidad
Gonzáez loves Satder E Caen Depaental
91 14
Servicio Nacional de Rafael Robledo
Quindío Arena Cra. 19 M 7-75 450571 45409 45681 0
Ofcial. Régimen
Aprendizaje (SEA) Escoba Nacional espcial
Escuela de
4709
Administación y Fracisco lao
Qundío Arenia
Cra. 14 M 3-1 1 ,
45 1 1 01 451 1 32 451638
No ofcial. Técnica
Mercadotecnia del Rz Concha Av. Bolíva Fundación profesional
Quindío
1 208 Universidad del Quindío
Héctor Polaa
Quindío Arena ww.ui o.ec
e. 15 a. 12
4521 81 4509 462563
Ofcial.
Unversidad
Rivera nore Depental
1 802
Universidad la G Jo Gaat
Quindo Aena
Av. Bolíva,
454791 45051 4560
No ofcia.
Universidad
Colombia Noumr e 14 N 747 Corrión
480
Corración Cento Calos A
Risd Pri a. 19 M 12- 1 6 3335332 3332973
No ofcia. Técnica
Técnico Arquitctónico Frco G Corrión profesional
Corprción Insttuto de
Hem Rz No ofcial. Técnica
4825 Admstción y
Gildo
Risd Peri Cr. 7 N 42B-27 3365983 3365857 3365980
Corrción profesional
Fina
Fundación Universitaria
Samuel Eduao
No ofcial. Institución
2737
del Á Andina
Sala Risad Perira ww.f.c.co e. 9 M 23-22 325592 325593 325595
Fundación universitaria
Echever
Códgo IIII R
D.
MUI
Nw
0c
Tel TelOl
Fa
Rn d Carácter
I 2 ogen ac�mico
Padre Alvao
Av. Sur, parque
Universidad Católica Eduardo No ofcial. Institución
Z! ¡ ¡
Popular del Risaralda Betancur
Risaalda Pereira Metoplitano JZÜ!bZ! JZÜ!!ZZ JZÜ!b¡J
Fundación universitaa
Jimnez
Café
¡ ¡ ¡ ¡
Universidad Calos Albro
Risaralda Pereira ww.ut.eu«c L Julita JJ4V44 J3Z!ö3 Z¡ JZÛ
Ofcial.
Universidad
Tecnológica de Pereira Ossa Ossa Nacional
Ferado
¡ öÛ Universidad Libre
Enrique
Risarda Perira www.ulibrepi.edu.co Cra. ! N 4Ü-ÜJ J3b ö Jb0ZÜ Jb0Z4
No ofcial.
Universidad
D'jan on Corpración
Roríguez
Corración Elizth
Sata Rosa No ofcial. Institución
Zö¡ö Universitaria de Sant Villal Risaralda
d Cabal
Cra. ¡4 N Z!-öÜ bJÛ b¡Üö! b 34ö
Corpración universitaa
Rosa de Cabal (UISAC) Castañea
3öÜ¡
Corración Escuela Wilson J aes
Satder Bucaga Cl. Z4 No ZJ-bö bJ4Z3öÜ bJ4Vö!4
No ofcial. Escuela
Tecnológica del Oriente Martínez Corración Tecnológica
Corporación
+öZV
Interamericaa de Pablo Emilio
Santader Bucanga Cra. Zb N 3Ü-!J b!3V4V bZVV4 bJÛJ ¡!
No ofcial. Técnica
Educación Suprior Rz Chaux Corporación profesional
(CRE )
JZÜ¡
Unidades Tecnológicas Víctor Raúl
Satder Bucaaga Cra. JÜ N V-4Ü J4!bV! J4ZZZ3 J4bJbb
Ofcial. Institución
de Satander Cast Neira Depaamental tecnológica
Fundación Instituto
J!¡b
Tecnológico Coprativo Ricado Fórez
Santander Bucaga Cra. Jb N 4ö-VV bJ¡ JÜ¡ bJ!böZ bJJ4¡b
No ofcial. Institución
de Comultaan Rueda Fundación tecnológica
(PECOM)
Jö¡b
Corporación Tecnológica Jairo Casto
Santander Bucaga ww.ctm.e.c Cl. V N ZJ-33 bJZ¡!3Ü bJZ¡ öM bJ43!!3
No ofcial. Institución
(CENOSIS ) Cast Corporación tecnológica
Corporación Educativa Eduardo Siera
Cl. de los
No ofcial. Institución
Jö¡Ü Santader Bucaga Estudiantes b 3JZJ b 3JZJ
(rA) Barneche
N ¡Ü-ZÜ
Corporación tecnológica
Corporación
Rafael Serano No ofcial. Institución
ZöJZ Universitaria
Saniento
Satadr Bucga ww.u.e.c Cra. ZV N 4!-JZ 4J4V!! 3¡ b3Ü 4JÚZ
Corporación universitaa
de Santader
Universidad Industial Miguel José
Ciudad
Ofcial.
¡ZÜ4 Santader Bucaga www.uis.eu.co Universitaria, J4Jb33 J4Jb3b J3Ü34¡ Universidad
de Santander Pinilla Gutiérz
Cra. Z! Cl. V
Depaamental
Cóigo Insttución Ro
D. Mo
�web Dc
Te�fono Te�fono
Fa
R d ct ;
1 2 ogen a
1705
Universidad Santo Fray Eduaro
Santander Bucaga www.ustabuca.edu.co Cra. 18 N 9-27 6342668 6351 345 6352569
No ofcial.
Universidad
Tomás Gonzáez Gil Fundación
Universidad Pontcia
Pbro. Gonzalo CI. 33 N 21 - 1 8,
No ofcial.
1723
Bolivariana
Rest Santander Bucaga semnao 6 38838 6 38839 6 48075
Fundación
Universidad
Restep Aoridablanca
1 817
Universidad Copratva César Pérez
Santander Bucaga www.ucc.edu.co CI. 30A N° 33-5 1 343825 656521 345029
No ofcial.
Universidad
de Colombia Gacía Corpración
1 823
Universidad Autónoma Garel Burgos
Santander Bucaga www.unab.edu.co CI. 48 N 39-234 6361 1 1 633956 633958
No ofcial.
Universidad
de Bucaga (UA) Mantlla Corrción
Insttuto Universitario
Aaldo
Av. Santader Ofcial. Institución
2207
de la Paz
Chiquillo Santander Bar cabneja
CI. 9 N 10-22
22941 8 225558 22941 8
Depaamental universitaria
Olivieri
1 81 9
Universidad Copratva Césa Pérez
Santander Bar ncabreja ucc.edu.co
Cr. 24 N 6-33,
21 3277 229386 229386
No ofcial.
Universidad
de Colombia Gaía bario El Recreo Corración
Fundación Universitaia Padr Pedr Nel
Ciudad No ofcial. Institución
2717 de Gaía Rovir, Nore Crispí Santander Máaga
Unversitaa
67353 67226
Fundación universitaia
y Gutiérez Ldnez
2724
Fundaión Universitaria Lc Saiento
Santander Sa Gil Cr. 7 N 14-34 242534 245407 349
No ofcial. Institución
Coprativa de San Gil Ardila Fundación universitaria
Ferado
1 81 1 Univeridad Lbre
Enque
Santander Soor Cr. 15 N. 1 6-58 272639 275231 272240
No ofcial.
Universidad
D'jannon Corrción
Roguez
Corraión
Jorge Eliéer Car tera Troncal
No ofcial. Insttución
2823
Universitaria del Carb
Anaya Sucr Sincelejo Ocidente, vía a 28010 280746 2801554
Corración universitaria
Herádez Coroz
1217 Univeridad de Sucre
Luz Stella de la
Sucr Sincelejo Cr. 28 M 5-267 282124 2825736 2825736
Ocial.
Universidad
Ossa Velásquez Dparamental
391
Escuela de Foración Ferado
Sucre Tobl Coveñas Sucre 880265 880265
Régimen Insttución
de Infantería de Marina Navar Sibaja espial tecnológica
~
Cóigo IDatt R
D. Mo
..w
I vette Josefna
2208 Conseratoro del Tollma Gabal Tolima Ibagué
Micolta
Corrión
Lnids Lpz
281 7 Univeritara de Ibagué
HeI
Tolma Ibagué ww .cu.e.c
(CORIIA)
1207 Universid del Tolma
Jesús Ramón
Tolima Ibagu� utolima.ut.cu.co
Rivier Bulla
Instituto Tollmense de Maucio
41 1 0 Fonaión T�ca Alvarado Tolima Espinal sitp@col l .tlcom.com.co
Pfesional Hidgo
Monseñor
2741
Fundación Universita Abrham
Tolma Espinal
del Espinal Fundes Escuder
Montoya
Corrción de
Eva Trviño
381 1 Educación del Nore del
Dvia
Tollma Honda
Tollma
91 1 1
Sericio Nacional de Tulo Arbláez
Valle Cali htp:/ www.senavalle.cu.co
Aprendizaje (SEA) Gómez
Escuela Militar de
Brig. General
9103 Aviación Mao
Jorge
Valle Cai
Fidel Suáz
Ballesteros
Roguez
Institto T�nico
Neyl Grizales
4109 Naional de Comercio Valle Cai i@co12.tlc.co.c
Simón Roguez
Aana
4701
Fundación Acadeoa de Maa Inés
Valle Cali acapro@tlesat.com.co
Dibujo Prfesional Jalo Liva
Fundación Inst de
Ru�n Dao
4716 Car ras Técnicas
Gazón Cazas
Valle Cai
Profesionales (F)
Fundación Centro Carlos Enrique
4723 Colombiao de Estudios Arenas Valle Cali
Superiores (CCE) Roguez
Dcó
a. 9 M 1 - 1 8
e. 22 Cl. 67,
bar o Ambalá
Bar o Santa
Een
Antguo
Seminaio
Conciia
a. 10 M 6-67
a. 10 M 29-
93/33, baro E
Repso
a. 52 2bis- 15,
baro Salooa
Cra. 8 M 58-67
a. 35N
M3Gn-57, bar o
Prados Nore
a. 27 noe
M 6Bn-50
Av. 6 nore
M 28- 102
Av. 9 nore
N· ION-88
Tel6fOl
1
61 8526
616
6421 9
483503
2483621
51 326
4467165
431 1 21
66331 1
66771 81
6610321
6610143
..............
TekfOl
2
61 0547
68373
64 21 8
483501
248024
5 1 3963
431291
614344
677182
6610139
. ..........
Fa
R de C
og a
Ocial. Insttción
615378
Dpant universitaria
No ofcial. Insttción
619
Corración universitaria
64869
Ocial.
Universidad
Depntal
Ocial. T�nica
483502
Nacional profesional
248543
No ofcial. Institución
Fundación universitaria
No ofcial. Insttución
5 1 1235
Corración tecnológica
4471074
Ocial. Régimen
Nacional espcial
431368
Ocial. Régimen
Nacional espcial
Ocial. T�nica
6367
Nacional profesional
61066
No ofcial. Tocnica
Fundación profesional
No ofcial. Técnica
6612452
Fundación prfesional
No ofcial. Tocnica
61 1075
Fundación profesional
. ........
Cóigo Instt R
D Mo Nw Dc
Teo T
Fa
R de Cacter
I 2 ogn amico
Corporación Educatva
Caolina Zpata Av. 6 nore N No ofcial. Técnica
481 1 Cento de Valle Cai 617449 6161 1 610227
Administación de Cali
Villega 2149 Corración profesional
Corpración Regional de
Luis Guillermo Cra. 23B N 4-01, No ofcial. Técnica
4808 Educación Suprior
Valencia Lópz
Valle Cai
piso 2, M0rs
5568161 570768 5681 61
Corporación profesional
(C) de Cali
Corración de
Daniel Hemn
Av. 3 nore N
No ofcial. Técnica
4814 Educación Suprior
Caacho Botero
Valle Cali 4- loB, L 6989 69988 668285
Corporación profesional
Miguel Camacho Perea Mer
Cororación Educatva Cecilia Magaly Av. 5A Nor N
No ofcial. Técnica
4828 de Car era Intenedia Cogolo de Valle Cali 20.84, bar io 684597 61746
Cororación profesional
Técnicas (cr) Pérez Veral
Instituto Tecnológico Jairo Paesso
Ocial. Institución
3301 Municipal Antonio José Tascón Valle Cai Cra. 16 N 1 2-0 5569341 5574920 5569475
Municipal tecnológica
Caacho (encagado)
Fundación Cent
Henr Aragón O. 9B N 29A- No ofcial. Institución
370 Colombiano de Estudios Vale Cali ww.cecep.eu.co 6826321 6826329 55709
Profesionales
P 67, Cpat Fundación tecnológica
Fundación Instituto
Jaime Ursta Av. 3 C nor N No ofcial. Institución
3715 Tecnológico
Ricci
Valle Cali
35N-55
6704 614754 61 3073
Fundación tecnológica
Hispaoaericano
Corración Escuela de
José Frcisco Av. 5An N 2. No ofcial. Institución
380 Administción de
Engel Wensky
Valle Cali
84, Vees 4
61674 61 374 60 95
Corración tecnológica
Empresas (1)
3805
Insttuto de Eucación Forncio
Valle C
Av. 3 noe N
6 6087 61 3584
No ofcial. Institución
Empresarial (IE) Cadelo Estcio 12-67 Corpración tecnológica
3803
Corrción Educativa Auguto
Valle C
O. 14 D 8-35,
671 14 61 51 5 671 140
No ofcia. Institución
Cent Suprior de Cali Naáz Reyes bar o G Corraión tenológica
Corrción Insttto de
3828
Foración Tecnológica Gloria In�
Valle C
e. 39D N 39-
61 3785 671 03 67103
No ofcial. Insttución
Daniel Gillad Lópz Ávaz 4 Corrión tenológica
(CICAN)
Instituto Dpnt
Raón Daiel
Av. 2 nor N Ocial. Insttución
220 Epinosa Valle Cai ww .vva.bt.e.c 67336 673371 685583
de Bellas Ares
Roguez
7N-38 Depaamental universitara

L0dI2O ÎB8lImCÎ0B R
D.
Muci P we Dc
Telo TelOI
Fa
R de Cler
t Z os
aa
L8Cucl8 N8IOB8l dcl
L8mIlO A
LÜCÎM. ÎB8lÎluCI0B
Z l ¡+
LcµDc
b8BChcZ N8llc L8Î cdc0HcWC0ÎZ.lclcC0m.C0m.C0 LÎ. V MJ4-Û¡ 3b¡ ¡ 3b¡3 3bZ3Ü
M8CIOB8Î uBÎVct8Il8D8
ÎcmOmO
ÏuBd8CI0B LBIVcI8Il8tI8 Ìm LMd8mIÎ
C. ¡ZZ M ¡Z-
M0 0ÜCIM. ÎB8UluCI0B
Z!J¡
L8l0lIC8 LumcB LcBUm ¯8D
NM c C 43V,)uBl0 M 333Z1b1 333¡ÛöZ 333ö1b1
tuB0I0B uBÎVct8IlMI8
8cm0
LOIµI8CI0B
LuI8 UM M0 0ÜCIM. ÎB8lIluCI0B
ZöÛ¡ LBIVcI8Il8II8 Pul0B0m8
ÎÓNZ
NM c LM WWW.CuN.ou.C0 LÎ. VÜ M ZVP-b1 33b344 33ö¡ ZJJ
L0HmI0B uBIVcMIM8
d LCIdcBlc
LBIVcI8Id8d ÏB8UlulO
¡öZö
LOlOmbI8BOdcL8ludIO8 tI8BCI8C0
N8Îlc LM h0.llWWW.ICc8I.ou.C0
LÎ. ¡ö M ¡ ZZ-
333ZJbV 333ZJJ4 333ZJ43
M0 0ÜCIM.
LBIVct8Id&
buµIION8 dc ÎBCOld8 ÎIcdt8hÍl8 Îl8l8 ¡J3 IÎMCc) L0HmCÎ0B
(ICI)
(
8CM ÎV8B
LIu00
LÜCIM.
¡ZÛJ LBIVcI8Id8ddclN8llc N8Îlc L8I WWW.uBÎV8llc.ou.CO LmVcMIlMI8 JV¡4öb JVZJ¡Û JVö4ö LBIVct8Id8d
HO|88 HcBlcU8
Meléndez
ÜcpMmcBM
ÎOBlIHCI8 LBIVcI8Id8d
Î8dIc Lct8tdO
LÎ. ¡ öM ¡ ¡ ö- M0 0ÜCIM.
¡!ÛZ
!8VcII8B8
HcmOÎIB8 Y8lÎc L8Î WWW.pu).ou.C0
Z3Û, VÍ8 8 ÎMCc
JZ¡ öZÜ 333J3V¡ 333Z¡ öÛ
tuBd8CI0B
LBIVct8Id80
N8t288 bU.
¡!¡b
LBIVcI8Id8ddcb8B
NO HcµIl8dO N8llc L8Î WWW.u8b.ou.CO
PV. ¡Ûde N8VO
J¡ öZZÛ¡ J¡ öZZÜ 333ZÜ
M0 0ÜCIM.
LBIVct8Id8d
ÜucB8VcBluI8 la LmbU8, ÎMCc tuBd8CÎ0B
¡ öÛ3
LBIVcI8Id8d b8BlI82O dc UcbDh LclÍB
N8Îlc L8I ww.ue
Lt8. bZ LÎ. 3,
3¡J4bÜ 33J¡ 3¡ b 33Zö3J¡
M0 OÜCIM.
LBIVcI8Îd8d
L8ÌI N8V88 bæO ÎMMÎBd LOHmCI0B
ÏcH8BdO
¡ öÛ! LBIVcI8Id8d LIbIc
Lmquc
Y8Îlc L8ÎI WW.OI.umID.o.CO
ÜI82. J!P M J-
33!ö¡ Zö 33ö¡V!Û 33!ö¡Zö
M0 0ÜCIM.
LBIVcI8Îd8d
L´|8BBOB ZV, b8Bl8 Î8NÎ LOHt8CI0B
HOdIÍ2ucZ
Lm8t Ü8B8
PV. bIm0B
LÜCI8Î.
¡ ¡ ZZ LBIVcI8Id8d dclÎ8CIHCO
NuIIllO
N8lÎc ÜucB8VcBlu Ü0ÎÍVM M 34P- 4Vb13 Zö¡V¡ J¡4b¡
M8CIOBM
LBIVct8Id8d
¡Û
V¡ ¡ 3
bcIVICIO N8CIOB8l dc !ulIO LÓ88I
N8lÎc Üu28
NMMlc 1ulu8-
J!Z¡ ¡Û J!Z¡Zö Z!J¡VZ
LÜCIM. HÓ2ImcB
PµIcBdIZ8|c (SEA) Ü8cB8 L8IdcB88 ÜlVcBlut8 M8CIOBM c8pCÎM
+¡Û!
ÏB8lImlO ¯ÓCBICO UÓClOI NmncZ
N8lÎc Üu28 mWuBÎWN.mO Lt8. ö M Z4-4¡ ZJbÛ!J ZZö!344 ZZööÛöÛ
LCI8Î. 1ÓCBIC8
P2ItCOl8(IA) LuB8 M8IOBM pDÍc8Î0B8l
Código Institución Re Dpto. Municipio Página web Dción
Telfono Teléf
Fa
R d
Cr I
1 2 oge am
Cororación de Estudios Orlado
No ofcial. Insttución
3801 Tecnológicos del Norte Restrepo Valle Catago cotecno@uniwb.nel.co CI. 10 N 3-95 21 1 1 251 21 1 1 80 21 1 2545
Corración tecnológica
del Valle Jalo
Universidad Pontifcia
Pr. Gonzalo Seminario Cristo
No ofcial.
Universidad
:
1 730
Bolivaiana
Restepo Valle Paa Sacerdote, vía 2723 1 21 2723 1 21
Fundaión
Restepo Tien Nuev
1 1 04
Universidad Nacional de Víctor Manuel
Valle Pa pa.unal.edu.co
Cra. 32 vía
271 700 271709 270484
Ocial.
Universida
Colombia Moncayo Crz Candelaria Nacional
Instituto de Educación
Mandina Ocial. Técnica
4\ 01 Técnica Profesional de
Quinzza Tomich
Valle Roldanillo Cra. 7 N 1 0-20 298586 2298475 297226
Naional profesional
Roldaillo
Unidad Técnica
Jairo Bar era el nuevo indcatvo paa Sevilla Ocial. Técnica
4301 Profesional de Sevilla Valle Sevilla CI. 5 1 N 48-31 21 9844 21 91 0 2198444
(U)
Lópz es el 092 Municipal profesional

Unidad Cental del Valle Carlos Maa
Valle Tuluá Cra. 26 N 30-58 225951 2244375 224377
Ocial. Institución
del Cauca Lozano Colonia Municipal universitaria
Instituto Tecnológico del
Alejadro
CI. 16 N 8-45, Ocial. Institución
3 1 1 5 Ignacio Vallejo Ptumayo Mooa 3961 05 396242

Putumayo
Askunta
baro Jad Nacional tecnológica
Instituto Tecnológico del Luis Ferdo
vía al Ptumayo,
Ocial. Institución
3 1 1 6
Putumayo Melo Muñoz
Putumayo Sibundoy Canal C. , vereda 2637 2637
Nacional tecnológica ¡
Versal

Instituto Nacional de
Julia Teresa
Ténica I
41 06
Foración Técnica
Wilches
Sa
San Andrés
Av. L Playa
25770 2591 6 25770
Ocial.
Profesional de San
Gallaro
Ands Sare Bay Naciona prfesional
J
Andrés
Corporación Cristiana
Reverendo Pastoral House
Insttución Universitaria de Sa Sa No ofcial.
2835
Andrés, Providencia y
George May
Ands
San Ands First Bauptst 51 30355 51 30552 51 30550
Corración universita :
Santa Catalina
Mitchell Church
!
Anexo Z
Programas académicos de pregrado que han obtenido acreditación
voluntaria mediante resolución del Ministerio de Educación Nacional*
Los siguientes prograas han demostado altos niveles de calidd, razón
por la cual el Ministerio de Educación Nacional los ha acreditado (a diciem­
bre de 2(1 )
Programa
Insti tución de educación Acto de acreditación
superior y vigencia
l Medicina Instituto de Ciencias de la Resolución 2374 de
Modalidad: presencial Salud 7 de julio de 1 998
Jorada: diura Ciudad: Medellín Vigencia: 3 años
2 Odontología Instituto de Ciencias de la
Resolución 3375 de
9 de noviembre de
Modalidad: presencial Salud
1 998
Jorada: diura Ciudad: Medellín
Vigencia: 4 años
3 Enfermería Pontifcia Universidad
Resolución 3376 de
9 de noviembre de
Modalidad: presencial Javeriana
1 998
Jorada: diura Ciudad: Bogotá
Vigencia: 6 años
4 Medicina Pontifcia Universidad
Resolución 3377 de
9 de noviembre de
Modalidad: presencial Javeriana
1 998
Jorada: diura Ciudad: Bogotá
Vigencia: 6 años
5 Enfermería
Resolución 3590 de
Modalidad: presencial
Universidad de Caldas 10 de diciembre de
Ciudad: Manizales 1 998
Jorada: diura
Vigencia: 3 años
6 Ingeniería Industrial Pontifcia Universidad
Resolución 3591 de
10 de diciembre de
Modalidad: presencial Javeriana
1 998
Jorada: diura Ciudad: Cali
Vigencia: 5 años
7 Odontología Pontifcia Universidad
Resolución 3592 de
1 0 de diciembre de
Modalidad: presencial Javeriana
1 998
Jorada: diura Ciudad: Bogotá
Vigencia: 4 años
8 Trabajo Social
Universidad de Antioquia
Resolución 1 86 de
Modalidad: presencial
Ciudad: Medellín
29 de enero de 1 999
Jorada: diura Vigencia: 3 años
9 Química
Resolución 364 de
farmacéutica Universidad de Antioquia
23 de febrero de 1 999
Modalidad: presencial Ciudad: Medellín
Vigencia: 7 años
Jorada: diura
¯ Organizados crnológicamente según fecha de la resolución.
225
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
Pg
Institución de educación Acto de acreditación
superor y vigencia
10 Ingeniería Industria Fundación Universidad del Resolución 365 de
Modalidad: presencial Norte 23 de febrero de 1 999
Jorada: diura Ciudad: Baranquilla Vigencia: 4 años
1 1 Agronomía Fundación Universidad del Resolución 573 de
Modaidad: presencial Norte 1 7 de marzo de 1 999
Jorada: diura Ciudad: Baraquilla Vigencia: 4 años
1 2 Enfermera Fundación Universidad del Resolución 574 de
Modalidad: presencial Norte 1 7 de marzo de 1 999
Jorada: diura Ciudad: Baranquilla Vigencia: 5 años
1 3 Bacteriología y
Fundación Universidad del Resolución 1 283 de
Laboratorio clínico
Norte 8 de junio de 1 999
Modalidad: presencial
Jorada: diura
Ciudad: Baranquilla Vigencia: 5 años
14 Medicina Cororación Universitaria de
Resolución 1 284 de
Veternara Ciencias Aplicadas y
8 de junio de 1 999
Modalidad: presencial Ambientales (UA)
Vigencia: 3 años
Jorada: diura Ciudad: Bogotá
1 5 Ingeniería de
Sistemas y Fundación Universidad del Resolución 1 285 de
Computación Nore 8 de junio de 1 999
Modalidad: presencial Ciudad: Baranquilla Vigencia: 5 años
Jorada: diura
16 Licenciatura en
Resolución 1 286 de
Educación Primaria Universidad de Antioquia
8 de junio de 1 999
Modalidad: presencia Ciudad: Medellín
Vigencia: 4 años
Jorada: diura
1 7 Filosofía
Universidad de Antioquia
Resolución 1 354 de
Modalidad: presencial 1 8 de junio de 1 999
Jorada: diura
Ciudad: Medellín
Vigencia: 6 años
1 8 Medicina Universidad Industial de Resolución 1 507 de
Modalidad: presencial Santander 6 de julio de 1 999
Jorada: diura Ciudad: Bucaramanga Vigencia: 4 años
1 9 Ingeniería Civil
Universidad Escuela de
Resolución 1 508 de
Modalidad: presencial
Administración, Finanzas y
6 de julio de 1 999
Jorada: diua
Tecnologías (EA)
Vigencia: 4 años
Ciudad: Medellí
20 Medicina
Universidad de Antioquia
Resolución 1 509 de
Modalidad: presencial 6 de julio de 1 999
Jorada: diura
Ciudad: Medellín
Vigencia: 7 años
21 Ingeniería de Universidad Escuela de
Resolución 1 5 1 0 de
Poducción Administación, Finanzas y
6 de julio de 1 999
Modalidad: presencial Tecnologías (EAT)
Vigencia: 6 años
Jorada: diura Ciudad: Medellín
226
PA SOÑA EL FO
Programa
Institución de educación Acto de acritación
suprior y vigencia
22 Contaduría Pública
Universidad Escuela de
Resolución 1738 de
Modalidad: presencial
Administración, Finanzas y
28 de julio de 1 999
Jorada: diura
Tecnologías (E)
Vigencia: 5 años
Ciudad: Medellín
23 Ingeniería
Pontifcia Universidad Resolución 1 739 de
Electónica
Javeriana 28 de julio de 1 999
Modalidad: presencial
Jorada: diura
Ciudad: Bogotá Vigencia: 5 años
24 Nutrición y
Resolución 1 882 de
Dietética Universidad de Antioquia
1 1 de agosto de 1 999
Modalidad: presencial Ciudad: Medellín
Vigencia: 3 años
Jorada: diura
25 Administración de
Escuela de Admistación de Resolución 1 941 de
Empresas
Negocios (EA) 1 9 de agosto de 1 999
Modalidad: presencial
Ciudad: Bogotá Vigencia: 4 años
Jorada: diura
26 Ingeniería Industial Universidad Industal de
Resolución 2637 de
2 de noviembre de
Modalidad: presencial Satader
1 999
Jorada: diua Ciudad: Bucaamanga
Vigencia: 4 años
27 Bibliotecología
Resolución 2638 de
Universidad de Antioquia 2 de noviembre de
Modalidad: presencial
Ciudad: Medellí 1 999
Jorada: diura
Vigencia: 4 años
28 Odontología
Resolución 2639 de
Universidad el Bosque 2 de noviembre de
Modalidad: presencial
Ciudad: Bogotá 1 999
Jorada: diura
Vigencia: 4 años
29 Ingeniería Universidad Escuela de Resolución 2640 de
Mecánica Administación, Finanzas y 2 de noviembre de
Modalidad: presencial Tecnologías (E) 1 999
Jorada: diura Ciudad: Medellí Vigencia: 5 años
30 Medicina
Resolución 2993 de
Modalidad: presencial
Universidad el Bosque 30 de noviembre de
Jorada: diura
Ciudad: Bogotá 1 999
Vigencia: 4 años
3 1 Ingeniería Industial Corporación Universitaria Resolución 057 de
Modalidad: presencial Tecnológica de Bolíva 20 de enero de 200
Jorada: diura Ciudad: Cartagena Vigencia: 3 años
32 Ingeniería Eléctrica Universidad Tecnológica de Resolución 058 de
Modaidad: presencial Pereira 20 de enero de 200
Jorada: diura Ciudad: Pereira Vigencia: 5 años
227
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMIA
Pograma
Istitución de educación Acto de acreditación
superior y vigencia
33 Ingeniería Industial Universidad Tecnológica de Resolución 059 de
Modalidad: presencial Pereira 20 de enero de 200
Jorada: diua Ciudad: Pereira Vigencia: 4 años
34 Biología
Universidad de Antioquia
Resolución 060 de
Modalidad: presencial 20 de enero de 200
Jorada: diua
Ciudad: Medellín
Vigencia: 7 años
35 Contaduría Pública
Universidad de Antioquia
Resolución 061 de
Modalidad: presencial 20 de enero de 200
Jorada: diura
Ciudad: Medellín
Vigencia: 5 años
36 Ingeniería Eléctica Universidad Industial de Resolución 062 de
Modalidad: presencial Santander 20 de enero de 200
Jorada: diua Ciudad: Bucaamanga Vigencia: 6 años
37 Ingeniería de Universidad Escuela de
Resolución 063 de
Sistemas Administración, Finanzas y
20 de enero de 200
Modalidad: presencial Tecnologías (E)
Vigencia: 5 años
Jorada: diua Ciudad: Medellín
38 Geología
Universidad Escuela de
Resolución 0 de
Administación, Finanzas y
Modalidad: presencial
Tecnologías (E)
20 de enero de 200
Jorada: diura
Ciudad: Medellín
Vigencia: 6 años
39 Ingeniería Industial Corporación Universitaria de Resolución 368 de
Modalidad: presencial Ibagué (CORUERSIA) 25 de febrero de 200
Jorada: diua Ciudad: Ibagué Vigencia: 3 años
40 Contadura Pública Corporación Universitaia de Resolución 369 de
Modalidad: presencial Ibagué (CORUERSIA) 25 de febrero de 200
Jorada: nocta Ciudad: Ibagué Vigencia: 3 años
41 Ingeniería Sanitaria
Resolución 446 de
y Ambiental Universidad de Antioquia
2 de marzo de 200
Modalidad: presencial Ciudad: Medellín
Vigencia: 5 años
Jorada: diura
42 Ingenería Química Universidad Industial de Resolución 634 de
Modalidad: presencial Santander 29 de marzo de 200
Jorada: diua Ciudad: Bucaamanga Vigencia: 6 años
43 Administración de Universidad Escuela de
Resolución 759 de
Negocios Administación, Finanzas y
1 0 de abril de 200
Modalidad: presencial Tecnologías (E)
Vigencia: 6 años
Jorada: diua Ciudad: Medellín
44 Ingeniería Civil Universidad Industial de Resolución 1 028 de
Modalidad: presencial Santander 4 de mayo de 200
Jorada: diua Ciudad: Bucaamanga Vigencia: 5 años
45 Jurisprudencia
Universidad Colegio Mayor
Resolución 1 029 de
de Nuesta Señora del
Modalidad: presencial
Rosaio
4 de mayo de 200
Jorada: diua
Ciudad: Bogotá
Vigencia: 4 años
228
PARA SOÑAR EL FRO
Programa
Institución de educación Acto de acreditación
superior y vigencia
46 Fisioterapia Universidad Industrial de Resolución 103 1 de
Modalidad: presencial Santander 5 de mayo de 2000
Jorada: diura Ciudad: Bucaramanga Vigencia: 4 años
47 Contaduría Pública Pontifcia Universidad Resolución 1069 de
Modalidad: presencial Javeriana 5 de mayo de 200
Jorada: noctura Ciudad: Bogotá Vigencia: 3 años
48 Trabajo Social Universidad Pontifcia Resolución 1083 de
Modalidad: presencial Bolivariana 5 de mayo de 200
Jorada: diura Ciudad: Medellín Vigencia: 4 aos
49 Licenciatura en
Resolución 1 279 de
Educación Física Universidad de Atioquia
17 de mayo de 200
Modalidad: presencial Ciudad: Medellín
Vigencia: 4 años
Jorada: diura
50 Ingeniería
Universidad Industial de Resolución 1 565 de
Mecánica
Santander 8 de junio de 200
Modalidad: presencial
Jorada: diura
Ciudad: Bucaramanga Vigencia: 5 años
5 1 Ingeniería
Universidad Industrial de Resolución 1 566 de
Metalúrgica
Santander 8 de junio de 200
Modalidad: presencial
Jorada: diua
Ciudad: Bucaramanga Vigencia: 6 años
52 Medicina
Universidad Colegio Mayor
Resolución 1 567 de
Modalidad: presencial
de Nuestra Señora del
8 de junio de 200
Rosario
Jorada: diura
Ciudad: Bogotá
Vigencia: 3 años
53 Química Universidad Industial de Resolución 1 676 de
Modalidad: presencial Santander 21 de junio de 200
Jorada: diura Ciudad: Bucaramanga Vigencia: 6 aos
54 Economía
Universidad Colegio Mayor
Resolución 1 677 de
Modalidad: presencial
de Nuesta Señora del
21 de junio de 2000
Rosaio
Jorada: diura
Ciudad: Bogotá
Vigencia: 5 años
55 Administración
Escuela Nacional de Policía Resolución 1 678 de
Policial
General Satander 21 de junio de 200
Modalidad: presencial
Jorada: diura
Ciudad: Bogotá Vigencia: 4 años
56 Psicología Fundación Universidad de Resolución 1 679 de
Modalidad: presencial Manizales 21 de junio de 200
Jorada: diura Ciudad: Manizales Vigencia: 4 años
57 Criminalística Escuela Nacional de Policía Resolución 2252 de
Modalidad: presencial General Santader 17 de agosto de 200
Jorada: diura Ciudad: Bogotá Vigencia: 4 años
229
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
Pog
Institución de educación Acto de acreditación
superior y vigencia
58 Filosofía Universidad Pontifcia Resolución 2253 de
Modalidad: presencial Bolivariana 17 de agosto de 200
Jorada: diura Ciudad: Medellín Vigencia: 4 años
59 Psicología Fundación Universidad del Resolución 2254 de
Modalidad: presencial Norte 1 7 de agosto de 200
Jorada: diura Ciudad: Baranquilla Vigencia: 5 años
60 Ingeniería
Fundación Universidad del
Resolución 2425 de
Mecáica
Norte
1 5 de septiembre de
Modalidad: presencial
Ciudad: Baranquilla
200
Jorada: diura Vigencia: 3 años
61 Medicina Fundación Universidad del
Resolución 2426 de
Modalidad: presencia Norte
1 5 de septiembre de
2000
Jorada: diua Ciudad: Barranquilla
Vigencia: 3 años
62 Ingeniería Eléctica
Resolución 2547 de
Universidad del Valle 29 de septiembre de
Modalidad: presencial
Ciudad: Cali 200
Jorada: diura
Vigencia: 3 años
63 Teología Universidad Pontifcia
Resolución 2548 de
29 de septiembre de
Modalidad: presencial Bolivariana
200
Jorada: diura Ciudad: Medellín
Vigencia: 5 años
6 Geología Universidad Industal de Resolución 261 2 de
Modalidad: presencial Santander 6 de octubre de 2000
Jorada: diua Ciudad: Bucaamanga Vigencia: 4 años
65 Medicina Universidad Tecnológica de Resolución 2867 de
Modalidad: presencial Pereira 30 de octubre de 200
Jorada: diura Ciudad: Pereira Vigencia: 3 años
66 Comunicación
Cororación Universitaria
Resolución 3479 de
Social y Periodismo
Autónoma de Occidente
20 de diciembre de
Modalidad: presencial
Ciudad: Cali
2000
Jorada: diura Vigencia: 3 años
67 Psicología
Universidad el Bosque
Resolución 588 de
Modalidad: presencial
Ciudad: Bogotá
2 de abril de 200 1
Jorada: diura Vigencia: 3 aos
68 Ingeniera de
Universidad Industial de Resolución 589 de
Petóleos
Santander 2 de abril de 200 1
Modalidad: presencial
Ciudad: Bucaamanga Vigencia: 5 años
Jorada: diura
69 Ingeniería Química
Universidad del Valle
Resolución 590 de
Modalidad: presencial
Ciudad: Cali
2 de abril de 20 1
Jorada: diura Vigencia: 5 años
230
PA SOÑA EL FO
Programa
Institución de educación Acto de ataión
superor y vigencia
70 Ingeniería
Universidad Tecnológica de Resolución 591 de
Mecánica
Modalidad: presencial
Pereira 2 de abril de 200 1
Jorada: diura
Ciudad: Pereira Vigencia: 3 años
71 Medicina
Universidad del Valle
Resolución 7 1 1 de
Modalidad: presencial
Ciudad: Cali
19 de abril de 200 1
Jorada: diura Vigencia: 5 años
72 Medicina
Resolución 71 2 de
Veterinaria Universidad de Antioquia
19 de abril de 20 1
Modalidad: presencial Ciudad: Medellín
Vigencia: 4 años
Jorada: diura
73 Administación de
Fundación Universidad del Resolución 987 de
Empresas
Norte 22 de mayo de 200 1
Modalidad: presencial
Ciudad: Baranquilla Vigencia: 5 años
Jorada: diura
74 Derecho Universidad Exterado de Resolución 988 de
Modalidad: presencial Colombia 22 de mayo de 200 1
Jorada: diua Ciudad: Bogotá Vigencia: 9 años
75 Ingeniería
Resolución 989 de
Electrónica Universidad de Antioquia
22 de mayo de 200 1
Modalidad: presencial Ciudad: Medellí
Vigencia: 5 años
Jorada: diua
76 Física
Universidad de los Andes
Resolución 1 630 de
Modalidad: presencial
Ciudad: Bogotá
26 de julio de 2001
Jorada: diua Vigencia: 7 años
77 Arquitectura
Universidad de los Andes
Resolución 1 63 1 de
Modalidad: presencial
Ciudad: Bogotá
26 de julio de 2001
Jorada: diura Vigencia: 5 aos
78 Odontología
Universidad del Valle
Resolución 1 650 de
Modalidad: presencial
Ciudad: Cali
26 de julio de 200 1
Jorada: diua Vigencia: 5 años
79 Ingeniería de
Universidad Industrial de Resolución 1 653 de
Sistemas
Santander 26 de julio de 200 1
Modalidad: presencial
Jorada: diua
Ciudad: Bucaamanga Vigencia: 3 años
80 Negocios Universidad Escuela de
Resolución 1 754 de
Interacionales Administración, Finanzas y
8 de agosto de 2001
Modalidad: presencial Tecnologías (E)
Vigencia: 4 años
Jorada: diura Ciudad: Medellín
81 Medicina Universidad Milita Nueva Resolución 1 792 de
Modalidad: presencial Granada 1 5 de agosto de 2001
Jorada: diua Ciudad: Bogotá Vigencia: 3 años
23 1
LA EDUCACIÓN SUPEROR EN COLOMBIA
Pgrama
Institución de educación Acto de acreditaci ón
superor y vi gencia
82 Medicina
Veterinaria y
Universidad de Caldas
Resolución 1 799 de
Zootecnia
Ciudad: Manizales
15 de agosto de 200 1
Modaidad: presencial Vigencia: 4 años
Jorada: diura
83 Enfenería Universidad Industial de Resolución 1 800 de
Modalidad: presencial Santander 1 5 de agosto de 200 1
Jorada: diura Ciudad: Bucaramanga Vigencia: 3 años
84 Física
Universidad de Antioquia
Resolución 1 852 de
Modalidad: presencial 22 de agosto de 200 1
Jorada: diura
Ciudad: Medellí
Vigencia: 5 años
85 Medicina
Universidad de Caldas
Resolución 1 962 de
Modalidad: presencial
Ciudad: Manizales
29 de agosto de 201
Jorada: diura Vigencia: 4 años
86 Ingeniería Resolución 21 62 de
Agronómica Universidad de Naño 21 de septiembre de
Modalidad: presencial Ciudad: Pasto 201
Jorada: diura Vigencia: 4 años
87 Ingeniería Resolución 21 63 de
Mecánica Universidad de los Andes 21 de septiembre de
Modalidad: presencial Ciudad: Bogotá 2001
Jorada: diura Vigencia: 7 años
88 Economía Universidad Exterado de
Resolución 21 64 de
Modalidad: presencial Colombia
21 de septiembre de
2001
Jorada: diura Ciudad: Bogotá
Vigencia: 5 años
89 Antropología
Resolución 21 65 de
Universidad de los Andes 21 de septiembre de
Modalidad: presencial
Ciudad: Bogotá 2001
Jorada: diura
Vigencia: 3 años
90 Psicología
Resolución 21 66 de
Modaidad: presencial
Universidad de los Andes 21 de septiembre de
Jorada: diura
Ciudad: Bogotá 2001
Vigencia: 4 años
91 Administración de
Pontifcia Universidad
Resolución 21 67 de
Empresas
Javerana
25 de septiembre de
Modalidad: presencial
Ciudad: Cali
201
Jorada: diura Vigencia: 5 años
92 Comunicación
Pontifcia Unversidad
Resolución 21 87 de
Social
Javeriana
25 de septiembre de
Modalidad: presencial
Ciudad: Bogotá
2001
Jorada: diura Vigencia: 5 años
232
PA SOÑAR EL FO
Programa
Institución de educación Acto de acreditación
superior y vigencia
93 Ciencias del
Deporte y la Universidad Tecnológica de
Resolución 2748 de
Recreación Pereira
7 de noviembre de
Modalidad: presencial Ciudad: Pereira
2001
Jorada: diura
Vigencia: 5 años
94 Tecnología
Universidad Tecnológica de
Resolución 2749 de
Mecánica
Modalidad: presencial
Pereira
7 de noviembre de
Jorada: diura
Ciudad: Pereira
2001
Vigencia: 3 años
95 Nutrición y
Dietética
Universidad Industial de
Resolución 2753 de
Modalida: presencial
Santander
7 de noviembre de
Ciudad: Bucaramanga
2001
Jorada: diura Vigencia: 4 aos
96 Zootecnia
Resolución 2754 de
Modalidad: presencial
Universidad de Nariño 7 de noviembre de
Jorada: diura
Ciudad: Pasto 2001
Vigencia: 5 años
97 Microbiología
Universidad de los Andes
Resolución 2755 de
Modalidad: presencial
7 de noviembre de
Jorada: diura
Ciudad: Bogotá 2001
Vigencia: 3 años
98 Matemáticas
Resolución 2756 de
Modalidad: presencial
Universidad de los Andes 7 de noviembre de
Jorada: diura
Ciudad: Bogotá 2001
Vigencia: 8 años
99 Biología
Universidad de los Andes
Resolución 2757 de
Modalidad: presencial
7 de noviembre de
Jorada: diura
Ciudad: Bogotá 2001
Vigencia: 3 años
100 Enfermería
Resolución 2758 de
Modalidad: presencial
Universidad del Valle 7 de noviembre de
Jorada: diura
Ciudad: Cali 2001
Vigencia: 5 años
10 1 Zootecnia
Resolución 2833 de
Modalidad: presencial
Universidad de Antioquia 1 9 de noviembre de
Jorada: diura '
Ciudad: MedeIlín 2001
Vigencia: 3 años
102 Ingeniería Resolución 2834 de
Industial Universidad de los Andes 1 9 de noviembre de
Modalidad: presencial Ciudad: Bogotá 2001
Jorada: diura Vigencia: 7 años
103 Derecho
Resolución 2947 de
Modalidad: presencial
Universidad de Antioquia 28 de noviembre de
Jorada: diura
Ciudad: MedeIlín 2001
Vigencia: 4 años
233
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
Pgraa
Institución de educaión Acto de acreditación
superior y vigencia
1 04 Ingeniería de
Resolución 2950 de
Sistemas y
Universidad de los Andes 28 de noviembre de
Computación
Ciudad: Bogotá 2001
Modalidad: presencial
Jorada: diura
Vigencia: 6 años
105 Tecnología Resolución 295 1 de
Químca Universidad de Antioquia 28 de noviembre de
Modalidad: presencial Ciudad: Medellín 201
Jorada: diua Vigencia: 4 años
1 06 Química
Resolución 2952 de
Universidad de Antioquia 28 de noviembre de
Modalidad: presencial
Ciudad: Medellín 201
Jorada: diua
Vigencia: 5 años
107 Técnicas
Colegio Integrado Nacional
Resolución 2953 de
Forestales 28 de noviembre de
Modalidad: presencial
Oriente de Caldas
2001
Jorada: diura
Ciudad: Pensilvania
Vigencia: 7 años
108 Ciencia Política
Resolución 2998 de
Modalidad: presencial
Universidad de los Andes 30 de noviembre de
Ciudad: Bogotá 2001
Jorada: diura
Vigencia: 7 años
234
Anexo J
Asociacion de Editoriales Universitarias de Colombia (AsEue).
Lista de Centos Editoriales Afliados
1 . Colegio Universidad Mayor de Nuestra Señora del Rosaio
Director de Publicaciones: Camilo Jiménez Estada
Dirección: Calle 13 No. 5 - 83
Teléfonos:
Fa:
Coreo electrónico:
Ciudad:
3366582 - 3366583 ext. 1 25
341 057
cedir@claustro.urosario.edu.co
Bogotá, D. C.
2. Corración Universitria de Ciencias Aplicadas y Abientles (VA)
Director Deparmento de Extensión: Maco Tlio Espinosa López
Dirección: Calle 222 No. 54 - 25
Teléfonos: 6762667 - 6761434
Telefax:
Coreo electónico:
Ciudad:
3. Escuela Colombiana de Ingeniería
Directora Cento Editorial:
Dirección:
Teléfonos:
Telefa:
Coreos electrónicos:
Ciudad:
4. Fundación Universidad Central
Directora de Publicaciones:
Direción:
Teléfonos:
Fa:
Coreo electónico:
Ciudad:
5. Politécnico Grancolombiano
Diectora Deparento
de Comunicaciones:
Dirección:
676021 9
extension@udca.edu.co
Bogotá, D. C.
Jimena Lemoine Gazón
Avenida 1 3 (Autopista Norte) No. 205 - 59
PBX 668360- 676077 - 6763888 ext. 243
6762655
editor@escuelaing.edu.co ó
jlemoine@escuelaing.edu.co
Bogotá, D. C.
Judith Lópz Sandoval
Car era 4 No. 21 - 85
2867292 - 28671 32 ext. 1 7
2436693 - 3422228
judithlo@ucental.eu.co
Bogotá, D. C.
María Era Restepo Palacios
Calle 57 No. 3 - 0 Este
235
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMBIA
Teléfono:
Fax:
Coreos electónicos:
Ciudad:
6. Polítécnico Jaime Isaza Cadavid
Director Proyecto Editorial:
Dirección:
Teléfonos:
Fax:
Coreo electrónico:
Ciudad:
7. Universidad Autónoma de Bucaramanga
Directora de Publicaciones:
Diección:
Teléfonos:
Fax:
Correo electónico:
Ciudad:
8. Pontifcia Universidad Javeriaa
Directora Cento Editorial Javeriano:
Dirección:
Teléfono:
Fax:
Coreo electónico:
Ciudad:
9. Universidad Católica de Colombia
Di. Sist. de Investigaciones,
Ediciones y Publicaciones:
Dirección:
Teléfonos:
Telefax:
Coreo electónico:
Ciudad:
346880 exts. 284 - 276
3469256
erarestrepo@yahoo.com ó
restrepo@poligran.edu.co
Bogotá, D. C.
Guillermo Carvajal
Carera 48 No. 7 - 1 51
(4) 3 1 05 1 22 - 31 05 1 36
(4) 3 1 1 60
polijic@politecjic.edu.co
Medellín, Antioquia
Maía LucHa Rueda Neira
Calle 48 No. 39 - 234 bloue A, piso primero
(7) 6771 95 - 636261 exts. 261 - 262
(7) 633958
bcera@bumanga.unad.edu.co
Bucaamanga, Santander
Selma Maken Farley
Car era 7 No. 40 - 62, primer piso, edifcio José
Celestino Andrade
3208320 ext. 205
285296
smarken@javercol.javeriana.edu.co
Bogotá, D. C.
Stella Valbuena de Fiero
Avenida Caacas No. 46 - 72, piso 2
2853653 - 2452239 - 2854083 ext. 32
2326785 - 2326787
svalbuena@ucatolica.edu.co
Bogotá, D. C.
236
10. Universidad de Antioquia
Director Cento Editorial:
Dirección:
Teléfonos:
Fax:
Coreo electónico:
Ciudad:
PA SOÑA EL FO
Luis Ferando Macías Zuluaga
Calle 67 No. 53 - 1 08 Ciudad Unversitara,
bloue 28 Of. 233
(4) 21 0501 1 - 21 05010
(4) 21 0501 2
macias25@hotail.com
Medellí, Antioquia
1 1 . Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano
Director Cento Editorial y
Agenda Cultural:
Dirección:
Teléfonos:
Fax:
Coreo electónico:
Ciudad:
12. Universidad de Caldas
Director Cento Editorial:
Dirección:
Teléfonos:
Fax:
Coreo electónico:
Ciudad:
1 3. Universidad de Córdoba
Directora de Publicaciones:
Dirección:
Teléfono:
Fax:
Ciudad:
14. Universidad de la Sabana
Directora de Publicaciones:
Dirección:
Teléfonos:
Fax:
Coreo electónico:
Ciudad:
Alfonso Velasco Rojas
Calle 22 No. 3 - 30, piso 6
2427030 - 3341 777 - 336066 ext. 31 20
281 2840
alfonso.velasco@utadeo.edu.co
Bogotá, D. C.
Luis Ferado Escoba Velásquez
Calle 65 No. 26 - 1 0
(6) 8862775 - 8861 250 exts. 1 29 - 41 6
(6) 8862520
editor@cumanday.ucaldas.edu.co
Manizales, Caldas
Meira Pitalúa
Klómeto 3 vía Cereté
(4) 78601 1 1 ext. 249
(4) 786054
Montería, Córdoba
María Claudia González Lozao
Campus Universitario del Puente del Común,
k 21 Autopista Norte
861 5555 - 861 6666 exts. 141 1 - 1 41 2
861 5555 - 861 6666 ext. 141 1
c1audia.gonzalez@unisabana.edu.co
Bogotá, D. C.
237
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
1 5. Universidad de La Salle
Jefe Ofcina de Medios Audiovisuales
y Pblicaciones:
Dirección:
Teléfono:
Fax:
Correo electónico:
Ciudad:
1 6. Universidad de los Andes
Directora Ediciones UE:
Dirección:
Teléfonos:
Fax:
Coreo electónico:
Ciudad:
17. Universidad de Pamplona
Jefe de Publicaciones:
Dirección:
Teléfono:
Fax:
Correo electónico:
Ciudad:
1 8. Universidad del Nore
Cordinadora Ediciones UOI:
Dirección:
Teléfonos:
Fax:
Coreo electónico:
Ciudad:
Jaime Iván Hurdo Bonilla
Carera 2 No. 10 - 70
PBX 3375050 exts. 263 - 276
2866662
publicaciones@jupiter. lasalle.edu.co
Bogotá, D. C.
Marha Helena Esguera Pérez
Carera 1 No. 19 - 27, edifcio AU - 1 06
3394949 - 3394999 ext. 21 33
3394949 ext. 21 58
maesguer@uniandes.edu.co
Bogotá, D. C.
Holguer Adrés Cáceres Media
Car era 4 No. 4 - 38
(7) 5686367
(7) 568145 1 - 5682750
cmedina@unipamplona.eu. co
Pamplona, Nore de Santander
Zoila Sotomayor Oliveros
Klómeto 5 car etera Puerto Colombia
(5) 3509334 - 35021 8 - 3509420
(5) 350489
zsotomay@uninore.edu.co
Bar anquilla, Atlántico
19. Universidad Distital Francisco José de Caldas
Jefe Ofcina de Publicaciones:
Á
varo Carvajal Aria
Dirección: Calle 38 No. 1 5 - 31
Telefax: 2884506
Correo electónico:
Ciudad:
20. Universidad Í
Directora Fondo Editorial:
Dirección:
publicaciones@udistrital.edu.co
Bogotá, D. C.
Leticia Beral Villegas
Carera 49 No. 7su - 50
238
PA SOÑA EL FO
Teléfono:
Fax:
Coreo electrónico:
Ciudad:
21 . Universidad ICEI
Director de Investigaciones
y Publicaciones:
Dirección:
Teléfono:
Fax:
Coreo electrónico:
Ciudad:
22. Universidad Industrial de Santander
Director de Publicaciones:
Dirección:
Teléfonos:
Fax:
Coreo electónico:
Ciudad:
23. Universidad Nacional de Colombia
Director Editorial UIBIBLS:
Dirección:
Teléfono:
Fax:
Coreo electónico:
Ciudad:
24. Universidad Pontifcia Bolivariana
Diectora Editorial y de Librería:
Dirección:
Teléfonos:
Fax:
Coreo electrónico:
Ciudad:
25. Universidad Santo Tomás de Aquino
Coordinador Librería LbŬ.
Dirección:
Telefax:
(4) 266050 exts. 462 - 523
(4) 3857296
lbemal @sigma.eaft.edu.co
Medellín, Antiouia
Mario Tamayo y Tamayo
Calle 1 8 No. 1 22 - 1 35 vía Pance
(2) 5552334 exts. 392 - 393
(2) 555 1 706
matayta@icesi. edu. co
Cali, Valle
Óscar Robero Gómez Molina
Carera 27 Calle 9, Ciudad Universitaria
(7) 634841 8 - 63400ext. 21 96
(7) 632821 2
publicac@uis.edu.co
Bucaramanga, Santander
Luis Eduardo V ásquez Salamanca
Ciudad Universitaria, edifcio 561 , antiguo
Vecol
31 65290
31 65357
unibiblo@dnic.unal.edu. co
Bogotá, D. C.
Alba Mery Herrera Cortés
Circular 1 No. 70 - 01 , bloque 1 3
(4) 41 591 41 - 41 59091 ext. 81 1 0
(4) 41 591 41 - 41 1 8456
editupb@logos.upb.edu. co
Medellín, Antioquia
Mauricio Camargo Peralta
Carera 1 3 No. 51 - 1 6
574046
239
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMBIA
Correos electrónicos:
Ciudad:
26. Universidad Sergio Arboleda
Director Fondo de Publicaciones:
Dirección:
Teléfonos:
Telefax:
Coreo electónico:
Ciudad:
27. Universidad Surcolombiana
Coordinador Proyecto Editorial:
Dirección:
Teléfono:
Fax:
Ciudad:
ptc@hotmail.com ó hojaslib@usta.edu.co
Bogotá, D. C.
Albio Martínez Simanca
Calle 74 No. 14 - 14
322080 - 3220282 ext. 10
3220535
albiomar@hotmail.com
Bogotá, D. C.
Juan Carlos Acevedo
Carera 1 , avenida Pastrana
(8) 8754753 ext. 262
(8) 875497
Neiva, Huila
28. Asociación de Editoriales Universitas de Colombia (AsEue)
Dirección: Calle 93 No. 16 - 43
Teléfonos: 655 54 95 - 655 54 96
Fax: 21 8 50 98 - 21 8 50 59
Coreo electónico:
Ciudad:
Aseuc@Hotmail. Com
Bogotá, D. C.
240
c

¯
J
B
B
B
B
C
C
C
C
C
Anexo 4
Gpos y centos de investigación, sobre educación, registados en
colciencias
Tema de estdio
Institución y cento de
Dición y t�fo Cot y cono eleco
investigación
Universidad de
Facultad de Eucación.
Antiouia. Medellfn.
Didáctica y Nueva Cento de
bloque 9. ot. 4.
Octavio Henao Á1vaez
Tels. 210570-
Tecnologías Investigaciones
2105708 Ext. 5708.
ohenao@catios.udea.edu.co
Educativas y
fa 2638282
Pedagógicas
Universidad del Valle. Universidad del Valle.
Cali. Cento de sede Meléndez.
Matemática y Investigaciones y Edifcio Cree 2° piso. Mariela Orozco Hormaa
Cognición Estudios Avazados en Of. 1 . cognitiv@mafalda.univalle.edu.co
Psicología Cognición y Tel. 2/321 21 92.
Cultura fa 2/3391 1 85
Investigación
Instituto Educación
y Pedagogía.
Interdisciplinaria
Universidad del Valle. Universidad del Valle. María Cristina Maínez Solís
en Pedagogía del
Cali. Meléndez. Cali. �gmesa@colnet.com.co
Lenguaje y las
Matemáticas
Tel. (092)3393296.
fa: (092)339231 1
Sede Meléndez.
Grup de Universidad del Valle. edifcio 388. Of. 307. Maro Albeiro Acevedo Aguirre
Eucación Popula Cali Tel. 331 5272. Ext. jugonza@mafalda.univalle.edu.co
2373. fa 3315272
Universidad de
CI. 67 N 53- 108.
Historia de la Antiouia. Medellín.
bloque 9. Of. 1 19
Práctica Cento de
(Facultad de
alga Lucía ZuIuaga Gacés
Educación.
Pedagógica en Investigaciones
Universidad de
olgaluz@epm.net.co
Colombia Educativas y
Antioquia). Tel. 210
Pedagógicas
57 25. fa 2105726
CI. 18A N 0-29 este.
Una Empresa Universidad de los
Caita Rosada. Tels.
Paticia Inés Perry Car asco
3394949-3394999.
Doente Andes. Bogotá
Ext. 2717.
pprry@zeus.uniades.edu.co
fa Ext. 270
Universidad Distital
Grup Lenguaje.
Fracisco Jo� de CI. 34 N 13-15.
Gladys Jaes de Casadiego
Caldas. Bogotá. Cento piso 4°. Tel. 320771 .
Identidad y Cultura
de Investigaciones y fa 320 07 7 1
plengua@udistital.edu.co
Desar ollo Cientfco
K 5 vía Puero
Lnguaje y Universidad del Norte. Colombia. Tel. Magaet Gillia Moss Moss
Eucación Bar quilla 350509. Ext. 213. gmoss@uninore.edu.co
fa 3598852
Fortalecimiento de
Ciudad Universitaria.
la Capacidad
E. Mauel Ancíza.
Científca en la
Universidad Nacional Of. 201 . José Gegorio Rodríguez
Eucación Básica y
de Colombia. Bogotá Tels. 31 651 70- progred@bacata.usc.unal.edu.co
31 6500. Ext. 260.
Media (R)
fa 31 65 170
241
LA EDUCACIÓN SUEOR EN COLMI
;
Tema de estudio
Institución y centro de
Dircción y teléfono LUhmU V U electrónico n
¯ investigaión

Universidad del Valle, Universidad del Valle,
Práctcas Culturales
CaIi,Cento de Ciudad Universitara
C y Desarllo
Investgaciones y Meléndez, E. El Cre María Cristna Tenorio Sapson
Estudios Avanzados en 2° piso, Cali. cognitiv@mafalda.univalle.edu.co
Humano
Psicología Cognición y Tel. 3212192 Ex!.
Cultura 2192, fax 3391 1 85
Universidad de
Universidad de
Eucación
Antouia, Medellfn.
Antouia
Cento de Andrés Felip de la Tore Gómez
C Matemátca e
Investgaciones de la
(Matemátcas).
adatore@matematica.udea.edu.co
Historia (U-E)
Facultad de Ciencias
Tels. 210560-
Exactas y Natales
210562
Cento de Estudios e
Cra. 43B N° 76-74.
C C
Investgaciones
Tels. 3458496,
Augusto Romero Dfaz
Pedagógica,
fa 3454325
fnceip@coI3.teleom.com.co
Bar anquilla
Universidad de
Antoquia, Medellfn. Universidad de
C
Educación, Lnguaje Cent de Antouia, bloue Luis Ferado Gómez Jiménez
y Cognición Investgaciones 9-40. Tels. 210571 1 - Ifgomez@ayura.udea.edu.co
Eucatvas y 2105731 , fax 21057 0
Pedagógicas
Acción Motiz y Universidad de Caldas,
CI. 65 N 26- 10.
Napoleón Murcia Peña
C Tel. 861250, Ext. 307,
Mundos Simbólicos Manizales
fa 862520
ucaldas@cumanday.ucaldas.edu.co
Universidad Católica de
"Cr. 23 N 60-23.
Samuel Patiño Agudelo
C Alfa Tel. 81019 Ext. 271 ,
Manizales, Mazales
fa 81061
adiaz@ucatolicaz.edu.co
Laboratorio de CL 19A N 1-37,
Investgación y
Universidad de los
edifcio ½ piso 3° sur.
OIga Mariño Drews
C Desarllo sobre
Andes, Bogotá. C
Te!. 57. 1 .3394949,
omarino@uniades.edu.co
Informátca en Ex!. 2857,
Educación (LI) fa 57. 1 . 3324325
Grup Gestión
Universidad Naional Cr. 27 N 66.
Calos Albr González Quitián
C de Colombia sede Te!. 88100,
Cratva
Manizales, Maizales Ext. 457, fax 8863220
p@nevado.maizales.unal.edu.co
Grpo de Estudios CI. 2 N° 1 -25.
C
en Eucación Universidad del Cauca, Tels. 82341 15- Oiga Lucia Sanabria Diago
Indígena y Popayán 8231730, Ex!. 129, geim@ucauca.edu.co
Multcultural fax 8235516
Universidad Distita
Francisco José de Cr. 3 N 26A-40.
Calos Javier Mosquera Suárez
C DBAQU Caldas, Bogotá Cento Te!. 3419571 ,
de Investigaciones y fax 3419571
centi@udisttal.edu.co
Desar ollo Científco
Universidad Distital
Francisco José de C!. 38 N° 15.
Ampao Clavijo Olare
C Lectoescrinautas Caldas, Bogotá Cento Tel. 2451943,
de Investgaciones y fax 2451943
centoi@udisttal.edu.co
Desarllo Científco
Grpo de Eucación Ciudad Universitaia
Matemátca (GE)
Universidad del Valle,
Meléndez.
Gloria Castrillón Cato
C Instituto de Tels. 3301 33-
Educación y
Cali
3212341 Ex!. 2341 ,
gemuv@makarenko.univalle.edu.co
Pedagogía (I) fa 3301 33
Desarollo del Universidad Pedagógica
Pensamiento Nacional, Bogotá, CI. 72 P 1 1 -86.
Nora Conslza Castaño Cuélla
C Biológico y de la División de Gestón de Te!. 3471 1 90 Ex!. 267,
ncaslan@attglobal.net
Comunicación en el Proyectos-Cento de fax 2173321
Niño. Investigaciones (eP)
242
PA SOÑA E FO
c
Institución y centr d

Tema de estudio Dción y tel6fono Contto y C e1c to
]
investigación
Universidad del Valle,
Ciudad Universitaria
C
Pedagogía de la Universidad Exterado Meléndez, Ed. El Cree Betty Monroy Henao
Lecttura de Colombia, Bogotá 2° piso, Cali. faceduc@uexterado.edu.co
Tel. 3212192 Ext.
2192, fa 3391 185
Universidad Pedagógica Universidad
Educación y Cultura
Nacional, Bogotá, d Antiouia
Martha Cecilia Herera Corés
C
Polítca
División d Gestón d (Matemátcas).
acuaria@andinet.com
Proyectos-Cento de Tels. 21056
Investgaciones (C) 210562
Grup
Internsttucional de
Cr. 43B N 76-74.
C
Evaluaión e Universidad de Caldas,
Tels. 3458496,
Gloria Cadona Tobón
Investgación en Manizales
fa 3454325
vinves@cumanday.ucaldas.edu.co
Lnguas Extjeras
(0)
Universida d
C
Fundión Caos Fundción Camnos de Antoua, bloue Adán Maía Maz Marez
de Identda (PA) Identidad, Fusagasugá 9-40. Tels. 210571 1 - fca@col l .teleom.com.co
2105731 , fax 21057 0
Universidad de
Grpo de Eucaión Antouia, Medellí. CI. 65 N 26- 10.
C
en Ciencias Cento de Tel. 861250, José Joaquín Gacía Gaía
Expmentales y Investgaciones Ext. 307, gecem@ayura.udea.edu.co
Matemática Educativas y fa 862520
Pedagógcas
Gp d Etdio e
Universidad Industal
Cr. 23 N 60-23.
C
Investgaión en
d Satader,
Tel. 81019 Marha Vitalia Coredor Montagut
Tenologías y
Bucaaga
Ext. 271 , coredor@uis.edu.co
Eucaión fa 81 061
o. 1 9A N 1-37,
Lnguaje, Discurso y
Universida Distital edifcio W piso 3° sur.
Alicia Rey d Alonso
C Francisco José d Tel. 57. 1 . 3394949,
Sabres
Caldas, Bogotá Ext. 2857,
gleidi@hObail.com
fa 57. 1 .3324325
Escuela Colombiaa de Cr. 27 N 66.
Berada Aldana Gómez
C Pentagogía Ingeniería Julio Tel. 88100,
eaosta@escuelaing.edu.co
Gaavito, Bogotá Ext. 457, fax 8863220
Universida Pedagógica
0. 2 N 1-25.
Grp de Estlos
Nacional, Bogotá,
Tels. 82341 15- Christa Hederich Manez
C División de Gestón d
Cogitivos
Pryetos-Cento de
8231730, Ext. 129, chederic@intered.net.co
Investgaciones (C)
fa 82355 16
Ámbito de Pontfcia Universidad
Cr. 3 N 26A-40.
Rafael Cap V ásquez
C Tel. 3419571 ,
Educación Suprio Javeriaa, Bogotá
fa 3419571
rcampo@javeraa.edu.co
Cómo Hacemos lo
0. 38 N 15.
D
qu Hacemos en Universidad de
Tel. 2451943,
Jorge Eliécer Ossa Londoño
Educación Supor Antiouia, Medellín
fa 2451943
jeossa@catos.udea.edu.co
(C)
Ciudad Universitaia
Creatvidad
Universidad d Calda,
Meléndez.
Javier Taba Chaur
D Cognición y Tels. 330133-
Movimiento
Manizales
321 2341 Ext. 2341,
ucaldas@cumaday.ucaldas.edu.co
fa 330133
23
LA EDUCACIÓN SUEOR EN COLOMI

Tema d eo
Instli6 Y centro d
Direcci60 V tela'ono Contacto y C elico
l
investigaci60
Universidad Antonio
Cl. 72 N 1 1-86.
Matemáticas-
Nariño, Bogotá,Cento
Tel. 3471 1 90 Mary FaI de Losada
O
Educación Matemática
de Investigaciones de la
Ex!. 267, mariadel @bgota.uanarino.edu.co
Universidad Antonio
Nariño
fax 2173321
Universidad de Universidad de
Antouia, Medelli. Antouia, Facultad
O
Cento de de Educación, Zyda Siera Restrcp
DDE
Investigaciones Medellín. diverser@latinmail.com
Educativas y Tel. 210570 Ex!.
Pedagógicas 5705, fax 210570
Dparamento de
Matemáticas,
O Educación Matemática
Universidad del Valle, Universidad del Ctsa Augusto Delgado Gacía
Cali Valle, Cali. cedel@mafalda.univalle.edu.co
Tel 2/3339227,
fax Z 33349
Cl. 12 N 1 - 1 7 este,
Gestón y Desar ollo
Univeridad Exterado
bloue C, tercer piso.
Miryam Lucía Ohoa Pieta
O de Instituciones Tels. 28266-
Educativas
de Colombia, Bogotá
341990 Ex!. 1 551 ,
faceduc@uextemao.edu.co
fax 3427476
Univeridad del Valle, Universidad del
Cali. Cento de Valle, edifcio 388,
O
Lenguaje, Cognición y Investgaciones y 4° piso. Miralba Cora Restp
Educación Estudios Avanzados en Tel. 3212358 lenguajeog@mail.com
Psicología Cognición y Ex!. 2358, fax
Cult 3391 185
Investigación D las
Univeridad Pedagógica
Cl. 36 N 69F-65.
Gerao Andrés Perán Ehcverri
O Aulas Colombiaas Tel. 4161 1 21 ,
(IAUC)
Nacional, Bogotá
fax 41 61 1 21
invaucol @hotl.com
Gpo Educaión en
Universidad del Valle,
P. 2536, Cali.
Alfonso Claet Zmbo Chaguendo
O Ciencias y Te\. 3315271 ,
Tecnologías
Cali
fax 3315271
zabrano@mnko.univalle.edu.co
Universidad Oistital Cr. 4 N" 26B-54 piso
Cecilia Rincón Berdugo
O Gpo Infacias Francisco José de 4°. Tel. 284086,
Caldas, Bogotá fax 2 84 0 86
udpaidos@htomail.com
Cr. 2 y 3, sectQr
Comunicación y
Universidad del Cauca,
de Tulcán,
Luis Evelio Álvaez Jaamillo
O Etoducación Te\. 0928-23 106
Afolombiana
Popayán
Ex!. 233,
lea!varez47@hotmail.com
fax 0928-235928
Universidad Pedagógica
Red de Cualifcación Nacional, Bogotá, Cl. 1 27 N 12A-20.
Mara del Pila Unda Bera!
O de Educadors en División de Gestión de Tel. 6156526,
redcee@sta.com
Ejercicio (RDE ) Pryectos-Cent de fax 61 5651 2
Investigaciones (C)
Universidad de
Calidad de la Antouia, Medellín. Cl. 67 N 53- 1 08.
O
Educaión y Poyecto Cento de Tel. 210570 Rodrigo Jaamillo Roldán
Educativo Investigaciones Ex!. 570,
Ia@ayura.udea.edu.co
Institucional Educativas y fax 210570
Pedagógicas
Historia de la
Universidad Pedagógica
UPC Av. Nore
Universidad Tunja. Javier Ocamp Lópz
O
Colombiana
y Tecnológica de
Tel. 748215,
dpceduca@donato.uptc.edu.co
1774- 1 992
Colombia, Tunja
fax 744821 5
24
PA SOÑA E FO
=
;
lB8lÎlu0Í0B V 0cB0 0
L0BMCl0V O elco

Ã0m8 dU esluio
IBVc8bymÌ0h
ÜCCÍ0B V lðK0B0

Universidad Pedagógica
Biología, Enseñanza
Nacional, Bogolá, Cl. 72 N 1 1 -86.
Guilleno Chona Duarte
D División de Gestión d Tel. 347 1 19
y Realidades
Proyectos-Cento de Ex!. 270
choduar@hotail.com
Investigaciones (c)
Cl. 72 N 1 1 -86.
D
Universidad Pedagógica Tel. 3471 190
upn.@uni.pedagogica.edu.co TC
Nacional, Bogotá Ex!. 237,
fax 2173321
Gup de Estudio y
Universidad
D Desar ollo de
Universidad del Quindío, del Quindío. Efaín Albero Hoyos Salcedo
Sofwae (GE)
Annenia Tel. (096)7460244 gedes@uniquindio.edu.co
Ex!. 244
Universidad de
Antiouia, Medellín. Cl. 67 N° 53- 108.
D
Pedagogía de las Centro d Tel. 26301 1 María Raquel Pulga Silva
Ciencias Soiaes Investigaciones Ex!. 5745, ebs@ayura.udea.edu.co
Educativas y fax 210 5712
Pedagógica
Universidad Pedagógica
Cl. 72 N 1 1 -86.
Ciencias, Acciones y
Naiona, Bogotá
Tel. 347 1 19 Lilia Reyes Herer
D División d Gestón de
Cre ncias
Proyectos-Cento de
Ex!. 267, !reyes@col l .telecom.com.co
Investigaciones (c)
fax 2173321
Historia de la
Corración Soiedad Cr. 27 A N° 40-70.
Calos Eesto Nogera Rz
D Colombiana de Tel. 2695092,
Educaión
Peagogía, Bogotá Íæ 243607
soolp@colnodo.org.co
Cl. 12 N 1-17 E.
D
Grup Eucaión Universidad Exteado Tels. 341990- Silvia Bonilla Jal o
Matemátca d Colombia, Bogotá 282606 Ex!. faeduc@uextemao.edu.co
1 552, fax 3427476
Gup de
er. 7 N 43-82.
D
Epistemología d la Pontifcia Universida ¯cl. 3208320 Maa del Ampao Bar d Aragón
Facultd d Ciencias Javeriaa, Bogotá Exl. 41 22, mbar era@javerol.javeriaa.edu.co
d la U. Javeriana
Íæ 2850503
Fundación Univeritaia
I
D
Laratorio
Luis Amigó, Medellí,
¯. 51' N 67B- 1 34.
Intacional d
Cent d ¯cl. 266 Alfedo Ghiso Cotos
Estudios Soiales
Investigaciones de la ExI. 177, praz@sembrador.agome.eu.co
Fundaión Universitaria
Íæ 268074
Luis Amigó
Gp d
Fundación Hemisferio,
ÃV. 12 N 124-51
D
Investigación en
Bogotá. Instituto de
Ap. 507. Hemán Escobdo David
Enseñaz d las Ãcl. 6565401, hemisferio@adine!.com
Ciencias Naes
Biotecnología
Íæ 65654011
Nuevas Funciones
Tv. 51 A
D Soiaes d la
Fundaión Universitaa N 67B-134. Cladia V élez de la Calle
Peagogía
Luis Amigó, Medellí Tel. 266 Ex!. cvelez@sembrdor.agomed.edu.co
170, Íæ268074
er. 23 N 6-63.
D Amautas
Universidad Católica de Ãcl. 86019 Gustavo Arias Arteaga
Maes, Manizales Exl. 278, garias@ucatolicaz.edu.co
Íæ 86575
Grp Educación y Universidad Católica de
er. 23 N 6-63.
Jorge Morales Par a
D ¯cl 886019 Exl.
Desar ollo Lal Maes, Manizales
278, Íæ 886575
jmorales @ucatolica.edu.co
25
LA EDUCACIÓN SUEOR EN COLOMI

¯Md e
liY O d
Ü Y lc�oBo LoBMlu y OcK
¯
mWWK

Universidad Centl de
Colombia, Bogotá, Cl. 75 N 1 5-91
L
Línea de Género y Depaento de 6° piso. Tels. Ágela Maa Est Mesa
Cultura Investigaciones 321 1 80-321 1 805, ingenero@ucental.edu.co
Universidad Cent fax 321 1 80
(De)
Educación,
Corraión Eucativa
Cl. 68 N" 53-56.
Pedagogía y Cultura
Mayor del Dsarllo
Tel. 3602515 Reinaldo Mor Mora
L
en el Cab
Simón Bolíva,
Ext. 1 10, insves@lat.com
Colombiano
Bar quil1a. Instituto de
fa 3682361
Investgaciones
Universidad Pedagógica
Cl. 127
Nacional, Bogotá,
N 12A-20.
L M División de Gestión de
Tel. 6156537,
Rafael Á vila Penagos ciup@uole.com
Poyectos-Cento de
fa 61 56512
Investigaiones (C)
Universidad Peagógica
Cl. 72 N 1 1 -86.
Estudios en calidad
Nacional, Bogotá,
Tel. 3471 19 Rosalba Pulido de Catellaos
L
de Vida
División de Gestón de
Ext. 267, mjessup@uni.pdagogica.edu.com
Proyetos-Cent de
Investgaciones (C)
fa 2173321
Universidad d los
K. 12 vía a
Convivencia Llanos, Viavicencio.
Apiay, Vereda
L ciudada. Simbiosis Insttuto de
Bacelona. Bera Lucía Buitgo Gmz
Hombr-Naturalez Investgaiones de la
Tels. 69860 - iniveuni@villavicencio.cetcol.net.co
6698630 Ext. 10
Oouia Colombiaa
fa 669862, 669
Entenamiento y
Universidad del Valle,
Sede Meléndez.
Gael Antonio Cá Vaón
L Mejoraento de la
Cali
Tel. 3212329
gaaen@mafalda.univalle.edu.co
Condición Física
Íæ 3212310
Grpo de
Universidad d
Antouia, Medellf,
CI. 67 N 53-108,
Investgaión en
Cento de
Ot. de Lm
Lourdes Valverde Rz
L Didáctca de la
Investgaciones
d Ciencia y As.
matd@ayura.udea.edu.co
Matemátca y la
Tel. (04)2105735,
Física (M)
Eucatva y
fax (04)210570
Pedagógcas
Universidad Peagógica
El Juego como
Nacional, Bogotá, Cll. 127 N 12-20.
Rosa Mer Reyes Navia
L División de Gestón de Tel 6156531,
Espacio de Pblema
Poyetos-Cent de
Íæ 6156512
ciup@uole.com
Investgaiones (C)
Universidad Peagógica
CI. 127 N 12'-20.
Cultura Demorátca Nacional, Bogotá,
Tels. 6156537- Glora SorCalvo de Mia
L en la Institución División de Gestón de
6156531 , gloriacavo@hotl.com
Escola Proyetos-Cento de
Íæ 615651 2
Investgaiones (C)
CI. 12 N 1-17 este.
L Didáctca del Inglés
Univesid Exterado Tels. 28266 - Clelia Pnea Báez
de Colombia, Bogotá 34190 Et. 1552, faceduc@uxtemado.ed.co
Íæ3427476
24
Anexo å
Direcciones electrónicas de los organismos
citados en el presente informe
www. acci. gov.c Agencia Colombiana de Cooperación Interacional
www.agenda.gov.co Agenda de conectividad
www. ascun. org. co Asociación Colombiana de Universidades (ASCUN)
www.apice.org. co Asociación Panamericana de Institciones de Crédito
Educativo (APICE)
www. colfuturo. com Colfturo
www.cna.gov. co Consejo Nacional de Acreditación (CNA)
www.dane.org. co Deparmento Administrativo Nacional de
Estadística (OANE)
www.dnp. gov. co Departamento Nacional de Planeación
www. fodesep. gov.co Fondo de Desarollo de la Educación Superior
(FOOESEP)
www.icetex. gov.co Instituto Colombiano de Crédito Educativo y
Estudios Técnicos en el Exterior (ICETEX)
www.colciencias. org. co Instituto Colombiano de Investigaciones Científcas y
Proyectos Especiales Francisco José de Caldas
(COLCINCIAS)
www.icfes. gov. co Instituto Colombiano para el Fomento de la
Educación Superior (ICFES)
www.mineducacion. gov.co Ministerio de Educación Nacional
www.presidencia. gov.co Presidencia de la República
www. sena.gov.co Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA)
www.socolpe.org. co Sociedad Colombiana de Pedagogía (SOOLPE)
247
Æ
EDUCACI ON CU LPABLE,
Æ
EDUGAGI ON REDENTOR
| VBD Î|BDC| SCD ÎBCDÐCD
Nota introductoria
C
uando nos aproximamos a la forma como los legisladores han interpre
tdo el tema de la educación, en buena medida estamos dando una mira­
da a cómo el tema ha sido abordado por las clases o grupos dominantes.
Seguramente no seremos capaces de aproximaos a la problemática de los
individuos, per tendremos insumos paa interpreta la forma como las so­
ciedades de cada época han defnido la situación, la forma como han reac­
cionado, al menos discursivamente, ante dicha defnición, y algunas de las
consecuencias de tales reacciones. Al hacer el seguimiento a conceptos como
liberad de cátedra o autonoma universitaia, o al ver cómo una determinada
dotina (piénsese en el utilitaismo de Bentham) era impuesta paa luego
ser proscrita, nos estamos aproximando a las dinámicas sociales que sivie­
ron como antecedente a la sociedad en la que actualmente vivimos.
Podría decise, quizás con razón, que la mayoría de estos debates son
maginales pues sólo han involucrado a quienes han estado cerca del poder.
Igualmente podría decirse que más allá de las raones contenidas en las ex­
posiciones de motivos de las leyes o en los considerandos de los decretos
siempre hay razones oultas consciente o inconscientemente (las fnciones
latentes a las que se refere Merton). Pero lo ciero es que el contexto históri­
co puede ar ojaos algunas luces paa dilucida esas razones. Empero, debe
señalarse que este tabajo no pretende ser de tipo histórico. Es una aproxima­
ción jurídica, desde la nora. Por ello las tanscripciones legales serán "mo­
deradamente extensas", con el objeto de permiti al lector saca sus propias
conclusiones.
La noratividad relacionada es voluminosa. Se ha procurado que la se­
lección sea representativa y perinente, aunque en ocasiones ha estado limi­
tada por la difcultad de acceso a algunas fuentes. Con todo, el documento
que aquí se presenta aspira a servir tanto a quienes se aproximan a la legisla­
ción colombiana por primera vez como a quienes, conociéndola, están inte-
25 1
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMBI
resados en encontrar elementos para interpretar mejor aspectos concretos de
la normatividad actual.
En este trabajo se verá cómo el tema de la educación ha estado ligado a
los grandes momentos de la historia del país, bien como un elemento fnda­
mental para la construcción de la ideología nacional, como ocure en los
albores de la República, bien como condición necesaria para la prosperidad
industial, como en la reforma de Ospina Rodríguez, o bien como imprescin­
dible soporte para toda actividad de un país en crecimiento.
A lo lago de su historia, el debate ha sido atravesado tanto por infuen­
cias religiosas como por intereses partidistas y hegemónicos y por intereses
meramente económicos, mercantilistas. Sin embargo, al ver su evolución,
debemos concluir que se ha avanzado en diversos aspectos, y si bien hace
falta mucho para supera el rezago en el que actualmente se encuentra el
sistema, lo que se ha logrado vale la pena, aunque es necesao y urgente
adecualo a las necesidades reales tanto del país como de sus habitantes.
Bien podría hacerse un recuento de esta noratividad ateniéndose a la
gueras civiles, escaramuzas y fenómenos de violencia del país. Sin embago
esta perspectiva sería artifcial, pues se estaría sugirendo que de alguna ma­
nera esta evolución ha estado ligad a los procesos de guera y pa de la Na­
ción. Sin pretender ignora tales eventos, que necesaiamente tienen conse­
cuencias sobre la cotidiaidad del país y de sus habitantes, podemos aegura
que la educación ha estado más ligada a fenómenos políticos que a situacio­
nes militres. Cosa diferente es que en algunos momentos de la historia de­
terminado tipo de formación haya sido señalado como el culpable de las
revueltas y los males de la época; pero detás de esos cagos se esconde un
trasfondo político a veces inconfesable at la coyuntura específca.
252
Evolución legislativa
de la educación superior en Colombia
Virinato y Colonia
A
unque en el actual teritorio colombiano existen universidades desde el
siglo X, sobre el tema sólo puede hablarse de legislación propiamente
dicha desde los inicios de la República. Hasta ese momento las universidades
eran institciones confesionales, directmente vinculadas a comundades reli­
giosas que atendían la escasa demada de educación propia de sacerdotes y
abogados.
El primer clausto unversitaio del país fe la Universidad Tomasina (hoy
Universidad Santo Tomás). Sus antecedentes generales se resumen en el si­
guiente párafo.
En 1571 se organizó el Estudio del Convento del Rosario de Santa Fe, erigido en
1 580, pr bula de Gregorio xm en "Universidad de Estudio General", en la cual se
pudiera enseña "toas y cada una de las ciencias pritidas por el derecho y pudie­
sen sus estudiates graduase como bachilleres, licenciados, dotores y maestos".
"En 1 608 -año en el cual el Estudio de Tnja fe declaado "Universidad de Estudio
General"-se fndó el Colegio de Sato Tomás paa primeras letas, Gramática, Filo­
sofa y Teología, y en 1 61 2 el Papa Paulo V autorizó fsionalo con la "Academia de
Sato Domingo" o "del Rosario", que, desde 1 626, se empzó a laa "Colegio­
Universidad de Santo Tomás" o "Universidad Torstica"l .
Posteriorente serían creadas la Universidad Javeriana ( 1 623), el Cole­
gio Mayor del Rosario ( 1 645) y la Universidad de San Nicolás de Mira ( 1 703).
L soiedad de ese entonces era prcipalmente agraria, comercial y mi­
nera, y la tecnología empleada, tasmitida pr tadición, no difería mucho
de la del neolítico. A respecto Jaime Jaamillo Urib señala:
La cultura media de los habitantes del Reino, aun de las clases altas, tampoco
exigía una educación diferente. Como los únicos objetivos eran matener el status de
prsona educada y prepaase paa salva el alma, bastaba la educación religiosa, el
latí y algún conocimiento de los clásicos2•
253
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMIA
En la segunda mitad del siglo xvr, la insufciencia de los estudios y su
falta de coherencia con las necesidades de la época ya eran motivo de críticas
que incluso llegaron a tildalos como "inútil jerngonza". Detectda la nece­
sidad de refonar los estudios superiores, el virey Guirior encomendó a
Francisco Antonio Moreno y Escandón la elaboración de un plan paa fnda
la universidad pública. A pesar de incluir aspectos como la Física newtonia­
na, el pla no fe particulaente novedoso ni revolucionaro en sus conteni­
dos, pero sí en su método de enseñanza, pues suprimió el juramento de fde­
lidad a la doctina de Santo Tomás y proscribió el memorismo y el criterio de
autoridad como única fuente del conocimiento. Por razones fnancieras y por
insufciencia de catedráticos, el pla no fe puesto en práctica y todo indica
que la enseñana universitaria continuó con los métodos y contenidos tadi­
cionales.
La principal posibilidad paa que los neogranadinos pudieran ponerse a
tono con la ciencia modera la dio el tabajo de José Celestino Mutis, en
paricula, la Expedición Botánica.
Patra Boba
Aunque el proeso independentist colombiao empzó en 1 810 infui­
do por las ideas de Rousseau y contagiado de las experiencias exitosas de la
Unión Amercana la estcta colonial se matvo hast mediados del siglo
X, "la República matvo la legislación española en todos sus ramos: civil,
procesal, penal, milit. Aun más: exceptada la estcta política, se con­
seró casi intacta la orgaización social, económca, fscal y eclesiástica que
los monacas españoles había dado al Vireinato"3. Sin embago, desde los
inicios del movimiento independentista se vio la necesidad de expdir una
Constitción. Así, desde el Acta del Cabildo Abiero se señaló que "se depo­
sitó en toda la junta el supremo gobiero de este reino, interinaente mien­
tas la misma junta fona la Constitución que afance la felicidad pública . . . ".
Siguiendo el ejemplo de la Unión Americana y ante la imposibilidad práctica
de lograr una Constitción única paa todo el tertorio, se buscó que cada
provincia de la Nueva Graada tviera su propia Constitución. La primera fe
la Constitución Cundinaaquesa de 1 81 1 , que habría de serir como mode­
lo paa las de las demás provincias4•
Las nuevas autoridades, integradas en buena pae por integrates de la
elite criolla que habían recibido educación superior en Europa, vieron en la
educación el camino que llevaba a la consolidación de la naciente nacionali­
dad, que aseguraba el respeto de los derechos del hombre y clarifcaba cuá­
les eran los deberes del ciudadano, sin deja de lado la enseñanza y difsión
de los principios del catolicismo. En las constitciones de las provincias se
consagra la obligación de crear escuelas en cada municipio. En ellas debía
254
EDUCACIÓN CUPALE, EDUCACIÓN REDERA
enseñase a los nños a ler, escribir y cont, se les debía impair los primeros
rdimentos de la religión católica y se los debía instuir sobre los derechos
del hombre. Igualmente, se consagraon previsiones relacionadas con los co­
legios, universidades y seminarios, en los cuales se impaa la educación
superior, en materias como Gramática (latina y española), Filosofía, Moral,
Derecho (Público, Patio, Político y del Estado) y Religión.
Todas estas constituciones, inspiradas en el modelo fancés, contempla­
ban como una constante todo un título dedicado al tema de la instucción
pública, sopore necesaio paa la constucción de una nueva nación. En la
Consttución de la República de Cundinamaca, por ejemplo, el tema fue
abordado en el Título X, en cuyo Aculo 10 declaaba:
Las primeras ideas que se imprimen al hombre en su niñez y la educación que
recib en su juventud, no sólo son la base de la buena o mala suere que haya de corer
en el decurso de su vida, sino las que asegura todas las ventajas o desventajas a favor
o en pruicio de la soiedad, las que da a ésta ciudadaos robustos e ilustados, o la
plaga de miembros corompidos y perudiciales. El cuerpo Legislativo tendrá en mu­
cha consideración y el Gobiero promoverá con el mayor esmero los establecimientos
que mra a esta pae importísima de la felicidad del Estado.
Por su pae, la Constitución de la República de Cartagena señalaba:
La difsión de las luces y de los conocimientos útiles por todas las clases del
Estado es uno de los primeros elementos de su consistencia y felicidad. El conoci­
miento y aprecio de los derechos del hombre, y el odio consiguiente a la opresión y de
la ta, son insepaables de la ilustación pública. Ella es, además, la que mejor iguala
a toos los ciudadanos, les inculca y hace aables sus deberes, aumenta la propiedad
individual y las rqueza del Estado, suaviza las costumbres y en gra maera mejora
y previene los delitos; la que prfcciona el gobiero y la legislación; el fscal más
temible de los depositarios de la autoridad; el repuesto de los hombres dignos de serlo,
y, en fn, la amiga insepaable de la humanidad y de los sentimientos sociales y bené­
fcos. Cualesquiera que puedan ser los abusos de la luz, jamás podrán balacea sus
bienes y los males de la oscuridad, y toos los poders del Estado conspirarán en uno, a
fomentar con el mayor esmer este geren fecundo de felicidad y a prmover los es­
tablecimentos que lo haga más productivos.
Cosa similar ocure en la Constitución de la República de Tunja, que en
el Aículo 17 del Título 10 de la Sección Pelmina señalaba:
La ilustación es absolutamente necesaria paa sostener un buen gobiero, y paa
la felicidad común; el pueblo, pues, tiene derecho a que el Gobiero favorezca con el
mayor esferzo los programas de ilustación pública facilitando la instcción a todas
las clases de los ciudadaos6•
Oto elemento común a varias de las constituciones de la época es el de
permitir a cualquier ciudadano abrir escuelas de enseñanza pública, en oca-
255
LA EDUCACIÓN SUPEROR EN COLOMIA
siones sujetándose al examen del Gobiero (o de órganos civiles pero depen­
dientes de él, como la Sociedad Patiótica, en Cundinamaca) y de la delega­
ción de la Inspección y Protección de los Colegios y la Universidad.
Consolidada la Independencia, buena pae de los deseos manifestados
en las constituciones atriores feron recogidos en un Decreto del 6 de ot­
bre de 1 820, en el que el general Francisco de Paula Santander, como vice­
presidente de Colombia, ordenaba la orgaización de escuelas de primeras
letas en toda las ciudades, villas y lugaes que tvieran bienes propios. Simi­
la obligación se extendió a los conventos de religiosos. Conserando la lí­
nea de las anteriores constituciones, el contenido de los estudios estaba dado
por lectura, escritura, aritmética, dogmas de la moral cristiana y los derechos
y deberes del hombre en la soiedad, y se incluía la instcción en el ejercicio
militar los días de festa y los jueves en la tarde?
La Gran Colombia
En el Congreso de la Villa del Rosario de Cúcuta, celebrado en 1 821 y
convocado al fnalizar el Congreso de Agostura, se dio vida jurídica y política
a la Nueva República de la Gra Colombia, integrado políticamente a Ve­
nezuela y a la Nueva Graada. Al í se adoptaía la Ca Constitucional de la
República de Cúcut, sancionada el 6 de otubre, la cua habría de ser la pri­
mera Constitución Nacional (recuérdese que las anteriores corespondían a
cada una de las provincias). A diferencia de las ateriores, en ésta no había
un título dedicado a la instrucción pública. Quizás la única referencia direct
al tema se encuenta en el Aículo 55, donde ente las "atibuciones exclusi­
vamente propias del Congreso" fgura, bajo el ordinal 19, la de "promover
por leyes la educación pública y el progreso de las ciencias, las artes y los
establecimientos útiles y conceder por tiempo limitado derechos exclusivos
paa su estímulo y fomento"8.
El Congreso de Cúcuta volvió sobre el tema expidiendo tres leyes sobre
escuelas de primeras letras. Mediante la Ley del 1 8 de marzo de 1 826 se
crearon las universidades públicas de Santa Fe, Quito y Caacas. En 1 822 se
organizaron las escuelas norales de Bogotá, Caracas y Quito y se fundaron
numerosos colegios.
El Decreto 3 de octubre de 1 826, frmado por el general Santander, re­
glamentaría el funcionamiento de las recién creadas universidades y además
sería un verdadero código de la educación que en 33 capítulos y más de 30
aículos reglamentaría todos los aspectos de la vida académca: requisitos
de ingeso, deberes de profesores y alumos, materias y sus textos (plan de
estudios), exámenes, otorgamiento de títulos, etc.
Pero el contol sobre la educación, que en el papel era ferte y detallado,
en la práctica era débil y presentaba fsuras. Jaramillo cuenta que . . .
256
EDUCACIÓN CULPABLE, EDUCACIÓN REDENRA
. . . en aquellas ciudades donde había universidad, los colegios quedaban incluidos
en ella. Donde no existía les era prohibido inclui cátedra de tip universitario y
otorga títulos en Teología, Jurisprdencia o Medicina. Pero de hecho est medida que
se encaminaba a mejora la enseñanza profesional, reserándola únicamente a las uni­
versidades, no tuvo cumplimiento en la práctica [pues] paa responder a las vaidades
loalistas [se autorizon cátedra de dichas materias en varias ciudades]
9
.
Paa esta época la paricipación del Estado en los contenidos de la edu­
cación era intensa.
É
l fjaba textos y autores que debían seguirse en las cáte­
das respctiva, según las convicciones iperates. Esto se hace evidente en
el debate en toro a la enseñanza organizada según los principios utilitistas
de Bentham, tema que mantendría viva una discusión tnto académica como
política durante varios años. Mediante Decreto de 8 de noviembre de 1 825,
Santander ordenaba enseñar legislación en los siguientes términos: "Atícu­
lo 10. Los catedráticos de Derecho Pblico enseñarán los principios de legis­
lación por Bentam, los principios de Derecho Político Constitucional por
Constant Lepage, y el Derecho Público Interacional por la obra de Water' .
El msmo decreto, en su Artículo 20, asignaba a los rectores de las uni­
versidades y colegios cuidar que se cumpliera la disposición
ÎÜ
Esta tendencia de reglamentción es todavía más clara en el pla gene­
ral de estudios superiores expedido por Santander el 3 de octubre de 1 826, el
cual sufriría varías reforas posteriores. En una de ellas, la contenida en el
Decreto del 12 de mazo de 1 828, Simón Bolívar "teniendo en consideración
varios informes que se han dirigido al Gobiero, manifestando no ser conve­
niente que los tatados de legislación civil y penal escritos por Jeremías Ben­
tham sirvan para la enseñanza de los principios de la legislación universal. . ." ,
decretó: "Artículo 10. En ninguna de las universidades de Colombia se atañe­
rán los tratados de legislación de Bentham, quedando por consiguiente refor­
mado el Artículo 1 68 del plan general de estudios
²Î Î
Pare de l a justifcación ofcial paa esta medida y para otras modifca­
ciones al plan de estudios la encontamos en una circular del 20 de octubre
de 1 828, en la que tras el atentado contra la vida del Liberdor -para ese
entonces proclamado dictador-ocurrido el 25 de septiembre de 1 828, José
Manuel Restepo, secretario de Estado del despacho del Interior exponía:
Los escandalosos sucesos ocurridos en esta capit, a consecuencia de la conspi­
ración que estalló el 25 de septiembre último, la pare que tuvieron desgraciadamente
en ellos algunos jóvenes estudiates de la universidad, y el clamor de muchos honra­
dos padres de familia, que deploran la corpción, ya demasiado notble de los jóve­
nes, ha persuadido al Liberador Pesidente, que sin duda el pla general de estdios
tiene defectos esenciales, que exigen pronto remedio paa cura de raíz los males que
presagia a la patria los vicios e inmoralidad de los jóvenes.
Su Excelencia, meditando flosófcamente el pla de estudios, ha creído halla el
orgen del mal en las Ciencias Políticas que se han enseñado a los estdiantes, al
257
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMIA
principia su car era de facultad mayor, cuado todavía no tenen el juicio bastate
paa hacer prncipios las modifcaciones que exigen las circunstcias pculiaes a
cada nación. El mal también ha crecido sobremaera por los autores que se escogía
paa el estudio de los principios de legislación, como Bentha y otos que al Iado de
máximas luminosas contienen muchas opuestas a la religión, a la moral y a la taqui­
lidad de los pueblos, de lo que ya hemos recibido primicias dolorosas
1
2•
Además de hacer énfasis en el estudio y restablecimento de la Religión
y la bella Literatura, el estudio de la Moral y el Derecho Natural, la suspen­
sión de las cátedras de Principios de la Legislación Universal, Derecho Pú­
blico-Político, Constitución y Ciencias Administrativas, obligaba a los estu­
diantes a asistir a una cátedra de Fundamentos y Apología de la Religión
Católica Romana1 3• Vale señalar que cuando Santnder asume la Presidencia
de la Nueva Ganada ( 1 832), los libros de Bentham volvieron a ser textos
ofciales a pesar de la gran resistencia encontrada en algunos sectores de la
sociedad14• Finalmente, en 1 840 el Congreso aprobó una ley que autorizaba a
los profesores de universidad a elegir los textos y autores o a escribir sus
propios textos.
Las condiciones políticas y económicas del país fueron minando el inte­
rés y los recursos destinados a la universidad. Por ejemplo, La Ley Orgánica
de 1 826 prohibió nombrar catedráticos que dependieran exclusivamente de
sus ingresos por la docencia, con el propósito de no grava los fondos de la
enseñanza con muchos sueldos. Adicionalmente, la misma ley patrocinaba
un sistema de servicios docentes gratuitos que, naturalmente, serían desem­
peñados por personas que tuviesen otas rentas1 5•
Por esta misma época se creó la Dirección de Instrucción Pública, que
contaba con comisiones paa las diversas ramas educativas: escuela primaria
y colegios y universidades. Ente estas comisiones había una integrada por
José Manuel Restepo, Castillo y Rada, Vicente Azuero, Femández Madrid,
Gerónimo Tores y José María Estévez16•
En general, las caacterísticas de este período son resumidas por Gloria
Cecilia Arboleda y Luis Remando Rincón así:
a) Enseñanza universitaa impartida en su totalidad por el Estado.
b) Conforación inmediata de los cuadros de la Primera República, esto es, del
proyecto de nación colombiana y de las elites constituidas en núcleos rectores de una
clase política.
c) Fundamentación de la enseñaza superior en las nuevas conquistas flosófcas
y científcas de la Europa racionalista, liberal y burguesa: Economía Política inglesa,
Derecho Utilitarista de Bentham, Filosofía Política de Montesquieu y Rousseau.
d) Universidad laica liberada de la tutela eclesiástica o milita.
e) Descentalización de la universidad, fndando universidades en centos de
infuencia económica y política como Popayán (Universidad del Cauca de hoy) y Car­
tagena, año 1 8271 7•
258
EDUCACIÓN CULPABLE, EDUCACIÓN REOR
La República de la Nueva Granada
Al disolverse la Gran Colombia, la República de la Nueva Granada con­
tinuó sus esferzos en pro de la educación elemental y unversitaia bajo la
presidencia de Santander. Sin embargo, este interés no se refejó en las cons­
titciones de la época. Si la Constitción de Cúcuta apnas hzo mención de
la instucción pública, la Constitución de 1 830 omitió el tema por completo.
Algo similar ocurriría con la Constitución del Estado de la Nueva Granada,
aunque en su Artículo 195 hacía referencia a la liberd de enseñanza en los
siguientes térmnos:
Ningún género de tabajo, industia y comercio que no se opnga a las buenas
costumbres es prohbido a los gaadinos, y toos pdrá ejercer el que quieran, ex­
cepto aquellos que son necesarios paa la subsistencia del Estdo: no porán, por
consiguiente, establecerse gemios y corpraciones de profesiones, aes u ofcios que
obstyan la librad del ingenio, de la enseñanza y la industia.
El lO de diciembre de 1 842, siendo presidente de la República Pedro
Alcátaa Herán y secretio del Interior y de Relaciones Exteriores Maria­
no Ospina, se expidió el decreto que organzaba las unversidadesl 8, exaus­
tivo ejercicio legislativo compuesto por 41 5 aículos distibuidos en vein­
tioho capítulos. La Dirección General de la Instcción Pública, depndencia
con funciones específcas se radica en cabeza del secretio del Intrior y de
Relaciones Exteriores. Dentro de las taeas de dicha diección fguraban las
de "forar o hacer forma, aproba y circula los prograIas a que deban
ajustse los programas de las unversidades" y "disponer la composición,
taducción e impresión de las obras que deba serir a la enseñanza" (Art. 2,
incisos 3 y 4).
Paa efectos educativos, el territorio colombiao se dividió en tes dis­
titos universitios, en cada uno de los cuales había una universidad que se
compondría de las facultades establecidas en el mismo distto. El primer
distito tenía su capital en Bogotá, el segundo en Cartgena y el tercero en
Mompós. Se estblecieron cinco facultades: Literatura y Filosofía, Ciencias
Física y Matemáticas, Medicina, Jurisprdencia y Ciencias Eclesiásticas.
La inspección y gobiero de cada unversidad corespondía a una junta de
inspección, uno o varios inspectores y un rector, que era el jefe del estableci­
miento (A. 8).
El inspector era el segundo jefe de la universidad (Ar. 56); el primero
era el rector (At. 35). Las fnciones del inspector eran emnentemente po­
licivas. A él le corespondía "examinar diariaente si los catedráticos asis­
ten a las aulas a la hora señalada y si dan las lecciones por todo el tiempo que
deben. Inmediatamente note alguna falta de esta especie lo inforaá por
escrito al catedrático y lo pondrá en conocimiento del rector" (Art. 58). Si­
mila fnción tenía con respecto a los estudiantes, y en ambos casos debía
259
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMIA
llevar registros de asistencia. Igualmente llevaba un manual en el que debía
anota "los actos de vid que recomiende a algún alumo, e igualmente, los
actos de mala conducta, de insubordinación, de irespeto o desaplicación o
cualesquiera otas faltas cometidas por los alumos" (A. 62).
El decreto contemplaba además la fgura de los pasantes celadores. "Paa
ser pasante celador se necesita ser licenciado y tener muy buena conducta
moral, plítica y religiosa, modales cultos, freza de caácter y veintidós
años cumplidos" (A. 92). En cuanto a sus funciones, el decreto (A. 93)
señalaba:
El pasante es el juez de las diferencias que se susciten ente los cursantes. Hace
que los estudiantes oupn útlmente el tiemp, impide y corige inmediatamente too
desorden, hace obsera los reglaentos establecidos paa la disciplina y buen orden y
vela constantemente sobre la buena conducta de los alumnos.
Se contemplaba la obligatoriedad de un capellán en aquellas universida­
des a las que estuviera unido un colegio. El religioso debía ofcia misas
diaras paa los alumnos interos y en los días feriados paa los interos y
exteros. Los días festivos también debía dar una lección sobre los princi­
pios de la religión a la que asistiran todos los cursantes (Título 1 3).
El contenido y la distibución de los estdios estaban reglamentados de
manera detallada pero no se designaban textos obligatorios.
Este decreto sirió como columa verebral para el sistema educativo
durante varios años, aunque sufrió algunas modifcaciones (decretos de 25
de julio de 1 843, 10 de enero de 1 84, 1 5 de mayo y 10 de septiembre de
1 845).
É
stas conseraon la estuctura general y pretendieron ajustar la nor­
ma a las exigencias de la realidad.
En 1 843 se expide una nueva Constitución, inspirada en la de 1 832, pero
de tendencia mucho más conseradora.
É
sta acabó con el sufragio universal
y 10 lmitó únicamente a quienes supieran leer y escribi. El cambio de Cons­
titución no afectó las condiciones que un año antes permitieron expedir, bajo
la dirección de Mariano Ospina Rodríguez, el plan de enseñanzas universit­
ras dominado por tes ideas fndamentales: una severa disciplina, el respto
de consideraciones religiosas y la intoducción de elementos conseradores,
como el estudio del Derecho Romano1 9•
Estas reformas macarían el inicio de una nueva época domnada por los
principios conservadores y una actitud de reacción frente a la infuencia de
Bentham en la educación y la política del país, a la que atibuían las perr­
baciones políticas y el descenso de la moralidad pública. En esta época y
bajo estos principios, los jesuitas volvieron al país y a sus funciones ligadas
a la instrcción pública20•
En 1 847, Rufno José Cuervo, vicepresidente de la República y encarga­
do del Poder Ejecutivo, expide un nuevo decreto que organiza las universida-
260
E
DUCACI
Ó
N CULPABLE, EDUCACI
Ó
N REDENTOR
des. Con esta nona, según se anuncia en su parte considerativa, se pretende
"reunir en un solo cuerpo las diferentes disposiciones sobre estudios, e into­
ducir en este ramo las refonas que la experiencia, la macha de la sociedad
y las indicaciones de diversos fncionaios y corporaciones hacen indispen­
sables". El nuevo decreto constaría de 257 artículos distribuidos en disposi­
ciones proemales, cuato libros y trece capítulos.
En el Arículo lO se distinguen dos ejes que deben regir la educación
pública la intelectual y la cristiana, teniendo la primera diferentes grados y
organización, mientras que la segunda "es general y unifone a todos los
estblecimientos de enseñanza, desde la escuela primaia hasta la universi­
dad".
El Aículo 20 dispone:
Los grados de la educación intelectual son los siguientes: instucción ppula o
primaria, instcción general, instucción espcial e instcción superior.
La instrcción primaria comprende las primeras letas, los términos disposicio­
nes sepaada [sic].
La instcción general comprende la Literatura y la Filosofía.
La instrcción espcial comprende las Ciencias Eclesiáticas, paa los que se
dedican a la Iglesia; el Ae Mílítar y las Ciencias de la Guera, para los que siguen la
car era de las aas, y las Ciencias Naturales, Física y Matemáticas en sus diferentes
aplicaciones, paa los que se destina a profesiones conexionadas con estos ramos.
La instcción superior comprende las Ciencias Médicas y la Jurisprdencia.
Se conservan las tres universidades corespondientes a los tes distitos,
sitaas en sus capitles, y la universidad como institución es defnida en el
Aículo 1 1 como "un cuerpo docente, que representado en sus casos por el
rector y por las corporaciones que establece este decreto, centaliza los estu­
dios en cada distrito, unifona la enseñanza, examina a los cursantes, calif­
ca su capacidad, confere grados académicos y expide diplomas de profe­
sores".
El rector es nombrado por el Ejecutivo y es agente del director de Ins­
tcción Pblica. También se conservan la Junta de Administación, Inspec­
ción y Gobiero, así como los inspectores que, nombrados por el Ejecutivo,
mantienen las funciones policivas contempladas con anterioridad. Los "pa­
santes celadores", pasan a llamase sólo pasantes, pero siguen dotados de las
funciones y del poder previstos en la nonatividad anterior.
Los seminarios conciliaes estaban sujetos al régimen universitio cuan­
do en ellos se hacían estudios paa obtener grados académicos (Art. 1 01 ) .
Los colegios provinciales (sostenidos con recursos de l a provincia) podían o
no estar sujetos al régimen universitio, según lo dispusieran las cámaras de
provincia, siempre y cuando tuvieran "al menos tes catedráticos de Litera­
tura y Filosofa convenientemente dotados y que reunieran las cualidades
261
LA EDUCACIÓN SUPEROR EN COLOMIA
que se exigen a los catedráticos de dicha escuela en la universidad" (A. 102
Y 1 03).
Los colegios paiculaes tmbién podían someterse al régimen univer­
sitario siempre que reunieran los siguientes requisitos, contenidos en el Ar­
tículo 104:
1. Que lleven un año de existencia con el nombre de colegio, pnsión o caa de
educación, y durate este térno hayan merecido la confaz de la familias tanto
por su dirección como por el adelatamiento intelectual.
2. Que el jefe del establecimiento tenga las cualidades requeridas paa ser inspc­
tor de la universidad, con excepción del grado, pues basta que sea persona de notoria
instcción en Literatura y Filosofa.
3. Que haya en el establecimiento tes catedráticos, pr lo menos, de Literatura y
Filosofía con la cualidades exigidas paa ser catedrático de la universidad, no tenien­
do profesión u oupación incompatible con el desempeño de la cátedra; y
4. Que el estblecimiento quede bajo la inspcción y dirección de la universidad
del distito en todo lo relativo a la enseñaa.
En cuanto a la enseñaza y al régimen universitario, de los que se ou­
paba el libro segundo, se conservaon las cinco escuelas tadicionales: Lite­
ratura y Filosofía, Jurisprdencia, Medicina, Ciencias Eclesiásticas, y Cien­
cias, Física y Matemáticas. A semejanza del régimen anterior, se conseró la
estuctura de los estudios en tes series (bachiller, licenciado y doctor), que
debían ser cursados en ese orden, cada una con un plan de materias fjado en
el decreto.
El régimen disciplinario de los doentes contempla, ente otas causa­
les, sanciones por propaga o permitir que se propaguen doctina impías,
inmorales o subversivas del orden legal, lo que acarearía la destitución (A.
202). El de los estudiantes contempla las siguientes penas: amonestación
privada; amonestación en público; represión con apercibimento, que con­
siste en matener a cursante sepaado de los demás en las horas de estudio y
recreo; ar esto simple; pena de dolor; ar esto con privación de cama; ar esto
con abstinencia; pérdida de un curso; expulsión de una clase; expulsión de la
universidad o del establecimiento (A. 225).
El 8 de mayo 1 848 se expidió la Ley sobre Liberad de Enseñanza y
Habilitación de Cursos21 • En su Arículo 10 declaaba: "La enseñanza en to­
dos sus ramos es libre. En consecuencia, podrán los granadinos adqui y
recibi la instucción literaria y científca en establecimientos públicos, pr­
vados o paiculaes, con el objeto de obtener grados académcos".
Se permte a cualquier cororación o paricula "establecer colegios o
casas de educación paa la enseñanza de los ramos que a bien tenga, con t
que no se opongan a las buenas costumbres o a las leyes, y con el solo deber
de da el competente aviso a la respectiva autoridad política del distrito pa­
roquial" (A. 2).
262
EDUCACIÓN CULPABLE, EDUCACIÓN REDENORA
Resulta de interés el Artículo 1 1 , que asignaba a la policía el ejercicio de
la vigilancia sobre los "establecimientos literaios que no dependen de la
universidad, paa impedir todo desorden y la propagación de dotnas con­
taras a las buenas costumbres, a la soberanía nacional y a las leyes constituti­
vas de la República".
Tema de especial imporncia era el de las fnanzas de las instituciones.
Cada uno de los decretos que organizó las universidades dedicaba un título
de alrededor de teinta arculos a las rentas, su adminstación y su contbi­
lidad. En igual sentido se expidieron decretos, como el de 30 de septiembre
de 1 848, "que ar eglaba la contabilidad de las universidades y de los cole­
gios que dependen del Poder Ejecutivo"22, y el Decreto de 1° de juno de
1 849, que en su Artículo 1° autorizó a las juntas de administación, inspec­
ción y gobiero de las universidades . . .
l . Paa que puedan tasigir los negoios litigiosos o dudosos prenecientes a
los bienes o rentas universitarios.
2. Paa que puedan enta en convenio con sus deudores, cuado esto sea absolu­
tamente necesario paa aegura el crédito o evitar mayores prdidas; y
3. Paa poder ceder hata la tercera pae del principal y la mitad de los créditos
al que ofezca poner en clao el derecho que tenga la universidad a cualquiera espcie
de bienes, censos o cantidades2•
La suprsión de la unversidades
Paa 1 850, el presidente José Hilaro López impulsó una revolución de
profndo core liberal, califcada de romántica. Con la expedición de la Ley
de mayo 1 852 se derogaon expresamente todas las noras anteriores sobre
educación e instcción pública. Los prmeros arículos de esta ley disponían
lo siguiente:
Artículo 1°. Es libre en la República la enseñanz de toos los raos de las
ciencias, de la letas y de las aes.
Arículo 2°. El gado o título científco no será necesaro paa ejercer las profe­
siones científca, pro podrán obtenerlo la personas que lo quieran del moo que
establece la presente ley.
Paágrafo. Exceptúase de la disposición del arculo aterior la profesión de fa­
maceuta. Paa ejercerla se necesita obtener la aprobación en los exámenes que presen­
tán en la fora y los términos que prescriba los reglaentos que expida el Poer
Ejecutivo.
El Artículo 4° suprimió el grado de bachiller, permitiendo en lo sucesivo
únicamente la expedición de los títulos de doctor en Jurisprdencia, Medici­
na y Ciencias Eclesiásticas que, según lo previsto en el Artículo 2° era opta­
tivo. Sin embago, la ley reglamentó el contenido, la duración y la mecánica
de las evaluaciones y se señaló que paa opta por grados no era necesario
haber estudiado en los colegios nacionales o provinciales.
263
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
Pero el asunto fue más lejos y llegó a la supresión de las universidades en
los siguientes términos: "Artículo 16. Suprímense las universidades. Los edi­
fcios, bienes y rentas de que hoy disfutn se aplicaán para el establecimien­
to de los colegios nacionales, a excepción del Colegio del Rosario, cuyos
bienes serán admnistrados conforme lo decida la Cámara Provincial de Cun­
dinamaca"25.
Según Jaramillo, la supresión de la exigencia de título paa ejercer la
profesión de abogado, médico, ingeniero o sacerdote, obedeció al hecho de
considerarla una forma de monopolio y una limitación a la libertad del tra­
baj026.
La reglamentación posterior, dedicada a los colegios nacionales, con­
serva varias características de la expedida con anterioridad a la supresión de
las universidades. El contenido de los estudios sigue siendo reglamentado
por el Ejecutivo; se mantienen la estructura de empleos (rector, secretario,
bibliotecaio, tesorero recaudador, catedráticos, capellán, pasante) pero no
se menciona al inspector, salvo paa las escuelas de medicina, aunque ya no
con funciones disciplinarias: ahora que le coresponde "el gobiero interor
y económco de la escuela"; igualmente, se mantiene la junta de inspección
y gobiero. Los grados de doctor en Jurisprudencia o Medicina eran otorga­
dos por los colegios a quienes aprobaran los respectivos exámenes. El exa­
men de farmacia era presentado ante el consejo de profesores médicos.
Consecuente con esta línea de pensamiento, y ubicándola al lado de la
libertad individual, la seguridad personal, la inviolabilidad de la propiedad y
demás garantías liberales, la libertad de enseñanza y la de aprendizaje, que­
daron consagradas en el Artículo 5° de la Constitución de la Nueva Granada
del 20 de mayo de 1 853 en los siguientes términos: "La República gaantiza
a todos los granadinos: [ . . . ] 9°. El dar o recibir instrucción que a bien se
tenga, cuando no sea costeada con fondos públicos".
Confederación Granadina
A partir de 1 855, con la creación del Estado Soberano de Panamá, em­
pezaron a reconocerse otos en el país, a saber: Antioquia, Bolívar, Boyacá,
Cauca, Cundinamarca, Magdalena y Santander. Es decir, la República, para
entonces constitucionalmente unitaria, era efectivamente federal. Para co­
regir esta situación se expidió el Acto Legislativo 10 de 1 858, que dio pie
paa la expedición de una nueva Constitución, la de 1 858, con la que se inicia­
ría la Confederación Granadina. Siguiendo la línea de las constituciones an­
teriores, ésta consagra dento de los derechos individuales (At. 56) la liber­
tad de "dar o recibir la instrucción que a bien tengan en los establecimientos
que no sean costeados con fondos públicos"27. Por lo demás, esta Cata Mag­
na, que sólo contó con 76 artículos, no hizo otra mención a la educación.
26
EDUCACIÓN CULPABLE, EDUCACIÓN RDENOR
1 861 fe un año convulsionado. En medio de una de las tantas gueras
civiles por las que atravesaría el país, el general Mosquera dictó noras que
habrían de provocar la lucha religiosa: la expulsión de los jesuitas y del dele­
gado apostólico, la desamorización de los bienes de manos muertas y el de
extinción de las comunidades religiosas que no se sometieron a la desamor­
tización -ue feron todas28• En 1 863, "en nombre y por autoridad del Pue­
blo (no de Dios) y de los Estados Unidos Colombianos que representa", fe
expedida la Constitución de los Estados Unidos de Colombia, califcada de
atea por sus detractores y que conservaría la libertad de enseñanza con su
fórula típica.
La resturación de la universidad
Habría que esperar hasta el 22 de septiembre de 1 867 paa que el Con­
greso Nacional aprobara la ley que organizaría "una universidad pública en
la Capital de la República de Colombia, la que llevará el nombre de Unver­
sidad Nacional de los Estados Undos de Colombia". Con ella regresarían las
facultades de Jurisprudencia, Medicina, Filosofía y Letras, y se crearía la
Escuela de Ciencias Naturales, la de Ingeniería y la de Ates y Ofcios. Se
daba especial imporancia a la enseñanza técnica con motivo de la llegada de
los ferocarriles, el telégrafo, los sericios urbanos y las obras públicas29• La
organización intera de la universidad fue fjada mediante Decreto Orgánico
del 1 3 de enero de 1 868. El secretario del Interior fue investido de funciones
de director general de Instrcción Pública, y como tal, encargado de la ins­
pección y vigilancia de la universidad, teniendo entre otras funciones la de
elegir al rector, los rectores de las escuelas, al secretario, al tesorero, al biblio­
tecario y a los catedráticos, a propuesta del Gran Consejo.
Reforma radical de 1870
Según Jaramillo ( 1 982: 268), tres convicciones dominaban a los hom­
bres de la generación radical:
Pmera, el sistema republicano y democrático no puede sostenerse sino con el
apoyo de una ciudadanía ilustda. Sin un minimum de educación carecen de realidad
instituciones como el sufragio, las liberades públicas y los planes de progeso econó­
mco y soial ; segunda, la Iglesia, ligada como estaba en la Nueva Granada a los más
atasados sectores sociales, y a ideologías monárquicas o antidemocrática, no puede
lleva a cabo la taea de conducir la educación popula; tercera, la educación es un
debr y un derecho del Estado y una de las expresiones de su soberanía.
Lo anterior coincide en buena medida con las características que Renán
Silva atribuye a la reforma: 1 ) "la confanza plena en que la expansión del
sistema de enseñanza es la única garantía que puede otorgar un contenido
265
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMIA
real a las instituciones democráticas"; 2) "la exigencia de separación del po­
der civil y eclesiástico en el sistema escolar"; 3) "la reivindicación de la fn­
ción docente del Estado, al incluir la educación en la órbita de sus derechos y
obligaciones" .
En este contexto, la reforma se inició durante el gobiero del general
Eustorgio Salgar y continuó en los gobieros siguientes, hasta la Regenera­
ción. Fue un proyecto ambicioso que abacaba la educación básica, la secun­
daria y la superior. Tuvo como base el Decreto Orgánico de Instcción Pú­
blica Pimaria de 1 870. Constituye el primer esfuerzo por d a la educación
unidad y autonomía administativa por conducto de la Diección Nacional
de Instcción Pública, cuyo diector general, con rango de ministro, era
nombrado por el Presidente con la aprobación del Senado. En cada Estado
Federal había un director de instcción pública, nombrado por el Presidente
del respectivo Estado a pair de candidatos presentados por el Ejecutivo
nacional, y se contaba con una junta de vigilancia en todos los distitos mu­
nicipales. Fueron proscritos los castigos cororales "que pueden debilitar el
sentmiento del honor", así como las preferencias por razón del origen social
de los estudiantes.
El decreto creó una Escuela Noral Nacional destinada a fora a los
altos fncionaios del Sistema Educativo, y habría además las escuelas nor­
males en la capital de cada Estado. A la luz de la refora se creó la Univer­
sidad Nacional, en 1 886, así como un sistema de escuelas de carácter técn­
co, y posteriormente una Escuela de Ofcios.
La foración de los docentes ocupó un lugar preponderante. El interés
del Estado no se limitó a crea las escuelas norales a las que nos hemos
referido anteriorente: también incluyó la Prmera Misión Pedagógica Ale­
mana ( 1 872), comprendida por nueve pedagogos contatados paa un perío­
do de seis años, y la fndación de la revista L Escuela Noral, órgano de
difsión de leyes y decretos, así como de temas pedagógicos, que circularía
hasta agosto de 1 876.
La tensión ente los defensores de la instrcción neutal creció gradual­
mente. En 1 876 estalló una nueva guera civil, cuyas consecuencias y psi­
bles motivaciones en tomo al tema fueron resumdas así por Jaamllo (op.
cit. ): "la guera civil de 1 876, que según testimonios de la época se hizo en
defensa de la religión y como protesta contra la tiranía doente del Estdo,
intermpió el proeso de la reforma. Las escuelas u universidades se cera­
ron por dos años y muchas de ellas feron convertidas en cuaeles".
Aunque la refora radical propendía por la neutralidad religiosa de la
enseñanza, no puede ser tildada de anticlerical. No obstante, la Iglesia y los
sectores más conservadores de la sociedad opusieron franca resistencia des­
de su inicio. En gracia de ejemplo, cabe traer a colación cómo el arzobispo
de Popayán, Carlos Bermúdez, en 1 872 prohibió a sus feles, mediante pasto-
266
EDUCACIÓN CULPABLE, EDUCACIÓN RDENR
ral, maticula a sus hjos en las escuelas pública ofciales so pena de excomu­
nión30•
Mientras tnto, el Estado del Cauca expdiía en 1 879 el Código de Ins­
tcción Pública31 , que en su Artículo 1° disponía que "la instrcción pública
fonará en adelante un ramo independiente de los demás de la administa­
ción pública". Se dividiría en primaria, secundaria y superior y se impartía
gatuitmente en los establecimentos públicos destinados paa dicho propó­
sito.
Al tenor del Artículo 4°, "La instucción secundaria o profesional abraa
los conocimentos de los ramos del saber humano que son indispensables
paa poseer una ciencia o ejercer una profesión científca: se da en la unver­
sidad i en los colejios del Estado". El Artículo 7° faculta a las universidades
y los colegios a impartir también la educación superior, la cual no es defnda
en el Código. Las materias que serían vists en este nivel feron tratadas en
el mismo Arículo 7°, donde no se hizo nngún tipo de mención a la educa­
ción religiosa. La suprema inspección y diección de los establecimientos
públicos de educación e instrcción secundaa se radica en cabeza del Pre­
sidente del Estado, y se ordena al Poder Ejecutivo del mismo argla con el
Gobiero de la Unión el establecimento de una universidad en la ciudad de
Popayán. El Código, de 420 artículos, se oupó de todos los aspectos de la
educación en los distintos niveles.
La Regeneración
En un contexto de fagmentación, dado no solamente por la estuctura
federal del país, sio por las fecuentes revueltas, gueras interas y levant­
mentos, entamos a la década de 1 880. Oden y paz eran vistos como ele­
mentos fndamentales paa incrementa la riqueza y prosperidad de la Na­
ción. Una coalición de conseradores y liberales indepndientes llevó a la
presidencia del Parido Liberal al cagenero Rafael Núñez, quien inició un
pryecto de centalización y forecimiento del Poder Ejecutivo. En materia
de educación, la Ley 1 06 de 1 880 autorzaba al Ejecutivo paa modifca su
régimen orgánico. En uso de esas atibuciones se expidió el Decreto 1 67 de
1 881 , que defnió a la universidad como "una institución de educación crea­
da por la Ley y sostenida con fondos nacionales, paa da públca y gratuita­
mente educación secundara y profesional". Se elmnaon los elementos de
autonomía unversitaia, con respecto a lo cual Ricado Becera, entonces
secretario de Instrcción Pública, diría:
Si los que piden la fora autonómica paa la universidad creen que esto le daa
un mejor caácter y má fe estabilidad, cumple decirles fncaente que es bueno
su prpsito, pero no es deseable. La universidad no porá tener ota vida que la que le
267
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMIA
da el Gobiero, y pr lo mismo, lejos de hacer de éste U simple patrono, como el cao
del proyecto, debiera consustnciase más y más con él. La descentralización en aun­
tos de enseñanza es contaproucente, pues tiende a la desorgaización y a la rina.
Debiera pensase más bien en una completa regulazación del ramo de la instcción
pública bajo el cuidado de un secreto de Estado y no en simples indepndencias
efmeras32•
E1 4 de agosto de 1 886 fe expedida la Constitución de la República de
Colombia33, que puso fn al modelo federalista. A diferencia de la anterior,
ésta invocó nuevamente el nombre de Dios como fuente suprema de toda
autoridad, y en su Atículo 38 declaó a la religión católica, apostólica y
romana como la de la Nación, aunque aclaó que "la Iglesia católica no es ni
será ofcial". Se consagraon las liberades religiosa y de culto, siempre que
no fueran conta la moral cristiana (As. 39 y 40, respectivamente), pero se
declaó que "La educación pública será organizada y diigida en concordan­
cia con la religión católica", y se volvió a la fórmula que precedió a la refor­
ma radical, según la cual "la instucción primaria costeada con fondos públi­
cos será gratuita pero no obligatoria" (At. 41 ).
A respecto, Tascón nos ofrece un extacto de las Memorias del general
Nieto Roa, en donde éste tanscribe una conversación que habría tenido con
Rafael Núñez, paa entonces, Presidente de la República:
En el paseo de esta tde, el dotor Núñez me dijo: ' Ha sonado dos tenos
gordos, el de la instcción pública y el de la prensa. Paa m el más impornte es el
primero, porque envuelve la ftura suere de este país . . . Deb aprovechase esta oca­
sión paa poner en manos del Gobiero, únicaente, la dirección de la educación
pública y debe cerársele el paso a esa fora de instucción primaria y secundaria que
ha desmoronado el país . . . Deja librad paa que esos apóstoles de la incredulidad
oponga escuela mala y prersa a la escuela moral y religiosa, es una temeridad y una
grade insensatez; porque esos colegios serán los cuareles de instcción de los ftu­
ros ofciales de las turbas revolucionaria3•
En esta nueva perspectiva, el Estado sería llamado a asumir un papel
complementario: "La educación debe ser obra t solo de los pariculares,
limtándose el Estdo a actua allí donde no llega o no se interesa por llegar
la iniciativa privada"35.
Las relaciones entre Iglesia y Estado, tan debilitadas en la époa ante­
rior, recibiían un nuevo aie, no sólo con la Constitución de la República
sino también con el nuevo Concordato y, en general, con el ambiente favora­
ble a su intervención por pae de las mayorías políticas. En su parte peri­
nente, el Concordato de 1 887 decía:
Aculo 12. En las universidades y colegios, en las escuelas y en los demás
centos de enseñanza, la educación e instcción pública se organizaá y dirigirá en
conformidad con los dogmas y la moral de la religión católica. La enseñaza religiosa
268
EDUCACIÓN CUPALE, EDUCACIÓN REOR
será obligatoria en tales centos, y se obseraán en ellos las prácticas piadosas de la
religión católica.
Artículo 1 3. Por consiguiente, en dichos centos de enseñanza los respectivos
ordinarios dioesanos, ya por sí, ya por medio de delegados espciales, ejercerán el
derecho en lo que se refere a la religión y la moral en las universidades; y con el fn de
asegura la uniforidad de la enseñaza en las materias indicadas, este prelado, de
acuerdo con los otos ordinarios dioesaos, elegrá los textos de los demás plateles
de enseñaza ofcial. El gobiero impdirá que en el desempño de aignaturas litera­
rias, científcas y, en general, en todos los ramos de instucción, se propaguen ideas
contrarias al dogma católico y al respto y veneración debidos a la Iglesia36•
Este nuevo orden prita más adelat a las comunidades rligiosas con­
solidarse como el principal proveedor de educación en el país, hasta entrado
el siglo x. Este favorecimento, en apariencia injustifcado, es explicado por
Silva de la siguiente manera:
A fnales del siglo Äen Colombia sólo una institución, la Iglesia, tenía la aplitud
y solidez, la legitimidad y la aceptación necesaria paa enfenta a tavés de la acción y
prédica moral, en general bastante corcitiva, los problemas de la seguridad social y el
orden, la taquilidad y la pa que la Constitución del 86 implicaba y, por que no
decirlo, que el desar ollo del país exigía.
y más adelante agrega:
En el punto concreto del sistema educativo, la Iglesia era la única institución
poseedora de un apaato burorático centalizado doctinaia y. organizativamente, con
la ascendencia y el respto que las grandes masas de un país culturalmente atasado le
profesaba y en donde nunca el aticlericalismo radical había sobrepasado los límites
prdentes de una elite ilustada, pero minoritaria y urbana31•
Ate la desintegración de la universidad estatal, y vencido el radicalis­
mo en 1 885, Nicolás Pinzón Warlosten (liberal radical) fndaría en 1 886 una
universidad privada, "independiente, laica, de amplia base social y de serie­
dad académica incontestable"38, la Universidad Extemado39 de Colombia y,
poco tiempo después, en 1 923, surgiría otra, también privada y liberal: la
Universidad Libre de Colombia.
Pero en el ocaso del X todavía quedaban sucesos por venir. Dos años
después de la expedición de la Constitución de 1 886, ejerciendo Rafael Núñez
como presidente, el Consejo Nacional Legislativo expidió la Ley 61 de 1 888,
que sería conocida como la Ley de los Caballos. En ella se boraban de un
plumao la mayoría de las gaantías civiles consagradas en la Constitución y
se otorgaba al Presidente facultades judiciales, permitiéndole . . .
. . . prevenir y reprimir administativamente los delitos y culpas conta el Estado
que afectaen el orden público [así como] prevenir y reprimir con iguales pnas las
269
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMIA
conspiraciones conta el orden público y los atentados conta la propiedad pública o
privada que envuelvan, a su juicio, aenaza de prurbación del orden o mira de infn­
dir el teror ent los ciudadanos.
Por ota pae, en lo que más interesa a nuesto tma, se le otorgaba, en el
Artículo 2°, "el derecho de inspección y vigilancia sobre las asociaciones
científcas e instituciones docentes", quedando facultado paa "suspender
por el tiempo que juzgue convenente, toda sociedad o establecimiento que
bajo pretexto científco o doctinal sea foco de propaganda revolucionaria o
de enseñanzas subversivas4•
En 1 892 se promulgó la Ley 89 así como su Decreto Reglamentario, el
349 del mismo año. Esta reglamentación se conocería como el Plan Zerda de
Instucción, con el que se pretendía imponer un sistema de educación nacio­
nalmente unifcado. Desar ollado por la legislación educativa de 1903 y 190,
su vida sería breve, pues se vería soprendido por la Guera de los Mil Días, la
más extensa y devastadora de todas las que había vivido el país a lo largo de
su convulsionada historia.
El siglo x empezó macado por esta confagración y la sepaación de
Panamá. Señales de una prosperidad económca esquiva ya se veían veni
con el auge de la producción cafetera, pero el ambiente era aún confso. En
1 903 se inicia una nueva refora educativa con la Ley 39 y su Decreto Re­
glamentario, el 491 de 1 904 (tamién conocidos como la Refora Urib, en
honor a Antonio José Uribe, paa entonces ministo de Instucción Pública),
en los que se retomaba buena pae del Plan Zrda y se gaantizaba la pre­
eminencia de la religión católica en la enseñanza. La educación se dividió en
primaa, secundara y profesional. Se distinguió, de maera odiosa, ente la
primaa urbaa, con una duración de seis años, y la primaria rral, que aba­
caba sólo tes años, en los que debía aprenderse sólo 10 más impornte de la
educación recibida en las urbanas, ignorando que en ese momento más del
ochenta por ciento de la población del país era rral. La educación secunda­
ria se dividió en técnica y clásica; en la primera se veían Idiomas moderos
y materias previas para la enseñanza universitaia o profesional, mientas
que la segunda acentuaba su interés en la Filosofía y las Letas. En materia
presupuesta!, los gastos de la educación primaria recaían en los deparmen­
tos, mientas que los de la secundaria corespondían a la Nación, a quien
también se responsabilizó de la enseñanza noralista. El Sistema de Inspec­
ción se dividió en los niveles nacional, depamental y local41 •
El esquema, de core abiermente policivo, retomaba fguras ya cono­
cidas en el pasado como el inspector y las juntas (que pasaon a llamase
juntas de inspección municipales) e incluía nuevos elementos en el régimen
de inspección, como el policía escola, que vigilaba el comportamiento de
los niños en las calles y visitaba sus hogares en caso de ausencia.
270
EDUCACIÓN CULPABLE, EDUCACIÓN REDEORA
En cuanto a la educación superior, la estategia fe la dispersión y el
desmembramiento de la universidad, sepaando sus facultades y sometién­
dolas al control de un consejo directivo compuesto por el rector y cuatro
profesores nombrados por el Ejecutvo. Adicionalmente se ejerció contol
sobre el nombramiento de los docentes, con la excepción del Colegio Mayor
del Rosario, califcado como institución universitaria por excelencia, al que
se le otorgó autonomía plena y se le permitió la conservación de sus consti­
tuciones, que datan de 1 65442•
Ya a fnales del gobiero de Reyes, en 1 905, el general liberal Rafael
Uribe Uribe presentó un proyecto de ley "sobre la reorganización de la Uni­
versidad Nacional", que fe apenas discutido, pero que contenía algunos de
los elementos que serían recogidos en la legislación universitaria de 1 935.
Entre ellos se pueden citar:
a) democratización del gobiero universitio;
b) la noción de cátedra libre;
c) el carácter nacional, científco y experimental de la universidad;
d) la idea de liga la universidad a los problemas reales del país, apae­
ciendo así un esbozo de "extensión universitia";
e) la organización académca en una serie de facultades que combinaran
los saberes clásicos tadicionales con los moderos: Literatura y Filosofía,
Agronomía y Veterinaria, Pedagogía, Humanidades, Comercio y otas, Cien­
cias Jurídicas y Sociales43 •
La reforma educativa de los años veinte
Los años veinte hacen su entrada marcados por la prosperidad. Ingresan
al país los recursos por concepto de la indemnización por la pérdida de Pana­
má, la inversión extanjera se fortalece, la migración del campo a la ciudad
empieza, la inversión estatal y extanjera en servicios públicos es creciente.
Todo esto hace que sea más evidente que nunca antes la necesidad de mano
de obra califcada. La Ley 56 de 1 927 hizo obligatoria la enseñanza prima­
ria, aunque de manera vaga y ambigua, pues ésta podía ser recibida en una
escuela pública, en una privada o en el hogar, y no era obligatoria si no había
una escuela pública gratuita a una distancia inferior a 2,5 kilómetos. Se dio
impulso al movimento de la escuela nueva, planteando la necesidad de bue­
nas instalaciones, un cambio en la didáctica, pasando del modelo memorísti­
co a uno de comprensión, participación y análisis, etc.
El movimiento reformista de Córdoba pronto haría sentir sus efectos en
nuestro país. Del seno del Congreso Estudiantil de Ibagué ( 1 928) salieron las
aspiraciones que habrían de maca la educación superior hasta nuestos días:
libertad de cátedra, libertad de asistencia de los alumnos a cursos; elabora­
ción de programas anuales y actalización periódica de ellos, exámenes ora-
27 1
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
les y escritos ajustados a los programas; si la tercera pare de un curso invit­
ba a una persona a dict conferencia sobre determinado tema, la propuesta
debía autorizase; no bastban las clases ordinarias4• Estas aspiraciones se­
rían recogidas por Gerán Arciniegas, quien hiciera pae del Comité Ejecu­
tivo de la Federación de Estdiantes en 1 928, en un proyecto de refora que
seguía muy de cerca los principios del movimiento de Córdoba y las conclu­
siones del Congreso Estudiantil.
El Decreto 1 326 de 1 922 reglamentaría lo relativo al reconocimento de
personas jurídicas.
É
ste sería adicionado por el 2272 de 1 928, que fjaría los
pénsumes y el programa de estdio de la Universidad Nacional como mode­
lo ejemplar, así:
Aculo único: Además de los requisitos exigidos por el Decreto 1 326 de 1922,
paa el reconoimiento por Poder Ejecutivo de prsonería jurídica, cuado se tate de
establecimientos de instcción profesional, éstos debrán comproba que los respc­
tivos pénsumes y programa de estudio están en un todo de acuerdo con los de la
Universidad Nacional. Esta comprobación se haá por medio de un certifcado del
Ministerio de Educación Nacional. Si se tata de establecimientos que fncionen fera
de la capital de la República, es indispnsable previo infore del gobrador del res­
pectivo depatamento.
En 1 932, con Julio Carrizosa Valenzuela como mnistro de Educación,
se intentó nuevamente reorientar la educación elemental y secundara. Se
creó la Inspección Nacional Educativa con la cual el Ministerio de Educa­
ción adquiría contol tanto sobre los establecimientos de educación superior
públicos como sobre los privados. Aunque tendría tes secciones, en la prác­
tica sólo fncionaría la de primaria. Con el Decreto 1487 de 1932 se intentó
eliminar la diferencia ente la escuela primaria urbana y la rral, fjando paa
ambas un ciclo básico de cuato años y uno complementario de dos. Por ota
pare, se volvió al bachillerato clásico.
Todavía siendo presidente Olaya Herera, y "de conformidad con lo dis­
puesto en los artículos 9, 10, 1 1 Y 1 2 de la Ley 56 de 1927", se expidió el
Decreto 1074 de 193445, "por el cual se fja el reglamento paa los exámenes
de cultura general y de admisión a las facultades universitaias", el cual sería
"requisito indispensable paa ingresa a las facultades universitarias, ofcia­
les y privadas". El decreto contenía una reglamentación más o menos deta­
llada sobre la mecánica de los exámenes y el contenido de las preguntas.
Los exámenes se verifcaían "en el Ministerio de Educación Nacional
ante un jurado compuesto de profesores de segunda enseñanza nombrados
por el ministerio, y de profesores universitarios nombrados por las respecti­
vas facultades, en la proporción de uno por cada facultad, y serán presididos
por el mnistro o por el secretario del mnistro" (Art. 1 , Num. 1) . Existía la
posibilidad de realizarlos ante el director de Educación de los deparamentos
272
EDUCACIÓN CUPALE, EDUCACIÓN RDENR
donde funcionaban facultades, pero les estaba prohibido a las facultades uni­
versitarias no ofciales dar examen de revisión o de matícula a los alumnos,
y el mistero no podía d autorización paa que ellos se verifcaa (Art. 3).
Adicionalmente, el ministerio sólo registaría los diplomas profesionales de
quienes hubieran cumplido con este requisito (Art. 4).
Alfonso López Pumaejo llegó a la Presidencia de la República en 1934
con su plan de gobiero "La Revolución en Macha", inspiado en una con­
cepción intervencionista del Estado. Aspectos tales como la defnición de la
función social de la propiedad, a través de la Ley de Tieras, la separación
del Estado y la Iglesia y la reforma a la educación, ente otas, macarían esta
nueva etapa.
Con respecto a la educación, en su discurso de posesión, López señala­
ba: "Nuestas universidades son escuelas académicas, desconectadas de los
problemas de los colombianos, situación que nos obliga, desgraciadamente
a buscar en profesionales extranjeros lo que los maestos y científcos nacio­
nales no pueden ofecer para el progreso material y científco de la nación".
Igualmente se refió al desconocimiento del país por parte de sus diri­
gentes y la escasa preparación de los ciudadanos comunes. Con el propósito
de coregi est situación, se aumentó el gasto en educación. De manera que
la Ley 1 2 de 1934 ordenó dedicar a gastos educativos el diez por ciento del
presupuesto nacional. Aunque est disposición no se cumplió del todo, los
recursos paa el sector aumentaron de manera signifcativa4•
En 1935 se publicó un proyecto elaborado por Calos Gacía Prada en el
que se proponía "la integración de todas las escuelas y facultades que hasta
entonces existían, la constucción de una ciudad universitaria y un alto grado
de autonomía, no la totl autonomía que se había propuesto en el proyecto
anterior"47. Estas propuestas tendrían eco en la Ley 68 de 1935, que integró
las escuelas, ordenó la constcción de una ciudad universitia y concedió
autonomía administrativa y académica a la institución. Según el Arículo 7°
de est ley el Consejo Directivo de la universidad se compondría de nueve
membros, así: el ministo de Educación Nacional, que sería su presidente; el
rector de la universidad, que sería su vicepresidente, y siete vocales elegidos
para un período de dos años: dos por el Gobiero Nacional, que deberían ser
personas que hubieran desempeñado el cargo de ministo de Educación Na­
cional, o el de rector, decano o profesor universitaro; uno de las msmas
calidades, elegido por los decanos de las facultades y escuelas que constit­
yen la universidad; dos prfesores elegidos por el profesorado de la universi­
dad, y dos estudiantes, elegidos por los msmos estdiantes48•
El acceso a la educación se pretendió concretar en el Decreto 1 283 de
1935, con el que se esperaba amplia la educación paa todos, lograr la nive­
lación de los sistemas educativos paa el campo y la ciudad, emtir legisla-
273
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMIA
ción sobre educación técnca y comenza a liberar el quehacer educativo de
la tutela monopolizante de la Iglesia49•
Siguiendo el impulso reforsta, se crearon nuevas facultades y nuevos
estudios profesionales, como los de Arquitectura, Veterinaia, Agronomía,
Químca, Filosofía, Economa, Admnistración de Empresas, etc. Junto a es­
ferzos dirigidos a mejorar la calidad tanto de los docentes como de las téc­
nicas y los recursos docentes (se mejoró la planta profesoral y se instauraon
los profesores de tiempo completo), se intodujeron en la Universidad Na­
cional dos nuevas instituciones que habrían de tener amplia propagación: la
Extensión Cultural y el Bienestar EstudiantiPo.
Con la reforma constitucional de 1 936, que tendría como uno de sus
principales propósitos la modifcación de las relaciones entre la Iglesia y el
Estado, se daría un nuevo punto de apoyo al proyecto presidencial. El Artícu­
lo 1 4 señalaría:
Se gaantiza la liberad de enseñaza. El Estado tendrá, sin embago, la suprema
inspección y vigilacia de los institutos doentes, públicos y privados, en orden a
procura el cumplimento de los fnes soiales de la cultura y la mejor foración inte­
lectual, moral y física de los educandos.
La enseñanza primaria será gratuita en las escuelas del Estado, y obligatoria en el
grado que señale la ley51 .
Así mismo, el Artículo 1 20, numeral 1 5, de l a msma Constitución asig­
nará al Presidente de la República la labor de reglamentar e inspecciona la
instucción pública.
Este cambio sería duramente critcado por la oposición conseradora.
Laureano Gómez, líder conservador que pronto sería presidente de la Repú­
blica, escribiría en el diaio conservador El Siglo lo siguiente:
El precepto constitucional que manda dirigir y orgaza la educación pública en
concordancia con la religión católica ha sido elimnado y reemplazado por la suprema
inspección y vigilancia del Estado [ ø . ø] la escuela laica, la escuela materialista y sin
Dios, será la consecuencia inmediata de esa refora52•
A psa de la voces de protesta, la revolución de Lópz seguía su macha.
La reforma constitucional daría pie a una serie de leyes y decretos con los
que el Estado entaría a regula todo el sistema educativo. Las metas de Ló­
pez, que también lo eran del Partido Liberal, se conservarían, con naturales
modifcaciones, en los gobieros venideros de Eduardo Santos, Alfonso Ló­
pez Pmarejo y Alberto Lleras Camargo, todos ellos liberales.
Uno de tales decretos, el 260 de 1 936, volvía a poner a la Universidad
Nacional como modelo que debían seguir las demás facultades ofciales y
privadas, al disponer:
274
EDUCACIÓN CULPABLE, EDUCACIÓN REDENTORA
En lo sucesivo la facultades universitaria ofciales y privadas que aspien al
reconocimiento por pae del Gobiero de los títulos que expida, debrán sujetarse a
los prograas y plaes de enseñaza mínimos de la Universidad Nacional, contar con
la dotación material, científca y pdagógica que posea la misma universidad; someter­
se a los reglaentos que dicten al respcto el Depaamento Nacional de Higiene y la
Comisión Nacional de Educación Física; cumplir la disposiciones vigentes sobre se­
gunda enseñaza en lo que a ella atañe; sujetarse a los reglamentos que sobre el pa­
cula acuerde el Ministerio de Educación Nacional y aceptar la inspección para vigila
el cumplimiento de lo ordenado por el presente decreto.
Así mismo, se expidió la Ley 132 del 20 de febrero de 1 936, sobre la
igualdd de condiciones paa el ingreso a los establecimientos de educación
suprior, la cual prohibió toda forma de discriminación por sexo, raza o reli­
gión. A pesa de ello la paricipación de la mujer siguió siendo excepcional.
Mediate el Decreto 506 del 9 de mao de 1 936 se organizó la enseñan­
za industial. Paa la elaboración del decreto se contó, según lo expresan sus
considerando s, con la asesoría de Juan Gantes Aristizábal, director de Ense­
ñana Industial y Minera de Chile. El propósito de este tpo de enseñaza,
según el decreto, era "La prepaación del prsonal técnico, de los diversos
grados y espcialidades, paa la industia fabril y de manufacturas en rela­
ción con el desarollo alcanzado por dichas industias y sus expectativas f­
turas".
La responsabilidad de la orgaización, vigilancia y contol de las escue­
las técnicas se radicó en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacio­
nal, cuyo decano sería el jefe superior del sericio (Arts. 2, 3 Y 4).
Los cursos regulaes comprendían dos grados de educación. El primero,
destinado a atender la prepaación de opraios de distintos ofcios; el segun­
do a la foración de técnicos capacitados paa la dirección inmediata de
talleres, fábrcas o faenas industales dento de una rama de conocimientos.
En oto tereno, el de la educación media, la discusión giraba en toro a
su estctura. Había defensores del bachillerato clásico y del bachillerato
modero, como se identifcaba la propuest de la Segunda Misión Alemana,
que sugería dividir el bachllerato en un período de cuato años, de forma­
ción general y oto de dos años, de orientación práctica. La contoversia se
caldeó en 1937, cuando el miisterio estableció el examen ofcial obligatorio
paa el ingreso a la universidad, habiendo ya estatuido a fnes de 1 936 exá­
menes de capacitación paa los maestos.
Una caacterística imporante de este período fe la consolidación de la
universidad privada. A las universidades laicas privadas existentes, como el
Exterado de Colombia y la Universidad Libre, se sumaron, ente otas, la
Pontifcia Universidad Javeriaa ( 1 932) y la Pontifcia Bolivaana de Mede­
llín ( 1 936), ambas católicas. En la década de los cincuenta este fenómeno
tendra un alcance bastante mayor, como se verá más adelante.
275
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMIA
Durante el gobiero de Alfonso López Pumarejo todos los sectores de la
educación recibieron el impulso moderizador. A este sector se le dedicó un
mayor número de recursos económicos; se hizo énfasis en la capacitación
del profesorado, en multiplicar el número de aulas y la dotación de material
de escuelas, colegios y universidades, y se transformó el método de la ense­
ñanza, siguiendo la línea iniciada en el gobiero anterior.
Los conservadores regresan al poder en 1946. Ese mismo año empeza­
ría el período conocido como de La Violencia, que se extendería hast 1957.
El asesinato de Jorge Eliécer Gaitán provocaría una revuelta popular que
durante el 9 de abril de 1 948 sacudiría a buena pare del país y que habría de
ser recordada como El Bogotazo. Las razones de esta revuelta serían atbui­
das por algunos a la escasa o desatinada educación. Era como si las causas
económcas, políticas y sociales hubieran desaparecido y paa justifca los
hechos, algunos líderes de la época no hubieran encontrado mejor explica­
ción que las defciencias del sistema educativo. La consecuencia de esto se­
ría un movimiento de reacción contra los proyectos de la Revolución en
Marcha, y en general contra las iniciativas liberales de gobieros anteriores.
Quizás como nunca antes, la polarización política tuvo eco en el sistema y en
las jeraquías educativas a 10 lago y ancho del país. Los inspectores se con­
virtieron en perseguidores de quienes profesaban ideas diversas, y en gene­
ral, los métodos del Partido Conservador se hcieron cada vez más insopora­
bles tanto paa los liberales como para los conseradores del sector ospinista.
Las reformas de la Revolución en Macha feron frenadas. Con respecto a la
Universidad Nacional, se elimnaon las foras de autoparticipación y cogo­
biero.
En 1 946 se creó el Deparmento de Enseñaza Técnica del Ministero
de Educación Nacional; dos años después, en 1950, Gabriel Betancur Mejía
impulsó la fndación del Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estu­
dios Técnicos en el Exteror (ICET), un instituto pionero en la fnanciación
de estudios mediante créditos asignados directamente a los estudiantes, que
habría de jugar un papel imporante en la formación de los colombianos. Ese
mismo año se hizo obligatorio el examen de ingreso paa los estudios supe­
riores. El año siguiente se impuso un año prepaatorio a los cursos universi­
tarios, que sería suprimido en 1 956, aunque se conservaría el examen de
ingres053•
La Ley 143 de 1948 volvería sobre el tema de la enseñanza técnica, a la
que defniría como "la parte esenciamente práctica de la educación destina­
da a orienta hacia el trabajo racionalizado toda ocupación o actividad que
no necesite de una cultura general académica".
Esta enseñanza se impartiría en cursos para obreros y escuelas de apren­
dizaje; escuelas de capacitación obrera; escuelas de ares y ofcios, elemen­
tales, medias y superiores; institutos técnicos; facultades técnicas y universi-
276
EDUCACiÓN CUPABLE, EDUCACiÓN REDENORA
dades técnicas. Todo según el grado de fonación que se pretendiera impartir.
También en 1 950, el entonces presidente Laureano Gómez modifcó la
Ley 68 de 1935, que defnía la estuctura de la Universidad Nacional. Ha­
ciendo uso de las facultades extraordinarias derivadas de la turbación del
orden público, modifcó la composición del Consejo Directivo de la Univer­
sidad Nacional, la paricipación de docentes y estudiantes quedó reducida a
uno de cada sector, y en lugar de los consejos se creó un puesto para el
alumno de último año que tuviera mejores notas.
Con un ambiente político enrarecido y el aumento de la violencia en los
campos, en 1953, tras un golpe militar, sube al poder el general Gustavo
Rojas Pinilla, quien anunció que daría proridad a una orientación técnica,
para ello crearía varias instituciones que aún hoy fonan parte del Sistema
Educativo, tales como COLCINCIAS, la ESAP, el SENA y el Fondo Nacional Uni­
versitario, a parir del cual nacería el ICFS.
El Fondo Nacional Universitario se crearía con el Decreto 3686 de 1 954
(Compilación 2. 1 68-2. 1 69). Este decreto fe expedido por el general Gusta­
vo Rojas Pinilla en ejercicio de las facultades extaordinarias que le confería
la declaación de turbación del orden público, ocurrida el 9 de noviembre de
1 949. Al ampao de estas facultades extaordinarias se buscaba, según se
desprende de los considerandos, dotar al Estado de las heramientas nece­
sarias paa "capacita a las fturas clases dirigentes del país en los diferentes
ramos del saber y la técnica". El fondo tendría como misión distibuir los
fondos nacionales ente las universidades públicas y las privadas auxiliadas
pr el Estado. Con respecto a esas instituciones, también le serían asignadas
fnciones de inspección y vigilancia. En 1 957 el fondo se tansfonaría en la
Asoiación Colombiana de Universidades (ASCUN), organización de carácter
prvado que agrupó tanto a instituciones ofciales como privadas y a la que el
Gobiero nuevamente delegó las fnciones de inspección y vigilancia de la
eucación superior. Ese mismo ao se crearía el Servicio Nacional de Apren­
dzaje (SENA), que intodujo la fonación práctica en las empresas a la pa de
la infonación teórica en las aulas.
En 1955 fe nombrado Gabriel Betancur Mejía como ministo de Edu­
cación, quien se ocupaía de una planeación integral de la educación en el
país, contando con la asesoría de la USCO. Bajo el ministerio de Betancur
expertos extranjeros y colombianos trabajaron juntos para lograr el Plan
Quinquenal de Educación Integral. En este plan se propugnaba por la unif­
cación de la escuela primaria (todavía dividida en rral y urbana) con cinco
años de escolaidad obligatoria. Se recomendó también la división del bach­
llerato en dos ciclos, uno de tes años orientado hacia las careras prácticas y
técnicas y el otro de caácter preuniversitario y nonalista. Pero este plan
nunca se aplicó de manera integral. Sin embago, novedades como la Ofcina
277
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
de Planeamiento Educativo, primera del género en el continente, serirían
como modelo a otos países y permitirían acceso a créditos educativos ex­
tranjeros e interacionales destinados a reforas educativas5•
La Misión Lebret señalaba en 1 956 el peligro de una expansión univer­
sitaria continua con facultdes mediocremente instaladas y con profesores
ofeciendo cursos defcientes. Sin embago, esta época se caacterizaría por
el surgimiento descontrolado de universidades dentro de las cuales había
varias con escasos niveles de calidad. Ante la incapacidad del Estado paa
atender la creciente demanda de educación, la educación privada se había
ido consolidando en términos de número de instituciones y número de estu­
diantes atendidos, de manera que los pariculares empezaon a llenar este
vacío. Algunos autores atibuyen la proliferación de instituciones al hecho
de la inspección y vigilancia eran ejercidas por las mismas universidades a
través de entidades como el Fondo Naciona Universitario y ASCUN55•
Un elemento de gran imporancia paa esta época es el surgimiento de
las universidades nocturas, destinadas a brinda foración a quienes no
podían ingresa a las universidades diuas, fera por falta de recursos o por
tener que labora durante el día. Sin embago, ests instituciones serían dura­
mente criticadas por diversos sectores alegando la pobre calidad académica
de sus egresados.
Las universidades públicas alcazaon un relativo grado de autonomía
en materia académica, pero en términos fnancieros y administativos dicha
autonomía era más limitada, pues su acciona estaba vigilado por los conse­
jos superiores, integrados por fncionarios guberamentales.
Con el Decreto 2 1 1 3 de 1 95656 se creó el Banco Educativo Colombiano,
atendiendo la recomendación surgida en el seno de la Conferencia Interame­
ricana de Ministos, en el sentido de crea "institciones bacaias con suf­
cientes recursos propios y sufciente autonoma paa el desar ollo de sus
planes destinados a fnacia la constrcción de escuelas, colegios, universi­
dades y adquisición de los equipos corespondientes",
Este banco tendría inicialmente como único accionista al Fondo de Es­
tabilización, aunque el mismo decreto autorizaba al Gobiero y a los depa­
tamentos y municipios a suscribir y paga acciones del banco. Su Junta Di­
rctiva esta integada por el ministo de Educación, quien prsidía; el gerent
del Banco de la Repúblca, un miembro nombrado por el Pesidente de la
República y dos miembros nombrados por el Fondo de Espcialización.
También se creó un Consejo Superior de Educación, reorganizado pr
Decreto 2349 bis de 1 956, el cual era la máxima entidad asesora del Ministe­
rio de Educación. Contaba con nueve comisiones, cada una conforada por
cinco miembros. El Consejo Suprior en sí tenía tanto integrantes como co­
msiones. Estos membros era elegidos por el Presidente de la República y
278
EDUCACIÓN CULPABLE, EDUCACIÓN REDENORA
de ellos uno, nombrado de tema presentada por el azobispo de Bogotá, re­
presentaba a la Iglesia católica y otro, que actuaba como representante de
familia, era elegido de tema presentada por la Directiva de la Asociación
Nacional de Padres de Familia.
La Escuela Superior de Administración Pública (EA) fe creada por el
Decreto 2356 de 1 95657, con los siguientes objetivos:
a) prepa el prsonal admiistatvo paa la descendencia nacionales, depaa­
mentales y municipales; b) investga la organización astatva, y c) ivestga la
medidas que en otos países se haya tomado o se estén desar olado pa prmover el
adelato de la astación pública, y estudia su psible aplcación en Colombia.
En el contexto político, la violencia continuaba y Rojas paecía no ser
capaz de contenerla, a pesar de ser ésa la misión principal que justifcó el
apoyo recibido en su golpe. Adicionalmente, estaba tansgrediendo las fa­
cultades de pacifcador que le habían sido dadas, emprendiendo una serie de
reforas sociales con el propósito de crea una tercera fuerza política, distin­
ta a los pados tadicionaes y opuesta a la oligaquía. La Iglesia, los paidos
tadicionales, los estudiantes y los sindicatos, se unieron para derocalo, y
como solución salvadora surgiría una fórula de alteracia en el poder en­
te los paridos Liberal y Conservador. Esta fórmula, denomnada Frente
Nacional, habría de ser ratifcada mediante referéndum en 1958.
Depuesto el general Rojas Pinilla, la Junta Milita de Gobiero expide
el Decreto 277 de 1 95858• En su Artículo 10 dispone que "las universidades
ofciales depaamentles "serán personas jurídicas autónomas". El decreto
señala como autoridades de las universidades al Consejo Superior, al Conse­
jo Directivo y al rector. El primer órgano estaba forado hasta por nueve
miembros, ente los que se contaba el goberador o su representante; un
delegado del Ministerio de Educación, elegido ente los profesores de la misma
universidad; uno de la Iglesia, elegido por el ordinario respectivo, y uno de
los estudiantes y de cororaciones económicas a asociaciones profesionales
o de antiguos alumnos, en el número y la fora que determinaa los estatu­
tos. El Consejo Directivo era presidido por el rector e integrado además por
los decanos de las facultdes, un representante del profesorado y uno de los
estudiantes. El rector era designado por el Consejo Superior paa el período
que fjaan los estattos de cada universidad.
En el gobiero de Guillero León Valencia se expide el Decreto 146
de 1963, por el cual se estableCÍan noras paa la fndación, aprobación e
inspección de entidades no universitarias de educación superior, y el númer
1 297 de 1964, por el cual se reglamentaba la educación superior en las uni­
versidades y en otos institutos.
El segundo de estos decretos, en su Atículo 10 defne a la universidad
279
LA EDUCACIÓN SUPEROR EN COLOMBIA
como " . . .la institución educativa de cultura superior, ofcial y privada, autori­
zada por el Gobiero Nacional, paa otorga licenciaturas, grados, profesio­
nes y títulos académcos como los de magíster y doctor". Señalaba además
que "las instituciones de educación superior no comprendidas en la anterior
defnición, aunque reconocidas como personas jurídicas por autoridad com­
petente con el nombre de universidad, no tienen el carácter de tal, cualquiera
que sea su origen [ . . . ] y se regirán por el Decreto 1464 de 1 963".
Luego de esa defnición general, el decreto enumera las que son recono­
cidas como universidades en Colombia59•
Por su parte, el Decreto 146 defnía como institutos o escuelas de edu­
cación superior aquellos que sin formar parte de una universidad mantenían
estudios profesionales con las siguientes características (Art. 9):
1) foración de profesionales, mediante car eras coras, interedias o auxiliaes
que exigen título de bachller u oto de igual nivel;
2) foración de técnicos en nivel medio, mediante careras que solamente exi­
gen el ciclo básico de educación secundaia como requisito de ingreso, siempre que no
se hallen comprendidas en la enseñanza media propiamente dicha, según el Decreto
Ley número 1 637 de 196;
3) foración de personal espcializado en educación, con base en el título de
maesto superior, bachiller u otro, siempre que no se tate de especializaciones impa­
tidas en una universidad, al igual que los casos ateriores.
Además, en su Artículo 10 fjaba un trámite concreto para las institucio­
nes no universitarias, así:
Para fnda o poner en fncionamento, sin el caácter de universidad o fuera de
una entidad universitaria, una institución de educación superior, se requiere que la
persona, entidad o sociedad interesada cumpla el siguiente támite:
a) Obtener del Ministerio de Educación, por interedio de la División de Educa­
ción Superior y Noralista, por lo menos con cuato meses de aticipación, autoriza­
ción paa fundar el instituto e inicia labores.
b) Lograda la aterior autorización, debe solicitase dento del primer quimeste
[sic] de labores licencia de fncionamiento.
c) Obtenida la licencia de fncionamiento, debe solicitarse la aprobación de los
estudios, la que será gradual y separada por cada especialidad6·
La aprobación de estudios a un plantel no universitario podía ser retira­
da cuando dejaa de fncionar durante más de un año o suspendiera labores
sin causa justifcada, cuando cambiaa de denominación sin previo aviso al
ministerio, cuando se fusionaa con otro plantel o cuando cambiaa su perso­
nal directivo y docente por otro que, a juicio del mnisterio, no reuniera las
condiciones de idoneidad técnica y pedagógica exigidas por el nivel acadé­
mco o cientíco de la institución, entre otras causas.
La supervisión y vigilancia de estos establecimientos estaba a cargo del
280
EDUCACIÓN CULPABLE, EDUCACIÓN RDENOR
Ministerio de Educación Nacional, que las ejercía por interedio de la Divi­
sión de Educación Superior y Normalista, y con la colaboración de la Ofci­
na de Inspección Nacional, del personal técnico y cientíco del Ministerio
de Educación y del Fondo Nacional Universitario, cuando se considerara
conveniente.
El decreto contemplaba una serie de informaciones y documentos que el
interesado debía allegar, con los que se pretendía demostrar la tayectoria de
los fundadores, la solidez económica de la institución y condiciones genera­
les para el funcionamiento de la institución.
El Plan Básico de la Educación Superior de 1967
Un nuevo intento por una educación planifcada se dio en 1 967, cuando,
como producto de las deliberaciones del Comité de Planeación, se presentó
el Plan Básico de la Educación Superior1 , un documento que pretendía ser
la base de los proyectos y reformas legales y servir como guía general para la
presentación, organización y estructuración de los tabajos ya realizados paa
el diagnóstico, la formulación de metas, la proposición de etapas y el desa­
rollo de proyectos. No sólo por la extensión del documento sino también
por la importancia de los conceptos que en él se manejan, a continuación se
citrán de manera amplia algunos de sus apartes.
Como objetivo de la educación superior se señala el cambio social y se
declara que la educación superior goza de un papel estratégico en este proce­
so de cambio social y desarollo económico. Es de gran importancia el hecho
de que en este documento la educación sea califcada como servicio público
peranente y se afre que debe desarollarse en relación con los fnes ge­
nerales de desar ollo económco y social. La educación superior es defnida
como "todo programa educativo sistemático tendiente al otorgamento de un
diploma, de un grado o de un título o a la acumulación de derechos para
obtenerlo, para cuya iniciación se requiere, generalmente, la terminación le­
gal de la educación media" (numeral 3).
Se distingue entre las universidades y los institutos. La universidad es
defnida así:
La institución ofcial o privada que al más alto nivel, se dedica a la investigación
y a la enseñanza de las Ciencias Naturales y Sociales, en la Matemática, en Humanida­
des, en las ares y en las profesiones liberales, lo mismo que a la extensión de los
bienes que de ellas se derivan, facultada por el Estado para otorgar licenciaturas y
otos grados, y títulos académicos como la maestría y el doctorado.
Por ota pae, el instituto universitaio es defnido de la siguiente maera:
La institución de educación suprior ofcial o privada de utilidad común, que,
28 1
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
debidamente autorizada por el Estado, se dedica con la mayor aplitud en la admisión
de graduados del nivel medio, a impar foración profesional en progaa de dura­
ción cora con el otorgamiento de los diplomas corespndientes, a ofrecer progaa
de estudio que prmitan la tasferencia de estudiates a la universidad como alumos
de años supriores, a la educación remedial y de adultos y a presta otos sericio a la
comunidad de acuerdo con sus fnciones
Se adviere que "el instituto no desempeñaá las fnciones privativas de
la universidad, ni generalmente la universidad cumplirá las fnciones caracte­
rísticas del instituto", aunque se adviere que "habrá, sin embago, prog
análogos cuando estén destinados a la tansferencia de alumnos del instituto
a la universidad.
En cuanto a la autonomía de las universidades, el documento señala que
ésta "se entiende dento de la ley y en arona con su fnción socia prior­
dial de contbuir al desar ollo óptimo del país y a la causa de la comundad
intracional del saber", teniendo como ejercicios los de escoger su propio
pronal, selecciona sus estudiates, paricipa efectvaente en la defción
de programas y en la fjación de requisitos para cada diploma, grado o título;
decidir el programa de investigación que deba emprenderse en el clausto y
distibuir los recursos disponibles de locales, equipo y presupuesto ente sus
diferentes actividades con respecto a los contatos y a las destinaciones de
los aportantes.
Se distingue ente diploma, grado y título. El diploma es el reconoci­
mento por "haber cumplido satisfactoriamente los requisitos comprendidos
en un plan de estudios de cor duración generalmente en las profesiones u
ofcios"; eran generalmente otorgados por los institutos universitios y p
dían ser de prito, expero y técnico. El grado se otorgaba "a un estudiante
por haber llenado satisfactoriamente los requisitos comprendidos en un pro­
grama de estudios de laga duración y a un determnado nivel en las ciencias,
las artes o las profesiones"; podían ser de licenciado o de profesional. Los
títulos eran "ciertas distinciones académicas que otorgadas por una universi­
dad a personas que, habiendo obtenido previamente un grado universito,
se hcieron acreedoras a ellas por haber cumplido satisfactoriamente los re­
quisitos comprendidos en el respectivo plan de estudios"; eran títulos acadé­
micos los de magíster y doctor.
El documento también se ocupa de la acreditación, en los siguientes
términos:
1 0. 1 . Entiéndese pr acreditación el proeso peraente de estudio de evaua­
ción y asesora a una universidad, a un insttuto universitario, a un progama de estu­
dios de acuerdo con las respectivas noras o requisitos fnimos aprobados. Por su
medio se da crédito o se otorga confanza o se le niega a una institución o progama
282
EDUCACIÓN CULPABLE, EDUCACIÓN REDENTRA
educativo. Tal acto y proeso los realiza perióicaente la autoridad educativa comp­
tente.
10. 2. La acreditci6n será institucional y pr progamas.
10. 3. La entidad comptente paa la acreditaci6n será la Comisi6n Nacional de la
Educaci6n Suprior.
Igualmente, el pryecto contemplaba una serie de requisitos que habrán
de tenerse en cuenta para la acreditación tanto de las universidades como de
los instittos universitaios. Estos requisitos tenían que ver con número mí­
nimo de estudiantes; profesores de tiempo completo; capacitción de los
docentes; existencia de biblioteca y calidad de su sericio; laboratorios, ta­
lleres y ayudas audiovisuales; programa de investigación y elaboración y
publicación de tabajos científcos; propiedad de los inmuebles en los que
fnciona la institución, etc.
En cuanto a la liberad de enseñanza, se señala (Num. 1 3.4. 1 ) :
L personas naturales o jurídicas que deseen imparir enseñanza son libres de
prenecer al Sistema de Educaci6n Suprior si feren admitidas por habr llenado los
requisitos, pro en caso de no desea prenecer a él, o querer retirase de él, prderán
los derechos y privilegios propios del sistema y debrán abstenerse de todo equívoo
en est mtera en sus relaciones con la comunidad, bajo la saciones que fjaá el
Gobiero.
Por ota pare, el doumento también aborda la creación de las institu­
ciones ofciales como de las privadas, de su régimen legal, de la localización
de las mismas, de los estudios generales, de las institciones y programas
prioritios y de la fnanciación, ente otos temas que debemos sacrifca en
aas de la brevedad.
El 9 de octubre de 1 967 se expide la Ley 41 de 1 96762, "por la cual se
fomenta la educación noctura", entendiendo por estudios noctros aque­
llos que se llevaban a cabo a patir de las seis de la tde. Para ello se creó el
"Fondo Nacional de Educación Universitaria Noctura", con destino a la
creación y sostenimiento de cursos y car eras noctuas en la Universidad
Nacional de Colombia y en las seccionales ofciaes aprobadas y se le desti­
naon 10 millones de pesos, apare de los aportes con los que la Nación
contribuía al fncionami
e
nto de dichos centos educativos. La creación de
estos cursos y car eras se haía estictamente de acuerdo con las prioridades
resultantes de las investigaciones de recursos humanos de alto nvel que ha­
bía llevado a cabo el ICET y su actualización posterior.
283
LA EDUCACIÓN SUEROR EN COLOMIA
La rforma constitucional de 1968
Esta refona devolvió al Estado el control y la vigilancia de los estable­
cimentos de educación superior, antes en manos de organismos privados.
Para ello, en el Artículo 1 20 de la Constitución se incluyó la siguiente dispo­
sición: "Coresponde al Presidente de la República, como Jefe del Estado y
suprema autoridad administativa: 1 2°. Reglamenta, dirigir e inspeccionar
la instcción pública nacional"63 .
Adicionalmente, dispone que sean agentes directos del Presidente de la
República, de su libre nombramiento y remoción, ente otros, los gerentes de
establecimientos públicos, lo cual afecta diectmente a las universidades es­
tatles nacionales, toda vez que dento de la organización del Estado ella
son tenidas como establecimientos públicos, con lo cual se afecta seriamente
su autonomía.
Este mismo año, con el Decreto 3 1 56 de 19686, se reorganizó el Fondo
Universitario Nacional, que pasó a llamarse Instituto Colombiano paa el
Fomento de la Educación Superior (ICFES). Como fnalidad, el Instituto ten­
dría la de . . .
. . . serir de órgao auxilia del Ministerio de Educación Nacional en lo relativo a
la inspcción y vigilacia de la educación suprior, otorga asistencia técnica, econó­
mica y administativa a las universidades, dento del respto a su autonomía legal, y
prest aquellos sericios que sean necesarios paa el mejoramento cuatitativo y cua­
litatvo de la misma, en consonacia con los requerimientos del progreso aónico de
la Nación.
En materia de prebas, los Exámenes Nacionales de Admisión pasaon
a llamase a patir de ese año Exámenes de Estado paa Ingreso a la Educación
Superior. Desde este momento se aplican de manera inintermpida y cons­
tituyen requisito obligatorio paa dicho propósit06s.
A año siguiente se creó el Fondo Colombiano de Investigaciones Cien­
tífcas y Proyectos Especiales Francisco José de Caldas (COLCINCIAS), que
tendría como una de sus fnciones principales la de promover la investiga­
ción universitaria.
Para este período la dependencia colombiana, tanto en téninos de
orientación política como de fnanciación, era innegable. Agencias como el
BI, la A, las fundaciones Ford, Kellog y Rockefeller, y el Fondo Especial
de las Naciones Unidas y la USCO aporaban, entre préstamos y donacio­
nes, grandes sumas de dinero, que en su mayoría se destinaban a la educa­
ción superior, mientras que universidades estadounidenses brindaban aseso­
ría técnica.
Ricado Mosquera Mesa nos cuenta:
284
EDUCACIÓN CULPABLE, EDUCACIÓN RDENORA
Dento de los postulados impuestos pr la Aliaza paa el Progreso, y en el ma­
co de principios que caacterizaon a la llamada Década del Desar ollo, la creación del
Instituto Colombiao para el Fomento de la Educaci6n Suprior (IC), en 1 968 estu­
vo precedida del infore del señor Rudolph P. Atcon, publicado en 1 961 , y el Plan
Básico producido por la Universidad de Califoria ente 1 966 y 1 967. Estas acciones
determinaon la adopión de un modelo noreamericano .de universidades y la exclu­
sión del concepto europo, y la orientaci6n general de la educaci6n hacia un modelo
tasnacional desar ollista propuest0
-
paa los países del Tercer Mundo considerados
como bloue6•
Para 1 970 se crearon varios institutos politécnicos caracterizados en
general por su bajo perfl social y tecnológico, a lo que debía sumase una
fere tendencia a ser converidos en instituciones universitarias. A suma
este nuevo elemento al contexto general de la educación suprior, a mediados
de esta década el país se enfentaría a una gran heterogeneidad de institucio­
nes. En reacción a esta situación, medante el Decreto 81 7 de 1 97167, se creó
un grpo de trabajo paa el estudio de la refora universitaia. Dento de los
considerandos expuestos se decía "qu el crecimento de la universidad co­
lombiaa en los últimos años ha tenido consecuencias académicas y adm­
nistativas que exigen una consideración especial dento de la reforma uni­
versitaia". El equipo estaría integrado por un grupo de personalidades del
ambiente político de la época, lideras por Luis Calos Galá Sarmento,
entonces ministro de Educación. Como resultado de este ejercicio surgiría el
Proyecto de Ley número 21 de 1 6 de iliciembre de 1 971
68, formado por 58
atículos distibuidos en ocho capítulos.
En este proyecto la educación superior era defnida como "el más alto
nivel que otorga la Nación a tavés de las universidades ofciales y no ofcia­
les, y está encaminada a elabora y tansmitir conocimientos, y a desar ollar
la investigación en los diversos campos del conocimento y a formar al indi­
viduo".
Dentro del proyecto se distinguen dos niveles de programas académi­
cos: "formación profesional y foración especializada o posgrado", y se
advierte que "en ambos se integrarán Iecesariamente la docencia y la inves­
tigación". Los programas de foración profesional "son los que aseguran la
preparación de los estudiantes paa el ejercicio profesional". Los de forma­
ción especializada o pos grado son "los destinados a prepaa investigadores,
doentes universitarios y profesionales especializados. Paa ingresa a ellos
se requiere poseer título profesional y acreditar el servicio cívico obligatorio
de que tat el Artículo 6° de la presente ley".
De los organismos del Sistema de la Educación Superior se propone
suprimir al ICF y reemplazalo por el Consejo Nacional Universitario, esta­
blecimiento público adscrito al Ministerio de Educación Nacional que con­
taía con una Junta Directiva, una Secretaría Ejecutiva, seis consejos regio-
285
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
nales, seis secretaras regionales, consejos universitarios y los rectores. La
Junta Directiva estaa integrada por el ministro de Educación Superior, que
la presidiría, cada uno de los presidentes de los seis consejos regionales univer­
sitaios, el rector de la Universidad Nacional de Colombia, dos rectores de
universidades no ofciales, dos profesores y dos estudiantes.
Con respecto a la autonomía, el proyecto disponía:
Dento del maco de la Constitución y las leyes, las universidades colombiaa y
los establecimientos de educación suprior, gozan de autonomía; es decir, tienen capa­
cidad jurídica paa ejercer su propio gobiero académico y administativo, tasmitir
objetva y cientfcaente los conoimentos, aegu la indepndencia de los sistem
de enseñaa, de investigación, de cátedra y de foración profesional, otorga gados
y títulos, así como paa prepaa ciudadanos idóneos paa la solución de los problemas
nacionales con un critero de renovación.
También se propnía en este proyecto crea un Fondo Colombiao paa
las Universidades "como órgano operativo del Consejo Nacional Universita­
rio, con el objeto de capta y administa recursos paa el fnanciamiento de
prgramas de desar ollo de la educación supror , que tendría la natraleza y
atibuciones propias de una cororación fnaciera ofcial de fomento.
El bienest universitario era defnido como "el conjunto de actividades
y sericios que se prestan y dedican a la población universitaria para que sus
condiciones de vida, tabajo, estudio y vinculación orgáica a la comunidad
sean las más adecuadas posibles". Los programas, actividades y sericios se
desar ollarían en coordinación con una serie de organismos, en su mayoría
guberamentales, señalados expresamente.
El proyecto se ocupaía de otros aspectos relevantes, ente los cuales
vale menciona la regionalización de la educación superor pública, el con­
tol de la calidad y cantidad de instituciones de educación superior. La res­
puesta del Legislativo a esta iniciativa del Ejecutivo dice mucho sobre la
apatía reinante: el proyecto no pasó la segunda de cuato ronda de debates.
En 1 974 se expidió el Decreto 1 35069, mediante el cual se defnían los
tipos de instituciones de educación superor. Se denominaba establecimien­
tos de educación superior a "aquellos que, pariendo de la educación secun­
daria, adelantan programas investgativos, docentes y de sericio para la ob­
tención de ttulos o la cercación de derechos paa obteneros". En el contexto
de este decreto, son universidades "cuando su objetivo principal es la investi­
gación y la docencia a tavés de programas que conduzcan a la obtención de
licenciaturas y grados profesionales o a títulos académicos como los de ma­
gíster y doctor, o los de aes liberales". Por su pae, los institutos de educa­
ción tecnológica son aquellos cuyos "programas tienen por objeto desar olla
destezas y habilidades relacionadas con una tecnología específca, a patir
286
EDUCACIÓN CULPABLE, EDUCACIÓN REDENOR
de conocimientos generales y científcos en que ésta se fndamenta". El de­
creto consideraba establecimentos de educación superior a aquellos que no
tuvieran caácter de universidad o de instituto de educación tecnológica pero
que ofrecieran programas de educación superior, y facultaba a las universida­
des paa ofrecer programas de educación tecnológica y de corta duración.
A mediados de la década de los setenta surgen en vaias universidades,
tanto públicas como privadas70, iniciativas en tomo al ofrecimiento de pro­
gramas a distancia corespondientes a este nivel. Tales iniciativas feron "res­
paldadas tímidamente por una política permisiva, pero no decidida del Go­
biero"?! . Para entonces surge también la inquietud de disponer de una
modalidad -tecnológica-que prepaara técnicos superiores de alto nvel,
que posteriorente se denominarán tecnólogos diferenciandos, así como la
modalidad técnica de la tecnología en el nivel postsecundario.
Según Lucio y Serano72, uno de los principales elementos estcturales
característicos del período comprendido ente 1 975 y 1 990 es la urbaniza­
ción 73, que afecta directamente a la universidad, que por su origen y las con­
diciones de su desarollo es un fenómeno predomnantemente urbano. Esta
expansión estaría relacionada con dos tendencias que caracterizarían el pe­
ríodo: la expansión cuantitativa tanto de las instituciones como de los alum­
nos, y "la diferenciación cualitativa, desdoblándose progresivamente en re­
giones, en modalidades y joradas, en car eras y programas cada vez más
diferenciados entre sr' . A lo anterior, los autores suman otras dos tendencias:
El credencialismo, mediante el cual una prción cada vez más alta de la pobla­
ción económcaente activa cuenta con títulos o credenciales educativas (en este caso
con credenciales universitrias o de educación suprior), con las corespondientes re­
percusiones en los mercados de trabajo: selectividad, competitividad, aumento del
prl educativo en ocupaciones (upgrading), etc.
Y, por otra pare,
.. .los costos crecientes, fnancieros y sociales, que la expansión y diversifcación
llevan consigo. Costos que, por regla general, tienden a hacerse críticos a parir de la
década de los ohenta y que plantean a la soiedad una serie de alterativas posibles
que van desde fena abitariamente el crcimiento del sistema, o masifcarlo redu­
ciendo su calidad, hasta entegalo por completo en manos de la iniciativa privada.
Dentro de este contexto, se explica lo expuesto por Helg cuando señala:
En 1 980, Colombia era uno de los países del mundo con mayor número de uni­
versidades: contaba con unas doscientas una instituciones de enseñanza superior. 56
eran ofciales (28%) y 1 45 eran privadas (72%). 1 22 estaban registadas por el IeF y
las restantes, casi todas instituciones privadas, no tena reconoimiento ofcial. El
número total de estudiantes maticulados alcazaba a 303.056, de los cuales 1 28. 1 96
287
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMIA
(42%) estudiaba en planteles ofciales, y 1 74. 86 (58%) en establecimientos prva­
dos. Este incremento no se hizo siempre en bnefcio de la calidad de la enseñaa
superior74•
El aumento de estudiantes universitrios se produjo además sin relación con las
posibilidades de emple07s•
En igual sentido, Arboleda y Bonilla defnen este modelo como desar o­
llista, señalando, ente otras, las siguientes caacterísticas: fncionamiento de
la universidad como empresa comercial debiendo busca rentabilidad en sus
actividades y servicios; objetivos emnentemente pragmáticos y profesiona­
listas, adecuando la capacitación de foración profesional a las condiciones
de fncionamento del mercado; privatización progresiva de la totdad del sis­
tema universitio, y eltización crciente de los niveles de foración suprior7
6
,
La reforma universitaria de 1980
En 1 980, siendo presidente Julio Césa Turbay Ayala, se dio una de las
principales reformas educativas en la hstoria del país, que sería conocida
como la refora universitaria de 1 980. Se trata de una serie de decretos que
se ocupaban de buena pae de los temas de la educación superior. Para algu­
nos fue "el primer conjunto orgánico de normas diseñadas para tata de re­
gula y encauzar un conjunto de instituciones que habían evolucionado de
una manera que podríamos denomina espontánea, al tenor de una norati­
vidad anterior escasa y dispersa"77.
Como primer antecedente de esta refora se tiene el proyecto de coope­
ración técnica establecido con el Programa de las Naciones Unidas (PN) y
la USCO, de mediados de la década de los setent, que contemplaba cuato
objetivos:
1) adecua la educación a los planes guberamentales de desar ollo económco;
2) orientar el proceso educativo hacia la educación ocupacional y técnica;
3) poner en macha un prograa de contol total de los contenidos educativos
por pae del Gobiero;
4) capacita personal docente. El principio general que lo fndamenta se baa en
que el desar ollo educativo es la clave del crecimiento económic078•
El 24 de enero de 1 979 se expidió la Ly 8&,
. . . por la cual se otorgan unas facultades extaordinarias paa establecer la natura­
leza, caacterísticas y componentes del Sistema de Educación Postsecundaria, se fjan
requisitos paa la creación y fncionamento de instituciones públicas y privadas de
educación postsecundaria, paa orgaiza la Universidad Nacional de Colombia y la
demá universidades e instittos ofciaes de nivel postsecundaio y paa expdir la
noras sobre escalafón nacional paa el sector docente y deroga unas noras.
288
EDUCACIÓN CULPABLE, EDUCACIÓN REDENOR
El epígrafe compndia la nona. Con base en estas facultades se expedi­
ría el Decreto-Ley79 80 de 1 9808°, "por el cual se organiza el Sistema de
Educación Postsecundaria". En general, este y los otos decretos de la refor­
ma del 80 serían muy detallados, a veces rayando en lo casuístico, pero brin­
daon un maco nonativo paa una inspección y vigilancia predominate­
mente policiva.
En el título primero, que versa sobre los Principios Generales, siguiendo
la línea trazada en el Plan Básico de la Educación Superior de 1 967, la edu­
cación superior es defnida como un sericio público que cumple una fn­
ción social. No se precisa el alcance de su consideración como servicio pú­
blico, como sí ocure con su fnción social que, según el Arículo 1 3,
. . .implica paa quienes s e bnefcien de ella l a obligación de seri a l a sociedad.
Por ende, quien accede a la educación superior adquiere por este hecho la responsabi­
lidad de suprase como prsona, hacer el mejor uso de las oporunidades y recursos
que le ofece el Sistema de Educación Superior y aplica los conoimientos adquiridos
con peranente sentido de solidaridad social.
El decreto no defne "educación superior", pero señala que constituye el
nivel posterior a la educación media vocacional del Sistema Educativo Co­
lombiano y continúa la fonación integral del hombre como persona cult y
útil a la sociedad (Art. 1 5). Además señala que se ofrece a quienes acreditan
la calidad de bachiller (At. 1 6).
A diferencia de las nonatividades anteriores, el Decreto-Ley 80 defnía
los componentes, objetivos y organización del sistema. En cuanto a modali­
dades educativas, amplió la gama de posibilidades contemplada en nonati­
viddes anteriores, incluyendo las siguientes:
Fonación intenedia profesional, que en virtud del Artculo 2° de la
Ley 25 de 1987 pasó a llamarse fonación técnica profesiona; la fonación
tecnológica y la fonación universitaria. La primera "se ocupa de la educa­
ción predominantemente práctica para el ejercicio de actividades auxilaes
o instrumentales concrets"; la segunda "se ocupa de la educación paa el
ejercicio de actividades tecnológicas, con énfasis en la práctica y con funda­
mento en los principios científcos que la sustentn", y la tercera "se caacte­
riza por su amplio contenido social y humanístico y por su énfasis en la
fndamentación científca e investigativa". Esta clasifcación afectaía la ti­
pología de instituciones de educación superior, las cuales se dividían en in­
tenedias profesionales (luego técnicas profesionales), tecnológicas y uni­
versitaas81 •
Paa los tecnólogos se contemplaba la posibilidad de cursa programas
de especialización tecnológica, defnidos como "aquellos en los cuales, con
énfasis en la fundamentación científca respectiva, capacit al tecnólogo,
289
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
tras un segundo ciclo de pereccionamiento, en la rama profesional que co­
responda a su primer ciclo".
Adicionalmente, paa los programas de foración paa las profesiones
universitaias se permtió la organización mediante currículos integrados o
por ciclos, de tal maera que al térmno del primer ciclo el educando estuvie­
ra prepaado paa el ejercicio de una actividad tecnológica, pudiendo adqui­
r el título de tecnólogo en la respectiva áea profesional (A. 32).
Según lo indica el Artículo 34, "el máximo nivel de educación superior
lo constituye la modalidad de formación avanzada, y tiene por objeto la pre­
paación paa la investigación y paa la actividad científca o para la especia­
lización. La investigación constituye el fndamento y el ámbito necesario de
esta modalidad". A él pueden ingresar quienes acrediten título de formación
universitaria o de tecnólogo especializado, y conduce al título de especialis­
ta, magíster o doctor.
Otra novedad de este decreto es la inclusión de la Unidades de Labor
Académca (UA), las cuales refejaban el trabajo académco del estdiante
tanto en clase como en tabajo supervisado o en actividad académica inde­
pendiente (Art. 40 Y Decreto 31 91 de 1980).
Como requisito de validez de los programas de educación superior se
establecen la licencia de fncionamiento y la ulterior aprobación. Con la
primera, la institución de educación podía empeza a ofrecer el programa; la
segunda era el reconocimiento que el ICFS hacía del programa, autorizando
a la institución a otorgar el título.
En este ordenamiento se da gran imporancia a la investigación, fjando
como propósito de la educación la expansión del conocimiento (At. 3), la
creación de un espíritu crítico al vincularse con la docencia (A. 4) Y la
búsqueda e interpretación de la realidad (A. 5), su fnalidad fndamental de
reorienta y facilita el proceso de enseñanza-aprendizaje así como de pro­
mover el desar ollo de las ciencias, las ares y las técnicas, dento de otas
varias menciones a lo largo del texto.
En materia de fnanciación paa la investigación, se dispone que el pro­
ducto de las sanciones pecuniaras impuests por la Junta Directiva del ICFS
a las instituciones de educación superior se destine al fomento de la investi­
gación científca. Paa tal propósito, el ICFS expediría un acuerdo, el 235 de
1 980, mediante el cual se organizaría un fondo que estaría constituido por
las sumas que se le asignaren del presupuesto nacional, las paidas que den­
tro de las actividades de fomento le asigne el ICFS y el valor de las mults
recaudadas. Posterormente, en 1 982, se expediría el Decreto 228 1 , que or­
denó a las universidades la inversión del 2% de los ingresos totales para
establecer un fondo de investigación. Sin embago la disposición sería in­
cumplida de manera generalizada, según se afrmaría en la exposición de
290
EDUCACIÓN CULPABLE, EDUCACIÓN RER
motivos elaborada por el Gobiero para la que habría de ser la Ley 30 de
1 992, basándose en una investigación del ICF82•
Las instituciones públicas de educación superior feron defnidas como
"estblecimientos públicos", lo que las sometía al contol directo del Poder
Ejecutivo, que, entre otas cosas, designaba sus directores, lo cual afectaba
su autonomía. Adicionalmente, en su Artículo 48, el decreto defnía la es­
tctura del Consejo Superior, máximo órgano de gobiero de estas institu­
ciones, con una composición de ocho miembros, cuato de los cuales estaban
vinculados al Gobier083, aunque el rector tenía voz pero no voto. Los otos
cuato integrantes eran: un decano, designado por el Consejo Académco; un
representante de los docentes y uno de los estudiantes, ambos elegidos por
votación secreta ente sus paes, y un egresado designado por los egresados
miembros de los consejos de facultad de la entidad, todos ellos paa períodos
de dos años.
Un elemento innovador de este decreto es el de exigi a las instituciones
de educación superior privadas que tengan carácter de personas jurídicas de
utilidad común, sin ánimo de lucro, organizadas como cororaciones o fn­
daciones (A. 1 38 Y 1 39). Con ello se pretendía fena el interés mercanti­
lista que paecía inspira a muchos de quienes creaon instituciones privadas
con anterioridad, pero tmbién se les otorgaban algunas ventajas de caácter
tibutio. Las entidades privadas, como era de esperalo, reaccionaon. Por
un lado solicitaron subsidios alegando cumplir una fnción propia del Esta­
do, que éste no había podido cumplir a cabalidad y haciéndolo con mayor
efciencia; por oto lado, mostraon recelo sobre la fnción de contol del
ICF, toda vez que la liberd de enseñanza era entendida como liberd in­
controlada de empresa, y fnalmente, solicitaon la concesión de apoyos f­
nancieros institucionales más indirectos, como la creación de un baco edu­
cativo paa fnancia inversiones en dotación y planta física, alivios tibutaios
y la exención de algunos recagos en la nómina de salarios, como los aportes
al Sericio Nacional de Aprendizaje (SENA) y al Insttuto Colombiano de Bien­
est Famlia (ICBF) a los que, por regla general, están obligados los emplea­
dores84•
Paa la creación de instituciones de educación superior de caácter of­
cial se exigía un estudio de factibilidad en el que se demostaa la disponibi­
lidad de personal docente idóneo, organización académca y administativa
adecuada y recursos fsicos y fnancieros sufcientes. Igualmente, debía de­
mostarse que la creación de la institución era acorde con el Plan Nacional
de Desar ollo Económico y Social, los proyectos sectoriales y las necesida­
des de la región (A. 52).
Paa el reconocimiento de la personería jurídica de las instituciones no
ofciales se requería un estudio de factibilidad con las mismas exigencias
291
LA EUCACIÓN SUEROR E COLOMI
que paa las ofciales, documentos que acreditan la seriedad de los aportes
de los fndadores y demás documentos relacionados con la personería jurí­
dica: acta de constitción y estatutos de la institución.
El decreto se ocupa del bienestar social, defniendo sus programas del
siguiente modo: "conjunto de actividades que se orientan al desar ollo físi­
co, ment, espiritual y social de estudiantes, docentes, directivos y demás
personas vinculadas a las instituciones de educación superior". Paa garanti­
za el cumplimiento de estas obligaciones, el decreto disponía que "todas las
instituciones, en la medida de sus capacidades económicas, dedicaán como
mínimo el dos por ciento (2%) de sus ingresos corrientes" (A. 162).
El régimen de inspección y vigilancia contemplado en el Decreto-Ley
80 de 1 980 tenía por objeto "procura el cumplimiento de los fnes soiales
de la cultura y la mejor foración intelectual, moral y física de los educan­
dos"; y sobre las instituciones privadas, que por disposición del mismo de­
creto-ley sólo pueden ser entidades de interés social sin ánimo de lucro, paa
que "sus rentas se conseren y apliquen exclusivamente al objeto social edu­
cativo previsto por los fndadores".
Se contemplaba una serie de sanciones, variando la autoridad que las
impone según su gravedad. La amonestación pública es impuesta por el direc­
tor del ICF; las mu1tas sucesivas de hata cien salaos míimos legales mensua­
les por la Junt Directiva del mismo Instituto; la suspensión de la personera
jurídica y cancelación de la misma por el ministo de Educación. Adicional­
mente, sin que se le atibuyera carácter de sanción, pero comprendida dento
del mismo título, el decreto otorgaba al ICF la facultd de "suspender o
cacela prograas de foración u ordena la no admisión de nuevos estu­
diantes, cuando previa evaluación apaezca que su nivel académico no es
satisfactoro" (A. 1 87). Estas facultades feron desarolladas en el Decreto
1 227 de 1 98985, complementado por el 2674 del mismo año, que facultaba al
ICF paa "disponer que se tomen las medidas corectivas de saneamiento
cuando se han violado disposiciones legales" y "suspender las funciones del
rector y/o consejos superiores y directivos de ellas, cuando se presenten las
sitaciones de que tata el Artículo 3° 86 del presente decreto a juicio del
director del ICF, previo concepto de la Junta Directiva y con el voto favora­
ble de su presidente".
También se disponía:
Con el fn de gaatza el ejercicio de la facultad de inspcción y vigilacia, en
los consejos directivos de cada una de las instituciones de educación suprior no
ofciales, habrá un delegado del ministo de Educación Nacional en los casos en que él
lo considere conveniente durante el año siguiente al levatmiento de la medida pre­
ventva de suspnsión de fnciones de que tata el literal F del Aículo 2° del presente
decreto.
292
EDUCACiÓN CUPABLE, EDUCACiÓN REDENTRA
En cumplimiento a lo dispuesto por la Ley 8a de 1 979, el régimen orgáni­
co de la Universidad Nacional volvería a ser modifcado. La Universidad
Nacional sería defnida como "un establecimiento público, de caácter do­
cente e investigativo, autónomo, con personería jurídica, gobiero, patimo­
nio y rentas propias, adscrito al Ministerio de Educación Nacional" (A. 1) .
La integración del Consejo Directivo daía representación mayoritaria a
personas vinculadas a la institución. Los únicos que no saldrían de su seno
serían los dos ministos. La composición fe la siguiente: el ministo de Edu­
cación o su delegado, quien lo presidiá; el mnisto de Hacienda o su dele­
gado, un decano elegido por el Consejo Académco, un profesor de la uni­
versidad con vinculación docente no inferior a cinco años, elegido por los
profesores de la misma; un egresado graduado de la universidad, elegido por
los mismos miembros de los comtés asesores de car era; un estudiante de la
universidad, elegido por votación diecta y secreta de los alumnos maticula­
dos en la misma; un ex rector de la institución, designado por el Consejo
Superior, y el rector, con voz pero sin voto.
El decreto guada silencio sobre quién elegiría al rector, por lo que se
siguió aplicando la regla general según la cual éste es nombrado por el Pe­
sidente de la República. debido a la naturaleza de establecimiento público pro­
pia de la universidad.
Uno de los pocos temas que el Decreto 80 de 1980 no contempló fe el
de la educación abier y a distancia, que sería uno de los elementos del
programa de gobiero de Belisario Betancur (Presidente de la República en
el príodo 1 982- 1 986). Betacur pretendía fortaecer esta modalidad, procu­
rando apliar la cobera de la educación superior al permitrle llega a los
lugaes más apaados del país. Como se señaló anteriorente, vaias univer­
sidades, la mayoría privadas y católicas, ya habían iniciado la ofera de pro­
graas académicos en est modalidad pro sin contar con el apoyo del Go­
biero, sino más bien con su indiferencia.
El maco jurdico de la educación superior abiera y a distancia fe dado
por el Decreto 241 2 de 1 982, "por el cual se reglamenta, dirige e inspecciona
la educación abiera y a distancia y se crea el Consejo de Educación Abier
y a Distacia", y número 1 820 de 1983, "por el cual se reglamenta la educa­
ción superior abier y a distancia" que defniría el Sistema de Educación
Suprior Abiera y a Distancia y estblecería la reglamentación sobre aperu­
ra y fncionamiento de dichos programas.
Al respecto, una comsión de experos contatada por el ICP paa pro­
poner lineamentos sobre esta modalidad, diía:
Una vez m obseraos una problematización del sistema educatvo a nivel
suprior con la intoucción de un espacio de viualidad cuyos rsultados no son
claaente previsibles paa la mayoría de los dirgentes del sector educatvo. Má aún,
293
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
el moelo propuesto como política del Gobiero no se ajustba a ninguno de los moe­
los de la universidades a distancia europa.
É
sts, como ya vimos, era nacionales:
en cada nación el gobiero creó una paa todo el país. En Colombia se abrió la psibi­
lidad de que la diferentes universidades, públicas y privadas, ofreciesen progamas
con esa metodología. Y además, se quiso que este nuevo sistema estuviese orentdo
por el modelo pedagógico de la educación suprior "abiera"; ya por eso siempre fe
presentda como "educación suprior abier y a distancia" ´`.
La reglamentación del Decreto-Ley 80 de 1980 y demás noras inte­
grantes de la refora educativa de 1980, constituyen el cuero más extenso
de noras sobre educación que el país haya tenido; contempló prácticamen­
te todos los aspectos de la educación superior dentro de un sistema de rígida
inspección y vigilancia. Sin embago, estas noras fueron contoveridas
desde el inicio de la reforma por el contexto en el que se dieron: facultades
extaordinarias otorgadas a un Poder Ejecutivo que no consultó las medidas
con las institciones destinataias.
A pesa del caácter policivo y reglamentarista que le caacterizo y de la
intención inicial de fena la proliferación de entidades y programas de baja
calidad, éstos no dismnuyeron. La sensación general fe la de que el siste­
ma se había nivelado por lo baj088.
La Ley 30 de 1992
En 1 991 , siendo presidente de Colombia Césa Gaviria, fue convocada
una Asamblea Nacional Constituyente de integración plural y demorática,
que habría de otorga al país una nueva Constitución Política. El contexto
estaba macado por la derota de la maquinaria electoral tradicional al ser
elegido Gaviria como presidente; la consolidación del grupo guerllero rein­
serado M- 1 9 como la tercera ferza política y electoral del país y el otorga­
miento de voz y voto a interocutores de movimientos rebeldes (no sólo el
M- 1 9) en el contexto político en general y en la Asamblea Constituyente en
paricuhr9•
Radicando la soberana en el pueblo, invocando la prtección de Dios,
pero afrmando el caácter laico del Estado y pretendiendo asegura al pue­
blo colombiano el conoimiento (ente otos derechos enunciados en el preá­
bulo), fe decretada, sancionada y promulgada la Constitución Política de
Colombia el 20 de julio de 1 991 . Se caracterizaba por un ariculado extenso,
gaantista y en el que tendrían cabida diversas posturas y corientes ideológi­
cas, al punto de ser caifcada con fecuencia como una "colcha de retzos".
Los atículos de esta nueva Cara que mayor relación tienen con la edu­
cación suprior son el 27, el 67, el 68 y el 69. En el Artículo 27 se gaantizan
las liberades de enseñaza, aprendizaje, investigación y cátedra. El Artículo
67 se oupó de la educación en los siguientes términos:
294
EDUCACIÓN CULPABLE, EDUCACIÓN REDENTORA
La educación es un derecho de la prsona y un sericio público que tiene una
fnción soial : con ella se busca el acceso al conocimiento, a la ciencia, a la técnica, y
a los demás bienes y valores de la cultura.
La educación foraá al colombiano en el respto a los derechos humanos, a la
paz y a la democracia; y en la práctica del tabajo y la recreación, paa el mejoramiento
cultural, científco, tecnológico y paa la protección del abiente.
El Estado, la soiedad y la familia son respnsables de la educación, que será
obligatoria ente los cinco y los quince años de edad y que comprenderá, como mín­
mo, un año de preescola y nueve de educación básica.
La educación será gratuita en las instituciones del Estado, sin pIuicio del cobro
de derechos académicos a quienes puedan sufagalos.
Coresponde al Estado regula y ejercer la suprema inspcción y vigilancia de la
educación con el fn de vela por su calidad, por el cumplimiento de sus fnes y por la
mejor foración moral, intelectual y fsica de los educandos; gaantza el adecuado
cubrimiento del sericio y asegura a los menores la condiciones necesarias paa su
acceso y praencia en el sistema educativo.
La Nación y las entdades territoriales parcipaán en la diección, fnaciación
y administación de los servicios educativos estataes, en los téros que señalen la
Constitución y la Ly.
El Artículo 68 pente a los particulares fnda establecimientos educa­
tivos y señala que la Ley establecerá las condiciones paa su gestión y crea­
ción. Mientras que el Artículo 69 dispone:
Se gaatiza la autonomía universitaria. Las universidades podrá dase sus di­
rectiva y regise por sus propios estatutos, de acuerdo con la Ley.
La Ley estblecerá un régimen espcial paa la universidades del Estado.
El Estado forlecerá la investigación científca en las universidades ofciales y
privada y ofrecerá las condiciones especiales paa su desar ollo.
El Estado facilitará mecanismos fnancieros que hagan posible el acceso de todas
las prsonas aptas a la educación suprior.
La consagración constitucional de la autonomía unversitaria fue nove­
dosa pero corespondía a la tendencia que desde principios del siglo x se
había impulsado con el movimiento de Córdoba y luego con el proyecto de
ley presentado por Gerán Aciniegas, el de Calos Gacía Prada, el Plan
Básico de Educación de 1967 y el Decreto-Ley 80 de 1 980, por cita sólo
algunas de las normas que se ocuparon del tema y a las que se ha hecho
referencia en este escrito.
Algo que debe tenerse en cuenta, pues ha afectado de manera sustancial
el desarollo jurisprudencial de varios de los conceptos fndamentales no
sólo de la educación superior sino también de un sinnúmero de derechos, es
la implementación de la acción de tutela, heramenta de paricipación con­
tenida en el Arículo 86 de la Constitción, en virtd de la cual . . .
295
LA EDUCACiÓN SUPEROR E COLMI
Toda prsona tendrá acción de tutela paa reclaa ate los jueces, en too mo­
mento y luga, mediate un proedimiento preferente y sumario, por sí misma o pr
quien acte a su nombre, la protección inmediata de sus derechos constitucionales
fndamentales, cuado quiera que éstos resulten vulerados o amenaados por la ac­
ción o la omisión de cualquier autoridad pública. [ . . . ] En nigún caso podrán tascu­
r má de diez días ente la solicitud de ttela y su resolución.
Con esta acción se penitiría a estudiantes, docentes e instituciones de
educación superior lleva sus quejas ante la justicia en aquellos casos que
satisfcieran los requisitos de procedibilidad contemplados en la Constitu­
ción y la Ley.
Dento de este maco constitucional surgiría la Ley 30 de 1992, por la
cual se reglamenta el servicio público de la educación superior. Pero antes de
enta en su análisis es conveniente presentar un contexto general de sus
antecedentes. Lo primero que debe señalase es que los trabajos iniciales de
prepaación y discusión del proyecto de refora se iniciaron con anterori­
dad a la expedición de la nueva Constitución Política9• En la elaboración de
esta ley se distinguen tes momentos claves:
1 ) la elaboración por parte del Minsterio de Educación y el ICFS, junto
a un grupo de instituciones y expertos, de un trabajo de análisis y concera­
ción, tomando como punto de parida la experiencia, aplicación y efectos de
los Decretos Leyes 80 y 8 1 de 1 98 1 ;
2) la intoducción de modifcaciones al proyecto inicial por parte de
Rcado Mosqura Mesa, en calidad de senador ponente, y
3) el debate legislativo con sus consecuentes modifcaciones. Adicio­
nalente, cuado el proyecto incial estuvo tennado, fe socializado y dis­
cutido en cinco foros regionales, y mientas se encontaba en trámte se reci­
bieron en audiencia pública representantes de los distintos grupos e
instituciones interesadas91 .
Otro antecedente de importancia es el Plan de Apertura Educativa, que
contenía los lineamientos principales de la plítica educativa de la adminis­
tación Gaviria y que en síntesis plateaba "la desregulación del sistema, el
incremento de matrículas en las instituciones ofciales, la ampliación de las
líneas de crédito y becas y el fomento de la investigación y de la educación
de posgrado"92.
Ente los objetvos iniciales de esta refora, siendo quizás el principal,
fguraba el de "cambiar la relación existente entre el Estado y las institucio­
nes de educación superior en el sentido de hacerla más orientadora, más
selectiva y menos reglamentarista"93.
Varios de los problemas que se había pretendido resolver con el Decre­
to-Ley 80 de 1 980 seguían sin solución. El siguiente fagmento de la Expo­
sición de Motivos de la Ley 30 resulta bastante ilustrativo:
296
EDUCACIÓN CUABLE, EDUCACIÓN REDENTORA
La educación suprior colombiana se caacteriza por la existencia de una ga
diversidad de instituciones, moalidades educativas, orígenes, tamaños y joradas [ . . . ]
esta gan diversifcación exprimentada pr la educación suprior en Colombia tiene
varios orgenes: 1) Se ha proucido una gran proliferación de instituciones ofciales en
respuesta a presiones plíticas y de gups de interés regional, de caácter descenta­
lista en ciudades donde el tamaño del mercado no es sufciente paa hacer costeable
una institución privada. 2) En las grades áreas metopolitana del país, la presión de
la demanda, junto con las limitaciones de la ofera públca, ha producido un mercado
en rápida expasión paa la creación de nuevas institciones privadas costeables, con
bae en el cobro de matícula a los estudiates. 3) Los altos costos de oporunidad de
la asistencia a prograas presenciales diuos, ha generado una demada por progra­
mas noctos y a distcia, demanda que encontaá una respuesta compaable por el
lado de la ofera. 4) La creciente saturación en los mercados de tabajo paa los egresa­
dos de muchas car eras laa tadicionales y las lmitaciones de cupos en ota prou­
jo una fere demada por car eras coras de tipo técnico o tenológico, a lo cual las
insttuciones ha respndido en fora bastante elástica en la últma dos décadas. 5)
El estatto doente paa los maestos de primaria y media del sector ofcial, creó in­
centivos muy feres paa la proliferación y diversifcación de las licenciaturas y las
espcializaciones en Ciencia de la Educación Suprior. 6) En las últmas dos décadas
ha venido incrementándose el número de programas de posgrado (espcializaciones y
maestías), prinipalmente en las áreas de la Economía, Administación y afnes, de
Educación y en las espcialidades médica9•
Así mismo, otos temas recurentes de la educación superior volvían a
apaeer en la Expsición de Motivos: fnaciación, ciencia y tecnología, inves­
tigación y calidad. El IC Y el IC9S se matvieron en la nueva ley con­
serado sus funciones tadicionales con algunas modifcaciones.
Ya entando en el contenido de la ley tenemos que empieza por defnir la
educación superior como "un proeso peranente que posibilita el desar o­
llo de las potencialidades del ser humano de una manera integral, se realiza
con psterioridad a la educación media o secundaria y tiene por objeto el
pleno desar ollo de los alumnos y su foración académca o profesional"
(A. 1) y, en concordacia con la nueva Constitución, como "un servicio
público cultural, inherente a la fnalidad soial del Estado".
Autonoma universitaria
Uno de los rasgos más decisivos de esta nueva legislación es el desar o­
llo dado al tema de la autonomía universitaria. Consagrado por prmera vez
en la Constitución Nacional, cobró gran imprtancia en virtud de las inter­
pretaciones y los alcances que se le atibuyeron. Al respecto Luis Berado
Flórez señala en el prólogo al libro Mayoría de edad para la universidad
colombiana:
297
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMBIA
. . . tal como quedó expresada en la Ley, la concepción de autonomía se orientó en
términos más restingidos a la desregulación y la autoregulación de las condiciones
paa el funcionamiento y cración de instituciones y programa de educación supror,
pero sin establecer un maco adecuado de diferencias en autonoma y de requisitos y
exigencias ente distintos tipos de instituciones9•
El mismo autor recuerda cómo en la ponencia presentada por Mosquera
Mesa se señalaba:
Es exclusivamente a la universidad a la que le es dado dirigirse a sí misma, def­
nir sus estatutos y determina su organización, sus programas y actividades, sin limita­
ciones diferentes a las muy generales que le imponen la Constitución y las leyes. El
resto de instituciones de educación superior debn goza también de algún grado de
autonomía pro tendrán que someterse a sus estatutos y nuevos programas en áreas no
afnes a las de sus espcialidades tadicionales a la ratifcación del Estado9•
Después de expedida la ley, el senador ponente diía al respecto:
En suma, má allá de los principios generales y de la retórica sobre la imporan­
cia de la calidad, la investigación y la ciencia, con lo cual es difícil esta en desacuerdo,
primó el objetivo de legaliza el laissezfaire como una alterativa supuestamente rea­
lista y seguraente facilista, al inocuo pero engoroso reglamentarismo y burocratis­
mo vigente en la diección estatal de las instituciones. Poas y débiles feron las voes
que intentaron presera cieras prerogativa exclusivaente paa las denominadas
"istituciones de excelencia" de tadición reconocida. En conta de estas pretensiones
seguraente jugó un papl cental el rechazo o la repugnancia que en las versiones
más
¡
pulistas de nuesta demoracia se levataron conta cualquier idea, justifcada o
no, que intente consolida o explicit algún tipo de elitización o jeraquización9•
Consecuente con la Exposición de Motivos antes citada, la consagra­
ción efectiva de la autonomía universitaria en la Ley 30 se daría en dos aícu­
los, uno dirigido a las unversidades y otro a las demás instituciones de edu­
cación superior. El tenor de los atículos es el siguiente:
Aculo 28. La autonomía universitaria consagrada en la Constitución Política
de Colombia y de conformidad con la presente ley, reconoce a las universidades el
derecho a dase y modifca sus estatutos, designa sus autoridades académicas y ad­
mnistativas, crea, organiza y desar olla sus programas académicos, defnir y orga­
niza sus labores forativas, académcas, docentes, científca y culturales, otorga los
títulos corespondientes, seleccionar a sus profesores, admtir a sus alumnos y adopt
sus corespondientes regímenes y establecer, abita y aplicar sus recursos paa el
cumplimiento de su msión social y de su fnción institucional.
Aculo 29. La autonoma de las instituciones universitarias o escuelas tecnoló­
gicas y de las instituciones técnicas profesionales estará deternada por su campo de
acción y de acuerdo con la presente ley en los siguientes aspctos:
a) Dase y modifca sus estatutos.
b) Designa sus autordades académcas y admnistativas.
298
EDUCACIÓN CULPABLE, EDUCACIÓN REDENTORA
c) Crea y desar olla sus progama académicos, lo msmo que expdir los co­
respndientes títulos.
d) Defnir y orgaiza sus labores forativas, académicas, docentes, científcas,
culturales y de extensión.
e) Selecciona y vincula a sus doentes, lo mismo que a sus alumnos.
f Adopta el régimen de alumos y docentes.
g) Abita y aplica sus recursos paa el cumplimiento de su misión soial y de
su fnción institucional.
Paágrafo. Paa el desar ollo de lo contemplado en los literales a) y c) se requiere
notifcación al ministo de Educación Nacional, a tavés del Instituto Colombiano paa
el Fomento de la Eucación Suprior (IC).
Como se puede ver, el contenido esencial de los dos artículos es el mis­
mo, salvo que paa las institciones que no ostentan el carácter de universi­
dades se exige la notifcación de las modifcaciones en sus estatutos así como
sobre la creación de programas académicos. De esta distinción se concluyó
que las universidades deben infona al ICF sobre la creación de sus progra­
mas académicos con el propósito de mantener actualizado el Sistema Nacio­
nal de Infonación de la Educación Superior, mentas la demás institucio­
nes deben notifca sobre el msmo aspecto. Sin embago, en la práctica nunca
se estableció la diferencia ente "infona" y "notifca". Los decretos que
se oupaon de la creación de programas y la verifcación de sus requisitos
utilzan la expresión "infona o notifca" y no estableciern diferencia en
el támite que se debe seguir. De manera que en la práctica unversidades y
no unversidades tienen un régimen de autonomía con igual alcace.
Debe hacerse una distinción en las entidades ofciales, que paa este
efecto se clasifcan en "entes universitarios autónomos", que son las univer­
sidades y establecimientos públicos, corespondiente a las demás institucio­
nes ofciales. Las consecuencias de ser considerado establecimento público
la vimos ateronent, aunque quedó pr señaa entonces que los entes uni­
versitios autónomos estn dotdos de una autonomía simila a la de la ins­
tituciones no ofciales, aunque están sujetos a un contol por pare de los
organismos esttles.
Tipologa de intitucione
Al no existir diferencias prácticas de fondo en la autonomía de unas y
otas instituciones, el elemento diferenciador está ddo pr los prograas que
ofecen. Ente las tipologías de las instituciones de educación superior ini­
cialmente se contemplaban las siguientes:
Instituciones técnicas profesionales. Facultadas legaente paa ofecer
prograas de fonación en ocupaciones de caácter operativo e instmen­
tal y de especialización en su respctivo campo de acción, sin peruicio de
los aspctos humanísticos propios de este nivel (Art. 1 7).
299
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
Instituciones universitarias. Facultadas paa adelanta prograas de for­
mación en ocupaciones, programas de formación académica en profesiones
o disciplinas y programas de especialización (Art. 1 8).
Universidaes. Las reconocidas al momento de la expedición del decre­
to como tales y las instituciones que acrediten su desempeño con critero de
universalidad en las siguientes actvidades: la investigación científca o tec­
nológica; la formación académica en profesiones o disciplinas y la produc­
ción, desar ollo y tansmisión del conocimiento y de la cultra universal y
nacional. Están facultadas paa adelantar programas de foración en ocupa­
ciones, profesiones o disciplinas, programas de especialización9•
Instituciones tecnológicas. Contempladas en el Decreto-Ley 80 de 1980,
habían desapaecido, aunque no por mucho tiempo. En cambio aparecieron
las instituciones universitarias y las escuelas tecnológicas. En consideración
a esta situación, el Atículo 1 39 de la Ley 30 dispuso:
La instituciones claifcadas actualmente en la modalidades de: universitaias,
insttuciones tecnológca y la técnica profesionales, tendrán un plao hata de tes
(3) años paa tasfore en universidades o en instituciones universita o escue­
las tecnológca, siempre y cuado llenen los requisitos estblecidos en la presente ley
y aquellos que fje el Consejo Nacional de Educación Suprior (CU) paa este prop­
sito.
La Ley 1 1 5 de 1 994, aunque posterior a la Ley 30 de 1 994, se ocupó de
organiza el Sistema Educativo Colombiano. En general, no abordó a la edu­
cación suprior pr en su Artículo 21 3 dispuso que "las actuales institucio­
nes tecnológicas y las que se reconozcan con ar eglo a la Ley son institucio­
nes de educación superior" y que estarían "facultadas legalmente paa ofecer
programas de foración en oupaciones, programas de foración académi­
ca en disciplinas y prgramas de espcialización en sus respectivos campos
de acción", y derogó el Artculo 21 3 de la Ley 30. Curiosamente, el Aículo
35 de la Ley 1 1 5 reproducía la clasifcación consagrada inicialmente en la
Ley 30, sin la inclusión de las tecnológicas, 10 cual hizo pensa que fe un
cambio de última hora, consecuencia del cabildeo de los representntes de
este tipo de instituciones ante el Legislativo. Como consecuencia de esta
modifcación, el Sistema quedaría con universidades, instituciones universi­
taias, escuelas tecnológicas, instituciones tecnológicas e instituciones téc­
nicas profesionales.
En el taller Hacia una Tipología de Programas e Instituciones de Educa­
ción Suprior desar ollado en la segunda fase de la Movilización, se afa
que el resultdo fnal esperado de la clasifcación y tipología de las institu­
ciones no paece haberse alcanzado, siendo en consecuencia "necesario que
el esquema que se proponga perta establecer una mejor identidad de la
insttuciones, mayor claidad en el usuario del servicio educativo acerca de
30
EDUCACiÓN CULPABLE, EDUCACiÓN RDENTORA
la nomenclatura y de los títulos, de modo que este último pueda distingui
con mayor precisión instituciones y programas académicos"lo.
Ota fora de clasifca a las instituciones de educación superior es por
razón de su origen. Con este criterio, el Artículo 23 distingue ente "estatales
u ofciales, privadas y de economía solidaria". Adicionalmente, el Artículo
1 34 de la misma ley, disponía:
Paa d cumplmiento a los objetivos de educación coperativa establecidos en
la Ley 79 de 1 988, a parir del 12 de enero de 1 993, pr lo menos la mitad de los
recursos previstos paa educación, en el Aculo 54 de la precitada ley, debn ser
inveridos en prograas académicos de educación suprior, ofecidos pr institucio­
nes de economía solidaria de educación suprior autorzados legalmente.
L relacionado con las instituciones de economía solidara no hacía pa­
te del proyecto guberamental, sino que surgió en los debates legislatvos.
Su autoría se atibuye al senador Césa Pérez, quien paa entonces estaba
vinculado a la Unversidad Cooperativa de Colombia. Tal participación ha­
bría de costarle la investidura como senador por considerase que hubo un
conficto ilegítimo de intereses.
El Arículo 1 32 fe derogado de manera escueta por la Ley 72 de 1 993 y
n en el CESU, ni en la Junta Directiva del le se nombraron representantes
de estas instituciones, por no existir hasta la fecha institciones a las que se
les haya otorgado personería jurídica como instituciones de economía soli­
daria de educación superior.
Educación a distncia y educación noctura
La educación noctura y la educación a distancia se conseran pero sin
que exista un régimen especial paa ellas. En algunos programas, como De­
recho y Educación, los programas nocturos deben durar un año más que los
diuos, pero no existen más noras relacionadas con ellos. En cuanto a la
educación a distancia, el Artículo 15 de la Ley 30 señala que las instituciones
de educación suprior podán ofecer programas de educación abier y a dis­
tncia, pero salvo una mención en el Código Penitenciario y Carcelario (Ley
65 de 1993)101 no hay desar ollos legislativos ni reglamentarios.
En materia de educación mediada por computadores (o "educación vir­
tual") los avaces que se han hecho son tímidos y coresponden generalmen­
te a iniciativas de las instituciones, aunque existen algunos programas im­
pulsados por el Ministerio de Educación Nacional y el ICFS. No existen
hasta el momento noras que se ocupen del tema, y los programas naciona­
les son tatados con los escasos criterios existentes paa la educación a dis­
tancia. Respecto a la educación ofecida por conducto de la Interet, no exis­
te una posición clara.
301
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
Prgrama académicos
En cuanto a los programas que se pueden ofecer, la Ley contempla, en
el nivel de pregrado, los programas técnicos profesionales, los tecnológicos
y los profesionales, y en el de pos grado, las especializaciones, las maestías,
los doctorados y los posdotorados. Los programas de maestía, doctorado y
posdoctorado10 tienen a la investigación como fndamento y ámbito necesa­
rios de su actividad (A. 1 2).
Los requisitos para su ofecimiento varían según el programa. Los de
pregrado y las especializaciones tienen requisitos comunes a parir de la vi­
gencia del Decreto 1 225 de 1 996. Ambos deben someterse a un procedi­
miento de "notifcación o infración" paa obtener un código de registro
en el Sistema Nacional de Inforación de la Educación Superior (SNIS)103,
sin el cual no pueden hacer publicidad ni enta en funcionamiento. Este
registo se ha convertido en una especie de "licencia de funcionamiento"
exigible tanto a las universidades como a las demás institciones, sin distin­
ción. No obstante, debe señalase que la Universidad Nacional de Colombia,
en virtd de la interpretación que se ha dado de su régimen especial, ofrece
varios programas de pregrado y pos grado que no fguran en el SNS y que no
se someten al procedimiento de registo. Por ota pare, paa el Sericio Na­
cional de Aprendizaje se creo un sistema especial de registo (D. 359 de
200A. 3).
Con la expedición del Decreto 272 de 1 998, "por el cual se establecen
los requisitos de creación y fncionamiento de los programas académcos de
pregrado y pos grado en educación ofrecidos por las universidades y por las
instituciones unversitarias, se estblece la nomenclata de los títlos y se
dictan otas disposiciones", se dio inicio a una serie de noras que preten­
den impulsa la calidad de los programas académicos fjado criterios míni­
mos de calidad. En viud de esta nora sólo las unversidades e institucio­
nes de educación superior podrían ofecer programas en educación (lo cual
excluye a las instituciones técnicas y tecnológicas); se fjó una duración mí­
nima paa los pregrados (cuato años si son diuos y cinco si son noctuos)
y se obligó a los programas a obtener una "acreditación previa" distinta de la
acreditación voluntria que sólo se otorga a programas de alta calidad.
Poos años después, el Ministerio de Educación Nacional expediría una
serie de decretos mediante los cuales se establecieron estándaes mínimos de
calidad para varos programas académicos de pregrado. El primero sería el
Decreto 792 de 2001 , que se ocupa de los programas de Ingenierías; con él
se iniciaría el uso de la expresión "estándaes mínimos de calidad". Poste­
riorente sería defnidos los estdaes paa los prograas de Ciencias de
la Salud (D. de 2001 ), Derecho (D. 2802 de 201 ), Arquitectura (D. 936 de
202), Comunicación e Inforación (937 de 202), Administración (D. 938
302
EDUCACIÓN CULPALE, EDUCACIÓN RDENTOR
de 2(2), Contduría Pública (D. 939 de 2(02), y Economía (D. 940 de 2(02),
estando pendientes de ser expedidos otros con los que se espera reglamentar
las principales car eras.
La estctura de estos decretos es sima en su esencia, salvo por los as­
pctos que paricularizan a cada tipo de programas. En todos los casos los
programas deben obtener un "registro califcado" otorgado por el Ministerio
de Educación luego de la evaluación de la documentación por pare del Con­
sejo Nacional de Acreditación (CNA) o del ICFES, según el caso.
A los decretos de estándaes mínimos debe sumarse la expedición del
Decreto 808 de 2002, "por el cual se establece el crédito académico como
mecanismo de evaluación de calidad, transferencia estudiantil y cooperación
interinstitucional". Además de los propósitos señalados en el epígrafe del
decreto, con él se busca modifca de manera profnda la metodología de
enseñanza predominante en las instituciones de educación superior, al intro­
ducir elementos para la valoración del tabajo adelantado por el estudiante.
Paa algunos, éste es un intento actualizado por revivir las Unidades de La­
bor Académca (ULA) implementadas en el Decreto Ley 80 de 1980 (A. 40)
y en el Decreto 3 1 91 de 1 980. Sin embargo, el ICFES y el Ministerio de Edu­
cación Nacional han sido cuidadosos en señalar las diferencias ente estos
dos sistemas. Al respecto, en la página de preguntas frecuentes del ICFES se
señala:
La mecánica de los créditos es bastnte simple. A diferencia de las UAS (Unida­
des de Labor Académica, intoducidas en el país en la década de los ochenta), los
créditos no se orientan a la programación de los diferentes tipos de actividad académi­
ca que debe diseñar el profesor; simplemente constituyen una medida del tabajo del
estudiante, utilizando un paámeto que posibilita la defnición de las cagas de tabajo
y sus posibles equivalencias con otos programas. Es imporante aclarar que el Decre­
to 808 de 202 ordena expresar en créditos académicos la carga de tabajo del estu­
diante, paa efectos de movilidad o de justifcación de la intensidad del tabajo acadé­
mico programado; nunca con fnes de orgaización académica o curricula, pues esto
es competencia de la institución de educación suprior, en vird de la autonomía
universitaria 1 0.
Los programas de maesta y doctorado requieren de autorización del
Ministero de Educación Nacional, previo concepto favorable del Consejo
Nacional de Educación Superior (CESU). Para ello el CESU propuso al Gobier­
no la creación de la Comisión Nacional de Doctorados, iniciativa que sería
acogida en el Decreto 2791 de 1 994, que sería modifcado por el Decreto
1475 de 1 996 atribuyéndole nuevas funciones y modifcando su nombre al
de Comsión Nacional de Doctorados y Maestrías. Posterorente, el Decre­
to 91 6 de 2001 unifcaría los procedimientos y requisitos para los programas
de doctorado y maestría, conservando la naturaleza de cada tipo de progra-
303
LA EDUCACIÓN SUEOR EN COLOMI
mas y abriendo la puera a la existencia de las llamadas "maestrías profesio­
nalizantes" (Ar. 5).
En principio, los programas de dotorado y maestía sólo pueden ser
ofrecidos por las universidades, las instituciones universitias y las escuelas
tecnológicas, pero la misma ley prevé que, de manera excepcional, aquellas
que no tengan dicho carácter pueden ser autorizadas siempre que cumplan
con los criterios fjados por el Sistema Nacional de Acreditación paa tal fn.
El Consejo Nacional de Educación Superior (CEU)
y la Comisión Conultiva de Instituciones de Educación Superior
Es necesaio hacer un alto paa referos a este cuerpo, que se ha men­
cionado en un pa de ocasiones y que constituye, sin duda, una de las princi­
pales novedades de la Ly 30 de 1 992. Defnido como un "organismo del
Gobiero Nacional, con fnciones de coordinación, planifcación, recomen­
dación y asesoría", estaría integrado por dieciséis membros con los que se
pretendía dar cabida a todos lo

sectores vinculados con la educación supe­
rior, a saber:
a) El ministro de Educación Nacional, quien lo preside.
b) El jefe del Departamento Nacional de Planeación.
c) El rector de la Universidad Nacional de Colombia.
d) El director del Fondo Colombiano de Investigaciones Científcas y
Proyectos Especiales Francisco José de Caldas, COLCINCIAS.
e) Un rector de la universidad estatal u ofcial.
f Dos rectores de universidades privadas.
g) Un rector de universidad de economía solidaia.
h) Un rector de una institción universitaia o escuela tecnológica, esta-
tal u ofcial.
i) Un rector de institución técnica profesional estatal u ofcial.
j) Dos representantes del sector productivo.
k) Un representante de la comunidad académca de universidad estatal u
ofcial.
1) Un profesor universitario.
m) Un estudiante de los últmos años de universidad.
n) El director del Institto Colombiano para el Fomento de la Educación
Superior (ICFES), con voz pero sin voto.
A ellos vendría a sumarse un representante de las instituciones tecnoló­
gicas, por disposición del Artículo 21 3 de la Ly 1 1 5 de 1994, al que ya se
hzo referencia.
Sus principales fnciones seran (A. 36):
304
EDUCACIÓN CULPALE, EDUCACIÓN REDENTR
. . . propner al Gobiero Nacional:
a) Polítcas y plaes paa la macha de la educación suprior.
b) L reglaentación y proedimientos paa:
1 . Orgaiza el Sistema de Acreditación.
2. Orgaiza el Sistema Nacional de Iforación.
3. Orgaiza los Exámenes de Estado.
4. Establecer las pautas sobre la nomenclatura de ttulos.
5. La creación de las instituciones de educación superior.
6. Establecer los requisitos de creación y fncionamiento de los programas
académicos.
c) La suspnsión de las prsonerías jurídicas otorgadas a la instituciones de
educación suprior.
d) Los mecanismos paa evalua la calidad académica de las instituciones de
educación superior y de sus programas.
e) Su propio reglamento de fncionamiento.
f Las fnciones que considere perinentes en desar ollo de la presente ley.
Paa el desar ollo de sus fnciones contaría con cuatro comtés asesores
(técnicas, tecnológicas, instituciones universitarias y unversidades) integra­
dos por dos rectores del respectivo nivel (uno de irsitución pública y uno de
institución privada), un representante de las comunidades académicas, dos
representntes del sector prductivo y el director del ICFS, quien los presi­
diría.
Sobre la naturaleza de este cuero, la Corte Constitucional diría:
Es clao que se tata de un organismo de caácter técnico y administativo, no
político, conforado, por prsonas que representan, dadas sus calidades, los diferen­
tes campos de acción que, de acuerdo con la Ley, pueden desar olla las instituciones
de educación superior, y no los intereses pariculaes de dichas instituciones . . .
Í Û5
Pero la realidad dista de esta apreciación, y resulta difícil espera ota
cosa. Los miembros del CESU no reciben remuneración por su paticipación
en el consejo (con la excepción de pasajes y viáticos a quienes asisten desde
fera de la capitl), conseran sus vínculos con su institución de origen y
(salvo quienes representan a instituciones estatales -véanse los literales a,
b, c, d y n, ut supra) son elegidos en procesos democráticos en los que la hoja
de vida y sus capacidades intelectuales tienen peso pero no son el factor
primordial, pues prima la capacidad política del candidato o de quien lo pos­
tula.
Asignar al CESU teas operativas como el concepto previo para el reco­
nocimento de una institución de educación superior, la aprobación de pro­
gramas de maestría y doctorado o la imposición de sanciones fe un eror
que se pretendió coregir con la expedición del Decreto 1 1 76 de 1 999, que lo
convirió "en un organismo con funciones exclusivas de coordinación, plani-
305
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMIA
fcación, recomendación y asesoría", que quedaía con las siguientes fn­
ciones:
a) proponer políticas y plaes paa la educación suprior;
b) recomendar noras y proedimientos de caácter general;
c) proponer mecanismos paa evalua la calidad académica de las instituciones
de educación superior;
d) proponer mecaismos paa evalua la calidad académica de los programas de
educación superior;
e) dase su propio reglamento de fncionamiento.
Para cumplir las demás fnciones, los comités asesores a que se refería
el Artículo 45 de la Ley 30 de 1 992, fueron fusionados en la Comisión Con­
sultiva de Instituciones de Educación Superior, un nuevo cuero integrado
por cinco miembros designados por el ministo de Educación de temas en­
viadas por el Consejo Nacional de Educación Superior, COLCINCIAS, el Cole­
gio Máximo de Academias y otras instituciones relacionadas con el sector
que gocen de alta acreditación y reconocimiento. La comsión tendría las
siguientes funcione
s
:
. . . evalua y conceptua, previamente a las decisiones que le competen al minis­
to de Educación Nacional, en relación con los siguientes tera:
l . Creación de instituciones ofciales de educación superior y reconocimiento de
personería jurídica de instituciones de educación superior de derecho privado.
2. Ratifcación de las reforas estatutarias que impliquen modifcación del ca­
rácter académco de las instituciones de educación superior.
3. Creación de seccionales de instituciones de educación superor ofciales y
privadas.
4. Recuperación o liquidación de instituciones de educación superior públicas.
5. Aplicación de las sanciones de que tratan los literales d), e) f) y g) del Arículo
48 de la Ley 30.
Al paecer, la pluralidad consagrada en la Ley 30 fue sacrifcada en aas
de la efciencia en los trámites. Esta modifcación sería califcada por la Sala
de Consulta y Servicio Civil del Consejo de Estado como una extralimita­
ción del Ejecutivo:
La Sala considera que las fnciones del CEU cuya descripción se efectuó en la
primera parte de este concepto, por esta consignadas en la Ley Especial de la Educa­
ción, Ley 30 de 1 992, no podían ser objeto de exclusión coro aparece en el Decreto
1 1 76, ya que la competencia constitucional invocada por el Presidente para ese efecto,
Aículo 1 89. 1 6, con sujeción a lo previsto en el Artículo 54 de la Ley 489 [ . . . ] de
1 998 no permite asignar o distibuir fnciones
!%
Sin embargo, por tratarse de un concepto, este pronunciamiento no tiene
fuerza vinculante y a la fecha la comisión sigue en funcionamiento.
306
EDUCACIÓN CULPABLE, EDUCACIÓN REDENORA
Inpcción y vgilancia
Según el Atículo 32, la suprema inspección y vigilancia se realizaá
mediante un proceso de evaluación que apoye, fomente y dignifque la edu­
cación superior, paa velar por:
a) La calidad de la educación superior dento del respeto a la autonomía univer-
sitaa y a las liberades de enseñanza, aprendizaje, investigación y cátedra.
b) El cumplimento de sus fnes.
c) L mejor foración moral, intelectual y física de los educandos.
d) El adecuado cubrimiento de los sericios de educación superior.
e) Que en las instituciones prvadas de educación suprior, constituidas como
prsonas jurídicas de utilidad común, sus rents se conseren y se apliquen debida­
mente y que en todo lo esencial se cumpla con la voluntad de sus fndadores. Por
consiguiente, quien invier dineros de propiedad de las entidades aquí señaladas, en
actvidades diferentes a las propia y exclusivas de cada institución, será incurso en
pculado pr extensión.
f Que en la instituciones ofciales de educación superior se atienda a la natura­
leza de sericio público cultua y a la fnción soia que les es inherente, se cumplan
las disposiciones legales y estatutaas que la rigen y que sus rentas se conseren y se
apliquen debidaente.
A pesa de la voluntad del legislador, en materia represiva la taea de
inspcción y vigilancia adelantada por el mnisterio, a tavés del ICFS, se ha
limitado en buena medida a verifcar la existencia de requisitos formales
relacionados principalmente con el registo de programas académicos. No
obstate, se han adelantado investigaciones más comprensivas contra algu­
nas instituciones que han generado aler social, con resultados satisfacto­
rios en térinos de la aplicación efectiva de las sanciones.
Las sanciones contempladas en la ley son: amonestación privada; amo­
nestación pública; multas sucesivas hasta de cien veces el salario mnimo
legal mensual vigente en el país, suspensión de programas académicos y de
admsiones por el término de hasta un año, cancelación de programas acadé­
micos; suspensión de la personería jurídica de la institción y cancelación de
la personería jurídica de la insttución.
Empero, no debe perderse de vista en este contexto que la inspección y
vigilancia comprende tanto el aspecto represivo como el proactivo, lo que
explica por qué se colocó en un msmo título junto con el fomento. A res­
pecto, la defnición de estándaes mínimos de calidad para algunos progra­
mas académicos (Educación, Ingenierías, Ciencias de la Salud y Derecho,
habiendo más por venir) y la implantación de exámenes a egresados de algu­
nos programas, atiende sugerencias hechas por distintos expertos sobre la
materia y constituye un importnte paso hacia el mejoramiento de la calidad
de los programas.
307
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
Acrditción
Quizás el atecedente más remoto de la acreditación se da en el Plan
Básico de la Educación Superior de 1 969107• Sin embago, la creación del
Sistema Nacional de Acreditación y del Consejo Nacional de Acreditación
(artículos 53 y 54) han constituido en un elemento fndamental para el desa­
rollo de una inspección y vigilancia como proceso evaluativo. El proeso de
acreditación ha contado con apoyo creciente por pae de las instituciones de
educación superior. Inicialmente destinado a la acreditación de programas,
se extendió a la de instituciones. En un documento preparado dentro del
maco de la Movilización Social por la Educación Supror\08, el CU señala:
El Sistema Nacional de Acreditación deb:
Mantener el caácter fndamentalmente académico de la acreditación. La pari­
cipación de asoiaciones profesionales puede darse en el proeso de revisión de caac­
teósticas, variables e indicadores, pero los juicios sobre calidad deben ser emitidos por
los paes académicos y el Consejo Nacional de Acreditción.
Foralecer el Sistema Nacional de Acreditación con sufciente apyo económico,
técnico y administativo paa mejora sus gestiónlO•
La buena imagen con la que cuenta este organismo hizo que en busca de
procesos más taspaentes y efcientes se le asignaan la acreditación previa
de programas de educación y la verifcación de estndaes de calidad paa el
otorgaento de registo califcado de los programas de Ingeniería y de Cien­
cias de la Salud, fnciones que no tienen directa relación con su objeto, toda
vez que coresponden a requisitos mnimos paa el ofecimiento de dichos
programas y no tienen que ver con criterios de máxima calidad.
La Universidad Nacional saldría fortalecida en esta etapa. El Aículo
1 35 de la Ley 30 le otorgaría estatus especial al señalar que "se regirá por las
normas de la presente ley, salvo lo previsto en su régimen orgánico espcial",
con lo cual adquiriría una posición preeminente sobre las demás institucio­
nes de educación superior. El régimen orgánico de la institución sería dado
por el Decreto 1 21 0 de 1 993, según el cual su Consejo Superior estaía inte­
grado por: el mnisto de Educación Nacional o el viceministro, quien lo
presidirá; dos membros designados por el Presidente de la República, uno
de ellos egresado de la Universidad Nacional; un ex rector de la Universidad
Nacional de Colombia que haya ejercido el cargo en propiedad, elegido por
los ex rectores; un miembro designado por el Consejo Nacional de Educa­
ción Superior, CESU, de tema presentada por el Consejo Nacional de Ciencia
y Tecnología; un miembro del Consejo Académico, designado por éste; un
profesor de la universidad, elegido por el profesorado; un estudiante de pre­
grado o posgrado, elegido por los estudiantes; el rector de la universidad,
quien será el vicepresidente del consejo, con voz pero sin voto.
308
EDUCACIÓN CULPABLE, EDUCACIÓN RDENR
Finalmente, la creación del Sistema de Universidades del Estado (SU),
integrado por todas las universidades estatales u ofciales (A. 81 ) Y del
Fondo de Desarollo de la Educación Superior (FODESEP), como una entidad
de economía mixta organizada bajo los principios de la economa solidaria,
en la que podrán paricipar todas aquellas instituciones de educación supe­
rior, tanto privadas como estatales u ofciales, que así lo deseen (A. 89),
representa un nuevo esfuerzo por crea organismos que den al Sistema de
Educación Superior heramientas tanto de organización como de fnancia­
ción.
A manera de ciere, debe señalarse que Colombia es un país que ha
delegado en el sector privado buena pate de la educación superior. Esto
exige normas que respetando la autonomía universitaa den al Estado, y a la
misma comunidad académica, heramientas que les permita exigir calidad
a quienes prest este servicio público con fnción social. Los retos pen­
dientes son muchos: amplia la coberura, gaantiza la fnanciación, ampliar
el especto del bienestar institucional y, sobre todo, gaantiza la calidad y
perinencia de la educación. Paa ello es necesario defnir el país que se quie­
re, cuáles son sus necesidades de foración, qué se espera de los egresados,
de las instituciones y del Estado. Mientas esto no ocura, estaemos en una
barca con buenos remeros pero sin nore conocido.
309
Notas
l . Universidad Sato Tomás 1 998: 30-3 1 (véanse todas las referencias de obras citadas
en la bibliografía).
2. Jaime Jaamllo Uribe 1 982: 255.
3. Tlio Enrique Tascón 1 980: 43.
4. Ibid. : 7- 1 1 .
5. Diego Uribe Vagas 1 985: 565.
6. Ibíd. , p. 43 1 .
7. Jaallo Uribe 1 982: 255.
8. Urib Vagas 1 985: 81 6.
9. Jaamllo Urbe 1 982: 257, 258.
1 0. Pedro Agustín Día 1 974: 1 65.
1 1 . Ibíd. : 23 1 , 232.
12. Ibíd. : 232-234.
1 3. Ibíd. : 233.
14. Jaamillo Uribe 1 982: 305.
15. Ibíd. : 302.
16. Ibíd. : 258.
17. Gloria Cecilia Aboleda y Luis Herado Rncón B. 1 999: 281 -289.
18. Díaz, 1 974: 366-419.
19. José María Samper, Historia de un alma, vol. 1, citado en Jaamllo Uribe 1 982: 307.
20. Jaamillo Uribe 1 982: 307.
21 . Díaz 1974: 532-534.
22. Ibíd. : 535-547.
23. Ibíd. : 554.
24. Ibíd. : 563-565.
25. Ibíd. : 563.
26. Jaamillo Uribe 1 982: 309.
27. Uribe Vargas 1985: 1 . 01 3.
3 1 1
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
28. Tscón 1 980: 57.
29. Jaamillo Uribe 1 982: 3 10.
30. Renán Silva: 65.
3 1 . Díaz 1 974: 843-85 1 .
32. Anles de Instrucción Pública, t. Í . 280, cito en Jaramillo Uribe 1 982: 326.
33. Uribe Vargas 1985: 1 .091 - 1 . 1 32.
34. Tascón 1 980: 108.
35. Silva: 67.
36. Lebot, citada por Jaamllo Uribe 1 982: 147.
37. Silva: 70.
38. "Reglamento orgánico de la universidad", p. 8, tomado de su Estatuto.
39. El uso de la palabra "exterado" hace alusión al hecho de no haber habido inicial-
mente alumnos interos, ni en ningún momento interado obligatorio. (
l
em).
40. Tascón 1 980: 1 21 .
41 . Silva: 77; Jaamillo Urbe1 982: 281 .
42. Silva: 77.
43. Lucio y Serano 1 992: 29.
4. Gerán Arciniégas (ed. ), Universidd, N° 1 16, enero de 1 929, citado en Jaallo
1 982: 330.
45. El número del dereto es 1 074 d 1 934 ó 1 974 de 1934. En la compilación fgura
dos decretos de idéntico contendo, ambs de fecha 23 d mayo de 1 934, el prmero
con el número 1 074 y el segundo con el 1 974. Cf. Díaz 1974: 1 . 784- 1 .792.
46. Jaamillo Uribe, "La educación durante los gobieros librales . . . ": 93.
47. Ibíd. : 330.
48. Díaz 1 974: 1 . 861 .
49. Lucio y Serano 1 992: 3 1
50. Jaamllo Urib, "La educación . . . " : 336.
5 1 . Uribe Vagas 1985: 1 . 226.
52. Laureano Gómez, en El Siglo, 17 de febrero de 1936, citado por Gaón Bar eto
1 999.
53. Aline Helg, "La educación en Colombia. 1 946- 1 957": 1 32.
54. Ibíd. : 1 1 7- 1 1 8.
55. Véae, por ejemplo, Arboleda y Rincón 1 999: 28 1 -289.
56. Díaz 1 974: 2. 1 92-2. 1 94.
57. Ibíd. : 2. 1 98-2. 1 99.
58. Ibíd. : 2. 1 94-2. 252.
59. Colegio Mayor de Nuesta Señora del Rosario, Fundación Universidad de América,
Fundación Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano y las siguientes universida­
des: de Antioquia, del Atlántico, de los Andes, de Caldas, de Caragena, del Cauca
de Medellín, de Nariño, del Tolima, del Valle, Distrital Fracisco José de Caldas,
Exterado de Colombia, Industial de Santnder, La Gran Colombia, Libre de Bogo­
tá, Nacional de Colombia, Pedagógica Nacional de Bogotá, Pedagógica y Tecnológi-
3 1 2
EDUCACIÓN CULPABLE, EDUCACIÓN REDENRA
ca de Colombia, Pontifcia Bolivariana, Pontifcia Javeriana, Santago de Cali y Tec­
nológica de Pereira.
6. Díaz 1 974: 2. 373-2. 377.
61 . /bíd. : 2.468-2. 50.
62. /bíd. : 2. 50-250.
63. Urib Vagas 1 985: 1 339.
6. Díaz 1 974: 2. 557-2. 562.
65. Pardo Adames 1 998: 7.
66. Mosquera Mesa 1 993: 20.
67. Díaz 1 974; 2. 63 1 .
68. /bíd. : 2. 652-2. 671 .
69. /bíd. : 2.767.
70. Las pioneras fueron: Universidad de Antioquia, Pontifcia Universidad Javera­
na, Universidad Sato Tomás, Universidad de la Sabana y Universidad San Buena­
ventura.
71 . González
Á
lvaez 200: 22.
72. Lucio y Serano 1 992: 97-99.
73. Defnida ya como "el desar ollo acelerado de concentación poblacional en las ciu­
dades y, dento de éstas la gran metópoli", o bien como "la tasformación de nacio­
nes caacterizadas pr la composición relativa de su pblación, como típicamente
rrales en naciones típicamente urbaas" (Lucio y Serano 1 992: 97).
74. Aline Helg, "La educación en Colombia. 1 958- 1 980": 1 38.
75. /bíd. : 1 39.
76. Arboleda y Rncón 1 999: 285-286.
77. Mosquera Mesa 1 993: 276 (cap. "Cocepción de la refora de la educación superior
según la Ly 30 de 1 992").
78. José Ferando Ocapo, Refor universitaria /960-1980. Hacia un educación dis­
criminatoria y antidemocrática, Bogotá, Cinep, serie Contoversia N° 79, 1 979, cita­
do por Lucio y Sera 1 992: 1 91 .
79. Un decreto-ley es una nora expdida por el Presidente de l a República y tiene
caácter y fera de ley pr suirse en ejercicio de facultades extaordinaias otorga­
das por el Lgislativo.
80. leF 1 990: 4- 1 65.
81 . /bíd. : 43.
82. Véae Mosquera Mesa 1 993: 54.
83. Ministo de Educación Nacional; goberador del depamento, intendente o com­
sario de donde tenga su domicilio la institución; el respctivo alcalde; un miembro
designado por el Pesidente de la República y el rector de la institución (de libre
nombramiento y remoión por el Ejecutivo).
84. Lucio y Serano 1 992: 243-245.
85. /bíd. : 147- 1 50.
86. Tales situaciones se daban cuado la institución hubiera rehusado la exigencia que se
le hiciera de someter todo lo relacionado con los asuntos administrativos y académi-
3 1 3
LA EDUCACIÓN SUERIOR EN COLOMBIA
cos a la inspección del JCFS; cuando sus directivos, administadores o representantes
legales se hubiera rehusado a declaa con los requisitos de ley, sobre la actividad
desar ollada; cuando incumplieran reiteradamente las órdenes e instrucciones del
JCFS, debidamente explicadas; cuando se persistiera en viola sus estattos o las dis­
posiciones legales que le eran aplicables; cuando persistieran en el manejo de la
institución de educación superior en fora no autorizada.
87. González
Á
lvarez 200: 22.
88. Véase Lucio y Serao 1 992: 202.
89. Ibíd. : 285.
90. Mosquera Mesa 1 993: 277 (cap. "Concepción de la reforma de la educación superior
según la Ley 30 de 1 992").
91 . Ibíd. : 1 0- 1 2 ("Intoducción").
92. Ibíd. : 52 (cap. "Exposición de Motivos paa la Ley 30 de 1 992").
93. Ibíd. : 278 (cap. "Concepción de la refora . . . ).
94. Ibíd. : 49 (cap. "Exposición de Motivos . . . ").
95. La estructura general del JCF, sus fnciones y demás caacterísticas serían defnida
inicialmente en el Decreto 1 21 1 de 1 993 y luego en el 2662 de 1 999.
96. Luis Berado Fórez Enciso, "Prólogo", en Mosquera Mesa 1 993: 5.
97. Ídem.
98. Mosquera Mesa 1 993: 274 (cap. "Concepto de la refora . . . ").
99. Véase "Así avanza la modelación del Sistema de Educación Superior. Hacia una
tipología de programas académicos e instituciones de educación superior", en JCFES
1 999.
1 00. JCFS 1 999: 67.
1 01 . "Las instituciones de educación superior de carácter ofcial prestaán un apoyo es­
pecial y celebrarán convenios con las penitenciarías y cáceles de distrito judicial,
paa que los centos educativos se convieran en Centros Regionales de Educación
Abiera y a Distancia (CRA), con el fn de ofecer programas previa autorización
del JCFS. Estos programas conducirán al otorgamiento de títulos en educación su­
perior" (A. 94, inciso 3).
1 02. La inclusión de "programas" de posdoctorado es a nuesto juicio desacerada, por­
que los estudios posdoctorales en general no coresponden a programas académicos
sino a trabajos de investigación adelatados por un doctor con el patrocinio o apoyo
de una institución.
1 03. Este sistema fe creado por la Ley 30 con el propósito de "divulgar inforación
paa orientar a la comunidad sobre la calidad, cantidad y características de las insti­
tuciones y programas del sistema" (A. 56). Su administración coresponde al JCFES
y la reglamentación al CESU.
1 04. JCFES, "Pregunt sobre el Decreto 808 del 25 de abril de 202" (véase bibliografa).
1 05. Corte Constitcional, Sentencia C- 1 88, 8 de mayo de 1 996, M. P. Fabio Morón Díaz.
Tomado de Iván Francisco Pacheco 2001 : 46-48.
1 06. Consejo de Estado, Sala de Consulta y Servicio Civil . Consúltese Radicación 1 280,
10 de diciembre de 2000. C. P. D. Flavio Augusto Rodríguez Ace. Tomado de Pa­
checo 2001 : 453-454.
3 14
EDUCACIÓN CULPABLE, EDUCACIÓN REDENRA
107. Véase la página 39 de la presente obra.
108. L Movilización Social por la Educación Superior es un proceso paricipativo de
amplio espectro convoado por el Ministerio de Educación con el sopore del ICF.
En él, diferentes instancias de la sociedad presentaron inquietudes y propuestas
destinadas a mejorar el Sistema de la Educación Superior.
1 09. "Políticas y compromiso del CEU con la educación superior colombiaa: avances y
urgencias. Recomendaciones al Gobiero Nacional", Consejo Nacional de Educa­
ción Superior (CEU), ponentes: Moisés Wasserman y Rugo Salazar García, Bogotá,
febrero de 202, p. 4.
31 5
Bibliografía
Arbleda, Gloria Cecilia y Luis Herado Rincón Bonilla, "L autonomía universitaria
en Colombia: las tensiones ente el saber, el poder y el querer", en Unicauca Cien­
cia, edición especial, 1 999.
Consejo Nacional de Educación Suprior (CEU), "Políticas y compromso del CEU con la
educación superior colombiana: avances y urgencias. Recomendaciones al Gobier­
no Nacional", ponentes: Moisés Wasseran y Hugo Salaza Gacía, Bogotá, febrero
de 202.
Díaz A. , Pedro Agustín, Compilación de nors sobre la educación superior, Ministerio
de EducaciÓn-JCF, Bogotá, 1 974.
Gazón Bar eto, Juan Carlos, "El proceso de consolidación de la Universidad Pedagógica
Nacional Femenina en el maco de la contar efora educativa de los aos cincuen­
ta", en Unicauca Ciencia, número especial, 1 999.
González
Á
lvaez, Luis José et. al. , L universidad superior a distancia en Colombia,
JCF, Bogotá, 200.
Helg, Aline, "La educación en Colombia. 1 946- 1 957", en Nueva historia de Colombia,
vol. Í. cap. 4.
-, "La educación en Colombia. 1 958-1 980", en Nueva historia de Colombia, vol. Í.
cap. 5.
Instituto Colombiano para el Fomento de l a Educación Superior (IC), L educación
superior en Colombia. Compilación norativa, Bogotá, 1 990.
-, Movilización social por la educación superior Constrcción colectiva de un modelo
ideal de educación superior, Bogotá, septiembre de 1 999.
-, "Preguntas sobre el Decreto 808 del 25 de abril de 2002", en http:/www.icfes. gov.co/
espanoVdec808/PRGUAs%20FCN%20 SOBR%20 CO. %20ACA .. doc. (Fe­
cha de consulta: julio de 2002).
Jaamillo Uribe, Jaime, "El proceso de la educación del vireinato a la época contemporá­
nea", en Manual de historia de Colombia, 2" ed., t. Ü. cap. 7. Bogotá, 1 982.
-, "L educación durante los gobieros liberales. 1 930- 1 946", en Nueva historia de
Colombia, vol. Í. cap. 3.
Lucio, Ramiro y Mariana Serano, L educación superior Tenencias y políticas estata­
les, Universidad Nacional-Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Interacio­
nales, Bogotá, 1 992.
31 7
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMIA
Mosquera Mesa, Ricardo, Mayoría de edd para la universidad colombiana. Historia de
una refor, Senado de la República de Colombia, Comisión Í. Santafé de Bogotá,
1 993.
Orz, Blanca Inés, "El desarollo de la universidad colombiana de 1 946 a 1 958. Las
políticas del Estado en educación suprior y el auge de la universidad privada", en
Unicauca Ciencia, edición espcial, 1 999.
Pacheco Arrieta, Iván Francisco, Nuevo compenio de noras sobre la educación supe­
rior, JCF, Bogotá, 201 .
Pardo Adames, Carlos Antonio, El diseño de pruebas para los Exámenes de Estado: un
prceso de investigación peranente, JCF, Bogotá, 1 998.
Silva, Renán, "La educación en Colombia. 1 880- 1 930", en Nueva historia de Colombia,
vol. Í. cap. 2.
Tascón, Tlio Enrique, Historia del Derecho Constitucional, edición especial, 1 980.
Universidad Exterado de Colombia, Estatuto orgánico intero, Bogotá, 200.
Universidad Sato Tomás, Proyecto educativo institucional, 2" ed. , Bogotá, 1 998.
Uribe Vagas, Diego, Ls Constituciones de Colombia, 2 vol. , Instituto de Copración
Iberoamericana, 1 985.
3 1 8
Este libro se terminó de imprimr
en los Talleres Gráfcos de Editorial Nomos S. A. ,
en el mes de septiembre de 202
en Bogotá, Colombia
�ULA
UXXI

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful