Está en la página 1de 228

Editor: Jesús Domingo

Coordinación editorial: Paloma González


Traducción: Antonio Gude

No está pennitida la reproducción total o parcial de este libro, ni tampoco su tratamiento infonnátic:o, ni la transmisión de
ninguna forma o por cualquier medio, ya sea electrónico, meel!nico, por fotocopia, por registro u otros métodos, sin el
penniso previo y por escrito de los titulares del Copyright.

Título original: Winning Endgame Strategy


Publicado por primera vez en U.K. en 2000 por B.T. Batsford Limited

© 2000 by B. T. Batsford Limite d


© 2000 by Alexander Beliavsky, Adrian Mikhalchishin
© 2006 by Ediciones Tutor, S.A.
Marqués de Urquijo, 34. 28008 Madrid
Tel.: 91 559 98 32. Fax: 91 541 02 35
E-mail: info@edicionestutor.com
www.edicionestutor.com

Socio fundador
de la World Sports Publishers' Association
(WSPA)

Maquetación: Juan Moraño


ISBN: 978-84- 7902-591-5
Depósito lega l : M-27619-2006
Impreso en Top Printer Plus, S.LL.
Impreso en España - Primed in Spain
3

Sumario

Introducción . . . . . . . . . . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5

l. Finales de peones .. . . ... . . .. . . . . . . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7

2. Finales de caballos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . .. . ... . . . . . . . . . . . . . . . 37

3. Finales de torres ...... . ... . .. . . . . . . . . . . . . . .. . . . . ... . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . 62

4. La contención o la lucha mano a mano entre reyes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 122

5. Finales compl ej os . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 125

6. La defensa en el final . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 146

7. El peón central aislado en el final . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 152

8. Torre y alfil contra torre y caballo . .. .. .. . . . . ... . . .


. . . .. . . . . . . . . . .. .. . . . ... 157

9. Torre y dos peones contr a torre y caballo . . .. . .. . .. . . .... . . . . . . . . . .. . . . ... . . 167

10. Dos piezas menores contra torre . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . 170

11. Torre contra caballo y peón ... ... ....... .. .. .. . .. .. ... ... ... .. . . ... ....... 190

12. Finales de da m as ................. ....... . ..... ... .. . ........... .. . . . .... 199

Soluciones a los ejercicios .. .. . . . . . . . . . . ...... .... .. . . . . ... . . . .. . . . ... . . .. . . . . 211

Índice de jugad ores y compositores ............................................ 224


Signos convencionales

+ Jaque
++ Jaque mate
0-0 Enroque corto
0-0-0 Enroque largo
Buena jugada
? Mala jugada
!? Jugada interesante
?! Jugada dudosa
!! Jugada extraordinaria
?? Grave error
;t Ligera ventaja de las blancas
:¡: Ligera ventaja de las negras
± Ventaja de las blancas
+ Ventaja de las negras
+­ Ventaja decisiva de las blancas
-+ Ventaja decisiva de las negras
Posición igualada
00 Posición complicada, difícil de evaluar
Posición complicada tendente a la igualdad
ECO Enciclopedia de Aperturas de Informatar
5

Introducción

Para los autores lo más importante es: ¿Estudiarán los lectores este libro? Lo cierto es que
fue muy gratificante saber que nuestro libro Winning Endgame Technique (Técnica gana·
dora en el final) había sido estudiado en profundidad incluso por grandes maestros como
Boris Gelfand y Ognjen Cvitan. Luego, otros grandes maestros como Suat Atalik y Alex
Yermolinsky estudiaron también el libro durante un mes (¡con intención de descubrir
errores!) y se vieron sorprendidos por el interés que en ellos despertaba.
Queremos manifestar nuestro especial agradecimiento al GM Alexei Kuzmin, entrena­
dor del equipo nacional de Qatar, quien descubrió algunos errores y aportó correcciones
muy interesantes en los finales de peones. Aun así, no podemos garantizar, como es lógico,
que se hayan subsanado todos los posibles errores, pues quien se considere libre de erro·
res, acabará arrojando más piedras que los demás.
El presente libro es una continuación de Winning Endgame Technique y, hasta cierto
punto, puede considerarse la segunda parte de aquél, en el sentido de que muchos temas,
como los finales de damas, de caballos y otros complejos, no se trataban en el libro men­
cionado. Sin embargo, en algunos casos hemos prestado algo más de atención a los méto­
dos de juego en tipos concretos de posiciones, antes que a casos concretos que es un defec­
to, en general, común a todos los libros de finales. La Enciclo p edia de finales de ajedrez.,
por ejemplo, sólo aporta respuestas a algunas cuestiones. Hemos tratado de encontrar más
ejemplos en los que el juego sea acorde a los principios generales, a fin de que los lectores
puedan comenzar a aplicar estos métodos a situaciones prácticas concretas. Por supuesto,
la correlación de métodos y técnicas de juego en posiciones típicas no siempre es unifor­
me, pero los autores exponen su visión de los problemas que se plantean en finales prácti­
cos, y queda realmente mucho camino para agotar el tema.
Sólo nos queda agradecer a nuestro amigo Oleg Stetsko su valiosa ayuda en la selec­
ción de los ejemplos prácticos.
7

Finales de peones

¡El gurú Grigoriev tenía razón! rindió, y ambos contrincantes pensaban


que su decisión había sido la correcta, pro­
Los lectores tal vez no ignoren que el ma­ duciendo incluso los correspondientes co­
yor experto mundial en estudios de peo­ mentarios en ChessBase...
nes e r a el m a e stro s o viético Nik o l a i
Grigoriev, quien llegó a conseguir l o im­
posible en sus complej as composiciones Shirov Timman
-

sobre el tema. En una ocasión Grigoriev Wijk aan Zee 1996


dijo: "A los grandes maestros no les gus­
tan los finales de peones sencillamente
porque no los entienden." La declaración
suena paradójica, pero esa reflexión tiene
su fundamento incluso hoy día. Parece
que los finales de peones son sencillos, pe­
ro el número de errores que los grandes
maestros han cometido a lo largo de los
años no ha disminuido con el tiempo. Des­
de la publicación de nuestro primer libro
sobre la materia, se han jugado algunos fi­
nales muy interesantes, y en ellos no han
dejado de cometerse errores.
Los errores más característicos y, a la
vez, más sorprendentes son: Pero las blancas no ganan, después de
1 @ d6 2 h4 � x c6 3 fS? @ d6 4 f6, mo­
...

mento en que hay dos formas de hacer ta­


La rendición prematura blas:
(a) 4 . . . � d7 5 � f3 @e8 6 ..t;ie4 @ c7
S í, incluso en la actualidad, eso sucede a 7 �d5 8 @c6 (8 @e6 @f8!) 8 ... @d8, y no
nivel de grandes maestros. pueden ganar el peón de c7.
En la posición que sigue, Timman se {b) 4 c6 5 @f3 @d7 6 @e4 'it>d8 ! , y el
...
8 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

rey defiende las casillas correspondientes Svidler - Lobron


de a5, c5, e5-d7; a4, b4, d4, e4-d8, e8; a6-e6. Erevan 1996

Otra sorprendente rendición se pro­


dujo en una partida jugada dos años más
tarde ...

Madeja - Grabarczyk
Polonia 1998

Aquí las negras se rindieron, contando


con la variante 1 ••• o;t. g2 2 @ cS hl 'ti'
3 l: xhl c;fo>xhl 4 c;fo>d5 @g2 5 'ite5, pero no
calcularon hasta el fin. 5 c;fo>f3 6 @ xf5
•••

c;fo>e3, y el rey negro captura el peón de c3.

Krumpachnik - Polak
...a pesar de que tras 1 bxaS+ 2 c;fo>xaS cS
••• Eslovenia 1985
3 @ bS @d6, la posición es de tablas claras.

También es posible rendirse a causa de • • • •


un cálculo incorrecto en el final de peones
resultante.
• • • •
. ., . .
B B rl D.t.
B -�· D
• • • •
• • • ••

• • • •
En esta posición, las negras se rindie­
ron, considerando que perderían sus dos
peones doblados, pero lo cierto es que
después de 1 @ d7 2 @ xe5 'it e7 3 g6
...
FINALES DE PEO N E S 9

..t;>f8 ! 4 @xe6 @g7 5 @fS @h6! 6 @f6, to­ Después de jugar 1 'iti>f2, Yudasin pro­
do finaliza en una bien conocida posición puso tablas, diciendo que ¡ esta conocida
de ahogado. posición de tablas teóricas aparecía en los
libros ! Su experimentado oponente, un
maestro internacional, se sintió chocado
Natapov - Shuravlov por su propia ignorancia, y aceptó la pala­
Moscú 1994 bra de su colega, dándola por buena. Sin
embargo, lo que debía haber sido conoci­
do por ambos jugadores es que tras 1 •••

..ti>e4 2 @e2 f4 3 @f2 f34 @n, la triangula­


ción e5-f5-e4 gana. Esto nos enseña que
¡no debemos ser crédulos!

Juego erróneo

Es éste otro tipo de error (o defecto) muy


común, del que incluso adolecen muchos
fuertes grandes maestros, que tienen lagu­
nas técnicas en estos finales.

En la posición del diagrama 5, las ne­


gras se rindieron, olvidándose de que dis­ Hector - Speelman
ponían de un último recurso para salvar la Roskilde 1998
partida, mediante el ahogado: 1 @ c6
•••

2 axb5+ @xbS 3 @d5 @ a4 !.

Yudasin - Osnos
Leningrado 1987

Tras una ardua defensa y transposición


a un final de peones, las blancas tenían la
impresión de que se les había presentado
una posibilidad muy interesante, así que
jugaron:
1O ESTRATEG IA GANADORA EN EL FINAL

1 'if;>f5?? partía de la difícil j ugada 4 d4+! @ xd4 5


Pero no vieron la simple @g6 @e5 6 cxd5 @f4 (o bien 6 ... b5 7 d6!
1 b4! 2 axb4+
••• cxd6 8 axb5 a4 9 b6 =) 7 c4 @e4 8 @xg7
Perdía fácilmente 2 a4 @ d4 3 @ g6 @ xfS 9 rj;fl � eS 10 @ e7, y tablas. Pero
@c3, y el peón negro es más rápido que el las negras j ugaron
blanco. 1 gS+? 2 fxg6 h4??
...

2 ••• c;f;>xb4 3 @ g6 @ xb3 4 @ x h 6 as Seguía siendo tablas después de 2 .. .

S c;P xgS a4 6 @h6 a3 7 gS a2 8 g6 al'it' 9 g7 hxg4 3 c;f;>xg4 rj;xg6.


'ii'f6+, y tuvieron que rendirse. 3 c;t>f3 c;t>xg6 4 c;t>g2 @ f6 S c;f;>h3 @ gS
Lo correcto y más lógico era: 1 <ii;ie 5 a5 6 d4 c6 7 c3
2 c;f;>e4 a4 3 bxa4 bxa4 4 cite5 <ii;ic4 5 @e4 Y las negras se rindieron, ya que tras 7
@b3 6 'it>d3 <ii;ixa3 7 @c3 @a2 8 @c2 a3, y ... dS , con 8 cS bS 9 axbS a4 10 bxc6, las
aquí la excelente jugada 9 h3! hace tablas. blancas ganan, pues en el final de damas
Otra forma d e conseguirlas era 5 <ii;i d 3 resultante tienen demasiados peones.
@d56 h3! .

Ehlvest - Shirov
Falta d e comprensión d e los principios Viena 1996
básicos

Markovic - lvanovic
Vrnjacka Banja 1998

Una posición sencilla. Las blancas sólo


tienen que contestar a ... @ dS con @e3, y
no hay problema. Sin embargo, Ehlvest
j ugó de forma negligente:
A causa de su debilitada estructura en el 1 @f4?? , y después de 1 @e6 2 @e3
...

flanco de dama (peones doblados), las c;t>dS 3 @ d3 f4! 4 gxf4 h4 S @ e3 h3 6 gxh3


blancas tienen una posición inferior, y la gxh3 7 @f3 <ii;ixd4 8 @g3 'it;>e4 , tuvo que
forma co rrecta de jugar aho ra era 1 ... rendirse.
h xg4 2 'it>xg4 @e5 3 @g5 d5! 4 cxd5 b5 ! 5
axb5 a4 � � g6 a3 7 d6! @ xd6 8 @ xg7 a2, En la siguiente posición tenemos otro
de. La umca posibilidad de hacer tablas ejemplo de jugada de peón incorrecta. ,
FI NALES DE PEONES 11

Schandorff - Speelman Plaskett - Rowson


Roskilde 1998 Escocia 1998

. . . ..
- ... .
. � �. .
� ...
• m m •
. �'- .
.. .. .. rllS
-
• � ,.4... - -
.'é'. •
. �
• • � � . lS -
u lS •
lS n � • � m •
.. . . .. 11

1 b4 ?? @f6 2 @h4 g6! , y las blancas se La posición fue mal evaluada por las
rindieron, ya que después de 3 @g3 g5 4 f4 negras, que decidieron sacrificar un peón.
exf3 5 @xf3 ct>e5 6 'il;>f2 @e4 7 @e2 f5 ! 8 1- g4 ?? 2 fxg4 @ g5 3 @fJ e5 4 c4 e4+
gxf5 @ x f5, gracias al peón pasado distan­ 5 @ x e4 @xg4 6 b4 @xh5 7 @f5! @h4 8 c5
te, las negras ganan fácilmente. Lo correc­ a6 9 a4 h5 10 b5 axb5 11 axb5 @g3 U c6!
to era 1 @g3! b4 (o bien 1 ... a5 2 a4 bxa4 3 bxc6 13 b6!, y las negras se rindieron. Des­
bxa4 g6 4 @ h 3 @ f6 5 cith4 @e6 6 @g5 pués de la correcta defensa "pasiva", 1 . ..
@e5 7 @h6 @f6 8 g5+ ! @f5 9 @g7, y ta­ �g7 ! 2 c4 'i#i>h6 3b4 @ xh5 4 c5 @g6 5 cite5
blas) 2 @h3 f5 3 gxf5 'it> xf5 4 @h4! g5 5 h5 6 b5 @ fl 7 @d6 g4, habrían conseguido
@g3 @f6 6 @h3 @g7 7 '1tg3 @h6 8 @ h3 tablas fácilmente, pero parecía tan sencillo
@h5 9 @g3 a6 1 0 @ h 3 g4+ 11 'il;>g3 'i#i>g5 que se fueron directamente a por el peón h.
12 @g2 @h4 1 3 'il;>h2 g3+ 14 fxg3+ @g4 15
@g2 a5 16 'i#i>f2 �h317 g4! , y tablas. A las
Greenfeld - Golod
negras les falta un tiempo con su peón a.
Israel 1998
12 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FI NAL

El juego corr ecto pasaba por la simple Ignorancia de los métodos típicos.
1 ... f5! 2 @xa 7 (d es p u és de 2 gxf5 exf5 3 Rupturas características.
@ xa7, sencillamente 3 ... g4 4 a4 f4 5 a5
Adams-Lutz
g3) 2 . .. e5 3 a4 e4 4 @b6 fxg4 (4 ... f4! ? -+)
Wijk aan Zee 1995
5 a5 g3 ! 6 fxg3 e3 7 a6 e2 8 a7 el 'i!t' 9 aB'iV
'it'b4+ 10 @c7 'i!i'd6+!, pasando a un senci­
llo final de peones, fácilmente ganado.
En la partida, las negras decidieron
"presionar" al rey blanco.
1
-· @d6? 2 @xa7 'ii;>c6 , pero ahora si­
guió 3 @ b8! ! f.5 4 a4 fxg4 (o bien 4 . . . f4
5 a5 @b5 6 c;t>b7! @ xa5 7 @c6 ! ) 5 a.5 !it>b.5
6 @ b7! (la típica maniobra de Réti) 6 ...
@ xa.5 7 @ c6 ..ti>b4 8 @ d6 @ c4 9 @ xe6
@d3, con tablas.

Ostenstad - Kuzmin
Biel 1990 lh5??
Lo correcto era 1 bxa4 bxa4 2 g4 ! g6
3 gxf5 gxf5 4 c;!;>d3 ! h5 5 c3 ! @c5 6 c4 e4+
7 fxe4 fxe4 8 'ifoixe4 @ xc4 9 'ifoie 3 @ b3
10 @d3 @ xa3 11 @c3, con tablas.
1 b4 !, y las blancas se rindieron.
•••

Omisión de recursos defensivos


basados en el ahogado

Hellers - Eingom
Debrecen 1992

A las negras sólo les restaba encontrar


la jugada ganadora: 1 ... ..ti>e3! 2 @ c4 @ d2
3 @b5 c;l;>c3 4 @xb6 @b4, con un final típi­
co, pero lo que siguió fue 1 'ifoid.5?? , y
•••

después de 2 c;l;>d3 !, el resultado es tablas.

/J
FINALES DE PEONES 13

Este final se gana fácilmente con 1 . .. (si 8 .. . f5 9 f4 g4 10 e5) 9 h4! @ e6 10 f4,


l:txa4 2 ..ixf6 (2 c6 fxe5 3 c7 l:td4+! 4 @ c5 con tablas.
l::t dl) 2 ... J:h2 3 c6 l:txg2 4 c7 l:tc2. 1 ... @d52b4?
Hellers, sin embargo, vio que en el fi­ Otro avance incorrecto. Era necesario
nal de peones podía forzar la ganancia de jugar 2 e4+ @ d6 3 @ e 3! (3 @ d4? e5+ 4
un peón negro, y decidió que eso era sufi­ fxe5 fxe5+ 5 @ d3 @e6 6 @ c3 h5 , con la
ciente. amenaza ... g5-+) 3 ... e5 4 f5 ! gxf5 5 exf5
1 ... l:!. xc5+? 2 @ xc5 fxe5 3 @ d5 @ g6 @ d5 6 @d3 a4 7 bxa4 bxa4 8 h5 h6 9 @c3
4 @xe5 @g5 5 @e4 h5 6 @ e5 @h4! 7 @ xf4. e4 10 fxe4+ @ xe4 11 @ b4 y, aunque las
Tablas. negras tienen un peón extra en el final de
¡El rey blanco está ahogado! damas, las blancas tienen posibilidades de
tablas.
2 axb4 3 axb4
•••

Avances de peón erróneos

Éste es, sin duda, un gran error en finales


de peones.

Karpov - Kasparov
Las Palmas 1996

3 ... b6?
Ahora son las negras quienes se equi­
vocan. Después de 3 . . . e5! 4 e 4+ @ e6 5
@ e3 @ d6 ! (5 ... @ f7? 6 f5 ! ) 6 f5 (si 6
=

fxe5+, e ntonces 6 . . . fxe5 7 ct>f2 @e6 8


@ g2 c;!;if6 9 @g3 h6, y Zugzwang) 6 ... gxf5
16 7 exf5 <iiiid5 8 @d3 h5 9 @e3 @ c4 10 @ e4
@ xb4 1 1 @ d5 @c3 12 c;!;ie6 b4 13 @ xf6 b3
l h4? 1 4 @ g7 b2 15 f6 bl 'fi' 16 f7 'iVb7 17 @ g8
Es tremendamente peligroso avanzar 'l!Vxf3, las negras ganan.
el peón "equivocado". Lo preciso era 1 4 e4+ @ d6 5 @ e3 e5 6 fxe5+ fx e5
@ c3 <;td5 2 @ d3 h5 3 b4! axb4 (3 ... a4 4 7 @f2 @e6 8 @ g2!
e 4+ @ d6 5 h4 e5 6 @ e3 exf4+ 7 @ xf4 Era floj o 8 @ g3 @ f6 9 @ g4 h5+ 10
@ e6 8 it>e3 g5 9 f4 ) 4 axb4 e5 5 e4+ @e6
= @g3 g5, y las negras ganan, mientras que
6 @ e3 exf4+ 7 @ xf4 g5+ (si 7 ... h4, enton­ ahora, a 8 ... @f6 sigue 9 @g3 h5 10 f4, y
ces 8 @e3, con la amenaza f4) 8 @e3 @e5 tablas.
14 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Matlak Ze shkov sky


- 6 @dS??
...

Lubniewice 1995 Lo correcto era forzar el avance e2-e3


con 6 ... @e4! 7 e3 @d5 8 �e2 @c5! 9
�d2 Wd6!, de modo que, tras 10 @d3
�dS •

• • • •
• • • •
• • •

••• ,.
18 • • e •
• •�e •
l f4 ??
Cualquier otra jugada ganaba. Lo más
• • • •
sencillo es 1 c¡f¡lh4 @f4 2 @h5 we3 3 ciig6 • • • • 20

c;!;>xe2 4 f4 c¡f¡le3 5 f5.


1 - 'Ot;>e4 2 ciig4 cii d4 ! .. .les correspondiese jugar a las blancas,
Las blancas sólo contaban con 2 ... pues si las negras juegan, están perdidas,
q¡.e3 3 ciif5, ganando, pero ahora a 3 � f5 porque están obligadas a permitir la entra­
sigue 3 ... c;foie3!, y cuando las blancas jue­ da del rey blanco en e5, y ...wc5 pierde,
guen, ¡la posición es tablas! después de e4.
3 c;foibS q¡.e4! 7 c;foie3 @ c4 8 �d2 @d4 9 e3 + @ c4
Las negras de nuevo se abstienen de 3 10 @c2!, y las negras se rindieron, puesto
... <&ie3?, debido a que, con 4 f5, las blan­ que las blancas consiguen la posición men­
cas ganan. cionada, correspondiéndoles jugar a las
4 wg4 c;foid4 s cJ>if3 f5 6 @f2 negras .

• • •
• • • •
• •
••••
. •., .
• D . •
B .
• .•• ••
-
- ·

- ��=
- · 19
FINALES DE PEONES 15

Drasko - Vratonjic 4 @ d6 5 @ d3 @cS 6 @c3 h5 7 @ b3


•••

Ulcinj 1997 h4 (-+) 8 @ c3 h3 9 'it;>b3 a610 a5


La evaluación de la posición no cambia
con 10 @c3 a5-+ .
10 ... bxaS 11 @ a4 @ x c4 12 @ xa5 @ d4
13 @ x a6 @e4 14 @b5 @ xf5, y las blancas
se rindieron.

Sulipa - Gricak
Lvov 199S

1 ... f5!
Un formi d able recurso defensivo,
aunque también era posible sostener la
posición con una sencilla defensa. Por
ej emplo : 1 ... @ e6 2 @ e4 (la evaluación
no cambia con 2 f4 fS 3 gS hS =) 2 ... fS +
(j ugada única) 3 gxfS + @ d6 4 f6 @ cS
S @ e S aS 6 a4 c;tc 6 ! =;o b i e n 2 c S
bxcS+ (pierde 2 . . . b S 3 f4 a S 4 h4, segui­
do de S h5 y 6 gS ! +-) 3 q¡.xcS fS 4 gxfS+ Un final de peones muy difícil de eva­
@ xfS S r;i;>bS c¡f¡>f4 6 @ a6 @ f3 7 <l;xa7 luar. Para lograr la victoria, las negras tie­
@ xf2 =. nen que resolver el problema del flanco de
2 gxf5 f6! 3 a4? dama, donde su oponente cuenta con un
Las blancas pierden el hilo de la parti­ peón pasado. Esto se consigue con 1 .. .
da, al comenzar a jugar en su flanco débil. @ d7 ! 2 h4 @ c7 3 � f3 'i!ic8 4 @ e4 @ b7
Deberían reconciliarse con el hecho de 5 <l;f3 a6 -+. Sin embargo, en la partida si­
que la posición es tablas después de 3 h4 guió :
@c6 4 hS @ d6 S </;d3 @c5 6 @c3 a6 7 a4 1 ... g5? 2 @f3 @ d5 3 c6@ d6 4 @e4??
aS 8 f3 =. El error decisivo. La pérdida de un
3 ... @ c64 f4?? tiempo en un final de peones tiene una im­
Un error muy grave. Sin necesidad al­ portancia mucho mayor que en otros fina­
guna, las blancas conceden a su oponente les. Las blancas debían haber explotado
la posibilidad de explotar el tumo de jue­ inmediatamente el error de su rival, rom­
go, devolviendo a las blancas la jugada, en piendo la cadena de peones de esta forma:
una posición de Zugzwang mutuo. Aún 4 h4! gxh4 S r;i;>g4 a6 6 bxa6 @ xc6 7 @ xh4
no era tarde para hacer tablas: 4 h4 hS @b6 8 @ g4 @xa6 9 h4 +-.
S @d3 @c5 6 @c3 a6 7 f3 as 8 f4. 4 .•• a6 5 bxa6 @ x c6 6 @f3 @b6 7 h4
16 ESTRAl EG IA GANADORA EN EL FINAL

gxh4 8 @g4 @ xa6 9 @xh4 @b6 10 <;f;> g4 Una jugada dudosa. Mejor es 2 ... aS!
@c6 ll h4 @d6. Las blancas se rindieron. (omitida por los autores) 3 'itif3 (o bien
3 @e2 'it;ie4 4 fS @eS) 3 ... lt;>c4 4 @e2
En su primer libro sobre finales los au­ �cS (pero no 4 ... @dS? S 'it>d.3 <;f;>cS 6 g5
tores cometieron varias imprecisiones, co­ hxgS 7 fxgS @dS 8 g6 +-) S lt;>d3 (S @d2
rregidas por el gran maestro Alexei Kuz­ <;f;>d6 6 'it>c2 'it>e6 7 'it>b3 'it>d5 =)S ... 'it>d5
min. 6 fS <;f;>eS 7 <;f;>c4 lt;>e4 8 f6 d3 9 'it>c3 'Ot>e3
10 f7 d2 11 f81!V dl 'ir 12 Wxh6+ wf3, y
en el final de damas resultante, las ne­
Kupreichik - Mijalcbishin gras consiguen tablas sin mayores pro­
Lvov 1988 blemas.
3 f5 'it>e5 4 'it>e2?
Es mucho más fuerte 4 aS, pero los au­
• • tores asumieron, erróneamente, que gana­
• • ba con facilidad, indicando la variante 4 ...
@dS (4 ... hS? S gxhS @xfS 6 lt;>e2 lt;>g5 7
•• • 'it>d.3, con la amenaza it>xd4-c5-b6xa6-b7
• • +-) S ..ti>e2 @eS(?)6 Wd.3 <;f;>d5 7 f6 <;f;>e6 8
B8B @xd4 wxf6 9 @cS lf;>gS 10 wb6 'it>xg4 11
<;f;>xa6 hS 12 'it>b6 h4 13 a6, etc. Mucho más
• • tenaz, en opinión de A. Kuzmin, era S ...
• • • • @d6 6 @d3 (6 <if¡¡ d2 @dS 7 @c2 @d6 8
@b3 q¡,dS ) 6 ... @es 7 <;f;>c4 <;f;¡e4 8 f6 d3
�-·-·-· ----'=="'-·
=

__,23 9 <;f;>c3 'it>e3 10 f7 d2 11 f81i' dl 'W 12 1Wxh6+


@f3.
1 ••• ct>d5
En Winning Endgam.e Techni.que, cali­
ficamos esta jugada con un signo de inte­ • • • •
rrogación, señalando un camino "directo"
hacia las tablas: 1 ... @f6 2 @f2 wa6 3 wf3
• • • •
hS 4 gxhS+ @xhS S @e4 @g4 6 fS @gS 7 ,. • • fl
'it>xd4 'it>xf5 8 wcS @eS 9 <if¡¡b6 @d6, etc. e • • •
B B B8B
Sin embargo, se nos escapó una sutileza,
sobre la que A. Kuzmin llamó nuestra
atención: 3 fS+! (3 @e2 h5 4 f5+ @h6 ) 3 = • = •••
'it>gS? (3 ... @f6, regresando a la varian­ .
� .
- - ..
-
-
···

te básica) 4 @ e2 hS S f6! @xf6 6 gxhS


@gS 7 'it>d3 @xhS 8 @xd4 �gS 9 wcS .__-�-
_�_--'R-
,___11! � -'u
�_._-"R='--
'itiffi 10 'Ot>b6 rj;e711 'it>xa6 @d712 q¡,b7 +-.
� sí �ues, la ten �ativa de las negras por En este final de damas las blancas tie­
s1mphficar la posición de inmediato no da nen algunas posibilidades de victoria, pero
resultado. probablemente sea tablas con una correc­
2 <;f¡lf2 @e4 ta de fe n sa . Por ejemplo: 13 gS 'irel+
FI NALES DE PEO N E S 17

14 @c4 @g4, y no es fácil para las blancas a5 6 eS @ d5 7 fS ! @ xeS 8 @ x c4 @ xf5


mejorar su posición. 9 @bS +-. Pero la variante deja una extra­
4 h5?
••• ña impresión. Veamos, en primer lugar, la
Es mejor 4 . . . aS ! (con la amenaza 5 posición final.
'it> d3 <;t>dS 6 f6 @ e6) 5 c;l;>f3 @ d5 6 @ f4
@c4 7 f6 d3 8 f7 d2 9 fB'i' dl 'tW=.

5 g x h 5 @ xf5 6 @ d3 @ g5 7 c;l;>xd4
@ xh5 8 �c5. Las negras se rindieron.
Ahora está claro que lo mejor era la in­
mediata 1 ... a5! 2 'i!iif2 @d5 3 @f3 �c4 4
@e2 q¡, c3 5 q¡,dl 'it>c4 6 @d2 @c5 7 @c2
@c4 8 f5 @d5 , con tablas, puesto que a 1
... @d5 podría seguir 2 a5 ! (y lo mismo, en
caso de 1 ... @ f6 2 @f2 ! q¡,g6 3 fS+ q¡, f6 !
4 a5 !).

26

Vaganian -Portisch
Tilburg 1992 Después de 9 ... @e6 (9 ... q¡,g6 ! ? ) 10
q¡,xaS fS, no son las negras, sino las blan­
cas quienes deben pensar en salvar la par­
tida: 1 1 • b6 ( 1 1 @ b4 f4 12 as fxg3 1 3
hxg3 @ d6 -+ ; 1 1 @bS f4 12 gxf4 h4 13 a5
g3 14 hxg3 h3 ! -+ ) 11 ... f4 12 a5 fxg3 1S a7
g2 16 a8 'i' gl 1i', con un final de damas
teóricamente ganado.
En segundo lugar, después de 2 ... gS,
las blancas también pueden ganar directa­
mente con 3 fxg5 hxgS 4 a3 f6 S a4 a5 6 h3
@d6 7 @ xc4 @eS 8 @bS @ xe4 9 @xaS.
En tercer lugar, a 1 �d2 la respuesta
correcta es 1 . .. gS, con idea de que si 2 g3
�3 @d@c5 4 a3 h5 S �a5 6�@d5 7
A. Kuzmin también llamó nuestra @d2 (las blancas, por supuesto, no están
atención sobre el final del diagrama 25, obligadas a entregar el peón con 7 fS?) 7 ...
cuyo minucioso análisis transcribimos a @ d4 8 q¡,c2, llegando al puerto de las ta­
continuación; blas."
"Los autores evaluaron este final como Sólo queda por ver cómo terminó esta
favorable a las blancas, indicando 1 @ d2 partida (comentan los autores del libro) .
@ es (? -A.K.) 2 @c3 g5 (2 ... @b5 3 g3 g6 l h4? @ c5?
4 h3 h5 S g4 h4 6 gS @c5 7 a3 @bS 8 @d4 Después de 1 . . . hS ! , las blancas no
@ a4 9 @ xc4 @xa3 10 fS aS 1 1 fxg6 fxg6 pueden crear un peón pasado: 2 q¡, d2
12 e5 +-) 3 g3 (?-A.K.) 3 ... g4 4 a3 hS S a4 @ es 3 q¡,c3 @bS 4 a3 q¡,cs S a4 aS 6 g3 g6
18 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FI NAL

7 e5 ..t>dS 8 @d2 @d4 9 @ c2 c3 10 @dl Beliav sky - Sv esbnikov


@d3-+. Novi Sad 1979
2 hS f6?
Facilitándole a su oponente la creación
de un peón pasado. Era mejor 2 ... @ d4
3 e5 @c3 4 f5 @ b2 5 e6 fx e6 6 fxe6 c3
7 e7 c2 8 e8'iV el 'ilf +.
3 � e3 a5?
Una vez más, después de 3 . . c3 4 @d3
.

c2 5 @xc2 @d4 6 @b3 @xe4 7 ..t>a4 @ xf4


8 �a5 ..t>g3 9 'iti>xa6 f5 10 a4 @g2, las ne­
gras quedan con el mejor final de damas.
4 a3 a4 5 e S ! fxeS 6 fxeS ..t>dS 7 e6
@xe6 8 <;tid4. Las negras se rindieron.

Técnica deficiente en la transición al ¿Cómo es posible perder aquí? Muy


final de peones sencillo: pasando a un final de peones.
1 'iVe2?? . Con 1 @f3 era tablas. 1 ...

Es sorprendente, pero cierto que los gran­ @ c3 ! . Tomar en e2 conduce a tablas. 2


des maestros actuales experimentan gran­ @fl •xe2+ 3 @xe2 @c2, y las blancas tu­
des dificultade s para pasar a un final de vieron que rendirs e , puesto que el rey
peones. Hay dos factores que contribuyen enemigo capturará el peón de g3 y cuando
a ello: un mal conocimiento de la técnica el blanco llegue a g6, las negras juegan
juego en estos finales y la incapacidad pa­ ... @g4 ! , situando a las blancas en Zugz­
ra trasladar la evaluación y el juego de los wang.
finales complejos a los métodos típicos de
los finales de p eones.
Se trata de un importante problema, Kramnik - Lautier
incluso para destacados grandes maestros, Belgrado 1995
del que los autores, por supuesto, no se
excluyen.

2H
FI NALES DE PEO N E S 19

Las negras deben pasar a un final de 011- Benjamin


peones, pero la forma correcta de hacerlo Nueva York 1995
es 1 .. l::ta4 ! 2 a3, cuando este peón de a3
.

les permite a las negras crear un peón pa­


sado más rápidamente. Pero en la partida
siguió ...
1••• J:l.xd4 + 2 J:ld3 J:l.xd3 + 3 @ xd3 f6
4 c;tc4 a6 S fS!
Es preciso abrir un camino para el rey,
pues de no ser así la marcha del peón de
h2 no llegará a ninguna parte.
S i;t>d6 6 fxe6 @ x e6 7 �d4 'if;>fS
•••

8 @dS @gS 9 �e6! fS10 e3 @ g4 11 h3 +!


@ gS 12 h4 +! @g6 13 hS+ <t>gS 14 h6 Wg6
15 h7 @xh7 16 @xfS @ g7 17 @e6 . Las ne­ JO

gras se rindieron.
Ninguno de los bandos puede perder
el final de torres. Pero las blancas tratan
Adams - Lautier de ganar el final de peones.
Tilburg 1996 1 l:!. d4 ? : xd4 2 cxd4 wg6 3 'if;>f3@ fS
4 @ e3 'if;>e6 5 @e4 fS+ 6 @f4 gS+ 7 'it;>e3
@ dS 8 f3�c4 9 b3 + �dS! 10 h3 hS, y 011

�•
� •� • tuvo que rendirse, pues a 11 'if;>d3 seguiría

.. • •� • 11 ... g4 .

.. • • •• Sin embargo, no debemos pensar que

.. • •.t:t• i
los grandes maestros del pasado jugaban
mejor en situaciones análogas.
8.8 @• •
8 • .8 Flohr- Vidmar
Nottingham 1936
• • • •
• • • � •
� 29

Las blancas tienen un peón de ventaja


y pueden ganar a placer. ¿A placer? En la
partida siguió...
1 h4 ? J:l.e6 + , y ahora resulta que el fi­
nal de peones, incluso con el peón extra,
es tablas. 2 1:%.eS ct>f6 3 l:%.xe6 + @ xe6
4 @ d4 @d6 S 'if;>e3 @ c7 6 b4 cxb4 + 7 @xb4
@ c6 , y tablas.
Lo correcto era l cS!,o l J:l.bS. JI
20 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

1 lbc6?
... 13 @f4 h614 h4 ! @e615@g4.J:laS16 h5
Después de la natural 1 ... riJe7, las ne­ g5
gras tenían todos los motivos del mundo O bien 16 ... g xh5+ 17 @xh5 l:tg8
para defenderse en este peón ligeramente 18 g4+-.
inferior, con su peón central aislado. 17 g3 .l:!.a718@f3
2 lb xc6 l:lc8 3 l:lcS? Ahora el rey se traslada al otro flanco.
Ambos contrincantes "resbalan'', co­ 18 ••• l:taS 19 @e4 :ta7 20 l:le5+ !
mentó Alekhine en su día. Después de 3 Aquí las negras tenían que elegir en-
�e2 :t xc6 4 l:l xc6 bxc6 5 b4! r/;;e7 6 @d3 tre permitir que la torre llegue a e8 o el
@d6 7 @d4, las blancas tienen una posi­ rey a f5.
ción ganada. 20- r/;;d6 21.l:!.e8cS22 l:t dS+@c6
3 ... bxc6 ? Después de 22 ...@c7 23 :th8, es hora
Pero aquí las negras no explotaron su de rendirse.
oportunidad. Era mejor 3 ... :txc6 4 l:lxc6 23 l:lc8+ @b6 24 l:txcS Las negras se
.

(después de 4 :txd5 :tc2, su activa torre rindieron.


compensa a las negras de la pérdida de un
peón) 4 ... bxc6 5 b4 riJe7 6 @e2 @d6 También se da el caso de transiciones
7 @ d.3 c5 8 bxc5+ @xc5 9 @c3 a5, llegan­ respaldadas por espléndidos cálculos.
do a una posición igualada.
4 �el riJe7 5@d3 c;Pd6 6 l:l.a5 :tas
7@ dHS 8 b4 l:lbS 9 a3 :tas Cruz - Seirawan
Moscú 1994

•• •
� •112. •�
(,,,�
·.!
;;:·�
• . ... •112. • • •
,. , . . , .� •� • • i
• ., •
v.
r�
�� . , .!ti! , .
• •112. •!ti!
11!

.�o = • • �

í>� • D.. 8•
f�

• 8. . , .
m. • • D.
�-�

•112. • •8H
� B 11!

:• • H D.

� ···�

�� • • • �
• • • •

�• . :.7. 32
33

10 e4!
C:i:i jugada que parece ilógica, pero 1. :ta5+ !
..

las ne-�ras sólo tienen una debilidad en a6, La mejor solución, ya que tras 1 ...
Y las t-l:\ncas cambian su peón débil de e3, l:l. h5 2 riJb4 l:l. xh2 3 c5, las blancas tienen
activan �u rey y su torre en la quinta fila y una compensación importante por el
luegl'• jo.,· disponen a crear más debilidades peón.
en el �1anco de rey enemigo. 2 @b3 l:txa2 3 @xa2 @d6 4 'it'b3 c;t;>cS
10 f xe4 11 fxe4 d x e4 U <it>xe4 l:la7
•..
5@c3e5
FINALES DE PEONES 21

A primera vista parece que las blancas 7 - @b3 8 exf4 exf4 9 @e4 @c2 10 <;f;>fS
tienen ventaja, debido al peón pasado, pe­ @ d3 1 1 i;PxgS @ e3 12 <;f;>h4 ,.Pxf3 13 gS
ro el factor más importante en este final es ,.Pe2. Tablas.
la cadena de peones blancos, paralizados,
en el flanco de rey.
6 @d3 f5 7 @c3 e4 8 @b3 h6! 9 @c3 h5 G. Kuzmin - Petrosian
10 @b3f4! Moscú 1979
Ahora sigue una típica y bien calculada
ruptura.
11 gxf4 e3! 12 fxe3 h4 13 f5 @d6!
Esto es lo que había que prever, pues
hubiera sido malo 13 ... g3?, por 14 hxg3
hxg3 15 f6 @d6 16 c5+.
14 c;tb4 @ es 15 c5 � xfS 16 c6 @ e6
17 @c5 g3 18 hxg3 h3!
De nuevo típico, pero ahora decisivo.
19 @b6 h2 20 c7 'itd7
Las blancas se rindieron.

Anastasian Romanishin
-

Moscú 1994 l c5!


La transición a un final de peones e s
forz a d a , y a que después d e 1 . .. b xc5
2 @d3 y 3 c;i¡lc4, las negras están mal.
1... l:l x cS 2 l:l x cS b x cS 3 <;f;> d3 eS
4 <;f;>c4 fS 5 'itxc5 hS 6 b4 axb4 7 'il;> xb4 f4
8 a5 e4 9 @c3 e3 10 <;f;>d3! , y las negras se
rindieron.

En la siguiente partida, las negras no


tomaron en consideración una idea análo­
ga al pasar a un final de peone s...

1 � c3! 2 Axc3 dxc3 3 a4 @b4 4 aS


•••

'íti>xa5 S 'itxc3 c;tbS 6 'il;>d3 'i&i>b4!


¡Las negras re sponden al rodeo del rey
blanco con el suyo propio!
7 e3
O bien 7 @ e4 @ c3 8 @ xe5 @ d2, al­
canzando a los peone s blancos.
22 ESTRATEG IA GANADORA EN E L FINAL

Finkel - Mijalchishin Ivanchuk - Kasimdzhanov


Belgrado 1998 Elistá 1998

36 .l7

Las negras ganaban fácilmente con 1 ... Aqui ganaba, sencillamente, 1 l:l.d7.
@e5! 2 l:l.c3 l:c7 y 3 ... @d5, pero quisie­ Pero Ivanchuk se decidió por el final de
ron coger el toro rápidamente por los peones.
cuernos y jugaron: 1 l:f. xe6 'it'xe6 2 'W'x e 6 fxe6 3 l:I. xf8+
1- @dS?? @xf8 4 @g2, y de pronto
A las blancas les asustó el final de peo­ 4 ••. a5! !
nes, y después de... La única jugada salvadora. No servía 4
2 @f4 l:f.c7 ... @e7 5 @f3 @d7 6 @f4 @c6 7 @g5 @d5
... podrían haberse rendido tranquila­ 8 @f6 a5, debido a 9 b3!, y las blancas ga­
mente. nan.
Sin embargo, después de 2 l:I. dl + @c6 S @ f3 @í1 6 'itii e4
3 l:txd7 r;ftxd7 4 @d3! @c6 (4 ... @e6 5 Nada se conseguía con 6 @f4, por 6 ...
@d4 no cambia prácticamente nada) 5 a4! 7 g4 hxg4 8 @xg4 @g8!!, ganando la
@d4 a6 (con 5 ... f4 6 @e4 @xc5 7 @xf4 oposición distante. Si 6 b3, entonces 6 ...
@b4 8 @e5 @ a3 9 @f6 @xa2 10 @g7 g5 7 'itó>e3 @g6 8 @e4 @h6 9 @d4 @g6
@bl 11 h4! a512 h5, se llega a un final con 10 @c5 @f5 11 hxg5 @xg5, con tablas.
un peón de ventaja para las blancas; por 6-g57 @d4 @g6 !
consiguiente, las negras deben jugar 7 ... Procede mencionar que era erróneo el
@d5 8 @e3 @e5 9 h4! a6 10 a3, con ta­ cambio en h4. Por ejemplo: 7 ... gxh4? 8
blas) 6 a3! (no es bueno 6 @c4, por 6 ... gxh4 @g6 9 'it;e4 a410 'it;>f4 @h6 11 @e3
f4!, y el rey blanco no llega a g7, y tras una @g6 12 @e4!, triangulando, y las negras
captura en a3, el rey de c3 no puede hacer están obligadas a desplazar su rey a h6, lo
nada, puesto que las negras tendrán un que les da a las blancas Ja oportunidad de
tiempo, después de ... a5; h4 @a2; @ c2 penetrar por f4.
a3!) 6 ... a5 7 @c4 f4 8 @d4 f3 9 @e3 @xcS 8 @cS gxh4 9 gxh4 @fS 10 @bS 'it;>xeS
10 @xf3@c4. 11 @xaS @d4 , y las blancas debieron re­
signarse a unas tablas.
FINALES DE PEO N E S 23

Finales de peones en la carrera de las blancas en el flanco de rey. Fischer


creativa de Robert Fischer siguió jugando a ganar.
l a4?
Cada gran campeón tiene, además de su En principio, un grave error, aunque el
propio estilo, sus propios métodos de jue­ plan de las blancas es comprensible: quie­
go en diversas fases de la partida. ren situar un peón en a5 y, mediante el sa­
Así, pueden detectarse en sus actua­ crificio de otro en el ala de rey, penetrar con
ciones d iversas estructuras conforme a su monarca y ganar el peón negro de a6. Sin
su gusto, y los correspondientes trata­ embargo, esta posición no puede ganarse.
m i e n t o s , también según s u gusto. La Edmar Mednis, en su libro How to beat
transición a un final de peones es uno de Bobby Fischer', evaluó la posición como
los instrumentos para la materialización tablas, y no criticó la jugada de la partida.
de una ventaj a o un posible método de­ No obstante, las blancas disponían de un
fensivo. En el caso de Fischer, este tipo camino hacia la victoria, que parte del avan­
de finales se encuentran con mayor fre­ ce 1 g4 ! . En tal caso, las negras podrían
cuencia que en la práctica de cualquier optar por las continuaciones siguientes:
otro campeón, y los autores estaban inte­ a) 1 ... c;f;;id6 2 f5 gxf5 3 o;tixf5 c4 4 bxc4
resados en examinar cómo jugaba en ta­ b xc4 5 c;te4 c3 6 'itid3 'ili>e5 7 c;txc3 <it>f4
les ocasiones el gran Fischer. Los ejem­ 8 *b4 c;txg4 9 @ a5 c;Pf5 1 0 <;ft>xa6 'ili>e6
p l o s que s i g u e n m u e s t r a n un a m p l i o 11 a4, y las blancas ganan.
espectro cualitativo. b) 1 ... c;f;;id 6 2 f5 g5 3 a4! 'itc6 (3 . . . b4
4 a5 @c6 5 f6 +-) 4 axb5+ axb5 5 c;t>e5 +-.
Fischer - Letelier c) 1 .. a5 2 a4 b4 3 c;t>d3! (¿por qué no
.

Mar del Plata 1959 3 f5+ gxf5 4 gxf5+ @d6 5 f6? Debido a 6 ...
c4! 7 bxc4 @e6 ! , y por tiempo indefinido
las blancas deberán pensar en salvarse)
3 ... c;f;;id 5

Está claro que las blancas tienen el me­


jor rey, pero la estructura as imétrica les
concede a las negras la p o s ib il idad de
crear un peón pasado en el flanco de da­ ' Cómo vencer a Bobby Fischer, no traducido al cas­
ma, respondiendo as í a la correspondiente tellano. N.d.T.
24 ESTRATEGIA GANADORA EN El FINAL

4 gS! c;Pe6 5 Wc4 'iPfS 6 @xcS @xf4 parece sencillo, es difícil, por cuanto en
7 @bS @xgS 8 @xaS @f4 9 'il;>xb4 g5 10 aS, la transición al mismo los jugadores de­
y las blancas alcanzan un final de damas ben calcular los cambios que se produ­
con un peón b, con muchas posibilidades cen en la posición, en relación con otros
de ganar. Esta variante fue descubierta aspectos del final antes existente en el
por A. Beliavsky. Pero volvamos a la par­ tablero.
tida. He aquí otro ejemplo.
1 -�d62 fS??
Me dnis n o comentó este avance.
Fischer, por lo visto, vio que como resulta­ Gligoric - .F"JScher
do de la correcta 2 g3 @e6 3 a5 @d6 4 g4 Belgrado 1959, Candidatos
<;t. e6 5 fS+ gxfS 6 gxfS @f6 7 c;P dS c4
8 bxc4 bxc4 9 @xc4 @xfS, el rey negro re­
trocede rápidamente a c8.
2 - gxfS+ 3 @xfS

41

En esta posición llevaba a tablas 1 . . .


l:l.hS! 2 .l:tcS l:l.xcS y, sea cual fuere la for­
ma en que retomen las blancas, sigue 3 .. .
@c8, con empate. Pero Fischer jugó erró­
3 ... c;PdS? neamente
(!) según Mednis. ¿Por qué no 3 ... c4!, 1 ••• l:l.h8?2 c;t.xb5?
y las blancas deben rendirse en el acto? Ahora, al pasar a un final de peones,
4 g4 c;Pd4 5 g5? Gligoric retribuye gentilmente con un
5 axbS conduce inmediatamente a ta­ error de su parte. Ganaba 2 l:l.c7+! @d6
blas. 3 l:l.c6+ 'it>d7 4 <it;ixbS l:l b8+ 5 l:l.b6 l:l.h8
5 ... c4! 6 bxc4 b4 7 cS?? 6 l:tb7+ 'i!i>c8 7 c;t.a6 l:l.h6+ 8 @a7.
Después de 7 g6, las blancas alcanzan 2 ... l:l. b8+ 3 @ a 4 l:l.a8+ 4 @b3 J:lc8!
un final de damas ligeramente inferior, 5 l:txc8 coto>xc8 6 'it?c4 c;t. b8!
pero con posibilidades de tablas. Ahora, Gligoric no había contado en sus cálcu­
sin embargo, todo es muy sencillo. los previos que las blancas no podrían
7 ... b3 , y es hora de que las blancas se mantener la oposición. Por consiguiente,
rindan. es tablas.
El final de peones, incluso cuando
FINALES DE PEONES 25

Con el tiempo, Fischer consiguió co­ Fischer Larsen


-

rregir sus defectos y sus transiciones al fi­ Denver 1971, Candidatos


nal se hicieron impecables.

Lombardy - Físcher
Campeonato de EEUU 1960-61

Aquí las blancas ganaron fácilmente


después de
1 a4 ..t;>f8 2 .i. c3 ! .i.xc3 3 @xc3 @e7
4 @d4 @d6 S as f6 6 a6 @c6 7 a7 @b7
8 @dS h4 9 @e6. Las negras se rindieron.
Devolver la calidad para ganar u n
peón e s una conocida receta d e Capa­ También nos hemos encontrado con
blanca. incompetencia por parte de los rivales de
1 l:l xc3 + ! 2 bxc3 l:t xeS+ 3 @d2
.•• Fischer, a la hora de pasar a algunos fina­
l:t xel 4 @ xel @dS S @d2 @c4 6 hS les de peones.
b6 7 @c2 gS! 8 h6 f4 9 g4 as 10 bxaS
bxa5 11 @b2 a4 12 @a3 r;t.xc3 13 <Ji>xa4
c;t>d4 14 ..t;>b4 @e3 . Las blancas se rindie­ Fischer - Bisguier
ron. Campeonato de EEUU 1959

44
26 ESTRATE G I A GANADORA E N EL FINAL

Las negras tenían que sufrir un poco cierto es que es todo lo contrario, como
en el final de torres, con 1 ... l:!. g5 2 l:!.d4 atestiguan los errores analíticos cometidos
b5 3 @e2 @c5 4 <if;>f3 l:!.g8 5 @f4 l:lf8+, incluso en la Enciclopedia de finales de
con idea de penetrar en la segunda fila con ajedrez. Fischer descartó 12 c4 debido a 12
la torre. Pero Bisguier decidió pasar a un ... @c213 b4 @c314@b5 'it>d415 c5 @c3
final de peones, en el que se requería un 16 @a5 'it>c4 17 @a4 @d4 18 Wb3 @d5
juego increíblemente preciso para lograr 19 'it;ic3 b6!, con tablas.
tablas. U ·-@ d3 13 c4@d2 14 @ a4
1... .l:ld5?! 2 c;t>e2 .l:lxd2+ No sirve de mucho 14 c5 ct>d3 15 @b4
No sirve de nada 2 ... b5 3 l:!. xd5 @xc5 @d4 16 @b5 @d317 @a5 'ibc4!.
4@e3 a55 g5 b4 6 g6 @e6 7 @d4 +-. 14 ••• @ c215 'itia3 !
3 c;t>xd2 @ d5 4 @ e3 @ es 5 @ f3! De nuevo, 15 b4 y tablas, como antes
Fischer "espera" que se produzca el se ha indicado.
debilitamiento de la estructura de peones 15 ·- @d3 16 @ b3 b6?
negros. No puede ganarse con 5 g5 @f5 Es incomprensible por qué Bisguier no
6 Wd4 rj¡>xg5 7 @xc4@f6, etc. le dio a Fischer la posibilidad de que de­
5... aS mostrase cómo se ganaba tras 16 ... @d2.
Si 5 ... @f6 6 @f4 @g6 7 o;Pe5 @g5, las 17 @ b4 'itic2 18 c;t>a3
blancas no van a por el peón de c4, sino Está claro que no 18 @b5?, debido a
por el de b7: 8 @d6! @xg4 9 @c7 @f3 18 ... @b3 !, pero en la Enciclopedia de fi­
10 c;t>xb7 c.!;ie2 11@xa7 @d3 12 @b6 @c2 nales de a jedrez se indica la variante 18
13 @c5, y ganan. b3?@b219@a4@c3 20 @a3@d3 21@b2
6 @ e3 a4 @d4 22 @c2 b5! =.

Si 6 ... b5, se gana con 7 g5 b4 8 g6@f6 18... @d3 19 @ b3 @d2


9@d4. Si 19 ... @d4, 20 @b4 gana.
7 gS ct>fS 8 @ d4 @x gS 9 ..tiixc4 @f4 20@a4!
10 rj¡>b4 @ e3 11 @xa4 @d2 ¡Por fin!
20 . @ c2
_

20 ...@d3 21@bS +-.


21 b4 . Las negras se rindieron.

u rj¡>b3
La posición parece muy simple, pero lo
FI NALES DE PEONES 27

Rossolimo Fischer
- La Enciclopedia recomienda 2 b3! a3
Campeonato de EEUU 1962-63 3 h3 b4 4 h4, y ahora las negras deben ju­
gar 4 . d5 5 exd5 c;t>xd5 6 @cl3 @c5 7 @e4
. .

@d6, con tablas.


2 -. a3 ! ?
La última tentativa.
3 bxa3 @ c3 4 a4! bxa4 5 � e3 @ b2
6 c;t>d2 �xa2 7 @c2 a3 8 h3. Tablas.

Algunas conclusiones

En la primera fase de su carrera, Robert


Fischer tenía problemas técnicos al j u­
gar los finales de peones, en particular,
en la fase de transición a los mismos. Pe­
Las negras tienen el rey más activo, pe­ ro al comienzo de los sesenta ya había
ro el peón de g5 paraliza el flanco de rey conseguido erradicar ese defecto, y dej ó
de negro, y no es posible ganar. de t e n e r l a s dificultades técnicas men­
1-. a4 2 c;t>e2 cionadas.
26 ESTRATEGIA GANADORA E N EL F I N AL

Finales de peones

Ejercicios

1 3
� . -
- - . - - • • •
. . • • • • •

- • .
� � •� � .t.• .t.. .t..
. ... . . . ... D D D.t.•
� • • n
u .. - u • • o�•
. -
.. . .- .
- . . . -�
. . ·�· • • = •
.
.. - . -. �
� • • • •
¿Cómo pueden las blancas ¿Qué plan deben adoptar las blancas
ganar el [mal? para materializar su ventaja?
2 4
- - - . • • • •
- - - -
. . . . ... • • • •
• • • • • • • •
·�·�· . . . ... . ... . ...
- - . - U 11 .• � u
..
n
- - -•- .

. . -�·
.

D • - rl!.
!'e. ..
• • ��n • • = •
• e �� u
.. .. . . � • " •" .�

"

rl! .

Juegan blancas. ¿Cómo evalúa ¿Cuál es la jugada correcta:


usted la posición? 1 fxg4 ó 1 . hxg4?
... ..
FI NALES DE PEONES 29

5 8

• • • •
• • • •
• • ••
• • •
•�• =�o
o • •
• • •
• • • •
¿Cómo pueden salvar el ¿Qué es lo correcto: 1 ...

final las negras? @e5 ól @g5? ...

6 9

Evalúe las consecuencias ¿Cuál es la jugada correcta:


del avance típico 1 g4 1 g4 ó 1 @f6?
... ...

7 10

• •
• • •
• • •
. ., . ,
• D .
D O • O
. • • o .
. . ·�·
¿ Deben las blancas rendirse? ¿Cuál es el modo más simple
de ganar para las blancas?
30 ESTR ATEGIA GANADORA EN EL FINAL

11

¿ Cómo ganan las blancas? ¿Pueden las blancas sostener


su posición?
12 15

¿Pueden las negras salvarse? Juegan blancas y ganan

13 16


• • •
• • • •
• • • •
. .,. .
• = � 8•
• • • •
· · · º
· · · ·
¿Qué es lo correcto: 1 ... @e6 Indique la jugada correcta
ó 1 ... @c6? para las blancas
FINALES DE PEONES 31

17 20

• • • •
. . ·�·
• • • •
• • • •
• • • •
• • •
.8. • •
• • • •
Juegan blancas y ganan ¿Cómo hacen tablas las
blancas?
18 21

• • • •
• • m1•
• • • •
• • • 8.8
• • • •
• • .8 •
• • • •
• • • •
¿Cuál es la jugada co"ecta: ¿ Qué es lo correcto: 1 ... @g7
1 ... e4, 1 ... g4ó1 ... <j;gB? ól .. �h5?
.

19 22

¿Cuál es la jugada correcta. ¿Qué es lo co"ecto: 1 .. a5 ó


.

para las negras? 1 ... axb5?


32 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

23 25

• • •
• •
• •
.,

=.·
• D
• •
Encuentre la continuación ¿Cómo deben continuar las
para las negras blancas?
24 26

D .
D
• • D
. . ., .
• • • •
. ·�· .
¿Cuál es la jugada correcta: ¿Cuál es la jugada correcta:
1c4ó1 b4? 1... @xb4ól ... @c4?
FINALES DE PEONES 33

Transición a un final de peones

Ejercicios

1 3

¿Pueden las negras pasar Trace un plan para materializar


a un final de peones? el peón de ventaja
2 4

¿Pueden las blancas pasar ¿Cómo evalúa usted el final


a un final de peones? después de 1 c5?
34 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

¿A quién favorece el final ¿Qué final deberían preferir las


de peones, después de 1 b5?
... negras: el de torres o el de peoneJ
6 9

¿ Vale la pena que las blancas eviten ¿Pueden las negras pasar a un
la transición a un final de peones? final de peones?
7 10

• • • •
• • •
• • •
• • • •
• • .t • •
• 8. • .8
• • = •
• • • •
¿Puede jugarse 1 l0d3? ¿De qué forma pueden las blanc
pasar a un final de peones?
FINALES DE PEONES 35

11 14

¿Es posible trasponer a un Halle la continuación correcta


final de peones con 1 g5?
... para las negras
u 15

Encuentre la continuación ¿Cómo pueden las blancas


correcta para las negras salvar la partida?
13 16

• • • •
••• • •
• • • •••
• • • K • .t
• • • a
• ·8·8·
8 D. 8 • � D D

• •

� • •" • � .

¿Pueden las negras pasar Halle un plan ganador para


a un fina l de peones? las negras
36 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

17 20

¿Pueden pasar las blancas ¿De qué modo pueden las


a un final de peones? negras lograr unas tablas?
18 21

Encuentre la continuación ¿ Cómo pueden Las blancas forzar


co"ecta para las negras transición a un final de peones gam
19 22

¿ Cómo deben materializar Halle la continuación correcta


las negras su peón de ventaja? para Las negras
37

Finales de caballos

Debido a su limitado radio de acción, ca­ Si los peones están situados en el cen­
ballos y peones tienen características muy tro, las piezas pueden tener un amplio ra­
definidas. Botvinnik describió estas carac­ dio de actividad. En la primera posición
teósticas muy bien, resumiéndolas en una (diagrama 95), las blancas tienen ventaj a
fórmula magistral: "Los finales de caballos posicional, debido a l a activa situación de
son finales de peones." su rey y al peón retrasado negro de b6.
Ciertamente, el método de juego en los
finales de caballos es muy similar al que se
emplea en los finales de peones. También Fedotov - Arjipov
en este caso, la ventaja de espacio, una ac­ Moscú 1978
tiva posición del rey y la estructura de peo­
nes son factores muy importantes. Otro
papel esencial lo juegan los peones pasa­
dos distantes. A menudo el motivo del
Zugzwang puede explotarse. Sin embargo,
y al margen de los principios generales que
rigen los finales de peones, el juego en los
finales de caballos se complica por la posi­
bilidad de que un caballo sea acosado y en­
cerrado por el rey contrario. Por otra par­
te, los finales de caballos con un limitado
número de peones tienen un rasgo pecu­
liar, a saber: la posibilidad de que el bando
inferior sacrifique el caballo para liquidar
los peones enemigos restantes y lograr así Sin embargo, el hecho de que el núme­
unas tablas. Esta posibilidad crea conside­ ro de peones supervivientes sea reducido
rables dificultades en la realización de una complica la tarea de las blancas.
ventaja posicional y material. Una insuficiente profundidad en el
Examinemos algunos ejemplos en los análisis de la posición puede derrotar a las
que existe una masa compacta de peones. negras prácticamente sin lucha. Sin em-
38 ESTRAT E G I A GANADORA EN EL F I N A L

bargo, el análisis demuestra que las negras en a4, surgen de pronto recursos tácticos
poseen considerables recursos defensivos, para las negras que requieren una mayor
y que para ganar las blancas tienen que atención por parte del oponente. Por
exhibir un j uego muy preciso. ejemplo: 6 ... bS 7 cxbS lüc7. Esta trampo­
Veamos el posible curso de los aconte­ sa jugada no sería posible con el caballo
cimientos. La primera parte del plan blan­ blanco en dS. Ahora, a la natural 8 tlixcS+
co consiste en crear un peón pasado y ex­ sigue 8 ... @e8!, y tablas, después de 9 b6
plotar la debilidad del peón de b6. tlidS+. Sin embargo, después de 8 lüc3 las
1 f5 exf5 2 lüxfS lüd4 3 tlid6 blancas pueden regresar a la variante prin­
Las blancas controlan minuciosamente cipal, que a continuación se examina.
la casilla bS, impidiendo el avance ... b6-b5. También es posible, por supuesto, 8 b6
Por ej emplo: 3 lü g7? @ c6 4 e6 tli xe6 tlidS+ 9@fl c4 10 e6+@c611 lüc3 ! lüxc3
5 tlixe6 bS, y los peones blancos desapare­ 12 e7, y las blancas deben ganar. Pero 7 ...
cen. Tampoco es bueno 3 lü xd4 cxd4 tlic7 no es obligatorio, y sólo se menciona
4 @fl d3 5 e6+ rJ;; c7 6 e7 d2 7 e8'if dl W, para ilustrar las posibilidades de las ne­
con tablas. Las negras, por su parte, están gras. La mejor posibilidad para el segundo
obligadas a controlar la casilla e6. Ahora, jugador radica en crear un peón pasado en
por ejemplo, 3 ... 'it;> c6, con idea de ... b6- la columna e, pues entregar el peón de b6
b5, no da resultado, debido a 4 e6! @xd6 sin objeciones conduce rápidamente a la
5 e7, y el peón no puede pararse. derrota. Así pues ...
3 tlie6 4 lü b S tlid4 5 tlic3 lüe6
••. 6 bS! 7 cxbS tlid4 8 tlic3
·-

La materialización del peón extra re­


quiere exactitud. Las esperanzas de las ne­
gras se basan en ganar el peón b y sacrifi­
car luego el caballo por el peón e. Dado
que su rey se encuentra cerca del peón "b"
enemigo, cualquier avance de este peón
debe efectuarse con una precisión abso­
luta.
La segunda parte del plan blanco se
basa en ganar el peón e, conservando sus
propios peones. Veamos si las negras pue­
den resistir con el activo avance 8 ... c4, o
con la jugada pasiva 8 ... lüe6.

6 lüd5
Completándose así la primera parte (Ver diagrama 49. )
del plan: las blancas ganan el peón de b6,
puesto que las piezas enemigas están obli­ En c4 el peón blanco apoyaba las ma­
gadas a controlar al peón pasado de es. niobras de su caballo, pero ahora las ne­
También es posible 6 tli a4. Sin embargo, gras se han quedado sin base en d4 para su
es interesante observar que, con el caballo propio caballo, que también se ve p rivado
FI NALES D E CABALLOS 39

guir tanto con 11 @f5 ltic5 12 ltid5+ <3;f7


13 b6 @e8 14 e6, como 11 ltid5+ <3;e8 (1 1
... c;t>d8 12 <J;; f7 ltic7 13 ltic3 @d7 14 b6) 1 2
c;t>f6 ltid4 13 b6.
Así pues, la conclusión es que 8 . . . c4
pierde. ¿ Qué pasaría si dej amos el peón
en c5?

(11) 8 .•• ltie6

de defensa. Esto crea un motivo para eje­


cutar la amenaza de una penetración con
el rey hacia el peón de c4, en combina­
ción con la amenaza de avance del peón
pasado.
Pero la aproximación directa del rey al
peón e no consigue su objetivo. Por ejem­
plo: 9 � g5 @ c7 10 c;t> f4 <;ti b6 1 1 c;t> e4
lüxb5, tablas.
La solución radica en originar una po­
sición de Zugzwang, en la que las negras Tampoco aquí tiene éxito el viaje del
controlen simultáneamente las casillas e6 rey blanco para ganar el peón c. Por ejem­
y f5, momento en que las blancas deben plo: 9 q¡f5 ltid4+ 10 �e4 �e6 11 b6 lüc6
entregarles el turno de juego. Esto se con­ 12 b7 � d7 y ... �c7. Por consiguiente, la
sigue con la maniobra de rey conocida co­ primera tarea de las blancas es provocar el
mo triangulación, característica de los fi­ avance del peón a c4, con idea de obtener
nales de peones y, desde luego, también la posición del diagrama 97. La directa 9
de caballos. En el caso presente, dicha ma­ lti e4 no logra su objetivo, a causa de 9 ...
niobra debe realizarse entre las casillas g6, ltic7 ! , y el caballo blanco tiene que retro­
f7 y f6. Este método también es activa­ ceder, 10 ltic3, a fin de no permitir tablas
mente explotado más adelante. en las variantes 10 lti xc5+ @ e8 ! 1 1 b6
9 q¡n ltie6 10 wg6 lüd4 ll @f6 ltid5+ y 10 b6 lüd5+. Ahora está claro que
¡El objetivo se ha logrado! Ahora, en la maniobra lüe4 es buena cuando el rey
la posición ya mostrada en el diagrama 97, está situado en f7 y no puede ser atacado
son las negras quienes juegan. de inmediato. La solución de nuevo se al­
11 ... lti e6 12 @fS lüc5 13 lLl dS lüd3 canza con la maniobra de triangulación
14 e6+ c;tld6 15 e7 @d7 16 'ifte4 del rey g6-f7-f6.
El peón de c4 está condenado. 9 @g6 'ótie7
En lugar de 10 ... lti d4, tampoco sirve Después de 9 ... ltid8, cubriendo la ca­
10 ... @e7, a lo que las blancas pueden se- silla f7 , el rey blanco se dirige hacia el
40 E STRATEG I A GANADORA EN EL FINAL

peón e: 10 @ f5 @e7 1 1 @e4 @e6 12 lL\d5, Kremenetsky Razuvaev


-

seguido de lü f4+ y @d5. Moscú 1981


La continuación 9 ... c4 10 @f5! condu­
ce a una posición que ya hemos visto al
analizar la primera variante. La continua­
ción 9 ... lLld4 10 �f7 lLle6 1 1 lbe4 se exa­
mina más adelante (véanse jugadas 1 1 -
13).
10 lLldS+ @d7
En caso de 10 ... @ e8, gana 11 b6 lL\d8
12 @f6 'it>d7 13 e6+.
11 @f7 lLI d4
Perdería de inmediato 1 1 . . . lb d8 12
@f6 lLle6 13 lüb6+.
12 lbc3 lü e6 13 lü e4 lbd8+
La posición que se produce después de
13 ... c4 14 lü c3 lbd4 15 @f6 se analiza en Las blancas tienen ventaja posicional y
el comentario a la continuación 8 . . . c4. material, pero sus posibilidades dependen
También perdería 13 ... lbd4, debido a 14 de crear un peón pasado, lo que inevita­
lb xc5+ @ c7 1 5 lb e6+. blemente va aparej ado con cambios, lo
14 @f6 c4 que les concede a las negras recursos de­
Las negras ya no pueden aferrarse a su fensivos.
peón de c5, pues en caso de 14 ... lbe6, las 1 @ e3 llJdS+ 2 @d4 lbf4 3 gS+ <it.?hS
blancas g a n a rían con 15 b6 lb d8 1 6 Parece más natural 3 . . . fxgS 4 hxgS+
lbxc5+ @c6 1 7 ri;e7. @ hS 5 @ eS @ g4, creando posibilidades
15 lLlc3 lbe6 16 @fS, y las blancas ga­ defensivas después de 6 g6 lb d3+ 7 @ e6
nan, prosiguiendo como en el análisis de lb f4+ , y t a m b i é n d e 6 f6 g x f6 7 gxf6
la variante l. lb g6+ 8 @ e6 lb f4+ 9 c;f,;i d6 @ fS 10 f7
Las dificultades a que se enfrenta el lb g6.
bando defensor con una formación de 4 lb xf6+ c;f,;i xh4
peones de flanco quedan bien ilustradas Después de 4 ... gxf6 5 gxf6, los peones
en el ejemplo que sigue. blancos son muy peligrosos.
5 llJe4 llJh3 6 f6?
Si 6 g6 <it.? hS 7 r;i? eS , las blancas con­
servan la ventaja, pero ahora las negras
pueden explotar momentáneamente su
propio recurso de tablas, vinculado a un
sacrificio de caballo para liquidar los
peones: 6 . . . lb xgS ! 7 fxg7 lb e6+ y 8 . . .
lb xg7. Sin embargo, n o captan esta posi­
bilidad.
6 ... lb f4? 7 @ e5 lb g6+ 8 rj; f5 gxf6
9 gxf6
FI NALES D E CABALLOS 41

¿Cómo puede lucharse contra el peón Averbaj en su monografía Comprehensive


de f6? Las negras no pueden permitir que Chess Endings (2.ª edición, 1980). Esta po­
avance a fl, y sin el apoyo de su rey, el ca­ sición se gana así: 18 ... @h7 19 �f8 @h6
ballo solo no podrá contenerlo. Por ejem­ 20 �g8 @g5 21 �g7 �f5 22 'üd7 'üg6 23
plo: 9 . . . ll:l f8 10 f7 � h5 1 1 ll:l c5 � h6 f7 q;g5 24 ll:le5 ll:lf4 25 �g8 'üe6 26 lüf3+
12 @ f6 1Li h7+ 13 @ e7 q; g7 14 tt'l d7. El y 27 lüd4.
traslado del caballo a este punto clave po­ Tampoco sirven 14 ... ll:lf4 (en lugar de
ne fin a la lucha, puesto que la casilla f8 es 14 ... 'i!;>g8) ni 14 ... 'üh4. Por ejemplo: 14 ...
indefendible. 'üf4 15 'üe5 ll:ld5 16 f7 'üf6+ 17 <i;e7 lüg8
Se trata de una típica maniobra de ca­ 18 q; e6 � g7 19 lü d7; o bien 14 . . . 'ü h4
ballo, con un peón a una casilla de la coro­ 15 'ü g5 + rt> h6 1 6 f7 ll:l g6 17 lü f3 � g7
nación. De modo que el caballo defensor 18 ll:l e5 lü f8 19 rt> e7 'ü h7 20 lü d7 @ h8
es obligado a adoptar una posición pasiva 21 lüf8 (21 'üf6 'üf8!) 21 ... ll:lg5 22 lüg6+.
en h8. A diferencia de la variante indicada Después de 12 ... q; h5 ! , el rey puede
después de la tercera jugada negra, las pie­ atacar al peón, en el momento preciso,
zas defensoras carecen ahora de espacio por detrás. Este método defensivo fue
para maniobrar. e x p u e s t o en e l l i b r o c i t a d o de Yuri
9 ••• tt'l h8 10 lü d6 � hS 11 @ e6 � g6 Averbaj , en las posiciones 470 y 471 . Por
ll @e7 ej emplo:
(Ver diagrama 53.) (a) 13 lüfl lüg6+ 14 �d6 (también es
insuficiente 14 � e8 , debido a 14 . . . @ g4
El rey negro tiene a su disposición dos 15 'üd6 lüe5! ) 14 ... �g4 15 tüe5+ �f5
=

casillas: h5 y h7. 16 f7 q;f6 =.

12 -. i;f;ihS (b) 13 @d7 q;g5 14 c;l;le6 @g6.


¿Por qué descartaron las negras 12 ... La partida prosiguió así:
@h7? Veamos una posible continuación: 13 i;f;i e6 � g6 14 @ e7 <;f;> hS 15 @ e6
12 ... � h7 13 ll:l f7 ll:l g6+ 14 @ e8 @ g8 @ g6 16 lüf5 @gS
15 ll:lh6+ �h7 16 ll:lg4 lüh8 17 ll:leS �g8 Se requiere una gran precisión por par­
18 <l;e7, y surge una posición conocida, ci­ te de las negras. Más sencillo era 16 . . .
tada ya por Chéron, y reproducida por @h7, con lo que las blancas n o consiguen
42 ESTRAT E G I A GANADORA EN EL FINAL

alcanzar la posición de Chéron. Por ejem­ 30 lLld2! @g4 31 lLle4 lLlf3 32 lL!f2+ 'i#i>h4
plo: 33 lLld3 lLig5 34 lti e5 (¡Zugzwang!) , segui­
(a) 17 lLlh4 @ g8 18 @e7 lLlíl 19 /LJ f3 do de 35 íl.
/LJh6 20 tt::i e 5 ©f5, y las negras se defien­ 22 we7
den con éxito. Las negras se rindieron.
(b) 17 lL! e7 @h6 18 /LJc6 @g5 19 /LJe5 Si 22 ... @ h4, se gana con 23 @f8 @g5
@f4 20 /LJíl © g6 21 /LJ d6 lLlh8! 22 @ e7 24 @g7 @f5 25 ltid7.
lüg6+ 23 <:t;fl lLi e5+ 24 @g7 @g4 ! (es im­ El ejemplo que sigue muestra las po­
portante dejar la columna en que el peón sibilidades del bando débil, cuando tiene
coronará) 25 ©c4 lLlc6 26 @g8 lLld8. compensación en forma de piezas acti­
17 ltid4! vas.
El caballo se dirige a la casilla clave e5.
17 @h6 18 lLlf3 ltig6
-

Si 18 .. @ h7 19 lüe5 @g8 20 <j;e7, se


. Gufeld - Grigorian
alcanza la posición de Chéron antes cita­ Daugavpils 1979
da.
19 @d7 ltih8 20 ltieS 'i#i>gS 21 @ e6

Las blancas tienen un peón de ventaja,


pero las negras disponen de suficiente
21 @b5?
••• contrajuego, gracias a la activa posición de
Las negras no pueden resistir la ten­ sus piezas. Ahora las blancas debían haber
sión y cometen un error. Con la j ugada asegurado la elasticidad de su cadena de
única 21 ... @ f4 ! , sostenían la posición. A. peones, con 1 h3, manteniendo en cartera
Kremenetsky pensaba en la continuación la posibilidad del cambio gxf5 para ser
22 lüíl lLJg6 23 lLld6 ltih8 (a 23 ... lLi e5, efectuado en el momento oportuno. Sin
gana 24 @ d 5 ) 24 @ e7 lü g6+ 25 q¡. f7 embargo, siguió:
lLie5+ 26 @ g7 @ g4 27 lLic4, con idea de 1 gxfS gxf5 2 lLlf3 lLlf6
propon er tablas en caso de 27 . . . lLi c6 ! , Es importante mantener la posibilidad
p ues, e n cambio, a la de aspecto natural, de jugar en el centro y flanco de rey. Era
27 . . . lü f3 ? , s e ganaba de esta forma es­ pasivo 2 . . . lLJ d 6 3 'it> d3 h6 4 lLi d4, y las
pectacular: 28 @ h6 ! /LJ g5 2 9 <ii> g6 @ f4 blancas ganan.
FI NALES DE CABALLOS 43

3 ll:ld4 da, se encuentra con un enérgico contraa­


A 3 'i!;ld3 era posible 3 ... �d7 4 ll:ld4 taque de las negras, relacionado con su ac­
ll:lc5+. tivo rey.
3 c;tie4 4 ll:lb5 @d5
-· 6 lü d4 lü x h2+ 7 r;ti g3 lü fi+ 8 <¡f¡l f2
U n a mayor " activida d " , con 4 . . . @e4!!
�d5 ? ? , permitiría un repentino mate con ¡Apoteosis de la actividad del rey ! Si 9
5 ll:ld6 ! . ll:l xf5 , 9 . . . ll:l xe3 ! , y los peones blancos
5 'it;i fJ li:Jg4! son liquidados.
La actividad de las piezas contrarias no 9 q¡, xn @ x e3 10 llJ e6 rj; f3 11 <;ti gl
les permite a las blancas reforzar su posi­ c;t;>g3. ¡Tablas!
ción sin cambiar peones. Pero eso precisa­ El rey negro ata el caballo a la defensa
mente les concede a las negras perspecti­ del peón de "f4" y no permite que su cole­
vas de tablas, relacionadas , llegado e l ga blanco salga de la jaula. A 12 �hl si­
momento, con l a posibilidad d e sacrificar gue 12 ... h6! 13 @gl h5, y luego ... h4-h3-
el caballo. h2, ahogando al rey.
Veamos ahora un ej emplo de finales
de caballos con peones en flancos opues­
tos. En tal caso, a menudo juega un papel
decisivo la creación y enérgica explotación
de un peón pasado distante.

Vladimirov - Novopashin
Volgodonsk 1981

Por ejemplo:
( a ) 6 h3 ll:l h 6 7 lü d4 c;t;i d6 8 <if¡> g3
@ d5 ! 9 ct> h4 'iti e4 10 @ g5 lü f7+ 11 c;t;> f6
ll:ld6 12 h4 lü e8 13 r/; f7 'it;i xe3 ! 14 li:Je6
ll:lc7 ! =.

(b) 6 e4+ � c5 7 exf5 ll:l xh2+ 8 @ g3


li:J fl + 9 c;t;> g4 � c6 ! 1 0 f6 r/; d7 1 1 li:J c7
ll:le3+ 12 @g5 ll:lc4 y � d6 =.

Es probable que lo máximo que las


blancas puedan extraer de la posición sea La ventaj a de las blancas radica en la
crear un peón pasado, con 6 h3 ll:lh6 7 ll:ld4 posibilidad de crear rápidamente un peón
r;tid6 8 e4. pasado, conservando una buena coordina­
La tentativa por obtener dos peones ción de piezas, lo que les permitirá apoyar
pasados y unidos, emprendida en la parti- el avance de su peón y, al mismo tiempo,
44 ESTRATEG I A GANADORA EN EL FINAL

controlar Ja a ctividad de las negras en el


flanco de rey.
Sin embargo, las peculiaridades de la
posición son tales que se requiere una
gran precisión por ambas partes, si quie­
ren cumplir sus planes respectivos. Ahora
las blancas pueden organizar rápidamente
la maniobra 1 @d4 ll:ld.5 2 @c5 lüxf4 3 b5,
pero prefieren la profilaxis.
1 ll:le3 gS?!
Una decisión apresurada, que facilita
la tarea a las blancas. Después de 1 ... h6
2 h4 g5 ! , la defensa de las negras es bas­
tante más fácil. 22 ...lll e7 23 hS c;P c6 24 @ g7 � dS
2 fxgS f4 3 ll:lc4 @fS 4 bS axbS S axbS 25 �f6 ll:lg8+ 26 @fT lll h6+ 27 �g7 ll:lfS+
@xg5 6 b6 Si 27 ... ll:lg4, se gana con 28 ll:lf2!.
Prestemos atención a las posibilidades 28 @f6
de ambos bandos. El peón pasado b dis­
trae al caballo negro, mientras que ambas
piezas blancas pueden atacar al peón pa­
sado. No obstante, las negras pueden
plantear una tenaz resistencia, penetrando
con su rey por la casilla g4, 6 ... @g4!. Sin
embargo, deciden emprender otra ruta
con su rey.
-6 @fS? 7 ll:laS ll:ldS 8 b7 lüb4+ 9 c;t>e2!
ll:la6 10 c;Pf3
Así pues, las blancas bloquean el peón
y, con una excelente maniobra de caballo,
lo ganan.
10 ••• ll:l b 8 11 h4 @ es 12 lll b3 lll c6
13 ll:lcS @fS 14 lll d 3! Una posición instructiva. El caballo
Una importante sutileza. Si 14 lll d7, negro puede controlar al peón h desde
las negras resisten con 14 ... lll d4+ 15 c;t>f2 las casillas g4 y f5 . Por consiguiente, el
ll:lc6 16 b8 1it' /ü xb8 17 lll x b8 c;t>g4. peón sólo puede avanzar si las blancas
14 ll:l d4 15 @f2 ll:lc6 16 lll b4! lll b8
••• consiguen evitar que el caballo enemi­
17 @f3 @es 18 ll:ld3+ @d6 19 @xf4 @c6 go controle dichos p u n t o s . Esa tarea
20 @ gS 'it xb7 21 @h6 lll c6 22 @xh7 puede cumplirla el caballo desde la ca­
(Ver diagrama 58.) s i l l a e 3 : 28 . . lLJ h6 29 lLJ f2 ! @ d 6
.

30 @ g6 lü g8 31 � g7 lll e7 32 lll g4 'itii e6


Este final tiene una significativa im­ 33 ll:l e3 .
portancia teórica. ¿Conseguirán las piezas Las negras eligen e l mejor plan, propo­
negras neutralizar al peón h? niéndose llevar el rey hacia el peón h , de
FI NALES D E CABALLOS 45

paso que controlan la casilla e3 , y esa ten­ �f2+ c;t> e5 32 lü g4+ 'itie6 33 @ g6 lü e7+
tativa se verá recompensada. 34 <t;g7 �f5+ 35 @f8!.
28 _ coPe4 ! 29 coP g5 lüd6 30 �f2+ @ es (b) 29 ... lü h4+ 30 coP g5 � f3+ (30 ...
31 @g6 �rs 32 �d3+ @e4 33 �el? @f4 �f5 conduce, después de 31 �f2. a la va­
34 �e2+ @ g4 35 lü g3 � e7+ 36 �f6 �rs. riante a) 31 q¡,f6 ! , y el peón h es impara­
Tablas. ble.
El rey ataca el peón y defiende el caba­ Pero para concluir, las blancas dejaron
llo, que vigila la casilla h6. escapar la victoria al jugar 33 lücl ? . Des­
¿Es insuficiente la ventaja de las blan­ pués de la jugada 32 de las negras, se pro­
cas, en el diagrama anterior, para ganar? duce la posición del diagrama 108, pero
¡De ningún modo! Después de la partida, correspondiéndoles jugar a las blancas.
E. Vladimirov demostró una forma clara Con la ensayada y comprobada maniobra
de materializar el peón pasado. En lu­ de triangulación del rey, 33 @f6! � h6 34
gar de 29 'ii;i g5, señaló 29 c;ti g6 ! ! , como la @g7 �f5+ (34 ... lüg4 35 lü f2 ! ) 35 @ g6,
jugada ganadora. pas an el turno a su oponente y ganan.
Volviendo a la posición del diagrama
108, es útil recordar un fragmento de la
p a r t i d a B o tvinnik - S i m agin ( M oscú
1955), en la que, explotando el impreciso
juego de su oponente, Botvinn ik pudo sal­
varse en un final similar.

Botvinnik - Simagin
Moscú 1955

60

El cuadro de la posición ofrece un as­


pecto pintoresco. Las piezas b l ancas
cumplen claramente su función: el rey
toca el caballo contrario, mientras que el
caballo permanece triunfal en la casilla
d3.
Ahora todas las jugadas negras pier­
den:
(a) 29 ... � e7+ 30 @ g5 � f5 31 � f2+
@es 32 �g4+ @ e6 (32 ... @e4 33 � e3 ! !
+-) 3 3 'itig6 �h4+ ( o bien 33 ... lüe7+) 34 Aquí 1 . . . @ f5 conduce a la victoria,
@g7 � f5+ 35 r;f;> f8 ! ¡Zugzwang! A cual­ después de 2 � f3 � g5 3 � h4+ r;f.i g4 4
quier jugada de rey, gana 36 lüe3 ! . Al mis­ � g6 � f3 5 @ b4 c;t> g5. Sin embargo, si­
mo desenlace se llega con 30 . . . � g8 3 1 guió:
46 ESTRATEGIA GANADORA EN E L FINAL

1 . . . /üd2? 2 'it;lb4 @fS 3 @c3! 1 lbe4 r¡f¡ie8 2 �d6!


Ganando un tiempo, el rey se acerca al Después de 2 lb xg5 lbf2, la tarea de
centro de la acción, y ahora, si 3 ... r,Pxe5, 4 las blancas es más complicada.
r¡f¡ixd2, y logra contener al peón h . 2 ••• c;!¡lf8 3 lü xc5 lü f2 4 IL! d 7+ � n
3••• /ü e 4 + 4 'it;l d4 lü g5 5 lb d3 r¡f¡i g4 5 /üe5+ � f6
6 lb e5+ 'it;l ffi 7 /ü � 'it;l � 8 lb e5+ 'it;I � De esta forma, l a s blancas crean un
9 lbg6l peón pasado distante. Combinarán su
A diferencia del ejemplo anterior, las avance con buenas maniobras de sus pie­
blancas cuentan con este recurso defensi­ zas, creando, de paso, amenazas al peón
vo, puesto que el peón se encuentra más de g5.
alejado de la casilla de coronación. 6 @ d5 IL! dl 7 c5 lü c3+ 8 � c4 IL! e4
9••• /ü e6 10 � e3 lü f8 11 lü xf8 h4 9 lü d3! w e6 10 <it> d4 /ü f6 11 lü f2 rl; e7
12 lü e6 h3 13 lü g5. Tablas. 12 c6 'it;le6
Si 12 ... �d6, gana 13 lüe4+.
Veamos algunos ejemplos más de lu­ 13 @c5 @e7 14 @b6 �d6
cha con peones en diferentes flancos.

Vasiukov - Tunoschenko
Volgodonsk 1981

63

¿Cómo se puede materializar el peón


de ventaja? Es insuficiente la natural 15
�b7 /üe8 16 lüe4+ r¡f¡ie5 17 IL! xg5 @f4 18
lüh7 lüd6+ ! (por el momento, el peón de
g4 es intocable, debido a 18 ... c;!¡l xg4 19
En esta p osición, las blancas pueden lü f6+ IL! xf6 20 c7, y las negras no logran
convertir rápidamente su ventaja posicio­ jugar . . . IL! e8, puesto que el peón corona
nal en material, pero j ugar este final es con j aque) 19 qg c7 IL!f7 (también es po­
complicado, d ebido al hecho de que los sible 19 . . . ILi b5+ 20 c;t;> b6 ILi d6) 20 g5
dos pares de p eones están pegados, lo que qgf5 ! En la casilla g5 el peón resulta vul­
=.

puede permitir que las negras efectúen nerable.


con éxito un reagrupamiento defensivo . Sin embargo, E. Vasiukov encuentra
Con excelente juego, las blancas impiden una elegante maniobra y gana el peón de
tal posibilidad. g5, mientras el caballo negro ocupa la casi-
F I NALES DE CABALLOS 47

lla d5, una posición deficiente para luchar nas posibilidades defensivas, como, por
contra el peón c. ejemplo: 1 lLJe5+ @c3 2 lLlfl, o bien 1 b4
15 lLlh3! lLldS+ 16 @b7 @eS 17 lLlxgS .
@c3 2 @ e3 Sin embargo, si privan a sus
@f4 18 lLlh7 piezas de actividad, las negras podrán con­
Aquí radica la clave principal de la re­ seguir una ventaja decisiva.
finada maniobra iniciada con 15 lLlh3 ! . A 1 lLla7? b4 2 lüc6 @c3 3 tlJaS lLl d7
diferencia de la posición contemplada en Lo principal es crear un peón p asa­
el comentario anterior, el peón sigue en do distante y apoyar su avance. E l ca­
g4, jugando las negras, que están en Zugz­ ballo blanco no está en condiciones de
wang. A 18 ... ..tie4 ó 18 ... @ e5 sigue 19 g5 luchar contra la posición negra en con­
c;t>f5 20 t0f6 t0e7 21 c7 @ xg5 22 t0d5 lLlf5 j unto.
23 @ c6! y 24 c8'if. Esta misma maniobra 4 @e4 lLlc5+ 5 @fS t0 xb3 6 lLlb7
gana también contra 1 8 . . . lLl e7 : 19 c7 .
A 6 t0c6 seguiría 6 .. t0d4+.
@ x g4 20 t0 f6+ @ g5 21 lLl d5 . Si 18 . . . 6 ... lLl d4+ 7 \tlxg5 lLle6+!
@ xg4, es decisivo 19 t0f6+ t0 xf6 2 0 c7 Es importante restringir al caballo
lLJe8 21 c8"fi'+. blanco. Ahora queda privado de la impor­
En la partida siguió ... tante casilla c5.
18 lLlc3 19 g5 @fS 20 c7, y las negras
_ 8 @ f6 b3 9 lLl d6 b2 10 'it> xe6 b l "fi'
se rindieron. 11 @ f6 �b6. Las blancas s e rindieron.
Un final muy instructivo.
Veamos otro interesante final, que de­
muestra la importancia de una defensa ac­
Kochiev - Lemer tiva.
Bieltsi 1981

Nikolaievsky - Gufeld
• • • • Kiev 1951
• • • •
• t¿j . • • • • ••
.,. . . • • • •
. . ·�· -�· . .
· � ···�· ·
-
� ..
d - ·
-
� u
d n. .
• • • • ·�· = •
• •• • • 64
B � • lD • •
A diferencia del ej emplo anterior, la
•• • • •
ventaj a posicional de las negras es aquí • • • • 65

menos acusada, debido a la posición más


activa de las piezas blancas. Con un juego Después de 1 tlJaS 2 b4 cxb4 3 axb4
..•

enérgico, las blancas podrían obtener bue- lLJ xc4, las blancas pierden. Sin embargo,
48 ESTRAT E G I A GANADORA EN EL FI NAL

el análisis demuestra que no es esa Ja for­ Van der Sterren - Douven


ma de explotar sus posibilidades defensi­ Holanda 1985
vas. Después de 2 lü cl g6, Ja primera im­
p r e s i ó n es q u e l a s b l a n c a s c a e n e n
Zugzwang, dado que 3 @e5 @ xg5 4 @ d5
pierde, debido a 4 ... <it>f4! 5 b4 .;;i e3 ! ! , y
no hay forma de p arar al peón. No obs­
tante, las blancas encontraron un recurso
salvador:
3 lüe2!! lü xb3 4 lü g3+ @h4 5 ll:lf5+!
Ahora las negras se ven obligadas a re­
conciliarse con las tablas, pues si 5 ... @h5
6 ll:lg3+, incluso se arriesgarían a perder,
tanto después de 5 ... @h3 6 ll:le7, como de
5 ... gxfS 6 g6 lü d4 7 @eS! lll c 6+ 8 @ d6
lüd8 9 c;t> d7.
Se trata de una posición que, pese a su
Con Ja existencia de peones pasados aparente simplicidad, es muy insidiosa.
en ambos flancos, el bando fuerte puede Sus peones débiles requieren mucha aten­
ganar --como en los finales de peones-, ción por parte de las negras. La decisión
incluso sin Ja p articipación de su rey. Sigue cardinal para las negras es si cambiar o no
un interesante ejemplo. caballos, lo que exige un preciso cálculo.
Por ejemplo: 1 ... lüe6+ ! 2 lü xe6 @ xe6 3
g5 fxg5 4 hxg5 @d6 5 @g3 @ eS 6 f4+ @fS
Azmajparashvili - Novopashin 7 @f4 d4, y las posibilidades están equili­
Volgodonsk 1981 bradas. En Ja partida, sin embargo , si-
guió .. .
1 h6? 2 hS gxhS?
...

La única posibilidad de salvar el juego


era 2 . . @ f7 3 hxg6+ @ xg6 4 f3 lü d7
.

5 lLJfS h5 6 l'i:Je7+ @f7, y la ventaj a blanca


no es tan clara.
3 lüf5+ @e6 4 gxhS l'i:Je4 S f3 lüc3 6 e3
lüe2+ 7 @g4 @es 8 l'i:J xh6 d4 9 l'i:Jl7+ @e6
10 lüd8+ @d7 11 exd4!, y las blancas ga­
n aron.

1 a s @ f6 2 f4 @ g7 3 rs 'it> g8 4 lü d3
lll a6 S lLieS lLib4 6 f6 c4 7 h6, y las negras
perdieron por tiempo.
FINALES D E CABALLOS 49

Godena - Lalic Polnareva - Ajsharumova


Portoroz 1 998 Moscú 1984

68 69

Después de 1 ••• /.ü d3 ! 2 b3 � dS, el A primera vista, se diría que hay una
rey negro pasa a campo enemigo por larga y complicada lucha por delante. Pe­
el centro. ro las negras, explotando la mala posición
3 l.üaS 'Ot;ie4 4 lt)c6 es s h4 del rey blanco, están en condiciones de lo­
Las blancas le conceden a su oponente grar una rápida victoria.
buenas posibilidades. Lo correcto era 5 1 1.ü eS fS 2 li) d7 'itt f7 3 lü cS <l; e7 4
b4! �d5 6 b5 e4 7 lü a7! 'it;ic5 8 lüc8 c;txb5 /.üa6 'it>d6 S l.üb4 eS 6 /.üd3 @dS 7 lü b4+
9 /.üd6+ @c5 10 l.üxe4+ � d4 11 1.üg5, con 'Ot;i e4 8 /.ü a6 'it> d3 9 lü b4+ c;P e2 10 lü c6
clara ventaja. lüf3 11 l.üe7 l.üel+ 12 <.t.>gl /.üd3 13 lü xfS
s :itidS
•• l.ü xf2 14 @ g2 e4 1S /.ü d4+ � d3 ! , y las
Se ha alcanzado una posición crítica. blancas se rindieron.
6 lt)aS e4 7 g3
D e nuevo era mej o r 7 lü c4 /.ü c l 8 En la siguiente partida, las blancas tie­
l.üc12, cambiando el peón b por el e. nen ventaja material, pero las negras des­
7 ••• c;t d4 8 lü c4 lü cl 9 1.ü aS /.ü d3 cubren una interesante posibilidad de sal­
10 c;t e2 l.ü cl+ 11 @ d2 lü d3 12 'itt e2, y vación.
las blancas asumieron que la posición era
tablas.
50 E STRATEG IA GANADORA EN EL FINAL

Barlov Abramovic
- ma, puesto que nada se consigue con 1
Yugosl avia 1989 liJb6 lüa5 2 @d4, debido a 2 ... iüc6+ ! .
1 @ e3 @ g6 2 @ d2 c¡j¡i g7 3 @ c2 @ g6
4 @b2 liJe7
Las negras no pueden esperar más,
pues el peón de c4 no puede sostenerse. Pa­
ra explotar el alejamiento del rey blanco,
las negras tratan de simplificar la posición.
5 lü b6 f5 6 exf6 @ xf6 7 liJ xc4 liJ g6
8 @c2 liJh4
En el final de peones (8 ... liJe5 9 liJxe5
@ xe5), las blancas ganan con 10 <t>d3 <t>f4
11 c4 e5 12 c5 @f3 13 c6 e4+ 14 @d4 e3 15
c7 e2 16 c81i' el'iV 17 'ft'f5+ @g2 18 'ii'e4+
'ti'xe4 19 @xe4.
9 @ d3 liJf3 10 h3 lb gl 11 lb d2 @ es
1
••• liJ e7+ 2 @ f6 ltl c8 3 c;i;> g5 h6+1 4 12 @ e3 ltl xh3 13 c4
@h4. Si 4 <t> xh6, 4 ... @g4. 4 ... @e4 5 liJg7 Con esta j ugada, las blancas rechaza­
c;i;> e5 6 <t>h5 @f6 7 @ xh6 liJd6. Tablas. ron la oferta de tablas de las negras. En
Las blancas no pueden romper el blo­ realidad, si 13 ... ltlf4, las blancas conser­
queo a que están sometidas. van ventaja con 14 ltlf3+ ó 14 ltle4. Tam­
poco sirven de mucho otras defensas.
13 ... lb gl 14 lb e4 ltl h3 15 liJ c5 <t> d6
Vyzmanavin Chiburdanidze
- 16 lb d3 e5 17 @ e4 @ e6 18 ltl xeS liJf2+
Campeonato de l a URSS 1984 19 c;Pe3!
1 9 @ d4 @ d6 20 c5+ @ e6 21 c6 @ d6
conduce a tablas.
19 ••• ltl dl+ 20 @ d4 ltlf2 21 c5 ltl hl
22 c6 @ d6 23 @ e3 ltl g3 24 ltl c4 @ xc6
25 liJd2 c;ti dS 26 <;!tf3 ltlhl

Las blancas tienen ventaj a , pero el li­


mitado materi al existente complica su ta­
rea. El plan de l as blancas está vinculado a
una penetración del rey en el fl anco de da-
FINALES DE CABALLOS 51

En esta aparentemente árida posición, para las blancas conseguir posibilidades


sigue pudiendo conseguirse la victoria, de­ reales de victoria.
bido a la comprometida posición del caba­ 2 b4 lü a6 3 a3 lü c7 4 @ e2 h6
llo negro. Los problemas defensivos de las ne­
27 lüe4 gras no se resuelven con 4 ... lü b5 5 a4
Pero no 27 lüfl , debido a 27 ... @ d4! lüc3+ 6 @ d3 lü xa4 7 lü xe6, cuando tie­
28 lüh2 @ d3 29 @g2 @e3 30 c;t;>xhl @t2, nen problemas para involucrar al caballo
con tablas. en el j uego ulterior.
27••• @e5 28 @e3! 5 lüe4 @f8
La última sutileza: si 28 lü xg5, enton- Más prudente era 5 ... b6 6 lüd6 a6.
ces 28 ... lüt2! 29 @xt2 c;t>f4. 6 lüd6 b6 7 @d3
28 ... @d5 29 lüf6+ 'iti e5 30 lüh5 . Las La ambiciosa j ugada 7 lüc8! requería
negras se rindieron. un minucioso cálculo. Por ej emplo: 7 . . .
Pierden el caballo, sin lograr capturar lüb5 8 a 4 lüc3 9 c;t;>d3 lü xa4 10 lüxa7 lü b2
el peón a cambio. 1 1 @ d4 e5+ 1 2 @ e4 lü dl 1 3 f3 lü f2+
1 4 @ d5 lüd3 15 b5 lüf4+ 16 @ e4 lü xg2
Un instructivo y complicado final de 17 lüc8, y la posición blanca está muy cer­
caballos, en el que la ventaj a de uno de los ca de ser ganadora.
bandos se reduce a una estructura ligera­ 7 ... a6 8 lüc4 lüd5 9 @d4 @ e7 10 g3
mente superior de peones, se produjo en @d7 ll f4 @c6 12 'itie5
la partida siguiente.

Timman - Ree
Holanda 1984

74

12 ... lüc7

Las negras optan erróneamente por


una defensa pasiva. En sus comentarios a
la partida, Timman escribe que 12 ... 'it>b5
13 lüb2 lüxb4 14 axb4 @ xb4 15 @xe6 a5
1 .- lücS 16 'itif7 a4 17 lü xa4 perdía. Pero es bas­
Parece mejor la más evidente 1 ... e5. tante más fuerte, sin embargo, 16 ... @ b3 ! ,
Por ejemplo: 2 @ e2 h6 3 lüe4 b6 4 @ d3 después d e l o cual, 1 7 @ xg7 @ xb2 18 f5
@ fl 5 @ c4 @e6 6 'iti b5 lüb8, y es difícil a4 podría llevar a un final de damas con
52 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

un peón h, en el que las posibilidades de ro, aunque es difícil que las negras avan­
ganar de las blancas son problemáticas. cen ambos peones a la tercera fila. Pero la
13 lLl d6 @ d7 14 fS exf5 15 lLi xf5 partida siguió así:
Con jugadas sencillas y convincentes, l lLi d4 c;t>e3! 2 lLlf5+ @C2 3 lLl g3
las blancas han logrado incrementar su Después de 3 lLlh4 g3+ 4 �hl, los peo­
ventaja, situando a las negras en una posi­ nes están paralizados, pero la mala posi­
ción de Zugzwang. ción del rey blanco resulta decisiva: 4 . . .
15 ... lLJeS 16 g4 lLl f6 17 h3 lbe3 S b 6 c;Pfl 6 b 7 lLlg4 7 b81i lbf2++.
17 lb xh6 @ c6 18 g5 lLld7 19 @ e6 deci­ 3 ... h4 4 lLie4+ 'if;>e3 5 lLl d6
de la lucha más rápidamente. O bien S lLig3 g3+, con las interesantes
17 ... h5 18 g5 lLl h7 19 h4 lLlt8 20 lb xg7 posibilidades que siguen:
lLlg6 21 �f6 (a) 6 � g2 (6 @h3 lbf 4+ 7 @ xh4 g2) 6
21 �d5 también es suficiente para ga­ . . . @ f4 7 lLih3+ @ g4 8 � gl lLi f4+ (8 . . .
nar. lbe3+ 9 @hl h3 ? 1 0 lLl xh 3 ) 9 �hl h310
=

21- lLJ x h4 22 lLl xhS @c6 23 lLl g3 @ d5 b6 h2 11 b7 lLih3, y mate en dos jugadas.
24 a4 b5 25 aS @ c4 26 lLifS lLlg2 27 cii>e5. (b) 6 @ gl c;P f4 7 lLl h3+ @ g4 8 cii> g2
Las negras se rindieron. lbe3+ 9 @gl 'itixh3 10 b6 lLig4 11 b7 lLle5
12 b8¡v lLlf3+ 13 cii> fl g2+ 14 we2 gl 1W
La diferencia entre los finales de peo­ 15 �xf3 'it'g3+.
nes y los de caballos se acentúa cuando s ... g3+ 6 'iti>gl
hay peones p asados en flancos opuestos, Forzado. Si 6 @g2 lLlf4 7 @gl, enton­
como en el siguiente ejemplo. ces 7 ... @f3 es decisivo.
6 - h3 7 lLlf5+ @f4 8 lLld4 @g4 9 lLl e2
La amenaza era 9 ... h2 10 @hl @ h3.
Vukovi c - Ein gom Ahora, sin embargo, si 10 �h3 'itih3, po­
Belgrado 1987 dría seguir 11 lLixg3 cli>xg3 12 b6, y tablas.
Para lograr la victoria, las negras deben
ampliar el radio de acción de su caballo.
9 ... lbb6 10 @n lLlc4 u .¡¡,1 1 lLid2
Las blancas se rindieron, sin esperar a
que las negras coronasen una dama en la
variante 12 b6 lLif3+ 13 'iti>fl g2+ 14 Wf2
gl 'iV+ 15 lLlxgl h2.

La comparación entre finales de caba­


llos y de peones queda bien patente en la
explotación del Zugzwang que se produce
en los dos finales siguientes.

Las blan c as d e b erían s e g u i r c o n 1


@g2! h4 2 lLld 4 'it;>e4 3 lLle6 CiPeS 4 lLl g5 , y
el desenlace de la lucha sigue sin estar cla-
FI NALES DE CABALLOS 53

Sajtar Benko
- diendo que las blancas ataquen a las fuer­
Budapest 1954 zas coordinadas.
9 lü g3+
.••

A 9 ... lüd6 ó 9 ... lüd4 habría seguido


10 lüe3 ! , y las negras quedan en posición
inferior.
tO 'it>g4tün
Si 10 ... o!üe4 1 1 @f4 lüd6, resulta deci­
sivo 12 lüe7 ! .
ll @f 4!
¡La regla básica del final es no apre­
surarse ! Las blancas restringen la activi­
dad del caballo enemigo que, para po­
der jugar, tiene que desplazarse a d2 o
h2, y entonces el rey blanco se encuen­
tra en posición muy favorable y segura
S i en esta posición sustituimos los (contra el caballo) a lo largo de la dia­
caballos por alfiles o torres, el resultado gonal.
de la lucha sería tablas . Es interesante 11 -
. lüd2 12 lü e3!
observar que Reshevsky consiguió ga­ Más restricción del caballo negro.
narle a Geller un final de damas con la 12 @ g6 n türs tün 14 lü h4+ 'it> g7

misma disposición de fuerzas, en el In­ 15 @g4! @h7


terzonal de Sousse ( 1 967), y con peones 15 ... lüe3+ 16 @h5.
e, existe el final de la partida Mij alchis­ 16 g6+ @h6
h i n - Kas p a r o v , C a m p e o n a t o de l a 16 ... @g7 17 <t>gS.
URSS 1978. 17 �f4!
Por supuesto y, como ya hemos dicho, El Zugzwang en acción.
citando a Botvinnik, jugar un final de ca­ 17 li)d2 18 @f5 'it>g7
_

ballos es como jugar un final de peones. El 18 ... lüc4 19 @f6.


plan de las blancas consiste en avanzar el 19 g4!
primer peón con ayuda del rey, después Zugzwang de nuevo. Hay que mencio­
de lo cual las negras caen gradualmente en nar que las blancas no se precipitan en el
Zugzwang. avance de su peón de reserva, puesto que
1 lü f4 o!ü d6 2 g4+ @gS 3 lü h3+ @g6 le está quitando casillas al rey.
Si 3 . .. '1Ph4, entonces 4 'it>f4, con la l9 - �g8
irresistible amenaza 5 lüf2 y 6 g3++. A una jugada de caballo sigue 20 'it;>g5,
4 �g3 lü c4 y si 19 ... 'ifth6, 20 lüg2 'it;>g7 21 lü f4.
Tratando de de crear contrajuego me­ 20 @ gS lü e4+ 21 'it>f 4!
diante un ataque al peón. 21 'it;>h6 lüf6.
5 @ h4 lü e3 6 lü f4+ 'it> h6 7 g5+ @ g7 21.- lücS 22 lüfS
8 @hS lüfS 9 lüdS! Paso a paso, las blancas van creando
Era inferior 9 g6, e n vista de 9 . . . una posición muy fuerte, en la que las ne­
lüg3+ ! 1 0 'it;>g5 lüe4+ 1 1 @f5 lüg3+, impi- gras deben vigilar constantemente la ame-
54 ESTRATEG I A GANADORA EN EL FINAL

naza de infiltración del rey enemigo, por Las negras se encuentran en la fronte­
f6 ó h6. ra final.
22 ••. tlld3+ 23 @ gS tlleS 40 gS tllh6! 41 @f8 lllg8 42 g6+
Las negras atacan continuamente el Las blancas ganan.
peón, lo que exige un juego preciso por
parte de las blancas. Así, no seiviría 24 g7, Es interesante observar que precisa­
por 24 .. . @h7, y la coordinación de las mente el mismo final se produjo en otra
piezas blancas quedaría destruida. partida de la alta competición.
24 lll g3!
El caballo cruza a h5, después de lo
cual, el peón avanzará a g7. Matulovic - Ujtumen
24 ... tllc4 25 tllhS llle3 Interzonal de Palma de Mallorca 1970
25 ... lll d6 26 @ h6 lll e4 27 g5; 25 ...
llle5 26@5 y 27 g7.
26gT@h7
26 ... llld5 27 @h6; 26 ... @f7 27 @h6
tllxg4 28@h7.
27 'il;>f4 tlldl 28 @fS llle3+ 29 @gS
Las blancas pasan el turno a su opo­
nente, situándolo en Zugzwang. Las ne­
gras, aparentemente cansadas de una difí­
cil defensa, cometieron aquí el error de
jugar 29 ...@g8?, y después de 30@g6 se
rindieron, pues si 30 ... tll xg4, sigue 31
tllf6 tllxf6 32@xf6@h7 33@f7.
Tenían, sin embargo, la posibilidad de
ofrecer una feroz resistencia con Este final también se resolvió con vic­
29 ... tllc4 toria del bando fuerte, y lo ofrecemos aquí
En este caso, las blancas ganan de la sin comentarios, puesto que en él se em­
instructiva forma que sigue. pleó la misma idea, si bien las blancas se
30 @f6 @g8 defendieron algo peor.
30 ... tlld6 31 'il;>e7 y 32@f8. 1- lllb6 2 lllc6 llld7 3 llle7 tllf6+ 4@h4
31 @ g6 ll:le5+ 32@fS lllc4 33 @f6 g5+ 5@g3 g6 6 lllc6 @h5 7 llld4 lll e4+ 8
La conocida triangulación. r,t;.f3 llld6 9@g2 tllfS 10 llle6 g4 11 tllf4+
33 ... @h7 34 lll g 3! @g5 12 lll e6+ @h4 13 tll f4 tlle7 14 lll e 2
Una nueva reconstrucción. Ahora es tlldS 15@h2 g5 16 lllg3 llle3 17 llle4 lllf5
malo 34 ...@g8, debido a 35 lllf5 y 36 llle7, 18@g2 g319 tllf6 llle3 20 'ii;> gl lllg4 21 lllh7
y también 34 ... llle3, debido a 35@f7. tlleS 22@g2 llld3 23 q¡¡g1 tllf4 24 @hl g2+
34 .•• llld6 35 tllf5 llle4+ 25 @h2 g4 26 lllf6 g3+ 27 @gl@h3
35 . .. tlle8+ 36 @f7. Las blancas se rindieron.
36@n lllgS 37 @ e7! llle4
37 ...@g8 38@f6 llle4+ 39 @g6. Es interesante que en ambos ejemplos
38 @f8 tllf6 39@n tllgB el bando fuerte tenía peones doblados en
FINALES DE CABALLOS 55

la columna g. La cuestión que se plantea 18 tlld 6 @ g6 19 tlle4 @ h6 20 @ f2 <tig6


es: ¿qué pasaría si los peones doblados es­ 21 @e2 'it>h6 22 tllc5 @g6 ?
tuviesen en otra columna? Tenemos la im­
presión de que el bando débil sólo puede
hacer tablas con peones en las columnas
de banda, puesto que el rey del bando
fuerte no tiene salida.

Van Wely - Adams


Groninga 1997

• • • •
• • • •
• • • • Las negras debían reservarse la posibi­
Rlll• D rl lidad de jugar el caballo a g6 en respuesta

• • -�· a tt:\d3, para defender el peón de f4.


23 h4?
. . -�· Lo correcto era 23 tll d 3 ! tt:\c4 24 h 4,
m m m n
- -@� u con posición ganadora. La transposición
de jugadas les concede a las negras la posi­
• • • • 78 bilidad de salvarse.
23 "" gxh4 24 lüe6 h3! 25 tllxf4+ � g5
l tlld4? 26 tllxh3+ @h4 27 lüfl �g3!
Lo correcto era pasar a un final de El rey negro irrumpe hacia los peones
peones, con 1 tll d 6! � e6 2 tll e 4 lüxe4 blancos y las tablas son inevitables.
3 fxe4 c;tixe5 4 'it>f3 @f6 5. h 4! gxh4 6 @xf4, 28 g5 lüxf3 29 g6 tlld4+ 30 �d3 tll e6
y el rey se dirige hacia h3. 31 @e3
1 - tlld7 2 e6 tlle5 3 @d2 ..ti>d6 4 @c3 Tablas.
@e7 5 @b4 �d6 6 e7
¿Qué otra cosa pueden hacer las blan­ En la siguiente partida se produjo un
cas ? Deben entregar un peón, aunque se­ interesante final, en el que, pese a la relati­
guía siendo posible tratar de penetrar con va igualdad, la lucha no estaba, ni mucho
el rey en la casilla d8, pero entonces, con menos, liquidada.
el rey en e7, el caballo de e5 juega a d3, y
las blancas se encuentran en un callejón
sin salida.
6 .•• 'it;> x e7 7 'it>c5 � f6 8 ..tid5 tl\d3
9 tll c6 tlle l 10 'it>e4 lüg2 11 lüd4 tlle 3
12 tllf5 tllc4 13 'it>d3 tlle5+ 14 'it> e2 @g6
15 @ f2 tllc 4 16 <it>g2 @ f6 17 h3 tlle5
56 ESTRAT EGIA GANADORA E N EL FINAL

Ivanchuk - Eingom Sveshnikov - Sokolov


Campeonato de la URSS 1988 Moscú 1991

80 81

1t3 h4 2 bS a5 3 tll gl 'ifi>d6 Las blancas tienen ventaj a, en razón de


Es más activo 3 . . . @ f4, provocando su mayoría en el flanco de dama y de que
juego del tipo 4 'ifi>d5 tt:lb6+ 5 @ c6 tt:la4 disponen de más espacio, pero la explota­
6 b6 tll xb6 7 � xb6 @ g3 8 � xa5 @ g2 ción de esta ventaja requiere verdaderas
9 tt:le2 c¡f¡> x f3 10 tt:lgl+ @ g2 1 1 tt:le2, con filigranas técnicas.
tablas. 1 t3 tlld7
4 @ d4 tllc5 5 tt:l h3 tt:l e6+ 6 � c4 @ c7 Ni ahora existe ni existirá más tarde, la
7 @dS c¡f¡>b6 8 tj¡l d6 @xbS 9 f4 @a4 10 @e7 posibilidad 1 .. c5, ya que entonces sigue 2
.

@xa3 11 @ x f7 tt:ld4 tt:lb5 a6 3 tlld6 @e7 4 tt:lb7 tlld 7, y el rey


En este p unto ambos contrincantes blanco se dirige al centro, seguido de a3 y b4.
acordaron tablas, previendo el posible de­ 2 'ifi>f2 f5 3 � e3 @e7 4 b4 e5 5 a4 'ifi>d6
sarrollo siguiente: 12 @ xg6 a4 13 f5 tllx f5 6 c;f;i d3 tt:l f6 7 cS+ @e6
14 @ xf5 tj¡lb2 1 5 g6 a3 16 g7 a2 17 g8'ti' Es mejor 7 ... @c7 8 c¡f¡>c4 a6.
al'ir. 8 bS! @d7 9 ci;i c4 �c7
No es bueno 9 . e4 10 o;t>d4.
..

10a5 a6!
La amenaza era a6, bxa6 y tt:lb5.
ll b6+
Después de 1 1 bxa6 sigue 11 . . . c;ftb8
12 tlla2 tt:ld5 y 13 ... @a7.
11 ... @b712 g3 h5?
Las negras no deberían congelar su es-
tructura. Lo correcto era 12 ... tt:ld7.
13 h4! tlld7 14 f4!
Cerrando el paso al rey.
14 ••• ex f4 15 gxf4 tt:lf8 16 tll e2 tt:l g6
17 tt:ld4 tLl xb4
FI NALES DE CABALLOS 57

Después de 17 ... itl xf4 18 tüxf5 g6 19 18 W e2 @ e6 19 ro!;> d3 @ f6 20 @ c2 ro!;> g7


itle7, las negras están en Zugzwang. 21 itlf3 ro!;> xh7 22 @xb2 @h6
18 ttl e6! @c8
Para defenderse contra itl d8 .
19 itl xgT itl g6 20 lL! xhS •
� • • •
Las negras se rindieron.
• •
� •
� •�
• •� 1.1\ •
11}. • �

Torr e - P ortisch • • ,. � 11}.


Interzonal de Toluca 1982
• • • • 11}.


� • mttJB
� �
= • • •
• •� •� • llJ

Es interesante comparar este final con


los dos siguientes, en los que los peones
doblados se imponen.
23 et> c2 @ h5 24 ro!;> d2 W g4 25 ttl d4
lü e5 26 @ e2 lüf7 27 rt>n itl g5 28 ro!;>f2
iti e4+ 29 'Ot>g2 lü d2
Las negras no consiguieron plasmar su
ventaja material.
El final parece muy difícil para las
blancas, pero con un sacrificio de peón ac­
llincic - Abr am ovic
tivan a su rey.
Tivat 1995
1 b6! axb6 2 iti c4 b5 3 itl e3+ @cS 4 fS!
Es más flojo 4 itlg4 itie6 5 ct>e3 itic7 ! 6
lüf6 lüd5, y el final de peones es desespe­
rado para las blancas. Con el sacrificio de
otro peón, sin embargo, las blancas crean
su propio peón pasado, que es un factor
importante en este final.
4 ... gxf5 5 h4 f4 6 itl g4 f5 7 lü h2 itlc6
8 h5 lü e5+ 9 W e2 b4 10 h6 b3 1 1 h7 t'üg6
12 itl f3 b2 13 itl d2 @ d4 1 4 c;!;i f3 @ c3
15 itl bl+
Ahora las negras no pueden ganar el
caballo de bl, porque tras h7-h8, tüxh8, el 84
rey captura ambos peones negros. Así que
deben ir a por el peón de h7 con el rey. Se diría que las blancas tienen algunos
15 @d3 16 @f2 @e4 17 lüd2+ @d5
•.• problemas para materializar su peón d pa-
58 ESTRAT E G I A G ANADORA EN EL FINAL

sado, pero en realidad la victoria es muy Claramente mej or hubiera sido 5 . . .


sencilla. lüa7 6 'ite3 lüc6 7 lüd3 @e7, con idea de
1 . g6 2 @ d4 @rT 3 lücS!
. . 8 ... g5 y el traslado del rey a f5, vía f7 -g6.
Especulando con la posibilidad de tran­ 6 fxeS @ c7 7 'it e3 &iJa7 8 /ü d3 lüc6
sición a un final de peones ganado, las blan­ 9 b4 g6 10 &iJcS /ü d8
cas despejan la ruta para su peón y su rey. De otro modo, después de h4-h5, la es­
3 ... lüb6 4 d6 @f6 5 d7 @e7 6 @eS hS tructura negra habría quedado completa­
Zugz wang . D e spués de 6 . . . lüc4+ mente bloqueada.
7 @ d5 lüa5 (impidiendo .;;ic 6) 8 g4 g5 11 g4 b6 1 2 gS bxgS 1 3 bx gS c;t c8
9 @e5, el rey blanco penetra en uno u otro 14 'it;> d4 @c7 15 'it;> d3 @b6 16 /ü d7+ @c6
flanco. 17 lüt8 <;fo>c5 1 8 /ü d7+!
7 c;tf4 lüc4 8 @gS lüeS 9 h4! Era bastante peligroso 1 8 &iJxg6 lüf7, y
Debido al Zugzwang, las blancas ga­ el peón de e5 es muy débil.
nan otro peón. Las negras se rindieron. 18 ... @b51 9 /üt8 @b4 20 &iJxg6!
Ahora es el momento.
20 . . /ür7 21 &iJf 4 lüxg5 22 lüxdS!
.

Marl c Zaits eva


- Tablas.
Tivat 1995

Al exandr ia M ari c
-

Tivat 1995

En muchos casos, una mayoría de 4-3


en un flanco es ganadora para el bando
fuerte, pero aquí no está tan claro.
l @t3f6 Normalmente, estos finales con un
Más o menos necesario, pues el plan peón pasado distante ofrecen muchas po­
de las blancas era lO d4, g2-g4 y f4-f5 , sibilidades de ganar.
creando una debilidad en e6. 1 lüeS
2 @e3 Las negras tienen una estructura de
También era jugable 2 lüd4. peones compacta, de modo que las blan­
2 lübS 3 g3 'iPe8 4 @d3 @d7 5 lüb4
••• cas tratan de crear alguna debilidad para
fxeS? poder penetrar más adelante con su rey.
F I NALES DE CABALLOS 59

Hay que tener en cuenta que las negras 14 lUd7+ 15 @ gS @ e5 16 g4 lUf6


••.

deben perder tiempo para ganar el peón a. 17 h4


1-ffi 2 lU� @�3 @ � @ �4 @ � O bien 17 @ h6 @ f4 18 @ g7 @ es 1 9
@xa6 5 @e4 lUc7 6 lUe3 @b5 7 lUd5 @ f7 hS 20 g5 lUe4 2 1 g6 @ xf5 22 g7 lUf6 =.

17 •••h6+! 18 @ xh6 lUxg4+ 19 @ gS


lUf6 20 @g6 lUd5
• • • • Tablas.
··�
. - •. ··�
. .,
-
• • • • Sermek - Hulak
•••ttJ• • Eslovenia 1995

• •@• •
• • • •
n�n
mB�
.. ••
.. u u
• • • • 87

7 lUe6
•••

El final de peones, después de 7 ... @c6


8 lUxc7 @xc7 9 @d5 @ d7 10 f4 @e7 11 fS,
sería muy peligroso para las negras.
8 lUxf6!
Las blancas no tienen otra forma de ju­ SS

gar a ganar.
8 gxf6 9 @ f5 lUc5 10 f4
.••
É ste es un final muy similar al anterior,
El tratamiento más directo e r a 1 0 pero aquí la estructura de peones negros
@xf6 tüe4+ 1 1 ri;g7 lUxf2 12 @ xh7 @ cS es más débil. Si, ahora, 1 ... lUd5, 2 lUdl ,
13 h4 �d5 14 hS �es lS c;t;>g6 (lS h6 lUg4, con idea de 2 ... @xa4 ? 3 lUc3 +--.
con la amenaza 16 ... tLlxh6 =) lS ... tLlg4 L- �b3 2 a5!
16 'it'gS lUf6 17 h6 @ e6 18 @ g6 @ e7 19 Ahora las blancas están obligadas a sa­
h7!, que le daba a las blancas posibilidades crificar pieza, pues si 2 lUdl, entonces 2 ...
de victoria. Pero hubiera sido mejor 14 ... lUxa4 3 @e3 lUc5 4 c;f;>d4 @b4.
'it'e4 lS @ g6 lU g4 1 6 @ gS lU eS 17 h6 2.•• @ xb 2 3 a6 lU b S 4 � e3 @ c3
lUf7+ y 18 ... lUxh6 =. 5 c;f;>xe4 @b4
10 lUd3 11 g3 @ c6 12 @ xf6 @ d6
••. Si el rey negro decide atacar a los peo­
13 f5 nes negros, con 5 . . . @ d2 , entonces las
O bien 1 3 @ g7 � e6 14 c;f;>xh7 @ fS blancas crean un segundo peón pasado,
lS h4! @ f6! 16 h5 lUf2! 17 h6 lUg4 =. con 6 g4! @e2 7 f4 @f2 8 f5 +-.
13 lUe5 14 h3
..• 6 @ es <;t>a5 7 @f6 @xa6 8 @ g7 @b6
Después de 14 @ g7 hS lS @ h6 @ e7 O bien 8 .. lUc3 9 @ xh7 lUe4 10 f4
.

16 @ xhS @ f6 17 g4 lUf3 18 h4 lUeS, las ta­ lUxg3 1 1 <t>xg6 +-.


blas son evidentes. 9 @ xh7
60 E STRAT E G I A GANADORA EN EL FINAL

Como su rey es mucho más activo que


el negro, las blancas tienen perspectivas
de progresar.
1 @ c6 @ e7 2 @ c7 li:\a6+ 3 @b6 lücS
4 @ c6! li:\b3 S li:\xa4 li:\d4+ 6 @ b7! li:\bS
7 li:\b6 lllc3?
El camino hacia las tablas no era fácil:
7 . .. li:\ x a3 8 @ c6 lll b l 9 lüc8+ @ f6 1 0
lü x d 6 li:\c3 ( 1 0 ... li:\d2 1 1 � d7 'it;ig5 1 2
r;f;> e 6 @f4 13 r;f;>f6 li:\b3 1 4 lllb 7! �xe4 15
d6 lüd4 16 d7 li:\c6 17 li:\aS ! +-) 11 @ d7
@ g5 1 2 'it> e6 @ f4 13 @ f6 lll a4 14 li:\b5
@ xe4 15 d6 li:\b6 1 6 li:\c3+ @ d4 1 7 llla4
@c6 ?
9 ... li:\d7+ 18 @e7 li:\b8 =.

La única posibilidad era 9 ... g5! 10 g4 8 a4 li:\xe4 9 aS li:\cS+ 10 @ c7


(10 @g6 g4 1 1 @g5 �c6 12 @ xg4 @d6 =) Hubiera sido un error 10 @ c6 ?, por 10
10 ... @ c6 11 <;f;>g6 q.,d6 12 @xg5 @e7 13 ... e4 11 li:\c4 @d8! 12 @d6 e3 ! 13 li:\xe3
@g6 lllc3 14 @h7 (14 f4 li:\d5 15 f5 @f8 ) = li:\b7+ (=).
14 ... @ f6 1 5 f4 li:\ e4 16 @ h6 @ f7 , con 10 li:\a6+
•••

unas probables tablas. Después de la j uga­ D espués de 10 ... e4 11 li:\c4 q.,f6 12


da de la partida, la tarea de las blancas es @ xd6 e3 (12 . . . li:\b7+ 13 9;;c 7 li:\xa5 14
fácil. d6 ! ) 13 li:\xe3 li:\b7+ 14 @c7 lüxaS 15 d6
10 'itxg6 @d7 11 g4 @ e6 U gS li:\d6 @e6 16 d7 li:\b7 17 li:\d5.
13 'it>h7 li:\e4 14 g6 li:\f6+ 15 @ h8 @e7 16 f4 ll@c8!
@fS 17 g7+ @f718 g4 lüg8 19 gS De nuevo era un error 1 1 @c6 ?, debi­
Las negras se rindieron. do a 11 ... e4 12 li:\c4 lllb4+ (=); 1 1 @b7
lllc5+ (=).
ll e4
•••

Beliavsky - Tratar O bien 11 ... li:\b4 12 @b7.


Bled 1996 Ulüc4li:\b4
O bien 12 ... @f6 13 @d7.
13 'it;ib7 li:\xdS 14 a6 @ d7 15 a7 li:\c7
16 lüb6+ �dS 17 li:\dS li:\a8 18 @b8! @d7
19 li:\(6+ @ d8 20 lüxe4 d5 21 li:\ cS d4
22 c;t>b7 d3 23 li:\xd3 c,i(d7 24 lücS+ @d6
25 lüa4! ©c7 26lll b6
Las negras se rindieron.

90
F I NALES DE CABALLOS 61

Zotkin Kudrin
- Después de esto, las blancas logran un
Moscú 1965 peón pasado y protegido.
6 f6+ c¡f¡>f7
Si 6 . @ f8 , e n t o nces 7 lb f3 lb e4
. .

8 @xd3 lbxg5 9 lbh2 @f7 10 c¡f¡>e3 c;t> x f6


1 1 'if;>f4, y las negras están obligadas a re­
nunciar al peón h.
7 lbf3 @ e6 8 @d2 @fS
E l rey acude en ap oyo del peón h,
mientras que el peón f quedará vigilado
por el caballo.
9f7lüd7
No, por supuesto, 9 . . . lüe6, debido a
10 lbd4+.
91 10 �xd3 @f4 11 @ e2 @g3
Parece que todo ha terminado. El ca­
La tarea de las negras c onsiste en ballo de f3 está sentenciado, mientras que
crear otro peón pasado, de modo que si­ el rey blanco está demasiado lej os del
guió . . . peón de g6. Pero las blancas encuentran
1" . fxg4 2 hxg4 hS una idea digna de estudio compuesto.
Ahora las blancas no tienen tiempo 12 lbeS lbf8 13 lbd3 h2 14 lbf2 c;t> g2
para ganar el peón de d3. 15 lbhl
3 g5+ c;t>g7! Aquí radica la idea de las blancas. Des­
El rey debe retirarse, pues de otro mo­ pués de algunas jugadas más, ambos riva­
do el caballo blanco se vuelve muy activo: les acordaron tablas. Se plantea, no obs­
3 ... c;t>e6 4 lüd4+ tt>d5 5 lüf3. Si 5 ... c;t>c4 6 tante, la cuestión de si las negras podóan
f5 gxf5 7 g6 c;t>c3, es posible 8 c¡f¡>f4!. Si 3 ... haber ganado. En lugar de 5 ... h3, jugado
@f5, entonces 4 lüe5. en la partida, tenían a su disposición l a
4 lüd4 h4 más efectiva 5 ... d2!, señalada por l . Zait­
Necesario , en vista de la amenaza 5 sev. Después de 6 f6+ @f7 7 @e2 (7 @ xd2
lbf3. lüb3+!) 7 ... h3 8 lüf3 lbe4 9 @dl, es deci­
S f5 h3 sivo 9 ... lüf2+ 10 c;t>xd2 lüg4.
62

Finales de torres

Torre y peón contra torre Emms - Riemersma


Gausdal 1993
Se trata del final clásico por excelencia y
el más primitivo (aunque no para todos),
que no debería plantear actualmente nin­
gún problem a especial a jugadores del ni­
vel de gran maestro. Pero John Nunn es­
cribió un interesante libro acerca de estos
finales, basándose en análisis de progra­
mas para computadoras, en el que exami­
naba algunas posiciones complicadas. Sin
embargo, en la práctica diaria es mucho
más simple y trágico (o m ás confuso). El
conocimiento de posiciones concretas y
métodos defensivos tienen en este final
una excepcional importancia.
1- .l:l.al?
Lo correcto es 1 ... J:ta3! 2 @g2 J:l. a2+
El peón es de banda 3 @ fl a4 4 .l:l.h3+ c;tic2 5 l:l. h2+ � b l 6
l:t h3 l:t.c2 7 @el l:tb2 8 J:l. a3 J:.b4 9 �dl
Existen programas especiales para orde­ @b2 1 0 l:l. d3 a3 11 J:.d2+ @bl, y el peón
nador para estudiar y jugar este tipo de fi­ de a3 no puede pararse.
nal, de modo que para hallar el correcto 2 @g2?
método de juego lo mejor es consultar al Ahora las blancas dejan escapar una
CD de finales. ocasión de tablas, con 2 .1:1.gS ! a4 3 l:tg3
He aquí algunos ejemplos característi­ @c2 4 J:l.g2 @d3 5 J:.g3 @e4 6 J:l. g4 @f5 7
cos. .l:f.b4 @e5 8 �g2 @dS 9 J:l. h4 a3 10 l:th3 !,
y las blancas alcanzan una posición teórica
muy conocida.
2-. a4 3 @f2 a3 4 .llbS+ @a2
FINALES DE TO R R E S 63

Se ganaba más rápidamente con 4 . . . l:th 7+ lS J:t c7 l:! hl 16 a6 l:r. bl+ 17 @ cS


@ a4 ! . @d 6 1 8 a7
S @ e2 J:t bl! 6 l:t dS @ b2 7 1:!. d2+ @ b3 Las negras se rindieron.
8 1:!. d3+ @ a4 9 J:t d4+ J:t b4 10 l:t d8 a2
11 @ d3 @b3
Las blancas se rindieron. Tosi c - Gyim esi
Yugoslavia 1998

Bagirov - Krai dm an
Grieskirchen 1998 • • • •
• • • •
• • • • • • •
• •

• • • • • •a:• •
�· . . . ,• • • D
• • ••• . .. . .
�· . .. . • •w• •
• •@• • • • • •• 94

• • • •

1 nas?
• • • • 93 Desviar sencillamente al rey, con 1
l:Ic5+ @b2 2 l:!. c8 l:!. xh4 3 @d2, basta pa­
1 ... .l::t c5? ra hacer tablas.
Lo correcto es 1 ... 1:!.g5, asegurándose 1 l:t x h4 2 l:!. a8
.••

las tablas, como en el ejemplo anterior. 2 l:ta7 también basta para hacer tablas.
2 @ d4 l:l. cl 3 lH6+? 2 .l::t b4 3 @ dl?
•••

Más sencillo es 3 a5 , ganando fácil­ El error decisivo. Las blancas se salva­


mente. ban con 3 l:tc8+! @b2 4 @d2! J:td4+ (4 ...
3 @ gS 4 l:tb6 l:t al S 1:!. a6
.•• a3 5 l:t c2+!) 5 @e3 l:td5 6 .ll b8+!.
4 nb4 conducía a tablas, después de 4 3 @ b2 4 l:t d8 a3 S J:!.d2+ @ bl
.••

... @f5 , y el rey se dirige a c8. Las blancas tuvieron que rendirse.
s ". @f5?
Las negras de nuevo deberían haber
optado por el mecanismo de tablas, con 4
... l:Hl!?, y jaque en la columna f.
6 a5 J:r. dl+ 7 @ c5 J:r. al 8 @ bS @ es
A 7 ... l:tbl+ sigue 8 @c6 l:!.al 9 @b6
n b l + 10 @ c7 l:t al 1 1 l:t a8 @ es 12 a6
@dS 13 J:r.d8+ @c5! 14 l:td6! , ganando.
9 l:t h6! @ dS 10 @ b6 .l::t bl+ 11 @ c7
1:!. cl+ 12 @ b7 l:!. bl+ 13 l:t b6 .l::t h l 14 l:t c6
64 EST R A T EGIA GANADORA EN EL FINAL

H err era - Vásquez 1 -. h2! 2 rJi> e2 .1:1.al!


Cuba 1998 Las blancas se rindieron.

• • ..
� .. Vladimirov - Rashkovsky
• ..
� • Cheliabinsk 1975

•� • ..
� ..
..
� �···
•� .. � •
e • • ..
• ..
� •
. �. • .. � P5

1 - .1:1.al?
Las negras podían conseguir tablas con
cualquier j ugada (incluida 1 ... .J:l.e7), me­
nos con ésta, pero la mejor es 1 ... .J:l. e8 ! .
2 a4 @f 6 3 �d6 1 .J:l.c3?
Las negras se rindieron. Lo correcto era 1 : g8+ 'i!i>f5 2 l:lf8+
Wg4 3 .J:l. g8+ @h3 4 .J:l. g5, y tras el avance
del peón h, se consiguen tablas porque el
Vyzmanavin - L emer rey blanco está cortado sólo por tres co­
Campeonato de la URSS 1984 lumnas.
1 ... h4 2 l::l e3 ? ?
Es curioso pero este error es caracte­
rístico de grandes maestros. Una imagen
especular de esta posición se encuentra en
la partida Dvoiris - Kovalev, Simferopol
1988, donde se cometió el mismo error: 2
.J:l. c6! @gS 3 l:l. c8! l:4h7 4 l:4g8+, que con­
duce a tablas. Casi siempre es preciso ata­
car al rey por detrás, y no frontalmente,
porque en última instancia el rey quedará
mej or situado.
2 ... ll h7! 3 .1:1. el
En la partida antes mencionada siguió
3 l:l h3 @g5 4 We2 @g4 5 l:t hl h3, ganan­
1 c;t.> d2 ? do a causa de la deficiente posición de la
Se lograban unas fáciles tablas con 1 @b2 torre.
l:!.g3 2 @c2 c;t.>d5 3 Wd2 l:!.a3 4 'it>e2, etc. 3 h3 4 .J:I. hl @gS 5 W e 3 'it;g4 6 c;f;>f2
•••
FINALES DE TOR RES 65

Si 6 .l:tgl+ @ h4 7 l:lhl, entonces 7 . . . Kamsky- Karpov


J:t a7, seguido d e 8 .. l:l a2, 9 ... h2 y luego
. Linares 1994
10 ... q;,h3.
6 - l:lf7+ 7 @gl .lh7
Las blancas se rindieron, puesto que • • • •
tras 8 .l:t h2, seguiría no 8 . . c;tig3? 9 l:tg2+!
.
• • • •
(=), sino 8 . . .!:tal+ 9 c;tif2 l:tbl ! , con un
.

Zugzwang decisivo.
nm B • •
• • • •
Novikov - Lalic
,• • • •
Manila 1 992 • • • •
• • •@ •
• • • • • • • •
• • • • ¿Qué sistema defensivo deben elegir
@B B B. B las blancas: esperar que el rey negro se
D B 11 a acerque al peón o adoptar el método más

El • • • activo? Está claro que la segunda solución


es más efectiva, pero requiere un j uego
• • • •.1 preciso .
• • • • 1 .l:U6+! <ti e4 2 JI g6! @e3 3 J:l g4!
Lo principal es mantener contacto con
• • • • el peón enemigo.
3••• a3 4 J:l g3+ W e4 5 .l:t b3 J:l a2+
Parece que no es fácil para las negras 6 wg3
defenderse, pero en este caso descubren el Obviamente, es mejor no bajar a la pri­
único recurso salvador. mera fila.
1 - .J:th8! 2 'itib7 c;tid5 3 J:l g4 6 'itid4 7 l:lf3 .l:t al 8 'ito> g2
•••

Después de 3 a6 Wc5 4 ll bl J:l h7, las Ambos adversarios firmaron unas ta­
tablas son inevitables. blas.
3••• c;ti c5 4 .l:t g7 J:l h6! 5 a6 J:I. b6+
6 c;tia7 J:lbl 7 .l:tb7 .J:tal
Tablas.
66 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Euwe - Al ekhin e Torre y peones contra torre y


Campeon ato Mundial, match, 1937 peones

Todos los peones en un mismo flanco

Este tipo de final se encuentra muy a me­


nudo en la práctica. Con varias posiciones
de peones en ambos bandos, en la mayo­
ría de los casos el bando débil debería
conseguir tablas incluso en aquellas situa­
ciones en que su estructura de peones está
debilitada.

Beli avsky - Spraggett


Olimpiada de Elistá 1 998
Las blancas se encuentran en un dile­
ma, pues p ara el campeón del mundo no
es cuestión de alej ar más el rey.
1 @f4?
Lo correcto era 1 : f6, amenazando
con un j aque desde g4. Si ahora 1 ... a3, en­
tonces 2 l:l.g4+ <it;>d5 3 .J:l.g5 ! , con un final
de peones qu_e es tablas.
1 l:t e8! 2 @ t3 @d3 3 l:l b2 l:t f8+
•••

Cortar al rey p arece un golpe mortal


para las blancas.
4 ..t g3 c;tic3 s .i:th7 :n 6 i:ths 101

Después de 6 @g2 J:tal , la posición es­


tá perdida. l h4?
6 . .. l:tal 7 �f3 l:t x a2 8 @ e3 l:t h2 Lo correcto era 1 g4 hxg4 2 hxg4, y
9 l::t c8+ @b2 10 l:t b8+ @el! luego 3 g5, encerrando al rey negro. Tam­
No, desde luego, 10 ... c;i(al ?, debido a bién era posible 1 f3, con el futuro traslado
11 .D.a8 l:t h3+ 12 <it;>d2 a3 13 'it>cl, con ta­ a otro tipo de posición clásica, que se estu­
blas. diará en Ja siguiente sección.
11 l:l c8+ @ bl U l:lb8+ l:lb2 13 l:la8 1 ... @ g7 2 l:l gS @h6 3 g4
.l:l.b3+ 14 r;i;>d4 a3 15 c;ft c4 @ b2 Ahora el plan con f3 es menos prome­
En esta p osición teórica, las blancas se tedor, ya que no está claro cómo podrán
rindieron. romper Ja posición contraria las blancas si,
tras el cambio en f3, sitúan su propio peón
en e5.
3 •.. h x g4 4 l:l xg4 .l:l. eS 5 @n @ hS
6 l:lf4 l:te6 7@e2 l:te5 8 'i!;>el!
FINALES DE TOR RES 67

Las blancas ganan un tiempo. A 8 c¡f¡>d2 Bagirov - B erzinsh


seguía 8 . .. l:tf5. Riga 1998
8 c¡f¡>h6! !
•••

Las negras h a n calculado muy bien el


final de peones.
9 c;tid2 l:l. fS! 10 @c3
Era mejor 10 :. xe4 n x f2 + 1 1 c;tic3 ,
pero incluso en este caso no había posibili­
dades reales de victoria.
10 : xf4 11 exf4 c;tihS 12 @d4 @xh4
·-

1 J c¡f¡> xe4

.. .. . .
. .. . . IOJ

..
.. . , . Las negras exhiben una clara e instruc­
.. .. .. .. tiva forma de materializar su ventaj a.

• •�o • 1 ... l:t dS! 2 c;t;>fl l:t gS 3 'iti>f3 fS


Un eslabón importante dentro del
.. .. .. .. plan: ahora las fortificaciones blancas son
• • n • rápidamente demolidas.
d - u -
4 gxfS exfS 5 � f4 l:lxhS 6 l:[ b7 l:t gS
.. .. .. .. 102 7 :. a7 'it> h7 8 : b7..t;> g6 9 n b6+ "1;if7
1 0 l:t a6 g6 11..t;>e5 l:r. g3 1 2 .J:.a7+ ci>e8
A 13 'it;ie5, lo correcto es 13 ... c;t;>h3!. 1 3 'it f6 h5 14 .1:1. h7
13 .. <tig4 1 4 @e3
. Tampoco se lograba nada con 1 4 e4
No, por supuesto, 14 c;tieS c;t;>f3. fxe4 15 l:te7+ c;tif8 16 .l:l.xe4 g5.
14 ... @h3!! 1 4 ... c;ti d8 1 5 :. a7 h4 1 6 .1:1. h7 h3
Sólo esta jugada conduce a tablas. No 1 7 J:l a7 h2 1 8 J:l h7 : g2 1 9..t;> eS gS!
sirve14 ... @h4?, debido a15 f5!. 20 @d6 @c8
1 5 �f3 @h2! 1 6 c;t;> e3 Las blancas se rindieron.
Después de 16 'iti>g4 c;tig217 @g5, 17 ...
@f3! ! es jugada única.
16 @g2 17 @e2 c;tih3
·-

Tablas.
68 E STRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Madsen - Hansen 11 •••l:l h7 12 :Z. bS h4! 13 gx h4 l:lxh4


Correspondencia 1974 Las blancas se rindieron, ya que el fi­
nal de peones, después de 14 l:la7 @ xe5
15 l:l xf7 l:l. f4+ está perdido.

Huzman Mijalchishin
-

Lvov 1985

La posición coincide, a todos los efec­


tos, con las características de la anterior, y
aquí las blancas debían haber jugado 1
l:l e4, a lo que podría seguir 1 . . l:l el.

2 @ g4 Pero eligieron otro sistema defen­


.

sivo.
1 l:l b4 l:lcl 2 l:l. a4 @ g7 3 l:l b4 :.n+ l h4!
4 @e3 No puede permitirse que las negras
Aquí ya n o servía 4 @ g4 h5 5 @ h3 jueguen ... g6-g5.
l:lel 6 l:lb5 l:le4-+ . 1 . - l:l b8
4 - : rs s l:!.e4 Después de 1 ... e5 sigue 2 °itg2 l:l c2
Después de 5 @e4 g5 6 hxg5 hxg5 7 3 g4 l:l. cl 4 g5+ � f5 5 :Z.f7+ @g4 6 l:lf6
l:l. bl @ g6 8 l:lh l l:l. f2 9 @ e3 l:la2 10 g4 @ xh4 7 l:l xg6, ganando.
l:l. a5 1 1 c;faie4 l:.a4+ 12 @f3 J:l f4+ 13 ..t;>g3 2 @g2 l:l g8 3 g4 g5 4 h5
l:e4, las negras ganan un peón. Esto es más preciso que 4 hxg5+ : xg5
5 hS! 6 c;i;> e2 gS! 7 hxgS @g6 8 @ e3
-· 5 @g3 e5 6 l:lh6+, con algunas posibilida­
l:.xgS 9 @f2@f5 10 l:l e3 des de victoria.
Con 10 n f4, el final de peones está ga­ 4 - nass l:l b7 l:lhShtm
nado. r Ahora el rey puede dirigirse al otro
10 l:l g7 11 l:l b3
••. sector.
O bien 11 @f3 J:l g4! 1 2 'it;1f2 h4 1 3 6
••• l:t g8 7 � e2 l:t a8 8 h6 l:l a1 9 h7
gxh4 l:l xh4 1 4 'Ot>g3 l:l. g4+ 1 5 @f3 l:l f4+ .l:.hl 10 @d2 @ eS 1 1 'it;ic3 .l:.h 4 12 @c4
16 @g3 'Ot>gS 17 l:lel l:lfS 18 l:l e4 @g6 ! , y l:l. hl 13 @cS l:l hl 14 @c6 @f6 15 l:l d7!
el rey efectúa un rodeo hasta dS. En un Abriendo un futuro camino para el
ejemplo anterior, el rey tenía también Ja rey.
posibilidad de atacar al peón h de esta for­ 15
••. l:lh216 ..t;>c7 l:tcl 17'0t> d8
ma. Las negras se rindieron.
F I NALES D E TORRES 69

Beliavsky - Hodgso n 21 'itii b5?


Cacak 1996 Lo correcto era 21 l:f.g2+! @h6 22 c;f;ib5
l:tcS 23 e6 l:te8 24 @c5 : xe6 25 @d5!,
con una posición teóricamente ganada.
21 . �g622 e6 A c8 23 l:1f3
••

l]::tf6
IU7
Más fuerte hubiera sido 1 h4! q;g7 2
.J:c6 f5 3 f3!, creando debilidades en la es­ 23 - 'it>g7?
tructura negra de peones. Omitiendo el típico mecanismo de ta­
1 ct> g7 2 l: f4 f5 3 h3 @ g6 4 g4 hxg4
.•• blas 23 ... @g5 24 e7 l:1e8 25 l:te3 @f4!
5 hxg4 fxg4 6 �g3 e3! 26 .J:e6 c;t>f5.
La única posibilidad de las negras radi­ 24 e7 l:t e8 25 l:t e3 'it>rT 26 @c6 l:txe7
ca en la creación de peones doblados en la 27 l:txe7 @xe7 28 'itt dS
posición blanca. . Las negras se rindieron.
7 l: xg4+ @fS 8 l: f4+ ct>g6 9 fxe3 l:I. b3 Un caso extremo, pero típico, se pro­
10 c;f;if2 @g5 11 �f3 l:I. a3 dujo en la posición siguiente.
Después de 11 ... l:l.b812 @e4.J:eS+13
q¡.d4 l:tdS+, optando por el ataque frontal,
Sz abo - Ker es
que les asegura las tablas a las negras.
Moscú 1956
12 .J: f8 .J: al 13 et> e4 :. a4+ 14 r;t d S
.J: aS+ 1 5 q¡. d 4 .J: a4+ 16 c;t> c S l:I. a5+ 17
q;b4 l:l.a2?!
De nuevo, lo correcto era 17 ... l:te5!
18 l:U3 l:eS 19 @c4 l:tcS+ 20 c;f;id3 l:tdS+
21 r,f;>c3 l:tcS+ 22 r;td2 .J:r.dS+ 23 c;tel l:l.aS
24 'it;if2 l:ta4!, con tablas.
18 :a l:tc219 e4 r;t g4?!
Era mejor, aunque también insuficien­
te, 19 ... @g6.
20 e5 'it;igS
Si 20 ... @g3, entonces 21 'it;>b3! l:l.cS
22 : f5 @g4 23 e4, ganando. 108
70 ESTRAT EGIA GANADORA EN EL FINAL

Las negras tienen grandes problemas y Esta jugada no es un error, pero es más
es muy complicado trasponer a una posi­ técnica 6 ... l:I. a4, cortando al rey blanco.
ción de tablas, con peones f y h. 7 l:ld6@h7? ?
1... h6 Un grave error. Lo correcto era atacar
Si 1 ... b5, entonces 2 g5+ @f5 3 l:l. c6+, el peón de e3 con 7 ... l:tal 8 �e4 ::l.a3 9
y no hay defensa contra 4 l:tf6. ::l.d3 l:la5 10 l:ld5 l:la3 1 1 @ d4 l:lb3, o
2 l:l.h7! l:l.d6 3 hS! bien 7 . . . l:lel 8 e4 l:lfl 9 c;t>g3 l:lgl+ 10
Es posible 3 .J:I. xh6 c;f;>g7 4 g5, seguido i;Ph3 l:lfl, y la torre no dispone de la casi­
de 5 f4 y h4-h5. lla f6.
3 ... c;f;>gS 4 l:lg7 �h4 5 l:txg6 l:ld2 + 6 s e4! :r.n + 9 'it>g3 .i:tgl + 10 c;t>h3 :r.n
o;to>n c;t>g37 l:lf61 lh2 S@el l:lh2 ! 9 c;f;>dl! 11 ::tf6! c;f;>g712 e5
l:. g2 1 0 c;t>cl l:lh2 ll@bl!
El rey se aleja de su oponente.
11." l:I. g2! 12 .J:I. xh6 c;t>xf3 13 l:tg6 c;!;>e4
14 h6 l:th2 15 g5c;t>d3 16 l:tg7@c317 h7
@b318 l:tb7+
Las negras se rindieron.

Aquí vemos lo difícil que es, incluso


para un gran m aestro de primera línea,
defender una posición clásica.

Nikolic Ftacnik
-
110
Pula 1997
Las blancas obtienen así una posición
ganadora que se encuentra en todos los
manuales.
12 •" .J:l.f3 + 13@g2 l:l.a314 l:l.d6!
Mejor que 14 l:lb6, jugado por Capa­
blanca. El plan blanco, con la torre en oc­
tava, es jugar f5-f6, y la defensa negra, con
el rey blanco en f2, consiste en jugar . . .h6-
h5.
14" .J:l.b3?

Lo correcto es 14 ... l:te3 ! , impidiendo


·

109 el avance f4-f5.


15 c;f;>ll?
1 l:lc5! Había que jugar 15 l:ld8 ! , con la ame­
Preparando correctamente la ruptura naza f4-f5-f6. Por ejemplo: 15 ... l:lb2+ 16
h4-h5, a fin de retomar en h5 de torre. @g3 .J:l.b3+ 17 @h4 %1e3 1 8 .J:l.e8 ! y f4-f5.
1- l:lal 2 hS J:tgl+ 3 c;!;>f3@g74 l:taS 15" l:la3 16 l:ld7!
"

gxhS 5 l:l xhS l:l al 6 .ll dS l:l gl Es malo 16 l:I. d8, debido a 16 h5 . . .
FINALES DE TOR R E S 71

17 gS h4 18 .J:ld7 @g6 19 n d6 + @g7 20 Noviko v - B eliavsky


.l:l.h6 h3 21 fS .1:1.aS, y tablas. Graz 199 7
16 ••• l: a2+ 17 @ f3Ila3+1 8 @ e4
na4+ 19 l:t d4!
Ésta es la clave de jugar la torre a la
columna d. Después de 19 @f5 @f8! y, se­
gún un análisis de Kopaev, el final es ta­
blas.
19 - l:t al 20 fS?
Lo correcto ahora era jugar lateral­
mente la torre, 20 l:b4! l:l.gl 21 @f3 l:tal
22 nb8 l:fl + (después de 22 . . . : a3+ 23
@g2 , el rey se dirige a h4, por g3) 23 @e3
l:tel+ (23 . .. .l:lgl 24 fS! l:.xg4 25 f6+ @h7
26 e6!) 24 @f2 ne4 25 'it>f3 .J:lel 26 nb 7!
@f8 27 l:.b4 "1g7 28 @ f2 l:t al 29 l:tb8 hS
30 g5 h4 31 'it;>f3! h3 32 n b2, ganando. l-. l:l.c7 2 : as @e6
20- .1:1. el+ 2l @dS .1:1.gl?
• Las negras tenían que intentar un plan
Esta posición se produjo, con colores con el acercamiento del rey por h6.
invertidos, en la partida Duras - Capa­ 3 : es+ @ f6 4 : as @ g7 s h3 'i#i>h6
blanca (Nueva York 1913), y aquí 21 ... 6 l:t eS l:. c2+ 7 @g3 @hS 8 l:.e7 h6 9 l:!. eS
@f8! 22 @d6 n al hace tablas. l:t c3+ 10 @h2 l:!. cl 11 g3!
22 @ d6 l:. al 23 :. c4 :. a8 24 :. c7 Después de 11 @g3? l:lfl 12 l:.aS, las
l:r. a6+ 25 @e7 l:ta4 26 e6! fxe6 negras juegan 12 ... gS! 13 l:. xfS e3 y ga­
O bien 26 ... l:!. xg4 27 @d6, ganando. nan. Ahora, sin embargo, y a pesar de que
27 f6+ <;ti g6 28 f7 l:!. f4 29 t'S'i!V l:t xf8 el rey blanco esté cortado de la primera fi­
30 ct>xf8 es 31 .J:tc4 la, las negras no logran mejorar su posi­
Las negras se rindieron. ción.
11- : c2+ 12 <itgl n c8 13 @g2 : t'8
Incluso con uno de los autores (¡muy ¿De qué otro modo, si no, preparar
afortunado!) y un peón e pasado, el final ...g6-g5?
es tablas. 14 @f2gS 15 @e3 g4 16 h4 .J:tf617 @f2
@g6 18 Ae8 l:t a619 : es h5 20 @n �f6
21 @f2 l:t a3 22 A e8 : as 23 @ e2 @f7
24 l:l h8 <ite6!?
Ni siquiera el sacrificio de dos peones
sirve de ayuda.
2S l:lxhS .l:l. a2+ 26 @ e3 l:t a3 27 'it>f2
�dS 28 l:!. xfS+ @ d4 29 l:t eS e3+ 30 @fl
ll al+ 31 @ g2! l:t a2 32 @ gl @d3 33 fS!
l:. al+ 34 � g2 e2 3S f6!
Tablas.
72 ESTRATEGIA GANADORA EN EL F I NAL

Los finales de torres de cinco peones 16 d7 l:txh3 17@e8 l:td3 18 d8'it' llxd8
contra cuatro son una formación rara y el 19 @xd8h3 20 l:t el
plan del bando fuerte consiste en crear un Las negras se rindieron.
peón pasado e n la columna d, con buenas
posibilidades de éxito.
Ehlvest - Polugaievsky
Hanninge 1990
Bagirov - Veingold
Tallinn 1 981

lh3!
Preparando l:t c5-c4 y g3-g4.
ll:tal 1 ... f5 l h 4 !
Con idea de defender el peón con la Es preciso fij ar las debilidades y no
torre y liberar así al rey. permitir ... g6-g5 y ...h5-h4.
t.. c;tg6 l .:n l:l a2
. 2 c;tf6 3 l:ta6
•••

Después d e 2 . f5 3 .Ual fxg4+ 4 hxg4,


. . Es desfavorable a las blancas 3 e3 e5 ! ,
el peón de e6 sería demasido débil. y e l peón d e d3 e s débil.
3 'ite4 .: el 4 c;teS'itg75e4! 3 f4! ? 4 �g2 l:tbl 5'it>f3 fxg36 fxg3
•••

El plan de las blancas es claro: jugar , l:tb37 l:la5 l:l.b4


previa preparación, d4-d5. Sin permitir d3-d4.
5 'it>g6 6 f3! .Ue3
••• 8 .Uc5 e5 9 l:t c6+ @g7 1 0 .Uc4 :Z.b6
Si 6 ... rl;g7 , entonces 7 c;td6 y d4-d5 , 11 l:I. a4@f6 U@e4@e613e3
cuando es demasiado tarde para jugar 6 . . . No hay otro plan para las blancas.
l:t h2, debido a 7 d5 exd5 8 exd5 l:t xh3 13... c;tf614 l:l.al l:. b4+ 15 c;td5 J:lbS+
9 d6 l:th210 l:tdl ! . 16@c4 :Z.b2 17 l:l. a6+ @f7 18 .Ua5 l:t c2+
7 d5! exd5 8@d4! l:l.a3 9 exd5@f6 Si 18 .. @f6, el plan blanco sería 19 d4
.

10 l:tel ! exd4 20 exd 4 l:. g2 21 l:t g5, y luego e l


¡Cortar al rey es más importante que avance del peón d.
un peón! 19 @dS llg2 20 l:la7+ @f6 21 :Z.a6+
10 ••.llxf3 11 d6 l:t f2 12 @ c 5 l:t c2+ �f7 22 'it>xeS l:l.xg3 23 l:la7+ �g8 24 d4
13 @b6 l:tbl+ 14 @c7 llc2+ 15 @d8 l:tc3 l:lxe3+ 25 @f6 l:tb3 26 d5 J:.f3+ 27 'it;>xg6
FINALES DE TORRES 73

@18 28 l:th7! l:tf4 29 d6! c;tie8 30 @xh5 1.- l:tc2? 2 a4 l:!.a2


J:!.d4 31 d7+@d8 32 J:!.t7 l:td5+ 33 @g6 Después de 2 ... l:t c3+ 3 @e4 l:l. c4+ 4
: d6+ 34 l:!.f6! : dl 35h5 @ d3 l:!.b4 5 as J:l. a4 6 f4 :l.a3 + 7 � c4
Las negras se rindieron. l:!. xg3 8 l:t b6 J:!. g4 9 a6 l:txf4+ 1 0 @ bS
J:l. fS+ 11 �c6 J:l. a5 12 @b7, las blancas ga­
nan.
Finales complicados 3 @e4 l:ta3 4 a5 J:!.a4+5 @d5 J:!.a3
6 'it>c6 l:l.c3+
Es interesante entender por qué los gran­ Si las negras toman el peón, 6 ... l:!.xf3,
des maestros no consiguen defender posi­ entonces, después de 7 l:!.b6 J:l. xg3 8 \t>b7 !
ciones ligeramente inferiores, en las que el l:l. a3 (8 ... g5 9 a6 J:l. a310 hxgS +-) 9 a6 f6
método para hacer tablas es bien cono­ 1 0 a7 l:l. x a7 1 1 @ xa7 gS 12 J:!.bl ! g x h4
cido. 13 @ b6 c;tig6 1 4 @es @ fS lS @ d4 � f4
16 l:!. fl+ @ g3 1 7 @e3, las blancas ganan,
pero la jugada de la partida tampoco salva
Dautov - Alterman a las negras.
Alemania 1 998 7@b7 l:l.a3 8 f4l:l.al9 l:!.a8 @f610 a6
@f511 J:!.18 J:!.bl+12@a7f613 l:!.b8 l:l.el
14 J:!.b3!
Un reagrupamiento importante. La to­
rre ej erce dos importantes funciones de­
fensivas: defender al peón de g3 y contro­
lar la columna b, a fin de liberar a su rey.
14 @g415@b6l:l.e6+16 c;tia5 J:!.e7
•••

17l:l.a3!
Una nueva función: apoyar el avance
del peón a.
17 g5 18 fxg5 fxg5 19 hxg5 l:!.e5+
•••

20 @b6l:l.xg5 21 a7 l:tg8 22 l:tc3! l:l.g6+


1/4 23 *b7 : g7+24 @b8
Las negras se rindieron.
En estas posiciones el statu quo no es
recomendable. Aquí hay dos planes acti­
vos:
(a) El plan de Petrosian, a base de 1 ...
f6 ! ? y ... g6-g5 , creando una debilidad en
h4.
( b ) Dej ar los peones solos, con 1 . . .
l:tg2 2 @f4 l:l. b2 3 a4 l:l. b4+ 4 @ eS J:!.b3, y
las blancas no consiguen avanzar el peón a
muy lejos, antes de que caigan los peones
de f3 y g3.
En la partida siguió:
74 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Mijalcbishin Eslon
- 9 l:t bl+ ?
...

K ecskemet 1 9S3 Mejor es, de inmediato, 9 ... @d6!, sin


permitir que el rey blanco penetre por c5,
y si 10 a6, 10 ... l:l. bl .
10 @ c5 l:t b8 11 a6 gS 12 c;!;>c6 @f6?
En este tipo de posiciones es útil pre­
pararse para rechazar al rey blanco. 12 ...
@e6 13 a7 .l:.aS 14 @b7 l:l. xa7+ 15 @ xa7
@d5!, con buenas posibilidades de tablas.
13 a7 l:t a8 14 @ b7 .1:. xa7 15 l:I. xa7 g4
16 'ii;i c 6 @ es 17 @cS g3 18 @ c4 @ f4
19 @d3
Las negras se rindieron.

115

Keller Mikenas
-

l ." l:l. a3+? Correspondencia 1 992


En situaciones análogas, cuando e l
peón n o h a alcanzado la cuarta fila, e s co­
rrecto activar el rey, pero la torre da un j a­
que frontal.
2 'itie4 @e7 3 @dS f54 c;!;>c5 h4?!
Lo correcto es, de nuevo, 4 ... l:!.aS, dis­
poniéndose a responder a 5 @b4 con 5 . . .

l:l. bS+.
S c;!;>b4 l:l.e3 6 a4!
El material no es nada, mientras que la
actividad (en vista del peón pasado) lo es
todo.
6 hxg3 7 b xg3 l:t xg3 8 a5 l:I. gl 9 l:I. a2
º"

Las negras deben perder, a causa de su


peón débil de e4.
l a6! g6
Después de 1 ... h4 2 gxh4 l:!.al+ 3 @e2
l:I. a2+ 4 c;!;>e3 l:la3+ 5 @ xe4 l:!. xh3 6 f4 !
:lxh4 7 l:t aS l:!.hl 8 l:!.f8 y 9 a7 gana. En
caso de una defensa pasiva por parte de
las negras, las blancas av anzan su peón
hasta a7, luego el rey se dirige a e5, con lo
que la torre negra debe vigilar desde la ca­
silla a4. Entonces, las blancas juegan 'iti>f4
y, a . . . @h7,@f5, ganando.
F I NALES DE TOR RES 75

2 n as @f7 3 a7 @ g7 4 @ el @ h7 Le recomendamos al lector que preste


s @dl @g7 6 @el @h7 7 @bl n a6 8 g4! atención a esta jugada.
Determinado la formación de peones
del flanco.
8 h x g4 9 h x g4 � g7 1 0 gS @ h7
..• �· . . .
11 'it>b2 ri;g7 1 2 @bJ @ h7 1 3 @ b4 @ g7 • • • •
• • • •
1 4 @bS l:t a2 1 5 @b6 l:f. b2 1 6 @ c6 l:t c2+
17 @ d6 .l:ta2 1 8 l:f.c8! .l:txa719 l:t c7
El final de peones está fácilmente ga­ • • • •
nado. Las negras se rindieron.
• • • •
• • • •
Lemer - Dorflnan
Tashkent 1980
• • a. •
• • • • 119

De esta forma las blancas evitan que su


rey pueda ser mantenido a raya por el ri­
val, así que se acerca del peón enemigo y
las blancas ganan. Las negras, en conse­
cuencia, se rindieron.

Ko no pka - Sherbakov
Pardubice 1996

1 ••• @g7?
Juego pasivo. Lo correcto era 1 ... @e6
6 1 ... na2, deteniendo al rey en f6.
2 a5 l:f.a4+ 3 @e5 .l:ta3 4 'it;>e4 l:!. a4+ ?
Más sencillo es 4 .. @f6! 5 a6 @e6, con
.

tablas.
S 'it>dS l:t a3 6 a6 .l:t xf3?
Un error decisivo. Después de 6 ... @ f6
7 @ c6 n xf3 8 n b8 n a3 9 l:l.b6+ @f5
10 @ b7 @g4 1 1 a7 .l:lxa7 12 @ xa7 @ x g3 120

13 l:!. b4 f6! , hay fáciles tablas con ... g6-g5.


7 l:!. b8 l:t a3 8 l:t b6 l:t xg3 9 r;t> c6 l:t a3 Esta posición se parece a la anterior,
10 @ b7 gS 11 hxgS h4 1 2 a7 h3 1 3 a8'tW pero hay varias diferencias importantes.
l ha8 14 @ xa8 h2 15 :. h6 f6 16 n xh2 Las negras tienen un peón doblado y el
fxgS 17 .llf2 !! mayor número de peones existentes incre-
76 ESTRAT E G I A GANADORA EN EL F I NAL

menta las p o sibilidades de victoria del 1 g4! gS 2 a4 l:l.al3a5@g6 4a6 �h6


bando fuerte. Las blancas también ganan en caso de
l.-f5 4 . . . h5 5 gxh5+ ,.Pxh5 6 .J:I. a8 � g6 7 a7
Era de considerar 1 ... e4!?, mantenien­ @f5 8 @g3, con idea de 9 f3.
do el peón f en f7, a fin de defender al rey 5 l:h8@g6 6 a7 c;Pg7 7 � g3 .J:I. gl+
contra j aques laterales. 8@h2 l:l.al9@g2 ! h6
2 l:lb8 e4 3 h3 hS 4 h4 l:lbl+ 5@e2 Después de 9 ... @ h6, las blancas ga­
l:tb2 + 6@fl l::lbl+ 7 c;Pg2 l:lb2 8 b4 l:lbl nan con 1 0 l:I. f8 l:l x a7 11 l bf6+ @ g7
9 bS@g61 0 b6 Wh7 ll f4! e x f3 + 12@xf3 1 2 l:l. e6 l:t a4 13 @ g3 @fl 14 .J:l.h6 @ g7
@g713b7 15 l:t d6 .J:l.a7 16 .J:l.e6 .J:l.a4 17 h4.
A 1 3 W f4 las negras replican 13 . . . 1 0 @h2 @h7 ll l:l.18 .lha712 l:l xf6
@f6!, con idea d e ... l:t fl. @ g7 13 .J:I. e6 .J:I. a4 14 '19 g3 .J:I. b4 15 h4
13... l:lb4 14 We2 l:lbl 15@d2 l:lb3 gxh4+ 16@xh4 l:I. a4 l7@g3 J:tb4 18 l:le5
16@c2 l:lb517@c3 l:l.b6 18@c4l:lbl19 ,.Pg619 l:l.f5
<;t>cS : b3 20 @c6 : c3+ 21 �d7? Con idea de .J:l.f5-f4, f2-f3.
Más fuerte es, de inmediato, 21 .J:I. b5 19 .1:1. b8 20 @f4 .J:I. e8 21 l:I. eS! .J:I. xeS
-

: b3+ 22 'it>c5 ! . 22@xeS @gS 23@xe4@xg4 24 'it;>d3!


21... .J:l.d3+ 22@e8! Las negras se rindieron.
Después de 22 @ xe6 l:l xe3+ 23 @xf5
.J:l.f3+ (=).
22... l:lb3 23 we7 l:l.b6 24 @d7l:lb3 Kozul - Nikolic
25 @c6 l:lc3+ 26@bS J:tb3+ 27@cS! .J:l.bl Sarajevo 1993
Si 27 . . . @h7, gana 28 @ c6 l:t c3+ 29
@ d6 l:l d3+ 30 @ e7 .J:l.b3 31 @f6 ! .
28 @c6! l:l.cl+ 29 @d6 l:l.bl 30 @xe6
J:tbS 31 l:l.dS
Las negras se rindieron.

Andersson - Hübner
Ter Apel 1 997

la7
Las blancas no ven posibilidad de diri­
girse con su rey al flanco de dama, para
apoyar al peón de a6, pues en tal caso ten­
drían que sacrificar el peón de 12.
1-@eS
Tampoco es malo 1 ... @g7, con idea
FINALES D E TORRES 77

de 2 . . fS , y es i g u a l m e n t e jugabl e 1 . . .
. 2 f4! d4
J:[ a3. La otra posibilidad es ocultarse en h7 y
2 f3 .l:!. a3 3 @a .!:t al 4 @ e2 @ f6 5 f4 esperar, con 2 @h7 3 @ fl . Pero enton­
...

J:[ a3?! ces el rey blanco entra en j uego por b l ,


El modo más sencillo de conseguir ta­ ataca e l peón d e d S y, como consecuencia
blas es S . . . @e7, y no hay forma alguna de del Zugzwang, captura los peones dS y fS.
que el rey se aproxime. 3 c;f;>ll d3 4 @el! @1'8
6 @d2 A a2+ Perdía 4 ... .l:!. x g2 S l:t d7 l:l.a2 6 a7 @ h7
Una j ugada como 6 . . . @ e7 sie mpre 7 @dl, y el rey blanco captura el peón de
puede hacerse. fS, y después se dirige a b8.
7 @ e3 l h3 8 @ c4 l:!. aS 9 c;f;> b4 A a2 5 .l:t a8+! @e7 6 a7 @f7 7 @dl l::t a4
lO @ cS A al 11 c;f;>c6 En la partida, después de 7 . . . g6? 8
No sirve 1 1 l::t h8 A xa7 12 l: xh6+ @g7 A h8, las negras se rindieron.
13 fx gS l::t aS . 8 @d2 l:t a3 9 � e3 A aS 10 @xd3 l:t a4
11 ... A a2 12 c;f;>cS l::t a6 13 @d4 A a4+ 11 c;f;> c3 A al 12 @ c4 A a2 13 @ cS l:r. al
14 @ d3 l::t a3+ 15 c;f;>e2 .l:t aS? 14 @c6 .l:t cl+ 15 @d6
Perdiendo por completo el sentido del Disponiéndose a responder a @eS con
peligro. ¿Por qué no lS . . . @ g7? .i:t aS , pero ahora las blancas amenazan
16 ti. h8! A xa7 17 A xh6+ @g7 18 fxgS con pasar a un final de peones.
J:r. a3 19 @f3 l:t a5 20 h4 A b5 21 .l:!. f6 15..• .l:t al 16 l::t c 8 ! l:r. a6+ 17 A c6
Las negras se rindieron. l:t xa7 18 l:r. c7+ l:t xc7 19 @ xc7

Yermolinsky - Seirawan
EEUU 1 997

124

Obsérvese una clave esencial: el tiem­


po g2-g3 resulta decisivo. Con el. peón en
·

g3 el final sería tablas.


19 ... @e7 20 �c6 @ e6 21 c;f;>cS!
1 ... A xa2? Rompiendo la oposición.
Las negras no sospechan que haya el 21 ••. c;f;> f6 22 @ dS g6 23 hxg6 @ x g6
menor peligro relacion ado con el peón 24 c;f;>e6
blanco de hS. Lo correcto era 1 . f4 ! . .. Las b lancas ganan. Con el peón en g3 ,
78 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

sin embargo, 24 ... @ h5 25 @ xf5 es aho­ Las negras tampoco se salvaban con 17
gado. ... .l:!. xg4 1 8 .l:l a7+ @g8 19 l:t b7 y a6-a7 +-.
18gxhS .!:!. aS+ 19@e4
Las negras se rindieron.
Vujala - Smith
Correspondencia 1993
Salov - Malaniuk
Campeonato de la URSS 1 988

12$

lg4!
Fijando las debilidades enemigas.
1 ... h6 2 @g2 .U.a3 3 h4 @f6 4 hS ! @ g7 1 ... @ b6
Subrayand o la ventaj a blanca. Si 4 . . . La jugada secreta. Es fácil calcular que
@e6, 5 g5 ! . si 1 ... l:t xb5, las negras no tienen tiempo
S hxg6 �xg6 suficiente para hacer tablas.
Si 5 ... fxg6, entonces 6 .U. c7, con idea 2 l:. b4 �a5
de .l:!. a7. A primera vista, 2 . . . gxf3+ 3 @ x f3
6 f3 f6 l:!. g8 parece suficiente para tablas. En rea­
Es mejor 6 . .. @ g7 7 r;f;>f2 'itig6 8 @e2 lidad, en la variante 4 .l:!. d4 r¡f¡i xb5 (4 . . .
@g7 9 .J:[f5 @g6 10 @ d2 h5 ! =. @ c5 e s inútil, debido a 5 l:t d7) 5 l:l. d5+
7 @ g 3 l:l. a4 8 l:l. dS ! l:l. b4 @ c6 6 .: xf5 @d6 7 g4 @e6 8 @f4, surge
Ahora la continuación 8 . . . @g7 9 f4 una posición teórica, en la que j uegan ne­
@ g6 1 0 .l:l d 7 ! f5 1 1 l:t d6 + @ g7 1 2 a6 gras y, por consiguiente, es tablas con 8 ...
.l:l a3+ 13 @h4 l:l a4 14 g5 conduce a la vic­ .l:!. a8. Pero las blancas j uegan la más refi­
toria blanca. nada 4 l:t b3 ! (amenazando 5 @ f4) 4 . . .
9 l:[dS ! l:[ a4 .l:!. g4 5 l:!. d3 @ xb5 6 l:l. dS @ c6 7 l:i xfS
Es demasiado tarde para 9 ... h5, por 10 l:!. g8 8 g4 @ d6 9 @f4 @e6. La misma posi­
gxh5+ @ xh5 1 1 l:t h8+ @g6 12 .l:l g8+, se­ ción, pero correspondiéndoles j ugar a las
guido de l:[ g4. blancas, 10 gS, y esta vez ganan.
10 .l:!. g 8+ ! @t7 11 l:b8 .l:!. al 12 f4 @g7 3 l:!. b3@b6 4 @f2 l:!. a8
13 a6 .!:!. a2 14 f S ! l:[ al 15 @ f3 .!:!. a3+ O bien 4 ... gxf3+ 5 @ xf3 l:t g8 6 @f4, Y
16 @e4 .l:!. a4+ 17 c;t;>dS hS las negras no pueden resistir.
FINALES DE TO R R E S 79

5 fxg4 fxg4 6 l:. b4 .l: f8+ 7 @e2 l:. e8+ 8 l:t d3 @ es 9 l:. dl f6! 10 l:l. d2 .l:l. e6
En la variante 7 ... 'it> c5 8 l:I. xg4 q;, xb5, 11 J:r. c2 @ d4 12 J:r. el l:!. e 3 + 13 @ g2
es posible 9 .l: f4 ! l:l e8+ 10 @ f3 'it>cS 1 1 g4 J:r. g3+ 14 @ h2 J:. c3+ 15 l:r. dl+ l:r. d3 16
.l: g8 12 J:l. f6. J:. cl J:l. f3 17 l:l dl+ c;f;> cS 18 J:r. cl l:l. f2+
8 �a .11 18+ 9 @e2 J:l. e8+ 10 @d3 c;t>cS 19 c;t> gl lU4
11 l:. e4 l:l. d8+ 12 @ e3 @ xbS 13 .l:l. xg4 Las blancas se rindieron.
@ cS 14 l:l. g6 c;f;> dS 15 @ f4 J:r. f8 16 � g4
�e4 17 J:r. e6+ @dS 18 l:l h6!
Las blancas tienen ya una ventaj a que Mijalchishin - Jmelnitsky
resulta muy fácil de materializar. Sibenik 1990

Guseinov - Beliavsky
Pula 1997


• •

Las b l a n c a s no p u e d e n h a c e r n a d a
contra la ruptura ... f5-f4.
1 -· l:l. bl! 2 @f2
Era malo 2 � f4 l:l. e l 3 l:l. e3 (3 c;t f3
Las blancas tienen una debilidad en c4, l:r. e4, con idea de .. .f4) 3 . . . l:r. dl , y no hay
pero no es muy acusada, así que las negras defensa.
necesitan crear una segunda. 2 ... f4! 3 J:r. f3
1 -. h5! 2 @f4 No sirve d e ayuda 3 g x f4 @ f5 .

Después de 2 gxh5 l::t xh5 3 c;f;> g3 l:t c5 3 ... l:l. b2+ 4 c;tigl fxg3 5 l:. f6+
4 J:r. c3 sigue 4 . . . ot> d7 ! , con la amenaza Es preciso hacer retroceder, al menos,
... @c7 y ... d5. al rey negro.
2 ••• g5+1 3 @f3 h4 5 -. @g7 6 l:. xe6 l:t h2!
Ahora hay una debilidad en h3. El peón h es e l que v a a resultar deci­
4 l:l dl sivo.
Impidiendo l:l. e6-el y h l . 7 l:t d6 nxh4 8 n xd5
4 •••l:l c5 5 l:l. el+ @ d7 6 J:t e4 l:te5! Después de 8 c;f;>g2 l:l. g4 ! 9 l:. xd5 h4, si-
7 J:r. d4 @c6 gue . . . h4-h3 y . . . g3-g2.
Ahora el rey se incorpora al ataque so­ 8 . l:l. e4! 9 e6 h4 10 l:. h5 l:r. xd4 11 e7
..

bre el peón débil de c4. @ r7 12 l:r. h7+ @e8 13 @g2 l::t g4!
80 ESTRAT E G I A GANADORA EN EL FINAL

Zugzwang. Si 14 @gl , 14 ... g2.


Las blancas se rindieron.

Mednis - Gurevich
Nueva York 1982

1 0 J:l. d2+ @e6 11 'it>c6 c3

129

En esta posición, bastante atípica, sólo


hay una posibilidad de que las negras pue­
dan salvarse.
l cSU 2 b5
oM

Después de 2 b x c 5 'it> d5 3 @ d3 J: c4
4 @e3 �e5 ! , las negras hacen tablas.
2 l:l b4 3 l: b 2 ! l:t xh4 4 b6 l:[ h8
••• 131

S ci;ic4@d6 6 'it>bS �d7!


Aún no e r a demasiado tarde para 12 J: e2 +@f5 13 b7
perder: 6 ... l:t c8 7 J:l d2+ 'it> e5 8 b7 J: b8 Si 13 @b5, entonces las negras hacen
9 l: d7 @ e6 1 0 c.t> c6 , y las blancas ga­ tablas con la maniobra 13 . . . J:l. a3 14 �c4
nan. l:. a6 ! .
7@a6 l:la8 + 8 'it>b7 l: a4! 13_ J:l. b414 l:l. h2
(Ver diagrama 130.) Nada cambia co n 14 @c7 =.

14 ••• J:l. xb7! 1 5 c;ti xb7 'it> e4 16 @c6


Ahora, si l as blancas j uegan 9 l: d2+, c,t>d3
las negras tienen la posibilidad de pasar a Tablas.
un final de peones, con 9 . . . :t d4. Sin embargo, el análisis después de la
9 l:t c2! ! c4 partida demostró que, en la posición del
Si 9 ... @d6, 10 l:l d2+ l:l d4? 11 l:t xd4+ diagrama 1 79, merecía consideración 12
cxd4 1 2@c8, y las blancas coronan con ja­ J:l. c2!, y si 12 ... J:l. a3 (12 ... J:l. c4+ 1 3 �b5
que. Si 9 . . . A a5, las negras pierden tam­ @d5 14 b7, y las blancas ganan; o bien 13
bién después de 1 0 l:t d2+. . .. l: c8 14 b7 l:l. b8 15 �c6. con el mismo
FINALES D E TORRES 81

resultado) 13 b7 l:t b3 14 l:t e2+! {sólo aho­ Chaunin - Friedman


ra, ¡cuando la torre negra se encuentra en Moscú 1951
la casilla b3 ! ) 14 . . @f5 15 @ c7, y las blan­
.

cas ganan.

Interesantes métodos defensivos

Aquí las blancas pueden ganar fácil­


mente con 1 �xg3 ! y 2 h4, después de lo
cual el peón f llega a f7. Las blancas, sin
embargo, pensaron que era más simple 1
h x g3?, manteniendo unidos sus peones,
Al defender esta posición típica, resulta de pero resultó que después d e 1 g4+ !
•••

enorme importancia la presencia de dos 2 fx g4 , no pueden ganar, pese a sus tres


peones blancos. Si el segundo peón es g o peones de ventaja.
h, el bando fuerte no puede ganar, mien­
tras que en cualquier otro caso gana fácil­
mente, avanzando ese segundo peón a la Polugaievsky - Parma
séptima fila. el conocimiento de este tipo Sochi 1965
de posiciones, en sus distintas variantes, es
fundamental en el momento de la transi­
ción a un final de torres.

En esta partida clásica, las negras se


82 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

rindieron, ante la amenaza 1 h6, consi de­ D espués de 1 ... @ h7? 2 @ c6 l h2


rando que no había defensa. Sin emba go , r 3 J:l d8! l:I. x a 7 4 l:!. d7+ l:l. x d7 5 o;t. xd7 gS
e
d spu é s de 1 . . . @ g6 y 2 . . . @h7 ! , podían 6 'it>e6!, las negras se rindieron.
hacer tranquilamente tablas. El método de que se sirvieron las blan­
cas es característico de tales posiciones. Es
posible que las negras ni siquiera pensasen
Slúrov - Kramnik en el hecho de que era posible entregar su
Belgrado 1 999 peón central.
La defensa correcta pasaba por 1 . . .
l:l. al ! , en cuyo caso la transición a un final
ll .
• • • • de peones no se consigue, ya que tras 2

D • • . • "
@ c6, las negras j aquean sobre las colum­
n as , hasta que el rey se ve obligado a apar­
• •
� •� tarse del peón a. Por ejemplo: 2 ... l:l el+ 3
•8 •� .� ... @ d6 l:l dl + 4 @ e6 l:l al 5 l:!. d8 (5 l:l. e8?


� • • l:l. a6+ ! ) 5 ... .l:l a6+ 6 l:l d6 l:l xa7 7 l:!. d7+
.!:!. xd7 8 @ xd7 @f6 ! 9 @d6 g5 ! 10 hxg5+
• • - •�·• @ xg5 11 'itd5 e3 ! 12 fxe3 'it>g4, y tablas .


� � • •
• �
En la siguiente partida no se aplicó el
método defensivo co ecto . rr
• • • •
" � 135

Aquí Shirov exhibe un método gana­ Johnov - Timoschenko


dor similar. Pavlodar 1982
1 b6? cxb6 2 l:I. h8
Las negras se rindieron.

Mokry - Pribyl
Olomouc 1 977

Las blancas estaban convencidas de


que podrían hacer tablas, pero pese a re­
fl exionar durante más de una hora, no
l o g r a r o n c o n s t r u i r l a fo rta le z a . Este
1.16 ej emplo ilustra e l i n terés que tiene para
F I NALES DE TOR RES 83

el jugador práctico la teoría de fin ales de Las negras podrían j ugar 12 .. g4 (en
.

torres. cuyo caso surge una conocida posición de


El hecho de que el peón se encuentre tablas teóricas), o bien deben intentar pa­
en f6 (y no en fl) no tiene significación. sar el tumo de j uego a las blancas, lo que
Ahora lo más sencillo para las blancas era posiblemente puedan conseguir.
1 g3! <t;e7 2 @g2 @ d7 3 1:1. a8. En última Pero incluso en este último caso, las
instancia, las negras pueden conseguir la blancas logran hacer tablas después de 1
posición del diagrama 138. g4 ! hxg4 2 @g3. Por consiguiente, las ne­
gras deben tomar el peón de inmediato.
2 ... r;t> xe4
Así se alcanza la posición básica de es­
te final.

Si j uegan blancas, las negras ganan un


peón con 1 'Ot> h2 c;t> f3 , etc. Si j uegan ne­
gras, después de 1 @d3 2 'iti>h2 c;t>c3, las
••• 139

negras ganan de la misma forma que en la


partida Mokry - Pribyl. Así pues, lo más Aquí no tiene significación cuál de los
sencillo es entregar de inmediato el peón: dos bandos j uegue. Lo único que las ne­
2 l:l.a8! . gras deben tener presente es que no de­
Aquí, u n mecanismo como 2 . . . 1:1. el no ben jugar ... g6-g5, ya que tras el cambio de
da resultado, puesto que primero seguiría peones se crearía un segundo peón pasado
3 l:l. a3+ ! y sólo entonces 4 l:l. xa2. Tampo­ (g o h) que no gana.
co pueden ganar las negras después de 2 ... El único camino hacia la victori a es
l:l. cl 3 l:l. a3+ l: c3 4 l:l. xa2 l: c2+ 5 l:l. xc2 crear un peón pasado f. Pero ¿cómo pue­
@ xc2 6 W f3 r;t>d3. de lograrse? Si las negras maniobran con
En comparación con la partida Mokry su rey hasta las casillas d4 6 c4, etc., enton­
- Pribyl, este final de peones es favorable ces la torre blanca j aquea sobre la colum­
al bando fuerte. Pero en este caso, el ban­ na. Pero incluso en este caso las blancas
do débil fuerza tablas: 7 @f4 @ d4 8 <;f,;i f3 deben tener cuidado. Después, por ejem­
g5 ! 9 hxg5 fxg5 1 0 e5 ! . plo, de 3 l:l. c8+ @ d4 4 l: d8+ @e5, es un
También aquí e l sacrificio de u n peón error 5 J:l e8? <it>f5 6 : as g5 7 l:l. a5+ c;t>g6
central les salva. Sigue 10 . @ xe5 1 1 @e3
.. 8 hxg5 f5 ! .
@f5 12 @f3, y tablas. Después d e capturar e n g5, las negras
84 ESTRAT E G I A GANADORA E N EL FI NAL

consiguen crear un peón f pasado, que re­


sulta decisivo. En lugar de 5 l:t e8?, es pre­
ciso continuar con 5 l:t a8!.
Ahora, l a m aniobra mencionada no
sirve: 5 ... g5 6 hxg5 f5 7 .1:1. a6 ! h4 8 g6, y las
negras tienen que pensar ya en cómo sal­
varse.
A 5 .: a8, las negras tratarán de llevar
el rey a g7, a fin de seguir con ... g6-g5. 5 ...
@e6 6 .U. a6+ @f7 7 l:l. a7+ @ g8 8 l:t aS+
@g7, a lo que sigue un jaque en la fila: 9
.i::t a7+, y después de 9 ... @h6, la maniobra
10 l:t a6 impid e el avance ... g6-g5.
Las negras no tienen otra cosa que 10 q.,c3 14 J:t a8 fS ! 15 J:t a7 f4+! 16 q.,b2 @d4
. .. fS, en cuyo caso es posible 11 l:t a7 gS 17 l:l a4+ 'ii;> eS 18 l:t a3 @fS 19 l h6 c¡f¡> g4
12 .l:t a6+ @g7. 20 .J:[ xg6+ @ xb4. 21 l:t a6 'ii;> gS 22 l:t a8 h4
En este momento, las blancas pueden 23 J:t g8+ @ f6 24 .: a8 h3! 25 gxh3 f3
elegir dos caminos y ambos conducen a un 26 l:t a3 @e5
resultado favorable a sus intereses. Vea­ Las blancas se rindieron.
mos el primero y más directo: 13 hxg5 h4
14 gxh4 f4 1 5 h5 f3+ 1 6 @ f2 l:t hl 17 h6+ !
@h7 1 8 l:t a7 + @ g6 19 h7 l:t xh7 20 .U. a6+ ! La actividad es más importante
@xg5 21 c;Pxt3, con tablas. que el material
El segundo camino también conduce
al m i s m o o bj e t i v o : 1 3 .J:[ a7+ @ f6 1 4 Es sobradamente conocido que en los fi­
l:t a6+, y las negras s e encuentran e n una nales de torres la actividad es más impor­
encrucij ad a . D espués de 14 . . . c;i;> e5 1 5 tante que el material. Esto significa que
hxg4 h4 16 g6, incluso podrían perder. debe procurar desplegarse la máxima acti­
Pero en la línea 14 . . . @ fl 15 l:[ a7+ vidad posible de rey y torre, en conjunción
@ e8 { 1 5 . . . @ e6 1 6 h x g5 ! h4 17 g6) 1 6 con los propios peones pasados y en la lu­
: as+ @d7 1 7 J:h7+ @ d8 18 .l:l. a8 ! , e l re­ cha contra los peones pasados enemigos.
sultado es de tablas, ya que las negras no La idea misma de concederle prioridad
pueden pasar a la columna e con su rey, al m aterial puede tener consecuencias
pues si 18 ... @ c7, 19 hxg5. fatales.
He aquí algunos asombrosos ejemplos.
Volvamos a la partida J olmov - Ti­
moschenko.
(Ver diagrama 1 40.)

10 .J:[ a3+ @ x e 4 ll l h4+?


Aquí seguía sien do posible 11 @ h2 y
luego g2-g3 .
11 @ e3 1 2 ll a3 + @ d4 13 :t. a4+?
.•.
FINALES DE TORRES 85

Larsen - Browne Arbakov - Gurevich


Las Palmas, 1982 Moscú 1 978

141 142

La torre negra es desesperadamente 1 - :c1! 2 @[3 :c4 3 c;t>e3 e5! 4 c;t>d3 J:[a4!
pasiva, y el plan de las blancas es llevar su Está claro que no 4 ... e4+?, debido a 5
rey a h5 , situar la torre en b6, y luego dis­ .l:l. xe4.
locar los peones negros con el avance f4- S 'it;ie3 e4 6 l::t g3 l:l. a2 7 .J:l. g4
f5-f6. O bien 7 h4 g4 8 h5 l:!. a3+ 9 @ f2 J:l xg3
1 ..tii g4! �e6 10 @xg3 e3, ganando.
Después de 1 .. g6, las blancas ganan
. 7 ... .J:l. a3+ 8@f2 l:l. d3
con 2 l:l b6+@g7 3 f5@ h7 4 @f4 y 5 @e5. Las blancas se rindieron.
2 fS+ @e5 3 l:l b4! g6
"En los finales de torres las posiciones
Si 3 . . it>d6, sigue 4@h5.
°
.
activas de las piezas equivalen a un peón."
4 fxg6 fxg6 5 .1:1. b6? @d4 6 l:f. xg6 l:I. xb7
(Smyslov) . He aquí un ejemplo clásico.
7 .J:l. xh6
En el momento oportuno, el peón de
Capablanca - Tartakower
b7 se entrega p o r un p e ó n d e l fl anco
Nueva York 1924
opuesto, lo que se traduce en una posición
teóricamente ganada.
7 l::t g7+ 8 @ f4 l:U7+ 9 @ gS 'it> eS
•••

ro � : m n @� .1:1. n u � @rs n : M
Las.negras se rindieron.

En la siguiente posición, la torre blan­


ca está sólidamente instalada, pero es in­
móvil y pasiva. Las negras encuentran un
plan para pasar a un final de peones, ex­
plotando precisamente la situación de la
torre contraria.
NJ
86 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

1 c;tg3! l:l xc3+ 2 'it>h4 l:l f3? 5 ••.@ g8 6 l: g7+ @ h8 7 A xc7 l: e8


En este tipo de posiciones, el materia­ 8 @ xfS .l:l. e4 9 c;t f6 l: f4+ 10 'it eS l: g4
lismo suele ser catastrófico. Esta posición 11 g7+, etc., y las blancas ganaron.
despertó un gran debate en 1998 en la re­
vista rusa 64. El maestro Goldin sostenía
que 2 ... a6, con idea de crear rápidamente Lilientha1 Smyslov
-

un peón pasado, les daba a las negras posi­ Moscú 1941


bilidades de tablas. Sin embargo, después
de 3 g6 b5 4 axb5 axb5 5 @g5 b4 6 l: f7+
@g8 7 l: xf5 b3 (el maestro Barsky señaló
7 ... l:!. g3+! 8 'lt;>h5 ! [8 @f6 l:l g4! conduce a
un callejón sin salida] 8 ... b3 9 l:t xd5 b2 10
l:l. b5 q;g7 1 1 l:l xb2 l:Xg6 12 l:c2 l:l. d6 13
l:l c4! @f6 14 @g4 c6 15 c;t.>B �f5 16 : es+
@e6 17 @e4, rechazando gradualmente a
las piezas negras} 8 l: xd5 @g7 (8 ... l: c6 9
@h6 l: d6 1 0 l:l. a5 ! .D. d8 1 1 J:l b5 ! , ganan­
do ) ;

Siguió:
1 @e4! 2 l: xcS f4! !
...

Al sacrificar u n tercer peón, las negras


crean una cobertura contra los jaques a su
propio rey.
3 exf4
O bien 3 @fl l: al + 4 @e2 t3+ 5 @f2
l:. a2+, con j aque perpetuo.
3 - �f3 4 h3 l:. al+
Tabl as, pese a los cuatro peones de
menos.
9 l: d7+ @f8 10 d5 ! (pero no 10 f5 b2 11
g7+ 'itg8 12 � g6 l:t c6+ 13 f6 blW ¡con ja­
que ! ) 1 0 . . . cot;> e8 (después de 10 . . . b2
1 1 c;t.> f6 'ii;i e8 1 2 J:l e7+ � d8 13 g7 : g3
14 l:l e l , las b lancas ganan fácilmente)
11 l:l h7 b2 1 2 J:l. h8+ @ e7 13 l::t b8 l: c2
14 l: b7 l:l g2+ 15 c;Pf5 l: c2 16 d6! @ xd6
17 'it;>f6, y las blancas ganan.
3 g6! l: x f4+ 4 @gS l:e4 5 �f6 !
El peón de f5 protege al rey blanco,
pero n o al n eg r o .
FINALES D E TO RRES 87

Kozlov - Mijalchishin Taimanov - Chejov


Vladikavkaz 1978 Kishinev 1 976

1 46 147

l e4! La amenaza es 1 e4+, seguido de 2 a4 y


Un peón pasado, junto con un rey cen­ 3 c;i;ig4. En consecuencia, lo correcto es:
tralizado, equivale a dos peones. Pero ¿a 1 ... l:r. d3! 2 l:r. xb6 l:t a3 3 l:!. b2 l h4
dónde conduce la captura 1 l:!. xb3? Des­ Las negras piensan seguir con ... g5-g4 y
pués de 1 ... l:l. xg3 2 �e4 h5 3 'itif4 l:t g4+, tablas.
seguido de ... g5, y las blancas tienen una El tema de un sacrificio de peón para
situación deplorable. activar la torre es muy frecuente en la
1 ... l:t xg3 2 e5 ci>g6 3 e6 l:t d3+ práctica.
Después de 3 ... l:l e3 4 'itid6 h5 5 l:t b8
h4 6 e7, el peón blanco corona.
B arlo v Schüssler
4 c;tieS hS 5 l:l. b8!
-

Hanninge 1998
5 e7 no da resultado, debido a 5 . . q;n,
.

pero ahora sí es una amenaza.


5 ••• A e3+ 6 � d6 q; f6 7 : f8+ 'it> gS
8 e7 b2 9 l:!.b8 @f6 10 l:l. f8+! c;i;i gS 11 l:t b8
Tablas.

En esta posición hay un camino muy


claro hacia las tablas.
88 ESTRATEGIA GANADORA E N EL FINAL

1 aS! ! 2 b x aS .1:1 d4 3 l:!. xbS l:ta4


••• 14 : h8 @ d4 lS l:!. g8 l:h2+ 16 @dl
4 l:t b3 @ d3
Si 4 l:t b 6 + , 4 . . . @e5, activando el rey. Las blancas se rindieron.
4 1:1. x a S S @ f4 l:t a4+ 6 l:t b4 l:t x a3
•••

7 l:!. b6+ @ g7 8 A e6 l:!. b3 9 A e3! .l:!. xe3!


10 @ xe3 @f7 11 @d3 @e7 12 @d4 @d6 Schlechter - Lasker
Tablas. Berlín 1910

Una clásica activación del rey puede


verse ya en una partida de Morphy.

Owen - Morphy
Londres 1858

1'0

La mejor defensa es ...


1 ... l:t e4! 2 l:l cS @ f6 3 .l:t xaS l:t c4!
4 l:t a6+ @ es S l:!. aS+ @ f6 6 l:t a2 @ es
7 l:!. b2 l: c3+ 8 'it>g2 @f6 9 @h3 ?Z. c6!
149 Tablas.

1 ••• @f7!
Después de 1 . . . l:!. d3 2 l:t c8+ @ h7 Kramnik - Beliavsky
3 l:!. e8, las blancas tienen grandes posibili­ Groninga 1993
dades de tablas.
2 .1:%. c7+ c;;, r6 3 l:!. xb7 l:!. d3 4 @f2 l:!. xd4
S @e3 e5 6 b6 l:t b4 7 l:t b8 @e7!
Las negras eligen un plan para liquidar
el peón pasado de las blancas. Es inferior
7 . . . l:I. b3+ 8 @ d2 @ e6 9 'it> c2, y no está
claro cómo ganar.
8 b7 @ d7 ! 9 l:t g8 .!l xb7 10 .!:f. xg7+
@ c6 1 1 l:!. g 6 + @ cS 12 l:!. xh6 l:t b 3 +
13 @e2 e4
Después del sacrificio de peón , todas
las piezas negras se han vuelto más activas
y su peón h a avanzado. 151
FI NALES DE TORRES 89

Lo correcto era jugar la natural 1 J:t b8, La idea correcta. Ahora, si 15 @ x h3


activando la torre, sin temer a 1 . . l::t g3+ 2
. @gl 16 l:t g8+ @hl 17 l:t f8 .l:t a3+ 18 @ h4
@ t2 l:l xa3, dado que el final de torres con @g2!, se alcanza una posición de un estu­
el peón f es tablas. Pero las blancas deci­ dio clásico de Lasker, en el que las negras
den defender el peón y, en el momento ganan confinando al rey blanco en la sép­
adecuado, crear contraj uego con ayuda tima fila, mientras que a 15 l:!. b8 sigue 15
del peón a, lo que resulta ser un error de . . . l:t x a7 1 6 l:l bl + @ e2 1 7 J:l. b2+ @ e3
concepto decisivo. 18 l:t b8 @e4 1 9 l:t b4+ @e5 20 l::t b5+ @e6
1 l:t al? l::t g3+ 2 @f2 @g4 3 l:t bl 21 .ll b6+ @e7 22 l:. bl l: h3 ! 23 l::t fl l:l. t3,
También aquí tuvieron que volver y aproximación del rey.
atrás las blancas, pues el contrajuego a ba­ 15 @hl h2! 16 l:r. b8
se de 3 a4 no da resultado: 3 . . . h3 4 a5 Si 1 6 � x h2, e n t o nces 1 6 . . . l:t h6+
J:t g2+ 5 @fl f4 6 a6 t3 7 a7 h2, y es hora de 17 � g3 'it> g l 18 .l:r. f8 .:t g 6+ 1 9 � h 4
rendirse. : a6, llegándose de nuevo al estudio de
3 ... h3 4 J:t b8 :l. g2+ 5 @fl l:ld2 Lasker.
Es perfectamente posible 5 . . 1l a2, pe­
. 16
••• J:. x a7 17 l:t bl+ 'iti e2 1 8 l:t b2+
ro las negras quieren emplear la torre para @e3 19 l:!. b3+ @e4 20 l:!. b4+ @d3 21 l:!. bl
cubrirse de los jaques laterales, sin pres­ l:t f7
tarle atención al peón a. También es bueno 21 ... l:!. e7, con idea
6 @ gl f4 7 .l:l g8+ 'iti f3 8 : h8 l::t dl+! de 22 ... .!:!. el+.
9 @h2 'itif2 22 : n @e2 23 : xf2+ @ xf2
Las negras quieren sencillamente pro­ Las blancas se rindieron.
m o v e r a dama el p e ó n f. S i a h o r a 1 0
l:t xh3, entonces 1 0 . t3 1 1 l:t h8 l:t d3 ! 1 2
.. Activar las piezas significa también ac­
a 4 'itie2 1 3 l:!. f8 l:t e3! 14 a5 .l:i. e7 ! 1 5 a6 t2, tivar el rey para coordinarlo con un peón
ganando. pasado.
10 a4 f3 ll a5 @n U a6 .l:i. al 13 l:l a8
Después de 13 @xh3 t2 14 l:l g8 l:!. xa6
15 @ g3 l:t f6 ! , la victoria es clara y directa. Smagin - Naumkin
13 ... f2 14 a7 l:!. a6 ! Moscú 1983

152
90 ESTRAT E G I A GANADORA EN E L FINAL

El final con peones f y h es tablas, pero 2 : gl @d6 3 @c2 @es 4 @d3 g2+!
es preciso que la transición al mismo se Si 4 . . . @ f4 , entonces 5 e 5 ! @ x e 5
produzca de inmediato. 6 @e3, con igualdad.
l @g4 @f7 2 @g5 .l:l b4 3 h6 .l:l bl 5 @c4?
Las negras deciden, con reticencia, en­ Lo correcto era 5 @ e 2 l:. g3 6 @ f2
tregar su peón, cosa que deberían haber l:. b3 7 @ x g2 l:t xb2+ 8 @f3 l:t b3+ 9 @ e2
hecho antes. Pero ahora, psicológicamen­ :. xa3 10 l:l bl, con tablas.
te no están preparadas para afrontar la de­ 5 ... l:t g3 6 @c5 @xe4 7 b4 @d3?!
fensa. Más fuerte era 7 . . :. g6, y las negras
.

4 .l:l xa4 @ g8 5 f5 .l:l gl+ ganan.


Lo correcto es 5 ... @h7. 8 'ifa>b6
6 l:t g4! l:l. al 7 @g6 l:. a2 8 f6 1.1a1 9 f7+ O bien 8 b5 :. g6 9 a4 b6 10 @d.5 @ e3 ,

@18 10 h7 : hl 11 @f6 ganando.


Las negras se rindieron. 8
••• l:t g7 9 a4 @ c4 10 b5 @ b4 11 a5
l:!. g6+ 12 @ xb7 @ xa5 13 b6 l:. xb6 14 <3;c7
l:. g6 15 @d7 @b4 16 @e7 @c4 17 <3;f7 l:. g3
Bojkovic - Kachiani Las blancas se rindieron.
Erevan 1 996

Eliskases - Levenfish
Moscú 1936

1$4

Tratemos de evaluar la posición. Las


blancas tiene n un peón de ventaj a, pero
las negras cuentan con un fuerte peón pa­
sado en g3, una torre activa, y la posibili­ Las blancas tienen un peón de ventaja,
dad de activar a su rey. Así pues, son las pero las negras cuentan con un rey activo
negras quienes pueden jugar a ganar. y un peón pasado más avanzado. Las blan­
1 l: g2 .l:l h3! cas deben jugar 1 l:t e7! c3 2 a4 l:t al 3 l:. c7
Normalmente, la torre se sitúa detrás ll a3 4 a5 @e5 5 a6 @d4 6 a7 @ d3 7 f4 c2
del peón pasado, pero aquí las negras no 8 ll d7 , con tablas, según un análisis de
quieren permitir la inmediata 2 <j¡lc2, a lo Smyslov. Sin embargo, en la partida j uga­
que seguiría 2 . . .l:t h2, ganando.
. ron rápidamente:
FI NALES DE TO R R E S 91

1 It aS+? @e6! Los lectores se preguntarán qué tiene


Sacrificando un peón. que ver esta posición con la activación de
2 l:t a6+ @dS 3 .l::tx h 6 c3 4 .!:!. h8 It al piezas en un final de torres. Las blancas
5 It cS .l:l. xa3 6 @h3 tienen calidad por un peón, pero las ne­
Después de 6 f4 g4 7 f5 @ e5 8 It c5 + gras amenazan apoderarse de la iniciativa
@ d4 9 It c8 .l:!. al 10 f6 It fl 1 1 l:t c6 @ d3 con ... l:t d7. De modo que las blancas deci­
12 l:t d6+ c;f;>c4 13 l:t c6+ @ b4 ! , las blancas den pasar a un final de torres con un peón
tienen que entregar el peón de f6. menos, pero activando en el proceso todas
6 @d4 7 @g4
••• sus demás piezas.
No es bueno 7 f4 gxf4 8 gxf4 c2 9 @g4 1 I!. x cS ! ! � x cS 2 'i!f xcS bxcS 3 @ fl
l:t c3 +-. @f6 4 @e2 @e6 5 @d3 @dS 6 @c3!
7 . ll aS!
.. Ahora se amenaza 7 l:l. dl+, seguido de
Construyendo el p u en te, la principal @c4.
maniobra de los finales de torres. 6 c4 7 @b4! l:l. c7 8 l:t d4+ @e4 9 b6
..•

8 f4 l:!.cS 9 J:!. d8+ c;f;>e3 10 J:!. dl l:l. c6 10 @b5 l:l. c8 11 l:. d7!
N o s irve de mucho 1 0 .!:!. e 8 + @ f2 Con la amenaza J:t c7.
1 1 l:l. a8 c2 12 l:t a l gxf4 1 3 @ x f4 c l "\!í' 11 l:!. bS 12 l:Z. c7! @d3 13 l:t c6!
.••

14 l:l. xcl .l:txcl 15 g4 l:r. c4+ 16 @f5 @g3 ! É sta es la jugada clave, defendiendo el
17 g 5 c;f¡>h4 18 g6 @h5 19 g7 l:t g4 +-. peón de b6 y con las miras puestas sobre el
10 c2 11 l:t el gxf4 12 gxf4 @ d2 13
••• de c4. Las blancas quieren tomar en a4 y
.!:t a l el� 14 l:l. xcl l:. xcl! 15 @ gS @ e3 lograr peones pasados y unidos .
16 f5 @e4 17 g4 @e5 18 @g6 Itc6+ 19 @gT 13 fS 14 q¡, xa4 c3 15 @bS gS 16 a4 f4
_

l:!.a6! 17 gxf4 gxf4 18 as e4 19 @b4!


Zugzwang. No sirve 19 ... 'it;>f4, por 20 La última sutileza. Ahora, a 19 ... c2 si­
f6 =. gue 20 @b3.
20 @r7 @f4 21 @g7 @ gS 19 'it;>e2 20 a6 e3 21 a7 l:tt'B 22 fxe3
.••

Las blancas se rindieron. Las negras se rindieron.

Azmajparashvili - Kupreichik Van den Doel - Klovan


Kuibishev 1986 Gelsenkirchen 1998

156 157
92 ESTRATEGIA GANADORA EN EL F I N A L

Cada una de las piezas blancas es cla­ 7 l:l fS+ @ e3 8 :. es+ @ d4 9 : e8 d2


ramente más activa que la pieza rival co­ 10 l:l d8+ @ e3 11 l:I. e8+ �f3 12 l:I. f8+
rrespondiente. En consecuencia, cualquier c;t>g4
retraso por parte de las negras equivaldría Las blancas se rindieron.
a un suicidio.
1 ... l:r. c8!! Hay casos en los que es necesario sa­
Forzando la captura del peón, lo que crificar todos nuestros peones, a fin de lo­
permitirá a las negras, tras la apertura de grar la máxima coordinación de las piezas.
la columna d , penetrar en campo ene­
migo .
2 l:r. x a 6 l:t d8 3 l:[ b6 l:I. d2 4 l:I. xbS Pelletier Rozentalis
-

: xf2 5 a4 l:l x g2 6 aS fS+ ! 7 @ x eS f3 Erevan 1996


8 l:l. b4
Tablas.

Smyslov Epishin
-

Rostov 1992

1$9

1 ... g4! !
Es inferior 1 . . f4 2 gxf4 gxf4 3 l:I. xb4
.

e3 4 fxe3 fxe3 5 l:!. a4 l:I. b2 6 b4! 'it> e4


7 l:Z. a8 ct>d3 8 l:[ a3+ c;t> d2 9 l:l. al !
=.

2 l:I. xb4 f4! 3 l:I. a4 l:I. b2 4 gxf4 g3! 5


fxg3 e3 6 f5 c;t>e4 7 f6 c;t>f3 8 l:l al l:I. g2! 9 17
Las blancas cuentan con un peón pasa­ e2+ 10 wel @e3
do distante, p ero su rey está cortado en la Las blancas se rindieron.
primera fila, mientras que gracias a su rey
activo y cen t r alizado las n egras tienen La regla de las dos debilidades, es de­
ventaja decisiva. cir, la posibilidad de trasladar el ataque
1 l:l e7+ 'it>d4 2 :l e6? contra una de ellas a la otra, hasta que lle­
Lo correcto era 2 l:t fl! . gue un momento en que el oponente no
2 -. d5 3 l:l. xh6 @e3 4 l:l. f6 pueda defender todas sus debilidades, es
T a m b i é n e r a m a l o 4 l:I. e 6 + @ x f3 un principio de excepcional valor.

5 l:l. el d4.
4 • .. d4 5 l:I. x fS d3 6 l:t e S + @ x f3
FINALES DE TO R R E S 93

Nikolic - Movsesian Fercec - Mijalchishin


Polanica Zdroj 1996 Nova Gorica 1 997

/61)

Incluso aquí, las dos debilidades de a6 Las piezas negras son claramente más
y c6 no significarían gran cosa, de no ser activas, y el método de transformar en vic­
porque las blancas tienen posibilidades de toria esa ventaj a radica en la creación de
crear otra debilidad en el flanco de rey. dos debilidades y el consiguiente ataque a
l hS! gxhS las mismas.
Si 1 .. . g5 , entonces, después de 2 @ e4, 1 ... c;t?e5
el rey realiza una incursión contra los peo­ Menos lógico es 1 . . . g4, que permite a
nes negros. las blancas forzar un final de peones ta­
2 l:r. xhS .J:l. g8 3 .l:l. h4! blas. 2 l:I. f4 J:!. xf4 3 exf4 ctlf5 4 @e3 gxh3 5
Es flojo 3 l:r. xh6? A xg4 4 l:t xf6 .J:l. g3+, gxh3 c5 6 a4 b6 7 b3 a5 8 @f3 d4 9 cxd4 ! ?
y el final es tablas , mientras que en la pre­ c x d 4 10 h4 g6 1 1 @ g3 @ e4 1 2 @ g4 =.

sente posición la pasividad de la torre es También e s tablas después d e 9 c4.


provisional, hasta que el rey se incorpore a 2 b3
la defensa. Más fundado es 2 g4 g6 3 b3 f5 4 .1:1. g3
3••• 'it> d7 4 @ e4 @ e6 5 @ f3 .l:l. h8 6 f4 5 l:t f3 c5, con ventaj a negra.
l:r. h5 .J:l. h7 7 'it> g3 .J:l. d7 8 l:r. a5! .J:l. a7 9 @h4 2 ... g4! 3 l:t fl
@f7 10 'it>h5 @g7 ll f5 @h7 12 J:l c5 l:r. c7 3 J:!. g3? pierde e n e l acto, debido a 3 .. .

13 a4! @ g7 f5 . Merece consideración l a tentativa 3


Después de 13 ... l::t b7 14 J:l xc6 l:l xb4 hxg4 ! ? , pero incluso en tal caso, 3 ... l:l. xg4
15 J:l xf6, las blancas ganan fácilmente. 4 g3 b5 5 b4 l:l. g6 6 a3 .J:!. h6, con idea de 7
14 b5 axb5 15 axb5 l:t b7 16 bxc6 l:t c7 . . . l:t h3, conduce a una posición ganadora
17 l:t el .1:1. c8 18 c7 @ f7 19 ll c6 @ g7 para las negras.
20 'it>h4 wn 21 @ g3 3 ••• gxh3 4 gxh3 .1:1. h4 5 l:U3 b5 6 @ e2?
Las negras se rindieron. Un error decisivo. Es mejor 6 b4 g5 7
.ll g3 @ f5 8 J:r. f3+ @g6 9 J:. g3 f5, con idea
de 10 ... g4 -+.
6 . .. g5 7 @f2 a5 8 J:r. g3
94 ESTRATEGIA GANADORA EN EL F I NAL

Si 8 @g3, 8 ... l:l e4 9 'iti>t'2 b4 -+. Las blancas deberían haber jugado 1
8 ... cS 9 @ g2 h4! , encajonando al rey negro.
Si 9 a3 , entonces 9 ... a4 10 @ e2 axb3 1 -. gS! 2 @g3 'iti>g6 3 l:r. c2?
11 cxb3 J:1 h8, con la idea 12 ... l:l a8 -+. Las blancas de nuevo se atienen a una
9 b4 10 c x b 4 a x b 4 11 l:t f3 l:t h8
•.• táctica de espera. El camino correcto era 3
U : n .J:!. a8 13 A al 'iti> e4 (-+ ) 14 @f2 f5 l:r. d6+! f6 4 h4! gxh4 5 @ xh4 .l:!. xa2 (5 ...
15 @e2 l:t hS 16 :t. hl l:r. h4! l:t x f3 6 l:l a 6 ) 6 f4 .J:t a 4 7 f5 + c¡f¡> g7
=

Las negras aún podían dejar escapar la 8 l:l d7, conservando la igualdad (Leven­
victoria: 16 ... g4? 17 h4. fish).
17 l:t gl l:t xh3 18 l:t xgS l:l h2 19 di>dl 3 - f6 4 .J:t h2?
@ x e3 20 l:t g3+ 'iti>d4 Ésta era la última ocasión que tenían
Las blancas se rindieron. las blancas p ara activar su torre , con 4
J:l c6! l:t xa2 5 h4! gxh4 6 i;P xh4, con igual­
dad.
Errores típicos en los finales de 4 - hS! s l:t c2
torres Las blancas y a n o pueden salvarse. Las
alternativas, en este momento, eran:
En los finales de torres hay muchos méto­ (a) 5 h4 hxg4 6 hxg5 fS -+.
dos de juego típicos, pero también, natu­ (b) 5 gxhS+ !iP xhS 6 h4 g4 7 l:t f2 fS
ralmente, muchos errores típicos. Tratare­ 8 'iti>f4 l:l a4 9 @ xf5 g3 -+.
mos de familiarizar al lector con los más (c) 5 gxh5+ @ xhS 6 .J:l. c2 f5 7 .J:!. d2 f4+
característicos. 8 � g2 @ h4, con idea de . . . l:t c3, . . . a7-a5-
a4-a3, . . . .J:!. c3-cl -bl -b2 -+.
{d) 5 h4 h x g4 6 @ xg4 fS + 7 'iti> g3 g4
L a tentación d e l a pasividad 8 J:r. f2 @ hS 9 J:r. fl .J:t a4 ! 10 fxg4 .l:l xg4+
1 1 � f3 'iti> xh4! 12 .J:r. cl @ gS 13 a3 l:l a4
Ilivitsky - Taimanov 14 l:l. c3 cii> f6 15 l:t b3 a5 -+ (análisis de Le­
URSS 1955 venfish).
S h4+ 6 @f2 a6 7 l:l b2 l:tc3 8 @g2 aS

9 J:l f2 l:I. a 3 10 'iti> fl @ f7 1 1 f4 g x f4


U l:l. xf4 @ g6+
Las blancas se rindieron.

1 f3?
F I NALES D E TORRES 95

Vaganian - Schlosser 29 @ b6 l:l. a1 30 l:l. d7 l:t bl+ 3l 'if;> c7


Alemania 1994 @xf6 32 l:!. dS!! l:!. cl+ 33 ..t;>b6 @g6 34 a7
l:!. c8 3S l:t aS hS 36 a81W l:l xa8 37 l:r. xa8
'it>fS 38 'it> cS 'if;>e4 39 'if;>d6 @f4
Si 39 . . f5, ganaba 40 : a4, con idea de
.

r;t>eS +-.
40 J:l h8! fS 41 WdS!
Sería un error 41 l:l. xh5? , debido a 41
... �e4, y tablas.
41••• <t> e 3 42 J:. e8+ c¡f¡>f3 43 @ d4 f4
44 c;ti d3 h4 4S .J:l h8 � g3 46 @ el @ g2
47 l:l g8+ �h1 48 ..t;>f3
Las negras se rindieron.

Grünberg - Brunner
1 . l:l b7?
.. Alemania 1992
Un error análogo. Las negras deberían
haber activado sus fuerzas de inmediato,
con 1 ... h5 ! .
2 g4! � g7 3 'ite2 l:l. e7+ 4 ..t;>f3 l:l. c7 S
h4 h6?! 6 c;tig3 l:r. c3+ 7 f3 l:l. c7 8 'if;>f4 l:l. b7
9 hS l:r. b4+ 10 'itg3 gxhS
Si 10 ... J:l b7, las blancas logran ventaja
con 1 1 hxg6 fxg6 12 f4, seguido de : a5-a6
y f4-f5.
11 gxhS :l b7 12 ..t;> g4 l:l. bl 13 f4
D espués de 1 3 : x a7 , las negras se
a c t i v a n con 13 . . . : g l + , s e g u i d o de
... l:l. g5 .
13 l:l. b7 14 @rs l:l. e7 15 a 4 l:. c7 16
•••

@ g4 l:l. d7 17 J:l a6 l:l. b7 18 as J:l c7 19 fS 1


••• : eS 2 h4 hS 3 :. c4 : fS 4 l:I. e4
l:l. c4+ 20 c¡f¡ig3 l:l. cS 21 ..t;>f4 l:r. c4+ 22 <t>eS 'if;> a6 S l:I. e7 gS 6 h x gS fxgS 7 : e8 h4
l:l. cS+ 8 J:r. a8+ c¡f¡>b7 9 J:. g8 @ c6 10 l:!. g7+?
Era digna de atención 22 . . . : h4 ! ? Un error. Las blancas deberían activar
(Schlosser) 23 l b a7 l:I. x h5 24 a 6 : h l a su rey con 10 ..t>c4 ! .
25 l:r. b7 l:r. e1+ 26 'if;>d6 J:r. a1 27 a7 ..t;>f6. 1 0 'if;> dS 11 .J:l xb6 ..t;>eS?
•••

23 c¡f¡> e4 l:l. c4 24 @dS l:r. h4 25 16+ 'if;>h7 Ahora las negras cometen un error, en
26 l:I. xa7 l:I. xhS 27 'if;>c6 'if;>g6? justa correspondencia. La actividad del
Es mejor 27 ... l:l. f5 ! (Schlosser).
= rey es el factor principal en los finales de
28 a6 l:!. aS torres. Las negras conservaban la ventaja
Las blancas ganan también en caso de oponiéndose al rey blanco con 11 ... 'if;>d4 ! .
28 . l:r. hl 29 l:r. d7 J:l al 30 �b6.
.. Ahora, s i n embargo, e s tablas.
96 ESTRAT E G I A GANADORA EN EL FI NAL

u @ c3 @ f4 13 l:t b4+ @ g3 14 l:t g4+ @ g6 19 fS+ @ f6 20 cti h8 l:l b3 21 cti g8


'if;lf2 15 'if;ld2 l:l b7 22 @h8 @g5
Tablas. Las blancas se rindieron.

Abramovic - Nikolic Maric - McNab


Igalo 1 994 Hastings 1995

166

l ." l:tf6? 1 ... a5 2 @ h2?


Esto les permite a las bl ancas crear Lo correcto era 2 f3! a4 3 @g3 l:t al 4
contrajuego e n el flanco de rey, que debían f5 ! @ xf5 (si 4 ... g5 5 l:t a6+ @ xf5 6 l:l a5+,
haber restringido con 1 . . . f5 ! 2 g4 hxg4 con tablas) 5 .J:I. xf7+ @ e5 6 l:l e7+ 'it> d4
3 fxg4 fxg4 4 @ g3 @ d 8 5 c;t> xg4 c;t> c8 7 l:l a7 a3 8 @f4 a2 9 l:t a8, con igualdad.
6 l:t g7 b5, con ventaja negra. 2 l:l f3! 3 l:t a6+ @fS 4 l:l. xaS+ � g4!
•••

2 g4 @ d8 3 @ g3 @ c8 4 .J:I. e7 b S 5 'it>g2 l:t xf4 6 l:t a7 @xh4 -+. (Análisis.)


5 l:I. eS l:l b 6 6 g x h S g x h S 7 l:t x h S b 4
8 1:1. dS
8 l:l c5 es bastante peor. Juego técnicamente flojo
8 b3 9 1:1. dl b2 10 l:l bl @d7 11 @f4
º"

'ii;> e 6 U @g5? En el diagrama 167 las blancas, por su­


Las blancas no explotan la ocasión que puesto, tienen la posición completamente
les ha brindado su oponente. Su única po­ ganada, pero no es tan fácil como a prime­
sibilidad era 12 @e4! @f6 13 @d4 @g6 14 ra vista pueda parecer.
@c3 @h5 1 5 11 xb2 11 xb2 16 @ xb2 @ xh4
17 @c3 @g3 18 <;Pd4 @ xf3 19 @ e5 ! , con
probables tablas. Ahora, sin embargo, las
negras no tienen mayores dificultades en
materializar su ventaj a.
U l:t bS+ 13 @h6 @1'6 14 hS l:l. b3 15
•.•

@h7 l:t b8 16 1'4 l:l b3 17 @ g8 l:t bS 18 h6


FINALES DE TO R R ES 97

Shirov - Morozevich Vaulin Voijovsky


-

Amsterdam 1995 Rusia 1997

• •
� a •

• • • •ílf!
• •• •
• • . ... .
• . ... .
• • e m �

!. B • • •
• • • • 168

1 l:t g4? 1 e4? : aJ+ 2 ..t> g2 fxe4 3 l:lf4 w es


Es mejor 1 l:t gl , con idea de conectar 4 l:!. xg4 @ d4 5 l:!. g8 'iti eJ 6 ll d8 i;ti e2
peones, a base de f2-f4-f5. 7 l:l. b8
1 ... @e7 2 l:ta4? : a8 3 f4 � xe6 4 c;t>g3 La columna a es inaccesible.
o;!;>dS 5 @g4 ..t>xcS 6 �gS @bS 7••• l:!. a2 8 : bl eJ 9 � gJ l:t a8 10
Esta ganancia de tiempo ha sido posi­ l:l b2+ �d3 ll l:l b3+ o;!;>d2 12 l:l. b2+ c;t>cJ
ble como consecuencia de 1 .J:l. g6-g4. 13 J:r. b7 : e s
7 l:!. al l:t g8+ 8 @f6 l:U'8+ 9 'itie5 .J:l. e8+ Las blancas s e rindieron.
10 ..t> dS .1:1. d8+ 11 ..t> eS : e8+ 12 W d5
.J:l. d8+ 13 @e4 l:l. e8+ 14 �a l:t h8 15 ::l hl
@ cS 16 f5 ..t> d6 17 @ f4 a4 18 � gS ..t> e7 Krasenkov - Iskusnik
19 f6+ @f7 20 l:r. bl l:t xhJ 21 : b7+ @ f8 Rusia 1 996
Tablas.

• • • •
• • • •
• • • •
• e • •
x B B B rl
B B@B
�a. • • •
• • • • 169

1 . 'if¡>fS?
..
98 ESTRATEGIA GANADORA E N EL FINAL

Con la sencilla 1 . . l:!. f4 había unas fá­


. Materialismo en lugar de actividad
ciles tablas.
2 c6 @e6 3 l: c2 +-. Schmittdiel Mijalchishin
-

Berna 1994

Insuficiente captación del espectro de


amenazas contrarias

Por este motivo entendemos que el juga­


dor percibe una o más amenazas del rival,
pero no todas.

Kozul Mijalchishin
-

Bled 1996

1 A dl?
Las blancas deberían pensar en liqui­
dar la actividad de su oponente, restrin­
giendo la movilidad de los peones. Así, lo
correcto era 1 A aS ! @ f8 2 c;P g3 ri; e7 3
'it>f3 @d7 4 'ite3 'it>c6 5 @d4, con excelen­
tes posibilidades de tablas.
1 'itf8 2 A xd6 a5 3 �g3?
""

La única posibilidad de las blancas de


luchar contra el peón a pasaba por activar
su peón c. Por ejemplo: 3 cS ! @e7 4 l:t dS !
Las negras sólo vieron la amenaza 1 a 4 5 c6 a 3 6 c7 a 2 7 A d l , y tablas, aunque
l:t fS, y se dispusieron a contrarrestarla con es claramente mejor 4 ... 'it>e6!, con posibi­
1 ... l:t b3+ 2 ot>g2 l:[ b2+ 3 'itii fl A b3, con lidades de ganar. Ahora, sin embargo...
fáciles tablas, y, por tanto, jugaron: 3 a4 4 @ f3 a3 5 l:r. dl �e7 6 @ e3 a2
••.

l ." l:[ a2? 7 l:I. al c;t d6 8 'it? d4 l:[ a4 9 f4 hS 10 g4 h4


Pero no tuvieron en cuenta la segunda ll gS g6
amenaza ... Las blancas se rindieron.
2 h4!
... con la que las blancas tienen una posi­
ción ganadora. De haber visto esta segun­
da amenaza, las negras podrían haber he­
cho tablas de este modo: 1 ... l:!. bl ! 2 h4
.l:l gl + 3 'it> h3 l:r. hl + , o incluso con 1 . . .
l:t b8 ! , preparándose contra h3-h4.
FINALES DE TORRES 99

Mijalchishin Stangl
- Desconocimiento de los mecanismos
Dortmund 1992 típicos de tablas

lvanchuk - Lautier
Horgen 1996

1 - l:[ d3?
Un ataque técnicamente incorrecto. 173

Era preciso 1 .. l:l dl+ 2 q¡,g2 J:l. al 3 l:l a7


.

:Z. xa3 4 b5 a5 =. En esta posición (sin el peón de b2)


2 a4 a5 3 bxa5 J:I. d4 4 a6 : xa4 5 a7 existe un mecanismo de tablas muy cono­
@h6 6 ..tii ll g5 cido, a saber: la torre defensora se sitúa en
Tampoco sirve de mucho 6 . l:[ a2 7 .. la sexta fila (f6) y una vez que el rey blan­
@el, y el rey se dirige a bl. co llegue a b5 comienza una serie intermi­
7 ..tii e2 l:l a3 8 c;1> d2 c;t> g6 9 ..tii c2 gxh4 nable de jaques laterales. Pero en la parti­
10 gxh4 c;t> fS 11 @b2 l:l a6 12 c;t> b3 J:l. al da siguió .. .
13 l:l c7! 1 ... l:l b4? 2 J:l. c7 J:l. a4 3 J:l. c8+?
Impidiendo 13 ... r;t g4 , debido a 1 4 ¿Para qué? ¿Por qué no 3 J:l. c6 @ xh7
J:l. c4+ y 15 J:l. a4. 4 @xb2, ganando fácilmente?
13 - J:l. a6 14 @b4 3 ... @xh7 4 l:l c6 l:l b4?
Las negras se rindieron. Después de 4 . . q¡, g7 5 @ xb2 rl;; f7 6
.

rl;; b3 l:l a l 7 @b4 rl;; e7 8 q;bs @d7, es ta­


blas.
5 a7 J:l. a4 6 .l:!. c7 c;t> g6 7 <il;> xb2 c;i¡l f6
8 c¡fj> b3 l hl 9 'it> b4 c¡f¡i e6 10 @ b5 r;t d6
11 J:l. c6+ @ dS 12 l:l a6 J:l. bl+ 13 @a5 @c5
1 4 J:l. c6+!
Las negras pueden rendirse.
1 00 ESTRAT E G I A GANADORA EN EL F I N A L

Imprecisa ej ecución técnica Hübner J. Polgár


-

Dortmund 1996
Ribli Mijalclüshin
-

Alemania 1993

17S

174 Aquí las negras se rindieron.


1 - �f8
1 - A b2? Después de 1 : b4, Hübner indicó la
...

Ocupar la casilla b2 (que se necesita siguiente variante: 2 :l a6 (también gana 2


para el rey) es un claro error. Lo correcto A g7 l:. b6 3 @e4 l:h6 4 l:. c7 c;t>d8 s l:. c5
era 1 . . .l:. c2 ! , y las negras no tienen pro­
. l:. a4+ 6 c:/;d5 l:l. g4 7 @d6 l:l xg5 8 l:l. aS +-)
blemas. Ahora, sin emb argo les falta un
, 2 . . . @ f7 3 l:l. f6+ @ g7 4 e6 l:. bS S � f4
tiempo. l:t a S (S . . . l:t b4+ 6 c:/; eS : bS+ 7 c;t> d6
2 bS a2 3 'i1;> g2 Cit> c3 4 Cit> g3 c:/;b3 5 f4 l:. xgS 8 .J:. f7+ �gS 9 .C. a7 l:. gl 10 : as+
l:l. bl 6 f5 a11i' 7 .l:. xal l: xal 8 g6 Cit>c4 rl;J g7 1 1 e7 +-) 6 e7 :. as 7 � e s :. as+
S ... hxg6 9 fxg6 c:/;c4 10 @f2! +-. S 'it>d6 l:. a6+ 9 c¡f¡i c5 .C. a5+ 10 @c6 :. as
9 f6 hx g6 10 f7!
Las negras se rindieron.
•• • • •
Finales típicos
B B D .
B� D .t. B
En los finales es difícil encontrarse con al­ B B B D
go nuevo, pues todo ha sido ya jugado. Pe­ . - - -
ro entre diversas posiciones que se pare­ . .. - -
cen unas a otras, sigue siendo posible que • • • •
existan grandes diferencias y grandes simi­ . . - -
- . - -
laridades al mismo tiempo. - - - -
Atrajo nuestra atención, por ejemplo, =· ·
=�"'-.-== _ -
r#.;_..=.;.; �
JJ! -=�
= ·
· __. / 76

la siguiente p artida:
1 1 A f8 ! ! A x fS 1 2 e x fS W + @ x f8
13 i;Pd6, con un final de peones ganado.
FINALES D E TOR R E S 1 01

2 l:. a6 c;f;i n 3 .IH6+ c;f;i g7 4 e6 l:I. dl 6 - :. xg3 7 n e8+ @ f6 8 J:I. xe5


5 .l:!.f7+ @g8 6 @e4 l:l. gl 7 .l:U-3 .l:t el+ Las blancas contaban con 8 . J:r. e3+? 9
. .

Después de 7 ... rt;g7 8 e7 .l:t e l 9 .l:t e3, c;f;ixe3 =, pero era más tenaz 8 l:l. f8+ @g7 9
de nuevo se alcanza un final de peones ga­ l:l. a8 (9 ll fl @ g6 10 rt; xe5 l:l. f3 -+) 9 . ..

nado: 9 ... .l:t xe3+ 10 @ xe3 cj;fl 1 1 @ e4 nf3 10 .!:!. a6 .!:!. f6, y luego el rey negro se
c;Pe8! 12 @d5 @d7 13 e8'ff ! , etc. dirige a g6 y g5, ganando.
8 cj;d5 @gT 9 .l:t f7+ c;f;ig8 10 @d6 8
.•• : f3 9 : e8 c;t> g5 10 : h8 .!:!. n
Las blancas ganan. ll @e3 g3
Las blancas se rindieron.
Esto le ha recordado a uno de los auto­
res (A. Mijalchishin) un final muy similar Un final similar había sido analizado
que había jugado un año antes. mucho tiempo atrás.

Barle Mijalchishin
- F'dipov - Kopatsny
Eslovenia 1995 URSS 1968

1 77

Siguió: Siguió:
1 - g4+ 2 hxg4 hxg4+ 3 @e3 l e5?
D espués de 3 @f2 A b2+ 4 @fl, surge Si 1 11 b6, 1 ... .l:t a5+ 2 c;t>d6 l:t xg5 3 e5
una posición muy parecida al final ante­ l:l gl 4 @d7 (4 ll b7+ c;Pf8, y no se puede
rior, con las siguientes variantes: 4 ... @e4 ganar) 4 ... 11 dl + 5 ll d6 l:l. el 6 e6 cj;f6,
5 .l:t c4+ @e3 6 l:l c3+ @d4 7 .l:. a3 l:t b4 (7 con tablas. Lo correcto es 1 <tie5 ! .J:!. e7+ 2
... l:l. c2!?) 8 @f2 e4 9 .l:.a2 e3+ 10 c;t>e2 @e4 @f4 l:l. a7 3 l:!. b6 l:l. c7 4 Il f6+ @g7 5 e5,
10 .l:t c2 l:r. d4, amenazando pasar, también alcanzando una posición fácilmente gana­
aquí, a un final de peones ganado. da, que hemos visto ya en los ejemplos an­
3••• l:l. b2 4 ll c8 l:l. g2 5 J:r. f8+ c;f;i e6 teriores.
6 @e4 1 ... Il d7!
Después de 6 Il e8+ c;t>f6 7 .l:t f8+ @e7 La única posibilidad. La amenaza era 2
8 .l:t fS c;f;ie6, las negras ganan fácilmente. e6, seguido de wes, l:!. d5 y l:!. d7.
102 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

2 @ e4 J:r.dl 3 l:l. b7+ @ e 6 4 .l:r.b6+ A 2 ... l:I. hl, Almási indicó la variante 3
@e 7! g3 + hxg3+ 4 hxg3+ @ g4 5 l:t c5 (5 l:l. c4
Para conseguir ta bla s, es preciso en­ J:th2+ 6 @gl J:r.e2 -+) 5 ... l:t h2+ 6 @gl
tregar el último peón. J:te2 7 J:r. e 5 l:te3 8 @ h2 (8 @ n l:t f3 + 9
5 J:r. x g6 l:.el+ 6 @ f4 : n+ 7 @ g3 @e2 l:l f5 ! -+ ), pero esta posición no pue­
J:r. gl+! de ganarse. Por ejemplo: 8 . . l:t e2+ 9 •gl
.

E n la pa rtida se j ugó 7 . . l:l. el 8 l:l.f6


. e3 10 @ fl :a+ 11 @gl l:!.f3 12 @h2 ! .
l:!. e4 9 J:r.f4!, y las blancas ga naro n . 3 .l:r.cS+ @ g4 4 l:!. c2 l: b3!
8 @f2 .l:g4! Impidiendo g2-g3.
Y según análisis del mae st ro M. Yudo­ S @elh3 6 l: a2
vich, es ta blas . Más flojo era 6 gxh3 @xh3 -+ .
6 l:t bl+ 7 @f2 J:r. hl 8 .l:e2
·--

Variantes más complicadas, con la adi­ Era malo 8 l:l. a4 @f4 9 g3+ @5-+.
ción de los pe on es h, se e nc ue nt ran en la 8 @f4
•••

partida que sigue. Pero no 8 . . l:t xh2? 9 l: xe4+ @f5, de­


.

bido a 10 @g3 ! .
9 g3+ .eS 10 @e3 : el
Akopian -Ahnási No se co ns igue nada con 10 ... l:l. gl 11
Ljubljana 1 995 l: a2 J:r.g2 12 l: a5 + @ f6 13 @ xe4 l: xh2
14 @f3.
11 l: a2 l: c3+ U @e 2 @d4 13 l: d2+
@e514 l:t a2

179

Eljuego siguió así:


1 -. @f4
Es inferior 1 . . . l:thl, ya que después de
2 .1: a 4 las n egras no p ueden j ugar 2 . . .
, 14 .- g4 ?
l:txh2?, por 3 'it;>gl. Después de la continuación correcta 1 4
2 l:tc2 ... c¡f¡>f5 15 @n @ g4, parece que existe la
Después de 2 g3+ hxg3 3 hxg3 @g4 4 irresistible amenaza . . . .l:t d3, ...e 3 y . . .J:1d2,
.

:�@Bsc;t.i�i:thl6c;t,ia.i:r.�1•� pasando a un final de peones ganado. Sin


e3, la amenaza l:ld2 es imparable. embargo, en primer lugar, el final de peo­
2 ... @f5 nes es tablas y, en segundo lu gar con el ,
FINALES DE TORRES 103

rey blanco en e2, no hay otro plan que el Desp ué s de 6 . . . <Jii e 3? ! 7 J:lg3+ c;t¡.d2
sacrificio de torre en g3, que de todos mo­ 8 .;¡, f2! l:I. b8 9 .!:l. a3 l:r.f8 + 1 0 � g 3 e3
dos conduce a tablas. 11 l:la2+, es muy difícil que el rey escape
15 lh5+ � d4 16 lh4+ Il c4 1 7 de los jaques.
::l.xc4+! 7 Il d6+ @e3 8 Ildl Il f2+ 9 � gl Il d2
La transición a un final de peones es el 10 l:t el+ @ d3 ll @ n e3 U lhl l:t f2+
modo más fácil de lograr tablas. 13 @gl l:t b214 @fl @d215 g3
17 'it> x c4 18 'ite3 c;t>d5 19 c;f¡ie2 <ioi d4
_

20 <ioi d2 e3+ 21 c;t>e2 'iti e4 22 c;t> el Wf3


23 c;t>n el+ 24 �el
Tablas.
Ambos jóvenes grandes maestros juga­
ron de forma imprecisa y las blancas, en
particular, le concedieron a su oponente la
posibilidad de avanzar con amenazas con­
tra sus peones g y h. La forma correcta de
obtener contrajuego ya se h abía visto en
las partidas clásicas.

Tiets - Forsberg
16.º Campeonato Mundial, Aquí la s negra s dispo nen de varios pla­
Correspondencia 1985-1991 nes diferentes:
(a) 15 ... l:tc2 16 h3 'iti d3 17 l:t a3+ c;tid2
(después de 17 . . . 'itie4 18 l:ta5 � f3 19
l:tf5+ 'it> xg3 20 l:txh5, es tablas) 18 l:tal
n b2 19 @ gl @ e2 20 i;tig2 l:ld 2 21 g4
'it>d3+ 22 @ fl l:th2 23 l:ta3+, y se acorda­
ron tablas.
(b) 15 . @d3, y ahora:
. .

(bl) 16@gl? 'it>e4 17 n as l:tbl+ 18


'itig2c2-+.
{b2) 16 h3 �c4 17 l:ta 8 'itB 18 l:t f8+
<bxg3 19 .lle8 llf'2+ 20 ..t>el @B 21 l:tf8
<bg2 22 llc 8 llf3 23 h4, y la victoria no es
fácil.
{c) 16 . .. h4!'! y, por ej e m pl o, 17 gx h 4
1••• c;td5 2 ::l.f6 e4+ 3 c;t>e3 Ilb3+ 4 <b<.13 18 i;t>gt @c1I 19 h5 llb8 20 h6 l:tg8+
'iti>f2 : h2+ s q.,n 21 <b fl i;t tJ 22 It;1 1 ! y las bl an cas mantie­
.

Esta pasividad es forzosa, ya que des­ nen la igualdad.


pués de 5 @ g3 h4+! 6 @h3 e3 e l pe ó n no
,

puede detenerse. . Un final an;íl1 •1.!CJ se produjo en el pró­


5 _c;t¡. d4 6 l:t g6 @d3 ximo CJ<'.lllplo.
104 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Chiburdanidze - Galliamova Portisch - Pietzsch


Groninga 1997 Madrid 1960

184

Las blancas se defendieron del modo 1••• l:t b l ! 2 h4 : fl+ 3 @ e s : gl


siguiente: 4 .l:l c7 + @ g6 5 .l:l c6+ @17 6 @ f4 : n +
1 .l:!.e7 .l:!. d3 2 g4! 7 @g5 h6+!
U na tentativa por crear rápidamente Más y más pasiva era la continuación 7
un peón pasado en el flanco de rey. ... l:tel 8 l:tc7+ @f8 9 @f5 :n+ 10 @e6
2 .l:!.d8
••• lH6+ ll @e5.
Después d e 2 . . . : d4 3 @ f3 .l:l d8 4 8 @ h5 l:t f4 9 e5 l:l.e4!
l:t a7 ! , la posición es análoga a la partida. La torre negra ha logrado la máxima
3 @f3 l:tf8+ 4 @g2 l:t f4 actividad, pero la posición sigue requirien­
D espués d e 4 . . . e2 5 : d7+ 'it;>e l 6 do exactitud.
l:td6! l:tf2+ 7 @gl l:tf8 8 h3, la amenaza 10 e6+ @f6!
de tomar en h6 salva a las blancas. No 10 ... @e7 1 1 l:l. c7 + @f8 12 l:tc8+
5 .l:l a7! @e7 13 l:l. g8 +- .

Trasponiendo el j uego a una conocida 11 g5+ c!>e7!


posición, en la que la torre ataca por el la­ No 11 ... @f5? 12 l:!.c5+ @ xe6 13 l:c7
do largo. g6 14 @ xh6 +- ni tampoco 1 1 ... hxg5 12
,

5 ... e2 6 lb2+ @dl 7 :t al+ hxg5 @ e7 13 Cit.>g6 +-.


Tablas. 12 l:t c7+ @1813 l:tc8+ rJ;e7 14 .l:l c6
D e spués d e 1 4 .l:l g8 h x g5 1 5 h x g5
El plan correcto de defensa para este .l:.xe6 1 6 l:txg7+ @f8, es tablas.
tipo de posición se exhibió en la partida 14 ... @18 15 .: b6 @e7 16 n b7 + @18
que sigue. 17 l:!.17 @g8 18 l:te7 @1819 gxh6 gxh6!
Está claro que no debía jugarse 19 . ..
@xe7?, por 20 hxg7 .l:le5+ 21 r;!fg4 + -.
20 l:l. 17+ @e 8 21 .l:lf6 <l;e7 22 l:t xh6
lle5+!
Tablas.
FINALES D E TOARES 105

Trabatto ni - Barlov Bogoljubov - Rubinstei n


La Valetta 1979 Londres 1922

• • • • v. • •
� •
� •
• • • • • • • •
m.n• . ... . • . ... . •
• • ... ...
111! • • • . ...
• • • D xR • • � •
.. . • D RnB R@D8
• • = • 111! • • •
• • • • � 18$ •
� • • • 186

1 ... J:lb7! Rubinstein está considerado el rey de


La principal tarea del bando fuerte es los finales de torres, pero su juego en este
desviar a la torre enemiga de la sexta fila y final nos dej a profundamente asombra­
cubrir al rey de jaques sobre la columna f. dos.
E n t onces seguirán preparativos p ara 1-- g6?
avanzar el peón de e5. Lo correcto es 1 . g5 ! , y el juego re­
. .

2 l:l.a6 J:lf7 3 l:r. aS vierte a la partida Barle - Mijalchishin.


Otra posibilidad hubiera sido 3 J:[ a4 2 l:tb8 l:t a2?
l:tf6! 4 J:lb4 J:l.a6 5 l:tc4 e4! 6 .l:c5+ ctig4 Es claramente mej or 2 . . . l:t a3 +, ga­
7 l:tg5+ @h3 8 ..ta>fl l:tf6+ 9 ctie2 J:[ f3 ! , ga­ nando algunos tiempos.
nando. 3 l:t f8 @g74 l:l e8 c;t>f7 S l:tb8 l:r.h2
3 o;t> g4?!
__ ¿Qué están haciendo las negras? ¡No
Un plan interesante, pero mejor pare­ pueden tomar el peón!
ce 3 . . . l:tf6 4 l:tb5 J:r.a6 5 l:tc5 ctie4 ! 6 6 A c8 lh2 7 h4 l:r. a7? 8 @ f4 � f6
: c4+ 'i9d3, seguido de ... : f6 y avance del 9 l:r.18+ @g7
peón de a5. Se acordaron tablas. ¡El peor final ja­
4 ctig2 l:td7 5 l:l. x eS l:t d2+ 6 @gl @h3 más jugado por Rubinstein!
7 l:r. gS?
Las blancas ven una idea defe nsiva, El hecho de que las cosas no son tan
pero su ejecución es imprecisa. Después fáciles nos lo demuestra la siguiente parti­
de 7 .l:e6! l:tg2+ 8 ..tt>h l l:r.xg3 9 l:txg6 ! , da.
las negras pueden renunciar a ganar.
7 l:t g2 8 @hl l:tf2!! 9 ..t> gl l:l. f6!
·-

Ahora, sin embargo, las blancas están


en Zugzwang.
10 lhS l:r.f3 1l g4 l:t g312 @hl @ xg4
Las blancas se rindieron.
106 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Fischer - Ge ller 17 .:t as+ @ e6 1S l:l a6+ �17 19 @ f3


Curac;ao 1 962 l:t e6 2 0 l:t aS e 4 2l @ e3 gS 2 2 A al <;f; g6
23 l:l bl l:l. eS 24 'it>d4 @f6 25 l:t el?
Era más fuerte 25 l:t fl+.
25 ... 1:1.aS! 26 J:l.xe4? 1
De nuevo era mejor 26 l:l.fl.
26 c;t>ts! 27 : e8 @g4! 28 @e3 wg3!
•••

Y en esta posición teórica, las blancas


se rindieron.

La p artida anterior no respondió a


muchas preguntas relativas a la defensa
del final con peones e y g . En el ajedrez
moderno hay un ej emplo muy intere­
sante.

l gS+?!
Una decisión extraordinariamente cru­ Balashov - Ulibio
cial. Más sencillo hubiera sido optar por Uzhgorod 1988
una j ugada de espera, como 1 J:l c7 ó 1
.1:1.bS.
1
••• h x gS 2 h x gS+ @ g6 3 J:le7 J:le3
4 <l;>f2?
No a este lado. Era preciso cambiar el
peón de g5 por el de e6, y no asomar Ja ca­
beza del rey. Por consiguiente, lo mejor
era 4 <l;>h2! J:leS S Wh3, que lleva a tablas.
4 ... J:leS s cli>f3 l:tts+ 6 @ e3
D espués d e 6 'it> e4 l:t f7 ! 7 : xe6+
c;t>xgS, la victoria es fácil.
6 -e5 7 @e4 l:l. xgS 8 J:le8?
Era preferible 8 l:ta7! @hS 9 J:lal, con
idea de j ugar, después de 9 . . . J:lg2, 10
@eS g5 11 @ e4, aunque 1 1 ... 'iti>g4 gana. 1 J:lf8
La idea general para ganar con los peones La preliminar 1 @f2 no amenaza 2 eS,
g y e consiste en entregar uno de los peo­ debido a 2 ... : as 3 l:l. e4 �fS.
nes y pasar a un final teóricamente gana­ 1 ... l:l.a2+ 2 @ f3 l:t a3+ 3 @f'l A a2+
do. 4 'iti>e3 l:l a3+ S @d4 J:la4+!
8
• •. l:l. gl! 9 @f3 l:l.fi+ 10 @ g3 l:l. fS No S ... J:lxg3??, por 6 eS +-.
11 l:t b8 @gS 12 l:l e8 <l;if6 13 l:tf8+ c;t>e6 6 @ dS : a s + 7 c;t> c6 l:ta6+ 8 @ b S
14 l:l.e8+ c;t>dS 15 : a s 1:17 16 'it>g4 l:l.e7! .l:l.a3! 9 :rs+
Cuando la torre está situada por de­ O bien 9 eS .J:l.c3 10 l:l e 8 'it>fS 11 g4+
trás, la mitad de la faena está realizada. c;t>xg4 12 @cS @fS, y tablas.
FINALES DE TORRES 107

9 "1;i g6! 10 g4 .l:le3 11eS .l:le4 U@c6 .i:ta8 5 l:ta3! (un m11mento muy importan­
.
•••

l:t xg4 13 .l:l f6+ "1;l g7 14 @d7 .l:l a4 te para cortar al rey) 5 .. @e2 6 @h3 @d2
Se ha llegado a un final de tablas, con 7 @g4 @c2 8 @r5 @b2 9 l:ta6 @b3 10
el rey del bando débil en su flanco. @e6 @b4 11 @d(1! (oponiéndose al rey
15 l:t c6J:!.a S 16 J:!.cS J:!.a 7+ 17 l:l c7 enemigo y disponi<!ndose a preparar una
l:ta8+ red de mate) 11 ... @b5 12 l:tal @b6 13
Tablas. J:!.bl+ @a6 14 @c7! l:!.xa7 15 @c6, y las
blancas ganan.
(c) 1 ... @d2? 2 lle5@d3 3 a6! l:xa6 4
¿. Cuántos caminos conducen
'ii;>xh3 @d4 5 .J:l.eó. y las negras se rindie­
a Roma? ron, pues el final de torres se gana fá�il­
mente, tal y como s..: describe en cualqmer
Hemos dicho ya, en repetidas ocasio_nes, libro sobre finales de torres.
que en el final suele haber dos cammos (d) 1 ... @d3! (<!sta era la única conti­
Uugadas) correctos y otros tantas e�ró­ nuación posible) 2 l:l.fl (después de �
neos. Pero a veces el número de cammos l:le5 @d4 3 l:tb5 wc4!, la torre es conti­
es bastante mayor y resulta tremenda­ nuamente perseguida) 2 ... @e2 3 l:tf4
mente difícil encontrar el correcto. @e3 4J:!. a4 (no hay otra cosa) 4 . .. J:!. xf5
5 a6 l:tf8 6 a7J:!.aX 7@xh3 @d3 (de for­
ma similar a la variante b, pero el corte
Beliavsky - Azmajparashvili al rey se ha producido una fila más allá,
Portoroz 1997 lo que tiene una importancia decisiva) 8
@g4 @c3 9 � f5 �b3 10 l:tal @b4 11
@e6@c5 .
• • • •
• • • •• x• • • •
• • • • e • • •

D. • ·�·� . ··�· · .
•• • •• • . . .. . .
•.. ··�
• - • !111. , .t
� ...
•• • • •
• • •. = •• .• .• •
• • D. •

189
• • • •
El rey negro tiene seis posibles res­ a. • • • 190

puestas, pero sólo una conduce a ta­


blas. (En caso de 11 ... @b5? 12 @d6, se
(a) 1 .. . @B(f4) pierde, debido a 2 l:tal alcanza una posición de la variante b, en
J:!.a6 (no puede hacer tablas tomando en la que controlar la casilla d6 es esencial
f5) 3 f6, ganando fácilmente. para evaluar la posición) 12 @d7 @b6
(b) 1 ... @f22J:!.al J:!.xf5 3 a6 J:!.IB 4 a7 13 llbl+ @cS! (la clave) 14 l:tb7 J:!.h8!,
108 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

y ha surgido una posición de tablas teó­ .


sigue 3 .. e2 4 l:lbl l:la7+, y cambio de to-
ricas. rres) 3 ... l:le7 4 l:ld3 (si 4 f6, entonces 4 ...
e2! ) 4 ... @c5 S .l:!.dl @c4, y de nuevo exis-
te la amenaza 6 ... a2.
War d - Bab urin (d) 1 h4! (lógico: es necesario el inme­
Isla de Man 1997 diato avance del peón pasado) 1 ...
@es 2
hS @xfS (después de 2 ... Wf4 3 h6 e3 4
.I:!. h2 n h7 s f6 @ g3 6 f7, las negras no
•· • • •
.1
pueden ganar) 3 h6 l:lh7 4 l:lh2 e3 (a 4 ...

a • • 'it;>g6 puede seguir S J:.h4 e3 6 l:te4) S Wb2

• 11 • •
@f4 6 Wc2 @g3 7 .l:!. hS e2 8 Wd2 �f2
9 l:th2+, con unas tablas claras y sin com­
. ·�· plicaciones.

. .,. . No obstante, el material es el material.


= • • • En la partida que sigue las blancas dis­
•.l:t
-
•-

-
n
u ponían de abundante elección.

- ..
-
LC.B.="'-.-"""'
'--�-· --�
- . .__ ra_. _,191

Branicki - Sefe
Las blancas tienen un peón extra, pero Praga 19SS
el hecho de que el rey blanco esté cortado,
junto con el fuerte peón pasado de e4 y el
centralizado rey negro, significa que sólo • • • •
las negras están en condiciones de jugar a
ganar. Baburin evaluó la posición como
• • • •
ganadora para las negras. Echemos un vis­ a e • •
tazo a las posibles variantes: • • •••
(a) 1 J:I. b 2 l:l c7 1 2 @ b3 @es 3 l:C2
l:l d7! 4 @ c3 e3 5 f6 'lt>e4 6 l:l. g2 l:l. c7+ 7 • • • =
@b2 .l:!.t7 8 @ c2 J:l. xf6 9 .l:l g3. A 9 l:ldl B •:1B D
.
es desagradable 9 .. @d3. Sin embargo,
.•.. - -
-

-
-
sin el peón de h2, las blancas se salvan
mediante el ahogado, 10 n d2+! . 9 • •• i.::.
B. .. -=
:::.
::: ra .. �
-
...
='-. --"·=·-=·=
. · ___, 192
"-

J:l c6+ 10 @ dl @ d3 ll h4 l:la612 @el


l1 a l + 13 'it> b 2 l:l h l 14 hS l:[ x hS 15 Las blancas pueden optar por varias
@el+ J:. hl+ 16 'it> b2 'it;> d2. Las blancas ideas diferentes para realizar su enorme
se rindieron. ventaja material, pero sólo una logra su
(b) 1 f6 @es 2 :Z.f2 J:.f7 3 @b3 e3 4 objetivo.
J:. f1 ..t;ie4 S c;t>c2 e2 6 l:l gl 'it>e3, y no pa­ (a) 1 l:la6 .l:!.dl 2 g4+ @f6 3 d7 <i;g7 4
rece que haya defe nsa contra J:. xf7 ó .l:!.a7 Wf6 S @g3 �eS! (manteniendo a ra­
@f2. ya al rey blanco; ahora, d espués de 6 d8'fi'
(e) 1 .l:!.b2 .l:!.c7 2 .l:!.bS e3 3 llb3 (a 3 f6 .I:!. x d8 7 l:I. 17 l:l g8, se llega a una conocida
FINALES DE TORRES 109

posición de tablas) 6 @f3 l:I. d3+ 7 @e2 2


l:l.d4 8 @e3 l:l.dl 9 l:!.b7 @f6! (a 9 . . . ll d6
seguía 10 g5 @f5 11 g6!) 10 <;f;>e4 ll el+?, y
entonces, tras 11 @d5 lldl + 1 2 @c6 @ e7, • • • •
no hay defensa contra 13 ... l:!.d6+ ! , captu­ . . .. .
rando el peón de d7. Así es cómo se jugó
la partida. • • •••
(b) 1 g4+ @g6 2 d7 @g7 3 l:r.b7 @g6 4 . . .. .
l:r.a7 �h6 5 g5+ @g6 6 @g4 l:t d4+ 7 @f3
. .. .. .
@g5, tablas.
(c) 1 d7! l:r.xd7 2 g4+ @e5 3 g5, y des­
n
u e
�m BB�
.. .. i n
u �
pués de 4 l:tf6, se alcanza una conocida • ••• •
. .. ·�·
posición de tablas teóricas.
l 194

Elija la mejor continuación ¿Cómo consiguen hacer tablas


las negras?
Ah ora proponemos al lector algunos
ejemplos sobre el tema de cuál es la mejor 3
continuación posible. Las soluciones se in­
cluyen al final del libro.
·�··· .
1
. ·�· .
-�· . .
•• • • • . .. .
D • • • • • • •
• • • • . .. .. .
. . . .. . .. . .
�- �.
-� � . -· -- ..� . .. ••• 195

••
� ••
- ··�,·
- -·�
�- m D•m ¿Qué jugada es correcta: 1 ... [3,
1 . l:r.el ól ... llcl?
. . . ..
..

/9J

¿Qué jugada es correcta: 1 @b 5 , ¿Cómo puso a prueba el legendario


J@c5 ól @d5? (y "cojo") VIktor Korchnoi a sus
jóvenes rivales en el final?

El juego de Vi ktor Korchnoi siempre se


ha caracterizado por una clase y una téc-
110 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

nica superiores. Antes del comienzo del Siguió:


torneo de Berna, y de su match con Lu­ l l:l.d2?
cas Brunner, el veterano se rompió una Lo correcto era 1 .l:[d7 f6 2 @ gl l:l. e2
pierna, y los organizadores le propusie­ 3 h3, y es difícil que las negras puedan eje­
ron posponer el match, pero para sorpre­ cutar su plan.
sa suya el "paciente" ¡ni siquiera se había 1- @h7 2 @g2 ?
planteado d ej ar de j ugar! Por la histo­ Aún no era demasiado tarde para j u­
ria del aj edrez sabemos -aunque pa­ gar 2 l:l. d7! .
rezca p a r a d ój ico- q u e l o s gran d e s 2 g6 3 fxg6+ ?
•••

m· a estros con miembros accidentados La última posibilidad era 3 f6 g5 4 @f3


juegan muy fuerte. Podemos mencionar l:l. a4 5 l:!. e2 g4+ 6 @f2 e4 7 l:t f2+ y 8 J:lf4,
de pasada dos ej emplos: Jan Timman, con algunas opciones de prolongar la lu­
con una pierna rota, ganó brillantemente cha. Ahora se alcanza un final de 3 peones
el supertorneo de Londres (1983), mien­ contra 2, que parece estar prácticamente
tras que Alexander B eliavsky, con una ganado para las negras.
mano rota, ganó el premio al mejor pri­ 3 - @ xg6!
mer tablero, en la Olimpiada de Salónica Esto es más fuerte que tomar el peón,
(1984). Por cierto que ambas roturas se ya que el peón pasado de e5 debe ser apo­
produj eron j u gando al fútbol. Resultó yado por el peón f.
bastante inusual ver al activo Korchnoi 4 l:t a2 h5!
sentado, inmóvil durante todas sus parti­ Amenazando con crear una debili­
das y sólo al final, moverse a duras penas dad en g3 para las blancas, después de
con ayuda de sus muletas. Pero j ugó de . . . h5-h4.
forma espléndida, y hay que mencionar s h4 l:. b4 6 :.as l:!. b2+ 7 @f3
de modo especial un par de finales de to­ Después de 7 @h3 ...
rres.

Brunner - Korchnoi
B erna 1996

. .. se llega prácticamente a una posición


i d é n t i c a que la de la fa m o s a p a r t i d a
Smyslov - Gligoric, Varsovia 1 947 (sólo
que correspondiéndoles jugar a las blan-
FINALES DE TORRES 111

cas, y el peón negro en e41). La muy ins­ Había más posibilidades de ofrecer
tructiva continuación de aquella partida resistencia con l a pre l i m i n a r 2 : g7 ,
fue: 8 J:r. e8 .l:t e2 9 .D.e7 f5 10 .l:t e6+ @g7 cuando las negras podían elegir entre 1 2
11 .l:t a6 (si 1 1 .i:t·e7+, entonces 11 ... 'itif6 . . . f5 y 1 2 ... J:l f3+ 13 @e2 J:r. xg3 14 l:txf7
12 l:lh7 c;tig6 13 J:r. a7 .D. f2 -+) 1 1 ... .i:tf2 @xh4.
1 2 l:r.e6 'itif7 13 l:r.xe5 @f6 14 .l:t e8 l:l.d2 ! 12 .l:t f3+ 13 'itie2 f6! 14 .l:tg6
""

(Zugzwang) 1 5 l:l f8+ (después de 1 5 A 14 .l:t xh5, Korchnoi tenía la inten­


l:r.h8 e3 1 6 J:r. e8+ e 2 1 7 .l:t e3, sigue 1 7 ... ción de jugar 14 ... @xg3 15 .l:t h6 @g4 16
f4 ! 1 8 gxf4 l:ld3 ! ) 15 ... c;j;>e5 1 6 l:le8+ h5 f5 17 .D.h8 .;;igS 18 h6 @g6 19 h7 l:lh3,
i;td4 1 7 : d 8 + c;t.ie3 18 : f8 w f2 ! 1 9 logrando dos peones pasados y unidos.
l:lxf5+ @gl, y las blancas n o pueden de­ 14
••• f5 15 J:r.g5 'it.ig2 16 'it.iel l:l f2!
fenderse del mate. 17 .l:t g8
Bien, volvamos a la partida que nos Si 17 c;i;>dl, entonces 17 ... @fl ! y ... e4-
ocupa. e3-e2.
7 @fS 8 J:th8
- 17 . ..e3 18 .l:tg7
Si 8 l:la3, entonces 8 ... l:ld2 ! (con la O b i e n 1 8 .l:t g5 f4 1 9 g x f4+ @ f3
amenaza 9 ... lld3+! 10 l:t xd3 e4+ 1 1 'it>e3 20 .l:t gl l:le2+ 21 @dl l:h2 22 J:l.fl 'it,ie4
exd3 12 @xd3 @g4) 9 @e3 J:td4 10 l:r.a6 23 l:l.gl @d3-+.
.D. b4 11 @f3 J:tb3+ 12 �f2 e4, con la desa­ 18 f4! 19 gxf4 @f3 20 l:lc7
•••

gradable amenaza ... 'it>f5-g4. En cuanto a 20 l::tg l, véase la nota an­


8 ... e4+ 9 'it>e3 J:r.b3+ 10 w f2 @ g4 terior.
11 J:tg8+ 'itih3! 20 .. . lh2
Las blancas se rindieron.

Korchnoi - Kengis
Copa de Berna 1996

198

Normalmente, una incursión de rey


como ésta suele arrojar resultados decisi­
vos.
U llg5

' Después de la jugada 46 de las negras, hay otra di­ A primera vista, el final parece de ta­
ferencia: la torre blanca está en h8 (no en a8). N.d.T. y sólo el peón a es potencial-
blas muertas,
1 12 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

mente más fuerte que el e enemigo. Ahora


las negras p ueden llevar tranquilamente
su rey a d6, pero deciden desplegar activi­
dad en el flanco de rey, puesto que, obvia­
mente, las blancas proyectan acercar su
rey al peón de a3.
1- gS 2 hxgS hxg5 3 @13 A a4
Siempre es útil cortar al rey contra­
rio.
4 @e2 @g7
De nuevo, valía la pena tratar de llevar
el rey a d6, con 4 ... 'it;>f8, aunque las blan­
cas podían impedirlo con S l:l. e3, y otra al­
ternativa era S . . l:l. d4 6 l:td3 l:l. c4 7 @d2
. No está claro adónde ir con el rey ne­
@e7 8 .J:tc3 .l:la4. gro. Parece mejor 11 ... .J:ta8 12 @xc4fS 13
5 .J:tc3 f6(? ) @b3 l:l. b8+ 14 'ii;> a2 Ae8 15 l:lc2 Aa8, y
Los autores preferirían S ... c5 ! ? 6 ct>d2 es muy difícil para ·1as blancas encontrar
'it>f6 7 @c2 c4 8 @b2 @ eS =, pero Kengis un plan ganador.
probablemente temía 6 l:[ xc5 . 12 @b5 A a8 l3 a4! @g2?
6 @d2 c5? ! D espués de 13 . . . fS ! ? 14 aS A b8+ 15
Era preferible 6 ... @ f7 7 @c2 (7 .J:t e3 @ xc4 l:l b2 16 a6 .J:t xf2 17 l:. a3 l:l c2+ y
f5 8 c¡f,¡>c2 f4 =) 7 ... @e6 8 cj,¡>b3 l:l. a6 9 a4 1 8 . . . A c8, las negras consiguen hacer
@d6. tablas. Si lS @ c6 , entonces l S ... A b2
7 @c2 c4?! 1 6 a6 A a2 ! 17 ct>b 7 l:l. x f2 1 8 l:l a 3
La cuestión es decidir dónde está me­ l:t b 2 + 19 � c 6 c3 20 l:l a l c 2 2 1 a 7
jor situado el peón, si en c4 o en c5. l:l. b l .
Podemos citar la variante 7 . . . @ f7 8 14 f4! @h3 15 fxgS fxgS 16 a5 g4 17 a6
@ b3 A aS 9 : e 3 fS 1 0 @ c4 @ f6 1 1 @h2 18 Aa3 "1;>h3 19 @xc4 l:t c8+ 20 @bS
@ d5 f4 1 2 gxf4 gxf4 1 3 .l:t c3 @ f5 1 4 f3 l:l b8+ 21 @ c6 l:l c8+ 22 c;i;>b7 l:l h8 23 a7
@ g 5 1 5 @ c 6 @ h 4 1 6 @ b 6 l:l. a 8 17 l:l h7+ 24 @b6 Ah8
o.ti> xc5 � g3 , y las b lancas no deberían
ganar.
8 @d2
(Ver diagrama 200.)

8 .- @g6?!
Después de 8 . . . @f7 9 @ e3 @ e6 1 0
c;t>d4 @d6 ll g4 ( 1 1 l:l f3 c3 ! =) 1 1 . . . @e6
12 o.ti>c5 @es 13 @b5 l:. a8 14 a4 @d5, las
negras tienen sus propias posibilidades de
contraj uego.
9 @e3 @ fS 10 @ d4 @ g4 11 @cS!
@h3?! 2UI
FINALES DE TORRES 1 13

Parece que las negras han conseguido 31 a8� l:!.a1+ 32 @b5 l::t xa8 33 l:!. xa8 @xg3
defenderse , pues las blancas no pueden 34 @c4
coronar su peón sin que el final sea tablas, Las negras se rindieron.
debido al alejado rey blanco. Sin embargo, Los j óvenes grandes maestros come­
Korchnoi encuentra el camino hacia la tieron un sorprendente número de erro­
victoria. res, como demostró Korchnoi, con un jue­
25 @ c6 l:t f8 26 l:!. b3! l::. f6 27 @ b5 l:!.t'S go claro y preciso.
28 @ a5 l::l. a8 2 9 @ a6 l:!.t'S 30 l:l. b8 l:!. fi
1 14 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Finales de torres

Ejercicios

1 3

Demuestre el correcto plan ¿Qué jugada es correcta:


defensivo para las negras 1 @f4 ó 1 a4?
... ...

2 4

• 11 • •
• • • •
8• • • m
• • • •
• ••• •
. .,. .
• • • •
• • • •
¿Qué jugada es correcta: Evalúe la p osición y trace el plan
1 .l:td6ó1 .:l.eB+? defensi vo correcto para las negras
FINALES DE TORRES 115

5 8

Encuentre el método defensivo Encuentre el plan co"ecto para


correcto para las blancas materializar la ventaja de las blancas

6 9

¿Qué jugada es correcta: Precise el orden correcto de


1 �c661 c6? jugadas para las blancas

7 10

Encuentre la continuación Encuentre la continuación


correcta para las negras correcta para las blancas
116 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

11 14

¿Qué plan elegiría usted Elija La continuación correcta


para Las blancas? para las negras

12 15

. . .. .
. . ••• ,
11 • • ••
B.t.D B D
D. B H B
• • = .
.
�. -
� - -
- - -
¿Cómo conduciría usted -
Encuentre la continuación

correcta para Las blancas
·
la defensa de las blancas?

13 16

• ••• •
n .• �., .• �
- - - -
- - - -
.,
. -�·
• -�-�D.
•" •.mí •.. •
B - B�H B
"•

� - -
- - - -
¿Qué continuación e le giría ¿Qué jugada es correcta:
para las blancas? 1 rJ. dS ó l rJ.dl?
FINALES DE TORRES 1 17

17 20

• • • •
• • • •
• • • •
..... . .
. . . ..
B B<st>B B
• • • •
a • • •
¿Cuál es la mejor forma Juegan blancas y ganan
de hacer tablas con blancas?

18 21

¿Cómo ganan las blancas? Indique el plan ganador de las blancas, inclui­
da una variante minuciosamente calculada

19 22

¿Qué jugada es correcta: ¿Cómo deben defenderse


1 ... 'lJ.xh4ó1 . .. 1:1gl+? las negras?
118 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

23 26

Juegan blancas y ganan ¿Qué jugada es correcta:


1 a8'il ó 1 <l;b7?

24 27

¿Qué jugada es correcta: Juegan blancas. ¿De qué


1 . rj¡e3ó1 . �xj3?
. . . . forma ganan?
25 28

¿Qué jugada es correcta: ¿Cuál es la jugada ganadora:


1 ... h3ó1 ... q;hJ? 1 . . tj;;g2 ó 1
. :al?
. ..
FINALES DE TORRES 1 19

29 32

• • • •
• • • •
••• • =
11 • • •
• • • o
• • • •
,. . • •
• • • •
¿Cómo ganan las negras? ¿Pueden las blancas hacer
tablas?

30 33

¿Con qué jugada ganan las ¿Qué deben jugar las negras
blancas: 1 h6 ó 1 <i;¡g4? para hacer tablas

31 34

• • •••
g • • •
• • = •
. ,. . .
D J!8• •
• • • •
• • • •
• • • •
¿Pueden las negras salvar ¿Cuál de estas jugadas concede
la partida? posibiliclades de ganar: 1 llxa4 ó 1 d7?
120 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

35 38

• • •
• •

.
Ante la amenaza1 l:lg3, ¿cómo pueden
·
¿De qué forma clara consiguen

.
...

hacer tablas las blancas? Calcule las variantes las negras hacer tablas?

36
=
39

¡
• • •


• a
•• •
• • • •
• • • •
• • • •
¿Cómo pueden hacer tablas
• • ••
¿Cómo consiguen las negras
las negras? hacer tablas?
37 40

Juegan blancas y ganan ¿Cómo jugaron las negras?


FINALES DE TORRES 121

41 43

• • • •
.... . :. . 8
..... . .
• ..... =
, . D.t.• •
• • o •
• • • •
••• • •
¿Cómo consiguen ganar Indique un plan ganador
las blancas? para las negras
42

• • • •
• • •••
• D@• •
• • •
• • •
• • • a
• • . 8•
• • • •
¿Pueden las negras hacer
tablas?
122

La contención o la lucha mano a mano entre reyes

El ataque recíproco entre piezas no está Sólo así. 1 ... 'it;> xf3 2 �f5 conduce a ta­
restringido ni por el tiempo, ni tampoco blas.
por el espacio. Sin embargo, cuando se Después de la textual, las negras se rin­
trata de reyes, la situación es radicalmente dieron.
distinta, pues un rey no puede atacar -ni La mezcla de contención y Zugzwang
mucho menos, capturar- al otro. Cada rey es ciertamente mortal.
crea en tomo de sí mismo algunas casillas
El que sigue es un estudio clásico de
fuertes en las que puede situarse cualquier
Maizelis.
pieza enemiga, excepto el rey y este factor
donde se manifiesta con mayor efecto es,
naturalmente, en los finales de peones. Estudio de Ma izelis

Manukovsky- Pustovalov • • • •
Rusia 1992 11" ·� B<t>B
8B B m B
• • • • • • • •
• • • • • • • •
• • •@• • • •
• • • • • • • •
B B8B B • • • • 20J

-
- -- .•.8 1 'iit> e6! 'it>c3 2 � dS! 'iit> b4 3 i;Pc6 @as
• • • • 4 'it;>b7
• • • • 202
Las blancas g anan .

También suele producirse una doble


l ." 'it;>f4! restricción o contención.
LA CONTENCIÓN O LA LUCHA MANO A MANO ENTRE REYES 123

Estudio de Zinar se plantea es si el rey negro logrará retro­


1984 ceder a tiempo. Siguió:
l� x17a l'iV 2 l:l. xal l:t xa13 f5!
Es peligroso avanza r el otro peón. 3
• • • • b5? i;i;>c4 4 b6 �d5 5 b7 l:I. bl, y las blancas

••• • • tienen problemas.


3 -@c4!
• • • • Si 3 .. @xb4, entonces 4 f6 @c5 5 @ g7
. ,

• • • • y no hay defensa contra f6-17.

• • • •
4 @e6!
He aquí la restricción: rey contra rey,
. -�· . hombro contra hombro. No hay nada más:
�- . . . si 4 f6, entonces 4 . . Wd5 5 @g7 @e6 6 f7
l:l. a7, etc.
.

• • • • 4 -. l:l e l+
Si 4 ... l:l. a6+, entonces 5 i;t>e5 ! . El rey
1 ..ti e 2! i;t> g2 2a4 i;t> g3 3 @e3 �g24 a5 se va al otro lado, pero lo más importante
..till 5 @ d4 es no permitir que el rey enemigo se acer­
Las blancas ganan. que.
5 @d6! l:l. ll 6 @e6 l:l. e l+
Sin embargo, es posible definir la con­ Ambos contrincantes acordaron unas
tención entre reyes, en particular en los fi­ tablas.
nal es de peones , como una form a d e
Zugzwang. Esta idea fue brillantemente expresada
en un estudio.
Mijalchisin Azm a jparashvili
-

Tbilisi 1980
L .Mitrofanov

Es evidente que las blancas están lu­


chando por hacer tablas, y la cuestión que 1 ?td7!
124 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

No sirve 1 l:l. f7+ 'it;e4! 2 l:le7+ �d5 3 Alekhine - Bogoljubov


l:td7 + @e6 4 .l:l.d8 l:l. c5+ y 5 ... l:l. d5. Campeonato Mundial, match 1929
1 ... 'it;>e4 2 @ g4!
Jugada única, pues si 2 @g6, sigue 2 . ..
.l:c6+ 3 @ g7 l:l.c7, ganando.
2 l:l. c4! 3 l:l. xd2 c;fole3+ 4 r;f;>g5 @ x d2
•••

5 h4 @e3 6 h5 l:I. c5+ 7 @ g4!!


Esta jugada ya se ha visto antes, pero
más cerca del rey contrario asegura las ta­
blas, núentras que la "más activa" 7 @g6?
pierde, a causa de 7 . . . r;tf4 8 h6 l:l. c6+
9 riJg7 @ g5 10 h7 l:l. c7 + 11 @ g8 c;t>g6
12 h8 .!.ü+ @f6.

A veces, hasta los más grandes jugado­


res cometen errores en el final.
1 ... � g4??
Olvidándose de la contención. 1 . . .
@ e4 2 b7 f5 3 b8 'ii' ! l:l.xb8 4 .l:xb8 f4
5 l:l. e8+ <it;id3 6 l:l. f8 @e3 7 @d5 f3 habría
hecho tablas.
2 b7 f5 3 b8"ii l:l xb8 4 l1 xb8 f4 S @d5
f3 6 @d4 f2 7 .1:1'8 c;i;ig3 8 @ e3
Las negras se rindieron.
125

Finales complejos

Explotación de una mayoría de Portisch Ribli


-

peones de flanco Skelleftea 1 989

Uno de los factores más importantes en el


final es la posibilidad de crear un peón pa­
sado, y en un número abrumador de casos
eso suele garantizarlo cualquier mayoría,
es decir, la superioridad númerica de peo­
nes en un sector, por ejemplo, dos contra
uno, o tres contra dos. De esto se deduce
que la mayoría es una premisa para conse­
guir un peón pasado y constituye, en sí
misma, un importante factor posicional en
los finales. Cuántas menos piezas queden
sobre el tablero, tanto más importante se­
rá el papel que juegue la mayoría de peo­
nes en la posición. 1 'it'dl! i.c7 2 g3 b5 3 h4 b4 4 'tt' d7! a5
Jugar para explotar el peón pasado en S @ h2 f6 6 iLd41!l'e4 7 i. xf6! i.xg3+ 8
el final es el caso extremo de una mayoría. @xg3 gxf6 9 c6 'tWeS+ 10 <i;>f3 fS 11 'tWc8+
@l7 12 'fi'b7+
Las negras se rindieron.

El siguiente es un ejemplo clásico.


126 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Botvinnik - Rabinovich 20 @f2 l:!. d8 21 g4 .tes 22 : d3 l:!. t'8


Leningrado 1 934 23 l:I. e3 f5 24 gxf5 A xfS+ 25 i;t;.g3
La posición blanca es ganadora, debi­
do a las amenazas b5-b6, a5-a6.

Botvinnik Kan
-

URSS 1955

La existencia de líneas abiertas y ma­


yoría de peones en el flanco de dama de­
termina la ventaja de las blancas. Entre
sus tareas, se encuentra la de crear un
peón pasado.
1 a3 l:[ b 7 2 l:!. b 2 A g6 3 b4 i;t;.f8
4 ct>f2 i;t;.e7 5 @ e3 � d7 6 A e2 @ c7 Por lo que antes se ha dicho, se deduce
7 b5 l:[b8 que las blancas deben cambiar el mayor
Después de 7 . a6 8 a4 axb5 9 axb5,
. . número posible de piezas, a fin de poner
las blancas controlan la columna a y pene­ en marcha su plan.
tran en campo enemigo. 1 l:I. d4! f5 2 l:I. e2! g5 3 A xe4 ltl xe4
8 a4 f6 4 .!Lid2 ltlxd2 5 cti xd2!
Si 8 ... i;t;.b6 , sigue 9 l:!.d2. El rey debe dirigirse hacia el sector de
9 a5 su mayoría.
Más preciso es 9 f4! . 5 '" l:th6 6 e4 .i.f4+ 7 @el fxe4 8 Axe4
9 ..•e5 10 l:[ d2 .i. f7 l l f4! exf4+ 12 c59 A c3 a4?!
� xf4 l:[e8 13 Af3 .i.e6 Es más fuerte 9 ... l:[ a6.
Después de 13 ... i.xc4, las blancas ga­ 10 bxa4 l:I. b6 11 �e2 @d7
naban con 14 l:[c2 .i. d315 l:lxc5+ @ b8 En caso de 1 1 . . . It bl, habría seguido
16 Ac6 l:l. d8 17 .1:1.cl ! , con idea de l:!.el . 12 Ae5.
14 .tc6 g5+ 15 @ f3 l:l. 1'8 16 .i.d5 l:l.d8 12 �d3 l:!.bl 13 l:!.el l:l.b6 14 @c2!
17 @e3 i.c8 Ahora las blancas necesitan defender
El final de peones es desesperado. la casilla b l .
18 l:h2 -'.b719 l:l. d2 l:l. e8+ 1 4 ... l:t d6 15 .ll e4 b6 16 a3 !
Si 19 . . . A c8, seguiría 20 l:l. d3, con la Es mejor entregar el peón en la tercera
secuencia 'it>e3-d2-c3, h3-h4xg5, a5- a6, fila: ¡profilaxis!
l:!.d3-h3. 16 ... l:[g617a5! l:1g8
FINALES COMPLEJOS 127

Las negras tampoco podían salvarse l:f.�W @cl�B����Ml:f.� @�


con 17 . . . b x a5 18 _ixa5 .1:1. a6 19 � d2 17 a4 a6
�xd2 20 @xd2 l:!.xa3(!) 21 .1:1.eS, con ven­ 17 ... l:f.f8!? les habría creado mayores
taja decisiva de las blancas. El resto es for­ problemas a las blancas.
zado. 18 aS bS 19 A cS ! ! A x cS 20 b x cS
18 a4! l:tfB 19 .:!.el bxa5 20 c¡f¡>d3 l:l. d8 @ d7?
21 J:l.e4 �c6+ 22 c¡f¡>e2 @b6 23 �el! .icl Las negras aún podían salvarse aquí
24 g3 h x g3 25 fxg3 J: h8 26 h4 g x h4 c o n unas tablas: 20 . . . b 4 + ! 2 1 @ x b4
27 gxh4 �b2 28 �d2 � d4 29 @ f3 � b2 c;l¡¡d7
=.

30 �gS J:!. f8+ 31 l:!.f4 l:!. g8 32 l:t fS � d4 21 cxbS axbS 22 h4!


�� c;t>��M��� @�'it>��J:l.M Las negras se rindieron.
l:t b8 37 l:!.e4+! @f738 l:f.e7+ @g8 39 @f5
Las blancas ganan.
Martinovi c - Yudasi n
Krynica 1 998
Vukic - Pietzsch
Sarajevo 1967

¿Cuál de las dos mayorías es mejor: la


blanca o la negra? Después de 1 @e2 �d6
1 ... lLJe8 2 @ d3 e4+, las blancas tienen problemas
Con idea de trasladar el caballo al flan­ con su peón de g3. Lo mejor era 1 f4 �d6
co de dama, a fin de neutralizar la mayoría 2 c;f;>f3, con igualdad. En la partida, sin em­
de peones contrarios. bargo, siguió:
2 lLJ d7! e6 3 c;f;> g2 @ g7 4 A d3 lLJ f6 l g4?
5 .1:1.edl lLJxd7 6 A xd7 hS 7 @n c;tif8 8 'it>e2 Sólo se debe j ugar en el flanco débil,
�e8 9 l:l xc7 lb c7 cuando se pueden cre ar debilidades al
Al situar sus piezas en buenas posicio­ oponente.
nes, las blancas obligan a su oponente a 1 �d6 2 gxfS+ gxfS 3 c5 bxcS 4 bxcS
•••

realizar cambios, incrementando así la im­ � bS 5 c6 f4 6 � c2 @ d6 7 @ e2 @ x c6


portancia de la mayoría. 8c¡f¡>d3 @d5
10 l:!.d4 f6 11 f4 @e7 12 b4 b6 13 @d3 Las negras tienen un final ganado.
128 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Georgiev - Jalifman Kovacevic - Tosic


Pardubice 1 994 Belgrado 1998

214

l f5 ! Contra peones doblados, Ja estrategia


El peón de d4 está bien bloqueado, y natural es explotar Ja mayoría en el otro
las blancas tienen una ventaja importante flanco.
en el flanco de rey. l h3!a4 2 @f3 J:l.d7 3 l:l. xd7 @xd7 4 g4
1 ... @f8? hxg4 5 hxg4 b5 6 b3 !
Lo correcto era 1 . l:l e8 2 h4 J:I. x e2
. . Las negras no pueden crear un peón
3 @ x e2 .i.d6 4 h5 .i.e5 ! , defendiendo al pasado.
rey negro. 6 ... axb3 7 axb3 @e8 8 lil h4
2 h4 l:l.e8 3 h5 l:l. xe2 4 @ xe2 .id5 Preparando el avance f4-f5.
Era mej o r 4 . . . .id6 5 f6 gxf6 6 gxf6 8 •.• lLi f7 9 @ e4 g5 10 lLJ f3 g x f4
.tes 7 ..ih6+ <t>g8 8 .i.g7 ! , con idea de se­ 11 'i#i>xf4 c;t> f8 12 ll::i d 2 lil h8 13 c;t> g5 c;t>rT
guir con el avance h5-h6-h7. 14 @ h6 ! ll::i g6 15 lilf3 ll::i f4 16 @ h7 c6
5 f6 gxf6 6 gxf6 @ g8 7 .i.h6 b4 8 b3! 17 ll::i gS+ @e7 18 ll::i e4 c4 19 bxc4 ll::i d3 20 g5
.i. e6 9 @f3 .i. d5 10 @ f2 axb3 11 axb3 Las negras se rindieron.
i.xb3 12 .lg7 .i.f8 13 h6
Las blancas tienen una posición gana­
dora.
FINALES COMPLEJOS 129

Psajis - Bonsch Las negras se rindieron.


Tmava 1988 Si 30 .. @e6, ganaba 31 b6 ! , mientras
.

que si 30 . ..t>c8, seguiría 31 c6 .i.b6 32


. .

t.Llb4 y 33 t.LldS.

La siguiente partida sirve de ejemplo


de una mala mayoría (es decir, el caso en
que una mayoría es obj eto de un ataque
de minado).

Kan - Keres
Moscú 1 952

l @fi!
El principal triunfo de la posición blan­
ca es la mayoría de peones en el flanco de
dama. Psajis explota esta ventaj a de forma
muy instructiva.
1••• Wc8 2 ..t;>e2 t.Ll d7 3 @ dl ! .i. f8
4 @c2 g6 S .tc3 .i.g7 6 a3! .i. f'B 7 b4 cxb4
8 axb4 t.Llb6 9 @b3!
Las blancas tienen, a todos los efectos,
una pieza extra, pues su rey apoya activa­
mente los peones en el flanco de dama.
9••• \li'e8 10 t.Llb2 tt'd7 11 .i. d4 tLic8 1- . aS!
12 .i.e3 t.Li e7 13 'i!fa8! 'fi'c6 Tratando de crear una debilidad en el
Las negras están obligadas a cambiar campo blanco.
damas y el resto pasa a ser una cuestión de 2 l:lxd8 l:!. xd8 3 l: dl t.LldS 4 t.LlxdS+
técnica. .i.xdS S c4?
14 Wxc6 tLixc6 15 lLid3 �g7 16 @ a4! Así se ha creado una mala mayoría.
@ f'B S••• .t e4 6 lhd8 <l; xd8 7 .i.dl @ c7
E n caso de 1 6 ... t.LixeS, sería decisivo 8 @n @ d6 9 f4 es 10 g3 .tbl 11 a4 exf4
17 tLixeS .i. xeS 18 @ aS, y si 16 . . . �xeS, 12 gxf4 @ e6 13 @fl @ fS 14 @ e3 hS!
e n t o nces 17 b S axb5 18 cxbS .i. d4 1 9 15 @f3
bxc6. Si 15 h4, 15 ... .i.e4 ! , y Zugzwang.
17 �cS+ @e8 18 .td6 f6 19 exf6 � xf6 15 h4! 16 @e3 @e6 17 1'.g4+
•••

20 lLicS eS 21 t.Llxa6 e4 22 bS �eS 23 .i.cS Si 17 @f3, 17 . . . .i. f5 18 @ g2 'Otif6 19


lLJd4 24 .i.xd4! �xd4 25 @b3 <l;d7 26 c5 @ h2 �e4! , y las negras tienen una ventaja
hS 27 g4 h xg4 28 hxg4 gS 29 @ c4 e3 30 decisiva.
@d3 17 , �fS 18 @f3 @f6 19 .txfS @ xfS
..
130 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

20 @e3 f6 21 'it;>f3 g5 22 fxgS fxgS 23 @g2 Hübner - Spassky


g4 24 bxg4+ '"1;>xg4 25 �a @f4 Candidatos, match, 1985
Las blancas se rindieron.

Ljubojevic Ivan cbuk


-

Buenos Aires 1995

218

El peón extra de las blancas en el flan­


co de rey resulta ser un factor decisivo.
1 @a �f7 2 g4! �e6 3 �xe6 @xe6 4
� e4 d6 5 gS! fxgS 6 lüxg5+ @f5 7 lü xh7
c;t>xf4 8 lüf6 .i.c8 9 lüe8 AfS 10 c3 ül 11 a3
Las blancas tienen una mayoría de .i.a2 12 b4 c5 13 lüxc7 .i.c4 14 h4! cxb4 15
peones en el flanco de dama. Por consi­ axb4 c¡¡,e4 16 lüe8 @eS 17 @e3 JJ.fT 18 �c7
guiente, deben mejorar la posición de sus .i.g619 �bS @d5 20 �xa7 @c4 21 lüc6
piezas, a fin de incrementar su ventaja po­ Las negras se rindieron.
sicional.
1 c4! .i. x g 2 2 J:I. xd7 .l:l xd7 3 l:l xd7
Toothill - Heemsoth
'fi' xd7 4 @ x g 2 'ii' c 6+ 5 c;t> gl fS 6 �b6! !
Correspondencia 1986
¡ve4 7 b4 eS 8 bS f4 9 gxf4 exf4 10 bxa6
bxa6 11 'fi'xa6 'fi'el+ 12 c;t>g2, y las blancas
tienen una ventaja decisiva.

219

1 . .l:lf'S!
..
FINALES COMPLEJOS 131

Con la inequívoca intención de desviar 1 iü c4!


al rey enemigo del centro. Es preciso mantener a raya las debili­
2 l:t d2 f5+ 3 gxf5 gxf5+ 4 'iti>f3 c4! 5 a4 dades enemigas. El plan de las blancas
a6 6 �f4 l:t d8! 7 A xd8 consiste en cambiar damas y avanzar los
Teniendo en cuenta comentarios ante­ peones del flanco de rey.
riores, las blancas tenían mejores posibili­ 1 . " iüd7 2 b3 rs 3 @n
dades con 7 l:tc2, conservando el mayor También era bueno 3 g4 g6 (3 ... fxg4 4
número de piezas posible. hxg4 'i!Vf3 5 1i'f5) 4 gxf5 gxf5 5 'it'c3, con
7 ••• � xd8 8 � e3 bS 9 axbS axbS 10 ventaja blanca.
�el � c7 11 h3 @dS U �e3 b4 13 �d2 3 ... @n 4 f3 q; e7 5 ..ti e2 'ii' e 6 6 'ik3
b3! 14 f3 f4+ 15 '1Pf2 �es 16 �el .id4+ iüf6 7 @f2!?
17 q¡,el .ie3! El rey será necesario en su flanco.
Las blancas se rindieron. 7 "" @d7 8 g4 @c6?!
Es mejor 8 ... fxg4 9 hxg4, aunque la
ventaja blanca persiste.
Mayorías mutuas 9 'it' e5!
Ahora .el final de caballos es desespe­
Cada b ando tiene su propia mayoría, y el rado para las negras.
principal problema es cómo limitar la mo­ 9 "" WxeS 10 lüxeS ..tiidS 11 iü c4 fxg4
vilidad de la mayoría contraria. 12 iü xb6+! @ c6 13 iü c4 gxf3 14 iü xaS
Con el mismo número de peones, si q¡,dS 15 @xf3 gS 16 iü c4 h5 17 iü d2! q¡,es
uno de los j ugadores tiene mayoría en un 18 e4 iü e8 19 q; e3 tü c7 20 tü c4+ @ f6
flanco, entonces el otro la tendrá, por defi­ 21 q;rz! iü a6 22 �g3 lü b4 23 h4! tü c6
nición, en el flanco opuesto. Pero a menu­ 24 a5 iü b4 25 iüd2!
do sucederá que una mayoría es superior Las blancas tienen una clara ven­
a la otra, en cuyo caso tal mayoría se lla­ t aj a.
mará cualitativa.

Y ates - Alekhine
Karpov - Y usupov
La Haya 1 921
Dortmund 1997

221
132 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Una posición clásica, que las blancas Bronstein - Rantanen


pierden prácticamente sin lucha. Tallinn 1975
l g3?
Profilaxis incorrecta.
1 . . @f7 2 c5 � f6 3 �c4 A c8!!
.

Una tremenda jugada. Para las negras


el alfil es muy importante, así que lo sitúan
en la casilla c8, donde quedará bien prote­
gido.
4 a4?
Aquí valía la pena intentar 4 f4! ? exf3
5 @f2 J:td2+ 6 @ xf3 J:lxh2 7 b5, con con­
trajuego.
4 . .. gS S bS f4 6 � n J:t d2 7 gxf4 gxf4
8 <t>el J:tb2 9 iLe2 222

Después de 9 J:tdl �g4 10 l:t d6+ q;e?


1 1 J:ld4 .i.f3 12 �d5 J:tbl+ 13 c;t>d2 e3+! l g4!
1 4 fxe3J:ld l + 1 5 � c3 J:lxd4 1 6 @ xd4 Avanzar en el flanco opuesto puede
iLd5, con ventaja decisiva de las negras. estar justificado cuando, como en este ca­
9
••• � es 10 c6 b x c6 11 : x c6 � e6 so, se pueden restringir a las piezas del
U � dl l:l. bl 13 l:l. c5+ @ d4 14 J:t c2 e3 bando enemigo.
15 fx e3 fxe3 16 l: c6 ii.g4 17 l:l. d6+ @ eS 1- a6 2 gS iü e8 3 a4 J:ta7 4 h4 l:l b7
18 b3 �hS! Es mejor 4 ... q;f8!?.
Las blancas se rindieron. s l:l. d3
Era posible, sin embargo, aplicar una Ahora es importante controlar la co­
correcta profilaxis: lumna d.
(a) 1 f4! (con idea de c;ftgl-f2-e3) 1 ... S . . l:tcS 6 l:l.el l:l d7 7 l:l edl!
l:!.d2 2 c5 <t;f7 3 iLc4 .i. xc4 4 J:txc4 @ e6 Táctica. Si 7 ... e5, seguiría 8 iüf5, con
5 b5 c;t>d5 6 c6 bxc6 7 bxc6 =. ventaja blanca.
(b) 1 f3 ! (para crear una debilidad en 7 . . g6 8 /üe2!
e4) 1 ... e3 2 f4! J:l.d4 3 l:!.el .J:lxf4 4 l:l.xe3 Típico.
�c4 5 .i.xc4 l:l.xc4 6 l:le7, con un final de 8 ••• l:l x d3 9 .J:l x d3 bS 10 cxbS axbS
tablas. 1 1 : d7 c¡f¡i f8 12 as : c6 13 : b7 b 4
14 J:tb8 iLcS15 /üg3
Las negras se rindieron.

Un ejemplo ya clásico de explotación


de una mayoría de peones en el flanco de
dama, lo tenemos en la siguiente partida
de un torneo moderno.
Aquí, las negras tienen superioridad
numérica en el flanco de dama, algo carac­
terístico de la Defensa Grünfeld, y, por
FINALES COMPL EJOS 133

consiguiente, las blancas deberían conser­ Tampoco servía 8 'i!i'c4 l:. xcS 9 'ifxcS
var el mayor número posible de piezas, a llJc3, con ventaj a negra.
fin de mantener la tensión. 8 llJc3 9 : xc8 l:l xc8 10 �hl @ h7!!
...

Profilaxis. 10 a5 11 a3 tü a4 12 l:l xc8


...

"it'xc8 1 3 'i'b3 'ii'c l+ 14 @ h2 'ii' x a3 1 5


Portisch Kramnik
- 'ii'dS les daba posibilidades d e contrajue­
Biel 1993 go a las blancas.
11 l:.al
Otras jugadas tampoco servían de mu­
cho. Por ejemplo: 11 'W'b3 lü xa2! u 11 a3
llJa4.
11 a5 12 'ti'b3 1Wxb3 13 axb3 gS 14
..•

.i.g3 a4!
Las negras tienen una clara ventaja.

En finales complicados, los planes sue­


len ser igualmente complicados, o com­
puestos de varias fases, y no es raro que
intervengan piezas heterogéneas y forma­
22J ciones asimétricas. En consecuencia, es
necesario profundizar mucho en la posi­
1.l::t c3 ción, tratando con exquisito cuidado los
Si 1 'il'a3 ©c4 2 W'b4 bS 3 a4 llJb6 ! 4 posibles cambios de piezas.
axbS ©dS ! , las negras conservan una pe­
queña ventaja, debido a su control de las
casillas centrales. Balashov - Korchnoi
l - b5 2 l:.fcl Campeonato de la URSS 1969
No era bueno 2 l:. a3?, a causa del gol­
pe táctico 2 ... llJc4 3 l:. xa6 'irb7.
2 ©c4 3 11i'e2
•••

Si 3 ©d2, seguiría la siempre efectiva 3


... aS!, y en caso de 3 e4, la mejor réplica es
3 ... fS.
3 ... ©b6!
Con idea de capturar en c3.
4 J:r.c7
Merecía consideración 4 .i.eS ! ? .
4 ... We6 5 .i.g5
Ahora, la única p o s i b i l i d a d e r a 5
.i.eS ! ? , con una ligera ventaj a de las ne­
gras.
5••• llJ dS 6 l:!. 7c5 h6 7 .i. h4 b4 :¡:) 8 Las blancas parecen tener una posición
'irb 2 muy centralizada y una sólida formación
134 ESTRATEGIA GANADORA E N EL FINAL

de peones, p ero Korchnoi comienza a .mi­ Las negras tienen un peón débil en c4,
nar la estructura blanca. pero también un fuerte contrajuego sobre
1 ... .J:US! 2 lLld2 f6 3 l: fl la columna d. Las blancas deberían combi­
Las blancas quieren cambiar torres pa­ nar la mejora en la posición de sus piezas
ra neutralizar la presión. con la necesaria profilaxis.
3 ... i.d8! 4 : f2 i.c7 1 lLlc5! ..td5
Incrementando la presión sobre el cen­ Si 1 . : d2, entonces 2 i.fl ! l:I. xa2 3
..

tro, y mejorando, de paso, la posición del lLlxe6 fxe6 4 .i xc4, con ventaja material.
alfil. 2 f3 l:t c8 3 lüa4 .ie6 4 e4
5 lLlfl .ib6! 6 l::t d2 fxe5 7 .i xe5 : f7 La aguda maniobra de las blancas ha
8 @e2 d6 9 .ic3 .ic4+! 10 @el .i xfl! neutralizado el juego contrario por la co­
Un sorprendente cambio del alfil fuer­ lumna d y restringido el esquema negro
te, pero ahora es más importante crear un con la estructura ideal f3-e4. Sólo ahora
peón pasado. hace su rey entrada en escena, dirigiéndo­
11 @xfl e5 12 'it> g2 e4! se al centro.
No 12 ... exf4, debido a 13 J: f2. 4 lüd7 5 @f2 lLlb6 6 lLlc3!
•••

13 l:t e2 d5 14 .ie5 i.c7! Donde mejor situado está el caballo es


Cambio de las piezas fuertes. en la casilla de bloqueo.
15 .ixc7 l: xc7 6 f5 7 'iti e3 fxe4 8 fxe4 @tll 9 n bl!
••.

Pero ahora la debilidad de los peones Ahora las blancas tienen tiempo para
de b2 y g3 se hará sentir. mej orar la posición de su torre , con la
16 @n l:t b7 17 c3 'it>b5! 18 l:t c2 'lt;>c4 amenaza l:t bl -b5-a5.
19 @e2 l:t b3! 20 'it>e3 d4+! 9 ... ..td7 10 @ d4 @e7 ll l:t b4 l:t d8
¡Un buen golpe ! Si 11 .. 'it;>d6, entonces 12 eS+ @e7 13
.

21 @ x e4 d x c3 22 b x c3 .: xa3 23 g4 a4 ! , quitándole al caballo su último buen


hxg4 24 l:t g2 l:I. b3! puesto en b6.
Las blancas se rindieron. 12 .i xc4! ..t h3+ 13 lll d5+ lLl xd5 14
exd5 .ixg2 15 'lt;> e5!
El número de peones es el mismo, pe­
Mijalchishin - Beliavsky
ro la actividad de cada pieza blanca es cla­
Moscú 1981
ramente superior. Un caso típico de domi­
nación.
15 ••• : d7 16 .: b8! .i f3 17 l:t g8 g6
18 d6+! l:t xd6 19 l:t g7+ @tll 20 .l:lf7+
Las negras se rindieron.

En la siguiente posición, Ivanchuk ex­


hibió una fantástica técnica en un compli­
cado final.
FINALES COMPLEJOS 135

Dao Thien Hai - lvanchuk


Moscú 1994

Una decisión de gran maestro de clase


226 superior, pues este avance debilita dema­
siado las casillas blancas, pero a cambio
A primera vista, parece increíble que restringe al máximo al rey blanco y al alfil
las negras puedan estar jugando a ganar, de el.
pues las blancas tienen una mayoría en el 14 it>f2 hS 15 g3
flanco de dama. En primer lugar, las ne­ Si las blancas se limitan a esperar, en­
gras mejoran su estructura en el flanco de tonces las negras proceden a ejecutar el
rey, y a continuación restringen a las pie­ plan ... g7-g5-g4, seguido de ... @f6-g5-h4,
zas enemigas. con la amenaza ... g4xf3 y ... 'it;>h4-h3.
1 f6! 2 lüe3 cj;f7 3 �dl
-· 15 g5 16 �g2 lüc2!

Es muy difícil para las blancas mejorar Es sorprendente que, con esta jugada
su posición, lo que les obliga a realizar ma­ de caballo, las negras planteen tantas
niobras artificiales. Pero aquí merecía amenazas. No es posible, por ejemplo, 17
consideración 3 h4. �b3, debido a 17 ... lüel+, una de las con­
3 - eS 4 � e2 lügS! S �el �e6 secuencias de la maniobra restrictiva .. f5-
.

A cada j ugada las negras mejoran la f4.


posición de sus piezas, lo que no puede 17 @ll �b2!
decirse de las blancas. No se pueden obviar los elementos tác­
6 lü c3 fS 7 a3 � c6! 8 b4 �d4 9 �bS?! ticos. Es bien sabido, desde la época de
Las blancas no pensaban que su opo­ Capablanca, que para conseguir el máxi­
nente estuviese dispuesto a prescindir de mo resultado, deben convertirse factores
su alfil. Era mej or, en cualquier caso, 9 posicionales en tácticos.
�d2. 18 �x b2
9••• � x b S ! 10 c x b S c;t;> f6 11 .Q. c4 Si 1 8 �b3, entonces 1 8 . . . � x c l 19
�c3! .i.xc2 fxg3 20 hxg3 �a3, y con la presen­
H abilitando la casilla d4 para el ca­ cia del peón pasado en la columna h, las
b a l l o , a la vez que s e impide a 3 - a 4 y negras deberían ganar fácilmente.
�cl-d2. 18 �e3+ 19 �e2 tüxc4 20 J.. cl @rs
...

12 'it>ll lüd4 13 f3 f4! 21 @d3 �d6 22 a4 g4 23 fxg4+ @xg4!


136 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Precisamente así. Lo principal es al­ 17 @ f3 .i.al 18 l:l. dl .i. c3 19 l:l. cl l:l b3


canzar al peón de h2. 20 @ e4!
24 gxf4 e x f4 2S .i.b2 f3 26 �d4 @ h3 Iniciando una fase muy importante: ¡la
27 a5 @xh2 activación del rey blanco!
No todo el mundo ignoraría el peón de 20
••• l:I. b4+ 21 @ d3 i. f6 22 g5 hxg5
b6 como si fuese una bagatela ... 23 hxgS .i.d8 24 .l:l c6!
28 axb6 a xb6 29 .i.xb6 @g2 Impidiendo 24 ... f6, a lo que seguiría
Las blancas se rindieron. 25 l:l d6 .i. e7 26 l:l d7! +-.
24
••• l:l b3+ 25 @ e4 f5+?
He aquí un proceso de realización No está claro el por qué de esta jugada,
muy complicado, con peones en un solo pues lo cierto es que las blancas no ame­
flanco. nazaban con 26 f5, debido a que tras 26 ...
l:I. xe3+! 27 @ xe3 .i. xgS+, las negras lo­
gran unas tablas seguras.
Romanishin - Nunn 26 @ f3 .t e7 27 l:1 c7 @ f8 28 c¡f¡¡ e2
Debrecen 1992 l:l b 2 + 29 @ d3 : b 3 30 @ d2 @ es 31
.i. c5! .i.d8 32 l:l g7 .tas+ 33 @ e2 l:l b2+
34 @ d3 l:!. d2+ 3S @ c4 l::te2 36 g6! .l:l e4+
37 @d3 l:l xf4 38 l:l e7+ @d8 39 g7 l:l g4
40 : m
Las negras se rindieron.
Un final conducido magistralmente.

Nezhmetdinov - Romanovsky
Moscú 1957

228

1 g3 h6 2 .i.f4 @h7 3 :td2 l:l. c6


Es más fuerte 3 ... l:l. c5 y 4 ... h5.
4 : dS @ g6 s g4 .t f6 6 c;t¡i g2 .t gS
7 i.g3 .i.e7 8 h4 l:l c4 9 l:l. d7 .i.f6 10 f4
Las negras tienen ya algunos proble­
mas, pues las blancas han activado al má­
ximo su falange de peones.
10 ••. .D. cS ll l:l d6 @ g7 12 .i. f2 n as
13 l:l d3 l:l. b5 14 @g3 219

Ahora que la torre defiende la tercera


fila, las blancas mejoran Ja posición de su ¿Qué plan deberían elegir las blancas?
rey. l g4!!
14 ... : as 15 .i.b6 n b5 16 ile3 .i.b2 Con intención d e seguir a base de f2-f4
FINALES COMPLEJOS 1 37

y e4-e5, ganando espacio, lo que hace que 1 l:t c3!


la respuesta negra sea obligada. Está claro que no 1 a4, debido a 1 . . .
1 fxg3 2 �xg3 q¡m 3 'iti>h2 q¡ e6 4 f4
_
tbb4, y e l caballo negro recobra s u liber­
b5 5 l:t gl g6 tad.
Las blancas disponen de amenazas so­ 1
••• l:l.e6 2 q¡e5 g5 3 � g3 c;ti gr 4 q¡(3
bre la columna g, por lo que las negras se h6 5 h4!
ven obligadas a debilitar su posición. Jugadas como ésta siempre resultan
6 lLlh6+ q¡gr 7 q¡g4 f6 desagradables. Las blancas se aferran a las
¿De qué otro modo privar al caballo debilidades y quieren "ocuparlas". Si 5 ...
del acceso a e5? Si 7 ... q¡f6, entonces 8 e5 f6, entonces 6 h5 <tifl 7 l:r. d3, con idea de
y 9 f5, con un fuerte ataque. tb d4, aunque las negras pueden, por su­
8 f5! puesto, defenderse durante mucho tiem­
Esta jugada nos trae reminiscencias de po.
la famosa partida Lasker - Capablanca. s ... g4 6 q¡eu
8 ... tbg5 9 l:l gfl c5 10 e5! � xf5 Resulta que el caballo se dirige a la ca­
A 10 ... fxe5, las blancas responden 1 1 silla f4.
� x e 5 + @ h7 1 2 l:t xd8 ! .1:. x d 8 1 3 fxg6+ 6 ... � d6 7 � x d6 l:t x d6 8 l:r. c4 h5
@ xg6 14 l:. f6+ 'ii;> h7 15 l:l.h6+, con ame­ 9 @e2
nazas decisivas. El cambio de alfiles no ha aliviado mu­
11 exf6+ @ t'S cho la posición negra.
S i 1 1 ... � xf6, seguiría 12 q¡ xf6 @ xf6 9 ... q¡ b8 10 l:. cS <ti h6 11 tb d3 q¡ d7
13 �h4. 12 :i:tas a6 13 g3 l:l. b6 14 q¡b4!
12 tbe5! b4 13 q¡r15 �xc2 Al cubrir la columna, las blancas impi­
Más tenaz era 13 ... q¡n. den que la torre negra se active.
14 f7 l: e6 15 q¡d7+ 14 ... l:l e6+ 15 'iti>fl ct; gr
Las negras se rindieron. En caso de la pasiva 15 ... lLlb8, enton­
ces 16 q¡ d3 l:I. b6 17 q¡ f4 l:t b5 18 l:t x b 5
axb5 19 @e2 q¡ a6 2 0 lLl d5 ! , con u n final
Lputian - Tukmakov de caballos ganado. Ahora, sin embargo,
Moscú 1983 cualquier captura es buena.
16 l::t xa6 :. e8
Si 16 ... l:r. e4, entonces 17 q¡d3 q¡e5 18
tbf4 ! q¡f3 19 tü xh5+ @ f8 20 l:r. a8+ 'iti> e7
21 l:t e8+ ! ! , explotando las posibilidades
tácticas.
17 q¡r15 q¡cS 18 l:t c6 q¡ e6 19 l:t c4 l:t b8
20 a4 l:t b2 21 tbf4 l:r. bl+
El final de torres es desesperado, pues­
to que el rey sencillamente se dirige hacia
su peón pasado.
22 @ e2 @ f6 23 lLl x h 5 + c¡f¡> e5 24
l:l. xg4
Las negras pronto se rindieron.
138 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Salov - Jalifman Nezhmetdinov - Luik


Candidatos, match, 1994 URSS 1 950

232

Las blancas tienen una mayoría, más Las blancas tienen ventaja en el flanco
ventaja de espacio. de rey, además de un desarrollo de piezas
l h4! f6 2 h5 más activo. Siguió:
Anulando la mayoría negra. l b4!
2 a6 3 lü c3 lü e5 4 lüdS+ @d8 5 b3
••• Con la amenaza 2 Ac5 y aprovechan­
bS!? do que no es posible 1 . . . A xb4, por 2
Sin esta j ugada, las negras no tendrían .l:t a8+ Af8 3 �c5.
ningún contrajuego real. 1 .- �e8 2 Ac5 @f7 3 g6+!
6 cxbS axbS 7 b4! Ag4 8 a3! ct>c8 Paralizando por completo al oponente.
Después de 8 ... Axh5 9 lLie6+, atacan­ No es posible 3 . . . hxg6 4 fxg6+ @ xg6
do el peón de g7. 5 lüxe5+.
9 .!De7+! r:Jí; c7 10 lüg6 �xhS 3 - hxg6 4 fxg6+ @f8 5 h5 i.xcS
O bien 10 . . . .!D xg6 1 1 r:Jí; x g4 .!D e5 1 2 Una concesión por parte de las negras,
@ f5 +-. pues de esta forma las blancas quedan con
11 liJxeS! fxe5 U @ xe5 gS un peón pasado.
En caso de 12 ... Ag4 13 lü e6+ Axe6 6 bxcS .l:t c7 7 .l:t a8 .l:t xcS 8 h6!
14 @ xe6, el final de peones está sencilla­ Aquí se pone de manifiesto la ven­
mente perdido. t a j a posicional de las blancas en el flan­
13 llJ e6 @ b6 14 et> f6 � e2 15 rJí; g6 co de rey, subrayada por medios tácti­
�n 16 g3 r:Jí; c6 17 @ xh6 r:Jí; dS 18 llJ xgS cos.
Ae2 19 @ g6 r:Jí; c4 20 liJ e 6 @ c3 21 r:Jí; fS 8 gxh6 9 liJh4 .l:t c6 10 liJfS .l:t e6 11
-··

@ b2 22 llJ cS � xa3 23 lü a6 ! , y no hay l:. b8


defensa contra l a ma r ch a triunfa l del Las blancas proyect a n llevar su rey a
p eón de g3. h5 y, por consiguiente, sitúan la torre para
apoyar al peón b.
Sigue un caso de explota ción de venta­ 11 ... hS U @g3 b4 l3 @h4 b3 14 @xhS
ja espa cia l . . . b2 15 @ h6 @ g8 16 ll xb2
FI NALES COMPLEJOS 139

Hallándose en Zugzwang, las negras se Neverov - Dreev


rindieron. Lvov 1985

En la siguiente partida veremos un cu­


rioso motivo de final.

Vaganian - Smirin
Campeonato de la URSS 1988

234

Parece que no hay ni sombra de peli­


gro en la posición blanca, y sin embar­
go . . .
1 .i. d2 ltl e5 2 @ g3 .i. e6 3 f4 itl d3!
4 .i.e3 e5 5 fxeS fxeS 6 c¡f¡i h4 @f6 7 'it' g3
233 @ e6 8 @ h4 'ito> f6 9 @ g3 as 10 .t gl a6
11 .i.e3
1 c6 es una jugada candidata a ganar en Los dos peones doblados de las negras
la variante 1 ... .i.xb4 2 c7 ltlb6 3 ltlc4. Pe­ contrarrestan a los tres blancos, gracias a
ro las negras juegan 1 . ltlb6! 2 c7 (o bien
.. la excelente posición del caballo en d3,
2 b5 .i.d6 3 lü g2 q;,f8, con igualdad) 2 ... mientras que el peón pasado de e5 se ha
.i.d6! 3 c8'ti lü xc8 4 .i.x c8 .i.xb4, y no co­ vuelto peligroso , pues e l rey blanco no
rren peligro. La partida, sin embargo, si­ puede pasar a la columna e.
guió así: 11 ... � e6 U @h4 .i.hl 13 � g3 @ d7
l @g2 14 ltldl ltlb4 15 ltlc3 'i!;>c6 16 @h4 ltlc2 17
Ahorra, y para total sorpresa de las .i.f2 e4 18 @g5 e3 19 .i.g3 �xc5 20 lüe2
blancas, las negras se salvan con un sacrifi­ .i.f3 21 ltlgl i.dl 22 h3 h5 23 @xg6 hxg4
cio de pieza. 24 hxg4 Axg4 25 @gS .i.dl 26 @fS @d4
1 ltl xc5! ? 2 bxc5 .i. xc5 3 ltl g4 .i. d4
••• 27 @e6 ltlb4 28 .i.el lü xa2 29 .i.xaS itlcl
4 .i.c6 @'(! 5 h4 .tcS 6 @g3 .td6 7 'itif3 30 b4 .i.g4 31 @d6 e2
.i. e7 8 h5 gxh5 9 ltlf2 fS 10 itl d3 q;, r6 Las blancas se rindieron.
11 ltleS .i.d6 U ltld7+ <i;; e7 13 .i.bS h4
Las tablas son evidentes. En el siguiente ejemplo los temas que
se baraj an son ventaja de espacio y control
de una columna abierta.
1 40 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Botvinnik Balashov
- Tijomirova - Morozova
Hastings 1967 Kiev 1966

l a4 f6 2 a5 El plan de las blancas es sencillo : empu­


Las blancas aumentan su ventaja de es­ jar el peón a hasta a6, y seguir restringien­
pacio, expulsando a las piezas negras. do así a su oponente, y en caso de cambio
2 •••J.. d8 3 .l:t c8 @ f7 4 e4 l:t d7 5 b5 en a5, el peón de c5 quedará muy débil.
J.. e7 6 J.. d2 J.. d6 7 l:t a8 b6 8 a6! 1 lL'l cl! ei rs+ 2 @ d3 @ e8 3 a4 @ d7
Ahora no sólo hay un peón débil en a7, 4 tll b 3 lüh4 5 g3 lü f5 6 a5 lL'l d8 7 a6 @ c7
sino que, en el m omento oportuno, las 8 ttlbd2
blancas p u e d e n efectuar l a maniobra El caballo ha cumplido su misión, y
J: a8-b8-b7. ahora se traslada al otro flanco.
8 ••• J.. c5 9 J.. e3 @ e7 10 h3 'iti d6 11 8 ••• @ b8 9 tll f6! ttl h6 10 ttl de4 @ c7
l: e8 l:t c7 12 e5+! @d7 13 l: g8! U lüe8+ @d7 12 lü4f6+ J.. xf6 13 lüxf6+
No tiene sentido ganar un peón a cos­ @c7 14 h3 lüf5 15 g4
ta de cambiar torres. Es ahora de expansionarse en el flanco
13 ... f5 14 %:t xg7+ @d8 15 l:t g8+ 'it>d7 de rey.
16 l:!. h8 J.. e7 17 J.. d4 l:t c2+ 18 @d3 l:. a2 15 hxg4 16 bxg4 ttle7 17 lüe4 @b8
•••

19 l:l. a8+ 18 J.. el lL'l g8 19 J.. h4 @ c7 20 @ e3 9;; d7


Las negras se rindieron. 21 9;; f3 @c7 22 lüd6 f5 23 gxf5 gxf5
Algo mejor es 24 . . exf5.
.

24 J.. g5 @ d7 25 <Jii g3 ttle7 26 @h4!


La invasión del caballo es decisiva. La
textual es más precisa que J.. x e7 y tüc8+.
26 ••• tLl g6+ 27 @ h5 tLl e7 28 J.. xe7
@xe7 29 <Jii g 6!
Las negras se rindi eron.

En el sigui ent e final las blancas t ratan


de exp l ota r u na debilidad.
FINALES COMPLEJOS 141

Korchnoi - Pinter 23lüe4 : xb7 24 axb7 : b8 25 lüaS!


Reggio Emilia 1987-88 25 lü xb6? llevaba a complicaciones,
d e s p u é s de 25 . J:t x b 7 2 6 fS + g x fS
. .

27 exf5+ @xf5 28 l:l fl+ W g4 .

25 ... @ d6 26 'it b4 @ c7 27 l:l cl w d7


28 @a3 f5 29 eS lüdS 30 e6+
Las negras se rindieron.

Debilidades en el final y su
explotación

La presencia de debilidades en la estructu­


ra de peones es un gran inconveniente, y
la correcta explotación técnica de las mis­
mas es el factor más importante en la ma­
1 lüe2! terialización de una ventaja.
Apresurarse a activar las piezas sería
castigado . Por ej emplo: 1 J: b3 tü cS , o
bien 1 @e3 lücS. Topalov - Beliavsky
1 ••• J: c8 2 A c3 g6 3 J: b4 l:l c7 4 lü f4 Linares 1995
J: hc8
La amenaza era 5 lüd5.
S aS @d6 6 : bl lüeS 7 h3 tüd7 8 h4
Las blancas van ganando. gradualmen-
te espacio.
8 ... hS 9 � e3 lü eS 10 J: c2 @ e7 11
Wd4! @d6
Si 11 ... J: d8+ las blancas habían pre­
,

parado 12 lü dS + ! (12 w xeS f6++) 12 . . .


we6 13 we3.
12 A d2 l:l d7 l3 w c3+ w c7 14 l:l. db 2
rtid6 1S a6
Asegurándose una cabeza de puente 238

para la invasión por la columna b.


15 -. J: dc7 16 J: b3 lüd7 17 J: dl+ @ e7 Las negras tienen dos peones pasados,
18 lüd3 J: d8 19 l:l dbl J: dc8 20 J: b7 'it;> d6 pero al mismo tiempo ambos son sendas
21 f4 lüb6 debilidades, a las que hay que proteger.
Un error en posición difícil. Las negras l c4 �g3
no deberían perder el control de la casilla No era bueno l .. g5, debido a 2 �f6!.
.

es. 2 @c2 �f4 3 �r6 g5 4 A e7+


22 lüeS �e6 Es i n íerior 4 l:t g8 Il cS ! , con idea de
La amenaza era 23 lüxfl. Il c5-f5.
...
1 42 ESTRAT E G I A GANADORA EN EL FINAL

4 @c8 5 .J:l g7 l:!. cS 6 @d3 a5 7 �e7


·- Como en los finales de torres una sola
llf5 8 c5! debilidad es normalmente defendible, pa­
Las blancas activan sus piezas al máxi­ ra conseguir el triunfo a menudo es im­
mo y tambié n el peón pasado. Mientras prescindible crear una segunda debilidad.
tanto, amenazan penetrar con el rey en b5.
8 @d7
.••

Debe activars e , aun a costa d e un Kasparov - Anderss on


peón. Belgrado 1995
9 R.xgS+ @ c6 10 R.xf4 l:t xf4 11 l:t a7
l:!. f3+ U c;t;ic4 l:U4+ 13 @c3 l:r. f3+ 14 @b2
'it;>xcS 15 l:l xaS+
Los peone s pasados y unidos suelen
ganar contra un ·peón pasado.
15 @d4 16 : as eS 17 as l:lf6
•••

Si 17 ... 'it;> c5, entonces 18 l:t b8! , cor­


tando al rey.
18 l:t e8 e4 19 b4 e3 20 @b3 :. n
O bien 2 0 . . . l:t f5 21 a 6 l:t e5 22 l:t xe5
w x e5 23 a7, y en el final de damas, las
blancas ganan la dama contraria.
21 l:t d8+ @ e4 22 a6 l:!. al 23 bS e2
24 l:l e8+ 'it>d3 25 'it>b4 @d2 26 @cS el'it'
27 l:t xel �xel Todas las piezas negras son obligadas a
proteger el peón de b7, mientras que las
blancas deben crear una debilidad en el
campo enemigo. A la pregunta ¿dónde?,
la respuesta es simple: ¡ en la casilla g6!
1 h4! @f7 2 h5 wg7 3 @g2 l:t e7 4 l:tb6
l:t f7 5 R. dS l:t fd7 6 l:UbS l:l. e7 7 @ g3
J:t ed7 8 W f4 l:!. c2 9 � gS! l:!. xf2 10 hxg6
hxg6 11 l:l xg6 @f8 U R.b3 &i:Jf7 13 'i!;>f6 f4
14 e4 l:t b2 15 e5 f3 16 e6 f2 17 �c4!
Las negras se rindieron.
Los comentarios aquí son superfluos,
ya que el juego blanco fue directo y lógico.

28 @b6! El j uego en posiciones igualadas


Un medio típico de avanzar el peón b
hasta la casilla de coronación, ¡ el único ca­ En posiciones equilibradas, la primera y
mino hacia Ja victoria! más importante tarea es crear debilidades
28 'it;>d2 29 <tla7
.•. en el campo enemigo. Esto normalmente
Las negras se rindieron. se consigue mediante una mayor actividad
FINALES COMP LEJOS 1 43

de las piezas propias que, con ayuda de un � f7 22 @g8 �e7 23 f3 h5 24 @ g7 g4 25


ataque, fuerzan algún debilitamiento en la fxg4 hxg4 26 'if;ig6 a5 27 @hS @dS 28 �d2
estructura de peones contraria. a x b 4 29 � xb4 � xb4 3 0 a x b 4 @ c6
31 i;t>xg4 @bS 32 @fS @ xb4 33 'ifóig6 �d8
34 @f6
Hübner - Ftacnik Las blancas tienen ventaja decisiva.
Polanica Zdroj 1995

Finales con un sacrificio de peón

En el final la ventaja material suele ser el


factor más importante, pero puede suce­
der que otros factores, como la existencia
de un peón pasado, resulten decisivos.

Rublevsky - Shariazdinov
Elistá 1996

241

1 g4! �dS 2 �el g6 3 �g3 @e7?!


La primera maniobra dudosa. Es me­
jor 3 ... �d6 4 �e4 �e7.
4 �e4 �d8 5 gS !
Iniciando un debilitamiento de la posi-
ción negra.
5 - fxgS 6 �xgS h6 7 � e4 rl;rT
Pero no 7 ... �e6?, debido a 8 �c3.
8 �cS �d6 9 � e4 �e7 10 �c3 �e6
ll @g2 g5?1
Otro debilitamiento. Mej or e s 11 . . .
�c6. 1 aS! �h4 2 �dS �a6 3 �c7!
12 �e4 �d6 13 �el �c4 14 �g3 @e6 La amenaza es b4-b5.
15 @f3! 3 - �d8 4 �e8!
El rey blanco amenaza con dirigirse a Si 4 �xa6? bxa6 5 �b7 �g5 ! , con idea
h5. de 6 ... � d2 = .
15 �dS 16 @g4 �xe4 17 � xe4 �rT
-· 4 q¡,h7 S @ g2
•••

18 @hS b6?! 5 � xd6? �e7 sería burdo materialis-


Es m á s fuerte 18 . . . @ f5 19 � x d 6 mo.
� xd6 20 @ x h6 g 4 , pero l a s blancas j u ­ 5 ... gS
garían 19 �g3 �f6 2 0 f4. A 5 ... i;t>g6 seguiría 6 h4! .
19 � g6 � f8 20 � c3 � h8+ 21 @ h7 6 �f7!
1 44 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

¡Zugzwang! Lentamente, los peones negros avan­


6 Ae7 7 t;Je7 .id8 8 lü xa6!
••. zan hacia sus casillas de coronación.
Ahora que la casilla g5 es inaccesible al 22 .l:l. g5+ ct> e6 23 l:t g6+ @f7 24 l:t gl
alfil. d3 25 @ xf4 d2 26 � e3 l:t d8 27 @e2 .l:l. e8
8.••bxa6 9 A e4 @ g7 10 .i a6 d5 11 28 f3 h3 29 l: hl .l:l. d8 30 wdl
exd5 .i e7 12 .i e8 .i xb4 13 a6 i. e5 14 Si 30 tt:\f2, las negras pueden respon­
c;t;>f3 wf6 15 d6! h5 16 @ e4 .id4 17 c;t;>d5 der 30 . . . h2 31 .l:I. xh2 dl 'ti'+ 32 lü x d l
@n 18 i.f5 w f6 19 @c6! l: d2+.
Las negras se rindieron. 30 ... n a8 31 @e2 h2 32 tt:\f2
Si 32 .l:l. xh2?, entonces 32 ... dl't!V+ 33
@ xdl l: al + y 34 ... l: a2+.
Barlov - Seirawan 32 ••• l:t e8 33 tt:\ e4 .l:l. d8 34 lüf2 .i e5
Zagreb 1987 35 lüdl .igl
Las negras tienen ventaja decisiva.

Chejov - Karsa
Lvov 1 983

243

Aunque las negras tienen un peón me­


nos, el gran m aestro norteamericano trata
de explotar la activa posición de sus piezas
y, como veremos, consigue tener éxito.
1 f4 2 gxf4 gxf4 3 tt:\c4 .l:l. d3 4 .l:l. al h5
••.

5 h4 @f5 6 l: a8 @g4 1 b 5 ! e x b 5 2 a6 A e4 3 A xe4 b x e4


Obviamente, las negras no se apresu­ 4 lüc3 .t c5
ran a capturar los peones blancos, mejo­ Tampoco es bueno 4 . A b4 5 lü dS
..

rando por tiempo indefinido la posición .taS, debido a 6 tt:\c7 ! y 7 a7 ! , decidiendo


de su rey. !a lucha.
7 .l:I. g8+ rJt xh4 8 l: g6 l:t x d5 9 @ f3 5 A x c5 lü x c5 6 a7 .l:l. a8 7 lü dS c3!
.l:l. d4 10 l:. gl A c5 11 @e2 A b4 U 'it;> f3 8 llJ xc3!
.t es 13 c¡f¡> e2 : e4+ 1 4 @ f3 d 5 1 5 lü d2 Las negras devuelven el peón, y las
.l:l. eS 16 l:t d l c¡f¡> g5 17 lü b l d4 18 lü d2 bl ancas no deben dej arse tentar por 8
@ f5 19 .l:l. hl .l:l. h8 20 lü e4 �b4 21 l:!. gl lü xb6?, ya que sigue 8 ... .l:l. a7 ! 9 l:t xa7 c2
h4 1 0 .l:l. a l lüb3, con tablas.
FINALES COMPLEJOS 145

8 •.•tll b3 9 l:t a6 tll d4 10 tll dS tll c6 La dominación es la superioridad en la


11 1' xb6! tll xa7 12 J:l. a6! actividad funcional de cada pieza. En el fi­
Las negras pierden pieza y, por tanto, nal el valor de la dominación se multiplica
se rindieron. por un factor considerable.

Shirov - Van Wely Morozevich - Balashov


Amsterdam 1995 Novgorod 1997

245

Las negras han conseguido la estructu­ 1 h4! tll e6 2 'ft'f6 hS


ra ideal de la Defensa Siciliana, pero se No parece que haya otra defensa con-
disponen a emprender un ataque infunda­ tra tll g4.
do en el flanco de rey. 3 lt:ldS ¡vc2
1 c;f¡i f2 es 2 J:t d2 q¡ a4 3 .t. n lü b6 Defendiéndose contra lüe7+ y lt:l xg6+.
4 tll c2 .i.c4 5 tll e 3 .i.b3 6 g4 h4 7 gS .i.e6 4 lüe7+ c;f¡if8 5 lt:lc8! 1!Ve4+ 6 c;i;i gl 'ii' d4
8 lü g2 h3 9 tLJ h4 .i. b3 10 .i. xh3 tLJ c4 Si 6 ... q¡,gs, entonces 7 lüd6.
11 J:l. de2 l:l. d8 12 f4 .i.dl 13 J:t e4 lü xb2 7 'ii' e7+ c;t> g8 8 lt:l d6 'ii' dl+ 9 @ g2
La estrategia se ha completado y la lt:lf4+
partida pasa a una fase de juego táctico. La última posibilidad.
14 c;f¡igl J:l. d3 15 .i.Il A xc3 16 fS! .i.c2 10 @h2! tll e2 11 Wxf7+ c;f¡ih8 12 'ii' e8+
17 f6 l:l e8 18 J:t xeS A xeS 19 A xeS l:l. xa3 @ h7 13 1!t'd7+ c;f¡i b8 14 'ii' c8+ c;f¡i h7 15
20 l:l e8+ c;f¡ih7 21 l:l. f8 .i.b3 22 tll f3 J:l. a4 \tb7+ @h8
23 tll e S : e4 24 tll x f7 l:l. g4+ 25 @f2 .i.xf7 O bien 15 . . . c;f¡i h6 16 lt:l f7 + c;i;> g7 17
26 : xf7+ 'ót> g8 27 A g7+ c;f¡if8 28 l:I. xg6 lüg5+.
: f4+ 29 lit> el : e4+ 30 c;i;> d2 tLJ c4+ 31 16 'ft'b8 c;f¡ih7 17 1!1xa7 @ g8 18 1!i'f7+
.i.xc4 J:l. xc4 32 l:t h6 @h8 19 \tf6+ c;;> b7 20 c;.ig2!
Las negras se rindieron. Las negras se rindieron.
146

La defensa en el final

El tema objeto de estudio en este capítulo La amenaza es .. �h3-h2 y . g2+. Así


. . .

es complicado, importante y excepcional­ pues ...


mente amplio , de modo que sólo podre­ 1 .1:!. f3!! g2+ 2 @ xg2 .i.xf3+ 3 @xf2
mos tratarlo parcialmente. Tablas.

La búsqueda del ahogado Fercec Cvitan


-

Zadar1995
Resulta extraño que la posibilidad de aho­
gado, tan frecuente en finales de peones
(cuando un j ugador tiene un peón de
ventaja), rara vez se presente en su forma
pura.

Beliavsky - Gelfand
Belgrado 1997

1 ••• .i. x g2? 2 n g3 ! ! 'iV xg3 3 116'h6+


<;frg8 4 116'h8+ �r7 S °it'e8+
Tablas. El j aque perpetuo es inevita­
ble.

247
LA DEFENSA EN EL FINAL 147

Explotación de un recurso Pensando con mucha a n ticipación,


afortunado Lautier entró en la variante
1 l:t xe4 'it;>xe4 2 f6
Gelfand - Lautier Había calculado que en caso de 2 . . .
Belgrado 1997 .i.e3 3 @h4 .i.h6 ( 3 .. c,f;>f5 4 @ xh5 @e6 5
.

'it> g6) 4 @ x h5 .i. f8 5 c;f¡> g6 d5 6 h4 d4 7


.i.a5 d3 8 h5 �e3 9 h6, ganaba sin proble­
• • • • mas. Sin embargo, siguió:
. .
.,. 2••• .t x f6 ! ! 3 .i. x f6 dS 4 @ h4 d4 5

• • •••
@ xhS 'it;>f3! 6 'it;> gS
O bien 6 b3 g3 7 hxg3 c,f;> xg3 8 @ gS
• .t. • .t• • � f3 9 @ f5 d3 10 .i.c3 c;P e2 1 1 w e5 d2
• • !'! � • 12 .i.xd2 ..ti xd2 13 @d5 �c2, alcanzando
los peones.
º'ª = • 6 d3 7 .i.c3 c4! 8 @ fS @ e3 9 @ xg4
•••

R g R D d2 10 .i.xd2+ ..tixd2


Llegándose a un final de tablas, con un
• • 249 peón c.

Aquí ganaban 1 l:l. cl y 1 @ d2, pero


Gelfand decidió jugar algo más simple. Dificultades prácticas de la
1 l:. cS?? defensa
Ahora las negras ganaban con 1 ... b4! .
Sin embargo, después de ... Beliavsky - Mijalchishin
1 .tc4? 2 c;Pd2
_. Campeonato de la URSS 1984
.. .las negras tuvieron que rendirse.

Shirov - Lautier
Belgrado 1997

2J/

Las negras tienen dos peones débiles


en e6 y b7 (aunque actualmente las negras
tienen ambos defendidos) y una disposi­
ción de piezas bastante deficiente. La pre-
148 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FI NAL

gunta es: ¿cómo pueden mejorar su posi­ dos carece de peones y debe luchar contra
ción? Lo correcto es 1 . . . g5 ! , iniciando un peón central y un alfil. El objetivo en
juego en el flanco de rey, pero las negras tal caso es construir una fortaleza inex­
jugaron: pugnable.
1 .- eS?!
Normalmente no es rentable avanzar
un peón débil. Gretarsson - Magerramov
2 f3 @d5 3 lüa4 lüe8?! Groninga 1993
Un tanto rebuscado. Más sencillo es 3
... @d6! 4 ltlb6 ltl d5 5 q,, e4 ltlf6+ ! , y ta­
blas.
4 lüc3+ q,, e6 5 @e2 ltld6 6 .J:l b4 @d7
Las negras quieren defender el peón
de b7 con su rey, aunque tampoco es malo
6 ... l::l. c7.
7 .J:l b6 q,, c7?!
Era muy fuerte 7 ... .l:!.f6 ! , seguido de 8
... g5 y 9 . . .l::l h6, con lo que las negras lo­
.

grarían contrajuego.
8 lüd5+ � d7 9 b3 h5?!
De esta forma sólo se crea una nueva 252

debilidad. Era mejor trasladar la torre a c6,


vía f8 y c8. La textual debilita la casilla g6. En finales d e alfiles del mismo color,
10 lüe3 q,, c7 11 ltlc4! .J:r. d7!! un peón extra y pasado suele no ser sufi­
Después de 1 1 ... lü xc4 12 bxc4, la to­ ciente para ganar.
rre se traslada a g6 y luego a g5. l @c4 h4!
12 .l:t b4 Eliminar material siempre resulta útil
Si 12 lü xe 5 , entonces 12 ... .J:l e7! 13 f4 para la defensa.
lüfl y tablas, mientras que el final de peo­ 2 @d3 hxg3 3 hxg3 .td8 4 @e3 .i.g5 5
nes que se produce tras 12 lü xd6 .l:t xd6 13 @fJ q,, es 6 Ad6 @d7 7 .tes @e8 8 @g2
.l:t xd6 @xd6 14 @e3 @c5 15 g4 b6! tam­ @ d7 9 @ f3 @ e8 10 @ e2 @ d7 11 @ d3
bién es tablas. .tds 12 @c4 Ab6 13 f3 .if2
12
••• e 4 ! 13 lb x d 6 e x f3 + 14 @ x f3 Las blancas no pueden mejorar su po­
.l:!. xd6 15 @e4 b6! sición. Por consiguiente, es tablas.
Con este avance las negras igualan por
completo, al cambiar el importante peón
enemigo de a5.
16 .J:l c4+ @ d7 17 b4 b x a5 18 b x a 5
.l:t c6!
Tablas.

Un inusual procedimiento defensivo


puede producirse cuando uno de los ban-
__

LA D E FENSA EN EL FINAL
__
149

Rozentalis - Christiansen
Groninga 1992

254

20 'iti>f6 l:l. h3!


Pero ahora las negras deben avanzar
su peón.
l f4 21 l:l. h6!? @d7 22 l:l. h8 l:t hl 23 fS h4
Las blancas deberían haber intentado 24 @f7 h3 25 f6 h2 26 l:l. h6 rJ;; c7 27 l:t h3!?
1 g4 Abl 2 g5, preparando un ataque al Las blancas quieren trasladar su torre
peón de h7. a la segunda fila, y entonces, con la torre
1 - @d6 2 @f2 : e7! en e2, tratar de penetrar con su rey. Pero
Para no permitir que el rey blanco al­ las negras también activan el suyo.
cance el centro. 27 - 'ltoid6! 28 l:l. d3+ @es 29 l:t d2 @f4
3 Af3 h5 4 a6!? �g4!? Tablas.
Una interesante decisión: el cambio de Las negras se dirigen a por el peón de
alfiles debilita el peón de d5 . h2 y luego juegan J:r. fl .
S �e4 �f5!
¡ Implementando la idea hasta su cul­ Durante e l proceso defe nsivo n o e s ra­
minación ! ro que se cometan errores, debido al can­
6 Af3 Ag4 7 �e4 � fS 8 axb7 l:r. xb7 9 sancio que normalmente acarrea una re­
l:r. c6+ @ e7 10 AxfS gxfS 11 @ e3 l:l xb2 12 sistencia prolongada.
'iti> d4 l:l xh2 13 @ eS l:l e2+ 14 @ xfS l:t e3 En la siguiente partida, a lo largo de las
1S .l: c7+ @ d6 16 l:l. xa7 l:r. xg3 17 .l: xf7 últimas cincuenta jugadas, y con la misma
@ xdS correlación de fuerzas, las blancas han tra­
(Ver diagrama 254.) tado, con gran tenacidad, de mej orar la
posición de sus piezas y peones, mientras
Un interesante final de torres, en el que las negras se han defendido con frial­
que las negras deben jugar con una excep­ dad y buena técnica.
cional precisión si quieren salvar la parti­
da.
19 l:l h7 @d6!
El rey debe acercarse a cualquier pre­
cio.
150 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Gurevich - Andersson . . . �e2+, mientras que 9 @ f4? no es po­


Leningrado 1987 sible, por 9 ... "\Wfl+) 9 ... "\Wd6+ 10 @ g4
�b4+ ! (ésta es la clave de la idea de las
negras: en vista de 1 1 g6, se abstienen de

••• • la inmediata captura del caballo, y con
• • .'iV. un correcto j aque intermedio alteran la


• •
R •
R -
MI �." coordinación de las piezas blancas) 1 1
@ hS 'i!V xe7 1 2 �fS + @ g8 1 3 �c8+ @f7,
• • E tD • con un final tablas de damas.
• • o�• 7 �g4 �c2 8 'iWf3
Las negras se rindieron.
• • • =�
• • • • Gelfand - Shirov
• • • • 255 Munich 1993

1 g5
Por fin, las blancas deciden lanzar su • • • •
ataque.
1 hxg5 2 fxg5 li::l d7 3 "We4 "\Wb3+ 4
• • • •
. . . ... .
...

@h4 li::l t'8 5 ll:le7+ @h8 6 "\Wf4 l0h7


Esto cond u ce a una rápida derrota. • • • •
U. 1.1) • �· •
Creemos que , en última instancia, las
negras podían haberse salvado milagro­
samente, con la fantástica j ugada 6 . . . • D ·� ·
@ h7 ! ! . Ahora, 7 ¡vfs+ g6 8 �xf8 condu­
ce a inmediatas tablas, en vista de 8 . . . •
.
.
• . �


• ��"u
"Wg3+ ('ff' xh3+) 8 @ xg3(h3 ) , ¡ y ahoga­ • • • • 256

do!
Por otra parte, las negras amenazan 7 Siempre conviene aprovechar la opor­
. . . ll:l g6, llevando el j uego a un final de tunidad de dislocar la estructura de peo­
damas que es tablas. Por consiguiente, nes enemiga.
es preciso aceptar el sacrificio de caba­ Las blancas tienen dos peones de ven­
llo: 7 "i/i'xf8 'ti'c4+! (pero no 7 ... �b4+? taja y parece que una posición fácilmente
8 @ hS , ni tampoco 7 . . . � a4+? 8 @ g3 ganada. Sin embargo ...
"W a3+ 9 @ g4 ! "W a4+ 1 0 "W f4 "\W d l + 1 1 1 h3! ! 2 gxh3?
••.

"\Wf3 , y las blancas ganan) 8 @ g3 'i!Vd3 + ! ¿ Cómo podrían no tomar un tercer


(evitando d e nuevo una astuta trampa: 8 peón? No obstante, lo correcto era 2 g4 li::l d2
. . . �c3+ 9 ¡t' f3 "\We5+ 10 @ g4 'i!Vxe7 1 1 3 ll d4 ! ll:lxe4+ 4 l:!. xe4 l:t xc3 5 @g3 y, al
g6+ ! , y mate) 9 "\Wf3 (si 9 @g4 "We4+ 1 0 defender el peón de f3 con la torre , las
"\W f4 ¡v x e 7 , l a s blancas quedan con su blancas ganarán el peón de h3.
dama en mala posición, y ahora 1 1 g6+ 2 ..• ll:l d2 3 � d3 l:!. xc3 4 l:!. d4 ll c6 5
ya no conduce al mate ; si 9 @ g2 sigue 9 @ e3 ll:lb3 6 ll d5 li::l c5 7 �b5 ll e6+ 8 @f2
LA DEFENSA E N El FINAL 151

lüb7 9 h4 ll:Jd6 10 ..i.d7 U. f6 11 ..i.g4 ll:Je8 l:l h8+ @ g7 1 5 .l h 8 @ h6 1 6 l:l a5 ll:J e8


12 h5 gS! 17 <;Pg3, seguido de h2-h4.
Este peón debe contener a dos peones 14 lLJfS+ 15 @e4 lüh4 16 @es l:l f4!
•••

blancos. 17 l:l d3 @g7


13 l:t d8 lüd6 14 @e3 Las negras lo han bloqueado todo
La última posibilidad habría sido 14 magníficamente. Así pues, es tablas.
152

El peón central mslado


. en el final

El peón a1s I uye una debilidad


. 1ado consft 1 b6 2 a4 @ e
••· !�f3 @ d6 4 aS bxaS
m � y diversas to
:U � �
pero esa debilid d u de expresarse d�
a a �strategia es si­
5 bxaS @c6 6 @e5
�spués de 6 . . . @ b5 7 @xd5 @xa 5

milar en todas las fas s d�!Juego: bloqueo 8 <;f;> 'las blancas tamb·, ien ganarían.
empleando las mejores piezas bloqueado� 7 @f6 @c4 8 @x g.6 � d3 9 e4
"
ras, o bien ataque directo al peon
, aislado Las negras se ri ndieron.


e omenzarnos or el final más sencill�:
un fi nal de peone
Yurtaev-Tenn" rb aev
Elistá 1998
Ehlvest - Raus·IS

. .�
.

•í'!ii .8·� •
• •� •••í'!ii ••8
R iga 1995 z

• - .
� -� " . .
. •¡ii • • i
r.

-
· � � · - • "8••
. --

· �·
.- '·· • .• •� . r.
,• •""· •� .• '.
�•. •. •=
-

,••_
� "• ••
, .•
•• •
•· n •·i • - � ·
ee•"•�

� iB

-
••-· i �•
t:i n
"•• • . D. •


��

e u"•� · e e"
� •� º
� B" · lu
·· �•
• ·
·-� ---=·�� �·���·�� ..
� • � • . " e •�·•
· ·. 258

. . ·-�· ·· ·�
. r.
257 Aquí la casilla b6 esta, firmemente pro-
teg1da, y las blancas no logran penet rar
. ".'-ntes o después' las negras quedarán por la ca s illa c5 .
sm 3ugadas útiles ' y se verán obligadas 1 h4 h5'. 2 a4 @ c6 3 aS @ d6 4 a6 @ e6
ó c5.
pe�itir que el rey blanco penetre por la � 5 e4
casillas e5 En un m o m e n t o u ot ro, es necesario
EL PEÓN CENTRAL AISLADO EN EL FINAL 1 53

trat ar de explotar la posi ción ligeramente Rausis Farago


-

fav orable del rey bl anco, pero est o es ins u­ Al emania 1996
fi ciente.
5 dxe4 6 fxe4 fxe4 7 @xe4 g6 8 @f4
·-

@ f6 9 g3 bS 10 g4 hxg4 11 @ xg4 @ e6
12 @f4 @f6 13 @e4 @e6
Tabl as.

Pelling Miles
-

Ilf ord 1974

260

1 ..if5! ..ia6 2 f4
Es import ant e expl otar su may oría de
fl anco.
2 ... ll:ig8 3 hS ll:if6 4 @f3 ..ib7 5 i.. g6
@e7
No era bueno 5 ... � c8 6 g5 � g4 7
@g3 i.xh5 8 gxf6 .t xg6 9 fxg7, con posi­
259 ci ón ganadora.
6 gS ll:ie4 7 .txe4!
1... aS! Aquí el caball o es i ndudablement e
Es más fl ojo 1 . h5 2 b4! f6 3 h3 g5 4
.. más fuerte que el alfil.
fxg5 fxg5 5 @e3 e5 6 dxe5 @ xe5 7 @ d3 7.•. d x e4+ 8 @ e3 i.. d S 9 b4 a x b 4
@d5 8 @e3 @c4 9 @ e4, con tablas. 1 0 axb4 �f7 1 1 ll:ifS @f8 1 2 ll:ig3! i.b3
2 b3 a4! 3 bxa4 bxa4 4 h3 13 @ x e4 @r7 14 @eS hxgS 15 fxgS i.c2
Después de 4 g4 g5 ! , las blancas están 16 g6+ @ g8 17 @ f4 � bl 18 @ gS � d3
mal situadas, núentras que a 4 @ c3 puede 19 tt::i rs @ f8 20 ll:i d4 � c4 21 h6 g x h6
s eguir 4 . . . @ e4 5 @ b4 @ xd4 6 @ x a4 22 @ xh6 �a2 23 @gS @ g7 24lL!fS+
@c4 ! 7 @aS f6 8 @b6 e5, y el final de da­ Las blancas ganaron.
mas está fácilmente ganado, puesto que
las negras consiguen cambiar damas.
4 hS 5 h4 f6 6 @ c3 @ e4 7 @ c4 fS!
.•.

8 @ cS @ e3 9 @ b4 @f3 10 @ cS ! @ xg3
11 @ d6 @ xf412 @ xe6 @g3 , y las negras
ganaron con la nú sma facilidad es te final
de damas.
154 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Panno - Donn er 15 gx h5 gx h5, dado que las negras no pue­


Palma de Mall orca 197 1 den defender sus dos debili dades de f5 y
h5.
15 fxg4 c;!;> e6 16 h5! lüc7 17 hxg6
• ..
..� .. � ..
� Las negras se rindi eron.
.. llll.t.B
.. .. . ... . Szabo - Penrose
.. ... . . ... Bath 1973

.. m .. • ..•
•� -�
� o
• B..tO.�B.
.. • B.@B 261

¿Cóm o es posible ganar esta posición


con blancas?
1 i.b5 lü e4 2 f3 lü ec5 3 @f2 lü e6
4 .tc3 lüc7 5 i. a4
El problema es que mientras que las
negras no disponen de un plan activo, las 262

blancas sí lo tienen.
5 ••• @ e6 6 .i. b4 lü e8 7 @ e2 lü d6 El plan de las blancas consta de tres fa-
8 .i.b3 ses:
Las blancas plantean la primera ame­ (a) traslado del rey a d4.
naz a: e3- e4. (b) traslado del alfil a f3.
8 .- f5 9 h4! (c) traslado de la torre a la octava fil a,
A hora surg e ya una amenaza real de y avance de los peones en el flanco de rey.
cam biar el alfil de casill as negr as, después 1 .l:l a4 a6 2 l:t b4 .l:l d7 3 'it>c3 @e7
de lo cual tod as las debilidades de la posi­ O bien 3 . . . d4+ 4 .l:t xd4 .l:lc7+ (4 .. .
ci ón negra, s ituadas en cas illas blancas, l:t xd4 5 @ xd4 .i.x a2 6 i.c4+!, con un final
quedarán expu estas . de peones g anado) 5 @b4 i.xa2 6 b3 .l:t cl
9 ... lüe5 1 0 .tc5 lüd7 7 c;!;>a3 R.bl 8 @ b2, ganando.
Después d e 10 . . . lü dc4 1 1 i.a4 lüd6 4 c;!;> d4 'ii;> d 8 5 .t e2 @ c7 6 .i. f3 b6
12 .i. xd6! @x d6 13 .t e8 @ e7 14 f4! lüf7 7 .l:lb3
15 .txf7, las blancas ganan el fi nal de p eo­ S e han completado l as dos primer as fa­
nes. ses del plan, de m odo q ue las b lancas se
11 .td4 lüb5? di sponen a realiz ar l a t ercera.
Era mejor , en reali dad, 1 1 ... lüf6, en­ 7 :ld8 8 .l:lc3+ @b7 9 g4! .l:ld6 10 a3
a5 11 h4 .tf712 f5! .: d8 13 : c2!
•••

treg ando el peón de d5.


12 .i.b2 lüc5 13 .tc2 @d6 14 g4! hxg4 U na j ugada profiláct ica, elim inan do la
Ta mpo co serví a de mu cho 14 ...<;t>e6 a menaza .l:td6-c6.
EL PEÓN CE NTRAL AISLADO EN EL FINAL 155

13 ••. J:t d7 14 g5! hxg5 15 hxg5 f xg5 @f6 14 lüf4, y las negras pueden rendirse
16 l:t g2 n d6 17 n xg5 g6 18 f xg6 l:t xg6 sin el menor remordimiento.
19 �xd5+
Las negras se ri ndieron.
Magerramov - Kohlmeyer
Bad Worishofen 1993
Nikolic - Portisch
T er A pel 1996

Un in structivo ejemplo de la lucha de


dos caballos contra dos alfi les, con torres
1 l:tc2! sobre el tablero. Se trata de un raro caso
Una jugada profiláctica muy importan­ en que los caballos son superiores a los al ­
te, pues los peones de a2 y c2 son los prin­ fil es.
cipal es obj etivos del contrajuego negro y, l lüa4
por consiguiente, deben defen derse al má­ Como dijo Nimz ovich, las debilidades
xi mo. no se ponen en evidencia hasta que no son
1- lüe4 2 lüe5 atacadas.
En este tipo de posiciones, bloquear al 1 .. . l:t d6 2 l:lacl l:lc8 3 l:t xc8+
peón central aislado no es tan importante. También merecía consideración 3 f3!?
Lo principal es atacar, ¡ como solía decir (Magerramov).
Bent Larsen en situaciones similares! 3 ... �xc8 4 lüb5 l:l d8 5 lüd4!
2 ... l:l b7 3 @n @18 4 @e2 @e7 5 g4 Es peor 5 tü xb6? ! � g4 6 l:l xd5 l:l b8,
tüf6 6 b3 g6 7 f3 h5 con fuerte contrajuego.
Como se supone que debe hacer el de­ 5 - l:l�6 f3 ��7 lüdh5 8 @ll �f8
fensor, las negras tratan de cambiar peo­ 9 ct>e2 i.. c8
nes. Después de 9 @e7 10 @ d3 �e8 1 1
...

8 g5 lüe8 9 @d3 tüc7 10 l:lc5 d4 J:tcl, nada bueno le esperaría al rey negro
Las negras tienen que sacrificar un en el centro.
peó n, puesto que 10 . @ d6 1 1 l:l c6+ @ xe5
.. 10 b4! a xb4 ll a xb4 i..a 6 U b5
12 f4+ conduce al mate. Fij ando una segunda debilidad en
11 exd4 lüe6 U l:la5 lü xgS13 lü xg6+ b6.
156 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

12 ·- �b7 13 l:t al �f614 'it;id3 l:td7 Bareev - Farago


Jugada ú n ica. Si 15 . . . c;t> e7? , 16 l:t a7 R oma 1 990
l:d7 1 7 l:t x b 7! l:t x b7 1 8 lLJ xd5+ , y las
bl ancas ganan.
15 lLJa4 .i.d8 16 l:t cl . -
m.rtm -
� �
-.
C ombinand o con éxito amenaza s a lo • •1.•1.•1.
largo de las columnas a y c.
16 - · �c7 17 lLJc6 f618 f4 • • • •
C on la amenaz a 'Ot d4, h3, g4, etc. • ••• •
18 'Otf7 19 c;tid4 c;t>e6 20 h3 l:t h7 21
•••
.
.. -
� -
- -
lLJc3!
O •�O m
o la• ·ole
¡Juego en todo el tablero!
21 - · l:t d7 22 g4 hxg4 23 hxg4 �d6?!
. - - -
Más tenaz es 23 ... l:th7 24 lLJ xdS l:td7,
a pesar de la línea 25 f5+ ! gxf5 26 gxf5+ L-'.-
=..c.
ia___-'�-"'.---

= ='---11A!
= ;.;...
. ___, 265

@ xf5 27.!Li e7+ cti e6 28 l:t c7 l:t x c7 29 1 h5?


•••

lLl xc7+ cti e7 30 lLJ xd5+ @d6 31.!Lif6 ! , con Las negras debían tomar inmediatas
ventaj a blanca (Magerramov). medidas en el fl anco de dama, con 1 . .. a5,
24 .!Lia4 �c7 25 : hl! : g7 26 .!Lic3 aunque después de 2 g4, las blancas segui­
l:!. d7 27 l:t h6 l:tg7 rí an manteniendo ventaj a.
Si 27 ... .i.xc6, 28 bxc6 l:t d6 29 l:l. xg6, y 2 b4 ct>e6 3 wd4 f6 4 h4 c;tifS 5 f3 'itii g6
las blancas ganan. Si 5 ... g5 6 h x g5 fxg5 7 l:U8 @ g6 8
28 .!Lixd5 l:[ d7 29 f5+! cti e5, no hay defensa contra 9 c;t> e6.
Las negras se rindieron. 6 a4! @f7 7 a5 we6 8 a6!
Si 29 ... gxf5, 30 l:l xf6++. La debili dad de a7 es ah ora perman ente.
8 ... @d6 9 b5 'it>e6 10 g3 g6 11 l:te8+!
En nuestro libro Winning Endgame @d6 12 l:UB @e6 13 l:tc8 c;t> d6 14 l:t c6+
Technique se in cluy ó un caso de peón cen­ @e7 15 g4 @f7 16 gxh5 gxh5 17 l:tc8
t ral aislado con alfil es. El de alfi l contra Ah ora será muy difícil sostener las tres
caballo es tam bién un fi nal muy conocido, debilidades de a7, d5 y h 5.
y el bando con el peón aislado debe man­ 17 we6 18 l:te8+ @d6
·-

tener el eq uilibrio. Si 18 ... @f7 , entonce s 19 J: b8 y 20 l:tb7 .


Muy i nteresante e s también el caso 19 l:th8 l:tc7 20 l:td8+ @ e6 21 l:txd5
de fin ales de torres, en los q ue uno de f5 22 e4
los bandos tiene un peón central aisla­ Las negras pueden rendirse tranquila­
do. mente.
157

Torre y alfil contra torre y caballo

En general, el equipo que form an torre y 1 'lf;i d2 b4 2 �a4!


alfil es más fuerte que el compuesto por No tiene sentido que las blancas abran
torre y caballo, si bien, en buena medida la columna a, pero aquí es posible abrir la
depende de la estructura de la posición. columna h.
Sin embargo, algunos grandes maestros, 2••• b x a3 3 b x a3 l:I. b7 4 @ c3 'lt f8
como, por ej emplo, Evgeni Svesh nik ov, 5 �c5 :. b5 6 �b3!
piensan lo contrario. Torr e y caballo son Las blancas inician un plan relaciona­
más fuertes, por ejemplo, cuando h ay de­ do con el ataque al peón de a5, o para for­
bilidades fij adas, o cuando h ay peones do­ zar el avance ... a5-a4.
blados. 6 <t; e7 7 J:l al! 'lf;i d6

Examin aremos algunos casos en que el Después de 7 ... .id7 8 a4 J:l b4 9 � xa5
equi po torre + caball o es superi or, puesto l:t xa4 10 J:l xa4 .ixa4 1 1 c;t.b4, y con 12
que con este dúo de piezas el juego es más �cS las blancas ganan el peón de dS.
complicado. 8 a4 l:l. b7 9 �xa5 J:l c7 + 10 'lf;id2 .id7
11 /.üb3 l:r. c4 12 a5 .ic6
No sir ve de ayuda 12 . .ia4 13 a6! , ga­
..
Sakaev - Novikov
nando.
Moscú 1998
13 a6 J:lb4 14 l.Lia5! .ia815 ct>c3 J:lb8
16 l.ü b 3 :. e8 17 'lt d 3 <jJ c7 18 � c5
@ b6 19 l:. bl+ @a7 20 ct> d2!
Preparando un cambio de torres, que
técni camente es el modo más sencillo de
ganar.
20 .ic6 21 l:b3 J:l e7 22 l:. e3
•••

Las blancas tienen una posición fácil­


mente ganada.
158 ESTRATEG IA GANADORA EN EL FINAL

Mijailov - Volchok Alte rm an - Che min


C orr espondencia 1995 Beersheva 1992

Las negras tienen una mayoría en el Si retir amos del tablero un par de p ie­
fl anco de rey, p ero el caballo debe asumi r zas, las blancas están mej or. Sin embargo,
u n a desagradable función defensiva y, el intercambio de amenazas favorece a las
además, los p eones están obstaculizados negras.
por sus colegas contrarios. 1 @gl l:. c3 2 l:. el liJg4 3 e4 @f6 4 h3
l g5 ! l:. d5 2 l:l. gl @ c6 3 @ c2 l:l. f5 liJe5 5 l:lll+ �e7 6 l:t el h5!
4 l:l. hl! ¡Mej orando su posición!
Plant ea una interesante amenaza, des­ 7 :. e2 h4 8 : e l liJ g6 9 @ f2 i;t.i f6
pués de 4 . h x g5, 5 .txg7! liJxg7 6 h6, con
. . 10 : e3 l:I. cl 11 l:I. f3+ liJ f4 12 g3 hxg3
ventaj a decisiva. 13 l:!. x g3 l:l. hl 14 a4 l:l. bl! 15 l:l. c3 @ e5
4••• @ d7 5 @ d3 .1:1. b5 6 gxh6 gxh6 16 a5 l:. al 17 l:r.c5+ @ d6 18 l:. b5 l:t a3
7 .i.xh6 liJf6 8 .tg5 liJh7 9 l:!. h2! 19 'iti>g3 @c6 20 l: b6+ @c7 21 @g4 l:l.xa5
P rofilax is de nuevo, empleando al má­ 22 l: b4 liJd3 23 .J:[ d4 ttle5 24@h5 g4!
x imo la capacidad de la torr e. Las negras tienen ventaj a decisiva.
9 -. e5 10 @c4 @e6 11 a4 l:r. b8 12 J:.e2
f613 .th6 : g8 14 @c5 liJf8 15 @b6
Las negras se rindieron.
TOR RE Y ALFIL CONTRA TOR RE Y CABALLO 159

Milov - Pelletier Gausel - Agdestein


B iel 1997 Reykjavik 1996

270

1... gS ! 2 a4 l:ta3 3 l:ta6? En esta posición, no se trata de que las


Es mejor 3 i.b5 l:t al+ 4 @ h2 lü g6, posibili dades de las blancas no sean mejo­
con ventaja negra. res, sino, sencill amente, de que las negras
3 . .. l:t al 4 @ g2 lü g6 S i.bS lü h4+ tienen un clara ventaj a.
6 @ h2 lC!xf3+ 7 @ g2 lC!h4+ 8 @ h2 eS! 1. .. l:t e4 !
9 i.c6 fS 10 f3 l:t a3 1 1 l:!. a7 tCi x f3+ U n sorprendent e cambio de torres.
12 @g2 lC!d413i.dS+ @h814 a5 e415 a6 e3 2 .J:[ xe4 lüxe4 3i.c2 lüc3 4 g4 @d6
16 �c4 f4! 17 h4 f3+ 18 @h3 e2 ! También era posible fijar de in mediato
Las bl ancas se ri ndieron. l os peones contrarios del flanco de dama,
con 4 . lüb5 !? 5 a4 lüd6.
. .

Es muy importante controlar el mo­ S c;;,e 1 @ cS 6 @ d2 lC!bS 7 a4 tü c7


mento de cambiar torres o piezas meno­ 8 @c3 lüdS+ 9 @b2 @b4 10 gS bS 11 axbS
res, pues a consecuencia de ell o, a menudo cxbS 12i.e4 lC!c3 13i.c6
puede modi ficarse la eval uación de la po­ Las bl ancas q uieren obtener contraj ue­
si ción. A veces, incl uso con peones en dis­ go elimi nando el peón enemigo de f1.
tintos flancos, el caball o puede resultar la 13 . . lCldl+ 14 @a2 lüxf2 15 i.e8 lüd3
pieza más fuerte, aunque lo normal es que 16 i.xt7 tüeS !
lo sea el alfil, cuyo capacidad de ju ego tie­ A h o r a el c a b a ll o d o m i n a al alfi l ,
ne más largo alcance. mientras que el rey se traslada al otro
fla nco.
17i.e8 @cS 18 @b2 b4 ! 19 @c2 @ dS
20 hS g x hS 21 i. xhS @ e4 22 @ d2 g6
23 i.dl @fS 24 @e2 @ x gS 25 @f2 @ h4
26 @ g2 lCld3 27 �e2 lC!cS 28 i.dl @ gS!
29 @ g3 @f6 30 @g4 � es 31 i.c2 lC!xb3!
32i.xb3 @e4
Las blanca s se rindieron.
160 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Beliavsky - Ne vero v G enba - Irzhano v


K oszali n 1 998 R usia 1998

271 272

1 - fS? A veces, l os j ugadores de aj edrez no


Era mej or 1 . .. .if5 2 g4 .id7 3 g5 .if5 saben cómo explotar las posibilidades de
4 lü e4 .i xe4 5 'if;i xe4 f5+, con posibilida­ sus propias piezas.
des de sostener el final de tor res. 1 .i.xa6?
2 lü h3! .i.c8 3 lü g5 @ f6 4 tl:\f3 @ e6 Desviando el alfil a una posición pasi­
5 l:t b5! va. Las bl ancas debí an haber jugado 1 a4!
Activando in defini damente la torre. l:l. a8 2 b5, crean do un peón pasado.
5 ••• .id7 6 J:l b2 W f6 7 lü e5 .t a4 1 ... J:!.a8 2 b5 lüd7 3 l:t a4?
8 l:I. b8 @ g7 9 @ d2 � f6 10 'it> c3 @ g7 Lo mej or era dej ar el peón y activar el
ll 'it>b2 alfi l con 3 .i.b7.
También era posible 1 1 d4, con ventaj a 3 tl:lcS 4 l:I. a3 o;fo> f6
•••

blanca. Ahora el rey negro entra e n acción con


11 .- r;th7 u 'it>a3 .i.c6 13 @b3 c;f;ig7 14 efectos decisivos.
a4 .ib7 15 a5 .ic8 16 <it>c3 @f6 17 l:l. b2 g5 5 c;f;i g2 @e7 6 c;f;if3 d4! 7 @ e2 c;f;id6
18 l:l h2! g x f4 19 gxf4 e6 20 d4 cxd4+ 8 � d2 c;f;ic7 9 h4 �b6 10 'it;> dl J:I. f8 11 o;fo> e2
21 W xd4 c;f;ie7 22 cS! .t a6 23 l:th8 .i.fi J:l. d8! U l:t f3 d3+ 13 @dl tl:\a4!
24 l:t h7+ @d8 25 l:thl .ig2 26 J:l gl .tdS ¡N adie quiere el alfil en a6!
27 l:l. g8+ � e7 28 a6 � f6 29 J:l g6+ @ e7 14 c;f;id2 tl:\b2 15 a4 tl:\c4 16 'it;> d l d2
30 l:t h6! 17 l:l. b3 hS 18 a5+ c;t>xaS
¡Zugzwang! Las bl ancas se rindi eron.
30 •••.i.g2 31 lüg6 'if;ie8 32 lüh4! .i.d5
33 lü xf5 C uando la lucha t iene lugar en un solo
Las negras se rindieron. fl anco, la ve nt aj a de caballo sobre alfil, en
conj unci ón con alguna otra pi eza, puede
ser muy grande.
TORRE Y ALFIL CONTRA TORRE Y CABALLO 161

Lastin - Alferenko 4 lll dS+ @ e6 S .l:l.e8+ @ d6 6 .J:!.d8+ @ c6


Moscú 1998 7 J:!. cS+ @bS?!
Obviamente, era mejor 7 . .. c;f;>d6, aun­
que también en este caso, después de 8
l:!. c7, las negras tendrían serios problemas.
8 l::tc7!
Después de esta jugada, todo queda
claro.
8 .•• @ c4 9 J:l. xf7 l:t a2 10 l::t f3 ! @ d4
11 lll f6 h4 U gxh4 �e7 13 hS J:l. a6 14 lll g8!
i.gS 15 J:1. g3 ..tf4 16 .J:!. g6
Las negras se rindieron.

273 Gulko - Sveshnikov


Volgodonsk 1983
1 'it> f3 l:t c7 2 l:!. bS i.f6 3 lll cS i.e7
4 lll d3 �f6 s l::tb4!
Asegurando la centralización del rey.
S .•• .U.d7 6 @e4 l:t dS 7 l::tb7+ @18?
Algo mejor es 7 ... @g8.
8 f4! exf4 9 lll xf4 J:!. eS+ 10 @ f3 J:!. fS
11 e4 .l:!.aS U lll x g6+ @ g8 13 lll f4!
Las negras se rindieron.

Kamsky - Cvitan

275
Palma de Mallorca 1 989

·�· . . La actividad de las piezas siempre es


• • .j.. prioritaria sobre la ventaja material...
1 1:t b7 J:I. xa2 2 .U. xb6 @ g7 3 l: b7+
. � . . @h6 4 l: e7
• • • • j. Las blancas tratan de limitar la activi­
.. ·�· . dad del caballo negro.
l:t b2 S J:I. e3 .J:!. b l 6 @ g2 J:I. b2
-
g -·�
. -·�
.. w
u
4 .••

7 @h3 lll d5 8 J:l.d3 lll f6!


• • D�• Tratando de controlar, de nuevo, la ca­

• • • •• 0274 silla e4.


9 J:I. e3 lll dS 10 ll f3 lll f6 11 g4 hxg4+
U ..txg4 g5!
1 lLif5+ 'it> g6 2 .l:!.g8+ @g6 3 lll e3! ..tcS La transición al final de torres sería
162 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

una mala idea: 1 2 . . . ltJ xg4? 13 c;t. xg4 El caballo se ha desplazado al flanco
: xh2 14 l:l h3+, y las negras están perdi­ opuesto. De ahí que las blancas puedan
das. atacar en el flanco de rey.
13 fxg5 c,t>xg5 14 .i.e6 lbe4! 9 lü a6 10 l:l bl lü b 8 11 .i. f3 lü d7
l:l al l:l e8 13 l:l n : e7 14 .i. g2 lüb8
•••

Finalmente, el caballo consigue su ob­ 12


jetivo: el peón no es suficiente, pero la ac­ 15 .i. e4 lü a6 16 .i::t bl lüb8 17 .i. f5 lüd7
tividad de las desperdigadas piezas basta 18 l:lal g6 19 .i. xd7! l:l xd7 20 .i::t n c;!;> b8
para lograr tablas. 21 l:lf6! t:J;;a7 22 hS!
15 l:l. fS+ c,t>g6 16 l:l. b5 l0d217 b4 lü fl Las debilidades negras comienzan a
1 8 .i.fS+ i;t> f6 19 .i.d3 : xh2+ 20 'itg4 n f2 ponerse en evidencia.
21 : c5 lüe3+ 22 c;!;>g3 : d2 23 .i.e4 n d4 22 ·- @a6 23 g5!
Tablas. ¡El peón pasado llega antes!
23 h x g5 24 h6 c;P xa5 25 h7 ll d8
•••

Sin embargo, no siempre es posible 26 l:lxf7 b5 27 cxb5 @xb5 28 llb7+ @a6


conseguir una coordinación así entre torre 29 l:r.g7 l:r.h8 30 'ifte4
y caballo. Muy a menudo colaboran mejor Las blancas tienen un final ganado.
torre y alfil.

Balas hov - Vagaoian


Karpov - Hort Campeonato de la URSS 1972
Tilburg 1979

176

1 lbc2!
1 l:l bl! rt;e7 2 g4! Las blancas pl a n e a n un rea grup a­
Impidiendo tanto ...f7-f5 como ... lbe8- miento, intercambiando posiciones entre
d6-f5. caballo y rey. Ahora las negras deberían
2 t:J;;d 8 3 b4 l:l e7+ 4 'it;>d 3 axb4 buscar contrajuego con 1 .. l:t b5 2 ltJ b4
5 l:lxb4 t:J;;c7 6 l:lbl lbf6 7 a5 l0d7 8 l:lal!
••• .

.i.e6 3 c;!;>d4 f6, con una posición defendi­


Con la amenaza 9 a6 bxa6 10 l:t xa6, ble.
atacando el peón de c6. 1 • �e6? 2 t:J;;e4! .i.f5+ 3 c;!;>d 4 .i.xc2?
Yaganian toma la decisión errónea de
• •

8 .•• lüb8 9 h4!


TORRE Y ALFIL CONTRA TOR RE Y CABALLO 163

jugar un final de torres, aunque tampoco 27 b5 h4 28 c4 h3 29 l:!. a2 h2 30 @c5 @f7


después de 3 ... �e6 4 tLie3 J:lc5 5 f5 �xf5 31 l:t e2
6 tLixc4 l:tc6 7 tLie3 � e6 8 c4, las cosas se­ Las negras se rindieron.
rian fáciles para él.
4 l:t xc2 l:l. c5 5 l:t e2 + @f6 6 J:t e8!
Ahora sería un error pasar a un final Tal - Balashov
de peones: 6 l:t e5? l:t xe5 7 fxe5+ @f 5 URSS 1974
8 c;i;>xc4 @ g4! 9 c;i;> b5 @xg3 10 @xb6
@xh4 11 @xb7 @ g3 12 c4 h4, y las negras
llegan antes.
6 ••• l:t b5 7 n e2 l:l. c5 8 a4 g6 9 .l:l e8
.J:.c7

179

l a4!
Privando a las negras de la posibilidad
... a5-a4.
178 1 -· b6 2 tiJd2!
Ahora las blancas mejoran la posición
En este momento las blancas necesitan de su caballo, mientras que la activación
encontrar un plan para jugar a ganar, y que sigue de las negras tiene un carácter
Balashov descubre un espléndido traslado irreal.
de la torre a b5, donde atacará el peón de 2 ..
. �e5 3 f3 :rs
b6 y no permitirá que el rey penetre por la O bien 3 ... J:td4 4 @e2 y 5 tLie4, y si las
quinta fila. negras no cambian torres, entonces 6 J:l hl
10 .l:te5 .1:1. c6 11 l:[ b5! @ e6 12 @ e4 y7 h4.
@ f6 13 f5 g5 14 l:t d5 gxh4 15 gxh4 @ e7 4 lüe4 @c7 5 .1:1.hl!
16 @e5! Es preciso abrir la columna h, mientras
Provocando ...f7-f6, quitándole esta ca­ que la columna d carece de importancia.
silla al rey enemigo. 5 � f4+ 6 @ e2 @ d7 7 h4 g x h 4
•••

16 f6 + 17 c;f;> d4 l:t c8 18 l:t b5 l:t c6


••• 8 n xh4 rj; e7 9 tLlf2!
19 a5! bxa520 l:t xb7+ @f8 21 @d5! Ahora el mejor lugar para el caballo
Todas las piezas blancas son activas, y será d3.
las negras pasivas. 9 ••. l:[dS 10 tiJd3 �g5 11 l:!.hl e5!?
21 . l:l. c8 22 l:[bS l:t e8 23 @xc4 l:t e4 + Una vana tentativa por lograr activi­
2 4 <\t>d5 n xh4 25 .l:t xa5 @ g7 26 b 4 n hl
••

dad, con un sacrificio de peón.


164 ESTRATEG IA GANADORA EN EL FINAL

12 l:[ dl @e613 lL'lf2! na d, y luego atacar el flanco de rey de las


Las blancas de nuevo quieren cambiar blancas.
torres, pero las negras están obligadas a 1 h3 .tes 2 @e2 : ab8
evitar el cambio. Las negras ya no logran crear contra­
13 ..• l:!.d4 14 /0e4 ..if4 15 lL'lc3! juego sobre Ja columna d, porque el cam­
El principal objetivo de las blancas es bio de un par de torres favorece a las blan­
el peón de b6. cas.
15 ..ig516 lL'ld5 .i.d817 l:td3 @f7
••• 3 b3 ci;g7 4 l:l.a6 .l:l.bc8?!
18 lL'lc3! Las negras deberían defenderse con 4
Es preciso desviar a Ja torre negra de Ja .. .l:l. b7 5 lLlc5 l:l.c7, aunque después de 6
.

importante casilla d4. b4 (pero no 6 l:l x e 6 ? , en vista de 6 . . .


18 - . ..te7? .i.b2), s e quedarían sin contrajuego.
Er a mej or 1 8 . . . ..i g5!, que era, en 5 l:lc5!
realidad, Ja única posibilidad de las ne­ La mejor forma de cambiar, después
gras. de lo cual el caballo blanco aparece en c5.
19 /Ob5 e4 20 l:t e3! l:[ d7 21 l:t xe4 ..if6 5 l:t xc5 6 lL'lxc5 ..ib8 7 b4
22 f4 ..ig7 23 f5 @f6 24 : e6+
•••

Tampoco aquí era posible el cambio


Las negras se rindieron. en e6, debido a 7 . .l:I. c8...

7 ••• @f6 8 .l:la5!


El siguiente final constituye otro ejem­ La torre no sólo corta al rey negro so­
plo de posición en la que el caballo es más bre la quinta fila, sino que también mejora
fuerte que el alfil, con torres sobre el ta­ su propia posición, pues su objetivo es la
blero. casilla b7.
8 l:t d5
•••

Las negras esperan la continuación 9


Pelletier - Arencibia .l:l.b5 ..id6 10 lL'le4 @ e5 ll lL'lxd6 c;t> xd6
Úbeda 1998 12 .l:I. b7 a5, con probable igualdad.
9a4
Ahora se amenaza ya la variante antes
mencionada, porque en el último instante,
las blancas pueden j ugar b4-b5.
9 ••• @ e7
Las blancas pensaban contestar a la
más tenaz 9 ... ci;g7 con 10 /Ob3 ! l:t d7 (el
cambio de piezas pesadas conduce a una
rápida victoria de las blancas: 10 ... l:lxa5
1 1 lLl x a5 a6 12 lL'lc6 ..ic7 13 b5 axb5 14
a5 ! , etc.) ll /Od4 ..id6 12 lL'lc6 l:t c7 13
l:t a6, a lo que sigue la marcha del rey ha­
2HO cia a4 y b4-b5, ganando el peón de a7. En
el otro sector del tablero, l as negras no
A fin de preservar el equilibrio, las ne­ consiguen nada.
gras deben activar sus torres por la colum- 10 .l:l.b5 ..id6 ll l:tb7+ i;t>e812 ll:ie4?!
TORRE Y ALFIL CONTRA TORRE Y CABALLO 165

Es probable que sea suficiente para ga­ 1 'l!f dS! 'i!i' x dS 2 exdS
nar 12 ll:la6 l:t g5 13 g4 h5 14 gxh5 l:!.xh5 Las negras se ven obligadas a pasar a
15 l:txa7, pero lo más sencillo era 12 ll:ld3 un final en el que el caballo de c6 controla
a513 b5 . todas las casillas importantes, mientras el
U ... �e7 13 l:t xa7 l:teS hecho de que el alfil pueda controlar su
O bien 13 ... f5 14 ll:lc3. gran diagonal parece barroco.
14 J:!.aS+ @d7 15 l:t a7+ @es 2 g6 3 l: abl �g7 4 c4 �c3 5 J:t ecl
•••

Si el rey blanco hubiese jugado a d8, �f6 6 @ fl l:t e4 7 g3 � gS S ll c2 l: aeS


entonces 16 ll:lf2 �xb4 1 7 n xfl decidiría. 9 ll:lbS!
16 @d3 �xb4? Iniciando un ataque a los peones ne­
Hubiera sido mej or jugar el final de to­ gros.
rres, después de 16 ... f5 17 ll:lc5 �xc5 1 8 9 ... aS 10 ll:lc6 @g7 11 ll:l xaS l:!. a8 U
b x c 5 l:t xc5 1 9 .1:1. x h 7 g5 ( 1 9 . .. l:!. a5 2 0 ll bS �f6 13 l:!.a2 �c3 14 ll:l x6 l: xc4 15 a5
l: h4), aunque 2 0 l:!.a7 era suficiente para El peón a, apoyado por el caballo de
ganar, a causa del mal rey negro. c6, sólo puede ser detenido a costa de pér­
17 lDf6+ @ dS 18 l:t d7+ @c8 19 J:!.xt7 didas materiales.
J:t fS 15 ... .l:!. xa6 16 l:!. c2 l:t cxc6 17 d x c6
1 9 . . . h 5 2 0 ll:l d7 ! ? l:!. d5 21 @ c4 � a5 l:!. x aS l S l:!. b7 l::l a l + 19 rj¡¡ g2 � a 5
22 ll:lc5 también pierde. 20 l:t a7!
20 g4! .1:1. f3 21 @ e2 : xh3 22 l:t xh7 Las negras se rindieron, ya que no hay
l: xh7 defensa contra la maniobra l:c2-b2-b7.
Después de 22 ... l:!. g3 23 @f2, la torre
negra se encuentra en un "agujero". El caballo es especialmente fuerte en
23 ll:l xh7 @ d7 24 @ d3 @e7 25 ll:l g5 el ataque a diversas debilidades, mientras
@d6 26 ll:lf3 que un alfil no puede defender a la vez ca­
Las negras se rindieron. sillas blancas y negras.

Adams - Almási Van Laatum - Mijalchishin


Dortmund 1998 Eeklo 1991
166 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

1 !Of5
••• .i.c8 y 7 .i.b7, trasladando el alfil a la gran
Había otro plan, quizá más desagrada­ diagonal.
ble para las blancas: 1 ... f5 ! ? , seguido de 2 6 !Oc4!
••.

. @f6, 3 ... f4 y 4 ... @f5 .


.. Ahora el caballo se muestra en todo su
2 l:. g2 esplendor.
Después de 2 .i.d5 l:. xg3 3 .i.e4 l:. g4 7 .i. c8 lü d6 8 A d7 l:[ d3 9 .i. e6 !Oe4
4 .i. x f5 gxf5, no es fácil defender el fi­ 10 l:!. g2 g5
nal. También aquí había un plan alternati­
2 !Oe3
... vo: 10 . .J:lf3 y 11 . !Ot2.
.. ..

Era interesante 2 .. lüd4, con el mismo


. 11 hxg5+ @ xg5 12 i.f7 � g4 13 .i.e6
plan, ... f7-f5-f4. .J:le3
3 .J:la2 f6!? Evitando la trampa 1 3 . . . lüxg3? 1 4
Otra idea era ... g6-g5-g4 y ... lüe3-fl . .i. xf5+ ! .
4 .i.e6 f5 14 .i.c8 l:.c3 15 Ae6 l:l d3 16 .i.f7?
Después de 4 ... g5, las blancas incor­ Era preciso entregar el peón de d5,
poran el alfil a la defensa, con 5 hxg5 hxg5 aunque fuese con la maniobra 16i.c8 y 17
6 .i.h3. .i.a6.
5 d4 @f6 6 d5? 16 ... !Og5!
Este peón debería "descartarse", con 6 Las blancas se rindieron.
1 67

Torre y dos peones contra torre y caballo

Se diría que la posesión de más piezas 2 a3!


...

confiere automáticamente ventaja. Pero el No era bueno 2 ... .l:txd4? 3 @xd4 a3 4


caballo tiene una movilidad tan limitada tLld6+ ! @a4 5 bxa3 bxa3 6 @c3, y las blan­
en la lucha contra peones, que con fre­ cas ganan.
cuencia es inoperante. 3 bxa3 l:1xd4 4 @ xd4 bxa3 5 <J;>c3 a2!
6 c;;ib2 <;t>c4
Tras haber sacrificado un peón, las ne­
Mijalchishin - Sveshnikov
gras llevan su rey contra los peones ene­
Campeonato de la URSS 1978
migos, lo que no parece tener éxito...
7 tLld6+ @d5 8 tLlf5 @e4 9 tLlxg7 c;i;>f4
10 h3 @ g3 ll tLlf5+ @ xh3 12 tLlxh6 c;;ib4 ?
Pero ésta es la clave, típica, por cierto,
de la lucha entre caballo y peones: no hay
defensa contra tLlg5. Por tanto, es tablas.

Smagin - Mijalchishin
Moscú 1 989

• •
• •
283
. . ••• ,
U:!.d2 ,. B • •
La decisión de cambiar torres no era .,.� • •
• • •�e
fácil. Otras posibilidades eran 1 tLld2, o el
rodeo 1 l:tf2 ! , con idea de 2 l::tf8.
1 @b5 2 l:t d4? -
--��-
--� ••-. �
Después de 2 .!:. xd5 cxd5 3 tLl d2 a3 4
...

@d4 @ a4 5 bxa3 bxa3 6 tLlbl ! a2 7 tL:ic3+


�D. ·bt·�·
@b3 8 tL:ixa2, el final de peones está ganado. • • • • 284
168 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

1 lüb4?!
••• nes en el flanco de dama, lo que es bastan­
Está claro que las negras quieren ata­ te más débil.
car los peones, pero parece más fuerte 1 ... 1 ...a5?! 2 lüg7?!
h6, aunque normalmente no es recomen­ Las blancas deciden tratar de cre ar
dable jugar en el flanco en que el oponen­ amenazas de mate, a pesar de que con la
te tiene superioridad. correcta, 2 .J:[ d2 ! , las negras se enfrenta­
2 a3 lüd3 3 gS l:l.e64 .J:[d2 lüc5 rían a serias dificultades.
D espués de 4 . . . .J:[e3+ 5 'it> g4 lüe5+ 2 -. .J:[b 13h3+
6 @f4 l:td3 7 J:lxd3 lüxd3+ 8 @e4 lüxb2 Si 3 l:!. d2, entonces después de 3 ... 'itii f4
9 'i!;>d4, el rey blanco amenaza con una in­ 4 lüe6+ @e3 5 .J:[ xd5 l: b2+ 6 i;i;>g3 .J:[ xb3
cursión hacia los peones del flanco de da­ 7 l:!. xa5 @e4+ 8 i;1;>g4 l:!. b2 9 h3 l:t g2+ 10
ma. <i;h5 .J:[g3, las negras eliminan el último
5 @g4 lüxb3 6 .J:[d7+ c;Pg8 peón blanco.
Después d e 6 ... .J:[e7 7 .J:[ d6, la posi­ 3 ••• @h4 4 :d2 g4! s t0rs+ q¡,gs 6
ción está igualada. hxg4
7b5 O bien 6 lüd4 gxh3+ 7 @ xh3 @f4.
Se acordaron las tablas, pues las ame­ 6 .J:[ xb37 l:!.xd5 @xg48 lüxh6+ @f4
•••

nazas .J:[d8, h5-h6 les conceden a las blan­ Tablas.


cas juego suficiente.

Korchnoi - Ljubojevic
Mijalc hishin - Savchenko Bath 1973
Postojna 1 991

l .- l:t bl?
Las negras tienen dos planes de j uego, Después de la correcta 1 . . . @f8 2 @f3
y el mejor de ellos consiste en avanzar el .J:[ bl, las negras no están en m odo alguno
peón pasado. 1 ... l:tdl ! ? 2 lüc5 (2 l:l.a2 peor, mientras que ahora tendrán proble­
d4! 3 l:txa6 l:ld2+ =) 2 ... d4 3 lüxa6 ? ! d3 4 mas en relación con su peón de f7.
l:tf6 h5 5 l:t d6 .J:[d2+, con claro contraj ue­ 2 lüd3 @g8 3 .J:[b7 @g74 lüe5 @f6 5
go. Pero las negras deciden cambiar peo- lüxf7 l:tcl 6 lüxh6 l:tc2+ 7 r;bf3 b2 8 @e4!
TORRE Y DOS PEONES CONTRA TORRE Y CABALLO 169

l:le2+ 9 c;Pd4 :l.h2 10 gS+ @e6 11 l:l b6+


c;Pe712 <;ftc3 @f8 13 l:l xb2 l:l xh4 14 l:l b7
J:l f4 15 c;t>d3
L as n egras se ri ndieron.

Hertneck Narciso
-

Berlín 1998

Romanishin Markowski
-

Polanica Z droj 1993

Aquí las n egras tienen tres peones de


ventaja, pero después de 1 tt\ e5 ! , con idea
de @f4- e4 y, a continuación, J:l c2, se en­
frentarían a serios problemas, dado que
no pueden crear un peón pasado. Pero en
la partida siguió ...
1 �f4? �f7! 2 � eS �g6 3 J:l xd4?!
Una decisión primi tiva. Más interesan­
te era 3 � e6!? ó 3 tt'lh2 !? . l eS! dxeS?
3 J:l xd4 4 c;t> x d4 <;ft gS 5 <;fteS @ h4 Tampoco ganaba 1 . . . J:l d4 2 e x d 6
6 lü f2 'it> g3 7 lü e4+ c;t> xh3 8 lü gS+ c;t> g4
•••

J:l xd5 3 h 4 ! gxh4 4 J:l e4 J:l d4 5 d7!, con ta­


9 lü x h7 @f3 10 �d4 <J;>f4 11 lüfS g5 blas. Pero era preciso 1 . . J:l e4! 2 exd6
.

12 lüe6+ @fS 13 lüdS l:l x e 6 3 dxe6 lü xd6 4 @ g2 � f5 ! 5 'it f3


(Ver diagrama 288.) tt\ h 6! (cont ra h2- h4, a fin de disponer de
... g5-g4) 6 �e4 @f6 7 @d.5 �f5 8 h3 lüg7,
13 -. g4! con fácil victoria.
Con el sacrifi cio de otro peón, las ne­ 2 d6 �d4 3 J:l xeS c;l;>f6 4 d7 lüc6 5 J:l e8
gras desvían al rey enemigo. l:l.d4 6 J:lc8!
14 tt\ xb7 g3 15 @e3 g2 16 'ifi.if2 c;l;>e4 É sta es l a idea: eliminar el caballo.
17 @ xg2 @d3 Ahora es tablas.
T ablas.
170

10

Dos piezas menores contra torre

Los finales de ajedrez en que se enfrentan conseguir ventaja. Pero el j ugador con la
dos grupos de fuerzas heterogéneas son torre tampoco deja de tener sus opciones,
los más compli cados, y también los menos en especial cuando dispone de un peón pa­
investigados. Entre esos finales se en cuen­ sado. Sin embargo, lo primer o y más im­
tran aquell os en que la torre lucha contra portante es que, al estudiar posiciones de
dos piezas ligeras. este tipo, centremos nuestra atención en
En el medio j uego, sobre todo en posi­ las posibili dades del bando defensor. En
ci ones de car á cter cerrado, lo normal es términ os de recur sos defensivos, el bando
que las dos piezas menores sean más fu er­ inferi or debe tratar de cambiar peones, te­
tes que una torr e, aun cuando haya déficit niendo presente la posibilidad de pasar a
de peones. un f inal teórico de tablas, explotando los
En el fi nal, sin embargo, donde la torre métodos temáticos: (a) sacrifi car calidad
ti ene amplio espacio de actuación, la si ­ (desde el punto de vist a del bando de la to­
tuación depen de, a menudo, de la confor­ rr e); (b) sacrifi car pieza (desde el punto de
m aci ón de p e ones. Así , cuando hay un vista del bando de las dos piezas menores).
peón pasado distante en el tablero, la to­ Examinemos otras posibilidades en
rre puede ser más fuerte que dos pieza s posiciones en las que la torre juega contra
menores. N o obst ante, con una formación peones pasados. Las características especí­
de peones equilibrada, la sit uación p uede fi cas de la torre dependen de las líneas de
muy bi en ser la inversa. comunicación. Cuanto m ás extensas sean
Al jugar t al es final es, es muy impor­ éstas, tantas m ás posibili dades tendrá la
tante p ara el bando de las piezas menores torre , po r su largo al cance , en la lucha
crear una buen a coordinaci ón entre ellas, co ntra la meno r movili dad de las pi ezas
y si el campo de acción de las piezas me­ menores, en cuyo caso incluso es posible
nores es efi ci ente, pueden luchar con éxito jugar a g anar. Como p uede ver el lector,
co ntra una torre. mi entras que l a s pi ezas menores est á n
S egún la op ini ón generalmente difun­ condicio nadas p or el bloq ueo del peón p a­
dida, en situaciones estándar (es decir , si n sado, la torre puede utilizarse tambié n en
f acto res desequilibrant es) , lo no rm al es ot ro fl anco co nt ra nuevos o bj et ivo s de
q ue el jug ador co n las dos p iez as p ueda ataq ue.
DOS PIEZAS MENORES CONTRA TORRE 171

Para contrarrestar a la torre, uno de los Si 1 .. . g5? 2 lll d l+ @ a3 3 @c3, la pasi­


postulados de juego por parte del bando va torre no puede impedir que las blancas
de las piezas menores es establecer una ganen el peón de c4: 3 .. . l:!. el 4 tll e3 y 5
buena interconexión entre ambas, a la vez tll xc4.
que bloquean el peón pasado enemigo. En consecuencia, las negras activan su
Pero los diversos planes de actividad de torre, atacando el peón enemigo. Pero es­
las fuerzas en el tablero dan lugar a un to es impreciso, porque en la columna f, la
juego de carácter complicado, y la explo­ torre se encuentra en la esfera de activi­
tación de los recursos propios no siempre dad del rey blanco. Por lo tanto, era más
tiene éxito, ni siquiera entre jugadores de fuerte 1 ... l:!. gl, defendiendo el peón de
alto nivel. g6 y atando las piezas negras al bloqueo
Naturalmente, el desenlace de la lucha del peón e pasado. Aquí, después de 2
depende, en gran parte, df; la disposición lll d l+ @ a3, no es bueno 3 @c3 l:l.fl, ni 3
de los peones. Cuánto más compacta sea, @ e3 l'lg2 4 .i.e4 @b3. Pero también en
más restringida será la acción de la torre y, caso de la activa 3 f4, consigue la torre lu­
lógicamente, más reducidas también sus char en condiciones con las piezas. Por
posibilidades. ejemplo: 3 ... l:lg3! 4 lll e 3 l:lf3 5 tlld5 c3+
6 @e2 l:l.h3 7 lll e3 (7 Axg6? l:lh2+) 7 ...
rI h2+ 8 'it> d3 (después de 8 @f3, las ne­
Beliavsky - Miles gras fuerzan tablas: 8 . .. l:l xc2 ! 9 lll x c2
Olimpiada de S alónica 1984 @b2) 8 ... @b2, y las negras impiden que
las blancas coordinen sus piezas.
2 llldl+ @a33 c;t>e2 .:l.hl
Las negras no se salvan con el final de
peones: 3 .. . l:!.gl 4 lüe3 c3 5 @ f2 l:l gS
6 f4.
4 A xg6 l:th2+ 5 c;Pe3 @ b4 6 @f4 c3
7 tlle3
L as blancas han ganado un peón, sin
perder el control del peón pasado contra­
rio.
7 @b3 8 �d3 @b2 9 @e4
•••

Es útil observar la interacción de las


piezas blancas. Ahora ha llegado el mo­
mento de poner en marcha el flamante
A pesar de que el peón pasado de las peón pasado.
negras está avanzado, las posibilidades de 9 @ cl 10 f4 .:l.h8 11 .i.bS l:lb8
•••

las blancas son mej ores, pues sus piezas Después de 11 . . . c2 12 �a4, las negras
bloquean con firmeza el peón, mientras pierden un peón y no pueden beneficiarse
que el reducido radio de actividad entre de la momentánea descoordinación de las
flancos permite a las blancas luchar por la piezas blancas: 12 ... @ d2 13 lll xc2 .1:1. a8
creación de su propio peón pasado . 14 Ac6 ! , o bien 12 ... .rla8 1 3 .i.b3! .rla3
1 Ac2 l:!. ll ? ! 14 Axc2 @d2? 15 lll c4+.
172 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

12�d3@d2 propias. Sin embargo, se dejan tentar por


O bien 1 2 . . . l:t e8 + 13 @ d4 c;ti d2 14 un ataque al peón de d4.
lL!c4+. 2�h6?! 'it?e6!
13 liJc4+ c;tidl 14 'it>f3 l:t h8 15 Ae4 No hay que reparar en gastos a la hora
'it>el16 lLia3c;tidl17 f5 de crear un peón pasado.
Las blancas, conservando el bloqueo 3 lL!cS+?
del peón pasado enemigo, lograron mate­ Aún no era demasiado tarde para vol­
rializar el suyo. ver al plan de bloqueo: 3 Af4 h5 4 Ag3 !
@ f5 5 �h4. El alfil controla la diagonal
el-h4, mientras que el rey negro no tiene
Morovic - Yusupov nada que hacer por las casillas blancas,
Túnez 1985 pues a un eventual ... @f3 seguiría lL!el+.
Por otra parte, también es posible la enér­
gica 3 Af2! ? , apuntando al peón de d4.
3 w rs 4 liJd3 i::t c7 5 c;tid2 i::t c6 6
•••

�g7?
Ahora ya no puede impedirse la crea­
ción del peón pasado, mientras que con 6
Af4 ! 'it>e4 7 Ag3 c;t.f3 8 lLiel+, las blancas
habrían dispuesto un efectivo bloqueo.
6 ••• h5! 7 il.xd4 @e4 8 �c5
Se amenazaba 8 ... l:t d6.
8 h4 9 @ e2a5
••.

Era más enérgico 9 ... g3 10 hxg3 hxg3


11 b4 l:t c8, imponiéndoles a las blancas un
original Zugzwang: 12 a3 .l:f.c6 13 lL! el
En esta p osición, la esfera de activi­ .l:f.f6 14 'it>d2 @d5, y el rey penetra por el
dad de la torre es muy amplia, y eso sig­ debilitado flanco de dama.
nifica que tiene mayores posibilidades. 10 lL!f2+ 'it>dS 11 b4 g3 12 bxg3 hxg3
En realidad, y pese a la igualdad mate­ 13 lLid3
rial, la ventaj a está del lado de la torre. También después de 1 3 lL!g4 @e4 14
Sólo e s preciso crear un p e ó n p a s a d o lL!e3 axb4 15 il.xb4 l:l.h6, el peón pasado
d i s t a n t e e impedir que sea bloqueado debe decidir la partida.
por las piezas menores. Esto se consi­ 13.-axb4
gue con el avance del par de peones del También era posible ganar calidad: 13
flanco de rey, tras la jugada preparatoria ... �e4 14 b x a5 g2 15 a6 g l 'it' 1 6 il.xgl
1 . l:tf5.
. . l:l. c2+ 17 'it>dl @ xd3 18 a7 l:t xa2 19 @el
Pero en la partida siguió: b4 20 @bl b3 21 Af2 c;tic4 22 1'.e3 c¡f¡>c3
1-. g4? (A. Yusupov), pero las negras prefieren
De este modo se trastorna la coordina­ conservar el peón g pasado.
ción entre el par de peones, lo que permi­ 14 �e3 .l:f.c2+ 15 'it>dl l:C3 16 @e2
te a las blancas bloquearlos con 2 A el ! , 'it?e4 17 lL!cS+ @f5 18 lüd3 @e4 19 lL!cS+
sin alterar l a coordinación entre las piezas @d5 20 lL!d3 .l:f.c2+ 21 @dl .l:f.h2!
DOS PIEZAS MENORES CONTRA TORRE 173

Ahor a el peó n g no pu ede ser deteni­ están b i e n coor dinadas, impidiendo el


do. av ance del peó n pasado, y preparando
22 iLgl l:!.hl 23 lLif4+ @e4 24 lüe2 u na ruptura en el fl anco de rey . Además,
�a el alf il no permite penetr ar a la torre, y a
Las blancas se r indieron. que a l:t b7 puede cubrir se con . . . .1&. e7. En
la part ida, sin embargo, las negras debili­
En el context o de posibili dades defen­ tan innecesariamente su flanco de rey , con
siv as y realización técnica de un peón pa­ el av ance del peónh.
sado distante, ofrecemos a continuación 1".h6?
un ejemplo clásico de la praxis del GM Esto permite cr ear obj etiv os de ata­
Y uri Razuv aev . que, incrementando, en consecuencia, las
posibilidades ofe nsiv as de la torre. Ahora,
además del propio peón de h6, es posible
Razuvaev - Kirov añ adir el punto de inv asión f5, que puede
Sofí a 1981 crearse mediante el minado del peón de
g6, con el av ance h2-h4- h5. Después de 1
... @d6 2 h3 (más preciso que 2 'it>g2, a lo
que l as negras organizan rápidamente un
ataque al peón pasado, con 2 ... lüe5 3 h3
lLi d7 y ... lLi cS) , las negr as tienen dos posi­
bl es planes defensiv os:
(a) Activ o. 2 . .. lü a5 (preparando el
ataque a4, prev io traslado del cabal lo a c5)
3 �g2 �c6 4 l: e5 lüb7 5 l:t e8 �c5 6 .J:t h8
� b4 7 l:. xh7 lLi cS 8 h4 'it> xa4 9 h5 gxh5
10 gxh5 i&. gS, y las negras, tras entregar su
alfil por el peón h, alcanzan un fi nal de ta­
blas teóricas, de torre contra caballo.
(b) Pasiv o . 2 . . . @e6 3 @g2 @ d6 4 c;t> g3
Con esta específi ca disposición de peo­ (l as blancas contr olan en este momento l a
nes en el fl anco de rey , el alfil puede resis­ quinta fila, para im pedir e l av ance . . .h7-h5,
tir a la torr e cuan do no hay peones en el cambiando un par de peones) 4 ... �e6 5
fl anco de dama. No hay que decir que, en h4 @d6 6 h5 @e6 7 .1:. b7 .1&. e7 8 @f4 @ d6
esta posición, el rey del bando débil debe 9 'it> e4 @ e6. Ahora el rey no puede diri ­
acercarse a l os peones. Por consiguiente, girse a l a casilla c4, sin perj uicio: 10 'it> d3
para lograr tablas, a las negras les basta lLi eS+ 1 1 @c3 lüxg4 12 hxg4 hxg4 13 'it;? c4
con sacrific ar el caball o por el peón pasa­ (o bien 13 a5 lLi e5 14 a6 lüc6) 13 ... lLi eS+
do a. Pero deben evi tar todo debili tamien­ 14 @ b5 i&. d8. La tentativa de ll egar a c4
to inn ecesari o de su posición. Las blancas por la casilla b3, pasa por tener en cuenta
deberí an tener esto en cuenta par a organi­ la amenaza . . . lüa5. La proy ectada inv a­
zar minuciosamente su acción ofensiv a. sión de torre en octav a fil a, con 10 l:t c7
Las n egras han con seguido disponer una @ d6 1 1 l:t c8? i&. d8, finalizarí a con su cap­
buena defensa, pues sus piezas menor es tura.
174 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Tampoco s e consigue nada c o n 1 0 16 l:. g6 ..i.d2 17 l:l.d6! ..i.gS 18 J:l. dS!


l:l. b5 ..i. d8. Una casill a ideal para la torre.
2 @ g2 @f6? 18 lüc6 19 aS @e6 20 a6 �e3
Tratando de bloquear el peón a en la
•••

Como antes, las negras no perciben el


peligro y alter an la coordin ación de sus última frontera, pero el mecan ismo de
piezas, ya que ahor a la posición del alfil descoordinación de las piezas blancas se
está condicion ada por la fun ción bloquea­ pone ahor a en marcha.
dora del caballo. E ra mej or 2 . . . � d6 3 21 l::t bS ..i.gl 22 l::tbl �f2 23 l:l b2 ..i.cS
l:t b7 ..i. c7, con idea de ... lüc6-a5 . 24 J:l. b7 tüa7 25 l:lh7
3 : cS tüaS 4 �f3 � e6 5 � e4 ..i.h6 Las blancas ganan el peón h y la parti­
6 : c8 'it>f6 7 h4 'it>e6 da. ¡Un excelente fin al!

A continuación tenem os un ejem plo


en el que las piezas m en ores bloquean al
peón pasado desde casillas más distantes,
" por con trol r emoto".

Karpov - Kasparov
Campeonato Mundial, match, 1985

8 h5
E s importante fijar el peón débil. H u­
biera sido precipitado 8 l:l.h8 lüb7 9 l:l xh6
lü c5 10 @ f3 �f7 11 h5 g xh5 12 l:l xb6
hxg4+ 13 'itxg4 tü xa4 14 l:l xb6 hxg4+ 15
� xg4 tü xa4, con un fi nal de tablas. Aho­
ra, sin embargo, en caso de 8 . . . gxh5 , es
molesta 9 l:t h8.
8
••• �f7 9 @ dS gxhS 10 gxhS c;!;> f6
11 l:l.b8 ..i.e3 U �e4! ..i.d2 13 .l:r.b2 ..i.el Aquí el alfil no per mitirá que la torre
14 n e2 ..i.b41S n g2 @f7 pen etre por las lín eas de la retaguar dia, en
L a debilidad del peón de h6 es m ás el fl anco de dama (debido a las cober tur as
q ue evidente . Com binando un ataq ue �b4 y ..i. c3), mien tras q ue las casillas de
con tra dicho p eón y el caballo, las blancas potencial in vasión, por las columnas cen­
consiguen r omper la coordin ación de las trales, son cubier tas por el r ey. S igui ó:
pi ezas enemigas. A 15 . . ..i.f8 s i gue 16 1 ... l:t b8 2 $¡¿b4 J:l. d8 3 'it;>e2 a3?!
l:l. g6 @f7 17 l:l a6, y el p eón a prosigue su
.

Mien tr as no se hayan creado objetivos


avance. de ataque en el flanco de rey, el avance de
DOS PIEZAS MENORES CONTRA TORRE 17 5

peon es a casillas vu lner ables es prem atu­ 13 gxhS l:l xh3+ 14 lL!cJ
ro. E ra más ló gico el cambio del peón f, Aquí es donde se n ota la posición del
con 3 . . . g6, lo q ue obliga al rey blanco a rey n egro. Después d e 14 . . . l:t xh 5 1 5
perm anecer alej ado de sus piezas, in cre­ lüe4, e l peón de f5 e s in vulnerable.
men tando la actividad de la torr e. 14 ... :a
4 .i. c3 f6 Pero ahora las blancas n o pueden li­
También aquí era m ás fuerte 4 ... g6. diar con el peón h sin pérdidas m ateria­
s .i.b4 les.
La estructura de peones en el fl anco de 15 .i.cl! J:l xfS 16 h6 g6
rey se encuentra estabili zada, y las n egras En el cam ino hacia las tablas queda el
pretenden atacar los peones débiles con­ sacrificio de pieza por dos peones. Si 16 ...
trarios. E xam in aremos las posibilidades g5, eso se conseguía con 17 lLi e4 c;t.g6 1 8
de las negras, sobre la base de los comen­ h 7 l:l f3 1 ( 8 . . . @ xh7 1 9 lü xf6+)1 9 @ c4
tari os escritos por G. K asparov en su libro l:r. h3 20 lLi xf6.
de 1987 Dos matches. 17 lüe4 J:lhS 18 .i.b2
5 �f7?!
__ E l peó n de f6 está perdido, ya q ue a 18
Aquí el rey no pin ta n ada, ya que no ... f5 sigue 19 h7.
tiene perspectivas en el cen tro. E ra mucho Tablas.
más preciso 5 ... c;t.h7, en cuyo caso el mé­
todo defensivo aplicado por K arpov en la Si el bando de la torr e no tiene peones
partida situarí a a las blancas al borde de la pasados, entonces los papel es se in vierten .
derrota. Por ejemplo: 6 .i. c3 J:l b8 7 .i. b4? A l a torre sólo le queda tratar d e contra­
J:lb5! 8 g4 l:l b8. Se ha llegado a una posi­ rrestar las ten tativas del oponente por
ció n de Zugzwang, y las blancas se ven crear un peón pasado. P ero, en cual quier
obligadas a permi tir q ue la torr e penetre caso, los recursos del defensor son apre­
en su campo: 9 � d3 J:l d8+ 10 'it>c2 hxg4 ciables.
1 1 hxg4 l:l d4 12 .i.xa3 l:l a4 13 'it>b3 l:l xg4
14 .i.cl l:r. g3+15 lLi c3 J:lf316 @c2 J:r. xf5
17 'itd3. No es posible realizar una evalua­ Short - Kasparov
ción sencill a de una posición así, pero en Belgrado 1 989
la práctica las negras tendrían excelentes

• • • •
posibilidades. Sin embargo, despué s de 7
lLi b4! , las blan cas resisten: 7 ... J:l b5 8 g4
l:t b8 9 @ d3! J:l a8 10 tLl a2 l:r. a41 1 .i. b4
• • • •
@h6 12 .i.d2, y la fortaleza no puede con­
quistarse. .tB B B B
6 lüc3 l:r.b8 7 lüa2 J:lbS 8 g4 l:r.b8 •.t• 11 11
A primera vista, no parece haber un a
l1 • • •
• •
diferencia básica con la posición de Zugz­
wang an tes mencion ada, pero ... m:a.•
9 'it;>d3 l:t d8+ 10 c;tc4 l:tdl 11 .i. xa3
l1 • • l1
• • • •
lhl u 'it;ib3 J:l hl
No 12 ... h4? , por 13 tLJcl. 295
1 76 ESTRAT E G IA GANADORA EN EL FINAL

En esta posición, las posibilidades de Sólo las casillas b3 y g3 son accesibles


las negras dependen de la creación de un para la torre, pero ahora su rey quedará
peón pasado, es decir, de hacer que lo sea encerrado. Sin embargo , en caso de 1 3
su peón g. Por consiguiente, deben tratar @g2? ttJe3 14 @f2 ttJ d l + 15 'it>el .i.a4 16
de eliminar el peón de h2. Sin embargo, .l:l. a3 ltJ xb2 17 l:t a2 ttJ d3+ 18 @ d2 �b5,
para lograr esto es preciso atravesar la lí­ las blancas pierden un peón sin compensa­
nea de demarcación (la tercera fila), lo ción.
que la torre sólo permitirá "a cambio" de 13 ... ttJf6 14 l:l. a3 ttJe4+ 15 @ g2 �e2
poner penetrar en la retaguardia negra. La maniobra 15 ... l'Lid2 16 .: c3 ttJc4 17
Nada de esto es fácil. Veamos las posibili­ l:!. cl ! ttJ xb2 18 l:!. c8 permite a la torre li­
dades de ambos bandos, basándonos en berarse.
los análisis de Kasparov. 16 :Z. b3 .i. fl+ 17 @ gl .i. c 4 18 l:t a3
1 .: g3 ttJd5+ 2 <it>f2 <it;>fS ltJgS 19 l:l. c3 .i.d5 20 .l:t a3 .i.e4?!
El rey se acerca al peón de h2. El peón de a6 está indirectamente pro­
3 l:l. 13+ � g4 4 l:t g3+ 'if;> h45 ..ti>f3 tegido: 21 .1:1. xa6?? l'L! h3+ 22 @ fl �d3+,
Las blancas tratan de activar su rey, ya pero esta jugada, que pierde tiempo, per­
que no pueden mantener una actitud pasi­ mite a la torre recobrar la libertad. Era
va, 5 n b3 ttJ f4, con la amenaza ... ttJ d3+. más fuerte 20 . . . ttJ f3 + 21 @ g2 ttJ eS 22
Ahora no es p osible 5 ... ttJxb4, debido a 6 @f2 �c4.
l:t g4+. 21 @t'2! �b7
5 ... ttJf6?!
Lo más fuerte es 5 ... .i.d7 ! , mantenien­
do amenazado b6, ya que a 6 @e4, el ca­
ballo consigue atacar el peón de h2: 6 ...
ttJ f6+ ! 7 @ es ttJ g4+ 8 @ d6 .i.bS 9 l:!. g2
ll:ie3, y el rey negro se acerca al peón de
h2.
6 @g2 ltJhS 7 l:!. e3 ttJf4+ 8 @gl @g4
Ahora, con el rey blanco en la primera
fila, las negras establecen la interacción
correcta entre el rey y sus piezas.
9 .:C g3+ @f5 10 .l:tt3 g4
Sin dejar salir al rey, pues en caso de 10
. . . @ e4 1 1 @ f2 ltJ d3+ 12 @ g3 ttJ xb4 13
l:t f8, las blancas de nuevo activarían sus 22 l:t d3?!
efectivos. Las blancas dej a n escapar la ocasión
11 .l:t e3 ttJd5! de activar la torre, con 22 l:!. a5 ! , amena­
También era insuficiente 11 .. . ttJ d3 , zando cambiar el peón b con ganancia de
debido a la activación d e la torre, 12 l:t e7 ! tiempo, 22 ... ttJe4+ 23 @gl ttJd6 24 l:!. cS
( 1 2 @g2? @f4+ 1 3 .: e7 .i.c6 e s favorable y, por lo que parece, manteniendo el equi­
a las negras) 1 2 ... ttJ xb2 1 3 l::tf7 ! c;t> g6 1 4 librio.
l:!. f8 ll:i d3 1 5 @g2 lLi xb4 1 6 .l:!. f4. 22 ltJh3+ 23 @el?
12 l:!. b3 @1"4 13 @12 Al alej ar el rey a ú n más de s u peón de
·-
DOS PIEZAS MENORES CONTRA TORRE 177

h2. el final ya no puede salvarse, pues las l:I. b4 4 tü x e5 l:t xe4 5 lb c6, con idea de
negras lo cortarán ahora del peón. Era tü a5 y � d2 ) 4 � d2 l:t c5 5 tü a5 @ f7
preciso 23 @fl �c6 24 l:t c3 . 6 @e2 @e6 7 @d3 y 8 lbc4.
23
••• � c 6 ! 2 4 l:t d 4 + @ f3 2S l:t d3+ 3 - l:l. h4 4 @f3 �n s �M l:t hl 6 tü�
@e4 26 J:g3 @f4 27 l:t a3 @e6 7 .Q.g3
Es más tenaz 27 l:t c3 � b5 28 J:t c8, Esta amenaza es vergonzosa, ya que
aunque después de 28 ... r;f;i f3 29 l:I. f8+ tiene una refutación táctica.
r;f;i g2 30 l:t g8 tüf2 ! , las blancas también Lo útil era detener lo antes posible al
pierden el peón de h2. peón pasado. En este sentido, lo apropia­
27 ... �bS 28 l:l. c3 tügS 29 l:l. c8 @ e3! do era la jugada de bloqueo 7 .Q.d8.
30 l:l. h8 tüf3 31 i;ftdl �e2+ 32 @c2 tüxh2 7 ... l:l. cl! 8 tüaS
33 l:l. xh2 g3 No es bueno 8 tü xe5, en vista de 8 . ..
Las negras ganaron. l:l. c3+ 9 @f4 g5+ 10 r;f;i xg5 l:l. xg3+.
8
••• l:t al 9 tü c4 l:l. a4 10 tü e3 as 11
Un ejemplo más de los clásicos. .Q.el l:l. a3 12 @e2 a4 13 lbc2 l:l. b3 14 �b4
Por fin , las blancas han conseguido la
coordinación de sus piezas j unto con el
Réti Bogoljubov
- bloqueo del peón pasado enemigo. Tra­
Bad Kissingen 1 928 tando de lograr objetivos de ataque adi­
cionales, las negras crean presión de peo­
nes en el flanco de rey, gracias a su activa
torre.
14 h5 lS �1'8 gS 16 h3 l:l. c3 17 @d2
•••

l::t b3 18 @ e2 l:t b2 19 @ d2 l:t bl 20 @ e2


l:l. cl 21 @ d2 : n 22 � es l:t f4 23 'it> d3
: n 24 �e3 l:l. d7+ 25 �e2 l:l. g7

1 ... b6
Para el bando de la torre es muy im­
portante crear cuánto antes un peón pasa­
do distante.
2 axb6 l:I. xb6 3 @e2
Una pérdida de tiempo. Las blancas
deberían organizar rápidamente la coordi­
nación óptima de sus piezas, combinando 26 g4?
el ataque al peón de e5 con el frenado del Esta jugada -que sólo es activa en apa­
peón a. Por ej emplo: 3 tü c4 : b5 (3 . . . riencia- cuyo propósito es el bloqueo del
178 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

ala de rey, resulta ser el error decisivo. Las La ventaj a material está del lado de
blancas crean un punto débil en su posi­ las blancas. Tienen un peón pasado, ar­
ción (el peón de h3), que Ja torre puede moniosas piezas centralizadas y pueden
atacar, explotando el hecho de que las pie­ aspirar a ganar. Sin embargo, la fuerza
zas menores blancas están atadas al con­ del peón pasado negro, en conj unción
trol del peón a . Después de 26 lll a3 g4 27 con su activa torre, es tal que los contra­
hxg4 l:l xg4 28 c;t;> f3 l:l g8 29 �c5, las blan­ rrecursos de las negras resultan suficien­
cas se defienden con éxito. tes para conseguir una plena igualdad.
26·- h4! 27 �el? Desde el comienzo, atan las piezas meno­
Era única 27 �d2 ! , a fin de responder res a la vigilancia del peón pasado a y su
a 27 ... l:l c7 con 28 'iti>d3, y a 27 ... l:L b7 con amenaza de avanzar.
28 �b4. 1 a3 2 'itd3 J:!. a5 3 Aa2 c;t;>g7 4 'it>c3
•••

27 J:t c7 28 'i!;>d3 J:t b7 29 �xg5 l:l b3+


·- r,Pf6 5 tll f3 .: b5
30 <;Pc4 J:t xh3 La torre se traslada a una posición acti­
De modo que Ja idea principal de ata­ va. Es más flojo 5 ... g5? ! , por 6 e5+ 'itif5
car con la torre puede verse a la luz: las 7 lll d4+ 'il;> g6 8 e 6 c;t;> f6 9 c¡f¡¡ b4 .1: a8
negras tienen ahora dos peones pasados 10 lll c 6, con ventaja blanca.
distantes, y las piezas enemigas no están 6 e5+ 'it> e7 7 /O d4 J:t b2 8 � d5 J:t f2
en condiciones de contener ambos sin pér­ 9 tüc2 J:t el 10 tüb4
didas materiales. Las blancas esperan realizar su ventaja
31 'it b4 a3! 32 tll xa3 l:L xa3 33 � xh4 material y, en consecuencia, descartan las
l: e3 34 c;t;>c4 l:t xe4+ tablas que se producirían tras 10 !O xa3
Las blancas se rindieron. l:l. xe5.
10 'il;>d7 ll c;Pd4 g5

Echemos un vistazo a otro ej emplo, Por los ejemplos anteriores estamos fa­
que ilustra Ja fuerza de Ja torre, en conjun­ miliarizados con el método de explotar
ción con un peón pasado distante. una "ventaja cualitativa" (en p alabras de
A. Nimzovich}.
12 h3 hS 13 g4?!
Miles - Van der Sterren
Como han demostrado los finales que
Wijk aan Zee 1984
antes hemos examinado, esto supone un
peligroso debilitamiento de la posición .
• Sin embargo, las blancas juegan a ganar y
• • no se conforman con las tablas por Zugz­
wang: 1 3 lll a 2 l:l. d2+ 1 4 'it> e4 l:t e2+ 1 5
'it>f5 l:l d2, etc.
13 b4 14 Ac4
•••

(Ver diagrama 300.)

14 l:t el!
•••

Las negras no deberían dej ar que el


rey blanco ll eg a se a c5, pues su propio rey
será incapaz de contener el asalto de l a s
DOS PI EZAS M ENORES CONTRA TORRE 17 9

clüc2! l:l. h l 16 clü xa3 A xh3 17 clüc2! l:l. g3


18 clü e3
l:t dl 16 i;Pe4 J:l d2 17 .i.c4 l:t b2
=.

15
18 lü a2 l:l. h2 19 @f5 l:l. xh3 20 @xg5 l:l. hl
•••

Una imprecisión. Mucho más fuerte


era 20 ... J:!. h2, con la amenaza 21 ... l:I. xa2
y 22 ... h3. Las blancas no pueden conte­
ner, al mismo tiempo, a dos peones pasa­
dos distantes (pues ahí están, ¿no recuer­
da el avance g4?). Por ejemplo: 21 W f5
l:l. f2+ 22 �g6 l:l. xa2 23 �xa2 '1;e7 , y uno
J()(J
de los peones corona, o bien 21 @f4 l:I. f2+
22 @e3 l:l c2 23 �d5 h3 24 clüb4 l:I. b2 25
piezas enemigas. Por ejemplo: 14 .. l:I. b2 ©d3 a2, o 25 ... h2), con ventaja decisiva.
21 9;¡f6 h3 22 clüc3 : el 23 .i.e6 @d8
.

1 5 @c5 l:l. h2 16 e6 + @e8 (16 ... � e7 17


clüc6+ @e8 18 �d3) 17 lüd5 J:l. c2 1 8 @d6 24 � ds h2 25 gS : n+ 26 c;t> e6 l:l. cl 27
A xc4 19 lü f6+, y las blancas ganan; o bien lüa2 hl'ti' 28 .i.xhl l:l. x h1 29 g6 l:l. gl?
14 . J: h2 15 @c5 J:l. xh3 16 e6 l:l. e8 (16 ...
.. Tras haber conseguido una posición
@e7 17 clüd5+) 17 lüd5, con la amenaza ganadora, las negras cometen un error y la
18 �b5+ y un ataque de mate. victoria se les escapa de las manos. Con 29
15 �d3?! ... @e8 ! , los peones pasados blancos son
Las blancas siguen jugando a ganar , neutralizados. Por ejemplo: 30 @f6 l:l. fl +
pero ahora alteran la coordinación de sus 3 1 @e6 c;t f8 32 @d6 l:l. f2 3 3 e6 l:l. d2+ ! ,
piezas, y la iniciativa pasa a manos de las etc. O bien 30 g7 l:l. h6 + 31 @ d5 'it> f7
negras. ¿Podrían las blancas haber mejo­ 32 @c4 l:l. h3 , con un final ganado.
rado su posición? 30 <itf7 : n+ 31 <it e6 : gl 32 � f7
El análisis demuestra que, en realidad, : n+ 33 Cite6 l:l. gl
tenían ya problemas para mantener la Tablas.
igualdad. Por ejemplo, es favorable a las
negras 15 @d5 l: e3 ! ? (es suficiente para La posibilidad de que el bando con la
tablas 15 ... l:l. cl , pero las negras aspiran a torre pueda crear un peón pasado distante
más) 16 �b5+ 'Í;e7 17 lüc6+ @f8 ! 18 �c4 a menudo parece ser el tema dominante
J:l. e2 19 clüb4 l:l. b2 20 clüa2? [20 c;t>c5 ! , con de la lucha.
idea de que si 20 ... J:l. h2? (20 ... c;t>e7 ! ) 21
@d6 J:l. xh3 22 lüd5 J:l. hl 23 e6 l:l. el 24 e7
J:I. xe7 25 clü xe7 h3 26 lüf5, con ventaja de­
cisiva] 20 ... l:l. h2, etc., o bien 15 e6 q¡ie7 !
(pero no 15 ... �d6 ? , por 16 clü c 2 l:l. hl 17
clü xa3 :l xh3 18 lü b5+ 9;¡ e7 19 clüa7 y 20
clüc8+, con ventaja blanca) 16 clü c2 l:l. hl
17 lü xa3 l: xh3 18 lüb5 l:l. g3, etc.
Parece que las blancas debían reorde­
nar sus ideas y asumir las tablas, con 1 5
1 80 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Novikov - Kaidanov mero d e peones, l a s blancas pueden con­


Vilnius 1984 fiar en resistir.
6 cj;r7 7 @e3
••.

¿Por qué no @e4?


7 @e6 8 g4 @d5 9 @d3 l:l cS 10 b3
·-

Permitiendo que las negras resuelvan


Ja posición por medios tácticos. Como he­
mos visto en Jos ejemplos anteriores, el sa­
crificio de calidad no consigue su objetivo
tras 10 b4, pero en este caso la penetración
del rey decide: 10 ... l: c4 11 Ad2 l: d4+,
etc.
10 .: xc3+! 11 @ xc3 @e4
••.

Las negras han alcanzado un final téc­


ni cam ente gana d o , p u e s t o q u e el rey
blanco está atado al peón de a2, y el ca­
1 . l:l c4
.. ballo no podrá contener a los peones del
Las negras explotan de inmediato la flanco de rey. He aquí la variante princi­
descoordinación de las piezas enemigas. p a l : 12 gS c;t> x f4 1 3 g x f6 g x f6 1 4 @ b2
En vista d e la amenaza 2 . . . .1:1. x c 3 , las @ e4! 15 lll c2 fS 16 lLJ a3 f4 17 lLJc4 @d3
blancas están obligadas a permitir la crea­ 1 8 lll eS+ c;t>e2 1 9 @ xa2 f3 20 lLJxf3 @xf3
ción de un peón pasado. 21 @ a3 hS, y a las blancas les falta un
2 lDc6 a3 3 lDd4 tiempo para salvarse. Con el peón situa­
El sacrificio de pieza, 3 bxa3 l:t xc3 4 do en b4, sería tablas.
a4, no da resultado, debido a 4 ... a6 ! . La partida finalizó de esta forma:
3 l:l c5! 4 @f3
••• 12 f5 @f4 13 @b2 @ xg4 14 lll c2 @h3
El c a b a l l o no p u e d e m o v e rs e . Si 4 15 lll d4 @xh2 16 lbe6 @g3 17 lbxg7 @g4
lll c2, 4 ... b2, o bien 4 lDb3, 4 ... .l:!. xbS. 18 lll e8 r;t xf5 19 lD d6 @ f4 20 lll e8 'Ot> g5
4 a2 5 lD c2 .!:!. xb5 6 lll al?
·- 21 lD d6 h5 22 lLJ e4 @ f4! 23 � xf6 h4
Con una defensa tan pasiva, las blan­ 24 lll d5+ @f3
cas no pueden sostener la posición. Era Las blancas se rindieron.
más fuerte 6 @ e4, con idea de llevar el
rey a c4. Por ej emplo: 6 . . . .!:!. hS ( a 6 . . . Echemos un v i s t a z o a un ej emplo
@f7 era posibl e l a profiláctica 7 g4, segui­ más complicado, tanto en la creación co­
da de 8 @ d4) 7 h4 g5 8 hxgS (es peligroso mo en la realización de un peón pasado
8 Axf6, a causa de 8 ... gxh4 9 gxh4 @ f7 distante.
1 0 Ad4 .l:l xh4, con la creación d e u n se­
gundo peón p asado distante, mientras
que 1 0 ... �d8 pierde, tras 1 0 ... l:t cS ) 8 . . .

fxgS 9 fx gS ( también es posible 9 fS ? ! ,


pues s i 9 . . . l:t h 2 1 0 lD al @ f7, sigue l a
creación de un peón h pasado) 9 ... l:t xgS
1 0 @f4, y luego b2-b3. Al reducir el n ú -
DOS PIEZAS MENORES CONTRA TOR R E 181

Beliavsky - Dolmatov La continuación más tenaz. La tentati­


Minsk 1979 va por situar el caballo de inmediato fra­
c a s a . P o r ej e m p l o : 4 tü f4 1l c3 5 @ e2
J:t xb3 6 �c4 l:t b2 7 <;f;>d3 b3 ; o bien 4 lü f2
.l:t el 5 �e4 l:t a l 6 lüd3 .l:t xa2 7 lüx b4 (las
blancas también deben perder, en caso de
7 h4 l:r. f2 ! ) 7 .. .l:t xh2 8 .i.d3 f5 9 @e3 (si 9
.

..txf5 , son ganadoras tanto 9 . . l:r. b2 como


.

9 ... @f6) 9 ... @f6 10 @ f4 .l:t f2+ 1 1 @e3


.l:t b2 12 �c4 @ g5 13 �xf7 'it> g4 14 �e6
@ xg3, y cada uno de los peones pasados
costará una pieza.
4 •..l:t el S lü f4 l:t al 6 lD dS l:r. xa2
7 lü xb4 l:t xh2 8 �e2 l:t h3 9 �f2
301 Las blancas no permiten que la torre
apoye el avance de su peón a, como suce­
Las blancas cuentan con ventaja mate­ dería en caso de 9 �f3 J:l. hl 10 .i.c4 :Z. al
rial, pero la presencia de un peón débil en (de otro modo , las blancas pueden blo­
a2, y la falta de cooperación entre sus pie­ quear el peón de a3 con 11 l0a2 y 12 b4)
zas, le permite al oponente crear un peón 11 l0c2 l:t a2 12 l0b4 l:r. b2, etc. Sin embar­
pasado distante. La posición tiene un ca­ go, las negras encuentran un nuevo recurso.
rácter concreto y, en caso de una prematu­ 9 ... fS!
ra fijación de los peones débiles (de forma En caso de 9 . l:t h l , las blancas re­
..

similar a los ejemplos anteriores), las blan­ suelven con éxito el problema de restrin­
cas conseguirían restablecer la coordina­ gir a la torre, con 10 �fl l:r. h2+ 11 ..t g2
ción entre sus piezas e impedir la invasión n h8 12 lüa2 l:t c8 13 .i.e4. Ahora, sin em­
de la torre. Por ejemplo: 1 . a3 2 lüf4 l:t c8
. . bargo, la amenaza de la ruptura ...f5-f4 es
3 tüe2. irresistible. A 10 �fl sigue 10 . l:r. h2+ 1 1
..

Las negras, sin embargo, irrumpen ha­ ii.g2 l::t h8, y l a torre penetra e n e l flanco
cia el peón de a2 con una maniobra tácti­ de dama.
ca. 10 tDa2 f4 11 gxf4 l:t xb3 U �c4 l:l. h3!
1 c4! 1 2 .i.xc4 13 �n
Después 2 bxc4 l:I. b8, las negras se ase­
..•

Las negras preparan una incursión de


guran el avance del peón b pasado: 3 tüf2 su rey, mientras que las blancas no pueden
b3 4 a3 (o bien 4 axb3 a3 5 .i.dl l:r. x b3, expulsar a la torre de la tercera fila, sin in­
etc.) 4 ... b2 5 .i.bl l:t b3 6 @e2 l:t c3 7 lüe4 currir en pérdidas materiales. Por ej em­
.tl x c4 8 lüd2 l:!. cl . plo: 13 @g2 l:t e3 14 ..ti>f2 l:t e4, etc.
2 .•. l:t c8 13 .l:t h2+ 14 �g2 @f6 15 'it>g3 l:t hS
•••

En caso de 3 tüf2?, existe la amenaza 16 �n l:!. cS 17 .i. d3 l:r. dS 18 .i. a6 l:r. d2


de un sacrificio de calidad, junto con una 19 .i.c4 .l:t d4
ruptura de peones: 3 . .l:t x c4 ! 4 bxc4 b3
..
Las blancas se rindieron
5 axb3 a3.
3 .i.d3 a3! 4 @ e3 Una idea análoga de ruptura ultraagu-
182 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

da la explotó Kramnik en una partida con­ dad, con eliminación de todos los peones,
tra Ivanchuk. o bien pasando a una posición que, aun­
que sin piezas, siga siendo de tablas teóri­
cas.
Ivanchuk Kramoik
-

Linares 1998
Tavadian - Zeshkovsky
lrkutsk 1983

1 c4!! 2 bxc4
.••

Si 2 � xc4, sigue 2 ... l:!. d2+, 3 ... l:!. xc2


y 4 . . n xa2, y las negras tendrían un peón
. Para realizar su ventaj a material, las
pasado. Sin embargo, no es posible evitar blancas deben ajustar la coordinación de
la pérdida de un peón. sus piezas de tal forma que la amenaza de
2 l:!. b8 3 c5 l:Z. b2 4 c6 @e7 5 lll x g6+ avanzar el peón f entorpezca la actividad
@d6 6 tLieS l:[ xa2 7 tLic4+ @c7

de torre y rey negros, y eso les permita ga­


Después de 7 .. @ xc6 8 �xfS, no exis-
. nar los peones del flanco de dama. Para
te la amenaza 8 ... l:l xc2, debido a 9 .i.xc2 empezar, es preciso mantener bien blo­
a2 10 lll a 5+ y 1 1 lll b 3. queados esos peones.
8 @g3 l:!. al 9 lll xa3 l:. xa3 10 @h4 1 lLic6 l:!. d3+ 2 @f2 'it> gS
Tablas. Las negras cambiarían con gusto su
peón b por el peón f, pero 2 ... @f4 no da
En posiciones en las que el bando de la resultado, debido a 3 l0d4 b4 4 tLie2+ @f5
torre no p u e d e apoyar activamente al 5 .i. xb4.
peón pasado, las piezas menores suelen 3 lLib4
resultar más fuertes que la torre. Por con­ Las blancas no encuentran un plan
siguiente, una tarea fundamental para el contundente para atacar el peón h. Como
defensor es asegurarse la actividad de su consecuencia, queda por delante una inte­
torre y de su rey. resante lucha por la ganancia de tiempos,
Con un número reducido de peones, lo que conduce a un incremento decisivo
un buen recurso defensivo está servido de la ventaj a material. Como señaló R .
por la posibilidad de un sacrificio de cali- Tavadian, había aquí una forma de ganar,
DOS PIEZAS MENORES CONTRA TORRE 183

con la brillante maniobra 3 tt:ld4 ! @f4! (no Miles - Adorján


sirve 3 . .. b4, por 4 tt:le6+ @f5 5 lt:lc5 l:!. xc3
· Wijk aan Zee 19 84
6 bxc3 bxc3 7 lt:l e4 c2 8 lt:l g3+ y 9 lt:l e2,
con ventaja decisiva) 4 @ e2 l:t e3+ (sobre
todo, 4 ... b4 no da resultado, debido a 5
.id2, etc.) 5 @fl ! .!l d3 (las negras no pue­
den jugar 5 ... .!l e7?, debido a 6 .id2 @g3
7 lt:lf5+, ni 5 ... l:!. e8 6 @f2 l:t b8? 7 .id2
c;t> e5 8 lt:l c6+) 6 @ f2, y se una elegante
"danza" del rey que, junto con la manio­
bra de triangulación e2-fl-f2, típica de los
finales de peones, culmina en la ganancia
del peón b. ·

3 - l:!. d7 4 @ e3 @f5 5 f4?


Aún no era demasido tarde para vol­ JOS

ver al plan antes mencionado. Ahora, por


el contrario, y tras su descuidado avance Superficialmente, la impresión es que
del peón f, las blancas han perdido el con­ la ventaja negra tiene un carácter decisivo.
trol de la casilla e4, pennitiéndole desa­ Sin embargo, el análisis demuestra que ,
rrollar una gran actividad a la torre, con aunque los peones de g7 y d5 estén sen­
apoyo de su rey. La ventaj a material, en tenciados, los recursos defensivos de las
efecto, está ahora devaluada. blancas no están de ningún modo agota­
s
.•• l:t h7 6 � es .l:! d7 7 � f3 l:. d2 ! dos.
8 @ e 3 J:t d7 9 lll a2 J:t d3+! 1 0 @e2 n b3 1 l:l g2 @g8 2 @ gS?
El rey blanco está cortado de la prime­ En estos finales es muy importante ac­
ra y tercera filas y, cuando la oportunidad tivar la torre. Esto se consigue con 2 l:t g5
se presente, las negras amenazan con el .ie4 3 f5 lt:lxd5 (si 3 ... f6 4 J:!. g6 lt:lxd5 5
avance del peón b. Las posibilidades de @ g4, las posibilidades ya están del lado
ambos bandos están equilibradas. blanco) 4 f6! tt:lxf6 5 l:!. xbS cJ;; xg7 6 l:t b6 ! ,
11 @ d2 l:. d3 12 @ c2 l:t f3 13 lll b 4 con idea d e 6 . . . d5 7 @g5. L a posición se
@e4! 14 tt:la6 �dS 15 tt:lc7+ @c6 1 6 lt:le6 ha simplificado y las blancas obtienen un
@dS 17 lt:lgS :t. g3 18 �c3 l:t g2+ 19 @ el claro contrajuego, relacionado con la posi­
l:l f2 20 .i.d2 b4! 21 .i.xb4 n xf4, y la parti­ bilidad de crear un peón pasado distante
da pronto finalizó en tablas. en el flanco de dama.
2 .ie4 3 .!l g3 lt:l xd5 4 @h6?
·-

La posición que sigue constituye una Las blancas de nuevo dejan escapar la
buena ilustración del caso en que no se oportunidad de activar la torre, aunque de
consiguen explotar las propias posibilida­ forma mucho menos favorable. Lo correc­
des. to era 4 f5 @xg7 5 l:t g4 lt:lf6 ! (5 . . . .if3 pa­
rece tentador, en vista de 6 l:t d4 f6+ 7
@ h4 tt:l e7, ganando el peón de f5; sin em­
bargo, con 6 .!l g3 ! , las negras se ven obli­
gadas a repetir posiciones: 6 . . . � e4 7
184 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

l:t g4, pues es peligroso para el alfil dejar la Keres Szabo


-

diagonal bl-h7, a causa de la amenaza f5- Zurich 1 953, Candidatos


f6) 6 .:C gl A c6 7 h4! (es útil mantener en

.. • • ••
reserva el j aque: después de 7 @f4+ @h6,
no es fácil para las blancas sostener la po­
sición, por ej emplo: 8 l:[ dl lb d5 9 @ g3 � , ..
.ltJ• .. .. ,
@g5, o bien 8 : el @h5 9 l:l. gl lbd5, con
ventaja de las negras; no obstante, ofrecía
� .. • •
i .. �
más posibilidad de resistencia 8 h4! c;Ph5 9 n .. • •
� �
@g3 ! , pero no 9 1:1 g7? Ad5 -+) 7 ... lbe4+
8 @f4 @h6 9 .::Z. g8, y con una torre activa,
•• • • • ..
las blancas pueden defenderse con éxito. � .. ..
.. R. ttJ .
��
4 ••• lb e 7 5 l:tc3 lb f5+ 6 @ g5 @ x g7 .. • • -�• -
• .. � • •@
7 J:!. c8 lü d4 8 .:C e8 lb e6+ 9 @ g4 A c6
10 l:[ b8 lüd4 11 fS? 106

Ahora también está perdido el peón f.


Podemos mencionar que a 11 l:l d8 las ne­ La iniciativa corre a cargo de las ne­
gras reagrupan sus piezas, con 11 ... .Q.f3+ gras, pues su torre es muy activa, mientras
12 @ g3 �e4, seguido de 13 . . . lb f5 , y el que los caballos están desconectados el
peón d avanza rápidamente. uno del otro y, lo que no es inesencial, ca­
11 @f6 U h4 lüxf5 13 h5
••. recen de puntos de apoyo. Además de es­
Actividad relacionada con el peón pa­ to, las blancas deben tener en cuenta la
sado. posibilidad de pasar a un final de peones.
13 ... lb e 3 + 14 @ h4 d5 15 : d 8 d4 La principal tarea de las blancas es coordi­
16 l: d6+ @ es 17 h6 lbf5+ 18 @h3 lt:l xh6 nar sin demora sus caballos. Sigamos la ló­
19 l: xh6 d3 20 l: h5+ f5 gica y hermosa maniobra de filigrana que
Las blancas se rindieron. lleva a cabo Paul Keres, para solucionar el
problema de la defensa.
Veamos ahora un ejemplo en el que 1 ... @f8 2 lbd2 @e7 3 lbb3 l:[ b4 4 lb3c5
las piezas menores tratan de contener el Así, ha quedado resuelta la coordina­
asalto de una torre activa, cuando hay una ción entre caballos, que se defienden en­
relativa igualdad material. tre sí y, por tanto, son inatacables.
4- fS S @gl l:b5 6 @f2 @ffi 7 lbd7+ @e6
Las esperanzas de las negras de apar­
tar al caballo del ataque al peón de a6 son
irreales. Es más fuerte 7 ... @ g5 tratando
,

de contener al rey blanco, y crear un peón


f pasado.
8 lbb6!
(Ver di agrama 307 . )

L o s caballos s e h a n reag r u p a d o y si­


g u e n siendo i n e x p u gn a b l e s .
DOS.PIEZAS MENORES CONTRA TORRE 1 85

Miles Kindermann
-

Bat)l 1 983

8 ...@eS 9 @g3 .l:l b3+


Era digna de considerar 9 ... f4+, pero JIJ!l

aun en este caso el rey no está obligado a


retroceder. Por ej emplo: 10 <;ti g4 f5+ 1 1 Las negras tienen ventaja, puesto que
@g5 l:l b3 12 �d7+ (más flojo es 1 2 �c4, cuentan con la posibilidad de crear un
debido a 12 ... 'it d5 13 ll:\ bd6 f3! 14 gxf3 peón pasado. Pero el reducido número de
J:t xf3, y los caballos están "renqueantes", peones les concede a las blancas un recur­
mientras las negras pueden crear un peón so d e fensivo , a saber: en el momento
pasado} 12 . . . @ d5 13 ll:\ dc5 f3 14 gxf3 oportuno podrán sacrificar un alfil y obte­
.l:l xf3 15 �xa6, con unas probables tablas. ner así una posición de tablas teóricas.
10 'i!;lh4 J:t c3 11 ll:\c5! 1 @e6 2 .i.c3
•••

Una solución táctica a los problemas ¡ La mejor posibilidad práctica! En ca­


defensivos , típica de estos finales. Las so de 2 i.c7 J:t c2+ 3 'itb6 (si 3 c;P b5 f4 4
blancas cambian piezas y fuerzan la transi­ i.d8 l:l xh2, las blancas pierden un peón,
ción a un final tablas de peones. ya que no pueden jugar 5 i.xg5, a causa
11 l:l x cS 12 ll:\ d7+ c;f;> d6 13 � xcS
••• de 5 ... l:l h5), las negras j uegan no 3 ... f4
� xcS 14 �gS @bS 15 @ h6 (por 4 i.d8 l:l xh2 5 i.xg5, con posibilida­
La partida fue tablas después de algu­ des defensivas), sino primero 3 ... h6, con
nas j ugadas. idea de 4 ... f4 5 h4 gxh4 6 .i.xf4 h3, con
ventaj a decisiva de las negras.
Con los peones situados en el flanco la 2••• l:l xh2 3 .i. dS+ c;P e7 4 @ d4 @ f6
tarea del bando defensor sigue siendo s 'ite3+ 'it,>g6 6 .i.el f4+ 7 'it.>d4 hS
muy complicada. El veloz avance del peón pasado dis­
tante debe llevar a la victoria.
8 @es h4 9 .i.e4+ ..t,>m
Negligencia, después de la cual las
blancas salvan la partida con un sorpren­
dente golpe táctico. La continuación natu­
ral parece ser 9 . c;tih6, y el peón h avanza
incontenible. Por ejemplo: 10 @ f6 h3 1 1
..
186 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

.i.b4 l:t e2 1 2 A g6 l:t e6 ! , o bien 10 @ f5 Dan - Pytel


l:t g2 11 .tb4 h3 12 @f6 J:[ e2, ganando fá­ Austria 1978
cilmente en ambos casos .

• • - -
• •
�-
.. ··-
• • • •
• • = .
. -�· .
B m B 8B
.
- · -· · • .
- - "- • 309
Las blancas tienen ventaj a material,
10 .txh4! ! pero Jos inevitables cambios de peones le
De este modo se produce una posición conceden al defensor la posibilidad de
teórica de tablas. explotar el tema del sacrificio de calidad
10 gxh4 para alcanzar una posición de tablas teó-
La situación no cambia con 10 l:t x h4
•••

... ricas.
11 @ f5 l:l. h6 12 @ xg5 l::t f6 13 .Q. f5 y 14 1 .M f6
@xf4, con tablas. La más activa 1 . f5 crea demasiado
11 @xf4 .:r. g2 12 .trs
..

espacio para la actividad de los alfiles.


Las blancas responderían también con 2 g4 l:l a3
esta jugada a 11 ... : hl. Siguió: Uno de los elementos más importantes
12 � f6 13 .t h3 : gl 14 .i. g4 J:[ bl
•.• es jugar a restringir los movimientos del
15 .Q.h3 l:t b4+ 16 @e3 @e5 17 .Q.g4 l:. b3+ rey.
18 'itf2 wr4 19 �g2 l:l b2+ 20 @h3 3 .tf2 h6 4 h4 l:t b3 5 h5
Las negras pronto se convencieron de Las blancas planean trasladar el alfil a
la futilidad de seguir jugando a ganar. d4 y organizan Ja ruptura g4-g5.
5 ••. l:l b4 6 @ g3 l:!. b3 7 .Q. d4 l:l d3
Cuando todos los peones se encuen­ 8 .Q.b2 l:tb3 9 .Q.cl l:t c3 10 .td2 l:lc2
tran en el mismo flanco, la torre puede Más fundada es 10 . l:t d3, controlan­
. .

Juchar con éxito contra las piezas meno­ do la tercera fila e impidiendo la siguiente
res. maniobra de las blancas.
11 .i.e3 l:t c3 12 @f2 l:. a3 13 .te4 J:l a4
.
Ah ora Ja defensa con Ja torre se trasla­
da a la cuarta fila.
14 @f3 l:!. b4 15 .Q.dS J:l a4 16 .i\.17 l:!. b4
17 @e2 J:l h7 18 .i.c4 J:l d7
El re y se dirige h acia el centro, y l a s
DOS P I EZAS MENORES CONTRA TORRE 187

negras cambian la resistencia horizontal Tablas.


de la torre por la vertical. A 36 .tg4 sigue 36 ... J:l xd4+ ! .
19 c;t> f3 l:t c7 20 .t d5 l:l.e7! 21 A c5
l:t e8 22 .i_e4 J:t c8 23 ..td4 l:t e8 24c¡f¡>eJ
Las negras se han preparado contra la Ponomariov Plaskett
-

ruptura g4-g5 . Por ejemplo: 24 g5 fxg5 25 Hastings 1999


fxgS '.J:I. d8 ! 26 c;t;. e3 @ g8, defendiéndose
contra 27 gxh6. Ahora, en caso de 27 gxh6
gxh6 ó 27 g6, las negras están dispuestas a
sacrificar calidad por el alfil de casillas ne­
gras, alcanzando una posición teórica de
tablas.
24 J:t e7 25 .tcS l:. d7 26 .trs l:. d5!
•••

Al impedir la proyectada incursión del


rey a la casilla dS, las negras de nuevo in­
cluyen a la torre para la defensa sobre la
fila.
27 .i.d4 .l:l. a5 28 @e4 l:t bS 29 .i.e6
Las blancas pueden intentar penetrar
con el rey, j ugando 29 .i. d7. He aquí al­
gunas posibles variantes: (a) 29 ... l hS ? ! El conocido final escocés, con dos pie­
3 0 .tb6 .l:l. a6 3 1 .tes J:l. a5 3 2 'it;> dS 'it> h7 zas menores blancas contra una torre ne­
33 @d6 c;t> h8 34 .t d4, con ligera ventaja gra. La p artida evolucionó lentamente
blanca ; (b) 29 ... l:l b7 3 0 .i. c6 l:1 c7 31 hasta esta posición de tablas, en la que só­
.i.dS l:l d7 32 .te6 l:l b7 3 3 .tes : bl 34 lo falta por efectuar una jugada sólida an­
.i. d7 .1:1. d l 3S .i. f8 , con ligera v e n t aj a tes del control de tiempo.
blanca; (e) 2 9 . . . :. b l ! 3 0 .t es : e l 3 1 1 . l:l. a2?
••

.i.fB @ g8 32 .ta3 J:l. al 3 3 .i.e6+ o;!o>h7 34 Conforme a su activo estilo, pero Plas-
.i.c5 l:t cl , y las negras consiguen defen­ kett comete un error.
derse. 2 .i.xd5 l:t d2
29 l:!. a5 30 .i.c4 l h3 31 .i.e6
••• Si 2 ... c;t¡. xdS, 3 lüb4+.
Como antes, 31 g5 fxg5 32 fxg5 no da 3 .te4 @e6
resultado, en 'lista de 32 ... :. h3 33 gxh6 A pesar de haber ganado el peón, si­
l:l h4+ 34 c;t>e3 l:t xd4! , con tablas. gue sin ser evidente cómo podrán ganar
31 .- .l:l. a5 32 .i.d7 l:. a2 33 g5 las blancas.
Reconciliándose con las ineludibles ta­ 4 h4 'ili> d6 5 .t rs : e2 6 'it;> f3 J:te 8
blas. A 33 @ d5 , las negras conservan el 7 .i. g6 :. e7 8 lü cl l:1 el 9 lü d3 : e 7
equilibrio con 33 ... l:t d2. 1 0 .i.e4 l:t e8 11 h5
33 fx gS 34 fx gS l:. a6
·-
No es una decisión trivial. Era posible
También es posible 34 .. l:t h2 35 gxh6
. cambiar en gS, situar el alfil en f5, el caba­
l:l. h4+ 36 c;t>e3 l:l. xd4 37 @ xd4 gxh6, con llo en e4, y tratar de alcanzar f6 ó h6 con el
tablas. rey. Sin embargo, todo eso no sería sufi­
35 g6 l:t d6 ciente para ganar.
188 ESTRATEGIA GANADORA EN El F INAL

11 ... .l:t e7 12 lLib4 .l:t eS 13 �g6 .ll b8 la torre les concede un contrajuego com­
14 l2Jd3 pensatorio.
Es difícil llegar al peón de h6, puesto 7 @n aS 8 �e2 eS! 9 a4 �d4!
que las negras no permiten al rey blanco Después de haber creado su peón pa­
llegar a f5. Todas sus esperanzas radican sado, las negras pueden fij ar las fuerzas
en la posibilidad de "una ayuda humanita­ blancas en la lucha en torno al mismo.
ria de Occidente". 10 �xd4 exd4 ll @el l:t a2 12 g4 c;Pt'8
14 ... @dS 15 @e2 @d4 16 @d2 f3? 13 f4 @e7 14 ltJ12 l:t al+ 15 �dl l:ta2 16
¡ Las negras no pueden seguir esperan­ h4 f6 17 hS @e6 18 l2Jd3 g6 19 hxg6 hxg6
do! 20 �e2 l:t c2 21 @dl l:t c3 22 @d2 g5
17 lLi el l:t b2+ 18 l2J c2 @ es 19 @ e3 Las negras lograron tranquilamente
l:!. b3+ 20 � d3 n c3 21 lLi e l n el 22 unas tablas.
l2Jxf3+
Las blancas ganaron poco después.
Beliavsky - Geller
Modificar la relación de material ( ob­ Erevan 1975
teniendo, por ejemplo, una posición con
torre y peones contra dos piezas menores)
es una posibilidad muy explotada a menu­
do por jugadores del más alto nivel.

Petrosian Tal-

Moscú 1964

.l/3

1 ... l:t b4!


Las negras tratan de ganar el peón de
a2, y las blancas se enfrentan a problemas
que están fuera de su control. Ahora, 2
lüd2 no da resultado, debido a 2 . l:t b2.
..

Por consiguiente, las blancas deben rele­


gar su alfil a un papel pasivo.
2 �d3 .l:t a4 3 .tbl gS!
l
•.. l2J xe 3 ! ? 2 � xb7 lLi xdl 3 l:!. x d l Una ventaj a de peón en un flanco sólo
.l:t ad8 4 lLic3 ll xdl+ 5 lLixdl l:t d8 6 .t f3 es real cuando el proceso de su explota­
.l:t d2 ción se pone en marcha.
Por las dos piezas, las negras no tienen 4 @ e2 'it> g7 s l2J d 2 rs 6 c;t> d 3 i::. f4
suficiente material, pero la activación de 7 @e2
DOS PIEZAS MENORES CONTRA TORRE 189

Después de 7 f3 l:t h4 8 h3 h5 y 9 . . . 5 ltJgS f6! 6 ltJe4


g4, surge una de bili dad para las blancas D e s p u é s de 6 lll x h 7 + @ f7 7 ltJ x f6
en g2. l:!. xc3 8 l:!. xc3 'it.ixf6, el peón de banda de­
7 . . l:t h4 8 h3 l:t a4
.
be decidir el desenlace del juego.
Se acordaron tablas.

Formanek - Mijalchishin
Hastings 1 985

315

6 ... fS 7 lD f6 l:!. a7! 8 ltJ xh7+ ll xh7


9 � b4+ ll cS! 10 � x cS+ bxcS 11 1:1. xcS
J:t a7 12 �c4 �xc4 13 J:!. xc4 a4
314 De nuevo se ha producido una trans­
formación de la ventaja. Esta vez, la parti­
1 .•. tD xb3! 2 1Wxe7! tD xel! 3 ¡f xt'8+ da pasa a un final de torres, con ventaj a
No hay ninguna otra c o s a para las posicional d e las negras.
blancas. 14 l:t c2 a3 15 J:!. a2 @ e7 16 @ fi @ d6
3 ..• 'if.i xt'8 4 l:t xcl .,txa2 TI @� @d IB 'it.i� @M U @a � w M
Las negras tienen una torre y dos peo­ e4 21 @ bl l:f. d7 22 @ c2 ll c7+ 23 @ bl
nes de flanco por dos piezas. Para ganar, @b3 24 J:t d2 J:!. h7
es suficiente con cambiar el alfil. Las blancas se rindieron.
190

11

Torre contra caballo y peón

La torre es algo más fuerte que el caballo, 1 ... lüd6 2 l:t c7 lüe4 3 l:l. a7 lüf6 4 'if;>g3
y se diría que con peones en un solo flan­ ll:lg4 5 @f4 lüf6 6 �eS ll:lg4+ 7 �e6 f4
co, el caballo, dada su capacidad de salto, No era bueno 7 . . . g5 8 � xf5 gxh4 9
podría competir con la pieza más fuerte. : a6+ rJ; g7 1 0 � g5 lei c3 1 1 : a2, y las
Sin embargo, la práctica demuestra que en blancas atacan los peones.
este tipo de posición el caballo es aún más 8 @r7 �h7 9 l:t aS! leie3 10 c;t>f6! @h6
débil que el alfil, en la lucha contra una to­ Las negras tampoco se salvaban con 10
rre. . . . lei f5 1 1 l:t xf5 ! gxf5 12 � xfS � g7 1 3
� xf4 �f6 14 g3 , con ventaja decisiva, ni
con 10 ... lü xg2 11 �g5 f3 12 l:l a2, seguido
Farago - Csom de 13 l:l. t2, ganando el peón de f3, y luego
Budapest 1984 los de g6 y h5.
11 l:l. a8 lü g4+ 12 @ r7 @ h7 13 l:t a7!
�h6 14 @f8!
Evitando 14 �g8 lüf6+ 1 5 @h8 g5 ! .
14 li) f6 15 : f1 lüg4 16 : g7!

Las negras se rindieron.

No necesitamos hablar de una gran ali­


neación de fuerzas, cuando miniaturas co­
mo éstas aportan brillantes ejemplos.

316

l � h3 !
Las b l an c a s se encuentran en un " pe­
queño Zugzwang" y están obligadas a sa­
car el rey .
TOR R E CONTRA CABALLO Y PEÓN 191

Romanishin - Rodríguez Hulak - Beliavsky


Moscú 1985 Bled 1 998

JIB

¿Es posible que un gran maestro pue­ La defensa en estas posiciones no es


da perder esta posición? Por lo que se vio fácil, y requiere, en primer lugar, un per­
en la partida, ¡sí, es posible! fecto entendimiento de las funciones que
1 . hS
•. deben cumplir las piezas. Las blancas, por
Más simple es 1 . . itl g7 y 2 . . itl f5 ,
. . consiguiente, deberían situar su caballo en
creando u n típico esquema de tablas. h3 y esperar al rey negro. En lugar de esto,
2 @e4 ll:l gS+ 3 @f4 itle6+ 4 @e3 ll:lgS deciden situar su caballo en g3, lo que re­
Ahora, sin embargo, después de 4 . . . sulta ser incorrecto.
itlg7 5 'ite4 itlfS 6 @f4 y 7 .J:I. a6+, debili­ 1 l1J e2 l:tal 2 ill g3 ..to> es 3 et> g2 :. a4
tando la casilla gS, por donde se infiltrará 4 f4+?
el rey blanco. Demasiado activo pero, como el lector
S h4 itle6? sabe, éste no es un final de torres, así que
Las negras pierden los nervios. Des­ las blancas deberían haber optado por 4
pués de la correcta 5 . 11Jf7 6 i¡;.f4 itlh6 7
.. 'Ot.> f3.
l:t a6+ @g7 8 @es itlg4+ 9 @e6 gS ! , sigue 4 ... 'itdS S 'itf3 f6! 6 gS?
siendo tablas. Pero ahora se alcanza un fi­ Al defenderse, debe procurar reducir­
nal de torre contra peón. se el material restante, de modo que era
6 @ e4 gS 7 .J:l. fS+ 'it g6 8 � es gxh4 9 mejor 6 h5.
@xe6 h3 10 @es h2 11 .J:l. Il 'it;igS U A hl 6 ... f5 7 h5 l:t a3 8 h6
@g4 13 l:t xhl h4 14 l:l. g2+ @f3 15 l:!. al Las blancas pretenden atacar el peón
Las negras se rindieron. de h7.
8 ... 'it c4 9 'ite2 .J:l. b3 10 itlhl
Tratando de erigir una barrera protec­
tora contra el rey negro.
10
... .l:l b2 11 �f3 � d3 u 11Jf2+ � d2
13 e4 l:t b3+ 14 @g2 fxe4 15 itlxe4+ @e3
16 11Jc5
1 92 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Después .de 16 tl:lf6 @xf4 17 tl:lxh7, las se encuentran en un mismo flanco, el ca­
negras juegan 17 ... l:l b8! , seguido de h8, y ballo es superior al alfil. Pero contra una
todos los peones blancos quedan ataca­ torre, el caballo resulta muy débil, ya que
dos. no puede eludir la persecución de una to­
16 l:l b4 17 c;!;ig3 J:l. xf4 18 lüd7 :. a+ rre móvil.
19 ct> g4 : m 20 tüf6 l:l gl+ 21 c;t.ih3 ..tia
·-

Las blancas se rindieron.


Por cierto que Vidmar perdió este mis­ Beliavsky Short
-

mo final clásico contra Alekhine. Linares 1995

Salov Kamsky
-

Buenos Aires 1994

120

1 J:l. c3!
Es inferior 1 @e3 g5 ! , con la amenaza
... f5-f4+.
1 ... e4 2 b6 d2
1 .- tüh7! Forzado.
Correcto traslado del caballo a g6 para 3 @e2 ext3+ 4 l:l xt3 @ c6
defender el peón de h4 y atacar el peón S i 4 ... lüe4, entonces 5 l:l b3 ! .
blanco de e5. 5 l:l xf5 tüe4 6 l:t e5! lü xg3+ 7 'ii;l xd2 g5
2 'iltih3 Después de 7 ... ct> xb6 8 @e3 g5 9 hxgS
Después de 2 g5 tü xgS 3 J:l. xh4, ¡el ca­ hxg5 10 J:l. xg5 tüfl+, las blancas juegan 11
ballo, de todos modos, regresa a h7 ! <it;>d3, seguido de J:l. g2 y c;!;>e2.
2 ... tüf8 3 l:l e4 lübo6 4 g5 @g8 5 �g4 8 hxg5 hxg5 9 @ d3 g4
@h7 6 �t3 � g7 7 @ e3 c;tif8 8 @ d4 @ e7 A 9 ... @xb6, de nuevo sigue 10 .l:t xgS
9 <it> c5 @ d7 10 <it;> b6 @ e7 11 @ c6 q¡, rs tüfl 1 1 :. g2.
12 @ d6 <it> g7 13 J:l. e2 'ilti f8 14 :. n @ g8 10 J:l. e6+ @ b7 11 c;P c4 tl:l f5 12 .l:t f6
15 l:tf6 'ilti g7 lüe3+ 13 <it;>c5
Las blancas no pueden romper la de­ Las negras se rindi eron.
fensa contraria y , por tanto, es tablas.

Es sabido que cuando todos los peones


TORRE CONTRA CABALLO Y PEÓN 193

Beliavsky - Kupreichik Una de las contadas posiciones en las


Budva 1 995 que, con los mismos peones, el caballo
puede defender su posición contra una to­
rre.
1 .- � hS 2 l:!. a4
Si 2 l h6, podía seguir 2 ... lll fS , mien­
tras que si 2 �h3 lll e 4 3 J:!. aS+ gS 4 g4+
fxg3 5 l:. e5 lll d 6! 6 hxg5 lll f7, con tablas.
2 �g4 3 �gl f.iJfS 4 <itf2 lll g3!
·-

No, por supuesto, 4 ... f.iJxh4? , debido a


S g3 ! .
s l:. b4
Si 5 .J:. a6, entonces 5 ... g5 ! 6 hxgS f.iJe4
y 7 ... f.iJgS, con posición de tablas.
S -. lll f5 6 l:. e4 g5 7 hxgS @ xgS 8 .l:l eS
�g4 9 l:. e8 lll h4
1 - �e6? También era posible 9 ... lll d4.
Pese al sufrimiento que conlleva, las 10 l:. g8+ @ fS 11 @ e2 lll g6! 12 c;t;> d3
negras deberían optar por 1 ... lll xe3 2 lll eS+ 13 � d4 f3!
.l:l bS �f6 3 'it>g3 <;tg6 4 : es, o bien 3 ... ¡Tablas!
lll fl+ 4 @f2 lll h2 5 l:l. fS ! , seguido de 6
'it>f2 y 7 @g3.
2 A b3 @ dS 3 l:. b S + @ c6 4 .l:l x gS Stein - Bobotsov
lll xe3 S � g3 lll dS 6 .J:. fS e3 7 @ f3 @ d6 Moscú 1967
8 l:. f8 @ es 9 .J:. a8 � e6 10 A aS ? @ d6

• • • •
11 g5 f.iJe7 12 .J:. a6+
Las negras se rindieron.

. ... . . .
Suba - Chiburdanidze ... . . . .
Dortmund 1983
• • • •
8 B B l:t. lj B
• • • •
D B m B
• • • • 323

1 -. �fS 2 l:. d4 bS 3 axbS axbS 4 l:. dS


@e4!
¡ Actividad a cualquier precio!
S l:. xbS lll d3+ 6 @ e2 f3+ 7 @ d2 f2 8
'it>e2 �d4 9 J:!. b8 @c4 10 @n @d4 ll :. b7
194 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

En caso de 11 b4 �c4 12 bS c;t>cS 13 b6 j orar su posición. Rashkovsky, en reali­


lüb4, las negras resisten. dad, permite el segundo argumento que,
11 .- c;t;>c4 12 @e2 'it>d4 13 l:t d7+ c;t;>e4! en esencia, consiste en pasar el turno al
Jugada única, pero suficiente. oponente.
14 ll b7 @d4 11 ... J:[ a2+ ! 12 @ e3 l:!. a3+ 13 <;ti d4
Tablas. l:l a6 14 i;t>e3 �g3 15 tt:\f4 l: a3+ 16 tt:\d3
J:[ b3 17 @e2 l: b8! 18 @e3 l: e8 19 lüf2 f5
20 lühl+ @h2! 21 lüf2 @g2 22 c¡f¡>f4 @xf2
A. Petrosian - Rashkovsky 23 exf5 l:U8!
Minsk 1976 Aquí está el último argumento, tenien­
do presente que el final ha asumido el ca­
rácter de un estudio compuesto.
24 �g5 @e3
Si 24 @eS, el rey negro habría penetra­
do por el otro lado, 24 ... �g3.
25 f6 @e4
Las blancas se rindieron.

Chernin - Georgiev
Dortmund 1991

¿Tiene fundamento que las negras jue­


guen a ganar? A esta pregunta, el gran
maestro con esas piezas contestó afirmati­
vamente, y se dispuso a atacar los peones
blancos. Siguió:
1 .- .:t d3 2 e4 l:la3 3 c;t;>a l:!. h3!
Las negras invitan a su oponente a en­
tregar el peón g. Su argumento parece ra­
dicar en la l í n e a 4 @ g2 l:!. h4 5 lLi e 3
: xg4-,- ! 6 lü xg4 @ xg4, y las negras ganan. 325

El gran maestro de Erevan (A. Petrosian)


acepta la evidencia y trata de organizar La defensa, aun con juego en un solo
una defensa con el mismo número de peo­ flanco y peón extra, no es fácil. En estas si­
nes. tuaciones, lo más desagradable es la ame­
4 ;!; e 2 J:l g3 5 'it>f2 l:Z. xg4 6 @f3 l:!. h4 naza del Zugzwang.
7 @ e3 .:t h3 + 8 � d4 J:t a3 9 @ c4 l: a6 1 l: e8! tt:lb2!?
10 @ d3 @ g4 11 @e2 O bien 1 . .. @d6 2 l:t g8 tt:\eS 3 @e4 gS
A 1 1 . . . c;P g3 existe la réplica 12 @e3, y 4 @ fS, ganando fácilmente.
no es e\"idente que las negras puedan me- 2 J:l d8+ @e6 3 J:l d4
TO RRE CONTRA CABALLO Y PEÓN 195

Ahora, la idea de las blancas es captu­ 4 c4 g6 S h4 @g7 6 tLlg4 hS 7 l.üe3 l:l hl!
rar al caballo fugitivo. El rey blanco está atado al peón de h4,
3 ,.Pf6 4 c;Pe4 hS
_ y su colega negro se dispone a iniciar su
Después de 4 ... c;Pe6, las blancas ganan "excursión".
con 5 l:I. b4 l.ü dl 6 : b6+ @ f7 7 l:I. b3 ! 8 tLldS 'iti>f7 9 tLle3 @e6 10 @f4
tLifl+ 8 c;Pe5 c;t.g7 9 l:l. f3 l.ühl 10 �f4 g5+ Las ensayan su última posibilidad.
11 'iti>g4 �g6 12 J:fl h5+ 13 c;Pf3, y el ca­ 10 - l: xh4+ 11 g4
ballo está cazado. O bien 1 1 � g5 l:I. e4 12 tLl dS : xc4,
s we3! c;PeS con ventaja decisiva.
O bien 5 ... gS 6 c;t. e2, seguido de 7 11 ... J:l. hl 12 gxhS l:l. xhS 13 @g4 WeS
l:l b4. 14 c5 @e6
6 h4! gS 7 hxgS h4 8 A xh4 Las blancas se rindieron.
Las negras se rindieron, debido a 8 .
tLldl + 9 �d2 tLlfl 10 g6 c;t.f6 1 1 : f4.
..

A continuación veremos dos posicio­


nes muy similares, con una pequeña dife­
El Zugzwang también j uega un papel rencia: el peón blanco.
importante en el ejemplo siguiente. Si el
peón de ventaj a se encuentra en el otro
flanco, normalmente se pierde en pocas Sokolov Jalifman
-

jugadas. Minsk 1986

Adorján - Morozevich • • • •
Alushta 1994 • • • •
• • 111.1\•
• • • • • • • •
. . � . • • •
• • • • • • • =
• • • • • • • o
• • • • • • • a
• o . =
327

• • 80 Las negras jugaron . ..

• • ••• 326
1 ... 'it;i gS
. . . tratando de activar su rey. La partida
continuó así:
t ... l:l. dl! 2 tLlg6+ @h7 3 1.üeS : m 2 'it;if3 @fS 3 l:l. al Wg5 4 J:l. aS+ 1.üeS+
U n "pequeño Zugzwang". La s blancas S 'it;i e4 'it;ih4
deben permitir que el rey negro se libere, Las negras intentan un contraataque
o bien tendrán que empezar a mover peo­ sobre el peón blanco, pero no tienen tiem­
nes. po suficiente.
196 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

6 ct>f5 c¡f¡> h3 7 l:t a2 liJd7 8 ... l:i:J eS 9 l:l a8 liJ g6+ 10 @ f7 liJ f4
7 . . . l¡J f3 no da resultado, debido a 8 11 l:!. a3 f5 U l:l c3 l:i:Jxh3!
l:l a3 ! 'it>g2 9 : xf3 'il;i xf3 10 h4, con venta­ Las negras han calculado con mucha
ja decisiva. exactitud este conocido final.
8 l:l a7 13 l:l xh3 @ g4 14 l:l h6 f4 15 l:!. g6+
Las negras se rindieron. c;t> h3 16 l:!. f6 ..t g3 17 c;ti e6 f3 18 ..t es f2
19 c;t> e4 @g2
Tablas.
Dojoian - Shirov
Klaipeda 1988
Como ya hemos dicho, un caballo es,
por lo general, más útil que un alfil, cuan­
do todos los peones se encuentran en un
mismo flanco. Pero contra la torre siem­
pre tiene dificultades.

Horváth - Sherzer
Bmo 1 993

328

La partida siguió así:


1 c;t> e4?1
No es el modo más preciso para ganar.
Lo más directo sería 1 <iftf4 liJg6+ 2 c;it e4
@g5 3 l:l g7 c;t>h6 4 l:l a7 c;t>gS 5 l:!. a3 liJe5 6
l:l g3+ �h4 7 c¡f¡>f4 liJc6 8 l:t c3 lll e7 9 l:l d3
@hS 10 l:!. d7 .
1 - 'oth4 2 .:l. h8+ @gS 3 coPdS? 329

Este traslado de rey no es correcto. El


rey debe situarse junto a su propio peón, y 1 @g3 'il;ie6 2 l:!. a3 gS
entonces las blancas tendrán serias posibi­ Las negras deben construir algún tipo
lidades de ganar. de muro para contener al rey blanco, pero
3 l¡Jf3 4 �e6
-- lo cierto es que no puede hacerse.
Seguía siendo posible retroceder hacia 3 l hS 'it>f7 4 @f3 @ g6 5 'iit e3 l:i:J hS
el peón. 6 l:!. a6+ @g7 7 @e4 liJf4 8 c;t>f3
4 l:i:J eS 5 � dS l:i:J f3 6 c;t> d6 l:i:J eS
••• Otra buena posibilidad era 8 l:l a2 � f6
7 @e6 l¡Jf3 8 @ e7 9 h4 liJg6 10 hS l:i:Jf4 1 1 g4 y, tras un jaque,
Decididamente, las blancas no tienen el rey obtiene la muy importante casilla fS .
la menor intención de regresar j unto a su 8 .•. l:i:J hS 9 <ift g4 l:i:J f4 10 g3 l:i:J e2 ll
peón h. l:l. e6
TOR RE CONTRA CABALLO Y PEÓN 1 97

Otro método sería 1 1 l:t. d6, 12 l:r. d2 y 13 @h4 @f6 14 J:l a3 lll g6+ lS c¡f¡¡ h5 /ü f4
13 c¡f¡¡ b 5. 16 @h4
U ••• /üd4 U :Z. e4 /übS 13 �hS /üd6 Nada se consigue con 16 � h6 lll d5 , se­
14 .J:r. e7+ guido del avance del peón f.
Las negras se rindieron. 16 lll g6 17 � g3 es 18 h4 lll f4
19 l:r. a6+ @ g7 20 @f3 @ f7 21 : as @ f6
•••

Un maestro internacional argentino 22 l: a6+ @f7


conduj o el bando de la torre en los dos Tablas.
instructivos ( ¡ incluso diría asombrosos ! )
finales que siguen contra grandes maes­
tros. Zaichik Sorín
-

Erevan 1996

Sorín - Altennan

••••••••
Erevan 1996

•• . 1:i•m!
• • e�•
• • • •

• • • • ••
• 331

Por la calidad las blancas tienen tres


330 peones unidos, en u n a posición fácil­
mente ganada. Por ejemplo: 1 /üg6 : a6
Las blancas amenazaban con j ugar 2 f5 : b6 3 f6+ ! : xf6 4 h6+ @ f7 5 h 7
.J:r. g5-g3-c3 y, tras capturar el peón de b2, :Z. x g 6 + 6 � h5 A g8 7 h x g 8 1i' + @ x g8
ganar el conocido final de torre contra ca­ 8 � g6.
ballo, con tres peones en un mismo flanco. Pero Z aichik no vio este plan y eligió
Pero Alterman encuentra una forma ele­ otro.
gante de salvar la partida. 1 @ fS l: f6+ 2 @ e4 l:r. a6 3 gS .J:r. al 4
1 - 'üe3+! 2 �xb2 /üd5 3 @c2 @fS
Si 3 g3?, entonces 3 ... /üf6, y l a torre No era malo 4 f5 :Z. a4+ 5 @ f3 : a3+
está en una trampa, después de 4 ... h6. 6 @ f4 l:ta4+ 7 @ g3 :Z. a3+ 8 � h4 .J:r. a4+
3 /ü xf4 4 � d2 @ f6 S : g8 @ f7 9 /ü g4 , y no hay defensa contra f5 -f6+
6 .J:r. g3 h5 !
•••

y g5-g6.
¡La actividad primero! 4 ••• .J:r. a2 5 g6 @h6!
7 @ e3 h4 8 .J:r. f3 lll x g2 9 @ f2 h3 La amenaza era 6 � gS , seguido de 7
10 Wg3 lll e l 11 l:r. c3 lll g2 U @ xh3 /üf4+ h5-h6.
1 98 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

6 lt:ld7 nían buena compensación por la calidad,


6 lt:lg4 llevaba prácticamente a lo mis­ pero debían construir rápidamente una
mo. fortaleza para su rey.
6••• l: a5 + 7 � f6 .J: a6+ 8 @ f7 l:l a7
9 @e7 n a5 10 liJeS
Mejor era, realmente, 10 liJf6, prepa­ Martinovic Mijalchishin
-

rando el regreso del rey. !galo 1994


10 . . .1: a 7 + 11 'it> f6 : a6+ 12 @ f7
.

l:l a7+ 13 'it> f6 l:l a6+ 14 @f5 @ xhS 15 g7


.l:!. a8 16 liJg4
No sirve de nada 16 @f6 @h6.
16 l:!. a5+!
••

Ahora, la principal tarea de las negras


es mantener al rey lo más lejos posible del
peón de f4.
17 @ e4 l: a4+ 18 'it>d3 .l:t a3+ 19 @e2
: a2+ 20 'it>f3
Si el rey blanco se dirige hacia la torre,
entonces, en el momento oportuno sigue
. . l h8, liJ f6 @ g6 , g8 'it' , l:!. xg8, lL\ xg8,
. ,

@f5, y tablas.
20 . .1: a3+ 21 lt:le3 .l:t a8 22 lt:lf5 @g6
.. l bS?
23 g8'it'+ l:l xg8 24 liJ e7+ @f7 25 lt:l xgS Las blancas no hubieran podido conse­
@xg8 26 'it>e4 guir nada después de 1 @fl ! .l: xb4 2 c;t;ig2.
1 .. @dS 2 lt:lf5 �e4 3 lt:ld6+
.

Tampoco se salvaban ya con 3 liJ e3,


por 3 .. r;t> f3 .
.

3 @13 4 i;t.dl
•••

En caso de 4 lt:le8 l.1 bl + 5 'it>d2 l:l xb5


6 liJxf6, con 6 ... h5 (con idea de 7 ... .l:t fS),
las negras tendrían ventaj a decisiva.
4 ... l: xf2
4 . 'it> xf2? 5 liJ e4+ @ f3 es un error,
..

debido a 6 liJxf6 l:l xbS 7 liJ xh7.


s @el
El resultado no c a m b i a con 5 lt:l e 8
332 @ xg3.
s . l:t a2!. 6 b6
..

26 ... @ts! O bien 6 liJe8 fS 7 liJf6 h6.


Una jugada muy precisa. ¡Tablas ! 6 -· n as 7 r;t>c2 l:l b8 8 b7 c;t;> xg3 9 @d3
@ xh4 10 @ e4 @g4 11 @dS hS
En la posición que sigue, las blancas te- Las blancas se rindieron.
199

12

Finales de damas

En los finales de damas los principios que Siguió:


rigen son algo diferentes de otros finales. l g6+! @ g7
Más concretamente, aunque la ventaja ma­ Si 1 ... @ xg6 , entonces 2 'ii'g5+, con j a­
terial (por ejemplo, un peón) es, natural­ que perpetuo, o bien 1 ... fxg6 2 'it'e7+, con
mente, muy importante, lo es mucho más idéntico resultado.
la existencia de un peón pasado. Así, pue­ 2 gxf7 'ire2+ 3 @cl @ xf7 4 bS!
den establecerse los factores esenciales de Las blancas deben explotar su baza ( ¡ el
acuerdo al siguiente orden prioritario: peón pasado ! ) al máximo. En este caso, el
peón h está listo para ser cambiado por el
(a) Peones pasados
de bS.
(b) Actividad del rey
4 'it'c4+ 5 @d2!
·-

(c) Actividad de la dama


Es inferior 5 @bl b4, y tras el avance
( d) Explotación combinada de diver­
del peón b, el rey blanco estará amenaza­
sos factores
do de mate. Las blancas no temen la tran­
sición a un final de peones.
Con peones pasados 5 'it'c6 6 1i'h8!

Las blancas quieren avanzar más el


Mijalchishin Gufeld
-
peón h.
Nikolaev 1981
6 'it'd5+ 7 @ cl 1!6'c4+ 8 @b2 1t' d4+
•.•

9 @b3!
S aliendo al paso del peón enemigo a
medio camino.
9
••• 'iV a4+ 10 � b2 'fi' b4+ 11 � a2
'it' d2+ 12 @ b3 'ti' d3+ 13 @ b4 'ii' d4+
14 @a5 'it'a4+ 15 @b6
El rey blanco ha pasado a campo aje­
no, y las negras· deben reconciliarse con
unas tablas.

JJ4
200 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Edward Lasker Marshall


- Taimanov - Gligoric
Nueva York 1 923 Santa Fe 1 960

Tenemos aquí una difícil lucha, con un 1 1i'd3!


peón pasado que espera coronar, pero al Defendiéndose contra ... 'fi'c2+, y pre­
que su rey no podrá servirle de ayuda. parando el avance a4. Las negras, por tan­
1 - We2 2 'it'cl g5!? to, se deciden a sacrificar un peón, con ob­
Tratando d e crear contrajuego. Sin j eto de activar sus fuerzas.
embargo, era preferible 2 ... 1We5, con idea 1 -. @f6 2 'irxd5 'irc2+ 3 �h3 1!i'c1
de trasladar el rey al flanco de dama, cam­ Las posibilidades de las negras de sal­
biando los peones de h7 y g6 por el de a5 . var la partida radicaban en 3 ... 1!i't2! 3 f4
3 a5 f4 4 'if fl 1! h 2 5 jf b S ! ct> g6 'iVfl + 4 1!Vg2 'fi'dl .
6 'irb6+ 'it h5 7 a6 g4 8 a7 g3 9 fxg3 fxg3 4 'i!fd4+! @e6
10 'fi'cS+ 'it;>g6 11 1!Vd6+ @f7 12 1i'f4+ � e6 No era posible 4 . . . 'it;> f7 , debido a 5
13 1i'e3+ 'it;>d7 14 'itfl! 1i'a6+ 15 @el ct>c8 'ii' f4+, ni tampoco 4 ... W g5, a causa de 5
16 'irxg3 'f6xa7 17 Wg8+ <tib7 18 1i'xh7+, 'fi'e5+.
seguido de 19 'fi'xa7, con ventaja decisiva 5 ,.e4+ @d7 6 'it;>h4 'fi'd2 7 1!t'e5!
de las blancas. No servía 7 • x g6 ? , en vista de 7 . ..

'fi'h2+ ! . Es importante activar e l rey por la


casilla g5.
7 ·- 'ft'a2 8 @gS ..f2
No era bueno 8 . •n. por 9 fi'f6 ! .
9 'fi'f4 1i'b6 10 'fi'f7+ @ c8 1 1 'i!f xg6
..

Las negras pueden rendirse, ya que 1 1


. . . 'fi'e3+ 1 2 @ xh5 'fi'xt3+ n o sirve, debido
a 13 'i!f g4+ .
FINALES D E DAMAS 201

Actividad (aproximación) del rey Mijalchishin - Nestorovich


Budva 1994
Es éste uno de los factores más importan­

. . .. .
tes en los finales de damas.

. . .,.
• • •••
Ribli - Hertneck
Dortmund 1986
• •-
¡v • • •
- -
��-
a � •
� n
·
• • • • • u.

.• • • 11 .t. • • • e
. . .,. • • D.<et>•
• •'iY• .t. • • • • • 338

• •� -•n •n •
• -
• • u u
1 Mo @e7?
En los finales de damas, el rey debe ser
- ·
• ��"@"
- u u ser ultraseguro y ultraactivo. Aquí era me­

• • • • 337
jor 1 ... ._,a3 ! , cortando al rey blanco.
2 e5 'fi'b6
Si 2 . . 'if a3, entonces 3 'ti d6+ 'i1í> e8
.

l h3 h5 4 e6, con ventaja decisiva.


De otro modo, las blancas jugarán g3- 3 @ f3 -. c7 4 � f4 'ii' b 6 5 @ g5 @ es
g4, obteniendo posibilidades reales de vic­ 6 @h6!
toria. Las negras se rindieron.
2 'it'd7+ 'it>f6 3 'i!V e8 'ii'a6?
La única defensa era 3 ... @g7 4 'ir'e7+
@h8 5 ti'f8 @h7 6 'tii'fl+ @ h6 7 'ffg8 'ii'b2 , Rittner - Bernstein
y las blancas deben regresar al plan con Correspondencia 1968
g3-g4, creando un peón e pasado.
4 "it'f8+ @e6 5 @f3!
De pronto, ha surgido la idea de pe­ • • • •
netrar en el flanco de rey con el monar­
•• • • • •
•• •••••
ca blanco. Algo, por otra parte, muy tí­
pico.
5 ... 'i!fa4 6 'i!r'g8 @ f6 7 'i!r'd8+ @ e6 8 •

• ·���
• -� n
u.
'i!fd4!
Las negras se rindieron, dado que no �• • e •
hay defensa contra @f4-g5 . Por ejemplo: 8 ·�· . .
... tr°a2 9 'i!r'g7, o bien 8 ... 'ii' c2 9 e4! .
� �-
� ·
-
. � ·
·
. �

• • • • 339
202 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

1 @ c3 ! 'i!i'cS+ 2 'ii' c4 'i!fe3+ 3 @ b4 Posición activa de la dama


'iVd2+ 4 @cS �as+ s @d4 'ii'd2+ 6@es
'iVdS 7 'i!f d4 'i!i'hS+ 8@e4 'i!fhl+ 9 @d3 Cuando la dama ocupa una posición acti­
'i'f3 + 10@ d 2 'ii' g 2+ 11 @el 't'fn+ 12 va, eso le permite al rey ser utilizado en la
@b2 'ti'bS13 'it'dS lucha contra los peones enemigos.
Las negras se rindieron.

Gufeld - Minev
Hoi Mijalchishin
-
Sofía 1967
Budapest 1989

340

La dama blanca ocupa una casilla ópti­


El rey normalmente se acerca a su pro­ ma y domina toda la posición, atacando to­
pio peón, pero muy a menudo también se das las debilidades contrarias. Las blancas
dirige hacia el rey enemigo, con el fin de sólo necesitan incorporar su rey a la acción.
crear amenazas de mate. 1 @n fS 2 h4 "f!lc7 3 @e2 �b6 4 'ii't7+
1 'i!ff8+ @g6 2 'it'g8+ @fS 3 'iVh7+ @es @h6 S b3 'it'd6 6 �c4 @h7 7 @el �b6
4 'ii'e7+ @d4 5 'it'd8+ @e3 6 �e7+ @f2 8 'ii' bS 'ir' c7 9 @ d 2 'fi' eS 10@ c2 � a l
7 'ii'a7+@n 8 'ii'gl+ 1 1 'ii'xcS "f!ia2+ 1 2 @c3 'fi'xf2 1 3 'ii'c7+
Como consecuencia del acercamiento @g814 @d4 �b2+
del rey negro, las blancas han tenido que S i 14 . . �d2 +, entonces 15 @ e5
.

dejar mal situada a su dama. �xe3 + 16 �f6, con invasión decisiva.


8 @e2 9 'it'd4 c2 10 'it'g4 @d3 11
..• 15 'ii'c3 �f2 16 'fi'xa5 'iVxg3 17 'i!fdS+
�g3+ @d2 12 'i.Vf4+@c3 13 'it'cl 'it'd6+ @h7 18 as �el 19 �b6 f4 20 'ftlc7 @g8
14@h3 �d3+ 15 g3 'it'd7+ 16 g4 �d4! 21 a6! 'ii'd2+
La dama negra está inmejorablemente D espués de 21 . �xe3+ 22 @e5, un
..

centralizada. No hay amenaza de jaque per­ peón pasado avanzado es más rápido que
petuo, y la marcha del peón a es decisiva. dos.
17 @g3 't'*'eS+ 18 @h3 aS ! 19 a4 @b3 22@eS �b2+ 23@e6 �xb3+ 24 @f6
20@g2 'i!i'b2 21 �e3+@a2 'iS'b2+ 2s �es
Las blancas se rindieron. Las negras se rindieron.
FINALES DE DAMAS 203

¿Qué bando está mejor en la posición Keres - Aronin


del diagrama 433? ¿El que tiene el peón Moscú 1951
más avanzado o el que puede avanzarlo
más? Pronto lo veremos.

Marshall - Alekhine
Bradley Beach 1929

. - . �-
p • • •
- -
-.•
a B. B'it'll
. -�· .
• • • • 1 @e6?
• • • •
•••

Es mejor 1 ... h5 ó 1 ... e4, tratando de


• • n n explotar de algún modo su mayoría de
peones en el flanco de rey.
. -�-�- 342 2 g3 'ii' d l+ 3 @g2 'ii' d7 4 h4 'ikb7+
s @h2 'ikd7 6 Wl'8 ! hS ?
1 ¡,a6+2 @g2 'ii'd6
••• Un error decisivo. Lo correcto es 5 ...
En primera instancia, las negras blo­ f5, para seguir avanzando los peones cen­
quean el peón contrario. trales.
3 'ii'd4 c;f;>g8 4 'ii'c4 @f7 7 'it'g8+@fS 8 cS ..d4 9 'ii'c8+! @e4
Resulta que el peón blanco de d5 pue­ 10@g2 @d3 11 'ii'a6+@d212 'ii'd6
de ser atacado por el rey. Tampoco es mala 12 1!i'xf6.
5 \WbS 'ii' d 8 6 f4 'fkc7 7 @f31!t'c3+ 12 "" <it;>e2 13 'it'xd4 exd4 14 c6 d315 c7
8 c;f;>g4 d2 16 c81!f dl'it' 17 ¡ve6+@d3 18 'ii'd7+
Está claro que no sirve 8 @e4, por 8 ... @e219 'it'e7+@d3 201i'xa7
'ii'b4+!, y con los peones en esta forma­ Las blancas ganaron fácilmente.
ción normalmente deben ganar las negras.
8 @e7 9 'it'b6 hS+! 10 <t>xbS 'it'h3+
•••

11 �gS 'ikg2+12 �fS 'it'xdS+13 @g6


'it'd6+! 14 'ifxd6 @xd615 f5 a4 16 @xg7
a3
Las negras ganaron.
204 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Romanovsky Stahlberg
- Explotación combinada de
Moscú 1935 diversos factores

Ballon - Mijalchishin
Berna 1995

11Vd5!
Después d e esta centralización, las 345

blancas amenazan con llevar su rey a e4.


Por consiguiente, las negras deben darse Las negras tienen un peón pasado pro­
prisa con su contraataque. tegido, además de una estructura de peo­
1 'iVb2 + 2 @e3 'ircl+ 3 @e4 'Wel+
••• nes muy superior.
4 ..tirs Wxg3 5 'ikxcS+ ct>g8 6 1i'c4+ @h8 1._ 'ii'fS! 2 @gl 'iVd3!
7'itg4! Especulando con una posible transi­
Con la amenaza de cambiar, las blan­ ción a un final de peones, las negras ame­
cas obtienen la casilla g6 para su rey. nazan con avanzar su peón pasado.
7 'itel 8 <;f;>g6 ! 1Vc1 9 'ii'd7 'ii' g l+
.•• 3 1i'f4 c3 4 'Wg4!
10 @f7'1fth7 ll "ti'f5+ g6 12 'ird7 Las blancas quieren encerrar en una
Las negras se rindieron. jaula al rey negro, pero éste se mete con
gusto dentro de ella.
4 fS! 5 'i!l'hS + @e6 6 'ih8+ @dS
•••

7 'i!VeS+ @c4 8 dS c2 9 'Wf4+ @b3 10 @h2


'Wc4
Las blancas se rindieron.
FINALES DE DAMAS 205

Botvinnik - Donner Korolev Palm


-

Noordwijk 1965 Correspondencia 1980

Las negras tienen mejor estructura de Gracias a su avanzado peón pasado e y


peones y, por tanto, la única posibilidad a la fuerte posición de su dama en d6, las
de las blancas radica en crear un peón a blancas tienen una ligera ventaja.
pasado, que sea más rápido que el peón h 1... 'i!fb2?!
enemigo. A 1 ... g5 habría seguido 2 't!t'd3 'it;>f6 3
11!t'd7+ @g8 211Vc8+ <J;ih7 3 't!i'xa6 'ii'd4+ @fl 4 'it;>h2 'ifc7 5@gl, con una li­
1i'g5+ 4@n 1!Vxh5 5 'i!Vd3+! <itg8 gera ventaja. Era más fuerte 1 .. 'ti'e4!,
.

Una trampa: después de 5 ... 'i!t'g6? 6 centralizando la dama, con más posibilida­
¡fe4!, y el final de peones está ganado pa­ des de hacer tablas.
ra las blancas. 2 c5 e5
6 a4 'it'hl+ 7 'it;le2 h5 8 'ifdS+ @h8 Caso de 2 .. 'irxa3, la lucha habría con­
.

9 'ti'dl! tinuado con 3 11ic7+ �f6 4 c6 'fiel+ 5


Típico. Especulando con la transición @h2e5 61!6'd6, alcanzándose una posición
a un final de peones, las blancas obligan a que se produce en la partida.
retroceder a la dama contraria. 3 'ffc7+@e6 4 'i!t'd6+ �f75 c6
9 'ifh2 ?
__ El peón está ya en c6 y no parece que
Es mejor 9 .. 'ii'h4, aunque incluso en
. haya jaque perpetuo.
este caso la posición blanca es preferible. 5 'irc l+ 6 @h2 'ir f4+ 7 @gl 'it'e3+
•••

10b4 h411 'i!t'Il! 8 @n 'il'f4+ 9 @e2 'ii'e4+ 10 'iti>d2


¡La dama está atrapada! El rey atravesará audazmente las lí­
11 -. g5 U a5 bxaS 13 bxa5 g4 14 a6 neas enemigas, pues el peón no tiene im­
Las negras se rindieron. portancia.
10 11V f4 + 11 c;f;ic2 'it'e4+ 12 @ b2!
•••

'fi'xg2+ 13 c;;, c3 'fi'a2 14 'ird7+ �f615c7


Las blancas han logrado su objetivo: si­
tuar un peón en c7. Ahora tienen que pro­
teger a su rey de los jaques.
206 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

lS •••'t!Vxa3+ 16 <t>c4 ¡vcl+ 17@b4 311i'h611i'dl+ 4 @ a2 'ii'd S+ s @al as


'6'el+ 18 c;f;>c5 'ti'aS+ 19 c;f;> c4 6 'ii' h7 'i!Vd4 7 'i!i'h6 11i'd l+ 8 @a2 'i!VdS+
No era posible, por supuesto, 19 c;t>c6?, 9 c;Pal bS
debido a 19 . .. 'it'bS+, con jaque perpetuo. Amenazando con un ataque de mate,
19 ••• 't!V a2+ 20@b4 11Vb2+ 21 @ as después de ...b5-b4-b3.
"iV a3 + 22 c;t> b6 'ir e3+ 23 c;t b7 ._,b3 + 10h4 gxh4ll g5 b412 axb4 axb413 b3
24 @ c8 'in>4 2 5 'it'dS Después de 13 g6 b3! 14 't!le3+ c;t>g4 15
Las negras se rindieron, dado que el 'it'gl+ c;f;>h5!, las negras ganan.
peón de c7 inevitablemente se convertirá 13_ •es+ 14 'it>a2 1i'e2+ 15 @bl 't!Ve3
en dama. Las blancas se rindieron.

Karpov- Tmiman Yusupov - Gerusel


Buenos Aires 1980 Moscú 1981

• • .. .. ..� • •

. ... . .. .. .. .. •••
. . ... . E �
.t.B'iV• .. ..

� �
• B'ifB • . ... . ..�� ..
• • -�· e • � • ..
e • .. -� .. • •��
D. .. .. •

.. 11 • ..

. �
m • .. .. 348 � .. .. ..
.. � .149

Las blancas tienen problemas, puesto A pesar del equilibrio material, las
que el rey negro está en juego, mientras negras tienen problemas, relacionados
que el suyo está situado muy lejos de la ac­ con la excelente posición de dama y rey
ción. blancos.
l - b6 2 1fh7 1 'it'e6+ @ t'8 2 c;t>g6 'it'g2+ 3 'iVg4 ...a2?
Si las blancas hubiesen sacrificado un Lo correcto era 3 ... 'irb2 4 'iff5+ cl;e7
peón para crear un peón pasado, con 2 h4, 5 'it'cS+ @e6 6 Wc6+ @e7 7 'i!Ve4+ @d6
entonces Timman indicó la variante 2 ... 8 f4, y de todos modos las blancas tienen
gxh4 3 g5 h3 4 g6 h2 5 'ire3+ 1!VO 6 Wg5+ un peligroso peón pasado.
@t"2 7 'ird2+ 1i'e2 8 'iff4+ @g2 9 1ig5+ 4 'it'c8+ @e7 S 'il'c7+ @e8 6@f6!
@h3! 10 'it'h6+ 'it>g4 11 g7 'ti'dl+ 12 c;f;>a2 Una fantástica dominación por parte
'ird5+ 13 b3 'irg2+, seguido de 14 ... hl 'ir. de las piezas blancas, que conduce a un fi­
2 'tifd4
••. nal de peones ganado.
El cambio del peón de a7 por el de h3 6 Wb2 7Wes
••.

favorece a las negras. Las negras se rindieron.


FINALES DE DAMAS 207

Marosi - Yudasin Mijalchishin - Cv etkovic


Budapest 1982 Tmava 1988

351

1-1t'd5!
Esta centralización es mejor que jugar A veces hay que optar por un método
simplemente a eliminar los peones blancos. complicado para conseguir crear un peón
2 'it' e8+ �h7 3 Wb8 'ird7 libre.
Las negras no deberían concederle po­ l h6! 'ii'c4+
sibilidades a su oponente, de modo que Si 1 ... 'tlt'x h6, 2 't!V c8+ y 3 1Wxc6, con
era mejor 3 ... Wxf5 4 'it'xa7 'irbl+ 5 c;tg2 posición ganadora.
'irx b2 6 'flxfl. 2 @B 'ii'xa6 3 eS! 'ft'a3+ 4 �g2 'iVxb4
41!t'f41t'c6 5 g4 5 exf6 gxh6 6 'ir c8+ c;th7 71i'd7+ �g6
La única posibilidad de las blancas de 81i'g7+ c;thS 9 f7'ife4+
modificar el curso de la lucha es abrir la
posición hacia el rey enemigo.
5 ... aS 6 h4 bS 7 gS 1t'c4 81i'g31V e4! • • • •
9 gxh6 gxh6 1016'c7 Wxf5 ll1t'xa5 'it'bl+
12@g2\txb2 . . -�-
Como consecuencia del intercambio • • • •
de golpes, la ventaja posicional de las ne­
gras se ha convertido en material.
• •• • ••
13 11t'c7 b4! 14 c;tn W b l + 15 @ e 2 .• -�· .
't!Ve4+ 16 'it> d2 11t'f5 17 'it'b6
Si 17 'it'g3, las negras consiguen su ob­
• • •
jetivo después de 17 ... 1i'd5+ 18 @ c2 B B D@B
11t'c4+ 19 ct>b2 'ii'c3+! 20 'iVxc3 bxc3+ 21
c;txc3 ct>g6, seguido de . ..@hS y ... c;t>xh4.
• • • • 352

17 'iVf4 18 'it>d3 'it'xh4


•••

El resto no requiere comentarios. 10<i;ih2'iff4+ 1l �gl 'ifcl+ 12@g2!


191!t' e31t'f6 20'ih7 b3 211i'c5 @g6 Como consecuencia de la "danza de la
22 1i'fll 'ii'x fl 23 'it'g8+@hS triangulación", las negras no tienen ya
Las blancas se rindieron. más jaques, y deben rendirse.
208 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Finales de varios tipos

Ejercicios

.

-• -
1 - 3

.. - p • .•
.
� � . � .. •
. ��- .- p p ..
• . - E •
. -� • - .. 1B •. • B1•-

. - -p
� �. " ••1 op .8. •1
"
p •
-�-t¿j . - •8• n
�. .8 m u
m• up
P
- m• P
• m �
"

m �
m � • 8n B 8 •tLJ� n
u

.. nu • • • •
.
.. -� -. . . .. . . � -.
Indique el plan ganador para Encuentre un plan para materializar
las blancas el peón de ventaja de las blancas

2 4

- •
• - - •
• -

H w�&• •
•�•• •1 •
Wl - -

-�· D. ..
•• • • •
• • • •

.. � .. . 1
• • • •
Halle la continuación correcta plas blancas ganar?
¿Pueden
para las negras

.
p
FINALES D E DAMAS 209

5 8

¿Qué jugada es correcta: ¿Cómo pueden las negras


1 ... �bl ó 1 ... �e6? realizar su peón de ventaja?

6 9

¿Cómo se defienden las


negras después de 1 l:i:ixa5?

7 10

p - p .
� . �
• • • •

,. . . .

- - p w
D'i!Vm D m.1.

� - - �
- - • u
p R W@m
• - -'iY�
- - u -

- • - •
- p
- 1
¿Cómo deben continuar las ¿Cómo se defienden las negras?
negras?
210 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

11 14

• • • • • •
••• • • 11 ••
• • • • ,• • ,. D
• •'it'D • D.t.•.t.•.t.•8
• • • • o o = •
• 8. • • i..O •
• • o • • •
• • • = • • • •
Encuentre la lfnea de juego Encuentre un plan para
co"ecta para las negras materializar el peón de ventaja

12 15

• • • •
• • • •
• ••D O
• • • •@
• • DlLi•
• • • •
• • •
• • •
¿Cuál es el plan ganador para Indique el plan defensivo correcto
las blancas?

13 16

•• • •
• • • •
. ..... .
• •1.•.1.•
• • • •
• 11 • •
• ·1:[· 8·
• • • •@
Juegan blancas. ¿Cuál debería ¿Pueden las blancas ganar con
ser el resultado de la partida? 1 g3 hxg3 2 h4, creando un peón past
211

Soluciones a los ejercicios

Finales de peones correcto era 1 fxg4 2 fxg4 hxg4 3 hS


• ••

@gS 4 @g3. Para su sorpresa, siguió 2 f4! !


1 @e4 3 h5 d4 4 h6 d3 5 h7 g3+ 6 'iti>xg3 d2
7 h81!t' dl 1i' 8 W'c8+, y se llegó a un final
1 r;t>f2 'iti>fS 2r;t>O <;foleS 3 g4hxg4+ 4 'if;>xg4 de damas, con un peón f para las blancas.
c;P e4 5 hS fS + 6 @h31 f4 7 h6 f3 8 h7 f2 Janvarev - Sherbakov, Moscú 1994.
9 c;i;>g2 (1·0). (Botvinnik.)
5
2
(a) 1 ... g6? 2 @e4 'iti>d6 3 h5 g5 4 @f5
Las blancas tienen una posición gana­ b5 5 cxb5 r;t>d5 6 b6 @ c6 7 ci>e4 @xb6
dora, pero en la partida perdieron. 8 c;i;>d3 (1 - 0). Dreev - Anastasian, Tbilisi
1 c;Pe3?? (1 a4 <;fold6 2a5 c;PxdS 3 a6! 1989.
+-) 1 .. . c;i¡> d6 2 ..to> e4 c4 3 a4 c3 4 @d3 (b) 1 - �f6!2 'if;>e4 (2 h5 g6 3 a4 g5 )=

Wxd5 (0-1), Guliev - Tukmakov, Niko­ 2 <ti>e63 hS @f6 4 @f4g65 'itie4gxhS


••• =.

laev 1993.
6
3
1 g4!hxg42h5 @e6 3 a3! g3 4@e2! (4
(a) 1 gxf5? gxf5 2 @e2 @e7 3 <ti>d3 h5 'iti>f3? f5! ) 4 @f7 5 c;fo>f3 <ti> g7 6 @xg3
•••

4 c;i¡>xd4 h4, tablas. Yermolinsky- Ivanov, @h7 7 c;Pg4@h68 r;t>fS c;fo>g7(8 ... c;i;>xh5 9
Campeonato de EEUU 1996. c;t>xf6 +-) 9 eS ! fxeS 10 c;fo>xgS +- (Evrei­
(b) 1 gS ! @f7 2 'if;>e2 <ti>g7 (2 ... @e7 3 nov).
@d3 'iti>e6 4 @xd4 c;i;>d7 5 'iti>c4 @d8 6 e6
@e7 7 @d3! 'iti>xe6 8 @d4 +-) 3 e6! (3 7
'iti>e2 h5! ) 3 @t'8 4 c;Pe2 c;Pe8 5 @ d3
= •••

@e7 6 @c4@xe6 7 @xd4+-. Las blancas se rindieron(! ), porque no


vieron 1 c;i;>fS c;Pxc4 (1 ... @b4 2 c5) 2 h4!
4 'iti>b4 3 @g6 @xa4 4 @xhS ci>b3 5 @g6,
con tablas. El peón de f6 ayuda a las blan­
1 ... hxg4?. Las negras pensaban que cas.
podrían conseguir tablas a placer, pero lo
21 2 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

8 13

(a) 1 ... @e5? 2 h3!! (2 h4?@f5 3 c;tig3 (a) 1 ... @e6? 2@cS f5 3 h3 fxg4 4 hxg4
c;tig6 =) 2 ... @f5 3 h4 @e5 4 @g4 @e4 5 d4 5 @xd4 @d6 6 f5 (1-0). Nimzovich -
h5 f5+ 6 @h3! 'it>e3 7 h6 (1-0). Padevsky­ Chigorin, Carlsbad 1907.
Latinov, Sofía 1973. (b) 1 ... 'it>c6 2 h4 (2 h3 @d6 3 h4@c6 4
(b) 1 ... @gS! 2 'it>e4 q¡.g4 (2 ... f5+? h5 [4 g5 fxg5 5 fxg5 hxg5 5 h5 g4 6 h6 g3 7
3 �f3! +-) 3 @es fS 4 h3+ @gSs h4@g4 @e3 d4+ 8@f3 d3 =] 4 ... q¡.d6 5 g5 fxg5 6
6 hSf4 =. fxg5 @e6! 7 g6 @f6 8 @d5 @g7 =) 2...
@d6 3 hS@e6! 4 @cS fS SgS hxg5 6 h6
9 @f7! 7 fxgSf4 =.

(a) 1 ... g4 ? 2 c;tie3! f4+ (2 . .. gxh3 3 14


@f2) 3 @e2! gxh3 4 'it>f2 c;f¡¡f5 5@gl 'it>e5
6 @h2 @d4 7 'it>xh3 @c4 8 @xh4 @xb4 Sí, pero no 1 axb4 a3 2 @c3 cxb4+ 3
9 @g4 (1-0). Rufenacht - Orseth, Corres­ @b3 @d5, como se jugó en la partida So­
pondencia 1996. fia Polgár - Smyslov, Londres 1996, y las
(b) 1... @f6 ! 2 @e3@es 3f4+ gxf4 blancas se rindieron, sino 1 c4! !, creando
4 @f3 'it> dS S <it;>xf4 <it;>c4 6 @xfS@xb4 una fortaleza inexpugnable.
7@g4 @cS, y el rey se dirige a f8.
15
10
1 h6! (1@c6 f5 2 c;t>d5 q¡.f4 3 a4@g3 =,

1 c4! ! c xd 4 (1 ... dxc4 2 dxc5 bxc5 Filip e scu - Citron, Rumanía 1955) 1 ...
3@e2 +-) 2 cxdSbS3 @e2 b4 4 a4! @es @xh6 2@c6 ct>gS 3 ct>dS 13 4 a4f4S@e4 +-;
S hS �e4 6 d6 b37 q.,d2 (1-0)- Degraeve - 1 gxh6 2 a4 rs 3 as f4 4 a6 f3 s a7 f2
•••

Hansen, Alemania 1998. 6 aS'if n'it' 7 't!i'g8+! +- .

11 16

(a) 1 @f4? g6 =, Ilyn Genevsky- Bot­ (a) 1 ct>e3? d4+! 2 cxd4 @d5 3 b5@c4
vinnik, Leningrado 1938. (0-1). Havsky- Yuferov.
(b) 1 q¡.01 g6 (1 ... rj}e7 2 @f4 'it>e6 (b) l@d2d4 2 c4 d33 cS@dS4aS =.
3 g3) 2 hxg6+ �xg6 3@f4 hS 4 g3 +-.
17
12
l@e6! (1@g6 @g3 2 @f5 @f3 =) 1-
Si, con 1 cS! ! 2 @g2 cxd4 3 exd4
••• @h3 2@fS! @h4 (2 ... g6+ 3 @g5! +-) 3
exd4 4@f2@e7 S @e2@e6 =. Kozakov - c4! g5 4 cS g4 S@f4 g36@f3 <it>h3 7 c6 g2
Asparujov, Pemik 1972. 8 c7+-(Hoch, 1972).
SOLUCIONES A LOS EJERCICIOS 213

18 23

(a) 1 ... e4 2 fxe4 g4 3 'it>xt7! g3 4 f6 g2 1 ... @b5? [1 - hS! 2 rJ (2 h3 @b5 3 g4


5 @e8 gl'iV 6 f7 +-. hxg4 4 hxg4 @c6 5 g5 fxg5 6 fxg5 @d6 =] 2
(b) 1 .. . g4 2 fxg4 e4 3 g5 e3 4@xf7 e2 -@bS 3g4 hxg4! 4 fxg4@di S h4@d6 =)
5 g6 +-. 2 g4@c6 3 g5 e5+ 4fxe5 fxg5 5 f3 h5 6@c4
(c) 1... @g8 2 f6 g4! ! 3fxg4 e4 4 gS e3 (1-0). Anastasian - Jalifman, Erevan 1996.
S g6 e2 6 gxti 'it>h7 7 f8'ii' el'if+ 8 @ti
'fi'e6+!!, ahogado. 24

19 1 c4? condujo a la derrota. Las blancas


debían haberle dado preferencia a 1 b4!
1 ... 'it> e2 ! (1 ... @f2 2 @e5 +-) 2 h6 cxb4 2 cxb4 @ti 3 bS @e7 4 g3@g7 S
.
@d3=. @d6@f6 6@c7 @e7 7 o;t>b7 @d7 8 9;;xa7
@c7 9 g4! eS 10 gxhS gxhS 11 @a8 e4
20 12 a7, y tablas.
La partida finalizó así: 1 ... @fl 2 o;t>d6
(a) l@g5? a42 h6 a3 3 g7 a24h7 al W Wf6 3 o;tic6@e7! 4o;tib7@d7 5@xa7 </;c7
5 g8'it' W c l + (0-1). Wells - Re ctor, 6@a8 e5 7 g4hxg48 h5 gxh5 9 b4 cxb4 10
Oxford 1999. c5 b3 11 a7 b2 12 cxb6@xb6 13 'it>b8 bl W
{b) 1 wr4! ! =. 14 a8'i!V Wh7! (0-1), Mortensen - Plueg,
Hamburgo 1997.
21
25
(a) 1 ... @h5? 2 b4 'it>xh4 3 b5 g5 4 a5
g45 b6 axb6 6 axb6 g3 7 'it>f3! +-. Aquí las blancas se rindieron, al calcu­
(b) 1 - 'it>g7! =. Uhlmann - Robatsch, lar una variante, en la que consideraban el
Marienbad 1965. cambio obligado en f6. Sin embargo, lo co­
rrecto es no tomar el peón.
22 1 wrs @xc4 2 h4! �b4 3@g6 @xa4
4 'it>xhS @b3S 'it>g6, y los peones coronan
1 .. . axb5? {después de la correcta 1.­ al mismo tiempo, mientras que el peón de
aS!, las negras resisten; a h3-h4 contestan f6 "ayuda" a las blancas. Klovan - Elistra­
...h6-h5, mientras que a g2-g4, es forzado tov, Moscú 1963 .
...g6-g5!) 2 axb5 'it>d7 3 @f3@e7 4h4h5 5
@e4@d7 6 @d4@c7 7 @c4 'it>d7 8 @b4 26
@c7 (las cosas no cambian con 8 ...@c8 9
@a5 -9 c6- - 9 ...@c7 10 g3!) 9@a5 @c8 (a) 1 ...@xb4 2 a6 @c3 3 @el! �d3 4
10 '1t;ib6 e5 11 fxe5 fxe5 12 @a5! (1-0). a7 f2+ 5 @f l e2 + 6 @ xf2 'it> d2 7 a8'if
Speelman - Saltaev, Las Palmas 1998. el W+ 8 @g2 'it'xh4 =. Papendieck - Gei­
ger, Austria 1998.
(b) 1.- 'it>c4! 2 a6 Wd3 3 'it;lel e2 4 a7
c;i;ie3+-.
214 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Transiciones a un final de peones 8 aS e4 9 @c3 e3 10@d3 (1-0). Kuzmin -


Petrosian, URSS 1971.
1
5
No.
1.- lLieS? ? Después de 1 ... b5? 2 l:txbS l:l xb5 3
1 ... lLid6 2 g5 (2 h4 lüe4) 2 ... fxg5 3 axb5+ @xb5 4 e4 @c6 5 e5! fxe5 6 g5
c!Lixg5 c4+ 4 bxc4 lüxc4 5 c!Lif3 c!Lie3 6 g4 bxg57 f6!, las negras tuvieron que rendir­
lLig2 =. se. Averbaj - Bebchuk, URSS 1963.
2.!üxe5fxe5
2 ... c;t>xe5 3 h4 «itf4 4 h5 @g5 5 c;t>c2 6
@h6 6 @b2 @g5 7 g3 @h6 8 a4 bxa3 9
@xa3, con idea de @a3-b2-c2-d3-b3- No, no vale la pena. 1 Ag2? (1 �xg6
b4 +-. </;;xg6 2 b5! @f5 3 @d4 +-) 1 ... @es 2
3 g5e4 + 4 @el!c;PeS Af3 b5 =. Adams - Xie Jun, Francia 1994.
4 . .. d3 5 @d l ! -+--.
5h4 c;t>f5 6 g4+ @f47 g6d3+ 8 c;t>dl e3 7
9 g7 (1-0). Ivanov - Sagalchik, Krama­
torsk 1989. No. l lLid3?? (1 @f4 = ) 1 ... c!LieS 2
.!üxe5 @xe5 3 c;t>gS b5! -+. Bronstein -
2 Timman, Tallinn 1973.

No. l l:lxf7+? @xf7 2 </;;f3 @f6 3@e4 8


g5!(3 ... @g5 4 c;t>xd4@g4 5@e5! =) 4 b5
d3 5 @xd3 @e5 6 @c4 g4 7 c;t>cS @e4 (a) 1 .- AcS!, con transición a un final
8 @c6 </;; d 4 !! (0-1). Renet - Olafsson, tablas de torres.
Reykjavik 1993. (b) 1 ... @f8? 2 l:t xd6 l:!.xd6 3 Ac5
En cambio, 1 l:l c4 l:t d7 2 @f2 d3 3 @e7 4 @e3 @e6 5 Axd6 c;foixd6 6 @d4
@el d2+ 4 @dl @f6 5 l:tc5 l:ld3 6 .J:l.a5 @e6 7 c;PcS h5 8 g5 @f5 9 @xdS @g4 10
hace tablas. @e5 @xh4 11 f5 (1-0). Ricardi - Sorín,
Buenos Aires 1995.
3
9
1 ... J:.d5 2 J:ta2@g6 3 l:lf2 f5 4 l:td2
.l:l xd2 5 @xd2@ gS 6@el @g 4 7 @f2 No, no pueden.
@f4! (0-1). Balashov - Tiviakov, San Pe­ 1.- .l:tgxd7 ?
tersburgo 1993. 1 ... f4!.
2 l:t. xd7 + .l:txd7 3 .l:txd7 +@xd7 4 f4!
4 g4
4 . .. gxf4 5@t3 'ibe6 6 c;t>xf4 c;t>f6 7 g3 +-.
1 cS ! .!:!. xc5 (1 . . . bxcS 2 @d3, con la S g3 gxh3 6 gxh4 c;t>e6 7@g3@f6 8 hS !
amenaza .l:t xaS -+--) 2 .J:l xcS bxcS 3@d3 e5 @g7 9 @xh3 @h7 10@h4 @h6 11 b3 !
4@c4 fS 5 @xcS hS 6 b4 axb4 7@xb4 f4 (1-0). Estrin - Gusev, Moscú 1963.
SOLUCIONES A LOS EJERCICIOS 215

10 15

(a) 1 . . . lüg5? 2 ..if5 @f6 3 @e3 iüe6 4 1 @t2 ? {l wg2! l:r.c2+ 2 J:!.f2 l:l.xf2+ 3
i_xe6 @xe6 S @e4 +-. Petrosian - Lar­ c;i;>xf2 ..igS 4 <t>g3 = ) 1 ... l:l.c2+ 2 l:r.e2
sen, San Antonio 1972. ..icS + 3 ..ie3 i. xe3+ 4 @ xe3 .l:txf3+
(b) 1 .- lüeS 2@e3 lüxg6 =. S @x f3 .l:txe2 6 @xe2 'it>g6 7 @ d3 <it>fS
8 @d4 a5 (0-1). Almási - Portisch, Buda­
11 pest 1994.

1 gS ? (1 ... i.e6!?) 2 lüxdS @xd5 3


••• 16
g4! (una ruptura típica) 3 gxh4 4 gxh5
••.

@e65 @g2 @fS 6 f4!, y las negras se rin­ 1 i.f4! 2 i.e3 <t>g5 3 J:l xf4 l:I. xf4
•••

dieron. Deak - Horváth, Hungría 1994. 4..ixf4+ <t>xf4 5 b4 b6-+. Szelaig - Pinski,
Polonia 1997.
12
17
Siguió: 1 ... i.c4+?? 2lüxc4 +1Wxc4+ 3
'ii'd.3+ {l-0). Tal - Suetin, Sochi 1973. No, no es posible.
Lo correcto era 1-. 'ii' f4! =. 1 lüf6+? lüxf6 2 1i'xt'8+ �xt'S 3 exf6
g5! 4 f4 @g8 5 fxg5 <;f;>h7 -+. Adorján -
13 Chernin, Budapest 199S.

1••• l:l.dS? (1 ... c;i;>f6 2 l:l.xb6+ @es 3 18


J:!.c6 l:l.el4 b4 l:l.xe3 S bS l:l.d.3 ) 2 l:l.xdS
=

@xd5 3 @a3 ! (rodeando el flanco) 3 ••• (a) 1 ... l:l.h5? 2 � b4 l:l.xh2 3 c5, con
@c5 4 �a4g65h4h5 (S ... g5 6 hxg5 hxg5 ventaja blanca, Cruz - Seirawan, Moscú
7 g4 +-) 6 g3 c;l¡¡ c 6 7 b4! (7 'it>b4 ? b S 1994.
8 @ a S ? @ c S 9 @ a6 @b4-+) 7 ••• @c7 {b) 1 ... l:!.a5+ ! 2 Wb3 .l:txa23 c;tixa2
8 @bS @b7 9 @c4 wa6 10 c;i;>c3 ! @b7 @d64@b3 r;f;ic5 5@c3 e56c;f;id3 f5 7 �c3
11 'it>d4@c612@xe4 �b513 @d4c;f;ixb4 e4 (7 ... h5 8 �b3 f4 9 '1tic3 f310 �d.3 c;i;>b4
14 e4 (1-0) . Rj umin - Ilyin-Genevsky, -+ ) 8 d;>b3 h5 9 @c3 f4!10 gxf4e3 !11 fxe3

Campeonato de la URSS 1931. h412f5 @d6!! (12 ... g3? 13 hxg3 hxg3 14
f6 @d6 lS c5+ !) 13 'iti>b4 @e5! 14c5 d;>xfS
14 15c6 'iti>e616 <t>cS g3 17 hxg3 h3 ! 18 �b6
hl 19 c7 @d7 !, y el peón corona con jaque.
1 ... J:!.xg2+? (1 hxg2-+) 2 :l.xg2 ?
.••

hxg2 3 @xg2 a5 {0-1). Valvo - Levin, Chi­ 19


cago 1992.
Era preciso 2 <;f¡;>xh3 ! l:l.xg4 3 @xg4 a5 (a) 1 ...lüxe4 ? 2 fxe4 @d63 eS+! <;f;>cS
4 @fS! @c6 S eS a4 6 e6 a3 7 @g6! =. 4 @c7 =. Mestel - Chejov, Tjentiste 197S.
(b) 1 •.•@ d6 2 c;t> xa7 <ti cS 3 i. c6
lüfi-+.
216 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

20 {b) 1 ,1:1e8+! @f3 2 .l:lt'S+@e2 3 J:te8+


c;Pd1 4 n a8 d2 5a7 =.
(a) 1 . . . Ac4? 2 Axc4dxc43e4 c;Pb54
f4 'it;>c5 5g4'iti>b56e5!fxe57 f5!!@c5 8 g5 3
+-. Heinig - Liebert, Alemania Oriental
1979. (a) 1 ... c;f;>f4? 2 h4 .1:1a2 + 3 c;Pgl l:tc2 4
(b) 1 d4+! 2 exd4 'iti>d6 =.
••• h5 l:tc5 5 h6 l:th5 6 h7 f5 7 l:l.a7, tablas.
Lékó - Akopian, Úbeda 1997.
21 {b) 1 a4 2 h4 l:ta2 + 3@g3 a3 4 h5
•.•

ll al 5 .: a7 a2 6 @g2 @gS, y el peón f


1 Axb6! Axb 6 2 axb6 axb6 3 c;Pfl avanza.
@e6 4 @e3 c;Pd5 5 c4+ @c5 6 g4 b5 7 fS
gxf5 8 gxfS c;Pd6 9 'itxe4. Solozhenkin - 4
Anchesi, Reggio Emilia 1998.
(a) 1 @e7 2 l:t e6+ 'iti>f7! 3J:t xd6
•••

22 J:td4 4 c;Pg3@e7 5 l:te6+@f7 6 l:teS c;f;>f6


7 l:l.h5@g6 =.
1 ... @e5? 2 Axd6+! @xd63 @f4@d5 (b) 1 ... c;f;>e7 2 J:te6+ @d7 ? 3 J:tf6 c;Pe7
4b5! axb5 5 a6 c;f;>c6 6 c;Pxe4b4 7 f4 (1-0). 4 .l:tf5 J:tc35h4 J:tb3 6h5 l:.a3 7 h6 l:ta8 8
Larsen - Uhlmann, Las Palmas 1971. h7 l:th8 9 .Uh5@f610 @g3 .¡;g7 11 c;f;>g4
1 lLlb5!
••• =. @ g6 12 l:thl c;Pf6 13 @f4 @g6 14 @e4
@f615 @d4@g7 (15 .. . @e7 16 <t>c4 @d7
17 .J:lal! +-) 16 @c4 J:tc8+ 17 @b5 @h8
Finales de torres 18 <t>b6 .J:l.c5 19 .l:lh5 .l:lc8 20 J:th6 +-.Le­
siege - lvanov, Bermudas 1995.
1
5
En la partida siguió 1 ... :. al? 2 :. d5+
�e6 (a 2 ... i;tc6 sigue 3 l:.g5+) 3 l:r.d4! (a) 1 .l:lb6?? l:l.a42 @h3 .l:lxg43 .l:lxf6
J:tfl4 l:r.e4+ Ad7 5 J:txa4(1-0) . Gurevich l:th4+ !! (0-1) . Gulko - Gurevich, Parsi­
- Rechlis, Israel 1989 . panny 1996.
Las negras debían haber jugado 1 ••• (b) 1 .l:lc4@h4 2 J:tc6 =.

l:r.f4! 2 c;Pg7 l:l.g4+ 3@f6 .l:U4+ 4 �g6


'iti> e6 5 .l:l.a6+ @ e7 6 l:r.a7+ @e6 7 'itg7 6
.Ug4+ 8 @18 'iti>d6! 9 c;f;>e8 J:te4+ 10 c;f;>d8
l:l.f4 ll l:ta6+ @c512 @e7 J:txf7+! 13 1 'itc6! (1 c6? e5 2 fxe5fxe5 3 @b6 e4
@xf7 @b4, con tablas. 4 l:ld7 + @f6! 5 .J:l.d8 e3 6 J:te8 J:tbl+ 7
c;f;> a7 :tal+ 8 @b7 .l:lbl 9 c;i;>c8 .l:lel! =,

2 Short - Topalov, Novgorod 1996) 1 eS 2 •••

fxe5fxeS 3 c;f;>d5 @f6 (3 ... e4 4 .l:l.d4 +-) 4


(a ) 1 l:td6? @e3 2 J:te6+ @f2 3 J:td6 c6 e4 5 .IH2 + @e7 6 l:l.e2 l:ldl+ 7 @xe4
@e2 4 .1:1e6+ 'if;>dl 5 @g5 d2 6 @f4 .1:1a2 c;i;>d6 8 J:tc2+-.
(0-1). Topa lo v - Kasparov, Ginebra 1995.
SOLUCIONES A LOS EJERCICIOS 217

7 nas (11 ... J:lxh7? 12 c;t>xh7 @b3 13 Itfl


=,o bien 11 ... f212 l:!.fl@d3 13 Ital!) 12
Lo correcto era 1.- J:lc8! 2 c3@f6, con <l,;g7 (12 J:I. al f2 13 l:l x a2 J:l xa2 14 h81i'
ligera ventaja negra. l:!.a6! -+) 12 ..• f2 13 J:l al @b3 14 :n
En la partida siguió 1 llb8? 2 .J:. b3
·- al 'ti' 15 l:!.xal D.xal 16 h8 'i' J:l.gl+ (0-1).
ll xb3 . Después de 2 ... J:!. c8 3 c3 d4 4 Lasker - Levenfish, Moscú 1935.
: b7+ ..t;>f6, las negras se defienden sin
problemas en el final de torres. 3 axb3 11
@f6 4@gl @e55@12 @e4 6@e2 ..t;>d4 7
@d2 a5 (7 ...@e4 =) 8 ..t;>e2 e5 9 c;t>d2 e4? 1@b6? (1 J:!.e3! J:t.e8 2 @c6 +-) 1 ... e4
(9 ... c;t>c5) 10 c3+ @cS 11 @e3 c;t>c6 12 2 b5 J:!.e8 3 @a7 e3 4 l:lhl e2 5 J:!.el @xh6
@d4@b5 13 h3 h6 14 h4@c6 15 c4 (1·0). 6 b6 'it>g5 7 b7 @g4!, tablas. Bologan -
Kupreichik- Zheliandinov, Gomel 1968. Kramnik, Alemania 1994.

8 12

l@f6@g8 (1 ...@e8 2 e6! +-) 2 l:!.g4+ 1 h7? (1 J:le8 l:l.f7 2 @c3 @12 3 @d3
@f8 3 D.a4 lld8? (3 ...@g8 4 :as+ ..t>h7 l:!.d7+ 4 @c2 e2 5 l:.f8+ @el 6 l:lf6 =; 1
5 llf8 .i::r.dl 6 J:lxf7+ @g8 7 :Z.a7 llfl+ 8 J:tf8!?) 1 . .. l:l.fl! (0-1). Lautier - Yermo­
@e6 llel!, con tablas teóricas) 4 l:l.a7 ? (4 linsky, Tilburg 1993.
l:!.h4! @g8 5 @ e7 l:l. d5 6 llg4+ @h7 7
<I,; xfl +-) 4 ••• J:l b8? { 4 ... @g8 5 J:l xfl 13
: dl 6 n a7, y de nuevo es tablas) 5
J:lxf7+ c;t;ig8 6 J:lg7+@f87 e6 l:l.b6 8 l:l.a7 (a) 1 g5? fxg5 2 hxg5 h4 3 d6 D.a2+! 4
J:lb8 9 l:th7 @g8 10 l:l.g7+ (1 -0) . Kirov - @f3 h3 5 <lo>g3 h2 6 Ita8+ @d7 7 l:l.h8
Kosic, lnformator 59. c;t>xd6 8 J:lxh2 a4,y tablas. Karpov - Yu­
dasin, Madrid 1992.
9 (b) 1 gxhS l:l.h3 2 J:lxaS f5! (2 ... l:txh4
3 @d3 n xh5 4 @c4 f5 5 @c5 fxe4 6 ..t>c6
1 .i::r.h7!! {l 'it>g6 l:lg3+, con la amenaza +-) 3 exf5 l:txh4 4 @e3 @e7! (ligera ven­
2 ... l:l.b3) 1-. J:lxb52 @g6@f83 h6 J:lbl taja blanca, según Yudasin) 5 l:!.a6! J:lxhS
4 llb8+ (l -0). Levenfish- Lisitsin, Moscú 6 @e4+-.
1956.
14
10
l ... l:td2?{1. l:t b2! =) 2 b4! l:ld4{2 ...
••

1.- f5!! . Una ruptura típica. 1 exf52


••• J:lb2 3 J:!.e4 +-) 3 J:!.b3@e7 4 b5@d8 5 b6
e6! fxe6 3 @xg6 , con la amenaza h5 y ta­ <l,;c8 6 l:!.c3+ 'itb7 7 J:lc7 @xb6 8 l:lxfl
blas. l:!.d3+ 9 @f2 J:ld4 10 c;i;>f3 J:!.d3+ 11 @e4
La partida siguió así: 1 @f6? ..t>b5 2 J:lg312 f6 l:!.xg4+ 13 cl;lf5 l:!.gl (1-0). Tim­
:al a4 3 f5 exf5 4 e6 fxe6 5 <lo>xg6 f4 6 h5 man - Van Wely, Amsterdam 1995.
f3 7 h6 e5! 8 J:lel (8 <l,;f5 Ith7 9 Ithl f2
-+) 8 a3 9 l:lxe5+@c410 Itel a2 ll h7
·-
218 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

15 i;t.el g4 4 @fl l::lh2! 5 l:!.xg4 ..ti>c3 6 @gl


ll a2, con la amenaza ...d4-d3, -+ ) 2 d3+·-

(a) 1 g4? :dl ! 2 .1:%.c8 :bl 3 l:!.f8 3 @d2 .1:%.g2+ 4 <ii;>dl g4 5 h5 i;f;>c3 6 J:lc8+
l:!.xb4 4 J:txf7 l:!.c4 5 l:txh7 b4 6.1:%.hl b3 7 @d4 7 h6 J:!.h2 8 .1:%.dS + @e3 9 l:te8+ @f3
J:l.fl b2 8 l:!.bl :b4 9 f5@c7, tablas. Kas­ 10 .1:%.h8@g3 ll h7 .1:%.h4!, y no hay defensa
parov - Short, Novgorod 1994. contra la marcha triunfal del peón g.
(b) 1 l:!. c8 ! f6 2 gxf6 J:l xf6 3 g4 .!:%. c6
4 l:tb8+@a6 5 f5 h5 6 l:!.g8! +-. 20

16 1 ct>f6! .1:%.c6+ 2 @es .llc8 (2 .. . l:lc5 3


@d6 .J:.c8 4.1:%.el +-) 3 l:!.g6!!@h7 4 l:lc6!
(a) 1 :d5+?f5!! 2 J:lxf5+ @h6-+. l:ta8 5 @f6, con idea de lle6 (Cvitan).
(b)l l:!.dla2 2 J:lal l:!.a3+3@g2! J:la4
(3 ... @xg4 4 h6 =) 4 'itf3 =. Permiakov - 21
Petkevich, Riga 1988.
1 g6+ @f6 2 J:r.f'B i;t.e5 3 f6!! (3 .1:%.f7?
17 J:r.al =) 3-. l::txf64 J:l.t7! @e6 (4 ... l:f.f5+ 5
@g4 J:r.f6 6 @g5 +-) 5 J:l.xg7 :n 6 .1:%.a7
(a) 1 @d4? b4 2 @d3 @b5 3 @d2 b3 +-. Bayer- Polasek, Luxemburgo 1986.

4 l:!.cl J:l.c4! -+. Piarnpuu - Lancava, Le­


ningrado 1992. 22
(b) 1 J:ta2! b4 2 llc2 =.
1 ·-.1:%.aS! (1 ... @g7? 2 a5 @f6 3 @f4
18 @e6 4 @e4! h5 5 @f4! @f6 6 @g3 @g5 7
.ll a4 +-, Jolmov - Jasin, Minsk 1962) 2
(a) 1 d6? @g7! 2 b5 @f6 3 d7+ @e7 4 @f4 c;t>g7 3 @e4 h5 4 @d4 h4 5 @c4 h3 6
.l:td6 @d8 5 l:U6 @ xd7 6 .l:txf7 @e6 7 @b4 J:th5 7 l:!.al h2 8 l:thl 'it;>f6 9 a5@f5
.l:l.xh7 l:tb3 8 .1:%.b7 .l:tb2! 9 b6 e4 10 J:lb8 10a6 J:r.h7! =.

e3 11 �fl @f6 12 h4 �g7 13 g4@h7 14 h5


gxh5 15 gxh5 @g7 16 l:tb7+ @h8 17 h6 23
@g8 18 l:!.g7 + @h8 19 b7 l:!.bl+! 20 @e2
:b2! 21 @xe3 :b3+ 22 @d4 l:!.b4+ =. 1 'it>c4 l:!.a4+ 2 @b3 J:ta3+ 3 @c2 J:l.c3
Yudasin - Kramnik, Candidatos, match, 4@b2! +- (Salwe).
1994.
(b) 1 J:c8! <ii;>g7 2 b6 J:b3 3 d6 +-. 24

19 (a) 1 ... @e3 ? 2 @g3.1:%.al 3 l:!.e8! (3


a7? l:!.gl + 4 @h2 @f2 = ) 3 ... @d4 4 @f4
(a) 1 . .. .1:%.xh4? 2 llxg5 @c3 3 l:!.d5!! : xa6 5.1:%.d8+! @c5 6 @g5 (1-0). Ulibin -
@d3 4@cl l:!. hl + 5 �b2.1:%.el (5 . . . �e3 6 Nevednichy, URSS 1986.
@c2 l:!.h2+ 7 @dl ! d3 8 l:!.e5 =) 6.1:%.d8, ta­ (b) 1 @xf3!! 2 a7 l:!.a3!! (Gelfand).
••• =

blas. Dreev - Beliavsky, Odesa 1989.


(b) 1 .llgl+ 2 @e2 (2 @d2 l::lg2+ 3
•••
SOLUCIONES A LOS EJERCICIOS 21 9

25 30

(a) 1 ... h3? 2 .J:l.g3 +-. Bykova - Rub­ (a) 1 h6? @d3 2 @ f3 l:.h3+ 3 rj;;g 4
zova, match, 1958. J:lhl 4 @fS e2 5 @f6 J:l.h3! 6 @f7 J:l.f3+ 7
(b) 1- @hl! 2@g4 h3 3@xh3 l:txg7! . c;t>g6 J:l.e3=. Piket - Sokolov, Dortmund
Ahogado. 1995.
(b) 1 @g4! rj;; d3 2 g6 e2 3 @gS el 'B
26 4 J:l.xel .1:1.xel 5 g7 +-.
31
(a) 1 a8't!t' J:l.xa8 2 .C.xa8 @f5 3 l:lh8
@g4 4 �c5 h3 5 @d4 @g3 6 @e3 @g2! =. (a) 1 ... l:tb3? 2 J:l.g7+! @h8 3 : b7
Dammes - Sosonko, Leningrado 1963. l:t xb4 4 rj;;g6 (1-0). Salov - Yudasin, San
(b) 1 @b7! l:U-7+ 2 @a6! J:lf6+ (2 . .. Petersburgo 1997.
n f8 3 l:tb5! h3 4 : a3! +-) 3 c;tib5 : f8 (b) 1 ••• J:l.f3+! 2 �xe5 J:l.b3 3 @d6
4 a8'if J:l.xa8 5 J:l.xa8 c;t>f5 6 @ c 4 h3 J:l.xb4 4 e5 J:l.d4+ 5 �e7 J:l.a4!! 6 J:l.b7
7@d3 +-. @g7 7 e6 l:l.a88 ct>d6 @f89 @d7 @gl =.

27 32

(a) 1 ct>f4? @c4 2 @ e5 @d3! 3 ct>f6 Sólo con 1 J:I. a3!! se hacen tablas.
@e4 4 rj;;g7 .D. a8 S h7 @fS 6 g6 rj;;gS =. (a) 1 .. . gxh4 2 J:l.c3+ @dS 3 J:l.c2 r¡f¡>e4
Gutman - Tseitlin, Riga 1976. 4 @h5 @f3 5 l:l.c3+ �e2 6 l:l c2+@d3
(b) 1 rj;;g4@c4 2@h5 �dS 3 g6 +-. 7 l:th2 =.
(b) 1 g4 (1 . . . rj;;dS 2 :as+ @e4 3
•••

28 .J:l.a4+) 2 l:tc3+ (2 �g5? @c5!) 2 "" @d5 3


l:lc2@e4 4@g5 @f3 5 l:l.c3+rj;;g2 6@xg4
(a) 1 . .. ct>g2? 2 J:l.f6 f3 3 g6 J:l.a5 4 l:lf7, l:l.gl 7 J:l.a3 al'ir 8 J:l.xal l:l.xal 9 h5 =.
tablas. Morovic - Agdestein, La Habana
1998. 33
(b) 1- l:lal+2 @d2 l:lgl 3 g6 l:tg3!! ,
con la amenaza 4 ... @g2 , -+ . (a) 1 . . . J:l.al? 2 J:l.c8 J:l.xa7 3 J:l.c7+!
J:l.xc7 4 �xc7 ct>h7 S @d7 (1-0). Ben.ko -
29 Gereben, Budapest 19Sl.
(b) 1 ••• J:l.dl+ ! 2 ct>e6 J:l al 3 J:l.d8
(a) 1 . . . f5? 2 h4! a6 3 e3 e4+ (3 ... a5 4 J:l.xa7 4 J:ld7+ J:lxd7 5 ct>xd7@h7 =.

e4 f4 5 gxf4 exf4 6 eS) 4 fxe4 fxe4+ S


@xe4 .J:l.xc4+ 6 .J:l.xc4 'it>xc4 7 @ eS =.
34
Wirthensohn - Mijalchishin, Lenk 1998.
(b) 1-h4! 2 gxh4f53e3 a64 h5 (4 J:lb3 (a) 1 J:lxa4? l:le3+ 2 @d8 f5! 3 gxf5
J:l.xc4 5 :xb6e4+!) 4-gxh55h4a5-+. @f6 4 .J:l.a6 rj;;xfS S @c7 g4 6 d7 l:l.e7 7
@d6 l:l xd7 + 8 �xd7 g3 =. Olafsson - Tal,
Portoroz 19S8.
(b} 1 d7 J:l.e3+ 2 c;t>d8 a3 3 rla8! +-.
220 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

35 l:l.cS+ @f4 6 @e6 g4 7 l:tc4+ @gS 8 @es


g3 =) 4 @f4! 5 l:lf5+@g4 6 .l:f7@h3
•.•

(a) 1 @gl? l:tg3 2 @f2 c¡f¡ie6 3 lhS 7 c¡f¡ifS g4 8 @f4 g3 9@f3 'iti>h4, tablas. Ke­
l:!.xg4 4 J:la4 'iti>fS S l:l b4 l:t e4 6 l:l bS+ res - Mikenas, Estocolmo 1937.
@f4 7 llb6 f5 8 l:ld6 g4 9 J:l.d8 g3+ lO @fl
h3 (0-1) . Ioseliani- Onischuk, Lucerna 40
1997.
(b) 1 l:lfS! %lg3 2 dS l:l.xg4 3 d6+ @e6 1 d3!! 2 cxd3 (2 @xe4 dxc2) 2
... ••.

4 l:t dS! ..ti> d7 5 l:l fS l:!. f4 6 l:t xf4 gxf4 l:l.c4!! 3 bxc4 c2 4@xf4 cl'i:V + 5@ e4
7@h3@xd6 8@xh4@eS 9 @hS! =. 'irdl! (0-1). Munios - Salazar, Dubai 1986.

36 41

(a) 1 ... c;t>e8? 2 g4 @d8 3 @g6 @e8 4 (a) 1 @f2? bS 2 axbS (2 a5 @a3!! =) 2
@f6 c;t;id8 5 l:l g7 11 bS 6 l:l xgS l:l xgS 7 ... axbS 3 @e2 @a3!! 4 @d2 b4 S @ c2
@xgS aS 8 �h6 a4 9 g5 a3 10 g6 a2 11 g7 l:tc8+! 6 @d2 l:lh8, tablas. Levy- Peev,
al'fi 12 g8'it'+ @d7 13 'ii g7+ (1-0). Lein - Cienfuegos 1973.
Suetin, Bad Wildbad 1997. (b) 1 .l:h 4+ !@xb3 2 a5 +-.
(b) 1 . l:ta3!! 2@xgS (2 g4 l:txh3 3
..

c;t;i x gS l:tg3 4 @f6 @g8 S gS l:tf3+ 6 @g6 42


l:U8! =) 2 ••• l:tg3 + 3 'iti>f6 @g8! 4 .l:!.xa6
.l:txg2=. (a) 1 ... .l:!.b7? 2 llg4! @e8 (2 ... b3 3
.l:a4 l:lb8 4 l:lf4 c¡f¡ie8 S d7+ +-) 3 l:tc4
37 .l:tb8 4 .l:c7 b3 S l:lxg7 ..ti>f8 6 l:lf7+ @g8 7
d7 b2 8 l:tfl @g7 9 l:lbl! l:tb6+ 10 @e7
1 l:lc2! c;!;>e6 2 l:lc3 !! a3 3 f7 l:lxf7 4 l:!. b7 11 @e8 (1-0). Gelfand - Lemer, No­
.l:te3+ @dS 5 @xf7a2 6 l:ta3 (1-0). Kons­ rilsk 1986.
tantinopolsky - Fridman, Lvov 1940. (b) 1. l:tf2 ! 2 l:txg7 l:te2+ 3 'iti>dS b3
.•

4 .l:tb7b2 5g4@c8 6 .t!.h6@d7=.


38
43
(a) 1 ... .l:lbl? 2 @h5 .l:lgl 3 gS fxgS 4
fS! ..ti>f8 S f6 (1-0). Zaitsev - Hübner, Bu­ Parece que las blancas han completado
sum 1969. una difícil defensa, y que las negras deben
{b) 1 .. l:l b4! 2 fS .l:l bl 3 @hS ll gl
. aceptar las tablas, después de 1 ... a3 2
4@g6 l:!.xg4+ S @xf6 .l:lgl = (Larsen). ..ti>g6 l:tgl+ 3 @h6 l:l.hl+, con jaque per­
petuo, o de 1 ... l:tfl 2 l:txb7 l:l.f8 3 .l:ta7.
39 Pero resulta que hay una tercera posibili­
dad. Siguió la descorazonadora 1 l:tb6!!
••.

(a) l .. . @h4 2 l:tc8 l:th7+ 3 @e6 l:txd7 y, jugando sólo por inercia, 2 @g6 cS + 3
4@xd7 g4 S c;!;>e6 g3 6@fS g2 7 @f4 +-. @fS cxd4 4 .!:!. xdS dxe3, las blancas reco­
(b) 1 @g4 2 @f6 l:tf8+ 3 @e6 lld8!
... nocieron su derrota. Lopyshnoi - Dreev,
4 l:ldS (4 l:t c8 l:txd7 S @xd7 @fS! 6 Maikop 1998.
SOLUCIONES A LOS EJERCICIOS 221

Elija la mejor continuación en los We64@b3 lüb8 Sgxf4! lüc6 6 lt:lxcS <;ftf5
finales de torres 7 lüd3 lüd4+ 8 @c3 lüxf3 9 fxeS lüxh2
lOcS +-.
l. Alatonev - Chejover , URSS 1937
(a) 1 @b5? J:l.xa7 2 l:txa7 @xfl. =. 2
(b) 1 wd5? @fl 2 'it;>c6 :C.xa7! 3 l:txa7
'it;>xf2=. (a) 1 ... �xg2! 2 axbS @e6 3 lt:lxf7
(e) 1 c;t>c5! l:tc8+ (1 ... J:l.xa7 2 J:l.xa7 c;t>xf7 4 �xg2 @e6S @f3 @dS 6b6 @c6
'it;>xf2 3 @d4 +-) 2 <;ftb6 l:te8 3 @c6! (3 7 b7 @xb7 8 �e4g4-+.
�b7 l:l.e7+ ) 3 ... @fl (3 ... l:.h8 4 @b7
= (b) 1 ... .td3? 2 axbS c;l¡ie7 3 /Cic8+
J:l. h7+ 5 @b6 l:t h8 6 :C.c2 +-) 4 c;l¡ib7 @d7 =.Van der Wiel- Larsen, Bruselas
l:l.e7+ 5 @b6 J:l.e8 6 l:tc2! @g2 7 <itb7 1987.
Ae7+ 8 c¡f¡>b8! l:te8+ 9 l:l.c8.
3
2. Karner - Renter, URSS 1955.
(a) 1 ... J:l.h2? 2 h4 @h5 (2 ... f2. 3 J:l.f3 1 g4!! ( 1 lüf2 @f6 2 @f4 @ g7 3 g4
+-) 3 J:l.a5+! @g4 4 J:l.g5+ <;fth3 5 h5 J:l.a2 hxg4 4 lü xg4 lü xc4!) 1 ... lüxg4 2 <iftf4
6 h6 J:l.a6 7 h7 (1-0). lüf6 (2 ... @f6 3 eS+!! lüxeS 4 lüxeS dxeS
(b) 1 ... @h5? 2 l:l.xf3 J:l. h2 3 @ gl S @e4, y el final de peones está ganado) 3
Axh3 4 @g2 +-. eS+ dxe5 4 lüxe5 @d6 S lüxg6 lüxd5+ 6
( e) 1 ... @g5!! 2 l:txf3 l:l.h2 3 h4+ cxdS c4 7 'it;>e4 cxb3 8 lüe5 (1·0). Razu­
c;t>g4 =. vaev - Ostojic, Berlín 1988.

3. Cuartas- Zuidema , Skopje 1972. 4


(a) 1 ... f3? 2 e7 f2. 3 J:l.d2, con la ame­
naza 4 J:I. b2 +- . (a) 1 �e3? cl;c7 2 @c5 g2 3 @d4 c¡f¡>c6
(b) 1 ... l:tel ? 2 c7 f3 3 J:l.d8+ @e7 4 4 c;l¡ie4 WbS! S c;t>f3 'it>c4 6 @xg2 @dS 7
c;t>b7 +-. �f4 c;t>e4!, con idea de ...@fS y . ..f6 Ku­
=.

(e) 1 . .. Acl! 2 c7 l:.c4!! 3 Ad5 <tle7 4 drin - Cebalo, Berna 1988.


<tlb7 <ite6 5 l:tb5 c;t> d7 6 A d5+ <;fte6 = (b) 1 �a5 !!g22 �b6 @b8 3 �c6 <;ftc8
(Karpov). 4-;Pd6+-.

5
Diversos tipos de finales
(a) 1 ... �e6? 2 <;ft e4!, con la amenaza 3
1 lüfS +- Vukic - Vujosevic, Vmjacka Ban­
.

ja 1998.
(a) 1 @b3? /Cib8!! 2 /Cid6+ (2 /Cixc5 (b) 1 ... �bl! =.

/Cic6 3 llld3 llld4+ ) 2 ... @e6 3 lll e4 /Cic6


=

4 gxf4 /Cid4+ 5 @c3 /Cixf3 6 /Cixc5 @f5 7 6


fxe5 IC!xeS 8 lll d3 lüxc4! 9 @xc4 c;t>g4 =.
Sale - Mijalchishin, Sibenik 1990. 1 lüxaS @b2! 2 @c4! (2 b4 @a3! ) 2 =

(b) 1 @d2! lllb6 2 <;ftd3 llld 7 3 @c3 ... �xa5 3 b4 �b6!! 4 a5 .tf2 S a6 (S bS
222 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

r;t>a3 ) 5 R.a7 6 r;t>bS @c3


= ••• =. Parma - 12
Gligoric, Bled 1961.
1 h7 ! l:txh7 +2 @g6 l:l.h43 f5+ @d6 4
7 lüh6 .J:[ hl5 �f7+ ! @c7 6 �g5 �d6 7 f7
l:th8 8 @g7 lh8 9 f6! (9 fB'i'+? :xf8 10
1 g5+ ! 2 hxg5 h43 � c6 tüg6+ 4 � e4
••. @xf8 @e5 ) 9 .. r;tfe510 �h7 .l:l.a7 11
= .

h3 -+. Markowski - Gdanski, Ks iaz @g6 (1-0). Kumpachnik - Maksimenko,


1998. Ptuj 1998.

8 13

Las negras deberían haber optado por 1 1 J:lxe5 .l:I. xe52g3, y las negras se rin­
... f6! 2 'iH8+ @h5 3 'W'g7 h6 -+. Sin dieron. Pero podían haberse salvado con 2
embargo, jugaron 1 ... f5? 2 'it'e7! 1t'd2+ ... �g6!3 Axes 'it>h5, y después de 4 ... f4
3 @ g3 'if el+ 4 � h3 ... hl + 5 @ g3 es tablas.
'i!lgl+ 6 @h3 f4 7 'ii' f 8+ @h5 8 'ifxf4,
tablas. Mijalch ishin - Kravcic, Eslove­ 14
nia 1997.
La partida continuó así: l .i.xf5+ ? exf5
9 2 @xf5 �xh6 3 @e6 �b8 4 c;t;>d6 �c6 5
@c7 Aa8 !, única posibilidad de las negras,
(a) 1 ... 'ii'c 2? 2 'it'xe6 'ifxf2+ 3 @h3 que su rival había subestimado. Perdía, en
'iffl + 4 @h4 'it'hl + 5 'ifh3! +-. Polu­ cambio, 5 ... �xe7 6 �xb7 @xh5 7 @xa6
gaievsky- Bronstein, Tallinn 1964. �c6 8 @xb5 +-. 6 .i.c5 @xh57 @b6 @g4
(b) 1 'ii'f5!
••• =. 8 @ xa6 'iti>f3 9 @ xb5 @ xe3 10 @ b6
�xb4!, tablas. Chiburdanidze - Maric,
10 Belgrado 1996.
Pero es mejor 1.i.c2Aa8 (1 ... @xh6 2
1 'ifxe5? (1 .. fxe5 2 'W'xh5 •xa5 )
••. . = .idl Ac6 3 .i.g5+ @h7 4 h6, con la ame­
21i'g3+ ! @f'I (2 ... 'ii' xg3+ 3 @xg3 +-) 3 naza 5 .ih5 +-) 2 e4!! dxe4 (2 ... fxe4 3
1!Vxe5 fxe5 4 @f3 @e7 5 @e4 @e6 6 f3 .i. dl 'iti>xh6 4 .lg4 .i. c6 5 .i. g5+ @h7 6 '
@f67 f4+-. .ixe6 +-) 3 .i.b3 .i.d5 4 .i.xd5 exd5 5
.i.d6! (5 .i.g5? �b8! 6 'iti>e5 �c6+ 7 @xd5
11 � xb4+ 8 @e6 �c6 9 d5 tüxa5 ) 5.. = .

�xh6 (5 ... lüf6 6 @xf5 lüxh5 7 @g5 +-) 6


1 ... @c8? 2 'ii'g4 y 3 'ii'dl
=. Ehlvest - @xf5 @xh5 7 @e6 e3 8 .if4! e2 9 .i. d2
Topalov, Novgorod 1994. �f8+ 10 @xd5 @g411 @c6 @f3 12 d5
1 ••.@c7 ! 2 ... e7 + @c6 3 •es+ @c5 @f2 13 @b7 ! +-.
4'it'f8+@d4-+.
15

(a) 1 ... e5? 2 l:l.xc6 exd4 3 exd4 l:l.d3+


4 @f4 ndl 5 @e4 'iti>g6 6 d5 :el+ 7 .i.e3
SOLUCIONES A LOS EJERCICIOS 223

@g7 8 d6 l:tdl 9 �f4 y, por fin, las negras 16


se rindieron. Osterman - Mijalchishin,
Bled 1995. No, debido a 2 �a4!! 3 l:te2 (3 h5
•••

{b) 1 e6!2 l:txc6 j_d8 !, con idea de


·- �xb3 4 h6 �xc2 5 h7 .l:tb3+ 6 <;f;>e2 g2
j_d8-a5-el, y suficiente defensa. -+) 3 j_xb3 4 �d3 l:!.xe2+ 5 @xe2
•••

j_dl+!! (0-1). Timman - Salov, Amster­


dam 1991 .
224

Índice de jugadores y compositores

Abramovic - Nikolic 96 Barlov - Abramovic 50


Adams - Almási 165 Barlov - Schüssler 87
Adams - Lautier 19 Barlov - Seir awan 144
Adams - Lutz 12 Bayer - Polasek 117
Adams - Xie Jun 34 Beliavsky - Azmajparashvili 107
Adorján- Chemin 36 Beliavsky - Dolmatov 181
Adorján - Morozevich 195 Beliavsky - Gelfand 146
Akopian - Almási 102 Beliavsky - Geller 188
Alatorzev - Chejover 109 Beliavsky - Hodgson 69
Alekhine - Bogoljubov 124 Beliavsky - Kupreichik 193
Alexandria - Maric 58 Beliavsky - Mijalchishin 147
Almási- Portisch 35 Beliavsky - Miles 171
Alterman - Chernin 158 Beliavsky - Neverov 160
Anastasian - Jalifman 32 Beliavsky - Short 192
Anastasian- Romanishin 21 Beliavsky- Spraggett 66
Andersson- Hübner 76 Beliavsky - Sveshnikov 18
Arbakov - Gurevich 85 Beliavsky - Tratar 60
Averbar- Bebchuk 34 BenkO - Gereben 119
Azmajparashvili - Kupreichik 91 Bogoljubov - Rubinstein 105
Azmajparashvili - Novopashin 48 Bojkovic - Kachiani 90
Bologan - Kramnik 116
Botvinnik 28
Bagirov- Berzinsh 67 Botvinnik - Balashov 140
Bagirov - Kraidman 63 Botvinnik - Donner 205
Bagirov -Veingold 72 Botvinnik - Kan 126
Balashov - Korchnoi 133 Botvinnik - Rabinovich 126
Balashov- Tiviakov 33 Botvinnik - Simagin 45
Balashov - Ulibin 106 Branicki - Sefe 108
Balashov- Vaganian 162 Bronstein - Rantanen 132
Ballon - Mijal chis hin 204 Bronstein - Timman 34
Bareev - Faragó 15 6 Brunner - Korchnoi 110
Barle - Mijalchishin 101 Bykova - Rubzova 118
ÍNDICE DE JUGADORES Y COMPOSITORES 225

Capablanca - Tartakower 85 Finkel - Mijalchishin 22


Cruz - Seirawan 20 Fischer - Bisguier 25
Cruz - Seirawan 36 Fischer - Geller 106
Cuartas - Zuidema 109 Fischer - Letelier 23
Cvitan 117 Fischer - Larsen 25
Flohr - Vidmar 19
Formanek - Mijalchishin 189
Chaunin - Friedman 81
Chejov - Karsa 144
Chernin - Georgiev 194 Gausel - Agdestein 159
Chiburdanidze - Galliamova 104 Gelfand 118
Chiburdanidze - Maric 210 Gelfand - Lautier 147
Gelfand - Lemer 121
Gelfand - Shirov 150
Dammes - Sosonko 118 Genba - Irzhanov 160
Dan - Pytel 186 Georgiev - Jalifman 128
Dao Thien Hai - Ivanchuk 135 Gligoric - Fischer 24
Dautov - Alterman 73 Godena - Lalic 49
Deák - Horváth 35 Greenfeld - Golod 11
Degraeve - Hansen 29 Gretarsson - Magerramov 148
Dojoian - Shirov 196 Grünberg - B runne r 95
Drasko - Vratonjic 15 Gufeld - Grigorian 42
Dreev - Anastsian 29 Gufeld - Minev 202
Dreev - Beliavsky 117 Guliev - Tukmakov 28
Gulko - Gurevich 115
Gulko - Sveshnikov 161
Ehlvest - Polugaievsky 72 Gurevich - Andersson 150
Ehlvest - Rausis 152 Gurevich - Rechlis 114
Ehlvest - Shirov 10 Guseinov - Beliavsky 79
Ehlvest - Topalov 210 Gutman - Tseitlin 118
Eliskases - Levenfish 90
Emms - Riemersma 62
Estrin - Gusev 34 Havsky - Yuferov 30
Euwe - Alekhine 66 Hector - Speelman 9
Evreinov 29 Heinig - Liebert 36
Hellers - Eingom 12
Herrera - Vásquez 64
Faragó - Csom 190 Hertneck - Narciso 169
Fedotov - Arjipov 37 Hoch 31
Fercec - Cvitan 146 Hoi - Mijalchishin 202
Fercec - Mijalchishin 93 Horváth - Sherzer 196
Filipescu - Citron 30 Hübner - Ftacnik 143
Filipov - Kopatsny 101 Hilbner - Polgár 100
226 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Hübner - Spassky 130 Korchnoi - Ljubojevic 168


Hulak- Beliavsky 191 Korchnoi - Pinter 141
Huzman - Mijalchishin 68 Korolev - Palm 205
Kovacevic - Tosic 128
Kozakov- Asparujov 30
Ilincic - Abramovic 57 Kozlov - Mijalchishin 87
Ilivitsky-Taimanov 94 Kozul - Mijalchishin 98
Ilyin-Genevsky - Botvinnik 30 Kozul- Nikolic 76
Ioseliani- Onischuk 120 Kramnik- Beliavsky 88
Ivanchuk- Eingom 56 Kramnik - Lautier 18
Ivanchuk- Kasimdzhanov 22 Krasenkov - Iskusnik 97
Ivanchuk- Kramnik 182 Kremenetsky- Razuvaev 40
Ivanchuk- Lautier 99 Krumpachnik- Maksimenko 210
Ivanov- Sagalchik 33 Krumpachnik - Polak 8
Kudrin - Cebalo 208
Kupreichik - Mijalchishin 16
Janvarev- Sherbakov 28 Kupreichik- Zheliandinov 115
Jolmov - J asin 117 Kuzmin - Petrosian 21
Jolmov-Timoschenko 82 Kuzrnin - Petrosian 33

Kamsky- Karpov 65 Larsen 120


Kamsky- Cvitan 161 Larsen - Browne 85
Kan- Keres 129 Larsen- Uhlmann 36
Kamer- Renter 109 Lastin- Alferenko 161
Karpov- Hort 162 Lasker - Levenfish 115
Karpov- Kasparov 13 Lasker - Marshall 200
Karpov - Kasparov 174 Lautier - Yermolinsky 116
Karpov- Timman 206 Lein- Suetin 120
Karpov- Yudasin 116 Lékó- Akopian 114
Karplilv- Yusupov 131 Lemer - Dorfman 75
Kasparov- Andersson 142 Lesiege- Ivanov 114
Kasparov- Short 116 Levenfish - Lisitsin 115
Keller- Mikenas 74 Levy- Peev 121
Keres - Aronin 203 Lilienthal- Smyslov 86
Keres - Mikenas 120 Ljubojevic - Ivanchuk 130
Keres- Szabo 184 Lombardy- Fischer 25
Kirov- Kosic 115 Lopyshnoi - Dreev 121
Klovan- Elistratov 32 Lputian- Tukmakov 137
Kochiev - Lemer 47
Konopka - Sherbakov 75
Konstantinopolsky - Fr idman 120 Macieja - Grabarczyk 8
Korchnoi - Kengis 111 Madsen - H a nsen 68
ÍNDICE DE JUGADORES Y COMPOSITORES 227

Magerramov - Kohlmeyer 155 Nezhmetdinov - Romanovsky 136


Maizelis 122 Nikolaevsky - Gufeld 47
Manukovsky - Pustovalov 122 Nikolic - Ftacnik 70
Maric - McNab 96 Nikolic - Movsesian 93
Maric - Zaitseva 58 Nikolic - Portisch 155
Markovic - Ivanovic 10 Nimzovich - Chigorin 30
Markowski - Gdanski 209 Novikov - Beliavsky 71
Marosi - Yudasin 207 Novikov - Kaidanov 180
Marshall - Alekhine 203 Novikov Lalic
- 65
Martinovic - Mijalchishin 198
Martinovic - Yudasin 127
Matlak - Zeshkovsky 14 Olafsson - Tal 119
Matulovic - Ujtumen 54 OH - Benjamín 19
Me dnis - Gurevich 80 Ostenstad - Kuzmin 12
Mestel - Chejov 36 Osterman - Mijalchishin 210
Mijailov - Volchok 158 Owen - Morphy 88
Mijalchishin - Azmajparashvili 123
Mijalchishin - Beliavsky 134
Mijalchishin - Cvetkovic 207 Padevsky - Latinov 29
Mijalchishin - Eslon 74 Panno - Donner 154
Mijalchishin - Gufeld 199 Papendieck - Geiger 32
Mijalchishin - Kavcic 209 Parma - Gligoric 209
Mija1chishin - Jmelnitsky 79 Pelletier - Arencibia 164
Mijalchishin - Nestorovich 201 Pelletier - Rozentalis 92
Mijalchishin - Stangl 99 Pelling - Miles 153
Mijalchishin - Savchenko 168 Permiakov - Petkevich 1 16
Mijalchishin - Sveshnikov 167 Petrosian - Larsen 34
Miles - Adorján 183 Petrosian - Rashkovsky 194
Miles - Kindermann 185 Petrosian - Tal 188
Miles - Van der Sterren 178 Piampuu - Lancava 117
Milov Pelletier
- 159 Piket - Sokolov 119
Mitro fanov 123 Plaskett - Rowson 11
Mokry - Pribyl 87 Polgár - Smyslov 30
Morovic Agdestein
-
118 Polnareva - Ajsharumova 49
Morovic - Yusupov 172 Polugaievsky - Bronstein 209
Morozevich - Balashov 145 Polugaievsky - Parma 81
Mortensen Plueg
-
32 Ponomariov - Plaskett 187
Munios - Salazar 120 Portisch - Kramnik 133
Po rtisch - Pie tzs ch 104
Po rtisch - Ribli 125
Natapov - Zhuravlov 9 Psajis - Béinsch 129
Neverov - Dreev 139
Nezhmetdinov Luik -
138
228 ESTRATEGIA GANADORA EN EL FINAL

Rausis - Faragó 153 Solozhenkin Anchesi


- 36
Razuvaev - Kirov 173 Sorín - Alterman 197
Razuvaev - Ostojic 208 Speelman - Saltaev 31
Renet - Olafsson 33 Stein - Bobotsov 193
Réti - Bogoljubov 177 Suba - Chiburdanidze 193
Ribli - Hertneck 201 Sulipa - Gricak 15
Ribli - Mijalchishin 100 Sveshnikov - Sokolov 56
Ricardi - Sorín 34 Svidler - Lobron 8
Rittner - Bemstein 201 Szabo - Keres 69
Rjumin - Ilyin-Genevsky 35 Szabo - Penrose 154
Romanishin - Markowski 169 Szelaig - Pinski 35
Romanishin - Nunn 136
Romanishin - Rodríguez 191
Romanovsky Stahlberg
- 204 Taimanov - Chejov 87
Rossolimo - Fischer 27 Taimanov - Gligoric 200
Rozentalis - Christiansen 149 Tal - Balashov 163
Rublevsky - Shariazdinov 143 Tal - Suetin 35
Rufenacht - Orseth 29 Tavadian - Zeshkovsky 182
Tiets - Forsberg 103
Tijomirova - Morozova 140
Sajtar - Benko 53 Timman - Ree 51
Sakaev - Novikov 157 Timman - Salov 210
Sale - Mij al chishin 208 Timman - Van Wely 116
Salov - Jalifman 138 Toothill - Heemsoth 130
Salov - Kamsky 192 Topalov - Beliavsky 141
Salov - Malaniuk 78 Topalov - Kasparov 114
Salov Yudasin
- 119 Torre - Portisch 57
Salwe 118 Tosic - Gyimesi 63
Schandorff - Speelman 11 Trabattoni - Barlov 105
Schlechter - Lasker 88
Schmittdiel - Mijalchishin 98
Sermek - Hulak 59 Uhlmann - Robatsch 31
Shirov - Kramnik 82 Ulibin - Nevednichy 118
Shirov - Lautier 147
Shirov - Morozevich 97
Shirov - Timman 7 Vaganian - Portisch 17
Shirov - Van Wely 145 Vaganian - Schlosser 95
Short - Kasparov 175 Vaganian - S m irin 139
Short - Topalov 115 Valva - Levitt 35
Smagin Mijalchishin
- 167 Van den Doel - Klovan 91
Smagin - Naumkin 89 Van der Sterren - Douven 48
Smyslov - Epishin 92 Van der Wiel - Larsen 208
Sokolov - J alifman 195 Van Laatum - Mij alchishin 165
ÍNDICE DE JUGADORES Y COMPOSITORES 229

Van Wely - Adams 55 Yates - Alekhine 131


Vasiukov - Timoschenko 46 Yermolinsky - Ivanov 28
Vaulin - Voijovsky 97 Yermolinsky - Seirawan 77
Vladimirov - Novopashin 43 Yudasin - Kramnik 117
Vladimirov - Rashkovsky 64 Yudasin - Osnos 9
Vujala - Smith 78 Yurtaev - Temirbaev 152
Vukic - Pietzsch 127 Yusupov - Gerusel 206
Vukic - Vujosevic 209
Vukovic - Eingorn 52
Vyzmanavin - Chiburdaniclze 50 Zaitsev - Hübner 120
Vyzmanavin - Lemer 64 Zaichik - Sorín 197
Zinar 123
Zotkin - Kudrin 61
Ward - Baburin 108
Wells - Hector 31
Wirthensohn - Mijalchishin 119

También podría gustarte