Está en la página 1de 65

¡Todas y todos PODEMOS trabajar!

TRUST FOR THE AMERICAS


ORGANIZATION OF AMERICAN STATES

Directora Ejecutiva
Linda Eddleman

Director Adjunto
Dario Soto

Director Senior ICT4D - POETA


David Rojas

PROGRAMA INCLUSIÓN SOCIAL Y LABORAL

Gerente
Pamela Molina

Coordinadora Técnica Regional


Diana Andrade

Coordinadores Nacionales
Susana Stiglich Watson - Perú
Wilson Flores Ortiz - Ecuador
Lilliam Handal - El Salvador
Patricia Brogna- México

Oficial Administrativo y Financiero


Felipe Ramos
¡Todas y todos PODEMOS trabajar!

GUÍA REGIONAL
DE ACCESIBILIDAD
PARA EMPLEADORES
MÉXICO, EL SALVADOR, ECUADOR Y PERÚ

FORTALECIMIENTO DE OPORTUNIDADES PARA EL EMPLEO DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD / POETA Inclusión Social y Laboral
Trust for the Americas, Organización de los Estados Americanos (OEA)
Fortalecimiento de Oportunidades para el Empleo de Personas con Discapacidad
POETA Inclusión Social y Laboral
Washington D.C., Estados Unidos
Esta publicación es un producto del Proyecto “Fortaleciendo las Oportunidades de Empleo de Personas con Discapacidad” bajo ATN/ME.10888-
RG, de la Fundación para las Americas y el Fondo Multilateral de Inversiones, miembro del Banco Interamericano de Desarrollo. Las opiniones
aquí expresadas son del/ la autor/a, de la Fundación para las Américas y de los participantes con y sin discapacidad entrevistados o que aportaron
en su elaboración y no necesariamente representan la posición oficial del Banco Interamericano de Desarrollo. Queda permitido reproducir esta
Guía, parcial o totalmente, siempre y cuando se atribuya a la Fundación para las Americas, la Fundación Rumbos y al Fondo Multilateral de Inver-
siones del Banco Interamericano de Desarrollo. La reproducción total de este producto debe ser autorizada por la Fundación para las Americas.
Queda estrictamente prohibida su reproducción comercial, total o parcial.
Publicación del Banco Interamericano de Desarrollo, Noviembre 2010.

CRÉDITOS
Gerente de Proyecto
Pamela Molina
Elaborado por el equipo de Accesibilidad Fundación Rumbos. Argentina
Arq. Cecilia González Campo, Arq. Silvia Coriat y Lic. en psicología Cecilia García Rizzo
Edición
Lic. en Periodismo Silvana Santi Pereyra
Diseño gráfico y diagramación
D.G. Silvia Troian
Diseño interactivo/digital
Ing. Jorge Plano, Marcela Sluka
Fotografía
Archivos de Fundación Rumbos y Archivos Trust for the Americas - OEA

AGRADECIMIENTOS
A quienes desde su experiencia de vida, trayectoria y saber alimentaron los contenidos de esta guía: Dardo Lopez, Eduardo Joly, Facundo
Chávez Penillas, Gustavo Ramírez, Ana Dones, María Cristina Prado, Romina Caligaris, Marisa Erkekdjian, Rafael Carchak Canes, Marcela
Domínguez Cano, Carlos Rotondo y Gabriel Iezzi.
Al grupo regional de validación virtual de la guía:
Ecuador
Magno Novilo, Servicio de Integración Laboral Federaciones-CONADIS
María Elena Yepez, Técnica CONADIS
Patricio Gómez, Departamento de Recursos Humanos, Banco del Pichincha.
Pilar Samaniego, Fundación FINE.
Wilson Flores, Coordinador Nacional de Inclusión Social y Laboral Ecuador, Trust for the Americas
El Salvador
David Reyes, Diputado Propietario de la República de El Salvador y Fundador ONG Sin Límites.
Maritza Melara, Directora de la Secretaría de Inclusión Social de la Presidencia.
Mauricio Garay, Secretaría de Inclusión Social de la Presidencia.
Lilliam Handal, Coordinadora Nacional de Inclusión Social y Laboral El Salvador, Trust for the Americas
México
Héctor Díaz, Director de ONG Investigaciones Sociales, Políticas y de Opinión Pública S.A. de C.V. INVESPOP.
Kirsha Carretero Rivera, Subdirectora de Programas Institucionales, GRUPO IXE.
María Teresa Fernández, Coalición por los Derechos de las Personas con Discapacidad.
Patricia de Anda, Ministerio Del Trabajo y Previsión Social.
Patricia Brogna, Coordinadora Nacional de Inclusión Social y Laboral México, Trust for the Americas
Perú
Jaime Huerta, arquitecto, Presidente B2D
Jane Cosar Camacho, Instituto Latinoamericano de Promoción de Derechos Humanos.
José Isola, Director AGORA
Luis Miguel del Aguila, Presidente Asociación de Distrofia Muscular
Susana Stiglich, Coordinadora Nacional de Inclusión Social y Laboral Perú, Trust for the Americas
Costa Rica
Madai Linkimer, Coordinadora de la Red de Empresas Inclusivas, POETA Costa Rica.
Al equipo ICT4D
Vanessa Ramírez, Brian McArthur, María Liliana Mor, Juan Carlos Rico, Olga Cortés, Cinthia Castellanos.
ÍNDICE

7 PRÓLOGO
9 INTRODUCCIÓN

11 1. MARCOS CONTEXTUALES
11 Cómo transformar la inclusión laboral en un desafío posible
12 Desde qué lugar
14 Cómo gestar accesibilidad para la inclusión laboral
15 Bibliografía y fuentes consultadas

17 2. ACCESIBILIDAD EN EL PROCESO DE INGRESO AL PUESTO DE TRABAJO


18 CONVOCATORIA. Recurrir a las fuentes de formación laboral/profesional
18 SELECCIÓN. Conocer y comprender al postulante
19 ADMISIÓN. Las potencialidades de la diversidad
22 INDUCCIÓN. Período de adaptación al nuevo puesto
23 PERMANENCIA y CONSOLIDACIÓN
24 CRECIMIENTO Y ENRIQUECIMIENTO PERSONAL-LABORAL
24 Bibliografía y fuentes consultadas

25 3. DIFERENTES LÓGICAS DE COMPORTAMIENTO, DE USO


DE LOS ESPACIOS Y HERRAMIENTAS DE TRABAJO
25 El entorno físico-social, agente activo en la conformación de estrategias
de pensamiento y acción
25 Lógicas de comportamiento, uso y percepción
26 • Personas con discapacidad motora
27 • Personas con discapacidad visual
29 • Personas con discapacidad auditiva
30 • Personas con discapacidad intelectual
30 Bibliografía y fuentes consultadas

31 4. RECURSOS ARQUITECTÓNICOS, TECNOLÓGICOS Y HUMANOS


AL SERVICIO DE POLÍTICAS INCLUSIVAS
31 Soluciones que socializan
32 Accesibilidad desde el concepto de interfase
34 Recursos de accesibilidad
34 • Cuadro de aplicación de los recursos
34 • Recursos que brinda el diseño arquitectónico
37 • Recursos que brindan las TIC
42 • Recursos que brinda la asistencia grupal
44 Bibliografía y fuentes consultadas

45 FUENTES DE INFORMACIÓN ÚTIL POR PAÍSES: ECUADOR, EL SALVADOR,


MÉXICO Y PERÚ
45 Contactos útiles
46 • ECUADOR
47 • PERÚ
48 • EL SALVADOR
48 • MÉXICO
50 • REGIONAL
51 • ORGANIZACIONES LATINOAMERICANAS DE PERSONAS
CON DISCAPACIDAD
51 Dispositiv os Legales
51 • Documentos internacionales de Derechos Humanos
52 • Documentos Técnicos Internacionales
52 • Leyes marco de discapacidad
53 • Leyes y normas de Inclusión laboral
54 • Leyes y normas accesibilidad física y comunicacional
55 Material Bibliográfico y fuentes de consulta

58 GLOSARIO - Auspicio Banco de Comercio


PRÓLOGO
TODAS Y TODOS PODEMOS TRABAJAR!
Mejorando las oportunidades de empleo para personas con discapacidad

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, más del 70% de personas con discapacidad viven en los
países en desarrollo, en condiciones de extrema pobreza. En América Latina y el Caribe existen alrededor de 75
millones de personas con discapacidad, aproximadamente el 10% de la población de la región.
Existen varios estudios que establecen que la discapacidad es causa directa de altos niveles de desempleo
en la región –alrededor de un 80% son atribuidos, según datos de la Organización Internacional del Trabajo–,
además de generar un impacto negativo en la participación económica en los núcleos familiares, donde al tener
un miembro de la familia con discapacidad reduce el ingreso per cápita de dicha familia.
Las altas tasas de desempleo no son caprichosas. Ellas responden a una pre concepción sobre las personas
con discapacidad y productividad, que relaciona de forma directa capacidad con el estándar físico y sensorial
de “perfección”. Por lo mismo, bajo este paradigma, las personas con discapacidad son socialmente entendidas
como no productivas excluyéndolas, casi por definición, del ejercicio de sus derechos ciudadanos.
De acuerdo a los principios de la Convención Internacional por los Derechos de las Personas con Discapacidad
de Naciones Unidas (CDPD), que sostiene los conceptos y la metodología planteadas en esta Guía de Accesibilidad
para Empleadores de Personas con Discapacidad, la accesibilidad es una pre-condición del desarrollo humano
de las personas con discapacidad, reconociendo su derecho al trabajo en condiciones de igualdad: “Los Estados
Partes reconocen el derecho de las personas con discapacidad a trabajar en igualdad de condiciones con las demás,
en un mercado y un entorno laborales abiertos, inclusivos y accesibles” (Artículo 27, CDPD, ONU, 2006) .
Además concordamos tal y como ha sostenido el sociólogo Eduardo Joly: “la accesibilidad sin garantizar acce-
so al trabajo es inútil, considerada desde la perspectiva de construcción de ciudadanía” (Joly, 2007).
La falta de conocimiento e incorporación social del concepto de accesibilidad en América Latina, la dificultad
–y en algunos casos, imposibilidad– de acceso al sistema judicial para valer sus derechos humanos y el reducido
poder económico, provoca que la inversión de recursos en modificar el ambiente para hacerlo universalmente
accesible se convierta en acciones aisladas sin la suficiente priorización social, económica y política.
Esta situación crea la urgencia en América Latina de resolver proactivamente la participación económica de
las personas con discapacidad. De lo contrario, la aplicación de soluciones de accesibilidad continuará reali-
zándose, mas por el cumplimiento legal, a través de la réplica de normativas estándares que no consideran el
trasfondo de la funcionalidad práctica y social de la solución integral, orientada a la persona concreta, bajo una
visión de acceso igualitario, donde las alternativas de modificación del entorno son participativas entre los dis-
tintos actores, incluyendo a las propias personas con discapacidad y beneficiando a todas y todos en el proceso.
Partimos de la convicción de que la inclusión de las personas con discapacidad en la agenda del desarro-
llo contribuye en la superación de la pobreza en el Continente –una de las principales Metas del Milenio de
ONU–, y reduce la discriminación –objetivo consagrado en la Convención Interamericana para la Eliminación de
Todas las Formas de Discriminación Contra las Personas con Discapacidad de la OEA–, precedentes que impul-
saron a la Fundación para las Américas, organismo sin fines de lucro cooperante de la Organización de Estados

7
Americanos (OEA) a la implementación en el año 2004 de un proyecto piloto, con el apoyo de Microsoft, donde
se establecieron sus dos primeros centros de capacitación en tecnologías de la información y comunicación y
en habilidades laborales, para comunidades vulnerables -especialmente personas con discapacidad-, buscando
su replicación a todo el hemisferio.
La capacitación en tecnologías de la Información y comunicación (TIC) se complementa con un currículum
en otras áreas, que incluye entrenamiento para el empleo, desarrollo de competencias y desarrollo de micro-
empresas. Hoy en día, 5 años después, entendiendo y aplicando el poder de las TIC e introduciendo el uso de las
tecnologías adaptadas, se ejecuta con éxito el programa POETA (Programa de Oportunidades para el Empleo a
través de la Tecnología en Las Américas), donde más de 100 centros proveen capacitación a personas con disca-
pacidad, jóvenes en riesgo y otras poblaciones vulnerables en 20 países de América Latina y el Caribe.
POETA cree en la importancia de generar alianzas y articular redes sociales que promuevan y potencien la
construcción de capacidades locales en marcos innovadores de franquicia social, para generar cambios reales
en la sociedad, que favorezcan la inclusión social y laboral.
Desde el año 2008, a través de una asociación con el Fondo Multilateral de Inversiones, miembro del Grupo
del Banco Interamericano de Desarrollo y Microsoft, POETA expande el componente de inclusión laboral en
cuatro países de América Latina: México, El Salvador, Ecuador y Perú.
Los resultados no sólo se centran en mejores dinámicas de capacitación en competencias laborales focali-
zadas de acuerdo a las demandas del mercado abierto y articulando redes con el sector empleador -público y
privado-, para promover la inclusión laboral efectiva y digna de las personas con discapacidad, sino también en
la concientización social hacia la comunidad, en torno al ejercicio de prácticas inclusivas desde una perspectiva
de derechos humanos.
Esta Guía de Accesibilidad para Empleadores de Personas con Discapacidad es uno de los resultados tangi-
bles de este trabajo, que esperamos se convierta en una herramienta orientadora, útil para aquellos emplea-
dores que ya han tomado la decisión de romper los paradigmas culturales; para los técnicos y jefes de áreas de
recursos humanos que, en cada empresa o institución desean implementar las soluciones de accesibilidad, así
como también para cada trabajadora y trabajador con discapacidad y su comunidad, para que entendiendo y
aplicando esta metodología propuesta, en la interacción conjunta de todos los actores sociales involucrados en
la decisión de la inclusión, construyamos soluciones eficaces, posibles de abordar en un contexto latinoameri-
cano y en pos de un bienestar social y económico para todas y todos.

David A. Rojas Mejía Pamela Molina Toledo


POETA DIRECTOR Gerente de Inclusión Social y Laboral
ICT4D Director Senior POETA ACCESIBLE
Trust for the Americas Trust for the Americas

8
INTRODUCCIÓN

La presencia de emprendimientos laborales del sector público y privado que asumen el compromiso de contratar
personas con discapacidad indica que el camino en el reconocimiento de este colectivo comienza a allanarse.
Estas iniciativas conciben a las personas con discapacidad con potencial para el medio laboral, como cualquier
otro trabajador. A la vez, su predisposición a salvar los desajustes entre el entorno físico-social y lo que cada
persona con discapacidad requiere, permite asumir los “cómo hacer para lograrlo” sin detenernos en los “para
qué” o “cuál es el beneficio”. Sí, en cambio, incentiva a reflexionar en las causas que históricamente lo han difi-
cultado, a fin de posicionarse desde nuevos paradigmas.
Las posturas éticas no se basan en especulaciones respecto de mermas o beneficios económicos. El recono-
cimiento de los derechos humanos de las personas con discapacidad -entre ellos el derecho a su propio sus-
tento- figura en normativas nacionales y en la letra de la Convención sobre los Derechos de las Personas con
Discapacidad a la cual estos países han suscrito. Sin embargo, no se trata tan solo del cumplimiento de una
obligación, sino de asumirla desde una convicción originada en los mismos postulados que la hicieron letra de
normas y pactos. La entendemos como una feliz convergencia. Cuando las actitudes inclusivas son motoriza-
das por propia convicción, los “obstáculos” dejan de serlo.
La manera en que un emprendimiento laboral se posiciona respecto de la inclusión de personas con dis-
capacidad incide en la eficacia y racionalidad con que da respuesta a los ajustes necesarios, sean éstos arqui-
tectónicos, técnicos o conductuales.
La función de esta Guía es brindar un marco de referencia para la implementación de accesibilidad a quienes
ya han tomado la decisión de incluir PCD o están a punto de dar ese paso.
Respecto de la accesibilidad, introduce aspectos metodológicos en la gestión de inclusión laboral y brinda
canales para complementar su información mediante material existente de leyes y normativas sobre accesibi-
lidad y diseño universal. Aspiramos a que este andamiaje de base, sistematizado, propicie la creación de “pro-
cedimientos” propios, según las experiencias transitadas o en desarrollo en cada lugar. Aun siendo de carácter
regional, esta Guía da cabida a contemplar las peculiaridades de cada país y de cada emprendimiento laboral.
El concepto de inclusión da lugar a diferentes interpretaciones:
Un “producto inclusivo” puede definirse y describirse. El diseño universal da pautas para ello.
Actuar de manera inclusiva es ponerse en el lugar del otro, comprender diferentes maneras de hacer, moverse,
y comportarse. Es incorporar, tanto en los entornos físicos como en los procedimientos y las conductas, pautas
que hagan lugar a esas “maneras” no habituales. La mirada se centra no en el producto sino en los actuantes.
Desde ésta última noción, la Guía se focaliza en los actores intervinientes y son ellos sus destinatarios:
• Los trabajadores con discapacidad
• Los empleadores y los equipos de apoyo en la gestión de inclusión laboral -profesionales del
diseño, de la tecnología informática y de recursos humanos, entre otros-

9
• Las ONG de personas con discapacidad que impulsan la inclusión laboral
La manera de apropiarse a los conceptos de accesibilidad de quienes conducen los emprendimientos labo-
rales difiere de la de los técnicos que adecuan las instalaciones, y de la de las personas con discapacidad. Cada
uno, desde su saber y experiencia, accederá a los contenidos de la Guía en aquello que le resulte pertinente.
Procuramos que el lenguaje utilizado resulte compatible para todos ellos.
Esta Guía se presenta en dos versiones:
• En formato PDF e impresa.
• En CD interactivo. Esta versión establece nexos entre contenidos de diferentes capítulos, tornando más
ágil y operativo el manejo de la información.
Por último cabe señalar que, no obstante comunes denominadores referidos a la accesibilidad, la gestión
de la inclusión laboral presenta notables diferencias entre ámbitos públicos y privados.
Ante la alta incidencia de personas con discapacidad en los sectores más pobres, su masiva desocupa-
ción y el profundo desfasaje entre su formación y la de otros trabajadores, dentro de un marco de imple-
mentación de políticas de pleno empleo, a los organismos de gobierno les cabe el compromiso y obligación
primaria de brindar fuentes de trabajo a éste sector. En particular, atendiendo a su doble vulnerabilidad de
pobreza y discapacidad.
Esto marca diferencias de estrategias con la gestión privada. No se trata tan solo, aún desde criterios inclu-
sivos, de cubrir puestos vacantes, sino de generar nuevos emprendimientos y políticas para responder a dicha
problemática generalizada, contemplando los desfasajes entre formación y requerimientos laborales.
Normativas tales como las de cupo laboral y el rol de los sindicatos se suman entre otros factores cuyo
análisis excede la pertinencia de esta Guía.-

10
MARCOS CONTEXTUALES

La Organización Internacional del Trabajo señala que “el colectivo de per-


sonas con discapacidad suele enfrentarse a la pobreza y el desempleo des-
proporcionados (Departamento de Conocimientos Teóricos y Prácticos y
Empleabilidad, 2010).
Los informes que abordan la problemática para los países de América
Latina, mencionan que “la cifra de personas con discapacidad sin empleo
es muy alta, de hasta el 80%”. Un estudio realizado en Perú en el año 2003,
menciona que del total de personas con discapacidad desempleadas “el
66% dejó de buscar trabajo por cuanto encontraba cero oportunidades”
(Vargas Chávarri, 2010).

Cómo trasformar la Inclusión Laboral en un desafío posible

Con la puesta en vigencia de la Convención sobre los Derechos de las


Personas con Discapacidad, el derecho a trabajar en igualdad de con-
diciones que los demás, es un derecho ganado y está fuera del plano
de la discusión.
Las leyes y normativas a distinta escala, tendrán que ir modificando su letra
para ajustarse a estos principios internacionales que atraviesan las estructu-
ras nacionales. Es decir, aun existiendo contradicciones o con ausencia de nor-
mativas específicas, este pacto internacional se impone por encima de ellas.
En este marco, la accesibilidad se presenta como un conjunto de prin-
cipios cuyo cumplimiento se fundamenta en el acceso a los derechos
sustantivos y el trabajo es uno de ellos. Esta situación coyuntural, puede
estar circunscribiendo el tema a cuestiones legales. Sin embargo, resul-
ta fundamental ampliar la perspectiva, visualizando oportunidades y
herramientas que brinda la accesibilidad para su propia materialización.
Las experiencias en ámbitos laborales resultan aun escasas y novedosas,
pero los ámbitos domésticos proveen mucho material de base.
Al observar cómo se las ingenian las personas con discapacidad para
construir soluciones que les permiten desarrollar tareas en su vida cotidia-
na, aún estando en su gran mayoría por debajo de la línea de la pobreza, se
nos empieza a revelar que los cambios son posibles.

11
La construcción de soluciones de accesibilidad se apoya en evidenciar cuál
es el problema a resolver (llegar de aquí hasta aquí), dónde está el desajuste
(no existe una superficie continua y lisa que le permita rodar con su silla) y
finalmente, cómo lo podemos modificar (hacemos una senda de hormigón).
Experiencias transitadas indican que, entrando en escena la persona
concreta, los desajustes se pueden resolver de forma “muy” sencilla, ope-
rando con los elementos ya existentes.
Organizaciones afines a los movimientos de inclusión, ya lo están po-
niendo en práctica.
Gladis –usuaria de silla de ruedas- tra- Una iniciativa a tomar, previa contratación, sería conocer con qué ya
baja en un comercio a la vuelta de su cuenta el edificio y su planta operativa, en términos de accesibilidad, y
casa. Sus hijos o alguna amiga, la ayu- cuál es su organización interna. Cabría preguntarse: ¿cuántos emplea-
daban -por la calle que, aun siendo de
dos de la organización tienen un familiar con discapacidad? ¿Estaría la
tierra, resultaba mejor opción frente a
organización dispuesta a brindar su apoyo para abrirle una oportunidad
las mejoras hechas a la entrada de cada
de empleo? Para hacer el análisis diagnóstico, puede requerirse del apo-
casa-. Los días de lluvia no podía salir.
“Con los vecinos juntamos todos los
yo de consultoría externa. 1
años un fondo y vamos haciendo mejo- El trabajo de profesionales de planta y la coordinación de un consultor
ras en el barrio. El año pasado decidi- especializado dejarán como valor agregado bases para el trabajo futuro.
mos construir veredas y resolvimos que Todo lugar es potencialmente accesible. No se trata de abarcar el todo
el primer tramo -de senda de hormigón a partir de la nada, sino de construir orgánicamente la inclusión desde el
continua- fuera el de mi cuadra”. lugar de fortaleza y luego transitar la propia experiencia.
(Testimonio en jornada de accesibi-
lidad. Florencio Varela, Buenos Aires,
Argentina). Desde qué lugar

Estamos en un momento coyuntural complejo en el que coexisten dos mo-


delos antagónicos. Para visualizar, definir y valorar la discapacidad: “El mo-
delo médico de la discapacidad que se imponía a mediados del siglo XIX
como mirada excluyente, hoy prevalece, con diferentes matices tratando de
acomodarse frente al avance de reivindicaciones que propone el modelo so-
cial y de derechos humanos” (Coriat, 2009).
Estas miradas subyacen en actitudes cotidianas. Y son compartidas
tanto por personas que ocupan los lugares de decisión como por las per-
sonas con discapacidad que buscan acceder a un puesto de trabajo.
“El modelo de derechos humanos sostiene que es el medio físico el
que debe adecuarse a las características de las personas y expresa la
necesidad de contar con un hábitat accesible para todos (…) Se concibe
a la discapacidad como una construcción social en la que las cuestiones
médicas no son el aspecto determinante.
(…) El modelo médico, al centrar su abordaje en la cura y rehabilitación,
no se pronuncia respecto de modificaciones en el hábitat físico. Lo naturali-
za, así como naturaliza los parámetros de normalidad. Es el paciente quien

1 El programa de inclusión Social y laboral de POETAACCESIBLE está dispuesto a apoyarlos y orientarlos para
este diagnóstico, en los paises en que opera, através de su Coordinación Nacional de Inclusión Laboral. Ver DirectorioAnexo.

12
MARCOS CONTEXTUALES

debe procurar alcanzar un estado lo más cercano posible al establecido por


estos parámetros. Este modelo concibe a la discapacidad como una enfer-
medad subsanable y no como un atributo con el cual se convive. De alcan-
zarlo, el diseño no sería un obstáculo. En consultorios médicos, incluso en
especialidades como ortopedia, traumatología, geriatría y kinesiología, es
habitual toparse con varios escalones a la entrada, sin que esto sea vivido
por los profesionales como una contradicción”. (Coriat, 2009).
La contundencia de estas miradas es tal que, en el quehacer profe-
sional de los arquitectos, se impone a soluciones con las que, paradóji-
camente, se está muy familiarizado, incluso gestadas por ellos mismos.
Por ejemplo, una diferente textura entre pisos puede aportar la guía que
un ciego necesita para orientarse en el espacio. Es un recurso estético
aceptado que puede bien convertirse en un recurso funcional siempre
que se pueda evidenciar que existe una necesidad de orientación a par-
tir de una forma diferente de percibir el espacio. Es ahí donde general-
mente se produce una disociación: los profesionales saben de recursos
–tecnológicos, constructivos, psicológicos- pero su mirada respecto a la
discapacidad esta teñida de viejos paradigmas, al tiempo que las exi-
gencias se enmarcan en tendencia creciente hacia los nuevos modelos.
El siguiente cuadro presenta “dos maneras muy diferentes de pre-
guntar acerca de la discapacidad. Una de ellas tomada de un estudio
realizado sobre adultos con discapacidad en 1986 por la Oficina de
Censo de Población y Encuestas de Inglaterra, y el otro, una propuesta
de Michael Oliver, sociólogo inglés” (Joly, 2007).

Preguntas alternas propuestas


OPCS ( of Population Census & Surveys), 1986 por Michael Oliver

¿Puede decirme qué le aqueja? ¿Puede decirme qué aqueja a esta sociedad?

¿Qué defectos en el diseño de elementos de la vida


¿Qué problema le causa su dificultad para sostener, asir o
diaria, tales como jarras, botellas y latas, le generan
desenroscar cosas?
alguna dificultad para sostener, asir o desenroscarlas?

Su dificultad para comprender a los demás ¿se debe


Sus dificultades para comprender a otros ¿se deben
principalmente a que los demás no saben cómo
principalmente a un problema auditivo?
comunicarse con Ud.?

Las reacciones de los demás a alguna cicatriz, mancha


¿Tiene Ud. una cicatriz, mancha o deformidad que limite sus
o deformidad que Ud. pudiera tener ¿lo limita a Ud. en
actividades diarias?
sus actividades diarias?

¿Ha ido Ud. a una escuela especial porque la política


¿Ha ido Ud. a una escuela especial debido a un problema de de las autoridades educativas de su zona consiste
salud crónico o discapacidad? en enviar a personas con su problema de salud o
discapacidad a tales escuelas?

13
¿Acaso los servicios comunitarios son tan pobres
Su problema de salud/ discapacidad ¿significa que Ud.
que Ud. precisa depender de parientes u otras
tiene que vivir con parientes o con alguien que pueda
personas para que le brinden el nivel de asistencia
asistirlo?
personal apropiado?

¿Se mudó Ud. aquí debido a su problema de salud/ ¿Qué fallas en su vivienda lo llevaron a mudarse
discapacidad? aquí?

¿Cuáles son las restricciones en el entorno que


¿Cuan difícil le resulta desplazarse por sus propios
le dificultan a Ud. desplazarse por sus propios
medios por su barrio?
medios por su barrio?

¿Hay algún problema de transporte o de dinero


Su problema de salud/ discapacidad ¿le impide salir
que le impide salir todo lo que quisiera o ir hasta
todo lo que quisiera o ir hasta donde quisiera?
donde quisiera?

El mal diseño de los buses ¿dificulta usarlos por


Su problema de salud/ discapacidad ¿le dificulta viajar
parte de quienes tienen un problema de salud/
en ómnibus?
discapacidad como el suyo?

¿Acaso su problema de salud/ discapacidad le afecta ¿Tiene Ud. problemas en su trabajo debido al
en su trabajo de alguna manera hoy en día? entorno físico o a las actitudes de los demás?

Cómo gestar accesibilidad para la inclusión laboral

Los expertos en gestión laboral destacan como principio llevar acciones


de conjunto. “Las prácticas de gestión de las discapacidades son más
efectivas cuando se basan en una cooperación positiva entre autorida-
des gubernamentales, organizaciones de empleadores, representantes
de trabajadores, organizaciones de trabajadores y organizaciones de per-
sonas con discapacidades” (Oficina Internacional del Trabajo, 2001).
En Argentina, Fundación Rumbos destaca, como estratégico para
el desarrollo de accesibilidad en las ciudades, el impulso a los Grupos
de Gestión. Un ejemplo es la CAEB (Comisión Asesora Eliminación de
Barreras Físicas, Ciudad de San Martín de los Andes, Argentina), confor-
mada por iniciativa de un grupo de personas motivadas en llevar adelan-
tes acciones a favor de enriquecer la ciudad con aportes en accesibilidad.
Así surgieron campañas publicitarias promoviendo inclusión y obras en
la vía pública, y las obras dieron lugar a nuevas campañas. La Secretaría
de Turismo fue la plataforma para diversas iniciativas: promocionó a la
ciudad como destino turístico accesible, exigiendo a los hoteles que dis-
pusieran de un mínimo de plazas mediante la creación de un área de fis-
calización y ofreciendo orientación respecto de cómo optimizar reformas.
Lo deseable de este modelo de gestión de la accesibilidad es que las
iniciativas nacen del “interés” de las partes y se construyen reuniendo

14
MARCOS CONTEXTUALES

fundamentalmente sus fortalezas y compensando sus debilidades. Y


una de las partes interesadas son las personas con discapacidad, el cora-
zón de estos grupos y protagonistas pro-activos de las decisiones.
Otro criterio estratégico en la implementación de la accesibilidad,
es que no se incorpore de manera aislada sino transversalmente. Es así
como iniciativas de accesibilidad en ámbitos laborales pueden buscar
sustento presupuestario en áreas o programas diversos.
Por ejemplo, en la Ciudad de Buenos Aires (Argentina) se desarrolló
en el año 2006 un Plan de Veredas que, por impulso de las organizacio-
nes de personas con discapacidad, incluyó a la accesibilidad como uno
de los principios que guiaban el diseño de esquinas y veredas. El plan
abordaba de forma integral todos los temas relativos a la peatonalidad,
entre ellos los derivados de la problemática específica de las personas
con discapacidad, pero no eran los únicos.
Como contraejemplo, en un edificio donde funcionan dos organiza-
ciones de derechos ciudadanos, el problema de accesibilidad pretende
ser resuelto con el presupuesto asignado a programas. La entrada del
edificio tiene una escalinata y la única alternativa es colocar una pla-
taforma de elevación mecánica. Sería inadmisible que programas que
brindan orientación sobre derechos ciudadanos dejaran afuera a perso-
nas con discapacidad porque no pueden físicamente ingresar al edificio.
Sin embargo, para dichos programas, resulta desmesurado asumir la in-
versión de 10.000 dólares en una plataforma.
Abordándolo desde otro lugar: ¿Cuánto se invierte en el edificio por
año en mantenimiento? Reparar tan solo las bisagras de la puerta de
entrada en un edificio antiguo representa el 10% del costo total de la
plataforma. Hace aproximadamente 10 años que se manifestó el pro-
blema. ¿Cuánto representa el monto de la plataforma con relación a lo
que ha sido el costo de mantenimiento integral? ¿Un 0,2%? De haberse
actuado preventivamente, si se hubiera apartado un pequeño porcenta-
je de cada uno de los programas en estos últimos diez años, seguramen-
te estaría resuelto.
En Cataluña, España, un 1% de todos los presupuestos que maneja el
Ayuntamiento, por ley, está destinado a accesibilidad.

Bibliografía y fuentes consultadas

Asociación Latinoamericana de Abogados para la Protección y Defensa de los


Derechos Humanos Julio Fretes. Informe sobre la cuota de contratación a per-
sonas con discapacidad al mercado laboral en los países de América latina.
Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y su protocolo
facultativo (2006). Organización de las Naciones Unidas.

15
Coriat, Silvia (2009) El cristal con que se mira (DIVERSIDADE E DIREITO À
INCLUSÃO, organizado pela arquiteta Flavia Boni Licht e pela jornalista Nubia
Silveira. En impresión: Brasil).
Departamento de Conocimientos Teóricos y Prácticos y Empleabilidad (2010).
Inclusión de las personas con discapacidad. Ámbitos de trabajo (Organización
Internacional del Trabajo: Ginebra).
Gladis (2007). Testimonio en jornada de accesibilidad (Florencio Varela: Buenos
Aires).
Joly, Eduardo (2008). Discapacidad y empleo: Por el derecho a ser explotados (Le
Monde Diplomatique, Edición Cono Sur,, Año X, Número 112, páginas 34-36:
Buenos Aires).
Joly, Eduardo (2007) La discapacidad: Una construcción social al servicio de la
economía. (Clase dictada en el Posgrado de Actualización y Profundización
en Discapacidad, Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, Universidad de
Buenos Aires).
Medina Vasquez, Zenón (2010). Respuestas al cuestionario de información pre-
existente de los países de América Latina (Programa POETA: Lambayeque).
Oficina Internacional del Trabajo (2001). La gestión de las discapacidades en el
lugar de trabajo (Organización Internacional del Trabajo Ginebra).
Vila Nuñonca, Gildo (2010). Respuestas al cuestionario de información preexistente
de los países de América Latina. Director de MECVIDA. Programa POETA: Cuzco).
Vargas Chávarri, Víctor Hugo (2010). Respuestas al cuestionario de información
preexistente de los países de América Latina. Abogado, consultor en tecnolo-
gías para Personas con discapacidad. Presidente de la Comisión Especial Sobre
Derechos de Personas con Discapacidad del Ilustre Colegio de Abogados de
Lima (CEDISCAL). Lima.

16
ACCESIBILIDAD EN EL PROCESO DE INGRESO
AL PUESTO DE TRABAJO

La inclusión laboral de personas con discapacidad debe concebirse en un


proceso similar al seguido para el resto de los empleados: comienza por
una necesidad real de cubrir un puesto de trabajo (y no por preguntarse
“¿qué trabajo le puedo encomendar?”). En el proceso de inserción laboral
y en la filosofía desde la cual se construye el rol de cada empleado hay
que aplicar los mismos criterios para todos, tengan o no discapacidad.
No obstante, debe conformar un dispositivo específico que asegure que
el proceso de inclusión se implemente de manera óptima y que resulte
exitoso en cada una de sus etapas: convocatoria, selección, admisión,
inducción (período de adaptación inicial al puesto), permanencia, con-
solidación y crecimiento personal-laboral. Cada instancia es posible si la
anterior resultó exitosa. Por ello es importante optimizarlas desde el co-
mienzo. El compromiso de la empresa con esta misión tiene que originar-
se en sus niveles de liderazgo, no sólo a través del enunciado de criterios
de responsabilidad social sino desde un impulso personal y participativo,
posicionando estratégicamente al equipo que conforma el dispositivo de
inclusión laboral a cargo del seguimiento del proceso de inclusión.
El proceso desplegado a continuación se basa en el caso Consultora
Accenture Argentina – Programa Sin Barreras, conceptualmente válido
a los fines de diseñar e implementar programas de inclusión, indepen-
dientemente de la envergadura de la empresa.

Dispositivo de inclusión
En una empresa intervienen:
• El presidente o uno de los líderes máximos de la empresa
• El coordinador del equipo de inclusión
• Los integrantes del equipo de recursos humanos
• Un representante de cada una de las áreas claves (variará según la
empresa):
- Áreas tercerizadas
- Comunicación interna
- Marketing o comunicación externa
- Producción
- Servicios y mantenimiento
- Capacitación

17
- Reclutamiento (detección de las “posiciones abiertas” para pos-
tulantes a nuevos cargos en cada sección de la empresa).
Este equipo sostiene reuniones mensuales en las que programa es-
trategias, define metas, y monitorea su implementación.
El coordinador articula acciones con cada uno de ellos, con servicio
sociales externos a la empresa, y con entidades que prestan servicios o
asesoramiento sobre recursos específicos, tales como los programas de
lectura para ciegos, por ejemplo.

Servicios Sociales
Con gran diversidad entre países, existen beneficios para personas con dis-
capacidad provistos por sus coberturas médicas o por el Estado tendientes
a solventar total o parcialmente erogaciones de medicamentos, transpor-
te a tratamientos, rehabilitación, sesiones de fonoaudiología para mejora
de la dicción en personas sordas, de mejora en la movilidad para personas
ciegas, entre otros. El área de inclusión de la empresa se articula con estos
servicios para asegurar la disponibilidad de dichos recursos.

CONVOCATORIA. Recurrir a las fuentes de formación


laboral/profesional

La explicitación de la tarea facilita caracterizar el perfil del futuro em-


pleado: formación, habilidades, rasgos básicos, etc.
Según el rol a asignar, la especificidad de la tarea, y el nivel educati-
vo requerido, una estrategia posible es recurrir a las fuentes de forma-
ción (escuelas técnicas, terciarias, universidades) procurando detectar
si tienen registro de sus estudiantes o egresados con discapacidad. Esta
estrategia se combina con agencias de empleo, en las que se explicita
que la evaluación debe basarse exclusivamente en los antecedentes
formativos, sin discriminar por rasgos físicos u otros de tipo personal.
Por último, la convocatoria abierta también puede ser realizada a tra-
vés de ONG’s vinculadas a personas con discapacidad y vía medios de
difusión masiva (diarios, TV, Internet).

En todas las vías de convocato-


ria se explicita el “Programa Sin SELECCIÓN. Conocer y comprender al postulante
Barreras”, de inclusión laboral
para personas con discapacidad Evaluados los curriculums vitae y los conocimientos técnicos específi-
(Accenture) a fin de difundirlo, de cos, debe intervenir un profesional con formación en psicología, espe-
apoyar a quienes intervienen en la cialista en discapacidad e inserción laboral.
selección y de alentar a las pro- Aquí surgen todas las preguntas para conocer y comprender lo mejor
pias personas con discapacidad a posible al postulante, su vínculo con lo laboral, con lo social (el trabajo
postularse. en equipo, por ejemplo) y con su propia discapacidad. En función de esta

18
ACCESIBILIDAD EN EL PROCESO DE INGRESO AL PUESTO DE TRABAJO

“Las personas que son sordas última surgen interrogantes y respuestas referidas a lo arquitectónico,
profundas no comprenderán un lo tecnológico, y la asistencia cuando fuera necesaria.
100% de una comunicación oral si En Accenture Argentina, cuando creen que el postulante es apto para
no se apoyan también en recursos el puesto, se contacta un psicólogo especialista en personas con discapa-
visuales y las personas que nacie- cidad, externo a la empresa, que aborda problemas de integración.
ron sordas requerirán de apoyo Evalúa cómo es la persona, el perfil, y su discapacidad. Este profesio-
en la lengua de señas durante la nal le formula preguntas tales como: “¿Cómo vas al baño? ¿Vas solo?
entrevista de trabajo, la prepa- ¿Haces rehabilitación? ¿Cómo viajas? ¿Cómo haces con las horas pico
ración para el trabajo y después (horarios de ingreso y egreso laboral)? ¿Estás acostumbrado a estar
durante reuniones grupales de muchas horas con otras personas?”, etc. Explora cuán aceptada tiene la
trabajo. También requerirán, en discapacidad. Cómo llevaría adelante las tareas en su puesto de trabajo.
caso que no haya intérprete, de Por último, en sintonía con el examen psico-técnico, se releva qué ne-
instrucciones por escrito o bien cesita: diferente horario, software, adaptaciones físicas, asistencia, etc.
señalizaciones y ejemplos visuales El sistema de performance (el combinar los recursos propios con los
de las instrucciones (en caso que apoyos necesarios para desarrollar la tarea al nivel requerido por la em-
no maneje un nivel adecuado presa) es el mismo para todos.
de lectura en el lenguaje de la
mayoría) y permitir que la propia
persona sorda les enseñe lengua de ADMISIÓN. Las potencialidades de la diversidad
señas, para mejorar las comunica-
ciones” (Pamela Molina, Programa Una vez evaluados los aspectos formativos, técnicos y psicológicos, las
Inclusión Social y Laboral, Trust for características que orientan la admisión son: potencial de autosupera-
the Americas). ción, entusiasmo, actitud proactiva; la certeza de que, con los apoyos
necesarios, el postulante con discapacidad podrá responder a las exi-
gencias laborales al mismo nivel que cualquier otro empleado.
La clave está en evaluar las aptitudes más que las limitaciones. La
multiplicidad de habilidades que desarrolla cada individuo con discapa-
cidad, sumado a los recursos tecnológicos compensatorios, otorgan una
diversidad tal a sus “maneras de hacer” que conviene tener una actitud
abierta, escuchar, observar y preguntar, sin prejuzgar qué tarea podría
o no efectivamente realizar.
“Potencialmente, cualquier tarea es plausible de ser llevada a cabo por per-
sonas que tengan algún tipo de limitación” (Rafael Carchak Canes, ex Gerente
General de Eveready Argentina, Especialista en Recursos Humanos).
Para quien se postula, el conocer el sentido de la tarea y el objetivo
perseguido le brinda la oportunidad de concebir una estrategia para
desarrollarla con metodologías quizás diferentes de las habituales. Por
ejemplo, una persona de baja talla a la que se le asigna una tarea en ar-
“Las personas sordas requieren los chivos, la resuelve con una escalera, que le resulta plenamente familiar
servicios del Intérprete de la lengua para el alcance de elementos. Un ciego, habituado a los programas de
de señas ecuatoriana, durante las lectura y al sistema Braille, puede simultáneamente hablar por teléfo-
etapas de selección, inducción al no, “leer” en su programa de lectura y tomar nota.
puesto y capacitación continua” La empresa se asegura de brindar todos los apoyos necesarios, pero el
(María Elena Yepez, Ecuador). nivel de exigencia es el mismo para todos.

19
Estrategias para la asignación del puesto laboral.
Implementación de los recursos necesarios

Algunos rasgos funcionales de los empleados se ponen en juego priori-


tariamente para algunos tipos de actividades:
• En el área de recepción, las acciones de orientar e informar requie-
ren de buena orientación espacial y de fluida comunicación (buena
escucha y dicción), pero no necesariamente de buena movilidad.
• Por el contrario, tareas tales como trasladar material o documen-
tación de un sector a otro requieren buena movilidad (además de
orientación).
Sin embargo, para ambos casos, las limitaciones funcionales se rela-
tivizan con el entrenamiento y los recursos compensatorios con los que
está familiarizado el futuro empleado:
• Personas sordas con buen dominio del lenguaje oral y utilizando dispo-
sitivos que pasan a palabra escrita mensajes orales (cada vez más pre-
sentes en teléfonos celulares) pueden cumplir funciones que implican
diálogo y comunicación; incluso tareas informativas y orientativas.
• Aunque las tareas que implican circulación se encomendarían en
primera instancia a personas sin dificultades para trasladarse, la
movilidad puede resolverse de manera sencilla mediante sillas mo-
torizadas o scooters. Y si se trata de material que requiere de un me-
dio de traslado o elevación tipo mini-grúa, no es imprescindible que
el operador tenga buena movilidad en sus miembros inferiores.

El puesto de trabajo

El futuro empleado se reunirá con los técnicos pertinentes en el puesto


de trabajo o lugar equivalente. Allí construirán conjuntamente las es-
trategias para lograr las condiciones de desarrollo de las tareas. Se trata
de generar todas las interfases necesarias para asegurar que cada paso
que conduce a la realización de la tarea pueda cumplirse. Se registrarán
los programas de TIC a incorporar y las adecuaciones a realizar en las
instalaciones.
Por ejemplo, cabría preguntarse en el caso de un usuario de silla de
ruedas, ¿cómo se aproxima a su puesto? ¿Qué necesita? Todo esto de-
berá surgir en el diálogo con él, ante la visualización concreta de su fu-
turo puesto de trabajo. Es posible que requiera de un espacio libre por
debajo del plano horizontal, mayor que el diseñado originalmente, para
dar lugar a la parte delantera de la silla de ruedas: más alto y más an-
cho; elevar el plano de apoyo y quizás correr o quitar la cajonera lateral,
transformándola en carro rodante, de ubicación móvil; quizás el borde
frontal recto del plano de apoyo pueda tornarse cóncavo posibilitando
una mejor aproximación y mayor aprovechamiento de toda la superficie

20
ACCESIBILIDAD EN EL PROCESO DE INGRESO AL PUESTO DE TRABAJO

lateral, a ambos lados, con mejor alcance. Surgirán múltiples detalles:


ubicación de tomas, encendido de la computadora, su accionamiento.
¿Quién evalúa cómo tienen que ser estas adecuaciones exactamente?
¿Quién las materializará?: ¿el equipo de mantenimiento de la empresa,
un artesano externo, o los fabricantes originales? Las modalidades va-
riarán, pero la presencia de alguien del staff interno será necesaria para
evaluar y decidir acerca del presupuesto y para monitorear su concreción.

Eficacia en los procedimientos de detección


de requerimientos

En la sucesión de acciones cotidianas, concebimos cada una como un


eslabón de una cadena, sin el cual sería imposible llegar a cumplir con el
cometido laboral. Registramos cada paso de las acciones pertinentes a
la tarea específica; y también aquellas que las posibilitan: llegar al tra-
bajo, ingresar, registrarse, trasladarse hasta el puesto de trabajo, aproxi-
marse a él, y comenzar la tarea. Ampliamos la aplicación del concepto
de interfase a cada una de estas instancias. Focalizamos en los desajus-
tes entre el entorno físico y una acción pretendida. Por ejemplo, hay una
intención (voluntad de llegar al rellano del ascensor), un entorno físi-
co y los dispositivos habituales para alcanzar dicho objetivo (un solado
liso, espacios amplios, señalizaciones que conducen al rellano). Pero si
se trata de una persona ciega, la señalética gráfica no es detectada y ni
la amplitud de los espacios ni la regularidad del solado brindan pistas
de orientación. Faltan los dispositivos necesarios para transformar su
intención de llegar al rellano en acción eficaz.

21
El éxito del desempeño laboral estará signado por la resolución satis-
factoria de múltiples pequeñas acciones, que comienzan mucho antes
del inicio de la tarea, la incluyen y culminan mucho después. En estas ac-
ciones se pone en juego la conformación física del espacio, de los equipa-
mientos, de dispositivos de señalización y de accionamiento.
¿Cómo detectar cada eslabón? Ante cada testimonio, enriquecer la hipó-
tesis abierta de comportamiento según las diferentes lógicas de comporta-
miento y uso del espacio. La entrevista inicial de la persona con discapaci-
dad brindó una idea general. Ahora se trata de focalizar cada requerimiento.
Nuevamente escuchar, observar y preguntar: ¿Cómo hace para… (darse cuen-
ta donde está la entrada, abrir la puerta, incorporarse, lavarse las manos…)?
Recorrer juntos los espacios físicos, ingresar en la lógica de comunicación, de
orientación, de movilidad, de comprensión. Construir cada eslabón de la se-
cuencia que conduce al puesto de trabajo. Y ya en él, cada paso de la tarea.

INDUCCIÓN. Período de adaptación al nuevo puesto

Varía según la persona y características de la tarea. Suele insumir más


tiempo que lo habitual si se trata de un trabajador con discapacidad inte-
lectual o mental. Una tutoría, más cercana al comienzo, brindará apoyo
y acompañamiento en la integración laboral y grupal. En todos los casos
conlleva la introducción del nuevo empleado en su equipo de trabajo, el
familiarizarse con el grupo humano, con las instalaciones de su propio
puesto, y con el entorno cercano con el que tendrá que interactuar.
A ello se suman diversos tipos de apoyos: las capacitaciones vincula-
das con la función laboral específica, otras tales como las de apoyo en
idiomas u otra área que fuere necesario reforzar, y un seguimiento por

22
ACCESIBILIDAD EN EL PROCESO DE INGRESO AL PUESTO DE TRABAJO

parte del área de inclusión laboral más cercano al comienzo y más espo-
rádico a medida que avanza favorablemente la inducción.
El desempeño dependerá bastante del proceso de inserción inicial.
Hay pasos para facilitar su inducción a la organización:
• Previo a consumar su integración, participar a su futuro jefe que
“ingresará una persona con discapacidad con tales características”
y contar con su consentimiento.
• En una charla del jefe con el equipo de trabajo se hablará del
Programa Sin Barreras, del futuro integrante del equipo, y de algu-
nos de sus rasgos que resulte pertinente compartir. Por ejemplo,
si a veces está somnoliento puede deberse a la medicación que
toma, y no una falta de atención a su tarea (Accenture).
• Aprender a preguntarle si necesita asistencia y de qué manera.
Cuanto más franco y abierto sea el diálogo, entre el empleado con
discapacidad y sus compañeros, más se disiparán los temores. El
clima laboral se tornará más comunicativo y solidario.
• El éxito en la integración del trabajador con discapacidad es res-
ponsabilidad del equipo (Accenture). De esta manera la inclusión
se asume socialmente.

PERMANENCIA y CONSOLIDACIÓN

No todos los requerimientos de apoyo surgen al inicio. Gradualmente se


irán ajustando las adecuaciones y afinando su funcionamiento en el uso.
Se pondrán en evidencia nuevas situaciones: por ejemplo, la cafetería
auto-service demandará un entrenamiento a los empleados ciegos en el
reconocimiento del lugar y el uso de los dispositivos, y por parte de sus

23
compañeros un orden de los elementos en el mismo sitio para que pue-
dan ser localizados fácilmente o eventualmente contar con la asistencia
de uno de ellos. A la asistencia del equipo de trabajo, debe sumarse un
seguimiento menos directo por parte del área de inclusión a fin de que
cada nueva situación problemática pueda resolverse positivamente.
Encuentros periódicos de intercambio entre los trabajadores con
similares tipos de dificultades, con la participación de integrantes del
área de inclusión, enriquecen las experiencias personales, tejen alianzas
y fortalecen los conocimientos del área sobre las personas y sus proble-
máticas, en el desafío de propiciar su consolidación laboral.
Cuanto más genuinamente se haya construido el puesto laboral conjun-
tamente con el empleado, más enraizado en su rol estará y mayor capacidad
de resiliencia tendrá ante futuros desafíos o cambios en los requerimientos.

CRECIMIENTO Y ENRIQUECIMIENTO PERSONAL-LABORAL

Algunas tendencias actuales combinan el trabajo en el propio puesto


con rotaciones por otros puestos, incluso externos a la sede. Se trata del
concepto de “puestos enriquecidos”, no estáticos, que brindan la posibi-
lidad de crecimiento con interacciones en diferentes áreas.
Un puesto vacante brinda la oportunidad para interrogarse si podría
optimizarse, hacerlo más flexible y con contenidos interesantes. El pro-
piciar, para el puesto renovado, una convocatoria libre dirigida al staff
interno es una oportunidad para el crecimiento. Otra alternativa es con-
vocar tanto a internos como externos. Todos los trabajadores, con o sin
discapacidad, deben contar con esta oportunidad.
Será necesaria una articulación con áreas de servicios o manteni-
miento, a quienes se encomendará las mejoras y, de ser necesario, las
adecuaciones para el trabajador con discapacidad.
El propio trabajador sabe lo que necesita y lo puede expresar con mu-
cha más soltura y precisión que cuando ingresó. Se encuentra en un pro-
ceso de crecimiento. Por su parte, desde el área de mantenimiento el pro-
ceso de diálogo y adecuación resultará cada vez más cotidiano y familiar.

Fuentes consultadas

Carchak Canes, Rafael. Entrevista. Especialista en Recursos Humanos. Ex Gerente


General de Eveready Argentina. Buenos Aires.
Erkekdjian, Marisa. Entrevista. Consultora Accenture Argentina - Programa Sin
Barreras (Inserción Laboral para personas con discapacidad). Buenos Aires.
Yépez, María Elena. Comentarios. Consejo Nacional de Discapacidades (CONADIS).
Ecuador.

24
DIFERENTES LÓGICAS DE COMPORTAMIENTO,
DE USO DE LOS ESPACIOS
Y HERRAMIENTAS DE TRABAJO

El entorno físico-social, agente activo en la conformación de


estrategias de pensamiento y acción

Padres, hermanos, abuelos y también maestros y vecinos, construyen y


alimentan el lugar asignado a cada niño en la sociedad a lo largo de los
primeros años. Se emocionan con los pequeños-grandes logros, se en-
orgullecen, y hacen que trasciendan las fronteras familiares. También,
marcan los límites, señalan errores o lo que no está bien. Este andamiaje
social connota expectativas y es sostenido en las etapas formativas, a la
vez que el sujeto en desarrollo se apropia de ese lugar suyo y lo cultiva de
manera cada vez más consciente. El entorno familiar y barrial (la casa,
la calle, la plaza, la escuela) son escenarios de encuentro, intercambio
y puesta en juego donde aprenden, ensayan, y construyen estrategias
para la vida. “Si bien es en relación a los niños donde más se evidencian
“Cuando se habla de ‘personas con
dichas expectativas sociales y familiares, éstas existen y se manifiestan
discapacidades’, todos creemos hablar
en relación a todos y en todas las edades. Y estas ‘apuestas a futuro’ son
de lo mismo. Imaginamos (…) alguien
en silla de ruedas o ciego, con muchas alimento esencial de deseos y voluntades personales” (Coriat, 2002).
dificultades en su desempeño diario ¿Qué pasa con este “lugar” físico-social, cuando una persona expe-
vinculadas a la ciudad, sus calles, trán- rimenta un cambio en su cuerpo (ya sea por lesión o por enfermedad)?
sito y edificios. ¿Cómo son esas “apuestas a futuro” cuando se comprometen pautas
(…) surgen imágenes que otorgan a elementales como hablar, comer o caminar?
algunas de estas personas un poder “Tener una discapacidad no es sólo tener un defecto físico, psíquico o
especial: personas que trascendieron sensorial: es formar parte de una realidad socio-política compleja que se
su “discapacidad”, transformándose vive día tras día” (Coriat, 2002). En este marco la persona va construyendo
para el imaginario colectivo en super- estrategias para poder desarrollar su vida, y tornar posibles sus proyectos.
héroes –Beethoven o Roosevelt…– en
cuyas vidas ejemplares las tareas
productivas o cotidianas adquirieron
Lógicas de comportamiento, uso y percepción
la dimensión de hazañas.
Ninguna de estas imágenes nos remite
a personas comunes, que desarrollan su En el compartir ámbitos físicos con personas con discapacidad subya-
vida cotidianamente como el resto de cen formas de hacer las cosas vividas a menudo como “diferentes”. Esto
los humanos: estudiando, trabajando, se origina en un desconocimiento de las lógicas de uso y percepción no
enamorándose, siendo padres o madres convencional del espacio con que se desenvuelven personas con disca-
de familia (...)” (Coriat, 2002). pacidad, al procurar salvar los desajustes entre sus características y lo

25
“Elena se decide por un taxi; atraviesa que el entorno les impone. Sus maneras de comportarse son respuestas
el hall central de Plaza Constitución compensatorias ante la ausencia o disminución de una capacidad (ver,
adivinando obstáculos. Como una caminar, escuchar, comprender, asir, hablar) dada por obvia en el habitar
nadadora obligada a mirar el fondo compartido.
de una pileta, trata de respetar el La comprensión de estas lógicas permite interpretar al otro e incidir
andarivel que ella misma se traza, y
eficazmente en un proceso de inclusión. Habitualmente, las personas
avanza. Pero los demás no entienden de
no explicitan cuál es su manera de hacer las cosas más comunes (comer,
andariveles y se le cruzan, desde cual-
caminar, leer). Son modalidades que forman parte de su vida y se mani-
quier dirección (…) pares de pies unos
junto a otros yendo y viniendo. Y Elena
fiestan de manera espontánea.
en el andarivel que sólo ella conoce y Dar por supuesta una lógica exclusivamente desde la “normalidad”
respeta” (Piñeiro, 2007). invita a transgredirla. Prejuzgar qué comportamientos y necesidades
pueden tipificarse según la discapacidad portada puede conducir a
aplicaciones arbitrarias. Al entablar un diálogo genuino con el otro,
buscando entrar en su propia lógica de actuación, el empleador y los
profesionales del diseño, la informática o la docencia podrán encontrar
la aplicación correcta.
La escucha profesional aprende a diferenciar la demanda explícita y li-
teral de la subyacente. Por ejemplo, implementar un solución como un
cambio de textura del piso a lo largo del recorrido, permite brindar la
orientación requerida a una persona ciega ,redisenando a partir de re-
cursos ya presentes en las instalaciones.

Personas con discapacidad motora

Si las dificultades son al caminar buscará los recorridos más breves y


siempre verificará dónde hay puntos de descanso o de apoyo. Tal vez re-
quiera de líneas o superficies continuas. Ante una escalera, subirá por el
lado que tenga pasamanos. Y de no haberlo se tomará de la pared o del
brazo de alguien. Si le cuesta pasar de sentado a parado preferirá apoyos
isquiáticos. Lo pensará muy bien antes de sentarse y se incorporará sólo
Han pasado 5 meses desde que la cuando resulte imprescindible.
empresa se mudó. Uno de sus emplea- Si tiene debilidad muscular o imposibilidad de hacer esfuerzo físico,
dos es ciego y le cuesta orientarse para no podrá subir las escaleras, por lo que necesitará un ascensor que
llegar desde la puerta de entrada hasta
funcione. Las escaleras mecánicas podrían ser una alternativa, pero no
su escritorio. Solicita pasamanos a
la única.
Recursos Humanos. Su pedido pasa de
mano en mano y nadie da respuesta.
Si utiliza silla de ruedas buscará una rampa de suave pendiente o un
Cinco meses después, alguien se entera
del pedido y solicita un presupuesto ascensor. Si la silla de ruedas es motorizada, podrá subir por pendientes
por “pasamanos” a un consultor en más pronunciadas.
accesibilidad. Para doblar, girar, dar media vuelta para regresar o aproximarse a
De haber instalado lo literalmente un puesto de trabajo, necesitará de más espacio alrededor, lo que se
solicitado, los pasamanos jamás pondrá en evidencia en lugares pequeños o donde los equipamientos
hubieran solucionado el problema. dejen pasos muy estrechos.

26
Han pasado 5 meses desde que la Si no hubiere espacio para que la parte delantera de la silla pueda
empresa se mudó. Uno de sus emplea- avanzar, no será posible una aproximación frontal. El extremo del apoya
dos es ciego y le cuesta orientarse para pies, y el calzado del usuario, marcan hasta dónde será necesario avan-
llegar desde la puerta de entrada hasta zar hacia adelante. El ancho entre los aros para impulsar la silla marca el
su escritorio. Solicita pasamanos a espacio necesario a lo ancho. Y la altura desde las rodillas hasta el piso
Recursos Humanos. Su pedido pasa de
indica la altura necesaria.
mano en mano y nadie da respuesta.
No todas las acciones requieren de una aproximación frontal. Se
Cinco meses después, alguien se entera
pueden accionar teclas de luz o picaportes estando de costado (como al
del pedido y solicita un presupuesto por
“pasamanos” a un consultor en accesi-
abonar el peaje en la autopista: de costado, por la ventanilla. ¡No sería
bilidad. De haber instalado lo literal- posible por delante aunque se abriera el parabrisas!).
mente solicitado, los pasamanos jamás Le resultará muy difícil o imposible lidiar con cierra-puertas muy ten-
hubieran solucionado el problema. sionados. La silla no avanzará si las manos no impulsan sus ruedas o
accionan el “joystick”.
Desde la silla de ruedas las visuales son más bajas. Todo queda más
alto: el antepecho de la ventana, la mirilla de la puerta, el estante, la
tecla de luz y el timbre. Con dificultades en la extensión de los brazos el
alcance es menor aún.

Si tiene dificultades con la motricidad fina es importante la ubicación


y el diseño de los elementos para su manipulación. Seguramente usará
aquellos que pueda asir con facilidad y que no requieran de una afinada
precisión para su uso. A veces no es necesario el uso de elementos espe-
ciales: un lápiz puede ser el puntero para accionar un teclado.

Personas con discapacidad visual

Existe una diversidad de situaciones entre quienes no ven absolutamen-


te nada, y quienes perciben formas, cambios de intensidad de luz, con-
trastes de color, incluso imágenes (sin poder retenerlas más que frac-
ciones de décimas de segundos; o con visión sólo central o periférica).
Estos restos visuales resultan valiosos para orientarse en un recorrido.
Quienes son ciegos desde pequeños o desde hace años los combinan
con percepciones propioceptivas y ecolocalización.
El recurso táctil es el más difundido, sistematizado y utilizado para
enseñar a quienes quedan ciegos. A diferencia de la vista, que registra
las características de un espacio a tal velocidad que es percibida como
instantánea, el tacto es lineal. Se percibe un espacio o un recorrido paso
a paso, toque a toque, mediante el bastón.

27
Al igual que un visitante en un territorio desconocido, una persona
ciega requiere de elementos de orientación e identificación y, gene-
ralmente, le asigna este rol a recursos pre-existentes como guías para
avanzar por un recorrido continuo: una pared; un borde; un límite con-
tinuo entre dos solados diferentes; mojones (como los de la carretera),
que dan cuenta de una secuencia en el recorrido o de la llegada a un
punto significativo (para doblar, entrar); un cambio en el solado en sen-
tido transversal; una baldosa rota o diferente; una pared guía que de
pronto se curva o se termina. Mojones y sendas brindan a los ciegos
seguridad y consolidan su sentido de orientación.

Para evitar situaciones riesgosas

El bastón ayuda a reconocer el camino, y anticipa información res-


pecto de las condiciones del mismo, especialmente si hay un obstá-
culo (una columna, equipamientos). Pero hay datos que se escapan:
si hay una irregularidad o una oquedad, a menos que el toque del
bastón focalice en esa área, no es detectada. La presencia de desni-
veles no señalizados genera inseguridad, así como toda escalera que
no cuente con pasamanos. Para las personas ciegas los desniveles
constituyen un grave riesgo, tales como los andenes o balcones sin
protección (por ejemplo en un estanque). Por otra parte, los obstá-
culos por encima de la altura de la cintura (el extremo superior del
bastón) son imposibles de detectar, lo que torna a todo elemento
aéreo que sobresale muy riesgoso (un cartel, un bajo escalera, una
ménsula). Basta observar la frecuencia con que personas ciegas se
lastiman la cabeza o la cara. Para prevenir estas situaciones se conci-
bió el concepto de volumen libre de riesgo: un recorrido que en toda
su extensión, en todo su ancho y su alto, debe estar libre de obstácu-
los, desniveles e irregularidades.

Para leer y escribir

Las personas que no ven no tienen problemas de acceso a la escritura


si cuentan con la formación y los medios: desde el sistema Braille como
método manuscrito, pasando por las máquinas de escribir Perkins (con
teclas identificables mediante sistema Braille), hasta los actuales pro-
gramas digitales de lectoescritura con trascripción oral de lo escrito (que
permiten verificar lo escrito y corregirlo). Programas de lectura sonoros,
tales como el Jaws, posibilitan utilizar las computadoras. Al igual que
en los itinerarios para trasladarse físicamente, el recorrido por las pági-
nas web es también lineal. Por ello, su diseño accesible prevé un barrido

28
DIFERENTES LÓGICAS DE COMPORTAMIENTO, DE USO DE LOS ESPACIOS Y HERRAMIENTAS DE TRABAJO

“Cuando tu problema termina co- a través de los menús y asegura que cuenten con interfase oral que lea
mienza el mío”, dijo una sorda a un en forma audible los contenidos.
compañero usuario de silla de ruedas, Las personas que ven muy poco combinan los recursos de quienes no
al llegar ambos a una reunión. Las ven con otros tales como alto contraste de color y amplificadores de texto.
dificultades del viaje quedaban atrás
(conseguir un transporte en el cual
viajar con la silla, las veredas irregula-
Personas con discapacidad auditiva
res y angostas, las bajadas de cordón).
Ahora comenzaba la reunión en la que
ella tendría que comprender lo que se
En América Latina aproximadamente un 70% de las personas que nacie-
decía. Para ello, otra compañera, ciega, ron sordas o adquirieron la sordera antes de aprender el lenguaje oral,
tipeaba velozmente en su PC todo lo presenta lo que se llama analfabetismo funcional respecto de la lengua
que se decía. Se sentaron en círculo, de la mayoría (un nivel de lectura de la lengua oral y escritura de un
como para propiciar el intercambio, y equivalente de 4to año de enseñanza básica o primaria). Esto no implica
para que la compañera sorda visua- incapacidad, implica que se tiene otra lengua y que la educación, al ha-
lizara quien tomaba la palabra en ber sido oralista, les impidió el aprendizaje en calidad de la segunda len-
cada oportunidad. Se nombraba a gua. Estas personas pueden perfectamente ser excelentes trabajadores
quien hablaba, para que la compañe- en industrias, mecánica y otros muchos rubros, pero se debe asumir que
ra ciega supiera de quien se trataba” para comprender la comunicación verbal elaborada, requieren el uso de
(Testimonio REDI. Buenos Aires).
la lengua de señas.

Si se manejan con lectura labial, en las comunicaciones presenciales


podrán comprender todo lo que se diga, si quien habla asegura que su
rostro sea observado por la persona sorda: sus labios se muevan de ma-
nera natural (no forzada), no muy rápido, y queden visibles (sin taparse
la boca con las manos, sin bigotes). La vista puede “leer” a una sola per-
sona hablando por vez y a una distancia cercana; es imposible entender
a varios al mismo tiempo o seguir a un presentador en una conferencia,
dado que demanda una gran concentración visual y mental.

Si su forma de comunicarse es mediante lengua de señas, a menos que


el resto de los presentes utilicen dicho medio, requerirá de un intérprete.
Quienes se comunican mediante lectura labial se expresan oralmente; por
ello su dicción suele ser más clara que la de quienes utilizan lengua de señas
(aún pudiendo expresarse oralmente). En este último caso el intérprete es
necesario tanto para comprender al resto como para hacerse comprender.
“Es importante considerar que muy
Los programas de pasaje de lo expresado oralmente a texto escrito, al
pocas personas sordas pueden com-
incorporarse a las computadoras de las personas sordas y de sus interlo-
prender todo en una comunicación
cutores, resultan valiosos.
oral, eso también es un mito, ni yo
misma puedo; sólo lo logran tal vez
un poco mejor quienes tienen restos Personas sordas y situaciones imprevistas
auditivos o usan implante coclear, y Las personas sordas saben cómo descubrir los avisos gráficos y los textos
cada caso no es comparable” (Pamela en las carteleras. Es su recurso para enterarse de novedades. Sin embar-
Molina, Programa Inclusión Social y go, los imprevistos suelen anunciarse de manera sonora, y dado que a
Laboral, Trust for the Americas). los sordos no se les nota la sordera, tienden a no enterarse y sufren las

29
Hace un año que Darío entró a traba- consecuencias (no cumplir con el cambio de horario o de programación,
jar en un hipermercado, en el área de no llegar a un festejo espontáneo, no enterarse de una emergencia). Los
verdulería. Allí pesa el producto y lo teléfonos celulares con mensajes de texto, y aviso mediante vibradores,
embala en bandejas. Un día cambia- así como los chat en tiempo real, son una solución en tanto se incorporen
ron la balanza. Su jefe le acercó un como recurso de información y comunicación alternativa permanente.
manual con las instrucciones para
operarlo. Darío se fue muy angustia-
do al Taller Protegido al que había
concurrido durante años y con el que
Personas con discapacidad intelectual
mantenía relaciones de amistad. Llegó
llorando, manual en mano. El personal El pensamiento concreto es lo que caracteriza al conjunto de personas
de control de producción leyó el ma- con discapacidad intelectual. Hasta los diez–doce años los niños estruc-
nual y mediante un sistema de figuras turan el pensamiento a partir de lo concreto; no pueden construir abs-
le enseño cómo operar esa nueva tracciones. Esto no significa que no puedan asumir responsabilidades
balanza. Dos días después Darío pudo como trabajadores. Hay puestos productivos en los que se desempeñan
reincorporarse a su puesto de trabajo. con eficacia, tales como cadetería, fotocopiado, y embalaje.

Bibliografía y fuentes consultadas

Caligaris, Romina. Entrevista. Licenciada en Psicología. Buenos Aires


Coriat, Silvia (2002). Lo Urbano y lo Humano: Hábitat y Discapacidad (Fundación
Rumbos/Librería Técnica/Universidad de Palermo: Madrid).
Dones, Ana. Entrevista y testimonios. Especialista en temas de trabajo y dis-
capacidad intelectual. Presidente Fundación para la Adaptación Laboral y
Desarrollo Autónomo del Discapacitado (FALDAD) y miembro de la Red por
los Derechos de las Personas con Discapacidad (REDI). Buenos Aires.
Piñeiro, Claudia (2007) Elena sabe (Arte Gráfica Editorial Argentina/Aguilar:
Buenos Aires).
Prado, María Cristina. Entrevista. Licenciada en Psicología. Buenos Aires.

30
RECURSOS ARQUITECTÓNICOS,
TECNOLÓGICOS Y HUMANOS
AL SERVICIO DE POLÍTICAS INCLUSIVAS

Según la discapacidad, es vital que el escenario que se transita y usa coti-


dianamente no varíe. Las soluciones arquitectónicas, tecnológicas, el dise-
ño de los espacios y, en algunos casos, la asistencia humana son recursos
compensatorios para las personas con discapacidad. Brindan la posibilidad
de comunicarse, moverse, y realizar múltiples actividades. Muchas veces,
más que incorporar nuevos recursos, importa tener una mirada creativa y
combinar los elementos existentes siguiendo una lógica de uso específica.

Soluciones que socializan

Cuando un espacio de trabajo responde a criterios de inclusión social,


los recursos compensatorios pasan desapercibidos y no hay que incor-
porar elementos especiales. Tampoco hace falta un asistente personal
para cuando se cae un lápiz al suelo, si un compañero lo puede levantar.
Pero las soluciones deben ser confiables: generar la certeza de que los
“El medio (físico y tecnológico) puede recursos van a estar disponibles, que siempre van a funcionar eficazmente.
hacerse accesible hasta un punto. “Es necesario discernir entre dos tipos de soluciones (recursos) com-
De allí en adelante, las personas con pensatorias: las que porta el propio individuo - ortesis, lentes, audífonos,
discapacidad necesitamos disponer sistemas computarizados de comunicación escrita, sillas de ruedas - y las
de otro tipo de recursos. Desde una ayudas que forman parte del diseño arquitectónico. Estas últimas son
concepción de diversidad, la accesibi- las que permanecen, las que pueden ser compartidas por todos, las que,
lidad física es la primera instancia en al igual que los edificios, tienen raíces: espacios y circulaciones amplias,
la generación de condiciones autóno-
texturas diferenciales, rampas, ascensores, pasamanos, agarraderas,
mas. Esta se complementa con otros
aros magnéticos. Son soluciones que se socializan.
recursos tales como ayudas técnicas
Ambos tipos de soluciones propician una optimización de los recur-
que parten de cómo yo diseño mi vida
de acuerdo con mis propios deseos
sos propios. Sin embargo, mientras los elementos de ayuda personales
e intereses. La asistencia personal ponen el acento en el individuo, las soluciones compensatorias arquitec-
debería ser requerida sólo cuando se tónicas introducen cambios en las conductas del grupo humano que las
hayan superado todas las instancias habita y utiliza”. (Coriat, 2002)
anteriores”. (Facundo Chávez Penillas, La accesibilidad física y tecnológica presentes en un espacio de tra-
usuario de silla de ruedas. Buenos bajo inclusivo propicia conductas grupales solidarias, condición básica
Aires. Testimonio) para la implementación de la asistencia grupal.

31
Accesibilidad desde el concepto de interfase

La interfase es un espacio en el que se articula la interacción entre el


cuerpo humano, la herramienta y la intención de la acción. Si estoy en
un cuarto a oscuras y quiero ver, necesito prender la luz. La interfase ve-
hiculiza una acción destinada a un fin determinado, vinculando el ele-
mento, objeto o dispositivo a ser accionado o usado, con el ser humano
que lo accionará. Una tijera no tendría razón de existir si con ella una
persona no pudiera cortar.
Cuando se trata de accesibilidad, la “acción” para lograr el objetivo
(por ejemplo, ingresar a un edificio) engloba un conjunto de pasos, vin-
culados cada uno de ellos con propiedades, no ya de un único dispositi-
vo (tijera, llave de luz), sino de un conjunto de “atributos” de la configu-
ración arquitectónico-espacial del área de ingreso.
Los atributos de accesibilidad determinan las características de cada
componente pertinente a la accesibilidad, pero también la relación en-
tre ellos, sin la cual dichos componentes podrían resultar ineficaces.
Por ejemplo, el ingreso a un edificio puede contar con una rampa
correctamente dimensionada y pese a ello, no brindar accesibilidad. La
rampa formará parte de un conjunto que incluye los espacios de ma-
niobra previa y posterior y los pasamanos laterales que la acompañan
en su recorrido. Pero también requerirá de señalizaciones que advier-
tan a personas con discapacidad visual del comienzo y finalización del
recorrido, las que serán diferentes para personas con resto visual o per-
sonas ciegas.
La conformación espacial del ingreso responderá entonces a la inten-
ción de “ingresar con accesibilidad” si cuenta con los atributos que per-
miten llevar a cabo exitosamente cada uno de los pasos (interfases) que
culminan con el ingreso: aproximarse, abrir la puerta, pasar, cerrarla,
aproximarse a la rampa, girar si es necesario, recorrerla, etc. Cada uno
de los atributos brinda, a los componentes del ingreso y a la relación
entre ellos, las características requeridas para que cada interfase pueda
tener lugar de manera exitosa.

Atributos básicos de accesibilidad


Son aquellos que posibilitan o facilitan las siguientes instancias básicas
de movilidad:

Llegar desde un punto a otro: Transitabilidad en recorridos o itinerarios


tales como veredas, sendas peatonales, pasillos y pasos interiores, ha-
lles de ingreso o de distribución. También en el interior de habitaciones
y en transportes públicos. Supone la existencia de un “volumen circula-
torio libre de riesgo”.

32
RECURSOS ARQUITECTÓNICOS, TECNOLÓGICOS Y HUMANOS AL SERVICIO DE POLÍTICAS INCLUSIVAS

Carla regresó de sus vacaciones de Pasar de un ámbito a otro: Franqueabilidad. Atravesar el cordón de la
verano. Notó que habían reemplazado vereda, el ingreso a un edificio o a una habitación. Pasar de un espacio
los escritorios; sus formas eran diferen- público a uno privado; de un piso a otro; de una vía de circulación vehi-
tes y el espacio entre un puesto y otro cular a otra peatonal.
era más reducido. Habían cambiado En el ingreso a edificios las dificultades más habituales se presentan
las computadoras por unas más
en los cambios de nivel, materializados con escalones. En los pasajes
modernas, los monitores eran LCD, las
de un ambiente a otro en espacios interiores, los problemas de holgura
CPU estaban en un carrito debajo y no
–luz libre de paso- se suman a problemas de maniobrabilidad: girar a
había bandeja para el teclado. Todos
estaban contentos. Menos Carla.
90 grados con una silla de ruedas cuando se ingresa a una habitación
Carla no pudo sentarse y comenzar requiere de mayor ancho de paso aún.
a trabajar. No sabía cómo haría para
levantarse después. Antes, el monitor Aproximarse y posicionarse ante un equipamiento: Asequibilidad.
y la CPU sobre el escritorio le servían Aborda aquellas acciones o maniobras necesarias para una aproxima-
para levantarse. Carla tiene poca ción funcional. Es decir, procurar una posición adecuada para la utili-
fuerza muscular y el teclado sobre la zación de un equipamiento, instalación sanitaria, asiento (tales como
mesa la cansa mucho. Su silla anterior closet, lavatorio, mesa, respectivamente); también incluye otras opera-
tenía un apoyabrazos más abierto que ciones, como la transferencia de silla de ruedas a artefactos sanitarios o
le permitía aproximarse por debajo de a la cama o a un asiento; o la acción de incorporarse: pasar de sentado a
la bandeja del teclado y sentarse más
parado y la inversa, teniendo en cuenta también posibles elementos de
alta. Ahora el escritorio no está amu-
ayuda (bastones, andador, muletas).
rado a la pared y se mueve apenas
intenta apoyarse.
No había indicio físico de que ese
Desempeñarse: Usabilidad. Combina los conceptos de alcance, posición
puesto era ocupado por una persona y fuerza. Ubicación y diseño de los elementos posibilitando su acciona-
con movilidad reducida. miento. Optimización de los elementos asibles, manipulables, acciona-
bles, en función de limitaciones en la motricidad fina, fuerza, y movi-
lidad de miembros (superiores o inferiores). Interfases que posibiliten
poner en juego potenciales recursos alternativos.

33
Recursos de accesibilidad

Cuadro de aplicación de los recursos

Recursos de A personas con discapacidad


accesibilidad que brinda Motora Visual Auditiva Intelectual
a. Posibilitan b. Facilitan el c. Posibilitan la d. Facilitan la
realizar físicamente reconocimiento detección de movilidad
EL DISEÑO actividades tales de itinerarios y la señales
ARQUITECTÓNICO como movilizarse, ubicación de lugares
desplazarse y elementos de
y accionar equipamiento o de
mecanismos u uso
objetos

e. Posibilitan f. Posibilitan realizar g. Facilitan la h. Facilitan el


desempeñar tareas tareas tales como comunicación a aprendizaje y el
LAS TIC mediante el uso de buscar información, distancia desempeño de
la computadora leer y generar tareas
contenido escrito

i. Facilitan j. Brindan k. Facilitan la l. Facilitan la


actividades condiciones participación en comprensión y
LA ASISTENCIA GRUPAL
personales o tareas ambientales de actividades grupales adaptación a la
que insumen mayor confiabilidad donde es necesario tarea
esfuerzo físico comunicarse con
más de una persona
a la vez

Recursos que brinda el diseño arquitectónico

a) Recursos para posibilitar a personas con dificultades motoras realizar


físicamente actividades tales como movilizarse, desplazarse y accionar
mecanismos u objetos

Holgura espacial: El uso de elementos de ayuda (andadores, muletas,


sillas de ruedas, scooters) demanda medidas más holgadas para des-
plazarse, maniobrar y aproximarse a equipamientos e instalaciones.
Los máximos requerimientos se plantean con el uso de sillas de ruedas.
Ejemplo: la distribución de los puestos de trabajo contra las paredes
disminuye las maniobras necesarias de aproximación a cada puesto y
se optimizan los metros cuadrados de superficie de circulación concen-
trando en el centro el espacio necesario para girar.

Continuidad de las superficies de tránsito: Las dificultades en la deam-


bulación generan formas de desplazamiento (caminar deslizando los
pies por el piso o el uso de silla de ruedas) que requieren reducir al

34
RECURSOS ARQUITECTÓNICOS, TECNOLÓGICOS Y HUMANOS AL SERVICIO DE POLÍTICAS INCLUSIVAS

mínimo las irregularidades en la superficie del pavimento; ausencia de


oquedades; superficies antideslizantes que al mismo tiempo no opon-
gan freno al desplazamiento; pasaje continuo de un nivel a otro me-
diante suaves rampas; y, para desniveles mayores, medios alternativos
de elevación, tales como ascensores o plataformas salva escaleras.

Alcance: Con el uso de muletas, los brazos -ocupados en sostenerlas-


tienen restringido su alcance. Quien camina con andador utiliza ambas
manos y, aún utilizando una, su cuerpo está limitado para extenderse y
alcanzar un objeto. Desde la posición de sentado en silla de ruedas, los
brazos y las visuales están a menor altura que en bipedestación.
También, reducen la posibilidad de articulación y extensión de brazos
las dificultades motrices de origen neurológico o muscular, amputacio-
nes, enfermedades transitorias, la utilización de un yeso, entre muchas
otras variantes.
Ejemplos de posibles recursos compensatorios: un plano de trabajo
giratorio; un comando de botones cuyo soporte, originalmente vertical,
se inclina levemente permitiendo tanto alcance visual como táctil a per-
sonas altas o de baja talla.

Accionamientos de mínimo esfuerzo físico y escasa precisión motora:


La presión a ejercer sobre dispositivos tales como mecanismos cierra-
puertas, sistemas de apertura y cierre de recipientes, palancas y llaves
de encendido, no debe superar valores que impidan su accionamiento. A
su vez, los mecanismos deben permitir ciertos márgenes de desviación
en su accionamiento, facilitando la operación a personas con disfuncio-
nes neurológicas o musculares (espasticidad, distrofia muscular).
Ejemplos de posibles recursos compensatorios: monocomandos o
grifos en cruz de brazo largo en lugar de canillas convencionales; palan-
cas en lugar de botones en el depósito de inodoros.

Holgura de tiempos: Regular los tiempos de duración de determinadas


fases adecuándolos a los usuarios más lentos. Aplicarlo en puertas au-
tomáticas de ascensores, cambio de luz en los semáforos, tiempos de
tolerancia para cada operación en cajeros automáticos, entre otros.

b) Recursos para facilitarle el reconocimiento de itinerarios y la ubicación


de lugares y elementos de equipamiento o de uso a personas ciegas o
con discapacidad visual severa

Sendas, bordes, hitos, y postes: Diseño de los espacios arquitectó-


nicos o urbanos asumiendo los elementos que colaboran a discernir
recorridos, como guías continuas (sendas y bordes, mediante paredes
o referencias continuas en el solado); referencias significativas tales

35
como hitos (elementos que destacándose a distancia brindan un re-
ferente para la orientación; como puede ser un sonido característico,
reflejos, un elemento visual e incluso un elemento del paisaje -como
la vista del mar, una montaña-); y mojones (carteles, señales en el
entorno inmediato del itinerario que advierten o informan). Estos
elementos, complementados cuando es necesario con elementos de
señalética inclusiva (señalizaciones de guía o de advertencia), con-
forman señales perceptibles que guían y tornan más aprehensible la
espacialidad.

Información anticipada: Secuencias de recorridos y ubicación de insta-


laciones y equipamientos.

Condiciones ópticas, de iluminación y de acústica: Su optimización es-


tará en función de las características de la persona con baja visión. Tanto
para ciegos como para disminuidos visuales, la escucha no se comple-
menta con información visual (gestos o gráficos). Es importante el aisla-
miento y el acondicionamiento acústico, evitando interferencias exter-
nas o efectos de eco en interiores.

Información háptica, sonora o topológica: Se utilizan para anticipar obstácu-


los, cambios de nivel o dirección, presencia de lugares de interés o elementos
del equipamiento (ingreso a edificio público, bancos, cabinas de teléfono).

c) Recursos de detección de señales para personas con discapacidad


auditiva

Sistemas de aviso, alarmas, o emergencias lumínicas: En edificios y es-


pacios de uso público y privado. En términos generales, “todo lo que
debe ser auditivo para ciegos, debe ser visual para sordos”.

Consistencia interna de los códigos implementados en sistemas de infor-


mación y señalización: Coherencia del lenguaje que se construye y utiliza
con objetos, carteles, señales, descripciones para orientarse y reconocer
itinerarios o lugares de destino. Se pone en juego particularmente en espa-
cios complejos (hospitales, estaciones intermodales, planos de ubicación).

d) Recursos para facilitar la movilidad de personas con discapacidad in-


telectual o mental

Hitos y postes: La presencia de elementos destacados facilita la com-


prensión del espacio y la orientación. Por ejemplo, destacar con un nú-
mero y color la llegada a un sector, o ubicar en un lugar inmediato al
hito el puesto de información.

36
RECURSOS ARQUITECTÓNICOS, TECNOLÓGICOS Y HUMANOS AL SERVICIO DE POLÍTICAS INCLUSIVAS

Elementos de seguridad: Los pasamanos y elementos de borde brindan


seguridad y contención. Con el mismo criterio deben elegirse otros dis-
positivos, tales como los cerrojos de puertas, donde el accionamiento
sencillo evitará atropellamientos.

Recursos que brindan las TIC

Las TIC hacen posible que personas con diversas dificultades puedan ac-
ceder a la información y comunicarse.
Se denominan TIC a todas las tecnologías que posibilitan la adquisi-
ción, almacenamiento, procesamiento y transmisión de la información.
Comprende principalmente a los medios de comunicación (TV, radio, y
telefonía fija y móvil), la informática (hardware y software), y la navega-
ción por Internet.
Dentro de los TIC se incluyen todas las tecnologías electrónicas e in-
formáticas y sus aledaños; no se incluye información en soporte físico
(cartelería, libros).
Los recursos que se mencionan a continuación representan sólo una
parte de los productos ofrecidos en el mercado. A su vez, es necesario
aclarar que no todos están disponibles en todo el mundo.
Cabe destacar que estos dispositivos pueden personalizarse, es decir,
adaptarlos a medida del usuario.

e) Recursos para posibilitar a personas con discapacidad motora severa


o con dificultad o imposibilidad de usar sus manos, desempeñar tareas
mediante el uso de la computadora

SOFTWARE

Emuladores de Mouse: Son aplicaciones que emulan o igualan el des-


plazamiento de un Mouse logrando mover el cursor en la pantalla. Están
diseñadas para personas que no usan sus manos o lo hacen con dificul-
tad. Permiten el control del Mouse mediante movimientos específicos,
tales como movimientos de la cabeza (requieren de cámara web), el uso
de la voz (mediante un micrófono), o simplemente un soplador o la vista
(barrido visual).

Teclados virtuales: El teclado en pantalla trabaja simultáneamente con


las aplicaciones estándar. No usa el soporte físico. Puede escribirse me-
diante la selección de teclas por un procedimiento de barrido. Se pue-
den combinar con los emuladores de Mouse. Por lo general, utilizan la
tecnología de texto predictivo y logran disminuir en un porcentaje im-
portante la cantidad de pulsaciones necesarias para escribir un texto.

37
“Estudiantes de Bioingeniería de Programas de reconocimiento de voz: Permiten que los usuarios contro-
la Facultad de Ingeniería de la len no sólo las aplicaciones sino también el sistema operativo mediante
Universidad Nacional de San Juan, el dictado. A través de un micrófono pueden dictarle a la computadora
diseñaron un software para manejar cualquier tipo de documento (correos electrónicos, procesadores de tex-
el cursor con la pupila. En el caso de
to). Permiten manejar los menús de acción por lo que se necesita tener
Germán, le colocaron un paño rojo de
control de la voz y no presentar dificultades en el habla.
2 cm. de radio para que lo tomara la
cámara web, pero faltó iluminación
HARDWARE
debajo del escritorio. Por eso Federico
Beguerí, nuestro diseñador industrial,
Emuladores de Mouse: Los hay Tipo Bola, Joystick, Pulsador, todos dise-
armó un mouse gigante: con los dos
botones y con el mismo Mouse enmar- ñados en función de distintas posibilidades de aprehensión no requi-
cado en un contenedor mayor para riendo ninguno de ellos precisión fina para su uso.
que lo pise y lo mueva con el otro pie”. Hay dispositivos diseñados para usar con el pie, a pedal o con botones
(Testimonio. Arq. Domínguez Cano, (el click se hace con el pulgar del pie), punteros que se usan con la boca
coordinadora del Plan Provincial de o con la barbilla.
Accesibilidad, Gobernación de San Algunos requieren un software especial para su reconocimiento por par-
Juan, Argentina) te del sistema operativo, otros simplemente se conectan a un puerto USB y,
una vez reconocidos por el sistema operativo, están listos para ser utilizados.

Teclados: Para las personas con dificultades en la motricidad fina es-


tos dispositivos adaptados cumplen con las mismas funciones que las
versiones tradicionales, pero pueden ser controlados a través de otros
movimientos o usados de modos no convencionales.
Los teclados ergonómicos ya están diseñados para adaptarse a la for-
ma de las manos y dedos, permitiendo el apoyo y descanso de la muñeca.
Los amplificados o reducidos en tamaño facilitan el uso, requirien-
do una menor precisión fina o una menor amplitud de movimiento,
respectivamente.
Por la distribución de sus teclas, hay teclados que pueden operarse
con la mano izquierda o derecha.

Dispositivos específicos para teclear: Personas con dificultad en su mo-


tricidad fina suelen valerse de dispositivos para escribir con teclados
convencionales. Un puntero puede manejarse con las manos o con la
cabeza (colocado en el extremo de una varilla incorporada a un casco).
Otro, consiste en una carcasa agujereada para que se pueda acceder a
cada tecla sin presionar las demás de forma involuntaria.

MEDIOS

Telefonía celular: Entre los dispositivos que brindan ayuda técnica para
comunicarse, se destacan el Manos Libres que se controla mediante el
uso de voz. De uso más específico, existen los diseñados para personas
con dificultades también en el habla, con acceso por barrido visual.

38
RECURSOS ARQUITECTÓNICOS, TECNOLÓGICOS Y HUMANOS AL SERVICIO DE POLÍTICAS INCLUSIVAS

f) Recursos para posibilitar a personas ciegas o con discapacidad visual


severa, realizar tareas tales como buscar información, leer y generar
contenido escrito.

SOFTWARE

Lectores de pantalla: Recogen la información en la pantalla de la com-


putadora y la reproducen en forma audible a través de un sintetizador
de voz. La información puede ser enviada a una línea Braille o utilizar
ambos sistemas a la vez. Con el teclado se manejan todas las funciones
de aplicación de la computadora. En la actualidad existen varios lectores
de pantalla. El más utilizado para el sistema operativo Windows es el
JAWS.

Amplificadores de pantalla (caracteres, gráficos, otros): Permiten la am-


pliación de cualquier área de la pantalla para que sea fácilmente per-
ceptible. Requiere que una vez magnificados los caracteres o gráficos de
una pantalla éstos sean comprensibles. Estas aplicaciones son fáciles de
manejar y pueden configurarse de forma permanente. Las más usadas
para el sistema operativo Windows son: Magic, Zoom Text y los que de-
sarrolla Dolphin Computer Access (Supernova, Lunar, Lunar Plus).

HARDWARE

Línea Braille: Es un dispositivo de salida que se conecta al teclado y re-


presenta en Braille todo el contenido en la pantalla de la computadora.
Para las personas ciegas que realizan tareas de gran complejidad permi-
te la lectura y control en Braille del contenido.

MEDIOS

Telefonía celular: La pantalla es sustituida por un sintetizador de voz que


informa a la persona ciega quién lo llama, qué mensajes ha recibido, etc.
Un activador de voz marca automáticamente el teléfono que se pronuncia.
Para los modelos de teléfonos inteligentes o smartphones -según el
sistema operativo utilizado por el teléfono- existen aplicaciones tales
como Mobile Speak, Talks, Dolphin, Voice Over, Talk Back u Orador, entre
otros.

GPS: Estos dispositivos de posicionamiento global satelital (GPS) permi-


ten a una persona ciega orientarse. Puede conocer su ubicación exacta
por medio de un sintetizador de voz que le indica la intersección de ca-
lles que está atravesando. Estos dispositivos se pueden conectar a un
plotter Braille para imprimir un recorrido.

39
El formato PDF es muy usado en ámbi- WEB
tos laborales. Para que estos documen-
tos sean accesibles es necesario tomar La accesibilidad Web implica que las personas con discapacidad puedan
ciertos recaudos. hacer uso de Internet. Existen estándares internacionales de accesibi-
Si el archivo PDF es generado a partir
lidad Web (WAI) con una serie de pautas acerca del software Web y su
de un documento en papel digitaliza-
diseño para posibilitar que una persona ciega pueda percibir, navegar, e
do con un escáner no deben insertarse
interactuar dentro de un sitio virtual.
las páginas en modo gráfico, sino
Algunas indicaciones básicas de diseño para personas ciegas o con
que se debe realizar el proceso de
reconocimiento de caracteres (OCR) baja visión son:
que actualmente está generalmente • Incluir texto alternativo en todas las imágenes y mapas de imá-
disponible en el software provisto con genes (Etiqueta ALT). Esta descripción permitirá comprender la
el escáner, lográndose de ese modo imagen a aquellas personas que usan lectores de pantalla. Si hay
que en el PDF quede incorporado el tablas con contenido específico también debe haber una descrip-
documento en forma de texto. ción del mismo.
Otra forma de llegar a los archivos PDF • No usar imágenes de fondo y buscar el máximo contraste entre
es desde un documento Word. No es los colores de fondo y primer plano. El fondo de la página debe ser
común que al usar Word se adopten un color plano para facilitar la legibilidad, aunque esto implique
buenas prácticas que mejorarían
perder algo de vistosidad.
la accesibilidad de los documentos
• En lo posible, evitar el uso de marcos y tablas. El contenido que
producidos. Es importante: generar
tiene bordes no lo detecta el lector de pantalla.
los títulos usando los niveles de titulo
• Usar un estilo de letra claro y sencillo (Ejemplo: Arial, Verdana).
que se pueden hallar en el casillero
descolgable de estilos, en vez de sólo
agrandar la tipografía (esto permite a
un usuario ciego de lector de pantalla g) Recursos para facilitar la comunicación a personas con discapacidad
navegar mas fácilmente el documen- auditiva o dificultades en el habla
to); y asignar texto alternativo a las
imágenes, lo que se hace fácilmente SOFTWARE
mediante el menú “Formato / imáge-
nes”. Todos estos atributos se incorpo- Correo Electrónico y Chat en tiempo real: Estas herramientas permiten
ran al archivo PDF generado a partir a las personas sordas comunicarse en forma rápida y sencilla. El e-mail
del archivo Word (Ing. Jorge Plano,
permite a los usuarios enviar y recibir mensajes en red. Por medio de
Universidad Tecnológica Nacional,
mensajes de correo electrónico se pueden enviar, no solamente texto,
Buenos Aires)
sino todo tipo de documentos digitales. El Chat es un sistema de conver-
sación virtual que de forma automática y directa permite un intercam-
bio en tiempo real entre interlocutores sordos y oyentes.

Programas de reconocimiento de voz: De aplicación individual, aún se


encuentran en etapa de desarrollo para aplicaciones más extensas. Se
espera no sólo puedan utilizarse como una variante de tipeado en tiem-
po real en eventos o para subtitular audiovisuales, sino también para
facilitar reuniones de grupos reducidos y clases en las escuelas.

40
RECURSOS ARQUITECTÓNICOS, TECNOLÓGICOS Y HUMANOS AL SERVICIO DE POLÍTICAS INCLUSIVAS

MEDIOS

Telefonía: Para telefonía fija se usan los Centros de Intermediación, que


reciben las llamadas de personas sordas destinadas a oyentes y vicever-
sa, con la intervención de una operadora.
Con telefonía celular se puede mantener una conversación a modo
de texto/texto en tiempo real entre dos usuarios del mismo sistema o
entre un teléfono y una computadora convencional.
La videotelefonía es una alternativa para el uso del Lenguaje de Señas
y la lectura labial como medio de comunicación.

Amplificadores de sonido: Permite a las personas que usan audífonos man-


tener conversaciones telefónicas sin interferencias de ruidos de fondo. El
amplificador se coloca directamente sobre el auricular de cualquier teléfono.
Para personas que no usan audífonos se pueden colocar amplifica-
dores de voz en el teléfono, que aumentan la intensidad de las voces
recibidas (es ajustable) y un indicador visual, que se enciende automáti-
camente para alertar sobre la entrada de una llamada.

Aro magnético: Concebido sólo para quienes usan audífono, este siste-
ma transmite en forma directa el sonido sin los efectos adversos de la
distancia entre los interlocutores, el ambiente ruidoso y el eco que se
refleja en la superficie y equipamiento del lugar. El sistema consiste en
un cable que rodea el espacio en el que tendrán lugar las actividades.
Dentro del círculo formado por el arco magnético, las señales, las fuen-
tes de sonido, se transforman en magnéticas. El audífono recoge esa se-
ñal con mejor calidad estando en el interior del espacio que bordea el
aro. No se recomienda usar simultáneamente dos aros magnéticos en
ambientes contiguos porque el sonido se superpone.

Closed caption: Es el nombre en inglés del sistema de subtítulos para


programas de televisión, video, y contenidos Web. Mediante palabras o
símbolos escritos se realiza la descripción de los diálogos y todo el audio
presente (incluyendo música de fondo y efectos de sonido). En Europa y
Estados Unidos la mayoría de los programas cuentan con este sistema.
En América Latina se está implementando poco a poco.

Tipeado en tiempo real: Una persona (estenotipista) transcribe a texto lo


que se habla. Con ayuda de las computadoras y una pantalla de proyección,
este sistema facilita la comunicación en eventos y reuniones grupales.

h) Recursos para facilitar el aprendizaje y el desempeño de tareas a per-


sonas con discapacidad intelectual

41
El uso de aplicaciones sencillas posibilita el desarrollo de habilidades
útiles para el trabajo. Las planillas Excel sirven para armar hojas de re-
gistro y seguimiento de tareas. Programas con ayudas recordatorias en
forma de imágenes y colores asociados brindan la posibilidad de realizar
tareas en tiempo y forma.
La confección de una sencilla hoja de cálculo de ingresos y gastos
permite el control y conocimiento sobre el dinero mensual, para que el
sueldo no se gaste antes de fin de mes.
Se deben utilizar programas y accesorios que contengan un lenguaje cla-
ro y comprensible. El contraste de color, el tamaño, y las imágenes visuales
tienen que estar presentes en el proceso de formación de una tarea.

Recursos que brinda la asistencia grupal

Denominamos asistencia grupal a la función de ayuda, apoyo y cola-


boración que los compañeros que trabajan dentro del área brindan a la
persona con discapacidad para que ésta pueda desempeñar la tarea con
eficiencia.
Esto implica que dentro de la propia rutina laboral se encuentre ex-
plicitada y validada esta instancia de asistencia pero no de un modo
individual sino grupal.
La implementación de este recurso no debiera recaer en la persona con
discapacidad; requiere que la empresa tenga una política de respeto por
la diversidad humana y que se efectúe la inclusión dentro de ese marco.

i) Recursos para facilitar actividades personales o tareas que insumen es-


fuerzo físico a personas con discapacidad motora o dificultades de movilidad

Ante las dificultades motoras de un trabajador, la asistencia grupal con-


tribuye a evitar el exceso de recursos físicos y tecnológicos para cada
actividad en especial. Por ejemplo, no se requiere de un sistema para
levantar algo del suelo si un compañero puede alcanzarlo.
El límite de la asistencia grupal lo marca la propia persona con disca-
pacidad. Es fundamental evaluar en qué situaciones se requerirá de un
asistente personal, por ejemplo para ir al baño e higienizarse.

k) Recursos para brindar condiciones ambientales de mayor confiabili-


dad a personas ciegas o con discapacidad visual severa

En el equipamiento y elementos de uso cotidiano, la asistencia grupal


debe focalizar en mantener su organización. Una persona ciega debería
encontrar las cosas siempre en el mismo lugar.

42
RECURSOS ARQUITECTÓNICOS, TECNOLÓGICOS Y HUMANOS AL SERVICIO DE POLÍTICAS INCLUSIVAS

“Otra forma de crear un entorno Cuando se realizan actividades en lugares no cotidianos, es útil orien-
inclusivo y de respeto por las dife- tarla en los recorridos, describirle y/o alcanzarle los elementos que le
rentes identidades, es dar el espacio resultaren necesarios, y presentarle al resto de las personas.
para que la propia persona sorda
trabajadora enseñe lengua de señas a
k) Recursos para facilitar a personas con discapacidad auditiva partici-
sus compañeros de trabajo. Es lo que
par de manera activa en actividades grupales donde es necesario comu-
hemos hecho en mi entorno laboral, al
nicarse con más de una persona a la vez
principio hacía las clases dos veces por
semana, media hora antes de la hora
de colación y ahora, por la recarga La persona sorda puede acceder a la información y comunicarse con otra
laboral, lo hemos dejado para una vez persona a través de las herramientas virtuales, los mensajes de texto
cada quince días. y/o la lectura de labios.
Es un espacio de relajo, de interacción Sin embargo, es difícil que siga una conversación cuando hay más de
a nivel humano, donde no sólo apren- dos personas. En este caso se requiere de un intérprete de lengua de se-
den lengua de señas y se comunican ñas que pueda darle sentido al diálogo. Es común que la persona sorda
más efectivamente conmigo, sino que está aislada delante de la PC y no participe de los debates ni de la vida
además aprenden acerca de la diver- social dentro del trabajo.
sidad legítima de modos de vivir, de Las empresas tienen muchas instancias de relación con el mundo y el su-
ser y de generar cultura. Nos reímos,
mar un posible capital humano que sea intérprete de lengua de señas puede
relajamos, nos hacemos más amigos
serle muy útil para la atención al público. Es importante, entonces, evaluar
y todas y todos aplican la lengua de
de qué manera puede congeniar su tarea con relación al trabajador sordo.
señas en las conversaciones cotidianas
y las salidas fuera del trabajo. Su prác-
tica informal de la lengua de señas l) Recursos para facilitar la comprensión y adaptación a la tarea de la
me permite a mí sentirme incluida y persona con discapacidad intelectual o mental
aceptada tal como soy, como Persona
Sorda, sin tener que usar forzosamente En estos casos la asistencia grupal es también denominada Empleo
las herramientas orales de una cultura con Apoyo y consta de los siguientes pasos:
hegemónica oyentista”. • Evaluación
(Testimonio Pamela Molina, Gerente Realizar una muy buena evaluación del puesto de trabajo donde
Programa Inclusión Social y Laboral, surjan las necesidades propias de la persona con discapacidad y los
Trust for the Americas). ajustes razonables en relación con la estructura laboral (cambios
horarios, flexibilidad en ingreso y egreso, licencias y estructura
operativa dentro del puesto de trabajo).
• Acompañamiento
Se trata de formación y apoyo directamente relacionados con la ta-
rea a desempeñar. Tiene que haber buena predisposición por parte
del equipo de trabajo. Conviene que el trabajador responda a una
sola persona, para evitar contraordenes.
• Seguimiento periódico
Se observa cómo se maneja la dinámica dentro del área de trabajo
y si la tarea se cumple según los parámetros acordados. Este segui-
miento tiene que finalizar dentro de un plazo razonable.
• Sistema de control
Este control no es sobre la persona sino sobre el equipo de trabajo.
Debe realizarlo alguien externo al grupo de trabajo.

43
Contar con una persona como Referente: Todo proceso puede sufrir al-
teraciones o imprevistos y frente a éstos es posible que la persona no
pueda construir una respuesta inmediata por sí misma. Saber a quién
recurrir en estos casos es tranquilizador y posibilita la continuación de
la tarea. En lo posible, siempre debiera ser la misma persona. Este rol
puede desempeñarlo un jefe o compañero de trabajo. Por ejemplo: si
el trabajador no encuentra la dirección donde tiene que entregar una
correspondencia puede llamar a su persona de referencia, quien le indi-
cará qué hacer.
El límite de la asistencia grupal tiene que ser reconocido por la empresa.
Muchas personas con discapacidad mental han concurrido anteriormen-
te a Talleres Protegidos de Producción o instituciones que les brindaron
herramientas para afrontar situaciones y poder insertarse en el mercado
laboral. En estos lugares los conocen y les ofrecen una estructura de con-
tención y confianza, por lo que es muy importante que los empleadores
se apoyen en su asesoramiento externo en el caso de requerirlo.

Bibliografía y fuentes consultadas

Chávez Penillas, Facundo. Entrevista y testimonio como usuario de silla de rue-


das. Abogado. Vicepresidente de la Red Latinoamericana de Organizaciones
no Gubernamentales de Personas con Discapacidad y sus familias (RIADIS) y
miembro del Comité Ejecutivo de la Red por los Derechos de las Personas con
Discapacidad (REDI). Buenos Aires.
Coriat, Silvia (2002). Lo Urbano y lo Humano: Hábitat y Discapacidad (Fundación
Rumbos/Librería Técnica/Universidad de Palermo: Madrid).
Cuervo Blanco. Programas y recursos gratis para discapacitados. Enlaces donde
puede encontrar descargas útiles relacionadas con la navegación para las per-
sonas con discapacidades.
http://www.cuervoblanco.com/descargas_discapacidad.html
Domínguez Cano, Marcela. Testimonio. Arquitcta, coordinadora del Plan
Provincial de Accesibilidad. San Juan.
Plano, Jorge. Entrevista. Ingeniero, especialista en diseño web accesible.
Buenos Aires.
Ramírez, Gustavo. Entrevista. Licenciado en sistemas informáticos. Instructor
de informática en el programa de inserción laboral para la población ciega.
Programador en la biblioteca virtual Tiflolibros. Buenos Aires.
Rovira Beleta, Enrique. Guía Accesibilidad para empresas (Club de Excelencia en
Sostenibilidad. Fundación Adecco: España).
Sacco, Antonio. Tecnología aplicada a las discapacidades motrices: Buenos Aires.
http://www.antoniosacco.com.ar/

44
FUENTES DE INFORMACIÓN ÚTIL POR PAÍSES:
ECUADOR, EL SALVADOR, MÉXICO Y PERÚ

Para quienes estén interesados en profundizar sobre alguno de los te-


mas propuestos en la guía y/o llevar adelante actuaciones concretas, a
continuación se ofrecen contactos útiles, material normativo y de lec-
tura complementario.

Contactos útiles

Las personas que componen el presente listado poseen una vasta tra-
yectoria en temas relacionados con la accesibilidad. En ellos, es posible
encontrar orientación y/o asesorías externas. Si bien no representan el
total de personas u organismos con experticia en la temática, sí pueden
constituir un directorio de base para el empleador.
Para facilitar la búsqueda, los contactos han sido ordenados por países y
referenciados con el icono correspondiente:

ACC ACCESIBILIDAD EN GENERAL

LEG ASESORAMIENTO EN TEMAS LEGALES

INC ASESORAMIENTO EN TEMAS DE INCLUSIÓN LABORAL

F ACCESIBILIDAD PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD FÍSICA

V ACCESIBILIDAD PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD VISUAL

A ACCESIBILIDAD PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD AUDITIVA

I ACCESIBILIDAD PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD INTELECTUAL Y/O


MENTAL

45
ECUADOR

A Alfredo Toro
Asociación de Sordos de Pichincha
Correo electrónico: alfredotorop@hotmail.com

A María Elena Yepez


Técnica experta de CONADIS
Intérprete de lengua de señas - Miembro de la Asociación de Sordos de
Pichincha
Correo electrónico: myepez@conadis.gov.ec

I Eva palacios
Federación Nacional de Mujeres con Discapacidad Física
Correo electrónico: evita18303@hotmail.com

V Julio Barba
Coordinador Proyecto AGORA
Correo electrónico: agorafence.ecuador@andinanet.net

LEG F Víctor Hugo León Tenorio


Abogado. Presidente Asociación Latinoamericana de Abogados Julio Fretes
Federación Nacional de Ecuatorianos con Discapacidad (FENEDIF)
Miembro de RIADIS
Correo electrónico: asodisg@hotmail.com

INC I Pilar Samaniego


Fundación para la integración del Niño Especial (FINE)
Correo electrónico: trajano@uio.satnet.net

INC Magno Novillo


Servicio de Integración Laboral (SIL) - Federaciones Nacionales de y para
la Discapacidad
Correo electrónico: magnonovillo@hotmail.com

INC F Xavier Torres


Vicepresidente de CONADIS
Integrante de la Federación Nacional de Personas con Discapacidad Física.
Correo electrónico: xavitorresco@hotmail.com

INC Wilson Flores


Coordinador Nacional de Inclusión Social y Laboral Ecuador, Trust for the
Americas
Correo Electrónico: wflores@oas.org, wilson.flores.ortiz@gmail.com

46
FUENTES DE INFORMACIÓN ÚTIL POR PAÍSES: ECUADOR, EL SALVADOR, MÉXICO Y PERÚ

PERÚ

INC F Luis Miguel del Aguila


Presidente de la Asociación de Distrofia Muscular
Correo electrónico: admperu@yahoo.es

LEG V Víctor Hugo Vargas Chavarri


Abogado, consultor en tecnologías
Presidente de la Comisión Especial Sobre Derechos de Personas con
Discapacidad del Ilustre Colegio de Abogados de Lima (CEDISCAL).
Correo electrónico: victorvargas@speedy.com.pe

F ACC INC Jaime Huerta


Arquitecto – Presidente B2D Negocios Para Personas con Discapacidad
Correo electrónico: jaimehuerta@mediaperu.com
jaime.huerta@munisanisidro.gob.pe

INC ACC V José Isola


Coordinador Proyecto AGORA
Correo electrónico: empleoagora@yahoo.es
joseisola@yahoo.com

INC F Guillermo Vega Espejo


Ex Presidente de CONADIS
Correo electrónico: gvega_inprodesdi@yahoo.com

ACC Juan Esquivías Otazú


Proyecto Infodis - FUNDADES
www.infodisperu.org/ y Blog Perú Accesible http://blog.pucp.edu.pe/
blog/peruaccesible
Correo electrónico: jesquivias@pucp.edu.pe

ACC Erick Marquez


Representante de la Comisión de Accesibilidad del Colegio de Ingenieros
Correo electrónico: erickmar41@hotmail.com

A Hugo Ronald Peña Huilca


Presidente de la Asociación de Sordos de Lima - ASSOLI
Correo electrónico: hronald.pena@gmail.com

LEG INC V Jane Cosar Camacho


Instituto Latinoamericano de Derechos Humanos
Asociación Latinoamericana de Abogados Julio Fretes
Correo electrónico: janecosarc@gmail.com

47
INC Susana Stiglich
Coordinadora Nacional de Inclusión Social y Laboral Perú, Trust for the
Americas
Correo Electrónico: sstiglich@oas.org, sustiwa@gmail.com

EL SALVADOR

LEG F David Reyes


Diputado Propietario de la República - Fundador ONG Sin Límites.
Correo electrónico: davisreyes@gmail.com
diputadoreyes@gmail.com

F INC Maritza Melara


Directora de la Secretaría de Inclusión Social, Gobierno de El Salvador
Correo electrónico: maritzamelara@yahoo.es
mmelara@inclusionsocial.gob.sv

INC V Hermes Mira


Coordinador Proyecto AGORA
Correo electrónico: cresv26@cresv.org.sv

F INC Amilcar Durán


Promotor Laboral del Servicio de Inclusión Laboral (SIL)
Red Iberoamericana de Organizaciones de Personas con Discapacidad
Correo electrónico: a2duran@hotmail.com

F Mario Díaz
Gerente de Operaciones Red de Sobrevivientes de las Minas.
Correo electrónico: mdiaz@reddesobrevivientes.org

INC Lilliam Handal


Coordinadora Nacional de Inclusión Social y Laboral El Salvador, Trust for
the Americas
Correo Electrónico: lhandal@oas.org, shlilliam@gmail.com

MÉXICO

ACC F Federico Fleischmann - Laura Bermejo Molina


ONG LIBRE ACCESO
Correos electrónicos: ffleischmann@prodigy.net.mx
laurus1975@hotmail.com

48
FUENTES DE INFORMACIÓN ÚTIL POR PAÍSES: ECUADOR, EL SALVADOR, MÉXICO Y PERÚ

LEG INC Celia Alejandra Barreto Estrada LEG


Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Gobierno de México
Correo electrónico: celia.barreto@stps.gob.mx

INC V Maira Cristal Vargas- Hilda Laura Vázquez


Proyecto AGORA
Correos electrónicos: amadivi@prodigy.net.mx
hildalaura14@yahoo.com.mx

ACC INC F Marite Fernández


Coalición por los Derechos de las Personas con Discapacidad
Correo electrónico: mtfernandez@laneta.apc.org

INC Thomas Wissing


OIT
Correo electrónico: wissing@oit.org.mx

INC Humberto Cruz Mansilla


CANACINTRA COFEDIS
Correo electrónico: hcmuebles@yahoo.com.mx

INC Amalia Peláez


Agencia de Inclusión Laboral DIF
CANACINTRA COFEDIS
Correo electrónico: amaliapa@yahoo.com

INC Ileana López


Directora Fundación ParaLife
Correo electrónico: ileana.lopez@paralife.com.mx

INC Eugenia Pérez - Elizabeth Amante


ONG COLABORE UP
Correos electrónicos: kperez@up.edu.mx / eamante@up.edu.mx

INC Paloma Toscana Aparicio


INAMI, Instituto Nacional de Migración
Correo electrónico: ptoscana@inami.gob.mx

INC Jacobo Fuentes Najera


Comisión de Derechos Humanos del D.F.
Correo electrónico: jfuentes2@banamex.com

49
Kirsha Carretero Rivera
INC
Subdirectora de Programas Institucionales, Recursos Humanos GRUPO IXE
Correo electrónico: kcarretero@ixe.com.mx

Myriam Arabian
INC
CONADIS
Correo electrónico: myriam_arabian@yahoo.com

INC F Francisco Cisneros


CONADIS
Correo electrónico: pacocisneros@prodigy.net.mx

INC Héctor Díaz


Director Investigaciones Sociales, Políticas y de Opinión Pública S.A. de
C.V., INVESPOP
Correo electrónico: hectordiazsantana@yahoo.com.mx

INC Patricia De Anda


Ministerio del Trabajo y Previsión Social
Correo electrónico: patriciadeandah@hotmail.com

A Ernesto Escobedo
Unión Nacional de Sordos Mexicanos
Correo electrónico: info.unsm@gmail.com

INC Patricia Brogna


Coordinadora Nacional de Inclusión Social y Laboral México, Trust for the
Americas
Correo Electrónico: pbrogna@oas.org, pbrogna@oas.org

REGIONAL

Pamela Molina
INC A
Gerente de Inclusión Social y Laboral POETA ACCESIBLE - Trust for the
Americas
Correo electrónico: pmolina@oas.org

INC Julie Chan


Asociación Costarricense de Gestores de Recursos Humanos
Correo electrónico: jchanj@hotmail.com

V Esteban Chavarri
Asesor Congreso de la República de Costa Rica
Correo electrónico: estebanchv@gmail.com

50
FUENTES DE INFORMACIÓN ÚTIL POR PAÍSES: ECUADOR, EL SALVADOR, MÉXICO Y PERÚ

ACC LEG
Luis Fernando Astorga
F
Consultor en discapacidad y Derechos Humanos, Asesor RIADIS
Correo electrónico: luferag@ice.co.cr

ORGANIZACIONES LATINOAMERICANAS DE PERSONAS


CON DISCAPACIDAD

ACC LEG INC RED LATINOAMERICANA DE ORGANIZACIONES DE PERSONAS CON


DISCAPACIDAD Y SUS FAMILIAS (RIADIS)
Presidente: Regina Atalla
presidente.riadis@gmail.com

FRATER LATINOAMERICANA
Presidente: Fanny Wong
fannyhwong@hotmail.com / geocar52@orbi.net

V ACC LEG INC UNION LATINOAMERICANA DE CIEGOS


Presidente: Guillermo Moreno
oficina@ulacdigital.org

DISPOSITIVOS LEGALES

Documentos internacionales de Derechos Humanos

Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad


(ONU):
http://www.un.org/esa/socdev/enable/documents/tccconvs.pdf.
Versión de fácil lectura: http://conadis.salud.gob.mx/descargas/pdf/
ConvencionSDPCD-lectura-facil.pdf

Convención interamericana para la eliminación de todas las formas de


discriminación contra las personas con discapacidad (OEA):
http://www.oas.org/juridico/spanish/tratados/a-65.html

Normas uniformes sobre la igualdad de oportuniddes


para las personas con discapacidad de las Naciones
Unidas: http://www.conadis.salud.gob.mx/descargas/pdf/
NormasuniformessobreigualdaddeoportunidadesparalaspcdONU.pdf

51
Documentos Técnicos internacionales

Norma ISO 7176-5 de Accesibilidad Arquitectónica (International


Standards Organization-Organización de Estándares Internacionales)
(www.iso.org/)
Introducción a las Pautas de Accesibilidad al Contenido en la Web,
del World Wide Web Consortium (W3C), consorcio internacional que
desarrolla protocolos comunes dirigidos a mejorar la operatividad y a
promover la evolución de la Web:
http://www.w3c.es/Traducciones/es/WAI/intro/wcag#is

Leyes marco de discapacidad

Ecuador/Ley de discapacidades (2001):


http://www.conadis.gov.ec/docs/leydiscapacidades.pdf

Ecuador/Reglamento de la Ley de discapacidades (2003):


http://www.conadis.gov.ec/docs/reglamentodiscapacidades.pdf

Ecuador/ Artículos de la Constitución (2008) que contemplan específi-


camente a las personas con discapacidad:
http://www.conadis.gov.ec/docs/articulosconstituciondiscapacida-
des.pdf

El Salvador/ Ley de equiparación de oportunidades para las personas


con discapacidad (2000):
http://www.csj.gob.sv/leyes.nsf/ef438004d40bd5dd862564520073
ab15/a48e7899b0d33a570625692d00706374?OpenDocument

El Salvador/ Reglamento de la Ley de equiparación de oportunidades


para las personas con discapacidad (2000):
http://www.elsalvador-in.com/pdf/conaipd/REGLAMENTO%20DE%20
LA%20LEY%20DE%20EQUIPARAMIENTO.pdf

El Salvador/ Constitución del Estado:


http://www.constitution.org/cons/elsalvad.htm

México/ Ley General de las Personas con Discapacidad (2005):


http://www.conadis.salud.gob.mx/descargas/pdf/leypersonasdiscapa-
cidad.pdf

52
FUENTES DE INFORMACIÓN ÚTIL POR PAÍSES: ECUADOR, EL SALVADOR, MÉXICO Y PERÚ

México/ Compendio de legislación sobre discapacidad. Marco


Normativo en México (PNUD-México):
http://www.conadis.salud.gob.mx/descargas/pdf/CLSDtomo2.pdf

México/ Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (2010),


donde en su Artículo 1º expresa la prohibición de todas las formas de
discriminación, entre ellas, las discapacidades:
http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/1.pdf

Perú/ Ley general de la persona con discapacidad (2004):


http://www.congreso.gob.pe/comisiones/2002/discapacidad/docu-
mentos/Ley27050.pdf

Perú/ Reglamento de la ley general de la persona con discapacidad


(2006):
http://www.minedu.gob.pe/normatividad/decretos/ds_003-2000-
promudeh.pdf

Perú/ Constitución política (1993):


http://www.tc.gob.pe/legconperu/constitucion.html, donde se señala
la protección contra prácticas discriminatorias en el trabajo para gru-
pos protegidos como el de las personas con discapacidad.

Leyes y normas de Inclusión laboral

Ecuador/ Ley reformatoria al Código del trabajo (2006) para fomentar


la contratación de personas con discapacidad:
http://www.conadis.gov.ec/docs/leyreformatoriacodigotrabajo.pdf

Ecuador/ Norma técnica para la selección del personal laboral estatal


(2010):
http://www.conadis.gov.ec/docs
NORMATECNICASUSTITUTIVADELSUBSISTEMASELECCIONPERSONAL.pdf

Ecuador/ Codificación de la Ley de contratación pública (2001) que


promueve la accesibilidad:
http://www.conadis.gov.ec/docs/CONTRATACIONPUBLICA.pdf

El Salvador/ Instructivo para la Inserción Laboral para Personas con


Discapacidad, Octubre de 2001 (www.conaipd.gob.sv)

53
México/ Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación (2007),
con la inserción de artículos específicos sobre la igualdad de oportuni-
dades de personas con discapacidad:
http://www.conadis.salud.gob.mx/descargas/pdf/262.pdf

Perú/ Resolución que aprueba la Directiva Nacional “Procedimiento


para el Registro de Empresas Promocionales para Personas con
Discapacidad” (2007):
http://www.educared.edu.pe/especial/doc/ley/RM-196-2007-TR.pdf

Perú/ Decreto supremo referente a los descuentos de rentas de tercera


categoría que se concederán a las empresas que tengan en su personal
al 30% personas con discapacidad trabajando (2004):
http://www.educared.edu.pe/especial/doc/ley/DS102-2004-EF.htm

Perú/ Ley sobre modalidades formativas laborales (2005):


http://www.mintra.gob.pe/contenidos/archivos/prodlab/Ley28518.pdf
y su reglamento complementario (2005):
http://www.mintra.gob.pe/archivos/file/normasLegales/
DS_007_2005_TR.pdf

Perú/ Compendio de normas laborales para personas con


discapacidad:
http://www.mintra.gob.pe/archivos/file/dnrt/compendio_normas_la-
borales_personas_discapacidad.pdf

Leyes y normas accesibilidad de física y comunicacional

Ecuador/ Normas técnicas para la accesibilidad al medio físico de las


personas con discapacidad:
http://www.conadis.gov.ec/normas.htm

El Salvador/ Normas Técnicas de Accesibilidad Urbanísticas,


Arquitectónicas, Transporte y Comunicaciones, Decreto N° 31 de fecha
17 de febrero 2003 (www.conaipd.gob.sv)

México/ Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación (2007),


con la inserción de artículos específicos sobre la igualdad de oportuni-
dades de personas con discapacidad:
http://www.conadis.salud.gob.mx/descargas/pdf/262.pdf

54
FUENTES DE INFORMACIÓN ÚTIL POR PAÍSES: ECUADOR, EL SALVADOR, MÉXICO Y PERÚ

México/ Acuerdo por el que se establecen los lineamientos para la


accesibilidad de las personas con discapacidad a inmuebles de la admi-
nistración pública federal (2004):
http://conadis.salud.gob.mx/descargas/pdf/CABIN_SFP.pdf

México/ Proyecto de Norma Oficial Mexicana, que establece los requi-


sitos mínimos de accesibilidad para centros de salud (2000):
http://www.conadis.salud.gob.mx/descargas/pdf/197_ssa1_2000.pdf

México/ Especificaciones de seguridad sobre la Norma Mexicana de


accesibilidad de las personas con discapacidad a espacios construidos
de servicio al público (2007):
http://conadis.salud.gob.mx/descargas/pdf/NMX-R-050-SCFI-006_9_
enero_07.pdf

Perú/ Normas técnicas de accesibilidad para personas con discapaci-


dad (2009):
http://www.conadisperu.gob.pe/web/documentos/legal/accesibili-
dad/norma_120.pdf

Perú/ Ley de Promoción de acceso al Internet para personas con discapa-


cidad y de adecuación del espacio físico de las cabinas públicas (2005):
http://www.ongei.gob.pe/normas/0/NORMA_0_LEY%20
N%C2%BA%2028530.pdf

MATERIAL BIBLIOGRÁFICO Y FUENTES DE CONSULTA

Guía de accesibilidad al medio físico.


Vicepresidencia de la República del Ecuador/CONADIS/AME (Ecuador)
http://www.ame.gov.ec/index.php?option=com_docman&task=cat_
view&gid=305&Itemid=235&lang=es

Guía de diseño de espacios laborales ergonómicos para trabajadores


con discapacidad.
Secretaría del Trabajo y Previsión Social (México)
http://www.stps.gob.mx/DGIL/CD/Direccion%20General%20para%20
la%20Igualdad%20Laboral-web/Programa%20nacional%20de%20
trabajo%20y%20capacitacion/Guia%20de%20diseno/Guia%20de%20
diseno%20de%20espacios%20laborales%20ergonomicos.pdf

55
Guía para empleadores interesados en la inserción laboral de personas
con discapacidad.
Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (México)
http://www.conapred.org.mx/depositobv/ESXX0002-.pdf

Muestra-diagnóstico nacional de accesibilidad en inmuebles de la


administración pública federal
Libre Acceso/Comisión Nacional de los derechos humanos/FCARM
(México)
http://www.cndh.org.mx/eventos/MUESTRA_DIAGNOSTICO_
NACIONAL_ACCESIBILIDAD.pdf

Diagnóstico para el fortalecimiento de la integración laboral de las


personas con discapacidad.
Secretaria del Trabajo y Previsión Social (México).
http://www.slideshare.net/gjuarezs/diagnstico-para-el-for-
talecimiento-de-la-integracin-laboral-de-las-personas-con-
discapacidad?from=share_email

Libro Discapacidad y diseño accesible. Diseño urbano y arquitectónico


para personas con discapacidad.
Arq. Jaime Huerta Peralta (Perú).
Descargar en PDF o en versión texto http://www.peruaccesible.com

Informe final de Consultoría: Adaptación de puestos y accesibilidad


para personas con discapacidad.
Autogestión Social EDAPROSPO (Perú)
Teléfono Arq. Madeleine Gisela Miranda Fournier: 2221096 - 7799016

Por un mundo accesible e inclusivo. Guía básica para comprender y


utilizar mejor la Convención sobre los Derechos de las Personas con
Discapacidad.
IIDI/ Handicap Internacional (Costa Rica)
http://www.un.org/esa/socdev/enable/.../conventionguideesp.doc

Empresas Inclusivas y Accesibles. Guía de Información Básica para facilitar


la inserción laboral de Personas con Discapacidad a Puestos de Trabajo.
TRUST/ Madai Linkimer Abarca (Costa Rica)
Contacto: mlinkimer@hotmail.com

56
FUENTES DE INFORMACIÓN ÚTIL POR PAÍSES: ECUADOR, EL SALVADOR, MÉXICO Y PERÚ

Guía práctica para la contratación e inclusión de veteranos y otras


personas con discapacidad en la empresa.
USAID/OEA/TRUST/TECNOVO
http://www.reddiscapacidad.org/uploads/media/Guia_contratacion_
veteranos.pdf

Repertorio de Recomendaciones Pácticas de la OIT: Gestión de las dis-


capacidades en el lugar de trabajo.
OIT (Ginebra)
http://www.ilo.org/public/libdoc/ilo/2002/102B09_340_span.pdf

Guía Accesibilidad para empresas.


Fundación ADECCO/Club de Excelencia en Sostenibilidad (España)
http://www.fundacionadecco.es/_data/SalaPrensa/Estudios/pdf/76.pdf

Informe sobre la cuota de contratación a personas con discapacidad al


mercado laboral en los países de América latina.
Asociación Latinoamericana de Abogados para la Protección y Defensa
de los Derechos Humanos Julio Fretes
http://discapar.blogspot.com

Libro Lo Urbano y lo Humano: Hábitat y Discapacidad.


Arq. Silvia Coriat (Argentina)
Contacto Fundación Rumbos: fundacion@rumbos.org.ar

Discapacidad. ¿Estigma o atributo?


Arq. Silvia Coriat (Argentina)
http://www.rumbos.org.ar/discapacidad

La accesibilidad no es un lujo.
Arq. Silvia Coriat (Argentina)
http://www.rumbos.org.ar/la- accesibilidad-no-es-un-lujo

Publicación Discapacidad y empleo: Por el derecho a ser explotados.


MA en Sociología, Eduardo Joly (Argentina)
http://www.rumbos.org.ar/node/150

57
GLOSARIO

Las definiciones que conforman este glosario se encuentran en concordan-


cia con la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad,
Organización de las Naciones Unidas (especificado como CDPCD).
Para unificar el significado de los términos se ha utilizado el
Diccionario de la Real Academia Española (especificado como DRAE).
Las definiciones que no cuenten con estas referencias, han sido ela-
boradas especialmente para los fines de la presente guía.

ACCESIBLIDAD Acceso de las personas con discapacidad, en igualdad de condiciones


con las demás, al entorno físico, al transporte, la información y las co-
municaciones, incluidos los sistemas y las tecnologías de la información
y las comunicaciones, y a otros servicios e instalaciones abiertos al pú-
blico o de uso público, tanto en zonas urbanas como rurales (CDPCD).

AJUSTES RAZONABLES Modificaciones y adaptaciones necesarias y adecuadas que no impon-


gan una carga desproporcionada o indebida, cuando se requieran en un
caso particular, para garantizar a las personas con discapacidad el goce
o ejercicio, en igualdad de condiciones con las demás, de todos los dere-
chos humanos y libertades fundamentales (CDPCD).

ALCANCE Capacidad física, intelectual o de otra índole que permite realizar o


abordar algo o acceder a ello (DRAE).

ANDARIVEL En deportes, pista delineada con cuerdas, que debe seguir un corredor o
nadador (DRAE).

ANDÉN En las estaciones de los ferrocarriles, especie de acera a lo largo de la vía,


más o menos ancha, y con la altura conveniente para que los viajeros
entren en los vagones y se apeen de ellos, así como también para cargar
y descargar equipajes y efectos (DRAE).

APOYO ISQUIÁTICO Elemento de mobiliario diseñado para el descanso en recorridos largos.


Opcional al banco, permite el apoyo sin necesidad de sentarse.

58
APROXIMACIÓN Posibilidad de acercar el cuerpo a un equipamiento para realizar una
acción o maniobra.

ASISTENCIA GRUPAL Función de ayuda, apoyo y colaboración a la persona con discapacidad


por parte de un grupo de pares. Por ejemplo, por los compañeros de tra-
bajo o de clase.

AYUDAS, ELEMENTOS DE AYUDA Complementos técnicos que facilitan las actividades cotidianas. Ejemplos:
andador, bastón, muletas, amplificador de sonido telefónico, lupa.

BARRIO Cada una de las partes en que se dividen los pueblos grandes o sus dis-
tritos (DRAE).

BORDE Referencia lateral en espacio de circulación (muro, bordillo, valla, zócalo,


banda de señalización texturada).

CIERRA-PUERTAS Mecanismo para controlar la velocidad de cierre de una puerta. También


llamado amortiguador de puerta o cierre automático de puerta.

COMPUTADORA También llamada ordenador, computador, PC.

COMUNICACIÓN Incluye los lenguajes, la visualización de textos, el Braille, la comunica-


ción táctil, los macrotipos, los dispositivos multimedia de fácil acceso,
así como el lenguaje escrito, los sistemas auditivos, el lenguaje sencillo,
los medios de voz digitalizada y otros modos, medios y formatos au-
mentativos o alternativos de comunicación, incluida la tecnología de la
información y las comunicaciones de fácil acceso (CDPCD).

CONFIABILIDAD Es la certeza de contar, para cada instancia de una cadena de acciones,


con adecuadas condiciones de uso de aquellos dispositivos o instalacio-
nes destinados a brindar accesibilidad con seguridad y autonomía me-
diante un eficiente diseño, estado y funcionamiento.

CONVENCIÓN SOBRE LOS Pacto internacional aprobado mediante resolución de la Asamblea


DERECHOS DE LAS PERSONAS General de las Naciones Unidas del 13 de diciembre de 2006. Su pro-
CON DISCAPACIDAD pósito es promover, proteger y asegurar el goce pleno y en condiciones
de igualdad de todos los derechos humanos y libertades fundamen-
tales por todas las personas con discapacidad, y promover el respeto
de su dignidad inherente. De cumplimiento obligatorio por parte de
aquellos Estados que la ratificaron, junto con su Protocolo Facultativo
(El Salvador - 14 de diciembre de 2007; México - 17 de diciembre de
2007; Perú - 30 de enero de 2008; Ecuador - 3 de abril de 2008, entre
otros). (CDPCD).

59
DISCAPACIDAD Concepto que evoluciona y que resulta de la interacción entre las perso-
nas con deficiencias y las barreras debidas a la actitud y al entorno que
evitan su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de
condiciones con las demás (CDPCD).

DISEÑO UNIVERSAL Diseño de productos, entornos, programas y servicios que puedan uti-
lizar todas las personas, en la mayor medida posible, sin necesidad de
adaptación ni diseño especializado. El “diseño universal” no excluirá las
ayudas técnicas para grupos particulares de personas con discapacidad,
cuando se necesiten (CDPCD).

ECOLOCALIZACIÓN Localización de un objeto mediante la reflexión de ondas sonoras, utili-


zada por especies animales como los murciélagos y los cetáceos y en los
sistemas de sonar (DRAE). Para las personas la posibilidad de emitir so-
nidos y escuchar cómo ha cambiado su onda reflejada puede brindarles
información espacial acerca del entorno cercano.

ERGONÓMICO Cualidad de un espacio habitable o instalación de brindar seguridad, efi-


cacia y confort mediante una correspondencia con los requerimientos
antropométricos y funcionales de los usuarios.

FRANQUEABILIDAD Posibilidad de pasar de un ámbito a otro sin impedimentos ni obstáculos.

GRIFO De grifería. Conjunto de grifos y llaves que sirven para regular el paso
del agua (DRAE).

GRUPO DE GESTIÓN Conjunto de personas que movidas por necesidad y/o convicción se or-
ganizan y llevan acabo acciones concretas hacia la materialización física
de la accesibilidad urbana y edilicia en su comunidad. Pueden estar con-
formados de múltiples maneras: por organizaciones gubernamentales,
no gubernamentales, personas que no pertenecen a ninguna entidad o
grupos mixtos entre todas estas categorías. La escala de su accionar no
está predefinida: desde un par vecinos que colocan un puente en una
zanja para los que no pueden franquearla, hasta planes de obras públi-
cas de acción y concreción en municipios. El eje central es materializar la
accesibilidad, y para ello, definir estrategias, asumir la necesidad de un
plan local, explicitar prioridades y comenzar con las obras.

HALL Vestíbulo, recibidor (DRAE). También llamado lobby o planta baja de un


edificio.

HÁPTICO Con cualidad perceptible al tacto.

60
HITO Elemento referente significativo del conjunto espacial, perceptible a
distancia; ejemplo: volumen de caja de ascensor con alto contraste de
color, y con sonoridad característica.

HOLGURA DE TIEMPOS Contar con tiempo suficiente para una actividad que se desarrolla en lapsos
breves. Por ejemplo, tiempo de apertura y cierre de puertas de ascensores.

INCLUSIÓN Incorporación de personas de características o atributos diversos en un


conjunto humano preexistente.

INTERFASE Espacio en el que se articula la interacción entre el cuerpo humano, la


herramienta y el objeto o intención de la acción.

LECTURA LABIAL Lectura de un discurso oral mediante el reconocimiento visual de las


palabras que pronuncia el interlocutor según la posición de sus labios,
lengua y gestos faciales. Utilizada por personas sordas.

LENGUA DE SEÑAS Sistema lingüístico de comunicación visual vehiculizado manualmente


y complementado gestual y corporalmente. Se utiliza en la comunica-
ción con y entre personas sordas.

LENGUAJE Se entenderá tanto el lenguaje oral como la lengua de señas y otras for-
mas de comunicación no verbal (CDPCD).

LUZ LIBRE DE PASO Ancho libre de paso efectivo que ofrece la apertura de la o las hojas de
un cerramiento.

MANIOBRABILIDAD Posibilidad de realizar los movimientos necesarios para cambiar de posi-


ción o dirección al utilizar elementos de ayuda técnicos.

MANIPULACIÓN Utilización de las manos en tareas definidas.

MÉNSULA Elemento estructural de longitud horizontal que, amurado a la pared,


sirve de soporte para estantes, tableros o algún otro equipamiento.

MOJÓN Elemento arquitectónico, del equipamiento o de la señalización, que


opera como punto de referencia cercano; ejemplos: puerta con alto con-
traste de color; cartel; cambio de textura, color y forma en el pavimento.

MONOCOMANDO Tipo de llave de paso para el agua corriente con un mando único que efec-
túa tanto la regulación de caudal como la mezcla de agua fría y caliente.

MOTRICIDAD FINA Facultad de movimientos que requieren de precisión.

61
ONG Sigla de Organización No Gubernamental. Organización de iniciativa
social, independiente de la administración pública, que se dedica a acti-
vidades humanitarias, sin fines lucrativos (DRAE).

OQUEDAD Hueco.

PERSONAS CON DISCAPACIDAD Personas que tengan deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sen-
soriales a largo plazo que, al interactuar con diversas barreras, puedan
impedir su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de
condiciones con las demás (CDPCD).

PROPIOCEPTIVO Conocimiento de las partes del cuerpo, de la posición y del movimiento


en el espacio, sin necesidad de la verificación de la vista.

RAMPA Superficie de tránsito con pendiente longitudinal en el sentido de la


circulación.

RECURSOS, Conjunto de elementos disponibles para resolver una necesidad


RECURSOS COMPENSATORIOS (DRAE).

REDI Sigla de Red por los derechos de las personas con discapacidad. Red
argentina integrada por Organizaciones No Gubernamentales y parti-
culares involucrados en la problemática de todo tipo de discapacidad.
Su objetivo es hacer valer los derechos civiles de las personas con dis-
capacidad en todos los aspectos de la vida social, política, económica
y cultural, garantizando su inclusión y equiparación de oportunidades.
Para ello, impulsa el protagonismo de las personas con discapacidad en
la lucha por sus derechos humanos.

RELLANO Superficie de tránsito horizontal, entre dos tramos de escalera o rampa.


Área de ingreso y egreso ante el ascensor.

RESILIENCIA Capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y so-


breponerse a ellas (DRAE).

SENDA PEATONAL Lugar por el que se puede cruzar una calle y en el que la persona tiene
prioridad. También llamado paso de cebra o paso peatonal.

SEÑALÉTICA Ciencia y tecnología de la señalización.

SEÑALIZACIÓN Señales complementarias a la información que brindan los espacios y


equipamientos urbanos y edilicios para la orientación.

62
SEÑALIZACIÓN DE ADVERTENCIA Solado cuya textura responde a un código que advierte a personas con
discapacidad visual acerca de un inminente riesgo.

SEÑALIZACIÓN DE GUÍA Solado cuya textura responde a un código de reconocimiento de una


senda y cuya continuidad facilita la circulación a lo largo de ésta a per-
sonas con discapacidad visual.

SOLADO Revestimiento de un piso con ladrillos, losas u otro material análogo


(DRAE).

TALLER PROTEGIDO Los Talleres Protegidos de Producción son entidades de bien público
cuyo objetivo es dar trabajo a personas con discapacidad física e inte-
lectual que no pueden acceder al empleo común. Tienen como meta
la inclusión en ámbitos laborales competitivos, directamente o bajo el
sistema de Empleo con Apoyo. Hay quienes por sus características cog-
nitivas y/o su imposibilidad de socialización permanecen trabajando en
estos Talleres.

TIC (TECNOLOGÍAS DE Tecnologías que posibilitan la adquisición, almacenamiento, procesa-


LA INFORMACIÓN Y miento y transmisión de la información. Comprende principalmente a
COMUNICACIÓN) los medios de comunicación, la informática e Internet.

TOPOLÓGICO Referido a la continuidad en el espacio y otros conceptos originados


de ella.

TRANSITABILIDAD Posibilidad de trasladarse de un lugar a otro a lo largo de vías o parajes


públicos.

VOLUMEN LIBRE DE RIESGO Espacio de circulación cuyas dimensiones y atributos brindan seguridad
y transitabilidad a las personas con discapacidad.

Para el Banco de Comercio la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) se asume como un compromiso entre el
sector empresarial y la sociedad civil, para crear un vínculo de cooperación y/o de apoyo que permita aportar
en la mejora de las condiciones de vida y el desarrollo tanto de sus trabajadores como de la población inmersa
en su entorno.

En esa línea de principio, el Banco de Comercio mantiene su política de aportar en pro del desarrollo de la co-
munidad; y para ello, dentro de su política de Responsabilidad Social Empresarial, brinda su apoyo en diversos
temas de interés como el desarrollo a través del fomento de la cultura del deporte, la capacitación, la inclusión
social y laboral de la persona con discapacidad y el desarrollo de las artes en sus diversas formas de expresión,
sin dejar de lado la ayuda social.

63
64