PROCESO CREATIVO DE MELODÍAS Y CANCIONES

Maestro: Fabio E. Martínez Navas Cuando una persona no ha experimentado el crear una melodía o escribir un texto y componer una canción, cree que no está en capacidad de hacerlo. De la misma manera que todos podemos hablar así mismo todos tenemos opción de cantar. Si con los dedos de nuestras manos escribimos a máquina o con el teclado de un computador, de igual manera, si se quiere, se puede llegar a tocar o mejor a “jugar” con el teclado de un piano. Hoy en día es relativamente fácil adquirir un teclado u organeta que ayuden al intérprete a ejecutar en corto tiempo melodías con acompañamiento rítmico y armónico. Por medio del computador, con un software adecuado y gracias a la interface MIDI es posible escribir música y escuchar como resultado una orquesta sinfónica en el estudio de un músico profesional o aficionado; de ahí que debamos aprender técnicamente el proceso creativo de melodías y canciones; la composición es el 90% de técnica y el 10% de inspiración. Para crear música se requiere de tres elementos básicos que son: ritmo, melodía y armonía. El ritmo proporciona la estructura o el esqueleto, la melodía equivale al cuerpo y la armonía es el vestido y su correspondiente parafernalia. Sin embargo, para la creación de una melodía debemos diseñar una base armónica para elaborar sobre ella un ritmo y combinar los sonidos de los acordes. Las melodías más sencillas están construidas sobre uno o dos acordes; si es un solo acorde, por lo general, es la tónica de la tonalidad y cuando son dos, la tónica y la dominante. La tónica es el acorde construido sobre el primer grado de la escala de la tonalidad correspondiente y la dominante el que se elabora sobre el quinto. Con base en la escala mayor, los sonidos de la tónica son 1 3 5 y los de la dominante 5 7 2, el 5 es común en los dos acordes. Teniendo en cuenta que la función tónica es estable y la dominante inestable, los sonidos tienden a resolver su tensión en los de la tónica. Dominante 5 inestable 7 tensión 2 disonante Tónica 1 estable 1 distensión 1 consonante

Cuando al acorde de dominante se le agrega el cuarto grado se forma la séptima de dominante o dominante séptima. Se llama así porque está conformada por una tríada mayor más una séptima menor a partir del sonido fundamental o tónica del acorde Ejemplo:

La 7ª (fa) tiende a resolver en la 3ª (mi); la 5ª (re), la 3ª (si) y la tónica del acorde resuelven en la tónica del acorde de tónica. Teniendo en cuenta la tensión y resolución de los acordes vamos a elaborar una melodía con armonía de tónica y dominante séptima. Base armónica:

Tonalidad: Sol Mayor (G) Utilizamos únicamente los sonidos de los acordes de tónica y dominante

La melodía puede estar conformada por sonidos armónicos que pertenecen a los acordes y por sonidos melódicos que pertenecen a las escalas. Los acordes forman armonías y las escalas melodías, de ahí que, debamos relacionar las escalas con los acordes y como resultado obtendremos la armonización de las melodías. Los sonidos llamados de adorno como la nota de paso, la bordadura o la apoyatura, entre otros, son excelentes para embellecer y dar variedad a las melodías construidas únicamente con los sonidos reales de los acordes pertenecientes a la armonía.

En la siguiente melodía utilizaremos el acorde de subdominante (IV) y la nota de adorno llamada apoyatura (Ap), o sea, sonidos ejecutados en un tiempo fuerte o en la parte fuerte de un tiempo, en este caso la primera corchea de una pareja.

2

Es característico, de algunas introducciones, comenzar la melodía con el acorde de subdominante. Pasillo

Pasaje

Guabina

Bambuco

Danza

Bolero

3

Melodías de ocho compases con tónica y dominante Melodía en Do Mayor

Melodía en Fa Mayor

Melodía en Sol menor

Melodías de ocho compases con:

I IV V7

4

Pasillo

Melodía en compás de 2/2

Melodía de ocho compases con antecompás

Melodía de 16 compases con antecompás. Determine las frases musicales y el cifrado a la siguiente melodía:

5

Modelo armónico para melodías de 16 compases

En el compás 11, anterior al cambio a la subdominante, se puede colocar la correspondiente dominante secundaria, o sea el acorde I7 (V7/IV). Ejemplo:

La Canción La canción es una melodía compuesta con base en un texto literario y debe ser interpretada por la voz humana. Es mucho más fácil componer una canción si se tiene la letra con anticipación; la melodía se elabora con base en el ritmo del texto. Se puede diseñar la armonía con relación a las oraciones, aunque también es posible realizar todo de una vez, es decir, melodía, texto (ritmo lenguaje) y armonía; este tipo de composición es propia de los cantautores quienes crean sus canciones casi siempre improvisando y grabando sus temas con cualquier medio tecnológico actual.

6

Algunos compositores trabajan primero la música y luego con base en ella crean un texto, lo cual es mucho más difícil, porque debe cuadrar el ritmo del texto con el de la melodía, haciendo concordar los acentos literarios con los musicales. Una vez creado o seleccionado el texto literario, se debe proceder a escribir el ritmo lenguaje teniendo en cuenta los acentos correspondientes, ya que muchas veces por este hecho tan simple, cambia el sentido de las oraciones. También es conveniente determinar el género de la canción, por ejemplo: vals, pasillo, cumbia, porro, balada, bolero, etc. Cada uno de esto ritmos tiene su correspondiente patrón de acompañamiento y además las melodías deben cumplir con parámetros ritmo-melódicos que logren su propia identidad. De ahí que podamos diferenciar un porro de una cumbia, un pasillo de un bambuco o un pasaje llanero de un joropo; del mismo modo ocurre con características formales de otras músicas como las pertenecientes a la suite del período barroco. Entre más conocimientos de formas musicales tengamos, mayores serán las posibilidades de crear composiciones originales. Se debe partir de lo conocido para llegar a lo desconocido. El artista primero copia, luego recrea y por último crea; lo que quiere decir que se trabaja con base en un modelo, se repite un esquema y se diseña una estructura. Del mismo modo, es muy conveniente estudiar las formas musicales de los ritmos latinoamericanos como la zamba de Argentina, el samba del Brasil, el tango, la cueca, el bossanova, entre otros, los cuales proporcionan herramientas para desarrollar la creatividad, la improvisación y la composición al estilo del latin jazz, por citar sólo un ejemplo. Ejemplo de canción: Canto a la paz paz, paz, paz dános hoy tu paz porque tu paz es fuente de amor

7

Como se puede observar en la canción del ejemplo se utilizan únicamente sonidos de los acordes. Posteriormente se pueden incluir notas de paso, bordaduras, apoyaturas, retardos y anticipaciones entre otros adornos melódicos. Ejemplo de melodía con notas de adorno:

La importancia de la forma es indiscutible ya que ésta ayuda a estructurar la obra musical. Forma A: Es una melodía conformada por una sola frase, por lo general elaborada en ocho compases. La frase o período musical tiene dos semiperíodos o un antecedente y un consecuente, también llamados pregunta y respuesta. Observemos que pueden ser iguales, parecidos o diferentes. Iguales Antecedente Consecuente

Parecidos

Diferentes

La melodía puede estar elaborada sobre los sonidos del acorde de tónica. Si se alternan las entradas se obtienen cánones infinitos.

8

También se puede componer con base en los acordes de tónica y dominante, por lo tanto, es conveniente alternar estos dos acordes, en un principio, de la siguiente manera:

Ejemplo:

Las melodías pueden comenzar con un silencio. Cuando esto sucede se dice que son acéfalas; los pasillos y pasajes llaneros con frecuencia utilizan este tipo de comienzo. Algunos valses como Pueblito Viejo de José A. Morales y Cuando voy por la calle de Jaime R. Echavarría son acéfalos.

Apliquemos este tipo de comienzo a nuestras melodías y canciones. Pasillo

Es muy raro el pasillo que comienza con antecompás, la gran mayoría son acéfalos como La gata golosa, Chaflán y vino tinto, o téticos como Cachipay.

9

Pasaje

Bambuco Este ritmo se caracteriza, principalmente, por su comienzo anacrúsico y la síncopa externa. Como ejemplos nos pueden servir los bambucos de Francisco Cristancho Camargo Bochica y Bachué, El Republicano de Luis A. Calvo y A quién engañas abuelo de Arnulfo Briceño.

El Republicano

En los bambucos también se encuentran melodías téticas y acéfalas como en Rumor de serenata de Luis Uribe Bueno y Saltando matones de Luis Dueñas Perilla Rumor de Serenata

10

Saltando Matones

El acompañamiento Escuchar los instrumentos musicales encargados del acompañamiento es una de las claves para diferenciar los aires populares, tradicionales y folclóricos. Si se tiene en cuenta que la base del acompañamiento, o sección armónica, está en el bajo, el piano, la guitarra y la percusión; en cualquier tipo de música que se interprete, bien sea tropical, popular o jazz. Si es un bambuco, un pasillo o una guabina se agrega el tiple, del mismo modo, se integra el cuatro si es un pasaje llanero. Con lo anterior concluimos que la base varía según la organología tradicional y para que no se desvirtúe el estilo de la música. Por ejemplo, no se entendería el vallenato sin acordeón, caja y guacharaca, ni los géneros de los llanos orientales sin arpa o bandola llanera, cuatro y capachos. La sección melódica, dependiendo del tipo de agrupación musical, se conforma de cuerdas, maderas, metales o teclados. La sección rítmica también depende del tipo de agrupación musical. Por ejemplo, en un conjunto de rock es indispensable la batería; en cambio el piano o los teclados no forman parte integral del mismo. El bolero – son, la guaracha, el mambo, el montuno, el cha cha chá y la salsa requieren de las congas, los bongóes, la clave y el cencerro. De ahí que las músicas de origen cubano, antillano y caribeño como la cumbia, el porro, el son y el regué tengan elementos comunes y otros que los caracterizan como la tambora en la cumbia y el redoblante y los platillos en el porro. Conclusión Para terminar podemos decir que el Proceso Creativo de Melodías y Canciones es un abrebocas a la creatividad, la cual se desarrolla con trabajo. Como se dijo antes la composición es el 90% de técnica y un 10% de inspiración, esta frase se la adjudican a Beethoven quien es el ejemplo más grande de trabajo técnico; Mozart es el ejemplo de la inspiración, su genialidad melódica y su facilidad para abordar todos los géneros de la composición musical son innegables. Si nos comparamos con los grandes compositores de la música es muy probable que nos desanimemos, pero para llegar a ser grande hay que crecer y, sobre todo, creer que somos capaces de lograrlo.

11

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful