Está en la página 1de 6

MATERIA:

FILOSOFÍA Y EPISTEMOLOGÍA DE LA EDUCACIÓN

TEMA DE LA ACTIVIDAD:
ACTIVIDAD DE APRENDIZAJE 2. EJEMPLOS DE PARADIGMAS
CIENTÍFICOS EN LA VIDA COTIDIANA.
PARADIGMA POSITIVISTA O NATURALISTA

Recuerdo que cuando era niño cada fin de semana iba a visitar la casa de mis abuelos
quienes vivían en un pueblo, por lo que al anochecer cuando estaba despejado el cielo, la
luna y las estrellas se apreciaban mejor que en el lugar donde yo vivía (la ciudad), lo que
me causaba curiosidad era que a veces la luna se veía diferente, a veces enorme,
amarilla, como un plátano, como todo niño le preguntaba a mis padres por qué sucedía
eso, quienes con sus propias palabras me explicaban, aunque no comprendía bien, me
quedaba conforme. Hasta que en la escuela el profesor nos dejó una tarea que duraría
casi un mes en la que debíamos observar el cielo todas las noches, en especial a la luna,
y en el cuaderno anotar y dibujar los cambios que observáramos, tal vez la actividad fue
muy larga, pero al final considero que aprendí algo nuevo. Al finalizar ese mes y entregar
la tarea el profesor nos explicó que eso que dibujamos eran las fases de la luna (cuarto
menguante, luna nueva, luna llena, cuarto creciente) nos llevó dibujos grandes para que
los comparáramos con los que hicimos e identificáramos cual de todos nuestros dibujos
se parecía a los de él y en que día del mes sucedía eso, con el uso de los libros de texto y
la explicación del profesor comprendí mejor el tema.

Relaciono este aprendizaje de mi infancia con este paradigma pues nos dice que usando
el método científico podemos llegar a comprobar la verdad, mediante el uso de la
observación se obtuvo el resultado que se buscaba (Martínez, 2013, p. 2), fue practica la
actividad y se identificó qué causa los cambios en la luna.

Considero que al usar otro paradigma como el hermenéutico también se habría obtenido
el conocimiento antes mencionado, pues como este paradigma se basa en la
interpretación del mundo, entonces tal vez se pudo hacer un consenso de lo que ya se
conocía, logrando así el conocimiento que se buscaba.
PARADIGMA REALISTA

Durante mi último año de universidad, el cual prácticamente se basó en realizar la tesis


para concluir la licenciatura, el cual se basó en identificar por qué después de 3
generaciones la mayoría de los egresados no se habían titulado y quienes ya tenían su
título, por qué no estaban aun en el campo laboral referente a la licenciatura; se realizó
una investigación mediante entrevistas con egresados, profesores, autoridades escolares,
instituciones externas, gráficos comparativos, etc. lo anterior para tratar de identificar por
qué parecía que la licenciatura no estaba dando los resultados que debería, descubrí
diferentes razones que me llevaron a conocer parte de la realidad, en este caso de los
egresados, las cuales fueron por mencionar algunas, se tenía otra idea del campo de
acción, la búsqueda forzada de una plaza en la SEP, situaciones personales,
desconocimiento por parte de las instituciones/empresas respecto al tipo de trabajo que
puede desempeñar el egresado, entre otras. Al finalizar el trabajo se logró identificar las
causas (realidad) del problema principal, y las posibles intervenciones que se podrían
ejercer para atenuarlo.

Esta experiencia la ubico dentro de este paradigma pues se busca conocer la realidad la
cual es independiente de nuestra percepción, los resultados fueron descubrimientos y no
invenciones (Otero, 2016, p. 216), los cuales se describieron (explicaron) desde diversos
ángulos, aunque es difícil encontrar todas las causas podemos juntarlas para llegar al
conocimiento que se busca.

Con el uso de otro paradigma, como el positivismo también se habría conocido la verdad
de la realidad, pues en el estudio de las causas y con el método científico se habría
podido cuantificar todos los datos obtenidos en dicha búsqueda.
PARADIGMA HERMENÉUTICO

Cuando vivía mi abuelo me contó parte de la historia del pueblo indígena del que es
originario, la leyenda de un Dios de la fertilidad que solo aparecía cada año para bendecir
la tierra y recibir ofrendas de los habitantes, también me conto como esa tradición cambió
con la colonización y la llegada del catolicismo al pueblo; como yo era muy pequeño solo
me emocionaba la historia por el lado místico y mágico que la envolvía, conforme fui
creciendo comprendí el conocimiento que mi abuelo me otorgó y me gustaba observar a
fondo todo el acto que rodeaba la celebración que hacen año con año en el pueblo, la
manera en que las personas interpretan y llevan a cabo su tradición, cada familia lleva
acabo la celebración a su manera y entendimiento, pero todo el pueblo se reúne en un
mismo colectivo para obtener la bendición del santo que veneran.

Lo anterior lo relaciono con este paradigma pues dice que no se basa en la


experimentación pues la realidad siempre será interpretada, que para comprender el
mundo se considera el contexto, se permiten las subjetividades que dan pie a diferentes
interpretaciones; y lo mismo sucede en las tradiciones expuestas anteriormente cada
persona a lo largo de los años ha transmitido la historia del pueblo y el origen de su
máxima celebración, tienen muchas costumbres, de comportamiento, lingüísticas, etc. y
cada generación comprende e interpreta dicha celebración y la lleva a cabo acorde a la
época y contexto en el que se encuentra (López, 2013, p.91).

Otro paradigma por el que se puede obtener un conocimiento como este, es el


interaccionismo, pues se necesita estar dentro de la comunidad para interpretar las
acciones que conduzcan hacia el conocimiento.
PARADIGMA INTERACCIONISTA

En mi familia no se acostumbra a realizar posada e intercambio de regalo en fiestas


decembrinas, por falta de organización y apatía, por consiguiente, yo también adopté esos
rasgos, pero en la familia de mi esposa todo lo anterior se hizo tradición desde hace
varios años, antes de casarnos me contaba lo que hacían y para mí era algo sin sentido o
significado; hasta llegado el momento en que nos casamos y llegó diciembre, se organizó,
se realizó la rifa y se acordó la fecha. Llegado el día todos (adultos y niños) sabían lo que
les correspondía hacer, se cantó, se rompió piñata, cenamos, y por último se realizó el
intercambio, antes de dar el regalo se tenía que describir a la persona (cualidades,
defectos, características) y se le daba una opinión sobre que mejorar para el siguiente
año que estaba próximo a iniciar, al finalizar el familiar más grande de edad dirigía unas
palabras hacia todos, agradeciendo por la asistencia y esperando volver a reunirse de esa
manera el próximo año. Al ser el nuevo integrante de la familia quedé asombrado de todo
lo que se hizo, hasta que lo viví comprendí porqué para mi nueva familia el mes de
diciembre tiene un significado tan importante.

Menciono el ejemplo anterior en este paradigma, pues menciona que se basa en la


interpretación de conexiones e interacciones a pequeña escala de la conducta de las
personas, se tiene que observar desde adentro de la comunidad para poder tener una
interpretación correcta de todas las acciones, mientras lo veía desde afuera juzgaba
erróneamente la importancia de su celebración, no es hasta que estuve ubicado dentro de
ese grupo que comprendí lo simbólico que era ese acto. Tal vez en cualquier familia se
hace esa celebración, pero al menos en toda la cuadra alrededor de la casa donde se
hacía no había más nadie celebrando así, en todo el mes.

Muy probablemente esto se podría aprender desde otro paradigma como el hermenéutico,
pues aunque yo sabía lo que sucedía en esa familia, me negaba a interpretar su
importancia, tal vez era cuestión aceptar y reconocer aun sin vivirlo, que las familias en
general tienen esa convivencia y obtener un interpretación general de dicha celebración.
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Cleary, T. (2011). La ciencia que no se realiza y los puntos ciegos en la investigación de


tratamientos médicos. Medicina social 6(4), pp. 308-315. Recuperado de https://
www.medicinasocial.info/index.php/medicinasocial/article/view/600

Cubillas Fontana, I. (2014). Interaccionismo simbólico. España: CRIMINA. Recuperado de


http://crimina.es/crimipedia/wp-content/uploads/2015/05/Interaccionismo-
Simb%C3%B3lico.pdf

Herce, R. (2016) Filosofía de la ciencia. España: EUNSA. Recuperado de https://ebook


central.proquest.com/lib/ieusp/reader.action?docID=5045362&query=filosof%25C3
%25ADa%2Bde%2Bla%2Bciencia

López, Luis (2013). La hermenéutica y sus implicaciones en el proceso educativo. Sophia,


Colección de Filosofía de la Educación, núm. 15, pp. 85-101. Universidad
Politécnica Salesiana. Cuenca, Ecuador. Recuperado de
https://www.redalyc.org/pdf/4418/441 846100003.pdf

Navarro Chávez, J. C. L. (2014). Epistemología y metodología. México: Grupo editorial


patria. Recuperado de https://ebookcentral.proquest.com/lib/ieusp/reader.action?
do cID=3227854&query=epistemolog%25C3%25ADa#

Otero, E. y Gilbert, J. (2016). Diccionario de epistemología. Chile: RIL editores / UDD.


Recuperado de https://ebookcentral.proquest.com/lib/ieusp/reader.action?docID=
4850232&query=epistemolog%25C3%25ADa#

Payne, W. R. (2015). An introduction to Philosophy. Estados Unidos: Bellevue College.


Recuperado de https://open.bccampus.ca/browse-our-collection/find-open-
textbooks/?uuid=24d4160c-c8b2-4f3b-9d5c-7203c92b790b&contributor=&keyword
=&subject=

Real Academia Española (2014). Diccionario de la lengua española (23a ed.). España:
Espasa.

Rojas Crotte, I. R. (2011). Hermenéutica para las técnicas cualitativas de investigación en


ciencias sociales: una propuesta. Espacios Públicos. 14(31), pp. 176-189.
Recuperado de https://www.redalyc.org/pdf/676/67621192010.pdf

Martínez Godínez V. L. (2013). Paradigmas de investigación. Manual multimedia para el


desarrollo de trabajos de investigación. Una visión desde la epistemología
dialéctico crítica. Recuperado de
http://educa.minedu.gob.bo/assets/uploads/files/cont/esfm/e sfm132-q6rd.pdf

También podría gustarte