Está en la página 1de 9

UNIDAD IX

RECURSOS DEL PISO OCEÁNICO

Hay dos tipos de recursos del piso oceánico:


-Energéticos (petróleo y gas)
-Materiales (arena y grava, fosforitas, corales y otros carbonatos)

También hay que agregar el uso como receptor de desechos que representa un valor
económico considerable.

En términos económicos los recursos energéticos son los más importantes y los
materiales sólo a nivel regional. Las minas de mar profundo no se han explotado
hasta ahora y únicamente son vistas como potencialmente valiosas.

En la fig. 10.1 (SyB) puede verse un estimativo de los recursos del piso oceánico
comparados con la producción mundial y los recursos oceánicos potenciales. Se nota
cómo el potencial estimado es enorme y muchos datos no son bien conocidos.

Vamos a mirar algunos recursos:

1. PETRÓLEO

Esencialmente el petróleo puede verse como Energía solar fósil almacenada. Pero
este sistema de almacenamiento es realmente ineficiente. Sólo 0.23% de la energía
solar es usada en fotosíntesis, menos del 0.1% de la producción orgánica se
preserva en los sedimentos como compuestos de C y sólo 0.01% de esta materia
orgánica en sedimentos llega a convertirse en gas o petróleo. Esto tiene que ver con
las condiciones necesarias para la formación de petróleo, la migración a roca
reservorio y la necesidad de trampas que no lo dejen escapar.

Recordemos que para formar petróleo es necesario una cobertura de sedimentos


aproximadamente de 1000 m y temperaturas de 50 a 150ºC. Largos períodos de
reacción pueden compensar por bajas temperaturas y también altas temperaturas
pueden convertir la materia orgánica en petróleo rápidamente incluso con una
modesta cobertura de sedimentos. Por ejemplo en Guaymas, Golfo de California, la
actividad hidrotermal produce petróleo en sedimentos menores de 5000 años. Si la
temperatura llega a ser demasiado alta, el petróleo es fraccionado a gas natural (fig.
10.1, SyB).

Ejemplos de campos petroleros marinos:

-Golfo de México:

106
Área clásica. Aquí los sedimentos están sobreyacidos por depósitos de sal que
suben a la superficie en domos (diapiros) de sal. Los estratos sedimentarios llevados
hacia arriba por los domos y taponados por éstos proveen las trampas para el
petróleo (fig. 10.2 SyB).

-Borde Continental del Sur de California:

El petróleo se origina en estratos ricos en materia orgánica del Mioceno, formados


bajo condiciones de surgencia y deficiencia en Oxígeno. El petróleo está atrapado en
capas de arena limitadas por fallas, por esto hay tantas emanaciones naturales del
mismo.

-Costa Artica de Alaska:

Ya hay explotación en la zona costera y se sabe de un alto potencial mar adentro.


Pero las condiciones climáticas representan grandes dificultades.

-Mar del Norte:

Es la provincia de hidrocarburos más importante de toda Europa Occidental, con


reservas iguales a 2/3 del consumo mundial anual. La parte central del mar del N. es
un sistema de rift inactivo donde las altas tasas de subsidencia y sedimentación
favorecieron la formación de petróleo. La exploración en el mar del N comenzó en
1960 y la explotación en 1967. Las dificultades técnicas por el clima (niebla, vientos y
oleaje) han sido enormes. Han ocurrido accidentes catastróficos y los problemas
técnicos por subsidencia del piso oceánico debida a la extracción han sido
verdaderos retos a la ingeniería. Los depósitos de esta región están sellados por
domos de sal, evaporitas y fallas.

Exploración actual:

La mayor parte del piso oceánico (80-90%) no ofrece perspectivas para la


exploración de petróleo ya que es demasiado joven y la cubierta de sedimentos es
muy delgada (fig. 10.5 SyB). Los prospectos más prometedores para
concentraciones de petróleo son las plataformas continentales y los taludes y
pequeñas cuencas oceánicas ricas en materia orgánica y con cubiertas
sedimentarias gruesas producidas por una alta tasa de sedimentación (por ejemplo el
Golfo de México, el Caribe, el Mediterráneo, el mar Negro, el mar de Okhotsk,
Japón, los mares del sur de China y el archipiélago de Indonesia). Los grandes
límites sedimentarios de las elevaciones continentales que bordean las cuencas
oceánicas aunque en algunos lugares son ricos en materia orgánica, no se sabe si
contienen o no rocas reservorio y están en exploración.

Uno de los problemas de la exploración petrolera en el mar es la preocupación por la


contaminación debida a derrames de petróleo. Los derrames que han ocurrido en
California, el mar del Norte y el Golfo de México han mostrado que el riesgo

107
ambiental de la explotación es alto y puede causar daños regionales, si bien
globalmente no el daño no es significativo.

A veces los campos marinos que prometen ser productores no resultan después de
las perforaciones. Aunque los taludes son lugares muy prometedores los costos de
exploración y explotación aumentan más allá de la plataforma, lo cual hará que las
actividades petroleras continúen en la plataforma continental.

2. ARENAS Y GRAVAS

Grandes cantidades de arena y grava de la zona costera y plataforma se toman


localmente para construir carreteras y casas o para hacer diques o rellenos. Sin
embargo el mejor uso de las arenas en las playas es recreativo. El uso recreativo
supera económicamente la explotación de material para construcción.

En algunos países, especialmente de Europa la explotación de materia prima de la


plataforma es una tradición. Inicialmente se utilizaban dragas y luego los sistemas de
explotación han sido más sofisticados utilizando métodos hidráulicos. Sin embargo
en las últimas décadas estos recursos marinos han cobrado importancia debido a
conflictos entre las necesidades de materiales para construcción, la reclamación de
tierras, la protección costera y las consecuencias ambientales de los dragados.

Los principales efectos de los dragados de plataforma y zona costera son la erosión
costera, el daño al bentos en general y la resuspensión de sedimentos. Sin embargo,
las plataformas son recursos valiosos de materiales y para su explotación sostenible
es importante un conocimiento detallado del tipo de material, el tamaño del
reservorio, las condiciones oceánicas y ambientales, y el impacto de la explotación.

3. FOSFORITAS

Recordemos que las fosforitas son apatitos criptocristalinos e composición variada.


Su fórmula general es Ca10(PO4, CO3)6 F2-3. Son usadas como fertilizantes y como
fuente de fósforo en la industria química. Hay depósitos de fosforitas fósiles en varios
lugares del mundo, pero las fosforitas jóvenes se encuentran en el mar. Las fosforitas
modernas ocurren típicamente en áreas de alta productividad (fuera de California,
Perú y Sudáfrica). Fig 10.7 SyB. Ocurren como nódulos negros o cafés o pastillas
irregulares. Se interpretan como productos de remplazamiento de carbonatos
finogranulares litificados, mineralización de materia orgánica preexistente,
precipitados de microorganismos que rellenan cavidades con carbonatos o
precipitados directos de aguas intersticiales. Su profundidad común de depositación
es la plataforma y talud superior.

La asociación de los depósitos de fosforitas jóvenes con las regiones de surgencia


actuales sugieren que la fuente de fósforo es la materia orgánica. Durante la

108
descomposición de los detritos orgánicos en el piso oceánico mucho fosfato se libera
al agua intersticial y puede ocurrir precipitación de apatito, reemplazamiento de los
minerales de carbonato preexistentes e impregnación del sedimento.

Fuera del Perú los nódulos de varios centímetros de diámetro crecen dentro de los
sedimentos suaves a una razón de algunos mm/1000 años lo que indica que también
hay flujo difusivo de fósforo hacia arriba. Las concreciones fosfáticas que resultan
son resistentes al transporte por corrientes y pueden concentrarse durante períodos
de retrabajamiento sedimentario.

Los depósitos marinos ricos en P contienen más de 80 kg/m 2 de fosforitas con más
de 25% de P2O5, ocurren en grandes áreas y profundidades menores de 400m y su
explotación dependerá de la demanda.

4. DEPÓSITOS DE CONCHAS

Los depósitos de conchas y algunos arrecifes han sido explotados para obtener
materia prima para Carbonato de Calcio y a veces para materiales e construcción y
fabricación de cemento. También los especimenes son usados en el mercado para
coleccionistas y como ornamentación, llegando a ser una fuente importante de
recursos para algunas poblaciones. Por supuesto esta explotación puede traer
conflictos ambientales y ecológicos que deben tenerse en cuenta para un uso
adecuado del recurso.

5. DEPÓSITOS DE PLACER

Concentraciones de minerales densos y partículas de mina en playas y estuarios se


han explotado localmente para obtener metales como titanio, oro, platino, torio,
circón e incluso diamantes. El 70% de la producción mundial de circón se extrae de
depósitos de placer en el Oriente de Australia. En playas y plataforma del SW de
Africa se han encontrado diamantes. En Japón y Nueva Zelanda se extrae magnetita
de placeres de playa. En USA se ha explotado oro en playas de Alaska, ilmenita
(FeTiO3) en California y en algunas playas hay cromita, oro, platino y minerales de
titanio.

El proceso de concentrar las partículas pesadas en las playas se debe al batido del
movimiento del agua y la selección por gravedad de las partículas (fig. 10.8, SyB).
Los minerales densos (densidad mayor a 2.85 g/cm3) usualmente constituyen un bajo
porcentaje en las arenas (alrededor del 5%). El movimiento de lavado en las playas
por el oleaje los puede concentrar fuertemente (figura 10.9, SyB). Depósitos gruesos
de estas partículas sólo se forman en la playa, por tanto, placeres de plataforma
fueron formados cuando el nivel del mar estuvo bajo y luego pudieron ser
retrabajados en el posterior ascenso del nivel del mar.

109
6. METALES PESADOS EN EL PISO OCEÁNICO PROFUNDO

Las concreciones de ferromanganeso (o nódulos de manganeso) son ricas en cobre,


cobalto, níquel y otros metales pesados. Sin embargo, aunque sólo en el Océano
Pacífico se estima que existan unas 100 a 200 mil millones de toneladas el valor
económico actual de estos depósitos es prácticamente cero debido a los costos,
riesgos de extracción y conflictos internacionales potenciales.

Las naciones técnicamente incapaces de explotar el material desean estar seguros


que las que lo hagan compartan sus ganancias y los países exportadores de
metales, muchos de ellos en vías de desarrollo están temerosos de la competencia.
Por tanto alrededor del recurso se ha generado un concepto de una “herencia común
de la humanidad” que ha frenado el desarrollo del recurso. Sin embargo,
eventualmente el recurso será explotado ya que el Mn, Cu, Co y Ni son conocidos
como minerales estratégicos con usos en ingeniería avanzada y la producción actual,
especialmente de Co, se enfrenta con problemas políticos en Africa donde está
concentrada su producción, lo que ha aumentado los precios de manera abrupta.

La distribución de estos nódulos es en parches y ocurren en áreas de bajas tasas de


sedimentación (fig. 10.10 y 10.11, SyB). La razón de los parches no es muy clara, en
parte pueden ser debidos a una alternancia entre enterramiento y descubrimiento de
los nódulos bajo capas de arcilla móviles, algo parecido a la migración de las dunas.

Las fuentes finales de los materiales para la formación de los nódulos se cree que
son liberación hidrotermal de metales y aportes terrígenos (fuentes de metales en el
agua marina). Los nódulos también toman iones metálicos liberados de los
sedimentos subyacentes. Se cree que la bioturbación es la que previene el
enterramiento de los nódulos y que los aportes de materia orgánica son importantes
pues promueven la alta bioturbación y la movilización de aguas intersticiales para la
liberación de iones. En general, mientras mayor el grado de oxidación y la
profundidad de los nódulos, mayor la relación Mn/Fe. El alto contenido de Mn parece
ser favorecido por un alto aporte de sedimento biogénico rico en metales traza y
bajas velocidades de acumulación. Sedimentos calcáreos llevados por el movimiento
de las placas pudieron llegar a la zona de disolución de calcita y liberar los metales
traza. Asi, una forma de concentrar los metales es tener organismos que precipiten
los metales, llevarlos al piso marino en conchas y materia fecal y luego disolverlos u
oxidarlos.

7. DEPÓSITOS HIDROTERMALES

En las crestas de dorsales de expansión activas el agua circula a través de grietas en


la corteza reaccionando con el basalto caliente (fig. 10.12, SyB) y generando
precipitación de sulfuros (Fe, Mn, Cu, Zn, etc) que puede llegar a ser importante

110
económicamente en el futuro lejano. Se han descubierto unas 100 localidades, la
mayor pare en el Pacífico, con gran variabilidad en el contenido de metales.

La formación de sulfuros comienza con el agua de mar que al penetrar en el basalto


reacciona con él. El agua toma sílice y metales, altera los minerales de Mg y gana
Ca. El oxígeno del sulfato del agua es usado en reacciones con el hierro reducido del
basalto, precipitando sulfuros. Las altas temperaturas (350ºC) ayudan a aumentar la
velocidad de las reacciones. Al salir, las aguas ácidas y calientes (pH=3) se
encuentran con el agua de mar ligeramente alcalina haciendo que un gran número
de minerales, principalmente sulfuros, se precipiten. Estos precipitados forman
cortezas y chimeneas espectaculares que pueden alcanzar hasta 10 m de altura con
velocidades de crecimiento de 1m/año. En algunos casos puede formarse anhidrita
(CaSO4) debido a las altas concentraciones de sulfatos y las chimeneas son blancas
en contraste con las negras típicas de sulfuros metálicos y óxidos. También se puede
formar sílice amorfo y óxidos de hierro y manganeso. Estos últimos se forman
cuando el Fe2+ y Mn2+ reducidos se encuentran con agua normal, se oxidan y forman
hidróxidos. A medida que los minerales se precipitan en las grietas del basalto
tienden a taponar el sistema y eventualmente se extinguen. Los depósitos de
sulfuros masivos fósiles permiten ver estos depósitos en tierra.

En cuencas traseras de arcos también se han encontrado sistemas hidrotermales


metalíferos así como también se han visto asociados a actividad volcánica.
Económicamente ninguna de estas minas es importante actualmente a pesar de su
gran volumen.

Sin embargo la ocurrencia más estudiada y más atractiva de metales en el mar está
en el mar Rojo, en su sistema de dorsal activo reciente. En este centro de expansión
hay una serie de cuencas encerradas conocidas como “deeps”. Una de ellas,
conocida como la Atlantis II, con más de 2000 m de profundidad y sólo 6x15 km en
área, presenta un agua de fondo de cerca de 60º C y 25% de salinidad. Esta agua
tiene metales concentrados entre 100 y 800 veces más que el agua normal (Fe, Zn,
Cu). El sedimento depositado allí es muy colorido, con bandas rojas, blancas, negras
y verdes debido a una variedad de minerales. Los más importantes económicamente
son sulfuros en las capas oscuras. Desafortunadamente los minerales son
demasiado finogranulares lo que dificulta su extracción. La formación de este
depósito se cree debida a procesos hidrotermales y a aportes de sedimentos
terciarios cercanos que contienen espesos depósitos de sales y yeso.

8. HIDRATOS DE GAS

Los hidratos de gas son sólidos cristalinos tipo hielo formados por una mezcla de
agua y gas natural, usualmente metano. Consisten de una molécula de gas rodeada
por moléculas de agua (fig). La presión y temperatura son los principales factores

111
que controlan su ocurrencia como hidratos o como gas (fig). Los hidratos son más
estables a bajas temperaturas y altas presiones. Su formación depende de la
cantidad de gas disponible. Ocurren en los espacios porosos de los sedimentos y
pueden formar cemento, nódulos o bandas. Los hidratos de gas mantienen grandes
cantidades de metano en los sedimentos marinos. Se considera que la cantidad de
metano en hidratos de gas contiene el doble de la cantidad de Carbono de todos los
combustibles fósiles de la tierra. Los hidratos de gas son una gran reserva de
energía, es como si tuviéramos una despensa de gas congelado.

El estudio de los hidratos de gas es importante desde el punto de vista energético


pero también del Cambio Global. Desde los 70’s se han encontrado ocurrencias de
hidratos de gas en todo el mundo, donde las condiciones de presión y temperatura
estabilizan la estructura del hidrato. Están presentes a lo largo de las márgenes
continentales y en ambientes polares continentales. En el océano existen donde las
profundidades del agua exceden los 300 o 500 m dependiendo de la temperatura y
pueden ocurrir bajo espesas capas de sedimento (hasta 1000 m).

Hay dos tipos de acumulaciones de hidratos: -aquellas asociadas con zonas de


descarga de fluidos en el fondo marino, controladas por conductos como volcanes de
lodo, diapiros y fallas –aquellas no asociadas con zonas de descarga que ocurren a
profundidades significativas y están controladas también por el flujo de fluidos. Las
reservas de metano en hidratos de gas submarinos duplica las reservas geológicas
de gas en la tierra.

9. DISPOSICIÓN DE DESECHOS

Debido a los intereses económicos, el estudio de los problemas en relación con la


disposición de desechos y contaminación ha llegado a convertirse en un factor
importante en el campo de la Geología Marina Ambiental. Los estudios en este
campo usualmente son multidisciplinarios (químicos, físicos, geólogos y biólogos) y
de diferentes países, ya que la contaminación cruza los límites de las naciones.

En este tiempo de grandes ciudades ha habido un incremento masivo de la basura y


producción de venenos industriales con efectos ambientales que pueden sentirse
muy lejos del centro de la contaminación. Estos efectos pueden incluir niveles
peligrosos de bacterias patógenas, afloramientos masivos de dinoflagelados nocivos
(mareas rojas) y acumulación de pesticidas a través de la cadena trófica. Otros
efectos ambientales fuertes son los derrames de petróleo, la introducción de
materiales radiactivos y la introducción de basura industrial química a gran escala.

Muchos desechos son relativamente inocuos y libres de venenos potentes y si las


cantidades no exceden las que el océano puede absorber por dilución y acción
bacterial pueden actuar como fertilizantes. Sin embargo si los desechos se realizan a
gran escala en zonas limitadas vienen los problemas como eutroficación,
enfermedades en organismos bénticos y efectos en la pesca. Se sabe de efectos

112
fuertes en la fauna béntica profunda a partir de desechos depositados fuera de la
costa que se esperaba tuvieran una adecuada dispersión y dilución. Los problemas
son mucho más graves en cuerpos de agua confinados que pueden desencadenar
una anoxia profunda y mortandades de peces.

Uno de los problemas graves de los desechos es la contaminación radiactiva. El


desecho de basura radiactiva al mar fue prohibido por la convención de Londres
desde 1983 pero estaba más extendido de lo que se esperaba. El impacto de estas
disposiciones de basura radioactiva por décadas por parte de la Unión Soviética y
Estados Unidos es desconocido.

La basura de alto nivel radiactivo se está acumulando en tierra y representa un


riesgo para las generaciones presentes y futuras, por lo cual se está considerando
enterrarla en el piso marino profundo. Las preguntas geológicas al respecto incluyen
la estabilidad del área de enterramiento, el tipo de circulación que se desarrollará
alrededor de los contenedores los cuales son calientes, el destino de los materiales
que alcancen a fugarse y qué tipo de reacciones se esperan y cómo influenciarán la
bioactividad. Los principales problemas sin embargo no son geológicos sino que
tienen que ver con la seguridad durante el transporte y el emplazamiento. Y
finalmente está el riesgo para las futuras generaciones. Puede que un país se
deshaga de sus desechos pero si éstos llegan a afectar el océano el impacto
afectaría a todos los demás países, y si el daño es irreversible, a las futuras
generaciones, por lo que el riesgo es muy alto, sin embargo, es un problema que
afrontar.

10. EL OCÉANO COMO FUENTE DE ENERGÍA

Hay por lo menos 4 fuentes de energía marina (tabla 19.1, Garr) aunque su
extracción en una forma útil no es fácil. Las olas son la manifestación más obvia de
energía oceánica. Las olas almacenan energía del viento y la transportan hacia la
costa. Una ola de 3 m de alta transmite energía a razón de 100 kw por metro lineal
de cresta. Las olas más largas son proporcionalmente más poderosas. Se han
propuesto muchos inventos para extraer esta energía y en muchos países se han
construido pequeñas plantas experimentales para evaluar su efectividad. Uno de
estos inventos (fig. 19.6, Garr) usa el ímpetu del aire atrapado por las olas que entran
en una caja de rompiente para impulsar un generador. Sin embargo, ninguna de las
plantas diseñadas hasta el momento ha producido energía a un nivel competitivo,
pero los diseños prometen. Sin embargo hay preocupación por el efecto ecológico y
en el equilibrio de las playas si se hace un uso extensivo de este tipo de
generadores. Para las corrientes se han propuesto turbinas (p.e. en la corriente del
Golfo) pero su tamaño y complejidad las haría demasiado costosas.

El mayor potencial generador de energía en el océano es el gradiente térmico entre


el agua cálida superficial y el agua profunda fría. El poder estimado de esta fuente es
más de mil veces las necesidades de energía del hombre del año 2000. Los

113
generadores de este tipo de energía modernos se conocen como sistemas OTEC
(Ocean Termal Energy Conversión) que utilizan agua somera cálida para evaporar
amonio líquido que mueve una turbina conectada con un generador eléctrico y luego
el bombeo de agua fría profunda vuelve a condensar el amonio en líquido (fig. 19.7 y
19.8). Una planta pequeña de estas funcionó en Cuba hasta que una tormenta
tropical la destruyó. El problema con estos sistemas para su uso intensivo es que su
eficiencia depende del gradiente de temperatura entre la parte más cálida y la más
fría del sistema. Una diferencia de 15º que es lo promedio entre agua somera y
profunda da una eficiencia de sólo 2%, por tanto se necesitarían enormes cantidades
de agua pasando por el sistema para producir la energía de una planta nuclear (se
ha calculado que sería aproximadamente un flujo igual a 5 veces el del río
Mississippi). Otro problema es que su localización ideal es en los trópicos, donde los
ciclones y los organismos pueden elevar los costos de sostenimiento.

El poder de las mareas es el único que ha sido explotado exitosamente a gran


escala. Las estaciones de poder mareales existen en varias partes del mundo (fig.
11.22, Garr). En marea alta el agua fluye desde el océano a través de generadores
hacia por ej. un estuario y en marea baja el agua del río y el estuario fluye hacia
fuera a través de los mismos generadores. La energía de mareas tiene varias
ventajas: los costos de operación son bajos, la fuente de poder es gratis y no se
genera dióxido de carbono o contaminantes. Pero aunque se construyeran este tipo
de plantas en todos los lugares adecuados del mundo, la generación de energía
sería menos del 1% de las necesidades mundiales. Las plantas también tienen
costos de mantenimiento por tormentas y corrosión de materiales y no están libres de
impactos. Puede afectar la vida planctónica y béntica y puede afectar incluso la altura
de la onda de marea.

11. AGUA DULCE

La explotación de agua dulce por procesos de desalinización es un recurso marino


importante. Más de 1500 plantas desalinizadoras operan en el mundo generando
cerca de 13 mil millones de litros de agua dulce por día. Se usan varios métodos de
desalinización. La destilación por ebullición es el más común (3/4 del agua es
producida así), pero requiere energía. El congelamiento es otro método pero mucho
más costoso. Se están desarrollando mecanismos más eficientes y menos
consumidores de energía, como es el sistema de desalinización por ósmosis inversa.
En este sistema el agua es forzada a través de una membrana semipermeable a alta
presión. El agua pasa los poros de la membrana mientras que las sales no. Este
sistema usa menos energía pero las membranas son frágiles y costosas.

114