Está en la página 1de 19

SECRETARIA: CRIMINAL

MATERIA: ACCIÓN DE AMPARO


ABOGADO PATROCINANTE: ……
R.U.N.: …..
RECURRENTE: ANA FÉLIX SEPÚLVEDA
PASAPORTE Nº: SC7948374
RECURRIDO: INTENDENCIA REGIÓN METROPOLITANA
R.U.T.:

EN LO PRINCIPAL: INTERPONE ACCIÓN CONSTITUCIONAL DE AMPARO; PRIMER


OTROSÍ: SOLICITA ORDEN DE NO INNOVAR; SEGUNDO OTROSÍ: SE RECABE
INFORME A LA BREVEDAD; TERCER OTROSÍ: ACOMPAÑA DOCUMENTOS;
CUARTO OTROSÍ: SE TENGA PRESENTE

ILUSTRÍSIMA CORTE DE APELACIONES DE SANTIAGO

,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,, abogado, cédula de identidad N° …………., domiciliado para estos efectos


en calle Estado 215, Oficina 401, Santiago, en representación de doña ANA FÉLIX
SEPÚLVEDA, de nacionalidad dominicana, pasaporte Nº SC7948374, a Su Señoría Ilustrísima,
respetuosamente digo:

Que por este acto, y en conformidad a lo dispuesto en el artículo 21 inciso 3º de la


Constitución Política de la República, vengo en deducir Acción Constitucional de Amparo en contra
de la Intendencia Región Metropolitana representada por su titular el señor Intendente don
CLAUDIO ORREGO LARRAÍN, por cuanto ésta, mediante Resolución Exenta Nº 300 de 6 de
marzo de 2018, decretó orden de expulsión en contra de la recurrente, doña ANA FÉLIX
SEPÚLVEDA, lo que constituye una arbitrariedad e ilegalidad según los antecedentes de hecho y
de derecho que a continuación paso a exponer y que vulneran su derecho a la libertad personal,
consagrado en el artículo 19 número 7° de la Carta Fundamental.

Cofré Amado Abogados


Estado 215, Oficina 401, Santiago.
www.cofreamado.cl
I. AN
TECEDENTES DE HECHO.

Doña ANA FÉLIX SEPÚLVEDA viajó desde Reppública Domincana en ……. en dirección
a Chile buscando mejores condiciones de vida y poder así ayudar a sus hijos y seres queridos.
Desde Perú intentó ingresar a Chile de forma totalmente legal pero no le permitieron ingresar en
cuanto le exigían tener familiares en Chile o una carta de algún familiar. Ya lejos de su tierra, un
hombre le ofrece llevarla a Chile de forma totalmente legal, según le señala y solo le pide la suma
de 150 dólares americanos junto a un grupo de hombres y mujeres. Los llevaron por una larga
caminata en el desierto donde pasó frío, hambre e incluso pensó que moriría.
Con deseos de regularizar su situación migratoria se acercó a la Oficina de Derechos
Humanos de la Corporación de Asistencia Judicial, donde fue orientada y así, concurrió a
dependencias de Policía de Investigaciones para realizar el trámite de auto-denuncia.

A fin de lograr un proceso de regularización eficaz, es del todo necesario la revocación de la


orden de expulsión decretada en cuanto, dicha sanción no es compatible con ningún permiso de
residencia. Mantener la vigencia de este acto administrativo, solo vulnera su derecho a la libertad
ambulatoria.

II. FUN
DAMENTOS DE DERECHO.

Se expondrán en el siguiente orden:

1. SOB
RE LA PROCEDENCIA DE LA ACCIÓN CONSTITUCIONAL DE AMPARO.
2. LA
RESOLUCIÓN EXENTA Nº 300 DE 6 DE MARZO DE 2018 RESULTA SER UN
ACTO ARBITRARIO E ILEGAL.

Cofré Amado Abogados


Estado 215, Oficina 401, Santiago.
www.cofreamado.cl
1. DE
ACUERDO AL ART. 69 DEL D.L. 1094, LA INTENDENCIA REGIONAL
METROPOLITANA CARECE DE FACULTADES PARA DICTAR UNA ORDEN
DE EXPULSIÓN POR INGRESO CLANDESTINO SIN QUE, PREVIAMENTE,
EXISTA UNA CONDENA POR ESE MOTIVO EN SEDE PENAL.

2. EL
PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO NO RESPETÓ EL PRINCIPIO DE
CONTRADICTORIEDAD.

3. NO
PUEDE EXISTIR SANCIÓN SIN PREVIO EXAMEN DE CULPABILIDAD.

4. INF
RACCIÓN AL PRINCIPIO DE IMPARCIALIDAD CONTEMPLADO EN EL ART.
11 DE LA LEY 19.880.

5. LA
INSCRIPCIÓN EN EL PROCESO DE REGULARIZACIÓN NO SUSPENDE IPSO
FACTO LA ORDEN DE EXPULSIÓN.

6. AN
TECEDENTES FAVORABLES DE DOÑA ANA FELIX SEPULVEDA

1. SOB
RE LA ACCIÓN CONSTITUCIONAL DE AMPARO Y SU PROCEDENCIA.

La acción de amparo, entendida como “la acción constitucional que cualquier persona puede
interponer ante los Tribunales Superiores de Justicia, por sí o a nombre de otro, a fin de solicitar que
adopten inmediatamente las providencias que juzguen necesarias para restablecer el imperio del
derecho y asegurar la debida protección al afectado, dejando sin efecto o modificando cualquier
acción u omisión arbitraria o ilegal que importe una privación o amenaza a la libertad personal y
seguridad individual, sin limitaciones y sin que importe el origen de dichos atentados”1.

1 MOSQUERA RUIZ, Mario y MATURANA MIQUEL, Cristián. Los Recursos Procesales.


Santiago, Editorial Jurídica de Chile, 2010, Capítulo X. El Recurso de Amparo o Habeas Corpus, p. 431.

Cofré Amado Abogados


Estado 215, Oficina 401, Santiago.
www.cofreamado.cl
La señalada acción constitucional está consagrada en el artículo 21 de la Constitución
Política de la República, el cual, en su inciso tercero, dispone: “El mismo recurso, y en igual forma,
podrá ser deducido a favor de toda persona que ilegalmente sufra cualquier otra privación,
perturbación o amenaza en su derecho a la libertad personal y seguridad individual. La respectiva
magistratura dictará en tal caso las medidas indicadas en los incisos anteriores que estime
conducentes para restablecer el imperio del derecho y asegurar la debida protección al afectado”.
En lo relativo al derecho fundamental vulnerado en el caso de autos, y que hace procedente
la presente acción constitucional, el artículo 19 Nº 7 de la Constitución Política de la República
asegura a toda persona el derecho a la libertad personal, “manifestación o expresión de la libertad,
entendida ésta como autodeterminación. Tradicionalmente se entiende como libertad física de
movimiento o desplazamiento”2.
Parte de la esfera de la autonomía personal a que la mencionada disposición constitucional
se refiere es lo que se conoce como libertad ambulatoria, la cual es consagrada por nuestra Carta
Fundamental en la letra a) del artículo 19 Nº 7, que establece que “Toda persona tiene derecho a
residir y permanecer en cualquier lugar de la República, trasladarse de uno a otro y entrar y salir de
su territorio, a condición de que se guarden las normas establecidas en la ley y salvo siempre el
perjuicio de terceros”.
Dicha libertad no sólo es reconocida por la Constitución Política de la República, sino
también por tratados internacionales como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y
la Convención Americana sobre Derechos Humanos, ambos tratados internacionales que tienen
plena aplicación en el ordenamiento jurídico nacional en virtud del artículo 5° inciso segundo de
nuestra Carta Fundamental.
Dispone el artículo 9 del Pacto Internacional: “1. Todo Individuo tiene derecho a la libertad
y a la seguridad personales”, y en el mismo sentido el artículo 12 del mismo Convenio:
“1. Toda persona que se halle legalmente en el territorio de un Estado tendrá derecho a
circular libremente por él y a escoger libremente en él su residencia.
2. Toda persona tendrá derecho a salir libremente de cualquier país, incluso del propio.
3. Los derechos antes mencionados no podrán ser objeto de restricciones salvo cuando éstas
se hallen previstas en la ley, sean necesarias para proteger la seguridad nacional, la salud o la moral
públicas o los derechos y libertades de terceros, y sean compatibles con los demás derechos
reconocidos en el presente Pacto.

2 ALDUNATE LIZANA, Eduardo (Dir.). Constitución Política de la República de Chile. Doctrina y


Jurisprudencia. Tomo I. Santiago, Puntolex – Thomson Reuters. 2009, Capítulo III, Artículo 19 Nº 7, p. 194.

Cofré Amado Abogados


Estado 215, Oficina 401, Santiago.
www.cofreamado.cl
4. Nadie podrá ser arbitrariamente privado del derecho a entrar en su propio país”.
En el presente caso, la garantía de la libertad ambulatoria de doña Rosa Pila Rosario ha sido
vulnerada en virtud de un acto administrativo manifiestamente ilegal. La ResoluciónNº 300 de
fecha 6 de marzo de 2018, de la Intendencia Región Metropolitana, que ordena su expulsión del
país, es un acto que careciendo de fundamento legal expreso, restringe derechos y garantías
consagrados en la Constitución y en Tratados Internacionales pues, en su virtud, se impide que el
amparado pueda desplazarse libremente por el país como asimismo que pueda salir de su territorio
con el fin de retornar libremente.

2. LA
RESOLUCIÓN EXENTA Nº 300 DE 6 DE MARZO DE 2018 RESULTA SER UN
ACTO ARBITRARIO E ILEGAL

Es menester referirse al acto administrativo por el cual se recurre de amparo, esto es la


Resolución Exenta Nº 300 de 6 de marzo de 2018 y notificada a doña ANA FÉLIX SEPÚLVEDA
el día 13 de agosto del mismo año.
Esta Resolución fundamenta la orden de expulsión en los artículos 2, 3, 69, 78 y 84 del
Decreto Ley N° 1.094. Como se expresará a continuación, ninguna de estas disposiciones habilita a
la Intendencia Región Metropolitana a dictar una resolución con un contenido semejante.
Los preceptos antes mencionados deben ser aplicados e interpretados de manera estricta y
restringida, lo que se traduciría de la siguiente forma: de acuerdo al artículo 17, los extranjeros que
ingresaron al país encontrándose en una de las causales del artículo 15 deben ser expulsados del
país. Y si esto es llevado al caso en concreto, la causal en la que incurrió el amparado es el N° 7, es
decir, que no cumplió con los requisitos de ingreso, pues no ingresó por un lugar habilitado y por lo
tanto, su ingreso fue realizado clandestinamente. Por lo tanto, para decretarse la orden de expulsión
es necesario que se aplique el artículo 69, 78 y 84 del Decreto Ley de 1975.
El artículo 69 del mencionado Decreto Ley establece que: “Los extranjeros que ingresen al
país o intenten egresar de él clandestinamente, serán sancionados con la pena de presidio menor en
su grado máximo. Si lo hicieren por lugares no habilitados, la pena será de presidio menor en sus
grados mínimo a máximo. Si entraren al país existiendo a su respecto causales de impedimento o
prohibición de ingreso, serán sancionados con la pena de presidio menor en su grado máximo a
presidio mayor en su grado mínimo. Una vez cumplida la pena impuesta en los casos
precedentemente señalados, los extranjeros serán expulsados del territorio nacional.”

Cofré Amado Abogados


Estado 215, Oficina 401, Santiago.
www.cofreamado.cl
A su vez, el artículo 78 del mismo Decreto señala “Las investigaciones de hechos
constitutivos de los delitos comprendidos en este Título sólo podrán iniciarse por denuncia o
querella del Ministerio del Interior o del Intendente Regional respectivo. El denunciante o
querellante ejercerá los derechos de la víctima, de conformidad al Código Procesal Penal. El
Ministro del Interior o el Intendente podrán desistirse de la denuncia o querella en cualquier
momento y el desistimiento extinguirá la acción penal. En tal caso, el juez de garantía o el tribunal
de juicio oral en lo penal dispondrá el inmediato cese de las medidas cautelares que se hubieren
decretado.”
Y finalmente, el artículo 84 del mismo cuerpo legal dispone: “La medida de expulsión de los
extranjeros será dispuesta por decreto supremo fundado, suscrito por el Ministro del Interior bajo la
fórmula "Por orden del Presidente de la República", en el que se reservarán al afectado los recursos
administrativos y judiciales legalmente procedentes. No obstante, la expulsión de los extranjeros
que sean titulares de permiso de turismo o prolonguen su permanencia con dicho permiso vencido,
se dispondrá, sin más trámite, por resolución del Intendente Regional respectivo, exenta del trámite
de toma de razón. Las medidas de expulsión podrán ser revocadas o suspendidas temporalmente en
cualquier momento. La medida de traslado a que se refieren los artículos 81, 82 y 83 será dispuesta
por las autoridades oficiales señaladas en el artículo 10, con el objeto de poner al afectado a
disposición de las autoridades administrativas o judiciales correspondientes.”
Esto quiere decir que el Ministerio del Interior o el Intendente debe iniciar una acción penal
sea por denuncia o por querella, que se lleve un juicio penal en contra de doña ANA FÉLIX
SEPÚLVEDA, se le condene por el delito de ingreso clandestino y una vez cumplida la condena, se
decrete su expulsión del país por Decreto Supremo suscrito por el Ministerio del Interior.
Conforme esto, y lo que se señalará en los puntos 3, 4 y 5 de esta presentación, la
Intendencia Región Metropolitana, al dictar la Resolución Exenta Nº 300 de 6 de marzo de 2018, no
ha dado cumplimiento a todos los presupuestos que establece la ley para decretar la orden de
expulsión, por lo tanto, su actuar no se ajusta a derecho, contraviniendo de esta forma los artículos
6 y 7 de la Constitución Política de la República.
Además, es posible declarar que el actuar de la Intendencia deviene en arbitrario. Según lo
ha declarado la jurisprudencia, la “arbitrariedad implica carencia de razonabilidad en el actuar u
omitir; falta de proporción entre los motivos y el fin a alcanzar; ausencia de ajuste entre los medios
empleados y el objetivo a obtener, o aún inexistencia de los hechos que fundamentan un actuar, lo

Cofré Amado Abogados


Estado 215, Oficina 401, Santiago.
www.cofreamado.cl
que pugna entre la lógica y la recta razón”3, siguiendo esta línea y a la luz de los antecedentes es
que queda clara la falta de fundamento que contiene el acto de la Administración y con ello su
completa arbitrariedad, ya que mediante éste se decide otorgar una alta sanción sin proceso ni
condena previa, recurriendo a maniobras que no satisfacen los requisitos impuestos por la ley, ni los
más básicos estándares de fundamentación de la aplicación de una sanción administrativa.
Al respecto, recientemente la Ilustrísima Iltma. Corte de Apelaciones de Arica, en la causa
Rol N° 148-2015, confirmada en todas sus partes por la Excelentísima Corte Suprema con fecha 24
de diciembre de 2015, ha indicado:
“SEXTO: Que, en el escenario descrito, resulta que la única motivación fáctica de la
resolución que origina el recurso, no solo no fue puesta eficazmente en conocimiento de las
autoridades llamadas por ley a investigarlo, con el objeto de establecer su efectiva ocurrencia, sino
que, además ha sido esgrimida en un acto administrativo de grave trascendencia, que no pasa de ser
una mera afirmación de autoridad, sin respaldo judicial y sin dar al afectado posibilidad alguna de
ejercer sus defensas en un juicio penal.
SÉPTIMO: Que, de lo descrito surge como colofón, que el acto impugnado adolece de falta
de fundamento, lo que es reprochable en cualquier actuación de la administración pública.” (El
énfasis es nuestro).
De esta misma forma se pronunció la Iltma. Corte de Apelaciones de Iquique, y fue
confirmado por la Excma. Corte Suprema, en el fallo causa Rol Nº 1-2016, de 8 de enero de 2016,
en donde se establece, en sus considerandos Séptimo y Octavo, lo que sigue:
“SÉPTIMO: Que, para que fuese procedente la medida de expulsión de autos, se hacía
necesario haber observado respecto del recurrente el principio de debido proceso, el que no se
satisface si el amparado no ha contado con asistencia letrada, oportuna –desde la primera etapa del
procedimiento de expulsión- idónea, técnica, accesible y en un proceso contradictorio, fuera de
naturaleza administrativa o judicial.
OCTAVO: Que, por las razones explicitadas, la resolución impugnada es ilegal, y resulta,
además, arbitraria de modo que con su pronunciamiento se ha conculcado la libertad
personal del amparado”. (El énfasis es nuestro)

3 Corte de Apelaciones de Punta Arenas, 22 de Septiembre de 1.993, Revista Gaceta Jurídica, N° 166, pág.
90;  Corte de Apelaciones de Santiago, 05 de Marzo de 1.992, Revista Gaceta Jurídica, N° 141, pág. 90;
Corte de Apelaciones de Santiago, 30 de Abril de 1.993, Revista Gaceta Jurídica, N° 154, pág. 64; Corte
Suprema, 26 de Septiembre de 1.996, Revista Gaceta Jurídica, N° 195, pág. 64

Cofré Amado Abogados


Estado 215, Oficina 401, Santiago.
www.cofreamado.cl
Cabe hacer presente, por último, lo establecido por la Excma. Corte Suprema en los
considerandos Cuarto y Quinto de fallo de causa Rol Nº 3973-2016, de fecha 21 de enero de 2016,
en donde se revocó la sentencia de 1ª instancia:
“4°.- Que el mencionado decreto se ampara en lo previsto, entre otros, en el artículo 69 del
Decreto Ley N° 1094 y en el Reglamento de Extranjería, Decreto Suprema de Interior N° 597, por
lo que a efectos de calificar el acto de autoridad que ahora se revisa, dadas las circunstancias
personales de la amparada, cabe advertir que ello trae inevitables consecuencias en su legítimo
anhelo de formarse una situación en el país por medio de un trabajo honesto.
En este estado de cosas, resulta forzoso concluir que la decisión en contra de la cual se ha
interpuesto esta acción constitucional se torna ilegal, porque su única motivación fáctica no fue
eficazmente investigada por las autoridades llamadas por ley a hacerlo con el objeto de establecer
su efectiva ocurrencia, pese a lo cual se la invoca en un acto administrativo de grave trascendencia,
lo que ilustra sobre la desproporcionalidad de la medida.
5°.- Que lo anterior es concordante con lo dispuesto en el artículo 21 inciso tercero de la Carta
Fundamental que permite a toda persona reclamar de amparo por una situación como la de autos y
faculta a la jurisdicción para dictar las medidas pertinentes que garantizan el ejercicio del derecho a
la libertad individual que se ha afectado con la medida de que se trata”. (El énfasis es nuestro)

3. DE
ACUERDO AL ART. 69 DEL D.L. 1094, LA INTENDENCIA REGIONAL
METROPOLITANA CARECE DE FACULTADES PARA DICTAR UNA ORDEN
DE EXPULSIÓN POR INGRESO CLANDESTINO SIN QUE, PREVIAMENTE,
EXISTA UNA CONDENA POR ESE MOTIVO EN SEDE PENAL.

El inciso primero del artículo 69 del Decreto Ley N° 1.094 dispone que los extranjeros que
ingresen al país clandestinamente serán sancionados con la pena de presidio menor en su grado
máximo y el inciso final agrega que cumplida ésta, serán expulsados del territorio nacional. El texto
de la norma es claro en señalar que la expulsión del extranjero que ingresó clandestinamente al
territorio nacional debe hacerse efectiva sólo una vez cumplida la pena por el delito cometido.
Por lo tanto, al disponer la Intendencia la expulsión del territorio nacional del amparado,
fundándose en una disposición meramente reglamentaria, vulnera la garantía establecida en la letra
b) del numeral 7º del artículo 19 de la Constitución Política de la República, conforme a la cual

Cofré Amado Abogados


Estado 215, Oficina 401, Santiago.
www.cofreamado.cl
nadie puede ser privado de su libertad ni está restringida sino en los casos y en la forma
determinados por la Constitución y las leyes.
Tal razonamiento es el que ha sostenido la Ilustrísima Corte de Santiago en el fallo Rol Nº
1058-2015, y confirmado en sede de apelación por la Excelentísima Corte Suprema en la sentencia
Rol 8435-2015, que indica lo siguiente:
“Quinto: Que, en efecto, el inciso primero del artículo 69 del Decreto Ley N° 1.094 dispone,
en lo que interesa, que los extranjeros que ingresen al país clandestinamente serán sancionados con
la pena de presidio menor en su grado máximo y agrega el inciso final que cumplida ésta, serán
expulsados del territorio nacional.
No existe en la ley alguna otra disposición que se refiera a la materia y, como aparece en su
claro tenor literal, la regla prescribe que la expulsión del extranjero que ingresó clandestinamente al
territorio nacional debe hacerse efectiva sólo una vez cumplida la pena por el delito cometido. En el
caso de la amparada esa pena no sólo no ha sido impuesta ni menos cumplida, sino que ni si quiera
alcanzó a iniciarse investigación en su contra y, es más, su responsabilidad penal se encuentra
extinguida de acuerdo a lo previsto en el artículo 78 del Decreto Ley N° 1.094” (énfasis agregado).
Por tanto el artículo 69 del Decreto Ley N° 1.094 establece un tipo penal, por lo que es
deber de un juez criminal determinar si las circunstancias que lo rodean configuran la existencia de
un delito, y jamás será la Intendencia quien pueda determinar dicha responsabilidad, por lo que si la
Intendencia desea expulsar a alguien debe sostener un proceso de forma completa, y obtener una
pena para proceder a la expulsión.
La autoridad administrativa posee la potestad para ordenar la expulsión del país, pero dicha
potestad se debe ejercer en base a lo que establece la ley, lo cual no ha ocurrido en lo concreto,
debido a que la orden de expulsión de doña ANA FÉLIX SEPÚLVEDA se ha decretado sin que
exista condena por el supuesto delito cometido.

4. EL
PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO NO RESPETÓ EL PRINCIPIO DE
CONTRADICTORIEDAD.

El artículo 10 de la Ley 19.880 de Bases de los Procedimientos Administrativos establece el


Principio de Contradictoriedad, disponiendo lo siguiente:

Cofré Amado Abogados


Estado 215, Oficina 401, Santiago.
www.cofreamado.cl
Artículo 10. Principio de contradictoriedad. Los interesados podrán, en cualquier momento
del procedimiento, aducir alegaciones y aportar documentos u otros elementos de juicio.
Los interesados podrán, en todo momento, alegar defectos de tramitación, especialmente
los que supongan paralización, infracción de los plazos señalados o la omisión de trámites que
pueden ser subsanados antes de la resolución definitiva del asunto. Dichas alegaciones podrán dar
lugar, si hubiere razones para ello, a la exigencia de la correspondiente responsabilidad
disciplinaria.
Los interesados podrán, en todo caso, actuar asistidos de asesor cuando lo consideren
conveniente en defensa de sus intereses.
En cualquier caso, el órgano instructor adoptará las medidas necesarias para lograr el
pleno respeto a los principios de contradicción y de igualdad de los interesados en el
procedimiento.

La resolución que dispone mi expulsión del país es ilegal, puesto que el procedimiento
administrativo previo a su dictación no cumple con los estándares establecidos por la Ley N°
19.880. En efecto, no es posible distinguir en la especie las etapas que todo procedimiento
administrativo debe tener, sino simplemente la comunicación de la orden de expulsión del país.
Al respecto conviene tener presente el artículo 18 de la norma citada: “el procedimiento
administrativo consta de las siguientes etapas: iniciación, instrucción y finalización”. En la etapa
de instrucción, que según el artículo 34° de la Ley 19.880 tiene por objeto determinar, conocer y
comprobar los datos en virtud de los cuales deba pronunciarse el acto, no se aplicó el principio de
contradicción, contemplado en el artículo 10°.
En el presente caso, no tuve la oportunidad de hacer descargo alguno respecto de los hechos
que se tuvieron como base para la aplicación de la sanción de expulsión del país, ni de ofrecer
prueba con el fin de representar y demostrar a la autoridad mi situación, a objeto de que, previo a
resolver, se tomaran en consideración dichas circunstancias y pudiera ejercerse debidamente mi
atribución.
Lo anterior se condice con lo preceptuado en el artículo 17° de la misma ley, titulado
“Derecho de las personas”, el cual señala entre los derechos que las personas tienen en sus
relaciones con la Administración, en su letrado f), el derecho a Formular alegaciones y aportar
documentos en cualquier fase del procedimiento anterior al trámite de audiencia, que deberán ser
tenidos en cuenta por el órgano competente al redactar la propuesta de resolución. Dicho derecho
fue vulnerado, toda vez que la determinación adoptada por la entidad administrativa sólo fue puesta

Cofré Amado Abogados


Estado 215, Oficina 401, Santiago.
www.cofreamado.cl
en mi conocimiento en su fase conclusiva, incumpliendo con ello el inciso final del artículo 10° de
la ley que preceptúa lo siguiente “En cualquier caso, el órgano instructor adoptará las medidas
necesarias para lograr el pleno respeto a los principios de contradicción y de igualdad de los
interesados en el procedimiento”.
En el caso existe un procedimiento administrativo sancionatorio que no contempla los
aspectos básicos de un debido proceso. El D.L. 1.094 de Extranjería sólo estipula que el Ministerio
del Interior y Seguridad Pública es el llamado a dictaminar las expulsiones del territorio nacional,
sin establecer un procedimiento administrativo particular. Por lo que, en este contexto, cabe aplicar
la ley general, que en este caso es la Ley N°19.880 de Bases Generales de Procedimientos
Administrativos, que sostiene que debe existir en todo procedimiento administrativo un debido
emplazamiento, una etapa para formular alegaciones, cuestión que no ocurrió en la elaboración de
la resolución que dispuso mi expulsión. En efecto, se llevó a cabo un procedimiento, de cuya
existencia y resultado sólo tuve conocimiento una vez decretada la orden de expulsión.

1. NO
PUEDE EXISTIR SANCIÓN SIN PREVIO EXAMEN DE CULPABILIDAD

El delito que se configura por la entrada clandestina de una persona al país, se encuentra
regulada en el artículo 69 del D.L. 1.094 que Establece Normas sobre Extranjeros en Chile, el cual
dispone lo siguiente:

Artículo 69.- Los extranjeros que ingresen al país o intenten egresar de él clandestinamente, serán
sancionados con la pena de presidio menor en su grado máximo.
Si lo hicieren por lugares no habilitados, la pena será de presidio menor en sus grados
mínimo a máximo.
Si entraren al país existiendo a su respecto causales de impedimento o prohibición de
ingreso, serán sancionados con la pena de presidio menor en su grado máximo a presidio mayor
en su grado mínimo.
Una vez cumplida la pena impuesta en los casos precedentemente señalados, los
extranjeros serán expulsados del territorio nacional.

En cuanto a los elementos del delito, en el presente caso estamos ante una conducta típica,
cual es, el ingreso al país clandestinamente. Sin embargo, no hay un examen de culpabilidad, es

Cofré Amado Abogados


Estado 215, Oficina 401, Santiago.
www.cofreamado.cl
decir, aquél para determinar que una persona es imputable y responsable, que pudiendo haberse
conducido de una manera determinada no lo hizo, por lo cual la autoridad la declara -en definitiva-
merecedora de una pena. Y es que al existir el principio de inocencia, no se podrá nunca presumir
de derecho la responsabilidad penal.
En el presente caso es importante citar el artículo 35, inc. 2° de la Ley 19.880, el cual
establece lo siguiente:

Artículo 35, inc. 2.- Cuando a la Administración no le consten los hechos alegados por los
interesados o la naturaleza del procedimiento lo exija, el instructor del mismo ordenará la
apertura de un período de prueba, por un plazo no superior a treinta días ni inferior a diez, a fin de
que puedan practicarse cuantas juzgue pertinentes.

Así, en mi caso, el que el Estado prescinda del proceso penal importa que, al menos, se
debió haber fijado un término probatorio de acuerdo al artículo 35, inc. 2 de la Ley 19.880, en
cuanto a la Administración no le constaban los hechos alegados por los interesados (la culpabilidad
del delito), sino sólo le constaba la tipicidad de la conducta, elemento único que en caso alguno
viene a configurar por sí sólo un delito, prescindiendo de los demás elementos que lo componen.
Así las cosas, la apertura de un periodo de prueba constituye en el presente caso un requisito de la
esencia del procedimiento administrativo, sin el cual éste se encuentra viciado. Está claro que no
constituye una mera facultad de la autoridad, que puede ejercer o no, toda vez que las circunstancias
fácticas que motivan la emisión del acto deben existir y deben estar jurídicamente calificadas.
Cabe destacar que “las normas previstas en la Ley 19.880 (…), no tan sólo son elementos de
la esencia de todo procedimiento administrativo, sino además tales preceptos materializan algo más
amplio, cual es la garantía prevista en el artículo 19 nº3 inciso 5º de la Constitución Política de la
República de Chile, dado que se está privando en los procedimientos adoptados por el
Departamento de Extrajería y Migración del derecho a defensa al interior de un procedimiento
legal, justo y racional”4.
La facultad del Departamento de Extrajería y Migración para imponer sanciones mediante
resoluciones, se enmarca dentro de lo que la doctrina ha definido como Derecho Administrativo
Sancionador5. La atribución de este poder se basa en la finalidad misma del Estado como gestor de

4 RIVERA Cuevas, Rodrigo. “Derechos de los migrantes y discrecionalidad del Estado”. Ponencia presentada en el
marco del Congreso de Derechos Humanos 2012 de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile. p. 5.
5 “El derecho administrativo sancionador puede definirse como aquella parte del derecho público
–separada del derecho penal- por el cual los órganos de la actividad pública imponen sanciones de

Cofré Amado Abogados


Estado 215, Oficina 401, Santiago.
www.cofreamado.cl
las condiciones que favorezcan la realización de los particulares enfocados al bien común. En este
sentido, la potestad sancionadora constituye un poder-deber finalizado orientado al interés público.
En el despliegue de su facultad punitiva, el Estado debe observar el marco normativo constitucional
y legal, respetando y promoviendo los derechos y garantías fundamentales de los administrados
como límite a su acción.
En efecto, por explícito mandato constitucional, toda actividad desplegada por un órgano del
Estado, entre las cuales se enmarca la actividad sancionatoria de la Administración, tiene como
límite el que en su ejercicio se deben respetar y promover los derechos garantizados tanto en la
Constitución como en los Tratados Internacionales ratificados por Chile y que se encuentren
vigentes; toda acción que no se someta a estos preceptos, será inconstitucional6.
Los fallos N° 479 y 480 de 2006 del Tribunal Constitucional señalan que, a pesar de existir
algunas diferencias entre pena y sanción, ambas son manifestaciones del Ius Puniendi del Estado,
de lo cual se infiere que el estatuto constitucional establecido en el N° 3 del artículo 19 de la
Constitución, es aplicable al Derecho Administrativo Sancionador.
Siendo aplicable el derecho al justo y racional procedimiento protegido por el artículo 19 nº 3
de la Constitución Política de la República, cabe señalar que, en este caso, éste se ha
infringido, lo que vuelve ilegal la actuación del Estado que dispone mi expulsión del país.

5. INF
RACCIÓN AL PRINCIPIO DE IMPARCIALIDAD CONTEMPLADO EN EL ART.
11 DE LA LEY 19880.

Considerando: que la Resolución Exenta Nº 300 de 6 de marzo de 2018 se funda en una mera
aseveración de la autoridad, la cual se encuentra en el Informe Policial N° 3870 de fecha 21 de
noviembre de 2013, del Departamento de Policía Internacional; y que la autoridad no se hace cargo
en él de todos los elementos que configuran el delito imputado, particularmente el elemento de
culpabilidad; entonces podemos concluir que dicho acto administrativo incurre en un vicio de
fundamentación de los hechos, pues no le constan a la autoridad todos ellos de manera fehaciente.
Además, al no realizar nada por esclarecer aquellos hechos, su actuar constituye una infracción al
carácter punitivo a cualquier ciudadano, sin intervención de un juez independiente” (podría
añadirse con ninguna o escasa participación del afectado). Como observa M.DELMAS-MARTY, se
trata de un sistema no penal, en sentido jurídico, pero cuyo fundamento filosófico es, sin
embargo, retributivo.” POLITOFF, Sergio, MATUS, Jean Pierre, RAMIREZ, María Cecilia, Lecciones
de Derecho Penal Chileno. Parte General, Segunda Edición, Editorial Jurídica de Chile, 2006, p. 80.
6 Artículos Quinto inciso segundo y Sexto de la Constitución Política de la República.

Cofré Amado Abogados


Estado 215, Oficina 401, Santiago.
www.cofreamado.cl
Principio de Imparcialidad, contemplado en el artículo 11 de la Ley 19.880 en los siguientes
términos:

Artículo 11. Principio de imparcialidad. La Administración debe actuar con objetividad y respetar
el principio de probidad consagrado en la legislación, tanto en la substanciación del
procedimiento como en las decisiones que adopte.
Los hechos y fundamentos de derecho deberán siempre expresarse en aquellos actos que
afectaren los derechos de los particulares, sea que los limiten, restrinjan, priven de ellos, perturben
o amenacen su legítimo ejercicio, así como aquellos que resuelvan recursos administrativos.

En conjunto con lo señalado, la más reciente jurisprudencia de la Corte Interamericana de


Derechos Humanos, en los casos “Atala Riffo e hijas vs. Chile”7 y “Gelman vs. Uruguay”8, señaló
que el realizar un control de convencionalidad de los actos del Estado, compete a toda autoridad
pública, no siendo sólo una labor que recaiga únicamente en los jueces. Esto significa que las
autoridades, en el ejercicio de sus funciones y en el ámbito de sus competencias, deben procurar
guardar conformidad con la Convención Americana de Derechos Humanos y con la correcta
aplicación de sus estándares. Que la autoridad pública tenga esta obligación, significa que al
momento de aplicar normas o tomar decisiones, debe realizar un ejercicio que permita que sus
actuaciones sean compatibles con las obligaciones que ha contraído el Estado de Chile al ratificar la
Convención Americana de Derechos Humanos9. Por tanto, cuando la Intendencia ordena la
expulsión en este caso, no sólo debe verificar que su actuar se adecúe a la normativa migratoria,
sino que su estándar de análisis debe velar por que su decisión se haga en conformidad con lo
dispuesto en la Constitución y en los Tratados Internacionales, que, como la Convención
Americana, disponen una serie de obligaciones para el Estado, que, como hemos analizado en este
caso, no han sido cumplidas al dictarse la Resolución Exenta Nº 300 de 6 de marzo de 2018.

7. LA INSCRIPCIÓN EN EL PROCESO DE REGULARIZACIÓN NO SUSPENDE


IPSO FACTO LA ORDEN DE EXPULSIÓN.

7 Corte IDH. Caso Atala Riffo e hijas vs. Chile, párr.184.


8 Corte IDH. Caso Gelman vs. Uruguay, párr.239.
9 Nash Rojas, Claudio. Derecho Internacional de los Derechos Humanos en Chile: Recepción y
aplicación en el ámbito interno. Centro de Derechos Humanos Facultad de Derecho Universidad
de Chile, 2012, págs.60-61.

Cofré Amado Abogados


Estado 215, Oficina 401, Santiago.
www.cofreamado.cl
La Resolución Exenta N° 2225 de 2 de mayo de 2018 del Sr. Subsecretario del Interior
señala en su numeral 5:

5. En el caso de extranjeros que hubieren sido expulsados del territorio nacional o se haya
dispuesto su abandono por ingreso clandestino o por infracciones migratorias, incluyendo aquellas
comprendidas en el artículo 64 N° 2 y artículo 75 del D.L. N* 1.094 de 1975, deberán solicitar
previamente a la autoridad competente la suspensión de la medida, la que será otorgada en su
mérito y se mantendrá vigente en tanto se resuelva la solicitud de regularización del interesado, lo
que le habilitará a salir y reingresar al país, cumpliendo con los requisitos generales de entrada
establecidos en la normativa legal y administrativa de extranjería vigente al momento de su
ingreso al país.

En la expresión “deberán solicitar previamente a la autoridad competente la suspensión


de la medida” subyace un mandato imperativo establecido por la propia Administración del Estado
el cual, tampoco señala la forma de como hacerse efectivo.
La representada nunca ha solicitado la suspensión del acto durante el proceso de
regularización extraordinario, y tampoco la Ley establece la forma en que debe ser solicitado.
No existe ningún antecedente que permita acreditar la existencia de la suspensión en este
caso y es más, en el supuesto de que esto fuese cierto, ha de saberse, que aunque estuviese la orden
de expulsión suspendida, esto es tan solo para efectos de su ejecución, es decir, para no ser
expulsado o deportado. Pero, cabe señalar que si la representada sale del país, quedaría
automáticamente con una prohibición de ingreso indefinida lo cual es totalmente atentatorio contra
su libertad ambulatoria.
Por tanto, una orden de expulsión, suspendida o no, atenta contra la libertada ambulatoria.
Además, como es evidente, su vigencia es totalmente incompatible con el otorgamiento de un
permiso de residencia y por tanto, igualmente la representada deberá acudir a la autoridad para que
sea dejada sin efecto esta sanción administrativa.

8. ANTECEDENTES FAVORABLES DE DOÑA ANA FÉLIX SEPÚLVEDA


Doña ANA FÉLIX SEPÚLVEDA es una persona que tiene antecedentes favorables, dado
que no ha cometido ningún delito en Chile ni en su país de origen como lo acredita la ……., la
cual se acompaña en esta presentación.

Cofré Amado Abogados


Estado 215, Oficina 401, Santiago.
www.cofreamado.cl
La amparada tiene un proyecto de vida que busca desarrollar en Chile, lo cual se verifica en
que ha buscado diversas oportunidades laborales, lo que la ha llevado a celebrar un contrato de
trabajo indefinido con fecha …….. con …….., a fin de desempeñarse como a…..… Vale
mencionar, que la labor que realiza no ocasiona ningún perjuicio a la sociedad chilena, dado que no
es contraria a la moral, el orden público y las buenas costumbres. También producto de este trabajo
envía remesas a sus familiares en República Dominicana.
Recientemente la Ilustrísima Corte de Apelaciones de Arica ha considerado como
antecedentes positivos suficientes la concurrencia de contrato de trabajo y falta de antecedentes
penales pendientes. De tal manera en la causa N° 148-2015, confirmada en todas sus partes por la
Excelentísima Corte Suprema con fecha 24 de diciembre de 2015, se ha indicado:
“OCTAVO: Que, a mayor abundamiento en la especie se ha establecido que el amparado
cuenta con un trabajo estable actualmente, que le proveerá una fuente legítima de subsistencia y no
presenta una conducta reprochable desde el punto de vista penal, de suerte, que su inclusión en el
mundo laboral, y ya inserto en nuestra sociedad, unido a la falta de fundamentación de la resolución
de expulsión, llevan a determinar que la resolución impugnada es ilegal y resulta, además arbitraria,
de modo que con su pronunciamiento se ha conculcado la libertad de Nicolás Reyes Paula.”

Al respecto de lo señalado la Ilustrísima Corte de Iquique en el recurso de amparo N° 156-


2015 señaló en su fallo de fecha 23 de noviembre de 2015:
“Que en esa línea, en relación a la aplicación de las normas de extranjería, es importante
atender a las circunstancias personales y familiares del reclamante, puesto que su salida involuntaria
del país traería inevitables consecuencias, como la separación de su grupo familiar. Las señaladas
circunstancias, deben tener preponderancia sobre las disposiciones migratorias utilizadas por la
Intendencia para imponer la sanción administrativa de expulsión.”
De tal manera doña ANA FÉLIX SEPÚLVEDA en estos 3 años de vida en Chile tiene un
trabajo estable, y su hija que actualmente se encuentra embarazada. Exponemos esto para efectos de
que S.S. Ilustrísima pueda verificar el interés y arraigo de la amparada por permanecer en Chile, y
considere estas circunstancias personales como preponderantes sobre las disposiciones migratorias
que buscan expulsarla.
Así las cosas, en atención a todos los fundamentos expuestos, se vislumbra de manera clara
la ilegalidad y arbitrariedad en la actuación de la recurrida, en el entendido que la resolución que
ordena la expulsión de la amparada, no ha sido dictado en un caso expresamente previsto por la ley,
pues no se configura en la especie la causa legal de expulsión que se esgrime y careciendo de la

Cofré Amado Abogados


Estado 215, Oficina 401, Santiago.
www.cofreamado.cl
realización de un justo y racional procedimiento. Por estos motivos, se solicita a esta Ilustrísima
Corte tomar las providencias que estime necesarias para poner término a la vulneración y amenaza a
la libertad personal que actualmente sufre la amparada, restableciendo el imperio del derecho, de
manera que se ponga fin a toda acción u omisión ilegal o arbitraria que importe una amenaza o
perturbación a sus derechos fundamentales, en particular a su libertad personal y seguridad
individual.

POR TANTO, en virtud de los hechos expuestos y las normas invocadas,

RUEGO A, S.S. ILUSTRÍSIMA, tener por interpuesto el presente la Acción


Constitucional de Amparo, acogerlo, y en definitiva, dejar sin efecto la Resolución Exenta Nº 300
de 6 de marzo de 2018, de la Intendencia Región Metropolitana, mediante la cual se dispuso la
expulsión del país de doña ANA FÉLIX SEPÚLVEDA, esto porque la resolución en cuestión atenta
contra normas constitucionales, tratados internacionales y normas legales que han sido invocadas en
este libelo.

PRIMER OTROSÍ: Vengo en solicitar a S.S. Ilustrísima que en virtud de sus facultades
conservadoras -facultades que lo convierten en el órgano encargado de restablecer el derecho
quebrantado por la violación de garantías constitucionales, como en el caso del Derecho a la
Libertad Personal consagrado en el artículo 19 N°7 de la Constitución Política de la República-,
proceda a dictar de conformidad al artículo 192 del Código de Procedimiento Civil ORDEN DE
NO INNOVAR, con el objeto que suspenda los efectos de la resolución recurrida o paralice su
cumplimiento mientras no se resuelva esta acción, ordenando que no se haga efectiva la expulsión
del país, decretada en la Resolución Exenta Nº 300 de fecha 6 de marzo de 2018. Esto con la
finalidad de asegurar la debida ejecución de la resolución que S.S Ilustrísima adopte en virtud del
presente recurso y para que no se haga ilusoria la providencia que se disponga al efecto, para
restablecer el imperio del derecho en caso de acoger la presente acción constitucional.

POR TANTO,
RUEGO A, S.S. ILUSTRÍSIMA, suspender la medida de expulsión impuesta mientras se
tramite la presente acción.

Cofré Amado Abogados


Estado 215, Oficina 401, Santiago.
www.cofreamado.cl
SEGUNDO OTROSÍ: Solicito a S.S Ilustrísima que se pida informe a la Intendencia Regional de
Metropolitana por la vía más rápida y expedita sobre la situación migratoria de la amparada.

POR TANTO,

RUEGO A S.S. ILUSTRÍSIMA, acceder a lo solicitado, recabando informes a la mayor


brevedad posible.

TERCER OTROSÍ: Solicito a S.S Ilustrísima tener por acompañados los siguientes documentos:

1. Copi
a digital de Pasaporte de doña ANA FÉLIX SEPÚLVEDA.
1. Copi
a simple de certificado de antecedentes penales.
1. Acta
de notificación de expulsión de fecha 13 de abril del 2018, del Departamento de Policía
Internacional.
2. Copi
a simple de Resolución Exenta Nº 300 de 6 de marzo de 2018 emanada de la Intendencia
Regional Metropolitana.
3. Copi
a digital de primer contrato de trabajo doña ANA FÉLIX SEPÚLVEDA, suscrito el…… con el
empleador……
2. Copi
a digital de segundo contrato de trabajo doña ANA FÉLIX SEPÚLVEDA, suscrito el…… con el
empleador……
2. Cotiz
aciones percibidas por la recurrente entre los periodos…… a….
3. Certi
ficado de vigencia de contrato de fecha………..

Cofré Amado Abogados


Estado 215, Oficina 401, Santiago.
www.cofreamado.cl
4. Certi
ficado de nacimiento de su hija INDIANA……
5. Certi
ficado que acredita estado de gravidez de su hija.

POR TANTO,
RUEGO A S.S. ILUSTRÍSIMA: Tener por acompañados los documentos con citación.

CUARTO OTROSÍ: Sírvase S.S. Iltma., tener presente que, en nuestra calidad de abogados
habilitados para el ejercicio de la profesión, asumimos personalmente el patrocinio y el poder en el
presente recurso, fijando como domicilio, para todos los efectos legales, el ubicado en Estado 215,
Oficina 401, comuna y ciudad de Santiago, y que actuaremos además en autos conjunta o
separadamente.

POR TANTO, ruego a S.S. Iltma., tenerlo presente.

SEBASTIÁN AMADO ALMEIDA


Abogado
17.348.375-9

Cofré Amado Abogados


Estado 215, Oficina 401, Santiago.
www.cofreamado.cl

También podría gustarte