Está en la página 1de 4

Universidad Nororiental Privada “Gran Mariscal de Ayacucho”

Facultad de Ciencias Económicas y Sociales

Escuela de Administración de Empresas

Asignatura: Derecho Laboral

Estudiante: Jesús Gabriel Santamaria, C.I: 27.652.096

RESUMEN

En primer lugar, debemos establecer el concepto de Derecho Laboral. Se conoce


como Derecho Laboral o Derecho del Trabajo al conjunto de normas y principios de
orden público diseñados con el objetivo de regular las relaciones derivadas del trabajo
como hecho social, comprendiendo de esto modo las relaciones laborales bajo
dependencia y el trabajo a cuenta propia. Su origen, en el sentido moderno del
concepto, se remonta a finales del siglo XIX como una respuesta a las demandas de
miles de trabajadores en toda Europa Occidental y Norteamérica quienes protestaban
en contra de la explotación laboral de la cual eran victimas (jornadas de trabajo de
más de 14 horas, contraprestaciones paupérrimas, condiciones laborales lamentables,
etc.) y a su vez exigían al Estado una mejor tutela de sus derechos y mayores
prerrogativas al respecto.

Dentro de los principios que distinguen al Derecho del Trabajo, tenemos: El


principio de protección del trabajador, el principio de irrenunciabilidad, el principio
de continuidad en la relación laboral, el principio de primacía de la realidad, el
principio de razonabilidad, el principio de gratuidad procedimental y el principio de
buena fe.

El principio de protección del trabajador es uno de los preceptos más


importantes del Derecho del Trabajo. Halla su razón de ser en la naturaleza desigual
de las relaciones laborales debido al desequilibrio factico existente en principio entre
el empleado, quien presta sus servicios, y el patrono, quien detenta los medios de
producción. Con base en este principio, cuando existan conflictos en cuanto a la
aplicación e interpretación de las normas, debe darse prelación a las soluciones que
beneficien a los trabajadores, como respuesta protectora del ordenamiento hacia la
parte débil de la relación laboral. Asimismo, este principio comprende a su vez 3
reglas fundamentales: la Regla más favorable, la Regla de la condición más
beneficiosa y la Regla in dubio pro-operarium.

Otro aspecto que debemos considerar es que al encontrarse integrado el Derecho


Laboral por normas de orden público, estas no pueden ser relajadas de ninguna
manera, ni siquiera por convenios entre las partes. En otras palabras, lo que nos indica
el principio de irrenunciabilidad es que existen ciertos derechos y prerrogativas
que, por su importancia y trascendencia, es inadmisible que los particulares renuncian
voluntariamente a ellos.

Con relación al principio de continuidad en las relaciones laborales, este establece


que, en caso de duda, el órgano jurisdiccional debe estimar la extensión del contrato
de trabajo en la mayor medida posible conforme a los medios de prueba y demás
alegatos presentados en el proceso.

El principio de primacía de la realidad estipula que, en la interpretación de las


relaciones de trabajo, se da preeminencia a los hechos sobre las formalidades o lo
plasmado en el documento. Este principio por lo general se aplica para resolver
conflictos en los cuales la controversia radica en lo respectivo a las funciones del
trabajador o a las horas de trabajo.

En cuanto al principio de razonabilidad, este indica que las actuaciones


enmarcadas dentro de las relaciones laborales deben realizarse conforme a la razón.
El principio de razonabilidad busca evitar situaciones arbitrarias por parte del patrono
en lo concerniente al desempeño de las funciones o tareas contratadas con el
empleado. Este precepto guarda una enorme relación con el principio de buena fe
que implica, al menos en principio, un acciona honesto y transparente en el
cumplimiento de las obligaciones suscritas por las partes de la relación laboral.
Por su parte, el principio de gratuidad procedimental busca garantizar el derecho
de toda persona a la tutela judicial efectiva de sus intereses, en este caso en materia
laboral. En efecto, el ordenamiento jurídico establece que la justicia laboral será
gratuita. En consecuencia, los Tribunales del Trabajo no estarán facultados para
establecer tasas, aranceles, ni exigir pago alguno por sus servicios.

De igual forma, en lo respectivo a las fuentes del Derecho Laboral, conforme a lo


establecido en el artículo 16 de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las
Trabajadoras tenemos: La Constitución Nacional, los tratados y convenios
internacionales suscritos por la República, las leyes laborales y sus principios, las
convenciones colectivas de trabajo o laudos arbitrales válidos, el uso y la costumbre,
la jurisprudencia, entre otras.

También podría gustarte