Está en la página 1de 4

-Las fabricantes de tortas:

¿Cuál es su estado civil? ¿Sexo? ¿Qué tal va de cuerpo? ¿Quién escribió el Discurso del
Método? ¿Le gusta lo salado o lo dulce? ¿Alguna vez ha mantenido relaciones homosexuales?
¿Cuánto cuestan tres kilos de Harina Blancaflor? ¿Quién es el arquero de Chacarita Juniors?
¿Prefiere el cremor tártaro o las aceitunas?

Pensar que yo fui Reina del Repollito de Bruselas en Catamarca, en el año 1962. ¡Qué joven y
hermosa que era! ¡Y hasta me propusieron reemplazar a Colomba en un programa de
preguntas y respuestas en el viejo Canal 7! ¡Qué gran locutora habría sido! ¡Habría cambiado la
faz de la Tierra! ¡Qué hermoso habría sido…! ¡Pero hice bien en poner la fábrica de pastas!
¡Venderle un raviol a alguien es también una forma de comunicarse!

-Jacinta:
Y así fue como el hombrote grandote, pesado su andar, trasladó su pesar hacia el terreno
baldío. Se sentó sobre un cajón de manzanas de Río Negro, miró al cielo, después al piso, otra
vez al cielo y otra vez al piso, y se dijo…
-Estoy solo como un perro.
En eso pasó un chihuahua y los dos se miraron fijo. De los ojos del gigantón salieron brillos y
más brillos hasta que una lágrima contenida rodó por su cachete agujereado por la viruela
hasta un pequeño guijarro rojo que había al costado de su zapato derecho.
El tiempo pasó.
Los años se sucedieron y la lágrima sobre el guijarro adhirió cromosomas, genes, plaquetas y
sustancias alcalinas que penetraron entre las células y núcleos de la pequeña piedra y se
instalaron y se repartieron por ese pequeño universo hacia abajo.
A todo esto el baldío fue primero una fábrica de pasta de dientes y el guijarro cayó en la
argamasa que formó el alféizar de una ventana, con el tiempo
el guijarro se desprendió
de allí en una guerra
y un niño lo recogió y
lo metió en una pecera
después pasó a formar parte
de una serie de hechos extraños,
después fue instalado
sin querer en el
frente de una
abadía
y luego en un burdel
sobre la mesa de
luz de una puta
y una vez un ángel
se le apareció a la
puta y la trasladó
a Júpiter con cuarto
mesa de luz, guijarro y todo
y la lágrima del
hombrón feo y malo a
la vez siguió viajando
hacia abajo porque
el universo cabe en un
grano de maíz,
los elefantes, los quesos
cuartirolo,
Pablito Ruiz y todas las
ballenas pardas caben
en un grano de maíz
y la pisada de una
hormiga sobre
una roca gigante
en el Himalaya
caben en un grano de maíz
aunque a veces te sientas solo
como un perro

-El comilón:
Mamá me contestó que se iba a acabar el agua en el mundo y que no me extrañara que un día
la gente tuviera cara de lagarto o de jabalí, y que esos vendrían a adueñarse de todo por todos
los medios posibles para llevarnos una temporada en unas naves donde por medio de castigos
monstruosos nos obligarían a perdonarnos a nosotros mismos para después llevarnos como
mucamos a otro planeta.

-Reserva ecológica:
-Sí, agua estancada… Agua putrefacta fui y soy. Agua que perdió la fe con tanta intoxicación.
Que se mezcló con restos e inmundicias. Cosas del mundo que me hizo un charco donde varios
bichos vinieron para restregar sus cuerpos llenos de plagas. Soy y fui agua que pudo fluir,
correr, vivificar, hacer crecer hermosas orillas, flores sobre montañas, paseos, que pudo llover
lejos, ser río. En cambio prefirió ser pozo de iguanas y buitres, bebedero primero, después
bañadera y al final cloaca, pozo, nada más que hedor y desperdicio del que toda cosa viva se
escapaba…

-La intergaláctica:
Muérdagos y relámpagos
silencios como espejos lustrados…
terrón de azúcar para el gorila
varias pocas lentejas adentro del reloj de arena
lluvia cenicienta sobre la catedral
cubierta de hiedras quemadas
alambre de púas en la cabeza del mamut
tu cielo mudo como un sombrero
apoyado en tus orejas como un walkman
tirada de cadena y sorete en el rostro del obispo falso de material vinílico y lustrado con
aerosoles flúo que perjudican la capa de ozono y por lo tanto dejan ciego un ojo al ciervo
vecino al volcán
risitas de ratas
querubines pintados en la punta del alfiler
explosiones de los dedos gordos de los pies
rascadas de huevos disimuladas
almas nacaradas sobrevolando la estatua del negro Falucho
reductos escondidos
teteras
chupaderos o bien lengüeteaderos de penes encendidos
gotas de miel
quirquinchos espinillos
aeromozas
lenguaraces atónitos milicos
perímetro de nivel psicosomático de acuerdo y afín a los estudios de la Universidad de
Berkeley
chinelas para la hora del té
lencería La Chinche
tu bombacha
lucha el feto
contra la abortera
se tapa la cara
otra vez de vuelta al cielo
no lo dejan volver a comer
un asado en Ezeiza ni matar ese mosquito ¡plin! caja
la huella del diablo
el anillo del diablo
la silla del diablo
el sello del diablo
la polla del diablo
el callo del diablo
la risa de Dios
menjunjes de aromas
el dátil que brilla en tu boca
y la gota y rocío que llueve
mentecatos fornidos que luchan
gimiendo placeres
delicias escondidas en los rincones de los cajones de las mesas de luz entre pelusas
pequeñas pitucas olvidadas
como tías muertas de frío
en departamentos de un ambiente
borrachas
tías putas y borrachas
el almizcle y el espíritu
las ciegas pariendo flores
betún
linda boquita de hembrita
con alas
luciérnaga pura que vuela en zigzag
recóndita luna
en el bolsillo
del viejo gabán
requeteputa que te requeteparió
concha tu madre chupame un huevo
no dejes de hacerlo
zambomba
apreté el eyector
caeré sobre un río
de nuca…

-El gran escritor:


-Señora, me compré ese vaso con clericó que tiene usted en su mano, y el clericó, y el trago
largo que tengo en la mía, y el pasto que pisa usted desde el lugar en donde está pisando hasta
el pedazo de horizonte que tenga deseos de mirar a la redonda, para estar lejos de las ancianas
decrépitas y de las reglas formales y sobre todas las cosas para estar borracho como una cuba
desde que me despierto hasta que caigo desmayado. Si usted se siente molesta por este
detalle no vería mal que empiece a juntar sus pertenencias en una valija para apurar su
partida.

-Calicódomos de los guijarros disputándose un nido viejo:


-No tiene nada de malo ser un hombre fracasado. No hay ninguna razón para tener éxito.
¿Cuál es el éxito? ¿El dinero? ¿El ser felices? ¿Sentirnos plenos y conectados con la vida y tener
muchos amigos y una familia? ¿O varias? ¿Poder viajar? ¿Hacerle el bien a los demás? ¿Es eso
el éxito?

También podría gustarte