Está en la página 1de 28

EXPEDIENTE : 03436-2015-49-1301-JR-PE-01

ESPECIALISTA : CALLE PISCONTE LUIS


IMPUTADO : VARILLAS MENDOZA, ALEX ALBERTO
MEJIA RODRIGUEZ, OMAR TULIO
VIDAL ROJAS, ZAIDA BRENDA
ZAVALETA NIZAMA, JOSE ANTONIO
DELITO : PECULADO
AGRAVIADO : EL ESTADO -MUNICIPALIDAD DISTRITAL DE PATIVILCA

SENTENCIA DE SEGUNDA INSTANCIA

Resolución número CUARENTA Y OCHO

En Carquin, a los seis días del mes de diciembre del año dos mil diecinueve, la Sala
Penal de Apelaciones, integrada por los Jueces Superiores Víctor Raúl Reyes Alvarado
(Presidente), Germán Guzmán Ostos Luis (Juez Superior) y William Humberto
Vásquez Limo (Juez Superior), emiten la siguiente sentencia:

I. MATERIA DEL GRADO:

1. Es materia de apelación la sentencia contenida en la RESOLUCIÓN NÚMERO


TREINTA Y SEIS, DE FECHA VEINTICINCO DE ENERO DEL DOS MIL
DIECINUEVE, resolución emitida por el Segundo Juzgado Penal Unipersonal
de Barranca; en el extremo que falla: “1.- CONDENANDO a JOSÉ ANTONIO
ZAVALETA NIZAMA, ZAIDA BRENDA VIDAL ROJAS, OMAR TULIO MEJIA
RODRIGUEZ -cómplices primarios- y ALEX ALBERTO VARILLAS MENDOZA
éste último en su condición de extraneus y cómplice primario, por la comisión
del delito Contra la Administración Pública en su modalidad de PECULADO
DOLOSO POR APROPIACION, tipificado en el primer párrafo del artículo
387° del Código Penal vigente en la época de los hechos, en agravio del Estado
– Municipalidad Distrital de Pativilca representado por la Procuraduría
Publica Especializada en delitos de Corrupción de Funcionarios de Huaura. 2.-
SE IMPONE a los sentenciados JOSÉ ANTONIO ZAVALETA NIZAMA, ZAIDA
BRENDA VIDAL ROJAS, OMAR TULIO MEJIA RODRIGUEZ, en su condición de
cómplices primarios, y ALEX ALBERTO VARILLAS MENDOZA éste último en
su condición de extraneus y cómplice primario CINCO AÑOS DE PENA
PRIVATIVA DE LIBERTAD con el carácter de EFECTIVA, pena que deberán
cumplirla en el Establecimiento Penal que indique el INPE luego de ser
capturados, por lo que se dispone se OFICIE a las autoridades
correspondientes para su ubicación y captura. 3.- SE IMPONE a los
sentenciados JOSÉ ANTONIO ZAVALETA NIZAMA, ZAIDA BRENDA VIDAL
1
ROJAS, Y OMAR TULIO MEJIA RODRIGUEZ, en su condición de cómplices
primarios, CINCO AÑOS DE INHABILITACION para obtener mandato, cargo,
o comisión de carácter público, y CIENTO OCHENTA DIAS MULTA
equivalente a s/. 1,296.00 soles que deberá pagar cada uno de los acusados a
favor del Estado, bajo apercibimiento en caso de incumplimiento del pago de
los días multa de convertirse un día de pena privativa de libertad por cada día
de multa no pagada. 4.- SE IMPONE al extraneus ALEX ALBERTO VARILLAS
MENDOZA en su calidad de cómplice primario CIENTO OCHENTA DIAS
MULTA equivalente a s/. 1,296.00 soles a favor del Estado, bajo
apercibimiento en caso de incumplimiento del pago de los días multa de
convertirse un día de pena privativa de libertad por cada día de multa no
pagada. 5.- SE IMPONE a los sentenciados JOSÉ ANTONIO ZAVALETA
NIZAMA, ZAIDA BRENDA VIDAL ROJAS, OMAR TULIO MEJIA RODRIGUEZ y
ALEX ALBERTO VARILLAS MENDOZA por concepto de REPARACIÓN CIVIL el
pago de TREINTA MIL SOLES, a favor del Estado – Municipalidad Distrital de
Pativilca representado por la Procuraduría Publica Especializada en delitos de
Corrupción de Funcionarios de Huaura. Que deberá ser pagada de forma
solidaria por los sentenciados, con lo demás que contiene”.

II. PARTICIPANTES EN LA AUDIENCIA DE APELACIÓN:

2. Fiscal de la Segunda Fiscalía Superior Penal de Huaura): DR. JOSÉ RICARDO


ELÍAS ERAZO, con casilla electrónica N° 48898.
3. Defensor del acusado Omar Tulio Mejía Rodríguez: DAVID LEÓN FLORES con
datos en autos. (Se hizo presente a las 11:37 horas)
4. Defensor del acusado José Antonio Zavaleta Nizama: JIMMY WALTER QUISPE
CUBA con datos en autos.
5. Defensor del acusado Alex Alberto Varillas Mendoza: JOHNNY JORGE
RAMIREZ GONZALES con registro CALN 0957 y casilla electrónica 50342. (Se
hizo presente a las 11:44 horas)
6. Defensor de la acusada Vidal Rojas Zaida Brenda: BARRON GARCIA con datos
en autos. (Se hizo presente a las 11:37 horas)
7. Acusado Interno: ALEX ALBERTO VARILLAS MENDOZA con DNI 10725802.

III. ANTECEDENTES:

Imputación del Ministerio Público:

8. El Ministerio Público atribuye que uno de los primeros casos relacionados a


estos acusados que ha ocurrido dentro de la Municipalidad de Pativilca,
diversos servicios, supuestos servicios a favor de la persona de Alex Varillas
Mendoza que en realidad nunca se han realizado, y de esta manera se han
apropiado dolosamente del área del Estado, de los caudales, específicamente en
este caso de S/.11,000.00 nuevos soles, vamos a demostrar en este proceso que
la Municipalidad Distrital de Pativilca supuestamente habría dispuesto la
realización del mantenimiento de vías de acceso en el Centro Poblado La Paz,
que tendría dichos servicios un monto de S/11,000.00 nuevos soles que fueron
pagados a Alex Alberto Varillas Mendoza, sin embargo vamos a demostrar que
no existe ningún expediente administrativo del gasto que se ha efectuado, esto
2
es requerimiento del área de usuario, no existe las cotizaciones del servicio de
proveedores, no existe la conformidad del servicio de los proveedores y en este
caso vamos a demostrar que ese servicio de mantenimiento nunca se realizó,
como autora de este delito la señora Cassandra Heidi Hidalgo Ruiz, ella es jefa
de la oficina de tesorería, en la fecha de los hechos noviembre del 2014, quien
dispuso los caudales del Estado para hacer el pago de este supuesto servicio.
Vamos a demostrar que el acusado José Antonio Zavaleta Nizama tenía la
condición de Gerente Municipal Distrital de Pativilca, en su momento también
fue jefe de Administración y Finanza de la misma comuna y esta persona fue
quien solicitó al ingeniero Miguel Ángel Paucar Solórzano, él era jefe de la
oficina de presupuestos, solicitó justamente que se asigne la cantidad de
S/11,000.00 nuevos soles para la realización de esta supuesta obra. Vamos a
demostrar también que la acusa Zaida Brenda Vidal Rojas, ella se desempeñó
como jefa de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto de la Municipalidad
Distrital de Pativilca y fue ella quien emitió la certificación presupuestal por
dicho monto de S/11,000.00 nuevos soles; toda vez que había recibido esta
comunicación a través del memorándum Nº 2964-2014 de la Subgerencia de
Administración de su coacusado José Zavaleta Nizama, también para concretar
estos actos de disposición del dinero el acusado Omar Tulio Mejía Rodríguez
fue quien registró el compromiso anual y mensual del devengado de
S/11,000.00 nuevos soles como pago a favor de su coacusado Alex Alberto
Varillas Mendoza, a raíz de este registro de compromiso de esta acción
realizada por Omar Mejía Rodríguez se generó el comprobante de pago Nº
2209 del 27 de noviembre del año 2014, seguidamente interviene la acusada
Cassandra Heidi Hidalgo Ruiz quien fue quien realizó el pago a Alex Alberto
Varillas Mendoza, a través del comprobante de pago 2209 del 27 de
noviembre del año 2014, fue esta acusada quien tenía la disponibilidad
jurídica de los caudales del Estado; finalmente el acusado Alex Alberto Varillas
Mendoza como cómplice de este delito fue quien cobró el cheque N°82833624
por el monto de S/11,000.00 nuevos soles el 24 de noviembre del año 2014.
Vamos a probar estos hechos de cómo fue que se dispuso este servicio y como
se fue realizándose la cadena para el pago de este dinero, aparentemente
vamos a demostrarlo, se trató de dar un manto de legalidad a todo este hecho,
para finalmente disponer de este monto de dinero.

Calificación Jurídica y Reparación Civil solicitada:

9. Tipificación penal: El Ministerio Público tipifica los hechos sobre JOSÉ


ANTONIO ZAVALETA NIZAMA, ZAIDA BRENDA VIDAL ROJAS, OMAR TULIO
MEJIA RODRIGUEZ -cómplices primarios y ALEX ALBERTO VARILLAS
MENDOZA éste último en su condición de extraneus y cómplice primario, por
la comisión del delito Contra la Administración Pública en su modalidad de
PECULADO DOLOSO POR APROPIACION, tipificado en el primer párrafo del
artículo 387° del Código Penal vigente en la época de los hechos, en agravio
del Estado – Municipalidad Distrital de Pativilca representado por la
Procuraduría Publica Especializada en delitos de Corrupción de Funcionarios
de Huaura.
10. Pena y Reparación civil solicitada: El Representante del Ministerio Público
solicita para los acusados José Antonio Zavaleta Nizama, Zaida Brenda Vidal
3
Rojas, Omar Tulio Mejía Rodríguez por el delito de Peculado Doloso, por
apropiación en la modalidad de cómplice primaria, Cassandra Heidi Hidalgo
Ruiz quien ya fue sentenciada, y contra los 3 funcionarios el Ministerio Público
solicita CINCO AÑOS Y CUATRO MESES DE PENA PRIVATIVA DE LIBERTAD y
CIENTO OCHENTA DÍAS MULTA equivalente a S/1,296.00 soles a favor del
Estado cada uno y pena de INHABILITACIÓN de CINCO AÑOS y CUATRO
MESES para obtener mandato o cargo de carácter público; y con respecto al
extraneus Alex Alberto Varillas Mendoza en su calidad de cómplice primario
solicitamos CINCO AÑOS Y CUATRO MESES DE PENA PRIVATIVA DE
LIBERTAD y CIENTO OCHENTA DÍAS MULTA equivalente a S/1,296.00 soles a
favor del Estado; y en lo que respecta en la reparación civil el Ministerio
Público solicita que a los acusados José Antonio Zavaleta Nizama, Zaida Brenda
Vidal Rojas, Omar Tulio Mejía Rodríguez y Alex Alberto Varillas Mendoza, la
suma de S/50,000.00 soles en forma solidaria a favor del Estado representado
por la Procuraduría Publica Especializada en Corrupción de Funcionarios.

SENTENCIA CONDENATORIA DE PRIMERA INSTANCIA (JUICIO ORAL REALIZADO


EN SESIONES DE FECHA 24 DE JULIO DE 2018, 06, 15, 27 DE AGOSTO, 05, 17, 23
DE SETIEMBRE DE 2018, 09, 18, 30 DE OCTUBRE DE 2018, 13, 21 DE
NOVIEMBRE DE 2018, 03, 12, 13 Y 27 DE DICIEMBRE DE 2018, 09 Y 21 DE
ENERO DEL 2019).

11. Con fecha cinco de enero del 2019, el Segundo Juzgado Penal Unipersonal de
Barranca, a cargo de la magistrada Keyly Mery Garay Robles, emitió sentencia
condenatoria, en los términos referidos en el punto 1 de la presente – de folios
238 al 337 –. Con fecha 13 de febrero 2019, el sentenciado Zaida Brenda
Vidal Rojas presentó recurso de apelación – de folios 346 al 349 –. Con fecha
22 de febrero 2019, el sentenciado Alex Alberto Varillas Mendoza presentó
recurso de apelación – de folios 351 al 362 .- Con fecha 22 de febrero 2019, el
sentenciado José Antonio Zavaleta Nizama presentó recurso de apelación – de
folios 364 al 377 .- Con fecha 22 de febrero 2019, el sentenciado Omar Tulio
Mejía Rodríguez presentó recurso de apelación – de folios 379 al 394 .- Esta
apelación fue concedida por la Juez a cargo del Segundo Juzgado Penal
Unipersonal de Barranca, mediante resolución número treinta y siete, de fecha
07 de marzo del 2019 – de folios 395 al 396 –.

Trámite en segunda instancia del recurso de apelación admitido:

12. Mediante resolución número treinta y ocho, de fecha 18 de marzo del 2019, se
confiere a las partes el traslado del escrito de fundamentación del recurso de
apelación – de folios 400 – 401 –. Por resolución número cuarenta, de 27 de
marzo del 2019, se concede a las partes el plazo común de cinco días a fin que
ofrezcan medios de prueba – a folios 407–. Por resolución número cuarenta y
uno fecha 09 de abril del 2019, se cita a audiencia de juicio oral de segunda
instancia para el día 15 de agosto del 2019 a horas once y treinta de la
mañana – a folios 415 a 417; reprogramándose en tres oportunidades, para
que finalmente mediante resolución número cuarenta y siete de fecha 13 de
noviembre del 2019 se reprograme la audiencia para el día 22 de noviembre

4
del 2019 a las once y treinta de la mañana. Al culminar, la Sala señaló que se
mantendrá en deliberación y dispuso que la lectura de la sentencia escrita en
su integridad se realice el día 06 de diciembre del 2019, a las cuatro y diez de
la tarde.

Pretensión de los sujetos procesales intervinientes en el juicio oral de segunda


instancia:

13. El Abogado Defensor del sentenciado – Dr. Quispe Cuba, procede a sustentar
sus alegatos, señala que el tema sustancial en cuanto a lo emitido por primera
instancia habría condenado a su patrocinado en condición de sub gerente, por
cuanto se habría corroborado su participación y grado de responsabilidad en
el delito de peculado doloso, que los once mil soles que se habían emitido
como pago de un servicio se habrían apropiado indebidamente conjuntamente
con los otros coautores y que se había dado porque este servicio de
construcción de la carretera no se había dado; lo que quiere resaltar es que en
toda la actividad probatoria el Juez sintetiza el grado de responsabilidad, que a
su criterio erróneamente lo está sustentando en declaraciones testimoniales
que son personas que se les ha tomado en consideración como testigos
referenciales, esos testigos son personas de la nueva gestión y no testigos que
hayan estado en la realización de la obra, son personas extrañas y se ha
llamado al gobernador de la ciudad, quien es persona ajena, esas
declaraciones a su criterio no tienen relevancia; se ha recabado la declaración
de una perito contable, y en su debido momento la pericia no estuvo pero en
juicio oral cuando la perito fue a declarar se recaba cierta información que a
su criterio es sustancial, por cuanto el servicio de la construcción de la obra,
constaba de mantenimiento de un determinado metraje de una carretera, lo
que se conoce con las características de trocha, no es que se haya asfaltado,
solo se hizo un mantenimiento, derrocado, tapado de hueco, ese servicio ha
sido realizado por el señor Alex Varillas, y el cuestionamiento es que esta
persona había estado coludido que esa obra no se realizó, sin embargo hay
una orden de servicios, si bien es cierto la documentación de ese servicio, la
gestión que ingresa es quien inicia la denuncia, e indica que la documentación
no existe, pero haciendo análisis conciso de lo que declara la perito, que ha
entrado al sistema SIAF, que es sistema digital que es para corroborar que ha
existido el expediente técnico, y ella en su declaración enfáticamente indica
que sí se ha dado el trámite, justamente el área usuaria ha sido el área de
servicios públicos y ha habido tramitación regular, en la cual su patrocinado
forma parte en condición de sub gerente, entonces la peritó indicó por un
tema de sistema digital, está corroborando que ha existido el expediente que
se dio el trámite de Ley y que se culminó con el pago, el Juzgado erróneamente
indica de que no se dio el servicio y que el pago fue coludido para ser
apropiado por su patrocinado y los demás acusados; lo cuestionable es
también el cuestionamiento de la investigación es que inicia con la denuncia
de la nueva gestión y es que va a constatar si ha existido el mantenimiento de
la carretera, cuando el mantenimiento de la carretera se ejecutó en el mes de
diciembre de 2014, se habla de un tema material cuando el cambio climático
ya ha realizado variaciones, no ha habido pericia con ingeniero civil para

5
decir con prueba contundente de que esa carretera nunca se realizó, no hay
prueba pericial que corrobore ello; existe duda razonable por lo que su
patrocinado debe ser amparado, solicita se declare fundado la apelación.

14. El Abogado Defensor del sentenciado Vidal – Dr. Barrón, procede a sustentar
sus alegatos, señala que no está en cuestión si se ha brindado o no el servicio,
se atribuye a su patrocinado que en su condición de jefa de presupuesto
otorgó la certificación presupuestaria, entonces lo que debió hacer su
patrocinado es si otorgó o no la aprobación presupuestaria, se tiene la propia
pericia, en el punto c) dice que existe un memorándum 2994-2014 dirigida a
su patrocinada firmada por Zavaleta Nizama, en la que solicita la certificación
presupuestaria, resultado no se encontró la respuesta de la jefa de
presupuesto, en juicio oral cuando declara la perito contable se le pregunta si
a razón de que faltaban documentos, hizo una reconstrucción de documentos,
señaló las áreas a las que visitó pero no señaló ningún área de presupuesto, le
preguntan a la perito si su patrocinada emitió certificado presupuestal, dijo
que no, luego describe que se tenía que pedirse la certificación presupuestaria
y el Juzgado al momento de emitir sentencia condenatoria, razona de que si
había solicitud de memorándum se entiende que se aprobó el presupuesto,
pero sin tener documentación que lo aprueba, en la sentencia no hay lógica
para extender una condena contra su patrocinada, si se analiza la sentencia
no van a encontrar fundamento de que su patrocinada haya elaborado esa
certificación, solicita la revocatoria de la sentencia condenatoria y se absuelva
de los cargos.

15. El Abogado Defensor del sentenciado Varillas– Dr. Ramírez, procede a


sustentar sus alegatos de apertura, señala que el perito contable según su rol y
función ha establecido que todos los documentos se encuentran en el SIAF,
documentalmente se acredita que se realizó el servicio, no se llamó a quien
hace el requerimiento que es el área de servicios públicos, la investigación se
desvío, incluso no hubo perito ingeniero.

16. Declaración del encausado Alex Alberto Varillas Mendoza; señala que el
trabajo se hizo, A las preguntas del señor Fiscal: fue contratado para arreglar
la carretera La Paz; le remiten documento; el trabajo consistió en tapar los
huecos y nivelar la carretera; fue algo de 2 a 3 KM; es raro que la gente diga
que no se dio porque participó gente del Pueblo; siete días demoró la obra; el
mismo día no me pagaron; A las preguntas de la defensa del sentenciado: las
maquinarias que usó fue niveladora, cisterna, aplanadora; contrató algo de 10
personas aproximadamente; el pago le hicieron al culminar el servicio; le
pagaron 11 mil soles por el servicio; A las preguntas del Juez Superior Ostos:
él fue quien ejecutó la obra; no recuerda exactamente en cuantos días se
terminó la obra; al momento del contrato no le pagaron nada, no le dieron
adelanto; el pago del personal estuvo a su cargo; las maquinarias las alquilado
fuera; y sí acreditó el alquiler de las maquinas; la obra consistió en reparar la
pista, porque es trocha, nivelarla; la carretera tenía arto hueco; utilizaron
confite, tierra, ripio de río; fueron a ver, iba el Alcalde a supervisarlo, la gente
del pueblo que no conozco; había toda la documentación; sí había supervisión

6
de Ingeniero; no recuerda el nombre del Ingeniero, pero era el Jefe del área; el
Ingeniero fue unas 3 a 4 veces; cuando concluyó también fue el Ingeniero;
para que cobre sí fue a firmar un cheque; en la misma Municipalidad fue a
firmar documentos.

17. El Abogado Defensor del sentenciado – Dr. León, procede a sustentar sus
alegatos, señala que se imputa haberse pagado por una obra que no se hizo, a
su cliente se le acusa por haber cumplido con su función que es el haber
hecho el devengado y según el ROF Y MOF le corresponde hacer el
devengado, según la acusación cumplió con su función de hacer el devengado
no habiendo documentos sustentatorios; su respuesta es que sí hay
documentos sustentatorios, por qué la Fiscalía acusa la ausencia de
documentos sustentatorios, en la acusación no hay ningún solo documento
que acredite que el señor Tulio hizo el devengado, la postura de la defensa fue
sincera, a pesar que la Fiscalía no pudo probar el devengado el señor Tulio fue
y dijo que sí hizo el devengado; la Fiscalía acusa que no habían documentos
sustentatorios porque no tenía pericia contable, si se revisa la acusación Fiscal
en la penúltima página, deja constancia que la pericia no la tenía en
acusación pero que lo va a presentar en juicio, el fundamento 5 de la
sentencia se trabaja la prueba nueva, dice la Jueza que las parte no presentan
prueba nueva, la pericia no entró a juicio, luego quedaría la prueba necesaria
y cuando llega ello no se trabaja la pericia, es un vicio que justificaría el vicio
del proceso, las consecuencias que trajo es que cuando llega la perito a juicio,
cuando la pericia llega le cambia la historia al Fiscal, y dice que si había
documentos pero que se habían perdido, y como perito hizo una
reconstrucción del expediente y fue a Logística y le empezaron a dar los
documentos, la Jueza no dice ni sí ni no, respecto a si faltaban o no
documentos, eso es un problema de motivación, empieza a trabajar con la
nueva información de la perito, en el fundamento 6.1.5 de la sentencia va a
encontrar la información de la perito, pero la Jueza no lo valora y no concluye
en nada; se le pregunta a la perito si existía el comprobante de pago y la perito
dijo que sí existía, los documentos sustentatorios sí estaban, cuando cambia la
gestión la tesorería anterior hace una relación de los comprobantes de pago y
le entrega a la nueva gestión, y ese comprobante de pago estaba en esa
relación, y cuando al Fiscalía va a preguntar por el comprobante de pago
curiosamente ya se había perdido, le preguntó a la perito si mostró a las
autoridades respecto al comprobante de pago, y dijo que no, que pregunto a
Logística pero no consigno nada, asimismo dijo que no volvió para preguntar;
entonces con esa información la Jueza no ha concluido en nada; sobre la
pericia sorpresiva que aparece, le pregunta ahora cual es la norma infringida
y dice que es la Ley Nacional de Tesorería, y la Directiva de Tesorería,
entonces no sabe que norma ha infringido su cliente para la condena, esa es
otra omisión de la sentencia, ahora que sabía que hay documentos le pregunta
a la perito sobre si ha consignado la participación del señor Tulio Mejía en las
irregularidades, señala que no ha consignado nada; finalmente el tema de
Casandra Hidalgo, la Jueza comete error de motivación al valorar el
testimonio, la señora Casandra dijo que todo lo hizo mal Tulio Mejía, la jueza
no ha tomado en cuenta que la señorita Casandra se había declarado culpable

7
de peculado, y la Fiscalía la ofrece como testigo, la testigo Casandra señala que
se declaró culpable porque no quería tener problemas, es una práctica
perversa de la Fiscalía, dice la testigo que lo que le dijo a la Fiscalía no era
verdad, le pregunta a Casandra sí habían documentos y ella dice que sí
existían los documentos y estaban completos, sobre eso no dice nada la Jueza;
a su cliente lo acusan como cómplice de peculado, cómplice de Cassandra,
pero la sentencia no dice nada, en un delito de función solo es cómplice si se
es extraneus, el hecho es atípico porque no cumple con elemento de vínculo
funcional; por estas deficiencias solicita se anule la sentencia mal hecha y se
permita a su patrocinado defenderse de una imputación concreta.

18. La Defensa del sentenciado Varillas, procede a sustentar sus alegatos finales;
señala que se le considera la imputación emplazada por el Ministerio Público
se ha referido que su patrocinado sería un cómplice extraneus, pero en
ningún momento se ha acreditado en que han consistido los actos
preparatorios de su patrocinado, no se ha acreditado el dolo, la concertación
previa, por insuficiencia probatoria no se ha levantado el secreto de las
comunicaciones para que se acredite el dolo, su patrocinado ha referido que si
se hizo el servicio de mantenimiento en el mes de diciembre del 2014 y a los
dos años se realiza una pericia contable que queda desvirtuada cuando refiere
el perito que ha sido ingresada al trámite del SIAF, se ha demostrado
categóricamente la tesis del desgaste, teniendo en cuenta que de diciembre del
2014 hasta donde se realizó, entra una movilidad de 9 vehículos de forma
diaria, ese ínterin de aproximadamente dos años eso no lo ha motivado el
Juzgado de primera instancia, teniendo en cuenta que es un simple
mantenimiento, el cambio climático ha hecho que no sea igual, sino llegado a
los dos años se desgastó, ha cambiado la situación, no ha habido asfaltado, es
decir no se puso concreto, solo ha sido llenado de huecos con ripio y tierra,
por otro lado vuelve a decir que insuficiencia probatoria porque jamás vino el
sub gerente de servicios públicos, quien tiene que dar aprobación del servicio,
cuando le preguntan a su patrocinado en este momento el refiere que firmó
documentos, cuando una persona firma el cheque firma el comprobante de
pago, la misma sentenciada refirió que sí existían los documentos del pago de
conformidad, en diciembre del 2014 cuando entra la comisión de
transferencia advierte que la conformidad de pago a su patrocinado estaba
completo, han tenido tres meses cuando se instaló la comisión de
transferencia, no existe no hubo una observación de manera material que diga
que el expediente administrativo de pago no existe, que diga que el
comprobante de pago 2209 no cuenta con la documentación, contrario sensus
no hay observación y ello es corroborado con el SIAF; otra cosa delicada es que
se ha inducido al testigo Hidalgo Ruiz porque ella misma dijo que se echó la
culpa para evitar los problemas judiciales, por otro lado los testigos ofertados
por el Ministerio Público, son testigos de la Municipalidad, no ostentan la
imparcialidad competente, lo que puede observar es que se trataría de faltas
de carácter administrativas, once mil soles no llega a las 8UIT, no hay un
informe, no hay prueba científica en base al conocimiento científico y las
máximas de la experiencia que acredite fehacientemente que nunca se hizo el
servicio del mantenimiento; solicita se declare fundado su recurso de

8
impugnación, que se revoque la sentencia venida en grado y se absuelva a su
patrocinado de los cargos, por cuanto no se ha demostrado la ausencia del
dolo

19. El Señor Fiscal superior procede a sustentar sus alegatos; señala que existe una
directiva del Ministerio de Transporte que establecía que el tramo de la vía no
necesitaba mantenimiento, y a pesar de eso decidieron que si requería
mantenimiento, este hecho demuestra dolo, partiendo de ese hecho ya se
demuestra un dolo de hacer algo en un lugar que no se requiera, en el proceso
judicial ha declarado la perito contable y ella ha encontrado y lo ha declarado
que en el SIAF que es el sistema informático y aparece un documento con unos
números, cuando buscaba físicamente no correspondía a esa obra sino a otra
obra, y así encontró un conjunto de documentos e irregularidades, señala que
existieron un conjunto de documentos, que se realizaron en un solo día, lo
cual es imposible, en audiencia el supuesta contratista ha dicho que su obra
duró una a dos semanas, entonces como pudo emitirse el cheque el mismo día,
hay intención de fraguar documentos, todo se gestionó el mismo día, eso no es
irregularidad eso es dolo, la carretera nunca se llegó a ejecutar, existe una
pericia del ingeniero de obra, se realizó una pericia para determinar si existen
obran en la carretera, según el perito todo mantenimiento debe tener un
mínimo de dos a tres pulgadas, tiene que verificarse eso, realizó la calicata y
no se encontró vestigio de mantenimiento de la carretera, y llamó también el
perito a la población y todos declararon que no, ha declarado el Teniente
Gobernador, en consecuencia no se llegó a realizar la obra, hubieran vestigios
y de acuerdo a la pericia no se ha encontrado nada; existe un conjunta de
pruebas citados en la sentencia que señalan que se ha fraguado documentos
para que se pueda pagar una obra que no existió, existen documentos pero
son falsos porque no correspondían a esa obra sino a obras diferentes; en caso
que el contador solo cumplía su función eso no es cierto porque el contador le
consiste verificar la correcta formulación de documentos, si las características
de la obra no existe como puede valorizarse la obra, en eso consiste la correcta
formulación, cuando se le pide que se le pague el contratista lo va a pedir
cuando termine la obra, pero el contador debe decir que se le paga si existe la
conformidad del área usuaria, en la audiencia la perito ha declarado que
existen un conjunto de irregularidades, que existe trámites de forma dolosa
para lograr que se pague al sentenciado, la sentencia se encuentra arreglada a
Ley y debe ser confirmada en todos sus extremos.

20. Auto defensa del sentenciado Varillas; señala que el servicio sí se hizo y que ha
realizado servicio en otro lado.

IV. FUNDAMENTOS:

21. Conforme a lo señalado en el artículo 409°, numeral 1 del Código Procesal


Penal de 20041 en adelante CPP-, y a la doctrina jurisprudencial vinculante

1Art. 409.1 CPP.- La impugnación confiere al Tribunal competencia solamente para resolver la materia impugnada,
así como para declarar la nulidad en caso de nulidades absolutas o sustanciales no advertidas por el impugnante.
9
expedida sobre el particular por el Tribunal Supremo Penal2, lo que
corresponde es dar respuesta a los agravios señalados por los acusados
impugnantes José Antonio Zavaleta Nizama, Zaida Brenda Vidal Rojas y Alex
Alberto Varillas Mendoza, cuya pretensión es que en merito a dichos agravios
se revoque la condena de 5 años de pena privativa de la libertad impuesta por
el juez, y reformándola se les absuelva del delito de peculado doloso por el
cual han sido condenados en su condición de cómplices primarios. Siendo la
pretensión impugnatoria del acusado apelante Omar Tulio Mejía Rodríguez, la
nulidad de la recurrida.

Expresión de agravios

22. La recurrente Zaida Brenda Vidal Rojas, al fundamentar su recurso alegó:


a) Que la defensa considera dicha acusación de irrelevante, ya que mediante el
Juicio Oral, tanto como en sus alegatos de clausura como en la declaración de
su defendida, demuestran que dichas acciones no conllevaron a ninguna
infracción a su deber como funcionaria, solo siguió el curso de los trámites
administrativos. Que en la sentencia no se demuestra una correcta motivación
del tipo penal que individualice a su patrocinada.
b) Que la magistrada no ha valorado en ningún sentido la declaración de su
patrocinada ni mucho menos el interrogatorio que se realizó en el Juicio Oral.
c) Que se evidencia una motivación genérica la cual no cumple requisitos
fundamentales para que una persona se vea vulnerado uno de sus derechos
más primordiales como es la “libertad”.
d) Que tanto en la investigación fiscal como durante el juzgamiento no se ha
podido acreditar la existencia de la certificación presupuestal por el monto de
S/. 11, 000.00, otorgada por su defendida, tal posición no ha sido resuelta,
explicada o motivada por la señorita juez en la sentencia recurrida.
e) Que durante el juzgamiento, no ha existido testigo alguno que le vincule en los
hechos incriminados, asimismo en la sentencia emitida, no se advierte ningún
extremo en el que motive porque razones se sostendría que ha actuado en
complicidad con los co-acusados.

23. El recurrente acusado Alex Alberto Varillas Mendoza, al fundamentar su


recurso alegó:
a) Que de la sentencia impugnada se advierte de sus fundamentos que existe una
motivación deficiente, aparente e incongruente, tal como se verifica a partir de
la narración del hecho factico de imputación y de una supuesta valoración
probatoria sesgada solo en describir aspectos narrados de los testigos y peritos.
b) Que la juez, se ha limitado en el fundamento diez de la sentencia en describir
el concepto del delito de Peculado Doloso por Apropiación; esta obligatoriedad
esta normada en el Código Procesal Penal, lo que es los requisitos que debe
contener una sentencia, y también con garantía al Principio de Motivación

2 Emitir pronunciamiento sobre agravios que no han sido materia de apelación, afecta el principio de congruencia
recursal y el derecho de defensa, así se ha pronunciado la doctrina jurisprudencial vinculante del Tribunal
Supremo Penal. Fundamento 24 de la Casación .300-2014-Lima. Fundamento 6.6 de la Casación 215-2011-
Arequipa.
10
está desarrollado para estos delitos en la Casación N° 102-2016-Lima, y
Casación N° 367-2011-Lambayeque.
c) Que respecto al fundamento 11.1 al 11.9, la Juez le ha dado un valor legal, sin
que haber efectuado un desarrollo de su valoración de manera particular y de
manera sistemática, sobre la base de las exigencias del Acuerdo Plenario N°
02-2005, que es la que se utiliza en toda sentencia como rigor para darle el
valor correspondiente a las declaraciones de los testigos y peritos.
d) Que la Juez no ha tenido en consideración para la valoración de la prueba
pericial de la existencia del servicio y la existencia del valor probatorio a
través de la fiabilidad, basado en los requisitos establecidos en el Acuerdo
Plenario N° 04-2015/CIJ.116-IX Pleno Jurisdiccional de las Salas Penales
Supremas.
e) Que se ha demostrado que durante el desarrollo del Juicio y en la sentencia
impugnada que en atención a los Principios de Inmediación y Oralidad, la
declaración de los testigos de cargo, descargo y declaración de los peritos y
lectura de las documentales ofrecidos por la fiscalía y la defensa, existen
“zonas abiertas” accesibles al control, veremos que dicha declaración es
imprecisa, dubitativa, oscuro, incompleto, incongruente y contradictorio en sí
mismo.

24. El recurrente acusado José Antonio Zavaleta Nizama, al fundamentar su


recurso alegó:
a) Se advierte que los agravios descritos por la defensa del apelante Zavaleta
Nizama, en su mayoría son los mismos a lo señalado como agravios por la
defensa de su coacusado apelante Varillas Mendoza, por lo cual no es
necesario volver a describirlos, la respuesta a los mismos servirá para ambos
impugnantes.
b) Que la perito llega a la conclusión que si bien es cierto se hizo la entrega de
todo esta información y estamos hablando de la entrega de documentación del
2011, 2012, 2013 y 2014, entonces pudo darse la situación de que no hubo
tiempo para revisar toda la documentación que se estaba entregando. Con esta
afirmación queda desacreditado totalmente la declaración del denunciante
Robert William Cerruti Wong y todos los testigos de cargo.
c) Que la perito de manera incongruente y haciendo la veces de Fiscal y Juez
señala en su pericia que si habría perjuicio económico; este argumento no es
fiable y no es propio de la evaluación pericial contable que realizo y que se le
asigno, ha usurpado función para afirmar perjuicio, su contenido ambivalente,
que en todo caso ella misma ha generado una duda razonable para el juzgador.
d) Que es algo absurdo que el servicio de mantenimiento no se haya realizado,
como también absurdo que luego de casi dos años se pueda encontrar
evidencias de un servicio de mantenimiento en una carretera donde circulan
diariamente innumerables vehículos pesados, y existe lluvias abundantes.
e) Que se pretende atribuir responsabilidad al recurrente porque tuvo que
supervisar el servicio, cuando por ley el único encargado era el área de
Logística a cargo de Miguel Ángel Paucar Solórzano y Armando Vargas, sin
embargo no han sido procesados.

11
25. El recurrente acusado Omar Tulio Mejía Rodríguez, al fundamentar su
recurso alegó:
a) Que su defendido siempre sostuvo que si existían los documentos que
sustentaban el pago del servicio, y que en base a ello realizo sus funciones,
subiendo al SIAF la documentación que en esta figuraba, y ello se habría
advertido de los mismos órganos de prueba del ministerio público (testigo
perito Lesly Espinoza Rubio) así como de las pruebas necesarias actuadas en
juicio (declaración de Casandra Heydi Hidalgo Ruiz, y del acta de entrega de
estado situacional de fondos públicos). Reconoce que no se recopilaron toda la
documentación pero si algunos. Sin embargo, el A-quo no se habría
pronunciado al respecto.
b) Asimismo de la resolución recurrida, en ningún extremo se advierte de que
forma los acusados sentenciados habrían actuado en condición de cómplices
primarios con la autora del delito de peculado Cassandra Heidi Ruiz Hidalgo,
quien en juicio refirió que no realizo su función de tesorera sino su defendido,
y del porque consideraría que la conducta seria dolosa y no culposa, por lo
que el A-quo ha incurrido en falta de debida motivación.
c) Que el A-quo, habría realizado una debida valoración (tanto individual como
conjunta) de la declaración de Casandra Heydi Hidalgo Ruiz, quien habría
aceptado ser autora del delito de peculado, sin embargo, la mencionada testigo
declaro que si había el expediente que no fue valorada conjuntamente con la
declaración de la testigo Lesly Edelmira Espinoza Rubio, así como el acta de
entrega situación de fondos.
d) Que el A-quo valora para establecer que efectivamente se realizó la obra, de los
testigos Lenny Leodan Pérez Pozo y Raúl Edgardo Caldas Valverde, sin
embargo el A-quo no se ha pronunciado sobre el debate producido al
momento de que el testigo Lenny Leodan Pérez Pozo introdujo el informe N°
106-2016.MDP y el acta de constatación realizada en el lugar de los hechos,
tales como –entre otros- que no considero el cálculo de desgaste, que se ha
considerado de manera general las condiciones climatológica.
e) Que no era competencia ni responsabilidad de su defendido en su condición
de contador, la de cotejar, corroborar y/o expedir conformidad del servicio,
mas al contrario, siempre se ha sostenido que su defendido si realizo el trámite
administrativo de dicho servicio conforme las atribuciones que le
correspondían.
f) Que su defendido siempre sostuvo que de que si existían los documentos que
sustentaban el pago del servicio de “ mantenimiento de las vías de Acceso del
Centro Poblado La Paz, y que en base a ello realizo sus funciones, subiendo al
SIAF la documentación que esta figuraba, y ello se habría advertido en los
mismos órganos de prueba del representante del Ministerio Publico, sin
embargo el A-quo, no se habría pronunciado al respecto, vulnerando los
principios constitucionales, realizando una motivación aparente.
g) Que el A-quo no habría fundamentado del porque no cabría la duda
razonable en la presente causa, cuando del desarrollo del juicio, se habría
determinado que si hubo documentación, y que parte de estos fueron hallados
en las Oficinas de Administración de la Municipalidad, donde se encontró el
Requerimiento N°541, y el Memorándum N°2964-2014-SUBGERENCIA DE
ADM (en el cual se tenía como referencia el Informe N°841-2014-

12
MAPS/OL/MDP) las mismas que fueron recopiladas por la testigo perito Lesly
Espinoza Rubio. Que respecto a los documentos mencionados el A-quo, no ha
realizado ninguna valoración, no habría señalado del porque los indicios
advertidos por los órganos del Ministerio Publico, no le acarrean duda.
h) Que en ningún extremo de la resolución recurrida, así como en el
razonamiento realizado por el A-quo se advierte que haya señalado de qué
forma es que cada imputado habría realizado su conducta y del porque
consideran que su conducta seria dolosa y no culposa.

Imputación concreta y necesaria contra los encausados recurrentes y contra la


sentenciada Cassandra Heidi Hidalgo Ruiz.

26. En el fundamento 11.1, de la recurrida y de la imputación fiscal necesaria y


concreta de la acusación escrita, se tiene que en la Municipalidad Distrital de
Pativilca en el año 2014, se generó el pago por la suma de S/.11,000.00 soles
a favor del encausado Alex Alberto Varillas Mendoza sin que exista expediente
administrativo que sustente el gasto de los servicios prestados en el
mantenimiento de vías de acceso en el Centro Poblado La Paz. Por lo cual, se
atribuyó a la ahora sentenciada Cassandra Heidi Hidalgo Ruiz, en su
condición de tesorera de la Municipalidad Distrital de Pativilca, haber
realizado el pago al acusado Alex Alberto Varillas Mendoza, a través del
Comprobante de Pago N° 2209 de fecha 27 de noviembre del año 2014, quien
por tener la disponibilidad jurídica de los caudales del Estado, se le imputo ser
la autora del delito de peculado doloso previsto en el artículo 387 1er párrafo
del Código Penal, al haberse apropiado la cantidad de S/.11,000.00 soles, a
favor del tercero, el extraneus Varillas Mendoza, cuyos fondos le estaban
confiados a razón de su cargo. Siendo que, la persona antes indicada en la
sesión del juicio oral de primer grado fecha 06 de agosto de 2018, acepto los
cargos, por lo que fue condenada por el ilícito penal antes indicado a 4 años
de pena privativa de la libertad suspendida por el periodo de prueba de dos
años y seis meses. También se le impuso pena de inhabilitación y multa,
asimismo se le condeno al pago de S/.5,000.00 soles por concepto de
reparación civil.

27. Asimismo se atribuye al acusado José Antonio Zavaleta Nizama en su calidad


de Gerente de la Municipalidad Distrital de Pativilca, cargo que ocupo desde
el 18 de marzo de 2014 hasta el 25 de marzo de 2014, y Sub Gerente de
Administración y Finanzas, designado desde 26 de marzo de 2014, haber
cometido delito de peculado doloso como cómplice primario, por coadyuvar
en la comisión de dicho ilícito, al haber incumplido con su función de
controlar la gestión económica, financiera, logística y de servicios generales
de la municipalidad (FS385), y en merito al informe N° 841-2014-
MAPS/OLMDP, de fecha 27 de noviembre de 2014, expedido por Ángel
Paucar Solorzano dirigido al citado acusado, donde le solicita disponibilidad
presupuestal para el pago de servicios de mantenimiento de las vías de acceso
del centro poblado la Paz, por el monto de S/.11,000.00 soles, lo que
posteriormente genero el comprobante de pago 2209.

13
28. De igual modo se atribuye a la acusada Zaida Brenda Vidal Rojas, quien en su
calidad de Jefa de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto de la Municipal
antes indicada, cargo que ocupo desde el diecinueve de marzo de 2014, haber
cometido el delito de peculado doloso, como cómplice primario por
apropiación a favor de tercero, por coadyuvar para dicho propósito, al
incumplir con sus funciones para elaborar, controlar y evaluar el presupuesto
institucional plasmado en el corto plazo, las actividades y proyectos de gestión
municipal que hagan posible la transformación de la realidad en procura de
los bienes de los vecinos. Asimismo por realizar la certificación
presupuestaria, habiéndole presentado el memorándum 2964-2014-
SFA/MDP.

29. También se atribuye al acusado Omar Tulio Mejía Rodríguez, quien en su


calidad de Jefe de Contabilidad de la Municipalidad Distrital mencionada,
cargo que ocupo desde el 20 de agosto de 2013, y como encargado de la
oficina de planeamiento y presupuesto designado el 09 de octubre de 2013,
haber cometido el delito de peculado doloso, por apropiación a favor de
tercero como cómplice primario, el haber incumplido con sus funciones
relacionadas a programar, organizar y dirigir las acciones de control previo y
concurrente de la documentación fuente para elaboración de los estados
financieros. Programar, organizar, dirigir y controlar las acciones de
contabilidad, en la elaboración y presentación de los estados financieros de la
Municipalidad. Programar, organizar y dirigir las acciones de control de la
ejecución del gasto de acuerdo con la programación presupuestal. Asimismo
haber efectuado el registro el compromiso anual y mensual, el devengado de
S/.11,000.00 soles, como pago a la persona de Alex Alberto Varillas Mendoza
a la Municipalidad de Pativilca, para posteriormente generar el comprobante
de pago N° 1109 de fecha 27 de noviembre de 2015.

30. Por último se imputa al acusado Alex Alberto Varrillas Mendoza, en su calidad
de extraneus, haberse apropiado de los caudales del estado, al haber cobrado
el cheque por la suma de S/.11,000.00 girado por la Municipalidad, sin que
se haya realizado el mantenimiento de la vía de acceso al Centro Poblado La
Paz.

Precisiones sobre la autoría y cómplices primarios materia de imputación

31. De la imputación descrita en los fundamentos precedentes se advierte que el


autor del delito de peculado tipificado en el artículo 387 primer párrafo del
Código Penal, a la fecha se encuentra con sentencia condenatoria firme,
dictada contra Cassandra Heidi Hidalgo Ruiz, la misma que en el año 2014,
ostentaba el cargo de tesorera de la Municipalidad Distrital de Pativilca.
Siendo que los ahora apelantes todos ellos han sido condenados por la juez de
primer grado como cómplices primarios del delito antes indicado en merito a
las imputaciones concretas determinadas para cada uno de ellos, entonces lo
que corresponde es dar respuesta a los recursos de apelación interpuestos.

14
32. La sentenciada Cassandra Heidi Hidalgo Ruiz, ha sido condenada como autora
del delito de peculado dolos antes indicado, en su condición de tesorera de la
Municipalidad Distrital de Pativilca, por apropiación de S/.11,000.00 soles, a
favor del tercero, el extraneus y cómplice primario Alex Alberto Varillas
Mendoza, cuyo se habría realizado sin que se haya efectuado el
mantenimiento de las vías de acceso del Centro Poblado La Paz anexo del
Distrito de Pativilca, y que para conseguir la apropiación indebida de dicho
dinero se contó en fase preparatoria con el aporte y apoyo necesario de los
impugnantes considerados cómplices primarios José Antonio Zavaleta
Nizama, Zaida Brenda Vidal Rojas y Omar Tulio Mejía Rodríguez.

Fundamentos de la sentencia recurrida para condenar a los acusados

33. La imputación concreta y necesaria materia de imputación fiscal para cada


uno de los encausados apelantes, se encuentra descrita en el fundamento 11.3
de la recurrida. La juzgadora después de valorar la prueba producida en el
juicio oral de primer grado en el punto 11. 9 de la recurrida, señala que ha
arribado a la certeza de los hechos atribuidos por el Ministerio Publico a los
acusados han llegado a materializarse y con ello acreditarse la responsabilidad
e cada uno de los acusados. Entre otras pruebas, valora el examen de la perito
contable Lessly Edelmira Espinoza Rubio quien en el juicio sostuvo que: a) el
requerimiento o la solicitud de disponibilidad presupuestal, b) la certificación
presupuestal misma, c) la orden de servicio, d) la conformidad, e) el cheque
de pago, y f) el cobro del cheque por el extraneus. Actos que se realizaron en
un solo día, el 27 de noviembre de 2014, constatado a través del módulo del
SIAF del Ministerio de Economía y Finanzas. En el fundamento 11.10 de la
recurrida la juzgadora concluye que se ha enervado la presunción de
inocencia de los acusados José Antonio Zavaleta Nizama, Zaida Brenda Vidal
rojas y Omar Tulio Mejía Rodríguez en el desempeño de sus funciones como
funcionarios públicos de la Municipalidad Distrital de Pativilca, en su
condición de cómplices primarios, así como de Alex Alberto Varillas Mendoza
en su condición de cómplice primario (extraneus).

El delito de peculado como delito de infracción de deber, la autoría y participación en


dicho ilícito conforme a la Casación 102-2016-Lima

34. En el fundamento 15.1 de la Casación indicada, el Tribunal Supremo Penal


señala: “El delito de peculado sanciona al funcionario o servidor público que
se apropia o utiliza, para sí o para otro, caudales o efectos cuya percepción,
administración o custodia le están confiados por razón de su cargo. Para
atribuir la responsabilidad a una persona por el delito de peculado, nuestro
ordenamiento jurídico no sólo exige que el sujeto activo tenga la condición de
funcionario o servidor público, sino, además, que ostente un vínculo funcional
con los caudales o fondos del Estado1; así pues, constituye un delito especial y
de infracción de deber vinculado a instituciones positivizadas; siendo “un
delito especial porque formalmente restringe la órbita de la autoría a sujetos
cualificados, pero se trata de un delito de infracción de deber porque el
fundamento de la responsabilidad penal en concepto de autor no radica en el
dominio sobre el riesgo típico, sino que reside en el quebrantamiento de un
15
deber asegurado institucionalmente y que afecta sólo al titular de un
determinado status o rol especial”. Y en el fundamento 18 citando a Rojas
Vargas3 señala: “La complicidad primaria en delitos de función se produce, a
diferencia de la colaboración secundaria, solo mediante aportes en fase de
preparación del delito, pudiendo ser colaborador necesario o primario
cualquier funcionario, servidor público o un particular; a diferencia de la
cooperación secundaria, la cual se genera cuando las contribuciones del
partícipe son ayudas accesorias o coadyuvantes a la preparación, ejecución o
consumación del delito”.

35. Conforme al contenido de la jurisprudencia antes citada, en el delito de


peculado doloso, el autor tiene que tener la condición de funcionario o
servidor público, y además debe ostentar un vínculo funcional con los
caudales o fondos del Estado, siendo que en el presente caso, como se ha
señalado en los fundamentos 26, 31 Y 32 de la presente resolución, la
sentenciada Cassandra Heidi Hidalgo Ruiz, ha sido condenada como autor de
dicho ilícito. Siendo que los cuatro acusados recurrentes han sido sentenciados
como cómplices primarios, tres de ellos –Zavaleta Nizama, Vidal Rojas y Mejía
Rodríguez- tienen la condición de funcionarios y el cuarto –Varillas
Mendoza- no tiene dicha condición, quienes además habrían intervenido –
según la imputación fiscal- realizando aportes necesarios en la fase de
preparación del delito, a diferencia del extraneus que también ha sido
condenado como cómplice primario, quien intervino en la fase de ejecución,
quien recibió los fondos del Estado materia de apropiación.

En relación a la pretensión de nulidad de la sentencia recurrida formulado por la


defensa del impugnante Omar Tulio Mejía Rodríguez
36. La defensa del apelante Omar Tulio Mejía Rodríguez, solicita la nulidad de la
recurrida, señalando que se ha vulnerado el principio de congruencia, a la
debida motivación judicial, violación a la presunción de inocencia, falta de
motivación de la duda razonable que favorece al reo. Por lo que en primer
lugar corresponde verificar si se ha producido o no la vulneración de los
citados principios y garantías reconocidos por la Constitución, por cuanto de
ser así se tendría que anular la sentencia condenatoria, no siendo posible
emitir un pronunciamiento de fondo como han solicitado los demás
encausados apelantes.

37. La defensa del apelante Mejía Rodríguez sostiene como agravio que su
defendido siempre sostuvo que si existían los documentos que sustentaban el
pago del servicio de mantenimiento de las vías de Acceso del Centro Poblado
La Paz, y que en base a ello realizo sus funciones, subiendo al SIAF la
documentación que esta figuraba, y ello se habría advertido en los mismos
órganos de prueba del representante del Ministerio Publico, sin embargo el A-
quo, no se habría pronunciado al respecto. Sobre dicho agravio, se advierte
que la juez si se ha pronunciado respecto a los documentos que menciona la
defensa en el escrito de apelación, al valorar la declaración de la perito

3ROJAS VARGAS, Fidel. Manual operativo de los delitos contra la administración pública cometidos por funcionarios
públicos. Nomos &Thesis. Lima, 2016, p. 110. VERIFICAR
16
contable Lessly Edelmira Espinoza Rubio como es de verse en el fundamento
11. 8 de la recurrida, siendo que en merito a dicha prueba -entre otras- la
juzgadora concluyo:
“Con relación al testigo impropio Cassandra Heidi Hidalgo Ruiz señalo que ella se
dedicaba era a ordenar documentos, que no tenía la función de tesorera, pero precisa que
esa función la hacía el contador Omar Tulio, es mas no firmo ningún cheque, que todo eso
lo hacia el contador Omar Tulio, debiendo tenerse en consideración que ésta testigo se
acogió a la Conclusión Anticipada del proceso. Por lo que esta Magistrada considera que
todo debe ser valorado de manera conjunta porque se ha probado que ese servicio nunca
existió, pero que sin embargo el pago se efectuó y fue cobrado por el extraneus Alex
Alberto Varillas Mendoza a través del Cheque N° 82833624 con fecha 27 de noviembre
habiendo dado la conformidad el banco correspondiente, sin que exista ese servicio, por lo
que ha quedado probado la materialidad del delito, así como la responsabilidad penal de
los procesados José Antonio Zavaleta Nizama, Zaida Brenda Vidal Rojas, Omar Tulio Mejía
Rodríguez por el delito de Peculado Doloso, por apropiación en su condición de cómplices
primarios de Cassandra Heidi Hidalgo Ruiz”4.

38. De otro lado, la defensa del impugnante reconoce que no se recuperaron todos
los documentos que debería contener el expediente administrativo. Entonces
corresponde establecer que documentos debió contener el expediente
administrativo, y de los cuales que documentos no fueron recuperados, a fin
de dar respuesta a los agravios formulado por la defensa del impugnante. Al
respecto, según ha declarado el propio encausado Omar Tulio Mejía
Rodríguez, quien refirió en el juicio oral que el citado expediente se
encontraba completo, con los siguientes documentos: a) el requerimiento, b)
el estudio de mercado, c) la orden de servicio, d) la certificación
presupuestaria, y e) la conformidad del servicio. Además el acusado agrega
que se encontraban todos los informes y memorándums que pasa de oficina a
oficina –se entiende en el expediente administrativo-.

39. El apelante Omar Tulio Mejía Rodríguez, quien refiere que en merito a los
documentos descritos en el fundamento precedente que tenía a la vista, en
cumplimiento de sus funciones subió al SIAF. Siendo que los documentos que
no fueron ubicados o encontrados son: a) el estudio de mercado, b) la
certificación presupuestaria, c) la orden del servicio –el N° 1581 corresponde
a otro servicio, y d) la conformidad de servicio. Al respecto puede haber
ocurrido que dichos documentos no han sido hallados porque no existieron o
porque se extraviaron u por otro motivo. Pero lo cierto es que, conforme a la
imputación fiscal en puridad no se encontró un expediente administrativo, el
hecho que se haya encontrado parte de la documentación no da lugar para
concluir como daría a entender la defensa que nos encontraríamos ante la
existencia de dicho expediente, y que por tanto la juzgadora debió
pronunciarse al respecto, porque los documentos hallados al menos debieron
generar duda. Del contenido de la recurrida, se advierte que a la juzgadora no
le genero ninguna duda sobre la inexistencia del expediente administrativo
para condenar a los encausados porque la documentación hallada que alude
la defensa, no demuestra su existencia regular y completo de un expediente
administrativo.
4 Ver último párrafo de la recurrida obrante a folios 331
17
40. En relación a la documentación encontrada, conforme señala la defensa, la
testigo perito recopilo el Memorándum N° 2964-20145, donde se tiene como
referencia el Informe N° 841-2014. Dicho Memorándum expedido con fecha
27 de noviembre de 2014, por el acusado José Antonio Zavaleta Nizama, en su
condición de Sub Gerente de Administración y Finanzas, mediante el cual
solicita a la acusada Brenda Vidal Rojas en su condición de Jefe de la oficina
de presupuesto y planeamiento, la CERTIFICACION PRESUPUESTAL para el
pago de los servicios de mantenimiento materia de litis, teniendo como
referencia el informe 841-20146, emitido en la misma fecha -27NOV2014-
por el Jefe de Logístico Miguel Ángel Paucar Solorzano. Entonces si es así, no
existe explicación lógica ni razonable que al haberse encontrado dichos
documentos, sea posible afirmar que en merito a dichas documentales se
afirme que si existía el expediente administrativo en físico y principalmente
que dichas pruebas corrobore la versión del encausado apelante Mejía
Rodríguez, en el sentido que en esa misma fecha contaba con el expediente
administrativo completo, que incluye la conformidad del servicio, lo cual es
imposible que ese mismo día en minutos se haya contado con la existencia de
dicha instrumental.

41. En efecto, como es de verse del registro en el SIAF efectuado por el indicado
encausado –Expediente 2466- La CERTIFICACION PRESUPUESTAL fue
registrado el día veintisiete de noviembre de 2014 a horas 13:14:207, el
COMPROMISO ANUAL fue registrado en la misma fecha a horas 13:46:178, el
DEVENGADO (por S/.11,000.00 para el pago del extraneus Varillas
Mendoza) fue registrado el mismo día a horas 13:56:16. Es decir, que el
servicio de mantenimiento de las vías de acceso al centro poblado de la paz se
habría realizado en 10 minutos. Ateniendo a que después del registro de la
certificación presupuestal o el compromiso anual, recién se genera la orden
del servicio, y para generar el DEVENGADO se requiere la conformidad del
servicio después de realizado el mantenimiento a las vía de acceso al Centro
Poblado “La Paz”, que es imposible se haya efectuado en el tiempo antes
indicado. Por lo cual se concluye que dicho acusado actúo dolosamente al
haber registrado el compromiso anual sin haber tenido a la vista la
conformidad del servicio, el dolo se acredita por dicho motivo, además porque
al tener a la vista el memorándum y el informe descritos en el fundamento
precedente mediante los cuales con fecha 27 de noviembre de 2014, recién se
estaba solicitando la certificación presupuestal, sin embargo registro el
devengado en el SIAF, cuando sabía que no podía existir conformidad de
servicio en la misma fecha.

42. Asimismo, en el juicio oral de primer grado ha quedado acreditado en merito


a lo declarado por la perito contable Lessly Edelmira Espinoza Rubio 9 que la

5 Obras a folios 153 del expediente judicial


6 Obra a folios 577 del expediente judicial
7 Consulta de expediente (Ver folios 66 del expediente judicial)
8 Consulta de expediente (ver folios 67, 68 y 68 vuelta)
9 Ver folios 329 y 330 de la recurrida

18
orden de servicio N° 1581 de fecha 01 de agosto de 2014 10, que según el
registro que está en el SIAF debería ser la orden de servicio que hace
referencia el gasto de mantenimiento de la vía de acceso al Centro Poblado “La
Paz”. Sin embargo dicha orden de servicio corresponde por los servicios
prestados a la Municipalidad como guardián del señor de los Miagros del mes
de agosto por la suma de S/.675.00 soles, y NO al servicio a nombre del
proveedor Alberto Varillas por el importe de S/.11, 000.00 soles. De donde se
colige que no existió orden de servicio, el encausado Mejía Rodríguez registró
en el SIAF conociendo de su inexistencia, puesto que el requerimiento del área
usuaria para realizar el servicio de mantenimiento fue realizado el 18 de
setiembre de 2014, -documento que si existe y por tanto el acusado lo tenía a
la vista- y la orden de servicio cuyo número registro en el SIAF -1581-, es de
fecha anterior -01AGO2014-,pese a lo cual indebidamente realizo el registro
de la orden del servicio con un número que correspondía a otro servicio,
además el acusado objetivamente era consciente que en un solo día, en horas
de latarde-27NOV2014-, REGISTRO, la certificación presupuestal, el
compromiso anual, y los devengados, entonces que era imposible que en
minutos se haya realizado el servicio de mantenimiento, lo que evidencia la
infracción a su deber funcional en su condición de Jefe de Contabilidad de la
Municipalidad Distrital de Pativilca.

43. De los fundamentos precedentes, se advierte que la conducta antes descrita


por parte del acusado apelante Mejía Rodríguez, coadyuvo para que la autora
del delito de peculado doloso Cassandra Heidi Hidalgo Ruiz, se apropie del
dinero materia de devengado por la suma de S/.11,000.oo soles a favor del
extraneus Alex Alberto Varillas Mendoza, de no haber incumplido con su
deber funcional al efectuar el registro de devengado que no correspondía, no
habría habido posibilidad que se concrete el apoderamiento de caudales del
Estado, por lo que tiene la condición de cómplice primario conforme a la
acusación fiscal11 y análisis de la cuestión penal indicado en el fundamento
11.1 de la recurrida12. En consecuencia, los agravios formulados por la
defensa no resultan amparables.

44. Respecto al agravio que la A-quo no ha realizado una valoración tanto


individual como conjunta de la declaración de Cassandra Heidi Hidalgo Ruiz,
quien acepto ser autora del delito de peculado, sin embargo, la mencionada
testigo declaro que si había el expediente que no fue valorada conjuntamente
con la declaración de la testigo Lesly Edelmira Espinoza Rubio, así como el
acta de entrega situación de fondos. La omisión en la valoración de dichas
pruebas que alega la defensa como agravios no son de recibo porque la
juzgadora en relación al testimonio de la indicada testigo impropio ha
indicado: “Con relación al testigo impropio Cassandra Heidi Hidalgo Ruiz señalo que
ella se dedicaba era a ordenar documentos, que no tenía la función de tesorera, pero

10 Obra a folios 155 del expediente judicial


11 La acusación fiscal obrante a folios 74 al 114 del expediente judicial. En el que como imputación concreta a folios
84, entre otros el fiscal describe como imputación concreta contra Omar Tulio Mejía Rodríguez: “B. Registro el
compromiso anual y mensual, el devengado de S/.11,000.00 como pago por los servicios prestados por la persona de
Alex de Alex Alberto Varillas Mendoza a la Municipalidad de Pativilca…”
12 Ver folios 303 de la recurrida primer párrafo.|

19
precisa que esa función la hacía el contador Omar Tulio (…)que esta Magistrada
considera que todo debe ser valorado de manera conjunta porque se ha
probado que ese servicio nunca existió, pero que sin embargo el pago se
efectuó (…)”13. De donde se colige que para la juez de primer grado ha
llegado a la certeza que el servicio nunca existió, y pese a ello el pago se
realizó, supuesto que la defensa no lo cuestiona como señala en el punto 1.3
de su escrito de apelación. En relación a la testigo impropia, la perito contable
y el resto de pruebas actuadas en el juicio oral, las mismas han sido analizadas
por la juzgadora en el fundamento 11 de la recurrida, para finalmente llegar
a la conclusión antes descrita. No habiendo dado credibilidad a lo referido por
la testigo que si había el expediente, pero si a lo declarado por la perito
contable, en merito a lo cual refiere que todo debe ser valorado de manera
conjunta.

45. En relación, que la juez no se ha pronunciado sobre el debate producido al


momento de que el testigo Lenny Leodan Pérez Pozo introdujo el informe N°
106-2016.MDP y el acta de constatación realizada en el lugar de los hechos,
tales como –entre otros- que no considero el cálculo de desgaste, que se ha
considerado de manera general las condiciones climatológica. Al respecto se
tiene que la defensa en el fundamento 1.3 del escrito de apelación señala que
no pone en cuestionamiento si el servicio denominado “Mantenimiento de
Vías de acceso en el Centro Poblado “La Paz”, se realizó o no físicamente. Por
lo que no existe agravio alguno. Además la imputación concreta formulada
para la fiscalía en contra del apelante Mejía Rodríguez, es haber registrado el
devengado por la suma de S/.11,000.00, que conforme se ha mencionado en
los fundamentos 32 y 33 de la presente sentencia, lo realizo sin que exista la
conformidad del servicio. Por lo que los agravios formulados por la defensa se
desestiman. No se advierten vicios sustanciales y/o graves, que den lugar
declarar la nulidad de la sentencia recurrida como solicita la defensa.

En relación a la apelación formulada por el acusado José Antonio Zavaleta Nizama

46. La defensa de Zavaleta Nizama, tiene como pretensión que se revoque la


condena y se absuelva a su patrocinado, por cuanto la declaración de los
peritos ingeniero, contable y documentales, no han cumplido con las
exigencias del Acuerdo Plenario N° 02-2005 y la casación N° 05-2007 –
Huaura, que existe duda razonable sobre la existencia del procedimiento
administrativo de contratación directa, sobre la realización del servicio,
asimismo argumenta que tiene una segunda pretensión alternativa la nulidad
de la recurrida. Ante lo cual, lo que corresponde es dar respuesta a la
revocatoria que formula.

47. La juzgadora en el fundamento 11.10 de la recurrida, después de haber


valorado los medios probatorios actuados en el juicio oral, concluye que se ha
acreditado la comisión del delito contra la Administración Publica en su

13 Ver último párrafo de la recurrida obrante a folios 331.


20
modalidad de peculado doloso por apropiación, asimismo se ha enervado la
presunción de inocencia de los acusados entre ellos del impugnante José
Antonio Zavaleta Nizama, en la comisión del ilícito antes indicado, en su
condición de cómplice primario.

48. La imputación concreta y necesaria realizada por la fiscalía, en merito a lo


cual ha sido condenado el impugnante José Antonio Zavaleta Nizama, por la
juez de primer grado, consiste en que dicho acusado en su calidad de Gerente
de la Municipalidad Distrital de Pativilca, cargo que ocupo desde el 18 de
marzo de 2014 hasta el 25 de marzo de 2014, y Sub Gerente de
Administración y Finanzas, designado desde 26 de marzo de 2014, haber
cometido delito de peculado doloso como cómplice primario, por coadyuvar
en la comisión de dicho ilícito, al haber incumplido con su función de
controlar la gestión económica, financiera, logística y de servicios generales
de la municipalidad. Existe el informe N° 841-2014-MAPS/OLMDP, de fecha
27 de noviembre de 2014, expedido por Ángel Paucar Solorzano dirigido al
citado acusado en su condición de Sub Gerente de Administración, quien le
solicita disponibilidad presupuestal para el pago de servicios de
mantenimiento de las vías de acceso del centro poblado “La Paz”, por el monto
de S/.11,000.00 soles, lo que posteriormente genera el comprobante de pago
2209.

49. Efectivamente el Informe N° 841-2014.MAPS, obrante a folios 577 del


expediente judicial, con el cual se acredita que el encausado tenía
conocimiento sobre dicho pedido de disponibilidad presupuestal, efectuado
con fecha 27 de noviembre de 2014, quien en su condición de Sub Gerente de
Administración y Finanzas conforme se indica en la imputación se encontraba
en la obligación de controlar la gestión económica, financiera, logista y de
servicios de la Municipalidad, sin embargo dicho acusado incumplió con su
deber funcional conforme declaro la perito contable Lessly Edelmira Espinoza
Rubio, valorado por la juez en el fundamento 11.8 de la recurrida, en solicitar
a logística para que le informe sobre el costo de la obra, quien debería haber
adjuntado a su informe las cotizaciones para que pueda determinar el precio
de lo que va a costar la obra, requiriéndose mínimamente un cuadro
comparativo de tres cotizaciones, después de lo cual se deriva al área de
presupuesto para que informe si existe o no presupuesto. Lo cual no ocurrió
en el presente caso, puesto que en la misma fecha -27NOV2014-, sin requerir
cotizaciones, el acusado incumpliendo con su deber funcional mediante
memorándum N° 2964-2014, solicita certificación presupuesta al Jefe de la
Oficina de Presupuesto y Planeamiento, su coacusada Brenda Vidal Rojas,
como se advierte a folios 153 del expediente judicial. Por tanto, dicho acusado
ha actuado dolosamente por haber coadyuvado con la falta de control antes
descrita en su condición de Sub Gerente de Administración y Finanzas, que
finalmente diera lugar para que el autor del delito de peculado se apropie de
la suma de S/.11,000.00 soles, para entregar al extraneus. Su conducta dolosa
es evidente por cuanto el mismo día que recibió la solicitud de logística para la
certificación presupuestal, sin que tenga el debido sustento, solicita la

21
certificación presupuestal al área respectiva, por lo que también tiene la
condición de cómplice primario.

50. El encausado apelante José Antonio Zavaleta Nizama en su declaración


prestada en el juicio oral reconoce que en su condición de encargado de la
Administración acepto el requerimiento para realizar el mantenimiento de la
vía de acceso al Centro Poblado “La Paz”, por pedido de los pobladores incluso
del Alcalde Huayto, que es imposible que se hayan desaparecido los
documentos, que la fiscalía a los señores de logística que ha enviado los
requerimientos no se encuentran comprendidos en la imputación cuya labor
era ver si los documentos estaban en regla, que su única labor era pasar los
documentos, dice que desconoce que se hizo un estudio de mercado porque
no es parte de sus labores, reconoce que paso el documento de logística al
aérea de presupuesto para que verifique si es que había o no cobertura
presupuestal, y lo que le contesta presupuesto se lo envía a logística, para que
se haga la contratación, logística se encarga de hacer la selección de la
persona que va hacer el trabajo, que fue Alex Varilla, luego que firma el
contrato regresa a logística para que pueda hacer le ejecución, y que para el
pago del servicio llega a su oficina dentro del cual se encontraba la
conformidad del servicio que se ha dado y el recibo, luego va al área de
contabilidad para que verifique si están todos los documentos en regla, ante
las preguntas de la defensa del acusado Omar Tulio Mejía Rodríguez,
reconoce que si autorizo el pago al señor Varilla por la suma de S/.11,00.00
soles, al referir que no verifico el mantenimiento para el pago, fue
confrontado con su declaración prestada ante el fiscal donde refirió que si
había verificado, respondiendo que lo dijo por el tema de una tubería que
había estado trabajando.

51. Con lo referido por el encausado Zavaleta Nizama, descrito en el fundamento


precedente, se verifica aún más que incumplió dolosamente su deber
funcional, dado el cargo que ostentaba –Sub Gerente de Administración y
Finanzas- asimismo su responsabilidad penal como cómplice primario, se
encuentra debidamente acreditado, atendiendo a la forma y modo como se
realizó el procedimiento para la contratación y el pago al extraneus, que el
mismo encausado ha detallado, quien ex profesamente infringio su deber
funcional atendiendo al cargo que ostentaba, con el único objetivo que se
produzca finalmente la apropiación de los caudales del Estado por parte de la
tesorera de la Municipalidad Distrital de Pativilca Cassandra Heidi Hidalgo
Ruiz, toda vez que conforme se ha descrito en los fundamentos 40 al 42 de la
presente resolución, en un solo día es imposible se haya realizado todos los
actos que el encausado describe, teniendo en cuenta además que el mismo
acusado ha reconocido que autorizo el pago al extraneus Varillas Mendoza, es
decir conforme el mismo ha declarado en el juicio oral, el mismo día que pide
la certificación presupuestal que significa en el mejor de los casos, que al
otorgarse dicha certificación ese mismo día se tenía que enviar a logística para
que se encargue de seleccionar a la persona que realizara el trabajo, sin
embargo ese mismo autorizo el pago, de donde se desprende claramente que
su conducta es dolosa, por cuanto sabía que el servicio de mantenimiento no

22
se realizó, pese a ello autoriza el pago coadyuvando de esta manera para que
se produzca la apropiación de los fondos del Estado.

52. Por dichos motivos la juzgadora como ha señalado en la recurrida adquirió


certeza respecto a la responsabilidad penal del mencionado encausado en la
comisión del delito de peculado doloso tipificado en el artículo 387 primer
párrafo del Código Penal, por apropiación de caudales a favor de un tercero,
en su condición de cómplice primario. Debiendo por tanto declararse
infundada la apelación formulada por dicho acusado, no siendo estimable
ninguno de los agravios formulados por la defensa.

En relación a la apelación formulada por la acusada Zaida Brenda Vidal Rojas

53. La defensa de la acusada sostiene como agravio, que las acciones de su


patrocinada no conllevaron a ninguna infracción a su deber como
funcionaria, solo siguió el curso de los trámites administrativos. Que la
magistrada no ha valorado en ningún sentido la declaración de su
patrocinada. Que en el juzgamiento no se ha podido acreditar la existencia de
la certificación presupuestal por el monto de S/. 11, 000.00. Sobre dichos
agravios, se advierte que a la acusada Zaida Brenda Vidal Rojas, se le atribuye
que en su calidad de Jefa de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto de la
Municipal antes indicada, cargo que ocupo desde el 19 de marzo de 2014,
haber cometido el delito de peculado doloso, por apropiación a favor de
tercero como cómplice primario, por coadyuvar para dicho propósito, al
incumplir con sus funciones para elaborar, controlar y evaluar el presupuesto
institucional plasmado en el corto plazo. Asimismo por realizar la verificación
presupuestaria, en merito al memorándum 2964-2014-SFA/MDP.

54. De la propia imputación fiscal antes descrita y de lo actuado en el juicio oral


de primer grado, se advierte que la citada acusada no cometió delito de
peculado como cómplice primario, toda vez que dentro de sus funciones
precisamente se encuentra efectuar certificaciones presupuestarias, que es lo
que habría realizado ante el pedido del Sub Gerente de Administración y
Finanzas José Antonio Zavaleta Nizama, aun cuando dicho documento no ha
sido ubicado y la encausada refiere no recordar si realizo o no dicha
certificación. Lo cierto es que según el registro efectuado en el SIAF habría
existido la certificación presupuestal. Y estando a que la perito contable Lessly
Edelmira Espinoza Rubio, en el juicio oral sobre el particular refirió lo
siguiente: “(…) y logística dice que esta obra me va a costar once mil soles
(…) una vez que el área de logística le responde esa información al
Administrador o Sub Gerente de acuerdo a como maneje cada institución, el
Administrador lo deriva con un documento al área de Presupuesto para que le
diga si hay o no hay dinero para el mantenimiento que está solicitando, o si
en este caso existió presupuesto para los S/.11,000.00 soles (once mil soles)
que esa requiriendo esta obra, luego de esto con la respuesta del Área de
Presupuesto indicando que si hay ese dinero en el municipio, se requiere

23
hacer la contratación de la persona (...)”14. Con esta prueba se corrobora lo
señalado por la encausada Zaida Brenda Vidal Rojas, en el sentido que su
función se circunscribe a otorgar la certificación presupuestaria cuando exista
presupuesto que es su deber verificarlo, testimonio que también guarda
relación con lo manifestado por su coacusado José Antonio Zavaleta Nizama,
como es de verse del fundamento 50 de la presente resolución. Por tanto,
habiendo la acusado Vidal Rojas actuado en cumplimiento de sus funciones,
no se configura respecto a dicha encausada la comisión del delito materia de
imputación fiscal. Si la certificación presupuestal fue utilizada indebidamente,
deben responder los que infringiendo con su deber funcional lo utilizaron
para fines ilícitos como la apropiación de caudales del Estado, más no la
impugnante, quien actúo de acuerdo a sus funciones, limitándose a efectuar la
certificación presupuesta conforme a lo solicitado por el Sub Gerente de
Administración y Finanzas, el encausado José Antonio Zavaleta Nizama. Por lo
que debe ser absuelta de la acusación fiscal, del mencionado ilícito.

En relación a la apelación formulada por el acusado Alex Alberto Varillas Mendoza y si


este realizo o no el mantenimiento en las vía de acceso al Centro Poblado la Paz.

55. Como se advierte del escrito de apelación formulado por la defensa del
encausado Varillas Mendoza, es similar al contenido del recurso de apelación
formulado por la misma defensa del acusado José Antonio Zavaleta Nizama.
Donde si bien se solicita la revocatoria de la condena y se le absuelva a su
patrocinado, sin embargo mayoritariamente señala como agravios tales como
que existe una motivación deficiente, aparente e incongruente, -entre otros-
que corresponden a una nulidad, que también solicita como una pretensión
alternativa, que no tiene amparo legal, más bien el impugnante tiene que
tener una pretensión concreta15, además la alternativa contradice la
revocatoria que también pretende.

56. De los actuados, se advierte que se imputa al acusado Alex Alberto Varrillas
Mendoza, en su calidad de extraneus, haberse apropiado de los caudales del
estado, al haber cobrado el cheque por la suma de S/.11,000.00 girado por la
Municipalidad, sin que se haya realizado el mantenimiento de la vía de acceso
al Centro Poblado La Paz. Para acreditar que no se realizó el mantenimiento de
las vías de acceso al Centro Poblado “La Paz”, la juzgadora ha valorado las
pruebas producidas en el juicio oral que son las siguientes: a) La declaración
de Raúl Edgardo Caldas Valverde, que se desempeñó como Teniente
Gobernador y Presidente del Centro Poblado “La Paz”, quien refirió que la vías
de acceso se encuentran en pésimas condiciones y que nunca se han hecho
nada al respecto16, b) Declaración de Lenin Leodan Pérez Pozo, ingeniero civil
quien se desempeñaba como jefe de obras de la Municipalidad Distrital de
Pativilca, quien refirió que a simple vista no demuestra que ha existido
mantenimiento, ha llegado a la conclusión que no existe ninguna capa de
afirmado en las vías de acceso al Centro Poblado La Paz, ratificándose además

14
Negrita y subrayado es nuestro
15
Art.405.1.c del CPP.- Formalidad del recurso (…) el recurso debe concluir formulado una pretensión concreta.
16 Ver parte infine del primer párrafo de la recurrida obrante4 a folios 305.
24
en el Informe Técnico N° 106-2016-MDP de fecha 22 de febrero de 201617, y
del acta de constatación física efectuado el día 17 de febrero de 2016, donde
concluyo: “(…)que NO EXISTE NINGUN TIPO DE MANTENIMIENTO y de
acuerdo a las entrevistas a los pobladores, manifiestan que NO SE REALIZO
NINGUN TRABAJO en dicho predio”.18. Por tanto, la juzgadora llego a la
certeza que dicho mantenimiento que debió realizarlo el apelante Alex Alberto
Varillas Mendoza, no se realizó. Lo que no ha sido desvirtuado con los
agravios formulados por el impugnante en la audiencia de apelación.

57. De otro lado, se tiene que la persona de Cassandra Heidi Hidalgo Ruiz, quien
en su condición de tesorera de la Municipalidad Distrital de Pativilca, se
apropió de S/.11,000.00 soles para entregarle al extraneus y cómplice
primario el impugnante Alex Alberto Varillas Mendoza. Habiéndose verificado
que dicho pago se hizo sin que se haya efectuado el mantenimiento de las vías
de acceso del Centro Poblado La Paz anexo del Distrito de Pativilca, y que para
conseguir la apropiación indebida de dicho dinero se contó con el aporte y
apoyo necesario de los encausados apelantes considerados cómplices
primarios José Antonio Zavaleta Nizama, -Sub Gerente de Administración y
Finanzas de la Municipalidad Distrital de Pativilca-, y Omar Tulio Mejía
Rodríguez Jefe de Contabilidad de la citada Municipalidad, conforme a lo
señalado en los fundamentos 39 al 43 y 49 al 51 de la presente resolución.

58. Con los fundamentos antes descritos no es posible estimar ninguno de los
agravios formulados de la defensa, que además están dirigidos
mayoritariamente para nulificar la recurrida, y no para revocar la condena y
absolver al impugnante como solicita la defensa, por tanto más bien con la
prueba producida en el juicio oral valorados por la juzgadora, mediante los
cuales adquirido certeza de la comisión del delito de Peculado Doloso por
Apropiación, previsto en el artículo 387° primer párrafo del Código Penal,
habiendo sido encontrado responsable el apelante Alex Alberto Varillas
Mendoza, en su condición de extraneus y cómplice primario del ilícito penal
antes indicado, por cuanto fue la persona que cobro la suma de S/.11,000.00
soles sin haber realizado el mantenimiento de la vía acceso al Centro Poblado
“La Paz”, supuesto que se encuentra debidamente acreditado. Por tanto, la
apelación debe ser declarada infundada.

Respecto a la determinación judicial de la pena y la reparación civil

59. En el fundamento 12.2 de la recurrida la juzgadora ha cumplido con motivar


debidamente la determinación judicial de la pena, señalando que los acusados
al habérseles encontrado responsabilidad penal como cómplices primarios del
delito de peculado doloso previsto en el articulo 387 primer párrafo del
Código Penal, es sancionado con pena privativa de la libertad no menor de 4
ni mayor de 8 años, por lo que en aplicación del artículo 45-A del código
acotado, determina la pena dentro del tercio inferior, que sitúa de 4 a 5 años y

17 Este informe se encuentra a folios 126 al 130 del expediente judicial, que también contiene panel fotográfico, que
sustentan la conclusión del citado informe técnico.
18 Ver folios 125 del expediente judicial

25
cuatro meses de pena privativa de la libertad. Imponiendo a todos los acusados
como pena concreta final, 5 años de privación de la libertad. Cantidad de
pena que esta instancia considera razonable y proporcional al hecho
cometido, por los funcionarios de la Municipalidad Distrital de Pativilca José
Antonio Zavaleta Nizama y Omar Tulio Mejía Rodríguez, máxime aun cuando
dichos acusados por el mismo ilícito también han sido condenados a cinco
años y cuatro meses de pena privativa de la libertad, toda vez que esta
instancia con fecha 30 de octubre de 2019, en el Exp. N° 03437-2015-75-
1301-JR-PE-02, confirmo la sentencia contenida en la resolución número
diecinueve, del 07 de febrero de 2019. Asimismo el extraneus Alex Alberto
Varillas Mendoza, si bien no tiene la condición de funcionario, sin embargo se
debe tener en cuenta para determinar la pena conforme a lo establecido en el
artículo 45 acápite “c” del Código Penal, los intereses del Estado. Asimismo
estando a lo informado por el juzgado de origen mediante el oficio obrante a
folios 420, que el acusado Alex Alberto Varillas Mendoza, ha sido puesto a
disposición del juzgado con fecha 13 de junio de 2019, quien a la fecha se
encuentra interno en el establecimiento penitenciario, por lo que a partir de la
indicada fecha debe computarse la pena impuesta.

60. En relación a la reparación civil, en el fundamento 13.3 de la recurrida la


juzgadora establece la reparación civil en la suma de S/.30,000.00 soles que
deben pagar los condenados en forma solidaria, por haber coadyuvado en la
apropiación de caudales del Estado, que en este caso asciende a la suma de
once mil soles, para este efecto estableció el nexo de causalidad que genero la
apropiación de dicho monto, al que debe agregarse como señala el fiscal en su
acusación el daño emergente el lucro cesante y el daño a la persona,
establecido en el artículo 1985 del Código Civil. El daño emergente que
corresponde a la perdida económica patrimonial que en este asciende a la
suma de S/.11, 000.00 soles. No estando acreditado el lucro cesante, debe
agregarse el daño a la persona, que comprende a la buena imagen y
reputación de la administración pública, siendo así y estando a que a la
sentenciada Cassandra Heidi Hidalgo Ruiz, la reparación civil por este mismo
hecho se le ha fijado en la suma de S/.5,200.00 soles por concepto de
reparación civil, por lo cual corresponde establecer el mismo monto que
deben pagar los condenados José Antonio Zavaleta Nizama, Omar Tulio Mejía
Rodríguez y Alex Alberto Varillas Mendoza. De otro lado, al haberse
establecido que la encausada Zaida Brenda Vidal Rojas no infringió su deber
funcional, por lo que corresponde declarar sin lugar al pago de la reparación
civil respecto a dicha encausada.

Sobre el pago de costas del recurso de apelación

61. El artículo 504.2 del CPP, establece que las costas serán pagadas por quien
interpuso un recurso sin éxito, Por lo cual los apelantes deben pagar las costas
a que haya lugar, a excepción de la impugnante Zaida Brenda Vidal Rojas.,
por haber tenido éxito el recurso de apelación interpuesto.

Referente a la lectura integral de la sentencia escrita

26
62. En el presente caso, corresponde proceder como dispone la Resolución
General, de fecha 28 de Junio de 2016, emitida por la Sala Penal Transitoria
de la Corte Suprema, que en la decisión, establece que el acta de su
propósito19 será suscrita por el Señor Juez Supremo ponente, que la sentencia
será firmada con anterioridad a la lectura y que el Juez Supremo puede
exponer verbalmente una versión-resumen de la misma y disponer
inmediatamente su notificación a las partes concurrentes y a las que no
asistan se le notificará en su domicilio procesal. Por lo que esta Superior Sala
considera que se debe proceder en igual forma, por cuanto las razones
expuestas en el tercer considerando de dicha resolución, son también válidas
para la funcionabilidad de esta Sala Superior. Con la salvedad que
excepcionalmente en caso no estuviere presente el Juez Superior ponente para
la realización del acto de lectura de sentencia, se autoriza y se delega para que
lo lleve a cabo el menos antiguo de los demás integrantes que integro el
Colegiado Superior, para resolver el presente caso.

V. DECISIÓN:

Por tales fundamentos, los integrantes de la Sala Superior de la Corte Superior de


Justicia de Huaura, impartiendo justicia a nombre de la nación, de conformidad a
lo dispuesto en el artículo 138 de la Carta Magna, por unanimidad y con la
ponencia del Magistrado Reyes Alvarado, RESUELVEN:

1. CONFIRMAR LA RESOLUCIÓN NÚMERO TREINTA Y SEIS, DE FECHA


VEINTICINCO DE ENERO DEL DOS MIL DIECINUEVE, resolución emitida por el
Segundo Juzgado Penal Unipersonal de Barranca; en el extremo que fallo
CONDENANDO a JOSÉ ANTONIO ZAVALETA NIZAMA, OMAR TULIO MEJIA
RODRIGUEZ -cómplices primarios- y ALEX ALBERTO VARILLAS MENDOZA
éste último en su condición de extraneus y cómplice primario, por la comisión
del delito Contra la Administración Pública en su modalidad de PECULADO
DOLOSO POR APROPIACION, tipificado en el primer párrafo del artículo 387°
del Código Penal vigente en la época de los hechos, en agravio del Estado –
Municipalidad Distrital de Pativilca representado por la Procuraduría Publica
Especializada en delitos de Corrupción de Funcionarios de Huaura. E
IMPUSIERON a los indicados sentenciados CINCO AÑOS DE PENA PRIVATIVA
DE LIBERTAD con el carácter de EFECTIVA. Con lo demás que para los efectos
contiene dicha decisión.
2. DISPONER: Que se renueven las requisitorias para la ubicación y captura por la
policía judicial de los sentenciados José Antonio Zavaleta Nizama y Omar Tulio
Mejía Rodríguez, oficiándose para ese efecto. ESTABLECER: Que el computo de
la pena impuesta al sentenciado ALEX ALBERTO VAILLAS MENDOZA, se inicia
el 13 de junio de 2019, hasta el día 12 de junio de 2014, conforme a lo
señalado en el fundamento 51 de la presenten sentencia.
3. REVOCARON la resolución antes indicada en el extremo que condeno a ZAIDA
BRENDA VIDAL ROJAS, como cómplice primario, del delito Contra la
Administración Pública en su modalidad de PECULADO DOLOSO POR

19 Se refiere al registro del acta de lectura de sentencia.


27
APROPIACION, tipificado en el primer párrafo del artículo 387° del Código
Penal vigente en la época de los hechos, en agravio del Estado, y
REFORMANDOLA, LE ABSOLVEMOS de la acusación fiscal por el mencionado
ilícito. DISPONEMOS: La anulación de los antecedentes policiales que pudiesen
haber generado por el hecho materia del presente juzgamiento, asimismo déjese
sin efecto las requisitorias existentes contra la indicada absuelta, oficiándose
para ese efecto.
4. REVOCARON el punto “5”, de la resolución recurrida, que IMPONE a los
sentenciados JOSÉ ANTONIO ZAVALETA NIZAMA, OMAR TULIO MEJIA
RODRIGUEZ y ALEX ALBERTO VARILLAS MENDOZA por concepto de
REPARACIÓN CIVIL el pago de TREINTA MIL SOLES, a favor del Estado –
Municipalidad Distrital de Pativilca representado por la Procuraduría Publica
Especializada en delitos de Corrupción de Funcionarios de Huaura. Que deberá
ser pagada de forma solidaria por los sentenciados; REFORMANDOLA:
DISPONEMOS: Que cada uno de los sentenciados antes indicados PAGUE a
favor de la agraviada la suma de CINCO MIL DOSCIENTOS NUEVOS SOLES
(S/.5,200.00). DECLARAMOS: SIN LUGAR EL PAGO DE LA REPACION CIVIL,
respecto a la sentenciada absuelta ZAIDA BRENDA VIDAL ROJAS.
5. SIN COSTAS respecto a la recurrente Zaida Brenda Vidal Rojas, y CON COSTAS
respecto a los apelantes José Antonio Zavaleta Nizama y Omar Tulio Mejía
Rodríguez.
6. SE DISPONE convocar para el día 06 DE DICIEMBRE DEL 2019 a horas 04:10
DE LA TARDE, la LECTURA INTEGRAL DE SENTENCIA, en la sala de audiencia
del Establecimiento Penal de Carquin, la cual se llevará a cabo con los que
concurran, en donde se le entregará copia de la misma.

S.s.

REYES ALVARADO OSTOS LUIS VASQUEZ LIMO

28

También podría gustarte